Printer Friendly

Desarrollo jurisprudencial de la proteccion ambiental en Colombia: aportes desde la perspectiva neoconstitucionalista.

JURISPRUDENTIAL DEVELOPMENT OF ENVIRONMENTAL PROTECTION IN COLOMBIA: CONTRIBUTIONS FROM THE NEOCOSTITUTIONALIST PERSPECTIVE

INTRODUCCION

Comprender las relaciones contemporaneas del hombre con la naturaleza exige una reflexion sobre el concepto e impacto del desarrollo, cuestion por la cual se hace necesario revisar criticamente las formas en las que el Estado colombiano ha dispuesto una imagen del desarrollo de exclusividad economica, construyendo una perspectiva maniquea sobre los recursos naturales y el medio ambiente.

En efecto, desde Sen (2000) se ha propuesto una imagen critica del desarrollo ligada al aumento del producto interno bruto (PIB), que involucra la explotacion constante sin ningun reparo de los recursos naturales, para mejorar la competitividad de la sociedad. Sin embargo, el desafio de entender el desarrollo desde un escenario multidisciplinar y holistico implica reconocer tambien las aristas sociales, politicas, culturales y ambientales.

En ese orden de ideas, la dimension ambiental tiene un papel fundamental para la construccion del desarrollo en Colombia, desde el debate actual sobre el binomio sociedad-naturaleza, lo que abre una perspectiva alternativa sobre las tesis del desarrollo sostenible y sus implicaciones juridico-politicas en el Estado colombiano.

Se comprende, entonces, que el medio ambiente es un elemento fundamental para la vida social, economica, cultural y espiritual del ser humano. Recientemente, gracias a las buenas practicas del antiformalismo juridico colombiano, el medio ambiente se instituyo como sujeto de derechos a cargo del Estado y de los particulares, cuestion por la cual, al ser Colombia un pais con una importante variedad de flora y fauna silvestre unica en el mundo, fue catalogado por la comunidad internacional como un pais megabiodiverso (1) y, a partir de la Constitucion de 1991, convertido en Estado social de derecho, garantiza la dignidad humana, entendida como todos aquellos derechos que tiene la persona por el simple hecho de serlo, siendo los mas importantes: la vida, salud, integridad fisica y, por conexidad con los anteriores, el disfrute de un medio ambiente sano.

Por consiguiente, la proteccion ambiental es un tema desarrollado a partir de principios establecidos en la carta politica, con la intervencion de posiciones filosoficas, ecologicas y juridicas contemporaneas confluyentes en las ideas neoconstitucionalistas que retoman la formula:

... de la "hipotesis de Gaia" y basandose en una tradicion "ctonia" y "eco-centrica"--alejada de la tradicion constitucional occidental neoliberal--que reconoce el nexo entre los bienes publicos y los derechos constitucionales, expresando asi una constitucionalidad sorprendentemente moderna y alternativa que no se basa en solo la afirmacion de los "bienes comunes" o de la construccion de un modelo de "Estado de derecho socio-ambientalista" sino en una democracia "eco-sistemica" fundada sobre la idea que unicamente la co-evolucion entre la cultura y naturaleza es capaz de sustentar la diversidad biologica y la vida (Carducci y Castillo, 2016, p. 256).

En razon de esto, el discurso constitucional adquiere otras plataformas de interpretacion bioeticas, que otorgan al derecho y a las comunidades amplitudes y resonancias que lo desligan de la fase moderna de racionalizacion y cientifizacion, como parte de un aparato que compromete su ejercicio a las practicas e intereses del capitalismo (De Sousa, 2003), lo cual exige "realizar urgentes consensos biopoliticos planetarios en torno a solidos principios eticos de prudencia, precaucion y responsabilidad, todo ello a favor de la proteccion del ethos vital" (Cely, 2008, p. 16).

Asi, la relacion neoconstitucionalismo-medio ambiente busca la interpretacion solidaria de la naturaleza como sujeto de derecho, mediante una transicion paradigmatica caracterizada, como explica Boaventura de Sousa (2003), "por una suspension 'anormal' de las determinaciones sociales que da origen a nuevos peligros, riesgos e inseguridades, pero que tambien aumenta las oportunidades para la innovacion, la creatividad y la opcion moral" (p. 212), razon por la cual, este trabajo se mueve sobre formas alternativas del pensamiento juridico, temporalizando las discusiones y las acciones del aparato estatal respecto a la proteccion del medio ambiente por parte de las narrativas provenientes del "giro biocentrico" (2) al ecocentrico como ejes de preocupacion por la realidad biopolitica latinoamericana.

METODO

En la elaboracion del articulo se examinaron los principios establecidos en los tratados internacionales como es el caso de la Declaracion de Estocolmo (1972), la Carta Mundial de la Naturaleza (1982), la Declaracion de Rio de Janeiro (1992) y los articulos de la Constitucion Politica de Colombia dirigidos a la preservacion del ambiente desde una perspectiva neoconstitucional, asi como fuentes filosoficas y epistemologicas que indagan desde multiples perspectivas el problema medioambiental y su relacion con la subjetividad juridica mediante el abordaje del paradigma dialogico en Sandoval (2002), donde "la subjetividad y la intersubjetividad se conciben, entonces, como los medios e instrumentos por excelencia para conocer las realidades humanas" (p. 29).

Se desarrollo, ademas, una lectura interpretativa desde el enfoque hermeneutico (Sandoval, 2002), para comprender la importancia de los principios ambientales y articulos constitucionales al momento del progreso de los fallos de la Corte Constitucional colombiana en materia de legislacion ambiental. Por esto, la tecnica de recoleccion de informacion fue el analisis del discurso, por ser un factor que interviene en la "constitucion de la realidad social. Es lo que se conoce como la concepcion activa del lenguaje, que le reconoce la capacidad de hacer cosas y que, por lo mismo, nos permite entender lo discursivo como un modo de accion" (Santander, 2011, p. 209).

En relacion con los instrumentos que hacen operativa la tecnica, se construyeron protocolos de informacion en las siguientes condiciones: primero, la matriz de analisis legal (MAL), tendiente a recolectar e interpretar los principios ambientales en las declaraciones internacionales, ademas de los articulos de la Constitucion Politica colombiana dirigidos a proteger el entorno natural; segundo, se maneja la matriz de analisis jurisprudencial (MAJ), con ella se enlazan los argumentos tenidos en cuenta por la Corte Constitucional para garantizar la prevalencia del medio natural, a partir de la cantidad de fallos de este organo colegiado en materia ambiental, lo que hizo necesario establecer las sentencias importantes que velaron por su salvaguarda. Por ello, se utiliza el metodo de analisis dinamico y estatico elaborado por Diego Eduardo Lopez Medina (2006), de manera tal que, de la construccion de la linea, podremos inferir la coherencia en la doctrina y, por lo tanto, su peso gravitacional como precedente.

Tales herramientas metodologicas fueron indispensables tanto para tramar la discusion y analizarla como para conseguir resultados que dieran cuenta de las posiciones del discurso constitucional colombiano frente a las emergencias que aquejan al cuerpo ambiental.

RESULTADOS

Este acapite muestra la inferencia obtenida en el rastreo jurisprudencial de la Corte Constitucional para responder a los retos contemporaneos que suponen la proteccion ambiental, de forma tal que se incluyen la evolucion historica de las diferentes visiones que se utilizan para observar y comprender la naturaleza, ademas de los principales criterios de ponderacion utilizados por los magistrados de la Corte para argumentar los cambios paradigmaticos en funcion de narrativas juridicas, filosoficas y epistemologicas que sustentan perspectivas emancipadoras para comprender los aportes del giro biocentrico en el territorio juridico colombiano.

La tabla 1 permite observar el trabajo realizado por la Corte Constitucional en relacion de cada vision de proteccion al entorno ambiental, tomando como punto de referencia la aparicion de la carta politica de 1991 y los principios ponderados religados a los criterios utilizados por los magistrados en las diferentes etapas de la historia del marco juridico ambiental colombiano.

Criterios como la persona y su entorno ecologico en la constitucion y el derecho-deber del triptico economico, utilizados por el magistrado ponente Alejandro Martinez en la Sentencia T-411 de 1992, fueron la base fundamental para dar inicio a un conglomerado de debates y argumentos en pro del amparo al ambiente, debido a que afirman que la defensa del medio ambiente nace a partir del ser humano, su dignidad, personalidad juridica y desarrollo vital. Ademas, el triptico economico desde el principio de desarrollo sostenible tiene una funcion social, encargada de proteger valores y derechos sociales (vida y ecologia), y le es intrinseca una funcion ecologica (trabajo, propiedad y empresa).

La reconceptualizacion del principio del desarrollo sostenible permitio la ponderacion entre el criptico economico y el sentido amplio de este principio, lo que dio como vencedor al desarrollo desde el sentir amplio de una transicion paradigmatica (De Sousa, 2003), gracias al peso de criterios tales como la persona y el respeto incondicional al entorno ecologico encontrados en la Sentencia C-595 de 2010 (M. P. Jorge Ivan Palacio), y el medio ambiente sano como bien juridico de especial proteccion utilizado en la Sentencia C-632 de 2011 (M. P. Gabriel Mendoza), lo que permitio establecer que la conservacion y la perpetuidad de la humanidad dependen del respeto incondicional al entorno ecologico. Por esto, desconocer la importancia que tiene el medio ambiente sano para la humanidad es renunciar a la vida misma, a la supervivencia presente y futura de las generaciones; por ello, el objetivo principal del desarrollo visto a partir del giro biocentrico se entendio como aquel que integra las necesidades del presente, sin comprometer la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

Por ultimo, la interpretacion paradigmatica que permitio pasar del giro biocentrico al ecocentrico nace gracias a criterios como la constitucion ecologica. El valor intrinseco de la naturaleza y la interaccion del ser humano con ella asentados en la Sentencia C-449 de 2015 (M. P. Jorge Ivan Palacio) y constitucion ecologica y biodiversidad referenciados en la Sentencia T-622 de 2016 (M. P. Jorge Ivan Palacio), los cuales establecen a la naturaleza y el medio ambiente como un elemento transversal al ordenamiento constitucional colombiano. Su importancia recae en atencion a los seres humanos que la habitan y la necesidad de contar con un ambiente sano para llevar una vida digna y en condiciones de bienestar, pero tambien, en relacion con los demas organismos vivos con quienes se comparte el planeta, entendidos como existencias merecedoras de proteccion en si mismas.

Tales criterios permitieron la ponderacion de principios como la prevencion y la precaucion por encima del desarrollo sostenible, facultando de esta forma que el marco juridico colombiano correlacione el binomio humano-ambiente como sujetos de derecho desde plataformas de observacion que sentaron sus bases en el neoconstitucionalismo y el antiformalismo juridico, a fin de responder a la pregunta de investigacion: ?cual es el estado de comprension juridica que ha tenido Colombia en materia de responder a los retos contemporaneos de proteccion ambiental?

DISCUSION

Legislacion ambiental y su relacion con la teoria neoconstitucional en el Estado colombiano

En este apartado se contextualiza como el neoconstitucionalismo ha ayudado a desarrollar un conjunto de normas juridicas para la creacion de una legislacion ambiental en el Estado colombiano, partiendo de la base que la proteccion ambiental es un tema regulado, en primer orden, por declaraciones supranacionales tales como: la Declaracion de Estocolmo (1972), la Carta Mundial de la Naturaleza (1982), y la Declaracion de Rio de Janeiro (1992). Todos estos actuan como instrumentos que establecen y desarrollan principios internacionales de proteccion ambiental vinculantes para Colombia por disposicion constitucional (art. 93). De esta manera, la Declaracion de Estocolmo y la Carta Mundial de la Naturaleza son primordialmente relevantes en la construccion del discurso constitucional de 1991.

La Corte Constitucional, mediante sus precedentes, ha desarrollado diferentes criterios ligados desde visiones antropocentricas, biocentricas y ecocentricas, con el fin de brindar al medio ambiente una proteccion juridica contra los abusos que a traves del tiempo la especie humana le ha ocasionado.

El sistema juridico colombiano, al igual que en los demas paises garantes del Estado de derecho, esta compuesto por dos tipos de normas: principios y reglas. En su carta politica, especialmente en el Preambulo y Titulo I, se establecen los principios rectores del Estado, entre los que se encuentran la vida, y la proteccion a las riquezas naturales y culturales de la nacion. Un principio es un mandato de optimizacion, es decir, no son normas que establecen exactamente lo que se debe hacer, sino que reclaman que algo sea hecho lo mejor posible, de acuerdo con las posibilidades juridicas y reales existentes. A nivel constitucional, los principios tienen el mismo valor juridico, aunque dentro de la interpretacion neoconstitucionalista se utiliza la ponderacion como criterio metodologico basico en la aplicacion de los principios que se encuentren en colision (Bernal, 2009).

Segun Robert Alexy (citado por Bernal, 2009), la ponderacion esta compuesta por tres elementos: primero, ley de ponderacion, dirigida a establecer la importancia, satisfaccion y afectacion de los principios en colision; segundo, formula del peso, que ayuda a determinar el valor de los principios a la luz de cada caso en concreto, teniendo en cuenta el producto de la importancia de cada principio, su peso abstracto y la seguridad de las apreciaciones empiricas concernientes a su importancia; y, por ultimo, la carga de la argumentacion, aplicada solo cuando existe empate entre los principios una vez terminada la formula de peso, consistente en que todo empate, en razon del control de constitucionalidad de una ley, debe considerarse como "no desproporcionado" y, por ende, la ley debe ser declarada constitucional.

Asi, el neoconstitucionalismo (Penaranda, 2010) juega un papel importante al interior de la discusion del derecho contemporaneo, porque otorga relevancia a los principios consagrados en una carta politica, al promover que las interpretaciones de estas normas deben estar en cabeza de un organo o tribunal constitucional, como en el caso colombiano, el ejercido por la Corte Constitucional.

Teniendo en cuenta la postura de Carbonell (2007), esta teoria debe cumplir con tres niveles de analisis: el primero consiste en un nuevo modelo de constitucion, es decir, las constituciones modernas abarcan y materializan mas derechos que las del siglo XX, en especial, el discurso constitucional de 1991, que abarca una cantidad de derechos fundamentales, tanto en sentido estricto en el caso de los derechos establecidos en los articulos 11 superior hasta el 41 superior, como en sentido formal, de los cuales emerge la conexidad de cualquier otro derecho con uno fundamental de la carta politica; es el caso del derecho a disfrutar de un medio ambiente sano (art. 79 sup.) en relacion con los derechos a la vida (art. 11 sup.) y a la salud (art. 49 sup., Ley estatutaria 1751/2015).

Un segundo nivel analitico estudia la forma de interpretar las normas constitucionales por un organo especializado, entendiendo que en todo Estado debe existir un cuerpo colegiado especializado, encargado de salvaguardar la integridad de la Carta Politica, brindar criterios de analisis para la aplicacion de los derechos constitucionales y decidir sobre la constitucionalidad de cualquier norma dentro de un sistema juridico; en Colombia, esta funcion es desarrollada por la Corte Constitucional.

Como tercer nivel de analisis, el neoconstitucionalismo fundamenta una nueva teoria, consistente en describir las formas contemporaneas de entender y aplicar el derecho mediante la obligatoriedad en la aplicacion de la norma y jurisprudencia constitucional por encima de cualquier otra norma del sistema juridico.

A partir de las garantias establecidas por la Corte Constitucional, se han creado un conjunto de normas reguladoras de las conductas humanas que pueden influir de una manera relevante sobre la naturaleza, lo cual Munoz (2012) denomina legislacion ambiental. Ejemplo de esta legislacion es la Constitucion Ecologica, denominada tambien Constitucion verde mediante la jurisprudencia de la Corte Constitucional, definida como todos aquellos articulos establecidos que van dirigidos a garantizar la preservacion del medio ambiente como territorio que permite la vida.

Colombia comprende juridicamente la naturaleza en tres dimensiones: primero, como un principio del Estado social de derecho que irradia todo el orden juridico correspondiendole proteger las riquezas naturales de la nacion (arts. 1, 2, 8 y 366 sup.); segundo, como derecho constitucional fundamental y colectivo exigible por todas las personas mediante las diversas acciones, por ejemplo, la accion de tutela y las acciones populares como mecanismos primordiales de proteccion declarados en los articulos 86 y 87 de la Constitucion; y tercero, la obligacion en cabeza de las autoridades, la sociedad y los particulares, al implicar deberes calificados de proteccion (arts. 8, 79, 95 y 333 sup.).

Principios de proteccion ambiental desarrollados en los tratados internacionales

A nivel internacional se identifican tres normas supranacionales que determinan los principios de proteccion ambiental: Primero, Declaracion de Estocolmo sobre el medio ambiente humano de 1972 que establece 26 principios; segundo, Carta Mundial de la Naturaleza de 1982 que relaciona 5 principios; tercero, Declaracion de Rio de Janeiro de 1992 que desarrolla los postulados de las dos declaraciones anteriores en 27 principios de proteccion ambiental. El examen de estos principios permite colegir el establecimiento de siete elementos generales de proteccion ambiental, los cuales subsumen los demas de la siguiente manera:

a. Principio de soberania. Los Estados tienen el derecho soberano de decidir sobre la explotacion de los recursos naturales, sin embargo, este aprovechamiento no debe causar dano al ambiente; no obstante, en los Estados donde existen pueblos indigenas, se debe reconocer su soberania sobre los recursos naturales, dado el derecho colectivo adquirido por estas poblaciones a traves del tiempo.

b. Principio de cooperacion internacional. Los Estados deben trabajar de forma armonica para garantizar la preservacion del ambiente para todas las generaciones; igualmente, prohibe actividades dentro del territorio nacional que vulneren el ambiente de otros Estados.

c. Principio de precaucion. Responsabilidad que tiene el Estado de adoptar todas las medidas necesarias ante las sospechas fundadas de que ciertas acciones pueden poner en riesgo al ambiente sin que exista aun prueba cientifica.

d. Principio de prevencion. Tratandose de danos o de riesgos, los Estados deberan adoptar decisiones antes de que estos se produzcan, con el fin de evitar o reducir al minimo sus repercusiones.

e. Principio quien contamina paga. Los Estados tienen la responsabilidad de garantizar que las actividades realizadas dentro de su territorio no causen dano al medio ambiente de otros; de lo contrario, el Estado causante debe pagar la indemnizacion que corresponda.

f. Principio de responsabilidad comun pero diferenciada. La proteccion ambiental es una responsabilidad de todos los Estados, sin embargo, es diferenciada, dependiendo de factores como la geografia, el clima y los ecosistemas de cada Estado.

g. Principio de desarrollo sostenible. Consiste en la capacidad de solventar las necesidades de todos los individuos en la actualidad, pero sin comprometer la capacidad ambiental de las generaciones futuras.

Desarrollo jurisprudencial de la Corte Constitucional Colombiana en materia de proteccion ambiental

Por mandato de la norma superior, la Corte Constitucional es la guardiana de la integridad y la supremacia de las normas constitucionales, sus fallos se denominan sentencias. Lopez Medina (2006) clasifica las sentencias en dos grupos, por un lado, existen las sentencias importantes o tambien llamadas sentencias hito o precedente judicial, las cuales se vuelven hito cuando fundan una linea jurisprudencial (3), consolidan, modifican (4) o reconceptualizan la linea (5), o cuando son sentencias dominantes que contienen la argumentacion para dirimir un conflicto. El otro tipo, segun el mismo autor, son las sentencias no importantes conformadas por aquellos fallos donde se reitera un criterio anterior de caracter confuso o incongruente.

En materia de proteccion ambiental, la Corte ha emitido gran cantidad de fallos, para determinar cuales de ellos hacen parte de las sentencias hito; para ello se creo, mediante esta investigacion, un nicho citacional consistente en tres pasos: primero, identificacion del punto o sentencia arquimedica: este es el fallo mas reciente posible, cuyos hechos tengan relacion con el caso sometido. En esta investigacion se toma la Sentencia T-622 de 2016, que reconoce al rio Atrato como una entidad sujeta de derechos. Segundo, desarrollo de la ingenieria reversa, consistente en determinar los fallos anteriores que sirven de base al nicho citacional de primer nivel, siendo necesario repetir este paso las veces que el investigador crea pertinente (nicho citacional de segundo nivel, entre otros); tercero, identificar las sentencias hito a partir de la telarana y los puntos modales de jurisprudencia, conformados por aquellos fallos mas citados en la ingenieria reversa. En la tabla 3 se ilustra el nicho citacional y la identificacion de las sentencias hito.

A consideracion de la Corte Constitucional, la defensa del ambiente partio de una vision antropocentrica de acuerdo con el criterio del principio primero de la declaracion de Estocolmo (6). La persona se tomo como sujeto de especial proteccion desde su dimension social, relegando al ambiente como el medio vital donde se desarrolla. La compatibilidad entre ser humano y naturaleza estaba en la combinacion del desarrollo economico y el respeto medioambiental, es decir, desde las logicas de un concepto alternativo del principio de desarrollo sostenible a partir de un proceso de transicion paradigmatica, de forma tal que respondiera a las necesidades del hombre sin afectar los equilibrios ecosistemicos (Sentencia T-411 de 1992, M. P. Alejandro Martinez).

El desarrollo sostenible, visto mas alla de las premisas culturales de libre mercado iniciadas con el informe Brundtland (7), fue planteado desde un triptico economico constituido por el derecho al trabajo (art. 25 sup.), a la propiedad privada (art. 58 sup.) y a la libertad empresarial (art. 333 sup.), teniendo como objeto el cumplimiento de una funcion social para salvaguardar valores y derechos sociales como la vida y la ecologia, que desde la optica del discurso culturalista vindiquen el desarrollo, como sostiene Arturo Escobar (1995), para "rescatar el valor de la naturaleza como ente autonomo, fuente de vida no solo material sino tambien espiritual. [...] la naturaleza no es ni algo aparte, ni externo a la vida humana" (p. 12).

Posteriormente, en la Sentencia C-518 de 1994 (M. P. Vladimiro Naranjo), la Corte realiza una reconceptualizacion del criterio de proteccion ambiental, ponderando de esta forma el criptico economico con una perspectiva mas amplia del principio de desarrollo sostenible, pasando asi, de la vision antropocentrica a la vision biocentrica de las narrativas culturalistas, criterio utilizado hasta la Sentencia C-362 de 2011 (M. P. Mendoza). Durante este periodo la corte senala que el derecho a disfrutar de un medio ambiente sano es un derecho fundamental por su inescindible relacion con el derecho a la vida, la integridad fisica y la salud, dado que los factores perturbadores del medio ambiente causan danos irreparables en los seres humanos (Sentencia C-519/94, M. P. Vladimiro Naranjo). En otras palabras, la narrativa juridica abierta reconoce que:

... no son solo los factores economicos y las condiciones ecologicas, sino tambien los sentidos culturales, los que definen las practicas que determinan como la naturaleza es apropiada y utilizada. Hasta ahora, la sostenibilidad se ha referido basicamente a las variables tecnologicas y economicas (Escobar, 2010, p. 103).

Durante este periodo, el concepto de desarrollo sostenible se entiende desde una perspectiva mas amplia, donde las necesidades de la generacion presente no comprometan la capacidad ambiental de la futura; ademas, la conservacion y la perpetuidad de la humanidad dependen del respeto incondicional al entorno ecologico, y en la defensa a ultranza del medio ambiente sano.

Por esto, la Constitucion Politica es armonica con la necesidad mundial de lograr un desarrollo sostenible, pues no solo obliga al Estado a planificar el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales (arts. 80 y 339 sup.), sino tambien, a establecer que al llamado triptico economico le es inseparable una funcion social, a la que le es inherente una funcion ecologica (sentencias C-519 de 1994, M. P. Vladimiro Naranjo; C-595 de 2010, M. P. Jorge Ivan Palacio; C-362 de 2011, M. P. Gabriel Mendoza), asunto que abre las puertas a fuerzas politicas alternativas que ven en el derecho un aliado para que los subalternos hablen a traves de

... propuestas concretas basadas en las diferencias culturales existentes--con el proposito de fortalecer las diferencias insertandolas en estrategias politicas y experimentos socioeconomicos autodefinidos y autodirigidos--y la apertura de espacios para desestabilizar los modos dominantes del saber, de manera que se disminuya la necesidad de las formas mas violentas de traduccion (Escobar, 2007, pp. 373-374).

Asi, la relevancia que tuvo el principio de precaucion para el control de los factores de deterioro ambiental, segun con la Corte Constitucional, se desprendia de la internacionalizacion de las relaciones ecologicas y de los deberes de proteccion y prevencion (arts. 78, 79 y 80 sup.) en observancia del presente principio, porque el deber de proteccion no recae solo en cabeza del Estado, lo que esta en juego es la defensa ambiental de las generaciones presentes y futuras desde su facultad de apropiarse de la ley e insertar propuestas fundamentales de salvaguarda. Por consiguiente, el compromiso de proteger al ambiente es responsabilidad de todas las personas e involucra a los Estados, trasciende los intereses nacionales, y tiene importancia universal (C-595 de 2010, M. P. Jorge Ivan Palacio).

A partir de 2015, la Corte empieza un proceso de ponderacion entre el principio de desarrollo sostenible y los principios de precaucion y prevencion, esto, desde una vision alterna conocida como ecocentrica. Para ello, examina primero la relacion entre la Constitucion Ecologica y las diversas aproximaciones a lo ambiental, y senala que desde el enfoque antropocentrico, la proteccion del ambiente es un asunto de vida o muerte en funcion de la supervivencia de las personas, y no una causa valiosa por si misma (Sentencia T-080 de 2015, M. P. Jorge Ivan Palacio).

Desde una segunda aproximacion mas solidaria y comprensiva (enfoque biocentrico), el patrimonio natural de un pais pertenece no solo a las personas que en el viven, sino tambien a las generaciones futuras e incluso a quienes habitan otras latitudes (principio de cooperacion internacional); en esa medida, forma una solidaridad global e intergeneracional que ha sido equiparada en multiples ocasiones con el principio de desarrollo en sociedades hibridas que, como expone Arturo Escobar (2007), implica "la posibilidad de aprender a ser humanos en ambitos poshumanistas (poshumanos y posmodernos)" (p. 378), esto es, cuando la tecnica moderna se ha superpuesto a la humanidad.

La ultima aproximacion nace de una vision alterna, la cual se enfrenta a las anteriores, y parte de la idea de que la tierra no pertenece al hombre, sino que es el hombre quien pertenece a la tierra (Corte Constitucional, Sentencia T-622 de 2016, M. P. Jorge Ivan Palacio). En razon de esto, el enfoque ecocentrico, fundamento de la Carta Mundial de la Naturaleza, en su primer principio reconoce que toda forma de vida es unica y merece ser respetada, cualquiera que sea su utilidad para el hombre, y con el fin de reconocer a los demas seres vivos su valor intrinseco (Naciones Unidas, 1982), con lo cual abre el vinculo de lo estrictamente juridico (abstraccion) a lo comunicativo (lo puesto en relacion), en el sentido de un sistema judicial que comprende la necesidad dialogica entre persona y naturaleza mediante el trato justo y equitativo, que debe asumir las consecuencias de sus acciones y velar por su proteccion mediante el respeto de su integridad (Sentencia C-449 de 2015, M. P. Jorge Ivan Palacio).

De esta manera, el medio ambiente se transforma en elemento transversal al ordenamiento constitucional colombiano, cuya importancia recae en la atencion a las personas que la habitan y la necesidad de contar con un ambiente sano para llevar una vida digna y en condiciones de bienestar, pero tambien en relacion con los demas organismos vivos con quienes se comparte el planeta. Se trata, entonces, de ser conscientes de la interdependencia que nos conecta a todos los seres vivos de la tierra, esto es, reconocernos como partes inmanentes del ecosistema de la vida, antes que a partir de categorias normativas de dominacion, explotacion o utilidad propias de las economias del control de las narrativas liberales de la modernidad tecnocientifica e hiperempirica.

A partir de la base de este discurso entre neoconstitucionalismo y practicas socioculturales contemporaneas en clave medioambiental fue posible que la Corte Constitucional, en Sentencia T-622 de 2016 (M. P. Jorge Ivan Palacio), reconociera al rio Atrato, su cuenca y afluentes, como sujeto de derechos para la proteccion, conservacion, mantenimiento y restauracion, a cargo del Estado y de las comunidades etnicas. Tal desarrollo jurisprudencial se observa en la tabla 4.

Tomando distancia de las sentencias de la Corte Constitucional, otro de los hechos juridicos tendientes a la proteccion ambiental desde un enfoque ecocentrico es la sentencia STC4360 de 5 de abril de 2018 (Corte Suprema Justicia, M. P. Luis Armando Tolosa), en ella se decidio proteger el ecosistema de la Amazonia colombiana, declarandola como entidad sujeto de derechos, y titular de la proteccion, conservacion, mantenimiento y restauracion a cargo del Estado y de las entidades territoriales que la integran; lo anterior, tomando como fundamento el precedente judicial de la Sentencia T-622 de 2016 (M. P. Jorge Ivan Palacio) y las teorias decoloniales, contrahegemonicas y antiformalistas que integran criticamente la pregunta tanto por la cultura como por la reflexion y el ejercicio del derecho.

REFLEXIONES FINALES

La historia, la naturaleza y el ser humano guardan una relacion reciproca que hace posible la configuracion de entornos para la proteccion de la vida, y no simplemente para el aprovechamiento y la explotacion de una perspectiva social que ha querido volverse sentido comun a partir de la instauracion de discursos hegemonicos.

Asi, se consiguio reflexionar de forma juridica, filosofica y epistemologica acerca de como la naturaleza deja de ser "cosa" y pasa a ser "sujeto", lo que implica su emancipacion de la determinacion historica "como lugar de recursos para convertirse en "fuente" juridica primaria de la sociedad misma" (Carducci y Castillo, 2016, p. 260).

Por esta razon, se pudo observar como a nivel internacional los Estados han celebrado diferentes tratados que establecen principios de legislacion ambiental, con el compromiso de vincular los principios ambientales en su derecho interno y, de esta forma, brindar a la naturaleza garantias de proteccion, entendiendo que el medio ambiente es un tema global y su afectacion por parte de un Estado (sea de manera directa o por intermediacion privada), puede afectar a otros.

El Estado colombiano, a partir de los precedentes judiciales de la Corte Constitucional, ha creado diferentes visiones (antropocentrismo, biocentrismo y ecocentrismo) para garantizar un medio ambiente sano con el fin de preservar la existencia de la especie humana, partiendo de una interpretacion antagonica del desarrollo sostenible como gestion transnacional, en que "la clave en este discurso es que clase de manipulaciones nuevas podemos inventar para sacar el maximo de los 'recursos' de la Tierra" (Escobar, 2007, p. 325). Lo cual confluye en una mirada juridica diversa que comprende dinamicas comunicacionales entre el ser humano y la naturaleza para propiciar un giro biocentrico que:

... tiene como objetivo al "Estado del buen vivir" y la programaticidad constitucional se traduce en un Estado "ecologicamente responsable": ama qhilla, ama llulla, ama suwa (no tener prejuicios, no mentir, no robar al projimo) suma qamana (vivir bien), nandereko (promover una vida armoniosa), teko kavi (vivir la buena vida), ivi maraei (mantener una tierra sin mal), qhapaj nan (seguir un camino de vida digna y noble) (Carducci y Castillo, 2016, p. 267).

Estas consideraciones ponen al estamento juridico colombiano en los estandares de los movimientos latinoamericanos que, a partir del pensamiento ancestral y las posturas contemporaneas, forjaron un eje intersubjetivo que abrio la constitucionalidad mas alla de sus marcos de aplicacion territorial y pudo, como en el caso del rio Atrato, construir una subjetividad legitima y abierta al libre ejercicio de los pueblos que tejen dialogos para la convivencia pacifica entre los hombres, pero tambien con sus entornos de vida.

DOI: https://doi.org/10.18601/16578651.n24.04

REFERENCIAS

Bernal Pulido, C. (2009). El neoconstitucionalismoy la normatividad del derecho. Bogota: Universidad Externado de Colombia.

Carbonell, M. (2007). Teoria del neoconstitucionalismo. Ensayos escogidos. Madrid: Trotta-UNAM.

Carducci, M. y Castillo, L. (2016). Nuevo Constitucionalismo de la biodiversidad vs. neoconstitucionalismo del riesgo. Revista Sequencia, 73, 255-284.

Cely, G. (2008). Una mirada bioetica al proceso de globalizacion. Revista colombiana de bioetica, 8(1), 14-21.

Constitucion Politica de Colombia, 1991. Bogota: Legis.

Corte Constitucional. Sentencia C-362 de 6 de mayo del 2011, M. P. Gabriel Mendoza.

Corte Constitucional. Sentencia C-449 de 16 de julio del 2015, M. P. Jorge Ivan Palacio.

Corte Constitucional. Sentencia C-519 de 21 de noviembre de 1994, M. P. Vladimiro Naranjo.

Corte Constitucional. Sentencia C-595 de 27 de julio de 2010, M. P. Jorge Ivan Palacio.

Corte Constitucional. Sentencia T-080 de 20 de febrero de 2015, M. P. Jorge Ivan Palacio.

Corte Constitucional. Sentencia T-411 de 17 de junio de 1992, M. P. Alejandro Martinez.

Corte Constitucional. Sentencia T-622 de 10 de noviembre de 2016, M. P. Jorge Ivan Palacio.

Corte Suprema de Justicia, Sala de Casacion Civil. Sentencia CTC4360 de 5 de abril del 2018, M. P. Luis Armando Tolosa.

De Sousa, B. (2003) Critica de la razon indolente. Bilbao: Desclee de Brower.

Escobar, A. (1995). El desarrollo sostenible: dialogo de discursos. Revista ecologia politica, 9, 7-26.

Escobar, A. (2007). La invencion del Tercer Mundo. Construccion y deconstruccion del desarrollo. Caracas: Editorial El Perro y la Rana.

Escobar, A. (2010). Una minga para el postdesarrollo: lugar, medio ambiente y movimientos sociales en las transformaciones globales. Lima: Fondo Editorial de la Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de San Marcos.

Instituto Humboldt (2017). Biodiversidad colombiana: numeros para tener en cuenta. Boletin de Prensa. Recuperado de http://www.humboldt.org.co/ es/boletines-y-comunicados/item/1087-biodiversidad-colombiana-numero-tener-en-cuenta

Lopez Medina, D. (2006) El derecho de los jueces. Obligatoriedad del precedente constitucional, analisis de sentencias y lineas jurisprudenciales, y teoria del derecho judicial (2 ed.). Bogota: Legis.

Munoz Gaviria, G. (2012). Ideas, intereses e instituciones en el analisis de la politica ambiental colombiana. Letras Verdes, Revista Latinoamericana de Estudios Socioambientales. https://doi. org/10.17141/letrasverdes.12.2012.921

Naciones Unidas (1972). Declaracion de Estocolmo sobre el medio ambiente humano. Estocolmo: ONU.

Naciones Unidas (1982). Carta mundial de la naturaleza. Resolucion 37/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Nueva York: ONU.

Naciones Unidas (1992). Declaracion de Rio sobre el medio ambiente y el desarrollo. Rio de Janeiro: ONU.

Penaranda, I. (2010). Pensamiento juridico contemporaneo y caracter vinculante de los fallos de tutela. Justicia Juris, 6(13), 93-101.

Sandoval, C. (2002). Investigacion cualitativa. Bogota: Icfes.

Santander, P. (2011). Por que y como hacer analisis del discurso. Revista Cinta de Moebio, 41, 207-224.

Seoane, J. (2006). Movimientos sociales y recursos naturales en America Latina: resistencias al neoliberalismo, configuracion de alternativas. Revista Sociedade e Estado, 21(1), 85-107.

Sen, A. (2000). Desarrollo y libertad. Bogota: Editorial Planeta.

Samuel Leonardo Lopez Vargas **

Juan Diego Hernandez Albarracin ***

Christian Samir Mendez Castillo ****

* El presente articulo de resultado fue realizado durante el primer periodo academico de 2018 (1 de febrero de 2018-30 de junio de 2018) por un estudiante de Derecho de la Universidad Simon Bolivar, Sede Cucuta, con el apoyo de un doctor en Ciencias de la Educacion y un especialista en gestion ambiental.

** Abogado en formacion, Universidad Simon Bolivar, Sede Cucuta. Decimo Semestre. Perteneciente al grupo de investigacion "Democracia y modernizacion del Estado colombiano", Universidad Simon Bolivar, Cucuta (Colombia). [leonarsamuelopez@gmail.com], [https://orcid.org/0000-0001-6358-737X].

*** Doctor en Ciencias de la Educacion. Profesor de planta, Universidad Simon Bolivar, Sede Cucuta. Perteneciente al grupo de investigacion "Educacion, ciencias sociales y humanas", Universidad Simon Bolivar, Cucuta (Colombia). [j.hernandez@unisimonbolivar.edu.co], [https://orcid.org/0000-0003-2517-8393].

**** Economista; especialista en Gestion Ambiental; candidato a magister en Gobierno y Politicas Publicas, Universidad Externado de Colombia. Docente Universidad Simon Bolivar, Cucuta (Colombia). [Christian_mendez08@ hotmail.com], [https://orcid.org/0000-0003-4673-0001].

Recibido: 11 de agosto de 2018 / Modificado: 21 de noviembre de 2018 / Aceptado: 26 de noviembre de 2018

(1) Segun el Instituto Humboldt (2017) tiene un estimado de "56.343 especies sin considerar la enorme diversidad de microorganismos existentes", y se situa asi como el segundo pais del mundo, luego de Brasil, en ostentar la multiplicidad de flora y fauna.

(2) La llegada al poder de gobiernos de izquierda en Latinoamerica en el siglo xxi dio como resultado la configuracion de matrices de pensamiento y accion juridica centradas en la conservacion y proteccion de los recursos naturales y una perspectiva distinta sobre el desarrollo. En efecto, el Gobierno boliviano proclamo una Constitucion en 2010, "generando un giro sustantivo hacia posturas biocentricas en America Latina. En efecto, la nueva Constitucion presenta el concepto de derechos propios de la Naturaleza, utiliza tanto el termino Naturaleza como la palabra Pachamama, y da un paso todavia mas novedoso al plantear la restauracion ecologica como otro derecho especifico. En este orden de ideas, en el marco de todo ese apoyo popular e indigena inedito en la historia boliviana y su 'significancia nacional y regional y la demanda sobre la propiedad y apropiacion publica de las riquezas hidrocarburiferas senalan la magnitud de los desafios planteados, en particular frente a los poderosos intereses involucrados en la defensa de la matriz neoliberal'" (Seoane, 2006, p. 99).

(3) Son aquellos fallos proferidos entre 1991 y 1993, donde la Corte hizo interpretaciones amplias de las normas constitucionales.

(4) Son aquellos fallos donde la Corte realiza una argumentacion mas compleja de las normas constitucionales, ademas, trata de definir con autoridad una subregla constitucional.

(5) En estos fallos la Corte reafirma su precedente constitucional, pero introduce una nueva interpretacion o argumentacion de las normas superiores.

(6) Principio 1. El hombre tiene derecho fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio ambiente de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligacion de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras. A este respecto, las politicas que promueven o perpetuan el apartheid, la segregacion racial, la discriminacion, la opresion colonial y otras formas de opresion y de dominacion extranjera quedan condenadas y deben eliminarse.

(7) Como expone Arturo Escobar (1995), "estan implicitas en el discurso dominante del desarrollo sostenible; se repiten en todos los espacios en donde circula el discurso liberal, desde el Banco Mundial en el momento de la publicacion del Informe Brundtland resumio en forma sucinta [...] 'una economia sana es buena economia'. La economizacion de la naturaleza que supone esta situacion historica puede ser llevada a sus condiciones logicas, tales como en las propuestas cada vez mas audibles de que se privaticen todos los recursos naturales" (p. 10).

Leyenda: TABLA 4. LINEA JURISPRUDENCIAL EN MATERIA DE PROTECCION AMBIENTAL
TABLA 1. EVOLUCION HISTORICA DE LAS DIFERENTES VISIONES
QUE SE UTILIZAN PARA OBSERVAR Y COMPRENDER LA NATURALEZA

     Vision            Ano        Principios
                                  ponderados

Antropocentrico     1992-1994    Desarrollo
                                 economico vs.
                                 Desarrollo
                                 sostenible
                                 (Triptico
                                 economico)

Biocentrico         1994-2015    Desarrollo
                                 sostenible
                                 (Triptico
                                 economico) vs.
                                 Desarrollo
                                 sostenible
                                 (Amplio)

Ecocentrico         2015-en      Desarrollo
                    adelante     sostenible
                                 (Amplio) vs.
                                 Precaucion y
                                 Prevencion

     Vision            Magistrado           Criterios

Antropocentrico     Alejandro           La persona y su
                    Martinez            entorno
                    Caballero.          ecologico en la
                    Sentencia           constitucion.
                    T-411/92
                                        El derecho-
                                        deber del
                                        triptico
                                        economico.

Biocentrico         Jorge Ivan          La persona y el
                    Palacio             respeto
                    Palacio.            incondicional
                    Sentencia           al entorno
                    C-595/10            ecologico.

                    Gabriel Eduardo     El medio
                    Mendoza             ambiente sano
                    Martelo.            como bien
                    Sentencia           juridico de
                    C-632/1 1           especial
                                        proteccion.

Ecocentrico         Jorge Ivan          La Constitucion
                    Palacio             ecologica. El
                    Palacio.            valor
                    Sentencia           intrinseco de
                    C-449/15            la naturaleza y
                                        la interaccion
                                        del humano con
                                        ella.

                    Jorge Ivan          Constitucion
                    Palacio             Ecologica y
                    Palacio.            biodiversidad.
                    Sentencia
                    T-622/16

TABLA 2. NORMAS INTERNACIONALES QUE ESTABLECEN PRINCIPIOS
DE PROTECCION AMBIENTAL Y SU RELACION CON LAS DIFERENTES
VISIONES AMBIENTALES

Declaracion de               * Principios que establece:
Estocolmo sobre el           desarrollo sostenible,
medio ambiente humano        cooperacion internacional,
(1972)                       precaucion y soberania.

                             * Enfoque: desde visiones
                             antropocentricas y
                             biocentricas es importante el
                             desarrollo economico del ser
                             humano pero sin desconocer los
                             derechos de las futuras
                             generaciones.

Carta Mundial de la          * Principios que establece:
Naturaleza (1982)            precaucion y prevencion.

                             * Enfoque: desde visiones
                             antropocentricas y
                             biocentricas, el ambiente
                             sigue siendo importante en el
                             desarrollo del hombre, sin
                             embargo, se brindan mayores
                             garantias de proteccion al
                             ambiente.

Declaracion de Rio           * Principios que establece:
sobre el medio ambiente      soberania, desarrollo
y el desarrollo (1992)       sostenible, cooperacion
                             internacional, responsabilidad
                             comun pero diferenciada, quien
                             contamina paga, precaucion y
                             prevencion.

                             * Enfoque: desde visiones
                             antropocentricas, biocentricas
                             y ecocentricas, el ser humano
                             constituye el centro de las
                             preocupaciones relacionadas
                             con el desarrollo sostenible,
                             debiendose desarrollar en
                             armonia con el medio ambiente.

TABLA 3. NICHO CITACIONAL DE SENTENCIA T-622/2016

IDENTIFICACION DE SENTENCIAS POR UTILIZAR (HITO)

SENTENCIAS    CITAS

T-411/1992      3
C-519/1994      3
C-595/2010      4
C-632/2011      3
T-080/2015      2
C-449/2015      1
T-622/2016      1
COPYRIGHT 2019 Universidad Externado de Colombia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lopez Vargas, Samuel Leonardo; Hernandez Albarracin, Juan Diego; Mendez Castillo, Christian Samir
Publication:Observatorio de Politicas, Ejecucion y Resultados de la Administracion Publica (OPERA)
Article Type:Ensayo
Date:Jan 1, 2019
Words:7339
Previous Article:La Suprema Corte de Justicia en Uruguay: entre instituciones formales e informales (1985-2018).
Next Article:Agenda 2030 de desarrollo sostenible: comunidad epistemica de los limites planetarios y cambio climatico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters