Printer Friendly

Crecimiento del ostion Crassostrea gigas (Thunberg, 1795) cultivado en el estero La Piedra, Sinaloa, Mexico.

Growth of the oyster Crassostrea gigas (Thunberg, 1795) cultured in estuary La Piedra, Sinaloa, Mexico

Introduccion

De los bivalvos comerciales, el ostion del Pacifico Crassostrea gigas (Thunberg, 1795) es la especie mas cultivada en el mundo. C. gigas es originario de Japon, aunque artificialmente se ha introducido en otros paises como Corea, China, Taiwan, Canada, Mexico y Estados Unidos de Norteamerica (Mazon-Suastegui, 1996). Este organismo es tipico de zonas frias a templadas, encontrandose desde el nivel de las mareas hasta profundidades de 40 metros; sin embargo, prospera en mayor medida en aguas poco profundas donde permanecen fijos en el sustrato rocoso formando bancos ostricolas (Kobayashi et al., 1997).

Mexico ocupa el sexto lugar de la produccion ostricola del mundo despues de Estados Unidos, Japon, Corea, Francia y China, con un volumen reportado de 45,000 toneladas al ano (FAO, 2007). El 92% de la produccion nacional de ostion esta basada en la explotacion de los bancos naturales del Golfo de Mexico, localizados en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche. Las dos especies explotadas en esta region son el ostion americano C. virginica y el ostion de mangle C. rhizophorea. El 8% restante de la produccion proviene de las costas del Pacifico, principalmente de la explotacion de los bancos naturales del ostion de roca C. iridescens, y del cultivo del ostion del Pacifico C. gigas. El aporte de la acuacultura representa alrededor del 4% del volumen nacional siendo Baja California y Sonora los estados que mas contribuyen, Instituto Nacional de la Pesca, 2000).

Los primeros intentos por establecer la ostricultura en el litoral del Pacifico datan de 1958, los cuales consistieron en cultivos experimentales de C. corteziensis, desarrollados en la bahia de Guaymas, Sonora. Sin embargo, los proyectos para cultivar ostion en el noroeste del pais se truncaron y no tuvieron seguimiento sino hasta un poco mas de 10 anos despues, pero con minimos resultados. Dichas condiciones propiciaron la importacion del ostion japones o del Pacifico (C. gigas), el cual fue introducido en Mexico en el ano de 1972, para llevar a cabo cultivos a nivel piloto en el estero Punta Banda, Ensenada, y en la Bahia San Quintin, ambos en Baja California. Posteriormente, se realizaron numerosos estudios por parte de instituciones de investigacion para determinar las areas idoneas para su cultivo. Ademas, se inicio la construccion de los primeros laboratorios productores de semilla para abastecer las necesidades de las unidades de produccion. Despues de dominar la tecnologia de su cultivo y cerrar su ciclo de vida de manera artificial, el interes por su propagacion comercial se extendio a otros estados del litoral Pacifico como Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco (Instituto Nacional de la Pesca, 2000).

En Sinaloa, los estudios experimentales enfocados al cultivo de ostion tuvieron su inicio entre julio de 1986 y mayo de 1987, de los que se concluyo preliminarmente que la salinidad es un factor muy importante para el crecimiento de este molusco. De esta manera, se propuso el cultivo de C. gigas como alternativa laboral de produccion alimentaria para cooperativas pesqueras, ya que tolera alta salinidad y es netamente marino (Danigo, 1998.). A pesar de los trabajos comerciales que se han continuado con esta especie, la informacion especifica sobre su crecimiento es aplicada de forma empirica por los granjeros y solo estan disponibles algunos reportes tecnicos de difusion cientifica y trabajos de tesis, por lo que son necesarios datos mas precisos acerca de su desarrollo y el potencial de su cultivo en la region costera sinaloense. Por lo tanto, el objetivo del presente trabajo fue realizar un estudio de crecimiento y supervivencia de C. gigas en el estero La Piedra, Guasave, Sinaloa, bajo las condiciones tradicionales de cultivo comercial en la region (canastas suspendidas en una linea madre), en conjunto con algunos factores fisico-quimicos durante el ciclo de engorda en invierno de 2004-2005.

Materiales y metodos

El cultivo se realizo en el estero La Piedra, dentro de la Laguna Macapule, situada en el norte del estado de Sinaloa, entre los paralelos 25[grados] 21' y 25[grados] 24' de latitud N y 108[grados] 30' y 108[grados] 45' de longitud O (figura 1).

[FIGURA 1 OMITIR]

Se utilizaron 10,000 juveniles de C. gigas (3.5 [+ o -] 0.5 mm de altura inicial) que se adquirieron del Centro de Reproduccion de Especies Marinas del Estado de Sonora (CREMES) del Instituto de Acuacultura de Sonora, situado en Bahia Kino, Sonora, Mexico. Los ostiones fueron transportados via aerea hasta Culiacan, Sinaloa y via terrestre desde el aeropuerto hasta el sitio de cultivo. Antes de ser introducidos en el estero, una muestra fue revisada al microscopio. Despues, se aclimataron (Gallo- Garcia et al., 2001) y dividieron en lotes de aproximadamente 100 animales que se embolsaron en tela mosquitera (20 X 20 cm). De esta manera, cuatro bolsas conformaban una canasta ostricola y cinco canastas, un modulo o unidad de cultivo. Se coloco una canasta extra con rocas debajo del modulo y otra mas con espuma de poliuretano encima del mismo para estabilizarlo. Las columnas de canastas se ataron a una linea madre suspendida en flotacion en la que permanecieron durante los siete meses de estudio (noviembre 2004-mayo 2005).

Transcurrido un mes despues de la siembra, se realizo una reduccion de la densidad de la poblacion para permitir que los juveniles mayores de seis mm crecieran fuera de las bolsas, pero aun dentro de las canastas. Las ostrillas de tamano inferior fueron mantenidas en bolsas hasta que alcanzaran dicha longitud. Despues de dos meses, el ostion fue seleccionado por talla nuevamente y ajustada su densidad a 20 organismos por cuadrante (80 por canasta), permaneciendo de esa forma hasta el momento de su cosecha. La operacion de seleccion (cribado) se repitio cuatro veces hasta incluir a todo el lote de semillas.

Durante la engorda, las canastas fueron sacadas a la orilla y limpiadas semanalmente para evitar la presencia de organismos epibiontes competidores o predadores que pudieran afectar el crecimiento del ostion. Al mismo tiempo, se revisaba el estado fisico de los mismos (color y forma) y se colectaban los organismos muertos para registrar la mortalidad.

En cada limpieza, se midieron in situ la temperatura y el oxigeno disuelto del agua usando un oximetro (YSI, 55/12FT, Ohio 45387); mientras que un refractometro de precision (Atago, S/Mill) fue utilizado para registrar la salinidad.

Por otro lado, la biomasa de algas fue obtenida cada mes, mediante la determinacion de la concentracion de clorofila a (Strickland y Parsons, 1972); para lo cual, una muestra de agua de tres litros fue almacenada y transportada en una hielera al laboratorio de analisis ambiental del IPN-CIIDIR, Unidad Sinaloa, para su posterior analisis.

La relacion entre la longitud y peso de 50 animales fue evaluada cada 15 dias mediante una regresion simple. La altura y ancho de la concha y los pesos totales fue obtenido con una vernier (0.2 mm, Mitutuyo, CD-8"CS) y una balanza portatil (OHAUS, Scout Pro SP 2001, hasta centesimas de gramo). La tasa de crecimiento se obtuvo con (valor final-valor inicial)/ dias de cultivo. El analisis de regresion se reporta considerando el coeficiente ([r.sup.2]) y el error residual ([epsilon]) (Sokal y Rohlf, 2000). Se ajustaron los modelos lineal (P = a + bA) y exponencial (P = a[A.sup.b]), donde P es el peso humedo, A = Altura (o longitud) total (mm) y a y b son parametros del modelo. El modelo usado para cada relacion se ajusto al criterio del mayor coeficiente ([r.sup.2]) (Bhujel, 2008) dado por el programa computarizado de estadistica que fue utilizado.

Mensualmente se colectaron 10 individuos para la obtencion del indice de condicion. Una vez en el laboratorio, las muestras fueron limpiadas de organismos epibiontes y materia organica e inorganica. Se registro su altura y peso humedo total para, posteriormente, sacrificarlos a fin de separar el tejido blando de la concha. El peso seco, tanto de la concha como del tejido blando, se obtuvo colocando las muestras en crisoles previamente tarados y secados en una estufa (Riossa EC-41) a 100[grados]C durante 24 horas. Los pesos secos de la concha y la carne se cuantificaron en la balanza analitica de 1/100 g de precision. El indice de condicion (IC) se calculo con la formula, IC = (peso seco de tejido blando/peso seco de conchas) X 100 (Cabrera et al., 2003).

Para explicar el efecto de la biomasa del fitoplancton en el crecimiento de C. gigas, se realizo un analisis de correlacion entre el peso humedo y la concentracion de clorofila a, al igual que entre esta ultima y el indice de condicion. La mortalidad se registro contando semanalmente el numero de organismos muertos en cada modulo hasta el termino de estudio. Los analisis estadisticos (P [menor que o igual a] 0.05) fueron efectuados usando el programa Statgraphics Plus ver. 5.0 (Statistical Graphics Corp., Herndon, VA, USA).

Resultados

La temperatura del agua durante el cultivo fluctuo desde 19[grados] C registrado en diciembre de 2004 y febrero de 2005, hasta 25.4[grados]C obtenido en mayo de 2005, con un promedio de 21.8 [+ o -] 1.8[grados]C. La salinidad (ups) promedio mensual fue de 32.8 [+ o -] 3.7 ups, con un maximo de 36 ups en noviembre de 2004 y un minimo de 27.6 ups observado en marzo de 2005 (figura 2).

[FIGURA 2 OMITIR]

En el caso del oxigeno disuelto (mg/L), se obtuvo la mas alta concentracion (9.0 mg/L) en el mes de abril de 2005; mientras que el valor mas bajo se observo en mayo de 2005 (5.1 mg/L), con un promedio de 6.8 [+ o -] 1.9 mg/L. Los valores de biomasa algal (clorofila a) mensual muestran una concentracion promedio de 3.2 [+ o -] 0.9 mg/[m.sup.3]; mientras que la maxima se registro durante la segunda quincena del mes de abril (4 mg/[m.sup.3]), y el valor minimo en la primera quincena de enero (1.8 mg/[m.sup.3]) (figura 3).

[FIGURA 3 OMITIR]

En cuanto al crecimiento de los organismos, la altura total (mm) se incremento desde 5.8 hasta 109.8 mm; mientras que el ancho de la concha (mm) registro una talla inicial de 2.4 mm y final de 31.1 mm (figura 4). El peso final fue de 88.7 g despues de 207 dias de cultivo partiendo con ostrillas de 0.4 g de peso inicial. Los animales mostraron un crecimiento de 0.26 [+ o -] 0.03 mm/dia y 0.42 [+ o -] 0.07 g/dia.

[FIGURA 4 OMITIR]

Despues de 207 dias de cultivo, las ecuaciones de crecimiento entre los parametros biologicos evaluados con el modelo lineal, fueron: Peso = -15.4352 + 0.7968 Altura; [r.sup.2] = 88.29; [epsilon] = 12.88; p = 37.71; p = 0.0017; y Peso = -16.4566 + 3.066 Ancho; [r.sup.2] = 92.29; [epsilon] = 10.45; F = 59.89; p = 0.0006.

El indice de condicion (figura 5) registro un incremento constante desde el muestreo inicial (4.65, registrado en diciembre de 2004) hasta el mes de abril (9.5), para despues descender ligeramente (8.68) en el ultimo mes de cultivo.

[FIGURA 5 OMITIR]

El cuadro 1 muestra los valores de correlacion del peso con la clorofila a, peso con el indice de condicion, y clorofila a con el indice de condicion de C. gigas.

Al final del cultivo, se registro una mortalidad total de 1,200 animales (figura 6) de 10,000 iniciales, lo cual significa una supervivencia de 88%.

[FIGURA 6 OMITIR]

Discusion

A pesar del auge en la produccion de Crassostrea gigas en Sinaloa, la informacion disponible acerca de su crecimiento y desarrollo en cultivo proviene de comunicaciones personales con investigadores quienes, mediante asesorias, registran los resultados experimentales obtenidos en diferentes localidades y, normalmente, este tipo de informacion no existe en reportes publicados de amplia difusion sino en foros locales y trabajos de tesis o reportes tecnicos (Nava et al., 1995), por lo que la realizacion y divulgacion de experimentos --como el presente-- son una prioridad en la estructura tecnologica de su cultivo comercial en la zona costera de dicho estado.

Es bien aceptado que las condiciones del medio influyen en la fisiologia general del ostion en cultivo (Ren et al., 2000), por lo que es importante el registro de los parametros ambientales. Los parametros fisicos y biologicos obtenidos durante el estudio presentaron valores que se ubican dentro de los rangos optimos para el crecimiento de la especie (Mazon-Suastegui, 1996). En el caso de la temperatura, es reconocida como el factor ecologico de mayor importancia, ya que afecta la distribucion de los organismos no solo porque estan adaptados a crecer y desarrollarse dentro de ciertos limites termicos, sino que ademas, la variacion de temperatura determina cambios en otros parametros; como por ejemplo, la concentracion del oxigeno disuelto (Sevilla, 1993; Sandoval, 2006), en que a menor temperatura, mayor la disolucion de oxigeno disuelto en el agua; por ende, afecta la distribucion de los organismos.

En terminos generales, la mayoria de las ostras de importancia economica sometidas a cultivo presentan un crecimiento optimo entre los 15 y 30[grados]C (Bardach et al., 1986; Cabrera, 1993; Martinez, 1999; Sevilla, 1993), lo cual coincide con lo obtenido por Sandoval (2006), quien reporto crecimiento adecuado de C. gigas en el estero La Pitahaya, Guasave, Sinaloa, en un rango de temperatura de 14.5 y 23.6[grados]C. En el presente trabajo se registro el valor menor de temperatura promedio durante el mes de febrero (19[grados]C), mientras que el valor maximo (25.4[grados]C) se observo en mayo. Segun Mazon-Suastegui (1988), esta especie presenta desarrollos optimos a temperaturas entre 20 a 25[grados]C, lo cual coincide con el promedio encontrado en este estudio.

En ambientes naturales la concentracion del oxigeno disuelto en el agua esta en constante cambio, dependiendo de factores fisicoquimicos (como la temperatura y la salinidad) y de factores biologicos (como la fotosintesis y la respiracion). El ostion utiliza solo una pequena cantidad del oxigeno del agua; en la mayoria de los casos, menos del 10% del oxigeno disponible es removido del agua; esta minima utilizacion se debe al rapido transporte de agua que se realiza durante la filtracion de particulas de alimento (Martinez, 1999; Cabrera, 1993). Loosanoff (1965) reporto que concentraciones menores de 3 mg/L y por encima de 9.5 mg/L de oxigeno disuelto afectan el desarrollo del ostion, C. virginica. Por otro lado, Sandoval (2006) registro valores de oxigeno disuelto en el cultivo de C. gigas que oscilaron entre 5.2 mg/L y 9.45 mg/L. En el presente trabajo se obtuvieron concentraciones que oscilaron entre 5.09 mg/L y 9.02 mg/L, lo cual esta dentro de los limites para su optima respuesta biologica.

Se ha demostrado experimentalmente que el efecto inicial de un cambio en la salinidad en C. gigas ocasiona contraccion total o parcial del musculo aductor detectable por la abertura de las valvas y el filtrado del agua, lo cual se da a un ritmo mayor durante incrementos de salinidad. Asi, las ostras son afectadas por debajo de 15 ups para C. gigas y 10 ups para C. virginica (Sevilla, 1993). Aparentemente, concentraciones bajas en sales tienen como respuesta que las ostras cierren hermeticamente las valvas hasta que las condiciones se normalizan; si tales condiciones criticas se prolongan demasiado pueden provocar la muerte de las mismas. Las concentraciones de salinidad obtenidas en los muestreos durante el cultivo (de 27.6 a 36 ups) se mantuvieron apropiadas para el crecimiento de la especie (Roncarati et al., 2010).

Un aspecto sobresaliente en el desarrollo del ostion se refiere a su nutricion, por lo que el registro de la biomasa algal en el agua --como clorofila a-- representa una herramienta util de evaluacion. La concentracion de clorofila a es un indicador de la disponibilidad de alimento, por lo que mantiene una estrecha correlacion con el crecimiento de C. gigas (Cabrera, 1993). En el area del presente estudio se obtuvieron concentraciones de clorofila a entre 0.9 y 14.9 mg/[m.sup.3], las cuales coinciden con las reportadas anteriormente --para la misma zona de trabajo-- por Ulloa et al. (2003). Por lo anterior, los parametros fisicos y biologicos monitoreados durante los siete meses de cultivo de C. gigas en el estero La Piedra, se encontraron dentro de los limites de cultivo de la especie (Gallo-Garcia et al., 2001; Roncarati et al., 2010); por otro lado, la curva de su desarrollo mostro constante incremento a lo largo del tiempo de cultivo.

Con respecto al crecimiento de estos organismos, Korringa (1976) menciona que este esta influido por las caracteristicas del medio ambiente y la disponibilidad del alimento, factores dependientes de la latitud (Roncarati et al., 2010). Por ejemplo, en las costas de Canada y en el Mar del Norte, los ostiones crecen aproximadamente a una tasa de 5 cm anuales, a pesar de la alta productividad primaria existente en esas latitudes. Pero en las costas de Sonora y Baja California Sur, los animales logran una tasa de crecimiento de hasta 1.5 cm por mes, lo que podria representar hasta 18.5 cm anuales (Mazon- Suastegui, 1996). Mientras que en dichos estados la produccion primaria es suficiente para favorecer el crecimiento del ostion, el sistema de cultivo usado en el que los animales permanecen sumergidos toda la engorda, les permite obtener la talla comercial en menor tiempo. En los paises del hemisferio norte, a pesar de la alta productividad primaria la mayoria del ano, se utiliza el cultivo entre mareas, el cual expone a la intemperie a los ostiones por tiempo prolongado cada dia, retrasando su crecimiento (Korringa, 1976).

Aun mas, diferentes localidades con distintas condiciones (corrientes, sustrato, profundidad, entre otros) dentro de un mismo cuerpo de agua pueden tambien afectar el crecimiento de los animales. Por ejemplo, Garcia-Ulloa et al. (2006) reportaron tres rangos de crecimiento de C. gigas en la Laguna de Barra de Navidad, Jalisco, sembrando ostiones en diferentes lugares de la misma, concluyendo que las condiciones de cada area de cultivo influyeron los resultados de produccion.

La talla de comercializacion para la especie es de ocho cm (Mazon-Suastegui, 1996), por lo que la longitud lograda en el presente estudio cumple con el requisito para su venta, la cual fue alcanzada en siete meses de cultivo. En este trabajo, los animales engordaron 0.4 g/d, ganancia en peso mayor comparada con la reportada por Gallo-Garcia et al. (2001) para la misma especie cultivada en costas del Pacifico central mexicano.

Aunque los indices de condicion obtenidos son bajos en comparacion con el trabajo de Castillo-Duran et al. (2010), muestran un incremento constante con los meses de cultivo, lo cual sugiere la acumulacion de energia para la formacion de tejido blando (Quayle y Newkirk, 1989) lo que puede traducirse en glucogeno destinado para la reproduccion. Lo anterior es corroborado por la alta correlacion encontrada para el peso de los ostiones y el indice de condicion (0.92) en comparacion con la obtenida entre el peso y la concentracion de clorofila a.

La supervivencia de 88% registrada al final del cultivo es considerada como aceptable. Chavez-Zazueta (2003) reporto una supervivencia de 77%; mientras que GalloGarcia et al. (2001) obtuvieron entre 30 y 40% con la misma especie, en la misma localidad. La mortalidad registrada en este estudio pudiera explicarse por depredacion y causas naturales, pero especialmente, por el manejo. Para la mayoria de bivalvos que se cultivan en canastas suspendidas --como el callo de hacha Atrina maura (Corrales-Serna, 2010)-- el manejo de los animales, como parte de su rutina de limpieza, constituye un factor de estres que merma la poblacion.

Los resultados obtenidos indican que la temporada otono-primavera es favorable para el cultivo del ostion del Pacifico C. gigas en el estero La Piedra, Guasave, Sinaloa, debido a las condiciones ambientales y manejo descrito; y representa una posibilidad para el desarrollo de actividad ostricola en el estero. Las ecuaciones obtenidas con el modelo lineal para el peso, altura y ancho de la concha, representan las primeras curvas de crecimiento de C. gigas cultivado en el estero La Piedra, Sinaloa, y utiles herramientas en la programacion del tiempo de engorda y cosecha. El ciclo de engorda no es prolongado y debe iniciarse a finales de ano para cosechar cuando se acumule la mayor cantidad de reservas en el animal. Es importante la realizacion de mas estudios con cultivos experimentales en la zona que contemplen el conocimiento y comparacion de las variaciones ambientales cada ano, con relacion al crecimiento de C. gigas.

Conclusiones

C. gigas alcanzo la talla comercial (> 80 mm) despues de siete meses de cultivo dentro de canastas en suspension, en el estero La Piedra, Guasave, Sinaloa. Las condiciones ambientales favorecieron su cultivo en la temporada otono-primavera.

Agradecimientos

Se agradece al Instituto Politecnico Nacional y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia-Sinaloa, por el apoyo otorgado para la realizacion del presente trabajo.

Literatura citada

Bardach, J. E.; Ryther, J. H. y Mclarney, W. O. (1986). Acuacultura crianza y cultivo de organismos marinos y de agua dulce. Ed. AGT. 741 pp.

Bhujel, R. C. (2008). Statistics for aquaculture. 1st edition. Wiley-Blackwell, Ames, Iowa, USA. 341 pp.

Cabrera, R. P (1993). Crecimiento y sobrevivencia del ostion Crassostrea virginica (Gmelin, 1791) en San Felipe, Rio Lagartos, Yucatan, Mexico. Centro de Investigacion y de Estudios Avanzados del Instituto Politecnico Nacional. Unidad Merida. Departamento de Recursos del Mar. 126 pp.

Cabrera, J.; Zamora, E. y Pacheco, O. (2003). Determinacion del tamano comercial de la ostra de manglar, Crassostrea rhizophorae (Guilding, 1828) en sistema de cultivo suspendido en estero de Vizcaya, Limon, Costa Rica. Rev. Biol. Trop. 31: 257-262.

Castillo-Duran, A.; Chavez-Villalba, J.; Arreola-Lizarraga, A. y Barraza- Guardado, R. (2010). Comparative growth, condition, and survival of juvenile Crassostrea gigas and C. corteziensis oysters cultivated in summer and winter. Ciencias Marinas 36 (1): 29-39.

Chavez-Zazueta, R. A. (2003). Crecimiento y sobrevivencia del ostion del Pacifico Crassostrea gigas, en la parte de influencia marina de la Laguna de Barra de Navidad, Jalisco, Mexico. Tesis de Licenciatura. Escuela de Biologia, Facultad de Ciencias Quimicas y Biologicas, Universidad Autonoma de Guadalajara, Zapopan, Jalisco, Mexico. 71 pp.

Corrales-Serna, I. E. (2010). Crecimiento y supervivencia del callo de hacha Atrina maura en la Isla Los Redos, Navolato, Sinaloa. Tesis de Maestria. Universidad de Occidente, Unidad Guasave, Guasave, Sinaloa, Mexico, 63 pp.

Danigo, L. P (1998). Ostricultura: un ejemplo practico en Mexico. II Simposium Internacional de Acuacultura. Mexico, D. F. 279 pp.

FAO (2007). The state of world fisheries and aquaculture 2006. Food and Agriculture Organization of the United Nations, Rome, Italy, 180 pp.

Gallo-Garcia, M. C.; Garcia-Ulloa, M.; Godinez, D. E y Rivera, K. (2001). Estudio preliminar sobre el crecimiento y sobrevivencia del ostion del pacifico Crassostrea gigas (Thunberg, 1873) en Barra de Navidad, Jalisco, Mexico. Universidad y Ciencia, 17 (34): 83-91.

Garcia-Ulloa, M.; Gallo-Garcia, M. C.; Gonzalez-Ochoa, O. A. y Chavez-Zazueta, R. A. (2006). Cultivo del ostion japones Crassostrea gigas, en la costa media del Pacifico Mexicano. En: Los recursos pesqueros y acuicolas de Jalisco, Colima y Michoacan. Jimenez-Quiroz, M. C. y Espino, E. (Eds.), Instituto Nacional de la Pesca, SAGARPA, CRIP Manzanillo, Colima, Mexico. Pags. 580-587.

Instituto Nacional de la Pesca. (2000). Carta nacional pesquera. Diario Oficial de la Federacion. Tomo DLXIII No. 20. 2da. seccion. 7 pp.

Kobayashi, M.; Hoffman, E. E.; Powell, E. N.; Klinck, J. M. y Kusada, K. (1997). A population dynamics model for the Japanese oyster, Crassostrea gigas. Aquaculture 149: 285-321.

Korringa, P. (1976). Farming the cupped oyster of the genus Crassostrea. Elsevier, Amsterdam, The Netherlands, 224 pp.

Loosanoff, V. L. (1965). The American or Eastern oyster. U. S. Dep. Of the Int. Fish and Wild. Serv. B. of Commercial Fisheries Circular 205. 36 pp.

Martinez, C. L. R. (1999). Ecologia de los sistemas acuicolas. AGT Editor. Mexico, 1-221 pp.

Mazon-Suastegui, J. M. (1988). Manual de operacion inicial del Centro de Acuacultura en Bahia Magdalena, Baja California Sur. Documento interno. Proyecto interno. Proyecto Cultivos Marinos/Moluscos. CIBNOR S. C. 35 pp.

Mazon-Suastegui, J. M. (1996). Cultivo del ostion japones Crassostrea gigas. En: Casas, V. y Ponce, D. G. (Eds.). Estudio del potencial pesquero y acuicola de Baja California Sur, Mexico. 625-650 pp.

Nava, H. J. M.; Nava, H. y Ramos, R. (1995). Cultivo experimental de crecimiento y engorda del ostion= japones en cajas ostreofilas en el estero de Teacapan, Sinaloa. Gaceta Informativa de la Unidad de Educacion en Ciencia y Tecnologia del Mar, SEP. No. 13: 20-22 pp.

Quayle, D. B. y Newkirk, G. F. (1989). Farming bivalve mollusks: Methods for study and development. Advances in World Aquaculture, Vol. 1, Los Angeles, USA, The World Aquaculture Society, 294 pp.

Ren, J. S.; Ross, A. H. y Schiel, D. R. (2000). Functional description of feeding and energetics of the Pacific oyster Crassostrea gigas in New Zealand. Marine Ecology Progress Series 208: 119-130.

Roncarati, A.; Fellici, A.; Dess, A.; Leila, F. y Paolo, M. (2010). Trails on Pacific oyster (Crassostrea gigas Thunberg) rearing in the middle Adriatic Sea by means of different trays. Aquaculture International 18: 35-43.

Sandoval, S. I. J. (2006). Cultivo piloto del ostion japones Crassostrea gigas en el estero la Pitahaya, Guasave, Sinaloa. Tesis de Licenciatura. CRIP, Guasave, Sinaloa, 79 pp.

Sevilla, H. M. (1993). Las ostras de Mexico. Aspectos basicos para su cultivo. Ed. LIMUSA. Mexico, D. F. 165 pp.

Sokal, R. R. y Rohlf, F. J. (2000). Biometry. The principles and practice of statistics in biological research, 3rd edition, Freeman and Company, New York, New York, USA. 239 pp.

Strickland, J. D. y Parsons, T. R. (1972). A practical handbook for the sea water analysis. Fisheries Research Board of Canada. Bull. Second Edition.167 pp.

Ulloa, P. A.; Martinez, A. y Escobedo, D. (2003). Fitoplancton del litoral del municipio de Guasave, Sinaloa. Resumenes. IX Congreso de la Asociacion de Investigadores del Mar de Cortes, A. C. y III Simposium Internacional del Mar de Cortes, La Paz, Baja California Sur. Mayo 5- 9, 2003. 95-96 pp.

Recibido: Septiembre 13, 2011

Aceptado: Marzo 26, 2012

Gongora-Gomez, A. M.; (1) Garcia-Ulloa, M.; (2) * Hernandez-Sepulveda, J. A. (1) y Dominguez-Orozco, A. L. (1)

(1) Centro Interdisciplinario de Investigacion para el Desarrollo Integral Regional Unidad Sinaloa, Instituto Politecnico Nacional Blvd. Juan de Dios Batiz Paredes No. 250, Guasave, Sinaloa, Mexico.

(2) Laboratorio de Ciencias Marinas, Universidad Autonoma de Guadalajara M. Lopez de Legazpi No. 235, Barra de Navidad, Jalisco, Mexico.

* Correspondencia: turbotuag@hotmail.com
Cuadro 1

Correlaciones entre peso (g), clorofila a (mg/[m.sup.3]) e
indice de condicion (%) del ostion del Pacifico Crassostrea
gigas durante su cultivo en el estero La Piedra, Guasave,
Sinaloa, (Mexico), desde noviembre de 2004 a mayo de 2005.

           Peso con      Peso con      Clorofila a
           Clorofila    Indice de     con Indice de
             a **      condicion **   condicion ***

[r.sup.2]   0.4709        0.9312         0.5983
F            1.43         32.66           2.79
P           0.2861       0.0023 *        0.1558

* Diferencia significativa (P < 0.01).

** Modelo exponencial. El modelo usado para cada relacion se
ajusto al criterio del mayor coeficiente ([r.sup.2]) (Bhujel,
2008), dado por el programa computarizado de estadistica
utilizado.

*** Modelo lineal.

NOTA: [r.sup.2] = coeficiente de correlacion; F = valor de
Fisher para comparacion de medias; P = probabilidad; n = 350.
COPYRIGHT 2012 Universidad de Colima, Centro Universitario de Investigaciones Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gongora-Gomez, A.M.; Garcia-Ulloa, M.; Hernandez-Sepulveda, J.A.; Dominguez- Orozco, A.L.
Publication:Avances en Investigacion Agropecuaria
Date:May 1, 2012
Words:4945
Previous Article:Analisis de componentes del sistema productivo de aguacate, con incidencia probable de Phytophthora en Cesar, Colombia.
Next Article:Caracterizacion del sistema agrosilvopastoril en la Depresion Central de Chiapas.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters