Printer Friendly

Del Sermon y sus excesos: aversion a las mujeres en nueva Espana del siglo XVIII.

En este articulo se presenta un analisis del estilo y tema del poema anonimo Sermon, confiscado por la Inquisicion en 1795. Esta obra recurre a los lineamientos de los sermones eclesiasticos para prevenir a los hombres de la maldad de las mujeres y para exhortarlos a huirles; la composicion evidencia algunas de las desviaciones en que incurrio el genero de la predica en Nueva Espana, cuyos habitantes en mas de una ocasion buscaron divertirse y burlarse a costa de la ideologia y modelos de la epoca. Asimismo, se ofrece al lector una edicion cuidada y anotada del poema.

This article presents an analysis of the style and theme of the anonymous poem Sermon, confiscated by the Inquisition in 1795. It is a work that turns to the features of ecclesiatical sermons in order to warn men of the evils of women, and to exhort the former to flee from the latter; the poem displays some of the deviations that were part of the genre of preaching in New Spain, whose inhabitants on more than one occasion went in for entertainment and ridicule at the cost of ideology and models from the period. In addition, the reader is presented with a carefully annotated edition of the poem.

**********

Durante la Edad Media, el sermon se erigio como el medio, por excelencia, para difundir la fe, arraigar virtudes y erradicar vicios. Con el tiempo, el sermon adquirio ciertas estructuras que se convirtieron en autenticos modelos, los cuales sirvieron de guia para los predicadores de las siguientes centurias. En Nueva Espana, desde el siglo XVI hasta el XVIII, el sermon tuvo la misma funcion que en el medievo, pero, en algunas ocasiones, el uso de este genero se aparto de la normatividad, pues los predicadores, con el objetivo de deleitar y mover al publico, abusaban de las fuentes, historias, conceptos, elogios y reprimendas, expresando "proposiciones con matices heterodoxos, criticas contra costumbres religiosas u ostentaciones verborreicas contrarias a los canones" (Mendez 133); de ahi que el Tribunal del Santo Oficio, instituido en America en 1571 con la finalidad de "preservar la pureza de fe en las tierras y almas recien conquistadas" (Alberro 586), se dieta a la tarea de descubrir y sancionar las manifestaciones que se oponian o se desviaban de los dogmas implantados por la Iglesia catolica. Las manifestaciones eran de diversa indole, entre estas las escritas, por lo que la Inquisicion reviso tanto los papeles y los libros hechos en Nueva Espana como los que provenian de la peninsula.

El uso incorrecto del sermon motivo diversas calificaciones y prohibiciones, como se observa en los archivos inquisitoriales, donde ademas de encontrar la calificacion del texto escrito, tambien se hallan disertaciones sobre la manera de predicarlo. Si dentro del ambito eclesiastico el sermon ya se prestaba a excesos que podian llegar a la herejia, fuera de el, donde habia otra cultura al margen, subalterna, formada por distintos grupos novohispanos que tenian otros intereses de vida y gustos, este genero se utilizo con fines distintos a los normados, como son los de divertir y burlarse a costa de la ideologia y modelos de la epoca. Tal es el caso de un poema anonimo, titulado Sermon, que confisca la Inquisicion en 1795, y que sera el objeto de analisis de este trabajo.

El poema se encuentra en el Ramo Inquisicion del AGN, en el volumen 1372, entre los ff. 10v y 11r del expediente 16; el cuadernillo manuscrito consta de 13 folios, con medidas de 230 x 147 mm.; tiene una coloracion azul y decorados florales. (1) Sermon se presenta bajo la forma de ovillejo, que, a decir de Antonio Alatorre, es una "silva escrita total o casi totalmente en pareados y con distribucion libre de endecasilabos y heptasilabos" (28). La composicion tiene un total de 616 versos, con tima consonante. Dos aspectos me interesa destacar del poema: el primero se relaciona con su estilo, pues en la composicion se recurre a los lineamientos de los sermones eclesiasticos, como son el genero, la estructura y el modo, para prevenir a los hombres de la maldad de las mujeres y para exhortarlos a huirles; y el segundo, se asocia con el tema, ya que el texto, por la vision que ofrece de las mujeres y por los topicos que despliega, se puede insertar en la tradicion literaria misogina.

Ya que la conservacion de Sermon se debe a la actividad inquisitorial, es necesario situar el poema en el contexto en que se produjo y se confisco, por lo que recurrire al expediente ("Inquisicion" ff. 1r-35v.), ademas de que el legajo arroja numerosos datos de como se leyo la obra en su momento y como esta transgrediendo el genero de la predica. El expediente contiene la denuncia, decreto, calificacion y declaracion de testigos. El proceso inicia el 19 de julio de 1795 y termina el 25 de noviembre de ese mismo ano; se lleva alrededor de cinco meses.

El 19 de julio de 1795, el regente de la Audiencia de Mexico, don Bahasar Ladron de Guevara, denuncia el cuaderno manuscrito. En su carta de denuncia senala:

El papel que acompano me lo traho uno de los que concurren en esta de Vuestra Merced, como un assumpto chistoso para que me divirtiera; vi parte de el y no tuve pasiencia para sufrir una obra tan desafinada y maldita. El contraviene a la proposicion general de valerse de las cosas sagradas para assumptos profanos, pues esta con el titulo de Sermon y abusa de los textos sagrados para intentar persuadir que las mugeres, cuyo sexo califica la santa Iglecia por devoto, son por su malicia peores y mas nocivas que los demonios; trata a nuestra madre Eva como a una indigna fregona; contiene muchas propocissiones barbaras, temerarias, escandalosas y malsonantes; y aunque el nada tiene de apreciable, [...] pero como la amarga sal de la mordacidad y maledicencia agrada a muchos, es verosimil que anden esparcidas muchas copias. ("Inquisicion" f. 1r)

La carta es recibida el 21 de julio de 1795 por los inquisidores Juan de Mier y Antonio Bergoza y Jordan, quienes, en agosto del mismo ano, mandan el cuadernillo a dos calificadores: los frailes Jose Francisco Valdes y Juan Guadalupe de Leon. Cuatro motivos destacan en las calificaciones, que justifican la prohibicion del poema: por su estilo, ya que "abusa sacrilegamente de la Sagrada Escritura para assumpto ridiculo y burlesco" ("Inquisicion" f. 2r); "de las letras de los Santos Padres" ("Inquisicion" f. 5r) y del "estilo sagrado, con que la santa Iglesia acostumbra o elogiar a sus santos, o instruir a sus fieles en los misterios de nuestra religion" ("Inquisicion" f. 3r-3v); el segundo, porque tiene proposiciones "blasfemas" y "escandalosas" que injurian a las mujeres ("Inquisicion" f. 5v); el tercero, porque algunas de sus proposiciones llegan a la herejia y muestran una doctrina falsa; y el ultimo, porque falta el nombre del autor en la obra ("Inquisicion" f. 5r); cabe senalar que muchos de los textos requisados por la Inquisicion fueron anonimos, ya que "los autores tenian conciencia de sus delitos y ocultaban cuidadosamente su nombre y el origen de la obra" (Gonzalez 130); asi, los inquisidores no podian condenar al respectivo culpable; de ahi que un texto sin nombre del autor fuera sospecho para el Santo Oficio. Estos cuatro motivos fueron suficientes para que el Tribunal prohibiera el poema el 13 de octubre de 1795, pues atentaba contra la fe y los dogmas catolicos, que esta institucion queria preservar.

Despues de que los inquisidores decretan la prohibicion se comienzan las debidas averiguaciones "para inquirir sobre el autor y exemplares" ("Inquisicion" f. 9r-9v); durante el mes de noviembre de 1795 se realizan las declaraciones de testigos, de las que se obtienen los siguientes datos: el dueno del cuademillo era Jose Antonio Troncoso, escribano de la fiel ejecutoria, de 64 anos; el dejo el manuscrito en casa de Josefa Escamilla y su hermana, quienes se lo prestaron a Francisco Villegas, oficial platero; el, despues de leerlo, se lo paso a Tomas Morquecho, administrador del estanco de pieles, quien, a su vez, se lo llevo al regidor Baltasar Ladron de Guevara para que se divirtiera. Jose Antonio Troncoso obtuvo la copia de un "librero de mano, llamado don Francisco Gonzalez, ya difunto, quien se la presto al declarante habra quatro o cinco anos para que sacara otra copia, la que le dio el declarante a Juan Aguilar, oficial de impresor en la de don Jose Jauregui" ("Inquisicion" f. 20r). Es decir, el escribano tenia el cuadernillo desde 1790, asi que el poema puede datar de esa fecha o de unos anos atras, no se sabe con certeza. Sin embargo, por ciertos usos ortograficos, sobre todo los signos de interrogacion y admiracion, se puede asegurar que el manuscrito se redacto durante la segunda mitad del siglo XVIII. Sobre el autor de Sermon, Troncoso no sabia quien era y el librero jamas se lo dijo; el suponia que Francisco Gonzalez lo obtuvo "de algunos bienes, como que era avaluador de libros" ("Inquisicion" f. 20r). El escribano justifica haber conservado el cuademillo, porque "haviendolo leido y visto los padres lectores fray Vicente Velasco y el padre P. Pensado, cuyo nombre ignora, ambos religiosos dominicos, que oy se hallan en el Colegio de Portaceli, estos nada le dixeron sobre el sermon y solo les sirvio de diversion" ("Inquisicion" f. 20r). Esto muestra que a pesar de los esfuerzos de la Iglesia y la Inquisicion por salvaguardar la fe y las buenas costumbres, los novohispanos, incluso los miembros eclesiasticos, encontraban distintas maneras de liberacion y, sobre todo, de entretenimiento, las cuales no siempre estaban de acuerdo con lo promovido por dichas instituciones.

Respecto a los ejemplares de la obra, Troncoso, como se indica en la cita, hizo una copia del texto y se la dio a Juan Jose de Aguilar, para que el se "lo aprehendiera de memoria y lo relatara para divertirse en algunos concursos, porque el que declara ha aprendido otras piesas jocosas para el intento dicho" ("Inquisicion" f. 21v). Tal copia tambien se encuentra dentro del expediente, ocupa los ff. 11r-15r. Se trata de una copia alterada del poema Sermon, de menor extension, pues suprime varios versos del "original"; ademas, las citas del Genesis y Apocalipsis, que en el cuaderno manuscrito se encontraban en espanol, se cambian al latin, tal vez con la intencion de acentuar en la obra el tono de predica religiosa, y, entre otras transformaciones, se inserta, hacia el final de la copia, una copla popular. (2) Esta copia puede considerarse una refundicion de Sermon, que obedece a determinado objetivo: el hecho de que el poema se fuera a recitar ante un grupo de personas motivo que Troncoso hiciera algunos cambios, en un afan, quiza, de acercar mas la obra al publico de su epoca. Por ahora, mi intencion no es analizar los cambios y relaciones que se establecen entre los dos poemas, pues esto exigiria un estudio de otra naturaleza, sino solo me centrare en el primer texto.

La obra Sermon tiene como antecedente conocido otro poema, tambien titulado Sermon, que escribio Joseph Gomez del Valle, en una carcel publica de Nueva Espana, en 1735, cuando purgaba una pena por blasfemo, que le habia impuesto el Santo Oficio. Maria Agueda Mendez analiza esta obra, la cual tiene varias semejanzas con nuestro poema: en principio el titulo, que invita al lector u oyente a establecer una relacion directa entre el poema y el genero sermon, que era muy conocido en la epoca y cuya familiarizacion permitia hacer un juego parodico. En nuestros tiempos, tenemos que recurrir a la oratoria y los manuales de predicadores para evidenciar este vinculo, porque nuestro referente, es decir, el genero sermon, ya nos es lejano; falta al lector actual esa competencia necesaria para reconocer el modelo del que parte el poema, pues sin ese bagaje cultural el juego parodico se pierde por completo; de ahi que sea necesario conocer y mencionar los rasgos y procedimientos del sermon, como se indicara mas adelante. La siguiente semejanza es el tema, por d que se ubican en la tradicion literaria misogina, caracterizada por mostrar una "actitud de odio, aversion y desprecio de los hombres hacia las mujeres" (Bosch 9). Finalmente, ambos poemas utilizan recursos similares a los del sermon, como son la estructura, las autoridades, exemplum y comparacion, por lo que se pueden considerar parodias satiricas, pues al imitar este genero, lo desvian de su funcion original y le dan otro sentido: rebajan, asi, su dignidad.

Un rasgo que acerca a los dos "sermones" y, al mismo tiempo, los aleja de su modelo generico es el uso del verso; los sermones solian recurrir a figuras poeticas para ornamentar el discurso, pero era raro que aparecieran como poemas. Las dos obras son silvas y la eleccion de esta forma no es gratuita, obedece a la busqueda de un contraste entre el texto nuevo y el modelo que se parodia. Que mas grato para el lector u oyente que recibir un sermon en verso, cuyo lenguaje polisemico se presta a dobles sentidos o distintas interpretaciones; esto opuesto a lo que buscaba el sermon, legitimar un discurso por medio de un lenguaje claro y concreto, aunque en la practica, como ya se senalo, no siempre fue asi. En ambos poemas se intenta divertir al lector a expensas de un genero solemne, el cual se aprovecha para mostrar un tema profano, que, bajo el disfraz de sermon, resulta aun mas comico. Tambien por el tema y uso del verso, las dos composiciones se acercan a la satira, genero que fue sumamente explorado por los novohispanos y, en general, por los americanos; durante el siglo XVIII, se utilizo para denigrar a las autoridades, cuestionar y ridiculizar "las costumbres, las ceremonias, la ensenanza [...] las oraciones, la muerte y hasta Dios" (Gonzalez 78); numerosas satiras, escritas en verso, fueron confiscadas por la Inquisicion.

La diferencia mas evidente entre el poema de 1735 y el de 1795 es la autoria, ya que en el primer caso se conocio al autor y en el segundo no, lo que ocasiono distintas actitudes y resoluciones por parte del Tribunal. Baste senalar que en el primer caso habia un agravante mas para el autor, pues ademas de escribir el poema Sermon, lo represento con un habito prestado. En las acciones y en la escritura de Gomez del Valle se manifiesta una "perversion de valores" (Mendez 133) que atenta contra la Iglesia y sus preceptos, lo que debia castigarse con rigor, pero que no sucede con este autor debido a que la Inquisicion, luego de haberlo puesto en una carcel publica, se percato y conmovio de las penurias que pasaba al cumplir con su condena, por lo que decidio exonerado y dejarlo libre. La existencia de ambos poemas revela una tradicion literaria que se queria silenciar y erradicar, pero que encontro adeptos en Nueva Espana durante el siglo XVIII.

Del estilo sagrado a la parodia satirica en Sermon

Como ya se senalo, el poema de 1795 sigue los lineamientos del sermon, pues imita el genero, modo y estructura de esta preceptiva religiosa: en el caso del genero, fray Luis de Granada distingue dos tipos clasicos: deliberativo y panegirico; nuestra obra se inscribe en el deliberativo, que tiene por objetivo disuadir a alguien para que mude de dictamen o cambie de proposito (Herrero 186; 307). El autor anonimo de Sermon quiere disuadir a los hombres para que se alejen y huyan de las mujeres, por ser nocivas para ellos:
   Para agradar a Dios es menester
   huir, pues lo dise assi, de la muger,
   huir de ellas, no miradas,
   nunca ohirlas ni tocarlas,
   porque son basiliscos, si se acata,
   porque solo su vista tal vez mata. (w. 294-299)


El modo se relaciona con la estrategia predicativa y se distinguen tres tipos: "sermones sobre el evangelio del dia, [...] sobre un tema y [...] panegiricos" (Herrero 188). El poema se inserta dentro de los sermones de un solo tema; en la obra, todos los elementos se estructuran alrededor de uno: la mujer, a la que se condena, vitupera y culpa de los males del mundo. El presupuesto del autor es que todas las mujeres en el mundo son perversas, las que existieron, existen y existiran, a excepcion de la virgen Maria, quien, por concesion de la literatura misogina, es el unico miembro del genero femenino que se salva del oprobio. Cabe senalar que en los sermones de la epoca ya habia una veta misogina, en la que se juzgaba y vituperaba a las mujeres vanidosas, infieles y andariegas; de ahi que Herrero Salgado indique que "La literatura misogina podria alimentar sus paginas con suculentos fragmentos de sermones. Es tesis de los predicadores, que si, ya en los albores de la creacion, por la mujer entro el pecado en el mundo, por la mujer continua esclavizandolo" (298). Los principales temas que movian esa vena misogina eran la vanidad, moda, lujuria, pretendientes, honor y honra. Si bien la predica se prestaba para la misoginia, siempre se intentaba ocultar, matizar o justificar esta veta; en cambio, en el poema hay abiertamente una vision misogina; el autor, por medio de la hiperbole, vituperium y el uso de diferentes topicos misoginos, trata de divertir a los lectores a costa de las mujeres, por lo que todas son objeto de oprobio. Su objetivo no es erradicar algunos vicios de la mujer, como sucedia en algunos sermones, sino anularla por medio de su discurso.

En cuanto a la estructura de la predica, esta viene dada por el modo y los sermones de un solo tema constan de cuatro partes: exordio (exordium), narracion (narratio), confirmacion (confirmatio) y epilogo (clausio). En Sermon se encuentran esas partes, que, a su vez, se dividen en otros elementos, los cuales senalare a continuacion e indicare tambien como aparecen en el poema.

El exordio incluye el tema, prothema o introduccion, division y la salutacion o peticion de gracia. En Sermon se encuentran esas partes, excepto la division, donde se exponen los puntos a tratar en el sermon, por lo regular no se senalaban mas de tres. El exordio busca atraer la atencion del publico y hacer al oyente "benevolo, atento y docil" (Herrero 87). En este se presenta el tema o materia, que sera el fundamento del sermon. La materia podia ser moral, escolastica, filosofica, metafisica y, aunque siempre se enfauzaba en que debia predicarse el Evangelio, con el tiempo, se empezo a elegir "de conformidad con las necesidades del lugar y del auditorio" (Herrero 188). En la obra, el exordio ocupa los primeros 103 versos; ahi, se senala el tema, que, como ya se indico, es la mujer. El prothema, que es una cita biblica o un prologo usado para introducir el tema, se presenta en los 28 versos iniciales del poema. El pasaje del rapto de las sabinas, realizado por Romulo para garantizar y legitimar la estirpe romana (s. v. 'Rapto de las sabinas', EUI), funciona comoprothema en el poema (vv. 1-28).
   Romulo en Roma estuvo sin reposo,
   porque poblar a Roma era d cuidado,
   [...]
   a toda su comarca y poblacion
   manda llamar a edictos y pregones,
   comvida a los savinios,
   y a otros pueblos cercanos y vecinos.
   Ahora pregunto yo: dcon que destino
   tan grandes fiestas Romulo previno?
   Yo dare la razon:
   con la misma intencion que yo el sermon.
   Romulo se hizo un cargo y, mui prudente,
   dijo; "Entre tanta gente,
   que concurran mujeres es preciso".
   Y, en fin, fue dar sobre ellas, como lo hizo.
   Quien quiera saver con que intencion,
   que lea a san Augustin con Estravon.
   (vv. 1-2, 7-20)


Desde los primeros versos aparecen dos recursos caracteristicos del sermon: las autoridades y la comparacion; se menciona a uno de los Santos Padres de la Iglesia, san Agustin, y uno de los exegetas mas importantes de la Edad Media, Walafrido Estrabon. Tambien se compara la intencion de Romulo de "poblar a Roma", cuando rapta a las mujeres sabinas, con el objetivo del sermon: "!Atencion, auditorio, que ya infieres / que mi fin es que caigan las mujeres" (vv. 25-26). Al citarse el pasaje de la fundacion de Roma en el poema, este cambia de sentido, pues en la leyenda de Roma se presenta el rapto de las sabinas como un acto estrategico de Romulo, quien ante el rechazo del pueblo sabino por unificar su estirpe con la de los romanos, decide secuestrarlas para perpetuar y legitimar su raza. En cambio, en el poema, el rapto no se presenta como un acto estrategico loable y digno de admiracion, sino como un acto movido por la lujuria de los romanos: "dar sobre ellas" (v. 18). Una vez rebajada la accion de Romulo, el autor puede comparar la intencion del rapto con la de su obra: "que caigan las mujeres", frase que adquiere un doble sentido, pues, por un lado, se quiere derrotar a las mujeres y, por el otro, se quiere "caher" sobre ellas, por lo que este verbo adquiere una connotacion sexual. La segunda lectura del verbo "caer" se conftrma en los versos siguientes:
   !Ya caio la mujer
   y a traicion la huvimos de cojer!
   Algo daria por caher entre paganos
   o entre gentiles antes que en mis manos. (vv. 81-84)


Los calificadores notaron esa connotacion, lo que motivo parte de su censura; al respecto el padre Leon dice: "La palabra caer puede tener buen sentido, pero el autor, en su cuaderno, que repite mucho: que caygan, ya cayo la mujer, etc., le da un sentido desvergonzado, ofencibo a oydos piadossos, christianos, demostrandose su malvada inteligencia desde el principio" ("Inquisicion" f. 7r). A lo largo del poema, las citas de determinadas autoridades adquieren otro sentido, pues al sacadas de su contexto, se desvia su sentido original, se resignifican, una caracteristica de la parodia. En el exordio tambien se parodia el capitulo 1 y 2 del Genesia', del verso 33 al 92, se retornan los dias de creacion del mundo, con la finalidad de que en el transcurso de la semana "caiga" alguna mujer, lo que sucede en el sexto dia, el viernes.

En estos versos se transgreden los limites entre discurso sagrado y discurso mundano, pues al usarse los dias de creacion como medida de tiempo para derrocar a las mujeres, se ponen en el mismo plano las Escrituras y el poema burlesco; esto en detrimento de la palabra sagrada, ya que pierde respeto y se vuelve objeto de irreverencia. En el Genesis aparece la frase "Y vio Dios que era bueno" al f-mal de cada creacion y en Sermon se duplica el adjetivo "bueno" en varios versos. Ese "bueno, bueno" funciona como estribillo en el exordio, pero, cuando se crea a la mujer, adquiere un matiz comico e irreverente, pues el poeta cuestiona y desaprueba la accion de Dios: "?Que dicen de esta alaja [la mujer] que ya vemos? / 'Bueno, bueno', Senor, con voz diremos. / Mas no, Senor, malo, malo, pues ella / hizo mas estrago que sentella, / pues, de malear a su marido, / todito el universo esta perdido" (vv. 85-90).

El exordio cierra con la peticion de gracia o salutacion a la virgen, que aparece en los versos 101-103: "Y para esto, quien nacio con la Gracia / que perdio la mujer, me de eficacia / aquella singular Ave Maria". El autor de Sermon, para cumplir con la funcion del exordio, que es atraer la atencion del publico, llama y exhorta al auditorio constantemente: "!Atencion, auditorio, [...]!" (v. 25) o "Tengan, pues, atencion, / que ya emos comenzado la funcion" (vv. 31-32). La importancia del publico se destaca aun mas al presentar el sermon como una "funcion", termino cuyo significado en el siglo XVIII se extendia a "qualquiera acto publico, que se celebra con la concurrencia de mucha gente" (s. v. 'funcion', Diccionario de Autoridades). El mayor merito del predicador era deleitar y mover el animo del publico; de ahi que se esforzara por presentarlo de la manera mas grata y atractiva posible, pues como senala Felix Herrero Salgado:
   Ir al sermon era un acto social, como ir a las comedias. Cuando el
   predicador era de los campanillas, horas antes de la funcion
   religiosa las calles que confluian en la iglesia se convertian en
   rios de gentes que se encaminaban a ella para asegurarse un buen
   lugar, o, al menos, un sitio cualquiera dentro del templo. La
   expectacion del exigente publico tenia su correspondiente
   repercusion en el animo del orador. (212)


El exito del sermon dependia tanto del mensaje como de la forma de predicar y en el poema existen marcas que apuntan a la teatralidad del texto, parte basica en la predicacion, pues de esta tambien dependia el poder de convencimiento del orador; entre esas marcas de teatralidad se encuentran diversas expresiones verbales: "!Ay pobresitos hombres miserables, / que enemigos teneis tan formidables!" (vv. 180-184), "!Y malditas de Dios, ay, que no es nada!" (v. 332), "!Ay pobrecitos hombres, mis oyentes!" (v. 381), "!ay Dios, que espanto!" (v. 401), etc.

La siguiente parte del sermon de un solo tema es la narracion, donde se plantean o declaran determinadas sentencias o proposiciones, que han de regir la predicativa religiosa. La narracion del poema se encuentra en los versos 96-100:
   Pero no se ha acabado mi sermon;
   tengo que predicar
   mucho y decir lo que e de provar:
   que son las mujeres, no es absoluta,
   peores que los demonios, sin disputa. (vv. 96-100)


En la confirmacion del sermon "cada uno de los puntos, consideraciones o argumentos tenia que probarse con autoridades de la Escritura, Santos Padres, Doctores de la Iglesia y filosofos, y con buenas razones, e ilustrarse con comparaciones y ejemplos" (Herrero 190). La confirmacion en la obra abarca los versos 104-590; en estos se fundamenta la proposicion planteada en la narratio con la ayuda de diversas autoridades: la primera es el Apocalipsis de san Juan Evangelista. En el poema se parafrasea un versiculo de ese libro: "!Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo" (Apocalipsis, 12: 12), pero se cambia el agente de la oracion, pues ya no es el Diablo, quien desciende a la tierra, sino la mujer, a la que se le compara con el demonio: "!Ay de la mar y tierra! !Guerra, guerra, / que ya estan los demonios en la tierra!" (vv. 104-105). Tambien del Apocalipsis se retorna el pasaje del dragon, que con "su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojo sobre la tierra" (12: 4); el dragon simboliza la maldad y los pecados capitales, pues tiene siete cabezas, pero en Sermon se minimiza su naturaleza demoniaca, porque se indica que la mujer, por su maldad, es peor y mas nociva que el dragon (veanse w. 112-135 y 359-370).

El sentido original de las fuentes, como ya se senalo, se subvierte en el poema; asi, el cambio de sentido de las citas del Apocalipsis sirve para demostrar que la mujer es similar a los demonios, pues sus acciones son iguales o mas daninas que las de estos seres. A lo largo de la obra se recurre a la comparacion e hiperbole para representar y caracterizar a la mujer. La mujer comparada con el Diablo es un topico en la tradicion misogina (Catedra 39-50), asi tambien la "maldad innata de las mujeres" (Lacarra 420), que se presenta desde la "Satira VI" de Juvenal, "modelo de referencia obligada para toda la literatura misogina" (Lacarra 420). Despues del Apocalipsis, se senalan cinco autoridades mas con la finalidad de disuadir a los hombres para que huyan de las mujeres: san Pedro, con su "Carta primera", en la que el apostol, a decir del poeta, incita a los hombres a que enfrenten "cara a cara" al Demonio, pero aconseja que se escabullan de las mujeres: "Huye, huye, nos dice, y no la aguardes" (v. 151), por lo que el autor anonimo se pregunta y concluye: "?Conque al Diablo aguardarlo cara a cara / y a las mujeres huidas? Cosa rara. / Luego, segun aquestos pareceres, / peores que el Demonio son las mujeres" (w. 152-155).

Asimismo, se alude a san Pablo (vv. 255-261), dos Santos Padres latinos, san Agustin de Hipona (vv. 158-161) y san Jeronimo de Estridon (vv. 170-175); y, finalmente, Dios, autoridad incuestionable (vv. 294-299). Tambien se recurre a otras autoridades para demostrar cuan peligrosas son las mujeres: san Buenaventura--Doctor de la Iglesia-, Origenes--teologo-, Job y Salomon--personajes biblicos.

En el poema tambien se recurre al exemplum y la comparacion para probar la maldad de las mujeres. Todos los ejemplos mencionados en Sermon se relacionan con hombres ilustres vencidos por una mujer: Adan perdio el paraiso por culpa de Eva (w. 211-219); Sanson, a pesar de su fortaleza, fue derrotado por Dalila (vv. 335-338); David, con toda su santidad, fue conquistado por Betsabe (vv. 339-342); los israelitas, aunque tenian el favor de Dios, se entregaron a la pasion de las mohavitas (vv. 343-346); Julio Cesar, hombre de gran inteligencia, sucumbio ante Cleopatra (w. 347-350); se alude a la perdida de Espana, debido al amor de Rodrigo por Florinda, "La Cava" (w. 397-350); y Enrique vIII, quien, por sus deseos de procrear con Ana Bolena, transformo la monarquia y la Iglesia de Inglaterra, por lo que se le considero hereje (vv. 401-404). Por medio de estos ejemplos, el autor muestra que las mujeres han causado los peores danos a la humanidad, ya que han perdido y condenado a distinguidos personajes de la Historia y naciones completas. El catalogo de personajes "caidos" es un topico que aparece en la literatura misogina (Archer 17-53). En el poema Sermon de 1735 tambien se encuentra una lista de hombres "caidos" y se cita la historia de Rodrigo y Florinda, como anos despues haria nuestro autor anonimo.

Acerca de los similes, en el poema se compara a la mujer con el Diablo, con los pecados capitales (vanidad: "la mujer tambien tiene su licor / con que muda el pellejo y la color", w. 527-528; avaricia e ira: las mujeres buscan "quitarles el dinero y la salud [a los hombres], / con una ravia atroz", w. 195-196); y con los vicios, como el chisme. Sobre este ultimo, el poeta indica que si las mujeres no estan dedicadas a sus labores de costura, entonces hablan de los demas e inventan numerosos embustes (veanse w. 447-458 y 467-482).

Se compara ademas a la mujer con animales ponzonosos; asi, se le asocia con la serpiente, culebra o aspid, pues, segun el autor anonimo, en la forma, costumbres y deseos son similares (vv. 507-524). Asimismo, se le asemeja con el escorpion (v. 303) y la hormiga (v. 265). De igual manera, se le relaciona con seres mitologicos: basilisco (v. 298), sirena (v. 267) y esfinge (v. 566). Finalmente, toda esta serie de comparaciones, que se basan en la figura del vituperium, sirve para mostrar a la mujer degradada fisica y moralmente. La intencion es que al exhibirla con tal fealdad, d hombre no quiera acercarsele y asi se cumpla el objetivo de la predica.

El epilogo suele cerrar el sermon con una formula o con la mencion de "una autoridad que haga correspondencia con el tema general, concluyendo asi de forma circular con la vuelta al principio del sermon" (Herrero 105). En la obra, el epilogo inicia a partir del verso 590 y en esta parte se retorna a otra autoridad: san Tirso, que consuela a los hombres al senalarles que, a pesar de todos los danos que las mujeres puedan causar en la tierra, Dios jamas los abandonara; solo deben encomendarse y confiar en El (w. 603616). Con esta ultima autoridad y mensaje cierra de manera circular el Sermon. La aversion hacia las mujeres que aparece al principio de la obra sera tambien la que la cierre.

San Agustin decia que un predicador tenia que ser sabio y conocer perfectamente las Sagradas Escrituras; nuestro autor anonimo demuestra esa habilidad e inteligencia, pues tanto en la forma como en el contenido del poema despliega una variedad de conocimientos en materia religiosa e historica, por lo cual puede deducirse que pertenecio a un sector culto de Nueva Espana, aunque su obra sea de caracter popular. Muchos de los textos confiscados por la Inquisicion develan que habia una inconformidad latente en el espiritu de algunos novohispanos, inconformidad que los llevaba a transgredir ciertas normas religiosas y sociales, tal es el caso de nuestro autor, quien usa y saca provecho de un genero reconocido y fidedigno de la Iglesia al desvirtuar su funcion original. Asi, el sermon en vez de ser vehiculo para difundir la palabra sagrada, se vuelve un medio para criticar o mofarse de las instituciones, costumbres y creencias. Este autor anonimo conocia la predica a la perfeccion, por eso parodia su estilo y lo hace con tal cuidado que es posible reconocer cada uno de los elementos del sermon.

Este poema da cuenta de los diversos excesos a los que habia incurrido el genero de la predica en Nueva Espana y el Viejo Continente. Otro caso celebre de tales excesos es la novela del padre Islas: Historia del predicador fray Gerundio de Campazas, alias Zotes, en la que el escritor, ademas de ofrecer una vision hilarante de los abusos del sermon conceptuoso en el siglo XVIII, hace una fuerte critica a los sacerdotes que llenaban de disparates los pulpitos, e indica que muchos de ellos todavia no aprendian a leer y escribir, cuando ya predicaban. No es el caso de nuestro autor, cuyas fuentes demuestran su amplia cultura, y su Sermon, sobre todo, evidencia los alcances que tuvo esta imitacion ludica en el Nuevo Mundo. Queda al lector contemporaneo hacer su labor y crearse su propio juicio sobre esta literatura censurada, que encontro varios seguidores en Nueva Espana.

APENDICE
Sermon *

Romulo en Roma estuvo sin reposo,
porque poblar (3) a Roma era el cuidado,
y al tiempo que el estava cauteloso
en hacer unas fiestas empenado,
todo ya prebenido y preparado,
echa ya la presiza prevencion
a toda su comarca y poblacion
manda llamar a edictos y pregones,
comvida a los savinios,
y a otros pueblos cercanos y vecinos. (4)         10
Ahora pregunto yo: ?con que destino
tan grandes fiestas Romulo previno?
Yo dare la razon:
con la misma intencion que yo el sermon.
Romulo se hizo un cargo y, mui prudente,          15
dijo; "Entre tanta gente, (5)
que concurran mujeres es preciso".
Y, en fin, fue dar sobre ellas, como lo hizo.
Quien quiera saver con que intencion,
que lea a san Augustin con Estravon. (6)          20
No de otra suerte yo, pueblo cristiano,
mis fiestas quiero hacer como el romano,
pero fiestas tan raras y exelentes,
que jamas vieron ni veran las jentes.
!Atencion, auditorio, que ya infieres             25
que mi fin es que caigan las mujeres,
y, en seis dias que contiene mi funcion,
algunas han de caher por presicion!
Pero para que yo las pueda ayar,
por su orijen primo he de comenzar.               30
Tengan, pues, atencion,
que ya emos comenzado la funcion.
En el primer domingo de la nada
la primera materia fue criada,
los anjeles tambien el primer dia                 35
criados fueron con primor y armonia.
?Que tal ha estado el dia de asombro lleno?
!Ea, pues, con Dios, digamos, "bueno, bueno"!
Quizas en el siguiente ... Prosigamos.
Lunes, crio el firmamento y dividio               40
las aguas, Dios, con su poder eterno;
en este tanbien, senores, crio
aquel fuego terrible del ynfierno.
?Que tal ha estado el dia de asombro lleno?
!Ea, pues, con Dios, digamos, "bueno, bueno"!    45
Todavia no cahi una y asi estan,
pues tened silencio que ellas caheran.
Martes, aquellas aguas, que cubrieron
el terraqueo glovo, se separaron,
dando campo a los frutos que nacieron,            50
y de ellos todos despues se poblaron.
Bueno, por cierto, ha estado todo quanto vemos.
"Vueno, vueno", con voz, Senor, diremos.
Miercoles, crio el planeta mas hermoso
y con el a la luna y las estrellas;               55
conque ya quedo el trono magestuoso,
circulado todo de luces vellas.
?Que tal ha estado el dia por todos modos?
"Bueno, bueno", Senor, diremos todos.
Ya cuatro dias de fiesta se pasaron.              60
?Mas que? Ya estos diablos se escaparon.
Llego el jueves, las abes parecieron
y esta torrea (7) rejion quedo emplumada;
ya las aguas sus peses produjeron,
cuya rejion tambien quedo escamada.               65
!Ea!, digamos con gozo y alegria.
"Bueno, bueno", Senor, ha estado el dia.
Llego el ultimo dia; si hoy no cayeron,
ni esperanzas nos quedan, se nos fueron.
Biernes, aqui el Senor la creasion cierra;        70
ahora 10 veremos andar en tierra.
Forma y levanta a Adan de la vileza.
!O grandeza del hombre, pues alcanza
ser ymagen de Dios y semejanza!
Precide en la mar, ayre y quanto encierra         75
sobre si mismo el glovo de la tierra.
?Pues, que dicen de este hombre que ya vemos?
"Bueno, bueno", con voz, Senor, diremos.
Bamos a lo que resta y viene atras,
que el dia se va acavando y ya no ay mas.         80
!Ya calo la mujer
y a traicion la huvimos de cojer!
Algo daria por caher entre paganos
o entre gentiles antes que en mis manos.
?Que dicen de esta alaja que ya vemos?            85
"Bueno, bueno", Senor, con voz diremos.
Mas no, Senor, malo, malo, pues ella
hizo mas estrago que sentella,
pues, de malear a su marido,
todito el universo esta perdido;                  90
el mundo, digo, tan tierno y flamante,
quedo dado al Demonio en un instante.
!O mujer, atended a estas querellas, (8)
ohidme, demonios, escuchad sentellas!
!Se acavo la creacion!                            95
Pero no se ha acabado mi sermon;
tengo que predicar
mucho y decir lo que e de provar:
que son las mujeres, no es absoluta,
peores que los demonios, sin disputa.             100
Y para esto, quien nacio con la Gracia
que perdio la mujer, me de eficasia
aquella singular Ave Maria.
!Ay de la mar y tierra! !G[u]erra, guerra,
que ya estan los demonios en la tierra!           105
Esta voz de mi tema que se ollo,
en el Apocalips [is] resono:
no es bien visto otra cosa
que una amenaza orrible y espantosa,
que nos anuncia que el demonio cae                110
y de su caheda los males que trae.
!Ay de la mar, nos dice, y de la tierra!
!Ay del universo y quanto encierra!
!Que ya desiende el Diablo para voz,
lleno de sana, de ira y ravia atroz!              115
?Pues, por que a la mujer
aplico yo el Texto? Haveis de entender
el que esta desendencia es mas terrible
que todo el ynfierno, es infalible:
el Demonio se trajo rabiatadas                    120
solo aquellas milicias reveladas,
mas la mujer, con yerro mas adverso,
tras si se lleva a todo el Universo.
El Diablo ceso, ?se trajo mas?, no,
no se trajo mas, sino que alli paro.              125
Pero la mujer se lleva y llevara
y en haviendo mundo no sesara;
con la mujer todos, todos cayeron:
los que han de nacer, los que ya nacieron,
ningunos se escaparon,                            130
solo Cristo y Maria se separaron.
Ahora que ay tantas de ellas, ?que diremos?
!O, con cuanta razon y propriedad,
pues en manas, astucias y poder,
bense al mismo Demonio una mujer!                 135
Y aunque nada travaja, es tan sagaz,
que solo alargando un brazo y no mas,
con esta accion, que le es infructa, (9)
derribo al maior hombre la hembra mas astuta
y sola esta es toda (10) su presuncion,           140
luego de ella me quejo con razon.
San Pedro dice en su carta primera
que no uyamos el cuerpo nunca afuera
y, con grande eficacia, nos intima
a la lid con el Diablo y nos anima                145
a que le hagamos cara
con valor y fortaleza rara,
y el mismo apostol en la cresida guerra
que nos hace la mujer en la tierra,
temiendo sus alardes,                             150
"Huye, huye, nos dice, y no la aguardes".
?Conque al Diablo aguardado cara a cara
y a las mujeres huidas? Cosa rara.
Luego, segun aquestos pareceres,
peores que el Demonio son las mujeres.            155
!Pobre mar, pobre tierra! Y es asi.
!Quanto dominio ha caydo sobre ti!
Repito otra vez, no hay que resistirles
a estos demonios, sino huirles.
Como dice Augustin en sus consejos:               160
"Huida estos diablos, no las veais ni lejos".
A un demonio lo rinde y presipita
un conjuro, la cruz, el agua bendita,
mas contra una mujer
no ay virtud, fortaleza, ni poder;                165
aunque uno sepa mas que Salomon,
aunque uno sea mas fuerte que Sanson,
aunque se[a] mas santo que David,
sera triste despojo de esta lid,
lo cual con san Geronimo he notado                170
que nos lo dice y prueva bien provado:
"Aunque uno se sepulte en una sierra
y se meta devajo de la tierra,
jamas espere, es cosa mui notoria,
de aquestos diablos conseguir victoria".          175
Digalo Juan Guarin, (11) monje exelente,
y digalo un san Pablo penitente,
los que a todo el ynfierno resistieron,
pero a un Diablo de aquestos no pudieron.
!Ay pobresitos hombres miserables,                180
que enemigos teneis tan formidables!
!O mujeres malditas! !O embras susias,
que al demonio venceis con las astucias!
!O duendes caseros, que es lo que haceis!
Mixad, malditas hembras, qual teneis              185
tantas almas y cuerpos ensusiados
y a tantos pobres hombres mancipados,
siempre nos condenais a eternos llantos,
nos apartais de Dios y de sus santos.
Todos vuestros desvelos                           190
son serramos las puertas de los cielos,
abrasar a todo hombre el pensamiento,
destruir la voluntad y entendimiento,
rovarles (12) todo el bien y la virtud,
quitarles el dinero y la salud,                   195
con una ravia atroz,
sin dejar que se buelvan a su Dios,
pues le rovais el alma y la razon,
llenarles de tiniebla el corazon.
!O pobrecito hombre, qual estais!                 200
?Mujeres del demonio, a que tirais,
quando por mar y tierra
no ay en vosotros mas que guerra, guerra?
!Que cierto es que este mundo es mundo inmundo
desde que huvo mujeres en el mundo!               205
Ya en el no se ven, si no es ostilidades,
desdichas, hambre, guerra, enfermedades,
muertes, rovos, males, apostasias,
jentilismo, judaismo (13) y herejias.
?Y quien esto ha causado?                         210
Me diran que fue Adan por su pecado,
mas yo digo que no,
sino el de una mujer que le embistio,
como vais a verlo con claridad,
el mismo Adan, que es hombre de verdad,           215
hoy os lo dira, que no lo olbido:
"--Ben aca padre Adan, ?como as pecado?
--Essa mujer, Senor, que tu me haz dado,
el fruto me ofrecio por ti vedado"
?Que mas claro mujeres del demonio?               220
?Puede darse mas claro testimonio?
Pues mas claro, senores, lo he de allar,
es mui cierto y no lo podeis dudar,
porque la maldicion haveis de ver
que en su primer ser tuvo la mujer.               225
?Y que mayor mal se puede anunciar
que una hembra maldita? Y es de notar,
solo porque ellas dieron la ocasion.
Bayan mm enhorabuena unas y otras,
carguen todas las culpas en vosotras.             230
?Que os parece, que carga tan pesada?
!Y malditas de Dios, ay, que no es nada!
Buen travajo (14) tenemos y, entre otros,
uno es que ayan de andar entre nosotros,
dentro de nuestra casa,                           235
en la calle, en la yglesia y en la plaza,
y que emos de tener por companeros
a estos diablos domesticos caseros.
Quando los malos angeles bajaron,
muchos aca en el mundo se quedaron                240
y se estendieron luego
por la tierra, por la mar y por el fuego.
De estos ay meridianos,
ay subterraneos, ygn[e]os y montaneos,
los ay aquatiles y tambien diurnos,               245
hay celestes, sagases y nocturnos,
hay demonios chicos, pero azaneros,
de aquestos sois vosotros, los caseros,
y os hago mil favores,
si, porque sois bosotras aun peores,              250
como espiritu del Diablo es de notarse,
que no puede tocarse,
a voz si os toca. Pero he notado
que quien os tienta queda mas tentado
y abrazado tambien, segun san Pablo,              255
en un fuego peor que el del mismo Diablo,
por lo qual este apostol nos previene
que d tocar a estos diablos no combiene.
Sois aquel, porque el savio trahee en voca:
"?Pues a donde hiremos,                           260
que a estos diablos tan sucios no encontremos?"
Senores, yo aseguro,
no podra ningun hombre estar seguro
ni en el ynfierno de estas enemigas,
porque alli habra mujeres como ormigas;           265
solo yendose al cielo, sin las penas
viviremos de estas falzas sirenas.
Estar con ellas aca es mui terrible,
estar sin ellas aca es mui sencible,
y si esto saven ellas, como ay bailas             270
que, envanecidas, se hacen nezesarias.
Si se ven estimadas, se exasperan,
si se ven despreciadas, desesperan,
si les dan livertad y no exesiva,
van y obran de tropel sin retentiva;              275
si el poder se les quita y livertad,
no lo puede sufrir su vanidad;
si se les da permiso en sus antojos,
obran con livertad dos mil arrojos;
si piden y les niegan de contado,                 280
lo procuran buscar por otro lado;
si un hombre no les quita la ocasion,
a cada paso pierden la razon.
En fin, con la mujer no vale nada,
no ay medio ni razon que la persuada,             285
pues ni su entendimiento les importa,
ni d ajeno consejo las reporta.
Son como los demonios mui terribles,
son feroses, tiranas e inflexibles,
y aun el demonio no hiciera otro tanto,           290
pero si estas son peores, ?que me espanto?
?Pues y que remedio?, el acostumbrado.
Quien quita la ocasion, quita el pecado.
Para agradar a Dios es menester
huir, pues lo dise assi, de la muger,             295
huir de ellas, no mirarlas,
nunca ohirlas ni tocarlas,
porque son basiliscos, si se acata,
porque solo su vista tal vez mata.
Son aspides, de suerte                            300
que no mas con tocarlas dan la muerte;
y sin ponderacion
es cojer con la mano un escorpion.
Solamente de ablarlas es capaz
que a un hombre abrasen en fuego voraz.           305
El aliento solo de una mujer
y su respiracion hacen arder;
son capaces de hacer con disgustos
jemir, dice san Pablo, aun a los justos.
Mas san Buenaventura (15) da a entender           310
que es liga, red y lazo la mujer,
porque nos ata, casa y asegura,
con palabras, aspecto y hermosura.
El mismo Dios nos dice nos guardemos
de la mujer, esto es, que no la ablemos.          315
No solamente ablarla,
nos emos de guardar aun de miradas,
previniendonos de tales estragos,
como de estas dan causa sus halagos.
Y pregunto, ?muger, quien ayo,                    320
que vuestra red rompio y se liverto?
Es menester llamar al mismo Dios
a que desate laso tan atroz.
Quando David cayo,
no dice, "rompi el lazo, se rompio".              325
?Pues y como decid se rompio el laso?
Con d auxilio de Dios en tal caso.
?Que mas quereis, demonios, que mas quieres?,
pues por la muger y tierra, a cada paso,
ay ratonera, trampa, liga y laso.                 330
Y bien saveis malditas,
que las trampas jamas estan escritas
y que en la red del Diablo ay resistencia,
mas en la vuestra no, sin diferencia.
Sanson se liverto de los ardides                  335
de aquellos filisteos y de sus lides,
pero con Dalila encontro la muerte
y de ella no escapo, siendo tan fuerte. (16)
?Que triunfos no consiguio en tanta lid
aquel profeta santo, el Rey David?                340
Pero con Bersave (17) no pudo tanto;
no, no pudo triumfar, siendo tan santo.
Alla los ysraelitas se escaparon
y de graves serpientes se libraron,
mas de aquellas mugeres mohavitas,                345
no pudieron triunfar los ysraelitas (18)
Julio Cesar, feliz y luego adverso,
el ymperio alcanzo del universo
y una muger le ato y le echo prisiones,
obscureciendo su gloria y sus blasones. (19)      350
?Mas que me canso?, quando es imposible,
proferir tanta historia es indesible,
porque es casi infinito
lo que de estos demonios esta escrito.
Si el ynfierno se abriera                         355
de modo que uno viera
lo que alla dentro suena,
de alla gritaran que no ay mujer buena.
Apostara tambien, con verdad hablo,
que se encuentra mas buestro que del Diablo       360
en san Juan, pues es claro y evidente
que, cayendo el Diablo, como es patente,
solo arrastro en la cola, de mal arte,
de las estrellas la tercera parte.
Siguense las mujeres ... !Atencion,               365
que esto esta rasonable, sin pasion!
Pregunto, ?aquella cola es cola sola?
!Ha, no se que decir de cola a cola!,
porque ellas la que tiran no se yerra
y la raviada que dan hombre a tierra.             370
Venid aca malditas, ?no saveis
que en estas mismas trampas que poneis,
que en estos mismos lasos que tirais,
vosotras a vosotras os casais?
Acordaos de aquel toro de Perilo, (20)            375
de aquella horca de iman y del estilo
con que David os habla, que os casais
en essos mismos lazos que tirais,
porque aquel que hace el hoyo, comunmente,
suele ser el ajente y el paciente.                380
!Ay pobrecitos hombres, mis ollentes!
!Ay pobrecitas (21) almas inocentes!
!Atended quanta trampa, red y laso
teneis en la mujer a cada paso!
Mitad (22) que el enemigo es mui atroz            385
y no ay mas que ponerse bien con Dios,
tener santo temor y prepararse
vuestras almas con lee para pelear,
registrar bien con el corazon,
resistir a tan fuerte tentacion,                  390
y finalmente en nada descuidarse,
porque ellas son capases de tragarse,
si cavida les dan,
asta las piaras aguas del Jordan.
Que una muger, Job dijo, es suficiente            395
de hacer apostatar a el mas sapiente.
Todo un reyno destruye una muger,
pues ya por una llegamos a ver
tanta sangre vertida de christianos
y la Espana perdida entre paganos. (23)           400
Vamos a Ynglaterra, !ay Dios, que espanto!,
veremos un Enzique, sabio y santo,
perdido por una hembra de aberia, (24)
y con el, ygualmente, la monarquia.
?Mas que me canso ya?                             405
Ahi esta el mundo entero, el lo dira.
!Atencion, malditas, tened quenta,
ay, ese ynfiemo esta que ya revienta!
?Mujeres, sera esto asi? En esto estoy.
Vamos a ver a Odgenes, (25) a el boy.             410
Caveza del pecado es la muger,
puede darse mas claro a conoser,
es arma formidable,
es vestia infernal e inesecreable,
es la muger, !Jesus, que fuerte cosa!,            415
la espulcion del parayso lastimosa;
es la muger la misma esecieacion,
madre del delito y de la confucion;
sois, mujer, la primera transgresora
y de la ley antigua violadora.                    420
Y es tanto la muger,
que no puede ser mas, no puede ser.
Con solo esto que he dicho esta provado
quanto en todo el sermon he predicado.
?Y que aya quien os quiera, sera dable?           425
?A una bestia tan fiera y formidable?
Cuidado, hombres, por Dios, con las mugeres,
no las querais crer,
porque quanto dicen es sin razon
y nos buscan mas que perdicion.                   430
No les deis mano en nada, no, por Dios,
porque es temeridad y arrojo atroz.
Todos estos consejos apreciadlos,
como causa del bien y practicadlos.
Caton murmurara y reya con ganas,                 435
viendo la livertad de las romanas,
dando estas en el senado pareceres,
mandando asta en los hombres las mujeres;
de esto reya Caton (26)
y exclamava, diciendo con razon:                  440
"Las mugeres mandan (27) en los mortales
y, teniendo dominio aca en los tales,
segun sus pareceres,
dominan en los hombres las mujeres.
Si no es lomillos, puntos y randados, (28)        445
esto es hirse a zentar en los estrados".
Aquellos son estrados de juzgar,
los vuestros son estrados de rajar (29)
y de jusgar tambien,
mas lo que no os importa ni esta bien,            450
pues no se os pasa dia sin indagar,
como passa el vecino en el lugar,
lo que pasa en la plaza
y en lo mas escondido de una casa;
?como come fulana?, ?como viste?,                 455
?quien es el miserable que la asiste,
el que vive, el que pierde y el que gana?,
?quien entra en casa de sutana?
Tragandose un lugar desde un estrado,
no como quien se come un pavo asado,              460
que al fin quedan Besos
y con poco de carne algunos huesos,
sino que todo lo devoran, todo,
como dice David, en aquel modo,
que un bocado de pan o una corteza,               465
que ni mihajas dejan (30) sobre la meza.
Otro qualquier vicio pidiera ser
lo letrado, por cierto, en la muger,
pero mal que ocasiona el desconcierto
de su maldita lengua, no por cierto,              470
pues no deja este mal, el mas tirano,
una parte sola ni un hueso sano.
Esto os hace, mujeres, ser odiosas
y nace de que sois mui codiciosas,
y de ay viene que seais murmuradoras              475
y de lo bueno fieras tragadoras.
Este es un mal penoso,
es un mal formidable y contajioso.
?Quereis, hermanos mios, quedar ylesos?
Pues hidos a los montes mas espesos,              480
huyendo de estas lenguas serpentinas,
a serrar sus orejas con espinas.
Saved, hermanos mios, que la prudencia
contiene en evitar la contingencia,
solicitando el logro en vuestros bienes           485
y deceando los males y baybenes,
porque tiene una espada tan terrible
la muguer en la lengua tan temible,
que si quiere dar vida puede darla,
y, al contrario, tambien puede quitarla.          490
!O lenguas del demonio, o muger!
?Hasta donde ha llegado tu poder?
!O la[s] lenguas habladoras,
golondrinas malditas, chilladoras,
filomenas parieras,                               495
abecillas crueles y bosingleras!
?Quien de aquestos enganos,
de estos agudos picos y sus danos,
nos librara, mugeres? Siendo tantos,
que no sin razon los llaman encantos.             500
Solo serrando el oydo a resistirlos,
el provervio dice, por no oy[r]los.
Y que veamos hombres simples y amantes,
que esten con estas fieras tan constantes,
mirando en vosotras tantas de cosas,              505
que nos matan qual sierpes venenosas.
El retrato mas vivo y apropriado,
simbolo el mas perfecto y adequado
de la pobre muger
una culebra es. Presto lo han de veer,            510
pongan cuidado, que si se repara
es cosa singular, notable y rara:
?la culebra que come? Tierra;
la mujer come tierra que se entierra.
?La culebra como handa? Anda a la moda,           515
de modo que a el andar se buye toda;
?y la mujer como handa? A banboleos,
de modo que a el andar todo es meneos.
A una culebra, si a morder se aplica,
se lo cose la boca y ya no pica;                  520
a la mujer, quando provoca,
coserle para que caye bien la boca.
La culebra ravea (31) y es venenoza,
veneno es la mujer y mas raviosa.
La culebra cada ano se remoza,                    525
porque muda pellejo y queda hermosa;
la mujer tambien tiene su licor
con que muda el pellejo y la color.
En cojer lo peor son mas fatales,
pues que las culebras entre frutales,             530
entre flores y vinas, nada cojen,
o quando mucho lo mas malo escojen;
asi hace la mujer en realidad
y no pueden negamos esta verdad.
Mas mete la culebra la caveza                     535
en su hueco y acudan con presteza
y ponganse a estirada,
antes la reventaran que sacarla;
pues mete la caveza una mujer
a una cosa que ella p[r]etenda hacer,             540
veran si al quitada, y no es absoluta,
no dan antes la vida sin disputa.
Mas en la confucion
siempre este animal tiene mutacion;
?Y con tantas mugeres que sucede?,                545
de ellas otro tanto decirce puede.
Pregunto, ?en donde tiene
la vida la culebra? Se mantiene
con asistencia mas particular:
el espiritu, es cierto y de notar,                550
le tiene en la caveza y la esperiencia
nos muestra esta verdad (32) con evidencia;
lo mismo es la muger, y no es locura,
pues solo se distingue en la figura.
Me huviera yo alegrado ciertamente,               555
de ver a la mujer y a la serpiente
juntas en el parayzo, !o santo Dios,
mujer y culebra, miren que dos!
?Por que escogio el Demonio esta figura,
que mostrara su perdida hermosura?                560
Pienso que es, como a todos es constante,
porque cada uno ama su semejante
y porque era mejor aprovacion
para mina del mundo y perdicion,
por ser, como se ha visto, imagen viva            565
de aqueste demonio o esfinge altiva.
Tres sujetos lo hubieron de perder:
la culebra, el demonio y la mujer.
!Miren, que tres alajas van amables!
!Miren, que personas tan estimables!              570
?Y que aya hombres, senores, tan atroses,
que se mueran por vestias tan feroses,
siendo ellas de por si tan detextables,
tan malditas, tan susias y esecreables?
Vuelbo a decir, mugeres engreidas,                575
no podeis ser queridas
en ninguna manera,
ni aun siquiera dejar que un hombre os quiera.
Oida san Augustin
lo que de nosotras dice a este fin:               580
"No solo le es prohivido una muger
que a ningun hombre pretenda querer,
pero lo que es mas, estan prohividas
hasta de aquel deseo de ser queridas,
porque por tales teneros deveis,                  585
que aun el hombre mas ruin no mereceis".
Mitad, porque os asombre:
vale mas en un hombre
una injuria, un agravio, un maleficio,
que en voz una fineza, un beneficio.              590
Ya se acaro el sermon,
no olvideis, mugeres, esta leccion;
supongo que teneis entendimiento,
punto menos quiza que el de un jumento,
y bien se que teneis avelidades,                  595
Juripides (33) lo dice, en las maldades.
?Que os quedara a bosotras del sermon?
Nada, sino la antigua inclynacion
que teneis a lo malo, a la vileza,
porque en vosotras es naturaleza,                 600
conservando mejor lo despreciable,
que el consejo mas santo y saludable.
Como lo dijo Tirso, (34) que en efecto
jamas os profeso mui buen affecto:
"Quedaos, en fin, mugeres, dando g[u]erra,        605
quedaos, en fin, demonios, en la fierra,
que Dios es justo y fiel
y nunca embiara tentacion tan cruel,
que, en fin, no la podamos resistir,
ni habra de pemaitir                              610
cosas que no podamos rechazar
y con su santa gracia tolerar".
Esperemos, Senor, triumfar, venser
con tu sierto amparo de la muger,
para que con tu gracia esta victoria              615
siempre la repitamos en la gloria.

Ad quando, etc.
Finis opus coronat.


Bibliografia

Alatorre, Antonio. "Quevedo: de la silva al ovillejo". En Homenaje a Eugenio Asencio. Eds. L. Lopez Grigera y A. Redondo. Madrid: Gredos, 1988. 19-31.

Alberro, Solange. Inquisicion y sociedad en Mexico 1571-1700. Mexico: Fondo de Cultura Economica-CEMC, 1988.

Anonimo. Sermon. Archivo General de la Nacion [AGN]. Ramo Inquisicion. Vol. 1372, expediente 16, entre ff. 10v-11r.

Antologia del latin cristiano y medieval: introduccion y textos. Jose Martinez Gazquez y Ruben Florio, coords. 2a ed. Bahia Blanca: Universidad Nacional del Sur-Ediuns, 2006.

Archer, Robert. Misoginia y defensa de las mujeres. Antologia de textos medievales. Madrid: Catedra, 2001.

Bosch, Esperanza, Victoria A. Ferrer y Margarita Gili. Historia de la misoginia. Prol. Bonnie S. Anderson. Barcelona: Universitat de les Illes Balears-Anthropos, 1999.

Cancionero folklorico de Mexico. Frenk, Margit, coord. T. 1. Mexico: El Colegio de Mexico, 1975-1985.

Catedra Garcia, Pedro M. "La mujer en el sermon medieval (a traves de textos espanoles)". En La condicion de la mujer en la Edad Media. Madrid: Universidad Complutense, 1986. 39-50.

Diaz Roig, Mercedes. El Romancero viejo. Madrid: Catedra, 1985.

EUI: Enciclopedia Universal Ilustrada. 70 ts. Barcelona: Espasa-Calpe, 1908-1964.

Gonzalez Casanova, Pablo. La literatura perseguida en la crisis de la Colonia. Mexico: Secretaria de Educacion Publica, 1986.

Herrero Salgado, Felix. La oratoria sagrada espanola de los siglos XVI y XVII. Madrid: Fundacion Universitaria Espanola, 1996.

"Inquisicion de Mexico, ano de 1795. Expediente formado en virtud de denuncia hecha por el sor rexente don Baltasar Ladron de Guevara sobre un quadernillo manuscrito". Archivo General de la Nacion. Inquisicion. Vol. 1372, exp. 16, ff. 1r-35v.

Lacarra Lanz, Eukene. "Misoginia y vituperio: un camino de ida y vuelta a los Maldits". En Convivio: estudios sobre la poesia de cancionero. Eds. Vicente Beltran y Juan Paredes. Granada: Universidad de Granada, 2006. 419-430.

Mendez, Maria Agueda. "Desvio de la oratoria en la Inquisicion novohispana". En Secretos del oficio. Avatares de la Inquisicion novohispana.

Mexico: El Colegio de Mexico-Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 2001. 119-134.

Real Academia Espanola. Diccionario de Autoridades. 3 ts. Madrid: Gredos, 1976.

ESTELA CASTILLO HERNANDEZ

El Colegio de Mexico

* Archivo General de la Nacion [AGN]. Ramo Inquisicion. Volumen 1372, expediente 16, entre ff. 10v-11r. Sobre criterios de edicion vease la nota 1 de este estudio.

(1) Cabe senalar que d cuadernillo no esta foliado, sino paginado; se numeran 24 paginas, sin contar la primera, donde aparece el titulo del poema (Anonimo ff. 10v-11r). De este poema manuscrito, asi como del expediente inquisitorial utilizado en este estudio, se conserva la grafia, salvo la "s" larga, se moderniza la acentuacion y d uso de mayusculas, se cambia la puntuacion original y se desatan las abreviaturas. En adelante, los versos que provengan del poema apareceran solo con su respectivo numero en el texto; la numeracion se le asigno al momento de editar el poema, el cual aparece completo al final del estudio, en d "Apendice". La edicion sigue los criterios graficos ya mencionados.

(2) "Si la mar fuera de tinta / y el cielo todo papel, / y los pesez escrivanos, / cada uno con ciete manos, / no escrivieran en cien anos, / la maldad de una muger" (f. 5r). Cancion popular con variantes (Frenk num. 250).

(3) poblar:, pobal ras.

(4) Segun la tradicion, Romulo hizo una fiesta y convido a los sabinos y sus mujeres; despues de la celebracion, los romanos raptaron a las mujeres por orden del rey de Roma, quien se las entrego a sus subditos con la intencion de perpetuar su estirpe, lo que "provoco una guerra a que pusieron termino las mismas sabinas, precipitandose entre ambos ejercitos para separados. En consecuencia, los sabinos y los romanos se asociaron y formaron de alli en adelante un solo pueblo" (s. v. 'Rapto de las sabinas', EUI).

(5) En el ms., este verso se extiende hasta "que concurran", pero es necesario hacer un corte despues de "gente" para regular el sistema rimico del poema, que se presenta bajo la forma del pareado.

(6) Estravon: Walafrido Estrabon (808-849): Monge benedictino y escritor, de origen aleman; exegeta y tambien comentarista de autores clasicos; se le atribuye la Glassa ordinaria in sacram scripturam, que son comentarios de textos sagrados; tambien escribio tratados liturgicos y homilias, vidas de santos, poemas e himnos (Martinez 59-60).

(7) torrea: "Mui ardiente, o quemado. Aplicase regularmente en la terminacion femenina a la Zona situada en medio de la Esphera de un tropico a otro, y dividida por el Equinoccial" (s. v. 'torrido', Diccionario de Autoridades).

(8) querellas: c[e]reyas ras.

(9) Infructa: "Lo que es inutil o no da provecho o fruto" (s. v. 'infructuoso', Diccionario De Autoridades).

(10) toda: todo ms.

(11) Juan Guarin: Juan Garin: ermitano que vivio hacia el siglo IX en una cueva de Montserrat. La leyenda cuenta que el Demonio habia poseido a la hija del conde de Barcelona Wilfredo el Velloso y habia indicado que solo saldria del cuerpo de la nina por mandato de Garin, quien, ademas, deberia permanecer junto a ella en la cueva durante nueve dias. Despues de que la exorcizo y expulso al Diablo, este en venganza encendio una torpe pasion en el anacoreta. Como resultado, el emaitano ultrajo, degollo y enterro a la nina de doce anos en la cueva. Luego de arrepentirse, "confeso su pecado al Sumo Pontifice; este le absolvio, imponiendole la condicion de que volviese a su cueva a gatas, sin comer mas que hierbas, no tomar mas que agua, ni levantar jamas la vista al cielo. En esta penitencia habia de trascurrir hasta que Dios le enviase el perdon definitivo por boca de un tierno nino", lo que sucedio despues de 7 anos (s. v. 'Juan Garin', EUI).

(12) robarles: rovavarles ms.

(13) judaismo: judiasmo ms.

(14) travajo: travavajo ms.

(15) San Buenaventura (1221-1274): "Doctor de la Iglesia, cardenal-obispo de Albano y general de la orden de los franciscanos". Se le considera, junto a santo Tomas de Aquino, uno de los dos grandes teologos escolasticos (s. v. 'Buenaventura', EUI).

(16) Referencia al amor de Sanson por Dalila, quien lo llevo a la muerte (Jueces, 16: 4-31).

(17) Bersave: Betsabe: Esposa de Unas heteo, de la que David se enamoro; para casarse con ella, el rey israeli mando a combate a su esposo, quien murio en batalla (2 Samuel, 11: 2-27).

(18) Referencia al pasaje biblico donde los israelitas fornican con las hijas de Moab, quienes los invitan "a los sacrificios de sus dioses", por lo que Jehova se enfurece y castiga al pueblo de Israel (Numeros, 25: 1-13).

(19) Referencia a la relacion entre Julio Cesar y Cleopatra VII.

(20) En el ms., este verso concluye en "toro", pero es necesario subir "de Perilo", que se encuentra en el verso siguiente, para regular d sistema rimico. "Toro de Perilo" o "toro de Falaris": toro de bronce que servia como instrumento de tortura, donde se encerraba a las victimas y se quemaban. Su inventor fue Perilo de Atenas, quien lo construyo por orden del tirano Falaris de Agrigento (s. v. Perilao, EUI).

(21) pobrecitas: precitas ras.

(22) Mirad: Mirarad ras.

(23) Alude al amor de Rodrigo, ultimo rey visigodo de Espana, por Florinda, hija del conde don Julian. De acuerdo con el romance, Rodrigo, por su amor hacia Florinda, se enemisto con don Julian; en venganza, el conde abrio las puertas a los moros y se perdio Espana. (Diaz 111-117).

(24) Referencia al segundo matrimonio de Enrique VIII (1491-1547), rey de Inglaterra, con Ana Bolena (1501-1536). Tal vez la palabra "Aberia" sea un juego de palabras que remite, por un lado, a las iniciales de Ana Bolena y, por el otro, al termino "averia", que indica "dano o perjuicio" (s. v. 'averia', Diccianario de Autoridades).

(25) Origenes (185 d. C.-254 d. C.): Teologo y celebre escritor eclesiastico. Nacio en Alejandria y murio en Tiro de Fenicia; fue "el primer escriturista y el primer filosofo del cristianismo en el periodo anteniceno" (s. v. 'Origenes' y 'Origenismo', EUI).

(26) Caton (234 a. J-149 a. J.): conocido tambien como Caton el Censor o d Orador. Militar, politico y escritor romano. "Se hizo celebre por la austeridad de sus costumbres, tanto publicas como privadas, y si su severidad le creo poderosos enemigos, especialmente en la aristocracia, que se opuso a su eleccion de Censor, le valio en cambio inmensa popularidad". "Por medio de leyes como la Oppia, la Vaconia (169) y otras", lucho contra el lujo, sobre todo el "que ostentaban las mujeres", y la corrupcion (s. v. 'Caton', EUI).

(27) mandan: mandar ras.

(28) lomillos: "Llaman las costureras cierto genero de labor, que se reduce a dos puntadas cruzadas" (s. v. 'lomillo', Diccionario de Autoridades); puntos. "puntada que se va dando para hacer alguna labor sobre el lienzo" (s. v. 'punto', Diccionario de Autoridades); randados: "adorno que se suele poner en vestidos y ropas; y es una especie de encaxe, labrado con aguja y texido" (s. v. 'randa', Diccionario de Autoridades).

(29) rajar: "Por alusion vale decir o contar muchas mentiras, especialmente jactandose de valiente y hazanoso" (s. v. 'rajar', Diccionario de Autoridades).

(30) dejan: denjan ms.

(31) Entiendase "rabia".

(32) verdad." verdadad ms.

(33) Se refiere a Euripides.

(34) Quiza se refiera a san Tirso, "martir espanol de la persecucion de Decio"; durante la Edad Media su culto fue popular (s. v. 'Tirso', EUI).
COPYRIGHT 2014 Dieciocho
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Castillo Hernandez, Estela
Publication:Dieciocho: Hispanic Enlightenment
Date:Mar 22, 2014
Words:12224
Previous Article:'Neither here nor there.' Presencias incomodas y adulteracion en el teatro del XVIII Espanol.
Next Article:Tiepolo, Inc.: two Madonnas and the master's hand.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters