Printer Friendly

Democracia con estilo propio.

Indonesia: las alianzas y el Islam

En los medios musulmanes, se afirmaba que "mientras hubiera hombres capaces, ninguna mujer debia hacerse cargo de la Presidencia".

SEGUNDA Y ULTIMA PARTE

Dentro de la transformacion que esta experimentando la nacion indonesia, hay que senalar que la sociedad exigia una investigacion sobre el enriquecimiento de Suharto y de su familia. La demanda dividio a la clase politica. Recuerdese que Habibie y el general Wiranto (el jefe de las fuerzas armadas) fueron hombres de confianza del ex presidente y se oponian a cualquier proceso legal contra su protector. Esa oposicion podia entorpecer las reformas del sistema y, para evitarlo, Wahid se convirtio en el promotor de un "dialogo de reconciliacion" y en el mediador entre los representantes de la oposicion, Habibie, Wiranto y Suharto. Con todo ello, Wahid reforzo la imagen de conciliador que siempre habia proyectado.

Tanto Wahid como Rais se involucraron en la organizacion de nuevos partidos politicos: el primero promovio la creacion del Partei Kebangunan Bangsa (PKB, Partido del Despertar Nacional), basado en Nahdlatul Ulama, pero decidio no participar en la direccion del mismo: el segundo creo el Partei Amanat Nasional (PAN, Partido del Mandato Nacional) sobre la base de Muhammadiyah y se convirtio en su presidente. En la eleccion de junio del 98, el PDI-P de Megawati obtuvo aproximadamente un tercio de los votos, seguida por el Golkar (con poco mas del 20 por ciento) y por el PKB (con casi el 20 por ciento).

Luego de la eleccion, Megawati se perfilaba como la candidata mas fuerte para disputar la presidencia a Habibie. En los circulos oficiales se temia que adoptase una actitud revanchista contra quienes derrocaron a su padre y contra los que participaron en la maniobra para deponerla de la presidencia del PDI en 1996.

En los medios musulmanes, en cambio, se afirmaba que "mientras hubiera hombres capaces, ninguna mujer debia hacerse cargo de la presidencia". Amien Rais fue mas alla del prejuicio socio-religioso y logro establecer un acuerdo entre los partidos de filiacion islamica presentes en el parlamento para promover la candidatura de Wahid a la presidencia. En terminos aritmeticos, Habibie, Megawati y Wahid contaban, cada uno, con aproximadamente un tercio del numero de miembros del parlamento. La disputa por la presidencia se anunciaba cerrada.

La crisis de Timor, sin embargo, modifico totalmente el panorama. Los militares, con Wiranto a la cabeza, quisieron reforzar sus posiciones politicas: se embarcaron en la aventura de la intervencion en Timor, primero, y, luego, quisieron aprovechar el desconcierto interno para intentar aprobar una ley sobre seguridad nacional mas estricta que la vigente durante el Nuevo Orden. Los militares acabaron por desacreditarse al tener que dar marcha atras ante la rapida y vasta movilizacion de las organizaciones estudiantiles, populares y politicas. Habibie, por su parte, fue ampliamente criticado por la forma en que se comporto ante la intervencion de los militares indonesios y por haber aceptado la participacion de la fuerza multinacional.

La formula Habibie-Wiranto, apoyada por el Golkar para ocupar la presidencia y la vicepresidencia, fue practicamente condenada al fracaso, confirmado el martes 19 de octubre del 99, cuando la MPR rechazo el informe de gobierno de Habibie. Este no tuvo mas remedio que renunciar a su candidatura ese mismo dia, siendo substituido por Akbar Tandjung, presidente del Golkar. Sin ascendiente politico fuera de los circulos del partido, Tandjung termino por no presentar su candidatura ante la MPR.

Minutos antes de iniciar la sesion del 20 de octubre. Yusril Ihza Mahendra (presidente del Partido de la Estrella y del Creciente) tambien opto por no presentar su candidatura, dejando como unicos contendientes a Megawati y Wahid.

Con el triunfo de Wahid y la previa designacion de Rais como presidente de la MPR, los maximos organismos politicos del pais han quedado en manos de partidos de filiacion islamica. Esto no significa que el movimiento por la reforma desemboque necesariamente en la islamizacion del Estado; antes bien, ambos dirigentes politicos han reiterado constantemente la necesidad de acentuar el caracter laico del Estado y de construir un orden social democratico que permita la convivencia de los multiples grupos etnicos y religiosos que habitan el fragmentario territorio nacional.

En septiembre de 1998, los malasios sorprendieron al mundo con un programa anticrisis economica no ortodoxo. Desde la oposicion, los musulmanes indonesios han sido los principales artifices de la reforma; desde el poder cuentan con todos los elementos para demostrar al mundo que la via a la democracia depende de las condiciones imperantes en cada pais y no de valores "universales" impuestos por decreto por los defensores de la democracia anglosajona. Ojala que tengan exito.
COPYRIGHT 1999 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 1999 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TA: Indonesia; TT: Democracy with it's proper style.; Indonesia
Author:Ramirez Bonilla, Juan Jose
Publication:Siempre!
Date:Nov 11, 1999
Words:832
Previous Article:Adios al siglo XX: A la caza del alfil.
Next Article:Aliados y competidores.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters