Printer Friendly

DE LOS FRENTES DE BATALLA A LOS LINDEROS TANGIBLES EN EL SURESTE NOVOHISPANO. LA DEMARCACION DE LOS LIMITES DE LOS TERRITORIOS AMPLIADOS DE LOS ESTABLECIMIENTOS BRITANICOS DEL WALIX POR LA CONVENCION DE LONDRES DE 1786.

Introduccion

El objetivo del presente articulo es contribuir al conocimiento de la historia de la Nueva Espana y los Establecimientos Britanicos del Walix durante el siglo XVIII. Se estudia, especificamente, la demarcacion de los limites de los territorios ampliados del Walix por la Convencion de Londres de 1786. Dicho acuerdo diplomatico tuvo el objetivo de clarificar el articulo VI del Tratado de Paz de Versalles de 1783. El tratado, a su vez, definio la geopolitica del Golfo de Honduras tras el conflicto internacional en que se transformo la Guerra de Independencia de los Estados Unidos de America. Ambos convenios internacionales tuvieron una gran importancia porque cerraron un largo ciclo geopolitico de contencion por el suroriente de la peninsula de Yucatan entre los imperios espanol y britanico iniciado a mediados del siglo XVII. Ademas, se transformaron en los instrumentos internacionales referentes de las negociaciones para establecer la frontera entre Mexico y Belice durante el siglo XIX.

Las cortes de Madrid y Londres acordaron demarcar un distrito en el suroriente de la peninsula de Yucatan, entre los rios Hondo y Belice, para concentrar a todos los britanicos dispersos en el litoral caribeno de America Central por el Tratado de Paz de Versalles de 1783. La intencion del convenio no era reconocer una colonia britanica en la region, sino realizar una sesion-adquisicion de derechos territoriales. (1) Tres anos despues, por la Convencion de Londres de 1786, ambas coronas pactaron ampliar el espacio en cuestion hasta el rio Sibun. Los trabajos de demarcacion del limite del territorio ampliado tuvieron lugar a mediados de 1787. Las negociaciones fueron muy arduas porque se desconocian las fuentes del rio Sibun, cuyo descubrimiento era necesario para trazar el lindero occidental de la concesion. La importancia historica del proceso fue que definio, finalmente y con absoluta claridad, el limite entre la Nueva Espana y los Establecimientos Britanicos del Walix. En retrospectiva, fue el momento exacto en el que se paso de una frontera pre moderna, entendida como espacio abierto y libre a la expansion de un poder; a una moderna, concebida como un espacio cerrado, perfectamente delimitado y senalizado en el espacio para el ejercicio de la autoridad de un Estado. (2)

La demarcacion de los limites de los territorios ampliados del Walix de 1787 puede estudiarse como parte del proceso de conformacion de una frontera, el cual se divide en cinco fases desde una perspectiva geopolitica: contencion, asignacion, definicion, demarcacion y control. (3) El articulo se dividio en tres secciones acorde a la propuesta teorica. En la primera se aborda, a grandes rasgos, los procesos de contencion, asignacion y definicion de los derechos anglo-espanoles en el suroriente de la peninsula de Yucatan durante el siglo XVIII. La segunda estudia con detalle el proceso de demarcacion del limite de los territorios ampliados del Walix conforme a la Convencion de Londres durante el ano de 1787. Finalmente, se aborda la situacion de la region durante las Guerras Revolucionarias y Napoleonicas en el epilogo.

Diversos autores han estudiado la historia de la frontera entre la Nueva Espana y los Establecimientos Britanicos del Walix. Jose Antonio Calderon Quijano escribio la obra clasica sobre los enfrentamientos anglo-espanoles por el suroriente de la peninsula de Yucatan durante los siglos XVII y XVIII. (4) Nigel O. Bolland tambien estudio la lucha anglo-cspanola por la region como parte de su historia general de Belice. (5) Peter Gerhard aporto datos muy importantes para la historia de la region en su estudio sobre la frontera sureste de la Nueva Espana. (6) Jan de Vos estudio brevemente la ocupacion britanica del Walix durante los siglos XVII y XVIII. (7) Alfredo Cesar Dachary coordino el mas grande esfuerzo por comprender la frontera Mexico-Belice a finales del siglo XX y, como parte del estudio, se abordo la historia regional durante los siglos XVII y XVIII. (8) Monica Toussaint Ribot escribio una historia de Belice, fundamental para acercarse al estudio de la region, en la que subrayo la importancia de los acuerdos diplomaticos de 1783 y 1786. (9) Tambien realizo una compilacion de documentos historicos relativos a Belice, fundamentales para comprender el surgimiento de la nacion. (10) Manuel Angel Castillo, Monica Toussaint Ribot y Mario Vazquez Olivera investigaron la historia de la frontera sureste de Mexico desde el siglo XIX, y presentaron los principales antecedentes de la Epoca Moderna. (11) Rafal Reichter estudio la lucha anglo-espanola por el Golfo de Honduras durante la primera mitad del siglo XVIII. (12) Finalmente, Laura Caso y Mario M. Aliphat Fernandez tambien indagaron la conformacion de la frontera entre la Nueva Espana y los Establecimientos Britanicos del Walix durante el siglo XVIII. (13) Sin embargo, ninguno de estos autores ha estudiado con detalle el proceso de demarcacion de los territorios ampliados por la convencion de Londres de 1786.

Para finalizar, es importante mencionar que el trabajo se realizo con base en una serie de documentos resguardados por el Archivo General de Simancas --AGS (Valladolid, Espana), el Archivo General de Indias--AGI (Sevilla, Espana), el Archivo General de la Nacion--AGN (Ciudad de Mexico, Mexico), el Acervo Historico-Diplomatico de la Secretaria de Relaciones Exteriores--AHDSRE (Ciudad de Mexico, Mexico) y el Archivo General del Estado de Yucatan--AGEY (Merida, Yucatan).

La disputa anglo-espanola por el control del suroriente peninsular durante el siglo XVIII

Los linderos surorientales de la Nueva Espana, y de su provincia de Yucatan, se situaban en los confines del rio Sibun en el siglo XVI. (14) Pero los encomenderos de la villa de Bacalar, establecida en 1544 para controlar la region, abandonaron el territorio que debian salvaguardar en 1688, debido a rebeliones indigenas y ataques piratas. Su ausencia fue aprovechada por un gran numero de ingleses, franceses y holandeses que se establecieron en los rios del suroriente peninsular para explotar el palo de tinte, y comenzaron a llamar a la region "El Walix". (15) El rey Carlos II determino salvar el nucleo de la provincia de Yucatan, el eje Campeche-Merida-Valladolid, amenazado por incontables ataques piratas y la ocupacion de la Laguna de Terminos, antes de concentrar sus esfuerzos en la periferica costa oriental. (16) Se reformo el ejercito provincial y se amurallo el puerto de Campeche, para recuperar las comunicaciones maritimas con la Nueva Espana. Tambien se organizo una gran entrada al Peten en 1697 para conquistar el reino maya independiente de Peten Itza y trazar un camino a la ciudad de Guatemala. Finalmente, se hizo una nueva gran reduccion de cerca de 1,300 mayas independientes del suroriente peninsular en 1687; y se realizaron las dos primeras incursiones corsarias contra los cortadores del Walix en 1695 y 1699 (vease Figura 1). (17)

Las autoridades novohispanas organizaron numerosas expediciones contra los cortadores de palo de tinte de la laguna de Terminos durante la Guerra de Sucesion Espanola; hasta que las tropas virreinales los derrotaron definitivamente en 1717. De inmediato, se fundo el presidio de Nuestra Senora del Carmen y la region paso a la administracion directa del virrey de la Nueva Espana. Asi, tras garantizar nuevamente la seguridad de la fachada del Golfo de Mexico de la provincia de Yucatan, se inicio la contencion por la costa caribena. Durante el reinado de Felipe V se enviaron expediciones corsarias, atendiendo la politica del energico intendente general de Marina Jose Patino, en 1722, 1724, 1734, 1737, 1738, 1739 y 1745. (18) Ademas, el gobernador Antonio de Figueroa y Silva restauro la villa de Bacalar, con colonos provenientes de las Islas Canarias, y construyo la fortificacion abaluartada de San Felipe entre 1727 y 1732. El infatigable militar envio a su sobrino, Alonso de Figueroa, para que expulsara a los ingleses de los rios Hondo y Belice en 1729; y comando personalmente una gran incursion contra los cortadores de los rios del Walix desde su flamante obra en 1733.

Los britanicos no cedieron facilmente al gran esfuerzo emprendido durante el reinado de Felipe V, sustentando su derecho al Walix en la clausula septima del Tratado de Madrid de 1670.19 Ingleses y zambo-miskitos desembarcaron en la bahia de la Ascension y secuestraron a los habitantes del pueblo de Tela en 1716, en respuesta a las expediciones novohispanas contra la laguna de Terminos. (20) Una fragata inglesa con 25 canones y 150 hombres de desembarco, procedente de Jamaica, anclo en el puerto de Campeche en 1732 para reclamar los intereses del navio "La Paca de Lana", capturada por corsarios espanoles en las costas de Yucatan y llevado al gran puerto peninsular. (21) Las relaciones anglo-espanolas se tensaron todavia mas tras la Guerra de Sucesion Polaca. (22) El ministerio britanico protesto por la captura realizada por corsarios campechanos de un barco comercial de su nacion en 1738.23 La accion diplomatica fue acompanada por una nueva incursion de una fuerza de cortadores ingleses e indios zambo-miskitos que entro en el rio Hondo, armada con artilleria ligera, para tomar la villa de Bacalar el mismo ano. Los ingleses le ocultaron a sus aliados que habia una fortaleza abaluartada, y cuando estos lo supieron decidieron abandonar la expedicion a solo 2 leguas de su objetivo. (24) Los barcos capturados por los corsarios espanoles y llevados al puerto de Campeche, asi como los pretendidos derechos britanicos al corte de palo de tinte en la peninsula de Yucatan fueron unas de las razones por las cuales la Gran Bretana inicio la Guerra de la Oreja de Jenkins contra Espana en 1739. (25) Finalmente, como parte de dicho conflicto, hubo una incursion inglesa nueva contra el pueblo de Tela en 1740, pero los atacantes fueron rechazados. (26)

Durante el reinado de Fernando VI, el Marques de la Ensenada concibio un ambicioso plan para recuperar el control de la costa oriental de Yucatan y arrebatarle el comercio de palo de tinte a la Gran Bretana, que llevo a una serie de enfrentamientos en el suroriente peninsular entre 1751 y 1754. (27) La primera expedicion de desalojo espanola estuvo dirigida por el corsario Antonio de Palma, quien comando a 200 hombres distribuidos en siete piraguas, contra las monterias del rio Hondo y destruyo 50 embarcaciones con sus valiosas cargas de madera en 1751.28 En represalia, un contingente britanico quemo la vigia de San Antonio del fuerte de San Felipe Bacalar, situada en la desembocadura del Hondo. Los cortadores asaltaron la vigia nuevamente en 1753, pero fueron rechazados por los velas. Al ano siguiente los britanicos lograron acercarse a cuatro leguas de Bacalar, pero la guarnicion dio la senal para que los vecinos se resguardaran. El Marques de la Ensenada tuvo lista una segunda gran expedicion el mismo ano de 1754. (29) En ella participaron naves procedentes de Nueva Espana, Cuba, Yucatan y Guatemala. (30) Destruyeron un fuerte erigido en la boca del rio Belice y expulsaron a todos los cortadores de la region. (31) La reaccion britanica al triunfo espanol fue la amenaza de una guerra total. El rey Fernando VI tuvo que destituir y desterrar al Marques de Ensenada, asi como permitir la reocupacion inglesa de los rios del suroriente peninsular. (32)

La tension en la region continuo en los anos siguientes, los britanicos levantaron nuevas fortificaciones y apresaron naves espanolas, unas de las causas aludidas por el rey Carlos III de Espana para ingresar en la Guerra de los Siete Anos. (33) Desafortunadamente, la conquista britanica de Cuba y las Filipinas llevaron a que el Tratado de Versalles de 1763 reconociera explicitamente la presencia de los subditos del rey Jorge 111 en el Golfo de Honduras, y estipulara el cese de cualquier agresion en su contra. (34) De ese modo, los cortadores iniciaron el poblamiento continuo de los rios del suroriente peninsular y se consagraron al corte de la caoba, madera que sustituyo al palo de tinte. (35) El soberano reformo la estructura militar y la economia de la provincia de Yucatan en los anos siguientes con el objetivo de cambiar la situacion. (36) Yucatan conto con un ejercito de aproximadamente 6,500 soldados cuando Espana ingreso al gran conflicto internacional en que se transformo la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. (37) El gobernador Betancourt envio una parte considerable de esas tropas a Bacalar para desalojar a los britanicos del Walix a mediados de 1779. El comandante del fuerte, el teniente coronel Josef Rosado, dirigio un exitoso golpe de mano naval a inicios de septiembre del mismo ano, en el que capturo a 20 cortadores adinerados y a 300 esclavos.

El proceso de asignacion inicio cuando el conde de Aranda y el duque de Manchester negociaron la situacion de la costa oriental de la peninsula de Yucatan durante el Tratado de Versalles de 1783.38 La Corona espanola no pudo asegurar la expulsion definitivamente de los cortadores de la region porque un ejercito enemigo reconquisto el establecimiento britanico del Rio Tinto, en la Costa de los Mosquitos, en las postrimerias del conflicto. (39) Por ese golpe final se dispuso en el articulo sexto del tratado definitivo de paz, que todos los britanicos dispersos en el litoral de la provincia de Yucatan y el reino de Guatemala se congregaran en un territorio destinado exclusivamente a la explotacion maderera ubicado entre los rios Hondo y Belice. (40) El acuerdo sobre el Golfo de Honduras fue tan importante que la corona mando imprimir el tratado de paz con un mapa donde se especificaba el distrito concedido a los madereros. Mientras el jubilo de la corte de Madrid se transformaba en fiesta nacional, la situacion era muy diferente en Yucatan. El gobernador Jose Merino y Ceballos elevo al ministerio un memorial en el cual advertia que el espacio concedido seria un peligroso padrastro para la provincia. (41)

Sin embargo, Ceballos acato la orden de demarcar la concesion y viajo al presidio de San Felipe Bacalar para iniciar los trabajos en mayo de 1784. El gobernador de Jamaica tambien envio una comision para realizar el deslinde. Tras arduos trabajos de reconocimiento sobre el terreno, y senalizar los limites de la concesion por primera vez (con columnas doricas), espanoles e ingleses se reunieron en el rio Nuevo para firmar las actas finales de demarcacion del distrito estipulado en el acuerdo de paz. (42) Los pobladores britanicos de la region, refugiados en Jamaica, regresaron al suroriente de la peninsula de Yucatan al finalizar los trabajos y solicitaron se instituyera un superintendente britanico (vease Figura 2). (43)

Al distrito debian trasladarse los habitantes britanicos de la Costa de los Mosquitos, pero el ministerio ingles determino incumplir esta crucial parte del tratado de paz, llevando las relaciones anglo-espanolas al limite de la guerra entre 1784 y 1786. Finalmente, la corte de Londres, aislada en Europa, determino honrar sus obligaciones porque Espana, Francia y Holanda estaban prontas a celebrar una alianza antibritanica durante la Crisis de los Patriotas Holandeses. (44) Espana e Inglaterra negociaron rapidamente la Convencion de Londres de 1786, que definio la nueva situacion del Golfo de Honduras. Los britanicos romperian su centenaria alianza con los indigenas zambo-miskitos y abandonarian la Costa de los Mosquitos para concentrarse en el distrito maderero demarcado en el suroriente de la peninsula de Yucatan, que seria ampliado hasta el rio Sibun. Conforme al articulo segundo:
   La linea inglesa, empezando desde el mar, tomara el centro del rio
   Sibun o Javon, y por el continuara hasta el origen del mismo rio.
   De alli atravesara en linea recta la tierra intermedia hasta cortar
   el rio Wallis. Y por el centro de este bajara a buscar el medio de
   la corriente hasta el punto donde debe tocar la linea establecida
   ya, y marcada por los comisarios de las dos coronas en mil
   setecientos ochenta y cuatro; cuyos limites segun la continuacion
   de dicha linea, se observaran conforme a lo estipulado
   anteriormente en el Tratado Definitivo. (45)


Ademas, Espana conservaria la soberania del territorio, donde: "... no se concede a los ingleses sino la facultad de servirse de la madera de varias especies, de los frutos y de otras producciones en su estado natural". (46) Para que este objetivo geopolitico, largamente anhelado se materializara, era indispensable realizar eficaz y rapidamente la demarcacion de los nuevos territorios que se habian ofrecido facilmente sobre un mapa. (47)

La demarcacion de los territorios ampliados en el suroriente de la peninsula de Yucatan de 1787

La corte de Madrid le envio a Jose Merino y Ceballos, gobernador de la provincia de Yucatan, la Real Orden para la verificacion de la demarcacion del territorio ampliado a concederse a los subditos de Su Majestad Britanica el 21 de septiembre de 1786, poco despues de la ratificacion de la Convencion de Londres. Ceballos recibio los documentos y le delego al teniente de rey de Campeche la responsabilidad el 26 de diciembre de 1786. Dicho oficial era el coronel Enrique Grimarest, quien habia servido durante 31 anos en el ejercito espanol. Grimarest participo en la campana de Portugal de la Guerra de los Siete Anos. Formo parte de la desastrosa expedicion de conquista de la ciudad de Argel de 1775. Se distinguio durante el sitio de Mobila, en La Florida, como sargento mayor de trinchera durante la intervencion espanola en la guerra de independencia de las trece colonias de America. Durante el mismo conflicto, en el sitio de Penzacola, puso a disposicion de Bernardo de Galvez un contingente de guerreros indigenas. Fue nombrado comandante interino de la fuerte Carlota de Mobila y gobernador civil de su distrito. Como tal, trabajo infatigablemente durante la organizacion del congreso general que se celebro con varias naciones de La Florida en 1784, para ganar su lealtad frente a los Estados Unidos. (48) Fue nombrado teniente de rey de Campeche a mediados de 1785 y arribo a la provincia de Yucatan durante los primeros dias de febrero de 1787. (49)

Grimarest solicito que lo acompanaran dos oficiales de la guarnicion de Campeche, Rafael Breson y Juan Joseph de Leon. Ceballos aprobo los nombramientos y designo a Juan de Aguilar y Paramo, su secretario particular e integrante de la comision de demarcacion de 1784, como responsable de las finanzas de la delegacion. La comision partio rumbo a Bacalar el 20 de enero y arribo a la fortaleza el 6 de febrero, donde aguardo pacientemente el final de la evacuacion de la Costa de los Mosquitos. Los oficiales salieron de la villa lacustre, rumbo al cayo de San Jorge el 8 de junio, y despues establecieron su campamento en la ribera norte del rio Belice. Finalmente, durante los ultimos dias de junio, Grimarest recibio la noticia de que se habia verificado la evacuacion definitiva de la Costa de los Mosquitos. (50) El primer objetivo del teniente de rey fue descubrir las fuentes del rio Sibun. Los diplomaticos habian trazado con facilidad sobre un mapa una linea imaginaria desde las fuentes del rio Belice hasta las del Sibun para representar el limite occidental del distrito maderero; pero la perspectiva fue muy diferente sobre el terreno.

El ingeniero Juan Josef de Leon, y los hombres bajo su mando, iniciaron el remonte del rio Sibun el 20 de abril de 1787. Pronto, la poca profundidad de las aguas del torrente los obligo a dejar las piraguas y a continuar la navegacion en dos dorises. Los expedicionarios debieron transitar por canales y apartar arboles caidos hasta que, 35 leguas tierra adentro, llegaron a una cascada. Leon, con una voluntad inquebrantable, hizo subir las barcas con rodillos. Fue posible navegar una milla mas, hasta que la escasa profundidad de las aguas lo hizo imposible. El bizarro ingeniero, seguido por los no menos determinados soldados de Bacalar, todavia avanzo nueve millas a pie, por una montana cada vez mas aspera, hasta quedar sin mas comida que la precisa para regresar a los dorises. Aquel fue el momento donde determino emprender el tornaviaje a la desembocadura del rio Sibun. El ingeniero informo al coronel Grimarest sobre las caracteristicas del rio el 20 de mayo:
   En toda la distancia descubierta que consta de cuarenta y cuatro
   leguas, no se encuentra otra cosa que un brazo que a las veinte y
   ocho leguas se introduce de cuatro a cinco en el pais,
   aproximandose a la distancia de una legua de otro semejante que
   forman las aguas del rio Walix, nombrandose aquel el estero del
   brazo, y este, el estero de Hil. Tiene diferentes esteros que se
   internan muy poco en el pais, y muchas islitas, o cayos, que forman
   sus aguas, segun manifiesta el plano que a su tiempo pasare a manos
   de vuestra excelencia ...". (51)


Grimarest determino enviar una nueva expedicion, que llegaria a las fuentes del Sibun remontando el Belice y explorando la selva. El experimentado corsario Valentin Delgado comando a varios soldados veteranos y milicianos de Bacalar para cumplir la mision durante los meses de mayo y junio de 1787, cuando iniciaba la temporada de lluvias. (52) Los exploradores se repartieron en un cayuco y un pipan, cuyo patron fue Victorio Moral, y se dieron a la tarea de remontar el torrente del Belice con la fuerza de sus brazos. Los exploradores navegaron hasta las fuentes del rio, donde descendieron de sus botes. Despues, caminaron en direccion noreste y luego variaron el rumbo hacia el sureste. Calcularon haber andado ocho leguas, hasta encontrar unas aguas que venian de un cerro de unas 300 varas de alto. Juzgaron aquellas como las fuentes del Sibun y emprendieron el tornaviaje a la costa. Regresaron el 4 de julio al campamento del teniente de rey, tras 35 dias de trabajos arduos, para informar sobre sus hallazgos. (53)

Grimarest se reunio con el coronel Edward Marcus Despard, superintendente de los Asuntos de Su Majestad Britanica en la Bahia de Honduras, el 7 de julio y decidieron celebrar la entrega adelantada de los territorios ampliados en la costa oriental de la provincia de Yucatan conforme a la Convencion de Londres de 1786, pese a todavia no haberse demarcado la concesion. (54) La ceremonia tuvo lugar en el campamento del teniente de rey, situado en la boca del rio Belice, al dia siguiente. (55) Se convido a las treinta y cinco personas mas prominentes de los Establecimientos Britanicos del Walix. Hubo numerosos brindis y descargas de salva para conmemorar el evento y honrar a los reyes Carlos III y Jorge III. (56)

La razon para la entrega adelantada fue el alivio de los trasmigrados de la Costa de los Mosquitos. El rey Carlos III fijo el dia 30 de junio de 1787 como la fecha limite para que se verificara completamente la migracion britanica. El traslado de los llamados shoreman se realizo poco a poco entre marzo y junio de 1787. El total de los migrantes fue de 2,650, de los cuales 691 eran blancos y 1,789 eran negros. (57) El embarque de los ultimos deportados se verifico el 21 de junio de 1787, cuando el antiguo superintendente James Lawrie abordo la fragata que lo conduciria al Walix. Los shoreman se establecieron en diversos puntos de su nuevo hogar. Un grupo considerable levanto siete casas grandes y 38 bohios sobre la orilla meridional del rio Belice, vedada para su ocupacion. Los soldados del presidio de San Felipe Bacalar, trasladados a aquellos parajes para verificar que el establecimiento de los migrantes se realizara conforme a lo estipulado por los acuerdos internacionales, tuvieron que desalojarlos entre el 2 y el 6 de abril. (58) Un incidente parecido tuvo lugar el 25 de abril, cuando una balandra tripulada por soldados bacalarenos, dirigidos por el capitan Rafael Breson desalojo a otro grupo de recien llegados que se instalo en cayo Cocina. (59)

El teniente de rey de Yucatan y el superintendente britanico acordaron, durante la velada, remontar personalmente el rio Belice para realizar el ansiado trazo de los limites de la concesion britanica. La navegacion fluvial no seria nada facil, debido a lo avanzado de la estacion de lluvias, que incrementaba la fuerza de la corriente de los rios y provocaba que numerosos arboles cayeran a lo largo y a lo ancho de los mismos. Los nuevos trabajos de demarcacion empezaron el 9 de julio de 1787, un dia despues de la ceremonia de entrega adelantada, cuando dos comisiones partieron rumbo a la desembocadura del rio Sibun.

La primera, integrada por 12 hombres, era dirigida por el guardacostas Valentin Delgado y por Samuel Harrison, capitan del ejercito de Su Majestad Britanica. Su mision era remontar el rio Sibun hasta sus fuentes, desde donde debian caminar en linea recta al rio Belice. La segunda delegacion, a cargo de Juan de Aguilar, administrador de los caudales de la Real Hacienda para los gastos de la comision, fijo, la manana del mismo nueve, el limite meridional del territorio de uso especial sobre la rivera norte de la boca del Sibun. (60) La senalizacion consistio en una columna de orden dorico, en la cual se labro, conforme a lo expresado por el teniente de rey, lo siguiente: "Debajo del Collarin de la columna: Sibun. En la cana de esta: la cifra de mi apellido y empleo. En la parte inferior de la misma cana: El dia 9 de julio. Y en el neto del pedestal: el ano presente en que se situo". (61) Muy pronto, el 12 de julio, los mismos Grimarest y Despard iniciaron su propia travesia, comandando una comision anglo-espanola, hacia los confines del rio Belice. Su objetivo era establecer un "Real de Demarcacion", para aguardar la llegada de los exploradores del Sibun. Su primera obra fue realizada el 15 de julio, cuando elevaron una nueva columna dorica en el punto donde se unia la demarcacion de 1784 con la nueva. (62)

Siguieron dias de trabajos arduos. El capitan guardacostas Nicolas Pereyra y el ingeniero Leon recorrieron el brazo del Belice llamado Black Creek, que comunicaba con el rio Nuevo, para expulsar de sus margenes a los cortadores de palo de tinte y caoba que hallaran, en razon de encontrarse fuera del territorio concedido. (63) El mismo teniente de rey desembarco en innumerables campamentos madereros situados sobre la rivera septentrional del rio, territorio fuera de la concesion. Grimarest observo infinidad de trozas cortadas e intimo a sus duenos para que abandonaran aquellos parajes vedados. Cuando encontraba algun "rancho" vacio, instruia para que se redujera a cenizas. (64) El coronel hispano tampoco dudo descender de su nave cuando contemplaba algun maizal, y si hallaba al dueno de lo sembrado, su colera le recordaba que contravenia la convencion de Londres, donde se estipulaba claramente que los habitantes del Walix tan solo podian gozar de los frutos de la tierra "en su estado puramente natural". (63)

La travesia sobre el Belice fue muy dificil debido a las lluvias de la estacion y a las innumerables trozas que descendian por el rio. Los bacalarenos empleados como remeros debieron realizar un gran esfuerzo. (66) Pero cuando esto no bastaba, Pedro Perez, sargento de primera clase de la compania veterana fija del presidio de Bacalar, quien llevaba mas de 16 anos de servicio, se despojaba de su uniforme para lanzarse al agua y, junto con los valientes que siguieran su ejemplo, remolcar a brazo los buques en lo mas aventurado de los raudales. (67) Se necesitaba valor para sumergirse en unas aguas donde podia aparecer un cocodrilo "mexicano", los cuales no tenian ningun motivo para excluir a los seres humanos de su dieta. Las faenas no estuvieron exentas de peligros, y los expedicionarios sufrieron la desgracia de ver como se hundieron dos pequenos buques donde transportaban alimentos. Sin embargo, la principal tragedia fue la muerte de Cayetano Victorin, patron de la piragua "La Encarnacion", quien se ahogo durante el viaje hacia el interior del continente. (68)

Finalmente, el 25 de julio, los comisarios alcanzaron un punto que calificaron adecuado para establecer el "Real de Demarcacion". Rafael Breson, acompanado por el coronel Despard, subio al dia siguiente ocho leguas mas para:
   ... desalojar varios ingleses establecidos en territorio que ni
   habian tenido concedido, ni se les podia comprehender en los que
   ahora se les ampliaba, en donde estaban haciendo cortes de caoba
   subrepticios. Logro evacuarlos felizmente regresando a los dos dias
   con los duenos de cuatro ranchos, que encontro en dicha distancia
   internandose hasta el brazo del oeste del rio, y once negros que
   cogio con las maniobras de tumbar las expresadas maderas, las
   cuales llegaban a mas de trescientas piezas, sin otro numero de
   arboles trozados. Por consideracion a la ignorancia que me
   representaron, y a la mediacion que en su favor interpuso Despard
   les permiti se trasladasen a la parte ampliada ...". (69)


Sin embargo, el teniente de rey no perdono a las 300 piezas de caoba, y le delego al capitan guardacostas Nicolas Pereyra la responsabilidad de labrar el sello de Su Majestad Catolica sobre su corteza. Unos dias despues, cl 1 de agosto, para la grata sorpresa de todos, se presentaron los exploradores del Sibun en el "Real de Demarcacion". Los capitanes Delgado y Harrison:
   ... dieron parte de que habian remontado el rio de que se trata con
   indecibles peligros, y a costa de perder el pipan en que se
   transportaban, y que nuestra gente llevaba en hombros en los pasos
   que era imposible flotarlo en el agua, o arrastrarlo en ella.
   Llegaron el dia 26 a la cabeza, u origen que se solicitaba, la cual
   se forma en una sabana distante de la boca como de cincuenta y
   cinco a sesenta leguas de varios manantiales y brazos que se le
   incorporan, siendo los principales dos esteros que corren de este,
   y uno del sur ... (70)


Los lideres de los fatigados bacalarenos que habian remontado el Sibun explicaron que era absolutamente imposible cortar desde las fuentes de aquel torrente en linca recta hacia el rio Belice debido a lo impenetrable de la selva que media entre ambos. Manifestaron que esta razon los impulso a seguir un brazo del Sibun, llamado "Estero Murmulloso", hasta el Belice. (71) La comision de demarcacion pudo, gracias a los esfuerzos de quienes remontaron el Sibun, erigir la ultima columna dorica que indicaba el limite del territorio ampliado a una distancia de 56 o 60 leguas de la desembocadura del rio. Una vez cumplida la mision, el dia 6 de agosto, los integrantes de la expedicion levantaron el "Real de Demarcacion" e iniciaron el viaje a la costa. (72)

Durante el descenso del rio, el coronel Grimarest encontro desiertos los numerosos campamentos madereros observados durante la primera jornada. Los cortadores se habian ido, llevandoselo todo, incluyendo las casi mil trozas de madera que el teniente de rey deseaba confiscar. Al descender en innumerables monterias, los miembros de la comision tan solo encontraron algunas piezas. Los expedicionarios llegaron a la boca del Belice el diez de agosto, sin mayor novedad que haber visto volar sobre las aguas del rio infinidad de tucanes, garzas blancas y jabirus. Inmediatamente, el 11 de agosto, el teniente de rey de Campeche y el superintendente de Su Majestad Britanica para la Bahia de Honduras, redactaron y firmaron el acta de entrega-recepcion de los territorios ampliados. El documento resumia los trabajos de la comision y finalizaba con el siguiente compromiso:
   ... prometio por su parte el superintendente don Eduardo Marcos
   Despard guardar religiosamente, y sin pensar en otros
   establecimientos mayores, ni en la formacion de un sistema de
   gobierno militar, ni civil, admitiendo y dando se por recibido de
   los terrenos ampliados, y demarcados que a nombre de Su Majestad
   Catolica le entrego su comisionado solo para los fines indicados, y
   conservando siempre ilesa, y permanente la soberania espanola,
   respecto al solo uso que deben hacer los subditos ingleses cenidos
   al articulo 3 de la convencion del asunto, al 5 y 9 de la misma, y
   demas que refiere, asegurando cumplirlo fielmente, y sin separarse
   un punto del espiritu de armonia que felizmente subsiste entre las
   dos cortes ... (73)


El trabajo de los comisarios no ceso con la celebracion de la entrega-recepcion del territorio demarcado. Debieron atender varios asuntos durante los dias subsecuentes a su regreso. El teniente de rey recibio a varios transmigrados de la Costa de los Mosquitos, quienes no pudieron transportar diversas cabezas de ganado desde su antiguo hogar y que ahora, con la mediacion de las autoridades hispanas en Honduras, solicitaban su reposicion. (74) Un asunto mas atendido por Grimarest fue el destino de las trozas de caoba confiscadas en el rio Belice. Como la goleta "La Santisima Trinidad" estaba cargada con cedro cortado en la comarca de Bacalar, y como el flete de la caoba por un barco venido desde Campeche seria terriblemente oneroso para la Real Hacienda, el coronel Grimarest determino vender las trozas a otros ingleses. La ganancia para las arcas de Su Majestad Catolica fue de 982 pesos y 4 reales. (75)

Marcus Despard, por su parte, le hizo llegar al comisario espanol un memorial con varias peticiones a favor de los ingleses del suroriente de la peninsula de Yucatan. En primer lugar, solicitaba el permiso para que un "Piloto Practico" (capitan de puerto) viviera en el cayo ingles, quien deberia introducir las naves conducidas por hombres de mar poco familiarizados con los peligrosos canales de la costa. El superintendente tambien suplicaba la licencia para que todos los habitantes de los establecimientos britanicos pudieran cultivar: "... una corta porcion de tierra como de dos a cuatro fanegadas por cada familia para proveerse de verduras y legumbres, las cuales son indispensables para su manutencion". (76) En tercer lugar, el coronel Despard instaba al teniente de rey a evitar las fugas de esclavos al partido de Bacalar. De igual modo, solicitaba su ayuda para que dos trasmigrados de la Mosquita, Andrew Cunningham y Mary Marion, recuperasen tres esclavos que se habian fugado y alcanzado el presidio de San Felipe Bacalar. (77) Por ultimo, Despard solicito la colaboracion hispana para evitar que los miembros de otras naciones comerciaran en el Walix y realizaran cortes en la region, particularmente los "subditos de los Estados Unidos". (78)

El teniente de rey tambien apoyo al superintendente britanico ante el desafio de un grupo de cortadores "originales" del Walix que no deseaban perder sus privilegios ante los migrantes. El superintendente recibio un memorial por el cual se entero que el 23 de julio, mientras los comisionados alcanzaban las profundidades del rio Belice, 60 vecinos y ocho magistrados de los establecimientos britanicos se reunieron en una junta publica donde trataron un delicado asunto:
   Los habitantes cuyos nombres estan escritos mas arriba han acordado
   reunirse, la sesion del dia fue abierta, cuando se observo en la
   ultima proclamacion del Coronel Marcus Despard Superintendente de
   los Asuntos de Su Majestad portaba la apariencia de, nosotros
   decimos, la determinacion del Superintendente de regular la
   division del distrito cedido nuevamente sin consultar a ninguno de
   los habitantes de este pais, quienes por su residencia y usos
   consagrados han sido siempre considerados los mejores jueces de sus
   necesidades y de manera uniforme permitidos para legislar por ellos
   mismos. (79)


Los asistentes discutieron durante la sesion si el superintendente habia hecho publico cualquier documento que lo facultara para realizar un reparto de lotes para la explotacion de la madera, la principal fuente de riqueza de la region, o para expedir reglamentos que normaran la vida de los habitantes ingleses del Walix. La resolucion de los asistentes, como puede imaginarse, fue expresada del siguiente modo: "Se acordo que el Superintendente de los Asuntos de su Majestad no ha hecho publicos en ningun momento cualquier comision o autorizacion por la cual este facultado a legislar o distribuir tierras en este pais". (80)

Por lo tanto, los miembros de la asamblea nombraron a 13 comisionados para revisar y crear las leyes y reglamentos que normarian a todos los ingleses del suroriente peninsular. Los delegados, en la misma reunion, expidieron un reglamento general para la asignacion y explotacion de lotes madereros en los territorios ampliados, y asi controlar la economia de los establecimientos. (81) La mayoria de los migrantes de la Costa de los Mosquitos se molestaron severamente por esta y redoblaron su apoyo al superintendente. (82) Despard no vacilo ante el desafio a su autoridad. (83) Notifico al teniente de rey sobre la situacion, le pidio que informara a la corte de Madrid y explico la intencion de la revuelta: "... los antedichos reglamentos no tienen otro objeto que frustrar las disposiciones que acabo de practicar con arreglo a las ordenes del rey mi amo para establecer los habitantes de Mosquitos en la ampliacion de los antiguos de un modo conforme a sus medios respectivos ...". (84)

El coronel Grimarest informo al ministerio sobre el intento de autogobierno de los pobladores. Ademas, apoyo al superintendente britanico para que instalara a los migrantes de la Costa de los Mosquitos en los territorios ampliados:
   ... acompane, y autorice con mi presencia la demarcacion, y
   senalamiento de tierras para las casas y situacion de las dichas
   familias venidas de Mosquitos, logrando de efecto de la prudencia,
   humanidad, y circunspeccion el que no incomodasen, como pensaron,
   las disposiciones del expresado Despard, y de que advirtiesen las
   consideraciones con que seria atendido, y mirado en ellas, no solo
   por el gobierno espanol, sino tambien por el rey de Inglaterra ...
   (85)


La prudencia aconsejo al teniente de rey volver a Bacalar tras finalizar el ultimo deslinde. Los trabajos de la comision habian concluido y la prolongacion de su presencia levantaria suspicacias entre los britanicos, por lo que se despidio del coronel Despard. (86) Asi, cerrada la aventura de la demarcacion concluyo el 16 de agosto de 1787. (87)

El teniente de rey pospuso su retorno a Campeche. Una de sus primeras disposiciones fue encomendar la valoracion del estado de la fortaleza de San Felipe al ingeniero Joseph de Leon, quien considero oportuno realizar varios "reparos" en el fuerte y sus dependencias: fortificar la bateria que guarecia el estero de Chac, llave del sistema lagunar de Bacalar; elevar las murallas y extender el largo del foso de la fortificacion abaluartada; ademas de demoler las casas circundantes al presido, para evitar que fueran utilizadas por un posible invasor como "padrastros". (88) Grimarest, tambien, evaluo la factibilidad de fundar una serie de monterias hispanas frente a la concesion inglesa, proyecto del marques del Campo, embajador en Londres, quien deseaba la estricta vigilancia de los ultimos pobladores ingleses del litoral centroamericano. El teniente de rey considero oportuno fundar tres asentamientos en el llamado "despoblado" del partido de Bacalar, antes de realizar cualquier tentativa por establecer poblaciones, civiles o militares, en el Walix. Asi, el coronel previo los lugares, las personas y los caudales necesarios para crear aquellos pueblos, que llevarian los nombres, si eran del agrado del rey, de San Carlos, Principe de Asturias y la Concepcion. (89) El teniente de rey estaba preocupado por mantener la soberania en aquella distante region. Ahora habia 2,250 britanicos morando en un espacio donde, a lo mucho, habian sido contadas 500 personas pertenecientes a dicha nacion. Sin embargo, sus dias en Bacalar y en la provincia de Yucatan estaban por terminar dado que habia sido nombrado gobernador de la lejana intendencia de Sonora. Para Grimarest habia llegado el momento de regresar a Campeche, al lado de su hijo "menor de edad, y huerfano de madre", y preparase para un nuevo destino. (90) Su partida del presidio de Bacalar, acontecida el 3 de septiembre, cierra la demarcacion y entrega del territorio ampliado para los establecimientos britanicos del suroriente de la peninsula de Yucatan (vease Figura 3). (91)

Finalmente, el primer intendente de Yucatan Lucas de Galvez, definio el contomo del distrito en el que fueron confinados los britanicos en 1789, el cual iniciaba:
   ... en la boca del rio Sibun, en donde hay una mojonera que lo
   indica, y sigue hasta su origen, que esta como a cincuenta y ocho
   leguas de la boca, y desde alli atraviesa el pais ara el rumbo No,
   S.E. en distancia de ocho leguas hasta encontrar las aguas del
   brazo del S.E. del rio Walix (en cuyo punto se haya otra mojonera)
   por el cual desciende cuatro leguas que terminan en la concurrencia
   con el otro brazo del mismo rio, y sigue la linea bajando por el
   curso principal treinta y ocho leguas hasta la union con el estero
   nombrado Spanish Creek, o Black Creek, en la que esta la otra
   mojonera: por dicho estero se introduce subiendo hasta el extremo
   (que dista quince leguas a la mojonera) y desde aquel punto corta
   el terreno dos leguas y media por la direccion NO, SE hasta la
   laguna del Tipu que es el nacimiento del rio Nuevo, y continua
   descendiendo por este ocho leguas siguiendo el curso principal
   hasta el estero llamado de ocho millas, desde cuya boca (en que
   esta la cuarta mojonera) atraviesa por el rumbo NO, SE la distancia
   de siete leguas hasta el principio de un brazo de rio Hondo, por el
   que desciende siete leguas hasta incorporarse con el rio, y, sigue
   la corriente de este hasta su boca, donde se halla la ultima
   mojonera, en la cual termina la linea divisoria, quedando todo el
   terreno contenido entre estas, y la costa que corre desde la boca
   del rio Sibun hasta la del Hondo, para los usos estipulados en la
   convencion y concedidos en las posteriores indicadas resoluciones
   ... (92)


Epilogo

El confinamiento de los britanicos en el distrito maderero genero un gran entusiasmo en Madrid, el conde de Floridablanca proyecto rodearlos con asentamientos espanoles para finalmente expulsarlos en la siguiente guerra entre ambas potencias. (93) Se mantuvo un estricto control de los huespedes incomodos mediante las visitas de inspeccion, dirigidas por un comisario de visita de la provincia de Yucatan, durante los anos 1788 a 1794. La oportunidad ansiada por el ilustre ministro llego en 1797, cuando Espana entro nuevamente en guerra contra la Gran Bretana.

Sin embargo, la situacion del imperio espanol era muy diferente diez anos despues de la demarcacion de los territorios ampliados. El rey Carlos III murio en 1788, siendo sucedido por su hijo Carlos IV en el dramatico ano de 1789. El ministro de Indias Jose de Galvez, arquitecto de la resurreccion del imperio en America, habia muerto en 1787. Su sucesor, el eficaz ministro de marina Antonio Valdes se aparto de su cargo en 1795. El experimentado conde de Floridablanca y el no menos habil conde de Aranda se sucedieron durante el critico ano de 1792, cuando inicio la guerra de la primera coalicion. Manuel Godoy, nuevo hombre de confianza de los soberanos, sostuvo el esfuerzo de guerra contra la Francia revolucionaria entre 1793 y 1795, hasta la derrota. La Convencion Nacional Francesa obligo a Espana a suscribir una alianza defensiva que la obligo a entrar en guerra contra Gran Bretana en 1797, su aliada durante la Guerra de la Primera Coalicion.

El intendente de Yucatan, Arturo O'Neill organizo una gran expedicion naval contra el Walix en 1798, como parte del nuevo conflicto. Embarco un poderoso ejercito de invasion en Campeche y se dirigio a su destino, aunque las tres fragatas de escolta enviadas por la intendencia de Marina de Cuba abandonaron la mision en el canal de Yucatan. O'Neill midio sus fuerzas navales contra las muy superiores de los britanicos el 10 de septiembre de 1798. Tras una hora de combate la flota espanola emprendio la retirada a Bacalar. A partir de ese momento, los habitantes britanicos del Walix proclamaron que habian obtenido la soberania sobre aquel fragmento del Area Maya por derecho de conquista. (94)

Sin embargo, la frontera en el rio Hondo se logro sostener hasta 1808, pese al reves sufrido en el cayo de San Jorge, conforme a la siguiente comunicacion del intendente de Yucatan al superintendente de Honduras Britanicas:
   Habiendose declarado la guerra entre las dos naciones el ano de 96,
   el superintendente que se hallaba en este establecimiento considero
   desde luego abolidos dichos tratados, ocupando con las armas esos
   terrenos, pues se fortifico y guarnecio con la tropa, artilleria y
   pertrechos que recibio de Jamaica. Con este motivo, mi inmediato
   antecesor, el excelentisimo Marques del Norte, se vio en la
   necesidad de atacar los establecimientos; y aunque ciertas
   atenciones graves e imprevistas le llamaron a la provincia antes de
   concluir su designio fueron desalojados los habitantes que tenian
   cortes en los rios Hondo y Nuevo, y en la Ensenada de la Viuda o
   Rowlws Bay, sin que quedase uno en toda la bahia o pequeno seno,
   cuya boca forman las puntas de Calenturas y de Piedra, y de este
   modo permanecieron las cosas con todo el tiempo de aquella guerra.
   (95)


Las tropas de la provincia novohispana de Yucatan mantuvieron aquel limite durante los anos que siguieron a la crisis politica de la monarquia de 1808, y hasta la independencia de Mexico de 1821. (96)

Fuentes

Documentos ineditos

Archivo General de Indias

Documento [Informe anonimo sobre varios acontecimientos sucedidos en la Mosquitia entre 1751 y 1764], (s.l.), (s.f.), Aud. de Mexico, 3099.

Documento [Resoluciones del Consejo de Indias sobre colonos canarios para la provincia de Yucatan y sobre reparos en el fuerte de Bacalar], Madrid, 19 de julio de 1770, Aud. de Mexico, 3099.

Expediente "Presas, represalias y armadores", Aud. de Mexico, leg. 3159.

[Indice de representaciones del teniente de rey de Yucatan], (s.l.), (s.f.) Gobierno, Aud. de Mexico, 3160.

Informe de Jose Merino y Ceballos (gobernador de Yucatan) sobre los trabajos de demarcacion, Bacalar, 31 de mayo de 1784, Aud. de Mexico, 3160.

Informe de Melchor de Navarrete, Merida, 10 de junio de 1755, Aud. de Mexico, 3099.

Mapa "Plano de los rios Hondo, Nuevo y Valiz ...", 1785, Mapas y Planos, Mexico, leg. 3090.

Memorial de Valentin Delgado (guardacostas de Bacalar), Merida, 8 de mayo de 1791, Gobierno, Aud. de Mexico, leg. 3024.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez [sobre desalojo de britanicos], desembocadura del rio Belice, 13 de abril de 1787, Aud. de Mexico, 3023.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, desembocadura del rio Belice, 27 de abril de 1787, Aud. de Mexico, 3023.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, desembocadura del rio Belice, 30 de mayo de 1787, Aud. de Mexico, 3023

Oficio de Juan Jose de Clou al Marques de la Ensenada, Merida, 6 de marzo de 1750, Aud. de Mexico, 3159.

Oficio de Juan Jose de Clou al Marques de la Ensenada, Merida, 12 de septiembre de 1751, Aud. de Mexico 3099.

Oficio de Melchor de Navarrete al Marques de la Ensenada, Merida 12 de noviembre de 1754, Aud. de Mexico, 3099.

Oficio de Ricardo Wall al marques de la Ensenada, Londres, 24 de marzo de 1751, Aud. de Mexico, 3159.

Patente de teniente de rey de Enrique Grimarest, Madrid, 16 de julio de 1785, Aud. de Mexico, 3160.

Reglamento elaborado por el Conde de Revillagigedo (virrey de Nueva Espana), "Reglamento para la guarnicion de la provincia de Yucatan, Castillos y fuertes de jurisdiccion", Mexico, 1754, ramo Gobierno, seccion Mexico, legajo 3157.

Archivo General del Estado de Yucatan

Oficio de Benito Perez Valdenomar a Kerr Hamilton, Merida, 19 de febrero de 1808, Apartado Colonial, Ramo correspondencia de diversas autoridades.

Archivo General de la Nacion

Acuse de recibo firmado por Juan Esteban de Pena, Ciudad de Mexico, Io de noviembre de 1767, Instituciones Coloniales, Reales Cedulas Originales y Duplicados, Reales Cedulas Originales, caja 4161, vol. 95.

Informe de Josef Nolasco Bermejo (comandante del presidio de Bacalar), Bacalar, 23 de marzo de 1758, Indiferente Virreinal, Indiferente de Guerra, caja 3307, exp. 20.

"Reglamento para las milicias de infanteria de la provincia de Yucatan y Campeche, aprobado por su Majestad y mandado que se observe todos sus articulos", Madrid, 1778, Instituciones Coloniales, Gobierno Virreinal, Bandos, vol. 10, exp. 49.

Oficio de los oficiales Reales de Campeche, Campeche, 4 de marzo de 1732, Marina, vo. 6, exp. 1.

Archivo General de Simancas

[Acta de reunion de vecinos y magistrados de los asentamientos britanicos de la costa oriental de Yucatan], "At a meeting of the inhabitants held at Belize River mouth Honduras this 23 day of July 1787", desembocadura del Rio Belice, 23 de junio de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Acta firmada por Enrique Grimarest y Marcus Despard [Acta de entrega-recepcion del territorio ampliado conforme a la Convencion de Londres de 1787], desembocadura de Halove del rio Belice, 11 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

[Copia de diario de visita], "Diario que yo Don Baltazar Rodriguez de Trujillo ...". 1788. Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 26, exp.222-232.

Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Relacion de los individuos que se han empleado en un pipan ...", desembocadura del rio Belice, 5 de julio de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Informe de Enrique Grimarest, "Relacion de los oficiales, ministro de Real Hacienda y demas individuos que se han empleado bajo mis ordenes ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Noticia de las salvas que se hicieron en memoria respetuosa del Rey Nuestro Senor ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Enrique Grimarest agradece ser promovido al gobierno de la Intendencia de Sonora ...", Campeche, 24 de octubre de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Informe de Jose Merino y Ceballos sobre los trabajos de demarcacion. Merida, 20 de octubre de 1785. Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, leg. 7210.

Informe de Enrique Grimarest, "Noticia de los caballos, yeguas y vacas que dejaron en rio Tinto las personas que abajo se expresan, y se repusieron en sus nuevos establecimientos sobre el continente de Yucatan", Bacalar, 26 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Informe de Enrique Grimarest, "Noticia de los sujetos que han comprado las piezas de Caoba ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Venta de piezas de caoba confiscadas", Bacalar, 20 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Antonio Valdes y Bazan (Ministro de Marina e Indias), "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, hace presente a vuestra excelencia ... cuanto considera util y ventajoso para hacer mas respetable y socorrido el Presidio de Bacalar ...", 16 de noviembre de 1787, Campeche, 16 de noviembre de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, acompana con su dictamen la representacion que le hizo el superintendente ingles ...", Campeche, 2 de octubre de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la provincia de Yucatan, dirigiendo una representacion del superintendente de los negocios de Su Majestad Britanica don Eduardo Marcus Despard con los documentos que incluye relativos a que los subditos de su nacion intentan erigir un sistema de Gobierno Civil ...", Campeche, 2 de octubre de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la provincia de Yucatan. Participa a Vuestra Excelencia su llegada al presidio de San Felipe Bacalar ...", Bacalar, 16 de febrero de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6946, exp. 13.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la provincia de Yucatan, informa a vuestra excelencia de los excesos que reconocio al remontar el rio Walix ...", Bacalar, 26 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan, da parte de haber cumplido con la demarcacion y entrega de los terrenos ampliados ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Representa a vuestra excelencia el infeliz estado de la viuda de Cayetano Vitorin ...", Bacalar, 26 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, dirigiendo una noticia con expresion de los sujetos ...", Bacalar, 26 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

Oficio de Lucas de Galvez a Rafael Llovet, Merida, 7 de diciembre de 1789, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6949, exp. 19, fol. 146-181.

Oficio de Jose Merino y Ceballos a Jose de Galvez, "El gobernador y capitan general de Yucatan. Queda impuesto de la Real Orden del 21 de septiembre del ano anterior por la que manda Su Majestad se extienda el terreno para el corte de palo de tinte ..." Merida, 25 de enero de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6946, exp. 13.

Oficio de Marcus Despard a Enrique Grimarest [traduccion del frances al espanol realizada por Enrique Grimarest], desembocadura de Halove del rio Belice, 14 de agosto de 1787, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, cxp. 25, fol. 173-221.

Acervo Historico-Diplomatico de la Secretaria de Relaciones Exteriores

Carta de Richard Hoard (magistrado britanico del Walix) a Enrique Grimarest, cayo San Jorge, 6 de mayo de 1787, Limites y Rios Mexico-Belice, 1723-1980, Limites, 394.

Informe de Enrique Grimarest, "Relacion de los individuos que se han empleado en tripular los buques destinados a las ordenes del senor don Henrique de Grimarest ...", Bacalar, 2 de agosto de 1787, Limites y Rios Mexico-Belice, 1723-1980, Limites, 394.

Informe de Joseph de Leon, [Informe sobre la situacion y reparos del presidio de San Felipe Bacalar], Bacalar, 9 de septiembre de 1787, Limites y Rios Mexico-Belice, 1723-1980, Limites, 394.

Documento "Noticias de las casas y buhios establecidas en la orilla meridional del rio Walix", desembocadura del rio Belice, 6 de abril de 1787, Limites y Rios Mexico-Belice, 1723-1980, Limites, 394.

Biblioteca Nacional de Francia

Mapa "A map of part of Yucatan [...] alloted to Great Britain for the cutting of Logwood", [S.l.] 1787, Biblioteca Nacional de Francia, Departamento de Cartas y Planos, GE SH 18 PF 143 DIV 2 P 3.

Estudios contemporaneos

Bibliografia

Antochiw, M., Catalogo cartografico de Belice, 1511-1880, Paris, Bureau Regional de Cooperation en Amerique Centrale, 1992, 296 pp.

Bethencourt y Massieu, A., Relaciones de Espana bajo Felipe V: del tratado de Sevilla a la guerra con Inglaterra, 1729-1739, Madrid, Asociacion Espanola de Historia Moderna, 638 p., 1998.

Bolland, N., The formation of a colonial society. Belize, from conquest to crown colony, Johns Hopkins University, Baltimore, 1977, 244 pp.

Burns, A., History of the british West Indies, Londres, Allen & Unwin, 1954,821 pp.

Calderon Quijano, J.A., Belice, 1663-1821: historia de los establecimientos britanicos del Rio Valis hasta la independencia de Hispanoamerica, Iberica, Sevilla, XIX-503 pp., 1944.

Campos Garcia, M., De provincia a estado de la Republica Mexicana. La Peninsula de Yucatan, 1786-1835, Universidad Autonoma de Yucatan, Merida, 2004, 334 pp.

Cerda Crespo, J., Conflictos coloniales: la guerra de los nueve anos 1739-1748, Universidad de Alicante, San Vicente del Raspeig, 2010, 296 pp.

Claro Delgado, M., Ejercito y sociedad en Centroamerica en el siglo XVIII, Madrid, Ministerio de Defensa, 2011, 895 pp.

Dachary, A., Estudio integral de la frontera Mexico-Belice, 4 vols., Centro de Investigaciones de Quintana Roo, Chetumal, 1994.

Dampier, W., Dos viajes a Campeche. Con el facsimil de la edicion inglesa de 1705, Ana Garcia Bergua (trad.), "Introduccion" Jose Manuel Villalpando, Miguel Angel Porrua librero-editor, Mexico, 2004, 191 pp.

Delgado Barrado J.M. y Gomez Urdanez, J.L., (coords.), Ministros de Fernando VI, Universidad de Cordoba, Cordoba, 2002, 326 pp.

Ferrer del Rio, A., Obras originales del conde de Floridablanca, sus escritos referentes a su persona, M. Rivadeneyra Impresor-Editor, Madrid, 1867, XIV-532 pp. (Biblioteca de Autores Espanoles, desde la formacion del lenguaje hasta nuestros dias).

Feliciano Ramos, H.R., El contrabando ingles en el Caribe y el Golfo de Mexico, 1748-1778, Excma. Diputacion Provincial de Sevilla, Sevilla, 414 pp., 1990.

Foucher, M., L'invention des frontiers, Fondation pour les Etudes de Defense Nationale, Paris, 1986, 248 pp.

Gerhard, P., La frontera sureste de la Nueva Espana, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Mexico, 1991, 166 pp.

Harding, R., The emergence of britain's global supremacy. The war o 1739-1748, The Boydell Press, Rochester, 2010, 392 pp.

Ira Glassner M. y Fabrer C., Political geography, J. Wiley, New York, 2004,619 pp.

Molina Solis, J.F., Historia de Yucatan durante la dominacion espanola, III tomos, Imprenta de la Loteria del Estado, Merida, 1913.

Payne Iglesias, E., El puerto de Truxillo. Un viaje hacia su melancolico abandono, Editorial Guaymuras, Tegucigalpa, 2007, 403 pp.

Rio, I. del, El noroeste del Mexico colonial. Estudios historicos sobre Sonora, Sinaloa y Baja California, Serie Historia Novohispana, 77, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Mexico, 2007, 212 pp.

Rubio Mane, J.I., El virreinato III: Expansion y defensa, segunda parte. 2a. ed., Fondo de Cultura Economica-Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Mexico, 355 pp., 1983.

Rubio Mane, J.I., (cd.), Discurso sobre la constitucion de las provincias de Yucatan y Campeche 1766, Documentos para la historia de Yucatan III, Compania Tipografica Yucateca, Merida, 1938, 133 pp.

Troy Floyd, S., The Anglo-Spanish struggle for Mosquitia, University of New Mexico, Albuquerque, 1967, VIII-235 pp.

Toussaint Ribot, M., Belice. Una historia olvidada, Instituto de Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, 1993, 200 pp.

Toussaint Ribot, M., (comp.), Belice. Textos de su historia, Instituto de Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, 2004, 231 pp.

Vos, J. de, Las fronteras de la frontera sur. Resena de los proyectos de expansion que figuraron la frontera entre Mexico y Centroamerica, Universidad Juarez Autonoma de Tabasco, Villahermosa, 177 pp., 1993.

Capitulos en libros

Conover Blancas, C., "Un muelle de piedra en el mar. Miradas geopoliticas anglo-espanolas a la peninsula de Yucatan a medidos del siglo XVIII", en Mario Humberto Ruz y Erendira Peniche, Del mar y la tierra firme. Miradas de viajeros sobre los horizontes peninsulares, Universidad Nacional Autonoma de Mexico-Universidad Autonoma de Campeche, Mexico, 2011, pp. 49-72.

Foucher, M., "Tipologia de las fronteras contemporaneas", en: Philippe Bovin, Las fronteras del istmo: Fronteras y sociedades entre el sur de Mexico y America Central, Mexico, Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos, 2005, pp. 19-24.

Nelken-Terner, A., "Redes y ambiguedades caribenas: las dimensiones espacio-temporales del territorio beliceno en el area circumcaribe", El Caribe. Region, frontera y relaciones internacionales, Johanna von Grafenstein y Laura Munoz Mata (coords.), Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, vol. 1, 2000, pp. 187-228.

Hemerografia

Conover Blancas, C., "Septiembre 10", en Memorias de la Academia Mexicana de la Historia, tomo LI, no. 2010, Academia Mexicana de la Historia, Mexico, pp. 91-138, 2011.

Caso Barrera L., y Aliphat Fernandez M., "De antiguos territorios coloniales a nuevas fronteras republicanas: la Guerra de Castas y los limites del suroeste de Mexico, 1821-1893", Historia Critica, num. 59, enero-marzo, 2016. Disponible en linea <http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-16172016000100006>, consultado el 10 de agosto de 2016.

Contreras Sanchez, C., "El palo de tinte, motivo de un conflicto entre dos naciones, 1670-1802", en Historia mexicana, vol. 37, num. 1 (145), Centro de Estudios Historicos, El Colegio de Mexico, Mexico, pp. 49-74, 1987.

Holmes, J., "Spanish Treaties with West Florida Indians, 1784-1802", The Florida Historical Quarterly, vol. 48, no. 2, October, 1969, pp. 140-154.

Kinnaird, L., Blache F. y Blache N., "Spanish Treaties with Indian Tribes", Western Historical Quarterly, vol. 10, no. 1, January, pp. 39-48, 1979.

Pizzigoni, C., "La evacuacion de la Costa de los Mosquitos 1783-1790", Memoria, Mexico, num. 122, pp. 40-47, 1999.

Reichert, R., "Navegacion, comercio y guerra. Rivalidad por el dominio colonial en la region del Golfo de Honduras, 1713-1763", Peninsula 7, 2012, pp. 13-37,

Tesis

Edward Landry, H., The influence of the Caribbean in British policy towards Spain, 1782-1783, tesis de doctorado inedita, University of Alabama, Tuscaloosa, XII-560 pp., 1963.

Electronicas

Wikimedia, Wikipedia, "Edward Despard", publicacion digital en linea disponible en: <http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_Despard>, consultado el 20 de junio de 2012.

Carlos CONOVER BLANCAS, Programa de Maestria y Doctorado en Historia de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico (UNAM), Galeana 25, San Angel, 01000, Ciudad de Mexico, correo electronico: carlos_conover@comunidad.unam.mx

Recibido el 24 de marzo de 2016; aceptado el 17 de junio de 2016

(1) Es decir, el proceso mediante el cual un Estado le autoriza a otro Estado la ocupacion y la utilizacion de un territorio bajo su soberania. Martin Ira Glassner y Chuck Fabrer, Political geography, J. Wiley, New York, 2004, p. 61.

(2) Fueron los monarcas Borbon del Antiguo Regimen, tanto espanoles como franceses, quienes hicieron el mayor esfuerzo por racionalizar y expresar en el espacio estos limites precisos para el ejercicio de la autoridad de las monarquias absolutas. Michel Foucher, L'invention des frontiers. Paris, Fondation pour les Etudes de Defense Nationale, 1986, p. 45. Para un acercamiento sintetico a los principales planteamientos del autor vid. Michel Foucher, "Tipologia de las fronteras contemporaneas", en: Philippe Bovin, Las fronteras del istmo: Fronteras y sociedades entre el sur de Mexico y America Central, Mexico, Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos, 2005, pp. 19-24.

(3) La primera etapa se caracteriza por una lucha por definir los derechos sobre un espacio entre dos o mas adversarios. La asignacion implica una negociacion general, una vez liquidado el conflicto, en funcion de intereses geopoliticos globales. La tercera fase comprende negociaciones mas precisas donde se llega a un acuerdo mas especifico. La demarcacion consiste en hacer visible en el espacio el curso de la frontera del territorio en cuestion. El ultimo momento, el del control, tiene diversos grados dependiendo de los intereses de los estados implicados. Colin Flint, Introduction to geopolitics, Nueva York, Routledge, 2006, 237 p., pp. 41-68. El mismo Flint definio la geopolitica como la disciplina que atiende la representacion de un espacio y las estrategias territoriales implementadas por uno o varios agentes, dentro de estructuras dadas, para su control, p. 61.

(4) Jose Antonio Calderon Quijano, Belice, 1663-1821: historia de los establecimientos britanicos del Rio Valis hasta la independencia de Hispanoamerica, Sevilla, Iberica, 1944, XIX-503 pp.

(5) Nigel O. Bolland, The formation of a colonial society. Belize, from conquest to crown colony, Baltimore, Johns Hopkins University, 1977, 240 pp.

(6) Peter Gerhard, La frontera sureste de la Nueva Espana. Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 1991, pp. 55-61.

(7) Jan de Vos, Las fronteras de la frontera sur. Resena de los proyectos de expansion que figuraron la frontera entre Mexico y Centroamerica, Universidad Juarez Autonoma de Tabasco, Villahermosa, 1993, 177 pp.

(8) Alfredo A. Cesar Dachary, Estudio integral de la frontera Mexico-Belice, 4 vols., Centro de Investigaciones de Quintana Roo, Chetumal, 1994.

(9) Monica Toussaint Ribot, Belice. Una historia olvidada. Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, 1993, 200 pp.

(10) Monica Toussaint Ribot (comp.), Belice. Textos de su historia, Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, 2004, 213 pp.

(11) Manuel Angel Castillo; Monica Toussaint Ribot y Mario Vazquez Olivera, Espacios diversos, historia en comun. Mexico, Guatemala y Belice. La construccion de una frontera, Secretaria de Relaciones Exteriores. Secretaria de Relaciones Exteriores, Mexico, 2006, 285 pp.

(12) Rafal Reichert, "Navegacion, comercio y guerra. Rivalidad por el dominio colonial en la region del Golfo de Honduras, 1713-1763", Peninsula 7, 2012, pp. 13-37.

(13) Laura Caso Barrera y Mario M. Aliphat Fernandez, "De antiguos territorios coloniales a nuevas fronteras republicanas: la Guerra de Castas y los limites del suroeste de Mexico, 1821-1893", Historia Critica, num. 59, enero-marzo, 2016, pp. 81-100. Disponible en <http://www.scielo.org.co/scielo.plip?script=sci_arttext&pid=SO 121 -16172016000100006/>, consultado el 10 de agosto de 2016.

(14) Gerhard, op. cit., p. 55.

(15) Calderon, op. cit., p. 103. Aunque unos cortadores empezaron a beneficiarse del palo de tinte en 1638. Antoinett Nelken-Terner, "Redes y ambiguedades caribenas: las dimensiones espacio-temporales del territorio beliceno en el area circumcaribe", en Johanna von Grafenstein y Laura Munoz Mata (coords.), El Caribe. Region, frontera y relaciones internacionales, vol. 1, Instituto de Investigaciones Dr. Jose Maria Luis Mora, Mexico, 2000, p. 189.

(16) Para un testimonio de la vida de los cortadores de la laguna de Terminos durante la segunda mitad del siglo XVII vid. William Dampier, Dos viajes a Campeche. Con el facsimil de la edicion inglesa de 1705, Ana Garcia Bergua (trad.), Jose Manuel Villalpando, "Introduccion", Miguel Angel Porrua librero-editor, Mexico, 2004, p. 199.

(17) Calderon, op. cit., pp. 44-45.

(18) Antonio Calderon Quijano, Jose Ignacio Rubio Mane y Rafal Reichter estudiaron las expediciones de 1722 y 1724. Calderon, op. cit. Jose Ignacio Rubio Mane, El virreinato Hl: Expansion y defensa, segunda parte, 2a. cd., Fondo de Cultura Economica-Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Mexico 1983, pp. 231-350. Rafal Reichert, op. cit., La expedicion de 1734 fue de una galera de Campeche, que combatio contra dos barcos, uno ingles y el otro holandes, en la desembocadura del rio Belice. Presas, represalias y armadores, AGI, Aud. de Mexico, leg. 3159. Calderon tambien resumio la expedicion de 1737. Calderon, op. cit., p. 122. El gobernador de Yucatan recibio la orden de reanudar el corso contra britanicos y holandeses en 1738, y los guardacostas campechanos capturaron una nueva nave britanica en el Golfo de Honduras antes de que terminara el ano. El documento puede consultarse en Expediente "Presas, represalias y armadores", AGI, Aud. de Mexico, leg. 3159. Las expediciones de 1739 y 1745, durante la Guerra de la Oreja de Jenkins, fueron comandadas por el corsario campechano Pedro Felipe de Sarriola. En cada oportunidad capturo una balandra holandesa. El documento puede consultarse en AGI, Aud. de Mexico, leg. 1015.

(19) El Tratado de Madrid de 1670 liquido las diferencias restantes entre Espana e Inglaterra causadas por la guerra de 1655-1660. La clausula septima establecio: "... se ha convenido que el serenisimo Rey de la Gran Bretana y sus herederos y sucesores gozaran, tendran y poseeran todas las tierras, provincias, islas, colonias y dominios situados en las Indias Occidentales o en cualquier otra parte de las Americas, que el dicho Rey de la Gran Bretana y sus subditos tiene y poseen al presente y de suerte que ni por razon de esto, ni de cualquier otro pretexto se pueda ni deba pretender jamas alguna otra cosa ni de moverse de aqui en adelante controversia alguna". Clausula septima del Tratado de Paz de Madrid de 1770, citado en: Alicia del Carmen Contreras Sanchez, "El palo de tinte, motivo de un conflicto entre dos naciones, 1670-1802", en Historia mexicana, v. 37, num. I (145), julio-septiembre. El Colegio de Mexico, Centro de Estudios Historicos, Mexico, 1987, pp. 52-53.

(20) Documento [Resoluciones del Consejo de Indias sobre colonos canarios para la provincia de Yucatan y sobre reparos en el fuerte de Bacalar], Madrid, 19 de julio de 1770, AGI, Aud. de Mexico, 3099.

(21) Oficio de los oficiales Reales de Campeche, Campeche, 4 de marzo de 1732, AGN, Marina, vol. 6, exp. 1, f. 2.

(22) Espana e Inglaterra alcanzaron un acuerdo sobre corzo y contrabando en 1732, pero el primer Pacto de Familia de 1733 y la conquista del Reino de las Dos Sicilias durante la Guerra de Sucesion Polaca endurecieron la actitud espanola hacia la Gran Bretana. Richard Harding, The emergence of britain's global supremacy. The war o 1739-1748, Rochester, The Boydell Press, 2010, 1732, p. 19. El conde de Montijo, embajador espanol para el tratado de 1732 recibio instrucciones muy puntuales de Felipe V sobre la situacion de la costa oriental de Yucatan: "Gran Bretana debera dar las ordenes pertinentes para que no pasen sus subditos a establecer rancherias en la costa que corre desde el Cabo de Cotoch al Golfo de Honduras y parajes nombrados Isla de Mujeres, cercania de los Pueblos de Cohac, y Bolona, Laguna de Terminis, Riveras y contornos del Rio Valis; cesen en apresar indios, vasallos del rey y atacar a los vecinos de Bacalar, por ser aquellos parajes de dominio indisputablemente mio. Como varias vcccs la corte britanica ha dado a entender que estos establecimientos funcionaban sin orden ni auxilio de la Corona, se han enviado diferentes armamentos para desalojarlos, siempre de modo infructuoso por encontrar fuertes agrupaciones navales que incluso han apresado espanoles conduciendolos a Jamaica, donde han sido castigado incluso con muerte a fin de atemorizar mis vasallos y que abandonen la empresa de desalojarlos. Con lo cual queda demostrada la intervencion de las autoridades britanicas". Antonio de Bethencourt y Massieu, Relaciones de Espana bajo Felipe V: del Tratado de Sevilla a la guerra con Inglaterra, 1729-1739, Asociacion Espanola de Historia Moderna, Madrid, 1998, pp. 200-201.

(23) Jorge Cerda Crespo, Conflictos coloniales: la guerra de los nueve anos 1739-1748, Universidad de Alicante, San Vicente del Raspeig, 2010, p. 65. Fue la nave captura que se refiere en supra nota 19.

(24) Documento [Resoluciones del Consejo de Indias sobre colonos canarios para la provincia de Yucatan y sobre reparos en el fuerte de Bacalar], ya citado.

(25) El bajel Uvoolball, fue llevado a Campeche en 1732, fue mencionado en el acuerdo de El Pardo del 31 de diciembre de 1738, que intentaba solucionar la crisis. De igual modo, los comisarios del Bureau le entregaron a Jorge I un memorial, representado los derechos ingleses para cortar palo de Campeche en la peninsula de Yucatan, y tierras adyacentes, en 1739. Tambien se alegaba que se habian perdido mas de seis millones de libras esterlinas por las capturas de barcos que transportaban palo de tinte entre 1716 y 1738. Cerda, op. cit., pp. 64-65.

(26) Documento [Resoluciones del Consejo de Indias sobre colonos canarios para la provincia de Yucatan y sobre reparos en el fuerte de Bacalar], ya citado.

(27) El plan del ministro implicaba: explotar el palo de tinte de la costa occidental de Yucatan y asi favorecer la economia de la provincia; transportar la madera tintorea a la peninsula iberica empleando barcos armados en Santander, beneficiando el desarrollo de los astilleros y la industria de la region; vender el palo Campeche en Sevilla a nacionales y extranjeros; y destruir la competencia britanica acabando con sus establecimientos de la costa oriental de Yucatan mediante un activo corzo y la organizacion de una gran expedicion de desalojo. El Marques de la Ensenada acumulo los ministerios de Hacienda, Guerra, Marina e Indias. Poco a poco se fue decidiendo por una politica francofila y antibritanica. Para mas informacion sobre su persona, y su ambicioso plan vid. Jose Miguel Delgado Barrado y Jose Luis Gomez Urdanez (coords.), Ministros de Fernando VI, Universidad de Cordoba, Cordoba, 2002, pp. 87-98.

(28) Oficio de Juan Jose de Clou (gobernador de Yucatan) al Marques de la Ensenada. Merida, 12 de septiembre de 1751, AGI, Aud. de Mexico 3099. El primer paso del plan de Ensenada fue hostigar a las naves britanicas encargadas del trafico del palo de Campeche durante 1750. Ricardo Wall, embajador espanol en Londres, se vio obligado a trasmitir al ministro una queja de la corte britanica a inicios de 1751 : "Muy senor mio, estos dias me mostro el duque de Newcastle una carta de los gobernadores ingleses de America, avisando, que nuestros guardacostas han tomado hasta 21 embarcaciones cargadas de palo de Campeche ... Con la mayor dulzura y buen modo me represento, lo que sentia, que a cada paso tuviesemos motivo de disgusto, exhortandome a escribir a mi corte sobre este punto con la mayor eficacia, para que se corten todos los inconvenientes, que puedan turbar la amistad que dichosamente se ha establecido entre las dos naciones ...". Oficio de Ricardo Wall (embajador espanol ante la Gran Bretana) al Marques de la Ensenada, Londres, 24 de marzo de 1751, AGI, Aud. de Mexico, 3159. Al parecer, los corsarios espanoles acudieron desde lugares tan distantes como Puerto Rico o Santo Domingo. Asi lo inferia el gobernador de Yucatan en: Oficio de Juan Jose de Clou (gobernador de Yucatan) al Marques de la Ensenada, Merida, 6 de marzo de 1750, AGI, Aud. de Mexico, 3159. La corte tambien mando una instruccion a la Habana para que enviara una fragata a vigilar las aguas del Golfo de Honduras. El documento puede consultarse en AGI, Aud. de Mexico, 3099. Finalmente, es importante mencionar que cuatro fragatas pertenecientes al armador Juan de Isla, partieron del puerto de Santander (Espana) en 1752 para ser cargadas con trozas de extraordinarios palos de tinte cortados durante 1751 en la laguna de Terminos. Documento [Informe anonimo sobre varios acontecimientos sucedidos en la Mosquitia entre 1751 y 1764], (s.l.,s.f.), AGI, Aud. de Mexico, 3099.

(29) El Marques de la Ensenada fue mucho mas sistematico que sus predecesores. Se organizo el ejercito veterano de Yucatan, el Batallon de Castilla. Reglamento elaborado por el Conde de Revillagigedo (virrey de Nueva Espana), "Reglamento para la guarnicion de la provincia de Yucatan, Castillos y fuertes de jurisdiccion", Mexico, 1754, AGI, ramo Gobierno, seccion Mexico, legajo 3157. Se crearon las milicias regladas y disciplinadas de Guatemala, un ejercito de 2,0000 hombres, hacia 1754. Manuel Claro Delgado, Ejercito y sociedad en Centroamerica en el siglo XVIII, Madrid, Ministerio de Defensa, 2011, pp. 418-428. Finalmente, inicio la construccion de San Fernando de Omoa, en la provincia de Honduras, la gran fortificacion abaluartada del reino de Guatemala para salvaguardar su litoral caribeno.

(30) [Resoluciones del Consejo de Indias sobre de las Islas Canarias. ..], julio de 1770, ya citado.

(31) Oficio de Melchor de Navarrete (gobernador de Yucatan), al Marques de la Ensenada, Merida 12 de noviembre de 1754, AGI, Aud. de Mexico, 3099. Informe de Melchor de Navarrete, Merida, 10 de junio de 1755, AGI, Aud. de Mexico, 3099. Calderon, op. cit., p. 147.

(32) Para mas informacion sobre los aspectos comerciales del plan del Marques de la Ensenada vid. Contreras, op. cit. pp. 49-74.

(33) El gobernador de Yucatan Melchor de Navarrete informo a la corte sobre las fortificaciones britanicas basandose en la declaracion de unos prisioneros britanicos en 1756. Caso y Aliphat, op. cit.

(34) Articulo 17 del Tratado de Versalles de 1763, en Toussaint, Belice. Textos de su historia, p. 70.

(35) Bolland, op. cit., p. 28. Hubo una gran tension durante la nueva entrega del territorio porque se expulso a los britanicos del rio Hondo en 1764, para reinstalarlos tras protesta de su ministerio en 1765. Carlos Conover Blancas, "Un muelle de piedra en el mar. Miradas geopoliticas anglo-espanolas a la peninsula de Yucatan a medidos del siglo XVIII", en: Mario Humberto Ruz y Erendira Peniche, Del mar y la tierra fierme. Miradas de viajeros sobre los horizontes peninsulares, Universidad Nacional Autonoma de Mexico-Universidad Autonoma de Campeche, Mexico, 2011, pp. 49-72.

(36) El visitador Jose de Galvez comisiono a dos funcionarios para que evaluaran la economia local en 1764, con el objetivo financiar el ejercito veterano. Jose Ignacio Rubio Mane (cd.), Discurso sobre la constitucion de las provincias de Yucatan y Campeche 1766, Merida, Compania Tipografica Yucateca, 1938 (Documentos para la historia de Yucatan 111), p. 17. Posteriormente, oficiales enviados desde Espana crearon las milicias regladas y disciplinadas en 1767; que llegaron a constar de ocho batallones de blancos y ocho de pardos en 1779. Acuse de recibo firmado por Juan Esteban de Pena, Ciudad de Mexico, 1 de noviembre de 1767, AGN, Instituciones Coloniales, Reales Cedulas Originales y Duplicados, Reales Cedulas Originales, caja 4161, vol. 95. Para mas informacion sobre estos cuerpos vid. "Reglamento para las milicias de infanteria de la provincia de Yucatan y Campeche, aprobado por su Majestad y mandado que se observe todos sus articulos", Madrid, 1778, AGN, Instituciones Coloniales, Gobierno Virreinal, Bandos, vol. 10, exp. 49.

(37) Oficio de Roberto Rivas Betancourt (gobernador de Yucatan) a Josef Navarro (gobernador de Cuba), Merida, 19 de junio de 1780, agi. Gobierno, Papeles de Cuba, leg. 1279. Para sostenerlas, se incluyo a la provincia en el sistema de comercio libre en 1770.

(38) El proceso de negociaciones anglo-espanol para definir la situacion del litoral de la provincia de Yucatan y el reino de Guatemala es estudiado por: Harral Edward Landry, The influence of the Caribbean in British policy towards Spain, 1782-1783, tesis de doctorado inedita, Tuscaloosa, University of Alabama, 1963, XII-560 p.

(39) Cabe senalar que los ingleses no solo se asentaron en la peninsula de Yucatan a mediados del siglo XVII. Tambien fundaron establecimientos en las costas de las provincias de Honduras y Nicaragua, pertenecientes al reino de Guatemala. Se dedicaron a la pirateria, el contrabando, el corte de maderas preciosas, la pesca de tortugas y la agricultura comercial. Prosperaron gracias a la alianza con los zambo-miskitos, un pueblo que emergio en la region de la mezcla biologica y cultural de indigenas sumus, africanos y europeos. Los aliados indios fundaron su propio imperio, lanzado expediciones esclavistas desde Panama hasta Yucatan. El odio de los habitantes de America Central en su contra llego a ser tal que se propusieron al ministerio varios planes para su exterminio. El trabajo clasico para acercarse a la historia de esta region es: S. Troy Floyd, The Anglo-Spanish struggle for Mosquitia, Albuquerque, University of New Mexico, 1967, VIII-235 p.

(40) Articulo sexto del tratado de paz de Versalles de 1783, en: Toussaint, Belice. Textos de su historia, pp. 71 -72.

(41) Juan Francisco Molina Solis, Historia de Yucatan durante la dominacion espanola, Merida, Imprenta de la Loteria del Estado, tomo II, 1913, pp. 294-295.

(42) Juan de Aguilar, oficial real del gobierno de Merida, fue el responsable de la mayoria de los trabajos de demarcacion. Viajo a lo largo del rio Hondo, junto al comisario britanico, para levantar las mojoneras que indicaban el limite septentrional del territorio de uso especial. Informe de Jose Merino y Ceballos (gobernador de Yucatan) sobre los trabajos de demarcacion, Bacalar, 31 de mayo de 1784, AGI, Aud. de Mexico, 3160. Informe de Jose Merino y Ceballos sobre los trabajos de demarcacion. Merida, 20 de octubre de 1785. AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 7210. Desafortunadamente, existe muy poca informacion sobre estos primeros trabajos de demarcacion.

(43) Alan Burns, History of the british West Indies, Londres, Allen & Unwin. 1954, 821, p. 539.

(44) El conde de Floridablanca le expuso al embajador britanico en Espana que su motivo para sumarse al pacto era la situacion en la Costa de los Mosquitos. Oficio de Robert Liston al Marques de Carmarthen, 5 de febrero de 1786, Madrid, citado en Landry, op. cit., p. 262.

(45) Convencion de Londres de 1786, en Toussaint, op. cit., p. 74.

(46) Convencion de Londres de 1786, en Toussaint, op. cit., p. 75.

(47) Tambien es importante senalar que el imperio espanol inicio el control de la Costa de los Mosquitos en 1787. Se fundaron colonias en los puertos de Trujillo, isla de Roatan, Rio Tinto y Cabo Gracias a Dios con migrantes de Asturias, Galicia y las Islas Canarias. Se establecieron guarniciones militares con soldados y milicianos del reino de Guatemala, se organizaron cruceros de barcos de guerra procedentes de La Habana y se instituyo un financiamiento novohispano. Para un acercamiento a su historia vid. Elizct Payne Iglesias, El puerto de Truxillo. Un viaje hacia su melancolico abandono. Editorial Guaymuras, Tegucigalpa, 2007,403 p.

(48) El congreso de Mobila de 1784 fue un ejemplo de eficacia diplomatica espanola. Los oficiales responsables tenian la delicada mision de ganar la lealtad de las naciones alibamonsga, chactawa y chickasawa para garantizar la frontera de La Florida frente a los agresivos colonos de los Estados Unidos. Los preparativos fueron espectaculares, la firma de Nueva Orleans Mather and Strothcr facilito los bienes necesarios para los regalos de los indigenas, entre los que destacaron medallas con el busto de Carlos 111 para los principales jefes. Las negociaciones se realizaron sin la menor presion militar y en medio de grandes festividades. Asistieron cientos de indios, tanto jefes principales como lideres de aldeas, y todos formaron parte de los pactos. Los oficiales espanoles fueron eficaces y alcanzaron los acuerdos con las delegaciones de las diferentes naciones, que representaban a cerca de 100 asentamientos concretos. La victoria mas significativa fue con los chactawas, en aquel momento la nacion mas fuerte y belicosa de La Florida, que estaba en guerra en ese momento con otros pueblos indios. Tambien fue importante el tratado con los chickasaws, porque sus tierras bordeaban el rio Mississipi. Todos los indigenas se declararon vasallos de Carlos 111. Para mas informacion vid. Jack D.L. Holmes, "Spanish Treaties with West Florida Indians, 1784-1802", The Florida Historical Quarterly, vol. 48, no. 2 (oct., 1969), pp. 140-154. Lawrence Kinnaird, Francisco Blachc y Navarro Blache, "Spanish Treaties with Indian Tribes", Western Historical Quarterly, vol. 10, no. 1, enero, 1979, pp. 39-48.

(49) Patente de teniente de rey de Enrique Grimarest, Madrid, 16 de julio de 1785, AGI, Aud. de Mexico. 3160. [Indice de representaciones del teniente de rey de Yucatan], (s.l.), (s.f.) AGI, Gobierno, Aud. de Mexico, 3160. Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Enrique Grimarest agradece ser promovido al gobierno de la Intendencia de Sonora ...", Campeche, 24 de octubre de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221. Enrique Grimarest tambien recibio el encargo, por la via reservada, de indagar e informar sobre la veracidad del "gobierno despotico" del capitan general Merino Ceballos, el cual habia sido denunciado por varios vecinos de Merida y Campeche, quienes ya habian protagonizado "revoluciones" contra el gobernador Betancourt. Grimarest concluyo que Ceballos era "un hombre de buen corazon e intencion sana", acompanada de desinteres; pero por su avanzada edad, achaques habituales, su poca proporcion para el trabajo: "... y por consiguiente precisando por necesidad o inclinacion a haberse entregado a la voluntad o capricho de tres secretarios que tiene ...". Estos secretarios eran Juan de Aguilar, Antonio de Mendvil y don Juan Antonio Lopez. Ellos tres habian abusado de su poder, y vendido muchos cargos menores. Carta de Enrique Grimarest a Alonso Nunez de Haro y Peralta, rio Belice, 6 de agosto de 1787, AGN, Indiferente Virreinal, Indiferente de Guerra, caja 513, exp. 21. Por otra parte, es importante aclarar que la tenencia de rey fue establecida en Campeche en 1744, y su funcion era la defensa de la provincia. Ademas, era la maxima autoridad de la ciudad de Campeche y la segunda de la provincia. La tenencia de rey fue una institucion caribena, las hubo en Cuba, Puerto Rico y San Juan de Ulua. Era la version espanola del liutent du roi frances, militar que representaba al rey en lugares estrategicos. Melchor Campos Garcia, De provincia a estado de la Republica Mexicana. La Peninsula de Yucatan. 1786-1835, Universidad Autonoma de Yucatan, Merida, 2004, op. cit., p. 24.

(50) Para mas informacion vid. Oficio de Jose Merino y Ceballos a Jose de Galvez, "El gobernador y capitan general de Yucatan. Queda impuesto de la Real Orden del 21 de septiembre del ano anterior por la que manda Su Majestad se extienda el terreno para el corte de palo de tinte ...", Merida, 25 de enero de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6946, exp. 13; Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la provincia de Yucatan. Participa a Vuestra Excelencia su llegada al presidio de San Felipe Bacalar ...", Bacalar, 16 de febrero de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6946, exp. 13.

(51) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, desembocadura del rio Belice, 30 de mayo de 1787, AGI, Aud. de Mexico, 3023.

(52) Valentin Delgado fue uno de los personajes mas destacados de la villa de Bacalar durante la segunda mitad del siglo xvin. Formo parte de la compania veterana en 1758. Fue enviado a espiar los establecimientos britanicos del Walix para preparar la incursion de 1779. Posteriormente, durante la campana de Matias de Galvez en la Costa de los Mosquitos, lidero una piragua con 50 hombres que entro a los bosques de la isla de Roatan, y apreso a cerca de 300 esclavos negros y a poco mas de 150 britanicos. Informe de Josef Nolasco Bermejo (comandante del presidio de Bacalar), Bacalar, 23 de marzo de 1758, AGN, Indiferente Virreinal, Indiferente de Guerra, caja 3307, exp. 20. Memorial de Valentin Delgado, Merida, 8 de mayo de 1791, AGI, Gobierno, Aud. de Mexico, leg. 3024.

(53) Para mas informacion vid. Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Relacion de los individuos que se han empleado en un pipan ...", desembocadura del rio Belice, 5 de julio de 1787, ags, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(54) Edward Marcus Despard nacio en Mountrath, Queens County, Irlanda, en 1751. Entro a la Royal Navy en 1766, fue promovido a teniente en 1772 y asignado a la isla de Jamaica, donde realizo diversas obras de ingenieria. Sirvio en la Indias Occidentales Britanicas con honores, destacandose durante la invasion de la provincia de Nicaragua en 1781. Despard comando la expedicion que descubrio el fuerte construido por Matias de Galvez en la union del lago Nicaragua y el rio San Juan. Tambien fue el comandante del fuerte Inmaculada durante la retirada britanica del rio San Juan. De igual modo, dirigio las tropas britanicas que recuperaron, de manos espanolas, los asentamientos del rio Tinto en 1782. Debido a sus conocimientos de la region, fue hecho superintendente del Walix en 1784, destino al que llego en 1786. Bolland, op.cit., p. 32.

(55) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan, da parte de haber cumplido con la demarcacion y entrega de los terrenos ampliados ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, cxp. 25, fol. 173-221. Cabe senalar que la comision del teniente de rey estaba integrada por cerca de 100 personas, la mayoria vecinos de la villa de Bacalar, que navegaron al Walix en una goleta y alrededor de 19 piraguas y dorises pertenecientes a la fortaleza de San Felipe. Curiosamente, entre los marinos de la piragua San Joseph iban varios mayas: Pedro Chan, Nicolas Chan, Tomas Chi, Gregorio Jul y Julian Pech. Para mas informacion vid: Informe de Enrique Grimarest, "Relacion de los individuos que se han empleado en tripular los buques destinados a las ordenes del senor don Henrique de Grimarest ...", Bacalar, 2 de agosto de 1787, AHDSRE, Limites y rios Mexico-Belice 1723-1980, Limites, 394.

(56) Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Noticia de las salvas que se hicieron en memoria respetuosa del Rey Nuestro Senor ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra. 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(57) La mayoria de los transterrados fueron llevados al Walix, pero hubo quienes prefirieron establecerse en otros dominios britanicos del Caribe. Seis personas blancas, entre hombres, mujeres y ninos, fueron trasladados a Jamaica, llevandose consigo 94 esclavos y entre 40,000 y 50,000 pies cubicos de caoba. Otro pequeno grupo, habitantes del cabo Gracias a Dios dedicados al cultivo del algodon, fueron transportados a las islas Caiman, donde continuaron con aquella actividad. Un contingente mas, similar al anterior, fue llevado a las islas Bahamas, para establecer plantaciones de azucar. Finalmente, hubo quienes prefirieron trasladarse a la mismisima Gran Bretana. Caterina Pizzigoni, "La evacuacion de la Costa de los Mosquitos 1783-1790", Memoria, num. 122, Mexico, 1999, p. 45.

(58) Los soldados fueron dirigidos por Felipe Lopez de Toledo y Jose Gonzalez Ruiz, quienes a su vez estuvieron bajo la supervision de Breson. Obedecian una orden del coronel Grimarest, quien actuo con el consentimiento del superintendente Despard. Un contingente de soldados se quedo vigilando las casas tras el desalojo. Para mas informacion vid. Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez [sobre desalojo de britanicos], desembocadura del rio Belice, 13 de abril de 1787, AGI, Aud. de Mexico, 3023; Documento "Noticias de las casas y buhios establecidas en la orilla meridional del rio Walix", desembocadura del rio Belice, 6 de abril de 1787, AHSRE, Limites y Rios Mexico-Belice 1723-1980, Limites, 394.

(59) Richard Hoard, magistrado de los establecimientos del Walix, se nego a marcharse del cayo de San Jorge. Le escribio a Grimarest una carta donde se quejaba del desalojo sufrido y denunciaba como los soldados de Bacalar no habian permitido regresar a sus casas a los ingleses expulsados de la orilla meridional de rio Belice. Grimarest pidio la intercesion de Despard para hacerlo salir del cayo vedado. Para mas informacion vid. Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, desembocadura del rio Belice, 27 de abril de 1787, AGI, Aud. de Mexico, 3023; Carta de Richard Hoard (magistrado britanico del Walix) a Enrique Grimarest, cayo San Jorge, 6 de mayo de 1787, AHDSRE, Limites y Rios Mexico-Belice 1723-1980, Limites, 394.

(60) Don Juan de Aguilar era oficial real honorario y secretario de camara del gobernador de la provincia. Sirvio en Espana en las oficinas de la Real Hacienda y en las de Milicias de Almeria desde 1773. Posteriormente, participo en el establecimiento de las rentas de alcabalas de Mexico. Abandono la Nueva Espana para acompanar al gobernador Ceballos como secretario. Era capitan de milicias del batallon de voluntarios blancos de Merida, donde servia desde 1783. Habia participado en la demarcacion anterior, teniendo bajo su responsabilidad, como se ha mencionado, la senalizacion de limites sobre el rio Hondo. Informe de Enrique Grimarest, "Relacion de los oficiales, ministro de Real Hacienda y demas individuos que se han empleado bajo mis ordenes ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(61) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Da parte de haber cumplido con la demarcacion ...", 20 de agosto de 1787, ya citado.

(62) Juan Joseph de Leon era teniente, asi como ayudante del real cuerpo de ingenieros. Llevaba 18 anos de servicio, siete como ingeniero voluntario. Tambien habia participado en la demarcacion pasada. Informe de Enrique Grimarest, "Relacion de los oficiales, ministro de Real Hacienda y demas individuos que se han empleado bajo mis ordenes ...", 20 de agosto de 1787, ya citado.

(63) El capitan guardacostas Nicolas Pereyra, un hombre mayor y vecino de la villa de Bacalar, era un piloto experimentado en las aguas del Golfo de Honduras. Sirvio durante la guerra de 1779-1782, y despues de ella, en las comunicaciones con el puerto de Trujillo y la isla de Roatan. Los enviados tan solo encontraron un campamento maderero a 15 leguas del Belice. Tardaron tres dias en regresar con Grimarest y Despard. Ibid.

(64) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan, informa a vuestra excelencia de los excesos que reconocio al remontar el rio Walix ...", Bacalar, 26 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(65) Informe de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Venta de piezas de caoba confiscadas", Bacalar, 20 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948. exp. 25, fol. 173-221.

(66) El teniente de rey llego a solicitar al ministro de Indias la autorizacion para otorgar un pago extra a los bacalarenos por su trabajo: "Pues a la verdad Senor Excelentisimo puedo asegurar, sin nada de exageracion, que el trabajo de estos infelices no es comparable, ni aun con el de los mayores delincuentes que se destinan o condenan al remo de las Galeras en Espana". Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan, informa a vuestra excelencia de los excesos que reconocio al remontar el rio Walix ...", ya citado.

(67) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Relacion de los oficiales, ministro de Real Hacienda y demas individuos que se han empleado bajo mis ordenes ...", 20 de agosto de 1787, ya citado.

(68) Cayetano Victorin era un: "...soldado de la segunda Compania de Milicias Urbanas de este Presidio que servia en ella diez anos ha con mucha honradez, y que por su utilidad y conocimiento se ha empleado de patron de varias piraguas que han salido para la costa de Trujillo, y Roatan ...". Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Representa a vuestra excelencia el infeliz estado de la viuda de Cayetano Vitorin ...", Bacalar, 26 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221. Grimarest intercedio para que la piedad real le concediera a Catarina Bargas, la viuda, el goce del sueldo de su marido; y el rey autorizo la pension.

(69) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Da parte de haber cumplido con la demarcacion ...", 20 de agosto de 1787, ya citado.

(70) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Da parte de haber cumplido con la demarcacion ...", 20 de agosto de 1787, ya citado. Las fuentes del Sibun se localizan aproximadamente unos 160 kilometros tierra adentro, en el corazon de las Montanas Mayas.

(71) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de Rey de la Provincia de Yucatan. Da parte de haber cumplido con la demarcacion ...", 20 de agosto de 1787, ya citado.

(72) Los oficiales a cargo de la comision esperaron el regreso del ingeniero Joseph de Leon y de Juan de Aguilar, quienes fueron enviados el 27 de julio a buscar a los hombres comandados por Delgado y Harrison. El 2 de agosto, Grimarest envio al cadete don Felix Lopez de Toledo a darles la noticia de la llegada de los exploradores del Sibun al Real de Demarcacion. Regresaron el 5 de agosto. Ibid.

(73) Acta firmada por Enrique Grimarest y Marcus Despard [Acta de entrega-recepcion del territorio ampliado conforme a la Convencion de Londres de 1787], desembocadura de Halove del rio Belice, 11 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(74) Juan de Aguilar, calculo los costos de conducir los animales desde el interior de la provincia, y despues embarcarlos rumbo al Walix. Le hizo notar al coronel Grimarest la conveniencia de reponer el valor del ganado con dinero. El encargado de la comision siguio su consejo y desembolso 566 pesos para saldar el valor de 11 caballos, cuatro yeguas, un potro y 12 vacas. Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, dirigiendo una noticia con expresion de los sujetos ...". Bacalar, 26 de agosto de 1787, ags, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, 6948, exp. 25, fol. 173-221; Informe de Enrique Grimarest, "Noticia de los caballos, yeguas y vacas que dejaron en rio Tinto las personas que abajo se expresan, y se repusieron en sus nuevos establecimientos sobre el continente de Yucatan", Bacalar, 26 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948. exp. 25, fol. 173-221. Las unicas personas a quienes se tuvo que reponer fisicamente su ganado fueron los capitanes Lam y Hunt. El ganado debio ser transportado por mar desde Bacalar, cuatro vacas para el primero y un caballo para el segundo.

(75) El teniente de rey vendio 393 trozas de caoba. Para conocer el nombre de los compradores, el numero de piezas que adquirieron y el desembolso que realizaron vid. Informe de Enrique Grimarest, "Noticia de los sujetos que han comprado las piezas de Caoba ...", Bacalar, 20 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(76) Oficio de Edward Marcus Despard a Enrique Grimarest [traduccion del frances al espanol realizada por Enrique Grimarest], desembocadura de Halove del rio Belice, 14 de agosto de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221. El asunto del cultivo era sumamente delicado. La convencion de Londres habia prohibido cualquier tipo de agricultura, los habitantes del Walix tendrian que alimentarse con los productos de la caza y la recoleccion, asi como los viveres importados de otras posesiones britanicas. Lo ultimo resultaria sumamente caro. Las colonias de Norteamerica habian aprovisionado con alimentos baratos a las islas y territorios del Caribe britanico, pero la independencia de los Estados Unidos trastorno este intercambio vital.

(77) Oficio de Edward Marcus Despard a Enrique Grimarest, 14 de agosto de 1787, ya citada.

(78) Ibid. El teniente de rey emitio un dictamen sobre las solicitudes. Considero benefico para la navegacion espanola el que un capitan de puerto residiera en el cayo Ingles, siempre y cuando habitara una casa de "madera y guano". Juzgo inadmisible la solicitud para realizar cultivos, considerando los argumentos que dio para evitarlo el Marques del Campo durante la negociacion de Paris. El destino de los esclavos fugados le resulto indiferente, pero aviso que le habia encomendado al gobernador de Bacalar su vigilancia. Sobre los asuntos comerciales del Walix, dispuso que no lastimaba los intereses del rey de Espana cenir su comercio y la explotacion a los subditos de Su Majestad Britanica. Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, acompana con su dictamen la representacion que le hizo el superintendente ingles ...", Campeche, 2 de octubre de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(79) [Acta de reunion de vecinos y magistrados de los asentamientos britanicos de la costa oriental de Yucatan], "At a meeting of the inhabitants held at Belize River mouth Honduras this 23 day of July 1787", desembocadura del Rio Belice, 23 de junio de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221.

(80) Ibid.

(81) Ibid. Treinta cortadores alegaron poseer cuatro quintas panes del distrito ampliado. Los mas destacados eran los senores Teeling, Young, Potts, Hoarc, Armstrong, O'Sullivan, Garbutt, Tucker, O'Brien, Meighan, Bartlett, McAuley y Davids (los ultimos cinco eran migrantes ricos de la Costa de los Mosquitos que supieron insertarse en la nueva elite socioeconomica). Ademas, el comite que integraron aprobo una ley conforme a la cual solo las personas con cuatro esclavos podian reclamar un corte de madera. La medida excluia a dos terceras partes de los transmigrados de la unica actividad economica licita del Walix. Los grandes madereros y comerciantes deseaban transformarlos en una poblacion dependiente que le vendiera barato la madera que llegaran a cortar y comprara caro los alimentos que ellos importaban. Despard, quien habia sido instruido por el ministerio britanico para repartir el nuevo distrito entre los trasmigrados, desaprobo la ley y libro una dura lucha politica contra los grandes cortadores. Bolland, op.cit., pp. 33, 34, 43, 44.

(82) Ibid., p. 39.

(83) El coronel Despard hablo sobre la situacion con el teniente de rey, y este apunto en su representacion al Jose de Galvez que el superintendente encontraba "repugnante" que los habitantes: "... sean capaces de hacer leyes y reglamentos para su propio gobierno, y sin la menor atencion a la prohibicion absoluta contenida para este efecto en el articulo 7 de la Convencion ...". Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "El teniente de rey de la provincia de Yucatan, dirigiendo una representacion del superintendente de los negocios de Su Majestad Britanica don Eduardo Marcus Despard con los documentos que incluye relativos a que los subditos de su nacion intentan erigir un sistema de Gobierno Civil ...", Campeche, 2 de octubre de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221. Despard veia a los magistrados como "una aristocracia muy arbitraria", que intentaba monopolizar el negocio de la caoba y hacer de todos los demas sus dependientes. Bolland, op. cit., p. 38.

(84) Oficio de Edward Marcus Despard a Enrique Grimarest, desembocadura de Halove del rio Belice, 14 de agosto de 1787, ya citado.

(85) "El teniente de rey de la provincia de Yucatan, dirigiendo una representacion del superintendente de los negocios de Su Majestad Britanica ...", 2 de octubre de 1787, ya citado. La mayoria de los migrantes fueron confinados en un paraje del rio Belice conocido como "La Convencion". HI capitan Rodriguez de Trujillo describio el asentamiento de La Convencion del siguiente modo en 1788: "... Esta es una especie de poblacion, que se extiende a lo largo de la rivera de la derecha del rio, y consiste en el dia el numero de sus habitantes en ochenta y tres familias, la mas de la gente que vino de Blas-Criva. En las inmediaciones de sus habitaciones, cultivan algunos pies de platano, y hortalizas, que son el recurso que tienen, para su subsistencia, este permiso solo se halla autorizado, por el senor coronel don Enrique de Grimarest, de que me informo el caballero superintendente de Su Majestad Britanica tenian dado a la corte, y en este concepto continue la indulgencia, hasta la deliberacion de ella ..." [Copia de diario de visita], "Diario que yo Don Baltazar Rodriguez de Trujillo ...". 1788. AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 26, exp. 222-232. La conformacion del poblado de la Convencion fue mal vista por los viejos cortadores quienes, encolerizados, le escribieron a Lord Sydney para criticar la medida. Memorial de White, Londres 21 de febrero de 1788, citado en Bolland, op. cit., p. 39.

(86) El coronel Despad perdio poco despues la batalla contra los ricos cortadores del Walix. El coronel Despard fue relevado por el coronel Peter Hunter como superintendente del Walix a inicios de 1790. El coronel contendio en las elecciones para magistrados britanicos de aquel ano y obtuvo un puesto, con un gran respaldo popular. Los demas funcionarios, recelosos, acusaron al oficial de que deseaba gobernar solo. El coronel, al comprender que no podria hacer nada contra el poder unido de magistrados y superintendente, decidio partir a inicios de junio de 1790. El coronel enfrento un proceso por su conducta en los establecimientos y fue encarcelado. Despard se transformo en un radical politico, incito a los independentistas irlandeses y conspiro para matar al rey Jorge III. Fue ejecutado pese al testimonio favorable de los altos mandos de la Royal Navy. Para mas informacion sobre Edward Marcus Despard vid. Wikimedia, Wikipedia, "Edward Despard", disponible en <http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_Despard>, fecha de acceso: 20 de junio de 2012.

(87) El tornaviaje transcurrio con normalidad, el unico incidente relevante de la travesia sucedio el 20 de agosto, cuando se descubrio un cayuco sospechoso en las inmediaciones de Bacalar. Al abordarlo, el coronel Grimarest y el secretario Aguilar descubrieron un baul de pino forrado con cuero. Cuando consiguieron abrir el cofre, contemplaron varios rollos de tela para hacer panuelos y un frasco de polvora fina. La ulterior venta de los bienes confiscados le reporto a la Real Hacienda la nada despreciable cantidad de 296 pesos. El unico bien que no fue vendido fue el cayuco, incorporado a la flotilla de la guarnicion del presidio de San Felipe Bacalar. [Informe de Jose Merino y Zeballos sobre contrabando en Bacalar], Merida, 20 de agosto de 1787, AGI, Aud. de Mexico, 3023. Baules, cajones, fardos, barriles y barricas eran las formas mas usuales de transportar los generos del contrabando. Hector R. Feliciano Ramos, El contrabando ingles en el Caribe y el Golfo de Mexico. 1748-1778, Sevilla, Excma. Diputacion Provincial de Sevilla, 1990, p. 91.

(88) Informe de Joseph de Leon, [Informe sobre la situacion y reparos del presidio de San Felipe Bacalar], Bacalar, 9 de septiembre de 1787, AHDSRE, Limites y Rios Mexico-Belice, 1723-1980, Limites, 394.

(89) Oficio de Enrique Grimarest a Antonio Valdes y Bazan (Ministro de Marina e Indias), "El teniente de rey de la Provincia de Yucatan, hace presente a vuestra excelencia ... cuanto considera util y ventajoso para hacer mas respetable y socorrido el Presidio de Bacalar ...", 16 de noviembre de 1787, Campeche, 16 de noviembre de 1787, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6948, exp. 25, fol. 173-221. El proyecto no se realizo a pesar de las previsiones del teniente de rey.

(90) Oficio de Enrique Grimarest a Jose de Galvez, "Enrique Grimarest agradece ser promovido al gobierno de la Intendencia de Sonora ...", 24 de octubre de 1787, ya citado.

(91) El coronel Grimarest fue designado intendente de Sonora a mediados de 1787. El experimentado militar, quien aspiraba al gobierno de una capitania caribena, retraso su salida, elevo solicitudes para ser considerado digno del mando de Guatemala o Santo Domingo, y al ver que su causa no prosperaba, pidio licencia para trasladarse a Espana con la finalidad de llevar a su hijo (quien, por cierto, tenia una nueva madre, una dama yucateca llamada Maria Ana de Guevara). El ministerio hispano le otorgo el paso a Espana, pero gozando la mitad de su sueldo de intendente. Ante esto, Grimarest prefirio trasladarse al noroeste novohispano, donde murio a finales de 1792. Para mas informacion sobre los anos finales de Grimarest en Sonora vid. Ignacio del Rio, El noroeste del Mexico colonial. Estudios historicos sobre Sonora, Sinaloa y Baja California, Serie Historia Novohispana, 77, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, Mexico, 2007, pp. 77-83.

(92) Oficio de Lucas de Galvez (intendente de Yucatan) a Rafael Llovet (ingeniero militar), Merida. 7 de diciembre de 1789, AGS, Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra, 6949, exp. 19, fol. 146-181.

(93) Antonio Ferrer del Rio, Obras originales de! conde de Floridablanca, sus escritos referentes a su persona, Madrid, M. Rivadeneyra Impresor-Editor, 1867 (Biblioteca de Autores Espanoles, desde la formacion del lenguaje hasta nuestros dias), p. 228.

(94) Sus descendientes continua creyendolo. La independencia de Belice, acontecida el 21 de septiembre de 1981 se entrelazo simbolicamente con la conmemoracion de la batalla del 10 de septiembre de 1799. instituida como la fiesta de Honduras Britanica en 1898. Para mayor informacion sobre la materia vid. Carlos Conover Blancas, "Septiembre 10", en Memorias de la Academia Mexicana de la Historia, tomo LI, num. 2010, Academia Mexicana de la Historia, Mexico, 2011, pp. 91-138.

(95) Oficio de Benito Perez Valdenomar (intendente de Yucatan) a Kerr Hamilton (superintendente de Honduras Britanica), Merida, 19 de febrero de 1808, AGEY, Apartado Colonial, Ramo Correspondencia de Diversas Autoridades.

(96) Caso y Aliphat, op. cit.

Leyenda: Figura 1. El suroriente de la provincia de Yucatan. El presente mapa fue elaborado para mostrar el territorio que seria entregado a los britanicos para la explotacion maderera conforme al Tratado de Versalles de 1783. Pueden apreciarse los principales rios de la region: el Hondo, el Nuevo y el Belice.

Leyenda: Figura 2. Mapa del suroriente de la peninsula de Yucatan que muestra el territorio demarcado en 1784. El presente mapa fue elaborado para indicar la linea de demarcacion establecida sobre el terreno por la comision anglo-espanola de 1784. La delegacion hispana estuvo dirigida por el gobernador de la provincia de Yucatan, Josef Merino y Ceballos, aunque la mayoria de los trabajos de deslinde los realizo su secretario, Juan de Aguilar. Se levanto una serie de columnas doricas para indicar los limites de la frontera del territorio de uso especial. En el mapa puede apreciarse la representacion de la frontera: una linea discontinua que inicia en la boca del rio Hondo y lo remonta hasta cierta distancia, despues sigue hacia el rio Nuevo, y de este al rio Belice, cuyo curso sigue hasta el mar Caribe.

Leyenda: Figura 3. El territorio ampliado por la convencion de Londres de 1786. El presente mapa fue elaborado para visualizar claramente, coloreado en amarillo, el territorio ampliado por la convencion de 1786 y demarcado en 1787.
COPYRIGHT 2016 Instituto Panamericano de Geografica e Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Conover Blancas, Carlos
Publication:Revista de Historia de America
Date:Jan 1, 2016
Words:19820
Previous Article:REDES EPISTOLARES: ENTRE LA CIRCULACION EDITORIAL Y LA AUTODEFINICION INTELECTUAL (EL EPISTOLARIO HISPANOAMERICANO DE FEDERICO GARCIA GODOY) ISABEL...
Next Article:POLITICA Y ETNICIDAD, Y SERVICIO MILITAR. DOS EXPERIENCIAS PARALELAS EN MESOAMERICA. CHIAPAS Y GUATEMALA, 1808-1871.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters