Printer Friendly

Critica al Elogio de la Diversidad Cultural.

A Critique to the Praise of Cultural Diversity

Critica ao Elogio da Diversidade Cultural

Introduccion

En Colombia, como en muchos otros paises del mundo, la diversidad cultural se ha convertido en un concepto altamente valorado. Constantemente escuchamos desde medios institucionales o de boca de academicos o intelectuales, que es necesario reconocer, respetar, proteger y valorar esta diversidad. En un contexto global, desde hace varias decadas, se reconoce que admirar el pluralismo, significa estar a la vanguardia intelectual (Hall, 1991). Desde la academia internacional se pueden observar frases como "we should value diversity" (Modood, 2011, p. 5). En su libro "El Elogio de la Diversidad", Diaz-Polanco (2006) habla de la diversidad como un 'metaprincipio' que debe regir nuestros codigos de comportamiento civico. De esta manera, la valoracion de la diversidad cultural tambien se puede encontrar en la historia colombiana, aunque la difusion de este tipo de discursos a principios del siglo XX fuera mucho mas limitada a reducida a circulos academicos asi como elites intelectuales (Sarrazin, 2015a). Hoy, el fenomeno se ha difundido ampliamente. Las instituciones estatales, recurren con frecuencia al concepto de 'diversidad' en discursos claramente moralizantes (Sarrazin, 2016). Por demas, en los medios de comunicacion y en conversaciones cotidianas, no es raro escuchar frases como 'la diversidad es riqueza' o 'debemos preservar la diversidad'.

Este articulo no es un intento mas por reproducir y justificar aquel discurso sobre el valor de la diversidad. Hay que aclarar que nuestro objeto de estudio, no es la diversidad cultural, sino el hecho social, empiricamente observable (las diferentes expresiones culturales que tienen lugar en el mundo social). El objetivo es, en cambio, analizar criticamente un conjunto de discursos en los cuales el concepto emic de 'diversidad cultural' se presenta como un valor positivo. Se trata entonces de deconstruir y desnaturalizar no solo el concepto mismo, sino su valoracion. Este objetivo se inscribe en un importante debate que ha tenido lugar en las ultimas decadas sobre la inclusion de las diferencias en la modernidad tardia. No podemos ignorar, como senala Latour,
   (...) las debilidades de los dialogos abortados sobre la diversidad
   de las culturas, sobre la pluralidad de los mundos, sobre la
   composicion futura de un mundo comun". Se habla mucho del valor de
   la diversidad cultural, pero a la vez se observa una "curiosa
   mezcla de apertura de espiritu y cerrazon mental (2013, p. 35).


Es importante subrayar en este estudio de manera preliminar, , que los sentidos y usos atribuidos actualmente al concepto de diversidad cultural, no son la manera unica, universal o natural de concebir la diferencia cultural. Las practicas discursivas construyen los objetos mismos de los que hablan, diria Foucault (1969). En correspondencia, se puede decir que ciertas practicas discursivas, han dado forma a lo que hoy en dia se entiende por diversidad cultural. Este concepto es una construccion cuyas caracteristicas deben ser analizadas en funcion de los actores que lo utilizan y le dan sentido. Mientras que ya se han hecho criticas (especialmente desde la antropologia del Estado) sobre la manera en que la diversidad cultural se ha convertido en un concepto funcional a las politicas estatales de gestion de la diferencia bajo el "multiculturalismo neoliberal" (Hale, 2007). En las ciencias sociales, existe un vacio sobre los usos y sentidos de dicho concepto por parte de los individuos mismos, quienes, desde sus subjetividades, se representan positivamente en la 'diversidad' y actuan segun una cierta 'apertura de espiritu'. En este articulo examinaremos que es exactamente la diversidad cultural para un conjunto de personas, como se relaciona este concepto en un sistema de creencias, valores y practicas, mediante que tipo de argumentos se justifica y sustenta la valoracion positiva de la diversidad cultural.

Como veremos, en las representaciones sociales estudiadas, la diversidad cultural se asocia a la nocion de distintas culturas. Sin embargo, como senala Wood (2003), entender la diversidad como un conjunto de 'culturas', es una idea que tampoco debe ser asumida como una evidencia natural. Especificamente en el caso colombiano al que nos referiremos aca, la diversidad cultural se concibe ademas como una forma de alteridad: se trata de 'otras culturas', siendo los grupos etnicos su ejemplo mas sobresaliente (1).

Que la diversidad cultural sea concebida como un conjunto de 'otras culturas' no es un hecho anodino, ni un producto de la observacion neutral y objetiva del mundo social (Briones, 2007). Todorov (2010) nos recuerda que el Otro puede estar en si mismo, en el otro sexo, en el vecino, el pasado, etc. Sin embargo, en ciertos momentos historicos, las sociedades inventan o refuerzan determinados tipos de alteridad, trazando fronteras culturales que permiten imaginar el mundo social, como un conjunto de entidades discretas, una serie de culturas distintas, un mundo '"multicultural" (2).

La alterizacion -proceso sociohistorico que permite definir la division o frontera entre un Nosotros y un Otros, y que permite imaginar una cultura separada de otra- no necesariamente proviene de las diferencias culturales objetivas (Barth, 1998). Por eso, cabe insistir que concebir la diversidad cultural como un conjunto de culturas distintas, un conjunto de Otros, no es una concepcion universalmente compartida, o una consecuencia necesaria y natural.

La diversidad cultural es un concepto que implica una forma de clasificacion social. Toda forma de clasificacion se articula en complejas estructuras de percepcion y significacion e implica la atribucion -a los seres clasificados- de una serie de cualidades, comportamientos y hasta intenciones imaginadas, que a su vez definen nuestra relacion con ellos (Descola, 2005). Como senala Wood (2003), se esta usando la palabra 'diversidad' no solo para hablar de una realidad, sino como parte de una ideologia moral. Es asi como el sistema de clasificacion de las diferencias que se manifiesta en los discursos estudiados, tiene consecuencias importantes, muy concretas y materiales, dando lugar a juicios, actitudes y, en general, a practicas sociales, algunas de las cuales seran analizadas en este texto.

Metodologia

Se analizaron los discursos de 38 habitantes de la capital colombiana, con edades que oscilan entre los 20 y los 65 anos de edad, entre quienes se manifesto oralmente la valoracion de diversidad cultural referida anteriormente. Esta poblacion estudiada no pertenece a una organizacion social, agrupacion o partido politico en particular. Sin embargo, se observo que la mayoria de estas personas pertenecen a la clase media y posee un elevado capital cultural 3 . Como herramienta para ampliar la muestra poblacional, se recurrio a la tecnica de 'bola de nieve'. Con estas personas se llevaron a cabo entrevistas abiertas a profundidad, de acuerdo al modelo de entrevista etnografica, tal como lo define Guber (2001). El corpus discursivo transcrito fue objeto de un analisis hermeneutico e inductivo, y fueron extraidas las categorias conceptuales mas importantes, de acuerdo al proceso de codificacion basado en la teoria fundamentada (Packer, 2010).

La comprension del sentido de los conceptos destacados, fue complementada mediante observaciones etnograficas de los medios de vida y practicas cotidianas de los sujetos, teniendo en cuenta aspectos como sus consumos culturales, las relaciones sociales, los lugares de vivienda, las profesiones o su situacion economica.

Se profundizo el analisis al tener en cuenta que las declaraciones de los sujetos son tambien 'actos perlocucionarios', es decir, actos del habla mediante las cuales se logran efectos en un medio social especifico (Austin, 1976). Se considero el contexto mas amplio en el cual se producen estos discursos: una sociedad nacional con profundas desigualdades y enmarcada por la globalizacion y el neoliberalismo. Se pretende con esto, llamar la atencion sobre el locus de enunciacion (Bhabha, 2002) de este elogio de la diversidad.

La diversidad de ciertos Otros

En este punto es importante recalcar que el elogio de la diversidad descrito, ha sido encontrado principalmente en individuos pertenecientes a una clase media-alta de la capital del pais, con inclinaciones ideologicas liberales y ecologistas, con profesiones relativamente bien pagadas luego de realizar estudios universitarios, y con acceso a tendencias culturales globalizadas a traves de los distintos medios de comunicacion donde tambien se promociona la diversidad cultural (Hall, 1991; Sarrazin, 2015b). Este es un sector poblacional que en Colombia, no es mayoritario numericamente hablado, no pertenece a los grupos etnicos de los cuales se habla y tampoco convive con ellos.

Como ejemplo de estos discursos, se puede comenzar citando las palabras de una trabajadora social de 37 anos de edad, cuyo trabajo es motivado por una posicion personal anterior al ejercicio de su profesion como funcionaria publica:

?Que por que me interesa la diversidad cultural? Yo queria trabajar lo indigena, el rollo de la cultura siempre me ha llamado la atencion; igual el rollo de lo diferente; el rollo de lo espiritual tambien. Y es que siempre he buscado no ser parte del comun y no quiero andar por la vida sin encontrarle sentido. Siempre estuve buscando una forma de conocer otras cosas y conocer otros sitios. (Angelica, 2011, bogota, ano, lugar)

Destacaremos aca algunos elementos que se asocian entre si, como 'lo indigena', 'lo espiritual', 'lo diferente', el 'no ser parte del comun' y el 'conocer otras cosas', conceptos o ideas evocados frecuentemente entre la poblacion estudiada, y que seran analizados mas adelante.

Varios de los profesionales entrevistados que trabajan en medios academicos y especialmente en areas de las ciencias sociales, el derecho, las humanidades o las artes, incorporan la palabra 'diversidad' a un discurso moral. Un abogado comenta: "Por diversidad cultural entiendo la proteccion de determinados grupos que tienen otras culturas" (Alejandro, 2012, Bogota). Para otro abogado, la diversidad cultural es "una institucion", cuyo fin es "ayudar a poblaciones tradicionalmente excluidas" (Juan Carlos, 2012, Bogota). Una psicologa asume que trabajar en temas relacionados con la diversidad cultural es equivalente a "entender y tolerar al otro diferente de mi", y rechazar "la imposicion de una sola forma de ver el mundo" (Gloria, 2012, Bogota). En estas entrevistas se destaca nuevamente la asociacion que se hace entre nociones como 'las otras culturas', 'el otro diferente de mi', la 'ayuda' a ciertas poblaciones excluidas, y la critica de una "imposicion". Los discursos tambien evocan frecuentemente la importancia de 'reconocer', 'admirar', 'valorar', 'respetar', 'proteger' y 'conservar' la diversidad.

En efecto, en estos discursos se hace referencia a un pasado en el cual los grupos etnicos eran despreciados y considerados como salvajes, atrasados, etc. Un pasado que aun hoy se manifiesta en ciertos aspectos, y que es denunciado por los individuos como una grave injusticia, como una lamentable consecuencia de la modernizacion y de la 'colonialidad', como un momento de racismo y etnocidio que nunca debio tener lugar. Por demas, varias de estas personas, sensibles a los problemas de marginalidad y pobreza que afectan a los grupos etnicos, piensan que promover la valoracion de esas otras 'culturas' es una forma de compensar por dicha marginalidad. De otro lado, la defensa de la diversidad cultural se percibe como una forma de contrarrestar la homogenizacion cultural que estaria ocurriendo debido a la globalizacion. Asimismo, se cree que valorar las diversas culturas seria el mejor ejemplo para construir una sociedad tolerante y democratica, donde pueda existir un verdadero dialogo pluralista.

Encontramos aca un cierto pensamiento 'critico' y la busqueda de trasformaciones socioculturales. Un filosofo con 28 anos de edad y egresado de una de las universidades privadas mas costosas del pais, afirma que se busca el cambio porque 'las cosas no van bien en nuestra sociedad'. En consonancia parcial con lo anterior, una sociologa empleada en una ONG para la convivencia ciudadana, considera que "cuando se habla de diversidad cultural, me recuerda la posibilidad de disentir, de protestar por un mundo diferente" (Johanna, 2011, Bogota). Un comunicador social y colaborador de un movimiento etnico vuelve a mostrarnos el vinculo entre dicho pensamiento "alternativo" y la valoracion de las otras culturas: "si no hubiera otras culturas, pensariamos que todo es como el capitalismo nos lo pinta, no habria enriquecimiento de--o gracias a--la diversidad" (Juan David, 2011, Bogota). Las otras culturas de la diversidad son vistas como fuentes de inspiracion (o incluso como ejemplos a seguir) para transformar nuestro mundo y mejorar nuestra propia vida (4).

Este pensamiento critico lleva a decir, por ejemplo, que 'el sueno americano empezo a entrar en crisis. La gente no esta feliz, entonces empieza a buscar refugios y se preguntan: ?sera que hay otras alternativas, sera que otra gente, en otras partes., en lo etnico?" (Pedro, 2011, Bogota). Estas palabras de un psicologo comunitario de 45 anos, quien trabaja en programas de rehabilitacion psicosocial, reiteran que los Otros diversos son vistos como alternativas para un cambio anhelado. De acuerdo con otra persona, "ese Progreso es en realidad un fiasco, lo peor que hemos hecho; entonces todo el mundo esta buscando la naturaleza, lo indigena, la tradicion, lo de antes de la civilizacion" (Sofia, 2009, Bogota). En este ultimo caso, se trata de las palabras de una reconocida cantante de rock alternativo y productora de musica electronica, quien ademas ha hecho explicita su valoracion positiva del chamanismo y, en general, de la cultura indigena.

Igualmente, estas personas dicen estar en contra--!ya veces por fuera!--de las tendencias dominantes de la modernidad occidental y su capitalismo. Esto se asocia a un tipo de intereses y gustos: moda vestimentaria alternativa, valoracion de economias alternativas, interes en el arte alternativo--(o independiente--, atraccion por las espiritualidades alternativas, preferencia de terapias alternativas, etc. Aqui resalta, por supuesto, el concepto de lo 'alternativo'. Mas adelante se analizara el consumo generado alrededor de este tipo de gustos e intereses. Por ahora cabe recalcar que, segun estas personas, se necesita un pensamiento alternativo para 'cambiar las cosas', porque 'este sistema occidental va mal', es materialista, inhumano, anti-ecologico, o incluso, 'anti-natural', como dice una de las canciones de otro famoso roquero alternativo que actualmente tiene 51 anos de edad y quien ha difundido publicamente su ideologia ambientalista e indigenista.

En esta logica, es entonces coherente buscar la verdadera diferencia y asi encontrar lo verdaderamente alternativo; los Otros verdaderamente Otros no tendrian todos aquellos defectos de Occidente. Consecuentemente, la diversidad habria que preservarla como quien preserva las claves para ser diferentes y contrarrestar la alternativa al capitalismo y todos sus males.

Es evidente entonces que las 'otras culturas' que constituirian la diversidad cultural se asumen como entidades radicalmente diferentes de 'la nuestra'. Esta concepcion del mundo social se basa en lo que Gupta y Ferguson (2008) senalan como un errado y comun 'isomorfirsmo' imaginado entre los conceptos de territorio y cultura: las culturas se imaginan como territorios con fronteras que los dividen, ignorando las continuidades del espacio social. (5)

Por demas, esas 'otras culturas' que conformarian la diversidad cultural se asumen como entidades petrificadas en el tiempo, pasando por alto que, aunque las identidades puedan mantenerse durante anos, las configuraciones culturales se interrelacionan y transforman continuamente, dando lugar a hibridaciones y nuevas configuraciones. Por eso Grimson (2011) concluye que "no hay correspondencia permanente y sistematica entre identificacion y cultura" (p. 155).

De manera mas aguda, James Friedman afirma que "la nocion de cultura consiste en transformar diferencias en esencias" (citado por Grimson, 2011, p. 84). En el mismo sentido, Yudice (2002) denuncia la creciente utilizacion del termino 'cultura', para clasificar y explicar la diversidad humana. Y es que, en efecto, cuando se habla de la diversidad cultural en la poblacion estudiada, frecuentemente se hace referencia a 'culturas tradicionales', supuestas esencias siempre iguales a si mismas, siempre ligadas a un tiempo pasado e indefinido 6 . De hecho, es este pasado el que les otorgaria buena parte de sus virtudes admirables, por eso, todas las personas que han sido entrevistadas, coinciden en que esos Otros de la diversidad, no deberian perder sus culturas, o si las han perdido, es importante recuperarlas. Para expresar esta idea, tambien se utiliza a veces la metafora de las 'raices'--similar, en este contexto, a las 'esencias'--. Como lo dice un disenador grafico de 34 anos que trabaja en una importante empresa de comercializacion y promocion de artesanias, "la mejor representacion de la diversidad son los--grupos--que conservan sus raices" (Felipe, 2012, Bogota).

En muchos de los discursos analizados, se equipara la preservacion de las culturas con la preservacion de las especies biologicas: en ambos casos se trata de una diversidad valorada por la poblacion. Asi como existen especies en peligro de extincion, se asume que hay culturas en peligro de extincion. Sin embargo, el error fundamental aqui, se ha resaltado, consiste en entender lo cultural como un conjunto de entidades delimitadas equiparables a las especies. Mientras que una especie efectivamente puede extinguirse, "la cultura se define justamente por su historicidad y por la capacidad de agenciamiento" (Grimson, 2011, p. 108). Lo cultural es un dominio dinamico que se recrea constantemente. Es claro que ciertas configuraciones culturales cesan de existir tal como existian en el pasado, y en ese sentido 'mueren' --para seguir usando la problematica metafora traida del dominio biologico--, kjijkob&jjjepero nuevas configuraciones culturales surgen constantemente. ?Por que ciertas configuraciones culturales pasadas son 'diversidad', mientras que nuevas configuraciones culturales no lo son? ?Por que unas de ellas deberian permanecer y otras no? Lo que tienen en comun las 'otras culturas' y las diversas especies biologicas, es que ambas son valoradas por una poblacion que ve en ellas un conjunto de entidades que deberian perdurar. De nuevo, esta es una cuestion moral y politica: todo depende de los criterios y valores de quien decide lo que debe valorarse y lo que debe permanecer.

Por razones evocadas anteriormente, tambien es erroneo pretender que preservando ciertas 'culturas' se evitara una homogenizacion cultural del mundo. Cabe recordar, como primera medida, que no existe ninguna prueba objetiva de que tal homogenizacion general haya ocurrido o este ocurriendo (Hannerz, 1990; Sahlins, 2000; Trouillot, 2011). Segundo, la diversidad cultural no fue creada en el pasado unicamente, el caracter dinamico de lo cultural hace surgir diferencias en formas y lugares inesperados (Sahlins, 2000). Actualmente presenciamos una reorganizacion de la diversidad en los nuevos contextos globales (Hannerz, 1990). Sin duda, un tipo de diversidad cultural, aquella compuesta por un conjunto estereotipado de culturas, efectivamente se esta acabando, pero constantemente surgen diferencias culturales que no han sido aun reconocidas dentro de los inventarios preservacionistas.

Vemos pues que en el corpus analizado persisten las representaciones esencialistas de la diversidad. Aunque la critica al esencialismo lleve muchos anos haciendo carrera en el mundo academico (7) (), el elogio de la diversidad cultural no ha sido objeto del mismo analisis critico. Pero, mas alla de denunciar el esencialismo como una vision erronea, cabe preguntarse ?por que se insiste en imaginar versiones esencializadas de las 'otras culturas'? Aunque no es posible proporcionar aqui una respuesta completa a esta pregunta, es importante anotar que un Otro esencializado, permite reducir la inmensa complejidad del mundo social que nos rodea a un conjunto de entidades cognitivamente mas faciles de aprehender (Brubaker, 2004). Ademas, ese Otro esencializado es tambien estatico y por lo tanto, inofensivo. Asi, se tolera y se valora una diversidad simplificada, con la cual no existe, por supuesto, ningun tipo de conflicto.

Los integrantes de la poblacion estudiada, no admiran cualquier diferencia cultural. Mientras que se enaltece la sabiduria espiritual de las culturas etnicas, entre la poblacion estudiada no hemos encontrado a nadie que valore positivamente otras espiritualidades mas comunes en las clases bajas de la ciudad, tales como el pentecostalismo o el catolicismo popular--lo cual tambien podria ser considerado como parte de la diversidad cultural--. En efecto, las religiosidades, las modas vestimentarias, o los estilos decorativos que se observan en sectores populares urbanos, no se consideran interesantes; por el contrario, se descalifican desprevenidamente y en conversaciones cotidianas--por fuera del contexto de una entrevista--, utilizando terminos peyorativos como 'de mal gusto', 'ridiculo', 'dogmatico', 'absurdo', etc.

En la medida en que no toda diferencia cultural se valora como parte de la diversidad cultural, existen criterios para identificar aquello que si puede hacer parte de la valorada categoria, aquella diversidad 'interesante' y la cual hay que preservar. Idealmente, se trata de alteridades culturales 'no occidentales' que no han perdido sus 'tradiciones', 'ancestrales', 'milenarias'., siempre provenientes de un pasado perdido en el tiempo. Por supuesto, como ya se ha problematizado aca, objetivamente no es posible trazar una linea divisoria definitiva que separe lo 'no occidental' o lo 'tradicional', pero la cultura etnica "autentica", manifestacion ejemplar de la diversidad cultural, se idealiza conforme a esos requisitos.

El elogio de las culturas verdaderamente Otras no solo lleva a que se deploren las perdidas, sino tambien a que se califique peyorativamente a aquellos individuos o grupos etnicos que han dejado perder su cultura o se han 'contaminado' por la modernidad occidental. Como dice una estudiante de relaciones internacionales de 26 anos:

"Los indigenas han sido contaminados de una manera absurda. Me empiezo a decepcionar de ellos, porque supe de un caso en que llegaron unos madereros a sus territorios y les ofrecieron plata para explotar la selva, y ellos si aceptaron. !Imaginese lo absurdo!". (Tatiana, 2011, Bogota).

Este extracto de entrevista refleja que, paradojicamente, las pocas personas que han convivido con comunidades etnicas durante un tiempo considerable, han quedado 'decepcionadas', ya que no encuentran las culturas 'autenticas', las culturas puras; se lamenta la perdida de su 'esencia'. Notese que hemos hablado del contacto prolongado (que implica convivencia) con comunidades. No nos referimos al contacto muy esporadico de la poblacion estudiada con ciertos individuos que encarnan los estereotipos de la diferencia valorada, contacto que se da en circunstancias limitadas como, por ejemplo, algunas ferias artesanales, encuentros interculturales que organiza la alcaldia en la ciudad, el turismo etno-ecologico, o los rituales de chamanismo urbano (Sarrazin, 2008). En cualquiera de estos casos, el Otro (oriental, afro, indigena, etc.) se presenta en una puesta en escena que satisface la demanda de citadinos deseosos de conocer y consumir la diversidad exotica.

Dado que la gran mayoria de los grupos sociales reales no estan del todo separados de ese Occidente moderno (8), los imaginarios sobre las Otras culturas no contaminadas se basan, en buena medida, en las imagenes y discursos que circulan en los medios de comunicacion. Siguiendo a Baudrillard (2007) y a Ramos (1998), vemos que se trata de una diversidad 'hiperreal', es decir, una diversidad mediatizada que precede al contacto con las comunidades y prescinde de ellas, una diversidad compartimentada y estereotipada que termina considerandose mas real y autentica que la diversidad objetivamente observable en la heterogeneidad sociocultural.

La poblacion receptora, no reconoce que su aprendizaje sobre esas Otras culturas 'autenticas' depende, para empezar, de dispositivos de re-presentacion y de traduccion a las lenguas europeas, lo cual implica un inevitable proceso de profundas transformaciones y adaptaciones, generando concepciones completamente nuevas (Sarrazin, 2014). Los principales soportes de dichos medios de comunicacion consumidos por la poblacion estudiada son Internet y la television--a traves de la categoria 'documentales', por ejemplo--, aunque el cine no deja de ser importante, con peliculas como Avatar (Cameron, 2009), la cual tuvo muy buena acogida por parte de las personas entrevistadas. Los indigenas 'contaminados', en cambio, ya no merecerian nuestra admiracion; ellos recuerdan una diversidad que se ha perdido, que 'hemos' perdido.

Tambien vale la pena mencionar brevemente un tipo de literatura que ocupa un lugar privilegiado de fuente legitima, fidedigna y cientifica sobre las 'otras culturas'. Nos referimos a una cierta antropologia de antano, la cual ha contribuido a difundir los imaginarios sobre unos Otros pretendidamente aislados de occidente, cuyas culturas estarian marcadas por la tradicion milenaria, la espiritualidad, la ausencia de conflictos y la armonia con la naturaleza (Sarrazin, 2011; Ulloa, 2004). Esta antropologia 'enfatizaba el rescate de las supervivencias culturales previas al contacto con occidente para subrayar las diferencias y archivar la diversidad en riesgo de extincion' (Grimson, 2011, p. 20). Se trataba de una "etnologia de las perdidas culturales" (Grimson, 2011, p. 153), la cual se ha difundido mucho mas alla de los medios academicos antropologicos, y ha contribuido a que a veces se confunda la antropologia con el preservacionismo cultural. Como senala Amselle (2013), preservar culturas 'amenazadas' y su 'primitividad' se ha convertido en un tema moralmente loable y muy comercializable en el mercado editorial y humanitario. Las imagenes y discursos sobre esa diversidad no son solo consumidos por la poblacion estudiada, sino que ella misma se encarga de reproducirlos a su manera, utilizando redes sociales como Facebook y Whatsapp.

Diversofilia. El gusto por lo diferente en un contexto de vida mas amplio

Paralelamente a su valoracion de la diversidad cultural, muchas de estas personas manifiestan un interes por 'probar cosas distintas' o 'raras', segun sus propias palabras. Asi, la diversidad cultural del mundo se asemeja a un mercado diversificado y global donde es posible encontrar una amplia gama de productos, servicios e informacion: artesanias, medicinas, terapias, experiencias, sensaciones, espiritualidades, etc., todo lo cual es considerado 'distinto', 'raro', 'especial' y 'alternativo'.

A este gusto por la diversidad cultural, expresado tanto en discursos, como en practicas e intereses personales, le podemos llamar, por abreviarlo en una palabra: diversofilia. Cabe aclarar que limitar el analisis de la diversofilia al consumismo seria demasiado simple. Es importante entender el sistema de creencias y valores en el cual se inscribe este fenomeno. La clave esta en que no se trata de cualquier tipo de consumo, ni cualquier tipo de consumidor. Para empezar, estas personas frecuentemente se pronuncian en contra del consumismo o de la 'sociedad de consumo' y se presentan como librepensadores criticos, lo cual es expresion de su capital cultural elevado.

El gusto por lo 'diferente' -que, de nuevo, no es un gusto por cualquier diferencia- es un concepto que se entiende por oposicion al gusto por 'lo comun y corriente'. La diversofilia condensa gustos 'diferentes a los de la gente del comun', y se legitima mediante sofisticados discursos. Asi por ejemplo, si se gusta de lo diferente, es porque se tiene una 'mente abierta'; si se ama el arte vanguardista y alternativo, es porque podemos entenderlo; si se admira las 'otras culturas' es porque se sabe que contienen sabidurias ancestrales, supuestamente ignoradas por la mayoria de 'los occidentales'.

En efecto, se trata de entender y apreciar aquello que la 'gente del comun'--o clases sociales con capital cultural inferior--no sabe entender ni apreciar. Como dice un arquitecto de 65 anos de edad, quien trabajo en proyectos de habitat sostenible:

la gente se quedo en la logica de la modernizacion, solo quieren mas centros comerciales, la gente no entiende, cree que el desarrollo es lo maximo, pero no se dan cuenta que hay otras formas de pensar, otras culturas; [no sekkoijht5i iygrftrsew dan cuenta] que el capitalismo va a acabar con todo. (Raul, 2014, Bogota).

Quien manifiesta su gusto por la diversidad se distingue--en el sentido en que Bourdieu plantea el concepto de la distincion--de 'la gente'. El elogio de la diversidad es un 'acto perlocucionario' (Austin, 1976) que, al pronunciarse en un contexto social, busca lograr el efecto de proyectar una imagen positiva del emisor. Para ponerlo en terminos de Bourdieu --quien retomo los analisis de Austin--, con este tipo de actos el emisor adquiere "titulos de nobleza cultural" (Bourdieu, 1998, p. 21); el elogio de la diversidad se asocia a adjetivos personales como 'culto', 'sensible', 'consciente', una serie de cualidades que, supuestamente, no las tiene 'la mayoria de la gente'. El discurso se convierte entonces en un medio de distincion (Bourdieu, 1998).

Pero el deseo de distincion no lo explica todo, la nocion de 'diversidad es riqueza' resulta clave para comprender mejor este fenomeno ?de que tipo de riqueza estamos hablando? y ?riqueza para quienes? Desde el punto de vista de las personas que participaron en este estudio, su 'apertura de mente', su interes por la diversidad, les permitirian acceder a lo diferente y asi 'enriquecerse' o 'evolucionar'. Se trata de una disposicion "omnivora" 9 a consumir y aprovechar elementos de diversos origenes, la cual no se asocia a la acumulacion de riqueza material ni de grandes o lujosos objetos, sino al aprendizaje de sabidurias ancestrales, a la acumulacion de experiencias distintas, al enriquecimiento 'espiritual' o al 'crecimiento personal'. En efecto, se valoran distintas expresiones de riqueza inmaterial y se acumula lo que Lamont y Molnar (2002) llaman "capital multicultural" (p. 173). Un dia se aprende de la cultura oriental comprando un libro o asistiendo a una clase de yoga, otro dia accediendo a la espiritualidad chamanica en una toma de yaje, o quizas otro dia se compra un paquete de turismo que incluye visitas a los mystic spots de la cultura maya. El consumo de la diversidad cultural se concibe ademas como un medio para satisfacer el imperativo de 'ser diferente', es decir, el de construir una identidad personal original, autentica.

Por otro lado, la diversidad ha sido vista como una manera de maximizar el ideal de evolucion personal en un sentido 'espiritual' del termino. Una profesora de lenguas practicante de 'meditacion trascendental', explica la relacion entre la diversidad y la disposicion a buscar conocimientos para el espiritu: "Lo que hace que uno quiera conocer mejor las culturas indigenas ancestrales, son las preguntas existenciales que todos tenemos, por ejemplo, quienes somos, para donde vamos, en que nos falta evolucionar ... Hay gente que siempre esta buscando, como yo" (Clara Ines, 2010, Bogota). Las 'otras culturas' se consideran como fuentes de conocimiento alternativo para 'transformar el mundo' (Johanna, 2011, Bogota) y, de manera mucho mas cercana al individuo, para 'alcanzar mayor bienestar personal', 'sentirse en armonia con el universo' (Esperanza, 2011, Bogota), 'desestresarse' (Clara Ines, 2010, Bogota), 'transformar nuestro interior' (Cesar, 2011, Bogota), 'ver la vida de otra manera' (Felipe, 2012, Bogota) o 'evolucionar espiritualmente' (Ana Maria, 2012, Bogota)..

El acceso a la diversidad y la diversificacion de los consumos, estan relacionados con la valoracion de la movilidad y la innovacion, un fenomeno que se observa de manera cada vez mas marcada en la modernidad tardia (Bauman, 2002). Viajar, es una actividad muy deseada en la poblacion, sin embargo, la referencia no apunta unicamente a este tipo de movilidad. Estas personas reclaman la libertad individual para trascender fronteras, para salir de su comunidad de origen, escapar de las tradiciones impuestas por su familia, y asi poder conocer otros lugares, otras culturas, otras tradiciones. Se busca "tener acceso a otras formas de conocimiento, a gente de otras partes", como confeso un publicista independiente de 37 anos (Esteban, 2011, Bogota). El movimiento permite el incremento del 'capital multicultural', y subjetivamente se asocia a mayores posibilidades de enriquecimiento, cambio y evolucion. Se rechaza entonces todo tipo de ataduras y se aborrece el estancamiento, el quedarse siempre en lo mismo.

El acceso a otros lugares, a otras formas de pensamiento, a las otras culturas, se ratifica gracias a la imaginacion de una frontera bien marcada entre el Nosotros y los Otros. Al otro lado de esa frontera imaginaria estaria la diversidad verdaderamente diferente, lejana y autentica. Consecuentemente, cruzar la frontera se entiende como un viaje--aun si no hay grandes desplazamientos espaciales--hacia lo autentico, hacia la diferencia valorada. Puede ser a traves del consumo de la literatura oriental, de arte africano o del ritual indigena. Aunque parezca paradojico, la frontera estimula que ella misma sea atravesada, puesto que es gracias a ella que se accede a objetos, terapias o sabidurias diversas, cuyo valor depende principalmente de su supuesto origen especial y lejano (10). La frontera es entonces conveniente y necesaria para imaginar alteridades radicalmente diferentes en las que se proyecta un cambio deseado como una alternativa, una vida nueva o aquel otro 'mundo mejor'. Sin embargo, la poblacion estudiada quiere conservar su libertad de atravesar dicha frontera cuando le convenga, para asi aprender, probar cosas raras y enriquecerse.

A pesar los discursos criticos en contra de un Occidente capitalista, no hay ningun indicio de que este pensamiento alternativo que sustenta la diversofilia, vaya realmente en contra del capitalismo. En cambio, se trata de una diversidad imaginada segun los propios estandares y esquemas de la modernidad, como ya se ha visto. Ademas, esta demostrado que la inconformidad y la busqueda incansable de alternativas, de cambio, diferencia y autenticidad, constituyen importantes promotores del consumismo actualmente (Heath y Potter, 2005), este ultimo es indispensable para el capitalismo contemporaneo (Bauman, 2007). Los consumos de espiritualidades, terapias alternativas, o informacion sobre las otras culturas, no estan separados de las logicas comerciales.

En otro lugar, el elogio de la diversidad tambien es difundido a traves de los mismos individuos que desarrollan pequenas empresas con orientaciones 'alternativas'. Aunque estas personas nieguen rotundamente el caracter comercial de sus emprendimientos, el hecho es que obtienen ganancias vendiendo productos y servicios que dicen ser de origen etnico, oriental o tradicional, en sectores como las terapias alternativas, el comercio de artesanias, restaurantes de tipo 'fusion', muestras de arte indie (11), cursos de superacion personal, etc. En todos estos contextos, la presencia de la diversidad cultural valoriza las practicas, los bienes o los servicios vendidos. Por citar solo un caso dentro del creciente negocio de las terapias alternativas, podemos referirnos al de una bogotana de unos 37 anos, quien realiza "musico-terapias" que permiten al cliente "conectarse con el origen divino". En su pagina de Facebook, ella dice recurrir a "tecnicas diversas" provenientes de "culturas ancestrales". Estas terapias se venden a precios relativamente elevados gracias a una clientela principalmente de clase media-alta que cree en el valor de las sabidurias ancestrales y no occidentales que estarian alli presentes. Para la terapeuta, por lo tanto, es conveniente que siga existiendo una idealizacion de esas "otras culturas". Valorizar esa diversidad se convirtio -para ella y para muchas otras personas, en este tipo de negocios- en una manera de valorizar sus propias actividades. Asimismo, otros empresarios --quienes, de nuevo, no se reconocen abiertamente como tales--dicen inspirarse en la diversidad autentica para componer canciones mas variadas, inventar platos mas ricos, vender artesanias con significados mas profundos, proponer cursos de coaching mas completos o disenar terapias mas integrales (12). En cualquier caso, se busca promover el consumo. Que se trate de un consumo de lo 'diferente', de lo 'alternativo', de lo "inmaterial", o que se acompane de sofisticados discursos criticos en contra de Occidente o del capitalismo, no lo convierte en una forma de lucha contra el capitalismo, ni lo opone a la hegemonia cultural de la modernidad tardia.

Conclusion

Los discursos y practicas relativos a la diversidad cultural que han sido observados, se basan en una forma particular de clasificacion social, y contribuyen a la objetivacion de ciertas fronteras etnicas y culturales. Se trata de una diversidad entendida de manera muy restrictiva como un conjunto de 'otras culturas', cada una de ellas imaginadas como 'tradicionales' y categoricamente diferentes a 'nuestra cultura', a 'Occidente'. Esa alterizacion radical permite que el elogio de la diversidad sea frecuentemente utilizado como una forma de critica contra 'Occidente'.

Es asi como, la diversofilia se suele justificar discursivamente como una expresion de 'consciencia social', asi como de respeto y tolerancia frente a los grupos historicamente marginados y excluidos. Sin embargo, no se debe olvidar que la misma poblacion diversofila, no tiene practicamente ningun contacto con los grupos culturales que supuestamente respeta y tolera, e ignora casi todo sobre sus maneras de pensar y actuar. Lo que si es posible constatar, es una fuerte idealizacion de los supuestos integrantes de la diversidad cultural, basada en algunas puestas en escena esporadicas --terapias, turismo, rituales, etc--y en los contenidos que circulan en los medios de comunicacion. Este fenomeno favorece, sin duda, a un boyante mercado de diversidad hiperreal.

El problema del elogio de la diversidad--y las practicas que lo acompanan- no es solo que se refiere a un Otro ficticio, sino que, al pensar la diversidad del mundo social en terminos de islas culturales o espacios discontinuos y delimitables, skmkmkmkmkkke ocultan las relaciones, las interacciones y los conflictos, por lo tanto, los procesos en donde realmente se puede producir la intolerancia, dando lugar a la exclusion, las desigualdades o las injusticias que se cometen contra ciertos grupos marginalizados. Se ocultan entonces los procesos mismos que se pretendian combatir mediante la valoracion de la diversidad.

Este elogio seria tambien parte de una preocupacion respecto a una supuesta homogenizacion cultural del mundo --de la cual no hay ninguna prueba objetiva--, dejando ver que se ignoran las innumerables manifestaciones culturales producidas continuamente, pero que no hace parte de una selecta diversidad. Se dice estar en contra de un Occidente que 'arrasa', e incluso se pretende 'concientizar' a los miembros de los grupos etnicos para que ellos mismos no dejen perder su rica cultura, se mantengan siempre fieles a sus tradiciones ancestrales y, en cierta manera, se conserven puros. Paradojicamente, quienes piensan asi valoran para si mismos el bricolaje cultural, la movilidad, la evolucion, y no soportarian vivir siempre segun la tradicion de sus propios ancestros.

La diversidad cultural es riqueza: esta es una metafora fundamental, en la cual se destaca la referencia a la riqueza inmaterial o espiritual de las otras culturas. Esta diversidad es riqueza para quienes quieren transformacion o cambios en sus vidas, quienes buscan algo diferente: quienes "no se conforman". La metafora en cuestion, favorece la entrada de la diversidad en el consumismo, siendo integrada a un muy moderno imperativo de progreso y superacion personal, la diversidad se convierte en un gran reservorio de productos, experiencias, servicios o informaciones utiles para el Yo moderno. La diversidad se equipara tacitamente a un mercado cultural diverso que podria ayudar a alcanzar el exito o el bienestar, mejorar la salud, potenciar la evolucion espiritual, o contribuir a la formacion de una identidad personal 'autentica'.

La diversofilia, es tambien una forma de distincion. El sujeto que posee los sofisticados argumentos y el entendimiento que permite explicar por que la diversidad se deberia apreciar y preservar, se distingue de 'la gente del comun' que 'no entiende de esto' y sigue queriendo 'progreso'. Aca no se ha encontrado en realidad, una poblacion especialmente tolerante respecto la diversidad cultural en general, ya que la diferencia presente en los sectores populares urbanos no es en absoluto apreciada, e incluso la diferencia visible en las comunidades etnicas reales tampoco suele valorarse, dado que alli no se encuentra la autenticidad esperada y la mayoria de sus integrantes parecerian 'contaminados'. La autenticidad del Otro cultural se valora tanto mas, cuanto menos se le encuentra en las poblaciones reales. Por eso, este preservacionismo y su elogio de la autenticidad conllevan el desprecio de la mayor parte de las caracteristicas culturales propias de vastos sectores sociales. Todo esto genera entonces nuevos dispositivos de exclusion.

Finalmente, es importante senalar que el elogio de la diversidad, promulga ciertas formas de representacion de lo social, vehicula las versiones autorizadas de diferencia, difunde el lenguaje y los valores con los que se enaltecen, se ocultan o se envilecen ciertas manifestaciones culturales. Aqui se expresa una hegemonia cultural que tiende a establecer lo que es valioso culturalmente, lo que se debe preservar o proteger, o, mas generalmente, lo que seria necesario hacer para que el mundo fuera mejor. Otra de las grandes contradicciones aqui presentes, es que se trata de una poblacion que, en aras de reconocer la diferencia, busca imponer su propio punto de vista, al afirmar que las otras culturas de la diversidad poseerian grandes cualidades que toda la humanidad deberia celebrar y preservar igualmente.

Agradecimientos

Origen del articulo: Parte de los datos que dan origen a este articulo surgieron del proyecto de investigacion titulado "Usos del Concepto de Diversidad Cultural", llevado a cabo por el autor en el marco de un contrato celebrado con del Instituto Colombiano de Antropologia e Historia (ICANH). Las reflexiones posteriores surgieron por fuera de un proyecto financiado institucionalmente.

Referencias

Amselle, J.-L. (2013). En nombre de los pueblos: primitivismos y poscolonialismos. Revista Colombiana de Antropologia, 49(2), 207-221. Recuperado de http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext& pid=S0486-65252013000200009&lng=en&tlng=es

Austin, J. (1976). How to Do Tings with Words. New York: Oxford University Press.

Barth, F. (1998). Ethnic Groups and Boundaries: the social organization of cultural difference. Long Grove (Illinois): Waveland Press.

Bartra, R. (1998). El Salvaje en el Espejo. Mexico D.F.: Ediciones Era.

Baudrillard, J. (2007). Cultura y Simulacro. Barcelona: Kairos.

Bauman, Z. (2002). Modernidad Liquida. Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Bauman, Z. (2007). Vida de Consumo. Mexico D.F.: Fondo de Cultura Economica.

Bhabha, H. (2002). El Lugar de la Cultura. Buenos Aires: Manantial. Bocarejo, D. (2011). Hacia una critica del multiculturalismo en Colombia.

Revista Colombiana de Antropologia, 47(2), 7-13. Bourdieu, P. (1998). La distincion: criterios y bases sociales del gusto. Bogota: Taurus.

Briones, C. (2007). La puesta en valor de la diversidad cultural: implicancias y efectos. Educacion y Pedagogia, 19(48), 37-51. Brubaker, R. (2004). Ethnicity without groups. Cambridge, Mass.: Harvard University Press.

Cameron, J. (director) (2009). Avatar pelicula. Estados Unidos: 20th Century Fox..

Comaroff, J. & Comaroff, J. (2009). Ethnicity, Inc. Chicago: University of Chicago Press.

Descola, P. (2005). Par-dela nature et culture. Paris: Gallimard.

Diaz-Polanco, H. (2006). Elogio de la Diversidad. Mexico D.F.: Siglo XXI.

Fabian, J. (1983). Time and the Other. How anthropology makes its object. New York: Columbia University Press.

Foucault, M. (1969). L'Archeologie du Savoir. Paris: Gallimard.

Friedman, J. (2000). Des racines et des routes : tropes pour trekkers. L'Homme, 156,187-206

Grimson, A. (2011). Los limites de la cultura. Critica de las teorias de la identidad. Buenos Aires: Siglo Veintiuno.

Gros, C. (2000). De la nacion mestiza a la nacion plural: el discurso de las identidades en el contexto de la globalizacion. En: G. Sanchez y M. E. Wills (Eds.), Museo, Memoria y Nacion. Mision de los museos nacionales para los ciudadanos del futuro (pp. 351-363). Bogota: Ministerio de Cultura.

Guber, R. (2001). La etnografia. Metodo, campo y reflexividad. Bogota: Norma.

Gupta, A. & Ferguson, J. (2008). Mas alla de la 'cultura': Espacio, identidad y las politicas de la diferencia. Antipoda. Revista de Antropologia y Arqueologia, (7), 233-256.

Hale, C. (2007). ?Puede el multiculturalismo ser una amenaza? Gobernanza, Derechos Culturales y Politica de la Identidad en Guatemala. En: M. Lagos & P. Calla (Comp.) Antropologia del Estado (pp. 287-346). La Paz: PNUD Bolivia.

Hall, S. (1991). The Local and the Global : Globalization and Ethnicity. En A. King (Ed.) Culture, Globalization and the World-System. Contemporary Conditions for the Representation of Identity (pp. 19-39). Binghamton: MacMillan-State University of New York.

Hall, S. (1992). The West and the Rest. Discourse and Power. En S. Hall y B. Gieden (Eds.), Formations of Modernity (pp. 275-332). Cambridge: Polity Press.

Hannerz, U. (1990). Cosmopolitans and Locals in World Culture. En M. Featherstone (Ed.), Global Culture (pp. 237-251). London: Sage.

Heath, J. & Potter, A. (2005). Rebelarse vende: el negocio de la contracultura. Madrid: Taurus.

Lamont, M. & Molnar, V. (2002). ^e Study Of Boundaries In ^e Social Sciences. Annual Review of Sociology, 28(1), 167-195.

Latour, B. (2013). Investigacion sobre los Modos de Existencia. Una antropologia de los modernos. Buenos Aires: Paidos.

Modood, T. (2011). Multiculturalism and Integration: Struggling with Confusions [online]. European University Institute Robert Schuman Centre for Advanced Studies. ^e Accept Pluralism 7th Framework Programme Project. Recuperado de http://www.eui.eu/RSCAS/

Packer, M. (2010). Te Science of Qualitative Research. Cambridge: Cambridge University Press.

Peterson, R. A., & Kern, R. (1996). Changing highbrow taste: from snob to omnivore. American Sociological Review, 61, 900-907.

Ramos, A. (1998). Indigenism. Ethnic politics in Brazil. Madison: University of Wisconsin Press.

Sahlins, M. (2000). Ethnographic Experience and Sentimental Pessimism: Why Culture is Not a Disappearing Object. En L. Daston (Ed.), Biographies of Scientific Objects (pp. 158-293). Chicago: University of Chicago Press.

Sarrazin, J. P. (2008). El chamanismo es un camino. Las culturas indigenas como fuentes de sabiduria espiritual en Bogota. En, K. Argyriadis, R. De la Torre, C. Gutierrez, & A. Aguilar, (Eds.), Raices en movimiento. Practicas religiosas tradicionales en contextos translocales (pp. 329-362). Guadalajara: El Colegio de Jalisco, IRD, CEMCA, CIESAS, ITESO.

Sarrazin, J. P. (2011). Du Marxisme au Chamanisme. Naissance d'un indigenisme global a l'heure globale. Saarbruck: Editions Universitares Europeennes.

Sarrazin, J. P. (2014). Las Hojas Sabias en Otra Casa. Analisis de la Traduccion de la Constitucion Politica Colombiana a la Lengua Indigena Inga. Signo y Pensamiento, 65, 16-31. https://doi.org/10.11144/Javeriana.SYP33-65.hsoc

Sarrazin, J. P. (2015a). ^e Protection of Cultural Diversity: Reflections on its Origins and Implications. Revista Justicia, 27, 99-117. https://doi.org/10 .17081/just.3.27.322

Sarrazin, J. P. (2015b), Representaciones sobre lo indigena y su vinculo con tendencias culturales globalizadas. Revista Anagramas, 14(27), 163-184. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/angr/v14n27/v14n27a09.pdf

Sarrazin, J. P. (2016). Avatares del Pluralismo. Usos y Abusos del Concepto de Diversidad Cultural en Medios Institucionales. Principia Iuris, 13(26), 55-73. Recuperado de http://revistas.ustatunja.edu.co/index.php/piuris/ article/view/1136/1101

Segato, R. (2007). Identidades politicas/Alteridades historicas: una critica a las certezas del pluralismo global. En R. Segato (Ed.), La nacion y sus otros: raza, etnicidad y diversidad religiosa en tiempos de politica de la identidad (pp. 37-70). Buenos Aires: Prometeo.

Todorov, T. (2010). La conquista de America: el problema del Otro. Mexico D.F.: Siglo XXI.

Trouillot, M.-R. (2011). Transformaciones globales: la antropologia y el mundo moderno. Popayan-Bogota: Universidad del Cauca y Ceso-Universidad de los Andes.

Ulloa, A. (2004). La construccion del nativo ecologico. Complejidades, paradojas y dilemas de la relacion entre los movimientos indigenas y el ambientalismo en Colombia. Bogota: ICANH-Colciencias.

Wade, P. (2000). Raza y Etnicidad en Latinoamerica. Quito: Abya-Yala.

Wood, P. (2003). Diversity. Te Invention of a Concept. San Francisco: Encounter Books.

Yudice, G. (2002). El Recurso de la Cultura. Barcelona: Gedisa.

Notas

(1) Aunque este articulo no se refiere a la etnicidad en particular, Wade (2000) senala que, tanto en el mundo como en America Latina, las identidades etnicas son cada vez mas significativas para la poblacion en general. En el mismo sentido, Segato (2007) afirma que existe una agenda global de etnizacion de la diferencia. Bocarejo (2011), por su parte, muestra que, en el multiculturalismo colombiano, los sujetos que encarnan la heterogeneidad cultural son principalmente los sujetos etnicos.

(2) Sobre el caracter imaginario de estas divisiones identitarias, ver, entre otros, Brubaker (2004), Gros (2000), Lamont y Molnar (2002).

(3) Tomamos la definicion que Bourdieu (1998) le otorga al concepto de capital cultural.

(4) Un fenomeno similar a esta proyeccion de los ideales propios sobre un Otro lejano e imaginario ocurre en ciertos sectores de la poblacion europea desde hace siglos (Trouillot, 2011), aunque actualmente se trata de un fenomeno muchisimo mas difundido. En cierta medida, lo encontramos ya en los Ensayos de Montaigne (Sarrazin, 2011) y, aun antes, en mitos de la antiguedad (Bartra, 1998).

(5) El hacer una critica a la ficcion de un mundo social compuesto por entidades separadas no es lo mismo que plantear un mundo social homogeneo (Trouillot, 2011).

(6) Este tipo de concepciones de la alteridad estaban presentes tambien en la antropologia de decadas pasadas (Fabian, 1983). Sobre la influencia de la antropologia en las representaciones sociales de la alteridad etnica, nos referiremos mas adelante.

(7) Ver por ejemplo la recension que hace Friedman, 2000

(8) Para una critica del imaginario sobre una separacion radical entre la cultura occidental y las demas culturas (the West and the Rest), ver el trabajo seminal de Hall (1992).

(9) Sobre el uso de este concepto, ver por ejemplo Peterson y Kern (1996). Nuevamente, hay que resaltar que el omnivoro en realidad no consume "de todo", como ellos mismos pretenden. Solo una cierta diversidad es deseable para ellos.

(10) Como Lamont y Molnar (2002) senalan, las fronteras no simplemente separan, sino que pueden estimular los cruces e intercambios.

(11) Termino que se comienza a usar esporadicamente en Colombia. Es una abreviatura del ingles "independent".

(12) Sobre la inversion de capitales en empresas que promocionan la identidad etnica y la autenticidad cultural, ver Comaroff y Comaroff (2009). Alli se muestra, ademas, que el capitalismo no es en absoluto contrario al elogio de la diversidad cultural.

* Articulo de investigacion.

Notas de autor

(a) Autor de correspondencia. Correo electronico: jean.sarrazin@udea.edu.co

https://doi.org/10.11144/Javeriana.syp37-72.cedc

Signo y Pensamiento, vol. XXXVII, num. 72, 2018

Pontificia Universidad Javeriana, Colombia

Recepcion: 14 Octubre 2017

Aprobacion: 13 Marzo 2018

Redalyc: http://www.redalyc.org/ articulo.oa?id=86057225001

CC BY

Jean Paul Sarrazin (a) jean.sarrazin@udea.edu.co

Universidad de Antioquia, Colombia

[ID] http://orcid.org/0000-0002-8022-4674
COPYRIGHT 2018 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sarrazin, Jean Paul
Publication:Revista Signo y Pensamiento
Date:Jan 1, 2018
Words:8619
Previous Article:Algumas percepcoes dos alunos de mestrado sobre os comentarios (observacoes) de seus diretores de tese.
Next Article:Bibliotecas, internacionalismo y paz.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters