Printer Friendly

Consideraciones sobre el desarrollo de la literatura pesimista egipcia en el Reino Medio.

Considerations on the development of Egyptian pessimistic literature in the Middle Kingdom

La clase gobernante del Reino Medio egipcio (1980-1630 a.C.) (1) se caracterizo por buscar una legitimacion frente al caos pasado que significo para la memoria estatal egipcia el Primer Periodo Intermedio (2130-1980 a.C.) (Assmann, 2005: 107 y 133). En este contexto, una de las herramientas que la clase dirigente encontraria para tal fin fue el desarrollo de una literatura con connotados objetivos politicos que lograse transmitir ciertos mensajes de legitimacion a la par que plasmar un ideal de sociedad.

En este sentido, en este trabajo centraremos nuestro analisis en la literatura pesimista, cuya caracteristica esencial sera la de mostrar el desorden y el caos en sus multiples manifestaciones con el objetivo de recordar un pasado oscuro frente a un presente que necesitaba ser legitimado.

De esta manera, a partir del estudio de textos pesimistas que aluden al Primer Periodo Intermedio como: las Admoniciones de Ipuwer, (2) la Disputa de unhombreconsuba, (3) laProfeciadeNeferty (4) ylasLamentacionesdeKhakheperrasnebu (5) plantearemos algunas consideraciones sobre que se entiende por la literatura pesimista egipcia, para poder centrarnos luego en los mensajes que dicha literatura buscaba trasmitir.

El desarrollo de la literatura pesimista

La literatura egipcia se desarrollara en el Reino Medio de manera notable, a tal punto que esta epoca sera considerada en el futuro como un periodo clasico en el surgimiento y desarrollo de dicho arte (Wildung, 2003: 61). (6) Ahora bien, en el marco de este desarrollo literario, surgira un tipo especial de literatura, unica por sus mensajes y contenidos pesimistas, que contrastara notoriamente con la mirada optimista de la vida que el egipcio poseia de su mundo. De hecho, en ningun otro periodo de la historia egipcia antigua encontraremos referencia a este tipo de textos que se destacan por su actitud negativa, critica y pesimista de los valores politicos, sociales y culturales egipcios. (7) Es asi como se deriva el problema de indagar sobre el origen, su funcion y el contexto de elaboracion que la hicieron unica en su estilo. En otras palabras, ?por que surge una serie de textos pesimistas? ?Por que este tipo de literatura se produjo unicamente en esta epoca?

Concebida como una institucion definida y creada por su cultura (Parkinson, 1998: 3), la literatura es pues el reflejo de ciertos procesos sociohistoricos que determinan la cultura de una sociedad. Asi, la literatura toma del mundo real su inspiracion, creando a partir de ella una nueva realidad imaginaria que se encuentra en permanente dialogo con la realidad objetiva (De Aguiar e Silva, 1982: 18).

En este sentido, el Reino Medio egipcio fue una epoca de reorganizacion politico social luego de los procesos que confluyeron en la primera crisis de la unidad estatal, ocurridos durante el Primer Periodo Intermedio. (8) En aras de caracterizar brevemente a dicho periodo, diremos que fue una epoca en la cual el poder central desaparecio. La unidad del Estado faraonico deviene en una atomizacion del poder politico en manos de los nomarcas, los gobernantes locales de los territorios en los que estaba dividido el antiguo Egipto. En medio de luchas civiles y sociales, el pais se divide y el poder del faraon junto con sus atribuciones, derechos y obligaciones, es apropiado por los nomarcas y jefes locales. Producto de esta crisis, la mentalidad egipcia atraviesa una serie de convulsiones y replanteos que dejan sus huellas en las creaciones culturales del Reino Medio (Serrano Delgado, 2006: 274).

En su camino, los faraones de la dinastia XII, encargados de reunificar y fortalecer al Estado egipcio, observaron con admiracion los ideales de las primeras dinastias egipcias a las cuales intentaron emular (Assmann, 1995: 28).

Junto con esa fascinacion por el pasado lejano, construyeron la imagen caotica del Primer Periodo Intermedio, que quedo reflejada en varias obras de la literatura pesimista, con un connotado objetivo politico, que fue el de recordar un pasado reciente, oscuro y caotico con fines legitimadores para su presente (Assmann, 2005: 107 y 133). Como senala Juan Carlos Moreno Garcia (2004: 14), aquellas obras de la literatura cuyo tema central era la lamentacion, mas que ser una fuente historica para la reconstruccion de los sucesos acaecidos a fines del Reino Antiguo (2695-2190 a.C.) y durante todo el Primer Periodo Intermedio, serian una construccion ideologica de los soberanos tebanos del Reino Medio, con el objetivo de legitimar y consolidar su poder. En este sentido, es notable el aporte teorico que nos brinda Gyorgy Lukacs para pensar el problema de la construccion de una ideologia pesimista con fines legitimadores. Este autor senala que a lo largo de la historia, en epocas de crisis y decadencia de la propia clase productora de ideologia, se produciria una ideologia pesimista de la desesperacion, que llevaria mediante una falsa conciencia, disfrazada bajo una forma demagogica de ocultamiento y poetizacion, a una defensa mas brutal de la explotacion (Lukacs, 2007: 33-34).

Sin duda alguna, esto es lo que habria sucedido en Egipto durante el Reino Medio, cuando la clase dirigente, avida por legitimarse en el poder, necesito recordar al Primer Periodo Intermedio. Es asi como la mision primordial de sus soberanos fue la de dotar al Estado reunificado de una ideologia que legitimase al nuevo orden politico y social. En palabras de Barry Kemp (1996: 28), la ideologia podria definirse como un conjunto de ideas mediante las cuales una sociedad se ve y se define a si misma y al mundo que la rodea. La refundacion del Estado egipcio necesitaba pues de una ideologia que basada en los principios del Reino Antiguo --la epoca dorada hasta entonces del Estado faraonico --sustentara el consenso y el poder de las clases regias.

En este sentido, como senala Jose Manuel Galan (2004: 39) en relacion con la concepcion del tiempo egipcio, el uso del pasado podia ser interpretado bien como un pasado lejano, remoto y dorado o como un tiempo susceptible de ser mejorado por el presente. Lo cierto es que, tanto si se tratase de un pasado remoto dorado como de un pasado reciente y oscuro, los egipcios necesitaron mirar hacia atras para poder comprender mejor y legitimar su presente (Galan, 2004: 43).

En este contexto, se desarrolla un progreso cultural notable (Assmann, 2005: 147) ligado al surgimiento de la literatura como una herramienta para la transmision y reproduccion de valores, ideas y mensajes por parte del Estado. Nos encontramos pues, frente a una literatura con un fuerte contenido politico que habria sido elaborada, posiblemente desde el Estado o desde ciertos sectores culturales de la elite, para reconstruir su ideologia y actuar como norma socio cultural. (9) Estamos en presencia de la aparicion de una literaturaplanificada o dirigida es decir, una literatura que se encuentra al servicio de los ideales e intereses de un poder politico (De Aguia e Silva, 1982: 87-91).

Esta literatura que se desarrollara en el Reino Medio, puede ser dividida por sus caracteristicas y estilos en diferentes generos o tipos (Parkinson, 1991b: 92; 1996b: 297, 302-303; 2002: 32-36). Ahora bien, definir y a su vez catalogar a la literatura egipcia dentro de las concepciones modernas de genero y teoria literaria, es un debate que aun no esta del todo resuelto. En un reciente estudio, Steve Vinson (2004) pasa revista sobre esta cuestion y brinda un acercamiento a la problematica del genero para la literatura egipcia. Es asi como tomando prestada una definicion de genero de Adena Rosmarin, Vinson (2004: 37) plantea la cuestion de los generos en la literatura egipcia en base a la intertextualidad (10) que presentan las obras literarias de un mismo periodo.

De esta manera, surgen por primera vez una serie de textos pertenecientes a un tipo de literatura conocida bajo el nombre de literatura didactica o literatura sapiencial (Simpson, 1973: 5-7; Lichtheim, 1973: 134-135 y 211; 1996: 243; Parkinson, 1996b: 303; 1998: 3; 2002: 109-111; Allen, 2000: 258-260 y Quirke, 2004: 24). Los textos sapienciales o literatura didactica incluyen una serie de obras relacionadas con el mantenimiento del orden cosmico, proverbios, instrucciones, ensenanzas, discursos y dialogos en los cuales se busca plasmar un ideal de sociedad (Holm, 2005: 261). La presencia, el mantenimiento y la ausencia de Maat (11) en la vida y en la sociedad son los temas que esta serie de textos comparten entre si (Allen, 2000: 260).

En base a su estilo y caracteristicas, pueden realizarse una serie de subdivisiones. Pese a las diferentes catalogaciones realizadas por diversos estudiosos, lo cierto es que poseemos en lineas generales dos tipos de textos sapienciales: ensenanzas o instrucciones y discursos reflexivos o lamentaciones.

Las ensenanzas o instrucciones, conocidas con el nombre egipcio de [??] SbAyt, son las obras mas comunes de la literatura egipcia del Reino Medio (Allen, 2000: 258). En ellas, un padre o un personaje de alto rango (rey o funcionario) aconsejan, instruyen o ensenan a un hijo o individuo los valores correctos de la vida y/o la realeza. Son maximas para el mantenimiento del orden social. (12)

Por su parte, los discursos reflexivos o lamentaciones, conocidos en egipcio clasico como [??] mdt, son textos cuya funcion es mostrar el desorden y el caos, en sus multiples manifestaciones, producido por la ausencia de Maat en la tierra (Allen, 2000: 260). Su argumento, pues, no es otro mas que la descripcion del caos en donde el orden se encuentra alterado (Lichtheim, 1996: 249).

Es asi como tales textos describen por primera y unica vez en la historia de Egipto situaciones limites jamas antes pensadas. En ellos, se cuestiona el orden politico y social, se narran rebeliones y revoluciones sociales que afectan al Estado, los valores tradicionales egipcios son cuestionados y se pone incluso en tela de juicio la creencia de la vida en el Mas Alla. Como senalo John Wilson (1953: 164), la caracteristica en comun que comparten estos textos, es la de presentar una sensacion de desazon y angustia ante el estado aflictivo en el que se encuentra Egipto. Asociados a un tono pesimista--de alli que se hable de ellos tambien como literatura pesimista (Simpson, 1973: 7)--estos textos reflejan, generalmente, el recuerdo que la clase politica del Reino Medio tenia y necesitaba del Primer Periodo Intermedio (Rosell, 2009). Claramente, pues, estos textos de disputa y lamentacion, ademas de pertenecer a un mismo genero, (13) compartian un recuerdo oscuro, caotico y desordenado del Primer Periodo Intermedio (Rosell, 2009; Assmann, 2005: 106-107).

Ahora bien, esta literatura pesimista en donde se presenta una imagen negativa de la sociedad, una alteracion del orden y los valores tradicionales, contrastara claramente con los mensajes trasmitidos por las instrucciones o ensenanzas, en las cuales se exhorta a aceptar el orden y a respetar las tradiciones y jerarquias sociales (Moreno Garcia, 2004: 272). Sin embargo, no por ello deben ser consideradas como obras subversivas, como discursos contra las normas oficiales, dado que al ser elaboraciones culturales producidas dentro del mismo ambito estatal, generalmente terminan reafirmando el status quo (Parkinson, 1999: 71). En este sentido, Juan Francisco Coletta (en prensa) senala como por medio de mecanismos controlados en donde se representan situaciones en las cuales el orden social y los valores se encuentran invertidos, es posible reforzar y mantener un orden y un poder politico. (14) Es asi como por medio del caos, la subversion del orden y los valores sociales y politicos, se reafirma y se alecciona sobre el normal funcionamiento de las cosas (Coletta, en prensa).

De esta manera, en coincidencia con la opinion de Juan Carlos Moreno Garcia (2004: 273), consideramos que las obras de literatura pesimista son una elaboracion cultural del Reino Medio que se complementa con las ensenanzas, actuando ambas como herramientas ideologicas de legitimacion politica.

Expresiones del pesimismo en los textos pesimistas

Una serie de textos pueden ser catalogados como fieles exponentes de esta literatura pesimista, en base a sus mensajes, expresiones y descripciones. Dichas obras son:lasAdmonicionesdeIpuwer,laDisputadeunhombreconsuba,la Profecia de Neferty (15) y las Lamentaciones de Khakheperrasnebu.

Las Admoniciones de Ipuwer (16) relatan una serie de sucesos caoticos que sin duda alguna estan haciendo referencia a una etapa oscura, relacionada claramente con el recuerdo de un pasado reciente. En ellas un sabio egipcio, llamado Ipuwer, se presenta ante la corte de un faraon para reprocharle por los males que esta viviendo la sociedad y la tierra egipcia. (17) En su descripcion, muestra un pais en donde el orden es alterado drasticamente por una revolucion social, (18) los ricos se hacen pobres al ser despojados de sus bienes por parte de los sectores populares que estarian encabezando dicha revolucion, los pobres se enriquecen, los extranjeros se convierten en egipcios, penetrando por la frontera del Delta y asolando a la poblacion del lugar, los nomos son devastados y la anarquia social, la injusticia, la delincuencia y la inseguridad reinan por todo Egipto.

La Disputa de un hombre con su ba (19) narra un dialogo interno entre un hombre y su ba, (20) que trata sobre la muerte y la vida despues de ella. Al parecer un hombre se encuentra desesperado por el contexto social en el que vive y busca suicidarse como unica solucion para escapar de sus problemas. Los lazos sociales y familiares se han quebrado, no existe nadie en quien confiar y el individualismo avanza sobre la sociedad del mismo modo que la ruina y la desolacion avanzan sobre el territorio egipcio. En dicho dialogo, el ba intentara convencer al hombre que no se suicide y que se apegue a los valores de la vida, situacion que sera lograda al final del relato. Es asi como este relato reflejaria la dramatica situacion espiritual que habria atravesado Egipto en el Primer Periodo Intermedio (Jesi, 1968: 21).

La Profecia de Neferty, (21) por su parte, relata una historia profetica ocurrida en la corte del faraon Snefru, soberano de la dinastia IV En ella, un profeta llamado Neferty anuncia la venida de un tiempo oscuro y caotico (el Primer Periodo Intermedio), en donde el orden se altera, los extranjeros invaden la tierra, los alimentos escasean y se produce una severa crisis social, que solo sera resuelta con la llegada de un salvador del sur, el faraon Amenemhat I, fundador de la dinastia XII.

Finalmente,las Lamentaciones deKhakheperrasnebu (22) es unaobraenlacual un sacerdote de la ciudad de Heliopolis, Khakheperrasnebu, dialoga internamente con su corazon y se lamenta por no poder encontrar las palabras originales para expresar los sentimientos que le acontecen. En su discurso, el sacerdote le hablara a su corazon sobre el estado de desolacion y ruina en que se encuentra la tierra, y como la indiferencia reina entre la sociedad egipcia, lamentandose por no poder hacer nada al respecto. (23)

Es asi como el denominador comun de estas obras, es la alusion al recuerdo de los procesos acontecidos durante el Primer Periodo Intermedio y el impacto que dichos sucesos habrian tenido en la mentalidad, el pensamiento y los valores del egipcio antiguo. Nociones existencialistas, cuestionamientos a la autoridad divina y terrenal y revoluciones sociales, entre otros temas, son recurrentes en este tipo de literatura que busca por medio de tales mensajes utilizar ciertas ideas del Primer Periodo Intermedio para legitimar un presente, el del Reino Medio (Assmann, 2005: 133). Utilizando para ello el recurso de la comparacion constante entre el hoy y el ayer, dichas obras intentan demostrar el contraste entre los turbulentos tiempos narrados en ellas y el pasado ideal que buscaban recuperar.

Sin lugar a dudas, como hemos senalado previamente, el argumento principal de estos textos, es mostrar la vision de un mundo alterado y las diversas perspectivas con las que los sujetos presentes en dichas obras, percibieron y afrontaron el estado calamitoso de la tierra. (24) Las sequias del Nilo, el hambre, la desolacion, la muerte, la injusticia, las invasiones extranjeras, la anarquia y la falta de un gobierno fuerte que pudiese garantizar el orden sobre las Dos Tierras, eran las manifestaciones visibles de estos textos literarios que reflejaban sensaciones de malestar e inseguridad en la sociedad egipcia. Un tema recurrente que aparece en esta literatura pesimista, es pues el de la meditacion sobre el estado en que se encuentra el pais, es decir, la tierra (Parkinson, 2002: 104). Asi, es posible percibir el dolor con el cual tanto Ipuwer como el hombre desesperado que busca suicidarse reflejan los acontecimientos que estan sucediendo en Egipto. Mientras que en Neferty y Khakheperrasnebu lo que prima es mas bien una meditacion sobre el estado del pais.

Con todo, lo cierto es que en estos textos esta presente una vision del caos y la descripcion, por oposicion, a lo que los egipcios consideraban como una sociedad ideal. Un mundo al reves, en donde los pobres se hacen ricos, los extranjeros se convierten en egipcios, los templos son saqueados y la vida de ultratumba es cuestionada junto con el poder politico del faraon, son claros indicios de lo que la clase dirigente egipcia consideraba como negativo y ante lo cual oponian a la vision ideal de una sociedad ordenada. En este sentido, el exponente mas claro de esto sera Ipuwer y su descripcion de una revolucion social en el Antiguo Egipto. Las alusiones a una alteracion del orden social que aparece en este texto, fueron interpretadas por diversos egiptologos como indicios de la existencia de un movimiento social de insurreccion popular o revolucion social contra la autoridad del faraon que habria producido el fin del Reino Antiguo. (25) Sin embargo, a nuestro entender, la alusion a una revolucion social en las Admoniciones de Ipuwer, transcurre solo en un plano literario mas que historico. (26) Lo importante a destacar en el plano literario es el hecho de pensar el estallido de una revolucion social con un objetivo y un mensaje, que a nuestro entender, es bastante explicito. Es asi como la clase dirigente egipcia, preocupada ante la debilidad de su poder, habria plasmado en un texto literario inspirado en el caos del Primer Periodo Intermedio, las consecuencias y los desastres que produciria una alteracion del orden y los peligros que se desarrollarian producto de una revolucion social contra el faraon y los valores politicos y sociales tradicionales, dandole asi, una connotacion legitimadora al status quo en contra de la revolucion social. De esta manera se intenta mostrar que rebelarse contra el faraon no trae mas que caos, miseria, desolacion, desastres naturales y por ende, la ruina de Egipto, dado que aun con sus desatenciones, el es el unico encargado de mantener el orden sobre la tierra (Rosell, en prensa).

Esta vision del caos sera compartida por Neferty, quien cuando anuncia la venida de un tiempo oscuro y conflictivo, describe con palabras muy similares a Ipuwer el estado de la tierra. Asimismo, el mensaje que hara primar sera similar al de Ipuwer, dado que el final de la profecia concluye con una restauracion del orden y la llegada de un tiempo de paz y estabilidad, gracias a la venida de un salvador, un faraon, quien sera el unico capaz de restablecer el orden sobre las Dos Tierras. De esta manera, estos textos, si bien nos brindan una imagen caotica y negativa de la sociedad y del pais, en ningun momento llegan a cuestionar el poder que posee la autoridad monarquica para restaurar el orden. Se puede criticar y reprochar a un faraon por el incumplimiento o las desatenciones en su mandato, pero jamas se pondra en tela de juicio que solo ellos y el poder que les confiere la monarquia divina, son los unicos capaces de restaurar el orden y mantener el equilibrio en Egipto.

A su vez, un tema novedoso que aparece en estos textos es el relacionado con el individualismo y su rol en la literatura. Por primera vez, la literatura refleja los sentimientos y las emociones de los individuos particulares. De acuerdo con Richard Parkinson, la literatura del Reino Medio asiste al nacimiento de la cuestion del individuo en los textos, generalmente asociada a valores negativos, asignandole un rol prominente a la soledad delindividuo en dichaliteratura (1996a: 146-150). Es asi como comienza a asociarse la soledad de los individuos narrados en los textos pesimistas con la presencia de comportamientos anti sociales (Parkinson, 1996a: 147). Ipuwer, el hombre que anhela su muerte y Khakheperrasnebu son personajes solitarios que sufren por la soledad en que se encuentran, denunciando y lamentandose por los males que acechan a su sociedad. Sus narraciones pesimistas, pues, relejarian el sufrimiento del individuo al encontrarse solos en un mundo que ha perdido su eje, en donde el orden ha sido alterado.

Asociado con ese desarrollo del individualismo, los textos pesimistas ponen el acento tambien en el dialogo interno de los personajes con su corazon (Khakheperrasnebu) o su ba (el hombre desesperado). Como senala Parkinson (2002: 93-94), el corazon aparece representado en estos textos como el organo de la comprension y el conocimiento que junto con el ba, seran tambien las fuentes del sufrimiento humano. Asi, mientras que el hombre desesperado narra su sufrimiento y su anhelo de morir para poder frenar dicha congoja a su ba, quien le aconseja que busque la solucion a sus problemas en la vida, Khakheperrasnebu le habla a su corazon en busca de respuestas que calmen su dolor. (27) Sin duda alguna,los dialogosinternos deestos personajesrelejanlos problemasque afectan a los individuos frente a situaciones de caos y desesperanza (Assmann, 2005: 231), al tiempo que dan muestra de la soledad en que se encuentran, en un mundo que ha perdido los lazos sociales y familiares. De este modo, la situacion de soledad desesperante es la que hace que estos individuos busquen compania consigo mismos, acudiendo a dialogos con su ba o su corazon.

Asimismo, en estos textos pesimistas aparecen por primera vez visiones encontradas sobre la muerte y la vida en el Mas Alla, junto con el deseo de la muerte como posible salvacion de los problemas que aligian al mundo. Sin duda alguna, el exponente mas claro de este pensamiento lo encontraremos en el Dialogo de un hombre con su ba, quecomosenala Assmann(200: 217)esla unica descripcion de un mundo en caos en donde la busqueda de la salvacion no se encuentra ni en el pasado, ni en el futuro, sino en el Mas Alla. Asi, a diferencia de Ipuwer quien anhelaba el orden y el respeto de las leyes en el pasado, buscando un futuro similar a dicho tiempo para resolver los problemas que aligian a su sociedad, en esta obra se buscaran en el otro mundo. Ahora bien, lo interesante de este relato es el cuestionamiento de los valores y las creencias religiosas por parte del ba, quien argumenta que las tumbas son destruidas y los muertos acaban siendo olvidados por las personas, llegando incluso a cuestionar la existencia de una vida en el Mas Alla (Assmann, 2005: 224). Un claro paralelo a esta situacion se puede encontrar en uno de los Cantos del Arpista, procedente de la tumba de Intef, (28) un rey de fines del Primer Periodo Intermedio (Serrano Delgado, 1993: 272). En ella no encontramos alabanzas para la vida de ultratumba sino que, por el contrario, se insta al gozo de la vida dado que la existencia de una vida en el Mas Alla es incierta y ni siquiera una tumba puede garantizarlo (David, 2004: 127). Es asi como se patrocina la celebracion de la vida y de sus placeres en lugar de lamentarse y sufrir por la situacion presente de miseria, lo cual ha sido interpretado como una manifestacion clara de hedonismo (Wilson, 1953: 173; Serrano Delgado, 1993: 272 y Serrano Delgado, 2006: 275). Ciertamente, estas ideas contrastan con la vision egipcia de su mundo, segun la cual la vida dichosa se encontraba en el Mas Alla (David, 2004: 127-128). En este sentido, una posible explicacion para esta transformacion del pensamiento religioso y mortuorio, quiza deba de buscarse en los procesos que condujeron a la denominada democratizacion de la vida en el Mas Alla que se habria producido durante el Primer Periodo Intermedio e inicios del Reino Medio, que permitieron una mayor difusion y acceso de los rituales funerarios. (29)

Consideraciones finales

La literatura, entendida como una forma de expresion cultural, social y politica, nos permite conocer algunos aspectos del pensamiento egipcio. Ahora bien, un tipo especial de literatura egipcia, la literatura pesimista, habria sido elaborada por la clase politica del Reino Medio con un connotado objetivo politico, que fue el de recordar un pasado nebuloso, en donde el caos y la desesperacion eran los personajes principales de tales obras.

Inspiradas en los sucesos acaecidos durante el Primer Periodo Intermedio, el motivo pesimista de estos textos buscaba, pues, describir una seria de situaciones de diversa indole (politica, social, economico, cultural o religiosa) en las cuales se pudiese contrastar un tiempo caotico frente a un presente ordenado, el del Reino Medio. Es asi que a partir del analisis de las obras literarias que hemos considerado como fieles expositoras de un pesimismo, podemos afirmar que dichos textos reflejaban las dudas, temores y visiones de lo que los egipcios concebian como el caos en sus multiples variables (Rosell, 2009).

La descripcion de realidades ficticias, inspiradas en procesos historicos, en las cuales el sufrimiento personal, la ruina del pais, la falta de justicia, la debilidad del poder estatal, el individualismo, la soledad y la desesperacion son moneda corriente, serian pues los motivos destacados de este tipo de obras de la literatura pesimista egipcia cuya intencion no era otra mas que mostrar una realidad alternativa, un mundo en caos necesario para crear una legitimacion politico social. Se trata pues, de textos cuya funcion, a traves de la narracion de descripciones pesimistas, es brindar una respuesta y una legitimacion de la necesidad de la monarquia en el poder como unica institucion capaz de mantener el orden sobre la tierra (Coletta, en prensa). Asi, es posible observar y comprender los mensajes que los textos pesimistas intentaron brindar al conjunto de la sociedad egipcia, mostrando los males que acontecerian en una sociedad que no respetase el orden y el caos que se produciria por la falta de una autoridad firme en el gobierno, asi como tambien la desesperanza que tales situaciones caoticas podian llegar a desencadenar sobre los individuos. De esta manera, como senala Miriam Lichtheim (1996: 251), la necesidad de una monarquia fuerte y firme fue el mensaje politico y moral que los textos pesimistas buscaron plasmar en la sociedad egipcia.

En suma, nos encontramos frente a la presencia de los primeros textos que plantearon una vision alterada del orden, con el objetivo de mostrar como seria la vida sin un Estado fuerte que ordene y organice a la sociedad en su conjunto.

Dada su compleja descripcion de un mundo y una sociedad en caos, este tipo de literatura no habria sido utilizada como una herramienta subversiva del orden, sino mas bien como una fuente de legitimacion politica, transmisora de ideas y valores destinados a proporcionar cohesion a la sociedad egipcia.

De este modo, a partir del analisis de ciertos textos, considerados como exponentes de la literatura pesimista egipcia, hemos podido vislumbrar las imagenes de lo que para la sociedad egipcia era considerado como negativo y caotico. Expresiones de un mundo al reves, sin justicia en donde el orden se encontraba ausente.

Bibliografia

Alen, J. (2000). Middle Egyptian. An Introduction to the Language and Culture of Hieroglyphs. Cambridge: Cambridge University Press.

Allen, J. (2010). The Debate Between a Man and His Soul: A Masterpiece of Ancient Egyptian Literature. Leiden: Brill.

Assmann, J. (2005). Egipto. Historia de un sentido. Madrid: Abada editores.

Barta, W. (1969). Das Gesprach eines Mannes mit seinen Ba (Papyrus Berlin 3024). Berlin: MAS 18.

Barta, W (1974). Das Gesprach des Ipuwer mit dem Schoptergott. SAK 1, 19-33.

Bourriau, J. (1991). Patterns of change in burial customs during the Middle Kingdom. En S. Quirke (Ed.). Middle Kingdom Studies (3-20). New Malden: SIA.

Cardoso, C. (1984). La revolution sociale de la Premiere Periode Intermediaire, eut-ell lieu? Aegyptus antiqua V, 12-14. Castaneda Reyes, J. C. (2000). Algunas reflexiones sobre el concepto de revolucion y su trascendencia historica: Mesopotamia y Egipto antiguos. Iztapalapa (49), 155-178.

CastanedaReyes,J.C.(2003).SociedadAntiguayrespuestapopular:Movimientossociales en Egipto Antiguo. Iztapalapa: Plaza y Valdes Editores-Universidad Autonoma Metropolitana.

Coletta, J. F. (en prensa). Khakheperrasenebu o la invencion de la literatura. En A.PZingarelli(Ed.).El Egipto antiguo:pensamientoysociedad en los textos literarios.

David, R. (2004). Religion y magia en el Antiguo Egipto. Barcelona: Critica.

De Aguiar e Silva, V M. (1982). Teoria de la literatura. Madrid: Gredos.

Enmarch, R. (2005). The Dialogue of Ipuwer and The Lord of All. Oxford: Griffith Institute.

Enmarch, R.(2008).A World Up turned. Commentary on and Analysis of The Dialogue of Ipuwer and the Lord of All. Oxford: Oxford University Press.

Erman, A. (1896). Gesprach eines Lebensmuden mit seiner Seele. Berlin: APAW.

Faulkner, R. (1956). The Man Who Was Tired of Life. JEA (42), 21-40.

Faulkner, R. (1973). The Prophecies of Neferti. En W K. Simpson (Ed.). The Literature of Ancient Egypt. An Anthology of Stories, Instructions and Poetry (234-240). Londres: New Haven and London. Yale University Press.

Faulkner, R. (1991). A Concise Dictionary of Middle Egyptian. Oxford: Griffith Institute.

Fecth, G. (1972). DerVorwurfan Gott in den"Mahnworten derIpu-wer". Heidelberg: Carl Winter Universitatsverlag.

Galan, J. M. (2004). El paso del tiempo y el recuerdo del pasado en antiguo Egipto.RevistadeDialectologiayTradicionesPopulares.Delaantropologia del tiempo y de la historia 59 (1), 37-55.

Gardiner, A. (1909). The Admonitions of an Ancient Egyptian Sage, from a Hieratic Papyrus in Leiden (Pap. Leiden 344 recto). Leipzig: J. C. Hinrichs.

Gardiner, A. (1914). New Literary Works from Ancient Egypt. JEA (1), 2036; 100-106.

Gnirs, A. (2006). Das Motiv des Burgerkriegs in Merikare und Neferti. Zur Literatur der 18. Dynastie. En G. Moers, H. Behimer, K. Demu[BETA] y K.Widmaier(^s.).jn.tDr.w-FestschriftfurFriedrichJunge.Gotinga: Seminar fur Agyptologie und Koptologie. Band I.

Goedicke, H. (1970). The Report about the Dispute of a Man with his BA. Papyrus Berlin 3024. Baltimore: Johns Hopkins University Press.

Goedicke, H. (1977). The Protocol of Neferyt. Baltimore: Johns Hopkins University Press.

Golenischeff, V (1913). Les papyrus hieratiques n[grados]1115, 1116 A y B de l'Ermitage imperial a Saint Petersbourg. El Cairo.

Grajetzki, W (2006). The Middle Kingdom of Ancient Egypt. Londres: Duckworth.

Helck, W (1970). Die Prophezeiung der Nfr.ti. KAT. Wiesbaden: Harassowitz.

Helck, W (1995). Die "Admonitions" Pap. Leiden I 344 recto. KAT 11. Wiesbaden: Harassowitz.

Holm, T. (2005). Literature. En D. Snell (Ed.). A Companion to the Ancient Near

East (253-265). Oxford: Blackwell Publishing.

Jesi, F. (1968). Note sui pessimismo egizio. Aegyptus (48), 19-30.

Kemp, B. (1996). El Antiguo Egipto. Anatomia deuna civilizacion. Barcelona: Critica.

Klasens, A. (1968). A social revolution in ancient Egypt? Varsovia: Centre d'Archeologie Mediterraneene de la Academie Poloniaise des Sciences.

Lefebvre, G.(1982).RomansetContesEgyptiensdel'EpoquePharaonique,Librairie de'Amerique et d'Orient. Paris. Traduccion de Serrano Delgado, J. M. 2003. Mitos y Cuentos egipcios de la epoca faraonica. Madrid: Akal Oriente.

Lichtheim, M. (1973). Ancient Egyptian Literature: A Book of Readings.The Old and

Middle Kingdom Vol. 1. Berkeley: University of California Press. Lichtheim, M. (1996). Didactic Literature. En A. Loprieno (Ed.). Ancient Egyptian Literature. History and Forms (243-262). Leiden: E. J. Brill.

Lopez, J. (2005). Cuentos y fabulas del Antiguo Egipto. Barcelona: Trotta.

Loprieno, A. (1996). Defining Egyptian Literature: Ancient texts and modern theories. En A. Loprieno (Ed.). Ancient Egyptian Literature. History and Forms (39-58). Leiden: E. J. Brill.

Lukacs, G. (2007). Gran Hotel Abismo. En A. Infranca y M. Vedda (Comps.). Gyorgy Lukacs. Etica, estetica y ontologia (31-47). Buenos Aires: Colihue.

Moreno Garcia J.C. (2004). Egipto en el Imperio Antiguo (2650-2150a.C.).Barcelona: Bellaterra arqueologia.

Moret, A. (1926). Une revolution sociale en Egypte, vers l'an 2000. La Revue de Paris 33 (8), 869-893.

Murnane, W. (1995). The History of Ancient Egypt: An Overview. En J. Sasson y otros (Eds.). Civilizations of the Ancient Near East. Vol. II. Nueva York: Scribners.

Ockinga, B. (1983). The Burden of Khakheperresonbu. JEA (69), 88-95.

Parkinson, R.(1991a). Voices from Ancient Egypt. An Anthology of Middle Kingdom Writings. Londres: British Museum Press.

Parkinson, R. (1991b). Teachings, discourses and tales from the Middle Kingdom.

En S. Quirke (Ed.). Middle Kingdom Studies (91-122). New Malden: SIA Publishing.

Parkinson, R. (1996a). Individual and Society in Middle Kingdom Literature. En

A. Loprieno (Ed.). Ancient Egyptian Literature. History and Forms (137-155). Leiden: E. J. Brill.

Parkinson, R. (1996b). Types of Literature in the Middle Kingdom. En A.

Loprieno (Ed.).Ancient Egyptian Literature. History and Forms (297 312). Leiden: E. J. Brill.

Parkinson, R. (1996c). Khakheperreseneb and Traditional Belles Lettres. En P.

Der Manuelian (Ed.). Studies in Honor of William Kelly Simpson (Vol. 2, 647-654). Boston: Museum of Fine Arts.

Parkinson, R. (1998). The Tale of Sinuhe and Other Ancient Egyptian Poems, 1940-1640 BC. Oxford: Oxford University Press.

Parkinson, R. (1999). The Dream and the Knot: Contextualizing Middle Kingdom Literature. En G. Moers (Ed.). Definitely: Egyptian Literature.Proceedingsofthesymposion"AncientEgyptianLiterature: History and Forms", los Angeles, Marzo 24-26, 1995 (63-82). Gotinga: Lingua Aegyptia Sttudia monographica 2, Seminar fur Agyptologie und Koptologie..

Parkinson, R. (2002).Poetry and culture in Middle Kingdom Egypt: a darkside to perfection. Londres: Continuum.

Posener, G. (1956). Litterature et politique dans l'Egypte de la XIIe dynastie. Paris: Bibliotheque de T Ecole des Hautes Etudes 307 Honore Champion.

Quirke, S. (2004). Egyptian Literature 1800 BC. Questions and Readings. Londres: Golden House Publications.

Renaud, O.(1991).LedialogueduDesespereavecsonAme.Uneinterpretationlitteraire. Ginebra: Cahiers de la Societe d'Egyptologie I.

Richards J. (2005). Society and Death in Ancient Egypt. Mortuary Landscapes of The Middle Kingdom. Cambridge: Cambridge University Press.

Rosell, P. M. (2009). Literatura de un mundo en caos. Visiones literarias sobre el Primer Periodo Intermedio egipcio. Actas de las XII Jornadas InterescuelasDepartamentos deHistoria. Departamento deHistoria de la Facultad de Humanidades y Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB): Universidad Nacional del Comahue, 28, 29, 30 y 31 de octubre.

Rosell, P. M. (en prensa). Las Admoniciones de Ipuwer. Literatura politica y revolucion. En A. P. Zingarelli (Ed.). El Egipto antiguo: pensamiento y sociedad en los textos literarios.

Serrano Delgado, J. M. (1992). Una epoca critica en la Historia de Egipto. El Primer Periodo Intermedio (I). Revista de Arqueologia 139, 12-23.

Serrano Delgado, J. M. (1993). Textos para la historia antigua de Egipto. Madrid: Ediciones Catedra.

Serrano Delgado, J. M. (2006). "El Imperio Antiguo: la epoca de las piramides (Dinastias III-V 2675-2350 a.C.)". En J. Sanmartin y J. M. Serrano Delgado.HistoriaAntiguadelProximoOriente.MesopotamiayEgipto (257-276). Madrid: Akal.

Simpson, W. K. (1973). The Lamentations of Khakheperre-sonbe. En W. K.

Simpson (Ed.). The Literature of Ancient Egypt. An Anthology of Stories, Instructions and Poetry (230-233). Londres: New Haven and London. Yale University Press.

Simpson, W K. (Ed.) (1973). The Literature of Ancient Egypt. An Anthology of Stories, Instructions and Poetry. Londres: New Haven and London. Yale University Press.

Vinson, S. (2004). The Accent's on Evil: Ancient Egyptian Melodrama and the Problem of Genre. Journal of the American Research Center in Egypt XLI, 33-54.

Wildung, D. (2003). Looking Back into the Future: The Middle Kingdom as a Bridge to the Past. En J. Tait (Ed.). "Never Had the Like Occurred": Egypt's view of its past (61-78). Londres: UCL Press.

Williams, R. (1962). Reflections on the Lebensmude. JEA (48), 49-56.

Wilson, J. (1953). La cultura egipcia. Mexico: Fondo de Cultura Economica.

Wilson, J. (1957). Book Review: Litterature et politique dans FEgypte de la XIIe Dynastie. JNES 16 (4), 275-277.

Recibido: 08/11/2010 - Aprobado: 25/04/2011

Pablo Martin Rosell

Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion, Universidad Nacional de La Plata. Argentina

pablomartinrosell@yahoo.com.ar

(1) La cronologia usada en este trabajo es tomada de Murnane (1995: 712-714).

(2) Se encuentran preservadas en el Museo Nacional de Antiguedades de Leiden (Holanda), en el anverso del Papiro Leiden I 344 (Gardiner, 1909: 1; Enmarch, 2005: 1). Si bien dicho papiro es de epoca ramesida (dinastia XIX) (Enmarch, 2005: 10), el estilo y la escritura del mismo sugiere que se trata de una copia de un manuscrito elaborado en el Reino Medio (Parkinson 1991a: 61).

(3) El Papiro Berlin 3024, un manuscrito de la dinastia XII, es la unica copia de este relato (Lichtheim, 1973: 163; Parkinson, 1991b: 113).

(4) Esta obra habria sido elaborada a inicios de la dinastia XII (Parkinson 1998: 131). Sin embargo, recientemente su datacion ha sido escenario de controversias y debates dado que han aparecido estudios que datan su redaccion original para el Imperio Nuevo (Gnirs 2006: 207-265). Se encuentra preservada en el Papiro Leningrado 1116B, procedente de la dinastia XVIII, en dos tablillas escritas de la misma epoca y en numerosas ostraca de epoca ramesida (Lichtheim, 1973: 139).

(5) Conservadas en una tablilla escrita (BM 5645) en el Museo Britanico. Si bien dicha tablilla es de la dinastia XVIII, el texto habria sido redactada originalmente durante el Reino Medio (Lichtheim, 1973: 145; Parkinson, 1991b: 111).

(6) En coincidencia con la opinion de Wolfram Grajetzki (2006: 1), quien en un estudio reciente sobre el Reino Medio egipcio, sostuvo como para los antiguos egipcios dicho periodo habria sido considerado como una etapa clasica de la literatura, el arte y la historia.

(7) La unica fuente que se podria asemejar a este estilo literario en epoca posterior (Tercer Periodo Intermedio 1075-656 a. C.) seria la denominada Carta literaria del Papiro Moscu 127 (Assmann, 2005: 136).

(8) El Primer Periodo Intermedio fue la primera crisis de unidad politica social e ideologica a la cual el Estado egipcio debio enfrentarse. Generalmente visto por los primeros historiadores como una epoca oscura en la historia del antiguo Egipto, debido a la escasez de fuentes, lo cierto es que, hoy en dia, los nuevos hallazgos arqueologicos y las nuevas interpretaciones de las mismas, no hacen mas que matizar esta idea (Serrano Delgado, 1992: 12). Es asi como dicha epoca se presenta ante nuestra mirada como un periodo dinamico de gran vitalidad, continuador de las tradiciones egipcias del Reino Antiguo y cuyas caracteristicas politico-sociales seran claves en la futura reconstruccion estatal y social del Reino Medio (Moreno Garcia, 2004: 300).

(9) Una obra pionera sobre los estrechos lazos entre literatura y politica en el Reino Medio fue Litterature et politique dans l'Egypte de la XIIe dynastie, realizada por Georges Posener (1956). En dicho trabajo, el autor analiza cuatro textos literarios pertenecientes a la dinastia XII (La Profecia de Neferti, las InstruccionesdeAmenemhat, lasAventurasdeSinuheylasInstruccionesdeLealtad)conlaintenciondemarcar las estrechas funciones politicas que dichas obras habrian tenido para su contexto (Wilson, 1957: 275).

(10) El concepto de intertextualidad, tomado de la teoria literaria post estructuralista implica la existencia de los textos en un universo de textos mas amplios con los que se relaciona e interactua (Loprieno, 1996: 51). Por intertextualidad, aqui pues se hace mencion a la posibilidad de relacionar los vinculos y temas en comun que ciertos textos literarios poseen entre si a la hora de ser catalogados como un genero literario (Vinson, 2004: 37).

(11) Maat personifica los valores de la verdad, el orden y la justica en el Antiguo Egipto.

(12) Entrelas ensenanzas o instrucciones sedestacan: las Instrucciones para Merikare, lasInstrucciones de Ptahotep, las Instrucciones de Amenemhat, y las Instrucciones de Lealtad, entre otras.

(13) En base al contenido comun que comparten dichas obras mas que en cuanto a su estructura.

(14) De manera similar a como Lukacs (2007: 33-34) lo habia senalado para la formacion de una ideologia de la desesperacion.

(15) Si bien posee un caracter profetico en donde se anuncia luego de una serie de desastres un final "feliz", las descripciones de los sucesos caoticos que en ella se relatan estan en plena coincidencia con los textos pesimistas.

(16) El primer analisis literario del texto, junto con su traduccion, fue realizado por Alan Gardiner (1909),ensuobraTheAdmonitionsofanEgyptian SagefromaHieraticPapyrus inLeiden(Pap.Leiden344 recto). Se destacan a su vez las traducciones y analisis de Raymond Faulkner (1964 y 1965), Miriam Lichtheim (1973: 149-163); Wolfgang Helck (1995); Richard Parkinson (1998: 166-199 y 2002: 204-216) y Stephen Quirke (2004: 140-150). De reciente aparicion, los trabajos de Roland Enmarch (2005 y 2008), realizan una nueva lectura y traduccion de las Admoniciones de Ipuwer, enfocandose en cuestiones tales como su fecha de elaboracion, su historicidad, la identidad de sus protagonistas y los mensajes que prevalecen en el texto.

(17) Si bien la mayoria de los investigadores consideran que Ipuwer habria sido un funcionario del Estado que se presenta ante la corte de un faraon para quejarse por el estado actual del pais, hay quienes como Gerhard Fecht (1972) y Winfried Barta (1974) sostienen que Ipuwer seria un personaje difunto que estaria ante un tribunal divino reprochando al dios creador por los males de la sociedad.

(18) Existen autores que consideran la veracidad historica del estallido de una revolucion social en el Primer Periodo Intermedio a partir de su descripcion en las Admoniciones de Ipuwer. Entre ellos se encuentran Alexandre Moret (1926); Adolf Klasens (1968); Ciro Cardoso (1984) y Jose Carlos Castaneda Reyes (2003).

(19) Acerca de las ediciones fundamentales de esta obra, vease: Adolf Erman (1896); Raymond Faulkner (1956); Ronald Williams (1962); Winfried Barta (1969); Hans Goedicke (1970); Miriam Lichtheim (1973: 163-169); Odette Renaud (1991); Richard Parkinson (1998: 151-165 y 2002: 216226), Stephen Quirke (2004: 130-134) y Jan Assmann (2005: 217-233). De reciente aparicion se destaca la obra de James Allen (2010).

(20) El ba es un concepto muy discutido que podria asociarse con nuestras nociones actuales de alma o esencia humana de una persona.

(21) La primera publicacion del texto corresponde a Vladimir Golenischeff (1913). Acerca de las publicaciones y traducciones mas destacadas sobre la Profecia de Neferty, vease: Alan Gardiner (1914); Wolgang Helck (1970); Raymond Faulkner (1973); Miriam Lichtheim (1973: 139-145); Hans Goedicke (1977); Gustave Lefebvre (1982: 109-120); Richard Parkinson (1998: 131-143); Stephen Quirke (2004: 135-139) y Jesus Lopez (2005: 25-39).

(22) Fue publicada y traducida por Alan Gardiner en 1909, conjuntamente con el texto de las Admoniciones de Ipuwer. Para un mayor conocimiento sobre dicho texto literario, vease: William Simpson (1973); Miriam Lichtheim (1973: 145-149); Boyo Ockinga (1983); Richard Parkinson (1996c; 1998: 144-150 y 2002: 200-204) y Stephen Quirke (2004: 173-175).

(23) La descripcion realizada por Khakheperrasnebu encuentra similitudes notables con aque238 !Trabajos y Comunicaciones, 2010, No 36, 2da. Epoca, ISSN 0325-173X, pp: 231-247 llas realizadas por Ipuwer acerca de la debilidad de los hombres, la corrupcion de la sociedad y la desolacion de la tierra egipcia, a tal punto que Alan Gardiner (1909: 110) ha llegado a pensar a dicha obra como un complemento de las Admoniciones de Ipuwer.

(24) Por estado de la tierra aludimos en este trabajo a la situacion en que se encuentra Egipto. La tierra en estos textos refiere a la condicion del pais mas que a la tierra como elemento natural.

(25) Uno de los autores modernos que sostienen la existencia historica de tal movimiento social, es Jose Carlos Castaneda Reyes (2000 y 2003: 51-146 y 199-224). Sus trabajos son de suma importancia dado que es el investigador que mas ha desarrollado el tema de los movimientos sociales y la revolucion social en relacion con las Admoniciones de Ipuwer.

(26) Esto no significar negar que pudieron haberse producido ciertos levantamientos sociales durante el Primer Periodo Intermedio. De hecho, creemos que la idea de pensar una revolucion social en abstracto fue inspirada en ciertos acontecimientos que pudieron haber sucedido historicamente, aunque exagerados mediante la fuente literaria.

(27) A diferencia del Dialogo de un hombre con su ba, en donde el hombre interactua con su ba, Khakheperrasnebu no encontrara respuestas por parte de su corazon que lo ignorara (Assmann, 2005: 220).

(28) Los Cantos del Arpista son una serie de canciones poeticas que solian representarse en escenas funerarias para garantizar la vida eterna del difunto. Se encuentran conservados en dos copias del Imperio Nuevo (1539-1075 a.C.): Papiro Harris 500 y en la tumba de Paatenemheb en Saqqara, perteneciente al reinado de Akhenaton (Lichtheim, 1973: 194-195).

(29) Janet Richards (2005: 7-9) y Janine Bourriau (1991) sostienen que durante el Primer Periodo Intermedio e inicios del Reino Medio se habria producido una democratizacion de la vida en el Mas Alla, junto con la aparicion de una clase media, basada en el hallazgo de tumbas de nobles y funcionarios que por primera vez habrian accedido a los enterramientos y ritos religioso que estaban reservados al faraon.
COPYRIGHT 2010 Universidad Nacional de la Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educacion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rosell, Pablo Martin
Publication:Trabajos y Comunicaciones
Date:Jan 1, 2010
Words:7893
Previous Article:Introduccion.
Next Article:La representacion literaria del caos y la re-unificacion de las Dos Tierras: breve esbozo de dos textos literarios del Reino Medio.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters