Printer Friendly

Conciliacion y contrato a tiempo parcial en espana: efectos de la crisis.

1. Introduccion

Las distintas iniciativas emprendidas por los gobiernos de los paises miembros de la UE en pro de la igualdad de genero, amparadas por el Pacto Europeo para la Igualdad de Genero, han propiciado avances positivos en la reduccion de diferencias entre hombres y mujeres. A pesar de ello los avances generales aun no son lo suficientemente rapidos como para eliminar de manera significativa las diferencias de genero que aun persisten. Como recoge el informe "Igualdad entre mujeres y hombres, 2009" (COM, 2009, 77 final) la igualdad entre mujeres y hombres esta lejos de ser una realidad.

A pesar de las politicas de conciliacion de la vida familiar y laboral, el impacto de las decisiones de maternidad en la participacion en el mercado laboral es muy desigual para mujeres y hombres (COM, 2010, 491 final. 2010). Las mujeres siguen asumiendo una parte desproporcionada del tiempo de cuidado de los hijos y de las tareas domesticas. Esta asimetria supone que en ocasiones muchas mujeres consideren la maternidad como el fin de su carrera profesional.

Dado que las mujeres han incrementado de manera sostenida su nivel educativo y su presencia en el mercado laboral es cada vez mas intensa, es inmediato constatar un impacto negativo en los indices de natalidad, dado que el coste de oportunidad de la maternidad es muy alto para las mujeres. Este desincentivo compromete la renovacion poblacional, dado que las tasas de fertilidad actuales no permiten asegurar el mantenimiento de la poblacion activa, con las implicaciones que ello tiene sobre la sostenibilidad del estado de bienestar.

Como alternativa al abandono del mercado de trabajo, los poderes publicos han incentivado el recurso a formas de trabajo flexibles, como es el caso del contrato a tiempo parcial, y a la potenciacion de los servicios publicos de cuidado de los hijos. Como Del Boca, Pasquay y Pronzatoz (2009) senala, las diferencias en las politicas sociales en toda Europa explican parcialmente las diferencias observadas en la participacion de la mujer en el mercado laboral en estos paises. A pesar de que el trabajo flexible es una opcion que se ofrece por igual a hombres y mujeres, la realidad vuelve a mostrar un comportamiento muy diferente entre sexos, edades y ocupaciones. En la actualidad este tipo de contratos supone un porcentaje significativo del empleo en el sector servicios, en especial en el caso de los trabajadores jovenes y en las mujeres, con diferencias notables entre paises.

Las medidas de conciliacion de la vida laboral y familiar constituyen una necesidad, dados los desequilibrios economicos y demograficos que a largo plazo amenazan la sostenibilidad de la economia del bienestar europea. El necesario equilibrio entre ambos aspectos de la vida (laboral y familiar) debe suponer un reparto mas equitativo del tiempo dedicado al trabajo remunerado y al no remunerado. Esta equidad debe trasladarse tanto a hombres como a mujeres, situacion que esta lejos de producirse en la practica dado que las mujeres dedican mas tiempo que los hombres a las tareas derivadas de las responsabilidades domesticas y familiares. Este comportamiento sugiere que cuando existen hijos en el hogar, especialmente si son pequenos, la conciliacion se realiza a nivel de hogar mediante la especializacion exclusiva de cada uno de los progenitores, bien en tareas de hogar no remuneradas (mujer), bien en trabajo remunerado fuera del hogar (hombre).

Esta especializacion conlleva riesgos elevados para el progenitor que abandona el mercado laboral tal y como senalan ente otros Gunderson (1989), Apps y Rees (2005), Ermisch y Wright (1993), Walfogel (1997) o Del Boca (2002). Entre estos riesgos cabe citar, en primer lugar, el riesgo de exclusion del mercado laboral, dado que el abandono prolongado deteriora el capital humano acumulado y dificulta la consecucion de empleo. En segundo lugar, el riesgo de precariedad del empleo, tanto por limitar su posible acceso al mercado laboral a traves de figuras inestables como el empleo temporal, como por limitar el acceso a empleos de bajos salarios (o en cualquier caso, a empleos inadecuados al nivel de formacion previo al abandono del mercado laboral). En tercer lugar, el riesgo de pobreza y exclusion social, dado que la especializacion en tareas del hogar impide a la mujer consolidar el derecho a una pension digna haciendola dependiente de las rentas del otro conyuge, lo cual, en caso de la perdida de este, aboca a la mujer a situaciones de necesidad. En ultimo lugar, el riesgo de sostenibilidad del sistema, debido al derroche de recursos invertidos en la educacion de un elevado numero de sus miembros que no genera retornos sociales al especializarse estos en tareas no remuneradas.

Las politicas de conciliacion ayudan a mejorar la flexibilidad y competitividad de la economia mejorando la calidad de vida de los miembros de la sociedad, reducen los costes de oportunidad de las decisiones de maternidad y garantizan la sostenibilidad a largo plazo del sistema de bienestar. Su difusion y un diseno eficaz facilitan la incorporacion al mercado laboral de efectivos inactivos y propician su permanencia en situacion de actividad permitiendo emplear todo el potencial del capital humano de los miembros de una sociedad.

La intensidad y duracion de la actual crisis plantea interrogantes sobre la consecucion del objetivo de conciliacion y en particular en el uso y penetracion del empleo a tiempo parcial. La intensa destruccion de empleo temporal reportada por numerosos autores (Bentolila, Boldrin, Diaz-Gimenez y Dolado (Coords.), 2010; Dolado, Felgueroso y Jansen, 2010; Anghel y De la Rica, 2010; y, Felgueroso y Jimenez, 2009) se ha justificado por la necesaria eliminacion de puestos de trabajo poco rentables para la empresa o por la mayor virulencia de la crisis en sectores con elevada temporalidad. Ambos aspectos (menor productividad y localizacion en determinados sectores) podrian asociarse tambien con el empleo a tiempo parcial, de ahi que resulte de interes analizar la evolucion del contrato a tiempo parcial en la coyuntura actual para comprobar el modo en que esta forma de contratacion se ha podido ver afectada.

2. El Contrato a tiempo parcial. Efectos de la crisis (2007-2010)

Como consecuencia de la crisis se han registrado fuertes disminuciones en el empleo en nuestro pais, inicialmente provocados por el subito paron en el sector de la construccion y, despues en el resto de sectores industriales y de servicios conforme la desaceleracion se generalizaba. Los datos muestran que el ajuste en el empleo ha sido especialmente intenso en el caso del trabajo a tiempo completo, mientras que el empleo a tiempo parcial, en general, parece haber resistido bien los efectos de la crisis denotando una menor vulnerabilidad de este tipo de puestos.

Si consideramos las variaciones absolutas en el numero de ocupados segun la duracion de la jornada, podemos observar que, comparando los segundos trimestres de 2007 y 2010, en el conjunto de Espana se habrian destruido en terminos netos mas de un millon novecientos cuarenta y nueve mil empleos a tiempo completo, de los cuales un millon setecientos veintiseis mil empleos eran ocupados por Hombres, principalmente en el estrato de 20 a 35 anos. En el caso de las mujeres la perdida de empleo a tiempo completo se limita a algo mas 222 mil puestos, pero con grandes diferencias entre los distintos estratos de edad. En el caso de 20 a 29 anos se produce una perdida de 393 mil puestos, mientras que para mayores de 45 anos se produce un incremento de 272,4 mil empleos.

[GRAFICO 1 OMITIR]

[GRAFICO 2 OMITIR]

[GRAFICO 3 OMITIR]

En el caso del empleo a tiempo parcial se observa en el conjunto de Espana un aumento de 58,3 mil empleos, siendo el 90% de ellos masculinos. Por estratos de edad, estos se concentran en el caso de hombres de 25 a 54 anos y en las mujeres de 35 a 69. En el resto de casos se observa una reduccion en el empleo a tiempo parcial, por lo que el aumento observado en la tasa de penetracion del contrato a tiempo parcial en los colectivos mas jovenes solo puede achacarse a la mayor destruccion de empleo a tiempo completo.

[GRAFICO 4 OMITIR]

Esta evolucion podria sugerir que la crisis ha podido potenciar el trabajo de otros miembros del hogar como soporte a la economia familiar, en particular, si se ha producido la perdida del empleo del sustentador principal. Desde la optica de las empresas, cabe pensar que el ajuste del empleo se ha producido principalmente en los tiempos completos y que se hayan reducido las jornadas como medio de solventar la caida en la demanda producida por la crisis (sustitucion de empleo completo por parcial).

Comparando el grado de utilizacion del contrato a tiempo parcial por edades y sexos puede observarse que la crisis ha provocado un desplazamiento vertical del perfil de utilizacion en ambos casos indicando una mayor utilizacion del mismo, en especial en las edades mas jovenes. En el caso de las mujeres en las edades teoricas de maternidad (y teoricas demandantes de conciliacion) apenas se observan cambios significativos como consecuencia de la crisis, concentrandose el desplazamiento en los menores de 25 anos. En el caso de los hombres aunque se observa un desplazamiento vertical del perfil de uso, este es mas intenso tambien en los menores de 35 anos y en particular en el grupo de 16 a 19 anos. La explicacion a este proceso es la mayor destruccion de empleo en los puestos a tiempo completo que en los puestos a tiempo parcial, ya que estos tambien se reducen en el caso de los menores de 25 anos.

[GRAFICO 5 OMITIR]

El empleo a tiempo parcial en Espana se encuentra fundamentalmente concentrado en el sector servicios, en particular en el sector de Comercio, Otros Servicios, Servicios Financieros y AA.PP. Educacion y Actividades Sanitarias. Estos tres grandes sectores (ver detalle en el pie de tabla siguiente) suponen el 80% del empleo parcial masculino y el 91,8% del empleo parcial femenino. Esta estructura, no ha sufrido variaciones significativas como consecuencia de la crisis actual. Igualmente, la penetracion del empleo parcial por sectores tampoco ha sufrido una alteracion significativa, de modo que no puede hablarse de una sustitucion de un tipo de empleos por otro o un efecto asimetrico de la crisis entre ambos tipos de empleos a nivel sectorial.

[GRAFICO 6 OMITIR]

Analizando la evolucion del empleo por sectores entre 2007 y 2010 (2 trimestre) es posible comprobar en que sectores ha sido mas intenso el ajuste del empleo. Como cabria esperar, en el conjunto de Espana el sector que mas empleo ha destruido es el de la Construccion con mas de un millon de empleos a tiempo completo destruidos (casi el 60% del total) en su totalidad de hombres. El resto de sectores tambien han registrado perdidas de empleo a tiempo completo tanto para hombres como para mujeres, con la excepcion del sector de Transporte y Comunicaciones y el sector de AA.PP., Educacion y Sanidad, dado que ambos han incrementado el volumen de puestos de trabajo a tiempo competo entre 2007 y 2010.

El empleo a tiempo parcial, por el contrario, ha registrado un incremento neto en el conjunto de sectores, aunque con notables diferencias. El crecimiento mas importante en cuanto a volumen de empleo generado en el conjunto de Espana se ha registrado en el sector de servicios publicos (AA.PP., Educacion y Sanidad), en Transporte, Comercio y, curiosamente, Construccion, y fundamentalmente se trata de empleo masculino (en terminos netos). Este resultado neto oculta la fuerte destruccion de empleo parcial en el sector de Otros Servicios (CNAE-2009 90-93, 94-96, 97 y 99), y en mucho menor grado, la perdida de empleo parcial en el Sector Primario e Industria.

[GRAFICO 7 OMITIR]

[GRAFICO 8 OMITIR]

Como consecuencia de la crisis, el empleo parcial involuntario ha aumentado notablemente en hombres y en mujeres, siendo el motivo aducido por el 54,32 % de trabajadores a tiempo parcial hombres y el 47,86% de las mujeres. En cuanto al motivo de conciliacion, mientras que para los hombres este motivo (cuidado de ninos o adultos y otras obligaciones familiares) es marginal (2,76% en 2010 y 5,06% en 2007) en el caso de las mujeres supone la razon primordial del trabajo parcial en el 24,68% de casos en 2010 (34,19% en 2007).

[GRAFICO 9 OMITIR]

[GRAFICO 10 OMITIR]

3. Conclusiones

Con el objeto de analizar las caracteristicas del contrato a tiempo parcial y su evolucion en la coyuntura actual enmarcada en una profunda crisis se han estudiado los cambios experimentados en el empleo parcial y a tiempo completo en el periodo 2007-2010. Los datos de la EPA muestran que como consecuencia de la crisis el ajuste en el empleo ha sido especialmente intenso en el caso de los puestos de trabajo a tiempo completo, mientras que el empleo a tiempo parcial no se ha visto afectado.

La evolucion del contrato a tiempo parcial durante la actual crisis se caracteriza por su fortaleza (crece un 0,7% frente a una reduccion del empleo a jornada completa del 8,3%), su mayor penetracion en hombres (crece un 2,4%, mientras que caeria un 0,2% en el caso de las mujeres) y en jovenes y el mayor grado de involuntariedad.

Esta evolucion podria sugerir que la crisis ha podido potenciar el trabajo de otros miembros del hogar como soporte a la economia familiar, en particular, si se ha producido la perdida del empleo del sustentador principal. Desde la optica de las empresas, cabe pensar que el ajuste del empleo se ha producido principalmente en los tiempos completos y que se hayan reducido las jornadas como medio de compensar la caida en la demanda producida por la crisis (sustitucion de empleo completo por parcial) y la mayor incertidumbre.

Desde la optica de la conciliacion, el contrato a tiempo parcial ve minada su razon de ser cuando el trabajador opta por este tipo de trabajo ante la imposibilidad de acceder a un empleo a tiempo completo. Este incongruencia entre el tipo de empleo del que dispone el trabajador y el que quisiera tener, que denota la dificultad para encontrar empleo en la actual coyuntura, puede suponer que individuos que realmente quisieran optar a un puesto que les permitiese conciliar vida laboral y profesional no pueden hacerlo, al estar ocupado por individuos que preferirian otro tipo de puesto. Esta lectura supone que a pesar del incremento registrado en toda Espana del contrato a tiempo parcial no puede deducirse de inmediato que esto haya redundado en un avance en la conciliacion.

Referencias

Anghel, B. y de la Rica, S. (2010). El observatorio laboral de la crisis: Lecciones sobre la necesidad de reformas laborales. Papeles de Economia Espanola, 124, 17-27.

Apps, P. y Rees, A. (2005). Time use and the costs of children over the life cycle. In, D. Hamermesh y G. Phann (Eds.), The economics of time use. Elsevier.

Bentolila, S., Boldrin, M., Diaz-Gimenez, J. y Dolado, J.J. (Coordinadores) (2010). La crisis de la economia espanola: analisis economico de la gran recesion. Monografias Fedea. Madrid.

COM (2009) 77 final (2009). Igualdad entre mujeres y hombres 2009.

COM (2010) 491 final (2010). Estrategia para la igualdad entre mujeres y hombres 2010-2015.

Del Boca, D. (2002). The effect of child care and part time opportunities on participation and fertility decisions in Italy. Journal of Population Economics, 15, 549-572.

Del Boca, D., Pasquay, S. y Pronzatoz, C. (2009). Motherhood and market work decisions in institutional context: a European perspective. Oxford Economic Papers, 61, 47-71.

Dolado J.J., Felgueroso, F. y Jansen, M. (2010). El conflicto entre la demanda de flexibilidad laboral y la resistencia a la reforma del mercado de trabajo. Papeles de Economia Espanola, 124, 84-96.

Ermisch, J.F. y Wright, R.E. (1993). Wage oers and full-time and part-time employment by british women. The Journal of Human Resources, 28, 111-133.

Felgueroso, F. y Jimenez, S. (2009). Sobre la propuesta para la reactivacion laboral en Espana. Circunstancia, VII(20).

Gunderson, M. (1989). Male-female wage differentials and policy responses. Journal of Economic Literature, 27, 46-72.

Waldfogel, J. (1997). The effect of children on women's wages. American Socilogical Review, 62, 209-217.

Valentin Bote Alvarez-Carrasco (1)

valentin.bote@uam.es

Alfredo Cabezas Ares

alfredo.cabezas@uam.es

Universidad Autonoma de Madrid

fecha de recepcion: 25/05/2012

fecha de aceptacion: 23/07/2012

(1) Universidad Autonoma de Madrid. Departamento de Analisis Economico: Teoria Economica e Historia Economica. Campus Cantoblanco, 28049-Madrid.
Tabla 1. Evolucion empleo a tiempo completo y empleo a
tiempo parcial por sector de ocupacion y genero.
2007:II-2010:II. Total Espana. Miles

                    Tiempo completo

SECTOR        Hombres            Mujeres

         2010TII   2007TII   2010TII   2007TII

A          545,6     632,2     164,0     201,3
B          517,9     637,8     241,5     347,8
C          814,1     969,8     167,8     187,7
D          602,7     786,4     146,8     169,4
E        1.519,9   2.534,0     104,1     117,4
F        1.938,9   2.092,3   1.619,9   1.771,1
G        1.034,1     890,7     261,1     229,7
H        1.067,1   1.210,6     855,3     918,5
I        1.424,2   1.332,7   1.997,0   1.835,8
J          301,5     406,3     654,8     655,8

                    Tiempo parcial

SECTOR       Hombres             Mujeres

         2010TII   2007TII   2010TII   2007TII

A          33,5      44,2     35,0      43,3
B          16,3      17,9     44,5      52,5
C          12,1       8,0     19,6      26,9
D          14,4      14,1     21,2      25,6
E          37,0      26,2     38,7      36,1
F         164,9     155,3    548,3     547,3
G          50,0      27,5     49,9      49,5
H          62,0      63,6    321,9     309,2
I         104,9      87,3    402,0     342,3
J          72,8      70,9    449,4     492,4

Fuente. Elaboracion propia a partir de microdatos
de la EPA (INE).

Agricultura, ganaderia, silvicultura y pesca (codigos CNAE-09: 01,
02 y 03), (codigos CNAE-93: 01, 02 y 05)   A

Industria de la alimentacion, textil, cuero, madera y papel (codigos
CNAE-09: del 10 al 18), (codigos CNAE-93 del 15 al 22)   B

Industrias extractivas, refino de petroleo, industria quimica,
farmaceutica, industria del caucho y materias plasticas, suministro
energia electrica, gas, vapor y aire acondicionado, suministro de
agua, gestion de residuos. Metalurgia (codigos CNAE-09: del 05 al 09,
del 19 al 25, 35 y del 36 al 39), (codigos CNAE-93: del 10 al 14, del
23 al 28, 40 y 41)   C

Construccion de maquinaria, equipo electrico y material de transporte.
Instalacion y reparacion industrial (codigos CNAE-09 del 26 al 33),
(codigos CNAE-93 del 29 al 37)   D

Construccion (codigos CNAE-09: del 41 al 43), (codigo CNAE-93: 45)   E

Comercio al por mayor y al por menor y sus instalaciones y
reparaciones. Reparacion de automoviles, hosteleria (codigos CNAE-09:
del 45 al 47, 55 y 56), (codigos CNAE-93: 50, 51, 52 y 55)   F

Transporte y almacenamiento. Informacion y comunicaciones (codigos
CNAE-09 del 49 al 53 y del 58 al 63), (codigos CNAE-93 del 60 al
64)   G

Intermediacion financiera, seguros, actividades inmobiliarias, servicios
profesionales, cientificos, administrativos y otros (codigos CNAE-09:
del 64 al 66, 68, del 69 al 75 y del 77 al 82), (codigos CNAE-93 del
65 al 67 y del 70 al 74)   H

Administracion Publica, educacion y actividades sanitarias (codigos
CNAE-09: 84, 85 y del 86 al 88), (codigos CNAE-93: 75, 80 y 85)   I

Otros servicios (codigos CNAE-09: del 90 al 93, del 94 al 96, 97y  99),
(codigos CNAE-93: del 90 al 93, 95 y 99)   J
COPYRIGHT 2012 Universidad de Leon (Espana)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alvarez-Carrasco, Valentin Bote; Cabezas Ares, Alfredo
Publication:Pecunia
Date:Jun 1, 2012
Words:3507
Previous Article:Cincuenta anos de politica fiscal en materia de vivienda.
Next Article:El metodo de la caxa entera de Juan Bautista de Herrera (1628): ?Una vision peculiar de la partida doble?
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters