Printer Friendly

Curas entrometidos y ex presidentes cinicos: efervescencia politica.

La efervescencia politica de los actuales mexicanos (digamos su Nueva Orleans) no proviene de los fenomenos naturales, sus ciudadanos o tan siquiera de los candidatos a los altos puestos publicos pendientes de discernir. No, esa efervescencia se origina en las iglesias (principalmente la que es mayoritaria en nuestro pais), y en los expresidentes.

Me refiero, ante todo, a las primeras. El articulo 130 constitucional (cuya ultima version se dio precisamente por mandato de un ex presidente (aun vivo) dice en su primer parrafo: "El principio historico de la separacion del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente articulo. Las iglesias y demas agrupaciones religiosas se sujetaran a la ley".

El inciso e) de ese mismo articulo (la ley) prohibe no solo la asociacion politica de los ministros del culto, sino principalmente que estos (sin importar su categoria) hagan proselitismo a favor de un candidato, un partido o una asociacion politica, ni se opongan a las leyes del pais o a sus instituciones.

No obstante --muy especialmente el cardenal primado y tambien el Papa desde su lejano Vaticano--, continuamente hacen valer politicamente sus criterios institucionalizados, y hasta nos dan consejos sobre que deberiamos hacer los mexicanos para superar los errores de la administracion publica de ayer, de ahora y de manana. O la legitimacion (?religiosa, moral, legal?) de las limosnas purificantes para las actividades de los narcos.

En cuanto a los que algun dia fueron presidentes por mandato de su antecesor, el que no esta acusado de genocida o matancero, cinicamente reconoce un fraude electoral no purificado, y otro distinto interviene para establecer --grupalmente-- no solo la politica fiscal y presupuestaria del pais, sino la politica en general, incluyendo los terminos en que se debe dar la sucesion presidencial.

Sobre estas danosas actividades extracurriculares, a pesar de que en su tiempo ya ejercieron y consumaron el ejercicio del poder publico, del administrativo, sin que nadie inquiera actualmente sobre sus fortunas y las intrigas politicas fuera de su reinado, es verdad que no hay ley que prohiba sus intromisiones y sus influencias.

Hemos regulado hasta el horario nacional y la compra de almohadas presidenciales, pero no las obligaciones de los ex presidentes que gozan de pensiones. personal de asistencia y otros privilegios, e impunemente pueden seguir intentando la retencion del poder o al menos de la influencia politica.

?Habra llegado el momento de hacer algo? ?Es preferible no moverlo?

Cambias tu. cambia Mexico.

cambiodecultura@yahoo.com

COPYRIGHT 2005 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Castro Castro, Juventino V.
Publication:Siempre!
Date:Oct 9, 2005
Words:453
Previous Article:Por traidora que corran a Elba Esther del PRI: Joel Ayala/lider de la FSTSE.
Next Article:Entrevista virtual con el primer mandatario: explicar varios asuntos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters