Printer Friendly

Diluvios de ineptitudes: en la ciudad de Mexico: dramaticos resultados de las lluvias.

Cada mala accion arrastra en pos de ella el infortunio.

BOECIO

Los pasados 28 y 29 de junio, la ciudad fue escenario de fuertes lluvias cuyos dramaticos resultados exhibieron diluvios de ineptitudes de un gobierno que ha fundado hasta una Agencia de Gestion Urbana so pretexto de coordinar acciones para garantizar la prestacion de los servicios urbanos, los cuales en esas fechas se vieron colapsados en las delegaciones del centro norte de la capital del pais.

Inundaciones de vialidades primarias, de Centros de Transferencia Modal, de estaciones del STC-Metro, del Metrobus y de propiedades privadas desde Lomas de Sotelo, pasando por las sufridas Granadas--hoy pomposamente conocidas como Nuevo Polanco--, el Circuito Interior, la Cuauhtemoc, el derrumbe de parte de un inmueble de las calles de Donceles, la inundacion del Cetram-Indios Verdes y del Hospital General de la Villa son manifestaciones palpables de la impericia de una administracion que piensa que se gobierna con frases huecas y decretos fatuos, como los que dieron origen en febrero de 2013 a la referida Agencia de Gestion Urbana, cuya inoperancia ha sido mas que evidente, como lo fue, asi mismo, la ausencia de los funcionarios de primer nivel en las zonas de desastre.

El "interludio" entre sendas tormentas pluviales fue la patetica develacion del rescate de la estatua ecuestre de El Caballito, criminalmente danada por una supuesta restauracion ordenada por el gobierno de la ciudad, cuyo resultado puso en riesgo esta pieza excepcional de nuestra escultorica urbana, al haber elegido ineptas manos para el proceso asignado.

La grandeza de Tolsa eclipso las ya de por si disminuidas figuras de los funcionarios que se atrevieron a retirar el lienzo que resguardaba el extraordinario restauro de manos aptas, expertas, de los especialistas del INAH que lograron reparara el dano infligido a tan simbolica pieza.

La recuperacion de El Caballito y la presencia de lluvias torrenciales trajo a mi memoria el dramatico Diluvio de San Mateo, acaecido el 21 de septiembre de 1629, cuya intensidad llevo al virrey de Cerralbo a tomar una decision erronea: cerrar las obras del desague de Huehuetoca a efecto de resguardar los avances de su construccion; el resultado empeoro la solucion buscada y el agua se estanco por cinco anos en lo que fue su lecho natural de desfogue, ese sistema lacustre que fue domenado por los fundadores de Mexico-Tenochtitlan y desdenado por los conquistadores espanoles.

La inoportuna medida virreinal y la intensidad del meteoro abatido sobre la ciudad provoco mas de 30 mil indigenas muertos, la estampida de mas de 20 mil familias espanolas y un concejo virreinal que llego a proponer el cambio de su sede, de la capital de Nueva Espana hacia un lugar mas seguro.

A pesar del paso de los siglos, hoy la sabiduria del filosofo romano Boecio nos sigue demostrando que el infortunio es consecuencia de la ineptitud de quienes tientan la suerte con sus malas decisiones.

COPYRIGHT 2017 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Suarez Del Real y Aguilera, Jose Alfonso
Publication:Siempre!
Date:Jul 9, 2017
Words:520
Previous Article:El reto, buscar un nuevo sistema de gobierno: frente amplio opositor.
Next Article:Jose Luis Cuevas: fue un artista universal: Miguel Angel Munoz Palos/Critico de arte.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters