Printer Friendly

Criados rurales: el caso de Italia desde una perspectiva comparada (siglos XVI al XX).

Rural Servants: The Italian case in comparative perspective (16th-20th centuries)

Introduccion

"Con once anos era ya un criado (vache), algo habitual", comenta en 1970 Dalmazzo Giraudo, un campesino del Piamonte nacido en 1893 (Revelli, 1997: 123). Mis padres "me enviaron a servir. Estuve dos anos", escribe Ferruccio Preti (2) en 1950, en una de las 1217 autobiografias de militantes comunistas conservadas en el archivo del Partido Comunista de Bolonia, donde precisamente la experiencia de trabajar como criados (garzoni) en familias de aparceros, sobre todo en los anos veinte y treinta del siglo xx, fue un asunto de lo mas comun (Boarelli, 2007: 193, 141). Casi todos los hijos procedentes de familias de asalariados se convertian en sirvientes tras permanecer tres anos en la ensenanza primaria, explica Franco, un bloguero, en un blog sobre "el mundo rural de antano", en alusion a la campina circundante a Ravena durante el periodo de entreguerras (3). Para los campesinos, disponer de un criado era tan comun como tener un perro, sostiene Francesco Salvatici (1933-2006) en 2005, al recordar su infancia en la Toscana (4). Cuenta aquel mismo ano Crescenzo Iadanza, nacido en 1921, que eran cientos los amos que trataban de encontrar criados rurales, y viceversa, en la plaza de Benevento, al sur de Italia, donde tambien el, con 13 o 14 anos, quiso emplearse como criado (valano), aunque sin exito (Landi, 2012: 68-76).

Estas experiencias personales nos hacen pensar que, en Italia, ser criado rural fue muy comun. Sin embargo, en terminos generales, no es esta la impresion que transmiten los estudios actuales. ?Quien esta en lo cierto? ?Los historiadores o quienes trabajaron como sirvientes? (5) En el presente articulo abordare este asunto, para lo cual tratare de evaluar la relevancia de los criados rurales en diferentes regiones italianas desde la epoca preindustrial al siglo xx. Prestare especial atencion al curso vital de los sirvientes, cuya presencia o ausencia, mas alla de su valor cuantitativo, lejos de considerarse un fenomeno marginal, ha adquirido una significacion creciente a partir de los anos sesenta del siglo pasado. Sin duda, se ha interpretado como un factor crucial para los diferentes sistemas de formacion de la familia y los patrones matrimoniales observados en las diversas areas de Europa, lo cual, a su vez, se ha considerado decisivo para la tendencia de una sociedad hacia un regimen de alta o de baja presion demografica; para que se den mayores o menores niveles de ahorro y acumulacion; y, en ultima instancia, para crear mas o menos oportunidades conducentes al desarrollo economico. Ademas, la mayor o menor presencia de life-cycle servants se ha considerado esencial en la conformacion de los lazos familiares, fuertes o debiles, asi como en el desarrollo de sistemas de bienestar, bien de caracter publico, bien de caracter privado o familiar. En suma, la significacion y las caracteristicas del papel desempenado por los criados en la historia de Europa se han apreciado como elementos de los que derivan consecuencias de amplio alcance, a decir verdad, mas de las que he mencionado aqui brevemente (vease, por ejemplo, Sarti, 2005b).

Asi, en este articulo, ofrecere en primer lugar una sintesis sobre el surgimiento de la nocion life-cycle service (rural) en la historia social y la demografia historica, asi como sobre las "geografias referidas a los sirvientes" propuestas por diversos especialistas en la materia, si bien me centrare particularmente en la clasificacion relativa a Italia. Despues analizare los datos cuantitativos disponibles sobre el porcentaje de criados rurales en la poblacion italiana en diferentes regiones y periodos, los cuales muestran la gran diversidad interna que ha caracterizado a Italia. Asi, en varios casos, dicho porcentaje fue tan elevado como en muchas areas del centro y norte de Europa. Prestare una atencion especial a la edad de los sirvientes. Desde este punto de vista, los resultados son bastante sorprendentes, por cuanto este colectivo denota compartir de manera bastante generalizada un ciclo de vida distinto al "clasico" descrito por Peter Laslett y John Hajnal. Aun cuando las ideas de ambos son bien conocidas y han quedado ya parcialmente reemplazadas por sucesivas investigaciones, es util comenzar por exponerlas de forma sumaria a fin de comprender como surgio el termino life-cycle service en la historiografia, pero tambien porque ambos ofrecieron solidas hipotesis que conviene verificar y corregir, alli donde (todavia) resulte necesario.

Estudios clasicos y geografias imprecisas

La investigacion dirigida por Hajnal y Laslett a partir de los anos sesenta del siglo pasado ha contribuido sobremanera a acrecentar el interes historico por los criados (residentes), en particular por conocer su numero, edad y estado civil (Sarti, 2014). Mas aun les atribuyeron un papel crucial en el sistema de formacion de los hogares europeos. En 1965, Hajnal adujo que el modelo matrimonial del Occidente europeo se caracterizaba, entre sus rasgos distintivos, por contar con una elevada proporcion de solteros y un acceso tardio al matrimonio; dos peculiaridades que reducian la tasa de natalidad y, por consiguiente, la presion demografica. Por el contrario, segun Hajnal, al este de una linea imaginaria establecida entre Trieste y San Petersburgo (destinada a denominarse linea de Hajnal), asi como en el resto del mundo, el matrimonio acontecia pronto y era casi universal; por lo que, en consecuencia, la presion demografica era mas fuerte que en la Europa occidental. Desde el punto de vista de Hajnal, los europeos de este ultimo territorio se casaban mas tarde porque, antes de dar este paso, debian adquirir las aptitudes y los medios necesarios para sustentar su futura familia. Un objetivo que a menudo lograrian desempenando un trabajo como criados o aprendices (Hajnal, 1965).

En los anos siguientes, Peter Laslett, impresionado por el elevado porcentaje de personas que habian residido como sirvientes en hogares ajenos en la Inglaterra preindustrial (6), llego a la conclusion de que esta circunstancia era "practicamente una caracteristica universal de la sociedad inglesa preindustrial" (Laslett, 1971: 15-16). Asimismo, tras percatarse de que los criados de la Europa occidental eran sobre todo jovenes y solteros, sugirio que muchos de ellos solo trabajaban como tales durante una parte de sus vidas--por ejemplo, antes de casarse--, razon por la que introdujo el concepto life-cycle service. Segun sus estimaciones, hasta un 40% ejercieron como sirvientes a lo largo de su segunda o tercera decada de vida (Laslett, 1977a: 90, 104, 110; 1977b: 12-49). La presencia de criados, junto al matrimonio tardio y la escasa diferencia de edad entre los conyuges, fue, a su juicio, una caracteristica importante de las familias occidentales de la epoca preindustrial.

A comienzos de los anos ochenta, Hajnal aporto a este modelo mas detalles. Sostuvo que trabajar como sirviente durante la solteria habia tenido una amplia difusion en el noroeste de Europa--veanse los paises escandinavos (excepto Finlandia), Reino Unido, Paises Bajos, el area germana y el norte de Francia--. El origen social de los criados no era necesariamente inferior al de sus amos; constituian al menos el 6% de la poblacion y, con frecuencia, superaban el 10%; tenian por lo general menos de 30 anos y solian dejar de servir al tiempo de contraer matrimonio, lo cual sucedia tardiamente tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres (en torno a los 26 anos para los primeros y los 23 para las segundas); una vez casados, los varones se convertian en cabezas de casa de sus propios hogares en un contexto en el que consecuentemente la familia compleja era bastante excepcional. En el este de Europa, sin embargo, los criados no alcanzaban a representar, en terminos generales, el 2% de la poblacion; las bodas sucedian antes, era comun que los recien casados vivieran dentro de un hogar encabezado por una pareja de mayor edad y la familia compleja era frecuente (Hajnal, 1983: 96-97). El alto o bajo porcentaje de jovenes que trabajaban como sirvientes antes de casarse estaba asociado respectivamente con una baja o alta nupcialidad, segun Hajnal. Por tanto, desde su criterio, la presencia de criados desempenaba un papel crucial, toda vez que consideraba la (baja) nupcialidad como el factor mas importante en el mantenimiento del equilibrio entre el crecimiento demografico y la disponibilidad de recursos.

En el mismo periodo, Laslett--convencido de que "las tendencias familiares se habrian mostrado favorables a la industrializacion fabril" (7) --preciso asimismo sus ideas previas sobre los modelos de familia europea. Sugirio que, en sentido de oeste a este y de norte a sur, la neolocalidad y la nuclearidad perdian relevancia, la edad de acceso al matrimonio decrecia (especialmente en las mujeres) y no era tan comun la presencia de life-cycle servants. De acuerdo con ello, Europa podria quedar dividida en cuatro areas: occidental, central, mediterranea y oriental. Aunque en las segunda edicion de The World We Have Lost (1971: 263) ya habia contrastado el elevado numero de sirvientes de Inglaterra y Francia--aqui en menor medida--con las bajas cifras del sur y este de Europa, ahora consideraba que la presencia de criados que trabajaban como tales durante su solteria era muy comun en las areas que habia definido como occidental y occidental-central o media, no era del todo infrecuente en el sur de Europa, pero si era irrelevante en el este; mientras que la existencia de sirvientes casados (y de aquellos que estaban unidos por parentesco a sus amos) solo era comun en el area occidental-central o media (Laslett, 1983). A juicio de Laslett, los criados de la Europa noroccidental y preindustrial procedian ademas de cualquier estrato social (Laslett, 1988: 349).

Otra representacion geografica relativa a los criados en el ambito europeo es la que proporciono David Reher en los anos noventa, mientras buscaba una explicacion para la diferente consistencia de los lazos familiares observada en las distintas partes de la Europa contemporanea. Reher recopilo una amplia serie de datos sobre la desigual incidencia de aquel grupo en muy diversas comunidades (principalmente rurales) del norte y sur de Europa. En los casos que analizo relativos al norte y centro del continente (procedentes de Dinamarca, Islandia, Noruega, Belgica, Austria, Holanda, Alemania y norte de Francia), los sirvientes constituian entre el 8.9 y el 17.6% del total de la poblacion. Sin embargo, en el sur de Europa (casuistica extraida del sur de Francia, Italia, Portugal y Espana, mas la referencia a un caso griego), jamas alcanzaron el 10%. En otras palabras, Reher cotejo el norte y centro de Europa, por un lado, con el sur europeo, por otro, tras lo cual llego a la conclusion de que los vinculos familiares eran (y todavia lo son) mas debiles alli donde mayor era el numero de ninos que desde muy jovenes abandonaban el hogar familiar para servir; mientras que eran (y siguen siendolo) mas fuertes donde la presencia del life-cycle service era infrecuente y, por lo general, los ninos crecian en su hogar. Advirtio ademas que la debilidad de los lazos familiares estaba (y esta) asociada con el desarrollo de un sistema de bienestar publico, en contra de lo cual la fortaleza de aquellos implicaba (e implica) una amplia asistencia de las familias a sus miembros en caso de necesidad (Reher, 1998).

En cuanto a Italia, Hajnal la incluye, en su articulo de 1965, dentro de la Europa occidental, aun cuando la mayor parte del centro y sur del pais quedaria al este de la linea que el habia establecido entre San Petersburgo y Trieste para dividir Europa en dos areas distintas, si proyectasemos dicha divisoria mas alla de Trieste. Con todo, en su articulo de 1983, en el que vincula los patrones matrimoniales con las formas de familia, observo que cierta informacion dispersa correspondiente a Italia no confirmaba la presencia de un comportamiento europeo occidental (8). Aquel mismo ano, Laslett empleo los datos italianos para sugerir que, en la region mediterranea, el celibato permanente solo se daria en una pequena parte de la poblacion, las mujeres (no los hombres) se casarian temprano, y las familias complejas serian muy comunes. Asimismo, como ya se ha dicho, considero que la presencia de criados solteros "no era infrecuente en el sur de Europa" (Laslett, 1983).

De este modo, como puede verse en la siguiente tabla, si la clasificacion de las diferentes regiones europeas fue mas bien imprecisa, la de Italia lo fue particularmente. No obstante, a partir de los anos ochenta, se habia sugerido, mas o menos abiertamente, que el servicio domestico (y, en especial, el habito de servir en la etapa vital previa a contraer matrimonio) era menos comun en el sur de Europa que en el norte y centro.

Numerosos estudios han discutido, precisado y cuestionado estas geografias no solo en lo concerniente a las formas de familia y los patrones matrimoniales, tambien en lo que atane a los criados, su significacion y tipologia, asi como la relacion fraguada entre todo este repertorio de elementos. Hace pocos anos publique un articulo sobre el estado de la cuestion de esta materia en el que trate de perfilar con precision las diferencias regionales del servicio domestico a nivel europeo (Sarti, 2007). En dicho articulo, expuse (entre otras cuestiones) que, si bien diversos estudios recientes habian confirmado el caracter comun del life-cycle service en el noroeste de Europa, la supuesta frontera entre el Occidente y el Oriente europeo estaba siendo cuestionada: en lugar de un "limite lineal" entre oeste y este, mas bien habria existido una zona de transicion; y, en el este, la presencia de criados no era tan insolita como cabia esperar, al menos en algunos contextos. De hecho, podian incluso encontrarse en hogares de siervos rusos. Ademas, como puse de relieve, el vinculo existente entre sirvientes (jovenes antes de casarse), el matrimonio y las formas de familia no era tan rigido y mecanico como sugerian Hajnal y Laslett. Bien al contrario, se dieron varias asociaciones distintas. Como se ha visto en particular mediante la investigacion relativa al sur de Europa, una poblacion dotada de una tasa de sirvientes bastante alta no estaba asociada necesariamente con bajas proporciones de hogares complejos, asi como tampoco el habito de casarse pronto era incompatible con las familias simples neolocales, por citar solo un par de ejemplos (9).

Desde la publicacion de mi articulo, en 2007, el avance de las investigaciones ha conformado un escenario aun mas complejo. En lo que respecta a la tematica de este articulo, esto es, los sirvientes rurales, Szoitysek (2009) ha demostrado que, a finales del siglo xviii, el numero de aquellos fue superior en las regiones occidentales de la Union Polaco-Lituana, donde el matrimonio era bastante tardio y predominaban las familias simples neolocales, e inferior en las regiones del este, en las que las bodas se celebraban a edades mas tempranas y las familias complejas eran muy comunes. Aunque este panorama parezca confirmar los modelos de Hajnal y Laslett, en realidad no es asi. Mas que un linde entre este y oeste, como sugirio Hajnal, lo que existio fue, sin duda, una amplia zona de transicion. En los territorios occidentales de Polonia, el porcentaje de criados con respecto a la poblacion total fue ademas el mismo que en la muestra estandar realizada por Laslett para el contexto ingles (10). Por ultimo, incluso en las regiones orientales, hubo areas en las que el numero de sirvientes fue elevado, tal como se aprecia, por ejemplo, en la region limitrofe entre Polonia y Lituania, donde, entre 1622 y 1676, aquellos constituyeron el 11.2% de la poblacion (Szoitysek, 2009: 79).

Por otra parte, Hayhoe (2012) alego que, en la Borgona (Francia) del siglo xviii, los sirvientes rurales fueron menos numerosos que en buena parte de las regiones del norte de Europa: aun cuando la edad de acceso al matrimonio era elevada, los criados--en su mayoria procedentes de familias pobres--representaron menos del 20% de la poblacion comprendida entre los 15 y los 25 anos. Con ello cuestionaba el vinculo establecido entre el alcance del life-cycle service y el matrimonio tardio, asi como la idea de que los criados no tenian necesariamente que contar con un origen familiar inferior al de sus amos. Desde su criterio, las desigualdades economicas resultaban cruciales para determinar el numero de sirvientes.

De un modo significativo, Francisco Garcia Gonzalez (2012: 1101), en su investigacion sobre la Castilla del siglo xviii, tambien considero un hecho que la presencia de criados estuviera relacionada con desigualdades sociales y utilizo la distribucion de aquellos como una especie de indicador de la polarizacion social. En su muestra, donde los sirvientes constituian solo el 5 o 6% de la poblacion total y unicamente un 12% de los hogares disponian de ellos, un 9% de dichas unidades familiares llegaron a emplear al 40% de este grupo de trabajadores (11). En terminos similares, Rocio Garcia Bourrellier (2012: 1091), en su articulo sobre Navarra en la Epoca Moderna, senalo la orfandad como la principal razon por la que los individuos jovenes se convertian en sirvientes en hogares ajenos. Por otra parte, varios estudios han demostrado ya que, en la Europa preindustrial (particularmente en algunos contextos), los jovenes que servian en casas de su mismo nivel social eran, en verdad, menos comunes de lo que uno podria imaginar tras la lectura de los trabajos de Hajnal y Laslett (12), ello incluso en Inglaterra (13).

En cuanto a Italia, ha resultado completamente equivocada la idea de Laslett de caracterizar a la peninsula por la existencia de familias complejas, matrimonios celebrados a edad temprana y bajas tasas de celibato. El pais conto con una diversidad muy elevada y, en cualquier caso, los patrones matrimoniales y las formas familiares no estuvieron asociados mayoritariamente conforme a las predicciones de los investigadores ingleses (Sarti 2004: 51; Sarti 2006: 157-162, ambos con aporte bibliografico). ?Que decir de los criados? Mientras se dispone de un copioso volumen de investigaciones sobre el servicio domestico urbano en Italia (Sarti, 2007; Sarti 2008, con aporte bibliografico), son pocos los estudios relativos al ambito rural y la informacion es bastante dispersa. Por tanto, en las paginas siguientes me centrare en el caso italiano para evaluar--con datos conocidos, pero tambien con nuevos--si el life-cycle service llego o no a expandirse en las areas rurales y si es posible confirmar (alguna de) las "geografias" antes aludidas (14).

Italia: ?como delimitarla?

Italia comenzo a existir como pais politicamente unificado en 1861. Si bien entonces no comprendia ni Roma, ni Venecia, ni otras muchas areas que hoy pertenecen al Estado italiano, cuyas fronteras fueron transformandose con el paso del tiempo. Las actuales se establecieron despues de la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado, la nocion de Italia como una entidad geografica y cultural existia ya mucho antes de crearse el Estado italiano, aunque sus limites variasen en funcion del periodo considerado y del uso que se hacia del termino. El manejo de distintas ideas acerca de las fronteras "reales" de Italia estuvo ligado a controversias y conflictos politicos, nacionales y culturales.

Fue el caso de las regiones del norte, habitadas por una poblacion de habla germana y pertenecientes a la monarquia de los Habsburgo, que pasaron a dominio italiano tras finalizar la Primera Guerra Mundial. En aquellas zonas, como en numerosas partes de Austria, la presencia de criados fue sumamente comun. En el area de Innichen-San Candido, por ejemplo, en lo que respecta al periodo 1843-1860, los sirvientes (muchos de ellos rurales) suponian entre el 15 y el 32% de la poblacion total; de cuantos vivian en casas dispersas por las montanas, cercanas al pueblo, en 1834, dos de cada tres varones entrados en la treintena fueron sirvientes (es decir, casi el 70% de su grupo de edad). En esta region, dichos criados no residieron necesariamente en hogares ajenos: los hermanos que no heredaban la granja familiar podian estar en casa sirviendo al heredero principal. No obstante, en terminos generales, el empleo tenia un caracter anual y cada ano, a inicios de febrero, se trasladaban a un hogar distinto. Algunos solo ejercieron como criados durante su etapa de solteros, otros en cambio lo fueron de por vida. El numero de estos ultimos pudo irse incrementando en el siglo xix, en especial en la ultima parte de la centuria, dado el empeoramiento de las condiciones economicas y las politicas tan conservadoras aplicadas por las autoridades locales, que pusieron trabas a que las personas sin recursos accedieran al matrimonio para evitar un incremento de la poblacion pobre. No sorprende, pues, que en este territorio la edad de los contrayentes fuera (cada vez mas) elevada y las tasas de celibato muy altas. Los criados, incluidos entre aquellos a quienes las autoridades impedian casarse, eran solteros. Su alto porcentaje en el conjunto de la poblacion contribuyo, en consecuencia, a rebajar las tasas de nupcialidad y a hacer realidad este "caso extremo de modelo matrimonial europeo" (Lanzinger, 2006: cita 114). Si consideramos esta zona como parte de Italia, como sucede hoy dia, seria imposible afirmar que los criados rurales no eran particularmente comunes en cualquier lugar del territorio italiano.

Consciente de que, en el pasado (y, en cierta medida, incluso ahora), diferentes personas usaron (usan) distintos conceptos de Italia y que, una vez creado el Estado italiano, sus fronteras cambiaron a lo largo del tiempo, en las siguientes paginas voy a analizar el alcance y las peculiaridades del criado rural tomando como limites los actuales de la Republica italiana. Ello significa que, ademas de centrarme en territorios sujetos a disposiciones institucionales y politicas cambiantes, prestare atencion a entornos, tipos de asentamientos, estructuras sociales, formas de familia, sistemas de formacion familiar, economias, cultivos, culturas, etc., de naturaleza distinta y variable. Asimismo, mientras, por una parte, voy a tratar de identificar las diferencias habidas entre los criados rurales con el proposito de averiguar su conexion con peculiaridades especificas de un contexto dado; por otra, es mi intencion verificar si este colectivo que desempenaba su trabajo en areas tan diversas llego a compartir rasgos comunes en el largo plazo aqui analizado.

Sardinia

La costumbre ha establecido que no haya matrimonio hasta que el hombre no disponga de bueyes y varias herramientas agricolas y la mujer no cuente con una cama, asi como otros muebles y utiles domesticos. Como los pobres no tienen a nadie que les asista, no les queda mas remedio que emplearse como sirvientes a sueldo para conseguir el capital con el que procurarse los bienes antes mencionados. Puesto que son varios los anos requeridos, no pueden casarse antes de los treinta anos aproximadamente y pierden el tiempo mas propicio para la procreacion desempenando trabajo servil (15).

En 1987, Marzio Barbagli recurrio a este texto del Setecientos, de Antonio Bongino, junto a otras fuentes, principalmente cualitativas, de los siglos xviii y xix, para fundamentar su tesis de que, en Cerdena--esto es, en una isla situada en el corazon mismo del Mediterraneo--el servicio domestico, lejos de ser extrano, fue un fenomeno generalizado. El matrimonio, alego, tampoco era temprano ni casi universal: ambos, tanto el hombre como la mujer, se casaban tarde y la solteria definitiva era numerosa. Las parejas recien casadas no vivian con sus familiares: una vez desposados, los conyuges establecian su propio hogar, independiente. En otras palabras, segun Barbagli, en Cerdena regia un sistema de formacion familiar semejante al noroccidental, en el que la proporcion de criados entre la poblacion era elevada, prevalecia el matrimonio neolocal tardio y habia altas tasas de celibato (Barbagli, 1987: 111-117) (16). Las afirmaciones de Barbagli cuestionaban las geografias europeas formuladas por Hajnal y Laslett en los anos ochenta. Ademas, en vista de la pobre economia y la tardia industrializacion de la isla, sus datos y conclusiones podian emplearse para rebatir la idea que el "modelo de matrimonio occidental" favorecia el desarrollo economico (Sarti, 2001). Sin embargo, algunos autores mas recientes como Hartman (2004), De Moor y Van Zanden (2010) han vuelto a refirmar este ultimo vinculo (que, desde mi parecer, si existe, no puede considerarse universal), dando lugar en la actualidad a un animado debate (17). Pero volvamos a los criados sardos.

En la isla, trabajar como sirviente fue tan comun para los hombres como para las mujeres. Para estas ultimas consistio sobre todo en un servicio domestico, incluso en las areas rurales; en cambio el de los hombres tuvo un caracter casi exclusivamente campesino. Asimismo, de acuerdo con Gian Giacomo Ortu (1988), con el paso del tiempo existio un trasvase de life-cycle servants al tipo de sirvientes de por vida, debido sobre todo al desarrollo del protocapitalismo y a un tipo de explotacion agraria de perfil capitalista--se han atestiguado tendencias similares en algunas zonas rurales noroccidentales donde el life-cycle service solia ser habitual, tales como Islandia, Escocia y Suecia (Scania) (18). Por ultimo, segun Ortu (1988) y Monica Miscali (2005a-b; 2006), en Cerdena el servicio domestico se contemplo con desconfianza, quiza como un motivo de deshonra; por lo que las familias, en la medida de lo posible, evitaron enviar a sus hijos a servir. Los criados solian proceder de los estratos mas humildes de la sociedad sarda. Una percepcion tan negativa de este trabajo podria ser una de las razones por la que amos y criados eran a menudo parientes. Al elegir trabajar para un deudo, los sirvientes y sus familias trataban de mitigar la dureza de esta ocupacion; tambien esperaban cierta proteccion. Por su parte, a menudo los amos tenian puestas asimismo grandes expectativas en los criados con los que les unia un parentesco: se esperaba de ellos un servicio ininterrumpido, y asistencia aun estando enfermo o con una edad avanzada, lo que para los criados podia comportar unas pesadas cargas (Ortu, 1988: 422; Miscali, 2005a: 81-84 and 2005b: 39).

En conclusion, el caso sardo (como otros procedentes de distintas partes de Europa) no solo pone en entredicho la idea lanzada por Hajnal y Laslett segun la cual los criados no tenian por que ser de una condicion social necesariamente inferior a la de sus amos; cuestiona ademas el ideario de ambos investigadores de un modo mucho mas radical. En realidad, la isla, situada en medio del Mediterraneo, no presenta ningunos de los rasgos que ellos atribuyeron a la region mediterranea. En lo concerniente a la tematica de este articulo, el caso sardo puede servir como fundamento de que, en Italia, el servicio domestico de caracter rural no fue, en absoluto, algo insolito: mas bien al contrario, fue un hecho cotidiano, al menos en algunas zonas. Pero ?que sucedio en otras regiones italianas?

Datos cuantitativos sobre Italia

Procedamos a analizar algunos de los datos cuantitativos. En la tabla 4, he reunido cifras alusivas a la presencia de criados en la poblacion rural italiana, disponibles gracias a las investigaciones llevadas a cabo en las ultimas decadas.

Ciertamente, muchos de los valores relativos a Italia confirman la hipotesis de Reher segun la cual el porcentaje de criados no supero en la poblacion del sur de Europa el 9 o 10% (19). No obstante, si observamos estos datos con detenimiento, advertimos una elevada variacion local y regional. En una muestra de 45 poblaciones del sur de Italia alusiva a la Epoca Moderna, solo el 2.4% de las familias (de un total de 43,623) tuvieron criados residentes. En ciertas zonas del sur de Italia, el porcentaje fue incluso inferior: de una muestra de 12,354 familias residentes en Apulia en el siglo xvii, solo 171, es decir el 1.4%, disponia de sirvientes. Segun estos datos, publicados por Da Molin (1990, 2002), en varias comunidades del sur de Italia, el servicio domestico fue casi inexistente. Sin embargo, la presencia de criados rurales en la Italia central fue, por el contrario, mucho mas acusada: segun los datos publicados por Doveri (1993), en la campina de Pisa (Italia central), entre el 29 y el 44% de las familias empleaban a sirvientes en los siglos xviii y xix, los cuales constituian entre el 7.3 y 11.9% de la poblacion. En las areas rurales de Urbino, al efectuar un seguimiento sobre tres parroquias rurales tomando una serie de anos de los siglos xviii y xix, me encontre con que los porcentajes de criados con respecto al total de la poblacion oscilaban entre el 3.7% y el 14.9%. Los datos disponibles sobre diversos territorios del norte de Italia tambien muestran bastante desigualdad: los sirvientes se situaban en un rango de valores minimos proximos al cero y maximos de en torno al 9% de la poblacion, por no mencionar el 32% encontrado en algunas comarcas del Tirol de habla germana a las que antes hice referencia. En otras palabras, aun excluyendo del analisis las zonas tirolesas, fueron varios los contextos en los que la poblacion conto con porcentajes de criados rurales superiores al 6%, concebido por Hajnal como linea divisoria entre los sistemas de formacion familiar del este y del oeste; y hasta iguales o superiores al 9%, que marcaria, a juicio de Reher, la division entre las familias del sur y norte de Europa (tabla 4).

Estas diferencias guardan una estrecha relacion principalmente con los distintos tipos de asentamiento, las estructuras sociales y la organizacion de la agricultura en los diferentes territorios: mientras en gran parte del sur de Italia la poblacion estaba constituida por una mayoria de asalariados sin tierras que vivian sobre todo en pueblos grandes y acudian a trabajar a los campos de latifundistas, en la Italia central predominaban los asentamientos dispersos. Aqui un buen numero de los campesinos eran aparceros que vivian con sus familias en aisladas casas de campo; el cabeza de familia solia firmar un contrato con el propietario que exigia a toda la familia trabajar en la explotacion y adaptar la mano de obra a las necesidades que la hacienda demandaba. Esto podia suponer que hubiera que contratar criados para las labores agroganaderas, siempre y cuando la parentela no fuera suficiente (Giorgetti, 1974: 34-35, Poni, 1982: 316, 320, 341; Landi, 2002: 120).

No obstante, no basta con hacer distinciones entre areas extensas, tales como Italia Sur, Italia Central e Italia Norte. En un contexto de tal complejidad geomorfologica y orografica como el italiano, el hecho de que, dentro de cada zona, existan planicies, colinas y montanas ha sido un determinante y un factor a tener en cuenta para el desarrollo de los diferentes ordenamientos sociales y economicos. Como consecuencia, las diferentes zonas altimetricas se caracterizan a menudo, entre otros aspectos, por el desigual peso que en ellas tuvieron los criados rurales. Por ejemplo, de acuerdo con los datos de un censo de 1545, en el entorno rural de Parma, los hogares con sirvientes alcanzaron el 15% en el area circundante a la ciudad, el 16% en las colinas, el 10% en la planicie, pero solo el 2% en las montanas (Barbagli, 1996, 1984 (1): 216). En 1708, entre la poblacion de la campina de Reggio Emilia, los sirvientes eran el 1,1% en las altas montanas (600 a 1200 m); el 3,6% en las bajas montanas (300 a 600 m); el 4,6% en las colinas; entre el 6,1% y el 6,5% en el contorno rural inmediato a la ciudad, y el 5,9% en la llanura drenada (Moretti, 1989: 409) (20).

Asimismo, en cualquier contexto, existio por lo general mas de un tipo de familia campesina; sobre todo, diria yo, en el centro y norte de Italia. En Urbino, a comienzos del siglo xviii, un sacerdote, mientras escribia el status animarum de su parroquia, especifico ademas si las unidades familiares eran pobres, autosuficientes o acomodadas: en 1708, un 11.4% de las familias pobres empleaban a sirvientes, mientras que esto mismo sucedia en el 44.4% de las restantes (21). Con todo, no se trata unicamente de ser ricos o pobres. En la Lombardia, en el siglo xvi, al pasar de las colinas al valle del Po, ante todo a la llanura irrigada, la proporcion de asalariados entre la poblacion rural crecio a medida que los massari, arrendadores de haciendas de tamano medio, eran remplazados por fittabili con extensas explotaciones agricolas por cuyo alquiler pagaban a sus propietarios una renta fija en dinero. Las familias de estos ultimos eran de mayor tamano que las de los massari, y a menudo contrataban a sirvientes (asi como a asalariados): en las colinas, el 22.7% de los massari tenia criados, mientras esto ocurria en el 39.2% de las familias de fittabili de la baja planicie (Di Tullio, 2009a: 23-30). Di Tullio sugiere que las familias de massari, en su esfuerzo por alcanzar un equilibrio entre bocas que alimentar y fuerza de trabajo, podrian verse obligadas unas veces a enviar a algunos de sus miembros a trabajar fuera como sirvientes y otras a tomarlos de otras familias. Por lo general, no obstante, los criados procedian de familias sin tierras, en especial en las zonas llanas, donde los fittabili, productores principalmente para el mercado, solian dar empleo a sirvientes y jornaleros. En cierto modo, se recurrio mas a la adquisicion de criados alli donde la poblacion rural estuvo socialmente mas polarizada y dividida entre familias sin tierra y campesinos.

Significativamente, en la Lombardia del siglo xvi, al igual que en otros contextos, los criados estaban casi ausentes en las familias de los asalariados temporales (braccianti). En una muestra de 196 familias de braccianti del siglo xvi residentes en aquella region, solo habia un sirviente (22). Los datos disponibles muestran una situacion analoga tres siglos despues: en una muestra de 1249 familias del mismo tipo, en el siglo xix, en la campina de Bolonia, solo un 1% disponia de criados residentes, mientras esta misma circunstancia se daba en el 35.6% de las familias de aparceros (Angeli and Bellettini, 1979: 158, 162). De manera analoga, de un total de 592 familias de braccianti que, segun el censo poblacional, vivian en el comunede Ferrara, en 1911, solo el 3% contaba con un sirviente; mientras el porcentaje de familias con al menos un criado entre los denominados boari, campesinos asalariados con un contrato anual que vivian con sus familias en la explotacion agricola de un hacendado, ascendia a un 26%; a un 27% en el caso de los aparceros o de campesinos sujetos a otro tipo de arrendamiento y un 21% entre los campesinos propietarios (Barbagli, 1996, 19841: 553). Este es otro descubrimiento interesante que cuestiona las ideas de Hajnal y Laslett porque, con frecuencia, los braccianti solian vivir en familias nucleares, mientras que los boari, los aparceros, otros arrendatarios agricolas y los campesinos con propiedades vivian a menudo en familias complejas (Barbagli, 1996, 19841, passim; Sarti, 2007).

Varios autores y testigos sostienen que, entre los siglos xvii y xx, los criados rurales del norte y centro de Italia (garzoni) eran, por lo general, expositos, huerfanos o hijos de familias de braccianti o pigionali (23) (cuyo numero crecio particularmente en el siglo xix) (ej. Poni, 1982: 320; Angeli, 1990: 91; Doveri, 1993: 435-436; Baragli, 2006: 123). Creen ademas que los sirvientes estaban a menudo destinados a convertirse en asalariados sin tierra, lo que acentuaba la brecha social que los separaba de sus amos (Poni, 1982: 320; Angeli, 1990: 91; Doveri, 1993: 444) (24) Los dato s procedentes de la parroquia de San Martino di Pallino y de San Donato extra muros, en la campina de Urbino, donde, a pesar de que el numero de familias permanecio mas o menos estable, la poblacion crecio de manera significativa en los siglos xviii y xix, hacen pensar que la demanda de sirvientes aumento con el paso del tiempo (tabla 5).

Asi, podemos concluir que, en Italia, el porcentaje de criados rurales con respecto al total de la poblacion fue bajo unicamente si tomamos los datos de manera agregada, ignorando las diferencias locales, historicas y sociales; si, por el contrario, evitamos recurrir a dicha agregacion, advertimos que el panorama italiano responde a una gran diversidad. En funcion del lugar y el periodo escogido, existieron muy distintos tipos de familias rurales y algunas de ellas recurrieron con asiduidad a la contratacion de sirvientes. En ciertos contextos especificos, esto traeria consigo unos porcentajes de criados en el conjunto poblacional bastante elevados. Asimismo, en opinion de numerosos investigadores, aquellos, ademas de proceder de un grupo social a menudo distinto del de sus amos, tuvieron un curso de vida diferente.

Centremonos ahora en el ciclo de vida de los criados. Para ello, conviene subrayar que, en el sur de Italia, donde resultaron ser pocos, las mujeres solian acceder a una edad temprana al matrimonio, las nuevas parejas seguian, por lo general, la regla neolocal y las familias eran principalmente nucleares. En la Italia central, en cambio, donde los criados fueron mas numerosos, tanto la edad de los contrayentes como las tasas de celibato fueron elevadas (o tendieron a incrementarse durante la Epoca Moderna); y las familias complejas fueron bastante habituales (25). En otras palabras, el caso italiano no confirma las ya citadas rigidas asociaciones entre las pautas de formacion familiar y las formas de familia. Mas bien al contrario, lo que parece corroborarse es la existencia de algunos vinculos entre la proporcion de sirvientes y la edad de acceso al matrimonio: a mayor presencia de criados, mas alta es la edad en los desposorios, y viceversa. ?Podemos establecer realmente una conexion directa entre ambos fenomenos?

* Archivio di Pallino, San Martino di Pallino, vol. 19, Stato d'anime 1708-1878, Libro dello Stato del Anime di q.ta Pieve di S. Martino delle Ville di Pallino, e Pallinello (...) l'Anno 1708; Stato delle Anime di S. Martino delle Ville di Pallino e Pallinello (...) nel Mese di Agosto 1841;

* San Donato extra muros, Faldone 3, Stato dell'anime della Parrocchia di S. Donato, Chiesa Plebana e Matrice esistente fuori delle Mura d'Urbino, dell'anno 1705; vol. 23, 1781-1844, Stato delle Anime esistenti nella Chiesa Par.le Matrice di S. Donato extra muros nell'Anno 1804, vol. 24, 1846-1870, Animarum Status pro Anno 1865; vol. 26, 1881-1886, 1881;

* Silvano n. 1, Stato delle Anime della Cura di S. Giambattista di Silvano, 19 de marzo de 1825.

?Que ciclo de vida?

En 1984, Marzio Barbagli, al analizar el censo de 1545 de la poblacion de Parma y su entorno rural, en el centro y norte de Italia, advirtio que los criados rurales eran diferentes a los urbanos: eran en su mayoria hombres y mas jovenes. Desde luego, en el campo, el 81% eran hombres, mientras que en la ciudad este porcentaje se reducia a solo un 44%. Asimismo, los sirvientes rurales se concentraban mucho mas en el grupo de edad de 11 a 20 anos que los urbanos. En otra zona del valle del Po, a unos 80 km al sureste de Parma, en la campina de San Giovanni in Persiceto, Barbagli encontro un patron similar en 1881 (Barbagli, 1996, 19841: 216-217, 553; figures 1-2).

Barbagli recuerda que el primer investigador italiano en poner de manifiesto la importancia de los criados rurales habia sido Michele Luzzati en su estudio sobre la campina de Pisa en la Baja Edad Media (26). El estudio llevado a cabo por Andrea Doveri (1993), precisamente sobre este territorio, nos ha proporcionado datos valiosos sobre el trabajo de los sirvientes rurales en los siglos xvii y xviii. En las cuatro poblaciones que analiza, entre un 29% y un 44% de las familias disponia de criados (garzoni), los cuales suponian entre el 7.3% y el 11.7% de la poblacion total. Las fuentes sobre Putignano, especialmente ricas, permiten al autor mostrar que, en lo que respecta al periodo 1718-1741, un 85% de aquellos habian comenzado a trabajar con menos de 14 anos (el 27.3% con menos de 11) (27). La edad media a la que se habian convertido en sirvientes era de 11.8. Los garzoni eran casi exclusivamente del sexo masculino y, en los anos veinte del Setecientos, representaban el 41% de los chicos de entre 15 y 19 anos residentes en las poblaciones analizadas. Para muchos jovenes, servir consistio en una actividad ligada a una etapa completa de su ciclo de vida, pero eran muchos los criados que regresaban a casa antes de cumplir los 20 anos, es decir, unos cuantos anos antes de casarse: sin duda, la edad media de los contrayentes en su primer matrimonio (Smam) era de 30.5 anos para los hombres y de 25.5 para las mujeres (Doveri, 1993: 432, 442-444 y tabla 6).

Algunas entrevistas realizadas a gente de la Toscana recientemente fallecida, tanto a hombres como a mujeres, a la vez que permiten entrever la dilatada presencia en el tiempo de criadas, denotan un patron similar en lo que respecta al ciclo de vida. Es el caso de Francesco Salvatici, nacido en 1933 en una poblacion cercana a Scarperia (pequena ciudad a unos 30 km de Florencia), en una familia propietaria de algunos terrenos boscosos y con 3 o 4 hectareas de tierras de labor en arrendamiento. Francesco comenzo a servir con 10 anos, aunque solo estuvo poco mas de un ano en una granja que quedaba a treinta minutos andando del domicilio de sus padres (despues solia ir alli a echar una mano). Cuenta que, en aquel tiempo, un gran numero de chicos se dedicaban a servir (incluso mas jovenes que el, y permanecian por largos periodos, en ocasiones hasta que se casaban) (28). De cinco hermanos (vivos), el mas joven sirvio, curiosamente, en la misma granja en la que su hermano mayor habia trabajado durante un ano. Al final, una de sus tres hermanas tambien trabajo como criada en una explotacion agricola, Bruna (1924-2014), aunque las tres llegaron a trabajar en el servicio domestico en Florencia. En los primeros anos del siglo xxi, Bruna escribio una autobiografia muy interesante. Habia comenzado a servir en una granja con 10 anos: un domingo, en mayo de 1934, un campesino de la vecindad visito a su familia y empleo largo tiempo hablando con sus padres, en la cocina (29). Cuando se marcho, estos les explicaron a ella y sus hermanas que aquel vecino les habia sugerido enviar a Bruna a trabajar a su casa como criada (galzona, i. e. garzona) para cuidar las ovejas. Sus padres le dijeron que era ella misma quien debia tomar la decision, y acepto. La retribucion era en especie: maiz ("uno staio di granoturco", sobre 25 kg), un par de vestidos, uno de verano y otro de invierno, dos camisas, una camiseta, un par de medias y un par de zapatos hechos a mano. Aunque su madre lloraba, Bruna se sentia feliz ante la idea de dejar de ser una carga para sus padres y empezar a contribuir al presupuesto familiar; ademas, su vecino habia prometido permitirle ir a dormir a casa cuando ella quisiera. Fue feliz en la familia de sus amos, donde trabajo durante dos anos. Bruna explica que, en el campo, las criadas jovenes tenian que cuidar de las ovejas, mientras las chicas de 18 a 20 anos trabajaban como erbaiole (erba significa hierba) para campesinos con explotaciones grandes y muchas cabezas de ganado estabuladas que no se sacaban a pastar: los chicos y los miembros de la familia con mas edad cuidaban del ganado con las criadas que, entre otras tareas, tenian que recolectar el forraje. Estas sirvientas tenian una retribucion tambien bastante pobre: 100 kg de trigo, ropa y quiza alguna otra pequena cosa. Su prima Antonietta, por ejemplo, que trabajo como erbaiola, recibio de su ama una toalla y un par de fundas de almohada para el ajuar. Cuando Bruna regreso a casa despues de aquella primera experiencia sirviendo, su hermana mayor, Agnese, se marcho a Florencia para trabajar como criada. En 1936, su hermana segunda, Assunta, tambien se fue a servir a la misma ciudad. De modo que Bruna se quedo en casa con sus dos hermanos menores, si bien, en 1938, se encontraba ya en Florencia como sirvienta domestica. Regreso a casa definitivamente en 1943 y se caso en 1948 (30). En definitiva, de los 10 a los 12 anos estuvo empleada en una hacienda agricola, despues regreso a casa, de los 14 a los 19 anos trabajo en la ciudad, en el servicio domestico, y se caso con 24, cinco anos despues de haber dejado de servir.

Me gustaria mencionar otro par de casos procedentes de otra zona de Toscana, la provincia de Grosseto. Sesto Seghi, nacido en 1935 en Selva (Santa Fiora), en una familia pobre y numerosa (su padre trabajo como bracciante y minero), empezo a trabajar como criado agricola con 10 anos; excepto la comida, el alojamiento y alguna ropa usada, solo recibio un queso como retribucion anual por su trabajo. Para su familia, la principal ventaja de enviarlo a servir era, por supuesto, tener una boca menos que alimentar. Sesto estuvo sirviendo durante cinco anos. Del mismo modo, Iride Bassetti comenzo a trabajar como criada en una familia de aparceros de Poggio Montone en 1940, cuando tenia 10 anos, y permanecio alli hasta 1944 (31).

Asi, los datos sueltos y la informacion procedente de Toscana parecen indicar que entrar a servir de muy joven y dejar de hacerlo unos anos despues, por lo general varios anos antes de contraer matrimonio, fue una pauta comun para la poblacion rural de esta region, ya sea en la Epoca Moderna o en la primera mitad del siglo xx.

Algunos datos sueltos relativos a la campina de Urbino, en la region de Las Marcas, al otro lado de los Apeninos, en los siglos xviii y xix, muestran tanto similitudes como diferencias con respecto a la Toscana. En el Setecientos, el porcentaje de criados en la poblacion total fue menor que en las localidades del entorno de Pisa (tablas 4 y 5). Pero, al igual que aqui, los sirvientes agricolas eran principalmente hombres; si bien, en Urbino, el colectivo de mujeres parece que fue algo mas numeroso (en torno al 12%, entre 1705 y 1708, del total de criados de las dos parroquias analizadas, aunque en los anos posteriores crecio todavia mas; vease la tabla 5). Por otra parte, a comienzos del siglo xviii, en las parroquias cercanas a Urbino analizadas, servir fue una actividad en la que su vinculacion a una etapa del ciclo de vida se hizo mas notoria que en las poblaciones de Pisa, al concentrarse entre los 12 y los 33 anos. Por ultimo, entre los criados, eran mas los adultos jovenes ya entrados en la veintena que los que aun no habian alcanzado esta decada, inversamente a lo que mas bien sucedia en la campina de Pisa (figura 3 y tabla 6). Aunque, con el paso del tiempo, el porcentaje de sirvientes menores de 21 anos crecio: en la parroquia de San Donato extra muros, ascendio al 20% en 1705 y hasta el 87.5% en 1881. Asimismo, la edad de los criados mas jovenes decrecio desde los 13 a los 6 anos, pese a que algunas personas continuaron sirviendo con mas de cuarenta anos (tabla 7) (32). En otras palabras, para muchos de quienes tuvieron la experiencia de ser criados rurales (cada vez mas, chicos y chicas (33)), servir fue convirtiendose en una actividad en la que los ninos y los adolescentes tuvieron un protagonismo creciente, aunque tambien se dedicaran a ello adultos con treinta o cuarenta y tantos anos (34).

Estos datos hacen referencia a una muestra pequena y deben ser tomados con precaucion. No obstante, la informacion recopilada por algunos de mis estudiantes (nacidos en torno a los anos noventa) en la Universidad de Urbino, por medio de entrevistas realizadas a sus abuelos, confirman no solo que los criados estuvieron muy presentes en las zonas rurales de Romana y Las Marcas y que solian proceder de familias pobres, sino tambien que se trataba de chicos y adolescentes: en los casos que mis estudiantes pudieron documentar, los criados comenzaron a trabajar entre los 7 y los 17 anos y se mantuvieron en esta ocupacion entre 1 y 8 anos, aunque la abandonaron antes de los 20. Solo hay un caso en el que un sirviente desamparado y analfabeto, llegado de las montanas, permanecio toda la vida en la misma casa, convertido realmente en "uno mas de la familia" (aun vivia en 2014) (35). Por ejemplo, Filomena, nacio en 1931 en Ascoli Piceno (Las Marcas), en una familia pobre y numerosa; con 8 anos tuvo que dejar la escuela y ponerse a servir en una hacienda agricola de su vecindario. A cambio de alojamiento, comida y una pequena suma de dinero tuvo que ocuparse de pastorear y cuidar las cabras. Cumplido un ano, regreso a su casa (36). Domenica nacio en 1931 en una familia campesina de Montecopiolo, en la provincia de Urbino; comenzo a servir en una casa de campo del pueblo vecino de Pugliano con 11 anos y lo dejo con 13; aparte de llevar a pastar al ganado, tenia que cuidar de la hija menor de sus amos. A diferencia de Filomena, ella no tuvo que interrumpir sus estudios, ya que solo trabajaba durante el verano (en la Toscana, Francesco Salvatici tambien continuo asistiendo al colegio, pero sin dejar de trabajar: durante el tiempo en que fue sirviente, acudia a la escuela por las mananas y trabajaba por las tardes (37)). Estos datos y esta informacion, aunque resulten fragmentarios y parcialmente distintos a los de la Toscana, parecen confirmar que la poblacion rural, en especial los pobres, se atuvieron a unas pautas asociadas al ciclo de vida donde estaba presente la labor de servir. Con el transcurso del tiempo, sin embargo, se tendio a dejar de trabajar como criados antes de los 21 anos, a menudo siendo todavia adolescentes; por tanto, varios anos antes de contraer matrimonio. Examinemos ahora otra region.

La investigacion llevada a cabo por Pier Paolo Viazzo, Marco Aime y Stefano Allovio sobre una poblacion italiana de los Alpes occidentales, Roaschia, muestra que, aunque los criados solo constituyesen un pequeno porcentaje de la poblacion, si fue una experiencia bastante comun trabajar como pastores por algunos anos: en un ano tan reciente como 1951, ello implicaba al 15% de los jovenes con edades comprendidas entre los 15 y los 19 anos y a un 62.5% de los chicos de hogares campesinos situados en esta cohorte. Algunos pastores mayores entrevistados por los investigadores destacaron que sus criados (garsouns) procedian de familias campesinas; segun afirmaron, las parejas con bastante descendencia eran felices entregando a sus hijos a los pastores no solo para el verano, sino tambien para el invierno. Los hijos de campesinos comenzaban a trabajar como sirvientes para los pastores entre los 12 y los 14 anos. Dedicaban mas bien periodos cortos de su vida a servir y en torno a los 20 anos solian regresar al domicilio familiar, donde permanecian unos ochos anos aproximadamente antes de casarse. Como en el caso estudiado por Doveri (1993), los campesinos de mediados del siglo xx de Roaschia tendian a casarse tarde, pero no por razones vinculadas a sus experiencias como criados. Por otra parte, la forma de servir establecida en esta zona alpina comportaba un intercambio asimetrico entre diferentes grupos socioeconomicos, en este caso entre campesinos y pastores (Viazzo, Aime and Allovio, 2005).

Roaschia es una poblacion del Piamonte, en la provincia de Cuneo. A comienzos de los setenta, Nuto Revelli dirigio una amplisima investigacion sobre esta zona, para lo cual entrevisto a unas 530 personas de ambos sexos, principalmente campesinos (Revelli 1997, 1977 (1): VII; Revelli, 1985: IX). El resultante de este rico material indica que los criados rurales, de uno y otro sexo, tuvieron una presencia notoria. Con cincuenta de estas entrevistas, he realizado algunas estimaciones cuantitativas: nada menos un 46% de los entrevistados (nacidos entre 1878 y 1937) conto a Revelli que habian dejado la casa familiar para trabajar como sirvientes; una proporcion que fue similar para hombres (46.1%) y mujeres (45.5%) (38). Los chicos se convertian en vachet, vache o vacherot; y las chicas, en servente y vachere. Unos y otros trabajaban principalmente con ganado. Al leer las entrevistas queda claro que los chicos que pertenecian a familias pobres tenian mas probabilidad de acabar como criados, aun cuando tambien los hijos de las familias relativamente acomodadas pudieran serlo de forma ocasional (39). Sin duda, aunque resulte muy alto, el porcentaje referido antes esta subestimado, en primer lugar precisamente por razones sociodemograficas: en efecto, es muy probable que los chicos procedentes de familias pobres que con mas frecuencia se vieron obligados a servir sufrieran una mayor tasa de mortalidad y, por tanto, no alcanzasen una edad avanzada, mientras la gente entrevistada por Revelli eran ante todo personas mayores. Ademas, la entrevistas de Revelli pretendian documentar la vida campesina, pero no abordar de manera especifica el tema de los criados. De modo que, algunos de los que no mencionan haber servido bien pudieron haberlo hecho. Por ultimo, las entrevistas publicadas son versiones editadas, y esta alusion a trabajar como criados podria estar presente en las partes que Revelli no publico (40).

Curiosamente, como en las fuentes analizadas en las paginas previas, las entrevistas de Revelli, las cuales documentan el final del siglo xix y la centuria siguiente, tambien describen la labor de los sirvientes rurales como una experiencia asociada al ciclo de vida, aunque sus rasgos, significado e implicaciones difieran de aquellos en los que el "habito de servir", de acuerdo con Hajnal y Laslett, constituia un componente crucial del Modelo Matrimonial Europeo, por cuanto retrasaba el matrimonio. De acuerdo con mi analisis estadistico de la muestra de 50 entrevistas precitada, los piamonteses entrevistados por Revelli comenzaron a servir entre los 7 y 16 anos (a una edad media de 10.5) y dejaron de trabajar como criados entre los 11 y los 25 (a una edad media de 16.8 anos). Dicho de otra manera, tambien en este caso servir fue una experiencia vivida en la infancia y la juventud a la que se puso fin normalmente anos antes de contraer matrimonio. Muchos de los entrevistados dejan de servir para convertirse en canteros, o emigrar (a Francia, Estados Unidos, Argentina); otros lo abandonaron al ser reclutados para cumplir el servicio militar. Por ejemplo, Giovanni Toselli, un campesino y cantero nacido en 1887, comenzo a servir con 8 anos y lo dejo con 16; despues trabajo como cantero y cuando tenia 17 anos emigro a Francia. Asimismo, Giovanni Battista Giraudo, campesino nacido en 1896, fue criado entre los 11 y los 14 anos, despues cantero, pero al poco tiempo, con 15 anos, comenzo a mercadear con cabras y a los 17 emigro a America. Bartolomeo Garro, por otra parte, campesino y comerciante nacido en 1921, comenzo a servir con 10 anos y siguio hasta los 20, edad a la que realizo el servicio militar (Revelli, 1997: 28-29; 123; 62-63). Anna Giorgis, nacida en 1916, fue vachera con 8 anos y sirvio hasta los 12; despues comenzo a trabajar en una fabrica de hilados. Caterina Brunetto, nacida en 1920, se inicio como sirvienta con 8 anos para una familia que la maltrato y de la que trato de huir a menudo; con 15 anos emigro a Francia, donde trabajo como jardinera, y se caso con 20 (Revelli, 1985: 139, 152-153) (41). Esto no quiere decir que hubiera una ausencia completa de personas que sirvieron hasta el momento de contraer matrimonio: Maria Anna Gondolo, nacida en 1925, con 11 anos, en cuanto termino la educacion obligatoria (que, en realidad, muchos ninos no finalizaban), comenzo a trabajar como serventa y continuo en ello hasta 1946, ano en que se caso: "para mi, casarme significo dejar de servir", sostiene (Revelli, 1985: 185-187). En terminos generales, no obstante, las entrevistas de Revelli confirman el patron mencionado antes, segun el cual los chicos de familias pobres especialmente solian convertirse a menudo en criados rurales a una edad muy temprana para aliviar a sus familias de los costes que acarreaba su alimentacion y acaso tambien para contribuir al presupuesto familiar; pero dejaban este trabajo o se pasaban a otros mejor pagados mucho antes de casarse, por termino medio en torno a los 16 anos (vease tambien Molinengo, 2004: 1617). A veces, despues de trabajar como criadas rurales, las chicas se marchaban a la ciudad para incorporarse alli al servicio domestico. Cesarina Gerbino, por ejemplo, nacida en 1914, comenzo a trabajar en una casa agricola con 9 anos, desde mayo hasta octubre o noviembre, despues iria al colegio durante el invierno y la primavera. Transcurridos unos anos, dejo de servir a causa de que su hermana se habia casado, sus hermanos habian emigrado a Francia y su ayuda era necesaria en casa. Con 18 anos, sin embargo, volvio a servir, pero no ya de criada para un hogar campesino de un pueblo cercano al suyo: tambien ella se marcho a Francia, donde trabajo como camarera, ninera y cocinera en familias de clase media de Avignon y Digne. En 1938, al fallecer una de sus hermanas, regreso a casa y no volvio servir ya mas; se caso un par de anos despues (Revelli, 1985: 250).

Resulta significativo que la persona mas joven de cuantos llegaron a ser criados rurales en la muestra de Revelli que he analizado nacio en 1923; la Segunda Guerra Mundial y la rapida modernizacion subsiguiente de Italia fueron una divisoria tras la cual entro en declive la costumbre de servir en haciendas agricolas, aun cuando aun estuviera presente en los anos sesenta. En el Piamonte, algunos creen que el factor crucial que determino la desaparicion de los criados rurales fue la introduccion del "vache electrico" (Molinengo, 2004: 14); esto es, de los vallados electrificados que permitieron prescindir de las personas que cuidaban del ganado. En tanto que faceta de la modernizacion, la proliferacion de vallas electrificadas ciertamente forma parte de la causalidad. Aunque, en ultima instancia, a la desaparicion de los criados rurales contribuyen otras transformaciones economicas, sociales y culturales de mayor alcance y caracter mas global, que afectan al mundo rural y su vinculo con un ambito urbano en expansion.

Las ferias

"Todavia me entran ganas de llorar cuando pienso en los anos de mi infancia. Mi madre nos llevo a la feria de vache (sirvientes), la feria de la Anunciacion de la Virgen Maria, el 25 de marzo, en Prazzo. Tenia cinco hijos, todos para "ser alquilados". Los pastores estarian alli". Buscaban criados y negociaban las condiciones laborales, retribuian a los padres de los chicos y, a veces, a estos ultimos. "El primer ano (...) aun no habia cumplido los 7 anos", cuenta Pietro Abello (Revelli, 1997: LXXXVIII). Un gran numero de fuentes orales y escritas hacen referencia a los mercados y las ferias donde los ninos y las ninas eran affittati, es decir, dados en alquiler o alquilados, un termino sorprendente para los italianos de hoy, por cuanto en la actualidad se emplea normalmente solo con respecto a viviendas, coches y otros bienes materiales; aunque, desde una perspectiva historica, apenas difiere del vocablo latino locatio, utilizado en el lenguaje juridico (locatio operis, locatio operarum) para definir contratos laborales (42). Varias de las personas entrevistadas por Revelli, por ejemplo, mencionan un mercado de alquiler que tenia lugar en Barcelonnette, en la vertiente francesa de los Alpes (Revelli, 1997: LXXXVII).

Los historiadores italianos interesados en la historia de los criados rurales nunca han profundizado en las ferias de alquiler, que yo sepa. Sin embargo, en la lectura de testimonios y memorias, aflora a la superficie bastante informacion (dispersa) sobre la presencia de dichas ferias. Por ejemplo, en Emilia Romana, en el norte y centro de Italia, el mismo dia citado en el testimonio de Pietro Abello, el 25 de marzo, se denominaba significativamente "Madonna dei garzoni", a saber, Virgen de los criados agricolas, debido a que en el solian celebrarse ferias para alquilar a chicos y chicas (Poni, 1982: 316; Dondi 1995-1996: 300). Hay incluso poemas escritos en dialecto por Aldo Spallicci (1886-1973), Berto Marabini (1905-2003) y Giuliana Rocchi (1922-1996) dedicados a la "Madonna dei garzoni" (43). Curiosamente, estas ferias tambien existieron en el sur de Italia, donde la presencia de sirvientes se considera, por lo general, de escasa relevancia.

Tal es el caso de la denominada "Madonna di valani", esto es, la feria que se celebraba el 15 de agosto ante la principal iglesia de Benevento (en Campania), donde los chicos se "vendian" y "compraban" para convertirse en valani (o gualani): el vocabulario empleado en este contexto es, sin duda, todavia mas duro que el empleado en el norte de Italia. A estos muchachos se les solia alquilar como sirvientes bajo un contrato laboral de un ano que comenzaba y finalizaba cada 8 de septiembre. Este dia, cuando amos y criados se reunian en la plaza para iniciar un nuevo periodo de trabajo, quienes aspiraban a servir pero aun no disponian de empleo tenian una nueva oportunidad para encontrarlo. A comienzos de los anos cincuenta, las inhumanas condiciones de vida y trabajo de estos chicos se denunciaron y compararon con el comercio de esclavos, lo que promovio un debate en el que se implicaron varios intelectuales, la discusion llego al Parlamento y merecio asimismo la atencion del presidente de la Republica, Luigi Einaudi. Habia nacido en el Piamonte, en 1874, en concreto en la provincia de Cuneo, donde Revelli realizo mas tarde sus entrevistas, y sabia muy bien que, tambien en el norte de Italia, no solo en el sur, existian ferias donde los chicos destinados a trabajar como criados rurales se alquilaban. Sin embargo, no llego a reprobar este tipo de ferias y mercados, creyendo que, si se privilegiaba la negociacion, se mejorarian los salarios --de hecho, era partidario del liberalismo economico--. A su juicio, la solucion no estaba en prohibir estos encuentros, sino en modificar las condiciones economicas que forzaban a los ninos del sur de Italia a aceptar unas retribuciones exiguas (Landi, 2012: 38-45; Gelsomini, 2011: 267-268; Einaudi 2001: 896). Pero, a pesar de la defensa del presidente, la feria de Benevento, la cual violaba varias leyes italianas sobre trabajo infantil, contratacion, seguros, etc., se prohibio. Durante un tiempo, la poblacion continuo de manera secreta con la practica de "comprar" y "vender" chicos, si bien fue declinando hasta desaparecer a finales de los cincuenta. La condena fue tal que la feria llego a desaparecer finalmente de la memoria colectiva. A Elisabetta Landi, quien ha investigado en fechas recientes sobre esta materia, le resulto dificil encontrar gente dispuesta a hablar sobre ello (Landi 2012). Quienes se vieron afectados durante su infancia por este mercado todavia sienten aquella experiencia de servir como una deshonra merecedora de ser ocultada; un hecho que parece confirmar el caracter particularmente estigmatizante que--al margen de la feria--tenia el trabajar como sirviente en el sur de Italia, tal como se pone de manifiesto en varios estudios (Sarti, 2007: 23-25).

A diferencia de las ferias del norte de Italia, en lasque tambien habia chicas, la de Benevento era exclusivamente masculina, aunque acogia tanto a ninos como a adultos. Si bien, en opinion de Francesco Romano, el abogado de esta poblacion que denuncio la feria por primera vez, en 1950, la mayor parte eran jovenes de 11 y 12 anos procedentes de familias de asalariados o sin recursos (44); lo cual coincide con las declaraciones que hicieron los entrevistados por Landi. Segun Crescenzo Iadanza, solo los ninos procedentes de familias muy pobres o numerosas, huerfanos e ilegitimos acababan trabajando como valani; desde los 7 u 8 anos hasta los 12 o 13, tenian que vivir con sus amos permanentemente, mientras los trabajadores adultos podian regresar a su domicilio con regularidad; los mas pequenos solian cuidar de las ovejas, pero, a partir de los 14 anos, ya comenzaban a trabajar en el campo (Landi, 2012: 27-28, 36, 68-73). En otras palabras, aun cuando los criados rurales de Benevento contaban con un perfil particular, en parte distinto al observado en otras regiones italianas, alli tambien los sirvientes resultaban ser, mas bien, jovenes pertenecientes a familias sin recursos.

Tanto el debate que tuvo lugar a inicios de los anos cincuenta como algunas de las entrevistas realizadas por Landi desvelan la existencia de ferias similares a la de Benevento en otros lugares del sur de Italia, tales como Avellino (Landi, 2012: 18, 58). Su investigacion podria constituir una fuente de informacion adicional sobre los criados rurales en aquellas areas en las que la presencia de sirvientes agricolas se considera, por lo general, como un fenomeno casi inexistente; lo cual nos permitiria elaborar un panorama mas nitido sobre las diferencias y similitudes asociadas a los distintos contextos historicos, geograficos, economicos, sociales y culturales de Italia y Europa. En la zona de Benevento, por ejemplo, es interesante advertir que las grandes propiedades (latifondi), tipicas de otras areas del sur de Italia, no existieron. La propiedad de la tierra estuvo bastante fragmentada: prevalecieron los pequenos patrimonios y los grandes propietarios tendieron a arrendar sus tierras mediante contratos de enfiteusis o aparceria (Landi, 2012: 23-29; Delille 1983: 132). Una particularidad que quiza contribuya a explicar por que en este territorio los sirvientes agricolas no fueron en absoluto infrecuentes.

Asimismo, la historia oral podria ayudarnos a ampliar nuestro conocimiento de este fenomeno. A partir de las palabras de Giovanni Di Martino (nacido en 1917) y de Salvatore Licitra (1945) sabemos, por ejemplo, que tambien en Sicilia los ninos de 7 y 8 anos solian comenzar a trabajar como criados en la masserie (una especie de mansion agricola) en la que se ocupaban de cuidar las ovejas generalmente (45).

Conclusion

En este articulo, he tratado de clarificar el alcance y las peculiaridades del trabajo desempenado por los criados rurales en Italia desde la Epoca Moderna hasta el pasado reciente. Para ello expuse en primer lugar las ideas desarrolladas por especialistas en esta materia tales como Hajnal y Laslett en particular: aun cuando sus opiniones ya han quedado en parte superadas por investigaciones posteriores, ellos nos proporcionaron un coherente marco interpretativo que ha constituido un valioso punto de partida. Si bien Italia no ha tenido una posicion nada clara en las primeras versiones de sus geografias historicas sobre las formas de familia en Europa y los sistemas de formacion familiar, segun la clasificacion de Laslett de 1983, la Europa mediterranea se caracterizo por tener una temprana edad de acceso al matrimonio para las mujeres, altas tasas de nupcialidad, una elevada significacion de los hogares complejos y cierta presencia de los life-cycle servants.

Con la intencion de cuestionar la falta de congruencia que presentaban las especulaciones referidas a Italia, en primer lugar, he tratado de recordar la variabilidad que entrana la propia nocion de Italia, a la vez que he ofrecido algunos datos sobre la parte del Tirol hoy incluida dentro del Estado italiano, donde, en el siglo xix, el porcentaje de criados con respecto al total de la poblacion fue sorprendentemente elevado. Despues, como ya hicieran antes otros expertos, en particular Barbagli, he mencionado el caso de Cerdena, una isla situada en el corazon mismo del Mediterraneo que contradice de forma radical las suposiciones de Laslett sobre el area mediterranea: en verdad, los habitantes de Cerdena se casaban tarde y optaban por las familias simples y neolocales, con suma frecuencia despues de haber trabajado largo tiempo como sirvientes. A continuacion, he recopilado un amplio abanico de datos cuantitativos sobre los criados rurales en la peninsula italiana a fin de poder determinar, en la medida de los posible, su verdadera relevancia. Si bien estos datos, expuestos a grandes rasgos, confirman la idea de Laslett, y asimismo de Reher, de que, en Italia, la presencia de sirvientes rurales no fue muy comun, examinados mas de cerca revelan unos profundos e interesantes contrastes.

Son varios los contextos en los que se han hallado porcentajes de criados rurales por encima del 6% de la poblacion--cifra considerada por Hajnal como divisoria entre los sistemas de formacion familiar occidental y oriental--y hasta iguales o superiores al 9%--estimado por Reher como valor maximo en el sur de Europa (pese a reconocer la gran diversidad interna de esta area). En especial, hay que citar Lombardia, en el norte de Italia, asi como Toscana y Las Marcas, en la Italia central. De modo que los datos relativos a Italia no corroboran las ideas de Hajnal y Laslett acerca de los rasgos que definen las diferentes partes de Europa (ni tampoco, en parte, las de Reher).

Pero no es que los resultados de la investigacion sobre el caso italiano rebatan unicamente las geografias historicas de Hajnal y Laslett; tambien ponen en entredicho el propio fundamento de sus hipotesis. Si en el sur de Italia, donde la presencia de criados rurales fue escasa, prevalecieron ampliamente las familias simples, en las zonas del pais donde fue elevado el porcentaje de sirvientes entre la poblacion rural, fueron comunes, por el contrario, las familias complejas, en especial entre los aparceros y otros campesinos arrendatarios, que optaron por contratar a criados residentes antes que a asalariados, cuyas familias solian ser mas bien simples. Asi pues, la casuistica italiana analizada en este articulo no confirma en modo alguno la idea sugerida por Hajnal y Laslett de establecer una asociacion estricta entre life-cycle service y familias simples y neolocales, y a su vez de considerar esta manera de servir poco comun alli donde eran numerosas las familias complejas.

Asimismo, el caso italiano entra en contradiccion con la idea de que el life-cycle service implico a menudo la circulacion de jovenes por hogares de su misma posicion social; y, en cambio, reafirma la hipotesis de Reher, para quien los criados del sur de Europa sirvieron, por lo general, en casas de un nivel social mas elevado que el suyo (Reher, 1998: 206). De hecho, como se ha podido apreciar en las paginas previas, los sirvientes no solo se distribuyeron de forma desigual entre familias de diferente condicion social, como las de los braccianti (asalariados temporales) y los mezzadri (aparceros). A menudo tambien tenian un origen social distinto del de sus amos. Las fuentes en las que se centra este articulo, tanto las escritas como las orales, mas la literatura restante que aborda los diferentes contextos italianos, inducen a pensar que, en Italia, los sirvientes rurales procedian, las mas de las veces, de familias sin recursos (o bien eran huerfanos, expositos o ninos ilegitimos). En el siglo xx, en lo que respecta al sur, el trabajo desempenado por los criados rurales parece estar reservado en exclusiva a los hombres (aunque es necesario seguir investigando sobre este asunto); sin embargo, en el norte y centro de Italia, involucro a jovenes de ambos sexos. En la medida en que las fuentes relativas a las centurias anteriores muestran, contrariamente, unos porcentajes de hombres muy elevados, es de suponer que alli la presencia de criadas fue incrementandose con el paso del tiempo (aunque este es otro tema pendiente de verificacion).

Ante el hecho de que los criados fueran mas numerosos en aquellas areas rurales italianas en las que la edad de acceso al matrimonio era bastante alta, este articulo examina ademas si hubo algun tipo de vinculo entre la presencia significativa de criados rurales y el matrimonio tardio. Si bien este fue el caso del Tirol y Cerdena, numerosas fuentes de otros lugares de Italia (46) contradicen el supuesto de que el life-cycle service implicara la circulacion de jovenes por diversos hogares hasta reunir los recursos necesarios que precisaban para casarse, lo cual contribuia a retrasar la boda. Sin duda, las fuentes e investigaciones italianas denotan la existencia, en el ambito de los criados, de unos comportamientos vinculados al ciclo de vida distintos a los descritos por Hajnal, Laslett, Kussmaul (1981) y otros expertos, segun los cuales el trabajo de los sirvientes duraba hasta el momento en que tomaban el estado matrimonial. En efecto, el modelo italiano (probablemente mas comun) que desvelan las fuentes analizadas alude principalmente a jovenes y adolescentes; en el, el trabajo de los sirvientes podia interrumpirse durante periodos en los que se regresaba al propio hogar y finalizaba, por lo general, varios anos antes de que se contrajese matrimonio. Como ha quedado dicho, no hay indicios que indiquen que, en Italia (al margen de Cerdena), la labor de los criados rurales se concibiera como una via de acumulacion de recursos para poder casarse, salvo el servicio domestico desempenado en las ciudades, que si podria responder a este proposito (47).

Mientras que las cifras cuantitativas agregadas referidas en las paginas anteriores (no las desagregadas) confirman, como se ha dicho, la hipotesis de Reher que considera la presencia de criados en el sur de Europa inferior, por regla general, al 9% del total de la poblacion, el "modelo italiano" precitado podria haber contribuido a hacer casi invisible la figura del criado en fuentes tales como los registros parroquiales y los censos, debido a que, por una parte, se comenzaba a servir a una edad muy temprana y, por otra, venia a ser un trabajo mas bien de corta duracion y fragmentado. Una peculiaridad que, per se, al reducir el numero de personas empleadas simultaneamente como sirvientes, contribuyo a mantener bastante bajo el porcentaje de criados con respecto a la poblacion total, incluso donde y cuando el numero de personas involucradas en esta ocupacion podria ser relativamente alto, como ponen de manifiesto particularmente las fuentes y los estudios relativos al Piamonte. Esta forma de servir pudo haber cobrado todavia mas invisibilidad a medida que se introdujo y se fue extendiendo seguidamente la asistencia a la escuela obligatoria: los padres que enviaban a sus hijos a servir, y que, por consiguiente, les impedian acudir a la escuela, tenian especial cuidado en ocultar este hecho; mientras que los chicos que fueron al mismo tiempo trabajadores y estudiantes solian clasificarse unicamente como estudiantes (algunos de ellos iban al colegio unas pocas horas al dia y despues se marchaban a trabajar; otros acudian a clase ciertos meses al ano tan solo; habia quienes trabajan durante el verano, aprovechando las vacaciones escolares). Encuestas basadas en otras fuentes, especialmente entrevistas, parecen confirmar de un modo indubitable que el recurso a servir, entre la poblacion rural italiana, tuvo un mayor alcance del que cabria esperar a partir de los datos cuantitativos tomados unicamente de status animarum, censos y catastros. Si bien todavia son necesarias mas investigaciones para poder establecer afirmaciones concluyentes sobre esta materia.

Las fuentes cualitativas analizadas en este articulo parecen denotar un tipo de life-cycle service en el que, por lo general, no se establecia una ruptura de los lazos familiares. Mas bien sucedia lo contrario: los chicos se enviaban con frecuencia a servir para aliviar a sus familias y quiza para contribuir al presupuesto familiar. Tal como se pone de manifiesto en casi la totalidad de los testimonios, es significativo que, si se hacia una retribucion al criado, bien en especie, bien en dinero, mas alla de la comida, el alojamiento y el vestido, normalmente se pagaba a los padres, al menos en los primeros anos de trabajo. Ademas, son varios los casos en los que los chicos se marchaban de sus hogares y regresaban a ellos en sucesivas ocasiones, sobre todo cuando la experiencia de ser criado fue un hecho fragmentario o sus familias necesitaban de su ayuda. Por ultimo, y aunque no le haya prestado aqui una atencion especial a este asunto, al menos debe mencionarse que, para los huerfanos y expositos, convertirse en criado rural podia suponer una oportunidad para establecer algun tipo de vinculo mas o menos familiar, ello aun cuando tambien hubiera tras de si una buena dosis de explotacion. Si, por un lado, los casos analizados ponen de manifiesto que seria erroneo pensar que servir podia resultar un fenomeno debilitador de los lazos familiares (48), como advirtio Reher, por otro, las idas y venidas al hogar familiar llevadas a cabo por los chicos de familias pobres que acudian a servir parecen restringir la aplicabilidad de la tesis de Reher, segun la cual, en el Mediterraneo, los jovenes dejaban a sus familias de un modo permanente (si es que las dejaban) solo tras casarse, no a edades tempranas. Si bien, al mismo tiempo, se confirma su opinion de que, en el sur de Europa, "la casa paterna continuo siendo la base para una mayoria", tambien para quienes trabajaron como criados, hasta que contrajeron matrimonio y con posterioridad a esta fecha para quienes continuaron viviendo con sus padres despues de su boda (Reher, 1998: 207). Un puzle complejo que merece ser investigado en profundidad. En este articulo, he tratado de esbozar una imagen reuniendo una serie de informacion dispersa procedente de fuentes distintas, y haciendo referencia, ademas, a contextos y periodos diferentes. Un esfuerzo util, espero, de cara a formular hipotesis, aunque, como es obvio, insuficiente para determinar peculiaridades geograficas, historicas, sociales y culturales y llegar a ciertas conclusiones solidas. Para ello es preciso llevar a cabo de forma sistematica muchas mas investigaciones (49).

Notas

(1) Este trabajo forma parte del proyecto de investigacion Familia, desigualdad social y cambio generacional en la Espana centro-meridional, 1700-1900, referencia HAR2013-4890-C6-6-R, financiado por el Ministerio de Economia y Competitividad de Espana. Se han presentado diversas versiones de este articulo al seminario Servants and Domestic Workers in Rural Europe XVI to XIX Centuries. Regional Diversity and Form of Dependence / El trabajo domestico y sirviente en la Europa rural, Siglos XVI-XIX. Diversidad regional y formas de dependencia (Albacete, Universidad de Castilla-La Mancha, 21 y 22 de noviembre de 2013) y a la Rural History Conference (EURHO) (Girona, Universitat de Girona, 7 al 10 de septiembre de 2015). Asimismo, la investigacion que se aporta en este articulo se publicara, en una version mas reducida, bajo el titulo Rural Life-Cycle Service: Established Interpretations and New (Surprising) Data: The Italian Case in Comparative Perspective (Sixteenth to Twentieth Centuries), en Jane Whittle (ed), Servants in Rural Europe, c. 1400-c. 1900 (Boydell & Brewer, en imprenta). Agradezco a los organizadores y participantes de estas reuniones sus comentarios. Mi agradecimiento tambien a los revisores anonimos de Mundo Agrario y a Patrizia Delpiano por sus sugerencias. Trad. de este articulo al espanol: Ana Isabel Sanz Yague.

(2) Boarelli sustituye el nombre de los autores por pseudonimos (2007: 27).

(3) Franco, 26 marzo 2010, 19:08, http://lacampagnappenaieri.blogspot.it/2010/03/25-marzo-festa-della-madonna- dei.html?showComment=1269626923150#c7542499362430615582, "I ragazzi del bracciantato che avevano finito gli studi (cosi si diceva allora dopo il conseguimento della terza elementare) andavano quasi tutti a fare i garzoni".

(4) Testimonio de Francesco Salvatici, entrevistado a peticion mia por su hija, la historiadora Silvia Salvatici, en septiembre y octubre de 2005. Estoy muy agradecida a Silvia puesto que, al conocer mi interes por el tema de los criados, me hablo del caso de su padre y se ofrecio a entrevistarlo en mi nombre (el acepto con amabilidad).

(5) Definir que es un criado es siempre dificil (Sarti, 2005a). En este articulo, considero criados a quienes son definidos como tales por las fuentes (servo, servente, serventa, servitore), a quienes son denominados con terminos que fueron o son sinonimos de criado en los contextos analiticos (famiglio, garzone) y a aquellas personas que, pese a ser designadas de otra manera, vivieron y trabajaron en hogares donde establecieron una relacion de dependencia con sus amos. Con todo, puesto que este trabajo se basa, en parte, en bibliografia existente, acepto las definiciones utilizadas en los textos de los que tomo datos e informaciones, si bien utilizan generalmente las mismas categorias que yo.

(6) "The substantial proportion of persons who turn out to be living in the households of others, other than those into which they were born, looks to us like something of a sociological discovery" (Laslett, 1969: 219). Vease tambien Laslett (1965: 12-13, 244).

(7) Laslett (1983: 559). Entre los anos setenta y ochenta, tambien otros autores, como MacFarlane (1978), destacaron esta vinculacion.

(8) Pese a que Hajnal manifesto su intencion de no adentrarse en los interrogantes del sur de Europa, Finlandia y los paises balticos, expuso algunos datos dispersos que hacian pensar en la existencia, al menos en ciertas partes de aquellas regiones, de un acceso al matrimonio bastante temprano durante los siglos XVII y XVIII, asi como de unas formas de familia diferentes a las observadas en la Europa noroccidental (Hajnal, 1983: 96-97).

(9) La bibliografia que aporto en mi articulo confirma estas afirmaciones (Sarti, 2007).

(10) 13.3 y 13.4 respectivamente, vease Szoitysek (2009: 60); Laslett (1977a: 103; 1977b: 32).

(11) Al mismo tiempo, Chacon Jimenez y Perez Ortiz (2004) advertian que, en fuentes tales como los censos y catastros, habia personas afines en termino laborares (veanse los jornaleros) que, sin embargo, presentaban condiciones de vida muy distintas. Ello debido a diversos motivos. Las relaciones familiares y las redes sociales, a las que tambien han de anadirse las relaciones de dependencia, desempenaban un papel esencial.

(12) Para un rastreo bibliografico sobre este tema hasta los primeros anos del siglo xxi, vease Sarti (2007: especialmente 23-25, 28-35).

(13) A partir de una investigacion que ha sobrepasado las fronteras tematicas y cronologicas de los primeros estudios dedicados a los criados rurales, entre los que cabe citar principalmente a Kussmaul (1981), Whittle (2005a: 57), por ejemplo, ha destacado que "los criados, hombres y mujeres, no se distribuyeron de un modo regular entre los hogares". Ella, para quien las diferencias sociales y economicas fueron aspectos a destacar, llego a la conclusion de que "los patrones de contratacion de los sirvientes se vieron influenciados tanto por la riqueza del hogar como por su regimen de produccion".

(14) En opinion de Hajnal, la clase de criados a la que el se refiere era tipica del ambito rural. Dice asi: "Purely domestic servants (often especially numerous in cities) or household heads whose occupation is 'servant' [were] clearly different from North-West European rural servants" (Hajnal, 1983: 97). Reher alude tanto a las zonas rurales como a las urbanas, si bien los bajos porcentajes de sirvientes que el hallo en el conjunto de la poblacion responden principalmente a la baja incidencia de este colectivo en el marco rural. Vease Reher (1998: 206): "In Spain and other southern European societies, on the other hand, even though there were servants in both rural and urban settings, since the Middle Ages it appears to have been for the most part a job that took young people into households of higher social standing and affected only a small part of the young population in rural areas".

(15) Bongino, A., "Relazione dei vari progetti sovra diverse materie che riflettono la Sardegna", en Bulferetti, L. (ed.), Il riformismo settecentesco in Sardegna, Cagliari, Editrice Sarda Fossataro, 1966, vol. I, pp. 129-379 (p. 224), cit. en Barbagli (1989: 113): "l'uso ha stabilito che alcuno non si mariti se prima quanto ai maschi non sono provveduti di buoi e attrezzi diversi inservienti alla agricoltura, e le femmine del letto e d'altri mobili ed utensili familiari. Li poveri non trovando chi li soccorra non hanno altro mezzo per procurarsi il capitale necessario a fornire delle cose anzidette, salvo quello di prestare le loro opere servili, mediante mercede, sicche volendosi un giro d'anni per poterlo combinare, non sono quindi in caso di contrarre matrimonio che intorno all'eta di 30 anni e perdono intanto nell'esercizio servile il tempo pio proprio alla generazione".

(16) Han sido varios los autores que han puesto de relieve la necesidad, para los sardos, de disponer de una casa independiente con vistas al matrimonio. Veanse, por ejemplo: Baldacci (1952: 11): "Una delle condizioni tuttora osservate nella Sardegna rurale e pastorale, affinche il matrimonio possa essere effettuato, e che l'uomo si provveda di una casa"; Ortu (1990: 326): "In casa dei genitori si e comunque servi, zerakkus, come presso il padrone. Chi vive in casa propria e invece signore di se stesso, della moglie e dei figli". La proporcion de sirvientes entre la poblacion continuaria siendo elevada bien entrado el siglo xx. Como destaca Cannas (2006-2007: 30), segun el censo de poblacion italiano de 1951, constituian el 4.1% de la poblacion activa de la isla, mientras en el conjunto de Italia el porcentaje fue tan solo del 1.9%.

(17) Foreman-Peck (2011); Zucca Micheletto (2011); Dennison y Ogilvie (2014).

(18) Mientras en Escocia y Suecia se reconoce la presencia del sirviente casado y no residente, (Devine, 1984 and 1999; Lundh, 1999), en Islandia el crecimiento demografico y el cambio economico dieron lugar a que proliferasen los criados solteros, residentes y entregados a servir de por vida (Guttormsson, 1988: 367-369).

(19) "There is also ample evidence of the importance of servants in other northern European societies, where numerous studies suggest that between 9 and 17 percent of the total population were servants. (...) Despite substantial regional variation, everywhere in ancien regime Spain percentages of servants are far below those found in northern Europe. Much the same appears to hold in the rural areas of Portugal, Italy, and perhaps in Greece as well" (Reher, 1998: 206).

(20) Por el contrario, en la campina de Bolonia, a mediados del siglo xix, las diferencias entre el llano y la montana fueron escasas. Los datos proporcionados por Angeli y Bellettini muestran que un 3.2% de la poblacion del llano y un 3.1% de la que residia en las montanas fue sirviente (Angeli, 1990: 90-91; Angeli, Bellettini, 1979).

(21) Archivio Arcivescovile di Urbino, Archivio di Pallino, San Martino di Pallino, vol. 19, Stati d'anime 1708-1878, 8.

(22) Elaboracion propia de los datos proporcionados por Di Tullio (2009b: 314-315). Agradezco el autor el envio de sus articulos.

(23) En la Toscana rural, la palabra pigionali hace referencia a los trabajadores manuales carentes de tierra y empleados por dias, los cuales se vieron obligados a vivir en casa de alquiler, en lugar disponer de ella en propiedad. El significado del termino es mas o menos equivalente a braccianti (Baragli, 2006: 16). En la muestra de Doveri, el 86.4% de los garzoni prodecia de familias de pigionali. Los hijos de viudas eran quienes con mas probabilidad se convertian en sirvientes (Doveri, 1993: 435-436).

(24) Pasolini representa una excepcion (1890: 263). Para ella, los sirvientes fueron considerados miembros de la familia y narra la historia de un exposito que, despues de trabajar como criado, llego a ser aparcero. Esta claro que rehuye los conflictos sociales, al tiempo que persigue una vision armonica de la sociedad.

(25) Sobre estas materias, vease: Barbagli (1996, 19841: 215-216; 1987); Benigno (1989); Viazzo (2003); Sarti (2002: 61-64, 72-73).

(26) Barbagli (1996, 19841: 240) hace referencia a: Michele Luzzati, Toscana senza mezzadria: il caso pisano alla fine del Medioevo, en Contadini e proprietari nella Toscana moderna. Atti del Convegno di studi in onore di Giorgio Giorgetti, Firenze, Olschki, 1979, vol. 1, pp. 279-343.

(27) En mi anterior articulo (Sarti, 2007: 30), incorrectamente escribi que el 85% de los criados tenia menos de 14, en lugar de decir que el 85% de los criados habia comenzado a trabajar antes de los 14 anos.

(28) Vease nota 4.

(29) La autobiografia se comenzo en la Navidad de 2005, cuando la sobrina de Bruna, la historiadora Silvia Salvatici, dio a su tia un cuaderno, incitandola a escribir sus memorias. Bruna las acabo de escribir el 3 de agosto de 2007: Bruna Salvatici, Memorie, manuscrito, actualmente en poder de Silvia Salvatici.

(30) Bruna Salvatici, Memorie.

(31) Baragli (2006: 124-125). Baragli hace referencia a I. Santoni, La tribo dispersa: Amiata e Maremma: i nonni si raccontano, Poggibonsi, Lalli, 1995, pp. 70-76.

(32) Asimismo, Antoinette Fauve-Chamoux (1997: 61-63) ha encontrado un alto porcentaje de sirvientes rurales de muy corta edad en algunas poblaciones de los Pirineos (en particular, en Espeche, donde el 62% de todos los criados que habia en 1793 eran menores de 15 anos); y ha interpretado esta circunstancia como la perduracion de un patron medieval. En la campina de Urbino, por el contrario, ponerse a servir a una edad muy temprana fue mas bien un fenomeno del siglo xix.

(33) En cambio, en el contexto rural de Lombardia, el numero de criados y criadas fue equivalente ya en el siglo xvi; los chicos comenzaban a servir a una edad mas temprana que las chicas (muchos de ellos entre los 10 y los 15 anos) y lo dejaban antes (Di Tullio, 2016, Fig. 3).

(34) Al parecer, considerar el casamiento como limite final se identificaria mas con el periodo inicial del siglo xviii que con el siglo xix, pero es necesario seguir investigando en esta materia.

(35) De los veintidos estudiantes que entrevistaron a los miembros de su familia, seis encontraron informacion sobre criados y documentaron nueve casos de personas que habian trabajado como sirvientes rurales durante su infancia o juventud.

(36) Entrevista realizada por L. B. a su abuela F. M., 19.02.2014.

(37) Vease nota 3.

(38) He analizado las primeras 50 entrevistas publicadas por Revelli (1997, 1977 (1): 5-248), exceptuando la del parroco Aurelio Martini (Revelli, 1997, 19771: 227-230). Pertenecen a 39 hombres y 11 mujeres. Para otras narraciones que abordan la experiencia de los criados rurales en esta zona, vease especialmente Fenoglio (1954).

(39) Por ejemplo, Cesarina Gerbino, nacida en 1914, quien dice no proceder de una familia "pobre", ya que disponian de suficiente comida, no dormian nunca en establos y contaban siempre con sabanas limpias, comenzo a trabajar como criada rural con 9 anos, vease Revelli, 1985: 247-248.

(40) Seria muy bienvenido, por descontado, un analisis sobre todas estas entrevistas, custodiadas en el Archivo Revelli. Vease http://www.nutorevelli.org/: http://www.nutorevelli.org/archivi archivio.aspx.

(41) Los casos tomados de Revelli (1985) no estan incluidos en la muestra que utilizo para llevar a cabo mi analisis cuantitativo.

(42) Sobre los contratos de trabajo como una especie de locatio en los debates de los siglos xvii y xviii, vease Pesante (2013).

(43) Los poemas pueden consultarse en: http://lacampagnappenaieri.blogspot.it/2010/03/25-marzo-festa-della-madonna- dei.html?showComment=1269590881687#c1956363033198560338.

(44) Francesco Romano, "Uomini venduti in cambio di sacchi di grano. Come da secoli nel giorno della Vergine", Il secolo nuovo, Benevento, 1950, p. 90, citado en Landi (2012: 98-99).

(45) El testimonio oral de Giovanni Di Martino se guarda en el Archivio degli Iblei, accesible en Internet. Veanse http://www.archiviodegliiblei.it/index.php?it/427/fratelli-dimartino; http://www.archiviodegliiblei.it/index.php? it/435/garzone-in-campagna; el testimonio de Salvatore Licitra tambien se alberga en este archivo: http://www.archiviodegliiblei.it/index.php?it/236/salvatore-licitra. A ambos se accede asimismo a traves de Memoro, veanse http://www.memoro.org/it/Bambini-al-lavoro-al-pascolo-e-nelle-stalle 11566.html; http://www.memoro.org/it/Garzone-in-campagna 11773.html. En Valussi (1968: 92) se hace alguna mencion a la presencia de garzoni en Sicilia.

(46) Dos parroquias rurales proximas a Urbino constituyen la excepcion en 1705-1708, vease la figura 3.

(47) Cabe senalar que Hajnal (a diferencia de otros expertos en la materia) considero el servicio domestico urbano como un hecho al margen de la "institucion" del life-cycle service que fue su objeto de atencion. Dice asi: "Purely domestic servants (often especially numerous in cities) or household heads whose occupation is 'servant' [were] clearly different from North-West European rural servants" (Hajnal, 1983: 97). Sobre el papel otorgado a la accion de servir para acumular recursos a fin de poder casarse en la Inglaterra rural entre 1450 y 1650, vease Whittle (2005b: 104), quien concluye lo siguiente: "the skills and money acquired during service were an important element of preparation for marriage, especially for the sons and daughters of labourers"; sin embargo, "although service was an essential stage in many people's life cycle, the acquisition of a farm of ten acres or more depended on inheritance or receiving a significant cash bequest". Un ejemplo frances sobre la capacidad de los sirvientes domesticos para acumular recursos de cara al matrimonio puede verse en Boudjaaba (2008: 146). Para un analisis comparativo entre criados, celibato y matrimonio, vease Sarti (2007, 2008), donde se aporta mas bibliografia. Conviene destacar que las criadas urbanas podian permanecer solteras durante toda su vida, como destaca especialmente Salinari (2004), quien, en su analisis del caso de Florencia en el siglo xix, llega a la conclusion de que el servicio domestico urbano no fue una experiencia sujeta a una etapa del ciclo vital, sino un trabajo de por vida que llevo consigo el celibato permanente.

(48) No obstante, es preciso recalcar que quienes han estudiado a los criados rurales de Inglaterra y del norte de Europa tambien alegaron que dejar el domicilio familiar "fue siempre un proceso que, mas que acometerse como una transicion pautada a una determinada edad, tuvo lugar a lo largo de varios anos" y "sin comportar una ruptura de los lazos establecidos con el hogar familiar" (Van Poppel and Oris, 5). Richard Wall se percato del "caracter gradual" de este proceso de marcharse de casa ya en 1978 (Wall, 1978: 200), del mismo modo que un par de anos despues Kussmaul (1981: 73) ponia de manifiesto que "algunos sirvientes retornaban a casa por uno o dos anos en medio de su carrera como criados".

(49) En cierto sentido, el creciente interes que he desarrollado en los ultimos anos va en la direccion sostenida por Alfani (2014).

Bibliografia

Alfani, G. (2014). Back to the Peasants: New Insights into the Economic, Social, and Demographic History of Northern Italian Rural Populations During the Early Modern Period. History Compass, 12, 62-71.

Alfani, G., Carbone, A., Del Bo, B., Rao R. (dir.) (2016). La popolazione italiana del Quattrocento e del Cinquecento. Udine: Forum.

Anelli, A., Soliani, L., Siri, E. (1999). Strutture familiari nella seconda meta del Seicento in Provincia di Parma. En Societa Italiana di Demografia Storica, La popolazione delle campagne italiane in eta moderna (pp. 689-704). Bologna: Clueb.

Angeli, A. (1990). Strutture familiari e nuzialita nel Bolognese a meta dell'Ottocento. En Societa Italiana di Demografia Storica, Popolazione, societa, ambiente. Temi di demografia storica italiana (secc. XVII-XIX) (pp. 83-93). Bologna: Clueb.

Angeli, A., Bellettini, A. (1979). Strutture familiari nella campagna bolognese a meta dell'ottocento. Genus, 35 (3-4), 155-172.

Baldacci, O. (1952). La casa rurale in Sardegna. Firenze: Centro Studi per la Geografia Etnologica.

Baragli, M. (2006). Tracce di un popolo dimenticato. Famiglie di pigionali e braccianti agricoli nella Toscana fascista (1922-1939). Firenze: Centro Editoriale Toscano.

Barbagli, M. (1996, 1.a ed. 1984). Sotto lo stesso tetto. Mutamenti della famiglia in Italia dal XV al XX secolo. Bologna: Il Mulino.

Barbagli, M. (1987). Sistemi di formazione della famiglia in Italia. Boletin de la Asociacion de Demografia Historica--Bollettino di Demografia Storica, 5, 80-127. Vuelto a publicar en la version revisada (1990). En Societa Italiana di Demografia Storica, Popolazione, societa, ambiente. Temi di demografia storica italiana (secc. XVII-XIX) (pp. 3-43). Bologna: Clueb; y en Barbagli, M. (1996, 1.a ed. 1984; aunque Sistemi di formazione se anadio a la version de 1996). Sotto lo stesso tetto. Mutamenti della famiglia in Italia dal XVal XX secolo (pp. 483- 526). Bologna: Il Mulino.

Beloch K.J. (1994). Storia della popolazione d'Italia. Firenze: Casa Editrice Le Lettere. Edicion original alemana: Bevolkerungsgeschichte Italiens. Berlin-Leipzig: De Gruyter, 1937-1965.

Benigno, F. (1989). Famiglia mediterranea e modelli anglosassoni. Meridiana, 6, 29-61.

Beonio Brocchieri, V. (1999). Strutture familiari ed economiche nella Lombardia spagnola all'inizio del Seicento. En Societa Italiana di Demografia Storica, La popolazione italiana nel Seicento (pp. 705-722). Bologna: Clueb.

Boarelli, M. (2007). La fabbrica del passato: autobiografie di militanti comunisti (1945-1956). Milano: Feltrinelli.

Boudjaaba, F. (2008). Des paysans attaches a la terre? Familles, marches et patrimoines dans la region de

Vernon (1750-1830). Paris: Presses de l'Universite Paris Sorbonne.

Cannas, C. (2006-2007). Lavoratrici domestiche sarde tra gli anni cinquanta e gli anni sessanta (tesi di laurea, Universita degli Studi di Bologna, Facolta di Lettere e Filosofia, Corso di Laurea in Storia, Indirizzo Contemporaneo, Bologna). Recuperada de http://www.comune.terralba.or.it/dati/ContentManager/files/Progetto %20Tesi%20di%20Laurea/Storia%20e%20Filosofia/Lavoratrici%20Domestiche%20Sarde%20tra%20gli%20anni %20Cinquanta%20e%20gli%20anni%20Sessanta%20-%20Cannas%20Carla.pdf

Chacon Jimenez, F., Perez Ortiz A. L. (2004). Relaciones de dependencia y sistema social. Una aproximacion a la definicion de grupo social: el ejemplo de los jornaleros (Lorca, 1771). En Reconstituicao de familias, fogos e estrategias sociais: Actas do VI congresso da Associacao de Demografia Historica (vol. 2, pp. 171-188). Castelo Branco: Instituto Politecnico de Castelo Branco.

Da Molin, G. (1990). Family Forms and Domestic Service in Southern Italy from the Seventeenth to Nineteenth century. Journal of Family History, 15, 503-527.

Da Molin, G. (2002). Famiglia e matrimonio nell 'Italia del Seicento. Bari: Cacucci.

De Moor, T., Van Zanden, J.L. (2010). Girl Power: the European Marriage Pattern and Labour Markets in the North Sea Region in the Late Medieval and Early Modern Period. The Economic History Review, 63, 1-33.

Delille, G. (1985). Famille et propriete dans le Royaume de Naples (XVe-XIXe siecles). Rome: Ecole francaise de Rome.

Dennison, T., Ogilvie, S. (2014). Does the European Marriage Pattern Explain Economic Growth? The Journal of Economic History, 74, 651-693.

Devine, T. M. (Ed.) (1984). Farm Servants and Labour in Lowland Scotland, 1770-1914. Edinburgh: John Donald.

Devine, T. M. (1999). L'evolution agraire et sociale des Lowlands d'Ecosse de 1680 a 1815, Histoire, economie et societe, 18/1999, 157-185 (en particular, 164 e 183).

Di Tullio, M. (2009a). La famiglia contadina nella Lombardia del Cinquecento: dinamiche del lavoro e sistemi demografici, Popolazione e storia, 10 (1), 19-37.

Di Tullio, M. (2009b). Rese agricole, scorte alimentari, strutture famigliari. Le campagne dello stato di Milano a meta Cinquecento. En Alfani, G. and Barbot, M. (eds), Ricchezza, Valore e Proprieta in eta preindustriale (pp. 293-318). Venezia: Marsilio.

Di Tullio, M. (2016). Popolazione, mestieri e mobilita del lavoro nella Lombardia del Cinquecento. En Alfani, G. Carbone, A., Del Bo, B., Rao R. (Eds.), La popolazione italiana del Quattrocento e del Cinquecento (pp. 99-114). Udine: Forum.

Dondi, M. (1995-1996). Mondi e tradizioni rurali dal fascismo agli anni '50: la parziale "nazionalizzazione" delle campagne. Traccia di un possibile percorso interpretativo. En Istituto 'Alcide Cervi', Annali, 17/18, 285-326.

Doveri, A. (1993). 'Padre che ha figliuoli grandi fuor li mandi'. Una prima valutazione sulla diffusione e sul ruolo dei 'garzoni' nelle campagne pisane dei secoli XVII e XVIII. En Societa Italiana di Demografia Storica, La popolazione delle campagne italiane in eta moderna (pp. 427-449). Bologna: Clueb.

Einaudi, L. (20014, 19731). Scritti economici, storici e civili. Romano, R. (Eds.). Milano: A. Mondadori.

Fauve-Chamoux, A. (1997). Pour une histoire europeenne du service domestique a l'epoque preindustrielle. En Fauve-Chamoux, A. y Fialova, L. (Eds.), Le phenomene de la domesticite en Europe, XVIe-XXesiecles. Praha: Ceska Demograficka Sociologicky Ustav av CR, (Acta Demographica, XIII, special issue), 57-73.

Fenoglio, B. (1954). La Malora. Torino: Einaudi.

Foreman-Peck, J. (2001). The Western European Marriage Pattern and Economic Development. Explorations in Economic History, 48, 292-309.

Garcia Bourrellier, R. C. (2012). Criados y familia en la Espana Moderna: Aproximacion desde Navarra (ss. XVI-XVII). En Perez Alvarez, M. J., Rubio Perez, L. M. (Eds.) y Fernandez Izquierdo, F. (Col.), Campo y campesinos en la Espana Moderna. Culturas politicas en el mundo hispano (pp. 1089-1099). Leon: Fundacion Espanola de Historia Moderna.

Garcia Gonzalez, F. (2012). Criados y movilidad de la poblacion rural en la Castilla interior del siglo XVIII. En Perez Alvarez, M. J., Rubio Perez, L.M. (Eds.) y Fernandez Izquierdo, F. (Col.), Campo y campesinos en la Espana Moderna. Culturas politicas en el mundo hispano (pp. 1101-1112). Leon: Fundacion Espanola de Historia Moderna.

Gelsomini, E. (2011). Laici e socialisti dalla Costituente al centro-sinistra: le politiche del Welfare per l'infanzia. En Minesso, M. (Eds.), Welfare e minori. L'Italia nel contesto europeo del Novecento (pp. 265-284). Milano: Angeli.

Giorgetti. G. (1974). Contadini e proprietari nell'Italia moderna. Rapporti di produzione e contratti agrari dal secolo XVI a oggi. Torino: Einaudi.

Guttormsson, L. (1988). Il servizio come istituzione sociale in Islanda e nei paesi nordici. Quaderni Storici, 23 (68), 355-379.

Hajnal, J. (1965). European Marriage Patterns in Perspective. En Glass, D. V. y Eversley D. E. C. (Eds.), Population in History (pp. 101-135). London: Edward Arnold.

Hajnal, J. (1983). Two Kinds of Preindustrial Household Formation Systems. En Wall, R. (Ed.), en colaboracion con Robin, J. y Laslett, P., Family Forms in Historic Europe (pp. 65-104). Cambridge: Cambridge University Press.

Hartman, M. S. (2014). The Household and the Making of History: A Subversive View of the Western Past. New York: Cambridge University Press.

Hayhoe, J. (2012). Rural Domestic Servants in Eighteenth-Century Burgundy: Demography, Economy, and Mobility. Journal of Social History, 46, 549-571.

Kussmaul, A. (1981). Servants in Husbandry in Early Modern England. Cambridge: Cambridge University Press.

Landi, E. (2012). Il mercato dei valani a Benevento. La compravendita del lavoro infantile nel Sud Italia tra 1940 e 1960. Roma: Ediesse.

Landi, F. (2002). La pianura dei mezzadri. Studi di storia dell'agricoltura padana in eta moderna e contemporanea. Milano, Angeli.

Lanzinger, M. (2006). Una societa di nubili e celibi? Indagine su una vallata tirolese nell'Ottocento. En Lanzinger, M. y Sarti, R. (Eds.), Nubili e celibi tra scelta e costrizione (secoli XVI-XX) (pp. 113-144). Udine: Forum.

Laslett, P. (1965). The World We Have Lost. London: Methuen.

Laslett, P. (1969). Size and Structure of the Household in England over Three Centuries, Population Studies, 23, 199-223.

Laslett, P. (1971). The World We Have Lost (2.a ed.). London: Methuen.

Laslett, P. (1977a). Characteristics of the Western Family Considered Over Time. Journal of Family History, 2, 89-115.

Laslett, P. (1977b). Family Life and Illicit Love in Earlier Generations. Cambridge: Cambridge University Press.

Laslett, P. (1983). Family and Household as Work and Kin Group: Areas of Traditional Europe Compared. En Wall, R. (Ed.), en colaboracion con Robin, J. y Laslett, P. Family Forms in Historic Europe (pp. 513-563). Cambridge: Cambridge University Press.

Laslett, P. (1988). Servi e servizio nella struttura sociale europea. Quaderni storici, 23 (68), 345-354.

Leverotti, F. (2001). Alcune osservazioni sulle strutture delle famiglie contadine nell'Italia padana del basso Medioevo a partire dal famulato. Popolazione e storia, 2, 19-43.

Lundh, C. (1999). The Social Mobility of Servants in Rural Sweden, 1740-1894. Continuity and Change, 14, 5789.

Miscali, M. (2005a). Servir au feminin, servir au masculin: maitres et serviteurs dans une communaute de la Sardaigne au XIXe siecle. En Pasleau, S., Schopp, I. (Eds.), con Sarti, R. Proceedings of the Servant Project (vol. 2, pp. 73-86). 5 vols. Liege: Editions de l'Universite de Liege.

Miscali, M. (2005b). Los criados y la tierra en la Cerdena del siglo XIX. Historia Agraria, 15 (35), 27-48.

Miscali, M. (2006). I servi e la terra. Il lavoro servile nella Sardegna dell'Ottocento. Popolazione e storia, 7, 127144.

Molinengo, A. (2004). Bambini affittati: vache e servente: un fenomeno sociale nel vecchio Piemonte rurale e montano. Pavone Canavese: Priuli & Verlucca.

Moretti, P. (1989). 'Un uomo per famiglio'. Servi, contadini e famiglie nella Diocesi di Reggio Emilia nel Settecento. Quaderni Storici, 24 (71), 405-442.

Ortu, G.G. (1988). Zerakkus e zerakkas sardi. Quaderni Storici, 23 (68), 413-435.

Ortu, G.G. (1990). Economia e societa rurale in Sardegna. En Bevilacqua, A. (ed). Storia dell'agricoltura italiana in eta contemporanea. Vol. II, Uomini e classi (pp. 325-375). Venezia: Marsilio.

Pasolini, M. (1890). Una famiglia di mezzadri romagnoli nel Comune di Ravenna. Giornale degli Economisti, s. II, (1), sept., 245-277.

Pesante, M. L. (2013). Come servi. Figure del lavoro salariato dal diritto naturale all'economia politica. Milano: Angeli.

Poni, C. (1982). La famiglia contadina e il podere in Emilia Romagna. En Poni, C. Fossi e cavedagne benedicon le campagne (pp. 283-356). Bologna: Il Mulino.

Reher, D. S. (1998). Family Ties in Western Europe: Persistent Contrasts. Population and Development Review, 24, 203-235.

Revelli, N. (1985). L'anello forte. La donna. storie di vita contadina. Torino: Einaudi.

Revelli, N. (1997, 19771). Il mondo dei vinti. Testimonianze di vita contadina. La pianura. La collina. La montagna. Le Langhe. Torino: Einaudi.

Rossi, F. (2013). Famiglie e proprieta a Legnago (Verona) nel 1430. Collegamento di dati demografici e dati fiscali, en Popolazione e Storia, 1, 153-189 (parte I) y 2, 75-126 (parte II).

Salinari, G. (2004). Anatomia di un gruppo senza storia: i domestici a Firenze (1800-1875). Polis. Ricerche e studi su societa e politica in Italia, 18, 47-76.

Sarti, R. (2001). Posfacio: cronologias e tipologias. En Sarti, R. Casa e Familia. Habitar, Comer e Vestir na Europa Moderna (pp. 369-388). Lisboa: Editorial Estampa. (Trad. revisada al portugues de Sarti, R. Vita di casa.

Abitare, mangiare, vestire nell'Europa moderna. Roma-Bari: Laterza, 1999). (Este epilogo solo esta publicado en la edicion portuguesa del libro).

Sarti, R. (2002). Vita di casa. Abitare, mangiare e vestire nell'Europa moderna. Roma-Bari: Laterza, (1999). Trad. al espanol de J. Vivanco: Vida en familia. Casa, comida y vestido en la Europa moderna. Barcelona: Critica (2002).

Sarti, R. (2005a). Who are Servants? Defining Domestic Service in Western Europe (16th-21st Centuries). En Pasleau, S., Schopp, I. (Eds.), con Sarti, R. Proceedings of the Servant Project (vol. 2, pp. 3-59). 5 vols. Liege: Editions de l'Universite de Liege.

Sarti, R. (2005b). Conclusion. Domestic Service and European Identity. En Pasleau, S., Schopp, I. (Eds.), con Sarti, R. Proceedings of the Servant Project (vol. 5, pp. 195-284). 5 vols. Liege: Editions de l'Universite de Liege.

Sarti, R. (2006). Nubili e celibi tra scelta e costrizione. I percorsi di Clio. En Lanzinger, M., Sarti, R. (Eds.), Nubili e celibi tra scelta e costrizione (secc. XVI-XX) (pp. 144-319). Udine: Forum.

Sarti, R. (2007). Criados, servi, domestiques, Gesinde, servants: for a Comparative History of Domestic Service in Europe (16th-19th centuries). Obradoiro de Historia Moderna, 16, 9-39.

Sarti, R. (2008). 'All masters discourage the marrying of their male servants, and admit not by any means the marriage of the female': Domestic Service and Celibacy in Western Europe from the Sixteenth to the Nineteenth Century. En Evangelisti, S., Lanzinger, M., y Sarti, R. (Eds.), Unmarried Lives. Italy and Europe, 16th to 19th centuries. Special issue of European History Quarterly, 38, 417-449.

Sarti, R. (2014). Historians, Social Scientists, Servants, and Domestic Workers: Fifty Years of Research on Domestic and Care Work. International Review of Social History, 59, 279-314. Publicado asimismo en: Hoerder, D., van Nederveen Meerkerk, E., y Neunsinger, S. (Eds.) (2015). Towards a Global History of Domestic and Caregiving Workers (pp. 25-60). Leiden: Brill.

Szoitysek, M. (2009). Life-Cycle Service and Family Systems in the Rural Countryside: a Lesson from Historical East-Central Europe. Annales de demographie historique, 117, 53-94.

Valussi, G. (1968). La casa rurale nella Sicilia occidentale. Firenze: Olschki.

Van Poppel, F. y Oris, M. (2004). Introduction. En Van Poppel, F., Oris, M. y Lee, J. (Eds.), The Road to Independence. Leaving Home in Western and Eastern Societies, 16th-20th centuries (pp. 1-29). Bern--Berlin, etc.: Peter Lang.

Viazzo, P. P. (2003). What's so special about the Mediterranean? Continuity and Change, 18, 111-137.

Viazzo, P. P., Aime, M. y Allovio, S. (2005). Crossing the Boundary. Peasants, Shepherds and Servants in a Western Alpine Community. The History of the Family, 10, 387-405.

Wall, R. (1978). The Age at Leaving Home. Journal of Family History, 2, 181-202.

Whittle, J. (2005a). Housewives and Servants in Rural England, 1440-1650: Evidence of Women's Work from Probate Documents. Transactions of the Royal Historical Society, Sixth Series, 15, 51-74.

Whittle, J. (2005b). Servants in Rural England c. 1450-1650: Hired Work as a Means of Accumulating Wealth and Skills before Marriage. En Agren, M., Erickson, A. L. (Eds.), The Marital Economy in Scandinavia and Britain 1400-1900 (pp. 89-107). Aldershot: Ashgate.

Zucca Micheletto, B. (2011). Reconsidering the Southern Europe Model: Dowry, Women's Work and Marriage Patterns in Pre-industrial Urban Italy (Turin, Second Half of the Eighteenth Century). The History of the Family, 16, 354-370.

Raffaella Sarti *

* Universidad de Urbino Carlo Bo, Italial | raffaella.sarti@uniurb.it

Recibido: 3 de febrero de 2017 | Aceptado: 23 de octubre de 2017 | Publicado: 6 de diciembre de 2017

https://doi.org/10.24215/15155994e065

Leyenda: Figura 1--Porcentaje de criados respecto de la poblacion del grupo de edad, campina de Parma, 1545

Fuente: Barbagli (1996, 19841: 216)

Leyenda: Figura 2--Porcentaje de criados respecto de la poblacion del grupo de edad, campina de San Giovanni in Persiceto, 1881

Fuente: Barbagli (1996, 19841: 553)

Leyenda: Figura 3--Porcentaje de criados masculinos entre la poblacion masculina del grupo de edad, campinas de Pisa (1720-1723) y de Urbino (1705-1708)

Fuente: Doveri (1993: 431); Fuentes: Urbino, Archivo Arzobispal, Archivio di Pallino, San Martino di Pallino, vol. 19, Stato d'anime 1708-1878, Libro dello Stato del Anime di q.ta Pieve di S. Martino delle Ville di Pallino, e Pallinello (...) l'Anno 1708; San Donato extra muros, Faldone 3, Stato dell'anime della Parrocchia di S. Donato, Chiesa Plebana e Matrice esistente fuori delle Mura d'Urbino, dell'anno 1705.
Tabla 1--Distribucion y tipos de criados en las diferentes areas de
Europa segun Laslett (1983)

                                          Occidental     Occidental-
                                                          Central o
                                                            Media

Sirvientes con parentesco con sus amos    Poco comun        Comun
Incorporacion al hogar de life-cycle       Muy comun      Muy comun
servants
Sirvientes casados                        Infrecuente       Comun

                                          Mediterranea      Oriental

Sirvientes con parentesco con sus amos          ?          Irrelevante
Incorporacion al hogar de life-cycle     No infrecuente    Irrelevante
servants
Sirvientes casados                              ?          Irrelevante

Fuente: Laslett (1983: 527).

Tabla 2--Porcentaje de criados en diversas poblaciones del norte y
centro de Europa segun Reher (1998)

Pais                            Muestra o lugar

Dinamarca         Muestra de parroquias
Islandia          3 condados
Belgica           9 poblaciones rurales flamencas

Austria           Muestra extensa (9 registros, valor medio)
Francia (norte)   Longuenesse
Holanda           4 localidades
Alemania          Grossenmeer
Noruega           3 areas
Francia (sur)     2 poblaciones rurales del sur

Pais                  Fecha        Porcentaje de
                                      criados

Dinamarca           1787-1801          17.6
Islandia               1729            17.1
Belgica                1814            14.2

Austria           ss. xvii a xix       13.0
Francia (norte)        1778            12.6
Holanda             1622-1795          11.7
Alemania               1795            10.7
Noruega                1801             8.9
Francia (sur)       1644-1697           6.4

Fuente: Reher (1998: 228). He dispuesto los datos de Reher en orden
decreciente de acuerdo con los porcentajes de criados en la
poblacion.

Tabla 3--Porcentaje de criados en poblaciones del sur de Europa
segun Reher (1998)

Pais       Region                      Muestra o lugar

Portugal   Mino (noroeste)             Sao Tiago de Ronfe (Guimaraes)
                                       (33 registros, intervalos de 5
                                       anos)
           Tras-os-Montes (nordeste)   Muestra rural (82 poblaciones)
           Coimbra (centro-norte)      Muestra rural (26 parroquias)
           Santarem (centro)           Vila de Coruche, Salvaterra de
                                       Magos (2 poblaciones rurales)
Espana     Galicia (noroeste)          Amplia muestra regional
           Santander (norte)           Muestra subregional (Buelna)
           Navarra (norte)             Amplia muestra regional
           Valencia (este)             Meliana, Benimaclet (2
                                       poblaciones rurales)
           Cuenca (centro)             Amplia muestra regional
           Murcia-Alicante (sureste)   Orihuela (Santiago), 4
                                       registros
           Andalucia (sur)             Region completa
Italia     Parma (valle del Po)        Contado (areas rurales)
           Bolonia                     Areas rurales adyacentes
           Pisa (Toscana)              4 poblaciones rurales, varios
                                       registros
           Reino de Napoles (sur)      Amplia muestra multiregional

Pais       Region                      Fecha        Porcentaje
                                                    de criados

Portugal   Mino (noroeste)             1740-1900    3.6

           Tras-os-Montes (nordeste)   1796         4.6
           Coimbra (centro-norte)      1801         2.5
           Santarem (centro)           1788, 1789   6.0

Espana     Galicia (noroeste)          1752         2.6-3.5 (a)
           Santander (norte)           1752         3.0-4.0 (a)
           Navarra (norte)             1786         7.3
           Valencia (este)             1753, 1788   3.8

           Cuenca (centro)             1750-1850    3.6-5.0
           Murcia-Alicante (sureste)   1719-1829    1.3

           Andalucia (sur)             1787         2.4
Italia     Parma (valle del Po)        1545         4.0-6.0 (a)
           Bolonia                     1853         5.0-7.0 (a)
           Pisa (Toscana)              1656-1740    9.5 (b)

           Reino de Napoles (sur)      1610-1839    0.7-1.5

Fuente: Reher (1998: 229). He dispuesto los datos de Reher segun un
orden que clasifica los paises de oeste a este y el interior de cada
pais de norte a sur.

(a) "Los datos procedentes de los siguientes lugares se han
inferido indirectamente de los porcentajes de hogares con criados:
Parma (10.4% de todos los hogares con sirvientes; 10.5% de la
poblacion comprendida entre los 15 y los 24 anos catalogada como
sirviente); areas rurales en torno a Bolonia (12.2% de los
hogares); y Santander (2.2% de los hogares). Para Galicia, son
estimaciones basadas en criados pertenecientes a grupos diversos en
terminos socioeconomicos" (Reher, 1998: 229).

(b) "Se trata de parroquias suburbanas localizadas solo a unos 2 o
3 km de Pisa. Esto podria explicar, en parte, el alto indice de
sirvientes que se encontro" (Reher, 1998: 229).

Tabla 3--Clasificacion de las diferentes regiones europeas segun el
porcentaje de criados (life-cycle) en la poblacion y ubicacion en
ella de Italia

Autor     Ano    Divisiones

Hajnal    1965   Occidental (incluye Italia)   Oriental
                 Presencia comun de criados

Hajnal    1983   Occidental                    Oriental
                 (probablemente no incluye
                 Italia)
                 Los criados representan       Porcentaje de criados
                 mas del 6% de la poblacion,  inferior al 2% de la
                 a menudo mas del 10%         poblacion

Laslett   1983   Occidental   Occidental-   Mediterranea   Oriental
                              Central o
                              Media

                 life-cycle   life-cycle    life-cycle     Presencia
                 servants,    servants,     servants,      irrelevante
                 muy          muy           no son         de life-
                 comunes      comunes       infrecuentes   cycle
                                                           servants

Reher   1998   Norte y Centro                   Mediterranea    Este

               Los criados constituyen entre    Porcentaje de
               el 8.9 y el 17.6% de la         criados
               poblacion                        inferior al
                                                9%

Fuentes: Hajnal (1965, 1983); Laslett (1983); Reher (1998: 206, 229).

Tabla 4--Porcentaje de sirvientes en la poblacion rural de Italia,
siglos xv al xx

Partes de Italia   Region          Zonas             Periodo

Norte              Tirol           Innichen/San        1843-
                                   Candido (un           1860
                                   pueblo y casas
                                   de campo
                                   dispersas en la
                                   montana
                                   proxima a la
                                   poblacion)
                   Veneto          Legnago              1430
                                   (campina y
                                   nucleo urbano)
                   Lombardia       5 poblaciones        1459
                                   de Lomellina
                                   (Confienza,
                                   Garlasco,
                                   Lomello,
                                   Valeggio,
                                   Bastida)
                   Lombardia       12 poblaciones      1545-
                                   en zonas con          1546
                                   cultivos y
                                   estructuras
                                   sociales
                                   diferentes
                                   (Binago,
                                   Castelnovo,
                                   Crenna,
                                   Gessate,
                                   Inzago,
                                   Albignano,
                                   Incugnate,
                                   Conigo,
                                   Copiano,
                                   Linarolo,
                                   Borgolavezzaro,
                                   Cameriano)
                   Lombardia       4 poblaciones        1601
                                   de zonas
                                   economicament e
                                   distintas
                                   (Asso, Incino,
                                   Parabiago,
                                   Lacchiarella)
                   Piamonte        Entorno rural        1621
                                   (contado) de
                                   una ciudad
                                   (Carmagnola)
                   Piamonte        Poblacion de         1622
                                   Villafranca
                   Piamonte        Poblacion en la      1778
                                   montana alpina
                                   (Alagna)
                   Piamonte        Poblacion de         1951
                                   montana
                                   (Roaschia)
                   Emilia-Romana   Rural (contado       1545
                                   de Parma)

Central-Norte      Emilia-Romana   8 parroquias        1651-
                                   rurales en            1694
                                   llano, colinas
                                   y montanas
                                   (provincia de
                                   Parma:
                                   Beneceto,
                                   Bianconese,
                                   Coenzo,
                                   Roncopascolo,
                                   Rivalta,
                                   Campora,
                                   Lesignano
                                   Palmia,
                                   Lozzola)
                   Emilia-Romana   Rural, llano y       1708
                                   montanas
                                   (diocesis de
                                   Reggio Emilia)
                   Emilia-Romana   Diocesis de          1617
                                   Bolonia
                                   (excluida la
                                   ciudad de
                                   Bolonia)
                   Emilia-Romana   16 poblaciones       1847
                                   (Diocesis de
                                   Bolonia)
                   Toscana         4 poblaciones       1656-
                                   (campina de           1740
                                   Pisa) en
                                   diferentes anos
                                   (Ghezzano,
                                   Ripoli, Gello
                                   Putignano)
Central            Marcas          3 parroquias        1705-
                                   rurales               1881
                                   (campina de
                                   Urbino: San
                                   Donato extra
                                   muros; San
                                   Martino di
                                   Pallino; San
                                   Giovanni
                                   Battista di
                                   Silvano,
                                   Fermignano)
Sur                Sur             45 parroquias     ss. XVII
                                   del sur de        y XVIII
                                   Italia
                   Apulia          11 localidades    s. XVII

Partes de Italia   Region           Tipologia de     Habitantes
                                       la zona

Norte              Tirol           Principalmente
                                            rural

                   Veneto          Principalmente         2101
                                            rural

                   Lombardia                Rural         2098

                   Lombardia         Rural, solo          2289
                                        familias
                                          rurales

                   Lombardia                Rural

                   Piamonte                Rural          1778
                                        (contado)

                   Piamonte                Pueblo         3200

                   Piamonte             Montanas           887
                                          (Alpes)

                   Piamonte             Montanas     505 (solo
                                          (Alpes)     hombres)

                   Emilia-Romana   Rural (contado)      11,753

Central-Norte      Emilia-Romana   Rural (llano,          2286
                                       colinas y
                                        montanas)

                   Emilia-Romana   Rural (llano y       89,969
                                        montanas)

                   Emilia-Romana   Principalmente      171,976
                                            rural

                   Emilia-Romana   Rural (llano y       64,000
                                        montanas)

                   Toscana                  Rural

Central            Marcas                    Tres
                                       parroquias
                                       rurales en
                                         periodos
                                        distintos

Sur                Sur              45 parroquias        45,623
                                                      familias

                   Apulia          11 localidades          9671
                                                      familias

Partes de Italia   Region          Porcentaje de   Rango porcentual
                                   sirvientes en    de sirvientes
                                   la poblacion

Norte              Tirol              14.9-31.9     0.8-8.9 [31.9]

                   Veneto          1,8 (campina)
                                   -2,9 (nucleo
                                        urbano)
                   Lombardia                4.3

                   Lombardia                8.9

                   Lombardia                1-6

                   Piamonte                   7

                   Piamonte                 4.7

                   Piamonte                 0.8

                   Piamonte                 3.4

                   Emilia-Romana            3.7

Central-Norte      Emilia-Romana            4.6            3.1-4.9

                   Emilia-Romana            4.9

                   Emilia-Romana            3.5

                   Emilia-Romana            3.1

                   Toscana             7.3-11.7

Central            Marcas              3.7-14.9           3.7-14.9

Sur                Sur               2.4% con                  --
                                        criados

                   Apulia             1,5% con
                                        criados

Partes de Italia   Region              Fuente*

Norte              Tirol               Lanzinger,
                                               2006

                   Veneto              Rossi, 2013
                                           (1):177

                   Lombardia           Leverotti,
                                               2001

                   Lombardia           Di Tullio,
                                       2009b: 314-
                                                315

                   Lombardia               Beonio
                                      Brocchieri,
                                         1999: 718

                   Piamonte             Da Molin,
                                     2002: 207-210

                   Piamonte              Da Molin
                                     2002: 203-205
                   Piamonte          Viazzo, Aime
                                     and Allovio,
                                         2005: 392
                   Piamonte          Viazzo, Aime
                                     and Allovio,
                                         2005: 400
                   Emilia-Romana   Barbagli, 1994
                                    (19841): 147,
                                                211
Central-Norte      Emilia-Romana   Anelli, Soliani
                                   and Siri, 1999:
                                                701

                   Emilia-Romana         Moretti,
                                          1989:409

                   Emilia-Romana    Beloch, 1994:
                                                251

                   Emilia-Romana    Angeli, 1990:
                                             90-91

                   Toscana          Doveri, 1993:
                                                430

Central            Marcas             Elaboracion
                                   propia basada en
                                           fuentes
                                    archivisticas,
                                   Urbino, Archivo
                                       Arzobispal,
                                   Status animarum
                                            de las
                                        parroquias
                                   (vease tabla 5)

Sur                Sur                  Da Molin,
                                               1990

                   Apulia           Da Molin 2002
                                       (2000): 194

* En numerosos casos el calculo de los porcentajes de criados con
respecto a la poblacion total es mio.

Tabla 5--Porcentaje de criados en la campina de Urbino, siglos
xviii y xix

Parroquia            Ano    Poblacion   Criados   Porcentaje
                              total               de hombres
                                                  entre los
                                                   criados

San Martino di       1708      262        12         83,3
Pallino              1841      303        24         79,2
San Donato extra     1705      135         5        100,0
muros
                     1804      155         6         66,7
                     1865      188         8         75,0
                     1881      217        12         50,0
San Giambattista     1825      67         10         70,0
di Silvano,
Fermignano

Parroquia            Porcentaje   Numero     Familias   Porcentaje
                     con criados    de         con      de familias
                       en la      familias   criados    con criados
                     poblacion
                       total

San Martino di          4,6          53         12         22,6
Pallino                 7,9          47         20         42,5
San Donato extra        3,7          30         5          16,6
muros
                        3,9          29         6          20,7
                        4,3          30         6          20,0
                        5,5          31         12         38,7

San Giambattista        14,9         11         8          72,7
di Silvano,
Fermignano

Fuentes: Urbino, Archivo Arzobispal:

Tabla 6: Proporcion de criados por grupo de edad en tres poblaciones
de la campina de Pisa (Gello, Ghezzano, 1720-1723)

Grupo de edad    Porcentaje de criados con    Porcentaje de criados
                 respecto al grupo de edad     entre la poblacion
                                             masculina del grupo de
                                                       edad

5-9                          2                          4
10-14                       10                          18
15-19                       27                          41
20-24                       16                          26
25-29                        7                          13
30-34                        8                          17
35-39                        2                          4
40-44                        1                          3

Fuente: Doveri (1993: 431)

Tabla 7--Edad de los criados en la campina de Urbino

Parroquia                     Ano     Numero de      % de criados
                                      criados de       <16 anos
                                     edad conocida

San Donato extra muros        1705         5             20.0
                              1804         5             60.0
                              1865         8             50.0
                              1881         8             62.5
San Martino di Pallino        1708        11             27.3
                              1841        24             37.5
San Giambattista di Silvano   1825        10             40.0

Parroquia                     Ano    % de criados    Rango de
                                       <21 anos     edad de los
                                                      criados

San Donato extra muros        1705       20.0          13-27
                              1804       60.0          12-45
                              1865       62.5          10-46
                              1881       87.5           6-45
San Martino di Pallino        1708       54.5          12-33
                              1841       75.0           9-45
San Giambattista di Silvano   1825       60.0           8-77

Fuente: vease tabla 5.
COPYRIGHT 2017 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Sarti, Raffaella
Publication:Mundo agrario: Revista de estudios rurales
Date:Dec 1, 2017
Words:20999
Previous Article:?Que paso en el Norte? Sirvientes y trabajadores rurales en Noruega.
Next Article:Los criados rurales segun diferentes escalas, estructuras agrarias y cambio social: analisis comparativo de dos territorios de la provincia del...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters