Printer Friendly

Desarrollo de un indice de condicion corporal en cuyes: relaciones entre condicion corporal y estimados cuantitativos de grasa corporal.

Development of a Body Condition Score in Guinea Pigs: Relationships between Body Condition and Quantitative Estimates of Body Fat

INTRODUCCION

En un estudio sobre desarrollo de sistemas de crianza de cuyes implementado en la Sierra Central del Peru (INCAGRO, 2006), se obtuvieron resultados parciales que sugieren la posibilidad de incrementar la eficiencia reproductiva a traves de la manipulacion de la condicion corporal de los reproductores en etapas criticas como el empadre y el inicio de la lactacion. Asimismo, con el proposito de realizar una mejor transferencia de esta tecnologia a los usuarios, el equipo de investigadores del Centro de Investigacion IVITA de la Estacion Experimental El Mantaro ha desarrollado un indice de condicion corporal (ICC) aplicable a cuyes reproductores (Jimenez y Huaman, 2010).

Debido a su potencial de aplicacion practica, el ICC se ha convertido en una poderosa herramienta para el manejo productivo y reproductivo de vacunos de leche y carne (Hardin, 1990), ovinos (al-Sabbagh et al.,, 1995), equinos (Gentry et al., 2004), cerdos (Esbenshade et al, 1986) e incluso mascotas (Dorsten y Cooper, 2004). El ICC se fundamenta en que la respuesta animal ante desafios productivos y reproductivos depende mas de la acumulacion y movilizacion de reservas energeticas corporales que del mismo peso vivo (Garnsworthy, 1988).

A pesar de su amplio uso, el ICC no ha estado exento de criticas, principalmente en terminos de su falta de precision, subjetividad envuelta y de su posible falta de consistencia entre y dentro de evaluadores. Sin embargo, la capacidad predictiva del ICC ha sido razonablemente validada frente a metodos indirectos de estimacion de grasa corporal en vacunos de leche (Domecq et al, 1995) y en yeguas (Gentry et al, 2004). Asimismo, sus categorias se encuentran significativamente asociadas a variaciones en la produccion y reproduccion en ovinos (Sanson et al., 1993) y vacunos de leche (Roche et al.,, 2007). Por otro lado, la consistencia del ICC entre evaluadores con variados niveles de entrenamiento ha sido demostrada en vacunos de leche (Edmonson et al., 1989).

No existen referencias publicadas sobre el desarrollo y aplicacion de ICC para manejo de cuyes, a excepcion de unos cuantos antecedentes en un contexto clinico (Shrubsole-Cockwill et al, 2008) o de folletos de extension para el cuidado de mascotas (Veterinary Teaching Hospital, Michigan State University, 2011). Por otro lado, Aliaga et al. (2009) utilizan el termino "buen estado corporal" para hembras proximas al parto; el cual, por su descripcion, seria equivalente a la condicion 3 del ICC de IVITA. Es el proposito de este estudio contribuir al desarrollo y validacion del ICC para cuyes del Centro de Investigacion IVITA--El Mantaro, midiendo su consistencia entre evaluadores y su capacidad de prediccion de la acumulacion de grasa corporal, a traves del contraste con metodos directos como el indice de masa corporal (IMC) y la masa gravimetrica de diversos cuerpos grasos del animal.

MATERIALES Y METODOS

Localizacion

El estudio se llevo a cabo en la Unidad de Produccion de Cuyes del Centro de Investigacion IVITA--El Mantaro, localizada a 34 km de la ciudad de Huancayo, en la Sierra Central del Peru.

El ICC

Se trabajo con el ICC del IVITA descrito por Jimenez y Huaman (2010), donde cuatro tecnicos de la Unidad de Produccion de Cuyes fueron adiestrados en su determinacion. El ICC en evaluacion incluye las siguientes cinco categorias:

CC 1: Totalmente emaciado, con las vertebras cervicales, los apofisis de la vertebras toracicas y lumbares y la tuberosidad sacra completamente palpables.

CC 2: Mayor masa coporal pero aun son palpables todas las estructuras oseas mencionadas en CC 1.

CC 3: Ya no es posible palpar las vertebras cervicales ni las costillas, a menos que se ejerza mayor presion. Las demas estructuras oseas aun son palpables.

CC 4: Ademas de los mencionado en CC 3, ya no es posible palpar las apofisis de las vertebras toracicas ni lumbares. Aun es palpable la tuberosidad sacra, pero acompanada de tejido blando.

CC 5: Lo unico que puede palparse levemente es la tuberosidad sacra. El cuello se presenta totalmente cilindrico al tacto.

Arreglo Experimental

Se utilizaron 40 cuyes hembras vacias de un ano de edad de la raza Peru. Los animales fueron identificados y distribuidos aleatoriamente en cinco grupos correspondientes a cada una de las categorias del ICC.

Las hembras pertenecientes a las condiciones 1 y 2 recibieron inicialmente forraje verde y paja de avena a discrecion. Posteriormente, el forraje verde se fue restringiendo hasta 50 y 150 g por animal-dia, respectivamente. Las hembras de la condicion 3 recibieron paja de avena y afrechillo a discrecion durante todo el periodo de alimentacion. Las hembras de la condicion 4 recibieron la misma dieta que las de condicion 3 mas harina de cebada a discrecion. Las hembras de la condicion 5 recibieron la dieta correspondiente a la condicion 4 mas harina de maiz, harina de haba y concentrado integral a discrecion.

El tiempo maximo que les tomo a las hembras en aproximarse a la condicion deseada fue de cuatro semanas, especialmente para las condiciones 4 y 5.

Aplicacion del ICC y Estimacion Cuantitativa

Una vez que las hembras se aproximaron sensiblemente a la CC correspondiente a su grupo experimental, los cuatro tecnicos calificaron consecutiva (y ciegamente) los ICC de cada una de las 40 hembras en una escala de 1 a 5, con incrementos de 0.5.

Durante la calificacion del ICC, se registraron los pesos y longitudes de los animales para el calculo del indice de masa corporal (IMC) mediante la formula de peso/longitud (2) (Roubenoff et al, 1995). Inmediatamente despues, los animales fueron sacrificados y se separaron quirurgicamente los cuerpos grasos correspondientes a las zonas mesenterica, perirrenal-uterina, dorso cervical caudal, mamaria, poplitea y axilar, los cuales fueron pesados en una balanza con una precision de 0.01 g. Adicionalmente, se calculo la grasa total y su proporcion respecto al peso vivo.

Analisis Estadistico

La consistencia en las calificaciones del ICC entre diferentes tecnicos fue ilustrada mediante un diagrama de puntos y expresada mediante el coeficiente de correlacion intraclase (CCI). El CCI fue calculado mediante un ANVA de dos vias, con animales y tecnicos como factores aleatorios (Shrout y Fleiss, 1979) y su intervalo de confianza de 95% (IC095) fue aproximado usando el procedimiento descrito por Fleiss y Shrout (1978), asumiendo una distribucion normal para los residuos del ANVA.

El grado y patron de asociacion entre las evaluaciones del ICC y los diferentes estimados cuantitativos de grasa corporal fueron calculados mediante analisis de correlacion de Pearson en forma independiente. La capacidad de prediccion del ICC para los valores grasos mejor correlacionados fue determinada mediante un modelo general lineal de la forma [y.sub.i] = [b.sub.0] + [b.sub.1] [x.sub.1i] + [e.sub.i], donde y es la expresion de grasa corporal, ya sea por el IMC o los cuerpos grasos, [x.sub.1i] es la categoria de ICC y [e.sub.i] es error aleatorio. El coeficiente de regresion [b.sub.1] es la variacion en la grasa corporal por cada unidad de ICC.

Los calculos estadisticos se efectuaron con la ayuda del paquete SAS[R] 9.2 (SAS Institute Inc., 2009). Para todas las pruebas de hipotesis se uso un nivel de significacion de 0.05.

RESULTADOS Y DISCUSION

Consistencia entre Evaluadores

La distribucion espacial de las calificaciones de ICC por cada evaluador y para cada animal se ilustra mediante un diagrama de puntos en la Fig. 1. Se observa una buena agregacion alrededor de cada uno de los animales; esto es, la variabilidad en la calificacion de los animales es mayor que la variabilidad que existe entre tecnicos evaluadores en la calificacion para un mismo animal. Esta tendencia es confirmada por el alto valor del CCI obtenido (0.77, [IC.sub.0.95] = 0.62-0.87). Este coeficiente, interpretado como la proporcion de la variabilidad debida a los animales, es considerado una buena medida de la consistencia entre evaluadores; donde usualmente el valor resultante es calificado como pobre (<0.40), aceptable a bueno (0.40-0.75) y bueno (>0.75) (Haneline et al, 2009).

Si bien no existen experiencias publicadas sobre el grado de consistencia en la evaluacion de ICC en cuyes, es posible comparar estos resultados con experiencias similares con otras especies. Nicoll (1979), trabajando con 41 bovinos calificados por dos evaluadores, obtuvo un coeficiente de correlacion moderado (0.60) entre los registros de los evaluadores para el mismo animal. Igualmente, Fitzgerald et al. (2009) obtuvieron correlaciones de 0.59 y 0.58 usando ICC de 1 a 9 y de 1 a 5, respectivamente, con 125 marranas y 17 evaluadores con diferente experiencia en la calificacion de ICC. Mejores resultados fueron obtenidos por Audige et al. (1998), quienes aplicaron el ICC en el venado rojo con dos evaluadores logrando coeficientes de 0.81 para las jovenes (n = 39) y 0.79 para las adultas (n = 90).

[FIGURA 1 OMITIR]

Es posible que algunas de las asunciones para el uso de ANOVA en la obtencion del CCI hayan sido violadas, ya sea por la naturaleza discreta de los ICC, porque exista heterogeneidad de varianzas entre evaluadores, o porque la distribucion de los ICC sea sesgada (en condiciones no experimentales es dificil obtener valores cercanos a los extremos de la escala). Estas posibilidades llevaron a Kristensen et al. (2006) a emplear el coeficiente de kappa ponderado [<0.4 (deficiente), 0.4-0.8 (moderado) y >0.8 (excelente)], como alternativa al CCI para examinar la consistencia entre evaluadores del ICC en bovinos de leche, obteniendo coeficientes de 0.17 a 0.78.

En el presente estudio, la eleccion del CCI, basado en un ANOVA, como expresion de consistencia es justificable considerando que los ICC finales fueron aproximados experimentalmente, los evaluadores tuvieron la misma experiencia y entrenamiento en la calificacion de ICC, y la prueba de desviacion de la normalidad para los residuos, despues del efecto del evaluador y del animal (resultados no mostrados) no fue significativa.

Asociacion entre Variables

Debido a la alta consistencia, el analisis de correlacion entre los valores de ICC y los estimados cuantitativos de grasa corporal se hizo promediando los valores de ICC de los cuatro evaluadores. El Cuadro 1 muestra una alta y significativa correlacion entre los ICC y el IMC, la grasa total y porcentual, y los cuerpos grasos mesentericos, perirenal-uterino y dorso cervical caudal. El grado de correlacion fue menor, aunque estadisticamente significativo, para los demas cuerpos grasos.

Correlaciones de ICC con estimados directos de grasa corporal han sido reportados por Sanson et al. (1993), empleando un ICC de 1 a 9 en ovejas y dos evaluadores entrenados, obteniendo coeficientes de correlacion desde 0.84 con la masa combinada de los cuerpos grasos renal, pelvico y del corazon, hasta 0.97 con el porcentaje del grasa del cuerpo vacio (carcasa, organos y visceras limpias). Los ICC tambien han sido correlacionados con estimaciones indirectas de grasa corporal, especialmente aquellas obtenidas mediante ultrasonido. Asi, Gentry et al. (2004), trabajando con yeguas y un ICC de 1 a 9, obtuvieron correlaciones de 0.87, 0.84, 0.82 y 0.86 con el espesor de la grasa subcutanea en la base de la cola, el anca, la 13a costilla y la cruz, respectivamente. Similares correlaciones (r = 0.86) han sido obtenidas en bufalos con un ICC de 1 a 5 (Anitha et al, 2010). Es pertinente senalar que en todos estos casos, las condiciones corporales finales de los animales fueron generadas experimentalmente.

[FIGURA 2 OMITIR]

Capacidad de Prediccion de los ICC

El analisis de regresion lineal mostro que los ICC promedio predijeron significativamente las variaciones en todos los estimados de grasa corporal (IMC y grasa mesenterica, perirrenal-uterina, dorso-cervical-caudal, mamaria, poplitea, axilar, total y porcentual). La Fig. 2 muestra los diagramas de dispersion del ICC y las ecuaciones de regresion frente a las variables IMC, grasa total, y grasa dorso-cervical-caudal, las cuales fueron las que mostraron mejor correlacion con el ICC. Las ecuaciones de regresion indican que cada incremento de una unidad en el ICC predice un incremento de 0.17 [+ o -] 0.032 en el IMC, de 62.78 [+ o -] 13.21 g en la grasa total y de 8.03 [+ o -] 1.46 g en la grasa dorso-cervicalcaudal.

Los resultados permiten concluir que el indice de condicion corporal que se viene desarrollando en el Centro de Investigacion IVITA-El Mantaro es promisorio. En terminos de consistencia, los valores de CCI son cercanos a excelentes y se compara favorablemente con los obtenidos por otros investigadores. Aun cuando en este estudio no se determino la consistencia intraevaluador, los resultados sugieren que este indice muestra un componente razonable de objetividad.

Los analisis de correlacion y regresion tambien se muestran favorables. Los valores de ICC correlacionan con todos los estima dos de grasa corporal, pero particularmente bien con el IMC y la grasa total. El IMC es un estimado indirecto de la acumulacion de grasa y, aunque su precision ha sido cuestionada (Roubenoff et al, 1995), es usado extensivamente en diferentes especies. Entre los componentes de la grasa total, el cuerpo dorso-cervical-caudal es el que mejor correlaciona con los valores de ICC, posiblemente como resultado de la metodologia de palpacion. Las ecuaciones de regresion muestran coeficientes estadisticamente significativos con amplitudes que variaron entre 36 y 42% del valor medio.

AGRADECIMIENTOS

Esta investigacion fue ejecutada gracias al financiamiento parcial del Vicerrectorado de Investigacion de la UNMSM a traves del proyecto CSI 080801031. Los autores agradecen la colaboracion de estudiantes y tecnicos de la EE IVITA El Mantaro en la obtencion de los cuerpos grasos.

LITERATURA CITADA

(1.) Aliaga L, Moncayo R, Rico E, CaycedoA. 2009. Produccion de cuyes. Lima: Universidad Catolica Sedes Sapientiae. 808 p.

(2.) Al-Sabbagh TA, Swanson LV, Thompson JM. 1995. The effect of ewe body condition at lambing on colostral immunoglobulin G concentration and lamb performance. J Anim Sci 73: 28602864.

(3.) Anitha A, Kapa SR, Jeepalyam S, Moorthy S, Rangappa P, Yemireddy KR. 2010. Development of the body condition score system in Murrah buffaloes: Validation through ultrasonic assessment of body fat reserves. J Vet Sci 11:1-8.

(4.) Audige L, Wilson PR, Morris RS. 1998. A body condition score system and its use for farmed red deer hinds. New Zeal J Agr Res 41: 545-553.

(5.) Domecq JJ, Skidmore AL, Lloyd JW, Kaneene JB. 1995. Validation of body condition scores with ultrasound measurements of subcutaneous fat of dairy cows. J Dairy Sci 78: 2308-2313.

(6.) Dorsten CM, Cooper DM. 2004. Use of body condition scoring to manage body weight in dogs. Contemp Top Lab Anim 43: 34-37.

(7.) Edmonson AJ, Lean IJ, Weaver LD, Farver T, Webster G. 1989. A body condition scoring chart of Holstein dairy cows. J. Dairy Sci 72: 68-78.

(8.) Esbenshade KL, Britt JH, Armstrong JD, Toelle VD, Stanislaw CM. 1986. Body condition of sows across parities and relationship to reproductive performance. J Anim Sci 62: 1187-1193.

(9.) Fitzgerald RF, Stalder KJ, Dixon PM, Johnson AK, Karriker LA, Jones GF. 2009. The accuracy and repeatability of sow body condition scoring. Prof Anim Sci 24: 415-425.

(10.) Fleiss JL, Shrout PE. 1978. Approximate interval estimation for a certain intraclass correlation coefficient. Psychometrika 43: 259-262.

(11.) Garnsworthy PC. 1988. The effect of energy reserves at calving on performance of dairy cows. In: Garnsworthy PC (ed). Nutrition and lactation in the dairy cow. England: Butterworths. p 157-170.

(12.) Gentry LR, Thompson DL Jr, Gentry GT Jr, Del Vecchio RP, Davis KA, Del Vecchio PM. 2004. The relationship between body condition score and ultrasonic fat measurement in mares of high versus low body condition. J Equine VetSci24:198-203.

(13.) Haneline M, Cooperstein R, Young M, Birkeland K. 2009. An annotated bibliography of spinal motion palpation reliability studies. J Can Chiropr Assoc 53: 40-58.

(14.) Hardin, R. 1990. Using body condition scoring in beef cattle management. The University of Georgia, College of Agricultural and Environmental Sciences, Cooperative Extension Service. Circular 817.

(15.) INCAGRO. 2006. Subproyecto "Desarrollo y evaluacion de reproductores para maximizar la produccion de cuyes de carne". [Internet], [16 setiembre 2009]. Disponible en: http://www.incagro.gob.pe/ci-proyectos-fase- ii.shtml?x=14593

(16.) Jimenez R, Huaman R. 2010. Manual para el manejo de reproductores hibridos especializados en produccion de carne. El Mantaro, Peru: INCAGROACRICUCEN-UNMSM. 175 p.

(17.) Kristensen E, Dueholm L, Vink D, Andersen JE, Jakobsen EB, IllumNielsen S, Petersen FA, Enevoldsen C. 2006. Within- and across-person uniformity of body condition scoring in Danish Holstein cattle. J Dairy Sci 89: 3721-3728.

(18.) Nicoll GB. 1979. Analysis of subjective body condition scores. Dunsinea Moorepark and Western Research Centres Research Report 1979. p 8-9. [Internet], [22 junio 2011]. Disponible en: http://www.cabdirect.org/abstracts/ 19810159018.html;jsessionid=5624B9E57A97E11C73EDFF90F- 48B7DA3

(19.) Roche JR, Lee JM, McDonald KA, Berry DP. 2007. Relationships among body condition score, body weight, and milk production variables in pasturebased dairy cows. J Dairy Sci 90: 38023815.

(20.) Roubenoff R, Dallal GE, Wilson PWF. 1995. Predicting body fatness: The body mass index vs. estimation by bioelectrical impedance. Am J Public Health 85: 726728.

(21.) Sanson DW, West TR, Tatman WR, Riley ML, Judkins MB, Moss GE. 1993. Relationship of body composition of mature ewes with condition score and body weight. J Anim Sci 71: 1112-1116.

(22.) SAS Institute Inc. 2009. SAS/STAT(r) 9.2 User's Guide. 2nd ed. Cary, NC: SAS Institute Inc. 7886 p.

(23.) Shrout PE, Fleiss JL. 1979. Intraclass correlations: Uses in assessing rater reliability. Psych Bull 86: 420-428.

(24.) Shrubsole-Cockwill AN, Cockwill KRN, Parker DL. 2008. Omental torsion in a guinea pig (Cavia porcellus). Can Vet J 49: 898-900.

(25.) Veterinary Teaching Hospital, Michigan State University. 2011.

Feeding and caring for your guinea pig. College of Veterinary Medicine Menu Series. [Internet], [22 junio 2011]. Disponible en: http://old.cvm.msu.edu/ documents/Abood PDF/ GuineaPigs1.pdf

Miguel Ara G. [1,4], Ronald Jimenez A. [3], Amparo Huaman C. [3], Fernando Carcelen C. [1], Diego Diaz C. [2]

[1] Laboratorio de Bioquimica, Nutricion y Alimentacion Animal, [2] Clinica de Animales Menores, Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima

[3] Estacion Experimental del Centro de Investigacion IVITA-El Mantaro, Huancayo

[4] E-mail: miguelara49@gmail.com
Cuadro 1. Coeficientes de correlacion (1)
entre los indices de condicion corporal
(ICC) y los estimados de grasa
corporal de 40 cuyes hembras

Estimado de grasa corporal   r
IMC                          0.87
Grasa total                  0.83
Grasa porcentual             0.82
Cuerpos grasos
  Mesenterico                0.81
  Peri-renal uterino         0.83
  Dorso cervical caudal      0.86
  Mamario                    0.70
  Popliteo                   0.61
  Axilar                     0.74

(1) Todos los coeficientes de correlacion
fueron significativos (p<0.05)
COPYRIGHT 2012 Universidad Nacional Mayor de San Marcos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ara G., Miguel; Jimenez A., Ronald; Huaman C., Amparo; Carcelen C., Fernando; Diaz C., Diego
Publication:Revista de Investigaciones Veterinarias del Peru (RIVEP)
Date:Dec 1, 2012
Words:3285
Previous Article:Efecto de la suplementacion con bloques minerales sobre la productividad de cuyes alimentados con forraje.
Next Article:Determinacion de la concentracion letal media ([CL.sub.50]) y eficacia del Eugenol como anestesico sobre Xiphophorus helleri (Heckel, 1848)...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters