Printer Friendly

Contextualizing transnational kinship: theoretical and methodological considerations/En torno al parentesco transnacional: contextualizacion y consideraciones teoricometodologicas.

1. Introduccion:

Contextualizacion e intersecciones teoricas entre migraciones, parentesco y genero

Desde el ultimo tercio del siglo XX nos encontramos en un contexto de mundializacion, aceleracion y diversificacion de la movilidad de personas, bienes e informacion sin precedentes, provocado fundamentalmente por la internacionalizacion del mercado de trabajo y los procesos de globalizacion impulsados por formas de capitalismo avanzado (Castells, 2006; Castles y Miller, 2009). En este contexto, cada vez mas personas viven transnacionalmente; es decir, en varios lugares/paises simultaneamente, o manteniendo vinculos (territoriales, politicos, economicos y/o socioculturales) que conectan esos varios lugares/paises (Glick Schiller et al., 1992; Basch et al., 1994; Faist, 2010; Vertovec, 2010). Esto ha producido tambien una transnacionalizacion de las relaciones de parentesco.

De entrada, podemos senalar tres rupturas teoricas importantes donde interseccionan los ambitos de la movilidad, el parentesco y el genero, y que explican en gran medida el desarrollo teorico del llamado <<parentesco transnacional>>: a) la ruptura con las teorias economicistas clasicas de las migraciones; b) la ruptura que suponen las teorias socioantropologicas del transnacionalismo; y c) la ruptura posmoderna y feminista en la teorizacion sobre migraciones. Veamoslas mas en detalle:

a) La dimension colectiva y relacional

Las perspectivas tradicionales de analisis de la movilidad se centraban casi exclusivamente en los aspectos coyunturales, individuales y economicos de las migraciones. Con el asentamiento permanente de muchos trabajadores inmigrantes en paises como Inglaterra a partir de los anos 1950 y continuadamente desde entonces, a pesar de las politicas restrictivas de entrada, los politicos vieron que la voluntad firme de muchos de los inmigrantes que habian migrado como <<trabajadores invitados>> (guest workers) no era regresar, como se habia pensado, sino asentarse y reagrupar a sus familias, lo que fue dando lugar a la diversificacion de la estructura sociocultural de las sociedades de destino. Se empezo a asumir entonces que los/las inmigrantes eran tambien emigrantes (Sayad, 1998), que no existian solo en funcion de su dimension o contribucion economico-laboral, y que mantenian, en mayor o menor medida, vinculos (economicos, familiares, socioculturales, etc.) con sus sociedades de origen.

Las teorias de la nueva economia de las migraciones (Stark y Bloom, 1985) y de las redes de contactos (Massey y Garcia Espana, 1987) po nen el acento justamente en la dimension colectiva y las motivaciones no maximizadoras en la explicacion de la movilidad. Se incluye asi el analisis --ademas del nivel macro (condicionantes estructurales) y el micro (acciones individuales)--meso, entendido como las estructuras comunitarias y relacionales o culturales en las que operan los individuos, y que intermedian entre los demas niveles (Glick Schiller et al., 1992; Brettell, 2000; Vertovec, 2010). Esta dimension colectiva y relacional de la migracion se aplica en particular a las relaciones familiares (ciclo vital en general), donde los procesos de apoyo colectivo--tangible e intangible (<<capital social>>)--y reciprocidad crean, mantienen y transforman tales relaciones sociales en el espacio transnacional. Asi pues, si bien la familia y el parentesco en general han sido obviados durante mucho tiempo en los estudios sobre migraciones por la predominancia de los enfoques economicistas, como senala Kofman (2004), crecientemente se ha visto a la familia como la unidad de analisis mas apropiada para el estudio de las migraciones (Boyd, 1989).

b) Transnacionalismo: simultaneidad y proceso

La mundializacion, aceleracion y diversificacion de las movilidades de las ultimas decadas ha provocado un aumento del numero de personas migrantes transnacionales o transmigrantes; es decir, personas que viven en varios lugares/paises simultaneamente y/o mantienen vinculos sociales, politicos, economicos, familiares, etc., estables y que conectan esos varios lugares, generando campos, espacios o formaciones socioculturales a traves de fronteras nacionales (Glick Schiller et al., 1992; Basch et al., 1994; Smith y Guarnizo, 1998; Glick Schiller y Fouron, 1999; Portes et al., 1999; Levitt, 2001; Levitt y Glick Schiller, 2004; Vertovec, 2010).

Este incremento de la movilidad y la creacion de campos transnacionales o translocales, ha conducido a la multiterritorializacion o simultaneidad de situaciones (aqui y alli) mas que a la desterritorializacion (ni aqui ni alli, es decir, en ningun lugar), que algunos argumentan. En este contexto de la <<transmigracion>>, origen y destino no deben pensarse como entidades cerradas ni limitadas a un eje/par; la movilidad es multidireccional y repetible. Como ya senalo Frank Thistlethwaite (1960: 34), <<no hemos de pensar ni en emigrantes ni en inmigrantes, sino en migrantes, y tratar el proceso de migracion como una secuencia completa de experiencias>>. Aqui, los niveles global y local (glocal) coexisten (Hall 1991; Friedman 1996; Borja y Castells, 2004), y los procesos no son solo territoriales sino tambien ideologicos y simbolicos (Brah, 1996; Levitt y Glick Schiller, 2004; Rodriguez-Garcia, 2006: 411).

c) Genero y feminizacion

Las perspectivas de analisis de las migraciones han incidido tambien cada vez mas en la naturaleza genderizada de la movilidad, lo cual no se reduce a hablar de mujeres migrantes, sino mas bien a prestar atencion a las relaciones y configuraciones que implican los entramados de sexo/ genero (Brettell y de Berjeois, 1992; Sole, 1994; Anthias, 2000; Sassen, 2000; Hondagneu-Sotelo, 2000; Kofman, 2004; Ribas, 2005; Mahler y Pessar, 2006).

Esta apertura de perspectiva de genero en el estudio de las migraciones, ha coincidido con la progresiva feminizacion de las migraciones a nivel mundial (OECD, 2010; Boyd y Grieco, 1998; Sassen, 2000; Ribas, 2005). Las causas principales de esta feminizacion de la movilidad pueden resumirse en dos: por un lado, la internacionalizacion del mercado de trabajo, una de cuyas consecuencias es la progresiva transferencia de procesos productivos de trabajo intensivo de los paises industrializados hacia los paises de mano de obra barata en forma de fabricas multinacionales, donde el trabajo es en gran medida realizado por mujeres jovenes que trabajan en condiciones laborales precarias, si no de explotacion; asimismo, un gran numero de mujeres (especialmente de Asia y America Latina) emigran hacia paises industrializados, donde existe una fuerte demanda de trabajo en el sector de servicios, concretamente en el empleo domestico (Henshall, 1999; Parrenas, 2005a; Zontini, 2010). Sassen (2000) ha senalado la relacion entre este contexto neoliberal y el aumento de los circuitos alternativos transfronterizos feminizados, entre los que se incluye el de la industria (y explotacion) sexual (Hochschild, 2002). Por otro lado, la feminizacion se ha producido tambien por el aumento de la migracion de reagrupacion familiar, donde muchas mujeres (con o sin hijos) se han reunido con sus maridos, que en general habian iniciado el proyecto migratorio (OECD, 2010). Aqui, la legislacion puede condicionar enormemente las configuraciones familiares resultantes (Fix y Zimmermann, 2001; Salcido y Adelman, 2004; Bernhard et al., 2008; Pedone y Araujo, 2008). Asi pues, las situaciones familiares transnacionales son generalmente el resultado de migraciones relacionadas con la busqueda de empleo o mejores condiciones laborales para los adultos y de formacion para los hijos, una movilidad esta cada vez mas liderada por mujeres.

2. Operacionalizacion y casos-tipo de situaciones parentales transnacionales

La teorizacion sobre <<parentesco transnacional>> ha dado lugar a una terminologia muy variada que intenta dar cuenta de las distintas situaciones y procesos implicados. En la Tabla 1 se incluyen, en orden tematico, algunos de los conceptos analiticos recurrentes en la literatura sobre el tema asociados a estas situaciones parentales trans--locales/nacionales o multilocalizadas. Se senalan primero los terminos en ingles porque la mayoria de estos conceptos tienen su origen en la literatura anglosajona, en gran parte a partir de los estudios sobre migracion internacional asiatica de los anos 1990 (Man, 1995; Pe-Pua et al., 1996; Ho et al., 1997; Zhou, 1998; Ong, 1999). Las traducciones son una propuesta de sistematizacion al castellano de esta terminologia:

Si tomamos como referencia el concepto base de <<familia/parentesco transnacional>>, encontramos en la literatura diversas definiciones, unas mas laxas que otras. Bjeren (1997: 237), por ejemplo, se refiere a este contexto de familia/parentesco transnacional--aunque sin asignarle un termino especifico--como <<vinculos efectivos entre personas localizadas en campos sociales que incluyen dos o mas paises>>. Para Hull et al. (2010), las <<familias transnacionales>> serian las constituidas por personas con uno o mas familiares proximos viviendo en otro pais. Bryceson y Vuorela (2002: 2) ofrecen una definicion algo mas precisa, y se refieren a aquellas familias cuyos miembros viven una parte o la mayor parte del tiempo separados, pero manteniendo vinculos y un sentido de unidad y de bienestar compartido o <<familialidad a traves de fronteras nacionales>> (familyhood across nacional borders). En la linea de Bryceson y Vuorela, parece pertinente anadir a la separacion geografica de varios familiares, la idea de una estructura mas o menos permanente o sostenida de vinculos y cuidados, y que remiten a la idea de reproduccion. En esta misma linea, Levitt y Glick Schiller (2004) conciben la <<vida familiar transnacional>> como la reproduccion social que tiene lugar a traves de las fronteras. Dada la variedad de configuraciones posibles, pues, pareceria mas oportuno hablar, mas que de <<familia>>, de <<situaciones familiares/parentales transnacionales>>, que podemos definir operacionalmente como: aquellas donde los miembros de la familia estan ubicados en diferentes paises (separados por fronteras territoriales nacionales) pero manteniendo entre ellos, y sostenidamente o con cierto grado de permanencia, vinculos, relaciones o intercambios de produccion y/o reproduccion significativos, tangibles e intangibles, tambien en su dimension afectiva o emocional, y que implican tanto a los que se desplazan como a los que permanecen (Boyd, 1989; Pe-Pua et al., 1996; Glick Schiller y Fouron, 1999; Orellana et al., 2001; Parrenas, 2001, 2003, 2005a y 2005b; Bryceson y Vuorela, 2002; Suarez-Orozco et al., 2002; Gardner y Grillo, 2002; Kofman, 2004; Sorensen, 2005; Bernhard et al., 2008; Rodriguez Garcia 2006 y 2011; Baldassar et al., 2007; Erel, 2009; Zontini, 2010; Trash, 2010).

Veamos a continuacion varios ejemplos de casos-tipo de situaciones parentales transnacionales, ampliamente abordadas en la literatura sobre el tema, que nos serviran para proponer luego algunas consideraciones teoricas y metodologicas en relacion con su analisis:
TABLA 1. Terminologia recurrente sobre parentesco transnacional

Transnational or          Familias o parentesco transnacionales o
muiti-iocai or            multilocales o translocales
trans-local kinship or
families

Transnational or          Maternidad o paternidad o parentalidad
multi-local mothering     transnacional o multilocal
or parenting or
parenthood

Transnational or          Hogares o estrategias domesticas
multi-local households    transnacionales o multilocales
or residences or
strategies

Flexibility of            Flexibilidad de afiliacion del hogar
household affiliation

Transnationalisation or   Flexibilizacion o transnacionalizacion de la
flexibilisation of the    esfera reproductiva
reproductive sphere

Familyhood across         Familialidad a traves de fronteras
nacional borders          nacionales

Long-distance intimacy    Intimidad o relaciones familiares en la
between migrant parents   distancia o entre padres/madres e hijos
and their "left-behind"   dejados atras, en origen
children

Transnational             Geografias de cuidado transnacional
geographies of care

Transnational or in       Pluriparentalidad transnacional o en
migratory contexts        contextos migratorios
multiple parenthood

Transnational or in       Cuidados o crianza transnacional o en
migratory contexts        contextos migratorios
care-giving

Families with absentee    Familias con madres o padres ausentes
parents or father or
mother

Astronaut or cosmonaut    Parejas o familias astronauta o cosmonauta
couples or families

Satellite parents and     Madres o padres <<satelite>> e hijos
parachute kids            <<paracaidas>>

Transnational or          Matrimonios transnacionales o binacionales o
cross-border or long      mixtos o interetnicos
distance or binational
or mixed or
intermarriages

Cross-border poligamy     Poligamia o poliginia transnacional
or polygny

Transnational or          Adopciones transnacionales o internacionales
international Adoption

Fuente: Elaboracion propia


a) Padres y/o madres que emigran sin sus hijos (dejados en origen)

Un caso comun aqui es la situacion de muchas mujeres filipinas y latinoamericanas que emigran a otro pais para trabajar en el sector domestico, dejando a sus hijos en el pais de origen al cuidado de parientes cercanos (conyuge, hermanos, abuelos), a los que eventualmente reagrupan. En estos casos, la separacion o transnacionalidad familiar suele estar motivada por la busqueda de recursos economicos y verse muy condicionada por las restricciones legales a la reagrupacion familiar, pudiendo prolongarse asi durante anos y generando reconfiguraciones de roles y cuidados que llevan a situaciones paradojicas. Este es el caso, por ejemplo, de mujeres emigradas que trabajan como nineras (<<segundas madres>>) cuidando a los hijos otras mujeres en el extranjero y que a su vez contratan a nineras (<<madres substitutas>>) para que cuiden a sus hijos en origen, con el consecuente desarrollo de lazos afectivos intercambiados. Hochschild (2000: 131) describe esta situacion en que se conectan varias cuidadoras de hijos de otras en terminos de <<cadenas globales de cuidado>>, unas transferencias estructuradas segun factores de estatus (clase social, etnicidad y genero) en un contexto de la division internacional del trabajo reproductivo.

Diversos trabajos senalan las problematicas asociadas a estas situaciones de separacion: las rupturas intergeneracionales; el impacto emocional; la presion familiar en origen que espera el exito del proyecto migratorio, y a la vez el estigma y desaprobacion social en origen y en destino por no ser <<buenas madres>> (Bernhard et al., 2008; Miranda et al., 2005; Parrenas, 2005b). El trabajo de Bernard et al. (2008) sobre las experiencias de mujeres migrantes latinoamericanas en Canada, por ejemplo, describe como en estas situaciones de separacion familiar no querida, se vive en una inestabilidad continua, tanto a nivel individual (sentimental), como publico o social (madres sin sus hijos). Se describe como muchas madres se sienten presionadas a renunciar al rol de cuidadoras primarias, pero que son reacias a desafiar las decisiones hechas por otros miembros de la familia que actuan en sus paises de origen. Asi, los abuelos, tios o padres, generalmente, asumen la toma de decisiones y las funciones de crianza; aunque con limitaciones en el rol de autoridad, mermado por la falta de la figura materna/paterna, resultando en la crianza y cuidado indulgente de los ninos. En algunos casos de periodos largos de separacion (con circulacion regular de informacion, recursos economicos, etc.), los hijos en origen habian desarrollado sentimientos de culpabilizacion de sus madres, con el consecuente distanciamiento en su relacion. Muchos de estos ninos no consideraban mas a sus madres como la figura de autoridad, o como <<sus madres>> de hecho. Y a su vez, las madres expresaban que <<no reconocian>> a sus hijos, que habian cambiado con el tiempo (fisicamente, ideologicamente, afectivamente, etc.). Volveremos mas adelante con algunas consideraciones sobre la cuestion de los roles de cuidado y los estigmas.

b) Padres y/o madres que emigran sin sus hijos voluntariamente o parejas tque envian a sus hijos temporadas largas fuera del pais donde residen

Un caso interesante aqui lo encontramos en la poblacion china en la diaspora o huaqiao (Ma Mung, 2000; Pieke, 2004), concretamente en Norteamerica. Por un lado, es comun entre los matrimonios chinos con hijos que viven en el extranjero, enviar a los hijos pequenos a China para que los crien/cuiden familiares (generalmente los abuelos); algo que tambien se ha estudiado en otros colectivos, como por ejemplo entre inmigrantes dominicanos en EEUU (Levitt, 2001). En el caso chino esto es algo que tiene que ver, ademas de con el ahorro economico para los padres emigrantes, con el modelo de familia extensa patriarcal y la crianza/ socializacion en los valores de la cultura familiar china, asi como con la cultural del cuidado (xiao), y con el llamado guanxi o red de relaciones de interdependencia, que constituyen estructuras presion al mantenimiento de valores y de refuerzo de las relaciones, responsabilidades y obligaciones mutuas (reciprocidad) entre compatriotas/familias en contextos de movilidad (Beltran y Saiz, 2001; Rodriguez Garcia, 2011). Algunos autores hablan de <<subcontratacion de la piedad filial>> en estos casos de crianza/cuidados ofrecidos por coetnicos y/o familiares mayores entre familias inmigrantes (Lan, 2002).

Por otro lado, es tambien comun entre las parejas chinas que residen en el extranjero, que los padres (ambos o solo uno, generalmente el padre) regresen a China tras una migracion temporal que tenia el objetivo de asegurar financieramente a la familia y de que los hijos iniciaran una educacion/titulacion (generalmente secundaria o universitaria) en el extranjero (Occidente)--que se considera de gran valor para su futura movilidad social dentro y fuera de China--, mientras que los hijos permanecen en el pais de residencia, produciendose visitas esporadicas de los padres. En la literatura sobre el tema se denomina a esta forma parental <<familias o madres/padres astronauta o satelite>>, e <<hijos paracaidas>>, y se ha estudiado fundamentalmente entre poblacion migrante asiatica, en particular china, coreana, filipina, e india (Man, 1995; Ho et al., 1997; Ho, 2002; Zhou, 1998; Pe-Pua et al., 1996; Beal y Farib, 1999; Waters, 2002 y 2010; Tsang et al., 2003; Rodriguez Garcia, 2011). En ocasiones, estos <<hijos paracaidas>> se quedan con sus madres (que socialmente tienen la responsabilidad sobre la educacion-socializacion de los hijos), o bien a cargo de algun pariente cercano (todos los parientes son <<cuidadores>>). En general, se trata de una movilidad con objetivos educativos. Como senala Rodriguez Garcia (2011), cabe tener aqui en cuenta el valor de la educacion en la cultura china, no solo en terminos de educacion en los <<valores confucianos>>, sino tambien de la educacion en el extranjero (Occidente), que se considera de gran valor para su futura movilidad social dentro y fuera de China, y que a su vez se explica por el lento proceso de universalizacion de educacion secundaria en China, con importantes limitaciones en terminos de origen, clase y genero. Se trata, pues, de una especie de <<poliza de seguro>> para el futuro, en dos direcciones: incrementar posibilidades de exito sociolaboral en origen (China), y asegurar un lugar alternativo donde poder residir y trabajar en caso necesario; todo ello en un contexto socioeconomico de internacionalizacion y globalizacion del mercado de trabajo cada vez mas competitivo.

Pueden identificarse aqui cambios y transformaciones en la crianza/ cuidados y en los roles familiares, vinculados a las ausencias/separacion, y donde cabe atender al papel que tienen los hijos--no solo los padres o miembros adultos--en las configuraciones resultantes (Orellana et al., 2001; Parrenas, 2005a): las limitaciones/desprestigio en el rol de autoridad de los padres (por la no presencia y distanciamiento en la relacion y/o por las indulgencias hacia los hijos por la situacion de separacion); la adopcion del rol de <<adulto>> o <<cuidador>> por parte de los hijos respecto a sus madres, que generalmente no estan tan adaptadas al nuevo entorno; o los cambios y transformaciones en valores y practicas en los hijos respecto de los padres en el sentido de alejamiento de valores <<tradicionales>> que los padres intentan preservar y transmitir. En relacion con esto ultimo, muchos padres pueden sentirse intimidados por el hecho de que sus hijos (en particular las hijas) se <<occidentalicen>> demasiado en sus comportamientos, en ambitos como las relaciones segun el sexo y la edad (preferentemente jerarquicas para los padres), las relaciones de pareja y matrimonio (preferentemente endogamicas), la actividad u orientacion laboral y las redes sociales y actividades de ocio (preferentemente entre coetnicos) o el uso del idioma chino (preferentemente a mantener por razones culturales-familiares), todo lo cual genera categorias sociales que representan <<grados de etnicidad>> en funcion del alejamiento (modernidad) o proximidad (tradicionalismo) a todos estos valores (Rodriguez Garcia, 2011).

c) Matrimonios transnacionales

La intensificacion de la movilidad internacional de las ultimas decadas, asi como los procesos de transformacion de la intimidad y la diversificacion de formas de familia en las sociedades modernas (Giddens, 1995), han dado lugar a una <<internacionalizacion o transnacionalizacion de la intimidad>> y de las relaciones amorosas (Constable, 2003; Mai y King, 2009; Beck y Beck-Gernsheim, 2012; Calloni, 2012; Illouz, 2012), asi como a la aparicion de mercados matrimoniales transnacionales (Bryceson y Vuorela, 2002; Heikkila y Yeoh, 2010; Trask, 2010; Hull et al., 2010). Todo ello ha llevado a un aumento de los matrimonios transnacionales, ya sea entre personas del mismo origen/nacionalidad pero separadas por fronteras nacionales (Yang y Lu, 2010; Charsley, 2012), como de personas de distinto origen, los llamados matrimonios <<mixtos>> o <<binacionales>> (Rodriguez Garcia, 2006; Gaspar, 2012; Collet, 2012). En ambos casos, podemos hablar de configuraciones familiares transnacionales que implican dinamicas de reciprocidad y solidaridad, afectividad, y multipresencialidad, desde la circularidad en las visitas a familiares hasta la multiple residencia. Podemos hablar aqui tambien de procesos de cambio/transformacion sociocultural e identitaria, en particular en el caso de las uniones/familias mixtas. En el proximo apartado retomaremos esta y otras cuestiones relacionadas con los matrimonios mixtos o transnacionales con algunas consideraciones criticas.

3. Consideraciones teorico-metodologicas

3.1. La <<novedad>> del parentesco transnacional

En primer lugar, cabe tener presente que las situaciones parentales transnacionales o multilocalizadas no son exactamente nuevas, pues de alguna forma siempre han estado presentes en los contextos de movilidad, ya sea internacional o interlocal. Trabajos como los de Oso Casas (2004) nos recuerdan tambien las importantes migraciones transnacionales que se dieron a mitades del siglo XX, con el caso de las mujeres espanolas emigradas a Francia. Es mas, a principios del siglo XX, Bourne (1916) ya se referia a los vinculos socioculturales y emocionales de los inmigrantes en EEUU con sus paises de origen, a los que se denominaba <<paises espirituales>>. Las situaciones familiares transnacionales (y transatlanticas) existian ya en el siglo XIX, por ejemplo, entre migrantes irlandeses o chinos. Y podemos ir incluso mas atras: Skrbis (2008) se remonta a las relaciones matrimoniales-familiares internacionales entre egipcios y romanos en la antiguedad.

La novedad aqui se encuentra, mas bien, en el aumento, la diversificacion y la complejidad de estas estructuras y procesos que ademas incorporan algunos elementos nuevos o mas presentes en la actualidad, como por ejemplo: la mayor distancia geografica (y a menudo sociocultural) en las conexiones; el impacto del uso de las nuevas tecnologias de informacion y comunicacion en el contexto de la globalizacion (Internet, integracion de telefonia y multimedia, virtualidad, etc.); o la legislacion sobre migracion en la esfera internacional, y en particular los estatus migratorios en situaciones forzadas o precarias, que han aumentado significativamente en las ultimas decadas, y que condicionan en gran medida las estrategias y configuraciones familiares en contextos de movilidad (Castles y Miller, 2009; Faist, 2010; Vertovec, 2010).

Cabe tener tambien muy presente la advertencia de Portes et al. (1999) sobre la presuncion de que todos los migrantes desarrollen vinculos transnacionales, o que estos tengan un impacto significativo en sus vidas.

3.2. La interrelacion entre la estructura y la agencia, y los niveles macro, meso y micro

Como bien han senalado Mazzucato y Schans (2011), las familias no estan limitadas por fronteras nacionales, y en este sentido una de las limitaciones en los estudios sobre familias transnacionales es justamente trascender el nacionalismo metodologico, <<siguiendo a la gente>>, como proponia Marcus (1995) en su ya clasico estudio sobre etnografia multisituada. Considerar a la vez los contextos de origen y de destino, incorporando los contextos socioculturales (valores, normas y practicas) de los casos estudiados, es fundamental para comprender las configuraciones y procesos que tienen lugar, y que implican tanto a los que se van como a los que permanecen. Un buen ejemplo de etnografia multi--o bilocal en este sentido es el trabajo de Parella (2012), sobre familias bolivianas entre Espana y Bolivia.

Pero que las familias trasciendan fronteras nacionales, dentro del contexto de globalizacion, transnacionalismo e hipermovilidad caracteristico del mundo actual, no significa la desaparicion de las fronteras, las estructuras y el control por parte de los estados-nacion, cuyo impacto en las vidas de las personas sigue siendo enorme. Y que duda cabe que, ante la tendencia restrictiva en las politicas migratorias a nivel global, la consideracion de los contextos legales estructurales en el analisis cobra cada vez mas importancia.

En general, pues, es fundamental no obviar que las situaciones y estrategias parentales transnacionales estan influidas o condicionadas por factores estructurales economicos, politico-legales y sociales nacionales e internacionales, como por ejemplo las politicas migratorias en relacion con la reunificacion familiar, o las condiciones laborales en destino (Sorensen, 2007: 24). Los trabajos de Bernhard et al. (2008) y Fresnoza-Flot (2009), son un buen ejemplo de como el estatus legal, y en concreto la situacion de indocumentacion de las madres migrantes latinoamericanas en Canada y filipinas en Francia, respectivamente, impacta de forma crucial en las trayectorias, roles y estrategias que se adoptan, condicionando las opciones que se tienen ya desde el momento de salida y durante todo el proceso (e.g., posibilidades de visitas, reunificacion, remesas, etc.). Seria un error tambien negar que las jerarquias de poder en el ambito familiar (desigualdades de genero, edad, etc.) condicionan las posibilidades de renegociacion de roles y generacion de estrategias alternativas; de hecho, las desigualdades incluso se pueden reforzar (Gregorio Gil, 2011). El problema aqui es tambien aplicar categorias universales de opresion/emancipacion a contextos distintos. Las familias transnacionales, por tanto, son en gran medida una consecuencia de todas estas influencias y condicionantes estructurales.

Por otro lado, a la vez que estan condicionados estructuralmente, los propios sujetos y los procesos y estrategias parentales transnacionales pueden incidir justamente en las politicas y estructuras publicas; por ejemplo en la ampliacion de modelos de ciudadania en el sentido transnacional, supra-nacional, transterritorializado o multiple. El trabajo de Ong (1999), sobre sujetos chinos transnacionales (<<familias astronauta>>), resulta aqui capital, al senalar claramente esta interrelacion entre coercion y flexibilidad, y enfatizando el ejercicio de una nocion <<flexible>> de ciudadania con capital multiple: el <<astronauta>>, yendo y viniendo a traves de las fronteras en los negocios, con pasaporte multiple, gestor multicultural, con <<hijos paracaidas>> que pueden ser dejados en otro pais en sus viajes de negocios a traves del Pacifico, etc. (1999: 19).

El estudio de Erdal (2013) sobre pakistanies y sus descendientes en Noruega, tambien pone de relieve cuestiones no resueltas entre la simplista politica institucional de integracion y la aproximacion mas funcional de los inmigrantes y sus descendientes en temas como la ciudadania y la identidad, senalando que su fuerte transnacionalidad no es incompatible con la integracion social.

En esta misma linea, Suarez Navaz (2010: 640) senala la necesidad de ir mas alla de los determinismos y considerar la interaccion entre los niveles micro, meso y macro en el analisis de estas realidades, ejemplificandolo en el caso de los ecuatorianos de origen indigena en Madrid, y enfatizando su capacidad de agencia y empoderamiento (por ejemplo, en la generacion a traves de procesos asociativos de un espacio publico transnacional, que incorpora interlocutores tanto nacionales como transnacionales).

Otro buen ejemplo de interconexion entre la estructura macro y la agencia de los sujetos es el caso de los menores no acompanados. El estudio de Suarez Navaz (2004) sobre menores no acompanados entre Marruecos y Espana plantea como, en el contexto de un marco de politica migratoria restrictiva (<<fortaleza europea>>), los Estados condicionan la autonomia de los menores moviendose entre la Ley de Extranjeria y la Ley de Proteccion del Menor, cuya titularidad ellos reivindican. Las condiciones de este tipo de vinculo transnacional son particulares, a veces con consentimiento o incluso requerimiento familiar, pero otras independientemente de estos. Debido a la situacion de exclusion y vulnerabilidad de las familias en origen, estas no pueden hacerse cargo de los hijos. Se trata, pues, de un grupo de alto riesgo de exclusion en terminos de condiciones de vida y vulneracion de derechos fundamentales (desproteccion y acceso a los derechos basicos como salud, educacion, etc.). Es en este contexto que se plantea la via de deslocalizacion de la responsabilidad legal sobre la proteccion universal y cuidado, redefiniendo asi los vinculos de los menores con origen. Como senala la autora, esto implica ir mas alla del vinculo transnacional biologico (con la familia de origen) introduciendo un sujeto protector transnacional legal, donde son los menores quienes decidirian en caso de repatriacion o reagrupacion familiar con el amparo de un consultor legal (Suarez Navaz y Jimenez, 2011).

Podemos anadir aqui, para terminar, que el informe de la Confederacion de Organizaciones Familiares de la Union Europea (COFACE, 2012) recoge algunas recomendaciones muy pertinentes en el sentido de transformacion de estructuras sociopoliticas a partir de las necesidades de las situaciones parentales transnacionales.

3.3. Homogeneidad, normativismo, naturalizacion y problematizacion versus heterogeneidad y capacidad transformativa

En tercer lugar, y en parte relacionado con lo anterior, es fundamental considerar la gran heterogeneidad de estructuras, procesos y estrategias parentales transnacionales, su capacidad transformativa, asi como su imprevisibilidad. Esto supone tambien un cuestionamiento de los planteamientos reduccionistas y naturalizadores o biologicistas (esencialistas) en la explicacion de las configuraciones de parentesco, como las preconcepciones sesgadas de modelos que se toman como referencia (norma) de relacion o de estructura familiar (familia, hogar o residencia comun, maternidad, etc.) (Bjeren, 1997: 226; Hondagneu-Sotelo y Avila, 1997: 548; Erel, 2009; Suarez Navaz, 2004; Suarez Navaz y Jimenez, 2011; Mazzucato y Schans, 2011; Gregorio Gil, 2011).

La reciente tesis doctoral de Beatriz Rodenas (2014), sobre redes y hogares transnacionales de mujeres senegalesas entre Valencia y Senegal, cuestiona tambien la atribucion simplista y etnocentrica de roles de genero, como la escision de la esfera economica en ambitos de produccion/ reproduccion, privado/publico. Asi, senala que las mujeres senegalesas inmersas en redes transnacionales consiguen mejorar su posicion estructural y de su entorno si acceden a un relativo exito economico (ingresos propios), lo que les da una posicion de reconocimiento social comunitario. Sin embargo, la autonomia de las mujeres no implica necesariamente independencia economica respecto a los hombres, pues la solidaridad conyugal es basica para su posicion estructural en la familia/red. Esta <<carencia de autoridad>> no implica pasividad ni sumision, pues hay agencia tambien en la <<pasividad>> o <<no liderazgo>>, subrayando asi el estatus poliedrico y relacional, que no lineal ni autonomo, de los individuos.

En este ambito se ha senalado tambien que las configuraciones familiares transnacionales generalmente refuerzan los roles tradicionales patriarcales (Man, 1995). El trabajo de Parrenas (2005b) sobre estrategias de maternidad transnacional de mujeres filipinas migrantes y sustentadoras de la economia familiar, cuyos maridos quedan a cargo del hogar pero generalmente recurriendo a otras mujeres para el trabajo de cuidado, es un claro ejemplo de esto. Otros trabajos, senalan resultados en distintas direcciones. Waters (2010), por ejemplo, muestra como los hombres chinos en Canada pasan a ejercer el rol de cuidadores principales tras el regreso de las esposas al pais de origen para continuar con su carrera. Como senalan diversos autores, faltan, de hecho, mas trabajos sobre las experiencias de los hombres en los procesos de parentalidad transnacional (Kofman, 2004; Nobles, 2011).

Por otro lado, numerosos estudios abordan el importante tema del bienestar psicologico de los hijos que quedan en origen con padres que han emigrado, y senalan que la separacion entre familiares (especialmente entre madres, padres e hijos) suele implicar dificultades y sufrimiento a muchos niveles (Bernhard et al., 2008; Landolt y Da, 2005; Miranda et al., 2005; Graham y Jordan, 2011). Aqui cabe advertir, en primer lugar, sobre la necesidad de incorporar y concebir a los ninos implicados en procesos parentales transnacionales (por ejemplo, los menores no acompanados) como actores que participan de forma activa en estos procesos, huyendo asi de una construccion simplista de los mismos como victimas o como culpables (Le Gall, 2005; Mazzucato y Schans, 2011; Suarez Navaz y Jimenez, 2011). En segundo lugar, deberia evitarse problematizar y estigmatizar las situaciones parentales transnacionales y a las personas implicadas (Baldassar, 2001; Bryceson y Vuorela, 2002; Wagner, 2008; Zontini, 2010; Gregorio Gil, 2011; Parella, 2012). El trabajo de Wagner sobre madres ecuatorianas en Espana es un excelente ejemplo de critica del discurso problematizador y estigmatizador de las madres migrantes como <<malas madres>>, destructoras de sus familias, en particular de la vida de sus hijos e hijas que permanecen en Ecuador, a los que se atribuyen toda clase de problemas debido a este <<abandono>>. Wagner nos muestra que las situaciones son mucho mas variadas, y que en muchos casos esta emigracion de la madre ha mejorado las situaciones y relaciones familiares en origen. Trabajos como los de Hondagneu-Sotelo (1994) sobre migracion mexicana en EEUU, o de Zontini (2010) sobre mujeres marroquies y filipinas en Barcelona y Bolonia, tambien senalan que el transnacionalismo puede suponer de hecho una <<via de escape>> o estrategia de salida de relaciones problematicas y abusivas en origen para muchas de estas mujeres. Parella (2012: 675) describe tambien el <<estigma de hombre mantenido>> (alguien que no ejerce su masculinidad segun los canones tradicionales) con el que deben lidiar los hombres en Bolivia, cuyas mujeres han emigrado a Espana, conduciendo asi a una flexibilizacion de la idea de masculinidad. Todo esto supone una critica a los contextos familiares de origen como armonicos o ideales, basados, de nuevo, en modelos de maternidad exclusivamente biologica (no todas las madres han ejercido el papel principal en la crianza y cuidado de sus hijos biologicos) o de familia nuclear, que constituyen la ideologia patriarcal dominante. En el caso de Wagner, por ejemplo, en muchas de las familias analizadas por ella en Ecuador, el cuidado de los hijos e hijas ya era compartido antes de la emigracion de la madre, no siendo esta la unica persona de referencia en la transferencia de amor y cuidado a los ninos. De ahi que anada que <<con la emigracion de la madre no desaparece automaticamente el amor (como implica el "care drain" del que habla Hochschild, 2002)>>. Aqui Wagner tampoco niega que las madres quieran una pronta reunificacion con sus hijos, y advierte que hay que tener en cuenta la distancia entre una planificacion de separacion que se piensa como temporal y las condiciones estructurales que restringen esta posibilidad y condicionan las formas de ejercer la maternidad.

En suma, la idea de que con la distancia <<la familia se rompe>> no parece adecuada. Diversos trabajos (Baldassar, 2001; Bryceson y Vuorela, 2002) advierten que la distancia geografica no impide mantener lazos familiares estrechos y la <<reproduccion de la familia>>.

Finalmente, otro ambito del parentesco transnacional en el que se tiende a simplificar es en el analisis de las uniones o familias mixtas, binacionales o transnacionales. Estas uniones se han considerado tradicionalmente como <<la ultima fase>> de la integracion o asimilacion de los inmigrantes y las minorias etnicas en la sociedad mayoritaria, incluso como signo de modernidad (Gordon, 1964; Coleman, 1994). Sin embargo, la relacion entre mixticidad e integracion social es mas compleja y multidireccional o segmentada (Safi, 2006; Song, 2009; Collet y Santelli, 2012; Rodriguez Garcia, 2012 y 2014). Esto incluye el ambito identitario, pues si bien se ha considerado que las identidades mixtas o binacionales y transnacionales pueden cuestionar las categorias de origen, etnia, <<raza>>, clase y genero, siendo catalizadoras de nuevas formas de ciudadania (Phoenix y Owen 2000; Ali, 2003; Kofman, 2004), estas identidades pueden ser mas reactivas que voluntarias, en respuesta a constricciones sociales como contextos de discriminacion o de precaridad socio-economica (Song, 2003; Edwards et al., 2010; Rodriguez Garcia, 2006 y 2012; Song y Aspinall, 2012).

3.4. La dimension emocional

Finalmente, y con todas las salvedades hechas anteriormente en relacion con los sesgos naturalizadores o esencialistas, nos parece importante no obviar la dimension afectiva o emocional en los estudios sobre parentesco transnacional, mas alla de las relaciones e intercambios materiales (por ejemplo economicos). Tal dimension, que abarca el espacio de la identidad/pertenencia (1), no habria que entenderla como un anadido, sino justamente como parte consustancial y estructurante de la experiencia familiar transnacional. Cabe senalar que este enfasis esta ya presente en el que se conoce como el primer estudio sistematico sobre la vida familiar transnacional: The Polish Peasant in Europe and America (Thomas y Znaniecki, 1974). En este trabajo pionero para los estudios sobre transnacionalismo en general se analizaron las relaciones entre familiares polacos entre Polonia y America a traves del analisis de su correspondencia escrita, tan abundante en informacion como en expresion de emociones. Un buen numero de trabajos mas recientes siguen otorgando un rol importante a las emociones en la negociacion y configuracion de los vinculos y estructuras familiares transnacionales (Parrenas, 2001 y 2005b; King, 2002; Wolf, 2002; Constable, 2003; Sorensen, 2005; Baldassar et al., 2007; Parella, 2007; Skrbis, 2008; Mai y King, 2009; Soronellas, 2010; Calloni, 2012). Hondagneu-Sotelo y Avila (1997: 550) hacen esto explicito cuando definen <<maternidad transnacional>> (transnational motherhood) como <<circuitos de afecto, cuidado y apoyo financiero que trascienden fronteras nacionales>>. En este sentido, parece que el estudio del <<parentesco transnacional>> no deberia limitarse al periodo de la crianza, pues los cuidados y vinculos afectivos-emocionales continuan mas alla de esta etapa.

4. Conclusiones

El proposito de este trabajo ha sido, primero, contextualizar teoricamente el ambito del <<parentesco transnacional>>. Se ha explicado que, aunque el fenomeno del transnacionalismo se remonta al menos al siglo XIX, la intensificacion, aceleracion y diversificacion de la movilidad internacional que se ha venido produciendo desde el ultimo tercio del siglo XX, ha dado lugar tambien a un aumento y complejidad de situaciones parentales transnacionales, que van desde la separacion o transnacionalidad familiar motivada por la busqueda de recursos economicos de los progenitores, hasta la formacion de matrimonios mixtos o binacionales en un contexto de transnacionalizacion del mercado matrimonial.

Tras abordar las tres rupturas teoricas que explican el surgimiento de este ambito teorico (donde interseccionan la movilidad transnacional, el parentesco y el genero), se ha presentado una tipologia en base a la terminologia recurrente, con una propuesta de operacionalizacion de <<situaciones familiares/parentales transnacionales>>, que se han definido como aquellas donde los miembros de la familia estan ubicados en diferentes paises (separados por fronteras territoriales nacionales) pero manteniendo entre ellos, y sostenidamente o con cierto grado de permanencia, vinculos, relaciones o intercambios de produccion y/o reproduccion significativos, tangibles e intangibles, tambien en su dimension afectiva o emocional, y que implican tanto a los que se desplazan como a los que permanecen.

Seguidamente se han descrito varios casos-tipo de situaciones parentales transnacionales ampliamente abordadas en la literatura sobre el tema, a saber: padres y/o madres que emigran sin sus hijos (dejados en origen); padres y/o madres que emigran sin sus hijos voluntariamente o parejas que envian a sus hijos temporadas largas fuera del pais donde residen; y matrimonios mixtos o transnacionales. Aqui se ha argumentado que tales configuraciones familiares transnacionales implican, en mayor o menor medida, cambios y transformaciones en las formas parentales, como por ejemplo en la crianza/cuidados y en los roles familiares vinculados a la ausencia/separacion y multipresencialidad. Esto implica tambien procesos de cambio/transformacion sociocultural e identitaria, especialmente en el caso de las uniones/familias formadas por conyuges de distintos paises, y en particular en la crianza de los hijos.

Todo ello ha dado pie, finalmente, a proponer varias e importantes consideraciones teoricas y metodologicas en relacion con el analisis de estas realidades. Aqui se ha destacado la complejidad del tema de estudio, advirtiendo sobre el riesgo de los analisis simplistas o reduccionistas. Fundamentalmente, se ha incidido en dos cuestiones: 1) la necesidad de considerar la interrelacion entre estructura y agencia, y entre los niveles macro, meso y micro; y 2) la critica a un tratamiento homogeneo, hiperfuncionalista y naturalizador de realidades que suelen ser muy heterogeneas, multicausales y transformativas en sus estructuras y procesos particulares. En cuanto a la interrelacion entre estructura y agencia y entre los niveles macro, meso y micro, se ha argumentado primero sobre la necesidad de trascender el nacionalismo metodologico, incorporando al analisis tanto los contextos de origen y de destino en un continuo que implica tanto a los que se van como a los que permanecen. Seguidamente, se ha argumentado, por un lado, que las trayectorias, roles y estrategias parentales transnacionales (por ejemplo, la posibilidad de reunificacion, el envio de remesas, o la renegociacion de roles parentales y de cuidado) estan influidas o condicionadas por factores estructurales economicos, politico-legales y sociales (fronteras nacionales e internacionales, estatus legal, politicas migratorias en relacion con la reunificacion familiar, condiciones laborales en destino, etc.). A la vez, sin embargo, se ha argumentado a favor en la agencia de los propios sujetos, que de hecho tambien pueden incidir en las estructuras, como es el caso de la flexibilizacion de modelos y formas de ejercer la ciudadania, o del surgimiento de nuevas figuras legales transnacionales de responsabilidad y proteccion/cuidado, como en el caso de los menores no acompanados.

En cuanto a la critica a los sesgos en el analisis, se ha puesto primero el acento en la necesidad de considerar la gran heterogeneidad de estructuras, procesos y estrategias parentales transnacionales, asi como su capacidad transformativa, huyendo asi de los planteamientos reduccionistas, esencializadores, problematizadores o estigmatizadores en su explicacion. Por ejemplo, es el caso de la asuncion de la preeminencia del hogar fisico y la familia nuclear, o de modelos de maternidad exclusivamente biologica, o la consideracion de las mujeres como seres asistenciales, oprimidos o culpables con atribucion del estigma de <<malas madres>>. Esto implica considerar la capacidad transformadora y de agencia de los individuos, como en el caso de muchas mujeres cuya situacion parental transnacional supone una <<via de escape>> o estrategia de salida de relaciones problematicas y abusivas en origen. Y se ha senalado que esto debe aplicarse tambien a la concepcion de los ninos implicados en procesos parentales transnacionales como actores que participan de forma activa en estos procesos, evitando la construccion de los mismos como victimas o culpables. Todo esto no significa dejar de lado la importante dimension afectiva o emocional en los estudios sobre parentesco transnacional. De hecho, consideramos que en general la Socio-antropologia de las emociones es un campo altamente relevante y en el que se deberia profundizar mas.

Boyd (1989) ya senalo que la familia se ha revelado como la unidad de analisis mas apropiada para el estudio de las migraciones. Es mas, para Basch et al. (1994: 238), <<los procesos familiares y las relaciones entre personas definidas a traves del parentesco, constituyen la base del resto de relaciones sociales transnacionales>>. Siendo asi, no cabe duda de que el analisis del parentesco transnacional, en toda su heterogeneidad y complejidad, seguira siendo un ambito de estudio fundamental para comprender el mundo sociocultural en un contexto de movilidad creciente. En esta tarea, pensamos que la contextualizacion y las consideraciones teorico-metodologicas que se apuntan en este trabajo pueden ser de utilidad a los analisis futuros.

Dan Rodriguez Garcia

Universidad Autonoma de Barcelona

Recepcion: 09.08.2013

Aceptacion: 30.07.2014

DOI: DOI: 10.11156/aibr.090205

AGRADECIMIENTOS: Los autores quieren expresar su agradecimiento a los evaluadores/as anonimos asi como al director de la revista, Sergio Lopez, por sus valiosos comentarios y sugerencias de mejora del articulo.

Referencias bibliograficas

Ali, S. (2003). Mixed-Race, Post-Race: Gender, New Ethnicities and Cultural Practices. Oxford: Berg.

Anthias, F. (2000). Metaphors of home: gendering new migrations in Southern Europe. En Gender and Migration in Southern Europe. F. Anthias y G. Lazaridis, Eds. Oxford: Berg.

Baldassar, L. (2001). Visits home: Migration experiences between Italy and Australia. Melbourne: Melbourne University Press.

Baldassar, L.; Baldock, C. y Wilding, R. (2007). Families Caring across Borders: Migration, Ageing and Transnational Caregiving. Basingstoke: Palgrave Macmillan.

Basch, L.; Glick Schiller, N. y Szanton Blanc, C. (1994). Nations Unbound: Transnational Projects, Postcolonial Predicaments and Deterritorialised Nation-States. Langhorne: Gordon and Breach.

Beal, T. y Farib S. (1999). Astronauts from Taiwan. Taiwanese Immigration to Australia and New Zealand. Wellington: Steel Roberts.

Beck, U. y Beck-Gernsheim, E. (2012). Amor a distancia. Nuevas formas de vida en la era global. Barcelona: Paidos.

Beltran, J. y Saiz, A. (2001). Familia xinesa i emigracio. En Els xinesos a Catalunya. Familia, educacio i integracio. Barcelona: Alta Fulla / Fundacio Jaume Bofill.

Bernhard, J.K.; Landolt, P. y Goldring, L. (2008). Transnationalizing families: Canadian immigration policy and the spatial fragmentation of care-giving among Latin American newcomers. International Migration, 47: 3-31.

Bjeren, G. (1997). Gender and reproduction. En International Migration, Immobility and Development. T. Hammar; G. Brochmann; K. Tamas y T. Faist, Eds. Oxford: Berg.

Borja, J. y Castells, M. (2004). Local y Global. Buenos Aires: Taurus.

Bourne, R. (1916). Trans-national America. The Atlantic Monthly: 86-97.

Boyd, M. (1989). Family and personal networks in international migration: recent developments and new agendas. International Migration Review, 23(3): 638-670.

Boyd, M. y Grieco, E. (1998). Women and migration: incorporating gender into international migration theory. Florida: Center for the study of population, Florida State University.

Brah, A. (1996). Cartographies of Diaspora. Contesting Identities. London: Routledge.

Brettell, C. (2000). Theorizing migration in anthropology: the social construction of networks, identities, communities and globalscapes. En Migration Theory: Talking Across Disciplines. C. Brettell y J.F. Hollifield, Eds. London: Routledge.

Brettell, C. y De Berjeois, P.A. (1992). Anthropology and the Study of Immigrant Women. En Seeking Common Ground. D. Gabaccia, Ed. Westport CT: Greenwood Press.

Bryceson, D. y Vuorela, U. (Eds.) (2002). The Transnational Family: New European Frontiers and Global Networks. Oxford: Berg.

Calloni, M. (2012). Displaced love and situated care. Rethinking migration from a socio-philosophical perspective. En Builders of a New Europe: Women Immigrants from the Easterns Trans-regions. M. Calloni y A. Saarinen, Eds. Helsinki: Kikimora Publications.

Castells, M. (2006). Conclusion: Entender nuestro mundo. En La era de la informacion. Economia, Sociedad y Cultura, Vol. III. M. Castells. Madrid: Alianza.

Castles, S. y Miller, M. (2009). The Age of Migration: International Population Movements in the Modern World. Basingstoke: Palgrave-Macmillan & Guilford Books.

Charsley, K. (Ed.) (2012). Transnational Marriage: New Perspectives from Europe and Beyond. London: Routledge.

COFACE (2012). Transnational Families and the Impact of Economic Migration on Families. Bruxelles: COFACE.

Coleman, D. (1994). Trends in Fertility and Intermarriage among Immigrant Populations in Western Europe as Measures of Integration. Journal of Biosocial Science, 26(1): 107-36.

Collet, B. (2012). Mixed couples in France. Statistical facts, definitions, and social reality. Papers, 97(1): 61-77.

Collet, B. y Santelli, E. (2012). Couples d'ici, parents d'ailleurs. Parcours de descendants d'immigres. Paris: PUF.

Constable, N. (2003). Romance on a Global Stage. Berkeley: University of California Press.

Edwards, R.; Caballero, C. y Puthussery, S. (2010). Parenting children from 'mixed' racial, ethnic and faith backgrounds: typifications of difference and belonging. Ethnic and Racial Studies, 33(6): 949-967.

Erdal, M.B. (2013). Migrant Transnationalism and Multi-Layered Integration: NorwegianPakistani Migrants' Own Reflections. Journal of Ethnic and Migration Studies, 39(6): 983-999.

Erel, U. (2009). Reconceptualizing motherhood: Experiences of migrant women from Turkey living in Germany. En The transnational family. New Euro-pean frontiers and global networks. D. Bryceson y U. Vuorela, Eds. Oxford: Berg.

Faist, T. (2010). Transnationalisation: its conceptual and empirical relevance. En Migration in a Globalised World. New Research Issues and Prospects. C. Audebert y M. Kamel Dora!, Eds. Amsterdam: IMISCOE-AUP Research Series.

Fix, M. y Zimmermann, W. (2001). All under one roof: Mixed-status families in an era of reform. International Migration Review, 35(2): 397-419.

Fresnoza-Flot, A. (2009). Migration status and transnational mothering: The case of Filipino migrants in France. Global Networks, 9: 252-270.

Friedman, J. (1996). Being in the world: Globalisation and Localisation. En Global Culture: Nationalism, Globalization, and Modernity. M. Featherstone, Ed. London: Sage.

Gardner, K. y Grillo, R. (2002). Transnational Households and Ritual: An Overview. Global Networks, 2(3): 179-190.

Gaspar, S. (2012). Patterns of bi-national couples across five EU countries. Sociologia, problemas e praticas, 70: 71-89.

Giddens, A. (1995). La transformacion de la intimidad. Sexualidad, amor y erotismo en las sociedades modernas. Madrid: Catedra.

Glick Schiller, N. y Fouron, G.E. (1999). Terrains of blood and nation: Haitian transnational social fields. Ethnic and Racial Studies, 22(2): 340-366.

Glick Schiller, N.; Basch, L. y Blanc-Szanton, C. (Eds.) (1992). Towards a Transnational Perspective on Migration: Race, Class, Ethnicity, and Nationalism Reconsidered. New York: New York Academy of Sciences.

Gordon, M. (1964). Assimilation in American Life. New York: OUP.

Graham, E. y Jordan, L. (2011). Migrant parents and the psychological well-being of leftbehind children in Southeast Asia. Journal of Marriageand Family, 73: 763-787.

Gregorio Gil, C. (2011). Analisis de las migraciones transnacionales en el contexto espanol, revisitando la categoria de genero desde una perspectiva etnografica y feminista. Nueva antropologia, 24(74): 39-71.

Hall, S. (1991). The local and the global: globalization and ethnicity. En Culture, globalization and the world system. A.D. King, Ed. London: Macmillan.

Heikkila. E. y Yeoh, B. (Eds.) (2010). International Marriages in the Time of Globalization. New York: Nova Science.

Henshall, J. (1999). Gender, migration and domestic service. California: CUP.

Ho, E. (2002). Multi-local residence, transnational networks, Chinese astronaut families in New Zealand. Asian and Pacific Migration Journal, 11(1): 145-164.

Ho, E.; Bedford, R. y Goodwin, J. (1997). "Astronaut" families: A contemporary migration phenomenon. En East Asian New Zealanders: Research on New Migrants. W. Friesen; M. Ip; E. Ho; R. Bedford y J. Goodwin, Eds. Auckland: Massey University.

Hondagneu-Sotelo, P. (1994). Gendered Transitions: Mexican Experiences of Migration. Berkeley: University of California Press.

Hondagneu-Sotelo, P. (2000). La incorporacion del genero a la migracion: no solo para feministas ni solo para la familia. En Migracion y relaciones de genero en Mexico. D. Barrera y C. Oehmichen, Eds. Mexico DF: GIMTRAP-UNAM.

Hondagneu-Sotelo, P. y Avila, E. (1997). 'I'm here, but I'm there'. The meanings of Latina transnational motherhood. Gender & Society, 11(5): 548-571.

Hochschild, A.R. (2000). Global Care Chains and Emotional Surplus Value. En On The Edge: Living with Global Capitalism. W. Hutton y A. Giddens, Eds. London: Jonathan Cape.

Hochschild, A.R. (2002). Love and Gold. En Global Women: Nannies, Maids, and Sex Workers in the New Economy. En B. Ehrenreich y A.R. Hochschild, Eds. New York: Henry Holt.

Hull, K.E.; Meier, A. y Ortyl, T. (2010). The changing landscape of love and marriage. Contexts, 9(2): 32-37.

Illouz, E. (2012). The Great Transformation of Love or the Emergence of Marriage Markets. En Why Love Hurts: A Sociological Explanation. Cambridge: Polity Press.

King, R. (2002). Towards a New Map of European Migration. International Journal of Population Geography, 8(2): 89-106.

Kofman, E. (2004). Family-related migration: a critical review of European studies. Journal of Ethnic and Migration Studies, 30(2): 243-262.

Lan, P. (2002) Subcontracting filial piety: Elder care in ethnic Chinese immigrant families in California. Journal of Family Issues, 23: 812-835.

Landolt, P. y Da, W.W. (2005). The spatially ruptured practices of migrant families: A comparison of immigrants from El Salvador and the People's Republic of China. Current Sociology, 53(4): 625-653.

Le Gall, J. (2005). Familles transnationales: bilan des recherches et nouvelles perspectives. Diversite Urbaine, 5(1): 29-42.

Levitt, P. (2001). The Transnational Villagers. Berkeley: University of California Press.

Levitt, P. y Glick Schiller, N. (2004). Transnational Perspectives on Migration: Conceptualizing Simultaneity. International Migration Review, 38(145): 595-629.

Mahler, S.J. y Pessar, P.R. (2006). Gender matters: ethnographers bring gender from the periphery toward the core of migration studies. International Migration Studies, 40(1): 27-63.

Mai, N. y King, R. (2009). Love, Sexuality and Migration: Mapping the Issue(s). Mobilities, 4(3): 295-307.

Man, G. (1995). The astronaut phenomenon: examining consequences of the diaspora of the Hong Kong Chinese. En Managing Change in SouthEast Asia: Local Identities, Global Connections. J. Debernardi; G. Forth y S. Niessen, Eds. Montreal: University of Alberta.

Marcus, G. (1995). Ethnography in/of the world system: The emergence of multi-sited ethnography. Annual Review of Anthropology, 24: 95-117.

Massey, D. y Garcia Espana, F. (1987). The social process of International migration. Science, 237(4816): 733-738.

Mazzucato, V. y Schans, D. (2011). Transnational families and the well-being of children: Conceptual and methodological challenges. Journal of Marriage and Family, 73 : 704-712.

Miranda, J.; Siddique, J.; Der-Martirosian, C. y Belin, T.R. (2005). Depression among Latina immigrant mothers separated from their children. Psychiatric Services, 56(6): 717-720.

Nobles, J. (2011). Parenting from abroad: Migration, nonresident father involvement, and children's education in Mexico. Journal of Marriage and Family, 73: 729-746.

OECD (2010). International Migration Outlook. SOPEMI.

Ong, A. (1999). Flexible Citizenship: The Cultural Logics of Transnationality. Durham: Duke University Press.

Orellana, M.; Thorne, B.; Wan Shun, E. y Chee, A. (2001). Transnational childhoods: The participation of children in processes of family migration, Social Problems, 48(4): 572-591.

Oso Casas, L. (2004). Espanolas en Paris. Estrategias de ahorro y consumo en las migraciones internacionales. Barcelona: Bellaterra.

Parella, S. (2007). Los vinculos afectivos y de cuidado en las familias transnacionales: Migrantes ecuatorianos y peruanos en Espana. Migraciones Internacionales, 4(2): 151-188.

Parella, S. (2012). Familia transnacional y redefinicion de los roles de genero. El caso de la migracion boliviana en Espana. Papers, 97(3): 661-684.

Parrenas, R.S. (2001). Mothering from a Distance: Emotions, Gender and Inter-Generational Relations in Filipino Transnational Families. Feminist Studies, 27(2): 361-390.

Parrenas, R.S. (2005a). Children of Global Migration: Transnational Families and Gendered Woes. Stanford: Stanford University Press.

Parrenas, R.S. (2005b). Long distance intimacy: class, gender and intergenerational relations between mothers and children in Filipino transnational families. Global Networks, 5(4): 317-336.

Pe-Pua, R.; Mitchell, C.; Iredale, R. y Castles, S. (1996). Astronaut families and parachute children: The cycle of migration between Hong Kong and Australia. Canberra: Australian Gov. P.S.

Pedone, C. y Gil Araujo, S. (2008). Maternidades transnacionales entre America Latina y el Estado espanol: el impacto de las politicas migratorias en las estrategias de reagrupacion familiar. En Nuevos retos del transnacionalismo en el estudio de las migraciones. C. Sole, S. Parella y L. Cavalcanti, Coords. Madrid: OPI.

Phoenix, A. y Owen, C. (2000). From miscegenation to hybridity: mixed relationships and mixed parentage in profile. En Hybridity and its Discontents. Politics, Science, Culture. A. Brah y A. Coombes, Eds. London: Routledge.

Portes, A.; Guarnizo, L. y Landolt, P. (Eds.) (1999). The study of transnationalism: pitfalls and promise of an emergent research field. Ethnic and Racial Studies, 22(2): 217-237.

Ribas, N. (2005). La feminizacion de las migraciones desde una perspectiva femenina. Revista CIDOB d'Afers internacionals, 68: 67-87.

Rodenas Cerezo, B. (2014). Redes, matrimonio y agencia. Mujeres transnacionales entre Valencia y Senegal. Tesis doctoral, Departamento de Ciencias Sociales y Humanas, Universidad Miguel Hernandez de Elche.

Rodriguez Garcia, D. (2006). Mixed Marriages and Transnational Families in the Intercultural Context. Journal of Ethnic and Migration Studies, 32(3): 403-433.

Rodriguez Garcia, D. (2011). Padres astronauta e hijos paracaidas, configuraciones del parentesco entre la poblacion china de Canada: ?un modelo reproductivo transnacional? En Parentescos: modelos culturales de reproduccion. J. Grau; D. Rodriguez y H. Valenzuela, Eds. Barcelona: PPU.

Rodriguez Garcia, D. (2012). Considerations theoricomethodologiques autour de la mixite. Enfances, Familles, Generations, 17: 41-58.

Rodriguez Garcia, D.; Solana Solana, M.; Lubbers, M.J. y de Miguel Luken, V. (2014) Immigracio, unions mixtes i integracio sociocultural a Catalunya: cap a una analisi complexa multi-metode. Documents d'Analisi Geografica, 60 (3).

Rosenfeld, M. (2007). The Age of Independence: Interracial Unions, Same-Sex Unions, and the Changing American Family. Cambridge: Harvard University Press.

Safi, M. (2006). Le processus d'integration des immigres en France: inegalites et segmentation. Revue francaise de sociologie, 62(3): 618-639.

Salcido, O. y Adelman, M. (2004). 'He has me tied with the blessed and damned papers': Undocumented-immigrant battered women in Phoenix, Arizona. Human Organization, 63(2): 162-172.

Sassen, S. (2000). Women's Burden: Counter-Geographies of Globalization and the Feminization of Survival. Journal of International Affairs, 53(2): 503-534.

Sayad, A. (1998). Le retour, element constitutif de la condition de l'immigre. Migrations societe, 10(57): 9-45.

Skrbis, Z. (2008). Transnational Families: Theorising Migration, Emotions and Belonging. Journal of Intercultural Studies, 29(3): 231-246.

Smith, M. y Guarnizo, L. (Eds.) (1998). Transnationalism from Below. New Brunswick, NJ: Transaction.

Sole, C. (1994). La mujer inmigrante. Madrid: Instituto de la Mujer.

Song, M. (2003). Choosing Ethnic Identity. Cambridge: Polity Press.

Song, M. (2009). Is Intermarriage a Good Indicator of Integration? Journal of Ethnic and Migration Studies, 35(2): 331-348.

Song, M. y Aspinall, P. (2012). Is racial mismatch a problem for young 'mixed race' people in Britain? The findings of qualitative research. Ethnicities, 12(2): 1-24.

Sorensen, N. (2005). Narratives of Longing, Belonging and Caring in the Dominican Diaspora. En Caribbean narratives of belonging: fields of relations, sites of identity. J. Besson y K.F. Olwig, Eds. London: MacMillan.

Sorensen, N. (2007). La vida de la familia transnacional a traves del Atlantico: La experiencia de la poblacion colombiana y dominicana migrante en Europa. Puntos de Vista, 9: 7-28.

Soronellas, M. (Coord.) (2010). Familias en la migracion: emociones, solidaridades y obligaciones en el espacio transnacional. Barcelona: Icaria.

Stark, O. y Bloom, D.E. (1985). The New Economics of Labor Migration. American Economic Review, 75(2): 173-78.

Suarez Navaz, L. (2004). Rebordering the Mediterranean. Borders and Citizenship in Southern Europe. Oxford: Berghahn.

Suarez Navaz, L. (2010). Reflexiones etnograficas sobre la <<ciudadania transnacional>>: practicas politicas de andinos en el sur de Europa. Arbor, 744: 639-655.

Suarez Navaz, L. y Jimenez, M. (2011). Menores migrantes en el campo migratorio transnacional: los hijos de Marruecos (Uled dial Magreb). Papers, 96(1): 11-33.

Suarez-Orozco; C, Todorova, I. y Louie, J. (2002). The transnationalization of families: Immigrant separations and reunifications. Family Process, 41(4): 625-643.

Thomas, I. y Znaniecki, F. (1974) [1918-27]. The Polish Peasant in Europe and America, vols. 1-2. New York: Octagon Books.

Thistlethwaite, F. (1960). Migration from Europe Overseas in the Nineteenth and Twentieth Centuries. Rapports du XIe Congres International des Sciences Historiques, Vol. 5. Goteborg: Almquist & Wiksell.

Trask, B.S. (2010). Globalization and Families: Accelerated Systemic Social Change. New York: Springer.

Tsang, A.; Irving, H.; Alaggia, R.; Chau, S. y Benjamin, M. (2003). Negotiating Ethnic Identity in Canada: The Case of the 'Satellite children'. Youth and Society, 34(3): 359-383.

Vertovec, S. (2010). Transnationalism. London: Routledge.

Wagner, H. (2008). Maternidad transnacional: discursos, estereotipos y practicas. En America Latina Migrante: Estado, familia, identidades. G. Herrera y J. Ramirez, Eds. Quito: FLACSO.

Waters, J.L. (2002). Flexible families? 'Astronaut' households and the experiences of lone mothers in Vancouver, British Columbia. Social & Cultural Geography, 3(2): 117-134.

Waters, J.L. (2010). Becoming a Father, Missing a Wife: Chinese Transnational Families and the Male Experience of Lone Parenting in Canada. Population, Space and Place, 16(1): 63-74.

Wolf, D.L. (2002). There's No Place Like 'Home': Emotional Transnationalism and the Struggles of Second-Generation Filipinos. En The Changing Face of Home: The Transnational Lives of the Second Gene-ration. P. Levitt y M. Waters. New York: Russell Sage.

Yang, W-S. y Lu, M. (Eds.) (2010). Asian Cross-border Marriage Migration. Amsterdam: Amsterdam University Press.

Zhou, M. (1998). 'Parachute Kids' in Southern California: The Educational Experience of Chinese Children in Transnational Families. Educational Policy, 12(6): 682-704.

Zontini, E. (2010). Transnational Families, Migration and Gender: Moroccan and Filipino Women in Bologna and Barcelona. New York: Berghahn Books.

(1.) Wolf (2002), por ejemplo, habla de <<transnacionalismo emocional>> para referirse a la dinamica identitaria--incluyendo la <<desorientacion>>--de la segunda generacion de filipinos en America en sus relaciones y negociaciones transnacionales con sus familiares.
COPYRIGHT 2014 Asociacion de Antropologos Iberoamericanos en Red
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Garcia, Dan Rodriguez
Publication:Revista de Antropologia Iberoamericana
Date:May 1, 2014
Words:9656
Previous Article:Poverty and social exclusion in Madrid: old issues and new proposals/Pobreza y exclusion social en Madrid: viejos temas y nuevas propuestas.
Next Article:Maria Lara Martinez: Brujas, magos e incredulos en la Espana del Siglo de Oro: Microhistoria cultural de ciudades encantadas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |