Printer Friendly

Discurso en la entrega del premio de la libertad que le otorgo la Asociacion Nacional de Fomento Economico ANFE.

Durante los primeros treinta anos de su existencia, ANFE, fundada en 1958, tuvo una columna diaria en el periodico La Nacion. En los primeros siete anos a don Guido Fernandez le correspondio escribirla. Luego esa faena me fue trasladada y yo escribi la columna durante los siguientes veintitres anos.

Escribi mas o menos ocho mil columnas dedicadas a la defensa de la libertad, que es la razon de ser de esta Asociacion. En algunas oportunidades la defensa fue directa y teorica. En otras se refirio a temas de la actualidad diaria, y siempre me propuse destacar que la defensa de la libertad debe ser simultanea con la defensa de la responsabilidad. Esto porque ambos valores forman un binomio inseparable, lo cual trate de reflejar en aquella publicacion.

Hago este preambulo porque es el tema especifico al que deseo referirme hoy. Me parece importante insistir en el porque considero que la responsabilidad personal es el refuerzo indispensable para la accion humana de lo que filosoficamente significa e implica la libertad. Es la responsabilidad lo que hace de la organizacion politico-economica, de la organizacion social basada en la libertad, la organizacion mas etica entre todas las conocidas. Precisamente, este es uno de los temas favoritos de nuestro admirado Friedrich Hayek, creo que el mas importante de los padres del liberalismo actual.

En el frontispicio de Delfos, la ciudad que la Grecia antigua dedico a Apolo, estan grabadas estas palabras: nada en demasia. Me parece que es una maxima para siempre tener presente porque es el grande y abarcador consejo para todas las personas en todos los tiempos.

Cito lo anterior porque me parece que los mas graves problemas, esos que no se resuelven, que se agravan, que se acumulan y que nos hacen pensar en constantes y contradictorios cambios, tienen una causa comun y un factor comun.

La causa comun

Es, junto con las conculcaciones a los diferentes aspectos de la libertad, la irresponsabilidad generalizada por disminucion progresiva de la responsabilidad personal. Especialmente a partir de la nefasta epoca que comprende las dos guerras mundiales con su intermedio, y mas aun cuando acabo la segunda guerra y, como reaccion psicologica despues de tanto sufrimiento, el mundo comenzo a enrumbarse aceleradamente hacia el "facilismo" de toda la accion humana.

Asi ocurrio, para citar solo dos importantisimos casos, con las devaluaciones eticas del ahorro --en economia-- y de la formacion para la responsabilidad --en educacion--. Dos devaluaciones eticas que han caminado de la mano, muy juntas, y que bien pueden considerarse causa importantisima de la mayor parte de los problemas: los problemas de las personas, los problemas de las naciones y los problemas del mundo como conjunto; por lo me nos los problemas del mundo occidental porque, en lo educativo, la situacion no es igual en el lejano Oriente.

Por aca admiramos el alto ritmo de progreso alcanzado por algunas naciones del lejano Oriente y comparamos los indices de su progreso con los indices de nuestro progreso y hacemos cabalas sobre las causas diferenciales cuando quizas la principal causa sea la educacion para la responsabilidad, que por alla no se ha abandonado y que, por aca, esta cuasiabandonada a causa del "facilismo".

Ese "facilismo" que comenzo al terminar la segunda guerra mundial y que continua, no importa que el motivo fuera compensar tanto y tan largo sufrimiento acumulado entre 1916, cuando comenzo la primera guerra mundial, hasta 1945, cuando termino la segunda y con un intermedio durante el cual surgieron y permanecieron:

En 1917 el regimen comunista ruso que creo la Union Sovietica con tentaculos de ideologia colectivista --antilibertad-- hacia todo el mundo.

En los anos veintes el fascismo en Italia con su gran capacidad de contagio.

En 1929 la gran tragedia financiera que abarco al mundo entero, lo empobrecio, lo debilito y lo hizo extremadamente pesimista.

En los anos treintas el nacionalsocialismo o nazismo en Alemania, que ademas de absorber el fascismo creo un totalitarismo etnico que asesino especificamente a seis millones de personas convirtiendose, junto con el comunismo sovietico, en los regimenes mas crueles de los ultimos tiempos, por lo menos en lo que se refiere al mundo occidental.

En 1936 la guerra civil en Espana, con negativas repercusiones mundiales para las ideas y los sentimientos.

Si, la reaccion que buscaba aliviar tanto sufrimiento, tomo la forma del "facilismo" que condujo a la disminucion progresiva de la responsabilidad que tantos problemas ha causado.

Por supuesto, no me refiero al facilismo producto de la ciencia y de la tecnica y que conduce al progreso cultural y material. Ese solo sera "culpable" de lo verdadero, lo bueno y lo bello. El facilismo al que me refiero como culpable de los grandes problemas, es el que proviene de la irresponsabilidad. Esto es, el que consiste en "soltar la rienda" a la ley del menor esfuerzo, en abandonar la disciplina --en el sentido amplio y humanistico de esta palabra--, en no considerar la excelencia como meta; en olvidarse de que el projimo tiene los mismos derechos que uno tiene. Resumidamente, el tipo de facilismo basado en la irresponsabilidad de cada una de las personas, lo que conduce al atropello del progreso y del humanismo y ... a la corrupcion de la libertad y, como consecuencia, a la corrupcion en todos los ambitos de la convivencia.

El factor comun

Es la desproporcion, el desequilibrio, la desmesura. En muchos de los problemas, la desmesura, la desproporcion, es entre los fines y los medios. Se resta importancia a los fines o contenidos y se extrema la importancia de los medios o metodos hasta que los medios son convertidos en fines y se hace evidente la gravedad de cada problema.

Una muestra muy clara del disloque entre los fines y los medios, es lo que ocurre hoy en nuestra America Hispana, precisamente cuando sufrimos los problemas --algunos convertidos en tragedias-- que crearon los modelos estatistas, colectivistas y proteccionistas de organizacion politica y economica y, en general, de organizacion social.

Me refiero a los problemas sociales que comenzaron a instituirse a mediados del siglo XX. Sabemos que la causa general de esos problemas o tragedias fue (y continua siendo) la conculcacion de la libertad en sus aspectos economicos con su inevitable y correspondiente aumento del poder politico. Ya sabemos que es indispensable recapacitar y cambiar. Ya sabemos que si no recapacitamos y cambiamos, todos esos problemas sociales continuaran agravandose.

Sin embargo, la faena de recapacitar y de cambiar para corregir errores y disloques, es sumamente dificil --a veces parece imposible-- por el hecho principal de que los medios que usaron aquellos sistemas, poco a poco fueron transformandose en fines.

En fines que defienden, a como haya lugar, --generalmente usando algun tipo de fuerza-- los grandes grupos de interes constituidos por quienes fueron, y continuan siendo, los privilegiados de esos sistemas.

De esos sistemas que operaron, y que en parte continuan operando. De esos sistemas que crean esos grupos de interes y de presion para los cuales los medios teoricos de operacion pasaron a ser fines muy practicos derivados del facilismo, que se basa en convertir la responsabilidad personal en irresponsabilidad que se generaliza.

En Costa Rica hay corrupcion de la libertad por desproporcion, desequilibrio, desmesura

En lo politico

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre libertad y democracia. La libertad de las personas en sociedad es el fin o contenido de nuestro sistema politico. La democracia solo es el instrumento para hacer efectiva la libertad. No obstante, y para citar solo un hecho, sabemos que hoy se habla mucho, mucho, de democracia, y poco, comparativamente muy poco, se habla de libertad, porque esta implica una correspondiente responsabilidad. Tanto que dudar de la democracia se considera grave pecado ideologico.

Pero si se trata de la libertad, que es el fin, casi declararnos sus partidarios es lo que implica pecado. Por lo menos es asi cuando lo declaramos con el verdadero nombre. Esto es, cuando manifestamos que somos liberales, o sea, partidarios de lo que es el contenido del sistema de libertad.

Aqui la desproporcion, el desequilibrio, la desmesura, se manifiestan como un problema de contradiccion entre el valor libertad y el instrumento para que ella opere como el sistema politico correspondiente.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, en el Poder Legislativo, cuyo fin esencial es representar al pueblo y defenderlo de los abusos del poder politico, aunque el enfasis suele ponerse en uno de los medios: el de legislar. De ahi que el Poder Legislativo hoy sea considerado por muchas personas, incluyendo a los periodistas que cada fin de ano lo destacan, como fabrica de hacer leyes. Suelen medir su eficiencia por el numero de leyes aprobadas, pese a que las leyes, por su naturaleza, generalmente son restrictivas de la libertad.

Ademas, nuestro Poder Legislativo presenta la preocupante desnaturalizacion de que los diputados solo formalmente representan a los ciudadanos. En verdad, ellos representan a los partidos politicos. Es asi como, de vigilantes de la libertad para evitar abusos del gobierno contra las personas, pasaron a convertirse en representantes de los partidos que aspiran a gobernar.

Entonces, no es la responsabilidad personal de los diputados la que guia sus acciones representativas directas, sino su partidismo, que con frecuencia contradice su responsabilidad personal y lo que deberia ser la responsabilidad de la Asamblea Legislativa ante los ciudadanos. Por supuesto que la responsabilidad partidista no es censurable por si misma, puesto que los partidos son sus intermediarios logicos. Lo lamentable es el desequilibrio, la desproporcion, la desmesura.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre el proposito original de la llamada deuda politica y los resultados preocupantes que tal deuda ha llegado a crear. Tambien desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre un fin plausible - el que se adujo cuando ese sistema se creo: eliminar un tipo de union del poder politico con el poder economico, y el desborde de los medios que se han aplicado para realizarlo, con todas las consecuencias de un gran desborde.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre los politicos y sus imagenes. Este grave problema consiste en la transformacion de los politicos en "cosas". Se les crea imagenes tipicamente comerciales convirtiendolos en objetos de venta y a la vez en compradores de los ciudadanos. La propaganda comercial ha ido traspasando los limites de su naturaleza, haciendo que los politicos tambien traspasen los limites de la suya. Ademas, el exceso es propiciado en buena parte --no totalmente-- por el exceso financiero que propicia la deuda politica.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre la existencia juridica y la existencia verdadera de nuestro regimen municipal. La existencia juridica se sustenta en la descentralizacion del gobierno y en las importantes atribuciones que es-tablece el Codigo Municipal. Pero la verdadera existencia es como eterea, porque el regimen municipal, simultaneamente es y no es, y porque las funciones municipales fueron absorbidas por instituciones nacionales centralizadas, creadas especificamente con este proposito. En los ultimos anos, los municipalistas sin poder politico han tratado de hacer ver a los costarricenses la necesidad de reflexionar, con miras a cambiar, sobre la importancia basica del regimen municipal. Esto por cuanto tal regimen constituye el medio mas idoneo y mas compaginable con la democracia para lograr la descentralizacion de los servicios publicos y con ello su mejoria y la accion controladora de los ciudadanos en las comunidades. En cambio, los municipalistas con poder politico parecen creer que todo depende de los presupuestos. Por lo consiguiente, se han dedicado al "facilismo" de traspasar impuestos a las municipalidades como si solo del dinero dependiera la solucion de los problemas relacionados con servicios comunales.

Esto con total olvido del traspaso de funciones, que es la razon de ser de los gobiernos locales y con la realidad negativa que ya se ha podido comprobar, todo lo cual ha desembocado en el aumento de los problemas, incluyendo sobre todo el de la corrupcion, que ha motivado el despido de varios alcaldes.

En esencia, las desproporciones, los desequilibrios, las desmesuras del regimen municipal han ido creciendo, desde luego sin corregir sus deficiencias. Aunque sabemos que, en buena hora, hay unas pocas excepciones. El caso municipal es uno de los que mayormente muestran lo que significa el abandono de la responsabilidad que deberia estar inseparablemente unida a la libertad que, teoricamente, implican los cambios con miras a descentralizar el poder. Pero, por supuesto, no lo esta ni hay senales de que vaya a estarlo.

--Hay desproporciones, desequilibrios, desmesuras en principios basicos de la justicia y en el sistema judicial. Por ejemplo, en el incumplimiento de la igualdad ante la ley de todas las personas. Este es principio constitucional y fin principalisimo de los derechos humanos, el cual se viola cada vez que, mediante repetidos y variados metodos de excepcion, se crean privilegios legales para grupos especificos.

En lo que se refiere al Sistema Judicial, la desproporcion, el desequilibrio, la desmesura, estan relacionados con la siempre lentisima y no siempre cumplida justicia. Esto llega a extremos muy injustos como el encarcelamiento de presuntos delincuentes cuya inocencia se determina despues de haber cumplido condenas a veces mayores que si hubieran sido culpables. Asimismo el otro extremo cuando se libera a delincuentes, inclusive a los que la policia sorprende in fraganti. Una de las visibles desproporciones, desequilibrios, desmesuras del sistema judicial es la que ocurre entre los recursos destinados a impartir justicia y los recursos para administrar esa justicia, lo cual es muy ironico.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, en LOS PROGRAMAS DE AYUDA Y SEGURIDAD SOCIAL, desproporcionadamente centrados en los trabajadores asalariados con trabajo fijo, en comparacion con los grupos mas pobres y necesitados que trabajan a destajo, no obstante los variados intentos en los ultimos anos por disminuir el problema. Asimismo hay desmesura en el financiamiento de los programas, fundamentado en considerables gravamenes, nada menos que al trabajo, lo cual frena el crecimiento de los salarios y el justo pago a la eficiencia.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, en los servicios medicos de los programas publicos, consistente en la diferencia notoria entre los buenos indices generales de salud y la deficiente, a veces pesima, atencion personal que se da a los enfermos. Es el viejo problema llamado deshumanizacion, nombre que no explica el probable origen de la gran desproporcion: el hecho de que, por sobre la humana atencion medica a los enfermos, --esto es, por encima del fin esencial de esos servicios-- la burocracia institucional ha logrado que en sus funcionarios prevalezca la ley del menor esfuerzo, cuando precisamente tales funcionarios son el medio fundamental para que la poblacion obtenga eficientes servicios de salud.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, en grados muy altos, en lo que se refiere a los servicios esenciales del Estado; esto es, en los servicios que por esencia son exclusivos del Estado. Se trata del deterioro, por cuasi-abandono desde hace anos y anos, de la seguridad publica, de las vias publicas, de los puertos, de las aduanas y, en fin de todo lo referente a infraestructura. Me refiero a esa decadente infraestructura que dio origen --dizque como compensacion-- a aquello que afortunadamente ya esta a punto de liquidarse.

?Acaso no ha sido enorme la desproporcion, el desequilibrio, la desmesura contenidos en los motivos y en los propositos de los tristemente famosos CATS? Las enormes sumas de dinero que se entregaron a los privilegiados de esa ley, algunas de ellas convertidas en fraudes explicitos, podrian haber contribuido a mejorar la mala infraestructura que se adujo como causa del privilegio y que se convirtio en causa de fraude. Este capitulo es tan extenso que no cabe en esta somera lista de desmesuras.

En lo Economico

Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, --no se puede decir que "hubo" porque todavia hay-- entre los fines que se alegaron y los resultados que se obtuvieron del complicado proteccionismo repartidor de privilegios para grupos especificos de productores y los perjuicios para los consumidores y para muchos de los otros productores. Se alego proteger lo nacional (las cosas), y se perjudico a los nacionales (las personas).

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, --morrocotuda-- entre la racionalidad que requiere el gasto publico y la irracionalidad que se practica manifestada constantemente en el deficit fiscal, en la inflacion y en el endeudamiento publico.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, entre los aumentos de impuestos --mediante paquetes que mas o menos se aprueban con regularidad--. Y el ineficiente, lento y desesperante antisistema de recaudacion, con perdidas de tiempo para los contribuyentes y perdidas financieras para el Estado. De esta desmesura solamente resultan ganadores aquellos a quienes premia la ineficiencia en el cobro, no importa que su ganancia sea, en ciertos casos, un autentico delito.

--Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, por una parte entre ahorro y credito para la inversion y, por otra, entre consumo e ingreso, lo cual causa muchos problemas y contradicciones, no solo al sistema politico-social y economico, sino a las personas individualmente.

En lo educativo

Hay desproporcion, desequilibrio, desmesura, desde hace por lo menos sesenta anos, cuando la educacion se dedico a anular sus clasicos fines: el aprendizaje y la formacion etica, para reducir la educacion a casi solo metodologia. Esto ha generalizado la ignorancia, con todas las malas consecuencias para la cultura y el progreso, y ha ido anulando la responsabilidad personal, convirtiendose en causa comun de las desmesuras que motivan nuestros mas graves problemas nacionales. Lo que se alego al comienzo de esta tragedia con la entonces llamada "nueva educacion", fueron propositos inobjetables, pero ellos requerian perfecta proporcion, equilibrio, mesura, entre fines y medios. Al prevalecer la desmesura tan lamentable, los propositos fueron imposibles y surgieron las desnaturalizaciones y las contradicciones.

En general

Surgio todo esto que forma parte esencial del conjunto de series encadenadas de frustraciones ciudadanas y de lamentos personales que hoy son tan preocupantes como rutinarios, que constituyen la fuente del descontento comun, y que hacen clamar por cambios del sistema politico-social.

Considero que hay dos gravedades mayores derivadas del conjunto.

Una gravedad es la corrupcion generalizada, la gran torta amasada con todos los ingredientes mencionados.

La otra gravedad es el gran desequilibrio entre Nacion y Estado o, mas clara, entre la libertad de las personas y el poder politico.

Para hacer frente a esto hay que pensar en mucho mas que cambiar los textos de la Constitucion y de las leyes, porque estos unicamente son medios que operan al margen de los fines.

Los fines son los valores y los valores no los obtenemos como regalo ni como efecto de nuevos textos juridicos, eticos o economicos. Los valores trascienden las palabras. La busqueda del Bien, de la Verdad y de la Belleza es el compendio clasico de los valores eternos y es en la accion humana para encontrarlos que podemos llegar a atinar con los adecuados cambios, con las correspondientes reformas y con el encuentro de nuevos caminos que unan --mas bien, que aten-- la responsabilidad a la libertad porque, en el tanto en que la responsabilidad se deteriore, en esa misma proporcion se deteriora la libertad.

Por eso se requiere anular las desproporciones, los desequilibrios, las desmesuras, que nos invaden como factor comun de los problemas. A la vez, tal anulacion requiere el dificil coraje de rectificar, fundamentalmente para volver por los viejos fueros de la responsabilidad personal, lo que significaria todo un proceso de reeducacion que incluya readquirir la voluntad que conduce a la disciplina y buscar la excelencia, dos valores muy escasos hoy; en un caso esta relegado y en otro esta disminuyendo aceleradamente. Hay que reivindicar el papel del Estado-educador y el papel de la prensa-educadora.

En fin, necesitamos la vigencia de todos los valores para encontrar la Armonia, la Mesura, el sentido del limite. En otras palabras, para que la libertad camine muy bien acompanada de la responsabilidad.

Cecilia Valverde-Barrenechea, Ex-Presidenta de la Junta Administrativa de la U.A.C.A. Es una de las fundadoras de la Universidad Autonoma de Centro America.
COPYRIGHT 2002 Universidad Autonoma de Centro America
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Foro Nacional
Author:Valverde-Barrenechea, Cecilia
Publication:Acta Academica
Date:May 1, 2002
Words:3548
Previous Article:Discurso de aceptacion del Doctorado Honoris Causa 24 de agosto del ano 2001.
Next Article:Los Consejos Academicos de la U.A.C.A.: una aproximacion para entender que es y como esta organizada la Universidad Autonoma de Centro America.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters