Printer Friendly

Comparacion fonologica de la lengua Muisca con las lenguas Uwa, Bari y Nasa Yuwe.

1. Introduccion

El proposito de esta investigacion es exponer la aplicacion del metodo comparativo a tres lenguas de filiacion comprobada--las lenguas muisca, bari y uwa, de la familia chibcha--y una de filiacion probable--la lengua nasa yuwe--. Con esto se quiso hacer una aproximacion a la razon por la que la filiacion de la lengua nasa yuwe a la familia chibcha se mantiene como probable, sobre todo si se tiene en cuenta la proximidad geografica del territorio en el que se habla esta lengua con respecto a aquel en el que se hablaba el muisca.

Sumado a lo anterior, con la investigacion se quiso evaluar principalmente las condiciones bajo las cuales se debe adelantar un proyecto de comparativismo, considerando las cualidades de los corpus y otros recursos con los que se cuenta para dicha tarea en Colombia. En este caso, se acudio a fuentes como las suministradas en Constenla Umana (1984, 1991, 1993, 2000, 2008), Gonzalez de Perez y Rodriguez de Montes (2000), Adelaar (2004), Gomez Aldana (2012, 2014a, 2014b), y Uber y Reed (1992), principalmente.

En efecto, muchas investigaciones sobre lenguas indigenas del pais han tenido que acudir al metodo comparativo no solo para analizar las filiaciones de estas, sino tambien para corregir las clasificaciones heredadas, que en su mayoria merecen una revision. Sin embargo, el hecho de no contar con una sola fuente para buscar estos datos (o al menos con criterios estandarizados para su elaboracion) significo un problema que no enfrentan los estudiosos de lenguas como el espanol, cuyos corpus estan medianamente unificados. Por el contrario, la informacion sobre lenguas indigenas esta fraccionada y la forma como se les presenta a los investigadores no es uniforme.

A continuacion se encuentran (1) las razones que justifican el presente estudio de lenguas indigenas colombianas, el cual tiene como referencia algunos principios teoricos y metodologicos del metodo comparativo; (2) la clasificacion mas actual de la familia linguistica chibcha; (3) las principales caracteristicas que definen el metodo comparativo; (4) el marco metodologico implementado en este estudio; (5) algunas muestras del analisis fonologico realizado; y (6) la seccion de conclusiones y observaciones finales, donde se subrayan los resultados encontrados.

2. Justificacion

Son varias las razones para estudiar, con el metodo comparativo, las lenguas indigenas, en el caso de este articulo de la estirpe chibchense y otras posiblemente filiadas a esta familia. En primer lugar, hay que mencionar los que podrian denominarse vacios en la informacion o propuestas teoricas sobre esta familia linguistica. Por ejemplo, sobre las lenguas chibchas es posible retomar a Jon Landaburu (2000, 2004), quien ha producido dos textos susceptibles de ser considerados como estados del arte de caracter divulgativo. En ellos se retoman trabajos de otros autores como Constenla Umana, Loukotka y Paul Rivet.

En segundo lugar, esta el hecho de que Landaburu coincide con Constenla Umana en dejar las propuestas de los ultimos dos autores como clasificaciones pendientes de confirmacion, principalmente por motivos metodologicos relacionados con una falta de rigurosidad, automaticidad y operatividad en la aplicacion del metodo comparativo en la filiacion de estas lenguas.

En tercer lugar, hay una razon de peso cuantitativo: la familia chibcha es el segundo grupo linguistico mas extenso de este territorio, despues de la arawak. Por esta razon es importante contribuir al conocimiento linguistico de las relaciones que se puedan establecer o no entre, primero, la cercania genetica del muisca y dos lenguas que pertenecen a la misma subfamilia (el uwa y el bari), y, segundo, la proximidad geografica de los territorios en los que se hablaban dichas lenguas. Con estos elementos, se puede hacer un acercamiento a la posible inscripcion del nasa yuwe entre las lenguas de la mencionada familia linguistica, dada su cercania geografica, asi como el hecho de que su filiacion con las lenguas chibchas haya sido considerada como probable por Constenla Umana.

3. Estado del arte sobre la lengua muisca y la clasificacion de la familia chibchense

La clasificacion de lenguas indigenas de la familia linguistica chibcha ha sido objeto de varios trabajos, que a su vez se han abordado en una cantidad considerable de estados del arte. La importancia de la familia de lenguas chibchenses es explicable por su expansion entre las regiones de Centro y Suramerica. Sobre los limites dentro de los cuales se difundieron las lenguas chibchas, hallamos un territorio particular y relevante para la delimitacion de un espacio significativo en el cual estas tuvieron lugar. De acuerdo con Adelaar (2004), el punto de encuentro linguistico que agrupaba a los hablantes desde la parte central de los Andes, el Amazonas, el Caribe y la parte de Centroamerica era precisamente el area norte de la region de los Andes, la cual abarcaba el territorio de la actual Colombia, el occidente de Venezuela y una buena porcion de Centroamerica. Esta area se conoce como el Area Intermedia. La misma fue estudiada por Constenla Umana (1991), quien la subdivide en tres regiones: area Centroamerica-norte de Colombia, area Ecuador-sur de Colombia y el area Guajiraoccidente de Venezuela.

Las dos familias de lenguas que han tenido mayor impacto sobre esta ultima region han sido la caribe y la chibcha, pero se cree que la segunda tuvo mucha mas antiguedad en la region. Segun el autor, los origenes de las lenguas chibchas se remontan a la region de America Central, ya que los rasgos de su diversidad se encontraron principalmente en Costa Rica y el occidente de Panama. No se puede obviar, con todo, la influencia chibcha en otras areas ademas de estas, que tambien fueron de gran importancia para la expansion de estas lenguas. En la costa caribe colombiana, por ejemplo, se encuentra la lengua cuna, hablada alrededor del golfo de Uraba y la zona adyacente a Panama por el Oceano Atlantico. Asi mismo, en la Sierra Nevada de Santa Marta se encontraban las tribus ika, kankuamo, kogui y wiwa; en la Sierra del Perija, los bari; y en los departamentos de Bolivar, Cordoba y Sucre se encontraron las tribus fincenu, pancenu y cenufana, que representan la cultura sinu (Adelaar, 2004: 50). La lengua de la parte mas baja del rio Magdalena, entre Tamalameque y Trinidad, se conoce como lengua malibu. Junto con la lengua extinta de sus vecinos, los mocana y los pacabueyes, se agrupan en la lengua denominada chimila, la cual es una lengua viva probablemente hablada por los taironas al Este en la Sierra Nevada. En la parte norte de los Andes se encontraron los lache, quienes vivian cerca de la Sierra Nevada del Cocuy, al nordeste de Boyaca, limitando con el pueblo uwa. Por esta razon se especula que los lache y los uwa comparten rasgos de un mismo grupo linguistico, pero no hay informacion en cuanto a los lache (Adelaar, 2004: 52).

Constenla Umana es uno de los autores que mas investigo sobre las lenguas de la familia chibcha. Su trabajo no se limito al rastreo de los origenes del protochibcha --si bien en varios de sus textos sobre linguistica diacronica se evidencia dicho interes (1990, 1993, 1995)--sino que tambien evaluo clasificaciones de autores como "Rivet (1912, 1924), Schuller (1919/20), Lehmann (1920), Jijon y Caamano (1943), Loukotka (1944, 1968), Rivet y Loukotka (1952), Greenberg (1956, 1987) y Swadesh (1967)" (Constenla Umana, 1995), sobre quienes dice que no van mas alla de propuestas de clasificaciones probables principalmente por falta de rigurosidad. En casos como el de Swadesh, su publicacion se limito al suministro de porcentajes de cognados obtenidos sin dar a conocer las listas en las que se baso. Por su parte, Greenberg sustento sus investigaciones en metodos que chocaban con el metodo comparativo, lo cual es suficiente para que Constenla Umana no lo considere concluyente. De la misma manera, los otros investigadores o han trabajado al margen del metodo comparativo o han fracasado en sus intentos de establecimiento de relaciones geneticas por el apoyo de sus analisis en falsos cognados, como le ocurrio a Beuchat y Rivet (Constenla Umana, 1995: 83). Al parecer, parte de los problemas enfrentados por estos autores--en especial Uhle y quienes continuaron su trabajo--se debieron tambien a su ambicion por llegar a establecer relaciones remotas en el tiempo entre las lenguas antes de decantar los esfuerzos a establecer relaciones planteadas que necesitaban comprobacion.

Las diferentes clasificaciones de la familia chibcha hechas por Constenla Umana se encuentran en los trabajos "Una hipotesis sobre la localizacion del protochibcha y la dispersion de sus descendientes" (1990), Las lenguas del area intermedia: introduccion a su estudio areal (1991), "La familia chibcha" (1993), "Sobre el estudio diacronico de las lenguas chibchenses y su contribucion al conocimiento del pasado de sus hablantes" (1995). No obstante, la mas reciente y adecuada para la investigacion que aca se presenta fue la que publico bajo el titulo de "Estado actual de la subclasificacion de las lenguas chibchenses y de la reconstruccion fonologica y gramatical del protochibchense" (2008), escrito en el que se lleva a cabo una subclasificacion de las lenguas chibchenses. Esta nueva propuesta transforma la subclasificacion anterior, especialmente la de los subgrupos istmico y magdalenico. Constenla Umana senala que las comparaciones en el nivel gramatical y el numero de fenomenos de innovaciones gramaticales son reducidas, por lo que se deben tener en cuenta "hechos cuya condicion de innovaciones todavia no se ha determinado, pero que, de todos modos, resultan utiles como indicadores de mayor o menor proximidad genealogica" (2008: 118). Recalca, ademas, que debido a la poca informacion para algunas lenguas no es posible comprobar la presencia o ausencia de todos los rasgos en ellas. Aun asi, esta nueva clasificacion, a pesar de las limitaciones en la aplicacion del metodo comparativo, da indicios a favor de los subgrupos Votico--rama-guatuso--, Istmico--boruca, bribri, cabecar, naso (teribe/terraba), movere y bocota--y Magdalenico--chimila, cogui, damana, atanques, ica, muisca, tunebo, bari--. Para estos tres subgrupos ofrece observaciones de caracter fonologico, gramatical y lexicoestadistico, estos ultimos con resultados de clasificacion distintos a los que se llega mediante el metodo comparativo.
Estirpe chibchense

I. Paya
II. Chibchense nuclear:
  IIA. Votico:
    Rama, guatuso.
  IIB. Istmico:
    B1. Istmico occidental:
      B1.1. Viceitico: cabecar, bribri.
      B1.2. Naso (teribe/terraba).
      B1.3. Boruca.
    B2. Doracico: dorasque, changuena.
    B3. Istmico oriental:
      B3.1. Guaimiico: movere, bocota.
      B3.2. Cuna
  IIC. Magdalenico:
   C1. Magdalenico meridional:
     C1.1. Chibcha: muisca, Duit.
     C1.2. Tunebo.
     C1.3. Bari.
   C2. Magdalenico septentrional:
     C2.1. Arhuacico:
     C2.1.1. Cogui.
   C2.1.2. Arhuacico oriental-meridional:
     C2.1.2.1. Arhacico oriental:
     damana, atanques.
     C2.1.2.2. Ica.
  C2.2. Chimila


4. Marco conceptual: el metodo comparativo

Para el acercamiento a los postulados mas recientes sobre el metodo comparativo se retoma a Rankin (2005), Harrison (2005), y el trabajo que sobre estos dos autores realiza Ruiz (2014), al tiempo que se retoma a Szemereny (1978). Para comenzar, hay que decir que el metodo historico fue una de las primeras herramientas de las que se valio la linguistica (especialmente el comparativismo y los neogramaticos, en el siglo XIX) para acercarse a las lenguas como objeto de estudio. Este les permitio a las escuelas en mencion llegar al establecimiento de relaciones de parentesco o geneticas entre las lenguas de las que se sospechaban dichos vinculos por semejanzas en los niveles lexico y fonologico. El establecimiento de estas filiaciones deviene en el objetivo principal del metodo, de acuerdo con Rankin y Harrison. No obstante, para el primer autor, con el metodo interesa, despues de establecer las relaciones geneticas entre las lenguas, llegar a la reconstruccion de las lenguas ancestrales o protolenguas (Rankin, 2005: 183) y explicar la relacion que tenia lugar entre las lenguas sobre las cuales se queria establecer o confirmar una determinada filiacion. Como se inferia de Harrison (2005), la disciplina sobre la cual se erige el metodo comparativo, la linguistica historica, debe definir la teoria sobre el cambio linguistico, es decir, plantearse unos lineamientos teoricos que le permitan derivar universales a partir de un conjunto de datos sincronicos; en este sentido se exige automaticidad en el metodo comparativo. Por otro lado, la operatividad del metodo tiene como base abstracciones de los sistemas linguisticos entre las que se buscan regularidades; dichas abstracciones son de orden lexico y fonologico, pero no se pueden considerar realizaciones concretas, como lo apuntaba Ruiz (2014).

Hay tres principios universales que son la base en la justificacion del metodo comparativo y ademas le dan objetividad al mismo: el primero de ellos es la arbitrariedad de los signos linguisticos en tanto no hay un principio de determinacion entre los signos y sus significados; esto permite que los cambios de sonido puedan presentarse libremente con dependencia unicamente del organo fonoarticulador y el coste fonico que pueda presentarse. El siguiente principio es la regularidad del cambio de sonido, ya que este tiene lugar en un contexto determinado y se propaga en los mismos contextos. Finalmente, Rankin (2005) hace mencion del uniformitarianismo, que se entiende desde Labov y esta cita: "El uso del presente para explicar el pasado" (Ruiz, 2014: 4), lo cual significa que los procesos de cambio linguistico no difieren de los procesos del pasado, por lo que los patrones de cambio linguistico actuales sirven para explicar los procesos de cambio del pasado.

Ahora bien, el metodo comparativo tambien recurre a dos conceptos importantes que son planteados por Harrison (2005): la cognacion y la similaridad. Estos son dos tipos de relacion que estan imbricados en la medida en la que se espera que los dos elementos a comparar sean cognados y, por ende, similares, es decir, que cuenten con rasgos de forma y contenido comunes, parecidos. Por otro lado, la similaridad se convierte en el criterio inicial para la seleccion de los elementos, y desde la misma se deben encontrar las relaciones de cognacion. Por ende, son conceptos que se entienden en su relacion de reciprocidad y complementariedad. Harrison (2005) plantea que se deben buscar los cognados en la relacion ser humano y entorno porque son las palabras que se preservan, es donde podemos hallar significados universales. Luego de la eleccion de los cognados, que se debe hacer con el apoyo de corpus lo mas voluminosos posibles, es esperable que la reconstruccion de la protoforma sea establecida bajo un criterio de naturalidad, es decir, que se adecue a las tendencias de cambio observables empiricamente en las lenguas.

Para concluir con esta breve descripcion en cuanto al metodo comparativo, conviene mencionar algunas de las limitantes para el metodo. Entre ellas se encuentra el hecho de que las lenguas retengan y desechen elementos linguisticos, lo que se asocia al caudal lexico sobre el cual, en muchas ocasiones, no se tiene conocimiento. Tambien se cuenta que la perdida de elementos caracteristicos de una lengua -fonetico-fonologicos, morfosintacticos, lexicos, etc.- es directamente proporcional a su uso y desde este argumento muchos criticos observan que los cognados, por aparecer en este proceso de uso, de difusion, de prestamo, o en escenarios de cambio por causas extralinguisticas, tienen un caracter fortuito que planta al metodo sobre una base completamente subjetiva. Particularmente para las lenguas colombianas, se deben mencionar los problemas relacionados con la documentacion linguistica: en la medida en que un investigador este interesado en emprender proyectos comparativos, debera levantar sus propios datos, pues la posibilidad de recurrir a corpus construidos con tal fin es limitada. A pesar de todo, el metodo comparativo se ha consolidado como el paso inicial para el reconocimiento de la linguistica como ciencia, y ha caracterizado y dado razon al caracter cientificista de la linguistica moderna. Si bien es cierto que "esta lejos de alcanzar la universalidad de su formacion teorica y comprobacion practica" (Ruiz, 2014: 9), emplear el metodo comparativo es un ejercicio que enriquece la disciplina siempre y cuando sea utilizado con el debido rigor y en procura de respetar los principios de operatividad que se han observado empiricamente.

5. Marco metodologico

El proyecto de investigacion que aca se describe ha trazado como una de sus metas un acercamiento a la filiacion de la lengua nasa con las lenguas chibchas mediante la descripcion minuciosa de los elementos y rasgos fonologicos de algunos de sus elementos lexicos, y la posterior comparacion de los mismos con los de otras lenguas cuya relacion con esta familia ha sido debidamente comprobada en estudios anteriores, a saber: muisca, uwa y bari. La primera es la lengua que se tuvo como referente para realizar los analisis, por lo tanto se busco observar cuales lenguas (entre el uwa, bari y nasa) tenian elementos en comun con el muisca que sirvieran para develar y corroborar las relaciones filogeneticas que se han planteado.

Las muestras se escogieron bajo un criterio de seleccion universal, es decir que se procuro que la lista estuviera compuesta por palabras que la teoria ha calificado como resistentes al cambio. Asi, se compilo un corpus de 44 glosas (1) sobre las cuales se realizo el analisis. La seleccion de las transcripciones se hizo en procura de privilegiar aquellas que fueran fonologicas por encima de las foneticas, aunque hubo algunas muestras de las que no se encontro transcripcion fonologica. Este fue el caso del bari, lengua para la que se emplearon dos fuentes de diferente naturaleza. Primero, el trabajo de Gonzales de Perez y Rodriguez de Montes (2000) que, a pesar de que contaba con transcripciones fonologicas, incluye un inventario insuficiente para apoyar este estudio, asi que se recurrio, en segundo lugar, a las transcripciones foneticas disponibles en Huber y Reed (1992). En cuanto a las muestras del muisca, estas se completaron con el corpus de Gomez Aldana (2012), quien tambien asesoro parte de este trabajo.

El procedimiento que involucra la comparacion de estas lenguas tuvo en cuenta la informacion existente sobre el protochibcha y todas aquellas protoformas que coincidian con cualquiera de las glosas que se seleccionaron previamente. En cada analisis se procura resaltar los aspectos fonologicos mas importantes de la comparacion y, en la medida de lo posible, presentar una formula de reconstruccion para cada forma, de manera que se muestra la evolucion desde la protoforma del chibcha hasta las versiones de transcripcion que se tengan de la glosa. En esta reconstruccion diacronica se pueden documentar los elementos fonologicos que en algun momento de la historia estas lenguas compartieron, si comparten una relacion genetica mutua o si, dado el caso, se pudiera inferir algun tipo de relacion areal.

Los datos arrojados son argumentos para apoyar los indices de cognacion que se establecen posteriormente. Este procedimiento metodologico es cuantitativo en tanto se debe sacar el indice de cognacion mediante un calculo porcentual que, si bien no forma parte del metodo comparativo tradicional, se ha empleado como un recurso para "medir"--si se permite ese uso- las posibilidades de inscripcion del nasa dentro de la familia chibcha. La validacion de los datos y los resultados se puede realizar a traves de las referencias bibliograficas y mediante aquellas referencias realizadas sobre el mismo documento en la seccion de las conclusiones; de la misma manera, los argumentos que dan forma al analisis del corpus reflejan claramente los comentarios y hallazgos de las comparaciones.

6. Analisis

A continuacion, estan listadas algunas de las muestras analizadas de un cuerpo de glosas que fueron comparadas de muisca, uwa, bari y nasa yuwe:

No.            8             Comparacion

Glosa      'chicha'

Muisca  ssap.kwa (2)   La relacion mas estrecha se
Uwa     ba.kwa         evidencia entre el muisca y el
Bari                   uwa, cuyas transcripciones
                       comparten muchos elementos en
                       comun. El muisca, en posicion
                       de ataque de la primera
                       silaba, tiene una consonante
                       fricativa bilabial sonora /B/
                       , seguida de una vocal central
                       abierta /a/y una oclusiva
                       bilabial sorda /p/, mientras
                       que en el uwa las diferencias
                       radican en que la primera
                       consonante es
Nasa    be.ka          oclusiva y no existe la
                       segunda consonante en posicion
                       de coda. La segunda silaba del
                       muisca tiene una consonante
                       oclusiva velar sorda /k/,
                       seguida de una aproximante
                       labiovelar sonora /w/y una
                       vocal central abierta /a/. A
                       diferencia de esta, en el uwa
                       no se encuentra la aproximante
                       /w/, pero la consonante /k/
                       esta labializada. Ahora, con
                       respecto a la muestra de nasa
                       yuwe, se observa que en la
                       primera silaba se encuentra,
                       en posicion de ataque, una
                       consonante con los mismos
                       rasgos que se ven en el ataque
                       de la primera silaba del uwa.
                       En la segunda silaba, el
                       ataque comprende los mismos
                       rasgos del ataque se segunda
                       silaba del muisca y la vocal
                       central abierta no redondeada
                       /a/, sin presencia de la
                       aproximante labiovelar sonora
                       /w/.

No.           11               Comparacion

Glosa      'diente'

Muisca  si.ka          para la consonante que esta en
Uwa     si.kia         posicion de ataque de la
Bari    ni.du          primera silaba. Tanto en
Nasa    ki?th          muisca como en uwa, dichas
                       consonantes son fricativas
                       alveolares sordas /s/,
                       mientras que en el bari hay
                       una consonante nasal alveolar
                       sonora /n/. Ahora bien, las
                       cuatro lenguas comparadas
                       coinciden con la presencia de
                       la vocal que precede la
                       primera consonante: la vocal
                       anterior cerrada no redondeada
                       /i/. Si se observa la segunda
                       silaba en las palabras del
                       muisca y el uwa, se ve que la
                       unica diferencia entre una y
                       otra es la presencia de la
                       vocal anterior cerrada no
                       redondeada /i/en el uwa, cuya
                       ausencia en el muisca puede
                       deberse a una sincopa.

No.           19               Comparacion

Glosa       'fuego'

Muisca  yata           En este grupo, consideramos
Uwa     oka            que hay una relacion de
Bari    kane           cognacion entre las muestras
Nasa    ipj            del muisca, el uwa y el bari.
                       Esta impresion la comprueba
                       Constenla Umana (1981: 382)
                       con la reconstruccion que hace
                       /* gI/para esta glosa. Nos
                       llama la atencion la presencia
                       de consonantes velares en las
                       tres lenguas, seguidas de
                       vocales abiertas centrales,
                       que no parecen tener una
                       relacion clara con el fonema
                       vocalico representado por /I/.

No.           22             Comparacion

Glosa       lengua'

Muisca  pwka           En este caso, la estructura
Uwa     kuwa           CVCV parece coincidir en el
Bari    kobee          nasa yuwe, el bari y el uwa;
Nasa    thune          en el muisca, por su parte, se
                       observa una estructura CCVV.
                       En cuanto a su etimologia,
                       Constenla Umana (1981: 423)
                       reconstruyo dos posibilidades
                       -/*pku?/-o -/*pku?/?-, de las
                       cuales la ultima es la mas
                       cercana a las realizaciones
                       atestiguadas en el muisca y en
                       el uwa. Sin embargo, para el
                       bari solo vemos posible
                       explicar una parte desde
                       cualquiera de las dos
                       protoformas. Muisca: pku? >
                       pkwa (por apertura de ?). Uwa:
                       pku? > pkuwa (por apertura de
                       ?) > kuwa (por aferesis).
                       Bari: pku? > pko-> ko-.

No.           30             Comparacion

Glosa       noche'

Muisca  tsa            Se observa que las
Uwa     Je-kara        transcripciones del muisca,
Bari    see            uwa y bari en esta muestra
Nasa    kus            presentan silabas del tipo CV,
                       aunque en el bari hay
                       duplicacion de la vocal: CVV.
                       No solo tienen una estructura
                       silabica similar, sino que
                       tambien conservan un punto de
                       articulacion cercano; ni el
                       uwa ni el bari presentan
                       fonemas africados, pero si
                       tienen fricativas alveolares o
                       postalveolares; por lo tanto,
                       la equivalencia de este sonido
                       del muisca esta en el sonido
                       fricativo postalveolar del uwa
                       y en el sonido fricativo
                       alveolar del bari. Ademas,
                       estos segmentos estan en
                       posicion de ataque silabico y
                       en inicio de palabra. En
                       cuanto a las vocales que
                       funcionan como nucleos de
                       silaba de los segmentos antes
                       mencionados, se observa que en
                       muisca es la vocal central
                       abierta, mientras que para el
                       uwa y el bari es la vocal
                       anterior semicerrada, frente a
                       lo cual se podria sugerir que
                       por razones tipologicas, tales
                       como el acento prosodico con
                       significado del uwa (Headland,
                       1997: 16) y la probable
                       nasalizacion espontanea del
                       bari dentro de un contexto
                       fricativo (Ohala, 1993), el
                       cambio de la vocal se deba a
                       los procesos de nasalizacion
                       efectuados sobre la palabra.
                       En el caso del bari se sabe
                       que la nasalizacion es un
                       proceso de lenicion (en
                       terminos generales) y cuando
                       una vocal se hace menos
                       abierta hay tambien lenicion.

No.           31              Comparacion

Glosa       nombre'

Muisca  hika           El sonido glotal caracteriza a
Uwa     ahka           esta glosa en las
Bari    ?aaro          transcripciones del muisca,
Nasa    jase           uwa y bari, aunque en el caso
                       particular del muisca con el
                       uwa la silaba /ka/al final de
                       palabra tambien es un rasgo
                       comun. El bari podria tener un
                       grado de relacion asociado al
                       muisca, pero en este caso la
                       transcripcion fonetica que se
                       ha obtenido de esta lengua no
                       ha sido suficiente para
                       relacionarlas. En primera
                       medida, el sonido oclusivo
                       glotal sordo no es
                       caracteristico del bari (no
                       esta en su inventario de
                       fonemas). De hecho, deberia
                       tratarse de una fricativa
                       glotal sorda /h/en inicio de
                       palabra ya que este es el
                       unico fonema glotal con el que
                       cuenta esta lengua. Constenla
                       (1991: 39) llego a reconstruir
                       un pronombre en el muisca de
                       la siguiente manera a* > i
                       (muisca), lo que nos da la
                       idea de que podria haber
                       existido una protoforma en *a
                       que se mantuvo en uwa y bari
                       en primera silaba a inicio de
                       palabra, pero la cognacion se
                       sostiene de mejor manera en
                       muisca y uwa con la segunda
                       silaba.

No.           32                Comparacion

Glosa        oir'

Muisca  nipkwa-suka    El muisca cuenta con una
Uwa     rakwi-n-ro     obstruccion bastante compleja
Bari    ?anajjuno      que no aparece en las otras
Nasa    weseh          lenguas, se trata del sonido /
                       pk/, que tambien se realiza
                       labializado. Dicho sonido es
                       labiovelar y tan solo el uwa
                       cuenta con una buena
                       productividad en este punto de
                       articulacion; este aspecto se
                       refleja en las muestras de la
                       presente comparacion ya que,
                       en primera medida, tanto /
                       -pkw-/como /ki/se encuentran
                       en mitad del morfema y ambos
                       comparten el mismo punto de
                       articulacion. Se debe aclarar
                       que son formas complejas con
                       varios elementos; sin embargo,
                       si nos centramos en el primer
                       morfema y buscamos sonidos
                       velares o posteriores, todas
                       podrian tener este rasgo. Con
                       todo, en ninguna la presencia
                       de estos rasgos es tan
                       transparente como en el uwa y
                       el muisca.

No.           40                Comparacion

Glosa       piedra'

Muisca  hika           Constenla (1981:417) ha
Uwa     aka            reconstruido la siguiente
Bari    ai             protoforma para esta glosa /
Nasa    kwet           *'hakI/y nos remite de alguna
                       manera al caso de la glosa No.
                       31, la cual se ha analizado a
                       la luz de Constenla (1991: 39)
                       y teniendo en cuenta la
                       reconstruccion de un pronombre
                       en el muisca de la siguiente
                       manera a* > i (muisca).
                       Entonces, mientas el uwa y el
                       bari parecen elidir la
                       fricativa glotal a principio
                       de palabra, el muisca la
                       preserva pero hace de la vocal
                       central abierta una vocal
                       central cerrada como se
                       observa tambien en alguno de
                       sus pronombres. Asi, tenemos
                       para el muisca *'hakI > h?kl >
                       h?ka; para el uwa, *'hakI >
                       akl > aka; y para el bari,
                       *'hakI > haik > ha?i? > a?i.?
                       De aqui deducimos la cercania
                       que presentan estas tres
                       formas y las posibilidades de
                       reconstruccion diacronica: un
                       rasgo que se ha repetido del
                       muisca es la transformacion de
                       la vocal central abierta en
                       cerrada cuando esta en la
                       silaba inicial de la palabra y
                       viene precedida por la
                       fricativa glotal sorda /h/,
                       siendo este rasgo -al parecer-
                       particular de esta lengua; el
                       uwa elide la fricativa glotal
                       inicial, acentua la vocal
                       central abierta y preserva,
                       asi como lo hace el muisca, la
                       oclusiva velar sorda; en el
                       caso del bari hay que llevar
                       la reconstruccion diacronica
                       teniendo en cuenta la
                       nasalizacion espontanea en
                       contexto fricativo (ya que no
                       hay ningun elemento nasal del
                       cual se puede derivar la
                       nasalidad en este caso) como
                       lo propone Ohala (1993), el
                       bari preserva solamente la
                       vocal central abierta y al
                       parecer esto se debe a su
                       nasalidad espontanea.

No.           42                Comparacion

Glosa       sangre'

Muisca  hissa          Constenla (1981: 366) ha
Uwa     aba            reconstruido la protoforma /
Bari    abbi           *ApI/para esta glosa. Es
Nasa    e:             probable que la naturaleza de
                       los fonemas que Constenla
                       transcribe en mayusculas no
                       este definida del todo; en esa
                       medida y dada la recurrencia
                       de la fricativa glotal sorda /
                       *h/en algunas de las
                       reconstrucciones de Constenla
                       (1981), en este documento se
                       cree que la naturaleza del
                       protofonema /*A/adolece del
                       contexto fricativo que deviene
                       de /*h/. Por esta razon y por
                       los casos observados en las
                       glosas 31, 40 y en la
                       presente, se considera
                       pertinente para el analisis
                       hacer la inclusion del
                       segmento fricativo. Entonces
                       tendriamos lo siguiente: para
                       el muisca, *hapI > hossi >
                       hissa; para el uwa, *hapI > abi
                       > aba; y para el bari, *hapI >
                       abi > abbi. En muisca, como se
                       ha observado antes, la vocal
                       central abierta se cierra y se
                       preserva el sonido fricativo
                       glotal, mientras que en el uwa
                       y en el bari se pierde el
                       sonido fricativo pero hay
                       procesos de reacentuacion en
                       cambio. Esto ocurre con la
                       perdida del acento de la vocal
                       anterior cerrada en la
                       protoforma que se reubica en
                       el uwa en la primera vocal /
                       a/y en el bari se alarga la
                       oclusiva bilabial sonora
                       (efectuando un proceso de
                       forticion para que no se
                       convierta en aproximante) sin
                       que de tiempo al fonema
                       fricativo de nasalizar la
                       vocales.

No.           43                 Comparacion

Glosa      semilla'

Muisca  kuspkwa        Los rasgos comunes en estas
Uwa     kukua          muestras son el sonido velar,
Bari    ?a'kokbs       la posterioridad de algunas
Nasa    [PI]iw         vocales y la sonoridad de
                       otras. Estos rasgos aparecen
                       en las muestras del muisca,
                       del uwa y del bari, pero
                       aparecen mas claramente entre
                       las dos primeras lenguas dado
                       que ambas empiezan por un
                       sonido oclusivo velar sordo.
                       El sonido en el bari es
                       glotal; aunque este fono no se
                       encuentra entre su inventario
                       de fonemas, su aparicion puede
                       deberse a la transcripcion
                       fonetica consultada. A pesar
                       de esto, en [?a'kokb?] hay
                       sonidos velares que se repiten
                       tambien en las muestras del
                       muisca y el uwa, asi como una
                       vocal posterior semicerrada.
                       Estas tres muestras - las del
                       uwa, el bari y el muisca-
                       presentan niveles de
                       cognacion, aunque hay que
                       mantener precauciones en el
                       bari debido a que su
                       transcripcion es fonetica.

No.            44                Comparacion

Glosa        'si'

Muisca  ehe            El muisca cuenta con dos
Uwa     ee             vocales anteriores
Bari    akka?i         semicerradas no redondeadas
Nasa    -te?           que estan separadas por un
                       fonema fricativo glotal sordo.
                       La cercania en terminos de
                       cognacion parece estar
                       asociada con el uwa ya que
                       esta forma contiene la dos
                       vocales anteriores medio
                       cerradas no redondeadas /e/
                       pero no tiene la aspiracion.
                       De acuerdo a lo observado en
                       el presente corpus, se creeria
                       que la protoforma de esta
                       glosa podria tener un fonema
                       fricativo glotal sordo que se
                       mantiene en muisca pero se
                       pierde en las otras lenguas
                       objeto de la presente
                       comparacion. El acento del uwa
                       nuevamente podria relacionarse
                       con la perdida de este sonido
                       fricativo. Por otro lado, lo
                       que nos dice el rasgo de
                       nasalizacion en las vocales
                       centrales del bari es que
                       debio haber sufrido la
                       influencia de un sonido
                       fricativo que se percibio como
                       nasal segun Ohala (1993).


7. Conclusiones y observaciones finales

Ademas de hacer una aproximacion a la cercania linguistica a traves de listas de palabras, el analisis se baso en una revision de los segmentos que componen sus inventarios de fonemas (3). En esta se encontro que el uwa, el bari y el nasa yuwe comparten una cantidad similar de segmentos presentes en el inventario del muisca. Sin embargo, el uwa es la lengua mas cercana al muisca en la medida en que cuenta con 13 segmentos muy similares fonologicamente de 18 que componen su inventario. En segundo lugar esta el bari, que presenta 12 segmentos semejantes a los del muisca de 21 que conforman su inventario. Por ultimo estaria el nasa yuwe, pues, aunque presenta semejanzas en 13 segmentos, el inventario descrito por Jung (2000) da cuenta de 37 oposiciones en el sistema fonematico de la lengua. Con todo, llama la atencion que el nasa yuwe, a diferencia del uwa y bari, tiene sonidos africados, de los cuales comparte solo un elemento con el muisca, aunque el rasgo africado es mucho mas constante en el muisca.

Estos resultados concuerdan con los obtenidos con la comparacion y las correspondencias, ya que, al elaborar los indices de cognacion, de la lengua mas a la menos relacionada con el muisca podemos organizar sus nombres como se ha venido haciendo a lo largo de este trabajo: uwa (38 palabras o 86,36 %), bari (26 palabras o 59,9 %) y nasa yuwe (8 palabras o 18 %). Teniendo en cuenta esto, la tendencia con respecto a la proximidad linguistica de las lenguas muisca y uwa concuerda con las afirmaciones de Gomez Aldana (2014a). Ademas, se logro una pesquisa mas amplia de la bibliografia sobre las lenguas chibchas y se conto con las propuestas de protoformas que hizo Constenla Umana (1981), a partir de las cuales fue posible describir varios procesos de cambio y rectificar errores de reconstruccion como la que se hizo de /* k/ en las formas para 'fuego' en muisca /yata/, uwa /oka/ y bari /kane/. De acuerdo con Constenla Umana (1981:382), la protoforma para estas correspondencias seria /* g/. La complicacion de este trabajo radico en la falta de datos de otras lenguas para sustentar la propuesta.

Tambien se logro dar cuenta de algunos fenomenos de cambio y otras regularidades que vale la pena senalar:

* La nasalidad del bari y el numero de elementos nasales hacen que este rasgo sea caracteristico en la lengua, aunque todas las lenguas, incluyendo el muisca, tienen dos fonemas nasales comunes. De manera particular, en el caso del bari hay que llevar la reconstruccion diacronica teniendo en cuenta la nasalizacion espontanea en contexto fricativo (si no hay un elemento nasal en el contexto) como lo propone Ohala (1993). Entonces, la preservacion de los fonemas de las protoformas propuestas por Constenla (1981) depende, al parecer, de la nasalidad espontanea del bari (v. g. glosas 30 y 40). Al parecer, el fonema fricativo glotal sordo ha sido el artifice de buena parte de las nasalizaciones "espontaneas" observadas en el presente trabajo (v. g. glosas 40 y 44) aunque la nasalizacion tambien se observo con la fricativa alveolar sorda /s/ en glosa (30) y, a todas luces, con los contextos nasales.

* El muisca cuenta con un sonido oclusivo labiovelar sordo /pk/, que es un sonido complejo que no aparece en el uwa, bari y nasa, pero, a diferencia del bari y el nasa yuwe, el uwa si cuenta con el punto de articulacion labiovelar que, al parecer, es productivo en tanto se han documentado tres segmentos en esta posicion. Esto representa otra evidencia a favor de la cercania entre el muisca y el uwa. Entre estas lenguas hay correspondencias entre sonido /pku/, en la primera, y el fonema /kw/, en la segunda (v. g. 8 y 32).

* Un rasgo que se ha repetido del muisca es la transformacion de la vocal central abierta en cerrada cuando esta en la silaba inicial de la palabra y viene precedida por la fricativa glotal sorda /h/, siendo este rasgo particular de esta lengua (v. g. 31, 40 y 42). La glosa (44) sirve para corroborar el comportamiento de la fricativa glotal sorda en el muisca, donde se preserva, y en las lenguas restantes se pierde; ademas, en la glosa (44) se propuso la fricativa glotal sorda /h/ como parte de una protoforma que aun no se ha reconstruido.

Mas alla de los resultados cuantitativos y linguisticos a los que se llego, la ejecucion del proyecto permitio, en primer lugar, corroborar informacion teorica vista durante las sesiones del seminario "Cambio, Variacion Contacto" dictado por el profesor Nestor Ruiz, sobre todo la relacionada con el tipo de corpus que debia conformarse. En efecto, la mayoria de palabras registradas en la lista hace referencia a partes del cuerpo ('barba', 'barriga', 'boca', 'diente', etc.), actividades realizadas por mamiferos ('dormir', 'morder', 'vomitar') o elementos del mundo de los que se puede tener conocimiento por alguno de los sentidos ('luna', 'sol', 'tierra', 'viento'). Aparte de estas, resultan problematicos los analisis de 'padre' y 'esposa' debido a que pueden tener un sesgo cultural no compartido en las lenguas comparadas. De hecho, Gomez Aldana comento que la forma /papa/ 'padre' del muisca podia ser un prestamo del espanol.

En segundo lugar, se observo que la cercania geografica no puede ser un criterio para hablar del parentesco entre dos lenguas, o al menos no el unico, ya que el nasa yuwe, aunque esta relativamente cerca al territorio en el que se hablaba muisca, mostro los indices de cognacion mas bajos. Desde luego, a este respecto es justo decir que lo anterior se debe a que el equipo de trabajo desconoce informacion propia de la historia de los hablantes de esta lengua, de la cual seguramente podria derivarse por que llegaron a ese territorio y en que fuentes se podrian encontrar datos sobre la filiacion de su lengua. Por otro lado, esta clase de pesquisas tambien daria luces sobre la razon por la que el indice de cognacion entre el muisca y el uwa resultara tan alto, asi como la motivacion para agrupar a estas dos lenguas, con el bari, en la subfamilia magdalenico meridional.

Finalmente, es necesario hacer enfasis en los problemas que se enfrentan al hacer comparativismo con lenguas indigenas colombianas. En este trabajo, fue preciso recurrir a diferentes fuentes cuyos criterios de transcripcion no estaban unificados y mucho menos digitalizados. La mayoria de descripciones fueron hechas el siglo pasado y difieren en una medida importante en sus transcripciones. Adicionalmente, no hay bases de datos que permitan la busqueda de corpus linguisticos de las lenguas indigenas, o de la mayoria de ellas. En el caso del Diccionario muysca-espanol, esta es una fuente bastante util, pero limitada en la medida en que solo permite la busqueda de terminos desde muisca hacia espanol. Esta contrasta con el Diccionario bilingue uw cuwa-espanol, espanol-uw cuwa, que si permite busquedas de uwa a espanol y de espanol a uwa. Segun una conversacion con el autor de estos diccionarios, el motivo de que en el primero solo este disponible esa opcion de busqueda es que actualmente se adelantan investigaciones basadas en ese corpus. Asi, su publicacion o total apertura comprometeria la originalidad de su trabajo.

De esto ultimo se desprende el hecho de que, para llevar a cabo ejercicios de comparativismo en Colombia, cada investigador se vea obligado a alimentar su propio cuerpo de datos ante la ausencia de fuentes de consulta mas grandes y actualizadas. Esta situacion contrasta bastante con la que experimentan investigadores interesados en lenguas de mayor prestigio como el espanol, pues en estos casos si se puede acudir a fuentes como el Corpus del Espanol del Siglo XXI (CORPES XXI) o el Corpus de Referencia del Espanol Actual (CREA), por mencionar algunos.

Notas

* Este articulo se deriva de una investigacion con el mismo nombre, desarrollada en el marco del seminario "Cambio, contacto y variacion", dirigido por el profesor Nestor Fabian Ruiz, coordinador de la Maestria en Linguistica del Seminario Andres Bello - Instituto Caro y Cuervo, durante el ano 2014.

(1) De estas, aparecen 11 en el articulo debido a los limites de extension del mismo. Las demas se entregan en un archivo digital a la revista para su version electronica.

(2) Este y otros segmentos que contienen /pkwa/ se encuentran en fuentes como Constenla Umana (1984) y Gonzalez de Perez (2006, en Gomez Aldana, 2014b) transcritos asi: /pkua/. Para este articulo se ha hecho la modificacion hacia /pkwa/ asumiendo que se trata de un diptongo. Con todo, sabemos que Gomez Aldana adelanta estudios sobre estas transcripciones.

(3) Ver archivo anexo en la version electronica, que contiene tambien los inventarios fonologicos que aca se refieren.

Bibliografia

Adelaar, Willem. 2004. The Languages of the Andes. Cambridge: Cambridge University Press.

Constenla Umana, Adolfo. 1981. Comparative Chibchan Phonology. Tesis doctoral: University of Pennsylvania, Ann Arbor, Michigan, EE. UU.

Constenla Umana, Adolfo. 1984. "Los fonemas del muisca". Estudios de Linguistica Chibcha III: 65-111.

Constenla Umana, Adolfo. 1990. "Una hipotesis sobre la localizacion del protochibcha y la dispersion de sus descendientes". Revista de Filologia y Linguistica de la Universidad de Costa Rica 16 (2): 111-126.

Constenla Umana, Adolfo. 1991. Las lenguas del area intermedia: introduccion a su estudio areal. San Jose, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Constenla Umana, Adolfo. 1993. "La familia chibcha". En Rodriguez de Montes (ed.): 75-125.

Constenla Umana, Adolfo. 1995. "Sobre el estudio diacronico de las lenguas chibchenses y su contribucion al conocimiento del pasado de sus hablantes". Boletin Museo del Oro 38-39. Recuperado a partir de http://www.banrepcultural.org/ blaavirtual/publicacionesbanrep/bolmuseo/1995/endi3839/endi02a.htm

Constenla Umana, Adolfo. 2000. "La restitucion, un metodo linguistico reconstructivo sincronico". Revista de Filologia y Linguistica de la Universidad de Costa Rica XXVI (2): 161-180.

Constenla Umana, Adolfo. (2008). "Estado actual de la subclasificacion de las lenguas chibchenses y de la reconstruccion fonologica y gramatical del protochibchense". Estudios de Linguistica Chibcha XXVII: 117-135.

Gomez Aldana, Diego. 2012. Diccionario muisca-espanol. Bogota: Muysccubun. Recuperado a partir de http://chb.cubun.org/Categor%C3%ADa:Dictionary

Gomez Aldana, Diego. 2014a. "Comparacion lexica entre el muysca de Bogota y el uwa central". Manuscrito.

Gomez Aldana, Diego. 2014b. "Tabla de cognados entre el muysca y el uwa". Manuscrito.

Gonzalez de Perez, Maria Stella y Maria Luisa Rodriguez de Montes (eds.). 2000. Lenguas indigenas de Colombia. Una vision descriptiva. Santafe de Bogota: Instituto Caro y Cuervo.

Harrison, S. P. (2005). "On the limits of the comparative method". En Joseph y Janda (eds.): 213-243.

Huber, Randall Q. y Robert B. Reed (eds.). 1992. Vocabulario comparativo: palabras selectas de lenguas indigenas de Colombia. Santafe de Bogota: Instituto Linguistico de Verano.

Jones, Charles (ed.). 1993. Historical Linguistic: Problems and Perspectives. London: Longman.

Joseph, Brian D. y Richard D. Janda (eds.). 2005. The Handbook of Historical Linguistics. Oxford: Blackwell.

Jung, Ingrid. 2000. "El paez. Breve descripcion". En Gonzalez de Perez y Rodriguez de Montes (eds.): 139-153.

Landaburu, Jon. 2000. "Clasificacion de las lenguas indigenas de Colombia". En Gonzalez de Perez y Rodriguez de Montes (eds.): 25-48.

Landaburu, Jon. 2004, 2005. "Las lenguas indigenas de Colombia: presentacion y estado del arte". Amerindia 29/30: 3-22.

Ohala, John. 1993. "The phonetics of sound change". En Jones (Ed.): 237-278.

Rankin, Robert. 2005. "The comparative method". En Joseph y Janda (eds.): 183-212. Rodriguez de Montes, Maria Luisa (ed.). 1993. Estado Actual de La clasificacion de las lenguas indigenas de Colombia. Santafe de Bogota: Instituto Caro y Cuervo. Ruiz, Nestor Fabian. 2014, febrero 28. "Protocolo de discusion para las lecturas de Rankin (2005) y Harrison (2005)". Manuscrito.

Szemereny, Oswald. 1978. Introduccion a la linguistica comparativa. (A. Alvarez, Trad.). Madrid: Gredos.

Anexos
No.            1             Comparacion

Glosa        agua'

Muisca  sie           Constenla Umana (1981, pp.
Uwa     ri?.ja        429/430) identifica que, en
Bari    sn.ma         efecto, las correspondencias
Nasa    ju?           entre muisca, uwa, y bari
                      mantienen una relacion de
                      cognacion. En cuanto a la
                      estructura silabica, se ha
                      observado que las del bari y
                      el muisca son CVV en primera
                      silaba, mientras que el nasa y
                      el uwa muestran la estructura
                      CVC en inicio de palabra. Lo
                      mas destacable es que la
                      segunda consonante de esta
                      estructura concuerda con la
                      oclusiva glotal sorda como
                      elemento comun entre elnasa y
                      el uwa. Entre las tres
                      primeras lenguas, vemos que en
                      las consonantes que estan en
                      posicion de ataque de la
                      primera silaba tienen en comun
                      el punto de articulacion
                      (alveolar) y que las vocales
                      que les siguen son anteriores
                      cerradas no redondeadas.
                      Coincidimos entonces en que
                      hay un mayor grado de
                      cognacion entre el bari y el
                      muisca y, aparte, parece haber
                      parentesco entre el nasa y el
                      uwa. Por otra parte, se podria
                      sospechar de alguna relacion
                      entre el nasa y las otras
                      lenguas por la presencia de la
                      consonante aproximante palatal
                      /j/, debido a la cercania de
                      esta con la vocal anterior
                      cerrada no redondeada /i/que
                      se observa en las otras
                      lenguas.

No.            2              Comparacion

Glosa       arbol'

Muisca  kie           Los tres elementos que parecen
Uwa     Ka.ru.kwa     tener rasgos de similaridad
Bari    Kaa           estan en el bari, el muisca y
Nasa    ^iu.tasj      el uwa. Desde la estructura se
                      observa que el inicio CVV esta
                      presente en el bari y el
                      muisca, pero si observamos en
                      detalle, las tres lenguas
                      coinciden con la consonante
                      inicial, que es una oclusiva
                      velar sorda, y se observa que
                      los rasgos de la vocal que le
                      precede (en las tres lenguas)
                      son centrales y no
                      redondeados. De esta manera
                      establecemos que los
                      potenciales cognados estan en
                      las lenguas uwa, muisca y
                      bari. Sumado a esto, Constenla
                      Umana (2008, p. 123) atestigua
                      la perdida de /*d/en final de
                      morfema para el muisca y el
                      bari en esta correspondencia.

No.            3            Comparacion
Glosa       barba'

Muisca  ki.hie        Para esta palabra, si bien no
Uwa     ka.na.ra      contamos con observaciones a
Bari    ka.ga.tji.ro  proposito de su etimologia,
Nasa    ju.wekhas     Constenla Umana (1991, p.
                      42)nos informa de una
                      evolucion del tipo /*a/> /i/,
                      que permitiria explicar la
                      relacion de cognacion entre
                      muisca, uwa y bari debido a
                      que en estas dos se observa
                      aun la vocal central abierta /
                      a/, en dos posiciones: en la
                      primera silaba y en la
                      segunda, como se observa en
                      las muestras. Sin embargo, hay
                      que notar que para nosotros es
                      pensable una relacion entre la
                      consonante fricativa glotal
                      sorda /h/del muisca y la
                      consonante oclusiva velar
                      sonora /i/del bari, las cuales
                      pueden tener una protoforma
                      comun. Es posible que en
                      muisca dicha oclusiva haya
                      devenido en aspirada por la
                      posicion intervocalica, pero
                      no hemos encontrado alusiones
                      a dicho fenomeno. Por su
                      parte, en el nasa yuwe vemos
                      que /kha-/tambien tiene
                      semejanzas importantes con el
                      muisca: la presencia de la
                      consonante oclusiva velar
                      sorda /k/, de la consonante
                      fricativa glotal sorda /h/y la
                      vocal central abierta /a/,
                      que, si tiene su origen en la
                      misma protoforma, estaria en
                      relacion con la vocal central
                      cerrada no redondeada /i/del
                      muisca, en la segunda silaba.

No.            4            Comparacion

Glosa      barriga'

Muisca  ie            En este caso, podemos
Uwa     ji.ra         sospechar la cercania de las
Bari    ii.si         muestras de bari, muisca y uwa
Nasa    tuf           por la presencia de segmentos
                      palatales a principio de
                      palabra. Por la naturaleza de
                      sus caracteristicas, es
                      posible que la palabra mas
                      cercana a la protoforma sea la
                      del uwa, que en bari, por
                      debilitamiento, pudo pasar a
                      una vocal alargada y en muisca
                      se perdio, como parte de un
                      proceso de aferesis. En lo que
                      respecta al nasa yuwe, por la
                      presencia de la consonante
                      oclusiva alveolar palatalizada
                      /ti/a final de palabra, es
                      sospechosa una relacion con el
                      bari, que tiene el segmento /
                      -si/. Sin embargo, es dificil
                      establecer relacion directa
                      con el muisca.

No.            6             Comparacion
Glosa        boca'

Muisca  ki.hi.ka      Para el caso de esta palabra,
Uwa     ka.ka         Constenla Umana identifica una
Bari    kaa.su        protoforma -*ikahka-(1991, p.
Nasa    ju.we         37), desde la que es posible
                      explicar las formas
                      atestiguadas en muisca uwa y
                      bari. Muisca:
                      kahka>kihka>kihika Uwa:
                      kahka>kaka Bari*:
                      kahka>kaka>kaa-

No.            7             Comparacion
Glosa       'carne'

Muisca  fimi           En este caso, podemos
Uwa     sura           identificar una relacion entre
Bari    suba           el muisca y el nasa yuwe por
Nasa    tebte*         su comienzo, en la primera
                       silaba, con una consonante
                       oclusiva que, en el muisca, se
                       realiza como palatalizada y,
                       en el nasa yuwe, como africada
                       palatalizada, en ambos casos
                       seguidas por una vocal
                       anterior cerrada no redondeada
                       /i/.

No.            8             Comparacion
Glosa      'chicha'

Muisca  Pap.kwa        La relacion mas estrecha se
Uwa     ba.kwa         evidencia entre el muisca y el
Bari                   uwa, cuyas transcripciones
Nasa    be.ka          comparten muchos elementos en
                       comun. El muisca, en posicion
                       de ataque de la primera
                       silaba, tiene una consonante
                       fricativa bilabial sonora /?/
                       , seguida de una vocal central
                       abierta /a/y una oclusiva
                       bilabial sorda /p/, mientras
                       que en el uwa las diferencias
                       radican en que la primera
                       consonante es oclusiva y no
                       existe la segunda consonante
                       en posicion de coda. La
                       segunda silaba del muisca
                       tiene una consonante oclusiva
                       velar sorda /k/seguida de una
                       vocal posterior cerrada
                       redondeada /u/y una vocal
                       central abierta /a/. A
                       diferencia de esta, en el uwa
                       no se encuentra la vocal /u/,
                       pero la consonante /k/esta
                       labializada. Ahora, con
                       respecto al nasa yuwe, se
                       observa que en la primera
                       silaba se encuentra, en
                       posicion de ataque, una
                       consonante con los mismos
                       rasgos que se ven en el ataque
                       de la primera silaba del uwa.
                       En la segunda silaba, el
                       ataque comprende los mismos
                       rasgos del ataque se segunda
                       silaba del muisca y la vocal
                       central abierta no redondeada
                       /a/, sin presencia de la vocal
                       posterior cerrada redondeada /
                       u/.

No.            9             Comparacion
Glosa      'cuatro'

Muisca  irNihika       Aca podemos establecer una
Uwa     bakaja         relacion de cognacion entre
Bari    asanikdai      las formas muisca y uwa. Sobre
Nasa    pahndz         esta, Constenla Umana (1981,
                       pp. 384-385) nos presenta las
                       siguientes luces: primero, en
                       muisca, considera irregular la
                       presencia de -m--en principio
                       de palabra y, en uwa, dice que
                       {-ja} es un sufijo recurrente
                       en la formacion de numerales
                       en esta lengua, por lo que la
                       relacion mas clara esta entre
                       los segmentos muisca --ihi--y
                       uwa --aka--. Con todo, el
                       autor nos ofrece la protoforma
                       -*b?h'ke-, que pudo
                       experimentar los siguientes
                       cambios: Muisca: b?hke>b?hka
                       (apertura de -a-y cerrazon de
                       -?-) > bihika (epentesis) >
                       m??h?ka (irregularidad segun
                       el autor). Uwa: b?hke > bahka
                       (por apertura de vocales) >
                       baka (sincopa de -h-)> bakaja
                       (por sufijacion de {-ja}).

No.           11             Comparacion
Glosa      'diente'

Muisca  si.ka          Bari, muisca y uwa coinciden
Uwa     si.kia         en cuanto al punto de
Bari    ni.du          articulacion para la
Nasa    ki?th          consonante que esta en
                       posicion de ataque de la
                       primera silaba. Tanto en
                       muisca como en uwa, dichas
                       consonantes son fricativas
                       alveolares sordas /s/,
                       mientras que en el bari hay
                       una consonante nasal alveolar
                       sonora /n/. Ahora bien, las
                       cuatro lenguas comparadas
                       coinciden con la presencia de
                       la vocal que precede la
                       primera consonante: la vocal
                       anterior cerrada no redondeada
                       /i/. Si se observa la segunda
                       silaba en las palabras del
                       muisca y el uwa, se ve que la
                       unica diferencia entre una y
                       otra es la presencia de la
                       vocal anterior cerrada no
                       redondeada /i/en el uwa, cuya
                       ausencia en el muisca puede
                       deberse a una sincopa.

No.           12             Comparacion
Glosa      'dormir'

Muisca  kissisuka      Aca, podemos identificar
Uwa     kam-wi         relacion de cognacion entre
Bari    kabbi          las formas muisca, uwa y bari
Nasa    ndeh           principalmente por las
                       caracteristicas de los
                       primeros tres segmentos de las
                       palabras. Constenla Umana
                       (1981, p. 414) confirma esta
                       relacion con la reconstruccion
                       de la raiz /*kAp-/, que puede
                       explicar la evolucion hacia
                       las formas atestiguadas en las
                       tres lenguas relacionadas asi:
                       Muisca: kAp/>kip/(por cerrazon
                       de /A/) >kib/(por sonorizacion
                       de /p/) >kiss/(por
                       debilitamiento de /b/). Uwa:
                       kAp/>kap/>kab/(por
                       sonorizacion de /p/) >kam/
                       (por nasalizacion de /b/).
                       Bari: kAp/>kap/>kab/(por
                       sonorizacion de /p/).

No.           13             Comparacion
Glosa        'dos'

Muisca  sso.tsa        En el primer analisis de esta
Uwa     bu.ka.ja       palabra (primera entrega),
Bari    i.sa.mi        identificamos que las lenguas
Nasa    e?n?           que podrian tener cierta
                       cercania eran el muisca y el
                       uwa por la presencia de la
                       estructura CVCV y porque ambas
                       contaban con la consonante
                       inicial bilabial sonora. Asi
                       mismo, notamos que la vocal
                       que les sigue es posterior en
                       ambas lenguas y que las
                       consonantes siguientes tenian
                       en comun el rasgo [+oclusivas]
                       y [-voz]. Con excepcion de
                       este ultimo segmento, los dos
                       primeros podrian explicarse
                       desde la protoforma
                       reconstruida por Constenla
                       Umana (1981, p. 427): -*ibU-
                       Muisca: ibU->bo->sso-(por
                       debilitamiento de -b-). Uwa:
                       ibU-> bu-.

No.           15             Comparacion
Glosa       esposa'

Muisca  yui            Aca, las lenguas muisca, uwa y
Uwa     wi.ja          bari muestran una relacion de
Bari    bio.bai        cognacion clara, segun nuestro
Nasa    nju            criterio. La forma muisca /
                       ?ui/comparte con la del uwa /
                       wij-/el rasgo [+velar] de /i/
                       y el rasgo [+labial] de la
                       vocal posterior cerrada
                       redondeada /u/, tambien propio
                       de la aproximante labiovelar
                       sonora /w/. Por su parte, la
                       relacion del muisca con el
                       bari esta dada por la
                       presencia del rasgo [+labial]
                       de la vocal posterior cerrada
                       no redondeada /u/del muisca,
                       que tambien esta en la
                       consonante oclusiva bilabial
                       sonora /b/de /bi-/en bari, y
                       por la presencia de una vocal
                       anterior cerrada no redondeada
                       /i/

No.           16             Comparacion
Glosa      estrella'

Muisca  ssayua         Para el muisca, Constenla
Uwa     uba            Umana (1981, p. 416)
Bari    totubiro       reconstruye la protoforma /
Nasa    a?             *bI-/, sobre la cual no
                       estamos seguros de como pudo
                       proceder el cambio para llegar
                       a la forma atestiguada del
                       muisca o a parte de ella. Sin
                       embargo, nos llama la atencion
                       el hecho de que no
                       estableciera vinculo alguno
                       con la forma del uwa, que
                       comparte con el muisca la
                       presencia de dos vocales: la
                       posterior cerrada redondeada /
                       u/y la central abierta /a/en
                       este mismo orden, aunque con
                       una consonante bilabial sonora
                       /b/interpuesta en el caso del
                       uwa. En lo que respecta al
                       nasa yuwe, consideramos que la
                       presencia de la vocal central
                       abierta /a/puede dar cuenta de
                       una relacion con el muisca o
                       el uwa.

No.           17             Comparacion
Glosa       'flor'

Muisca  ussa           En las formas del muisca y el
Uwa     suwa           uwa podemos identificar una
Bari    asudu          posible relacion de cognacion
Nasa    kite           por la presencia de los
                       segmentos /u?a/, en muisca, y
                       /-uwa/, en uwa. En lo que
                       respecta a los segmentos
                       vocalicos, solo hay
                       diferencias en la vocal
                       posterior cerrada redondeada /
                       u/, que en uwa tiene una marca
                       de tono alto (o no bajo, en
                       terminos de Headland). En
                       cuanto a las consonantes,
                       ambas tienen en comun el punto
                       de articulacion bilabial,
                       aunque la consonante del uwa
                       es labiovelar.

No.           18             Comparacion
Glosa       'frio'

Muisca  hitu           Muisca hitiu Este es uno de
Uwa     seroa          los casos en los que la
Bari    tee            relacion de cognacion no es
Nasa    etee           tan clara como en otros de los
                       ejemplos que se han analizado.
                       En efecto, la relacion mas
                       cercana parece estar entre las
                       formas del bari y el nasa
                       yuwe, debido que ambas tienen
                       realizaciones con una
                       consonante oclusiva alveolar
                       sorda, en el bari, y una
                       africada en el nasa yuwe,
                       seguidas, en los dos casos,
                       por una vocal anterior medio
                       cerrada no redondeada /e/. La
                       relacion con el muisca parece
                       estar dada por la presencia de
                       una consonante oclusiva
                       alveolar sorda palatalizada /
                       ti/. No obstante, es dificil
                       explicar la relacion que puede
                       haber entre la vocal anterior
                       medio cerrada no redondeada /
                       e/y la vocal posterior cerrada
                       redondeada /u/que se encuentra
                       en la realizacion del muisca.

No.           19             Comparacion
Glosa       'fuego'

Muisca  yata           En este grupo, consideramos
Uwa     oka            que hay una relacion de
Bari    kane           cognacion entre las muestras
Nasa    ipi            del muisca, el uwa y el bari.
                       Esta impresion la comprueba
                       Constenla Umana (1981, p. 382)
                       con la reconstruccion que hace
                       /*gI/para esta glosa. Nos
                       llama la atencion la presencia
                       de consonantes velares en las
                       tres lenguas, seguidas de
                       vocales abiertas centrales,
                       que no parecen tener una
                       relacion clara con el fonema
                       vocalico representado por /I/.

No.           20             Comparacion
Glosa       'hueso'

Muisca  kine           Para esta glosa, encontramos
Uwa     karara         relaciones de cognacion entre
Bari    akkana         el muisca, el uwa y el bari,
Nasa    ndji?th        la cual se sustenta en la
                       reconstruccion de -*ikar?-que
                       hace Constenla Umana (1981, p.
                       367) para estas formas. A
                       partir de esta, desde luego,
                       es posible dar cuenta de las
                       formas atestiguadas en las
                       tres lenguas que mantienen
                       relacion de cognacion: Muisca:
                       kar? > kare > kane > kine Uwa:
                       kar? > kara > kara* Bari: kar?
                       > kara > kana > -kana

No.           21             Comparacion
Glosa        lago'

Muisca  siua           Aunque no encontramos en la
Uwa     ri?wa          bibliografia consultada una
Bari    badoons        protoforma para las formas
Nasa    ikh            analizadas en esta muestra, si
                       notamos similitudes entre el
                       uwa y el muisca, cuyas formas
                       comparten el hecho de ser
                       bisilabas, comenzar por una
                       consonantes alveolar, seguida
                       de una vocal cerrada anterior
                       no redondeada y tener en la
                       segunda silaba, en uwa, una
                       aproximante labiovelar sonora
                       y una vocal abierta central, y
                       en muisca, una vocal cerrada
                       posterior redondeada seguida
                       de una vocal abierta central.

No.           22             Comparacion
Glosa       lengua'

Muisca  pkwa           En este caso la estructura
Uwa     kuwa           CVCV parece coincidir en el
Bari    kobee          nasa, el bari y el uwa; en el
Nasa    thune          muisca, por su parte, se
                       observa una estructura CCVV.
                       En cuanto a su etimologia,
                       Constenla Umana (1981, p. 423)
                       reconstruyo dos posibilidades
                       -*pkui-o -*ipku??-, de las
                       cuales la ultima es la mas
                       cercana a las realizaciones
                       atestiguadas en el muisca y en
                       el uwa. Sin embargo, para el
                       bari solo vemos posible
                       explicar, desde cualquiera de
                       las dos protoformas, una parte
                       la forma del bari. Muisca:
                       pku? > pkwa (por apertura de
                       ?). Uwa: pku? > pkuwa (por
                       apertura de ?) > kuwa (por
                       aferesis). Bari: pku? > pko->
                       ko-.

No.           23             Comparacion
Glosa      llover,
            lluvia'

Muisca  siua           En este caso, sospechamos de
Uwa     riwa           relaciones de cognacion entre
Bari    nikkai         las cuatro formas, aunque no
Nasa    nuspa?n usa    todas son igual de fuertes.
                       Entre el muisca y el uwa, como
                       se ha visto en la mayoria de
                       muestras analizadas hasta aca,
                       las relaciones son mas
                       cercanas y se mantiene una
                       suerte de regularidad en lo
                       que respecta al cambio de /
                       *u/, que en muisca deviene en
                       /u/, mientras que en uwa se
                       vuelve /w/. Asi mismo, se
                       encuentra /i/en la misma
                       posicion tanto para muisca
                       como para uwa y bari. Ahora,
                       en el caso de esta ultima
                       lengua y el nasa yuwe, tienen
                       en comun, con el muisca, la
                       presencia de una consonante
                       cuyo punto de articulacion e
                       alveolar.

No.           24             Comparacion
Glosa        luna'

Muisca  Ne             Constenla Umana (1981, p. 399)
Uwa     si?jara        establecio relaciones de
Bari    fibajro        cognacion, con este
Nasa    a?te           significado, entre muisca y
                       uwa, entre otras lenguas, para
                       las cuales reconstruyo la
                       forma /*sihi/, desde la que
                       se pueden explicar algunos
                       procesos en las formas
                       atestiguadas. Muisca: sihi >
                       sihi > sihe > sie > tie > tjie
                       Uwa: sihi? > sih?/> si?/Para
                       el bari, podemos establecer
                       una relacion entre la
                       protoforma /*si-/y la forma
                       del bari /tfi-/. No obstante,
                       no sabemos como explicar la
                       conversion de /s-/> /tf/.

No.           26             Comparacion
Glosa        mano'

Muisca  ita            Constenla Umana
Uwa     at-kara        reconstruyo(1981, p. 389),
Bari    akduu          para estas correspondencias,
Nasa    kuse           la protoforma /*AtA/, que
                       podria explicar la forma
                       muisca como sigue: Muisca: AtA
                       > ata > ita. Por su parte, en
                       el uwa podemos dar cuenta de
                       la primera parte de la
                       palabra, mas no de su
                       totalidad. Uwa: AtA > ata >
                       at/Formula uwa > bari: /atk-/
                       > /akt-/> /akd-/> /akd-/

No.           27             Comparacion
Glosa       morder'

Muisca  kakwa          El muisca tiene una estructura
Uwa     ko?-n-ro       silabica de CVCVV y los
Bari    koono          elementos que parecen tener
Nasa    wa?kj          relacion de congnacion, en el
                       uwa, se ubican en una silaba
                       del tipo CVCC y, en el bari,
                       en una silaba de tipo CVV,
                       mientras que el nasa finaliza
                       con el elemento comun y la
                       estructura silabica es CVCC.
                       El fonema que es comun a las
                       cuatro transcripciones es la
                       oclusiva velar sorda pero
                       tanto en muisca como en uwa y
                       bari se ubica en inicio de
                       palabra, por lo cual hay un
                       mayor grado de cognacion en
                       estas tres lenguas. La
                       diferencia esta en el tipo de
                       vocal que le sigue a esta
                       consonante ya que para el
                       muisca es la vocal /a/
                       mientras que para el uwa y el
                       bari es /o/. Es probable que
                       la vocal que acompanaba a esta
                       protoforma se hubiera hecho
                       mas posterior por el efecto
                       del de los sonidos velares o
                       glotales que se observan tanto
                       en muisca como en uwa.

No.           28             Comparacion
Glosa       'mujer'

Muisca  ssutja         Se observa que hay tres
Uwa     wiwara         fonemas que el muisca comparte
Bari    biors          con el uwa, se trata del punto
Nasa    u?j            de articulacion labial en la
                       primera consonante y la
                       posterioridad de la vocal que
                       acompana a esta consonante,
                       estos dos rasgos se encuentran
                       en la semivocal /w/del uwa en
                       tanto es aproximante labio
                       velar. Por otro lado, el bari
                       parece tener mas relacion con
                       el uwa pero mantiene el mismo
                       numero de silabas que el
                       muisca por lo tanto guardan
                       similaridad. Constenla (1991,
                       p. 38) reconstruye la vocal /
                       *u/que luego se observa en el
                       muisca como /-u/y en el uwa
                       como /-wi/; en ese caso lo que
                       podria haber ocurrido es que
                       el uwa transfirio el sonido
                       bilabial al inicio de palabra
                       a la aproximante. Otro rasgo
                       que podria ser comun a estas
                       tres lenguas es el rasgo
                       palatal de la oclusiva
                       alveolar sorda que tambien
                       cuya forma tambien se asocia a
                       una semivocal palatal muy
                       cercana a la vocal anterior /
                       i/.

No.           29             Comparacion
Glosa       'nino'

Muisca  yuasyua        El nivel de cognacion se
Uwa     wakha          establece de manera mas clara
Bari    bakurs         entre el muisca y el uwa en
Nasa    luts>          tanto que la primera y la
                       segunda silaba de ambas
                       transcripciones empiezan por
                       un sonido velar que, por lo
                       tanto, esta en posicion de
                       ataque de silaba; ademas, la
                       vocal central abierta sugiere
                       una posicion de coda silabica
                       en las dos formas. Algunos de
                       estos rasgos se podrian
                       observar en el bari pero no
                       con la misma claridad con la
                       que se observan entre el
                       muisca y el uwa.

No.           30             Comparacion
Glosa       'noche'

Muisca  tsa            Se observa que las
Uwa     je-kara        transcripciones del muisca,
Bari    see            uwa y bari en esta muestra,
Nasa    kus            presentan silabas del tipo CV
                       aunque en el bari hay
                       duplicacion de la vocal CVV.
                       No solo tienen una estructura
                       silabica similar sino que
                       tambien conservan un punto de
                       articulacion cercano; ni el
                       uwa ni el bari presentan
                       fonemas africados pero si
                       tienen fricativas alveolares o
                       postalveolares, por lo tanto
                       la equivalencia de este sonido
                       del muisca esta en el sonido
                       fricativo postalveolar del uwa
                       y en el sonido fricativo
                       alveolar del bari, ademas
                       estos segmentos estan en
                       posicion de ataque silabico y
                       en inicio de palabra. En
                       cuanto a las vocales, nucleos
                       de silaba que acompanan estos
                       segmentos antes mencionados se
                       observa que en muisca es la
                       vocal central abierta para el
                       muisca mientras que para el
                       uwa y el bari es la vocal
                       anterior semicerrada, frente a
                       lo cual se podria sugerir que
                       por razones tipologicas tales
                       como el acento prosodico con
                       significado del uwa (Headland,
                       1997, p. 16) y la probable
                       nasalizacion espontanea del
                       bari dentro de un contexto
                       fricativo (Ohala, 1993), en el
                       caso del bari se sabe que la
                       nasalizacion es un proceso de
                       lenicion (en terminos
                       generales) y cuando una vocal
                       se hace menos abierta hay
                       tambien lenicion, en esa
                       medida se puede creer que el
                       cambio de la vocal se deba a
                       los procesos de nasalizacion
                       efectuados sobre la palabra.

No.           31             Comparacion
Glosa       nombre'

Muisca  hika           que parecen tener relacion de
Uwa     ahka           congnacion, en el uwa, se
Bari    ?aaro          ubican en una silaba del tipo
Nasa    jase           CVCC y, en el bari, en una
                       silaba de tipo CVV, mientras
                       que el nasa finaliza con el
                       elemento comun y la estructura
                       silabica es CVCC. El fonema
                       que es comun a las cuatro
                       transcripciones es la oclusiva
                       velar sorda pero tanto en
                       muisca como en uwa y bari se
                       ubica en inicio de palabra,
                       por lo cual hay un mayor grado
                       de cognacion en estas tres
                       lenguas. La diferencia esta en
                       el tipo de vocal que le sigue
                       a esta consonante ya que para
                       el muisca es la vocal /a/
                       mientras que para el uwa y el
                       bari es /o/. Es probable que
                       la vocal que acompanaba a esta
                       protoforma se hubiera hecho
                       mas posterior por el efecto
                       del de los sonidos velares o
                       glotales que se observan tanto
                       en muisca como en uwa.

No.           32             Comparacion
Glosa        oir'

Muisca  nipkwa-suka    El muisca cuenta con una
Uwa     rakwi-n-ro     obstruccion bastante compleja
Bari    ?anajjuno      que no aparece en las otras
Nasa    weseh          lenguas, se trata del sonido /
                       pk/que tambien se realiza
                       labializado, este sonido es
                       labiovelar y tan solo el uwa
                       cuenta con una buena
                       productividad en este punto de
                       articulacion; este aspecto se
                       refleja en estas muestras ya
                       que, en primera medida tanto /
                       -pku-/como /ki/se encuentran
                       en mitad del morfema y ambos
                       comparten el mismo punto de
                       articulacion. Se debe aclarar
                       que son formas complejas con
                       varios elementos pero si nos
                       centramos en el primer morfema
                       y buscamos sonidos velares o
                       posteriores en general todas
                       podrian tener este rasgo pero
                       en ninguna es tan transparente
                       como en el uwa (en relacion
                       con el muisca).

No.           33             Comparacion
Glosa        ojo'

Muisca  upkwa          La relacion de cognacion entre
Uwa     uba            estas formas se observa
Bari    oo             principalmente entre el muisca
Nasa    ja[PI]j        y el uwa. Constenla (1981, p.
                       380) ha reconstruido esta
                       forma en el protochibcha como
                       /*ub/en esa medida se tiene
                       que: en muisca, *ub > upkw >
                       upkw > upkwa; en uwa, *ub> ub
                       > uba. Donde se observa que en
                       el muisca ocurrio una
                       sonorizacion de la oclusiva
                       bilabial sonora de la
                       protoforma aunque al ser
                       labial siguio la tendencia
                       hacia la obstruccion compleja
                       pkw preservando el rasgo
                       [+labial], luego lo que podria
                       haber ocurrido es una
                       realizacion mas clara de la
                       aproximante o semivocal y
                       luego una diptongacion de la
                       misma. En cuanto al uwa, se
                       acentuo la vocal posterior
                       cerrada inicial y en procura
                       de la forticion de la oclusiva
                       bilabial sonora se ha
                       insertado una vocal abierta a
                       final de palabra. El bari
                       podria relacionarse con la
                       protoforma que propone
                       Constenla (1981), pero la
                       notacion fonologica en este
                       caso solo nos permite ver un
                       rasgo de posterioridad y
                       alargamiento de vocal, lo cual
                       no es suficiente para plantear
                       una reconstruccion solida.

No.           34             Comparacion
Glosa       oreja'

Muisca  kuhuka         Se observa que tanto el muisca
Uwa     kukaha         como el uwa y el bari tienen
Bari    kokti          fonemas en comun por lo tanto
Nasa    thuwa          estan en un relacion de
                       cognacion. Constenla (1981, p.
                       377) reconstruye la glosa
                       "oreja" con la protoforma /
                       *'kuhk??/o /*'kuhku??/. En esa
                       medida se tiene para el
                       muisca, *'kuhku?? > kuhukue >
                       kuhuka; para el uwa *'kuhku??
                       > kuhuku?? > kuhuka > kuhaka >
                       kukaha; y para el bari,
                       *'kuhk?? > kok?? > kokti.
                       Nuevamente el procedimiento es
                       mas transparente para el caso
                       del muisca y el uwa en tanto
                       que para el primero ocurre una
                       monoptongacion en el final del
                       diptongo de la protoforma de
                       manera que se refuerza la
                       articulacion final y en el uwa
                       se destaca probablemente un
                       caso de disimilacion entre la
                       vocal posterior cerrada
                       redondeada y la vocal central
                       abierta, en tanto una de las
                       posteriores se disimila de la
                       otra haciendose mas central y
                       mas abierta. Por su lado, el
                       bari, parece no presentar un
                       proceso bastante claro, ya que
                       si bien la vocal posterior
                       cerrada de la protoforma se
                       hace un poco mas abierta para
                       ganar fuerza entre dos sonidos
                       oclusivos luego habria que
                       estudiar en detalle el proceso
                       mediante el cual un sonido
                       oclusivo velar sordo inserta
                       un sonido oclusivo alveolar
                       sordo en posicion seguida.

No.           35             Comparacion
Glosa       padre'

Muisca  passa          Constenla (1981, p. 381) ha
Uwa     teta           reconstruido la protoforma
Bari    taida          para esta palabra, /*'kaka/
Nasa    nej            que significa padre y, otra
                       vez, muisca, uwa y bari estan
                       relacionadas en primer lugar
                       porque son palabras bisilabas
                       que estan compuestas por
                       sonidos oclusivos. Muisca y
                       uwa se acercan mas a la
                       protoforma que el bari ya que
                       este presenta un proceso de
                       diptongacion en la primera
                       silaba. Tenemos entonces que
                       el muisca se reconstruye de la
                       siguiente manera: *'kaka >
                       kaba > passa; en el uwa, *'kaka
                       > kata > keta > teta. Los
                       procesos de sonorizacion de
                       las oclusivas no se establecen
                       en procura de preservar el
                       punto de articulacion, en esa
                       media muisca y bari tendrian
                       una relacion mas cercana entre
                       si pero el uwa estaria mas
                       cerca de la protoforma del
                       (proto)chibcha. Aunque el
                       muisca y el bari hayan
                       presentado sonorizacion de
                       oclusivas en contexto
                       intervocalico y a raiz de esto
                       pudo haber confusion en la
                       percepcion de las oclusivas en
                       inicio de palabra. Tambien
                       haria falta hacer una busqueda
                       en la historia para establecer
                       algunas de las condiciones que
                       enmarcaron el contacto de
                       estas lenguas con el espanol y
                       aclarar si estas
                       transcripciones no se tratan
                       de prestamos del espanol
                       (especialmente para el
                       muisca).

No.           36             Comparacion
Glosa      pelo (de
          la cabeza)

Muisca  tsie           En el bari y el uwa esta
Uwa     kwis-anara     palabra inicia por la
Bari    katu           consonante oclusiva velar
Nasa    ndjkhas        sorda, aunque en el uwa se
                       realiza labializada, seguida
                       de una vocal anterior, que
                       para el muisca es +central y
                       para el uwa +cerrada. Por el
                       contrario, para el bari es
                       +abierta, +central. Ademas, en
                       el muisca y uwa la tercera
                       posicion es para un segmento
                       fricativo, que en el caso del
                       muisca es glotal y en el
                       tunebo, alveolar sordo, pero
                       en el bari este segmento es
                       una oclusiva alveolar sorda.
                       La cuarta posicion, tanto en
                       bari como en muisca y uwa es
                       para una vocal con rasgos
                       distintos para cada lengua.
                       Por ejemplo, para el muisca y
                       uwa es +central; +cerrada para
                       muisca y +abierta para el uwa
                       y para el bari, +posterior y
                       +cerrada. Debido a la
                       facilidad para explicar los
                       procesos de cambio, tomaremos,
                       como en las muestras
                       anteriores, al tunebo como
                       punto de partida para ilustrar
                       en proceso de cambio hacia el
                       muisca. Como se ha observado
                       hay gran variabilidad en estas
                       formas, por lo tanto no se ha
                       podido establecer con claridad
                       su grado de cognacion.

No.           38             Comparacion
Glosa      pescado'

Muisca  ua             Constenla, (1981, p. 383) ha
Uwa     aroa           reconstruido dos posibles
Bari    tai            protoformas para esta palabra,
Nasa    wendj          se trata de /*'uA/y /*dibA?/.
                       Teniendo en cuenta este
                       referente hay dos formas que
                       se acercan a la propuesta de
                       Constenla, ellas son las
                       formas asociadas al muisca y
                       al uwa. Si tomamos la primera
                       opcion tenemos en el muisca
                       *'uA > ua; y por el lado del
                       uwa tendriamos, *'uA > oa >
                        'ora > aro > aroa. Tenemos
                       entonces que el muisca
                       reproduce la protoforma
                       propuesta por Constenla, pero
                       en el caso del bari parece que
                       el tono tiene que ver con la
                       tendencia a la sonoridad que
                       tienen las vocales dado que en
                       primera medida la protoforma
                       esta acentuada y este aspecto
                       en el bari hace que la vocal
                       tome mas fuerza y busque la
                       sonoridad en la /o/aun asi
                       tiene un nivel tan fuerte como
                       el de la vocal central y
                       abierta que la acompana, de
                       manera que inserta un sonido
                       vibrante multiple puede que
                       como refuerzo articulatorio y
                       al parecer luego hay un
                       proceso de metatesis en le
                       cual las vocales invierten su
                       orden, esto tambien puede
                       deberse a la necesidad de
                       acentuar la vocal mas abierta
                       y mas sonora, finalmente este
                       tipo de vocal tambien refuerza
                       la articulacion de la vocal
                       posterior semicerrada
                       redondeada que sigue al fuerte
                       sonido de la vibrante
                       multiple. Entonces, estas dos
                       formas parecen ser mas
                       cercanas entre si.

No.           39             Comparacion
Glosa        pie'

Muisca  kihifa         Hay tres formas que pudieran
Uwa     kes-kara       estar relacionadas, ellas son
Bari    kittuu         la asociadas al muisca, uwa, y
Nasa    tesjinda       bari en tanto cuentan con una
                       oclusiva velar sorda en
                       posicion de ataque de silaba
                       que, a su vez, esta en inicio
                       de palabra. Luego la cercania
                       se hace mas estrecha entre el
                       muisca y el bari dado que la
                       vocal que le sigue a la
                       oclusiva velar es una vocal
                       anterior cerrada no
                       redondeada; ademas, cuentan
                       ambas con un sonido oclusivo
                       alveolar sordo que en el
                       muisca aparece palatalizado y
                       en el bari esta seguido por
                       una vocal posterior cerrada y
                       redondeada. En esa medida
                       estos dos elementos comparte
                       mas rasgos que definen su
                       cercania.

No.           40             Comparacion
Glosa       piedra'

Muisca  hika           Constenla (1981, p. 417) ha
Uwa     aka            reconstruido la siguiente
Bari    ai             protoforma para esta glosa -
Nasa    kwet           *'hakI-y nos remite de alguna
                       manera al caso de la glosa No.
                       31 la cual se ha analizado a
                       la luz de Constenla (1991, p.
                       39) y teniendo en cuenta la
                       reconstruccion de un pronombre
                       en el muisca de la siguiente
                       manera a* > i (muisca).
                       Entonces, mientas el uwa y el
                       bari parecen elidir la
                       fricativa glotal a principio
                       de palabra el muisca la
                       preserva pero hace de la vocal
                       central abierta una vocal
                       central cerrada como se
                       observa que tambien ocurre en
                       alguno de sus pronombres.
                       Entonces tenemos para el
                       muisca, *'hakI > hikl > hika;
                       para el uwa, *'hakI > akl >
                       aka; y para el bari, *'hakI >
                       haik > hai? > ai? . De aqui
                       deducimos la cernania que
                       presentan estas tres formas y
                       las posibilidades de
                       reconstruccion diacronica: un
                       rasgo que se ha repetido del
                       muisca es la transformacion de
                       la vocal central abierta en
                       cerrada cuando esta en la
                       silaba inicial de la palabra y
                       viene precedida por la
                       fricativa glotal sorda -h-,
                       siendo este rasgo -al parecer-
                       particular de esta lengua; el
                       uwa elide la fricativa glotal
                       inicial, acentua la vocal
                       central abierta y preserva,
                       asi como lo hace el muisca, la
                       oclusiva velar sorda; en el
                       caso del bari hay que llevar
                       la reconstruccion diacronica
                       teniendo en cuenta la
                       nasalizacion espontanea en
                       contexto fricativo (ya que no
                       hay ningun elemento nasal del
                       cual se puede derivar la
                       nasalidad en este caso) como
                       lo propone Ohala (1993), el
                       bari preserva solamente la
                       vocal central abierta y al
                       parecer esto se debe a su
                       nasalidad espontanea.

No.           41             Comparacion
Glosa        'sal'

Muisca  niyua          Las formas cuentan con fonemas
Uwa     rauwa          diversos pero se observa que
Bari    asabi          el rasgo velar esta presente
Nasa    nenga          en el muisca en el uwa y en el
                       nasa (y, w, ng,
                       respectivamente) ; ademas este
                       rasgo precede a la vocal
                       central abierta no redondeada
                       /a/. Por otro lado, se observa
                       el fonema nasal como uno de
                       los elementos que acercan un
                       poco mas la lengua nasa al
                       muisca ya que las
                       transcripciones de estas dos
                       lenguas son las que contienen
                       el fonema nasal alveolar.
                       Constenla (1991, p. 34) ha
                       reconstruido el fonema *g del
                       protochibcha entonces se
                       podria creer que la forma mas
                       cercana a esta propuesta se
                       halla en el nasa aunque
                       aparece prenasalizada, aun asi
                       conservo el fonema de la
                       protoforma; luego estaria el
                       muisca con un elemento
                       fricativo velar sonoro que ha
                       perdido el modo de
                       articulacion oclusivo; y
                       finalmente, esta el uwa con la
                       aproximante labio velar. Estas
                       tres formas presentan un mayor
                       grado de cercania si se trata
                       de analizarlos como cognados.

No.           42             Comparacion
Glosa      'sangre'

Muisca  hissa          Constenla (1981, p. 366) ha
Uwa     aba            reconstruido esta protoforma /
Bari    abbi           *ApI/que corresponde a esta
Nasa    e:             glosa, es probable que la
                       naturaleza de los fonemas que
                       Constenla transcribe en
                       mayusculas no este definida
                       del todo, en esa medida y dada
                       la recurrencia de la fricativa
                       glotal sorda /*h/en algunas de
                       las reconstrucciones de
                       Constenla (1981) en este
                       documento se cree que la
                       naturaleza del protofonema /
                       *A/adolece del contexto
                       fricativo que deviene de /*h/
                       por esta razon y por los casos
                       observados en las glosas 31,
                       40 y en la presente se
                       considera pertinente para el
                       analisis hacer la inclusion
                       del segmento fricativo.
                       Entonces tendriamos lo
                       siguiente: para el muisca,
                       *hapI > hissi > hissa; para el
                       uwa, *hapI > abi > aba; y para
                       el bari, *hapI > abi > abbi.
                       En el muisca como se ha
                       observado antes, la vocal
                       central abierta se cierra y se
                       preserva el sonido fricativo
                       glotal, mientras que en el uwa
                       y en el bari se pierde el
                       sonido fricativo pero hay
                       procesos de reacentuacion en
                       cambio. Esto ocurre con la
                       perdida del acento de la vocal
                       anterior cerrada en la
                       protoforma que se reubica en
                       el uwa en la primera vocal /
                       a/y en el bari se alarga la
                       oclusiva bilabial sonora
                       (efectuando un proceso de
                       forticion para que no se
                       convierta en aproximante) sin
                       que de tiempo al fonema
                       fricativo de nasalizar la
                       vocales.

No.           43             Comparacion
Glosa      'semilla'

Muisca  kuspkwa        Los rasgos que aparecen
Uwa     kukua          comunes en estas muestras son
Bari    ?a'kokbo       el sonido velar la
Nasa    [PI]iw         posterioridad de algunas
                       vocales y la sonoridad de
                       otras. Estos rasgos aparecen
                       en las muestras del muisca,
                       del uwa y del bari, aunque
                       segun se observa aparecen mas
                       claramente entre las dos
                       primeras lenguas dado que
                       ambas empiezan por un sonido
                       oclusivo velar sordo. El
                       sonido en el bari es glotal
                       aunque este fono no se
                       encuentra entre su inventario
                       de fonemas, puede deberse a la
                       transcripcion fonetica
                       efectuada, aun asi presenta
                       sonidos velares que se repiten
                       tambien en las muestras del
                       muisca y el uwa y contiene una
                       vocal posterior que es
                       semicerrada. Estas tres formas
                       presentan niveles de cognacion
                       a pesar de que este aspecto no
                       deja de ser problematico en el
                       bari con la transcripcion
                       fonetica de esta forma.

No.           44             Comparacion
Glosa        'si'

Muisca  ehe            El muisca cuenta con dos
Uwa     ee             vocales anteriores
Bari    akkai          semicerradas no redondeadas
Nasa    -te?           que estan separadas por un
                       fonema fricativo glotal sordo,
                       la cercania en terminos de
                       cognacion parece estar
                       asociada con el uwa ya que
                       esta forma contiene la dos
                       vocales /e/pero no tiene la
                       aspiracion. De acuerdo a lo
                       observado en el presente
                       corpus, se creeria que la
                       protoforma de esta glosa
                       podria tener un fonema
                       fricativo glotal sordo que se
                       mantiene en muisca pero se
                       pierda en las otras lenguas
                       objeto de la presente
                       comparacion. El acento del uwa
                       nuevamente podria relacionarse
                       con la perdida de este sonido
                       fricativo. Por otro lado, lo
                       que nos dice el rasgo de
                       nasalizacion en las vocales
                       centrales del bari es que
                       debio haber sufrido la
                       influencia de un sonido
                       fricativo que se percibio como
                       nasal segun (Ohala, 1993).

No.           45             Comparacion
Glosa        'sol'

Muisca  sua            Constenla (1981, p. 418) ha
Uwa     ra?sa          hecho tres reconstrucciones
Bari    jiaa           para esta glosa pero de
Nasa    sek            acuerdo a los elementos
                       observados en estas muestras
                       se ha elegido la siguiente: /
                       *di/. Comparten el punto de
                       articulacion alveolar, aunque
                       aplica solamente para muisca,
                       uwa y nasa en posicion de
                       inicio de palabra. Pero el
                       unico que parece a penas
                       cercano es el nasa; en primera
                       medida porque al parecer son
                       monosilabos ambos y tienen el
                       fonema fricativo alveolar
                       sordo. Pero no el nivel de
                       cognacion no es del todo
                       transparente.

No.           46             Comparacion
Glosa       tierra'

Muisca  hitja          Este grupo parece dar cuenta
Uwa     ika            de una relacion de cognacion
Bari    ista           entre las muestras de las
Nasa    kiwa           lenguas. Todas son bisilabas,
                       que terminan en consonante
                       seguida de una vocal central
                       abierta. Entre el nasa, el
                       muisca y el uwa vemos que las
                       consonantes de sus segundas
                       silabas comparten el hecho de
                       ser velares, aunque en la
                       primera se trata, mas bien, de
                       una labiovelar; en las otras
                       dos, se trata de una oclusiva
                       velar sorda. En cuanto a la
                       primera silaba, vemos que
                       tanto el muisca como el nasa
                       tienen una estructura de
                       oclusiva velar sorda mas una
                       vocal cerrada no redondeada y
                       que el uwa comparte con estas
                       dos lenguas la presencia de la
                       oclusiva velar sorda. En el
                       caso del nasa, la vocal en
                       mencion es anterior, mientras
                       que en el muisca es central y
                       en el uwa central abierta. Por
                       ultimo, es preciso notar la
                       presencia de fricativas sordas
                       en posicion final de las
                       primeras silabas del bari y el
                       uwa.

No.           47             Comparacion
Glosa        uno'

Muisca  ata            Constenla (1981, p. 404) ha
Uwa     ub-istija      reconstruido la protoforma /
Bari    itou           *'e?/para esta glosa pero el
Nasa    te:tsj         unico elemento que parece
                       acercarse esta en la forma del
                       nasa. Por lo tanto, se
                       prosigue a describir los
                       elementos del muisca que
                       pudieran estar relacionados
                       con las otras tres lenguas: el
                       muisca tiene dos elementos
                       nucleares ellos son las
                       vocales centrales abiertas no
                       redondeadas y la oclusiva
                       alveolar sorda que las separa,
                       la posicion de las vocales es
                       de nucleo de silaba y la
                       posicion de la oclusiva es de
                       ataque. Bari y nasa tienen
                       este sonido oclusivo pero el
                       unico que tiene una vocal
                       central, aunque cerrada, es el
                       bari; en esa medida talvez se
                       podria establecer un nivel de
                       cognacion entre muisca y bari
                       aunque en bari la vocal final
                       podria haber sufrido un
                       proceso de diptongacion.

No.           48             Comparacion
Glosa       vieja'

Muisca  iutkwa         En estas formas observamos que
Uwa     jauka          las consonantes en las silabas
Bari    jibaoiro       iniciales son diferentes a las
Nasa    pez-kwe        que presenta el muisca; por lo
                       tanto, si se enfoca en la
                       ultima silaba se habra de
                       observar un rasgo velar que
                       aparece de igual manera en el
                       muisca, el uwa y el nasa, este
                       rasgo velar se identifica con
                       la oclusiva velar sorda, le
                       siguen vocales y una semivocal
                       en el nasa, aun asi esta
                       semivocal se acerca al sonido
                       de la vocal posterior cerrada
                       redondeada del muisca mientras
                       que el uwa contiene una vocal
                       central abierta no redondeada
                       que coincide con la vocal
                       final del diptongo que se
                       observa en la muestra del
                       muisca. Un aspecto sobre el
                       cual se debe ser cuidadoso es
                       que se esta toman la muestra
                       del nasa despues del limite
                       que marca el final del morfema
                       de raiz. Debido a esto y para
                       no sesgar el nivel de
                       cognacion se ha considerado
                       establecer la relacion de
                       cognacion entre el muisca y el
                       uwa.

No.           49             Comparacion
Glosa       'viejo'

Muisca  yuesika        Nuevamente, se observa
Uwa     werhaja        relacion de cognacion entre el
Bari    sagdowrs       muisca y el uwa ya que hay
Nasa    isJ            tres elementos que se ubican
                       en la misma posicion de las
                       silabas en amabas muestras, se
                       trata del sonido fricativo
                       velar sonoro del muisca y del
                       sonido aproximante labio velar
                       del uwa, ambos estan en
                       posicion de ataque de silaba;
                       luego esta el sonido fricativo
                       de la segunda silaba que es
                       alveoral sordo en el muisca y
                       glotal sordo en el uwa, ambos
                       estan en posicion de ataque de
                       silaba; y finalmente, la vocal
                       cental abierta no redondeada
                       que aparece como nucleo de la
                       tercera silaba, ninguna de las
                       dos muestras presenta coda.
                       Por estas razones el grado de
                       mayor cognacion se ha
                       establecido entre el muisca y
                       el uwa. Para los sonidos
                       velares, es probable que la
                       protoforma haya sido el fonema
                       *g y, en cuanto a los sonidos
                       fricativos pudo haber sido el
                       alveolar *s ya que el muisca
                       tenia la tendencia a preservar
                       el sonido fricativo glotal que
                       no aparece en esta muestra.

No.           50             Comparacion
Glosa      'viento'

Muisca  ssissa         Se ha observado que estos
Uwa     seroa          cuatro elementos tienen un
Bari    sabba          grado de similaridad en tanto
Nasa    wefta          todos han conservado su
                       estructura CVCV. Bari, muisca
                       y tunebo conservan la
                       fricativa al inicio de la
                       palabra y esta la presencia de
                       la vocal central abierta no
                       redondeada en la cuatro
                       lenguas al final de palabra.
                       Entonces, se observa cercania
                       entre el bari y el muisca ya
                       que ademas de los rasgos
                       descritos, estas dos lenguas
                       comparten el mismo punto de
                       articulacion en la segunda
                       consonante, ambas son
                       bilabiales. En cuanto al
                       tunebo y al nasa se ha hallado
                       que ademas de los rasgos
                       descritos comparten la vocal
                       anterior semicerrada no
                       redondeada despues de la
                       primera consonante. Constenla
                       (1981, p. 432) ha reconstruido
                       /'Bur-/para esta glosa, si
                       seguimos estos elementos
                       tambien habria un nivel de
                       cognacion con el uwa: entonces
                       para el muisca, 'Bur/> ?u? >
                       ssussa > ssissa; para el uwa,
                        'Bur/> sur > sura > sera >
                       seroa; y para el bari, 'Bur/>
                       bub > suba > sabba. De esa
                       manera se observa que el
                       muisca como no tiene vibrante
                       multiple la reinterpreto como
                       una fricativa bilabial sonora
                       y luego la vocal pudo haberse
                       hecho mas anterior debido a la
                       influencia de los dos sonidos
                       labiales entre los que se
                       encontraba y la forma se
                       refuerza con la insercion de
                       la vocal central abierta al
                       final de palabra; el uwa que
                       si tiene vibrante multiple, la
                       conservo e hizo de la
                       fricativa bilabial sonora, un
                       sonido mas coronal, lo realizo
                       alveolar y lo ensordecio, al
                       final luego de la insercion de
                       la vocal sonora /a/la
                       diptonga; y finalmente, se
                       observa que el bari, en cuyo
                       inventario esta la vibrante
                       multiple, no la mantiene pero
                       si se inclina por un sonido
                       bilabial sonoro (que pudiera
                       derivarse del fricativo del
                       muisca) y lo refuerza al
                       duplicarlo, en este caso la
                       relacion no parece ser
                       genetico sino mas bien de tipo
                       areal o convergente, en esa
                       medida esta forma debe
                       observarse con mucho cuidado.

No.           51             Comparacion
Glosa      vomitar'

Muisca  sskoskwa       En estas formas hay mucho
Uwa     a?jaki-n-ro    elementos para observar pero
Bari    boksisokajno   dado que son tantos y el
Nasa    ptfnga         muisca solo al parecer solo
                       cuenta con una palabra de dos
                       silabas talvez convenga
                       situarse en la posicion de
                       estas silabas y analizar los
                       elementos. Luego de establecer
                       este criterio se ha encontrado
                       que tan solo en bari concuerda
                       con los elementos que se
                       encuentran en la primera
                       silaba de la forma del muisca,
                       no es una relacion
                       transparente pero hay un
                       sonido bilabial que inicia en
                       la palabra y esto solo ocurre
                       entre el muisca y el bari,
                       tambien esta el sonido
                       oclusivo velar sordo y la
                       vocal posterior semicerrada
                       redondeada que esta
                       involucrada en la silaba y
                       finalmente, la fricativa
                       alveolar sorda que puede hacer
                       parte de la primera silaba del
                       muisca y parece estar
                       inmediatamente despues de la
                       primera silaba en el bari,
                       frente a lo cual se podria
                       plantear una reorganizacion de
                       los fonemas de la primera
                       silaba en las dos lenguas y un
                       desplazamiento de la fricativa
                       alveolar sorda en en bari.
                       Solo por esta razon se podria
                       plantear un tipo de relacion
                       de cognacion entre el muisca y
                       el bari para este caso.

* La reconstruccion de este proceso es apenas una propuesta.
Evidentemente, necesitamos informacion sobre morfologia del bari
para explicar el /-su/. En cuanto a los fenomenos de sincopa, no
estamos seguros de que el orden que presentamos sea el adecuado.


Oscar A. Chacon Gomez **

Wilmar Lopez Barrios ***

Yenny Milena Cortes Bello ****

Instituto Caro y Cuervo

** <oachacong@unal.edu.co>

*** <wilmarlopezb@gmail.com>

**** <ymcortesb@unal.edu.co>

Recepcion: 23/11/2015- Aceptacion: 20/11/2015

Leyenda: Imagen 1: Distribucion geografica de las lenguas muisca, uwa, bari y nasa yuwe
COPYRIGHT 2016 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Chacon Gomez, Oscar A.; Lopez Barrios, Wilmar; Cortes Bello, Yenny Milena
Publication:Estudios de Linguistica Chibcha
Date:Jan 1, 2016
Words:15480
Previous Article:El cuento de los dos hermanos: relato de la tradicion pesh.
Next Article:Aculturacion lexica en bribri.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters