Printer Friendly

Corrupciones no probadas: el "fraude" del correo mayor en nueva Espana (1693-1701).

Unproven corruption: "fraud" in the High Post of New Spain (1693-1701)

Des corruptions non prouvees: la "fraude" du Correo Mayor en Nouvelle-Espagne (1693-1701)

1. Introduccion

En 1697, el Correo Mayor de Nueva Espana fue acusado de cometer "fraude a la Real Hacienda [...] en mas de 16.000 pesos" (2). El denunciante era ni mas ni menos que el Conde de Moctezuma, virrey de Nueva Espana. Desde que empezo a asignarse el oficio de Correo Mayor en 1576, por primera vez fue presentada una querella con estas caracteristicas. Hasta aca, la mayor parte de las quejas y reclamaciones en contra de los Correos Mayores estuvieron relacionadas con los retrasos, la falta de seguridad o las cuestionables condiciones del servicio, pero no precisamente con la defraudacion (3). En 1607 desde Madrid, el real Consejo de Indias requirio informar sobre los gastos efectuados para movilizar la correspondencia del virrey (4). La solicitud, no obstante, no se convirtio en una investigacion por fraude en contra del encargado del correo. A pesar de requisiciones similares, durante los casi dos siglos que estuvieron activos los Correos Mayores en Nueva Espana, ninguno fue relevado de su cargo. Los demas individuos que ocuparon esta funcion no estuvieron envueltos en grandes acusaciones de corrupcion, llegando a ejercer su cargo hasta su fallecimiento o hasta que lo cedieran.

A finales de la decada de 1690, oficiaba como Correo Mayor Pedro Ximenez de los Cobos, y como virrey de Nueva Espana Jose Sarmiento de Valladares (tambien conocido como el Conde de Moctezuma). La imputacion implico entonces el enfrentamiento entre la maxima autoridad virreinal y un miembro de la elite politica nacida en la capital mexicana. No esta de mas, decir que mientras un individuo ejercia el cargo de Correo Mayor, tenia el derecho de actuar como regidor con "voz y voto" de la ciudad donde hubiera adquirido el titulo (5). Ello implicaba una participacion directa en cualquier decision o controversia que se presentara dentro del ente capitular, quizas el mas poderoso de las Indias para la epoca en que surge la controversia.

Ximenez de los Cobos residia en la capital novohispana y actuaba en otras ciudades a traves de una red de tenientes de Correo Mayor. Entre sus responsabilidades estaba: 1. garantizar la circulacion de los pliegos oficiales dentro del virreinato y; 2. proporcionar la logistica suficiente para que el correo ultramarino transitara desde los puertos de Acapulco y Veracruz hasta la ciudad de Mexico y otros destinos finales. En ciudades como Oaxaca, Puebla, Guadalajara o aleatoriamente Veracruz, el Correo Mayor de Mexico dispuso de una red de tenientes quienes se encargaban de representarlo y vigilar la distribucion de informacion (6).

El presente articulo tiene por objetivo analizar la acusacion proferida en contra del Correo Mayor de Mexico, y las razones que hicieron insostenible la denuncia hecha por el virrey Sarmiento. El proceso represento la constitucion de un extenso memorial que fue litigado en el Consejo de Indias; sin embargo, y aunque la acusacion tuvo un amplio eco en Madrid y Mexico, las autoridades metropolitanas finalmente no tomaron medidas en contra del implicado. Los testigos presentados por el virrey no respaldaron completamente la denuncia, mientras que las pruebas presentadas resultaron insuficientes. Las autoridades imperiales, por su parte, tampoco optaron por ordenar una "visita" o suprimir el oficio de Correo Mayor. Por el tipo de declarantes que participaron en el proceso, la cantidad de dinero supuestamente sustraido por el Correo Mayor y el antecedente que dejo la investigacion, el episodio que analizamos tomo caracteristicas de "escandalo".

Asi pues, las sospechas de fraude no provocaron que el maximo responsable de la red postal en Nueva Espana fuese removido de su cargo. Por el contrario, este ultimo parecio asentarse mas en su oficio una vez termino la investigacion en su contra. El Correo Mayor, Pedro Ximenez de los Cobos, efectivamente gozo de su privilegio por veintisiete anos (1693-1720 (7)), hasta que uno de sus familiares recibio el oficio por "renunciacion" (8). La acusacion, en todo caso, resulta unica por haber sido la primera proferida en America en contra de un Correo Mayor, y por dejar entrever diversos elementos ligados a la prestacion de los servicios postales en Nueva Espana. Ya a finales del siglo xvii, este virreinato era el principal centro de redistribucion de correo en America. En efecto, su contacto con el Galeon de Manila, con las islas del Caribe, con las colonias inglesas y francesas del norte del continente, asi como con Europa, lo ponia en una situacion bastante privilegiada en terminos comunicativos.

La hipotesis del articulo propone mostrar que ciertas acusaciones por corrupcion, fraude o exceso, tambien podian terminar por fortalecer la figura de los acusados. De hecho, una vez que termino la investigacion por fraude en contra del Correo Mayor de Nueva Espana, Ximenez de los Cobos no solo fue respaldado para continuar como maximo encargado de la distribucion de correspondencia, sino para ser administrador de la reconstruccion de las tiendas en el centro de Mexico (en calidad de alcaicero), y continuar con sus funciones como regidor. Al oficio de Correo Mayor lo recubrio un aura de confianza y respaldo en varios lugares de America, entre otras por tratarse del principal encargado de transportar la comunicacion del rey. En este caso, el "fraude" estaba representado por los sobrecostos y dineros de demas que supuestamente cobraba Ximenez de los Cobos a la Real Hacienda. La "corrupcion" estribaba en la alteracion de las cuentas, mentir en las condiciones de prestacion del servicio postal, y abusar de la confianza entregada por el rey para ejercer su cargo.

El citado virrey habia reemplazado a Gaspar de la Cerda Sandoval (Conde Galve). Entre otras cosas fue celebre por haber colaborado en la pacificacion de ciertas regiones tarahumaras en el norte de Nueva Espana, y por haber tenido que enfrentar el peligroso tumulto de 1692 (9). El Correo Mayor Ximenez de los Cobos, por su parte, tuvo una muy buena relacion con el Virrey Conde de Galve, quien llego a apoyarlo en su nombramiento como "alcaicero mayor", y en otro tipo de pedidos personales (10). Igualmente, algunos individuos acomodados de la ciudad de Mexico vieron con muy malos ojos las medidas contundentes que tomo el Conde Moctezuma, por ejemplo, expulsando a los indios itinerantes de la ciudad de Mexico y tomando otras drasticas medidas para aminorar el descontrol que reinaba en la capital novohispana (11).

La alcaiceria, entre otras cosas, le permitio a Ximenez de los Cobos hacerse cargo de la reconstruccion de los "cajones" (tiendas ubicadas en el zocalo sin trastienda) incineradas durante la crisis de 1692. A pesar del tenso ambiente, al final de su mandato el Conde de Galve logro tener un trato fluido con los comerciantes que apoyaron al Correo Mayor en su asignacion como alcaicero, y con un grupo importante de los miembros del cabildo de la ciudad de Mexico. Las buenas formas entre varios miembros del Cabildo y el virrey Conde de Galve fue ratificada con una carta colectiva escrita por la institucion capitular agradeciendo por dos cosas en particular: la pacificacion de "el tumulto e incendio [...]"; y haber apoyado la construccion de "las nuevas obras de acequias y traida de agua" (12). El Conde de Moctezuma, por su parte, tenia que abrirse paso en un circulo politico poderoso, rico y que veia con resquemores sus intereses renovadores.

2. Comunicacion, correo y corrupcion

En terminos historiograficos, en los ultimos anos ha habido un notable interes por reflexionar sobre los mecanismos y estrategias que permitian la circulacion de informacion dentro del imperio espanol. Los clasicos textos de Renate Pieper o Geoffrey Parker, asi como los trabajos de Ardnt Brendecke, Sylvia Sellers-Garcia o Guillaume Gaudin, resultan representativos en este sentido (13). En particular, Pieper ha considerado relevante abordar la manera en que Europa tuvo noticia del "contacto" y Parker, por su parte, ha reflexionado sobre la forma en que la comunicacion con America se transformo en un asunto de gobierno. Brendecke, Sellers-Garcia y Gau din, han reforzado tales aportes con trabajos monograficos acerca de la intensificacion de los intercambios de informacion entre Espana y las Indias, las formas de comunicacion con las periferias, y la vida de individuos dedicados a los oficios de la "pluma".

Asi mismo, y con respecto al caso especifico del correo, debe decirse que buena parte de la literatura ha resaltado sobre todo los desafios materiales que enfrentaba el intercambio de informacion en los espacios indianos. En efecto, con frecuencia son aludidos los multiples factores que dificultaban la comunicacion en las Indias, pero no las alianzas y agentes que hicieron posible la circulacion de miles de misivas transportadas durante el periodo colonial. En realidad, poco sabemos de los Correos Mayores, asi como de los mensajeros y los marinos que participaron en la movilizacion del correo indiano.

Para el caso especifico de la Nueva Espana, todavia resulta util el trabajo de Walter Ludovico Bose, quien analizo la genesis del cargo de Correo Mayor en Mexico y Guatemala (14). Sus trabajos dieron un orden logico al surgimiento de ambas concesiones, y fueron pioneros en la consulta de archivos espanoles y americanos que trataban sobre el tema. A la luz de tales investigaciones fue posible situar datos basicos de la forma como surgieron ambas concesiones y sus distintas temporalidades. En esta linea, pero de forma mas reciente, podria ubicarse la contribucion de Nelson Fernando Gonzalez, quien ha sostenido que en el Nuevo Reino de Granada, Nueva Espana y Peru, hubo al menos tres esquemas de distribucion del correo (15). Las grandes redes postales indianas, segun muestra evidencia inedita, parecian ser bastante heterogeneas en sus principios de gestion y modos de funcionamiento.

Con respecto a los estudios relativos al fraude y la corrupcion, poseemos una realidad bastante distinta. En este punto, el numero de articulos compilados y libros dedicados exclusivamente al problema, es abundante. Michel Bertrand, con su reconocido estudio sobre la "grandeza y miseria" de los oficios de Real Hacienda en Nueva Espana, avivo hace dos decadas el debate acerca del significado de la "corrupcion" dentro de las sociedades de Antiguo Regimen (16). Perspectivas de este estilo cuestionaron algunos de los supuestos clasicos de la "ineficiencia" y aparente voracidad de los oficiales espanoles para transgredir el "habitus" (17) de sus cargos (18).

Frente a ello, en los ultimos anos autores como Francisco Andujar, Pilar Ponce Leyva, Pierre Ragon o Christoph Rosenmuller, han propuesto usar el concepto para todo tipo de realidades donde tenian lugar practicas "excesivas" o "abusivas" vinculadas al real servicio y la venalidad (19). Este tipo de planteamientos han sabido conjugarse con estudios mas concretos, relativos a las numerosas acusaciones de fraude que se extendieron dentro de todo el mundo indiano (20). En el ambito luso-brasilero e ingles, la reflexion tambien ha logrado animarse, permitiendo realizar ciertos paralelismos con el mundo hispanico (21). Concretamente, el presente escrito se posiciona como una contribucion en dos frentes: por una parte, al estudio de los cargos de Correo Mayor y las personas que los ejercian; y por otra, a observar la funcion de ciertas acusaciones por fraude y corrupcion.

3. Los Correos Mayores en Mexico

Las concesiones de Correo Mayor en Nueva Espana contaban con una consolidada tradicion de asignaciones, iniciada durante la segunda mitad del siglo xvi. En un primer momento, las autoridades metropolitanas sugirieron que dicho cargo en Mexico fuera entregado por "donacion" pura y perfecta de los reyes (22). Asi habia ocurrido en el caso del cargo de Correo Mayor de Indias. En efecto, la primera version de este oficio (ejercido primero desde la ciudad de Sevilla y posteriormente desde Lima), fue entregada por donacion real en 1514 (23). Dicha concesion tenia la particularidad de haberse entregado a perpetuidad, por lo que para ser extinguida era necesario que la Corona y el beneficiario negociaran al menos una indemnizacion. Asi lo estipulaba la ley y la costumbre. En caso contrario existiria una arbitrariedad por parte de las instituciones reales, en parte por no respetar con derecho concedido previamente por el mismo rey.

Sin embargo, en el caso de Nueva Espana hubo ciertas variaciones. En principio, el cargo de Correo Mayor fue delegado y luego rematado. Durante el periodo de delegacion no se entrego ningun dinero por ejercer el oficio. El primer "leal vasallo" elegido para dirigir los destinos de la distribucion de correspondencia en Nueva Espana fue Diego Daza. Este ultimo actuo como Correo Mayor de Nueva Espana por algo mas de dos anos, y lo recibio gracias a sus buenos oficios y muestras como "criado fiel" (24). La pronta muerte de Daza impidio que continuara gozando de la prebenda, aunque previamente a su fallecimiento recomendo a su colaborador para ostentar el cargo. Sin mayor oposicion de las instituciones metropolitanas, Martin de Olivares fue nombrado como el reemplazante del primer Correo Mayor. Este accedio al oficio bajo la misma formula de su antecesor, es decir, por delegacion. No se contemplo, entonces, pago alguno. Luego de su nombramiento, Olivares actuo como Correo Mayor de Nueva Espana durante veinticinco anos (1579-1604).

La situacion cambiaria a principios del siglo xvii, cuando la practica de vender oficios reales en los espacios indianos iba a consolidarse (25). En efecto, desde finales del siglo xvi se habia especulado en Nueva Espana con la posibilidad de rematar el cargo de Correo Mayor. Lo anterior implicaria que un particular (con la honorabilidad y el respaldo economico suficientes), pudiera pagar por convertirse en Correo Mayor. Para ello era necesario realizar un avaluo y ganar la puja de remate. Asi quedo avalado desde 1604, cuando el Virrey Marques de Montesclaros y el Secretario de Nueva Espana en el Consejo de Indias acordaron proponer que el cargo fuera vendido por la notabilisima suma de 58.000 pesos (26). Luego del ritual de pregon que duro casi un mes, y de que se presentara una puja con dos individuos mas, Alonso Diez se transformo en el maximo encargado de la correspondencia novohispana. Fue la primera persona en pagar por un cargo de Correo Mayor en los espacios indianos.

El rey no se opuso a la transaccion de venta del oficio de Correo Mayor que, entre otras cosas, significaria un importante ingreso para las finanzas reales y la posibilidad de que un agente pudiera asumir la distribucion del correo oficial. A cambio, Diez pudo hacerse regidor del Cabildo de la ciudad de Mexico, arrendar lugartenencias en las ciudades donde lo considerara pertinente, y la facultad de movilizar el correo particular negociando directamente con los usuarios. Para establecer algunas proporciones, debe decirse que en 1604 el solo cargo de regidor de la ciudad de Mexico costaba 8.000 pesos (27). Como este estaba incluido dentro del de Correo Mayor, puede decirse que el cargo de Correo Mayor valia siete veces mas. El dato, ademas, nos ayuda a mesurar la enorme cantidad de dinero que estuvo dispuesto a pagar Alonso Diez por el oficio en cuestion.

A diferencia de lo ocurrido con otras concesiones de correos que existian en las posesiones ultramarinas espanolas, la novohispana fue entregada como un oficio de duracion vitalicia. Esto significaba que, en principio, el oficio caducaria una vez muriera el beneficiario. Tal condicion diferenciaba el cargo en el Peru donde, como se ha sugerido, la condicion de perpetuidad no implicaba que la propiedad se extinguiera una vez falleciera el beneficiario. En Mexico, de no pactarse una cesion o una "renunciacion" del cargo previamente a la muerte del titular, podria volverse a rematar. Asi pues, desde que fue hecho el primer remate en 1604, el cargo de Correo Mayor de Nueva Espana adquirio la categoria de "vendible y renunciable".

El cargo de Correo Mayor de Nueva Espana ejercia jurisdiccion sobre un vasto territorio. A su cargo estaba una extensa red compuesta por varios polos comunicativos que se extendian desde el actual sur de los Estados Unidos, hasta Guatemala. Por el espacio Este-Oeste, funcionaba la conexion entre Veracruzy Acapulco, los dos grandes puertos ultramarinos del mundo novohispano. Por este circuito circulaba una gran parte de la correspondencia dirigida desde (o hacia) Europa y Filipinas. A todo lo anterior, deben ser agregadas una cantidad importante de rutas de menor envergadura y caminos mas modestos por donde tambien circulaba correspondencia, generalmente gracias a agentes particulares como los indios, los arrieros u otros sectores extraoficiales (28). Tales rutas eran esenciales para la circulacion de correspondencia particular, militar, eclesiastica o administrativa. La cual era transportada por fuera de los grandes circuitos protegidos por las ciudades y capitales mas importantes.

En los territorios europeos de la Corona, por su parte, estuvo vigente la concesion de Correo Mayor del Reino. Dicho privilegio estuvo en manos de la celebre familia Thurn-Taxis (29). En terminos generales, tal colectivo familiar tenia la responsabilidad de distribuir el correo dentro de la peninsula, las colonias italianas, y generar las conexiones necesarias para la comunicacion de Espana con el resto de Europa. Adicionalmente existia un Correo Mayor en Sevilla, que estaba a cargo de la distribucion de correspondencia de justicia, gobierno y real hacienda propia de la ciudad (30). La Casa de la Contratacion y el Consejo de Indias, en teoria, deberian contar con al menos dos mensajeros disponibles para la movilizacion de correos indianos desde Sevilla y Cadiz. No obstante, este tipo de principios eran mucho menos rigidos y mas flexibles de lo que los titulos parecen indicar. La evidencia muestra que, ante la urgencia, el intercambio de mensajeros y la remision de correos extraordinarios era posible (31). En Nueva Espana este tipo de alternancias tambien tuvieron lugar.

A lo largo del siglo xvn, los Diez de la Barrera y los Ximenez de los Cobos representaron a los dos grandes colectivos familiares que gerenciaron el correo en Nueva Espana, una vez empezo a venderse. Cuatro miembros de la familia Diez de la Barrera ejercieron el cargo entre 1604 y 1693 y, cuatro miembros de la familia Ximenez de los Cobos estuvieron al frente del mismo desde 1693 hasta 1760. La tabla N. 1 nos muestra que despues de la primera asignacion por via de remate, el cargo de Correo Mayor de Nueva Espana tendio a estar periodos prolongados en manos de sus titulares. La familia Diez de la Barrera en total lo ocupo durante casi 90 anos, a pesar de que en principio era una concesion vitalicia y renunciable. Los datos presentados ayudan a corroborar la decidida confianza que despertaron los Correos Mayores entre las instituciones virreinales y metropolitanas. Pedro Ximenez, aunque hacia parte de un nuevo colectivo familiar que empezaria a ejercer el cargo, no fue sancionado. La corona, al menos en este caso, opto por respaldar a la elite postal que surgio.

La merced fue extinguida completamente en 1766 despues de poco mas de un lustro de negociacion entre la corona y el ultimo Correo Mayor. A continuacion, se presenta un resumen de los Correos Mayores de Nueva Espana entre 1604 y 1720, justo en el periodo en que aparecio la acusacion de fraude promovida por el Conde de Moctezuma.

Como puede verse en la tabla, Pedro Ximenez de los Cobos (1693-1720) habia asumido el oficio de Correo, tres anos antes de que el Conde de Moctezuma llegara a Mexico para actuar como Virrey. Ximenez conto un periodo prudente para consolidarse como regidor de la ciudad y establecer una amplia red clientelar en la ciudad y otros lugares del virreinato. En este tiempo tambien pudo hacer prosperas algunas haciendas de su propiedad, y donar dinero para la realizacion de varias obras piadosas (32). Incluso, en 1695 obtuvo una comision para adquirir y transportar hacia la alhondiga de la capital novohispana la mayor cantidad de maiz disponible en el mercado (33). Bien conocidos son los problemas de abastecimiento de alimentos, y en especial de dicho grano sufria la ciudad de Mexico, por los anos en que el virrey acusa al Correo Mayor de fraude.

Pedro Ximenez habia llegado al cargo gracias a la "renunciacion" que en su favor habia hecho Francisco Alonso Diez de la Barrera, miembro de la otra gran familia que ejercio el cargo en Nueva Espana. En efecto, la renunciacion era un procedimiento que permitia delegar un heredero del cargo solamente pagando una tercera parte de su avaluo mas la media anata. Lo anterior garantizaba, entre otras, que el cargo continuara vendiendose (o que al menos se pagara la tercera parte de su valor nominal) y que individuos muy proximos o emparentar ejercieran los oficios de Correo Mayor. Las mercedes de correos en Nueva Espana se "renunciaron" en hermanos, sobrinos, socios o amigos.

En 1693, Francisco Alonso Diez de la Barrera intento recurrir a la "renunciacion", para que su hijo pudiera ser Correo Mayor una vez tuviera la edad. Esta era la costumbre. Por aquella epoca, el primogenito de Francisco Alonso Diez apenas tenia cinco anos, por lo que evidentemente no podia ejercer el cargo de Correo Mayor. La normativa indiana, de hecho, impedia que una persona menor de 25 anos pudiera actuar de forma efectiva como propietario de una concesion de Correo Mayor (34). Diez de la Barrera conocia bien esta disposicion, por lo que opto por representar el mismo a su hijo, despues de considerar ceder el oficio a uno de sus cunados. Mientras el vastago crecia, Diez tendria la facultad de actuar como albacea, y seguir siendo de Correo Mayor-regidor de la ciudad de Mexico.

Con lo que no contaba Francisco Alonso Diez era que su hijo, producto de una enfermedad, estaria en imposibilidad de convertirse en Correo Mayor. Solo unos meses despues de haber "renunciado" el cargo, su hijo fallecio. Frente al panorama, Pedro Ximenez de los Cobos logro persuadir al Correo Mayor para que renunciara el cargo para el. Esta maniobra era completamente legal, y permitia que Ximenez comprara el cargo solo por una tercera parte de su valor nominal. Para Francisco Alonso Diez tambien parecia una buena opcion, pues para los anos en los que fallecio su hijo estaba en una penosa situacion economica, producto de los constantes prestamos que habia hecho a distintas cofradias y conventos de la ciudad. Algunos pleitos surgidos despues de su muerte muestran que su viuda tuvo que litigar con una larga lista de acreedores por deudas contraidas hacia 1690 (35).

Por la renunciacion del cargo, Ximenez pago Francisco Alonso Diez poco mas de 15.333 pesos, dinero que equivalia a una tercera parte del avaluo de la concesion. Como lo muestra la tabla No.1, en 1693 la concesion costaba 46.000 pesos, una cifra para nada despreciable. Entre los anos 1604 y 1693, el precio del privilegio habia fluctuado entre 58.000 y 46.000 pesos. En este periodo, el precio mas alto fue el estimado en 1604 (58.000 pesos), una vez se decidio rematar por primera vez la concesion. Luego, el precio del cargo decrecio en 2.000 pesos, llegando a situarse en los 56.000 hacia 1614. Para el tercer remate del cargo, en 1651, la concesion se desvalorizo en 10.000 pesos. Posteriormente, y fuera del periodo que nos ocupa, el precio continuo incrementandose hasta llegar a ubicarse por encima de los 61.000 pesos en el ano 1760.

4. Construir un escandalo

Apenas dos meses despues de haber llegado a la ciudad de Mexico, el Conde de Moctezuma construyo la acusacion en contra del Correo Mayor (1696). De acuerdo con lo registrado por la Real Hacienda, Ximenez de los Cobos cobraba cerca de 24.000 pesos anuales por el manejo del correo novohispano (36). De este dinero se obtenian recursos para: el pago a los mensajeros (y sus ayudantes), el alquiler de los caballos o mulas necesarios en los viajes, y la compra de elementos como las bolsas, candados o cajones en los cuales se transportaba el correo. De tal cantidad quedaba una tercera parte para la retribucion del Correo Mayor, lo cual significaba su ingreso por la prestacion del servicio. De esta forma se obtenia el siguiente guarismo: una carta sencilla, por ejemplo, por via ordinaria era cobrada a 2 reales entre Mexico y Veracruz, por lo que al Correo Mayor le correspondian 0,6 reales por la movilizacion de cada carta de este tipo.

En Nueva Espana la responsabilidad mas inmediata del Correo Mayor era que, mediante envios semanales o quincenales, las grandes ciudades mexicanas estuvieran provistas de informacion. Desde alli, los tenientes de correos o las autoridades principales de cada lugar debian distribuir los correos a villas o pueblos de menor importancia de acuerdo a la demanda y mediante mensajeros esporadicos.

De acuerdo con lo senalado en la acusacion proferida por el virrey, el Correo Mayor de Nueva Espana habia ido aumentando sus informes de gasto. A su cargo estaba la movilizacion de la informacion relativa a justicia, gobierno, real hacienda, milicias o "doctrina" (37). En la practica, no siempre era sencillo definir los limites entre un correo oficial y uno particular. Por ejemplo, la correspondencia de los Alcaldes Mayores (asi fuera para tratar temas personales con las instituciones u otros oficiales) muchas veces fue movilizada por los Correos Mayores (38).

Segun la consideracion del virrey Conde de Moctezuma, resultaba completamente reprochable, desde el punto de vista economico y moral, que Ximenez de los Cobos recibiera anualmente una cifra tan alta por tan solo "enviar criados con los pliegos" (39). A criterio suyo, el Correo Mayor solo prestaba un servicio de organizacion que no le demandaba un esfuerzo exagerado. Por lo general, se apelaba a un grupo de mensajeros mas o menos estables (o "confiables") por lo que su seleccion solo excepcionalmente preocupaba al Correo Mayor. Una vez en la ciudad, los mensajeros entregaban al oidor mas antiguo la correspondencia, con apenas la supervision de Ximenez de los Cobos. De igual modo, tambien se sabe que ante su ausencia de la ciudad para visitar sus propiedades fuera de la ciudad o para realizar algun negocio, alguno de sus allegados podia reemplazarlo en calidad de teniente. De no haber anomalias, y siguiendo las cifras calculadas por el virrey denunciante, estas responsabilidades podian representar 8.000 pesos anuales al Correo Mayor de Nueva Espana. Visto asi, el faltante o "fraude" rondaria la enorme suma de 16.000 pesos.

En principio, fueron llamados a declarar 7 testigos, quienes respaldaron timidamente al virrey. Entre ellos estaba el gobernador de la provincia nortena de Parral quien indico, ademas, que los servicios postales proporcionados por Ximenez de los Cobos distaban mucho de ser eficaces. Sin duda, se trato de un agravante dentro de la acusacion que inicialmente fue hecha por fraude. Siguiendo las palabras del testigo gobernador, en los dos ultimos anos su administracion habia gastado la abultada suma de 6.000 pesos para financiar los correos terrestres. El gobernador, a su vez, se quejaba de que el Correo Mayor no garantizara el intercambio de correspondencia a provincias ciertamente alejadas de la capital, como la que presidia. Al no haber mensajeros con regularidad, era necesario realizar envios esporadicos con portadores de correo extraordinarios o soldados. Estos servicios por lo general eran mas caros, y reducian la posibilidad de movilizar el correo en grandes volumenes y con frecuencias claramente predefinidas. El testimonio era importante, entre otras cosas porque en la region de Parral estaba ubicado el Real de Minas de Santa Barbara, un importante centro economico del virreinato (40).

Lo anterior se suma a dos aspectos visibilizados por el virrey: la falta de postas y la explotacion de los indigenas. En el primer caso, el mismo virrey insto a las autoridades para que averiguaran si existian en el virreinato un numero adecuado de "postas" y lugares de repostaje para los mensajeros. La opinion del virrey era que Ximenez de los Cobos privilegiaba los dos grandes puertos ultramarinos y a la capital. Los testigos que actuaron en el caso fueron cautelosos al respecto, y no hicieron aseveraciones demasiado arriesgadas en torno al tamano de la red postal. El tema, sin embargo, ya habia salido a flote en otras situaciones (41).

Con relacion al segundo aspecto, debe decirse que el virrey se quejo en el memorial de 1696 por los bajos salarios pagados a los mensajeros. El Conde de Moctezuma parecio tener certeza de que el Correo Mayor y sus tenientes pagaban a los conductores de correos tarifas menores a las que autorizaba la corona. Segun la costumbre, un mensajero debia recibir 8 pesos por un recorrido de 10 leguas; 12 pesos por 15 leguas y; 16 pesos por 20 leguas (42). Para el virrey, Ximenez de los Cobos entregaba salarios menores, quedando el excedente para su propio peculio. Cosa similar ocurria con las "cabalgaduras", esto es, el dinero que le era entregado a los indios cuando alquilaban un caballo o vendian comida para los equinos (43). La sospecha era que en ciertas ocasiones no se pagaban dichas cabalgaduras, o se retribuian muy mal. En el corto plazo estas cantidades podian ser poco relevantes, pero a largo plazo podian significar un notable ingreso para el Correo Mayor.

Entre los testigos mas emblematicos estuvo Fernando de Deza, quien era el Contador General de Tributos. Por la cercania de este oficial con la Real Audiencia, y por lo tanto con el virrey, podria pensarse que iba a respaldar las acusaciones del virrey. Sin embargo, no fue asi, quedando manifiesta una notable ambiguedad en sus respuestas. Segun la memoria del Contador de Tributos, era muy posible que la Real Hacienda le hubiera entregado 24.000 pesos al Correo Mayor, aunque dijo no tener certeza de que con solo 8.000 pudieran solventarse los gastos derivados del transporte de correos en el virreinato. Por el contrario, su posicion estuvo inclinada a sugerir que los servicios eran costosos y crecientes. Con respecto al tema de las pocas postas existentes en Nueva Espana, Deza contesto tajantemente que era dificil mantener las postas y el intercambio de mensajeros en la mayor parte de las poblaciones por lo "irregular y despoblado de las veredas y caminos". Asi pues, no parecio criticar fuertemente la gestion del Correo Mayor.

Conforme fueron recogiendose los diversos testimonios, la acusacion del virrey parecio ir perdiendo solidez. De esta forma quedo expresado a traves de Francisco de Morales, Contador de Rentas de la ciudad de Mexico por mas de una decada. Morales habia entregado al Correo Mayor varias veces los dineros concernientes a su labor como encargado del correo. En su declaracion poco opino sobre el numero de postas y el salario de los mensajeros. Sin embargo, si se atrevio a senalar que durante algunos anos, el cargo de Correo Mayor apenas arrojaba 300 pesos de ganancia para su beneficiario (44). La diferencia, vista asi, era abismal entre los 16.000 pesos aludidos por el virrey y la cifra que sugeria Morales. La declaracion del Contador de Rentas parecia claramente defender a Ximenez de los Cobos, y dejar sin piso la denuncia del jefe virreinal.

Este testimonio resulta particularmente significativo, pues el Contador de Rentas participaba en la extincion de cuentas anual que se realizaba con el Correo Mayor, y muy probablemente tenia una relacion proxima al Correo Mayor. No puede descartarse que, de comprobarse el fraude, algunos oficiales de la Real Hacienda fueran cuestionados e involucrados en un hipotetico desfalco.

Un punto de quiebre lo genero el testimonio de Diego Jose de Bustos, quien se desempenaba como Contador de la Media Anata de la ciudad de Mexico. Su testimonio fue muy parecido al de Morales, aunque oso en calificar en mejores terminos el actuar del Correo Mayor. Para este encargado de la distribucion de la correspondencia habia hecho una buena labor en el "transporte de las cartas", y lo valoro como una pieza importante dentro del funcionamiento de la Real Audiencia (45). Al igual que otros de los testigos, al Contador de la Media Anata le parecia dificil que el correo virreinal estuviera siendo desfalcado en 16.000 pesos. No obstante, tampoco manifesto estar seguro de que anualmente fueran cobrados 24.000 pesos todos los anos por el servicio de correos.

Las incongruencias entre lo senalado por el virrey y los testimonios de oficiales de la Real Hacienda generaron que el fiscal encargado de llevar el caso ordenara recoger otro tipo de material probatorio. Este fue un punto de inflexion. En efecto, desde Madrid el fiscal le solicito al Tribunal de Cuentas un informe sobre las inversiones hechas en la movilizacion de correspondencia en los ultimos tres anos contables completos, los cuales coincidian con el tiempo que Pedro Ximenez de los Cobos llevaba ejerciendo como Correo Mayor. Para ello era requerido recoger las distintas "relaciones juradas" donde habia quedado registro de las cantidades entregadas.

Desde el siglo xvii era costumbre que el Correo Mayor recibiera, a principios de ano, tres anticipos por una cantidad que oscilo entre los 1.000 y los 1.600 pesos (3.000 o 4.800 pesos en total). El dinero era asumido en partes iguales por la Caja Real de la ciudad de Mexico, la Averia de Acapulco y la Averia de Filipinas. Esta division genero un desafio para recopilar la informacion y construir el informe que habia ordenado el fiscal. No resulto ser una tarea sencilla, en parte por la dispersion y cantidad de informacion no seriada existente sobre el particular. Otro de los inconvenientes era que, por la naturaleza del oficio, los Correos Mayores llevaban una contabilidad particular que no era de conocimiento publico. En este sentido resulto dificil estimar, por ejemplo, el verdadero valor de los alquileres del cargo en diversos lugares del virreinato. Tenemos la hipotesis de que algunos de estos acuerdos se hicieron ante notario publico, pero muchos no.

Sin embargo, como resultado de la orden del fiscal en menos de un ano fue construido un balance relacionado con los desembolsos, gastos y dineros entregados al Correo Mayor. Los resultados de la pesquisa arrojaron que, aun habiendo "relaciones faltantes", podia justificarse el pago de 62.765 pesos por concepto de correos entre 1695 y 1698 (46). En el primer bienio se gastaron 48.296 pesos, es decir, un promedio de 24.148 pesos por ano. Una vez llegado el Conde de Moctezuma, los gastos anuales se redujeron hasta 14.469 pesos. Los datos mencionados permitian probar una reduccion en la inversion hecha en la remision de correos una vez llego el Conde de Moctezuma, pero sin que se pudiera corroborar el supuesto fraude denunciado. Las cifras tambien se alejaban un tanto de los 8.000 pesos anuales que, segun las primeras palabras del virrey, eran suficientes para garantizar la movilizacion del correo.

En la defensa del acusado, fueron fundamentales algunos testimonios complementarios recogidos a finales de 1699. Aca pueden considerarse las palabras de Agustin de Arteaga, quien fue calificado como "mensajero mestizo" de la ruta entre Veracruz, Puebla y Mexico (47). Arteaga declaro haber visto que el Correo Mayor pagaba el sueldo de los mensajeros, y que la mayor parte de los caballos eran de Ximenez de los Cobos, por lo que tampoco le constaba que no se entregara el dinero debido por concepto de las "cabalgaduras". Misma cosa hizo Baltasar de los Reyes (tambien mensajero de la ruta entre Veracruz y Mexico), quien indico que el Correo Mayor solo dejaba de pagarle a los mensajeros que no tenian: "ciencia ni conciencia" (48). Es decir, a aquellos que circulaban por fuera de los itinerarios o incumpliendo alguna de las reglas aceptadas para tal labor. Ambos conceptos, no obstante, parecian defender el buen trato que Ximenez de los Cobos tenia con sus colaboradores en el transporte de correos.

En este punto, y tres anos despues de haber sido presentada, la denuncia del Conde de Moctezuma parecia irse quedando sin bases consistentes. Los miembros de la elite local, asi como los oficiales espanoles de la Real Audiencia, no respaldaron al virrey, aunque hacian parte de su gobierno. De hecho, la averiguacion habia mostrado que, si bien el servicio no se prestaba en optimas condiciones, parecia no existir un escandaloso fraude. La investigacion tambien sirvio para visibilizar y dar a conocer diversos aspectos del funcionamiento del correo, y para fortalecer la confianza en Ximenez de los Cobos. La Corona, para mal o para bien, pudo hacerse una idea de las practicas que caracterizaban el intercambio postal en Nueva Espana a finales del siglo xvii. Por otra parte, y mientras la acusacion iba cayendo por su propio peso, otro hecho ocurrido en paralelo marcaria la enemistad entre el Correo Mayor y el virrey: la administracion de la alcaiceria de la ciudad.

5. Un Correo Mayor "alcaicero": la estocada final

El motin de 1692 afecto parte de la infraestructura comercial de la ciudad de Mexico. Aprovechando los desmanes, algunos individuos quemaron y saquearon parte de la infraestructura comercial de la ciudad. Entre los lugares afectados estuvieron los denominados "cajones": tiendas donde se vendian productos principalmente de origen ultramarino. Estas tiendas, a diferencia de otras que funcionaban en locales fijos, no poseian trastienda, algunas de ellas estaban estructuradas en madera, y podian llegar a ser un poco mas modestas (49). Durante el siglo xvn los cajones habian aumentado su capacidad de mercado y representaban uno de los lugares de comercio mas importantes de la capital mexicana.

Luego de evaluar las perdidas tras la rebelion, los comerciantes implicados clamaban un plan de recuperacion de la infraestructura afectada. Para ello, la Real Audiencia planeo en 1693 (meses antes de la llegada del virrey Conde de Moctezuma) la eleccion de un "alcaicero mayor". A cambio de esta labor, la persona elegida para ejercer dicho cargo tendria derecho a realizar un negocio de caracter economicoinmobiliario. La estructura era sencilla: reconstruir los locales destruidos, y tener la potestad de alquilarlos o usarlos directamente durante al menos una decada.

En 1693, y con el apoyo del virrey Conde de Galve (antecesor del Conde de Moctezuma), Pedro Ximenez de los Cobos logro ser seleccionado para ejercer el cargo de "alcaicero mayor" de la ciudad de Mexico (50). El acceso a dicho cargo se dio por remate y bajo aprobacion de la Real Audiencia. En Mexico pocos individuos tendrian la capacidad economica de asumir una inversion de esta envergadura, logrando el respaldo de buena parte de los comerciantes; sin embargo, ciertos sectores no dejaron de mostrar su inconformidad con respecto a la asignacion del cargo de alcaicero, intentando reclamar como propios algunos de los cajones que se pensaban reconstruir (51). La entrega del cargo supuso, ademas, que Ximenez de los Cobos fuera a su vez regidor, agente comunicativo y mediador entre los comerciantes y el gobierno virreinal. Los tres cargos, ademas de reditos economicos, implicaban la posibilidad de estar presente en tres de las esferas mas poderosas de la capital novohispana.

Los comerciantes duenos de los cajones culpaban al gobierno virreinal de su incapacidad de defender sus tiendas. Para ello, Ximenez de los Cobos propuso invertir 50.000 pesos para la reconstruccion y nueva administracion de la alcaiceria (52). El capital seria puesto por el propio Correo Mayor y de algunos de sus allegados. Anualmente, le podria representar a el y a sus colaboradores un ingreso que rondaria los 900 pesos anuales, segun sus propias proyecciones. Esta cantidad debia sumarse a los alquileres de los cajones, los cuales llegaban 14.800 pesos, en 1701.

El resaltar la buena gestion como alcaicero, fue el as bajo la manga que uso el Correo Mayor para enterrar de manera casi que definitiva la acusacion proferida por el virrey. Luego de haber logrado mostrar que no existia material probatorio para inculparlo del fraude de 16.000 pesos, Pedro Ximenez de los Cobos intento "limpiar" su nombre. Desde principios de 1700, el Correo Mayor empezo a remitir cartas para visibilizar su gestacion en cabeza de la alcaiceria. Dichos papeles fueron adjuntados al proceso por fraude y corrupcion que habia sido abierto cuatro anos antes. A inicios del siglo xvii, el proyecto de la alcaiceria avanzaba y producia buenos resultados, tanto para el Correo Mayor como para los demas aportantes al proyecto.

El Correo Mayor revelo que tras una inversion que superaba los 40.000 pesos, hacia finales de 1700 llevaba construidas cerca de "cinco cuadras" de la alcaiceria, las cuales habia ido entregando progresivamente. Esto representaba casi la mitad del centenar de cuadras que fueron destruidas durante el Motin de 1692. En general, en Espana fueron vistas con muy buenos ojos las acciones emprendidas por el Correo Mayor, al mismo tiempo que se aprecio su trato con influyentes comerciantes de la capital. Buena parte del exito de esta estrategia de defensa esta relacionada con la accion de Antonio de Ceballos, quien fue el procurador que represento en Madrid a Ximenez de los Cobos en la parte final del proceso, y quien tenia una excelente relacion con varios miembros de los grandes consejos reales. No esta de mas decir que ademas de procurador, Ceballos era "repostero de la Reina Nuestra Senora" (53). Lastimosamente no se ha podido tener acceso al poder y al monto que pago Ximenez por las actuaciones de representacion legal en Madrid.

Con respecto a este juego de lealtades, resulta importante senalar que las autoridades metropolitanas no dejaron de respaldar a Ximenez de los Cobos como alcaicero ni como Correo Mayor. A pesar de estar ya en curso la investigacion sobre el presunto fraude, el Correo Mayor recibio entre 1697 y 1698, la confirmacion del titulo de alcaicero "con todos los honores y preminencias" (54). Este hecho resulta llamativo pues, mientras se le investigaba por el desfalco de 16.000 pesos, al mismo tiempo el Correo Mayor era ratificado en el cargo de alcaicero, el cual suponia la administracion de una significativa cantidad de dinero anual.

Ante los hechos, en 1700 el virrey Conde de Moctezuma tomo la desesperada decision de suspender el giro de los anticipos que eran entregados al Correo Mayor a principios de cada ano. Por esta epoca, Ximenez de los Cobos recibia 4.800 pesos, entregados normalmente en el mes de enero. Por orden del Conde de Moctezuma se detuvo esta transaccion, lo que genero una airada reaccion del titular del cargo. Tal reaccion se tradujo en la redaccion de varias misivas por parte de la contraparte, en las cuales quedaba de manifiesto que suspender los pagos era ilegal, e iba en contra de la asignacion hecha desde 1604. De quererse modificar los terminos de la concesion, debia entregarse una indemnizacion y justificacion para tal revocacion. Este punto fue analizado especialmente en una Junta de Ministros del Consejo de Indias, hecha en septiembre de 1700 y donde se discutio sobre el particular.

En este espacio el Correo Mayor decidio defenderse directamente y senalar, por ejemplo, que la falta de postas en el virreinato novohispano obedecia al despoblamiento de grandes zonas, por lo que en muchos lugares era insostenible economicamente erigir una oficina de correos o asignar un teniente. Por su parte, los sobrecostos fueron explicados como un resultado del abuso que hacian algunos oficiales reales movilizando correspondencia particular con los medios de intercambio de informacion oficial. En su criterio, Ximenez de los Cobos explico que tal escollo, se solucionaba regulando las acciones postales de los miembros del real servicio y no derogando las funciones del Correo Mayor. Los costos tambien se incrementaban cuando era necesario recurrir a arrieros soldados que podian cobrar (por salario e insumos) mas que los indigenas o los mestizos (55).

Estas ultimas cartas, escritas de puno y letra del Correo Mayor, desplegaron la pesima relacion personal entre este y el Conde de Moctezuma, quienes representaban bandos en disputa dentro de la capital novohispana. Ximenez era parte de la elite local (fuertemente vinculada al comercio), y el Conde de Moctezuma reflejaba los colectivos espanoles que con frecuencia entraban en conflicto con los grupos locales. Ya al final del pleito, Ximenez de los Cobos llego a calificar al virrey como una "persona celosa del Real Servicio la cual decia defraudarse la Real Hacienda por el Correo Mayor de la Nueva Espana" (56). En efecto, el tono de la discusion llego a desplegarse en un tono personal y develando la profunda enemistad que existia entre los dos sujetos involucrados; sin embargo, los tribunales indianos estaban proximos a dar la razon a Ximenez de los Cobos y eximirlo de cualquier sospecha de fraude. El Conde de Moctezuma, por su parte, estaba proximo a terminar su periodo como virrey, y a dirigirse a Espana para continuar su carrera en el Consejo de Indias, donde llego a ser su presidente (57). A pesar de no haber podido probar la acusacion en contra del Correo Mayor, el Conde de Moctezuma fue visto en Espana como un virrey menos "corrupto" que algunos que lo antecedieron, como el Conde de Banos (58).

Despues de un intercambio de documentos que duro casi siete anos, en Madrid una junta del Consejo de Indias eximio al Correo Mayor de la acusacion de fraude que cursaba en su contra. La resolucion fue redactada por el licenciado Antonio de Ceballos de Villagutierrez el 15 de septiembre de 1701. Basicamente quedaban ratificados los privilegios del cargo de Correo Mayor de la ciudad de Mexico. En el texto redactado para dar finalizacion al proceso, se ordeno pagar a Ximenez de los Cobos todas las deudas (libranzas) que estuvieran vigentes. En cuanto al tema de los mensajeros, la orden supuso que "no despachen mas correos que los que precisamente fueren del Real Servicio", suponiendo evitar los sobrecostos que suponian los mensajeros extraordinarios (59). Igualmente, y para ratificar la honorabilidad del acusado, fue revisada toda la contabilidad de la alcaiceria mayor que, como se ha dicho, formo parte del material documental del caso y termino anexandose a la investigacion. La primera acusacion de fraude en contra de un Correo Mayor quedaba de esta forma, cerrada. El desarrollo de la acusacion no logro tampoco desestabilizar o poner en cuestion la viabilidad de las concesiones de Correo Mayor en America, que continuaron vigentes seis decadas mas.

En este punto, debe ser senalado que la red clientelar del Correo Mayor de Mexico estaba fortalecida y continuaria fortaleciendose. Lo anterior se explica al menos por tres razones. De una parte, Ximenez de los Cobos fue desde su nombramiento una figura bien recibida por el colectivo capitular, pasando a ser cada vez mas influyente. En 1708, por ejemplo, el Correo Mayor ocupaba seis importantes tareas delegadas por el Cabildo: "diputado de mesa de propios", "diputado de fiestas"; "diputado de mesa de repartimiento"; "diputado de elecciones y pobres"; "obrero mayor" y "diputado de la alhondiga" (60). Estas basicamente, tenian que ver con los sectores civiles mas relevantes de la sociedad mexicana. Paralelamente, Ximenez de los Cobos tenia una proximidad con muchos espanoles, a pesar de su origen criollo. En la Real Audiencia fue cercano a oidores, escribanos y otros oficiales como Cristobal Rodriguez de Prado, que actuo con el en varias diligencias (61). Este tipo de relaciones se vieron plasmadas, ademas, en su participacion como testigo en multiples bodas de comerciantes poderosos de la ciudad de Mexico. Asi lo hizo durante el matrimonio del comerciante espanol Antonio Bernal Cermeno, en 1699 (62).

6. Conclusiones

No resulta sencillo aclarar cuales fueron las motivaciones precisas (o personales) que tuvo el Conde de Moctezuma para denunciar al Correo Mayor; sin embargo, la evidencia analizada en el presente articulo permite aseverar que los principales involucrados dentro del proceso representaron dos sectores distintos. Por una parte, una elite criolla con proyectos y alianzas consolidadas y; por otro lado, una oficialidad espanola que no asimilaba de la mejor forma el poder que dichas elites tenian dentro de la ciudad. Con el referente de los virreyes que lo antecedieron, el Conde de Moctezuma parecio no estar muy de acuerdo con el poder y funciones que, paulatinamente habian logrado acumular un personaje como Ximenez de los Cobos; sin embargo, el virrey no perdio credibilidad a pesar de que el proceso movilizado por el, resultara favorable al acusado.

Adicionalmente, la acusacion de fraude y corrupcion que hemos analizado se convirtio en un acto de refrendacion y respaldo para las concesiones de Correo Mayor rematadas en America. En efecto, el cargo de Correo Mayor existente en Nueva Espana era un emblema de este modelo. Ademas de haber logrado visibilizar en Espana aspectos menudos y detallados de la forma en que funcionaba el correo, permitio tambien que se valoraran las capacidades del sistema. Para mal o para bien, gracias a este esquema de intercambio basado en concesiones, habia sido posible la comunicacion a diferentes lugares de ultramar y del mismo virreinato durante mas de un siglo. No obstante, era un momento de cambio, donde en lugares como Francia se buscaba que el correo pasara a ser administrado por completo por las instituciones oficiales, sin concesionarlo a particulares. Ximenez de los Cobos se vio fortalecido en su puesto y parecio afianzarse despues de que el caso fuera resuelto. La acusacion analizada logro momentaneamente opacar su funcion, pero con el tiempo genero el efecto contrario. Hasta su muerte el Correo Mayor fue visto como un buen gestor y como un agente comunicativo confiable. En la practica, empezo a llevarse de manera mas organizada la contabilidad del oficio (63). Precisamente fue gracias a este habito documental que, en 1764, pudo elaborarse una prospectiva completa del costo de la comunicacion del virreinato. Tal informacion, surgida del "escandalo" construido por el Conde de Moctezuma, resulto ser fundamental para planear la derogacion de los cargos de Correo Mayor en tiempos de Carlos hi. Una tarea titanica, sin duda.

https:/doi.org/10.19053/20275137.n19.2019.8784.

Fuentes documentales

Archivo General de Indias (AGI), Sevilla-Espana. Secciones Gobierno. Audiencia de Mexico; Indiferente; Patronato; Correos.

Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM), Ciudad de Mexico-Mexico. Seccion Novohispano. Fondos Bienes Nacionales; General de Parte; Indios; Matrimonios; Reales Cedulas Duplicadas; Tierras; TSJDF. Colonial. Alcaldes Ordinarios.

Archivo Historico Provincial de Sevilla (AHPS), Sevilla-Espana. Seccion Real Audiencia de Sevilla, Fondo Pleitos.

Bibliografia

Actas Antiguas de Cabildo del Ayuntamiento de la ciudad de Mexico (libros 43-47). Mexico: Imprenta Particular, Oropeza Velasco, 1911.

Alcazar Molina, Cayetano. "Los origenes de correo moderno en Espana". Revista de la Biblioteca, Museo y Archivo XVIII (abril de 1928): 169-87.

Andrien, Kenneth J. "Corruption, Inefficiency, and Imperial Decline in the Seventeenth-Century Viceroyalty of Peru". The Americas 41, no 1 (1984): 1-20 (el 29 de septiembre de 2018) https://doi.org/10.2307/1006945.

Andujar Castillo, Francisco. El sonido del dinero: monarquia, ejercito y venalidad en la Espana del siglo XVIII. Madrid: Marcial Pons, 2004.

Bertrand, Michel. Grandeur et miseres de l'office: les officiers de finances de Nouvelle-Espagne, XVIIe-XVIIIe siecles. Paris: Publications de la Sorbonne, 1999.

--. "Penser la corruption". e-Spania. Revue interdisciplinaire d'etudes hispaniques medievales et modernes, no 16 (el 1 de octubre de 2013). https://doi.org/10.4000/e-spania.22807.

Bose, Walter B. L. "Origenes del correo terrestre en Mexico. Los Correos Mayores (1579-1765)". Revista de Historia de America, no 23 (1947): 55-103.

Bose, Walter Bjorn Ludovico. "Los origenes del correo terrestre en Guatemala". Revista Chilena de Historia y Geografia LXXXVI, no 94 (1939): 242-79.

Brendecke A, y Martin Romera M.A. "El habitus del oficial real: ideal, percepcion y ejercicio del cargo en la monarquia Hispanica (siglos XV-XVIII)". Studia Historica, Historia Moderna 39, no 1 (2017): 23-51. DOI: https://doi.org/10.14201/ shhmo20173912351

Brendecke, Arndt. Imperio e informacion: funciones del saber en el dominio colonial espanol. Madrid; Frankfurt: Iberoamericana; Vervuert, 2012.

Burkholder, Mark. "Honest Judges Leave Destitute Heirs: The Price of Honesty in Eighteenth-Century Spain". En Virtue, Corruption, and Self-Interest. Political Values in the Eighteenth Century, editado por Richard K Matthews, Lehigh University Press., 247-69. Bethlehem, 1994.

Cramaussel, Chantal. Poblar la frontera la provincia de Santa Barbara en Nueva Vizcaya durante los siglos XVI y XVII. Zamora, Michoacan, Mexico: El Colegio de Michoacan, 2006.

Dubet, Anne. "Du bon maniement de l'argent du roi en Espagne au XVIIIe siecle. Les enseignements d'un proces pour fraude". Cahiers de Narratologie. Analyse et theorie narratives, no 18 (el 9 de julio de 2010). https://doi.org/10.4000/narratologie.6080.

--. La Hacienda Real de la Nueva Planta (1713-1726), entre fraude y buen gobierno: el caso Verdes Montenegro. Madrid: Fondo de Cultura Economica de Espana, 2015.

Flores Olea, Aurora. "Los regidores de la Ciudad de Mexico en la primera mitad del siglo XVII". Estudios de Historia Novohispana 3, no 3 (1970). http://dx.doi.org/10.22201/ iih.24486922e.1970.003.3226.

Gaudin, Guillaume. Penser et gouverner le Nouveau Monde au XVIIe siecle : l'empire de papier de Juan Diez de la Calle, commis du Conseil des Indes. Paris: Harmattan, 2013.

Gayol, Victor. "El regimen de oficios vendibles y renunciables como garantia para el desempeno de los oficios publicos al final del periodo colonial. Estudio de caso". Anuario Mexicano de Historia del Derecho, no 18 (2006): 197-214.

Gonzalbo Aizpuru, Pilar. "El nacimiento del miedo, 1692. Indios y espanoles en la Ciudad de Mexico". Revista de Indias 68, no 244 (el 30 de diciembre de 2008): 9-34.

Gonzalez Martinez, Nelson Fernando. "De la "confianza" a las sospechas de corrupcion: las concesiones de Correo Mayor en el mundo Hispanoamericano (1501-1720)". En Estudios sobre la corrupcion en Espana y America (siglos XVI-XVIII), editado por Francisco Gil Martinez y Amorina Villarreal Brasca, 229-52. Almeria: Editorial Universidad de Almeria, 2017.

--. "De los 'chasquis' de Nueva Espana: la participacion de los indios en la movilizacion de correo y la reforma del aparato postal novohispano (1764-1780)". Indiana 34, no 2 (2018): 85-109. https://doi.org/10.18441/ind.v34i2.85-109.

Gonzalez, Nelson Fernando. "Correos y comunicacion escrita en la america colonial: esquemas de distribucion de la correspondencia oficial (1514-1768)". Anuario de Historia de America Latina--Jahrbuch fur Geschichte Lateinamerikas 52 (2015): 37-64. DOI: https://doi.org/10.7767/jbla-2015-0104

Graham, Aaron. "Corruption and Contractors in the Atlantic World, 1754-1763". The English Historical Review 133, num. 564 (2018): 1093-1119.

Gutierrez Lorenzo, Maria Pilar. De la Corte de Castilla al Virreinato de Mexico: el conde de Galve (1653-1697). Madrid: Excma. Diputacion Provincial, 1993.

Hausberger, Bernd. "En el camino. En busca de los arrieros novohispanos". Historia Mexicana 64/1 (2014): 65-104.

Martinez, Francisco Gil. "La venta de cargos de Indias en tiempos de Olivares: el conde de Castrillo". Anuario de Estudios Americanos 74, no 1 (el 14 de junio de 2017): 97-126. https:// doi.org/10.3989/aeamer.2017.1.04.

Montanez Matilla, Maria. El Correo en la Espana de los Austrias. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Escuela de Historia Moderna, 1953.

Neumann, Joseph, y Luis Gonzales. Revoltes des indiens Tarahumars (1626-1724). Paris: Institut des Hautes Etudes de l'Amerique Latine, 1971.

Olvera Ramos, Jorge. "El mercado de productos ultramarinos o la "Alcaiceria de la Plaza Mayor"". En Los mercados de la Plaza Mayor en la ciudad de Mexico, 101-26. Historia. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2013. http://books. openedition.org/cemca/550.

Parker, Geoffrey. La gran estrategia de Felipe II. Madrid: Alianza Editorial, 1998.

Pieper, Renate. Die Vermittlung einer neuen Welt: Amerika im Nachrichtennetz des Habsburgischen Imperiums 1493-1598. Mainz: Verlag P. von Zabern, 2000.

Ponce, Pilar, y Francisco Andujar Castillo. Merito, venalidad y corrupcion en Espana y America, siglos XVIIy XVIII. Albatros Ediciones: Marcial Pons, 2016.

Ragon, Pierre. Pouvoir et corruption aux Indes espagnoles: le gouvernement du comte de Banos, vice-roi du Mexique. Paris: Belin, 2016.

Reiser, Rudolf. Die Thurn und Taxis: das Privatleben einer Fursten-Dynastie. Regensburg: Mittelbayerische Druck- und Verlags-Gesellschaft, 1998.

Romeiro, Adriana. Corrupcao epoder no Brasil: uma historia, seculos XVI a XVIII, Belo Horizonte: Autetica, 2017.

Rosenmuller, Christoph. ""Corrupted by Ambition": Justice and Patronage in Imperial New Spain and Spain, 1650-1755". Hispanic American Historical Review 96, no 1 (el 2 de enero de 2016): 1-37. https://doi.org/10.1215/00182168-3423868.

--, ed. Corruption in the Iberian Empires: Greed, Custom, and Colonial Networks. Albuquerque: University of New Mexico Press, 2017.

Rubio Mane, Jorge Ignacio. El virreinato: Origenes y jurisdicciones, y dinamica social de los virreyes. Mexico: UNAM, 1983.

Sanz Tapia, Angel. ?Corrupcion o necesidad?: la venta de cargos de gobierno americanos bajo Carlos II (1674-1700). Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 2009.

Sellers-Garcia, Sylvia. Distance and Documents at the Spanish Empire's Periphery. Stanford, California: Stanford University Press, 2013. DOI: https://doi.org/10.11126/ stanford/9780804787055.001.0001

Siguenza Gongora, Carlos de. Alboroto y motin de Mexico del 8 de junio de 1692. Mexico: Talleres graficos del Museo Nacional de Arqueologia, Historia y Etnografia, 1932.

Silva Prada, Natalia. La Politica de una Rebelion: los indigenas frente al tumulto de 1692 en la ciudad de Mexico. Mexico: Colegio de Mexico, 2007.

Tapia, Angel Sanz. "Provision, beneficio y venta de oficios americanos de Hacienda (1632-1700)". Revista Complutense de Historia de America 37, no 0 (2011): 145-172-172. DOI: https://doi. org/10.5209/rev_RCHA.2011.v37.7.

Valiente, Francisco Tomas y. "Ventas y renuncias de oficios publicos a mediados del siglo XVII". En IV Congreso del Instituto Internacional de Historia del Derecho Indiano, Mexico: Universidad Autonoma de Mexico, 1976.

Valle Pavon, Guillermina del. "Ocultacion del 'fondo de sobras' del ramo de alcabalas". En Merito, venalidad y corrupcion en Espana y America, siglos XVII y XVIII, editado por Pilar Ponce Leiva y Francisco Andujar Castillo, 323-48. Valencia: Albatros, 2016.

Recepcion: 22/10/2018

Evaluacion: 11/02/2019

Aprobacion: 14/04/2019 Articulo de Investigacion e Innovacion

Nelson Fernando Gonzalez Martinez (1)

Universidad del Norte, Colombia

* El presente articulo es parte de los resultados obtenidos en la investigacion titulada: "Communiquer l'empire: l'administration du courrier dans le monde hispano-americain (1501-1768)", financiado por EHESS, la Fundacion Martine Aublet, La Poste y COLCIENCIAS (Colombia).

(1) Profesor de tiempo completo de la Universidad del Norte (Colombia), doctor en Historia y Civilizaciones de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de Paris (EHESS). [e-mail] fngonzalez@uninorte.edu.co (iD) https://orcid.org/0000-0003-0117-9682?lang=en.

(2) "Superior Gobierno. Testimonios de los autos hechos en ejecucion". 1696, Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760, R.3.

(3) Nelson Fernando Gonzalez Martinez, "De la 'confianza' a las sospechas de corrupcion: las concesiones de Correo Mayor en el mundo Hispanoamericano (15011720)", en Estudios sobre la corrupcion en Espana y America (siglos XVI-XVIII), ed. Francisco Gil Martinez y Amorina Villarreal Brasca (Almeria: Editorial Universidad de Almeria, 2017), 229-52.

(4) AGI, "Carta del virrey Luis de Velasco, el joven" 27, N.42. C.2.

(5) Asi ocurria con los titulos de Correo Mayor entregados en ciudades como Sevilla. Entre otras cosas, el Correo Mayor sevillano tenia derecho a estar entre los "veinticuatro" de la ciudad, un cargo equiparable al de "regidor" en las Indias. Ver: "Concurso de acreedores de Fernando de Medina y Mendoza, veinticuatro de Sevilla", Archivo Historico Provincial de Sevilla (AHPS). Seccion Real Audiencia de Sevilla, Fondo Pleitos. Signatura actual: 29288 2 (1633-1635).

(6) "Sobre que los tenientes de correos no despachen correos a personas particulares", Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo General de parte. Vol.14, exp 13, f.1r-8v (1670).

(7) Walter B. L Bose, "Origenes del correo terrestre en Mexico. Los Correos Mayores (1579-1765)", Revista de Historia de America, no 23 (1947): 55-103.

(8) Francisco Tomas y Valiente, "Ventas y renuncias de oficios publicos a mediados del siglo XVII", en (IV Congreso del Instituto Internacional de Historia del Derecho Indiano, Mexico, Universidad Nacional Autonoma de Mexico, 1976), 727-54; Victor Gayol, "El regimen de oficios vendibles y renunciables como garantia para el desempeno de los oficios publicos al final del periodo colonial. Estudio de caso", Anuario Mexicano de Historia del Derecho, no 18 (2006): 197-214.

(9) Natalia Silva Prada, La Politica de una Rebelion: los indigenas frente al tumulto de 1692 en la ciudad de Mexico (Mexico: Colegio de Mexico, 2007), 80; Carlos de Siguenza Gongora, Alboroto y motin de Mexico del 8 de junio de 1692 (Mexico: Talleres graficos del Museo nacional de arqueologia, historia y etnografia, 1932), 104; Pilar Gonzalbo Aizpuru, "El nacimiento del miedo, 1692. Indios y espanoles en la Ciudad de Mexico", Revista de Indias 68, no 244 (el 30 de diciembre de 2008): 9-34; Joseph Neumann y Luis Gonzales, Revoltes des indiens Tarahumars (1626-1724) (Paris: Institut des Hautes Etudes de l'Amerique Latine, 1971), 37.

(10) El Conde de Galve; sin embargo, tambien tuvo numerosos retractores que pensaban que su asignacion como virrey se debia a su origen noble y no a sus aptitudes. Ver: Maria Pilar Gutierrez Lorenzo, De la Corte de Castilla al Virreinato de Mexico: el conde de Galve (1653-1697) (Madrid: Excma. Diputacion Provincial, 1993), 60.

(11) AGI, "Providencias para el retiro de las familias de indios vagos", 65, R.2, N.2

(12) AGI, "Carta del Cabildo de Mexico al Conde de Galve", 1684, R.4 (1696).

(13) Renate Pieper, Die Vermittlung einer neuen Welt: Amerika im Nachrichtennetz des Habsburgischen Imperiums 1493-1598 (Mainz: Verlag P. von Zabern, 2000), 5567; Geoffrey Parker, La gran estrategia de Felipe II (Madrid: Alianza Editorial, 1998), 103-45; Arndt Brendecke, Imperio e informacion: funciones del saber en el dominio colonial espanol (Madrid; Frankfurt: Iberoamericana; Vervuert, 2012), 43-102; Sylvia Sellers-Garcia, Distance and Documents at the Spanish Empire's Periphery (Stanford, California: Stanford University Press, 2013), 79-140, Doi: https://doi.org/10.11126/ stanford/9780804787055.001.0001; Guillaume Gaudin, Penser et gouverner le Nouveau Monde au XVIIe siecle : l'empire de papier de Juan Diez de la Calle, commis du Conseil des Indes (Paris: Harmattan, 2013), 155-223.

(14) Bose, "Origenes del correo terrestre en Mexico. Los Correos Mayores (1579-1765)". Revista de Historia de America, no 23 (1947): 55-103; Walter Bjorn Ludovico Bose, "Los origenes del correo terrestre en Guatemala". Revista Chilena de Historia y Geografia LXXXVI, no 94 (1939): 242-79.

(15) Nelson Fernando Gonzalez, "Correos y comunicacion escrita en la america colonial: esquemas de distribucion de la correspondencia oficial (1514-1768)", Anuario de Historia de America Latina--Jahrbuch fur Geschichte Lateinamerikas, no 52 (2015): 37-64.

(16) Michel Bertrand, Grandeur et miseres de l'office: les officiers de finances de Nouvelle-Espagne, XVIIe-XVIIIe siecles (Paris: Publications de la Sorbonne, 1999); Michel Bertrand, "Penser la corruption", e-Spania. Revue interdisciplinaire d'etudes hispaniques medievales et modernes, no 16 (1 de octubre de 2013), Doi: https://doi. org/10.4000/e-spania.22807.

(17) Brendecke A, y Martin Romera M.A. "El habitus del oficial real: ideal, percepcion y ejercicio del cargo en la monarquia Hispanica (siglos XV-XVIII)". Studia Historica, Historia Moderna 39, no 1 (2017): 23-51, Doi: https://doi.org/10.14201/ shhmo20173912351.

(18) Kenneth J. Andrien, "Corruption, Inefficiency, and Imperial Decline in the Seventeenth-Century Viceroyalty of Peru", The Americas 41, no 1 (1984): 1-20, Doi: https://doi.org/10.2307/1006945; Mark Burkholder, "Honest Judges Leave Destitute Heirs: The Price of Honesty in Eighteenth-Century Spain", en Virtue, Corruption, and Self-Interest. Political Values in the Eighteenth Century, ed. Richard K Matthews, Lehigh University Press (Bethlehem, 1994), 247-69.

(19) Pilar Ponce y Francisco Andujar Castillo, Merito, venalidad y corrupcion en Espana y America, siglos XVII y XVIII (Albatros Ediciones: Marcial Pons, 2016), 193-212; Angel Sanz Tapia, ?Corrupcion o necesidad?: la venta de cargos de gobierno americanos bajo Carlos II (1674-1700) (Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 2009), 27; Francisco Andujar Castillo, El sonido del dinero: monarquia, ejercito y venalidad en la Espana del siglo XVIII (Madrid: Marcial Pons, 2004), 28; Pierre Ragon, Pouvoir et corruption aux Indes espagnoles: le gouvernement du comte de Banos, vice-roi du Mexique (Paris: Belin, 2016),14-18; Christoph Rosenmuller, "'Corrupted by Ambition': Justice and Patronage in Imperial New Spain and Spain, 1650-1755", Hispanic American Historical Review 96, no 1 (el 2 de enero de 2016): 1-37, Doi: https://doi.org/10.1215/00182168-3423868; Christoph Rosenmuller, ed., Corruption in the Iberian Empires: Greed, Custom, and Colonial Networks (Albuquerque: University of New Mexico Press, 2017),1-12.

(20) Anne Dubet, "Du bon maniement de l'argent du roi en Espagne au XVIIIe siecle. Les enseignements d'un proces pour fraude", Cahiers de Narratologie. Analyse et theorie narratives, no 18 (el 9 de julio de 2010), Doi: https://doi.org/10.4000/ narratologie.6080; Guillermina del Valle Pavon, "Ocultacion del 'fondo de sobras' del ramo de alcabalas", en Merito, venalidad y corrupcion en Espana y America, siglos XVII y XVIII, ed. Pilar Ponce Leiva y Francisco Andujar Castillo (Valencia: Albatros, 2016), 323-48; Anne Dubet, La Hacienda Real de la Nueva Planta (1713-1726), entre fraude y buen gobierno: el caso Verdes Montenegro (Madrid: Fondo de Cultura Economica de Espana, 2015), 169-356.

(21) Adriana Romeiro, Corrupcao e poder no Brasil: uma historia, seculos XVI a XVIII (Belo Horizonte: Autetica, 2017), Kindle version, Cap. 1 y 2; Aaron Graham, "Corruption and Contractors in the Atlantic World, 1754-1763", The English Historical Review 133, no 564 (2018): 1093-1119.

(22) "Consulta del Consejo de Indias", (1578), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Indiferente, 739, N. 179.

(23) "Titulo de Correo Mayor de las Indias: Lorenzo Galindez", Archivo General de Indias (AGI). Seccion Patronato, 170, r.181.

(24) AGI, "Consulta del Consejo de Indias", 739, N. 179 (1578).

(25) Angel Sanz Tapia, "Provision, beneficio y venta de oficios americanos de Hacienda (1632-1700)", Revista Complutense de Historia de America 37, no 0 (2011): 145-172-172, Doi: https://doi.org/10.5209/rev_RCHA.2011.v37.7; Francisco Gil Martinez, "La venta de cargos de Indias en tiempos de Olivares: el conde de Castrillo", Anuario de Estudios Americanos 74, no 1 (el 14 de junio de 2017): 97-126, Doi: https://doi. org/10.3989/aeamer.2017.1.04.

(26) AGI, "Titulo de Correo Mayor de Mexico para Alonso Diaz de la Barrera", 761 (1604).

(27) Aurora Flores Olea, "Los regidores de la Ciudad de Mexico en la primera mitad del siglo XVII", Estudios de Historia Novohispana 3, no 003 (1970): 14, Doi: http:// dx.doi.org/10.22201/iih.24486922e.1970.003.3226.

(28) Nelson Fernando Gonzalez Martinez, "De los 'chasquis' de Nueva Espana: la participacion de los indios en la movilizacion de correo y la reforma del aparato postal novohispano (1764-1780)", Indiana 34, no 2 (2018): 85-109, Doi: https://doi. org/10.18441/ind.v34i2.85-109; Bernd Hausberger, "En el camino. En busca de los arrieros novohispanos", Historia Mexicana 64, no 1 (2014): 65-104.

(29) Rudolf Reiser, Die Thurn und Taxis: das Privatleben einer Fursten-Dynastie (Regensburg: Mittelbayerische Druck- und Verlags-Gesellschaft, 1998), 15; Cayetano Alcazar Molina, "Los origenes de correo moderno en Espana", Revista de la Biblioteca, Museo y Archivo XVIII (abril de 1928): 169-87; Maria Montanez Matilla, El Correo en la Espana de los Austrias (Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Escuela de Historia Moderna, 1953), 46.

(30) Ver: "Carta de Juan del Solar", (1664), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Indiferente, 439, L.22, f.251v.

(31) "Pago a correo Manuel Rodriguez", 1632, Archivo General de Indias (AGI). Seccion Indiferente, 433, L.5, f.166v-167r.

(32) "Autos de la capellania que fundo Pedro Ximenez de los Cobos", (1692), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Bienes Nacionales. Vol. 1484, exp.2, f.1r-v; "Venta de los bienes de Carlos de Samano Salamanca a Pedro Ximenez de los Cobos", (1689), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Tierras. Vol. 1802, exp.1, f. 221 r.

(33) "Comision a Pedro Ximenez para del lugar que Vuestra Excelencia le expresare saque todo el maiz y lo conduzca a la alhondiga", (1696), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo General de parte. Vol. 17, exp.192, f.207r.

(34) "Titulo de Correo Mayor de Nueva Espana renunciado a Miguel Diez de la Barrera", (1693), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Reales Cedulas Duplicadas, vol.37, exp.26, f. 96r-103r.

(35) "Inventario de bienes de F. A. Diez".", (1692-1712), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Tierras, Vol. 2910, f.427r-v.

(36) AGI, "Superior gobierno. Testimonios [...]", 760, R.3.

(37) "Titulo de Correo Mayor para Alonso Diez", (1604-1607), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 761, R.3.

(38) "Autos de vista y revista, sobre los reparos del oficio de Correo Mayor, con la cedula de aprobacion", (1604-1682), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Correos, 141C, R.1.

(39) AGI, "Superior gobierno. Testimonios [...]", 760, R.3.

(40) Chantal Cramaussel, Poblar la frontera la provincia de Santa Barbara en Nueva Vizcaya durante los siglos XVI y XVII (Zamora, Michoacan, Mexico: El Colegio de Michoacan, 2006), 287.

(41) "El fiscal sobre postas", (1670), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo General de parte. Vol. 14, exp.13, f. 1r-8v.

(42) "Informe de Juan Bautista Mendrice", (1679), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Correos, 141C.

(43) "Sobre las cabalgaduras de correos", (1653), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Indios. Vol. 19, exp.105, f.53r.

(44) AGI, "Superior gobierno. Testimonios [...]", 760, R.3.

(45) AGI, "Superior gobierno. Testimonios [...]", 760, R.3.

(46) "El Real Tribunal de Cuentas", (1699), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760.

(47) "Testimonio Jose de Arteaga", (1699), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760, R.3, f.29r.

(48) "Testimonio Baltasar de los Reyes", (1699), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760, R.3, f.27r.

(49) Jorge Olvera Ramos, "El mercado de productos ultramarinos o la "Alcaiceria de la Plaza Mayor"," en Los mercados de la Plaza Mayor en la ciudad de Mexico (Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 2013), 101-26. Acceso el 15 de septiembre de 2019, http://books.openedition.org/cemca/550.

(50) No esta de mas decir que antes de la llegada del Conde de Moctezuma, el arzobispo Juan de Ortega y Montanes fungio como virrey interino; sin embargo, Ximenez de los Cobos obtuvo el aval de la alcaiceria poco antes que partiera del cargo el Conde de Galve.

(51) Vease: AGNM. Novohispano. Bienes Nacionales. Vol. 325, exp. 13 "Pleitos por el Mayorazgo de la Alcaiceria de la ciudad de Mexico".

(52) "Carta del 18 de mayo de 1701", (1701), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760.

(53) "Carta del 7 de octubre de 1700", (1700), Archivo General de Las Inias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760.

(54) AGI "Carta del 18 de mayo de 1701".

(55) "Carta del 13 de julio de 1699", (1699), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760, R.3.

(56) AGI, "Carta del 7 de octubre de 1700", 760.

(57) Jorge Ignacio Rubio Mane, El virreinato: Origenes y jurisdicciones, y dinamica social de los virreyes (Mexico: UNAM, 1983), 261.

(58) Ragon, Pouvoir et corruption aux Indes espagnoles, 17-44.

(59) "Carta del 15 de septiembre de 1701", (1700), Archivo General de Indias (AGI). Seccion Gobierno. Audiencia de Mexico, 760.

(60) Actas Antiguas de Cabildo del Ayuntamiento de la ciudad de Mexico (libros 43-47). (Mexico: Imprenta Particular, Oropeza Velasco, 1911), 99-100, https://catalog. hathitrust.org/Record/000055106.

(61) "Promesa de venta de casas, memorias de aprecios de tierras", (1704), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Fondo TSJDF Colonial, Alcaldes Ordinarios, Civil, caja 12B, exp. 57, f. 200R-V.

(62) "Matrimonio", (1699), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Matrimonios, vol. 59, exp.53, f. 287r-292v.

(63) "Relaciones juradas, memoriales, entre otros documentos relativos al Correo Mayor de Nueva Espana", (1694-1714), Archivo General de la Nacion de Mexico (AGNM). Seccion Novohispano, Fondo Correos, vol.1, 1r-427r.
Tabla 1. Correos Mayores novohispanos (1604-1720)

                                     Francisco
            Alonso        Pedro       Alonso
             Diez         Diez         Diez
 Correo      de la        de la        de la
  Mayor     Barrera      Barrera      Barrera

 Periodo   1604-1614    1614-1651    1651-1693

 Costo      58.000       56.000       46.000
  del        pesos        pesos        pesos
  cargo

            Miguel
             Diez
            de la         Pedro
           Barrera       Ximenez
 Correo     (menor       de los
  Mayor    de edad)       Cobos

 Periodo     1693       1693-1720
          (no asumio)

 Costo                   48.000
  del                     pesos
  cargo

Fuente: elaboracion autor.
COPYRIGHT 2019 Universidad Pedagogica y Tecnologica de Colombia. Doctorado en Historia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gonzalez Martinez, Nelson Fernando
Publication:Revista Historia Y MEMORIA
Date:Jul 1, 2019
Words:12957
Previous Article:Cuando la cabeza duele, el cuerpo duele: usos y abusos en la provision de oficios del superior gobierno del Nuevo Reino de Granada (finales del s....
Next Article:Corrupcion en la renta de tabaco del virreinato de Nueva Granada: el delito de malversacion en la administracion principal de Santafe (1778-1810).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters