Printer Friendly

Condicionantes ideologicos de la nacionalizacion de la protesta social y el apoyo a la democracia en una muestra limena.

Ideological conditionings of the social protest criminalization and the support to democracy in a Lima sample

El proposito general de esta investigacion fue describir y analizar la influencia que podria ejercer un tipo de ideologia denominado conservadurismo politico de derecha sobre dos actitudes sociopoliticas interrelacionadas: un fenomeno que ha sido denominado "criminalizacion de la protesta social" (Gamarra, 2010, p. 183) y el apoyo al sistema democratico. Sobre la base de la revision bibliografica que se presenta a continuacion, se esperaba que los individuos con una tendencia hacia conservadurismo politico de derecha mostrasen una actitud hostil hacia la protesta social, hasta el grado de percibirla como un tipo de crimen o delito que debe ser severamente castigado. Esta actitud hostil y criminalizante, se explica sobre el siguiente razonamiento: las protestas sociales representarian una amenaza contra la estabilidad y el orden social que los individuos politicamente mas conservadores buscarian preservar.

Las protestas sociales en el Peru actual (2001-2013)

Luego de casi veinte anos de crisis economica y tras haber atravesado el periodo mas severo de violencia politica de su historia --aproximadamente entre 1980 y 1998--, luego de la caida del regimen autoritario de Alberto Fujimori (1992-2000), el Peru experimento en la ultima decada (2001-2013) un sostenido crecimiento economico, acompanado de un proceso dificil, lento pero gradual, de consolidacion del sistema democratico y del estado de derecho. Por un lado, el declive de la violencia terrorista desde mediados de la decada de 1990, sumado a la progresiva consolidacion de la democracia, ha otorgado a la poblacion mayores espacios para manifestar sus demandas o insatisfacciones de manera publica. Segun la Comision de la Verdad y Reconciliacion (2008), los anos de violencia politica promovieron la despolitizacion de la sociedad peruana, al contribuir a que todo aquel que protestara publicamente o se afiliara colectivamente con fines politicos, pudiera ser considerado subversivo y con ello, ser procesado como presunto terrorista y, en el peor de los casos, condenado a prision por terrorismo. Por otro lado, el auge economico y la multiplicacion de los proyectos de inversion en materia de mineria y extraccion de hidrocarburos generaron, entre los sectores menos favorecidos--en especial en las zonas rurales o periurbanas--,

dos fenomenos antagonicos. Por un lado, grandes expectativas de inclusion y progreso economico y, por el otro, mucho temor con respecto al impacto negativo que las industrias extractivas podrian ejercer sobre su forma de vida, sus tradiciones, sus recursos naturales y sobre el medio ambiente en el que habitan (Defensoria del Pueblo, 2013).

Ademas de ello, la ineficiencia del sistema estatal para manejar adecuadamente estas expectativas y preocupaciones desencadeno la multiplicacion de los conflictos sociales y las protestas colectivas en anos recientes (Defensoria del Pueblo, 2012; Gamarra, 2010; Melendez, 2004; Tanaka, Zarate & Huber, 2011). De esta manera, de un promedio de 80 conflictos y 39 protestas sociales registradas el ano 2006, se han reportado mas de 220 conflictos y 95 acciones colectivas de protesta en lo que va del ano 2013 (Defensoria del Pueblo, 2013, 2006). La gran mayoria de estos conflictos y protestas son de tipo socio-ambiental, cuya dinamica gira entrono al control, uso o acceso al medio ambiente natural y sus recursos, asi como el impacto ambiental asociado a las actividades industriales extractivas (Defensoria del Pueblo, 2013). En un intento por desarticular estas protestas y mantener la expansion economica, el Estado y los sectores mas privilegiados del pais han recurrido a la criminalizacion de la protesta, entendida como "[...] la tipificacion en las leyes penales, que realizan los Estados, de diversas modalidades de protesta, con el objetivo de combatirla, debilitarla o desorganizarla." (Salcedo, 2009, p. 93). Sin embargo, este incremento en las protestas no se ha limitado solo a los espacios rurales, sino que tambien ha aumentado el numero de protestas en las ciudades, como producto de una serie de expectativas insatisfechas de diversos sectores de la poblacion--en especial de los trabajadores del Estado o los sectores menos privilegiados--con respecto a las promesas de bienestar economico e inclusion social que son planteadas, tanto desde el Gobierno Central, como desde la propia logica del crecimiento economico que prometen y difunden aquellos sectores que apoyan el sistema economico de libre-mercado que opera en el pais desde la decada de 1990.

Criminalizacion de la protesta social

Desde el punto de vista legal, la protesta social pacifica constituye un derecho ciudadano basico que se apoya sobre principios mas generales como el derecho a la libertad de expresion, la libertad de reunion y el derecho a participar en la vida politica del pais (Gamarra, 2010). En este sentido, la criminalizacion de la protesta social implica el deseo de clasificar a este tipo de manifestaciones como "delitos atentatorios contra el orden publico" (Gamarra, 2010, p. 183), lo cual justificaria no solo su represion, sino tambien la investigacion penal de sus promotores o participantes. Algunos de los mecanismos mediante los cuales se manifiesta la criminalizacion de la protesta social serian: a) recurrir a la represion violenta, b) la expedicion de normas que permiten el uso desproporcionado de la fuerza, d) la participacion de las Fuerzas Armadas en el control de los conflictos sociales, e) recurrir al derecho penal para sancionarla, f) recurrir a la detencion, investigacion y procesamiento penal de manifestantes, y h) el hostigamiento hacia organizaciones o grupos que promuevan o lleven a cabo protestas sociales (Gamarra, 2010).

Siguiendo la propuesta de Linz (1978) es posible plantear que la criminalizacion de la protesta esta estrechamente vinculada con aparatos politicos de tipo autoritario, ya que para este autor, el estilo autoritario de ejercicio del poder se caracteriza por el uso de la coercion, la limitacion de la pluralidad politica y la restriccion de la participacion politica de la poblacion. En la misma linea, y tomando como base las propuestas de Sartori (1988) y Linz (1978), se sugiere que para poder considerar a una determinada accion como autoritaria, esta debe cumplir por lo menos una de las siguientes tres condiciones: a) debe estar presente el uso de la fuerza o algun otro tipo de mecanismo coercitivo para llevarla a cabo, b) debe darse un mecanismo punitivo desproporcionado al momento de aplicar determinados castigos y c) debe aparecer, la limitacion, cancelacion o inexistencia de un espacio de negociacion entre la poblacion y la autoridad. De lo anterior, se deduce, en primer lugar, que el autoritarismo esta estrechamente vinculado con la criminalizacion de la protesta social--y de la participacion politica en general--, y que criminalizar algun tipo de reclamo politico implicaria: a) la legitimacion del uso de la fuerza o algun otro tipo de mecanismo coercitivo para llegar a controlarlo, aplicar mecanismos punitivos desproporcionados para los involucrados en las protestas y, como producto de lo anterior, se produce la limitacion o cancelacion de un espacio de negociacion entre la poblacion y la autoridad.

Conservadurismo politico de derecha y criminalizacion de la protesta social

Diversos estudios han encontrado, incluso en contextos latinoamericanos y de manera consistente, relaciones directas entre tres variables ideologicas: el autoritarismo de ala derecha--RWA, por sus siglas en ingles--, la orientacion politica de derecha y la orientacion hacia la dominancia social--SDO, por sus siglas en ingles--(e. g., Altemeyer, 2004; Duckitt & Sibley, 2007; Rottenbacher, 2012; Rottenbacher & Schmitz, 2012a; Rottenbacher & Schmitz, 2012b; Rottenbacher, Espinosa & Magallanes, 2011; Rottenbacher, 2010; Sidanius, Pratto, Van Laar & Levin, 2004). Dichas investigaciones sugieren que estas tres variables pueden considerarse como constituyentes de una tendencia ideologica mas general, denominada por Thorisdottir, Jost, Liviatan y Shrout (2007, p. 178) como: "conservadurismo [politico] de derecha".

Las relaciones directas observadas entre el RWA, la SDO y la orientacion politica de derecha son consistentes con la propuesta conceptual de Bobbio (1996) en la cual una orientacion hacia la derecha politica expresa una justificacion de la inequidad y un apoyo hacia las tradiciones o convencionalismo. En los estudios mencionados, la relacion directa entre la SDO y la orientacion politica de derecha cobra sentido en la medida que la SDO expresa una tendencia general hacia la preferencia por sistemas sociales jerarquicos y la justificacion o naturalizacion de la inequidad entre los grupos humanos (Altemeyer, 1998; Pratto, Sidanius, Stallworth & Malle, 1994; Sidanius, Pratto, Van Laar & Levin, 2004; Sidanius & Pratto, 1999; Sidanius, Pratto & Bobo, 1996). Por otro lado, la relacion directa entre el RWA y una orientacion politica de derecha resulta coherente si se toma en cuenta que uno de los componentes actitudinales del RWA es el convencionalismo o defensa de las tradiciones (Altemeyer, 1981, 1988, 1998, 2004; Cottam, DietzUhler, Mastors & Preston, 2004; Jost, Glaser, Kruglanski & Sulloway, 2003). El RWA expresa tres tendencias actitudinales interrelacionadas: a) la sumision autoritaria, que se manifiesta a traves del apoyo hacia las instituciones y autoridades percibidas como legitimas y hacia las acciones o normas que estas promueven (Oesterreich, 2005), b) la agresion autoritaria, expresada a traves del apoyo hacia metodos punitivos desproporcionados--e incluso violentos--contra los grupos que atentan contra dichas instituciones y autoridades, y, en general, contra la estabilidad y el orden social. Finalmente, el RWA tambien expresa convencionalismo, lo que se traduce en la defensa y la intencion de preservar las tradiciones o convenciones sociales mas tradicionales (Altemeyer, 1981, 1988, 1998, 2004; Cottam, Dietz-Uhler, Mastors & Preston, 2004; Jost et al., 2003).

Con respecto a la SDO, ella representa una vision jerarquica de la sociedad en la que algunos grupos--generalmente el endogrupo--poseen mayor valor o prestigio que otros. Una mayor tendencia hacia la SDO se expresa a traves de la naturalizacion de las diferencias jerarquicas al interior de una sociedad y la justificacion de la inequidad economica y social (Altemeyer, 1998; Pratto et al., 1994; Sidanius et al., 2004; Sidanius & Pratto, 1999; Sidanius, Pratto & Bobo, 1996). La utilizacion conjunta de estas dos variables--RWA y SDO--ha sido denominada como el enfoque dual de la ideologia politica (Duckitt & Sibley, 2007; Duckitt & Fisher, 2003; Duckitt, Wagner, du Plessis & Birum, 2002; Jost, Federico & Napier, 2009; Van Hiel & Mervielde, 2002).

Para Jost y colaboradores (2003), el conservadurismo politico debe entenderse como una forma de cognicion social motivada, en la cual, las denominadas necesidades epistemicas y las necesidades existenciales condicionan la adhesion de las personas hacia posturas ideologicas conservadoras. Las necesidades epistemicas estan relacionadas con el nivel de orden, estructuracion, incertidumbre y ambiguedad que las personas son capaces de tolerar. Por otro lado, las necesidades existenciales estan asociadas a los niveles de inseguridad real o simbolica que las personas son capaces de soportar. Desde esta perspectiva teorica, todo estimulo o contexto social que eleve los niveles de incertidumbre y amenaza percibida, favorecera en general, la inclinacion de las personas hacia posturas y acciones politicamente conservadoras (Jost et al., 2003) y hasta autoritarias (Oesterreich, 2005), con la finalidad de reducir la incertidumbre e incrementar la sensacion de seguridad. Desde la perspectiva de Jost y colaboradores (2003), es posible proponer que las protestas sociales--manifestaciones publicas, marchas, mitines, huelgas, entre otras--pueden elevar los niveles de incertidumbre y amenaza que las personas con una mayor tendencia hacia el conservadurismo politico pudieran ser capaces de tolerar. En este sentido, la criminalizacion de la protesta social, serviria como estrategia para reducir estos niveles de incertidumbre y amenaza, al clasificar a todo aquel que participe en ellas como delincuente y merecedor, por ello, de castigos y penas similares a las de los criminales. Finalmente, es posible sostener que la criminalizacion de la protesta social satisface las necesidades epistemicas propuestas por Jost y colaboradores (2003), al ofrecer certezas --por lo menos asumidas como verdades por los individuos mas conservadores--acerca de los origenes, motivos y formas de resolucion de dichas protestas publicas.

A partir de la revision bibliografica presentada, esta investigacion se propuso indagar acerca de la influencia que el conservadurismo politico de derecha--evaluado a traves del RWA, la SDO y la orientacion politica de derecha--podria ejercer sobre dos actitudes sociopoliticas: el apoyo a la democracia y la criminalizacion de la protesta social. Se plantean las siguientes hipotesis: deberia observarse una correlacion directa entre los componentes del conservadurismo politico --el RWA, la SDO y la orientacion politica de derecha--([H.sub.1]) Estos componentes correlacionados directamente entre si, deberian ejercer un efecto negativo sobre el apoyo a la democracia ([H.sub.2]) y, a la vez, un efecto positivo sobre la criminalizacion de la protesta social ([H.sub.3]) A partir de las tres primeras hipotesis se deriva una cuarta hipotesis ([H.sub.4]) en la que deberia observase una correlacion negativa entre el apoyo a la democracia y la criminalizacion de la protesta social

Metodo

Participantes

Se utilizo un muestreo de tipo no probabilistico intencional (Hernandez, Fernandez & Baptista, 2007), recurriendo a las personas que frecuentan el campus de una universidad privada de Lima. La muestra final (N = 201) estuvo conformada por adultos cuyas edad fluctuaron entre un minimo de 18 y un maximo de 40 anos (ME = 24.6, DE = 4.4), siendo la mayoria hombres (54.9%). Con respecto a su nivel educativo, la mayoria eran estudiantes universitarios (55.2%), o bien egresados de alguna universidad (22.9%). Un 7.5% se encontraba estudiando alguna carrera tecnica, un 7.0% ya la habia culminado, un 4.0% contaba con estudios de posgrado y solo un 3.5% contaba unicamente con estudios escolares completos. La mayoria (57.8%) se ubico en un nivel socioeconomico (NSE) medio, el 26.9% en un NSE medio-alto, el 9.0% en un NSE medio-bajo, el 4.5% en un NSE alto, y solo el 1.0% en un NSE bajo. En general, los participantes provenian de 29 distritos de la ciudad de Lima Metropolitana y el puerto de El Callao.

Instrumentos

Autoritarismo de Ala Derecha (RWA). Se utilizo una version traducida al castellano por Rottenbacher y Schmitz (2012a) de la version de la Escala Resumida de Autoritarismo de Ala Derecha de Zakrisson (2005). Este instrumento esta compuesto por 15 items, como por ejemplo: "Nuestro pais necesita un lider poderoso para erradicar las tendencias radicales e inmorales prevalentes en la sociedad actual", o "El guiarse por los valores tradicionales sigue siendo la manera mas adecuada de vivir". La opcion de respuesta se presento en una escala Likert de 6 puntos donde: 1 = "Totalmente en Desacuerdo" y 6 = "Totalmente de Acuerdo". El instrumento presento un adecuado nivel de confiabilidad ([alfa] = .79) de acuerdo con los criterios establecidos por Mezulis, Abramson, Hyde y Hankin (2004).

Orientacion Politica de Derecha. Se utilizo un solo item cuya consigna fue: "Normalmente, en terminos de orientacion o simpatias politicas la gente se ubica en un continuo que va desde la Izquierda hasta la Derecha. Quisieramos que haga el ejercicio para ubicarse usted mismo el ese continuo segun la siguiente escala donde: 1 = 'De izquierda' y 6 = 'De derecha.'". Con respecto a este item, un puntaje mayor a la media teorica (MT = 3.5) expresa una auto-clasificacion politica orientada hacia la derecha ideologica.

Orientacion hacia la Dominancia Social (SDO). Se utilizo la version traducida al castellano por Montes-Berges y Silvan-Ferrero (citados en Moya & Morales-Marente, 2005) de la Escala de Orientacion hacia la Dominancia Social (SDO de Sidanius & Pratto citado en Sidanius et al., 2004). Esta escala comprende 16 enunciados referidos a relaciones jerarquicas y asimetricas entre grupos pertenecientes a una misma sociedad. La opcion de respuesta es una escala Likert de 6 puntos donde: 1 = "Totalmente en Desacuerdo" y 6 = "Totalmente de Acuerdo". Este instrumento presento un alto nivel de confiabilidad para el caso del presente estudio ([alfa] = .84).

Apoyo a la Democracia. Se utilizo el cuestionario sobre Apoyo a la Democracia utilizado por la Corporacion Latinobarometro (2009). El cuestionario esta compuesto de 13 items cuya opcion de respuesta es una escala Likert de 6 puntos donde: 1 = "Totalmente en Desacuerdo" y 6 = "Totalmente de Acuerdo". La escala de 13 items presento un adecuado nivel de confiabilidad ([alfa] = .77).

Criminalizacion de la Protesta Social. Debido a la ausencia de instrumentos para evaluar esta variable, se considero pertinente elaborar un instrumento ad hoc de 20 items (ver Anexo A) cuya opcion de respuesta es una escala Likert de 6 puntos donde: 1 = "Totalmente en Desacuerdo" y 6 = "Totalmente de Acuerdo". Los items eran similares a: "Se debe castigar duramente a quienes protestan publicamente y alteran con ello la paz social", o "Todo ciudadano tiene derecho a protestar publicamente si no esta de acuerdo con algo". Los items de la Escala de Criminalizacion de la Protesta Social fueron sometidos a una evaluacion por tres jueces expertos, todos psicologos sociales, quienes luego de revisarlos, no rechazaron ninguno de los items, sino que sugirieron pequenas modificaciones de redaccion. La escala de 20 items obtuvo un nivel de confiabilidad alto ([alfa] = .90).

Procedimiento

Se contacto a los participantes en el campus de una universidad privada de Lima. A todos se les pidio su colaboracion voluntaria y en todo momento se les aseguro el anonimato de sus respuestas y la completa libertad de dejar de llenar el cuestionario si asi lo deseaban. A las personas que accedieron a participar se les leyo el consentimiento informado y se les entrego el cuestionario de autorreporte que contenia todos los instrumentos para la evaluacion de las variables del estudio. Los datos fueron recogidos entre octubre y noviembre de 2012. La informacion fue analizada por los investigadores utilizando los programas estadisticos SPSS[C] 21 y AMOS[C] 21.

Resultados

Con respecto al puntaje promedio de las variables, se observa que el Apoyo a la Democracia presento la media mas alta (M = 4.51), seguida por la Orientacion Politica de Derecha (M = 3.62). Por debajo de la media teorica (MT = 3.50) se encuentran, en orden descendente, el RWA, la Criminalizacion de la Protesta Social (3) y, finalmente, la SDO (ver Tabla 1). Asimismo, se puede apreciar que todas las correlaciones resultaron significativas, a excepcion de la correlacion entre el Apoyo a la Democracia y la Orientacion Politica de Derecha.

Por otro lado, los tres componentes del conservadurismo politico de derecha--el RWA, la SDO, y la Orientacion Politica de Derecha--se relacionan entre si de manera directa. El RWA y la SDO correlacionan ambos, de manera directa, con la Criminalizacion de la Protesta Social y de forma negativa con Apoyo a la Democracia. Finalmente, la Criminalizacion de la Protesta Social correlaciona de manera inversa con el Apoyo a la Democracia.

A partir de las hipotesis del estudio se elaboro el diagrama hipotetico, denominado Modelo 1 (ver Figura 1). Este diagrama no obtuvo indicadores de ajuste suficientemente buenos, segun los criterios propuestos por diversos autores (e. g., Bollen, 1989; Kline, 2005; Ruiz, Pardo & San Martin, 2010; Schumacker & Lomax, 2004): [ji al cuadrado] (1) = 6.801, p = .009, [ji al cuadrado]/gl = 6.801, CFI = .96, NFI = .96, TLI = .68, IFI = .97, RFI = .64, RMSEA = .17 (90%CI = .07 [menor que o igual a] .17 [menor que o igual a] .30). Ademas, la relacion de influencia inversa que la Orientacion Politica de Derecha debia ejercer sobre el Apoyo a la Democracia no resulto significativa.

[FIGURA 1 OMITIR]

Por estos motivos, se elimino la relacion no significativa y se propuso un diagrama alternativo, denominado Modelo 2 (ver Figura 2). Este diagrama obtuvo buenos indicadores de ajuste. En primer lugar, segun los valores del estadistico Chi-cuadrado, se puede sostener que todos los errores del diagrama son iguales a cero: [ji al cuadrado] (1) = 1.506, p = .220. Asimismo, los demas indicadores de ajuste tambien resultaron suficientemente adecuados [ji al cuadrado]/gl = 1.506, CFI = .99, NFI = .99, TLI = .97, IFI = .99, RFI = .92, RMSEA = .05 (90%CI = .001 [menor que o igual a] .05 [menor que o igual a] .20), y todas las relaciones planteadas en el diagrama resultaron significativas (ver Figura 2).

[FIGURA 2 OMITIR]

Discusion

En terminos generales, el supuesto inicial de este estudio ha podido ser corroborado a traves de los resultados. Por un lado, una mayor inclinacion hacia el conservadurismo politico de derecha ejerce un efecto inverso sobre el apoyo al sistema democratico y, por el otro, un efecto directo sobre la criminalizacion de la protesta social. Si bien las hipotesis especificas planteadas en el Modelo 1 no llegaron a corroborarse del todo debido a que los indicadores de ajuste del diagrama no resultaron adecuados, en el Modelo 2 que modifica ligeramente las hipotesis iniciales, se ha logrado arribar a resultados similares a los que se habia previsto. A continuacion se discute con mayor grado de detalle, las relaciones de influencia que se han encontrado entre las variables de esta investigacion.

En primer lugar, a nivel descriptivo, los resultados muestran que los participantes de este estudio se caracterizan por presentar un apoyo bastante elevado hacia el sistema democratico (M = 4.51) y se autodefinen como de una orientacion politica de derecha (M = 3.62). Esto debido a que las medias en estas dos variables superan la media teorica que es, segun la escala de respuesta de los instrumentos utilizados de 3-5 puntos. Por otro lado, la muestra presenta niveles moderados en RWA y niveles relativamente bajos en la SDO. Estos resultados son coherentes con estudios previos realizados en muestras con caracteristicas similares en lo que los niveles de RWA siempre son mayores a los observados en la SDO (e. g., Espinosa, 2011; Rottenbacher, 2012; Rottenbacher & De la Cruz, 2012; Rottenbacher & Schmitz 2012a, 2012b). Esto ultimo sugiere que los estudiantes universitarios evaluados en el presente estudio podrian ser catalogados, desde un punto de vista ideologico-politico, como personas prodemocraticas de derecha, que si bien tienden hacia el autoritarismo, no pueden ser clasificadas como autoritarias y tampoco tienden a justificar la inequidad social, porque sus niveles en la SDO no son muy elevados. Con respecto a la criminalizacion de la protesta social, el puntaje promedio de esta variable es bajo (M = 2.50), pero no tanto como para sostener que a nivel muestral existe un rotundo rechazo hacia la criminalizacion de la protesta social. En el Anexo B se observa que, si bien existe una tendencia hacia el rechazo de la criminalizacion de la protesta social, hay un importante grupo de la muestra que presenta puntajes mayores a 3.0 e, incluso, a 3.5, lo que expresa una variabilidad importante con respecto a la actitud de los participantes frente a este fenomeno. Las protestas sociales son aceptadas por la mayoria de los participantes, quienes rechazan su criminalizacion, pero hay un porcentaje importante (28.4%) que presenta puntuaciones por encima de los 3 puntos, quienes no estarian tan en desacuerdo con que la criminalizacion de la protesta social pudiera ser una medida gubernamental positiva.

A continuacion se discuten los resultados a la luz de las cuatro hipotesis del estudio que se han enfocado en las relaciones entre las variables analizadas. En primer lugar, las covarianzas--o correlaciones--positivas que se observan en el Modelo 2 entre el autoritarismo de ala derecha (RWA), la orientacion hacia la dominancia social (SDO) y la orientacion politica de derecha, corroboran la primera hipotesis del estudio ([H.sub.1]), que proponia que el RWA, la SDO y la orientacion politica de derecha debian estar relacionadas entre si de manera directa. Estos resultados nos permiten sostener que estas tres variables, utilizadas de manera conjunta, son buenos indicadores de un tipo de ideologia politica, que como ha sido mencionado, Thorisdottir et al. (2007) denominaron conservadurismo politico de derecha.

En segundo lugar, se esperaba que estos tres componentes del conservadurismo politico ejercieran una influencia inversa sobre el apoyo al sistema democratico. Esto, en la medida en que el conservadurismo politico expresa, entre otras actitudes, una tendencia hacia la justificacion de la inequidad y el autoritarismo (Bobbio, 1996; Jost et al., 2003; Jost et al., 2009). Estas dos tendencias--autoritarismo y justificacion de la inequidad--serian incompatibles con el funcionamiento pleno de una democracia en la medida en que esta se asocia a valores como la inclusion y equidad social, el trato igualitario entre las personas, la participacion de las mayorias y las minorias, la libertad de opinion, el respeto por las diferencias culturales, etc. En este sentido, los resultados de este estudio corroboran parcialmente esta segunda hipotesis ([H.sub.2]) en la medida en que, si bien el RWA y la SDO ejercen un efecto negativo sobre el apoyo a la democracia, no se observa lo mismo en el caso de la orientacion politica de derecha. Este ultimo resultado adquiere sentido si se toma en cuenta que una orientacion moderada hacia la derecha politica no necesariamente implicaria un rechazo hacia la democracia o a sus reglas de juego. Por el contrario, es al interior de un sistema democratico donde las fuerzas politicas moderadas--ya sea que se consideren de derecha o de izquierda--son capaces de desarrollar sus propias actividades politicas. Para Bobbio (1996), el autoritarismo y, por lo tanto, el rechazo hacia formas mas democraticas de ejercicio del poder, solo se presenta en los extremos ideologicos de derecha o izquierda. Por ello, es coherente que este estudio haya encontrado que tanto el RWA que expresa autoritarismo y la SDO que expresa una tendencia hacia la justificacion de la inequidad ejerzan, ambos, una influencia inversa sobre el apoyo a la democracia. Esta influencia es de mayor intensidad en el caso de la SDO y menor en el caso del RWA (ver Figura 2).

En tercer lugar, se esperaba que los tres componentes del conservadurismo politico de derecha--RWA, SDO y orientacion politica de derecha--ejercieran una influencia directa sobre la criminalizacion de las protestas sociales ([H.sub.3]). Los resultados obtenidos corroboraron esta hipotesis. Estos hallazgos estan en correspondencia con el razonamiento de que los individuos politicamente mas conservadores son menos tolerantes a la incertidumbre, la ambiguedad y los cambios sociales abruptos, por lo que prefieren un mundo social estructurado, estable y predecible (Jost et al., 2009; Jost et al., 2003; Rottenbacher, 2012). Por ello, es logico pensar que estas personas mostrarian un cierto nivel de rechazo frente a las protestas sociales--cuyas manifestaciones son publicas pero no necesariamente violentas--dado que, de alguna u otra forma, buscan generar un cambio en la organizacion social o en un aspecto especifico de esta. Con la finalidad de retornar al orden y estabilidad social, la criminalizacion o penalizacion de la protesta social aparece como una estrategia psicologica que devuelve a los individuos politicamente mas conservadores, certidumbre, tranquilidad y claridad acerca del entorno social. Asi, las personas involucradas en las protestas son concebidas como criminales o delincuentes, merecedores de penas muy altas que incluyen la reclusion carcelaria en su version mas extrema.

Por otra parte, se ha propuesto que los individuos mas conservadores, cuando son expuesto a este tipo de situaciones, suelen exhibir la denominada repuesta autoritaria (Oesterreich, 2005) o agresion autoritaria (Altemeyer, 1981, 1988, 1998, 2004), es decir, un apoyo hacia las autoridades percibidas como legitimas, en tanto se encarguen de preservar el orden social, y una predisposicion a aceptar mecanismos punitivos desproporcionados, si estos estan encaminados hacia la restauracion de la estabilidad social. Tomando en cuenta ello, es posible sostener que la criminalizacion de la protesta social constituiria un claro ejemplo de respuesta o agresion autoritaria en la medida que implica la aplicacion de castigos penales y el tratamiento delincuencial de una practica social que, en la mayor parte de las democracias occidentales, es un derecho basico de las personas. Por consiguiente, se puede deducir que la criminalizacion de la protesta social es una expresion de autoritarismo.

Respecto a la ultima hipotesis de este estudio, se corrobora la relacion negativa que se propuso, debia observarse entre el apoyo al sistema democratico y la criminalizacion de la protesta social ([H.sub.4]) Ello es congruente con la idea que la criminalizacion de la protesta social es percibida como un atentado a los derechos de expresion, reunion y participacion politica sobre los cuales se funda la democracia (Gamarra, 2010; Catholic International Cooperation for Development and Solidarity (CIDSE), 2011). Como ya fue mencionado, en terminos generales, el supuesto teorico que guio esta investigacion ha podido ser corroborado a traves de los resultados obtenidos y se ha podido arribar, ademas, a un analisis mas detallado de la relacion entre el conservadurismo politico de derecha y su relacion con la criminalizacion de una manifestacion propia de los sistemas politicos democraticos: la protesta social.

Como toda investigacion que intenta recoger evidencia empirica de un fenomeno poco estudiado en la realidad peruana y latinoamericana, los resultados de esta investigacion, asi como sus limitaciones, deberian ser tomados como puntos de partida para el diseno de estudios mas metodologicamente mas ambiciosos que corroboren, amplien o cuestionen los hallazgos del presente estudio. Como reflexion final y aplicando los resultados obtenidos al contexto social peruano, sobre la base de los informes de la Defensoria del Pueblo (2013) es posible proponer que las propuestas sociales puedan ir en aumento en los proximos anos y que, de ser asi, es probable que desde los diversos poderes del Estado Peruano, pudieran proponerse normas o medidas concretas de corte autoritario dirigidas hacia la criminalizacion de dichas protestas. En este escenario hipotetico y segun lo observado en este estudio, algunos sectores de la poblacion--aquellos con una mayor tendencia hacia el conservadurismo politico de derecha--podrian ser proclives hacia el apoyo de estas medidas, en un intento por preservar su sensacion de orden y estabilidad en el entorno social. Finalmente, es posible proponer que a lo largo de la historia peruana, las medidas punitivas desproporcionadas no han resultado ser, en ningun escenario y bajo ninguna condicion, estrategias adecuadas para la resolucion de los conflictos, sino que, tarde o temprano han contribuido a intensificarlos.

Referencias

Altemeyer, B. (1981). Right-wing authoritarianism. Winnipeg: University of Manitoba.

Altemeyer, B. (1988). Enemies of freedom: Understanding right-wing authoritarianism. San Francisco: Jossey-Bass.

Altemeyer, B. (1998). The other "authoritarian personality". En M. Zanna (Ed.), Advances in experimental social psychology, 30, 47-91. Nueva York: Academic Press.

Altemeyer, B. (2004). Highly dominating, highly authoritarian personalities. The Journal of Social Psychology, 144(4), 421-447.

Bobbio, N. (1996). Derecha e izquierda. Razones y significados de una distincion politica. Madrid: Taurus.

Bollen, K. (1989). A New Incremental Fit Index for General Structural Equation Models. Sociological Methods & Research, 17(3), 303-316.

Catholic International Cooperation for Development and Solidarity (CIDSE) (2011). La criminalizacion de la protesta social en torno a la industria extractiva en America Latina. Recuperado el 11 de setiembre de 2013 de http://www.cidse.org/content/publications/business-a-human-rights/extractive-industries-inlatinamerica/criminalisation_social_protest_latin_america.html

Comision de la Verdad y Reconciliacion. (2008). Hatun Willakuy Version abreviada del Informe Final de la Comision de la Verdad y Reconciliacion. Lima: Comision de Entrega de la CVR.

Corporacion Latinobarometro (2009). Informe 2009. Recuperado el 25 de febrero de 2013 de http://www.asep-sa.org/latinobarometro/LATBD_Latinobarometro_Informe_2009.pdf

Cottam, M., Dietz-Uhler, B., Mastors, E. & Preston, T. (2004). Introduction to Political Psychology. Nueva Jersey: Lawrence Erlbaum Associates.

Defensoria del Pueblo (2006). Reporte No. 23. Conflictos sociales conocidos por la Defensoria del Pueblo al 31 de enero de 2006. Lima: Defensoria del Pueblo.

Defensoria del Pueblo (2012). Resolucion defensorial No. 009-2012/DP. Lima: Defensoria del Pueblo.

Defensoria del Pueblo (2013). Reporte de conflictos sociales No.112. Lima: Defensoria del Pueblo.

Duckitt, J., Wagner, C., du Plessis, I. & Birum, I. (2002). The psychological bases of ideology and prejudice: Testing a dual process model. Journal of Personality and Social Psychology, 83, 75-93.

Duckitt, J. & Fisher, K. (2003). The impact of social threat on worldview and ideological attitudes. Political Psychology, 24, 199-222.

Duckitt, J. & Sibley, C. (2007). Right Wing Authoritarianism, Social Dominance Orientation and the Dimensions of Generalized Prejudice. European Journal of Personality, 21, 113-130.

Espinosa, A. (2011). Estudios sobre identidad nacional en el Peru y sus correlatos psicologicos, sociales y culturales. Tesis doctoral. Universidad del Pais Vasco-Euskal Herriko Unibertsitatea, Pais Vasco.

Gamarra, R. (2010). Libertad de expresion y criminalizacion de la protesta social. En E. A. Bertonia, ?Es legitima la criminalizacion de la protesta social?: derecho penal y libertad de expresion en America Latina (pp. 183-208). Buenos Aires: Universidad de Palermo.

Hernandez, R., Fernandez, C. & Baptista, P. (2007). Metodologia de la investigacion (4a ed.). Mexico: McGraw-Hill Interamericana.

Jost, J., Glaser, J., Kruglanski, A. & Sulloway, F. (2003). Political Conservatism as Motivated Social Cognition. Psychological Bulletin, 129(3), 339-375.

Jost, J., Federico, C. & Napier, J. (2009). Political ideology: Its structure, functions, and elective affinities. Annual Review of Psychology, 60, 307-337.

Kline, R. (2005). Principles and practice of structural equation modelling (2da. edicion). Nueva York: Guilford.

Linz, J. J. (1978). Una Interpretacion de los Regimenes Autoritarios. Revista de Sociologia, 8, 11-26.

Melendez, C. (2004). Hipotesis sobre los conflictos en el Peru actual. Lima: Asociacion Civil Transparencia.

Mezulis, A., Abramson, L., Hyde, J. & Hankin, B. (2004). Is there a universal positivity bias in attributions? A meta-analytic review of individual, developmental and cultural differences in the self-serving attributional bias. Psychological Bulletin, 130(5), 711-747.

Moya, M. & Morales-Marente, E. (2005). Reacciones psico-politicas ante los ataques terroristas del 11 de marzo de 2004. Revista de Psicologia Social, 20, 331-350.

Oesterreich, D. (2005). Flight into security: A new approach and measure of the authoritarian personality. Political Psychology, 26, 275-297.

Pratto, J., Sidanius, J., Stallworth, L. & Malle, B. (1994). Social dominance orientation: A personality variable predicting social and political attitudes. Journal of Personality and Social Psychology, 67, 741-763.

Rottenbacher, J. M. (2012). Conservadurismo politico y rigidez cognitiva en una muestra de estudiantes y egresados universitarios de la ciudad de Lima. Avances en Psicologia Latinoamericana, 30(2), 257-271.

Rottenbacher, J. M. y De la Cruz, M. F. (2012). Ideologia politica y actitudes hacia la mineria en el Peru: entre el crecimiento economico, el respeto por las formas de vida tradicionales y el ambientalismo. Liberabit, 18(1), 83-96.

Rottenbacher, J. M. & Schmitz, M. (2012a). Conservadurismo politico y tolerancia hacia comportamientos transgresores. Revista Psicologia Politica de la Universidad de Valencia, 44, 31-56.

Rottenbacher, J. M. & Schmitz, M. (2012b). Democracia vs neoliberalismo economico. Condicionantes ideologicos de las preferencias politicas y economicas en la ciudad de Lima. Revista Mexicana de Ciencias Politicas y Sociales, 52(214), 111-140.

Rottenbacher, J. M., Espinosa, A. & Magallanes, J. M. (2011). Analizando el prejuicio: bases ideologicas del racismo, el sexismo y la homofobia en una muestra de habitantes de la ciudad de Lima-Peru. Revista Psicologia Politica de la Associacao Brasileira de Psicologia Politica, 11(22), 225-246.

Rottenbacher, J. M. (2010). Sexismo ambivalente, paternalismo masculino e ideologia politica en adultos jovenes de la ciudad de Lima. Revista Pensamiento Psicologico, 7(14), pp. 9-18.

Ruiz, M., Pardo, A. & San Martin, R. (2010). Modelos de Ecuaciones Estructurales. Papeles del Psicologo, 31(1), 34-45.

Salcedo, C. M. (2009). El derecho constitucional de reunion y la protesta social. Gaceta Constitucional, 19, 83-96.

Sartori, G. (1988). Teoria de la democracia. Madrid: Alianza Editorial.

Schumacker, R. & Lomax, R. (2004). A beginner's guide to structural equation modeling (2da. edicion). Mahwah, NJ: Erlbaum

Sidanius, J., Pratto, F. & Bobo, L. (1996). Racism, conservatism, affirmative action, and intellectual sophistication: A matter of principled conservatism or group dominance? Journal of Personality and Social Psychology, 70, 476-490.

Sidanius, J. & Pratto, F. (1999). Social dominance: An intergroup theory of social hierarchy and oppression. Nueva York: Cambridge University Press.

Sidanius, J., Pratto, F., Van Laar, C. & Levin, S. (2004). Social dominance theory: Its agenda and method. Political Psychology, 25(6), 845-880.

Tanaka, M., Zarate, P. & Huber, L. (2011). Mapa de conflictividad social en el Peru: Analisis de sus principales causas. Lima: Biblioteca Nacional del Peru.

Thorisdottir, H., Jost, J., Liviatan, I. & Shrout, P. (2007). Psychological Needs and Values Underlying Left-Right Political Orientation: Cross-National Evidence from Eastern and Western Europe. Public Opinion Quarterly, 71(2), 175-203.

Van Hiel, A. & Mervielde, I. (2002). Explaining conservative beliefs and political preferences: A comparison of social dominance orientation and authoritarianism. Journal of Applied Social Psychology, 32, 965-976.

Zakrisson, I. (2005). Construction of a short version of the RightWing Authoritarianism (RWA) scale. Personality and Individual Differences, 39, 863-872.

Recibido: 23 de septiembre, 2013

Aceptado: 11 de octubre, 2013
Anexo A

Tabla 2. Items y estadisticos de confiabilidad de la escala
para evaluar la "Criminalizacion de la protesta social"

                                        Correlacion      Alfa de
                                         item-test      Cronbach
Items                                    corregida    si se elimina
                                                         el item

1. Todo ciudadano tiene derecho a           .34            .90
protestar publicamente si no esta
de acuerdo con algo. (Inverso)

2. Se debe castigar duramente a             .60            .90
quienes protestan publicamente y
alteran con ello la paz social.

3. En el ejercicio de su deber,
la Policia tiene todo el derecho de         .67            .90
usar la fuerza contra las personas
que protestan publicamente.

4. Se debe castigar a los miembros
de la Policia que en el ejercicio           .32            .90
de su deber, hacen dano o causan
la muerte de participantes en
protestas publicas. (Inverso)

5. La Policia deberia actuar con            .52            .90
"mano dura" para resolver los
conflictos sociales y restablecer
el orden.

6. La Policia deberia intervenir en         .51            .90
favor de las empresas privadas
cuando se da una situacion
de conflicto social.

7. Se deberia dar una ley para que
la Policia brinde su apoyo a las            .61            .90
empresas privadas cuando existen
situaciones de protesta publica.

8. Cuando ya no se puede negociar,
es necesario que las Fuerzas Armadas        .52            .90
intervengan para reprimir las
protestas publicas.

9. Las Fuerzas Armadas deben                .62            .89
asegurar el orden interno usando
todos los medios y recursos
que sean necesarios.

10. Siempre se deberia recurrir             .62            .90
a las Fuerzas Armadas para el
control de los conflictos sociales.

11. La protesta publica debe ser
considerada un delito grave y se            .63            .90
deben establecer penas de carcel
para las personas que protesten
publicamente.

12. El Estado deberia castigar con          .48            .90
la privacion de la libertad a todo
aquel que al protestar, altere
el orden publico.

13. La protesta publica es uno
de los mejores medios que tiene la          .38            .90
poblacion para hacer valer sus
legitimos derechos. (Inverso)

14. Todo aquel que haya participado
en una protesta publica deberia ser         .62            .90
investigado por los servicios de
inteligencia del Estado.

15. Los medios de comunicacion que          .55            .90
apoyen protestas publicas deberian
ser cerrados temporalmente.

16. La protesta publica es una de
las mejores muestras de que existe          .39            .90
legitima libertad de expresion
en un pais. (Inverso)

17. Se debe limitar drasticamente
el accionar de aquellas ONG's               .70            .89
(Organizaciones no gubernamentales)
que apoyen protestas publicas.

18. No hay nada peor para una
sociedad que la existencia de muchas        .62            .90
protestas. Estas situaciones
deberian eliminarse o reprimirse
duramente.

19. Protestar publicamente es una de
las maneras mas legitimas para              .48            .90
cambiar aquellas cosas con las que
uno no esta de acuerdo. (Inverso)

20. Cualquier persona que proteste          .55            .90
publicamente deberia ser considerado
un delincuente.

                                          Alfa de
                                          Cronbach
Items                                   de la escala
                                          completa

1. Todo ciudadano tiene derecho a
protestar publicamente si no esta
de acuerdo con algo. (Inverso)

2. Se debe castigar duramente a
quienes protestan publicamente y
alteran con ello la paz social.

3. En el ejercicio de su deber,
la Policia tiene todo el derecho de
usar la fuerza contra las personas
que protestan publicamente.

4. Se debe castigar a los miembros
de la Policia que en el ejercicio
de su deber, hacen dano o causan
la muerte de participantes en
protestas publicas. (Inverso)

5. La Policia deberia actuar con
"mano dura" para resolver los
conflictos sociales y restablecer
el orden.

6. La Policia deberia intervenir en
favor de las empresas privadas
cuando se da una situacion
de conflicto social.

7. Se deberia dar una ley para que
la Policia brinde su apoyo a las
empresas privadas cuando existen
situaciones de protesta publica.

8. Cuando ya no se puede negociar,          .90
es necesario que las Fuerzas Armadas
intervengan para reprimir las
protestas publicas.

9. Las Fuerzas Armadas deben
asegurar el orden interno usando
todos los medios y recursos
que sean necesarios.

10. Siempre se deberia recurrir
a las Fuerzas Armadas para el
control de los conflictos sociales.

11. La protesta publica debe ser
considerada un delito grave y se
deben establecer penas de carcel
para las personas que protesten
publicamente.

12. El Estado deberia castigar con
la privacion de la libertad a todo
aquel que al protestar, altere
el orden publico.

13. La protesta publica es uno
de los mejores medios que tiene la
poblacion para hacer valer sus
legitimos derechos. (Inverso)

14. Todo aquel que haya participado
en una protesta publica deberia ser
investigado por los servicios de
inteligencia del Estado.

15. Los medios de comunicacion que
apoyen protestas publicas deberian
ser cerrados temporalmente.

16. La protesta publica es una de
las mejores muestras de que existe
legitima libertad de expresion
en un pais. (Inverso)

17. Se debe limitar drasticamente
el accionar de aquellas ONG's
(Organizaciones no gubernamentales)
que apoyen protestas publicas.

18. No hay nada peor para una
sociedad que la existencia de muchas
protestas. Estas situaciones
deberian eliminarse o reprimirse
duramente.

19. Protestar publicamente es una de
las maneras mas legitimas para
cambiar aquellas cosas con las que
uno no esta de acuerdo. (Inverso)

20. Cualquier persona que proteste
publicamente deberia ser considerado
un delincuente.


Anexo B

[GRAFICO 1 OMITIR]

Jan Marc Rottenbacher de Rojas (1) y Mathias Schmitz (2)

Pontificia Universidad Catolica del Peru (PUCP)

(1) Licenciado en Psicologia Social y magister en Historia por la PUCP. Profesor auxiliar del Departamento de Psicologia de la PUCP y miembro del Grupo de Psicologia Politica de la misma Universidad. Ha publicado una serie de investigaciones empiricas en revistas especializadas de Brasil, Colombia, Espana, Mexico y Peru. Direccion postal: Av. Universitaria 1801, San Miguel, Lima--32, Peru. Direccion electronica: jrottenbacher@pucp.edu.pe.

(2) Licenciado en Psicologia Social por la PUCP y miembro del Grupo de Psicologia Politica de la misma Universidad. Ha publicado investigaciones empiricas en revistas especializadas de Brasil, Espana y Mexico. Direccion electronica: mathias.schmitz@pucp.pe.

(3) Para observar el comportamiento muestra de esta variable se presenta en el Anexo B un histograma que grafica las frecuencias observadas con respecto a la Criminalizacion de la Protesta Social.

(4) Debido a que, tanto el Apoyo a la Democracia como la Criminalizacion de la Protesta Social reciben la influencia de las mismas variables independientes, se asume una covarianza entre estas dos variables. Sin embargo, esta correlacion no puede colocarse en el diagrama porque conduce a que sea imposible calcular sus estadisticos de ajuste.
Tabla 1. Matriz de Correlaciones entre
las variables de estudio

                      1       2        3        4

1. Criminalizacion    --    .35 **   .52 **   .38 **
de la Protesta
Social

2. SDO                        --     .31 **   .25 **

3. RWA                                 --     .34 **

4. Orientacion                                  --
Politica de
Derecha

5. Apoyo a la
Democracia

                         5       M      DE

1. Criminalizacion    -.35 **   2.50   0.84
de la Protesta
Social

2. SDO                -.45 **   2.24   0.75

3. RWA                -.31 **   2.95   0.78

4. Orientacion         -.09     3.62   1.20
Politica de
Derecha

5. Apoyo a la           --      4.51   0.74
Democracia

* p < .05; ** p < .01
COPYRIGHT 2013 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rottenbacher de Rojas, Jan Marc; Schmitz, Mathias
Publication:Psicologia
Date:Jul 1, 2013
Words:7713
Previous Article:Diseno y validacion de una escala de creencias estereotipicas hacia personas indigenas.
Next Article:Nuria Cortada de Kohan.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters