Printer Friendly

Conductas prosociales en el barrio Los Pinos de la ciudad de Barranquilla, Colombia.

Prosocial behavior in los Pinos neighborhood in Barranquilla city, Colombia

INTRODUCCION

La conducta de ayuda al otro se considera un aspecto importante en la vida social del ser humano, tanto asi que puede distinguirse como una forma de equilibrio de la sociedad, en la medida en que permite a cada uno de los miembros del grupo percibir que hace parte de una gran red de apoyo de la cual puede disponer en cualquier momento y sentirse protegido.

Este comportamiento en beneficio de otras personas ha sido estudiado por la Psicologia y particularmente por la Psicologia social, acunado bajo el nombre de conductas prosociales; entendiendose bajo esta categoria aquellas acciones que realizan las personas en beneficio de otras, sin esperar recompensa e incluso, en ocasiones, suponiendo un riesgo para quienes la ejercen.

Segun R. Roche (1991) son prosociales aquellos comportamientos que sin buscar una recompensa externa, favorecen a otras personas o grupos sociales, segun el criterio de estos, y aumentan la probabilidad de generar una reciprocidad positiva de calidad y solidaridad en las relaciones interpersonales o sociales, preservando la identidad, creatividad y la iniciativa de los individuos o grupos implicados.

En los ultimos anos se ha generado un interes teorico y practico hacia las conductas prosociales. Autores como Molero, Candela y Cortes (1999) sostienen que esta tendencia responde al incremento de fenomenos como la agresion entre las personas, las conductas de indiferencia hacia el projimo e incluso hacia la naturaleza y la cultura; ademas de los tratos discriminatorios hacia mujeres, ninos con discapacidades, ancianos, homosexuales, entre otros. Segun Rafael Yus Ramos (1997) mas de 100 millones de personas han fallecido a causa de la intransigencia del hombre por el hombre.

Estas circunstancias sociales han implicado a los profesionales, tanto de la psicologia como de los diversos campos preocupados por lo humano, en la busqueda de soluciones, a traves de programas especificos de prevencion y/o intervencion de las conductas agresivas. Paralelo a esta situacion, ha surgido y evolucionado el propio concepto de la conducta prosocial.

Existen diversos sistemas y capacidades individuales implicadas en la conducta prosocial, que comprenden elementos cognitivos y afectivos que se influyen mutuamente. Ademas, hay una multiplicidad de variables como la experiencia, las expectativas, recompensas, los factores disposicionales y el estado de animo, entre otros, que influyen en las conductas prosociales.

En la Psicologia social se ha formulado insistentemente la pregunta sobre los factores o variables que dan cuenta de las conductas prosociales. Latane y Darley (citados en Cooper, Goethals, Olson, Worche, 2002) sostienen que ayudar a alguien, bien sea de manera directa o indirecta, no se da de manera instantanea. Dentro de las acciones y decisiones que impulsan a una persona a ayudar a otra se encuentran: Percatarse o darse cuenta de una situacion; interpretar que, de hecho, lo que ocurre es una emergencia; asumir la responsabilidad de ayudar; saber la forma correcta en que se puede ayudar; tener disposicion para actuar, y, finalmente, intervenir en la emergencia. Esta cadena de decisiones personales ha permitido formular un modelo para comprender las conductas de ayuda, que se ha denominado El arbol de decisiones. De acuerdo a este modelo, ayudar a alguien no corresponde solamente a la decision de ayudar o no ayudar. Debe darse una cadena de decisiones que incluye: decidir si es realmente una emergencia. Si considera que si, actua, sino se abstiene de ayudar. Es su responsabilidad actuar o le corresponde a otro. Si considera que es su responsabilidad actua, sino evade la ayuda. Tiene los medios para ayudar y sabe como utilizarlos. Si la persona no sabe como ayudar o no tiene los medios, seguramente no va actuar.

Por otro lado, Ball (1977) destaca que la conducta prosocial, de por si, parte de una motivacion, bien sea externa o interna. El elemento crucial y complejo estriba en como se puede percibir lo que motiva a una persona a actuar de determinada manera, dado que lo que se percibe es el acto observable, en este caso la ayuda, y solo quien actua de determinada forma es el indicado para expresar la motivacion que lo impulso a actuar. No obstante, a partir de la observacion de la conducta de las personas y el entorno en el cual se desenvuelven, se pueden inferir los estados interiores.

Con respecto a la conducta prosocial, la psicologia del aprendizaje refiere que los comportamientos y las respuestas de las personas ante episodios que se presentan cotidianamente siempre generan cierto tipo de consecuencia. De esta manera, la evaluacion, en terminos de aprobacion o desaprobacion que se le de a una persona por una accion realizada influenciara la posible aparicion de una conducta similar. Lo anterior tiene relacion con el concepto de reforzamiento o de elemento reforzador que plantea Skinner:
  Cuando a un elemento concreto de
  conducta le sigue determinada
  consecuencia, es mas probable que
  ocurra de nuevo, y una consecuencia
  que tiene el efecto de renovar esa
  conducta de que hablamos, se
  denomina reforzador. Esta idea se
  refiere a que las conductas mas
  frecuentes en nuestro medio; bien
  sean "buenas" o "malas", son de
  algun u otro tipo reforzadas (1973, p
  40).


Esta premisa aporta, entonces, una explicacion sobre la formacion de las conductas prosociales: Si tras la aparicion de una conducta prosocial, el medio procura reforzamiento, es mas probable que la persona que la presento continue actuando solidariamente; mas si la conducta prosocial no es reforzada tiende a extinguirse y aparecen comportamientos indiferentes, asi se presenten circunstancias favorables a las conductas de ayuda.

Otro elemento que sirve para comprender las conductas prosociales viene derivado de la percepcion humana. La percepcion se entiende como aquel proceso psiquico mediante el cual las personas captan informacion del medio, comparan esta informacion con elementos ya asimilados del pasado, efectuan una interpretacion y generalmente dan una respuesta. En el caso de la percepcion social se pueden identificar, con fines didacticos, cuatro variables: la persona que percibe, el suceso percibido, la relacion entre objeto percibido y sujeto que percibe, y el contexto donde se da la percepcion.

Este analisis de las variables presentes en la percepcion social, tambien fue senalado por Mc David y Harari (1979) en su libro Psicologia y conducta social: Para comprender las causas por las cuales una persona decide ayudar a otra es necesario analizar situaciones asociadas a las categorias presentes en todo el proceso perceptivo.

Ademas de la motivacion y la percepcion, existen otros elementos que pueden explicar la prosocialidad, como la personalidad. Por personalidad se entiende la estructura mas o menos estable que caracteriza a los individuos, conformada por elementos afectivos, volitivos, motivacionales y cognitivos, y es producto de la influencia de aspectos biologicos, sociales, culturales e historicos.

Graciela Celener (1996) concibe la personalidad como la forma de ser de una persona producto de una configuracion peculiar de sus rasgos psicologicos, que constituye una estructura dinamica modelada por condiciones fisiologicas y psico-socioculturales. Este constructo se manifiesta en la conducta, que a su vez expresa la relacion entre demandas internas y situacionales, y constituye un intento por adaptarse a las mismas. Para esta autora, la personalidad tambien contiene un aspecto latente que puede inferirse en parte mediante las pruebas proyectivas, y que determina gran parte de la conducta.

En torno a la relacion existente entre ciertas caracteristicas de personalidad y la aparicion de conductas de ayuda se han generado diversos aportes y discusiones. Hay quienes plantean que las personas egocentricas, aventureras, de naturaleza extrovertida, interesadas en vivir experiencias intensas y que les gusta tomar riesgos, son mas dadas a ayudar a quien lo necesite. Otros consideran que las circunstancias en que se necesita auxilio tienen un efecto poderoso sobre la percepcion de los actos que convienen para el caso (Worchel, Cooper, Goethals y Olson, 2002).

Respecto a la conducta prosocial y el estado de animo Isen menciona que bajo la influencia del afecto positivo, las personas tienen significativamente mas probabilidades de ser mas sociables, cooperativas y ayudar a los demas (1987, citado por Cortese, 2006). Quizas, un antecedente positivo en relacion con el estado animico de una persona puede operar como un refuerzo para querer ayudar al otro en el evento que lo necesite. Ademas, sentirse util y "heroe" puede constituir un nuevo reforzamiento.

Sin embargo, hay autores que afirman, muy al contrario, que un mal estado animico puede ser el desencadenante de una conducta de ayuda. En cierta forma, despues de un episodio de enfado, por ejemplo en el trabajo o con la familia, que haya provocado un estado de animo considerablemente negativo, la persona puede evaluar que no tiene nada que perder al ayudar a otro. Es mas, esta posibilidad de ayuda puede ser vista por la persona enfadada como un mecanismo para sentirse mejor.

Bajo esta optica, no necesariamente quien esta de buen humor ayuda y quien esta enfadado se muestra indiferente. En muchos casos se da, que quien se encuentra de buen humor no quiere perder este estado comprometiendose en situaciones angustiosas asociadas a la persona que se encuentra en dificultades. Al respecto, Isen y Simmonds (citados en Worchel, Cooper, Goethals y Olson, 2002) descubrieron que las personas de buen humor no quieren interrumpir su felicidad prestando una ayuda que por si misma no es placentera.

Otro aspecto que se ha considerado util para la comprension de la conducta prosocial es el de la posibilidad de asociar este rasgo del ser humano con su dimension sociobiologica. Catarina Casanova, Luis Vicente y Antonio Viera (2000) senalan cierto continuo entre las conductas de los seres humanos y las conductas manifestadas por animales inferiores, dado que el hombre comparte con los otros animales una filogenia, de la cual no se pueden excluir los patrones de comportamiento. Desde esta perspectiva, la conducta altruista y prosocial no es exclusiva del hombre y puede ser comprendida mediante el estudio del comportamiento de los otros animales, en particular de sus parientes mas proximos: los chimpances, que presentan altos niveles evolutivos.

Otro aspecto importante de las conductas prosociales se refiere a como estas pueden ser inculcadas y reforzadas en el seno familiar o por accion de la escuela, esto es, el papel de la socializacion en las mismas. Tradicionalmente, la psicologia social entiende por socializacion el medio utilizado por determinada estructura social para introducir a sus miembros en las normas y reglas que estan presentes en ella. Incluye elementos asociados a conductas alimenticias, religiosas, normas de interaccion, roles, conductas sexuales, formas de recreacion y descanso, entre muchas otras. Desde cierta optica, toda conducta humana es una derivacion de procesos de socializacion.

Igualmente, las conductas prosociales pueden ser objeto de formacion y una sociedad determinada bien puede caracterizarse por ensenar a sus miembros conductas altruistas o, en su defecto, conductas de indiferencia, o en el peor de los casos conductas agresivas. Desde esta perspectiva, entonces, el ser humano realiza acciones que le hacen bien a la humanidad y al projimo, y acciones que van en contra de su integridad y de su persona. Se hace referencia en el primer caso a conductas prosociales y en el segundo a conductas agresivas.

Desde la Psicologia y otras ciencias sociales y humanas, se ha podido conocer que la conducta agresiva aparece por diversas razones: instintivamente, como respuesta ante la frustracion, por imitacion o modelamiento, o como respuesta a su vez a acciones agresivas.

Con respecto a las conductas prosociales surgen preguntas como ?Que se conoce acerca de las conductas en beneficio de las demas personas?, ?que lleva a que una persona presente una conducta prosocial con otro semejante? ?se presentan diferencias en las conductas prosociales entre el hombre y la mujer?, ?pueden aprenderse a partir de un proceso de socializacion las actitudes y expresiones altruistas? ?se pueden construir sociedades benevolentes y prosociales?

En los diversos contextos de Colombia, se observan multiples conductas agresivas y situaciones de violencia que han sido estudiadas desde diferentes perspectivas. Sin embargo, no es mucho lo que se conoce sobre la capacidad del colombiano para ayudar a los otros, de sus actitudes y comportamientos ante una situacion de calamidad que viva una familia o persona, y en esta misma via de las posibilidades que existen de promover las conductas prosociales de los colombianos.

En Colombia, la ciudad de Barranquilla ha sido denominada coloquialmente como la ciudad de las puertas abiertas y sus habitantes no pocas veces han ostentando el calificativo de amables, cordiales, preocupados por lo que le sucede a los demas y dispuestos a ayudarles. No obstante, no existen investigaciones cientificas que permitan cotejar si estas conductas prosociales son mas que un estereotipo, y de que modo y porque se presentan. Adicionalmente, los cambios que se han sucedido en la ciudad en los ultimos anos, asociados al crecimiento demografico, los procesos migratorios, la urbanizacion, los procesos normales de aculturacion, entre otros, sin duda han influido en este comportamiento del ciudadano de Barranquilla.

Teniendo en cuenta lo anterior, la presente investigacion pretende conocer si los habitantes de un barrio de la ciudad Barranquilla, Los Pinos, manifiestan en sus comportamientos habituales conductas prosociales o de ayuda al projimo.

METODO

La presente investigacion se inscribe en el paradigma empirico-analitico, tambien conocido como "positivista" o "pragmatista", que se caracteriza por una orientacion concreta-objetiva hacia las "cosas", por la utilizacion de un lenguaje numerico-aritmetico, y de unas referencias de validacion situadas en la "realidad objetiva", con el proposito de formular leyes generales (Padron 1992).

Es una investigacion descriptiva, dado que su interes es especificar las caracteristicas y los perfiles de personas, grupos y comunidades, y del fenomeno de la conducta prosocial. Ademas, medir, evaluar y recolectar datos sobre diversos aspectos, dimensiones o componentes del dicho fenomeno (Hernandez. R, Fernandez. C, Baptista. P, 2003).

Para el desarrollo de la investigacion se utilizo una tecnica naturalista, ampliamente utilizada en diferentes contextos para el conocimiento de la conducta social (Milgram, 1974; Menit y Flowler, 1948; Simony y Guiller, 1971, citados en Chacon, 1985 en Gonzalez Portal 2000), que consiste en la observacion de la conducta o de patrones conductuales de los seres humanos y aun de los animales inferiores en su habitat natural (Kotliarenco y Mendez 1988).

Para el caso concreto de esta investigacion, a los sujetos participantes se les plantearon unas situaciones (situaciones estimulo) en las que se esperaba de ellas una conducta de ayuda, enmarcadas en el continuo de las conductas prosociales. Y la observacion se realizo sobre las respuestas dadas. Es importante considerar que en la aplicacion de esta tecnica en la investigacion psicosocial se deben ocultar los propositos originales que se persiguen en el estudio para que no se presenten conductas socialmente esperadas. El procedimiento sugerido por la investigacion naturalista da lugar a registrar las respuestas tal y como se producen.

En cuanto a implicaciones eticas de este estudio, hay que decir que con el hecho de solicitar ficticiamente una ayuda a alguien no se incurre en dano alguno.

Participantes

El estudio se llevo a cabo con 22 personas del barrio Los Pinos de la ciudad de Barranquilla. Este barrio pertenece al estrato socioeconomico 3, el cual identifica un asentamiento urbano de clase media baja. Las viviendas que lo conforman cuentan con los servicios publicos basicos de agua, luz, alcantarillado, gas domiciliario y telefono, y aproximadamente el 70% tienen servicio de television por cable. En el barrio no existen sitios publicos como bibliotecas y parques. Se encuentra ubicado en un sector denominado "ciudadela de la salud" debido a su cercania al principal hospital universitario de la ciudad, al centro de atencion los Andes del Seguro Social y a la Liga de Lucha contra el Cancer, seccional Atlantico. En el sector tambien se ubica un colegio llamado Jorge N. Abello. Sus calles estan pavimentadas y por ellas circulan gran cantidad de rutas de transporte publico que facilita la movilizacion a varios puntos de la ciudad.

Cada una de las 22 personas fue escogida de manera intencional. Por tanto se trata de un muestreo no probabilistico, definido como la eleccion de los elementos de un estudio que no depende de la probabilidad, sino de causas relacionadas con las caracteristicas de la investigacion o de quien hace la muestra (Hernandez. R., Fernandez, C., Baptista, P., 2003).

Instrumentos

En una primera fase, se construyo un instrumento que contiene 46 situaciones estimulo, es decir, situaciones ante las que se espera que una persona reaccione con una conducta de ayuda. Para ello se tuvo en cuenta las definiciones, tanto conceptuales como operacionales, de la variable de estudio y sus manifestaciones: cooperacion, condolencia, donacion, altruismo y ayuda. Por cooperacion se entiende la manifestacion de ayuda para el desarrollo de una tarea que implica un proceso mas o menos duradero en el tiempo; la condolencia es el afecto positivo que se despierta en una persona por la situacion que vive otra por la cual se dispone a colaborar con la causa; la donacion consiste en obsequiar un bien tangible, sin esperar retribucion alguna; el altruismo hace referencia a cualquier conducta a favor de otra inspirada en procurarle un beneficio, y, finalmente, la ayuda implica el socorrer o auxiliar a alguien que lo necesita.

Este primer instrumento fue sometido a una revision de contenido a traves de la figura de jueces expertos. Y a partir de su evaluacion el instrumento definitivo quedo conformado por nueve (9) situaciones estimulo (Ver anexo: Instrumento final sobre conductas prosociales).

Procedimiento

En primera instancia se visito el barrio Los Pinos, se reconocio el terreno, se levanto un plano del lugar, se contabilizaron las calles, las manzanas y las viviendas, y se realizo un estimativo de la poblacion del lugar. Todo esto sirvio para seleccionar las manzanas, las cuadras y, finalmente, las viviendas y familias con los que se adelantaria el estudio. El criterio utilizado para ello fue obtener la muestra de la mayoria de las manzanas del barrio.

Conforme a esta tecnica de recoleccion, un grupo de personas (cada grupo conformado por tres estudiantes en practicas comunitarias) visitaron las viviendas seleccionadas y "simularon" una situacion de ayuda esperando la respuesta prosocial o en su defecto la indiferencia. Cabe entonces anotar que no a todas las personas consultadas se les plantearon las mismas situaciones estimulo. Y, al dia siguiente, se visito a cada una de las personas que conformaron la muestra y se les indago por las razones por las que habian decidido ayudar. En este momento se les explico sobre los propositos del estudio y la simulacion efectuada.

Posteriormente, se procedio a la tabulacion de la informacion, a partir del conteo de las situaciones en las que las personas ayudaron, asi como al analisis de las posibles motivaciones.

Es importante anotar que la presente investigacion corresponde a un estudio piloto de otras investigaciones sobre el tema de prosocialidad, en las que se utilizara la misma metodologia pero con una muestra estadisticamente significativa.

RESULTADOS

Ante las situaciones estimulo planteadas se observaron diversas respuestas que se ubican en el continuo de ayuda-no ayuda, lo que se traduce en terminos de existencia o ausencia de conductas prosociales. De nueve situaciones planteadas, trece (13) personas se mostraron renuentes a la solicitud de ayuda, mientras que nueve (9) dieron respuestas positivas, es decir, presentaron conductas de ayuda.

De estas nueve personas seis ayudaron cuando la situacion estimulo involucro ninos y tres cuando se relaciono con un vecino o persona cercana al barrio.

Otra motivacion para ayudar, manifestada por algunas personas participantes, es haber pasado por situaciones dificiles, lo que facilita ponerse en el lugar del otro y comprender eventos considerados limites. Otras personas mencionaron que no percibieron la necesidad de ayuda en el caso planteado.

Si bien este estudio pretendia dilucidar el comportamiento de las personas ante las diferentes variantes de la conducta prosocial, esto es: cooperacion, altruismo, ayuda, condolencia y donacion, dado el tamano de la muestra, no fue posible diferenciar con un criterio de significacion en que categorias la gente en mas prosocial.

En cuanto a las respuestas negativas de ayuda, el estudio mostro una relacion de estas con la existencia de cierto aprendizaje previo. Es asi como experiencias pasadas de enganos, fraudes, estafas y otras situaciones similares, llevaron a algunos participantes a mostrarse escepticos y desconfiados, del mismo modo que informacion aprendida sobre los posibles efectos de acciones de ayuda como, por ejemplo, donar sangre.

Otra de las razones por las cuales no se presentaron respuestas de ayuda tiene que ver con las personas abordadas percibieron que realmente no se requeria la ayuda: "No ayude porque no senti que la situacion fuera seria".

DISCUSION

En terminos generales se encontro que las personas se mostraron mas dispuestas a ayudar cuando la solicitud era puntual y de poco compromiso, y cuando la situacion planteada involucro a menores de edad. Las personas tienden a ponerse en la posicion de quien potencialmente necesita de la ayuda y pueden pensar en un momento dado que se trata de sus propios hijos.

Otra posible razon por la que se ayuda mas facilmente a los ninos, esta asociada al hecho de que estos no pueden valerse por si mismos, en otras palabras, la persona considera que ese nino "merece" la ayuda, debido a su condicion o probable estado de indefension. Es decir, podemos pensar o atribuir que por el hecho de ser nino realmente necesita la ayuda. Al respecto, Worchel (2002) senala: "En concreto, cuanta mas simpatia sintieran los participantes cuando hacian una atribucion a causas incontroladas, mas probable era que ofrecieran su ayuda." (p. 286).

Los resultados sugieren que otro elemento importante que favorece la aparicion de conductas prosociales, se refiere al concepto que tiene la persona respecto al otro al que ayuda. En los casos en los que se siente a las personas como iguales, se observa la ayuda de una manera desinteresada. De manera invariable, los resultados de la presente investigacion mostraron que las situaciones planteadas que involucraban a una vecina cercana que requeria la condolencia por una situacion limite, como, por ejemplo, una enfermedad, siempre genero una respuesta positiva. Lo que coincide con los estudios de Perry London (Citado por Vander Zanden, 1990), quien pudo establecer que las personas que ayudaban al otro presentan cierto grado de identificacion con aquellas personas que solicitan ayuda. Esta es la conclusion obtenida despues de un estudio realizado en la segunda guerra mundial en la cual se entrevisto a algunas personas que habian rescatado a judios en la Alemania nazi, ayudandolos a escapar. Se comprobo que la ayuda se daba mas hacia las personas por las cuales sentian cierto grado de empatia. Es decir, las ayudas, en cierta forma obedecieron, a algun grado de identificacion con las personas a quienes ayudaban.

De alguna manera, este aspecto se relaciona con el concepto de reciprocidad Yo ayudo para que igualmente en un momento dado alguien me ayude a mi. Al respecto, Alvin Gouldner (citado por Vander Zanden, 1990) sostiene que:
  este concepto de reciprocidad es
  condicion previa para la vida
  organizada en sociedad. De acuerdo
  a ello, esta norma estipula en primer
  lugar que una persona debe ayudar a
  quienes le han ayudado, y segundo
  no se debe perjudicar a quienes en
  un momento dado nos han ayudado
  (p. 356).


Los resultados que sugieren que no se presentaron conductas de ayuda precisamente por la ausencia de percepcion de la necesidad de ayuda, esto es, si el sujeto que observa no percibe en una escena determinada que alguien requiere ayuda, lo mas probable es que esta no se de. Al respecto, Latane y Darley (Citados en: Worchel, Cooper, Goethals y Olson, 2002) reportaron que el primer eslabon para que se de una respuesta de ayuda es, precisamente, derivado de un fenomeno perceptivo. Ellos lo llaman la advertencia del suceso, que no es mas que la percepcion del hecho.

Este aspecto permite inferir que la conducta prosocial parte de una motivacion, bien sea externa o interna, pero que es la manera como se percibe lo que motiva a una persona a actuar de determinada forma.

Por supuesto, nunca podemos observar la motivacion en forma directa; mas bien lo que observamos es la conducta de las personas y el entorno en el cual se desenvuelven, y basados en estas observaciones, inferimos cuales pueden ser sus estados interiores (Ball, citado en Vander Zanden, 1990, p. 334).

Por otra parte, circunstancias de cada persona, como su situacion economica, y sus condiciones afectivas, entre otras, influyen al momento de decidirse a ayudar. De esta manera, la conducta humana conserva su caracter de impredecible dentro de su mismo ambiente. Particularmente, respecto a la conducta prosocial y el estado de animo Isen (Citado por Cortese, 2006) menciona que bajo la influencia del afecto positivo, las personas tienen significativamente mas probabilidades de ser sociables, cooperativas y ayudar a los demas.

Otro aspecto relacionado con la no prestacion de ayuda se asocia a las condiciones actuales de inseguridad. Algunas personas se muestran desconfiadas e inseguras ante el hecho que un particular llegue a la puerta de sus casas a solicitar alguna colaboracion.

Finalmente, factores como la informacion que se tenga de determinada situacion o aspecto en particular, influye sobre la negativa de ayudar. En este caso, la solicitud de donar sangre recibio respuestas negativas, pues muchas personas dijeron sentir miedo por el riesgo que implica para la salud. Los temores estan asociados al contagio por jeringas infectadas, al contagio del virus de inmunodeficiencia humano, al mal manejo hospitalario, entre otros aspectos. De esta manera, se puede observar que aspectos, aparentemente sin relacion, se unen para determinar una respuesta negativa ante una situacion que requiere ayuda.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Las personas tienden a ayudar mas cuando en las situaciones estan involucrados ninos o menores de edad, ya que estos son considerados como una poblacion vulnerable, que no puede hacer mucho por si mismo.

Aunque en los resultados de esta investigacion, las creencias religiosas o espirituales no constituyeron un factor determinante o concluyente con relacion a la conducta prosocial, se observo que pertenecer a una religion o ser practicante de una congregacion religiosa acelera la motivacion para mostrarse benefactor o ayudar a otra persona. En este sentido, vale la pena ampliar para futuros estudios la posible relacion entre religion y conductas prosociales.

Puede observarse, ademas, que los vinculos sociales entre personas que viven en el mismo barrio o comunidad inciden notablemente para que presenten conductas de ayuda entre si.

La situacion economica genera respuestas negativas, es decir, aunque algunas personas tengan la intencion de ayudar, no lo hacen porque piensan que este comportamiento implique algun tipo de gasto de dinero.

Hay que senalar que algunas personas no ayudan simplemente porque no perciben la situacion planteada como una necesidad inminente que requiere su participacion.

Por otra parte, las conductas prosociales de algunas personas obedecen a cierto patron de reciprocidad, es decir, quienes antes han vivido situaciones similares en las cuales recibieron ayuda, consideran que vale la pena ayudar a otros.

En esta misma via, experiencias pasadas de enganos, fraudes o falta de seriedad, influyen negativamente en la predisposicion de una persona a ayudar, debido a que no quieren sentirse nuevamente enganados por personas sin escrupulos que se aprovechan e inventan situaciones para generar sentimientos de pesar en los demas.

Teniendo en cuenta que los aprendizajes previos influyen de una u otra manera en la presentacion o no de conductas prosociales, existe la posibilidad de educar a las personas, principalmente a las nuevas generaciones, para que sean mas solidarios con los otros. En este sentido, el desarrollo de conductas prosociales entre ninos y jovenes se constituye en una alternativa de las conductas agresivas y antisociales, principalmente en barrios y comunidades con diversa problematicas sociales.

Generalmente las investigacione: buscan responder a problematica sociales y personales, en otras palabras, se centran mas en lo patologico. Se propone romper esta tendencia, y continuar trabajando con los rasgos y variables que como la prosocialidad aportan a la construccion de la sociedad.

Es importante, si se quiere caracterizar de forma amplia las conductas prosociales, que se amplie la muestra del estudio, tomando como referencia diferentes barrios y estratos socioeconomicos. Ademas, es necesario efectuar comparaciones que permitan observar conductas prosociales, segun edad, sexo, religion, nivel socioeconomico y procedencia.

Tambien se recomienda disenar en el contexto de la region Caribe un estudio de tipo cuasi-experimental sobre este tema, que permita establecer relaciones de causalidad entre las variables.

ANEXO

INSTRUMENTO FINAL SOBRE CONDUCTAS PROSOCIALES

DONACION:

Primera situacion: "Senora: un grupo de jovenes del barrio ha tenido la idea de formar una biblioteca, ellos en estos momentos estan buscando con los vecinos quienes podran donar libros usados o nuevos. Un solo libro del tipo que sea seria util. Si su respuesta es positiva pasariamos en la tarde a recogerlo".

Segunda situacion: "La universidad Simon Bolivar ha iniciado una campana para recolectar ropa usada en buen estado para regalar a familias que viven en condiciones de pobreza extrema. Quisieramos saber si usted podria donar algo para estas familias".

ALTRUISMO:

Primera situacion: "Buenas tardes senora lo que pasa es que yo estaba haciendo una diligencia en el seguro de los Andes cuando busque en el bolsillo la cartera para sacar el dinero del bus y no lo encontre. Se me perdio parece que me lo robaron, el asunto es que si usted me hace el favor de prestarme $ 1300 para regresarme a mi casa y manana que vuelva por aca se los regreso".

Segunda situacion: "Buenos dias por motivo de que ya viene fin de ano y hay ninos que no tienen con que comprar ropa para ponerse en diciembre un grupo de estudiantes de la universidad Simon Bolivar estamos liderando una campana, la cual consiste en recolectar ropas, zapatos y cualquier vestimenta que usted ya no necesite para donarlo a estos ninos, si su respuesta es si, manana pasaremos por ellas"

AYUDA:

Primera situacion: "Debido al fuerte invierno que ha azotado en estos ultimos dias a la ciudad de Barranquilla, y los municipios del Atlantico, el arroyo de la calle 30 se desbordo e inundo las casas que estan ubicadas a su alrededor, provocando asi grandes perdidas materiales y hundimiento de las casas. Razon por la cual hay personas damnificadas a las cuales muchas personas y organismos estan ayudando. Si usted tambien deseara ayudar con ropa, zapatos, cobijas, alimentos, medicamentos estariamos dispuestos a pasar en la tarde a recogerlos".

CONDOLENCIA:

Primera situacion: "Pertenecemos a una fundacion que trabaja con los ninos de la calle. Todas las semanas acudimos a diferentes barrios para recolectar comida para prepararles el menu de la semana. Queriamos saber si usted podria regalar cualquier tipo de alimentacion. Si es asi, pasariamos manana por la colaboracion".

Segunda situacion: "Somos estudiantes practicantes de psicologia de la universidad Simon Bolivar en el seguro de los Andes. Nos han pedido nos acerquemos a los vecinos del seguro con la intencion de solicitarles se acerquen a donar sangre por que el banco se esta quedando sin pintas, hay personas esperando por el suministro de dicho liquido. Quisiera saber si podemos contar con usted, dada la urgencia y la necesidad de ayudar a las personas hospitalizadas. Si es asi regresaremos manana con el formulario.

COOPERACION:

Primera situacion: "La proxima semana en el barrio se llevara a cabo una jornada de arborizacion. Queremos saber con que vecinos podriamos contar. Si es asi podria usted anotarse en esta lista y pronto le avisaremos".

Segunda situacion: "Una senora vecina llamada Nelsy Pacheco que vive como a dos cuadras de aqui se enfermo gravemente a tal punto que se hizo necesario practicarle un trasplante de medula. En estos casos es habitual en los primeros dias despues del procedimiento obtener sangre de otros, pues la medula no tiene la capacidad de producir este precioso liquido, ella no conoce a mucha gente y requiere la ayuda de los vecinos. El asunto es que queremos saber si podemos contar con usted para que le done sangre a la senora Nelsy.

Articulo recibido: Agosto de 2009

Articulo aceptado: Noviembre de 2009

REFERENCIAS

Ball, S. (comp). (1977). Motivation in education [La motivacion en la educacion]. Nueva York: Academic Press.

Casanova, C., Vicente, L., Vieira, A. (2000). Consideraciones en torno a los origenes de la politica: las comunidades de chimpances (pan troglodytes) como modelo referencial. Lodus Vitali: Revista de filosofia de las ciencias de la vida, 8(13), 96-104.

Celener, G. (1996). Fundamentos teoricos para la inclusion de laminas en blanco (OrtTat). Publicacion interna de la Catedra de Tecnicas psicodiagnosticas II. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires, Facultad de Psicologia. Recuperado el 14 de marzo de 2008, de: http://www.espaciologopedico.com/recursos/glosariodet.php?Id=233

Cortese, A. (2006). Los estados de animo positivos facilitan la conducta prosocial. Sitio Web Secretos en red. Recuperado el 28 de febrero de 2008, de http://www.secretosenred.com/articles/41 /1 / Los-estados-de-animo-positivosfacilitan-la-conducta-prosocial/Pagina1 .html

Cortes, M., Candela,C., y Molero,C. (1999). La conducta prosocial: una vision de conjunto. Revista latinoamericana de psicologia, 31(2), 325-354.

Darley, J.M. y Baston, C.D. (1973). From Jerusalem to Jericho: A study of situational and dispositional variables in helping behavior. Babson College Faculty Web Server. Recuperado el 14 de Febrero de 2008, de: http://faculty.babson.edu/krollag/ org_site/soc_psych/darley_samarit.html.

Gonzalez P. (2000). Conducta prosocial evaluacion e intervencion (3a ed.). Madrid: Ed Morata.

Hernandez. R, Fernandez y C, Baptista. P. (2003). Metodologia de la investigacion. Madrid: Editorial McGraw Hill.

Kotliarenco. A, y Mendez B. (1988). Mirando hacia nosotros: El metodo de observacion naturalista. Chile: Unesco. Organizacion de las Naciones Unidas, Unidad para la educacion la ciencia y la cultura.

Mc David, J. y Harari, H. (1979). Psicologia y conducta social. Mexico: Editorial Limusa.

Milgram, S. (1974). Obedience to autorithy. Nueva York: Harper and Row.

Milgram, S., Mann, L & Harter, S. (1965). The lost-letter technique: a tool of social science research. Public Opinion Quarterly, 29, 437-438.

Padron G., J. (1992). Paradigmas de investigacion en ciencias sociales, un enfoque curricular. Papel de trabajo, Post - grado, USR Caracas, mayo de 1992. Recuperado en marzo de 2009, de: http://padron.entretemas.com/paradigmas.htm.

Rivera, A. (2007). Altruismo de chimpance, un experimento con simios muestra que tienden a ayudarse aunque no esperen una recompensa. Periodico El Pais, Madrid. Recuperado en mayo de 2008, de: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Altruismo/chimpances/elpepusoc/.

Roche, R.(1995)."Psicologia y Educacion para la prosocialidad". Barcelona, Espana: Servicios de Publicaciones de la Universidad Autonoma de Barcelona.

Skinner, B.F. (1973). Mas alla de la libertad y la dignidad. Barcelona: Fontanella.

Vander Zanden J. (1990). Manual de Psicologia Social. Barcelona: Paidos.

Worchel.S, Cooper, Goethals. G., Olson. J, (2002). Psicologia Social. Mexico: Ed.Thompson.

Yus R. R. (1997). Desde la cooperacion en la escuela a la cooperacion para el desarrollo, (Una relectura del pensamiento de Freinet en los albores del siglo XXI. Colectivo pedagogico de la Axarquia (Malaga)). En Educacion, Desarrollo y Participacion Democratica. (Proyecto y Tu... ?como lo ves?) Madrid: ACSUR Las Segovias.

Juan Carlos Marin Escobar

Psicologo y Magister en Desarrollo social, Universidad del Norte. Docente investigador del Programa de Psicologia, Universidad Simon Bolivar.

Correspondencia:

jcamarin@unisimonbolivar.edu.co
COPYRIGHT 2009 Universidad del CES
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2009 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Marin Escobar, Juan Carlos
Publication:Revista CES Psicologia
Date:Jul 1, 2009
Words:6273
Previous Article:Rendimiento cognitivo y calidad de vida asociados a metodos de revascularizacion en pacientes con estenosis carotidea.
Next Article:El Complejo de Edipo: una logica ante la castracion.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters