Printer Friendly

Conflictos en torno al patrimonio cultural de Ingeniero White (Bahia Blanca, Argentina).

Conflicts surrounding the cultural heritage of Ingeniero White (Bahia Blanca, Argentina)

Conflitos ao redor do patrimonio cultural do Ingeniero White (Bahia Blanca, Argentina)

Introduccion

Actualmente, los procesos de definicion del patrimonio han cobrado gran protagonismo en diferentes sociedades, producto de distintas causas relacionadas con el crecimiento de la actividad turistica a escala mundial; con la generacion de mecanismos de definicion o afirmacion de identidades; con la reivindicacion de lo local frente a lo global; entre otros factores sociales, economicos y politicos. En este contexto, se legitiman diferentes componentes -naturales y culturales- vinculados a determinados valores o atributos, que son definidos por ciertos actores sociales en un momento dado y con un fin especifico.

Ingeniero White, fundado como localidad portuaria a finales del siglo XIX, no escapa a estos procesos de reconocimiento patrimonial. A escala local, se identifican bienes y manifestaciones culturales producto de los procesos socioeconomicos que ha atravesado la ciudad. Parte de estos elementos han sido legitimados como patrimonio, lo que condujo a contradicciones y tensiones entre distintos actores y sus intereses asociados en orden a diversos factores: la valorizacion de determinados bienes en detrimento de otros, la participacion de distintas esferas de poder en la escala local y el reconocimiento y uso de los componentes historicos por parte de la comunidad. El puerto, sus actividades complementarias, el caracter autonomo de gestion, la relacion con la ciudad circundante y los actores sociales implicados, hacen de Ingeniero White un caso de estudio sumamente interesante de analizar. En este sentido, emergen como interrogantes de la investigacion: ?quien define el patrimonio cultural de la localidad? ?Que patrimonio se construye? ?Que componentes quedan fuera de esta construccion? ?La sociedad reconoce aquello legitimado desde las esferas de poder como patrimonio? ?Esta definicion asegura el uso y disfrute de los bienes patrimoniales por parte de la comunidad?

La estrategia metodologica adoptada parte de un enfoque cuali-cuantitativo. Las entrevistas a informantes clave, como representantes del ambito publico local, miembros del Consorcio del Puerto y empresas del sector privado, articuladas con la aplicacion de cuestionarios a los residentes, configuran las tecnicas utilizadas para la obtencion de datos primarios durante el trabajo de campo.

En primer lugar, se presenta una critica a la conceptualizacion instituida del patrimonio cultural; para, en una segunda instancia, analizar los conflictos vinculados a la patrimonializacion de los bienes culturales en la localidad de Ingeniero White, no sin antes determinar los actores implicados, los componentes definidos como patrimonio y el rol de los residentes en torno a estas legitimaciones.

Patrimonio cultural: puntos de tension en relacion al concepto instituido

El patrimonio cultural configura un concepto complejo y polisemico, dadas las diversas disciplinas que lo abordan como objeto de estudio. Constituye, ademas, un vocablo debatido tanto en la esfera cientifica como en el ambito de la gestion (Manero y Garcia, 2016), lo cual conduce a diferentes perspectivas de definicion y analisis. Se propone aqui echar luz en relacion con estas distintas miradas del patrimonio en general y del cultural en particular, a fin de que se pueda comprender de mejor manera aquello indagado en el estudio de caso.

Una de las lineas de conceptualizacion del patrimonio -que se encuentra fuertemente institucionalizada- es la arraigada en la base etimologica del termino, asociado a la herencia o legado de ciertos bienes que reciben los individuos a nivel personal. En un sentido colectivo, el patrimonio cultural se trasforma en el cumulo de componentes historicos y culturales, materiales e inmateriales, que una sociedad recibe del pasado y que debe legar a generaciones futuras como senas de su identidad. Este concepto, de amplia difusion en el ambito academico y de la gestion, (1) ha sido fuertemente cuestionado. En primer lugar, debido al valor particular, innato, (2) que se les atribuye a estos bienes y expresiones que forman parte de ese pasado. Hace parecer que el patrimonio nace con determinados atributos propios: historicos, artisticos, paisajisticos y simbolicos, sin tener en cuenta que la sociedad es la que construye dichos valores en torno a las obras o a las manifestaciones. Es asi que se establecen criterios de valoracion para determinar la relevancia de los bienes culturales y poder decir si un determinado componente es o no es patrimonio. Ejemplo de ello son los inventarios del patrimonio urbano, que realizan una sacralizacion de ciertas obras que deberian preservarse, fundamentada esta conservacion en criterios especificos. Cabe preguntarnos entonces, ?que sucede con aquello que queda fuera? ?No es patrimonio? ?Quienes establecen los criterios de patrimonializacion? Como se vera en el caso de Ingeniero White, el establecimiento de variables relacionadas con el valor estetico, historico, y aquel asociado al paisaje, son las determinantes, incluso en terminos cuantitativos, de la consideracion de ciertos elementos muebles e inmuebles como patrimonio.

Otro de los puntos de tension en torno al concepto institucionalizado se da a partir de la prevalencia del pasado como dimension temporal en la determinacion de un bien como patrimonial. El patrimonio es pensado como una herencia, que viaja en el tiempo, y constituye fuente identitaria de la sociedad. Si bien el pasado se coloca en primer lugar como temporalidad definitoria del patrimonio, el futuro tambien adquiere relevancia. Este constituye el horizonte temporal al que dicho legado debe arribar, como testigo de la historia comunitaria. Es decir que se produce un sobrevuelo desde el pasado al futuro, sin considerar al presente como temporalidad fundamental en los procesos de patrimonializacion. Es desde el tiempo presente, con una determinada ideologia y contexto imperante, que se define y constituye el patrimonio.

La inmutabilidad de los componentes patrimoniales se presenta como otra arista de cuestionamiento. Si bien el patrimonio se configura como un viajero cultural en el tiempo, (3) no se alude que a lo largo de su existencia puede sufrir trasformaciones, tanto en su fisonomia, como en su funcionalidad y valoracion social. Es decir que los valores de los bienes culturales, ya sean de caracter formal, de uso o simbolico-significativo (Ballart, 1997), adquieren cierto dinamismo y fluctuan segun las demandas y requerimientos de la sociedad. ?Que sucede entonces con esas mutaciones que se van produciendo a lo largo del tiempo en las obras historicas o en las expresiones culturales? ?Tambien forman parte del valor patrimonial? Ante estos cambios, ?se desvirtuan los atributos por los cuales un bien fue definido como patrimonio?

Otro punto de conflicto se da en relacion con el papel secundario que se les otorga a los sujetos (como seres sociales) en las conceptualizaciones etimologicas. Se habla del objeto o expresion, pero no del vinculo o relacion que lo une con la sociedad. Bajo esta perspectiva, el patrimonio se configura como tal unicamente a partir de la aprehension comunitaria del bien cultural. Es decir, el legado historico adquiere la connotacion de patrimonial a partir de la valoracion que los individuos realizan de este. (4)

Ademas de abordar al objeto o manifestacion como protagonista de estas conceptualizaciones, tambien adquiere gran relevancia la alusion al patrimonio como unico elemento representativo de la identidad comunitaria. (5) Su preservacion constituye la accion clave para definir, redefinir o afirmar ciertas identidades. Esto lleva a considerar a veces al patrimonio como filamento univoco de la identidad, desconociendo que esta es una construccion cultural y que, como tal, puede estructurarse a partir de otras variables que exceden lo meramente patrimonial. Como sucede con la identidad, tambien se expresa la existencia de un vinculo estrecho con la autenticidad. En este contexto, se desarrollan procesos de gestion de la identidad arraigados en el patrimonio, que buscan resaltar atributos particulares y unicos para constituir asi elementos autenticos que solamente se hallan en un territorio especifico. La busqueda de estos atributos singulares de cada espacio6 lleva a que, a veces, se desvirtuen las dinamicas de patrimonializacion, lo que conduce a impactos indeseados. Esta vision presenta un fuerte enfasis en el espacio portador de los bienes culturales, sin considerar que la autenticidad es un concepto que tambien depende de la percepcion de los sujetos y que es ajeno a los atributos unicos del territorio. (7)

Por otro lado, desde la perspectiva institucionalizada, los componentes patrimoniales pueden distinguirse a partir de dos visiones: una positiva y otra negativa. En el primer caso, las visiones positivas consideran a aquellos bienes que representan valores excepcionales para la comunidad y que deben ser preservados como tales; mientras que en la arista negativa, el patrimonio se asocia a ciertos hechos considerados perjudiciales para la sociedad (atentados, guerras, catastrofes), por lo que la concepcion patrimonial es vinculada a un valor ya no excepcional, sino a uno de caracter pernicioso. (8) Estas distinciones llevan a considerar dos tipologias patrimoniales que parecen ser diferentes, pero que en terminos generales representan un mismo proceso de construccion cultural. Estos mecanismos, propios de la version patrimonial dominante, conducen a una segregacion historica (Smith, 2011), que no tiene en cuenta que, en realidad, todos estos hechos forman parte del mismo devenir espacio-temporal de una determinada sociedad.

Como ultimo punto de tension, en torno a esta perspectiva instituida, se presenta la contradiccion entre el discurso que se promueve por parte de los actores dominantes, vinculado a la idea de un legado que representa a la sociedad y que, por lo tanto, debe ser conocido y disfrutado por todos los individuos; y una realidad patrimonial discordante, en la que, en la mayoria de los casos, el acceso y uso de estos componentes por parte de la sociedad resulta nulo o limitado, debido a cuestiones politicas, culturales o de dominio de los bienes. En este sentido, ?resultan patrimonio aquellos bienes que no son usados o aprovechados por los ciudadanos? Este interrogante funciona como punto de disrupcion en el caso de Ingeniero White, debido a que la mayor parte de los componentes definidos como patrimonio se emplazan sobre el sector costero, bajo jurisdiccion portuaria, por lo que el libre uso y disfrute del sitio y los componentes patrimonializados que se encuentran en este queda supeditado a los agentes que ejercen autoridad sobre dicho espacio.

Ante esta lectura dominante que se realiza del legado historico-cultural, se plantea una perspectiva alternativa, con una fuerza mas critica, que lleva a entender al patrimonio desde otro angulo. Es asi que este se presenta como una construccion sociocultural, elaborada por determinados actores sociales, en una dimension espacio-temporal dada, con un fin especifico. De este enunciado se desprenden ciertos interrogantes, cuya respuesta lleva a clarificar esta mirada alternativa del patrimonio: ?que entendemos por construccion sociocultural? ?Quien la elabora? ?Cual es el rol de la comunidad? ?Que temporalidad cobra relevancia en estos procesos?

En este enfoque, el patrimonio cultural es considerado como el resultado de procesos sociales, materializados mediante la gestion sobre ciertos componentes historicos (materiales e inmateriales), seleccionados a partir de la determinacion de criterios particulares de valoracion (historicos, simbolicos, artisticos, paisajisticos), que son establecidos bajo un discurso o ideologia y que responden a los intereses del actor promotor de la patrimonializacion. Estos mensajes que se transmiten asociados a un bien cultural que es definido como patrimonio responden a un objetivo buscado por sus "creadores"; es decir, determinados agentes sociales que revisten un poder (politico, economico, religioso, cientifico) sobre la sociedad. En estas iniciativas, la comunidad adquiere un rol mas pasivo, y se transforma en legitimadora de aquello que ha sido sacralizado como patrimonial. De esta manera, el patrimonio es entendido no como el bien cultural en si mismo, sino como el proceso por medio del cual se lo define como tal. (9)

Con relacion a la temporalidad, a diferencia de la perspectiva etimologica a partir de la cual se construye la definicion de patrimonio, en la que el pasado y el futuro se consideran como dimensiones clave, en este abordaje critico el presente cobra un rol fundamental. Es desde el presente que se rescata ese pasado, el momento en que se decide que es y que no es patrimonio. Es desde el presente que se piensan alternativas o posibles usos, para revitalizar los componentes historicos. Es decir que el "hoy" es la temporalidad clave que define el futuro patrimonial de la sociedad a partir de un recorte de su pasado.

Esta mirada, que escapa a los canones tradicionales, permite abordar el mundo patrimonial de manera diferencial. Ya no basta con entender la realidad historica y cultural de una localidad, sino que se debe focalizar en el "detras de escena" de los procesos de activacion. No alcanza con analizar un bien o una expresion de la sociedad, sino los mecanismos por los cuales ha llegado a sacralizarse ese componente, que se transforma en referente patrimonial de dicho periodo temporal. En este contexto, el patrimonio deja de ser un elemento neutro producto de la evolucion comunitaria, para transformarse en un instrumento discursivo de gran valor politico e ideologico a la hora de llevar a cabo distintas iniciativas en las que entre en juego la propia sociedad.

En el caso de Argentina, estos procesos pueden identificarse en ciertos mecanismos de reconocimiento patrimonial llevados a cabo por el poder politico hace algunos anos. En estos no entraron en juego los valores formales, de uso o paisajisticos, sino que se posicionaron en el centro de la escena los mensajes construidos en relacion con los espacios sacralizados. En este sentido se pueden mencionar aquellos sitios vinculados al conflicto de las Islas Malvinas declarados como lugares historicos, la patrimonializacion de los pozos de petroleo en Neuquen o la puesta en valor de edificios asociados a los crimenes de lesa humanidad; asimismo, el reconocimiento del automovil Sedan ("el justicialista") como bien de interes historico nacional, o la revalorizacion de las escuelas gestadas durante el periodo historico 1945-1955, estructuran ejemplos fieles, en los que el patrimonio, mas alla de configurarse como el mero legado de una sociedad, adquiere un rol protagonico y parcial, en el que los discursos se alinean detras de una ideologia, alejandose de la mirada tradicionalista. Por su parte, la relevancia de Ingeniero White como caso de estudio propuesto en este articulo radica en la articulacion de las esferas economica y politica como promotoras de las iniciativas de legitimacion patrimonial, que evidencian un espacio complejo en el que los mecanismos de patrimonializacion cobran un rol fundamental como promotores de mensajes e intereses en torno al sector costero y sus agentes vinculados.

Los conflictos en la construccion del patrimonio cultural de Ingeniero White

La localidad de Ingeniero White -emplazada en el partido de Bahia Blanca, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires (Figura 1)- surge como resultado de la actividad portuaria. Los primeros desarrollos, de caracter precario, se manifestaron a finales de la decada de 1850 en la desembocadura del arroyo Naposta. En 1858 se construyo en este lugar el primer muelle rudimentario, que posibilitaba el ingreso de mercancias procedentes de Buenos Aires con destino a Bahia Blanca. Durante el decenio de 1880, con base en las inversiones del Ferrocarril Sud, se llevaron a cabo las primeras instalaciones, y en 1885 se inauguro el primer muelle de hierro (Brondolo y Zinger, 1978; Vinuales y Zingoni, 1990). El gran auge del puerto, adicionado a los procesos inmigratorios, condujo a que la localidad comenzara a expandirse, y a la urbanizacion del area aledana. Este desarrollo, ligado al ferrocarril y al puerto, implico la creacion de diferentes edificios y equipamiento puntual destinados a funciones vinculantes: elevadores, usinas y talleres, entre otros. Dichas obras, articuladas con aquella arquitectura modesta, de uso residencial (viviendas de chapa y madera y otras posteriores, pertenecientes a los movimientos de vanguardia), adicionadas a las tradiciones y expresiones de los grupos de inmigrantes que se arraigaron alli, constituyen en la actualidad el legado material e inmaterial producto de la configuracion socioespacial.

De acuerdo con el objetivo de este trabajo, indagar acerca de los conflictos que se producen en torno al patrimonio cultural local implica determinar aquellos actores clave que incentivaron el conjunto de actividades encaminadas a la seleccion y sacralizacion de los bienes culturales que pasaron a formar parte del ideal de cultura del poblado. En Ingeniero White se pueden identificar dos grandes creadores del patrimonio cultural: en primer lugar, el Estado, representado por la Municipalidad de Bahia Blanca, que, a partir de determinados instrumentos de gestion, ha legitimado ciertos bienes en detrimento de otros; y en segundo lugar, algunas de las empresas que estructuran el puerto local y aquellos organismos especificos vinculados a este. Ambos ambitos de poder comparten espacios comunes de decision, como es el caso del Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca, que constituye un ente publico no estatal, integrado por representantes de los sectores publico-privados. En 1992, mediante la Ley No. 24.093 se autorizo la transferencia de los puertos de propiedad del Estado nacional a las provincias. Un ano despues, se creo esta organizacion, y asi, el puerto de Ingeniero White se configuro como el primero de caracter autonomo de la Argentina (Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca, 2017). Este paso de manos publicas a privadas condujo a una segregacion espacial entre la propia localidad y el area costera, y despojo a los pobladores de un sector que antiguamente funcionaba como lugar de recreo y esparcimiento. En este contexto, como primera afirmacion se puede decir que tanto el poder politico como el economico se trasforman en los "constructores" del patrimonio a escala local. En este caso, la poblacion adquiere un rol mas pasivo, y es la legitimadora de aquello patrimonializado, a partir del uso social de algunos de estos espacios con determinadas funcionalidades, principalmente de aquellas de caracter recreativo o cultural.

Una de las primeras acciones tendientes a la definicion del patrimonio local llevadas a cabo por parte del municipio fue el establecimiento de ciertos sectores susceptibles de valor historico en la Reformulacion del Plan de Desarrollo Urbano de Bahia Blanca, llevado a cabo en 1986 (Municipalidad de Bahia Blanca, 1986). Esta delimitacion y seleccion luego se reafirma con la creacion del Inventario del Patrimonio Arquitectonico y Urbano del Partido de Bahia Blanca, elaborado en el ano 1992 (Municipalidad de Bahia Blanca, 1992) y ratificado en 1994 por la Ordenanza No. 7.959. En el inventario se identifican diferentes areas, bienes inmuebles y muebles (Tabla 1), que debido a criterios arquitectonicos, historicos y paisajisticos, segun lo establecido en el documento, deben ser preservados como tales.

Mas alla de adjetivar los criterios de valoracion de cada sector u obra en particular, interesa analizar, como parte de estos procesos de patrimonializacion, que componentes son seleccionados y con que historia se corresponden. Se puede decir que la totalidad de ellos pertenecen a areas y construcciones que tuvieron y tienen alguna funcion asociada al puerto y al ferrocarril; es decir que, a partir del reconocimiento de estos elementos, se oficializa una historia determinada y se la coloca en primer plano como si fuera ello lo unico que tiene valor para preservar como senas de la identidad local. Con este recorte -que, si bien desde el enfoque de la vision patrimonial institucionalizada, puede encontrarse bien fundamentado-, desde la perspectiva que interesa analizar en esta investigacion, se estan marginando o relegando otras historias (no contadas), vinculadas a los inmigrantes y sus tradiciones, que actualmente son sello del espacio vivido de Ingeniero White.

En relacion con las obras declaradas como monumento historico nacional, se identificaron un menor numero de las que cuentan con reconocimiento a escala distrital: la ex Usina General San Martin, legitimada en el ano 2002 (Ley 25.580); y los elevadores de granos No. 3 y 4 pertenecientes a la ex Junta Nacional de Granos, en el ano 2014 (Decreto 2.181). En este contexto, se sigue la misma linea que los bienes declarados a escala local: el legado industrial, de caracter monumental, sigue prevaleciendo sobre otros componentes de caracter modesto y expresiones que configuran el acervo cultural whitense.

Estos patrimonios construidos tambien son legitimados desde el Estado, a partir de ciertas practicas sociales que se gestionan en torno a ellos, como por ejemplo, desde el Area de Turismo de la Municipalidad de Bahia Blanca, se ofrece como producto turistico propio de la localidad el "camino de los puertos", constituido por atractivos asociados principalmente a dicha tematica. Asimismo, las intervenciones de mejora urbana se relacionan con estos espacios; es el caso de la puesta en valor de la Avenida Guillermo Torres, en el acceso al puerto.

De acuerdo con lo expresado en la entrevista realizada a un representante de la Delegacion Municipal de la localidad, (10) se reafirma que las iniciativas que se vienen desarrollando desde el municipio se dan en este sentido. Al caracterizar el estado de conservacion del patrimonio local, el entrevistado realiza una division en terminos de responsabilidades publicas y privadas. Diferencia entre aquel legado en el que el Estado tiene injerencia y el que es de propiedad privada, omitiendo incluso que algunos de estos bienes de dominio particular cuentan con legitimacion patrimonial en la esfera normativa, lo que atribuye cierta obligacion de custodia al sector publico.

Tenemos que dividir en dos partes: una, la que ha tomado a cargo el municipio, que es tanto Ferrowhite, el Museo del Puerto, como la remodelacion en el adoquinado historico en Guillermo Torres, que fue el primer camino que conducia del puerto a Bahia Blanca [...]. Lo que es a cargo del municipio uno lo ve vivo y con futuro. Lo que ha quedado en manos de privados, como las casas de madera, tipicas ferroviarias, mezcladas con la cultura pescadora de la localidad, la verdad que dan pena, con lo cual uno [el Estado] puede intervenir hasta cierto punto tratando de concientizar [...], pero no hay voluntad del privado. (Entrevista a miembro de la Delegacion Municipal, mayo de 2017)

A pesar de establecer esta diferencia en las responsabilidades y obligaciones, se destaca la importancia que adquiere la comunidad en algunas iniciativas de puesta en valor patrimonial, ya sea de forma particular o a partir de las sociedades de fomento o agrupaciones, como los promotores de ciertas acciones, para posteriormente el Estado posicionarse como apoyo de determinadas iniciativas. Asimismo, destaca que en algunas propuestas -como por ejemplo aquellas que fomentan los paseos turisticos en el espacio historico costero-, el rol del Consorcio del Puerto es fundamental, debido a que la actividad portuaria es la que ocupa dicha locacion -otrora de gran uso socialvinculada al esparcimiento de los residentes.

La Delegacion esta participando, junto con el intendente, el puerto y las empresas del Polo Petroquimico en la mesa de vinculacion llamada: Mesa Ciudad-Puerto. Uno de los ejes de esta es el desarrollo turistico de la localidad, y el Consorcio del Puerto es un actor importantisimo, porque hoy dia, el frente maritimo que nosotros conociamos cuando eramos ninos no existe. En este sentido, es el Consorcio el que lleva la delantera en este trabajo. (Entrevista a miembro de la Delegacion Municipal, mayo de 2017)

Dicha expresion vuelve a reafirmar no solo la gestion patrimonial pensada en estos espacios clave, de cierta representatividad politica, sino tambien el papel fundamental que adquiere el Consorcio del Puerto como actor relevante en los ambitos de decisiones.

Respecto de algunas expresiones inmateriales de la cultura -por ejemplo, las festividades arraigadas en elementos propios de la localidad, como la Fiesta del Camaron y el Langostino, las Fiestas Patronales de San Silverio, o el caso de la pesca artesanal-, a diferencia de los sectores historicos construidos, son manifestaciones que quedan relegadas al incentivo y apoyo que les brinde la municipalidad. Si bien se les otorga cierto sustento, en la entrevista se manifiesta que este acompanamiento no se produce en la forma deseable. En el caso de la pesca artesanal, el modelo de gestion autonoma del puerto es el principal elemento que atenta contra dicha practica socioeconomica identitaria.

En el caso de la Fiesta de San Silverio, ademas de albergar un valor historico vinculado a la colectividad de italianos provenientes de la isla de Ponza, en el ano 1994 el santo fue legitimado como patrono del puerto y de los pescadores de Bahia Blanca (Puliafito, 2013). Este proceso de reconocimiento extrapola la representacion de la figura de San Silverio a gran parte de los pobladores locales, mas alla de los residentes con raices inmigratorias. La nueva forma de administracion portuaria -iniciada a partir de los anos noventa- va a traer tambien trasformaciones en esta practica religiosa y cultural, lo que da lugar a ciertos conflictos, al igual que en la festividad del Camaron y el Langostino, que son abordados en el siguiente apartado.

A escala local, la tematica patrimonial es utilizada como instrumento de acuerdo o negociacion en torno a ciertos conflictos que se producen. Ejemplo de ello es el reclamo constante de acceso al mar entre los pobladores de la localidad y de la propia ciudad de Bahia Blanca, quienes a partir de la privatizacion del puerto y de la instalacion de complejos industriales, fueron despojados del uso casi total del sector costero, con lo cual quedan solamente algunos pequenos espacios que permiten contemplar el estuario. Bajo el concepto de "ciudad-puerto", que tiene como objetivo afianzar el vinculo con los pobladores, el Consorcio de Gestion del Puerto ha estimulado la creacion de espacios de ocio, como el Paseo del Puerto y el Balcon al Mar, en torno a lugares historicos, y asi otorgo la posibilidad de uso (parcial) a los ciudadanos, de un espacio de dominio privado. No queda lugar a duda de que la reutilizacion del patrimonio, como expresa Choay (2007), permite en los casos analizados integrar estos componentes a la vida de las personas, y que esto contribuye a la difusion de los valores historicos del area. Pero por otro lado, lo que tampoco puede negarse es que estas iniciativas forman parte de la responsabilidad social de las empresas, que de manera implicita (o intencional), buscan lograr un cambio en la imagen vinculada a los actores privados que despojaron a los pobladores de un uso libre de la costa.

En la entrevista realizada a uno de los miembros del Consorcio, al indagar acerca de como definiria a Ingeniero White, desarrolla una adjetivacion dicotomica entre progreso y retroceso, y atribuye determinadas problematicas que se enfrentan en la localidad como parte de las logicas globales. Esta caracterizacion de un White contradictorio va a plasmarse luego, cuando el entrevistado se refiera de manera especifica al estado de conservacion del patrimonio construido.

White es una localidad tipica de una zona portuaria que sufrio y sufre las consecuencias de la trasformacion economica del mundo y la trasformacion de los sistemas laborales y de todo lo que es la implementacion de las nuevas tecnologias, entonces no evoluciona, sino que lentamente involuciona [...]. Es un contrasentido, un sector industrial portuario que es muy rico y mueve mucha riqueza y una localidad que no [...]. Entonces, se trabaja para que algo de esa pujanza economica que esta alrededor se vea reflejada en la localidad, pero a su vez, la gente tiene que tomar conciencia que hay que construir un nuevo perfil de White, porque tuvo epocas de esplendor, epocas muy buenas, pero esa epoca ya no va a volver, entonces hay que construir la modernidad de White. (Entrevista a miembro del Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca, mayo de 2017)

Esta paradoja que expresa el entrevistado -acerca de la opulencia de un sector economico prospero que se inserta en un territorio con diferentes problematicas: sociales, ambientales y culturales- configura un escenario complejo en el que la preservacion de los componentes historicos no constituye una prioridad. Asimismo, la construccion de la modernidad que comenta el integrante del Consorcio puede constituir una amenaza contra este legado.

Cuando referencia de forma especifica el estado de conservacion del patrimonio historico, el entrevistado limita su definicion a aquellos componentes que cuentan con una declaratoria en la esfera normativa. Por otro lado, reafirma la construccion patrimonial realizada en torno a las obras ferroportuarias, distinguiendo entre las que ameritan un mayor cuidado y preservacion y las que no; es decir, aquello que tiene cierto valor, representatividad y mayor funcionalidad de acuerdo con los usos contemporaneos.

Los edificios que son patrimonio urbanistico tienen una conservacion obligatoria, de hecho, dentro del puerto tenemos varios, te diria que la mayoria estan dentro del puerto. En Galvan tenemos el molino harinero, tenemos un elevador de Oleaginosa Moreno que es patrimonio historico, por eso no se pueden demoler, sino que se adapto para poder seguir usandolo, con los inconvenientes de utilizar una estructura vieja. Las casas, esteticamente pueden parecer muy lindas, pero hay que vivir en una casa de chapa y madera (Figura 2). Quedan pocas, van quedando cada vez menos. Entonces, si vos me decis el Museo del Puerto, si es un edificio historico, es de chapa y madera y se lo debe preservar como esta, pero porque no vive gente. Si me decis casas particulares, te digo que tienden a desaparecer y tienen que desaparecer. La gente no puede vivir como hace cien anos. Estamos hablando de construir la modernidad. Esto es lo dificil, el equilibrio entre la nostalgia y lo moderno. Entonces, los edificios publicos que haya que conservar los conservaremos, y las casas de chapa y madera si queres conservar el frente tambien [...]. Se preserva el aspecto, la imagen, pero no se vive en una casa que no es un modulo habitacional. [...] Es caro mantener la historia y mucho mas hacerla convivir con la modernidad. (Entrevista a miembro del Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca, mayo de 2017)

Estas expresiones se traducen en una arena patrimonial de conflicto a escala local, una lucha entre las obras que son consideradas por las esferas de poder como patrimoniales y las que no. Un espacio de tension entre historia y modernidad, sin considerar que ambas aristas pueden conciliarse. Cabe destacar que, detras de estas disputas, se encuentran los intereses y la ideologia de cada actor, lo que se materializara en la salvaguarda o en la perdida de determinados bienes.

Por otro lado, las iniciativas que se estan comenzando a desarrollar en la actualidad destinan la inversion de recursos en el mismo sector portuario, como expreso el representante. En este contexto, se lleva a cabo un proyecto para darle mayor dinamismo al area costera, comprendida entre el Club Nautico y la ex Usina General San Martin, como parte de un plan integral para el desarrollo de Ingeniero White. (11)

A partir de las consultas llevadas a cabo a algunas de las empresas instaladas en la localidad y a miembros de la Union Industrial de Bahia Blanca, (12) se puede afirmar que el ambito de la preservacion de la historia y la cultura les es indiferente; incluso, algunos de estos agentes privados tienen en su propiedad obras historicas abandonadas que cuentan con legitimacion en la esfera normativa, como es el caso de la antigua usina del Ferrocarril Sud, sin manifestar ninguna propuesta de refuncionalizacion. Sin embargo, otras empresas han realizado intervenciones, como en el elevador de la Oleaginosa Moreno, que bregan por mantener en funcionamiento ciertas estructuras historicas, luego de adecuarlas a las exigencias contemporaneas.

En terminos generales, puede decirse que los procesos de activacion patrimonial conducidos por el poder politico y economico- se desarrollaron en torno al sector portuario, e implicaron la sacralizacion de obras que se vinculan de forma directa con esta actividad. Esto conduce a la marginacion de otros componentes que forman parte del acervo cultural local, lo que no solo provoca una segregacion en las iniciativas de gestion, sino que tambien contribuye a una desvalorizacion social de aquellos bienes excluidos.

La vision de los pobladores: ?legitimadores de lo legitimado?

El recorte historico realizado por los actores dominantes en la construccion del patrimonio local se contrapone a la vision de los propios vecinos, quienes expresan que aquellos componentes que permiten contar la historia local exceden los emplazados en el sector portuario. En este contexto, una vecina encargada de realizar paseos guiados por Ingeniero White y participante de diferentes organizaciones en la localidad expresa en la entrevista realizada:

White es un crisol de todas las colectividades que pasaron por ahi, y esto se sigue manteniendo [...]. Hay una cuadra en la Avenida San Martin que me permite contar como nacio la localidad y no solo en lo arquitectonico, sino con aquella mirada que tiene que ver con la historia, con la cultura, con la comida. [...] esta avenida es referente, porque tenemos en una de las veredas el primer y unico conventillo que queda, por ejemplo, [...] al lado tenes una casa Art Deco, despues tenes casas de estilo espanol e italiano, y enfrente, en esa evolucion que tiene la arquitectura de chapa y madera, tenes las casas que eran de los ferroviarios [...]. El patrimonio de White es muy identitario con respecto a las colectividades. (Entrevista a vecina de la localidad, mayo de 2017)

La definicion de la residente da cuenta de la diversidad de componentes que son reflejo de la historia whitense; incluso se presenta una dicotomia en lo considerado como patrimonial por la vecina y aquello que definieron los representantes politicos y economicos. El puerto y sus construcciones asociadas escapan a la caracterizacion que realiza la entrevistada, y dan cuenta que el patrimonio de la localidad se erige principalmente sobre la base de los inmigrantes. Cabe destacar que, si bien estas adjetivaciones disgregan el espacio local entre el poblado propiamente dicho y el puerto, y que esta postura se reafirma hoy dia por la tipologia de propiedad y gestion autonoma de este ultimo, ambos sectores se encuentran intimamente relacionados, dado que no se pueden pensar historicamente el uno sin el otro. Incluso, cuando se indaga a la pobladora acerca de cuales considera que son aquellos referentes materiales e inmateriales del devenir local, vuelve a plantear una division entre el puerto y la propia localidad.

En cuanto a lo material elegiria en lo que es el puerto, porque nos define el puerto, y nos define mas alla de la actividad que tenga, a las lanchas pesqueras junto con el muelle de hierro [...], esto seria lo material en el puerto. Si yo ahora me voy a la parte urbanizada, puede ser el primer cine que hubo en la esquina de Guillermo Torres y Belgrano [...], y en cuanto a lo inmaterial, nos quedan los relatos de familia [...], que nos identifican con ciertos lugares [...], o el saber hacer de la pesca, el saber hacer de las redes, de la pesca segun las lunas, segun el sol, segun las mareas, el viento. (Entrevista a vecina de la localidad, mayo de 2017)

La relevancia del sector portuario como espacio historico tambien es evidenciada por el resto de los pobladores entrevistados, (13) a partir de la valoracion social que adquieren algunas de las obras que se emplazan en el area (Figura 3), como por ejemplo la ex Usina General San Martin (Figura 4) o los Museos Ferrowhite y del Puerto. Por otro lado, el Teatro de Ingeniero White, surgido de la mano de la Sociedad Italiana "Unione Operai", junto con la centenaria institucion "Siempre Verde", se colocan entre las mas representativas dentro del ejido urbano. Ademas de estos componentes historicos, los pobladores resaltaron otros, principalmente obras modestas en las que cobran protagonismo las historias comunitarias; o espacios de socializacion, como clubes, cantinas, antiguos cines y comercios donde se desarrollaba la vida social whitense. Esto ultimo se contrapone al discurso patrimonial autorizado, como lo define Smith (2011), y da lugar a nuevas representaciones sociales generadas por la propia comunidad, al crear discursos patrimoniales no autorizados, (14) o legitimados por los poderes que definen el patrimonio en Ingeniero White.

Si bien se presentan ciertas diferencias entre las consideraciones patrimoniales de los residentes y los representantes del ambito municipal y del Consorcio del Puerto, tambien se reconocen puntos en comun. Esto se da, por ejemplo, en la percepcion de determinados elementos historicos urbanos, como las casas de chapa y madera (15) que, segun los whitenses entrevistados, albergan una acotada valoracion social debido a lo que significaba residir en una vivienda de estas caracteristicas.

La gente a las casas de chapa y madera les tiene hasta cierto odio, o sea de acuerdo a la vivencia [...], la gente grande la asocia con el frio, la asocia con que si los pilotes no eran demasiado altos la casa se inundaba, si la casa se inundaba las maderas se doblaban, y si las maderas se doblaban la casa resultaba inservible, y entonces era pensar en el ingreso de dinero en la familia para poder adquirir otra cosa. [...] Cuando es cuestion de precariedad en lo material, como la chapa y la madera, se tiene una connotacion negativa. Entonces, ese patrimonio, que es lo que dio origen a la localidad, se lo desprecia todo el tiempo. (Entrevista a vecina de la localidad, mayo de 2017)

Lo evidenciado en el testimonio de este informante clave se reafirma en las entrevistas realizadas a los pobladores, ya que ninguno de ellos menciono a estas residencias como componentes representativos de la historia local. Sin embargo, desde el discurso patrimonial autorizado, algunas de ellas guardan un interes historico relevante, por lo que se las debe preservar. Evidenciado por el inadecuado estado de conservacion de estas viviendas y por la carencia de propuestas para su puesta en valor, esta activacion patrimonial por parte de los poderes imperantes se desvanece, y queda solamente en la esfera normativa, sin lograr legitimidad ciudadana y fuerza para su institucionalizacion.

Respecto del estado de conservacion del legado historico de la localidad, la mitad de las respuestas de los entrevistados aludieron a un estado regular de preservacion, y senalan la carencia de inversion por parte del Estado o los agentes privados en el mantenimiento de los edificios. Asimismo, el abandono de algunas obras fue una variable reiterada en las respuestas. En este sentido, expreso una de las vecinas: "Los edificios que hoy funcionan estan en buen estado, por el cuidado de quienes lo mantienen; no asi otros edificios que han sido emblematicos, pero hoy se encuentran en total estado de abandono y deberian ser considerados patrimonio historico" (Karina, vecina de la localidad, 2017).

Cabe destacar que un poco mas del 30% de las respuestas aludieron a que estos componentes si se preservan en adecuadas condiciones. Sin embargo, al indagar nosotros de cuales de ellos se trata, vemos que son aquellos considerados por el discurso patrimonial autorizado, que en terminos generales son los que reciben mayores beneficios para su puesta en valor. Por otro lado, casi el 20% de las respuestas referenciaron un mal estado de mantenimiento, y destacan el desinteres y el abandono de estos espacios por parte de los responsables publicos.

Al indagar acerca del rol de los actores privados en esta conservacion, se manifesto que existen algunas inversiones enclave, como por ejemplo la recuperacion de un bar o la instalacion de una oficina consular en un edificio historico, del que solamente se ha respetado su fachada. Sin embargo, se expresa que el vinculo empresas-patrimonio es casi inexistente:

La realidad es que las empresas del puerto nos quieren sacar [...]. La preocupacion o el aporte, o las ganas de decir: "esto representa a la comunidad", donde yo tambien estoy inserto, esas ganas de recuperar algun edificio, no existen. En cuestion de responsabilidad social, ellos pintan las escuelas [...], donan libros a la biblioteca [...], o dan los barbijos; [...] es muy morboso. [...] En cuanto a cuidar el patrimonio no, porque es como la contrapartida de lo que ellos quieren. Si ellos no nos quieren, ?por que cuidarian el patrimonio? Porque esto significaria mantener vivo algo que nos identifica y eso haria que uno siga permaneciendo en White; si eso no existe, nosotros nos vamos. Con algo que yo lo veo, es con la celebracion de San Silverio [...] (Figura 5). Historicamente cuando la imagen del santo llegaba al puerto, se ponia arriba de una de las lanchas del pescador mas antiguo [...]. En algun momento, al Consorcio se le ocurrio [...] que era peligroso que el santo este arriba de la lancha, entonces, desde hace unos cinco o seis anos al santo se lo sube arriba de uno de los buques de Prefectura. [...] Entonces a veces no voy, porque me pone muy mal, porque veo a los pocos pescadores que quedan, y pienso que tambien nos sacaron hasta la pesca. (Entrevista a vecina de la localidad, mayo de 2017)

Se evidencia, en este sentido, una clara arena de conflicto entre los distintos intereses de cada uno de los actores. Entes privados que, de acuerdo con lo expresado por los residentes, persiguen un fin de lucro, sin importar el espacio vivido de los pobladores de la localidad; y los propios habitantes que, de manera directa e indirecta, dependiendo del caso, bregan por construir un futuro en la ciudad. Estas luchas de poder, de acuerdo con la realidad cotidiana, se evidencian no solo en el ambito patrimonial, sino en otros planos, como el ambiental: componentes degradados, en inadecuado estado de preservacion, que luchan por sobrevivir en un territorio que guarda una fuerte logica atravesada por preceptos globales, mas que locales.

Indagando acerca del rol del Estado de la preservacion del patrimonio cultural local, la informante clave entrevistada -al igual que el resto de los residentes- resalta la ausencia del sector publico en temas patrimoniales. Los aportes realizados a las festividades locales, como por ejemplo la Fiesta del Camaron y el Langostino, resultan acotados y no fundados en los verdaderos atributos historicos de la manifestacion. La encargada de realizar los paseos guiados expresa que, desde hace algun tiempo, en el acontecimiento programado no se desarrolla ninguna actividad relacionada con la pesca y sus materias primas, eje central del evento. Este se ha mercantilizado de tal modo, que se ha desvirtuado el verdadero sentido: reivindicar una practica tradicional a escala local. Esto mismo puede asociarse a la perdida de protagonismo de la pesca artesanal, como resultado de la fragmentacion del territorio whitense.

En realidad, vos vas a la Fiesta del Camaron y no hay nada alusivo al camaron [...]. Hace mucho tiempo atras se hacia algo, en algun momento de los dias de fiesta, alusivo al nombre de la fiesta o alusivo a lo que nos identifica [...], se hacian muestras de como se tejia a mano la red, habia concursos de quien pelaba mas rapido los camarones, cosas que tienen que ver con nosotros, con nuestras raices [...]. El Estado no aporta en nada [...] estoy hablando de una misma cosa, Estado-empresa en White es lo mismo. (Entrevista a vecina de la localidad, mayo de 2017)

En terminos generales, segun lo expresado por los entrevistados, se visualiza un fuerte vinculo entre estas festividades y el sentido de pertenencia a Ingeniero White, dado que, tanto la Fiesta Patronal de San Silverio como la Fiesta del Camaron y el Langostino, configuran la representacion de una actividad economica de fuerte impronta cultural que caracteriza a la localidad. En este contexto, Oscar expresa: "Mientras subsistan estas festividades culturales y religiosas, White no morira, es un pueblo de fe de inmigrantes con cultura de trabajo, de sacrificio y con un amor a la localidad que no es negociable" (Oscar, vecino de la localidad, 2017). Sin embargo, el apoyo reducido por parte del Estado y las empresas locales para con estos eventos resurge como una respuesta comun entre los habitantes.

Otra de las problematicas que se plantea en torno a los espacios historicos es la imposibilidad de libre uso que presenta el sector portuario. El modelo de gestion autonoma -desarrollado a partir de los anos noventa- constituye la barrera que obstaculiza el acceso a esta area de gran representatividad para los locales. La creacion del Paseo del Puerto y el Balcon al Mar por parte del Consorcio da respuesta a esta demanda. En este contexto, se construye un espacio patrimonial que provoca una tension entre dos dinamicas diferentes: por un lado, la logica propia de un espacio economico (puerto), portador del funcionamiento de un sistema que se sustenta sobre preceptos globales; y por otro, aquel espacio configurado sobre la base historica, que funciona como un nexo entre el pasado y el presente whitense. De esta manera, se quiebra con uno de los preceptos que sustenta la nocion patrimonial institucionalizada: el uso social del patrimonio por parte de todos los ciudadanos.

A modo de cierre

Considerar al patrimonio cultural como una construccion social implica posicionarse en el "detras de escena" de los procesos o mecanismos por los cuales un componente historico-cultural adquiere la connotacion de patrimonial. Mensajes y discursos se alinean con un determinado objetivo ideologico, economico, politico, que conducen a la puesta en valor de ciertos componentes en detrimento de otros.

La presente investigacion ha contribuido en el analisis de los procesos de construccion del patrimonio cultural en la localidad de Ingeniero White, indagando acerca de las relaciones y conflictos en torno a los actores participantes en la esfera patrimonial. Explorar los vinculos y problematicas relacionadas con la construccion patrimonial whitense pone en evidencia la existencia de un territorio complejo en el que conviven dinamicas contrapuestas: por un lado, las que bregan por salvaguardar ciertos componentes especificos vinculados a una historia determinada (aquella en torno al puerto y sus espacios adyacentes), y por otro, lo que denominamos como dinamica apatica patrimonial por parte de los actores politicos y economicos, que se da en el sector urbanizado. En este contexto, se puede aseverar que los procesos de patrimonializacion a escala local responden a los intereses y discursos de estos poderes, y agudizan la segregacion espacial producto de la logica global impuesta por el desarrollo de la actividad portuaria e industrial. En este sentido, se presenta una dicotomia entre lo que segun los saberes expertos debe preservarse como senas de la historia local y aquello que no es representativo y que, por lo tanto, no interesa cuidar. El valor formal, configurado por atributos materiales y arquetipicos de los componentes legitimados, es utilizado por estos actores sociales como variable relevante a la hora de sacralizar determinadas obras historicas.

Con relacion al rol de los residentes en estas activaciones patrimoniales, cabe precisar que en determinados casos, los habitantes funcionan como legitimadores de lo definido como patrimonio; mientras que por otro lado, se visualiza un espacio vivido constituido por componentes que exceden el discurso patrimonial autorizado, lo que da lugar a la valoracion de nuevos sitios y de expresiones que escapan a las versiones patrimoniales instituidas. Los comportamientos de consumo cultural y recreativo demostrados por la elevada demanda de ciertos espacios devenidos en patrimonio, como el caso del Paseo del Puerto o de los museos, sustentan esta afirmacion; mientras que en una arista diferente, las actitudes reacias a ciertas estrategias llevadas a cabo -principalmente por parte de los actores politicos- da cuenta del caracter activo de los residentes en torno a estos procesos. En este sentido, en las visiones patrimonialistas de los whitenses cobran relevancia los valores de uso y aquellos de caracter simbolico-significativos, atribuidos por los propios pobladores de manera inconsciente a determinados lugares con una carga emotiva y una plusvalia, generada a partir de las vivencias y experiencias en relacion con estos espacios.

Se debe destacar que, si bien resultan relevantes las iniciativas desarrolladas en la esfera patrimonial por parte del Consorcio de Gestion del Puerto y por la Municipalidad de Bahia Blanca, la poblacion guarda en su memoria colectiva aquel tiempo en el que el sector costero formaba parte de su espacio de vida, en el que libremente podian transitar y disfrutar de los balnearios del estuario. En este contexto, resignificar este espacio, intentando compatibilizar los discursos de todos los actores implicados, debe constituir el objetivo principal de los procesos de patrimonializacion, tratando de quebrar las barreras entre el ejido urbano y el sector portuario, e incorporando nuevos componentes a partir de la vision de los pobladores, quienes constituyen el eslabon clave necesario para batallar los conflictos y tensiones en torno a la definicion del patrimonio local.

Financiamiento

Este articulo es resultado de las investigaciones llevadas a cabo por el autor en el marco de una Beca Interna Posdoctoral del CONICET y bajo el programa de Posdoctorado en Ciencias Humanas y Sociales de la Facultad de Filosofia y Letras de la Universidad de Buenos Aires (Resolucion CD No. 3.785, Expediente 17.853/17).

Agradecimientos

El autor agradece la gran colaboracion para el desarrollo del trabajo de campo de la Lic. Debora Silenzi. Asimismo, destaca los valiosos aportes realizados por el Prof. Rodolfo Bertoncello en la correccion del documento.

Referencias citadas

>> Acebo Ibanez, E. y Schluter, R. (2012). Diccionario de turismo. Buenos Aires: Claridad.

>> Ballart Hernandez, J. (1997). El patrimonio historicoy arqueologico, valory uso. Barcelona: Ariel.

>> Ballart Hernandez, J. y Tresserras, J. (2007). Gestion del patrimonio cultural. Barcelona: Ariel.

>> Bertoncello, R. (Comp.) (2008). Turismo y geografia: lugares y patrimonio natural-cultural de la Argentina. Buenos Aires: CICCUS.

>> Bertoncello, R. (2010). Turismo y patrimonio, entre la cultura y el negocio. En M. Duarte y M. Ramos (Orgs.), Geografia, turismo e patrimonio cultural (pp. 33-53). San Pablo: Annablume.

>> Bertoncello, R. (2017). Prologo. En A. Pinassi, Patrimonio cultural, turismo y recreacion. El espacio vivido de los bahienses desde una perspectiva geografica (pp. 10-16). Bahia Blanca: Ediuns.

>> Brondolo, M. y Zinger, A. (1978). Transportes, puertos y comunicaciones. En F. Weinberg (Dir.), Manual de historia de Bahia Blanca (pp. 207-222). Bahia Blanca: Universidad Nacional del Sur.

>> Choay, F. (2007). Alegoria del patrimonio. Barcelona: Gustavo Gili.

>> Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS). (1999). Carta internacional sobre turismo cultural: la gestion del turismo en los sitios con patrimonio significativo. Mexico: ICOMOS-UNESCO.

>> Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca. (2017). La Bahia... razones de una identidad. Recuperado de http://puertobahiablanca.com/identidad/index.php

>> Crespi Vallbona, M. y Planells Costa, M. (2003). Patrimonio cultural. Madrid: Sintesis.

>> Giop, M. y Flores, F. (2017). Discursos patrimoniales y narrativas espaciales. Historias de una localidad lujanense (Buenos Aires, Argentina) (1864-2016). En II Congreso Internacional de Geografia Urbana. Universidad Nacional de Lujan, Lujan, Argentina.

>> Gutierrez, R. (2014). Repensando el patrimonio desde America Latina. En J. Zingoni y A. Pinassi (Comps.), Gestion del patrimonio urbano. Textos de catedra (I) (pp. 63-80). Bahia Blanca: Ediuns.

>> Gutierrez, R. (2017). Repensando el patrimonio desde America Latina. En A. Novacovsky y F. Paris (Comps.), Textos de Catedra V, Maestria en Gestion e Intervencion del Patrimonio Arquitectonico y Urbano (pp. 9-25). Mar del Plata: Universidad Nacional de Mar del Plata.

>> Harvey, D. (2005). El arte de la renta: la globalizacion y la mercantilizacion de la cultura. En D. Harvey y N. Smith. Capital financiero, propiedad inmobiliaria y cultura (pp. 29-57). Barcelona: Universidad Autonoma de Barcelona.

>> Hernandez Hernandez, F. (2002). El patrimonio cultural: la memoria recuperada. Asturias: Trea.

>> Manero Miguel, F. y Garcia Cuesta, J. (Coords.) (2016). Patrimonio cultural y desarrollo territorial. Navarra: Thomson Reuters.

>> Municipalidad de Bahia Blanca (1986). Reformulacion del plan de desarrollo urbano de Bahia Blanca. Bahia Blanca: Municipalidad de Bahia Blanca.

>> Municipalidad de Bahia Blanca (1992). Inventario del patrimonio arquitectonico y urbano del Partido de Bahia Blanca. Bahia Blanca: Municipalidad de Bahia Blanca e Instituto Argentino de Investigaciones de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo.

>> Norrild, J. (2005). Aspectos generales del patrimonio. En R. Schluter (Ed.), Turismo y patrimonio gastronomico. Una perspectiva (pp. 9-35). Buenos Aires: CIET.

>> Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). (1972). Convencion sobre la proteccion del patrimonio mundial cultural y natural. Paris: UNESCO.

>> Pardo Abad, C. (2008). Turismo y patrimonio industrial. Madrid: Sintesis.

>> Pinassi, A. (2016). La configuracion de un nuevo espacio turistico recreativo a traves de la valorizacion del patrimonio cultural. El caso de Bahia Blanca (tesis de doctorado). Universidad Nacional del Sur, Departamento de Geografia y Turismo, Bahia Blanca, Argentina.

>> Pinassi, A. (2017). Patrimonio cultural, turismo y recreacion. El espacio vivido de los bahienses desde una perspectiva geografica. Bahia Blanca: Ediuns.

>> Prats, L. (1997). Antropologia y patrimonio. Barcelona: Ariel.

>> Prats, L. (1998). El concepto de patrimonio cultural. Politica y Sociedad, 27, 63-76.

>> Prats, L. (2005). Concepto y gestion del patrimonio local. Cuadernos de Antropologia Social, 21, 17-35.

>> Prats, L. (2006). La mercantilizacion del patrimonio: entre la economia turistica y las representaciones identitarias. PH, Boletin del Instituto Andaluz del Patrimonio Historico, 58, 72-80.

>> Prats, L. (2012). El patrimonio en tiempos de crisis. Revista Andaluza de Antropologia, 2, 68-85.

>> Prats, L. (2014). El caracter magmatic del patrimoni etnologic. Etnologia: Revista D'Etnologia de Catalunya, 39, 152-159.

>> Puliafito, C. (2013). Ciudad-Puerto de Bahia Blanca: evolucion y futuro del gigante portuario. Veinte anos de autonomia, cinco siglos de historia. Buenos Aires: Servicios Directorio.

>> Querol, M. (2010). Manual de gestion del patrimonio cultural. Madrid: Akal.

>> Santana Talavera, A. (2002). Mirar y leer: autenticidad y patrimonio cultural para el consumo turistico. En VI Encuentro Nacional de Turismo con Base Local. Universidade Catolica Dom Bosco (UCDB), Campo Grande, Brasil.

>> Smith, L. (2011). El espejo patrimonial ?ilusion narcisista o reflexiones multiples? Antipoda, 12, 39-63.

>> Troncoso, C. (2008). Creando un lugar turistico y patrimonial: las transformaciones de la Quebrada de Humahuaca a partir de los procesos de construccion de atractividad turistica ypatrimonializacion (tesis de doctorado). Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofia y Letras, Buenos Aires, Argentina.

>> Troncoso, C. (2012). Turismo y patrimonio en la Quebrada de Humahuaca. Lugar, actores y conflictos en la definicion de un destino turistico argentino. Tenerife: Pasos Edita.

>> Troncoso, C. y Almiron, A. (2005). Turismo y patrimonio. Hacia una relectura de sus relaciones. Aportes y Transferencia, 9(1), 56-74.

>> Vinuales, G. y Zingoni, J. (1990). Patrimonio urbano y arquitectonico de Bahia Blanca. Bahia Blanca: La Nueva Provincia.

Otras fuentes consultadas

>> Honorable Camara de Diputados de la Nacion (2002). Ley No. 25580: declarase monumento historico nacional a la usina General San Martin, ubicado en la ruta nacional 252--acceso a puertos--de la localidad de Ingeniero White, partido de Bahia Blanca. Recuperado de http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/70000-74999/74094/norma.htm

>> Honorable Camara de Diputados de la Nacion (2014). Decreto No. 2181: declaraciones de Monumentos Historicos Nacionales. Recuperado de http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/235000-239999/238854/norma.htm

>> Honorable Concejo Deliberante de Bahia Blanca (1994). Creacion del Registro Municipal para la Preservacion del Patrimonio Arquitectonico y Urbano del Partido de Bahia Blanca. Recuperado de http://www.bahiablanca.gov.ar/digesto/Ordenanza1.html?ord=7959

>> La Nueva (2018a). Habra un concurso para recuperar un sitio emblematico del puerto. Recuperado de https://www.lanueva.com/nota/2018-7-28-6-30-56-habra-un-concursopara-recuperar-un-sitio-emblematico-del-puerto

>> La Nueva (2018b). Se viene la recuperacion del historico bulevar de acceso al puerto local. Recuperado de http://www.lanueva.com/nota/2018-6-24-6-30-38-recuperacion-delbulevar-guido-nuevo-paso-para-unir-a-bahia-con-su-puerto.

>> Open Street Map (2017). Recuperado de https://www.openstreetmap.org/

Andres Pinassi (1) *

(1) Universidad Nacional del Sur (UNS), Departamento de Geografia y Turismo - CONICET, Bahia Blanca, Argentina

Correo electronico: andres.pinassi@uns.edu.ar

* Posdoctorado en Ciencias Humanas y Sociales (Universidad de Buenos Aires); Doctor en Geografia (Universidad Nacional del Sur). Docente e investigador del Departamento de Geografia y Turismo de la Universidad Nacional del Sur y Becario Interno Posdoctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET).

Recibido

febrero de 2018

Aceptado

junio de 2018

(1.) Bajo esta linea de trabajo se destaca gran parte de la bibliografia existente (Organizacion de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura [UNESCO], 1972; Consejo Internacional de Monumentos y Sitios [ICOMOS], 1999; Hernandez, 2002; Crespi y Planells, 2003; Pardo, 2008; Querol, 2010; Acebo y Schluter, 2012). Por citar un ejemplo, Querol expresa que: "El Patrimonio Cultural es el conjunto de bienes muebles, inmuebles e inmateriales que hemos heredado del pasado y que hemos decidido que merece la pena proteger como parte de nuestras senas de identidad social e historica" (Querol, 2010, p. 11).

(2.) Prats referencia los criterios de patrimonializacion o los valores del patrimonio como asociales, es decir, "que estan mas alla del orden social y de sus leyes" (Prats, 1997, p. 23).

(3.) Ballart y Tresserras (2007) lo definen como mensajero cultural.

(4.) Bajo esta perspectiva se presentan los aportes de Gutierrez

(2014, 2017) y Pinassi (2016, 2017).

(5.) Estos aspectos han sido abordados en: Troncoso y Almiron (2005); Troncoso (2008, 2012) y Smith (2011).

(6.) Harvey (2005) referencia a estos procesos como "poderes monopolistas".

(7.) Santana (2002) establece que la autenticidad buscada por los visitantes no tiene que tener exacta congruencia con aquella pensada y gestionada en el territorio, sino que entran en juego la experiencia y percepcion que tiene el individuo sobre la realidad patrimonial que vivencia.

(8.) En esta linea, Prats (2005) referencia a estos bienes o lugares como patrimonios incomodos; Smith (2011) habla de patrimonios disonantes; y Ashworth y Hartmann (2005, citado en Norrild, 2005) destacan a los patrimonios del horror.

(9.) Autores como Prats (1997, 1998, 2005, 2006, 2012, 2014); Bertoncello (2008, 2010, 2017); Smith (2011); Giop y Flores (2017) se han manifestado en este sentido.

(10.) Como parte del trabajo de Campo--llevado a cabo durante el ano 2017-, se realizaron diferentes entrevistas a informantes clave de la localidad: representantes de la Delegacion Municipal, del Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca, de empresas que intervienen en la comercializacion y logistica portuaria y a encargados del area de Responsabilidad Social Empresaria de la Union Industrial. Asimismo, se trabajo con los residentes whitenses. En este ultimo caso, entre los meses de septiembre y noviembre se concretaron un total de 22 entrevistas semiestructuradas a habitantes adultos y adultos mayores. Estas fueron obtenidas a partir de un muestreo dirigido.

(11.) En este sentido, recientemente se han difundido las propuestas de renovacion urbana que se llevaran a cabo por parte del Consorcio de Gestion del Puerto de Bahia Blanca en el ingreso al sector denominado Paseo del Puerto, que daran continuidad a los trabajos realizados por el municipio en la Avenida Guillermo Torres. Asimismo, se ha planificado una intervencion en el antiguo muelle de los elevadores, en proximidades de la ex Usina General San Martin, que tiene como objetivo la consolidacion de un paseo costero. Para conocer de manera detallada cada una de las iniciativas, ver: periodico La Nueva (2018a; 2018b).

(12.) Se realizo una entrevista electronica a la coordinadora de Relaciones con la Comunidad y Responsabilidad Social Empresaria (RSE) de la empresa Bunge Cono Sur (19/05/2017); y a la encargada de la RSE de la Union Industrial de Bahia Blanca (22/05/2017).

(13.) Como se mencionara, entre los meses de septiembre y noviembre de 2017, se realizaron un total de 22 entrevistas semiestructuradas, con el fin de indagar acerca del conocimiento y conflictos asociados al legado historico-cultural whitense. Del total de entrevistados, el 63% se correspondieron con el genero femenino, mientras que el 37%, con el masculino. Respecto del rango etario, la mayor proporcion pertenecio al grupo de residentes adultos, con el 59%, y el porcentaje restante (41%) a los adultos mayores. Los cuestionarios fueron aplicados en el ambito de la Sociedad Recreativa "La Siempre Verde", articulados con entrevistas personales a particulares.

(14.) "Mas alla de este relato oficial que implica el DPA [discurso patrimonial autorizado], existen otros que emergen de la subjetividad e intersubjetividad de los habitantes que, a traves de distintas experiencias (temporales y espaciales) producen otros discursos patrimoniales, en este caso 'no autorizados' (DPNA)" (Giop y Flores, 2017, p. 4).

(15.) Viviendas destinadas a uso residencial de los trabajadores portuarios durante los primeros anos de desarrollo de Ingeniero White.

Leyenda: Figura 1. Localizacion de Ingeniero White Fuente: elaboracion propia con base en http://www.openstreetmap.org (2017).

Leyenda: Figura 2. Viviendas de chapa y madera correspondientes al periodo de estructuracion y consolidacion portuaria en la localidad Fuente: Pinassi (2017).

Leyenda: Figura 3. Componentes historicoculturales mencionados por los entrevistados Fuente: elaboracion propia con base en entrevistas realizadas (2017).

Leyenda: Figura 4. Ex Usina General San Martin, parte actual del complejo Museo-Taller Ferrowhite Fuente: Pinassi (2017).

Leyenda: Figura 5. Celebracion de San Silverio, en honor al patrono de los pescadores y del puerto Fuente: Pinassi (2017).
Tabla 1. Bienes con declaratoria patrimonial a nivel municipal

Areas de valor patrimonial

Conjunto de viviendas de Ingeniero White
Puerto Ingeniero White
Puerto Galvan

Inmuebles de valor patrimonial

Usina General San Martin
Museo del Puerto
Vieja Usina del Ferrocarril Sud
Subestacion ESEBA Galvan
Subestacion ESEBA Ingeniero White
Subestacion ESEBA Bunge y Born

Muebles de valor patrimonial

Tableros de electricidad Subestacion Galvan
Tableros de electricidad Subestacion Junta Nacional de Granos
Equipamiento usina vieja del puerto

Fuente: elaboracion propia con base en Municipalidad de Bahia
Blanca (1992).
COPYRIGHT 2018 Universidad de Buenos Aires. Facultad de Filosofia y Letras Antropologia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pinassi, Andres
Publication:Cuadernos de Antropologia Social
Article Type:Ensayo
Date:Nov 1, 2018
Words:10753
Previous Article:Decidir entre todos: Una propuesta de analisis en torno a los mecanismos de deliberacion y decision en ambitos colectivos.
Next Article:Practicas y representaciones producidas en torno a la escuela de jovenes detenidos en una institucion de encierro, en el marco de las recientes...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters