Printer Friendly

Diana Kapiszewski (2012). High Courts and Economic Governance in Argentina and Brazil.

Diana Kapiszewski (2012). High Courts and Economic Governance in Argentina and Brazil. Cambridge: Cambridge University Press, 289 pp.

?En que consiste la fortaleza y la independencia del Poder Judicial?, ?una Corte que constantemente desafia las decisiones que toman los poderes elegidos constituye un organo mas solido y vigoroso que uno que respalda las politicas del gobierno? En entornos de larga historia de sumision de las Cortes a los designios del Poder Ejecutivo, como los paises latinoamericanos, la respuesta obvia parece afirmativa; sin embargo, Diana Kapiszewski advierte que esta perspectiva para caracterizar a las Cortes es, si no incorrecta, al menos incompleta. El resurgimiento de las Cortes Supremas como actores decisivos en la arena politica, ha traido consigo la proliferacion de analisis alrededor de estos organos, que se han enfocado en el comportamiento de los jueces y en los determinantes de sus decisiones. Dentro de esta literatura, el estudio de Kapiszewski se distingue por la adopcion de lo que podriamos llamar una mirada holistica, que se suma a los analisis de causalidad compleja, poniendo a dialogar elementos de la teoria estrategica y del nuevo institucionalismo historico a partir de un enfoque cualitativo.

La pregunta que guia a Kapiszewski en High Courts and Economic Governance in Argentina and Brazil es: ?como explicar las marcadas diferencias en los patrones de actuacion de las Cortes Supremas de estos dos paises latinoamericanos y en su interaccion con los poderes elegidos? Tomando como puerta de entrada para el estudio de las Cortes las decisiones en politica economica durante el periodo de postransicion, el objetivo de Kapiszewski es elaborar, de manera inductiva, una teoria que de cuenta de los elementos detras de las interacciones entre las Cortes Supremas y el resto de las ramas de gobierno. Centrarse sobre esta area de politica constituye una eleccion interesante. La verdadera motivacion de Kapiszewski no es el tema economico en si mismo, sino su trascendencia: en el periodo analizado decidir sobre esta materia implicaba respaldar o desafiar una parte vital del proceso de transicion a la democracia. Declarar inconstitucionalidad de las nuevas politicas economicas suponia una disyuntiva entre privilegiar el fragil Estado de derecho (aunque ello trajera consigo la interrupcion de las politicas, y en consecuencia agitacion economica), o apoyar la aplicacion de las reformas estructurales de estabilizacion (aunque ello sentara un precedente negativo para el respeto a la constitucionalidad). Ademas, la economia constituia un tema de alta visibilidad mediatica y atencion publica, por las consecuencias que traian consigo las nuevas medidas.

La transicion por la que atravesaban tanto Argentina como Brasil es particular porque, a diferencia de la experimentada por otros paises (como Chile), suponia un doble proceso de transformacion: por un lado, legal, porque en el periodo de estudio se estaban redefiniendo las nuevas reglas de juego despues de un pasado autoritario, mediante la reelaboracion de normas e instituciones, y se vivia una creciente concientizacion social del ejercicio de los derechos; y por otro lado, economico, porque las presiones inflacionarias imponian la necesidad apremiante de medidas de estabilizacion, marcadas por el retiro del Estado y la apertura de los mercados. Bajo esta coyuntura, tambien se redefiniria, como es obvio, el papel que desempenaria la Corte, por medio de un vigoroso conjunto de reformas juridicas, que suponia el empoderamiento de estos organos y la centralizacion de la actividad judicial en ellos, pero tambien mediante los antecedentes que irian sentando su creciente intervencion en la vida politica.

Las razones por las que Kapiszewski elige a Argentina y Brasil como casos de estudio remite al metodo de las diferencias de John Stuart Mill. Estos paises comparten amplias similitudes institucionales y contextuales: atravesaron por un periodo dictatorial de fuerte predominio del Ejecutivo; vivieron transiciones paralelas y se constituyeron en democracias desde entonces; se rigen por un sistema judicial federalizado; reformaron a las Cortes durante el periodo de estudio; tienen mecanicas similares para el nombramiento de los jueces; y sus Cortes se han establecido recientemente como tribunales constitucionales. A pesar de estas semejanzas, estos paises presentaron patrones muy divergentes en la interaccion entre las Cortes y los poderes elegidos cuando estas tuvieron que dictar sentencia en materia de politica economica: mientras que en Argentina la relacion entre los actores de interes estuvo marcada por la sumision y la confrontacion, en Brasil se establecio una relacion mas estable y de ajuste mutuo. La razon de esto, explicara Kapiszewski a lo largo de su libro, la constituyen las diferencias en el "caracter de la Corte", es decir, el conjunto de rasgos informales pero estables que distinguen a una Corte de otra, que son producto de la historia y de las interacciones estrategicas y definen los elementos centrales de este organo.

Kapiszewski construye su argumento sobre dos puntos clave, que aluden a capturar una mayor complejidad en los patrones de relacion de las Cortes con las otras ramas de gobierno. El primer elemento es que es necesario un analisis bidireccional, que aborde, no solo el sentido de las sentencias de la Corte, sino la reaccion de la otra parte involucrada en la decision. Muchos estudios sobre las Cortes consideran las resoluciones en contra del gobierno como una senal objetiva y definitiva de desafio por parte de la Corte. Para la autora esto no basta, porque dos decisiones en un mismo sentido pueden estar ocasionadas por motivaciones muy distintas; y sobre todo, porque, senala, retomando la linea de Robert Dahl, para que una decision realmente desafie a los poderes elegidos hay que tomar en cuenta la fuerza de la resolucion, las preferencias del gobierno en el momento que la Corte resuelve, y en que medida el gobierno cumple con la sentencia. Asi, aunque ello introduce un elemento de complejidad, permite mayor validez interna de la medicion de los desafios que lanza la Corte.

El segundo pilar del argumento de Kapiszewski es que a diferencia de las perspectivas que aluden a un solo conjunto de factores para explicar la actuacion de las Cortes--el entorno legal, las preferencias de los jueces, o los recursos de los otros actores--, se subraya la existencia de varios elementos que interactuan de manera conjunta, perfilando el caracter de la Corte, y por ende, los detalles de la relacion que se establece entre el Poder Judicial y las ramas elegidas. Si bien Kapiszewski reconoce que en el proceso de toma de decisiones las Cortes tienden a favorecer un elemento por encima de los otros, lanza una critica a los enfoques que asumen principios de aplicacion general para explicar la actuacion de las Cortes: en High Courts... se argumenta que es posible encontrar sentencias similares motivadas de manera distinta, y tambien Cortes con distinto grado de independencia actuando de manera parecida. Kapiszewski presenta una reformulacion del enfoque estrategico, cuestionando la suposicion de que las Cortes independientes querran desafiar por definicion a los lideres elegidos, y la naturaleza de las decisiones como eventos independientes. En realidad, cada decision, sostiene la autora, esta entretejida con la anterior, de suerte tal que las trayectorias historicas condicionan el comportamiento posterior.

El universo de analisis lo constituye una submuestra del total de los casos en los que se acudio a las Corte de estudio entre 1984 y 2004. El criterio de seleccion de estos casos fue su relevancia, es decir, que se tratara de sentencias que implicaran establecer fronteras en el ejercicio del poder de gobierno, priorizar derechos en competencia, o racionalizar el sistema institucional. La autora aplico una rigurosa tecnica de triangulacion de fuentes, descrita en su apendice metodologico, para integrar su muestra final, a partir de las menciones de dichos casos en articulos y libros, periodicos y entrevistas. Con ello, obtuvo un conjunto de 44 casos: 18 para Argentina y 26 para Brasil. De esas muestras, la autora selecciona un subconjunto de casos emblematicos (4 para Argentina y 2 para Brasil) para realizar un analisis a profundidad, y evidenciar los patrones de interaccion caracteristicos de las Cortes de cada pais.

Kapiszewski realiza un rastreo de procesos para construir la cadena que conduce a los patrones dominantes de interaccion entre las Cortes y los poderes elegidos. El primer eslabon lo constituyen los procesos de configuracion de las Cortes, en donde se manifiesta plenamente la interaccion entre los elementos estrategicos y los historicos. En los procesos de remodelacion de las Cortes, los lideres elegidos reaccionan estrategicamente a las reglas y las contingencias politicas: buscaron hacer de las Cortes un aliado que facilitara la gobernanza durante el proceso de reforma politica y economica, sin embargo, incluso en contextos inestables, las trayectorias historicas condicionan la aplicacion de la ley y de las politicas. En terminos de path dependence, los patrones repetidos van generando retroalimentacion positiva, y la inercia incrementa los costos de abandono de la tendencia dominante. Aunque en ambos paises los Ejecutivos tenian amplia intervencion para el nombramiento de jueces y la configuracion interna de la Corte, en Argentina predomino un patron de politizacion del Tribunal, implementada desde los tiempos de Juan Domingo Peron, mientras que en Brasil la propension de construir una Corte profesionalizada, incluso bajo los gobiernos dictatoriales, creo expectativas sobre la integridad judicial y el mantenimiento de este perfil. Sin negar el peso de las reglas formales y de las dinamicas partidistas, Kapiszewski muestra que, incluso bajo distintas configuraciones de poder, la tendencia de politizacion de la corte argentina se mantuvo, del mismo modo que permanecio el perfil profesional de la brasilena.

Las tendencias historico-estrategicas de confeccion del Poder Judicial conducen al segundo eslabon de la cadena causal, que es la configuracion del caracter de la Corte, y que constituye, como se ha dicho, el elemento explicativo nuclear del argumento de Kapiszewski. El caracter de la Corte esta definido por cuatro elementos: el nivel de estabilidad de la Corte (la frecuencia con que su configuracion interna se modifica), el perfil profesional de sus magistrados (sus antecedentes y sus conexiones politicas), la cohesion institucional (el consenso en las decisiones, el liderazgo, y la continuidad), y la legitimidad percibida exogenamente (la opinion sobre la Corte). La interrelacion entre la historia y las politicas partidistas inciden en el nivel de estabilidad y de profesionalizacion de la Corte, elementos que, a su vez, afectan la cohesion interna y la legitimidad percibida; asi, en Argentina, se produjo una Corte politizada, inestable, con un perfil profesional debil, menos cohesiva y con una legitimidad cuestionada externamente. Por el contrario, el proceso de profesionalizacion de la Corte brasilena produjo un organo estatista, mas estable y profesional, con mayor cohesion entre sus miembros y mayor legitimidad publica.

El caracter de la Corte conduce al ultimo eslabon de la cadena: el patron de interacciones que emergen entre el Poder Judicial y las ramas elegidas de gobierno. Para el analisis de este elemento, Kapiszewski se vale de la construccion de una tipologia descriptiva, que define los cuatro tipos de interacciones posibles que se pueden establecer entre los actores: confrontacion, sumision de la Corte, ajuste mutuo, y dominacion de la Corte.

Esta tipologia considera tanto las tendencias del comportamiento de la Corte, como de los politicos elegidos. Para analizar a la Corte, Kapiszewski considera tres elementos: la direccion de las sentencias, su intensidad, y el enfoque para la toma de decisiones, que puede ser pragmatico, deferencial, de construccion de apoyo, de autoproteccion, basado en preferencias o legalista. Asi, trascendiendo una vez mas los enfoques que explican la toma de decisiones a partir de un solo elemento (como la ideologia de los jueces o sus conexiones politicas), la autora presenta un extenso abanico multicausal. Para analizar la reaccion de los lideres elegidos, Kapiszewski toma en cuenta el nivel de cumplimiento con las sentencias y la frecuencia de las represalias contra la Corte, ya sea dirigida hacia la decision concreta o hacia la Corte como institucion.

A partir de este marco, Kapiszewski analiza profusamente como se fueron configurando las Cortes brasilena y argentina a lo largo del siglo XX, y el tipo de relacion entre ramas producida por dicha configuracion. Entretejiendo elementos historicos y estrategicos, la autora concluye que en Argentina la Corte surge de un proceso politizado, que produce un organo con un enfoque deferencial para la toma de decisiones, y una interaccion caracterizada por la sumision de la Corte a los poderes elegidos. Este patron se vio interrumpido de manera esporadica por algunos episodios de confrontacion entre las ramas. En Brasil, el proceso estatalizado engendro una Corte con una orientacion pragmatica para la toma de decisiones, y una interaccion entre poderes basada en ajustes mutuos, en la que rara vez hubo confrontacion o represalias.

Mas alla de los hallazgos puntuales sobre las Cortes Supremas de Argentina y Brasil, uno de los elementos mas notables del estudio de Kapiszewski es su cuestionamiento constante de los supuestos de la literatura que se ha generado en torno a la judicializacion de las politicas, lanzando interesantes desafios al conocimiento generalmente aceptado. En primer lugar, Kapiszewski se distancia de argumentos legalistas: las normas escritas no son condicion suficiente (ni siquiera necesaria) para explicar el comportamiento de los jueces o la configuracion de las Cortes, subrayando, en su lugar, la importancia de instituciones informales, de comportamiento no formales ni obligados por normas escritas, pero cuya repeticion origina marcos estables y expectativas en los actores.

En segundo lugar, Kapiszewski se separa de las aproximaciones que consideran el entorno institucional como variable independiente y externa para explicar el comportamiento de los jueces. Sumandose a quienes han asumido una postura revisionista del nuevo institucionalismo clasico, Kapiszewski concibe a las instituciones como un elemento endogeno, especialmente en entornos inestables o de reforma, tal y como lo son el Brasil y la Argentina de la postransicion. De este modo, las instituciones afectan a los actores, pero estos tambien tienen incentivos claros para modificarlas (en este caso la configuracion formal de las Cortes), y cuentan con determinadas capacidades y recursos para llevar a cabo estos cambios. Los actores no solo reaccionan a estimulos del entorno, como lo senala, por ejemplo, el enfoque de "poliza de seguro" de Ginsburg (2003) y Finkel (2005, 2008), en el que el empoderamiento de las Cortes se asume como medida de proteccion de los lideres que temen perder elecciones. Este argumento no se verifica ni para Brasil ni para Argentina, donde se empodero a las Cortes a pesar de que ni Menem ni Cardoso se enfrentaban a un escenario de incertidumbre electoral. Kapiszewski tambien muestra reservas frente a los argumentos que colocan en el centro del analisis a la fragmentacion para explicar la estabilidad y la independencia de las Cortes (Rios, 2007). Si bien reconoce que en Argentina la existencia de gobiernos divididos incremento la transparencia en los procesos de nombramiento de los jueces, y redujo la recurrencia de remociones injustificadas, Kapiszewski enfatiza la importancia de la tendencia historica como un elemento que se superpone, o cuando menos se entrelaza con la distribucion formal del poder. El detalle de estas interacciones historicas solo puede detectarse con una mirada cualitativa, que la logica macroscopica tiende a obviar.

Si bien los estudios de tradicion cualitativa, como el de Kapiszewski, no tienen como objetivo la generalizacion, es posible extraer implicaciones mas amplias que resultan utiles para comprender mejor el comportamiento de las Cortes y su relacion con los poderes elegidos, especialmente en entornos inestables. El caso mexicano provee un buen ejemplo de ello. La reforma judicial de 1994 creo mucha expectacion sobre los efectos que tendria sobre la actuacion de la Suprema Corte de Justicia, sometida tradicionalmente a los designios del Ejecutivo. Si bien el cambio legal no fue elemento suficiente para concretar la reactivacion de la Corte, efectivamente en los ultimos anos este organo ha roto con las tendencias historicas, tal y como lo documenta el creciente cuerpo de estudios al respecto (por ejemplo, Domingo, 2000; Finkel, 2003; Rios, 2007; Magaloni et al., 2010; Cortez, 2014). Varios de estos trabajos coinciden en senalar la ausencia de una tendencia clara en los fallos de la Corte, y si bien esto podria interpretarse como una senal de mayor imparcialidad, el argumento de Kapiszewski advertiria sobre el riesgo de lanzar conclusiones desde un solo mirador: el resurgimiento de las Cortes como actores relevantes en entornos de larga subordinacion solo puede entenderse cabalmente a la luz de las interacciones entre elementos informales, estrategicos e historicos. Uno de los mensajes centrales de High Courts and Economic Governance in Argentina and Brazil es que la complejidad importa, y que derivar explicaciones a partir de un solo tipo de causas resultara, con alta probabilidad, en interpretaciones incompletas e inexactas.

REFERENCIAS

Cortez, J. 2014. "Analisis Cualitativo Comparado: Las decisiones de la Suprema Corte contra el Ejecutivo en Mexico". Revista Mexicana de Sociologia 76 (3): 413-439.

Domingo, P. 2000. "Judicial independence: the politics of the Supreme Court in Mexico". Journal of Latin American Studies 32 (3): 705-735.

Finkel, J. 2005. "Judicial Reform as Insurance Policy: Mexico in the 1990s". Latin American Politics and Society 47 (1): 87-113.

Finkel, J. 2008. Judicial Reform as Political Insurance: Argentina, Peru and Mexico in the 1990s. Notre Dame, IN: University of Notre Dame Press.

Ginsburg, T. 2003. Judicial review in new democracies : constitutional courts in Asian cases. Cambridge, UK ; New York: Cambridge University Press.

Magaloni, B., Magar, E., & Sanchez, A. 2010. "Legalistas vs. Interpretativistas: La Suprema Corte y la transicion democratica en Mexico". En Tribunales Constitucionales en America Latina, J. Rios & G. Helmke (Eds.). Mexico: Poder Judicial de la Federacion.

Rios, J. 2007. "The Emergence of an Effective Judiciary in Mexico, 1994-2002". Latin American Politics and Society 49 (1): 31-57.

Maria Grisel Salazar Rebolledo es candidata a Doctora en Politicas Publicas por el CIDE, y profesora de asignatura en la Facultad de Ciencias Politicas y Sociales de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico. Es maestra en Ciencia Politica por la Universidad de Salamanca, Espana, y licenciada en Politica y Administracion Publica por el Colegio de Mexico. Su investigacion doctoral, actualmente en curso, versa sobre las relaciones entre los gobernadores y los medios de comunicacion como instancias de control en el espacio local mexicano.

E-mail: maria.salazar@alumnos.cide.edu

MARIA GRISEL SALAZAR REBOLLEDO

Centro de Investigacion y Docencia Economicas, CIDE, Mexico
COPYRIGHT 2015 Instituto de Ciencia Politica-Universidad Catolica de Chile
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rebolledo, Maria Grisel Salazar
Publication:Revista de Ciencia Politica
Date:Apr 1, 2015
Words:3291
Previous Article:Ernesto Calvo (2014). Legislator Success in Fragmented Congresses in Argentina. Plurality Cartels, Minority Presidents, and Lawmaking.
Next Article:Didier Fassin (2013). Enforcing Order. An Ethnography of Urban Policing.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters