Printer Friendly

Conflicto etico: el caso de las hermanas Scott.

MADRID.-- No se que admirar mas de las autoridades estadounidenses, si su sentido de la justicia o so tendencia al ahorro. El caso mejor que pone en conflicto --o tal vez en armonia-- ambas virtudes es el de las hermanas Scott, condenadas a 16 anos de carcel --16, fijense-- por robar once dolares --once, no lo olviden-- y libres a la postre tras la promesa de una de ellas de donar una viscera a la otra. Las razones del perdon otorgado por el gobernador de Mississipi no se fundamentan en que el equilibro entre delito y pena pueda rechinar, a juicio de las mentes liberales, ni tampoco en que el caballero en cuestion sea compasivo. Se trata de que, gracias al rinon que recibira la hermana enferma de la sana, el Estado va a ahorrarse un paston en dialisis.

Pero digo yo que el ahorro podria considerarse un mal negocio. Como se sabe, el sentido profundo de las penas ligadas a los delitos es el de desanimar a los criminales futuros haciendoles ver que el mal no compensa. Once dolares es, mas o menos, lo que cuesta un menu en una fonda modesta de Madrid, Barcelona o Mallorca. Y, ya se sabe, quien roba un huevo puede robar un buey, que dicen los franceses. Es una verdadera lastima que el castigo de robar mas de diez dolares no sea la pena de muerte porque, en ese caso, sobrarian las dudas. Agua pasada no mueve molino. Pero agua presente puede convertirse en diluvio; en ese cataclismo al que conduce comprobar como la moralina del Tea Party se va por los suelos solo con la excusa de ahorrarse lo que vale una dialisis periodica a un reo.

El episodio nos sume, por tanto, en un verdadero suplicio etico: ?no habria sido mejor mantener a las hermanas Scott encerradas, incluso de por vida, aunque el tratamiento medico fuese lo que se dice prohibitivo para una mente racional? Liberandolas, se corre el peligro de que millones de insensatos se pongan a robar no ya el almuerzo sino, Dios nos ampare, incluso el diario para leerselo mientras comen. Es harto improbable que muchos de ellos decidan ponerse a estafar once billones, cantidad que, a la vista de lo que sabemos gracias a la crisis financiera, no lleva por necesidad a la carcel y, por tanto, aleja el peligro de la atencion medica a los reclusos.

Los republicanos duenos del Congreso de Washington se encuentran, pues, con un dilema: el arruinar las leyes deseadas por Obama para ofrecer cobertura sanitaria a los ciudadanos mantiene viva la tension entre justicia y ahorro. Quiza lo mejor seria animar a todo el mundo al latrocinio moderado y luego a la donacion familiar de organos con el fin de aliviar las arcas del Estado. Cierto es que cincuenta o cien millones de casos como el de las hermanas Scott iban a producir algunos atascos judiciales y sanitarios pero los valores eticos estan por encima de esas minucias. Sin olvidar que igual la operacion del trasplante sale mal y asunto arreglado.

COPYRIGHT 2011 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cela Conde, Camilo Jose
Publication:Siempre!
Date:Jan 30, 2011
Words:547
Previous Article:El cine mexicano, un sol en Toulouse: en la ano de Mexico en Francia.
Next Article:Llueve sin parar: catastrofes biblicas.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters