Printer Friendly

Construccion y Validacion de un Instrumento para Evaluar el Consumo de Alimentos con Rojo Allura.

Construction and Validation of an Instrument for Evaluating the Consumption of Food with Red Allura

INTRODUCCION

El color en los alimentos procesados es una de las propiedades imprescindibles para su evaluacion, tiene la finalidad de volverlo atractivo y apetitoso al consumidor. Los colorantes sinteticos son ampliamente utilizados en la industria alimentaria por su estabilidad y bajo costo, los mas empleados son los azoicos con un 65% en el mercado, ofrecen colores vivos y resisten diversas condiciones del proceso alimentario (Burrows A., 2009; Yamjala et al., 2016). El rojo allura conocido tambien como rojo 40 con numero E 129, es un colorante alimentario sintetico de naturaleza azo (-N=N-), con una Ingesta Diaria Admisible (IDA) de 7mg/kg de peso corporal por dia recomendado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (ESFA por sus siglas en ingles) en 2015. En la actualidad existe una gran gama de productos procesados los cuales contienen dicho colorante como: bebidas, lacteos, productos de panaderia, carnicos, grenetinas, polvos de postre, dulces, cereales, medicamentos, cosmeticos, tatuajes y comida para mascotas (Stevens et al., 2014; Yamjala et al., 2016), mucho de ellos estan facilmente al alcance de infantes, ya sea en sus hogares, en los planteles educativos y/o centros comerciales (Monteiro et al., 2017).

El gobierno del Reino Unido exhorta a los demas paises europeos a prohibir voluntariamente el uso de colorantes en alimentos procesados por el resguardo de la seguridad alimentaria, debido a que se encuentra implicado en la salud infantil por alergias, hiperactividad, deficit de atencion y liberador de histamina intensificando los sintomas de asma en infantes (Gupta y Suhas 2009, Vodjani y Vodjani, 2015), con respecto a la toxicidad del colorante rojo allura, algunos autores confirman que existen danos citologicos (Schimada et al., 2010, Noorasfshan et al., 2018) pero ultimamente, el interes incrementa por la participacion de la microbiota intestinal en la reduccion del enlace azo del colorante generando metabolitos carcinogenicos, aunque esto depende de la frecuente ingesta (Feng et al., 2012), tambien se le ha puesto atencion al sinergismos ejercido por diferentes colorantes que se encuentran en un mismo alimento (Stevens et al., 2015, Amchova et al., 2015).

En Mexico como en otros paises, la poblacion no le da interes a la informacion de los ingredientes registrados en las etiquetas de los productos, ademas de la nula informacion proporcionada por los gobiernos en las cantidades permisibles de consumo de los colorantes (Cheung et al., 2016), por lo que el consumidor desconoce la peligrosidad detras de un color atractivo (Vodjani y Vodjani, 2015). Diversas investigaciones han coincidido que la poblacion infantil es la mas vulnerables en ingerir alimentos con colorantes y generar trastornos alergicos o de reactividad inmunologica (Stevens et al., 2014), debido a que la ingesta diaria admisible se excede significativamente en los alimentos (Dixit et al, 2010, Batada y Jacobson, 2016). En la Ciudad de Puebla-Mexico se desconoce la variedad de alimentos procesados que se distribuyen en los diferentes lugares de expendio y que puedan estar al alcance de la poblacion infantil, tambien se desconoce la frecuencia de consumo de los alimentos que contienen rojo allura. Por lo antes citado, la presente investigacion realizo un estudio de campo de forma aleatoria, recorriendo tiendas de autoservicio, tiendas locales y en cafeterias de escuelas de la Ciudad de Puebla para realizar un listado de los alimentos procesados con rojo allura y con ello construir y validar un instrumento de evaluacion para medir la frecuencia de consumo de dichos productos en una poblacion infantil.

METODOLOGIA

Se realizo un estudio exploratorio descriptivo de tipo transversal en la Ciudad de Puebla, para conocer los alimentos procesados con rojo allura que estan expuestos al consumidor, para ello se recorrieron tiendas de autoservicios, tiendas locales y cafeterias de escuelas de nivel basico; en cada lugar se revisaron las etiquetas de los productos y se registraron aquellos que contienen el colorante. Con base al listado de alimentos se realizo un cuestionario de 25 items dirigida a la ingesta de infantes, se utilizo la escala de Likert debido a que ofrece una graduacion de la opinion de la frecuencia de consumo en las personas encuestadas, dicha escala consistio en 4 puntos: muy frecuente (consumo diario), frecuente (1 a 3 veces a la semana), ocasionalmente (1 vez a la quincena) y nunca (no lo han probado).

El cuestionario se aplico a 28 personas como prueba piloto, para verificar si las preguntas son entendibles, correctas, comprensibles y adecuadas; si el ordenamiento interno es logico y el tiempo de aplicacion esta dentro de lo aceptable. Posteriormente se construyo un instrumento y se utilizo un estadistico de fiabilidad el coeficiente del alfa de Cronbach para medir la consistencia interna entre los items y validar la confiabilidad de medicion. Para calcular dicho coeficiente, se utilizaron dos metodos: Varianza de items representado por la ecuacion (1) donde [alfa] = Alfa de Cronbach, k = Numero de items, Vi = varianza de cada item y Vt= varianza del total. Tambien se utilizo la matriz de correlacion, ecuacion (2) donde [alfa] = Alfa de Cronbach, n = Numero de items y p = promedio de las correlaciones lineales de cada uno de los items. Ademas de ambos metodos se utilizo el programa estadistico SPSS version 19. Los valores superiores a 0.7 - 0.8 de alfa de Cronbach se consideraron aceptables o suficientes para validar el instrumento.

[alfa] = k/k-1 [1 - [SIGMA] Vi/Vt] (1)

[alfa] = np/1 + p(n-1) (2)

Una vez validado el instrumento para medir la frecuencia de consumo de alimentos procesados con rojo allura, se aplico a madres voluntarias como responsables de la alimentacion de sus ninos de 10 a 13 anos de edad y que cursan el 6 ano del nivel basico escolar. Con los datos obtenidos, se realizo un analisis descriptivo con graficas, tablas de frecuencias y de distribucion conjunta, para conocer los alimentos que se consumen con mayor frecuencia en la poblacion infantil.

RESULTADOS Y DISCUSION

Se realizo un estudio exploratorio transversal descriptivo con una poblacion finita, conformada por 197 madres encuestas que dieron informacion sobre la alimentacion de sus hijos de 10 a 13 anos de edad que se encontraban estudiando en el nivel basico de tres escuelas primarias de la Ciudad de Puebla.

Estudio exploratorio

La gama de productos alimentarios con el colorante rojo 40, se obtuvo de tres tiendas de autoservicios, 4 tiendas abarrotes y 3 cafeterias de escuelas primarias, identificando los productos con el colorante al observar las etiquetas. Las tiendas a las que se visitaron fueron por la cercania a las escuelas primarias donde se llevo acabo la aplicacion del constructo. Durante la revision de etiquetas, se registraron los nombres de los alimentos procesados con rojo allura en los diferentes lugares de expedicion, como se hallo una gran variedad de productos con este colorante, se realizaron 5 grupos: bebidas, confiteria, lacteos, productos para elaborar comida y otros, para su analisis y presentacion, en cada grupo existen productos de diferente marca y de diferente lugar de procedencia (Tabla 1).

En las bebidas se agruparon: refrescos (sodas), agua embotellada con sabor, jugos envasados, bebidas hidratantes, concentrados o pulpas de fruta y sobres de saborizante en polvo para diluir en agua; en el grupo de confiteria se encuentran los cereales infantiles, galletas con sabor, barras energeticas con pulpa de fruta, pan o pastelitos embolsados, caramelos, golosinas, frituras y botanas saladas; en los lacteos se encuentran los productos derivados de la leche como yogurt en sus diferentes presentaciones liquido y semisolido, licuados y leche entera de sabor liquida o en polvo; en los productos para elaborar comida tambien se reporta en su etiqueta la presencia del colorante como: pures instantaneos de tomate para sopa o guisados, sazonadores, salsas picantes y gelatinas; y en el ultimo grupo otros, se encuentra productos a base de fecula de maiz o de trigo para preparar harinas, avenas instantaneas, maizena de sabor y harinas para hotcakes. En todos los productos registrados se encontro una similitud del sabor con la presencia del colorante rojo allura, es decir todos los productos con sabor a frutas, fresa, uva, manzana, arandano y chocolate contienen el colorante, aunque en algunos productos no se asocia como las harinas o semolinas.

La gran variedad de productos con rojo allura encontrados en este estudio puede estar relacionado con el incremento de certificaciones que cada ano se dan en la industria alimentaria para el uso de colorantes en cantidad, tipos o aumentar su aplicacion en diversos productos, como es el caso de la Administracion de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en ingles) de USA quien aprobo el incremento en las cantidades totales de colorantes como rojo 40 (rojo allura), amarillo 5 y amarillo 6 (Stevens et al., 2014). Batada y col. (2016) en un estudio realizado en Carolina del Norte (USA), reportan que el 43% de los alimentos dirigidos a ninos y que son expedidos en un centro comercial contienen colorantes artificiales, principalmente golosinas, aperitivos con sabor a fruta y las bebidas con mas del 89%, siendo el colorante rojo allura el que predomino en los productos. Otra posible respuesta, se relaciona con los cambios de alimentacion, donde los productos le proporcionan sabor agradable a base de ingredientes baratos y aditivos. Las empresas transnacionales pueden producir y distribuir los productos en gran medida, para que la poblacion continue consumiendo refrescos, galletas, dulces, barras, cereales, bebidas carbonatadas azucaradas, harinas y almidones, convirtiendose en una ventaja pe capita sin que preocupe la salud del consumidor (Monteiro et al., 2013).

La industria alimentaria de algunos paises como Suiza, Belgica, Francia y Dinamarca, se encuentra estrictamente controlado el uso de colorantes sinteticos y prohibido el uso de rojo allura, debido a los efectos provocados en la salud como: dano cerebral, nauseas, enfermedades cardiacas entre otros (Noorafshan et al., 2017). Sin embargo, en paises donde es autorizado el rojo allura, los productores de alimentos procesados, lo utilizan de manera ilimitada o lo combinan con otros colores, dificultado la cantidad exacta que queda en el alimento. En atencion a ello, existen diversos metodos quimicos y avanzados para monitorear el colorante rojo allura tanto en alimentos como en bebidas, pero implican tiempo y costo (Rovina et al., 2016). Dichos metodos ayudan alertar al consumidor, para que su ingesta diaria del colorante no sea mayor a la recomendada.

Por otro lado, la mayoria de las encuestas realizadas en Mexico, relacionan la ingesta de alimentos con la dieta y la valoracion de nutricion en ninos, no existe un estudio especifico sobre el consumo de productos con rojo 40. Algunos paises como Italia, han realizado la evaluacion de la exposicion del colorante rojo allura al consumir refrescos y jugos, dicha informacion fue recopilada de encuestas ya establecidas por la INRANSCAI 2005-06 asi como datos de ventas anuales de 27 tiendas seleccionadas (Fallico et al., 2011).

Construccion del instrumento

Despues de conocer los alimentos procesados con rojo allura que se distribuyen en la Ciudad de Puebla, se realizo un cuestionario con 25 preguntas (items) y se aplico a una muestra piloto de 28 encuestados, que permitio hacer las modificaciones pertinentes en las preguntas y con ello construir el instrumento con 21 items. En dicha construccion se considero: los productos registrados en el estudio exploratorio, preguntas relacionadas con el consumo de alimentos con sabor a frutas, fresa, manzana, uva, arandano y chocolate por su relacion con el colorante, se utilizo la escala de Likert indicada en la metodologia para el analisis de frecuencia de consumo y finalmente se valido el instrumento con el alfa de Conbrach (Tabla 2). Dicho instrumento permitio conocer los alimentos procesados afines al consumo de los infantes.

Validacion del instrumento

En el analisis de fiabilidad del instrumento, los valores de alfa de Cronbach mediante la consistencia interna de los items y mediante la matriz de correlacion fueron de 0.85 y 0.82 respectivamente, lo que representa una buena correlacion entre los items y escasa variabilidad debida a los consumidores (Tabla 3), dichos valores se compararon con el programa estadistico SPSS (por sus siglas en ingles: Startical Product and Service Solutions), cuyo valor fue superior al 0.80 lo que indica una buena consistencia interna para este instrumento. La validacion del instrumento determino que es adecuado para la determinar la frecuencia de consumo de alimentos procesados con rojo allura en la poblacion de infantil; es valido debido a que la frecuencia de consumo se baso en escala de Likert que ofrece una graduacion de la opinion de las personas encuestadas, evitando algun posible sesgo de la respuesta; es fiable ya que es preciso el empleo del mismo y los resultados son veraces y constantes; es sensible debido a que puede ser respondido por otros individuos a traves del tiempo y finalmente delimita claramente sus dimensiones de los productos alimentarios con rojo allura.

Existen diversos autores que proponen metodos de frecuencia de consumo alimentario, aplicando cuestionarios en los estudios epidemiologicos donde relacionan la ingesta dietetica y la enfermedad o factores de riesgo. Los componentes principales de los cuestionarios son la lista de alimentos, la frecuencia de consumo y el tamano de racion consumida que han favorecido estudios epidemiologicos (Perez, 2015). Sin embargo, para medir la frecuencia de consumo de alimentos con un aditivo en especifico no son suficientes, por lo que, en este estudio se propone un instrumento validado con la certeza que medira la variable que se pretende medir.

Aplicacion del Instrumento de medicion

El instrumento validado se aplico a 197 mamas voluntarias para participar en la encuesta y que tienen ninos de 10 a 13 anos de edad, en el analisis de datos se hallaron los productos que ingieren los infantes de manera muy frecuente, teniendo en primer lugar las frituras con un 12%, seguido por cereales y el yogur con un 11 y 10% respectivamente, de acuerdo a la medida Likert la frecuencia corresponde a un consumo diario de dichos alimentos con rojo allura (tabla 2). Dicho resultado concuerda con Doell y col. (2016) quienes reportan una alta exposicion del colorante rojo allura y del amarillo 5 en los ninos y adolescentes, debido al consumo frecuente de cereales, bebidas (refrescos) y lacteos (yogurt), alimentos que se registraron y analizaron al realizar las encuestas de consumo.

Con respecto al consumo frecuente de alimentos que corresponde a una ingesta de 1 a 3 veces por semana, los infantes prefieren nuevamente las frituras, el yogurt y los cereales con un 44%, 39% y 33% respectivamente, seguidos por galletas (32%), jugos envasados (30%), refrescos (sodas) (29%), gelatinas (26%) y los alimentos con menor porcentaje fue el agua preparada con saborizantes en polvo sabor a fresa y manzana (tabla 4). Los resultados de frecuencia de consumo ocasionalmente (1 vez a la quincena) y nunca (no lo han probado) no se presentan en la tabla 4 debido a que su eleccion fue minima y se pretende destacar la frecuencia de consumo diario y/o de 1 a 3 veces de alimentos procesados.

Stevens y col. (2014) reportaron que a partir de una encuesta de evaluacion nutricional los ninos de 6 a12 anos consumen en promedio 517ml/d de bebidas endulzadas, el 77% de los ninos diariamente consumen refrescos, el 12 % consume bebidas hidratantes (deportivas) y el 16% consume bebidas de dieta. Al analizar las bebidas encontraron diversos colorantes como azul brillante, azul 1, rojo allura, amarillo 5 y amarillo 6 siendo el colorante rojo allura el que predomino en los productos. En este estudio tambien se encontro este colorante en bebidas, dulces y botanas, pero con el constructo revelo que las botanas especificamente las frituras, son el producto con mayor afinidad para su consumo con un 56%, es decir mas de mitad de la poblacion infantil estudiada come diariamente frituras o al menos 1 a 3 veces por semana. Se analizo de forma conjunta los productos de mayor consumo por la poblacion infantil: cereales, frituras y yogurt y se encontro que 33 ninos prefieren consumir cereales y yogurt, al menos 1 a 3 veces por semana y 27 ninos una vez por quincena (tabla 5); en el consumo conjunto de yogurt y frituras, 32 ninos consumen 1 a 3 veces por semana y 25 una vez por quincena (tabla 6).

Los resultados de este estudio revelan una gran variedad y distribucion de alimentos con rojo allura, la poblacion infantil estudiada tiene mayor preferencia en el consumo de frituras ya que este tipo de alimento es una mezcla de contenido energetico considerable, escasa en fibras, proteinas, vitaminas y minerales; su consumo diario provoca un desequilibrio nutrimental y contribuye a la obesidad si no existe actividad fisica (Gharachorlo, 2010). Con respecto al consumo de alimentos con colorantes se ha encontrado una relacion con afecciones en la salud, como es el caso de la hiperactividad relacionado con la ingesta de alimentos con el colorante: azul 1, azul 2, rojo allura, amarillo 5 y/o amarillo 6 (Nigg et al., 2012, Ceyhan et al., 2013). En este estudio se hallo una frecuencia de consumo de 2 o 3 alimentos conjuntos con el aditivo, resultado que podria preocupar a corto o largo plazo por los efectos o riesgos a la salud infantil. Martinis y col. (2016) mencionan que las alergias, los efectos conductuales y neurocognitivos relacionadas con el consumo de alimentos con colorantes se ha incrementado en las ultimas decadas, asi como tambien, el interes sobre la participacion de la microbiota intestinal en la degradacion de colorantes, por su parte, Chavez y col (2016) reportan metabolitos secundarios perjudiciales para la salud tras realizar un estudio de degradacion del colorante allura con cepas de E. coli aisladas de un infante. Con todo ello, el deterioro de la salud humana por el consumo de alimentos procesados es evidente, la costumbre, los habitos alimenticios y los modos de vida conlleva a un aumento del consumo de estos productos, Barragan y col (2018) determinan que la poblacion urbana no realiza un consumo etico, contribuyen a impedir la seguridad alimentaria.

CONCLUSIONES

Se ha disenado y validado un instrumento de confiabilidad para medir la frecuencia de consumo alimentos procesados con rojo allura en infantes. Al mismo tiempo se conocio que la poblacion infantil estudiada consume diariamente frituras y de forma conjunta consume de 1 a 3 veces por semana frituras, cereales y yogurt con este colorante.

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642019000300219

REFERENCIAS

Amchova, O., H. Kotolova y J. Ruda-Kucerova, Health safety issues of synthetic food colorants, doi: 10.1016/j.yrtph.2015.09.026, Regulatory Toxicology and Pharmacology 73(3), 914-22 (2015)

Batada, A. y M.F. Jacobson, Prevalence of artificial food colors in grocery store products marketed to children, doi: 10.1177/0009922816651621, Clinical Pediatrics 55(12), 113-9 (2016)

Barragan, M. C. y D. Ayaviri, Etica del Consumo en la Gestion de la Seguridad Alimentaria en el Canton Santo Domingo de los Colorados, Ecuador, http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642018000500143, Informacion Tecnologica 29(5),143156 (2018)

Burrows, A., Palette of our palates: A brief history of food coloring and its regulation, doi: 10.1111/j.1541 4337.2009.00089.x, Comprehensive Reviews in food science and food safety, 8(4), 394-408 (2009)

Ceyhan, B.M., F. Gultekin, D. K. Doguc y E. Kulac, Effects of maternally exposed coloring food additives on receptor expressions related to learning and memory in rats, doi: 10.1016/j.fct.2013.02.016, Food Chem. Toxicol. 56, 145148 (2013)

Chavez, E., A.I.A. Alonso, L. Sanchez, E. Castaneda, E.V. Robles y G. Salazar, Characterization of the degradation products from the red dye 40 by enterobacteria, doi: 10.22207/JPAM.10.4.12, Journal of Pure and Applied Microbiology, 10(4), 2569-2576 (2016)

Cheung, T.T., A.F. Junghans, G.B. Dijksterhuis, F. Kroese, P. Johansson, L. Hall y D.T. De Ridder, Consumers' choiceblindness to ingredient information doi: 10.1016/j.appet.2015.09.022, Appetite, 1(106), 2-12 (2016)

Dixit S., S.K. Purshottam, S.K. Gupta, S.K. Khanna y M. Das, Usage pattern and exposure assessment of food colours in different age groups of consumers in the State of Uttar Pradesh, India, doi: 10.1080/19440040903268062, Food Addit Contam Part A Chem Anal Control Expo Risk Assess, 27(2), 181-9 (2010)

Doell, D.L., D.E. Folmer, H.S. Lee, K. M. Butts y S.E. Carberry, Exposure estimate for FD&C color additives for the US population, doi: 10.1080/19440049.2016.1179536, Food Addit Contam Part A Chem Anal Control Expo Risk Assess, 33(5), 782-97 (2016)

EFSA Panel on Food Additives and Nutrient Sources added to Food, Refined exposure assessment for Allura Red AC (E129), EFSA Journal 13(12), 4007 (2015)

Fallico, B., E. Chiappara, E. Arena y G. Ballistreri, Assessment of the exposure to Allura Red colour from the consumption of red juice-based and red soft drinks in Italy, doi: 10.1080/19440049.2011.596166, Food Additives and Contaminants: Part A, 28(11), 1501-1515 (2011)

Feng, J., C. E. Cerniglia y H. Chen, Toxicological significance of azo dye metabolism by human intestinal microbiota, Frontiers, Bioscience (Elite Ed.) 1(4), 568-586 (2012)

Gharachorlo, M., M. Ghavami, M. Mahdiani y R. Azizinezhad, The effects of microwave frying on physicochemical properties of frying and sunflower oils, doi: 10.1007/s11746-009-1508-y, Journal of the American Oil Chemists' Society, 87, 355-360 (2010)

Gupta, V.K. y Suhas, Application of low-cost adsorbents for dye removal a review, doi: 10.1016/j.jenvman.2008.11.017, Journal of environmental management, 90(8), 2313-2342 (2009)

Nigg, J.T., K. Lewis, T. Edinger y M. Falk, Meta-analysis of attention-deficit/hyperactivity disorder or attentiondeficit/hyperactivity disorder symptoms, restriction diet, and synthetic food color additive, doi: 10.1016/j.jaac.2011.10.015, J. Am. Acad. Child. Adolesc. Psychiatry, 51(1), 86-97 (2012)

Noorafshan, A., M. Hashemi, S. Karbalay-Doust y F. Karimi, High dose Allura red, rather than the ADI dose, induces structural and behavioral changes in the medial prefron tal cortex of rats and taurine can protect it, doi: 10.1016/j.acthis.2018.07.004, Acta Histochem, 120(6), 586-594 (2018)

Martins, N., C. L. Roriz, P. Morales, L. Barros e I. C. Ferreira, Food colorants: Challenges, opportunities and current desires of agro-industries to ensure consumer expectations and regulatory practices, doi: 10.1016/j.tifs.2016.03.009, Trends in Food Science and Technology, 52, 1-15 (2016)

Monteiro, C.A., J.C. Moubarac, G. Cannon, S.W. Ng y B. Popkin, Ultra-processed products are becoming dominant in th global food system, doi: 10.1111/obr.12107, Obesity reviews, 14(2), 21-28 (2013)

Monteiro, C.A., G. Cannon, J.C. Moubarac, R.B. Levy, M.L.C. Louzada y P. Constante, The un decade of nutrition, the NOVA food classification and the trouble with ultra-processing, doi:10.1017/S1368980017000234, Public Health Nutrition 21(1), 5-17 (2017)

Perez, C., J. Aranceta, G. Salvador y G. Varela, Metodos de frecuencia de consumo alimentario, doi: 10.14642/RENC.2015.21.sup1.5050, Rev. Nutricion comunitaria, 21(1), 45-52, (2015)

Rovina, K., S. Siddiquee y S.M. Shaarani, Extraction, analytical and advanced methods for detection of allura red ac (E129) in food and beverages products, doi: 10.3389 / fmicb.2016.00798, Frontiers in Microbiology, 7(798), 1-13 (2016)

Shimada, Ch., K. Kano, Y. F. Sasaki, I. Sato y S. Tsuda, Differential colon DNA damage induce by azo food additives between rats and mice, doi: 10.2131/jts.35.547, The Journal of Toxicological Sciences 35(4), 547-554 (2010)

Stevens, L. J., J. R. Burgess, M. A. Stochelski y T. Kuczek, Amounts of artificial food dye and added sugars in foods and sweets commonly consumed by children, doi: 10.1177/0009922814530803, Clinical Pediatrics, 1-13 (2014)

Stevens, L. J., J. R. Burgess, M. A. Stochelski y T. Kuczek, Amounts of artificial food colors in commonly consumed beverages and potential behavioral implications for consumption in children: Revisited, doi: 10.1177/0009922815581348 Clinical Pediatrics, 54(12), 1228-1230 (2015)

Vojdani, A. y C. Vojdani, Immune reactivity to food coloring, Altern Ther Health Med, 21 (Suppl. 1), 52-62 (2015)

Yamjala, K., M.S. Nainar y N.R. Ramisetti, Methods for analysis of dyes employed in food industry-A review, doi: 10.1016/j.foodchem.2015.07.085, Food Chemistry 192, 813-824 (2016)

Rebeca Dey (1), Gladys Linares (1), Ricardo Munguia (12) y Edith Chavez (12) *

(1) BUAP Posgrado en Ciencias Ambientales-ICUAP, Edificio IC6 Ciudad Universitaria

(2) Centro de Investigaciones en Ciencias Microbiologicas del Instituto de Ciencias BUAP, Edificio IC11 Ciudad Universitaria, Puebla, Mexico. (e-mail: edith.chavez@correo.buap.mx)

* Autor a quien debe ser dirigida la correspondencia.

Recibido Ago. 22, 2018; Aceptado Nov. 19, 2018; Version final Ene. 22, 2019, Publicado Jun. 2019
Tabla 1: Alimentos con rojo allura, hallados en lugares cercanos a
escuelas primarias de la Ciudad de Puebla, 2018

Grupo                         Tipos de alimentos procesados

Bebidas            Refrescos, agua de sabor preparada, jugos, bebidas
                   hidratantes, polvos para preparar agua de sabor,
                   saborizantes, jarabes o concentrados de fresa, uva,
                   arandano, frambuesa y/o Jamaica.

Confiteria         Cereales, galletas, barras energeticas, pastelitos,
                   dulces, frituras, botanas saladas.

Lacteos            Yogurt y leches con sabor a fresa.

Productos para     Pures de tomate, sazonadores, salsas y gelatinas de
elaborar comida    sabor uva, fresa y grosella.

Otros productos    Se hace referencia a las avenas instantaneas,
                   maizenas y harinas para hotcakes.

Tabla 2: Instrumento utilizado y validado, para medir la frecuencia de
consumo de alimentos procesados con rojo allura en ninos de 10 a
13anos en la Ciudad de Puebla en el 2018

Nombre                                             Edad

                                              Ingesta

Consumo de alimentos         Marque la casilla que considere mas acorde
procesados Los
productos que se            Muy       Frecuente    Ocasional    Nunca
mencionan pueden ser     frecuente
de diferente marca

1.-?Consume refrescos
de color rojo sabor
tutifruti, arandano,
sangria, uva, manzana?

2.-?Consume agua
embotellada preparada
sabor jamaica o
manzana?

3.-?Consume jugos
envasados sabor fresa,
uva, manzana,
arandano?

4.-?Consume bebidas
hidratantes de sabor
fresa, naranja color
rojo?

5.-?Consume y/o se
prepara en casa agua
con saborizantes
(sobre en polvo) de
sabor frutas, fresa,
uva o manzana?

6.-?Consume cereales
de caja?

7.-?Consume galletas
de chocolate, con
bombon, con relleno
sabor fresa?.

8.-?Consume barras
energeticas: de fresa,
ciruela pasa o de
cereales?.

9.-?Consume pastelitos
empaquetados sabor
fresa y/o chocolate?.

10.-?Consume paletas
de dulce o de hielo de
color sabor grosella o
fresa?

11.-?Consume dulces en
forma de gomita sabor
fresa?

12.-?Consume gelatinas
de sabor fresa y/o
grosella?

13.-?Consume caramelos
de sabor fresa o color
rojo?

14.-?Consume
cacahuates y/o
malvaviscos cubiertos
de chocolate?

15.-?Consume paletas o
caramelos cubiertos
con polvo de chile?

16.-?Consume frituras
embolsadas de papa o
de fecula de maiz, con
queso o chile?

17.-?Consume
cacahuates con chile?

18.-?Consume lacteos o
yogurt de sabor fresa,
uva y/o arandanos?

19.-?Consume pure de
tomate envasado?

20.-?Consume salsas
picantes envasadas de
color rojo?

21.-?Consume avena y
harinas para hot
cakes?

Tabla 3: Estadisticos de consistencia interna y fiabilidad obtenidos
del instrumento de evaluacion, para la frecuencia de consumo de los
alimentos procesados con rojo allura en la Ciudad de Puebla, 2018

             Valores de alfa de Cronbach (a)
                                                          Numero de
Varianza de los       Matriz de      SPSS Version 19      Elementos
item                 correlacion
                                                             21
 [alfa]-0.8571      [alfa]-0.822      [alfa]-0.857

Tabla 4: Frecuencia de consumo de alimentos procesados con rojo
allura, de los ninos estudiados en la Ciudad de Puebla, 2018

                                   % de ingesta

Alimento             Muy Frecuente            Frecuente
procesado               (Diario)          (1 a 3 veces/sem)
                    % (No. de ninos)       % (No. de ninos)

Refresco                 4% (8)                29% (57)
Agua de sabor           5% (10)                21% (41)
Jugos                   5% (10)                30% (59)
Cereales                11% (21)               33% (64)
Galletas                 4% (8)                32% (63)
Dulces gomas             2% (4)                24% (47)
Frituras                12% (23)               44% (87)
Yogurt                  10% (19)               39% (67)
Pures                    1% (2)                25% (49)
Salsas                   1% (2)                26% (51)
Gelatina                0.5% (1)               26% (51)

Tabla 5: Distribucion conjunta del consumo de yogurt y cereales, de
los ninos estudiados en la Ciudad de Puebla, 2018

Yogurt

                             Diario     1 a 3 veces      1 vez /
                                          /semana        quincena

Cereales       Diario        6 (3%)      11 (5.5%)        4 (2%)

            1 a 3 veces/    7 (3.5%)     33 (16.7%)     19 (9.6%)
               semana
             Una vez /       2 (1%)      16 (8.1%)      27(13.7%)
              quincena
               Nunca         4 (2%)      17 (8.6%)      20 (10.1%)
              Totales      19 (9.6%)      77 (39%)      70(35.5%)

                             Nunca        Totales

Cereales       Diario        0 (0%)      21 (10.6%)

            1 a 3 veces/    5 (2.5%)     64 (32.4%)
               semana
             Una vez /      9 (4.5%)     54 (27.4%)
              quincena
               Nunca       17 (8.6%)     58 (29.4%)
              Totales      31(15.7%)     197(100%)

Tabla 6: Distribucion conjunta de consumo de yogurt y frituras, de los
ninos estudiados en la Ciudad de Puebla, 2018

Yogurt

                               Diario      1 a 3 veces/      1 vez/
                                              semana        quincena

Frituras        Diario         4 (2%)       11 (5.5%)        4 (2%)
             1 a 3 veces/     10 (5%)       32 (16.2%)     31 (15.7%)
                semana
               Una vez/        4 (2%)       30 (15.2%)     25 (12.6%)
               quincena
                Nunca         1 (0.5%)        4 (2%)        10 (5%)
               Totales       19 (9.6%)       77 (39%)      70 (35.5%)

                               Nunca         Totales

Frituras        Diario         4 (2%)       23 (11.6%)
             1 a 3 veces/    14 (7.1%)      87 (44.1%)
                semana
               Una vez/       12 (6%)        71 (36%)
               quincena
                Nunca         1 (0.5%)      16 (8.1%)
               Totales       31 (15.7%)     197 (100%)
COPYRIGHT 2019 Centro de Informacion Tecnologica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Dey, Rebeca; Linares, Gladys; Munguia, Ricardo; Chavez, Edith
Publication:Informacion Tecnologica
Date:Jun 1, 2019
Words:5101
Previous Article:Impregnacion a Vacio de Matrices de Cidra con Pulpa de Lulo, Inulina y Calcio para Potenciar sus Caracteristicas Funcionales.
Next Article:Influencia del Compromiso y las Normas Sociales en la Intencion del Cumplimiento Tributario.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters