Printer Friendly

Colecciones digitales del patrimonio cultural de Canarias: situacion actual y propuesta de actuacion.

Digital collections of cultural heritage of the Canary Islands: current situation and proposal for action

Sumario. 1. Introduccion. 2. Objetivos y metodologia. 3. Resultados: analisis y discusion. 4. Conclusiones. 5. Referencias bibliograficas.

1. Introduccion

En la Comunidad Autonoma de Canarias no existe actualmente, al dia de hoy, ningun sistema de informacion unificado sobre el patrimonio cultural, aunque la ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Historico de Canarias contempla en su articulo 16 la creacion de un Centro de Documentacion del Patrimonio Historico (Espana. Ley de Patrimonio Historico de Canarias: 13282). Al contrario, lo que existen son, mayoritariamente, propuestas individuales y, minoritariamente, propuestas colectivas sobre un tipo de patrimonio o de una isla en particular.

Hoy en dia se habla, en los medios academicos y cientificos, sobre la necesidad de establecer parametros de medicion y valoracion del impacto economico de la cultura en la sociedad. Y lo cierto es que "turismo e industrias culturales son actividades que utilizan el patrimonio como elemento basico para desarrollar sus ofertas, contenidos y servicios" (Pardo Rodriguez, 2009: p.10). En el caso de Canarias, el turismo es uno de los sectores economicos que sostiene el tejido empresarial de la economia. Cada ano es noticia en los medios de comunicacion el record de turistas llegados a las islas, que ya no solo vienen buscando "sol y playa", sino para conocer un paisaje (patrimonio natural) y una cultura e identidad diferentes (patrimonio cultural). Es por ello por lo que sistematizar el patrimonio cultural no es cuestion baladi.

En este trabajo se presentan los resultados obtenidos de un estudio realizado entre finales del 2015 y principios del 2017 sobre el estado del patrimonio de Canarias digitalizado y accesible a traves de Internet, de cara a plantear una futura biblioteca digital regional en el ambito de las tecnologias de la web semantica (3).

2. Objetivos y metodologia

La investigacion se planteo en cinco fases: la localizacion de proyectos, la eleccion de parametros e indicadores que sirvieran para la evaluacion de los mismos, la recogida de informacion y datos y, por ultimo, el analisis, interpretacion y obtencion de conclusiones.

Con la idea de conocer un panorama completo, que acogiese todas las iniciativas que existen en las instituciones culturales canarias, se incluyo, en una primera fase, de la investigacion todos los proyectos que contenian colecciones organizadas de objetos digitales del patrimonio cultural de Canarias. En este caso, por coleccion organizada se entiende el "resultado de seleccionar, depurar, almacenar y establecer relaciones de dependencia entre las representaciones de los elementos de un conjunto, de acuerdo con unos criterios de ordenacion y de clasificacion que afectan a su numero y armonia; las cuales condicionan la comprension de la realidad representada y determinan, por tanto, el reconocimiento y la recuperacion de sus representaciones en un sistema de informacion documental" (Navarro 1996: 96). Todos estos proyectos se localizaron consultando distintos tipos de fuentes. En primer lugar, la recopilacion de bibliografia acerca de los proyectos digitales existentes en Canarias. Pero tambien se tuvo en cuenta, desde un primer momento, que no todos los proyectos digitales habian plasmado su experiencia en publicaciones. Ademas, pronto se considero que una parte considerable de los proyectos digitales desarrollados en las islas, se podrian haber creado fuera del ambito de las ciencias de la documentacion, y, por tanto, la terminologia empleada en la busqueda bibliografica podia estar mas cercana al ambito de otros patrimonios especificos e, incluso, mas cercanos al ambito del turismo o la educacion, muy relacionados tambien con la difusion del patrimonio. Dado el amplio vocabulario que podia ser utilizado para localizar colecciones digitales de menor repercusion, se decidio abordar otro tipo de fuentes no academicas y de caracter mas divulgativo, como las sedes web de todas las administraciones publicas de Canarias (el Gobierno de Canarias, los 7 cabildos insulares y los 88 ayuntamientos), con el fin de extraer del area de cultura, patrimonio o turismo, posibles proyectos digitales. Este metodo logro cosechar muy buenos resultados consiguiendo recuperar pequenos proyectos de interes para la investigacion. Se aprovecho tambien este rastreo para analizar la forma en que las administraciones publicas difunden su patrimonio local.

Posteriormente, y en una segunda fase de analisis, se redujo el estudio a 58 proyectos que se consideraron realmente como "bibliotecas digitales y repositorios" y no meras colecciones sin tratamiento documental apropiado.

La recogida de datos acerca de todos estos proyectos abarca tres fuentes de informacion de diferente tipologia: las fuentes bibliograficas ya comentadas, las sedes web de los proyectos digitales, y las entrevistas realizadas a los gestores y tecnicos de los mismos durante el periodo cronologico senalado. Se utiliza, por tanto, un metodo de investigacion mixto que emplea tecnicas cuantitativas y cualitativas que permiten triangular los datos recogidos, confrontarlos entre ellos y, por tanto, ampliar la riqueza y la complejidad del estudio (Raya, 2008: 265-269).

La investigacion cuantitativa, desarrollada mediante la lectura bibliografica, la observacion directa de las sedes web y la recogida de datos por entrevistas, sirvio para obtener datos concretos sobre cada proyecto que, analizados en su conjunto, permitieron obtener una lectura lineal y amplia sobre el ambito estudiado. Por su parte, la investigacion cualitativa, realizada fundamentalmente mediante las entrevistas semiestructuradas mantenidas con los gestores de los proyectos permitio obtener datos del contexto en el que los proyectos se desarrollaban. De esta forma se pudo determinar el marco de actuacion y las perspectivas de os que participan en ellos. Se uso la induccion para derivar posibles explicaciones basadas en el fenomeno observado (Gorman, y Clayton, 2004: 3). Es decir, permitio contextualizar los datos cuantitativos, en ocasiones dispersos y aislados, e interpretarlos atendiendo a su procedencia especifica (informador), y a su naturaleza (coleccion particular). Como afirma Ruiz Olabuenaga (2012: 166), "la entrevista en profundidad, en definitiva, es una tecnica para obtener que un individuo transmita oralmente al entrevistador su definicion personal de la situacion", y ese fue uno de los objetivos que se logro durante la realizacion de las entrevistas que se realizaron entre finales del 2015 y principios del 2017.

La primera fuente de datos consultada fue la bibliografia recuperada sobre algunos de los proyectos inventariados. Esta fuente se uso en diferentes fases: en la primera para conocer mejor el proyecto que se iba a evaluar y recabar los primeros datos y, posteriormente, en las siguientes fases para completar posibles lagunas y contrastar las otras fuentes consultadas.

La segunda fuente de datos fue el analisis de cada uno de los portales digitales de los proyectos patrimoniales inventariados. De ellos se obtienen, mediante la tecnica de observacion directa, los datos relativos fundamentalmente a la interfaz de busqueda, pero tambien datos relativos al mismo desarrollo del proyecto (en ocasiones relatado por sus instituciones), las entidades colaboradoras, otros datos generales sobre la coleccion, y aspectos relacionados con la presencia web y las redes sociales. La recopilacion de datos mediante observacion directa comenzo a mediados del ano 2015, y continuo hasta el mes de marzo del ano 2017, siendo continuamente revisados hasta su analisis final. Es por ello que se han detectado, gracias a este seguimiento en el tiempo, dos datos de interes para el estudio: el grado de mantenimiento y actualizacion de los proyectos, por un lado, y la preparacion y nacimiento de otros nuevos, por el otro.

La ultima fuente de datos se corresponde con la informacion obtenida en las entrevistas semiestructuradas realizadas a los gestores de la mayoria de las colecciones digitales que formaron parte de este estudio. En total, se pudo obtener la informacion mediante entrevista de 77 colecciones digitales del total de 87 que conforman la primera fase del estudio. No obstante, y tras las primeras lecturas generales sobre el estado de las colecciones digitales en su conjunto, se decidio usar unicamente la informacion de aquellas que correspondian con proyectos constituidos en bibliotecas digitales (55 entrevistas de 58 bibliotecas digitales). Esta decision se tomo, principalmente, por la debilidad o inexistencia de las respuestas en algunos de los parametros clave para el estudio por parte de aquellos proyectos constituidos en directorios y listados y galerias de imagenes y videos. No obstante, la informacion recogida si sirvio cualitativamente para conocer de cerca cada proyecto, poder describirlo adecuadamente en estas paginas, y tambien para complementar la interpretacion final de los resultados.

En total se entrevisto a 56 personas, pertenecientes a 36 instituciones, acerca de un total de 77 proyectos. De esas 56 personas entrevistadas, 23 fueron entrevistadas de forma presencial, 23 por telefono y 10 por escrito. De los 77 proyectos sobre los que se pregunto, solo 74 formaron parte de las 87 colecciones digitales recogidas en el estudio.

Los parametros de evaluacion escogidos partieron de la consulta de los trabajos de Saracevic (2000: 361-363), Tramullas (2003:96-99; 2004: 6-9), Alvite (2009:14-19), y Sule Duesa, Estivill y Gascon Garcia, J. (2011: 3), asi como de la Guia de buenas practicas para la elaboracion y evaluacion de proyectos digitales en las Humanidades elaborada por la Red de Humanidades Digitales (2013). Fundamentalmente, se aplico, como base, el modelo CABDU (Criterios de Analisis para Bibliotecas Digitales Universitarias) (Tramullas, 2003: 99), pero se adapto a la idiosincrasia de los proyectos recopilados en Canarias.

3. Resultados: analisis y discusion

3.1. Analisis del conjunto de las colecciones patrimoniales de Canarias

Esta investigacion se llevo a cabo en dos fases. En la primera, se quiso localizar y analizar todos los proyectos de digitalizacion del patrimonio. En la segunda, se analizaron cuantos proyectos podian considerase verdaderas bibliotecas o repositorios digitales. De esta forma se localizaron y analizaron en la primera fase 87 colecciones que difunden el estado del patrimonio cultural de Canarias en internet de una u otra forma. Este primer acercamiento a la tipologia de los proyectos seleccionados, ya nos dejo entrever que existian diferencias importantes en el nivel de desarrollo y complejidad. Pudimos encontrar desde sitios web con directorios que acogen colecciones organizadas descritas de forma sencilla y poco normalizada, hasta autenticas bibliotecas digitales con buscadores mas complejos que dan acceso a miles de objetos patrimoniales acompanados de sus metadatos descriptivos y administrativos.

Se han diferenciado las bibliotecas digitales y repositorios del resto de colecciones digitales organizadas (directorios, listados, galerias de imagenes ...) atendiendo fundamentalmente al desarrollo de la organizacion documental. Es decir, "al proceso tecnico de descripcion, clasificacion e indizacion, recuperacion, metadatos" (Diez Carrera, 2013: 56), y su reflejo en el sistema informatico que da acceso a las mismas. Los directorios, listados y galerias de imagenes no suelen contar con sistemas de busqueda internos o estos son eminentemente basicos. Sin embargo, las llamadas bibliotecas digitales y repositorios suponen algo diferente, ya que, cuentan con unas descripciones minimas sobre cada objeto cultural que permiten, de manera eficiente, la recuperacion posterior mediante busqueda a texto libre o controlado y sobre sus campos descriptivos principales (titulo, autoria, contenido, fecha, lugar ...). Para ello, utilizan una plataforma de gestion y difusion mas sofisticada, de desarrollo propio, comercial o de software libre, quedando excluidos los portales de contenidos sociales del tipo Youtube, Flikr o similares, usados en ocasiones por la otra tipologia de colecciones. Atendiendo a estos criterios mencionados se obtuvo que, de un total de 87 proyectos, 58 (67%) correspondian al concepto de bibliotecas digitales y repositorios y 29 (33%) al tipo de colecciones organizadas en directorios, listados o galerias de imagenes sin llegar a la categoria de biblioteca o repositorio digital (Figura 1).

Es importante corroborar que la diferencia de complejidad en el sistema de informacion empleado, es decir, que la coleccion se constituya como biblioteca digital o no, esta directamente relacionada con el tamano de la coleccion difundida. Esto es, el numero de registros (con o sin objeto digital) que suma el proyecto. Ademas, se obtuvo que un 48% de los proyectos (42 de 87) tiene colecciones con mas de 500 objetos digitales, por lo que este estudio permite entrever colecciones cuantitativamente importantes.

Por otro lado, y a nivel general, tambien se desarrollo una breve investigacion sobre como las diferentes administraciones publicas canarias (Gobierno de Canarias, cabildos insulares y ayuntamientos) difundian su patrimonio cultural a traves de sus sedes webs y otros instrumentos similares (octubre y noviembre del 2016). Con todos estos datos recopilados, y los obtenidos de las 87 colecciones organizadas, se demuestra el gran esfuerzo realizado por difundir el patrimonio cultural en Canarias por parte de numerosas instituciones, tanto publicas como privadas. Pudimos detectar hasta 87 (4) proyectos digitales, ademas de corroborar que la mayoria de las administraciones publicas cuentan con un espacio web donde difunden su patrimonio. Pero, sin embargo, como hemos mencionado, solo58 cumplen los requisitos para que puedan considerarse como bibliotecas o repositorio digital. Este es el numero final que utilizamos para nuestra segunda fase de investigacion. Se constato, tambien, una verdadera falta de relaciones digitales o de interconexion entre estos proyectos, tanto en lo que se refiere a la difusion (patente en varios niveles: entre proyectos de diferentes instituciones referidas a patrimonio similar, por no existir referencia alguna entre ellas) como en proyectos de una misma institucion por motivos similares. Esto significa que cada uno de estos proyectos se origina y crece de forma independiente. En resumen, un ciudadano que desee conocer el patrimonio cultural de las islas debe consultar una gran cantidad de sitios web para tener una vision global del patrimonio existente, mas alla de los Bienes de Interes Cultural oficiales.

3.2. Analisis de las bibliotecas digitales y repositorios de Canarias

La segunda fase de investigacion se centro en el estudio de las 58 bibliotecas digitales y repositorios que difunden el patrimonio cultural de Canarias y que pueden ser clasificadas como verdaderas bibliotecas o repositorios, no como una mera coleccion de objetos digitales sin tratamiento documental. En esta fase, tambien encontramos grandes diferencias en cuanto al tratamiento de la informacion, el software, etc. que nos permitieron hacer una clasificacion por niveles. Algunos proyectos presentan sistemas complejos de gestion y difusion de la informacion, mientras otros se han construido sobre sistemas mas sencillos y limitados. Para determinar el nivel exacto de desarrollo se seleccionaron 14 parametros significativos y representativos de cada una de las areas del conjunto del estudio de evaluacion planteado en esta segunda fase (equipos de trabajo, planificacion del proyecto, actualizacion y mantenimiento del sistema de informacion, uso de reglas de catalogacion y metadatos estandarizados, control de autoridades, sistemas de busqueda avanzada, campos de busqueda controlados, navegacion entre autoridades, exportacion de registros, servicios de alerta y control de visitas). Un 53% de los proyectos (31 de 58) son consideraron bibliotecas digitales fuertes, es decir, cumplen con 8 o mas parametros de los 14 que miden el grado de desarrollo del proyecto (Figura 2).

En la figura 3, podemos apreciar el grado de cumplimentacion general de los 14 parametros seleccionados por estas 58 bibliotecas digitales.

El parametro que mas facilmente cumplen las bibliotecas digitales es la actualizacion y mantenimiento de los portales con un 81% (47 de 58), seguido del uso de la busqueda avanzada, con un 76% (44 de 58), de la planificacion del proyecto, con un 72% (42 de 58) y el control de visitas de usuarios al portal (69%). Por el contrario, los parametros que mas dificilmente logran cumplir los proyectos son la exportacion de registros, que solo lo permiten 7 proyectos de 58 (un 12%) y el uso de servicios de alerta como RSS o suscripcion por email (33%). Tambien se registra una escasa participacion en proyectos mayores del tipo Hispana o Europeana con un 36% (21 de 58); un bajo empleo de metadatos interoperables (47%), catalogacion estandarizada (38%), y la navegacion por entidades (41%). Vemos aqui una suma de debilidades y fortalezas que se veran con mas detalle posteriormente.

3.2.1. Instituciones responsables de las colecciones y equipo profesional

Las 31 bibliotecas digitales que hemos denominado fuertes, han sido desarrolladas por un total de 9 instituciones, destacando la prolifica actividad de la Biblioteca de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (BULPGC), con 12 proyectos, y la de la Fundacion para la Etnografia y el Desarrollo de la Artesania Canaria (FEDAC), con 4.

Existe una mayoria de iniciativa publica en los proyectos, con un 65% de presencia de instituciones publicas (38 de 58), mientras que un 28% (16 de 58), han sido desarrolladas por organismos privados. El 7% de los proyectos restantes (4 de 58) fueron desarrollados y ejecutados conjuntamente por instituciones publicas y privadas. Cabe destacar que predomina la iniciativa privada en la isla de Tenerife, en comparacion con el resto de las islas.

El porcentaje de colaboracion interinstitucional permanente durante todo el proyecto, independientemente de su titularidad publica o privada, es bastante bajo para tratarse de proyectos sobre el patrimonio cultural de una misma region. Tan solo se ha podido corroborar que ha existido este tipo de colaboracion en 19% de ellos (11 de 58). Esta es otra muestra de la falta de relacion digital comentada anteriormente.

El 50% de los proyectos (29 de 58) conto con financiacion externa para el desarrollo de los proyectos, siendo esta mayoritariamente de caracter publico.

Destaca la alta presencia de archivos y bibliotecas en el desarrollo de bibliotecas digitales y repositorios (53%), en comparacion con una baja presencia de los museos (Figura 4). Atendiendo a su tipologia concreta: los archivos con un 12% de presencia (7 de 58), bibliotecas con un 31% (18 de 58), departamento de archivo y biblioteca con un 10% (6 de 58), centros de documentacion con un 4% (2 de 58) y museos/ casas museo con un 5% (3 de 58).Se constata, ademas, una alta actividad de las bibliotecas universitarias en el desarrollo de estas bibliotecas digitales y repositorios (13 de la BULPGC y 3 de la Biblioteca de la Universidad de La Laguna)

Entre el ano 2008 y el 2016 se creo el 72% de los proyectos digitales estudiados (42 de 58). Por tanto, se podria afirmar que en el ano 2008 se consolida y asienta en Canarias el desarrollo general de bibliotecas digitales y repositorios. Justo en los anos 2008 y 2009 es cuando se aprecia un pico sostenido, con 7 proyectos publicados cada ano, gracias a la prolifica actividad de ambas bibliotecas universitarias, quedando posteriormente una media de 4 publicaciones de proyectos por ano (Figura 5).

Un 72% de los proyectos (42 de 58) fueron planificados a largo plazo. Esto es, pensado en el tiempo que era necesario para realizar cambios en la estructura que permitieran la permanencia del modelo. Teniendo en cuenta que un 50% de ellos conto con subvenciones publicas, vemos que de la otra mitad de los proyectos que no obtuvieron financiacion externa, casi la mitad tambien planifico el desarrollo de la biblioteca digital.

Un 62% de los proyectos (36 de 58) conto con un equipo especifico de profesionales para el desarrollo de la biblioteca digital o repositorio, al menos durante una primera fase, pudiendose aproximar la idea de un predominio de equipos formados por menos de cinco personas. Sin embargo, se puede apreciar un recorte en el equipo de trabajo cuando se hablaba de la fase mantenimiento, una vez publicado el proyecto.

La mayoria de los equipos, un 62% (36 de 58), cuenta con un perfil de archivero, bibliotecario o documentalista (Figura 6). Este dato enlaza directamente con el alto porcentaje de presencia de los archivos, bibliotecas y centros de documentacion en un 57% de los proyectos, ya comentado anteriormente.

Un 76% de los proyectos digitales (44 de 58) contrato a una empresa externa a la institucion para el desarrollo de alguna funcion concreta en cualquiera de las fases de desarrollo de la biblioteca digital o repositorio. De esos 44 proyectos que contrataron a una empresa externa, un 82% (36 de 44) lo hizo para desarrollar la parte informatica del proyecto.

Si sumamos aquellos proyectos que contaron con la presencia de un informatico, ya formara parte de la plantilla o su labor fuera externalizada, podemos decir que un 76% de los proyectos (44 de 58) conto con un perfil informatico en el proyecto.

El siguiente perfil mas habitual es el humanista, presente en un 33% de los proyectos (19 de 58). Lo cierto es, y atendiendo a la grafica expuesta, que parece que se tiende de forma acertada a que los equipos de trabajo tengan un perfil cada vez mas multidisciplinar, al menos, en el ambito academico, pues tambien hay una alta presencia de humanistas en su sentido mas amplio (historiadores, historiadores del arte, filologos ...)

3.2.2. Contenidos patrimoniales difundidos

A grandes rasgos, se encontraron tres perfiles caracteristicos de estas colecciones digitales:

--Individuales. Colecciones digitales difundidas por la misma institucion a la que pertenecen.

--Colectivas. Colecciones digitales reunidas virtualmente y cuya ubicacion fisica y procedencia es multiple (ya sea patrimonio mueble como inmueble).

--Colecciones digitales sin correspondencia con objetos fisicos (patrimonio inmaterial).

El patrimonio bibliografico y documental es el tipo de patrimonio mas difundido (Figura 7), ya que aparece en 36 de los 58 proyectos, es decir, en un 62% de las bibliotecas digitales y repositorios. La decision de unir el patrimonio bibliografico y documental se debe a que ambos representan un conjunto patrimonial intimamente relacionado y, por tanto, muchas veces unificado por las mismas entidades. Las bibliotecas y archivos son instituciones de la memoria que suelen albergar ambos tipos patrimoniales y difundirlo, en ocasiones, sin distinciones, segun hemos podido percibir en los proyectos observados.

Dentro del patrimonio bibliografico y documental, tambien podemos conocer la tipologia de colecciones que predominan, es decir, podemos determinar el motivo que dio lugar a su formacion como coleccion, atendiendo al vinculo principal que las caracteriza. Se observan cinco argumentos principales:

--La documentacion generada y producida por la misma institucion, con un 31% de presencia en estas colecciones documentales y bibliograficas (11 de 36)

--La documentacion reunida por una entidad con un 28% (10 de 36)

--La documentacion reunida por una persona a lo largo de su vida, lo que comunmente denominamos como archivo o fondo personal (7 de 36)

--La tipologia de publicaciones periodicas (5 de 36)

--La documentacion reunida en torno a una persona (3 de 36)

Si atendemos a la tipologia documental que predomina en las colecciones, podemos encontrar un abanico muy variado: manuscritos, protocolos notariales, actas de pleno, libros, correspondencia, fotografias, dibujos, grabados, mapas, planos, laminas, carteles, videos, folletos, publicaciones periodicas, programas de actos y exposiciones, tarjetas postales y telegramas. De entre todos ellos predominan las fotografias, presentes en 16 proyectos de los 36 de este tipo de patrimonio (44% del patrimonio bibliografico y documental y en un 28% de las bibliotecas digitales y repositorios).

El siguiente tipo de patrimonio mas difundido es el etnografico seguido del inmaterial, lo cual demuestra una preocupacion por rescatar, conservar y difundir los elementos que identifican a la sociedad canaria. Con el paso del tiempo, y la llegada de nuevas generaciones, ciertas tradiciones y manifestaciones populares van quedando relegadas al olvido. Sin embargo, gracias a proyectos de recuperacion de este patrimonio que vienen financiados no solo por las administraciones locales y regionales, sino por la misma Comision Europea, estos elementos que identifican a diferentes comunidades consiguen perdurar en la memoria digital.

Si atendemos a la tematica principal que predomina en cada proyecto, observamos que cuatro aspectos son los que marcan la formacion de colecciones: el lugar, el tipo de patrimonio, la institucion y la persona.

Las colecciones de objetos digitales adquieren distintas formas segun la tipologia documental. La forma mas usada para plasmar el objeto patrimonial es la imagen, presente en un 66% de los proyectos (38 de 58), seguido por el texto, con un 53% (31 de 58), el video con un 19% (11 de 58) y el audio, con un 14% (8 de 58). La imagen puede transmitir muchas mas tipologias documentales en comparacion con otras formas: fotografias de cualquier categoria patrimonial (una fachada arquitectonica, un resto arqueologico, una ceramica, una pintura, un objeto etnografico, una encuademacion, etc.) ademas de dibujos, grabados, mapas, planos e incluso textos, sobre todo antiguos ya que no soportan aun el reconocimiento de caracteres.

Por ultimo, resulta tambien interesante acercarnos al periodo cronologico que abarcan las colecciones patrimoniales que se difunden a traves de bibliotecas digitales y repositorios. La mayoria de proyectos digitales difunde objetos patrimoniales de los siglos XIX y XX. En concreto, un 79% de los proyectos (46 de 58) difunde objetos patrimoniales del siglo XX, y un 51% (31 de 58) del siglo XIX. Destaca tambien la presencia de objetos patrimoniales del siglo XVIII en un 31% de las colecciones difundidas (18 de 58).

3.2.3. Normalizacion y caracteristicas tecnicas

Entre los resultados obtenidos a partir de las entrevistas realizadas, concluimos que un 67% de los proyectos usa o tiene en cuenta las reglas de catalogacion o normas de descripcion propias de su ambito profesional, pero solo un 34% las aplica regularmente (Figura 8). Cierto es que, ademas, un 33% de los gestores ha consultado o usado como marco de referencia los estandares existentes. Sin embargo, estas no han sido usadas como norma, sino como modelo de referencia para crear sus propios marcos descriptivos.

De las reglas de catalogacion y normas de descripcion mas usadas (ya sea aplicadas regularmente o utilizadas como referencia para una adaptacion propia), destacan las normas ISAD (G) propias de los archivos con un 20% de uso (12 de 58). Le sigue el empleo de las normas ISBD, propias de las bibliotecas, con un 12% de uso (7 de 58). Aunque los porcentajes con respecto al total de proyectos son bastante bajos, vemos que son los estandares de descripcion mas usados.

Si centramos el estudio en los formatos de metadatos usados, obtenemos el resultado siguiente: un 46,5% utiliza esquemas de metadatos estandarizados en sus proyectos (27 de 58) (5), siendo el formato Dublin Core el mas usado, presente en un 41% de los proyectos (24 de 58) (Figura 9). Todos pueden considerarse metadatos, pero creemos que es importante diferenciarlos porque dan una vision de las distintas comunidades y su forma de trabajo.

La primera conclusion que extraemos de estos resultados es que el empleo de normas y recomendaciones de descripcion y catalogacion en el conjunto de bibliotecas digitales y repositorios es mas bajo que el empleo de estandares de metadatos, con un 34% y 46,5% respectivamente.

Si relacionamos los datos de aquellos 27 proyectos que emplean metadatos estandarizados con los datos sobre uso de normas y recomendaciones, obtenemos que:

--9 proyectos usan tambien normas y recomendaciones estandarizadas (33% de 27 proyectos que usan metadatos, y 15,5% de 58 proyectos en total)

--20 proyectos tambien usan o se basan en normas y recomendaciones estandarizadas (74% de 27 proyectos que usan metadatos, y 34,5% de 58 proyectos en total).

--6 proyectos no usan normas y recomendaciones estandarizadas (22% de 27 proyectos que usan metadatos, y un 10% de 58 proyectos en total).

Por otro lado, de los resultados del analisis de uso de autoridades en las 58 bibliotecas digitales y repositorios de Canarias, segun las entrevistas realizadas, se concluye que mas de la mitad de los proyectos, en un 67% (39 de 58), afirman usar algun tipo de control de autoridad. Para conocer el grado de interoperabilidad que podrian tener todos estos vocabularios normalizados, preguntamos a los gestores de los proyectos por la reutilizacion de lenguajes documentales ya existentes. Solo 12 de ellos, es decir, un 21% de las bibliotecas digitales y repositorios de Canarias, afirmaron usar vocabularios externos. En concreto, se menciono el uso de:

--Nomenclatura Internacional de la UNESCO para los campos de Ciencia y Tecnologia (Ministerio de Ciencia y Tecnologia, 2018)

--Tesauro de Archivos Municipales (Comision de Tesauro del Grupo de Archiveros Municipales de Madrid, 2010)

--Tesauro del Archivo del ayuntamiento de Arganda del Rey (2018. http://archivo.ayto-arganda.es/documentos/TESAUROARGANDA.PDF)

--Clasificacion Decimal Universal (CDU)

--Lista de Encabezamientos de Materias de Bibliotecas Publicas (Ministerio de Cultura, 1994) (mencionadas por dos proyectos)

--Catalogo de Autoridades de Materia de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid (Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, 2018)

--Catalogo de autoridades de materias de la Biblioteca Nacional de Espana (Biblioteca Nacional de Espana, 2018)

--Tesauro de la Unesco (Unesco, 2017)

--Tesauros-Diccionarios del patrimonio cultural de Espana, editados por el Ministerio de Cultura (mencion en tres proyectos). En concreto se senalaron los siguientes:

* Diccionario de materiales ceramicos (Cabrera Bonet, Padilla Montoya y Maicas Ramos, 2002).

* Diccionario de mobiliario (Rodriguez Bernis, 2005).

* Los vocabularios mencionados en varias ocasiones fueron la Lista de Encabezamientos de Materias de Bibliotecas Publicas del Ministerio de Cultura y los Tesauros-Diccionarios del patrimonio cultural de Espana (proyectos de la FEDAC). En el estudio de Alvite Diez los vocabularios mas usados tambien fueron las Listas de Encabezamientos de Materia y otras clasificaciones (vocabularios elementales en el control del patrimonio bibliografico), pero ningun tesauro ni ontologia (Alvite Diez, 2009; p.15)

Podemos concluir que, a pesar que la mayoria de los proyectos cuenta con vocabularios controlados, estos son de uso propio y personalizado, por lo que la interoperabilidad de cara a participar en proyectos basados en la web semantica conllevaria procesos obligados de mapeo y tratamiento de datos. Por otro lado, tambien se presenta la ventaja de contar con numerosos controles de autoridades especificos de cada proyecto, muchos de ellos especializados en regiones de Canarias, que pudieran llegar a normalizarse y convertirse en vocabularios abiertos para la reutilizacion en proyectos digitales futuros, sobre todo aquellos referidos a personas y entidades.

3.2.4. Infraestructura de los proyectos

Los resultados obtenidos muestran que hay una distribucion homogenea entre los tres tipos de software usados en los 58 proyectos digitales: comercial, libre y de desarrollo propio (Figura 10). Si comparamos el uso del software segun la tipologia de institucion que impulsa y desarrolla el proyecto, veremos que hay una visible preferencia de las administraciones publicas por usar software de desarrollo comercial o propio (39% en cada caso, 16 de 41) mientras que por parte de instituciones privadas el uso del software comercial es casi inexistente (5%, 1 de 20), y se apuesta en mayor medida por el software libre o de codigo abierto (65%, 13 de 20).

Podriamos interpretar este hecho como que la administracion publica aun no confia plenamente en las opciones que oferta el software libre, pero lo cierto es que en el ambito de la difusion de colecciones digitales no ha habido hasta hace poco una buena oferta donde elegir. Entre los programas comerciales destaca el uso de Content DM (10 proyectos, todos desarrollados por la Biblioteca de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria), y Pandora, usado en otros tres proyectos (de los cuales dos son desarrollados por la Biblioteca de la Universidad de La Laguna). Entre el software libre Joomla ocupa el primer lugar con 8 proyectos, siguiendole Islandora (Fedora+Drupal), con 3 proyectos, y Wordpress, Omeka y DSpace con 2.

De los 37 proyectos desarrollados con software libre o comercial, y segun la funcion que cumplen, se aprecia el predominio del uso de gestores de colecciones digitales y sistemas de gestion de contenidos (CMS), con un 40% de presencia (15 de 37) y 32% (12 de 37), respectivamente. Cabe destacar que no encontramos ningun proyecto de los estudiados que use CMS y sea considerado una biblioteca digital fuerte.

En relacion a la evaluacion de la interfaz usada por los proyectos estudiados, hemos seleccionado siete parametros fundamentales que creemos que debieran presentar todos los sistemas de busqueda que buscan ese equilibrio mencionado (Figura 11).

El resultado mas visible es que la busqueda sencilla (busqueda a texto libre en todos los campos a la vez) esta presente en practicamente todos los proyectos. No asi, la busqueda avanzada, es decir, la busqueda simultanea en una seleccion de campos descriptivos con operadores booleanos, que se encuentra presente en un 76% de los proyectos (44 de 58). Los sistemas de busqueda que presentan al menos tres campos con vocabulario controlado (listados de autores, materias, lugares, etc.), son en total 37 de 58, es decir, un 64% del total. Por ultimo, 30 de 58 proyectos (52%) permiten ordenar los resultados por algun criterio.

De los siete parametros propuestos, solo cuatro estan presentes en mas de la mitad de los proyectos. El resto de parametros se usan en menos de un 50% de los mismos: la navegacion por los terminos de entidad que permiten explorar entre terminos mas genericos, mas especificos o relacionados en un 41% (24 de 58), la busqueda por palabras libres entre los resultados de una busqueda en un 26% (15 de 58) y la exportacion de resultados en un 12% (7 de 58), ya sea en formato texto (email, impresion) o en formato estandarizados de metadatos. En ningun caso ofrecen la posibilidad de buscar entre los resultados a traves de filtros establecidos siguiendo las ultimas tendencias en recuperacion de informacion, por ejemplo, de las herramientas de descubrimiento tan extendidas en bibliotecas universitarias (Avila-Garcia, 2015).

Segun los datos obtenidos, podemos decir que no se cumplen las expectativas que deberia alcanzar una biblioteca digital o repositorio con un sistema de recuperacion avanzado.

El control de autoridades geograficas es el vocabulario mas usado en las interfaces analizadas (Figura 12), y esta presente en 31 proyectos, es decir, en un 53% de las colecciones evaluadas. En muchas ocasiones, esta representada por dos categorias diferenciadas: isla y municipio. El listado de autoridades geograficas es sencillo de establecer y reutilizar, por lo que se comparte de forma unica en los proyectos sin que exista un referente concreto, o se reutilice una lista de valores abiertos. No obstante, surge un problema cuando el nivel de precision se acerca al de localidad, pueblo o barrio. En este sentido, la homogeneizacion de autoridades es casi nula. Contamos con dos proyectos, uno sobre la toponimia de Canarias y otro sobre la toponimia de la isla de Lanzarote que, al dia de hoy, no han logrado establecer las correspondencias entre los toponimos recogidos y los nombres actuales por los que se conoce al dia de hoy a cada lugar. Se sabe que se esta trabajando en ello, en concreto en la geolocalizacion de los toponimos, pero no parece tarea sencilla por lo que hemos podido saber.

La segunda autoridad mas controlada es la onomastica relativa a personas y entidades, presentes en un 50% de los proyectos (29 de 58). Ciertamente, el control de entidades y organismos solo se emplea en 8 proyectos que tambien controlan la nomenclatura de personas, por eso se ha unificado el empleo de estos dos vocabularios. Sin embargo, cabe comentar que el control sobre entidades es muy poco numeroso (14%).

Alcanzan un porcentaje de presencia notable las autoridades relativas a las materias, con un 38% (22 de 58), las cronologicas, con un 29% (17 de 58) y las de tipologia documental, con un 26% (15 de 58).

Sin embargo, si atendemos al tipo de vocabulario controlado vemos que muy pocos proyectos permiten usar aquel que responde a cuatro de las preguntas clasicas: quien, que, donde y cuando. No mas de ocho proyectos consigue plantear un sistema de busqueda con tres campos controlados de interes, siendo en este caso aquellos que responden a quien (persona o entidad), que (materia) y cuando (fecha). No obstante, ya vimos que, por otro lado, el vocabulario mas controlado era el lugar, representado en multiples ocasiones por campos controlados del tipo "isla" y "municipio".

Para cerrar el tema sobre vocabularios controlados, cabe comentar que estos campos controlados suelen presentarse en la interfaz de busqueda en un 56% de los casos (28 de 58). En un 30% (15 de 58) de los proyectos se presentan tanto en la interfaz de busqueda como en formato de facetas controladas para refinar en el apartado de resultados. Solo en 6 proyectos (12%) se encuentran unicamente en el apartado de resultados.

3.2.5. Visibilidad web

Un total de 21 proyectos de 58 (36%) participan, a su vez, en otros proyectos que abarcan ambitos geograficos mas amplios que el de Canarias. No solo encontramos la participacion en proyectos tan famosos como Hispana, Europeana o Americanae, sino tambien de otros proyectos menos conocidos como EuromedHeritage II, ECHO (European Cultural Heritage Online) o Patrinet.

No obstante, la participacion en todos estos proyectos no se hace de igual manera. Los que participan en los supra proyectos tipo Hispana o Europeana, requieren del uso del Protocolo OAI de Recoleccion de Metadatos (OAI-PMH), mientras que el resto no. La participacion en los proyectos EuromedHeritage II, ECHO (European Cultural Heritage Online) o Patrinet, teniendo en cuenta que todos ellos se crearon en el primer lustro del siglo XXI, es una participacion sin el empleo de protocolos de intercambio de metadatos, sino mediante la entrega fisica de las colecciones digitales al proyecto mayor. Solo usan el protocolo OAI-PMH 19 proyectos, un 33% del total. Estos 19 proyectos se corresponden con los desarrollados por las dos bibliotecas universitarias canarias: 3 de la Universidad de La Laguna, 11 de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Los cinco restantes son proyectos aun no publicados oficialmente, pero ya elaborados cumpliendo los estandares basicos de las bibliotecas digitales.

Por otro lado, estar presente en las principales redes sociales tambien resulta clave para llegar a un mayor publico. No obstante, vemos que en este caso resulta mas complicado disponer de un perfil especifico para la biblioteca digital. Tan solo cinco proyectos tienen su propio perfil en redes sociales, principalmente, Facebook (5 de 5), pero tambien Twitter y YouTube (3 de 5). En su mayoria coinciden con aquellas colecciones de procedencia y reunion exclusivamente virtual. El resto de proyectos cuenta, en su mayoria, (47 de 58; 81%) con una red social de la institucion a la que pertenece la biblioteca digital. Sin embargo, solo 34 de 47 pudieron afirmar que se usaba el perfil de la institucion para difundir las colecciones digitalizadas. Es decir, un 59% (34 de 58) del total de los proyectos usa las redes de la institucion para difundir sus colecciones digitales.

4. Conclusiones

De todos los datos extraidos y del analisis realizado podemos concluir que existe una clara intencion de difundir el patrimonio cultural por parte de la mayoria de las instituciones publicas mas fuertes, como el Gobierno de Canarias y los Cabildos de las islas mayores (Gran Canaria y Tenerife), asi como tambien se observan algunos proyectos consolidados y otros incipientes por parte de otras islas menores y algunos ayuntamientos. Tambien, se han recopilado proyectos muy interesantes por parte de las principales instituciones culturales privadas. Sin embargo, y a nivel general, la mayoria de los proyectos digitales recogidos en ambas muestras no alcanzan el minimo de parametros evaluables para ser considerados autenticas bibliotecas digitales (bibliotecas digitales fuertes). Solo 31 de los 87 proyectos evaluados pueden ser considerados como tal, y estos han sido desarrollados por 9 instituciones diferentes.

Detectamos una suma de debilidades y factores que posiblemente dan lugar a la situacion descrita que indicamos a continuacion, algunos de los cuales ya se han senalado a lo largo de la muestra de resultados.

a). Desconexion digital

Desconexion digital en la difusion del patrimonio entre las diferentes entidades que los desarrollan, entre los proyectos de una misma administracion publica (no se referencian entre ellos), y dentro de los mismos proyectos (baja navegabilidad entre los objetos digitales a traves de las autoridades).

Teniendo en cuenta que la mayoria de los proyectos digitales son desarrollados por instituciones publicas (52 de 87), se observa que cada administracion camina, a nivel general, en su propia direccion y con sus propios objetivos y planteamientos, pareciendo que la difusion digital de su patrimonio debiera ser mas un reflejo de su propia estructura administrativa que de la propia idiosincrasia del patrimonio que se publica en la red.

"El patrimonio ya digitalizado es inmenso, pero a la hora de acceder podemos hablar de dispersion: tenemos miles de sistemas de repositorio que conforman un inmenso conglomerado de 'islas de informacion' con no mucha conexion entre si" (Robledano, 2012: 1).

b) Carencias formativas.

Se detectan carencias formativas, tanto a nivel conceptual como tecnologico, sobre el desarrollo de bibliotecas digitales. Hemos podido observar un indice bajo en el uso de reglas y normas de descripciones estandarizadas de colecciones patrimoniales (solo un 34% las aplica fielmente), asi como el bajo uso de metadatos apropiados en los sistemas de informacion (un 46,5%). Aunque encontramos una alta presencia de profesionales de la documentacion participando en los proyectos evaluados (esto se debe a que bibliotecas y archivos predominan en el panorama de la difusion digital del patrimonio cultural de Canarias, asi como la difusion del patrimonio bibliografico y documental), existen limitaciones importantes en los proyectos evaluados. Otro perfil competente en esta materia y con un alto indice de presencia son los informaticos, como vimos, en su mayoria contratados externamente. La presencia de ambos perfiles profesionales no asegura la creacion y mantenimiento de una biblioteca digital en condiciones, con lo cual, se atribuye esta afirmacion, en gran medida, a una falta de conocimientos adecuados para afrontar este tipo de proyectos.

La falta de personal formado en el area de bibliotecas digitales se percibe especialmente en el area de los museos. A pesar de que los museos emplean tecnicas de difusion mas divulgativas que otras instituciones como las bibliotecas y los archivos, tales como los recorridos virtuales, los codigos QR o las recreaciones 3D, lo cierto es que cuentan con muy poca difusion digital sistematizada y organizada. Y la mayoria de los proyectos existentes, son de bajo desarrollo tecnologico.

c) Eleccion de software inadecuado.

A esta carencia formativa sobre el desarrollo de autenticas bibliotecas digitales se suma, en ocasiones, la eleccion de software inadecuado para la creacion de buenos sistemas de informacion, ya que la utilizacion del tipo "gestores de colecciones digitales" no llega al 50%. Presuponemos que esto se debe a cuatro posibles causas:

a. Presupuestos escuetos que impiden o bien comprar licencias para un software comercial, o bien implantar y adaptar un software libre.

b. Desconfianza por parte de las administraciones publicas en la solvencia del software libre.

c. Desconocimiento del panorama tecnologico existente para el desarrollo de bibliotecas digitales, que lleva a usar sistemas de gestion de contenidos con modulos de catalogos.

d. En aras de concebir proyectos de rapida consecucion, se plantean proyectos sencillos y poco avanzados que permitan difundir las colecciones digitales sin complicaciones.

La falta de formacion especializada (ausencia de normas y metadatos estandarizados) y la eleccion poco adecuada del software (con ausencia de protocolo OAI-PMH, por ejemplo) provoca que, a pesar de existir algunos proyectos con vocacion recolectora constituidos en colecciones de caracter exclusivamente virtual (sin reflejo colectivo en el plano fisico), solo se contabilice un unico proyecto que recolecte objetos digitales de manera automatizada. Ademas, estos dos argumentos tambien se proyectan en el resultado de que solo 31 proyectos de los 87 evaluados sean considerados bibliotecas digitales fuertes, es decir, que cumplen con el perfil de parametros usados para evaluar la calidad de las mismas.

d) Bajo nivel de empleo de autoridades

Una relacion digital o interconexion escasa o inexistente. Asi como, una formacion y eleccion de software inadecuados se ven acentuados por el escaso empleo de autoridades comunes onomasticas, geograficas y de materias. A pesar de que la mayoria de los proyectos cuenta con campos controlados, se detecta una falta de interoperabilidad importante que impide a muchos de los proyectos participar en plataformas colectivas mayores como Hispana o Europeana. La mayor parte de los proyectos afirma usar algun tipo de autoridades y lenguajes controlados, pero muy pocos consiguen que tres o mas campos controlados del sistema de informacion sean de interes basico, es decir, que se correspondan con las clasicas preguntas: quien (persona o entidad), que (materia) y cuando (fecha) y donde (lugar). Tan solo el empleo de las autoridades geograficas logra alcanzar una homogeneizacion relevante entre todos los proyectos. La ausencia de empleo de lenguajes documentales comunes plantea problemas de interoperabilidad que impiden que los proyectos alcancen una mayor visibilidad, asi como la posibilidad de la reutilizacion de los datos para otros proyectos derivados, o el simple empleo de los datos aportados a nivel educativo o profesional. En definitiva, la participacion en el mundo de los datos abiertos y enlazados, es decir, en la web semantica, a traves de estas colecciones es practicamente nulo a excepcion de aquellos proyectos que se plantean dentro del ambito del gobierno abierto. En este sentido, y en lo relativo a los datos sobre el patrimonio cultural, percibimos una incipiente predisposicion por parte de algunos organismos publicos, sin que la iniciativa pueda concretarse en una aportacion sistematica ni completa.

Teniendo en cuenta el panorama descrito, se esbozan varias lineas de trabajo integradas en el ambito de los datos abiertos y enlazados:

--Conseguir que todos los repositorios trabajen con esquemas de metadatos ya existentes y de aceptacion general en cada una de las comunidades para poder conseguir un producto agregador de calidad y sostenible.

--La creacion de un registro abierto de autoridades de personas, entidades, titulos, lugares y eventos propios de Canarias, reutilizando aquellos registros ya existentes a nivel regional, nacional e internacional.

--La creacion de un banco comun de vocabularios especificos y genericos para los distintos tipos de patrimonio cultural, reutilizando los ya existentes en los proyectos estudiados, y en combinacion con la adaptacion de otros de uso nacional e internacional.

--La creacion de un repositorio regional que enlace mediante el protocolo OAI-PMH con las bibliotecas digitales existentes. Para aquellas que no cuenten con este protocolo y/o estandares basicos, se plantea la preparacion de una adaptacion sencilla del software Omeka, que permitiera a los tecnicos de las instituciones culturales su uso diario, tras recibir una formacion por parte de los administradores del proyecto central.

Esta propuesta debiera ser liderada por la administracion regional, y apoyada por los cabildos insulares. De esta manera, los ayuntamientos contarian con una mayor facilidad en el desarrollo y la gestion de su patrimonio. El acceso a una base de datos en abierto, sobre esta materia, permitiria a profesionales del patrimonio, del turismo, de la educacion, o a investigadores abrir las puertas a la posibilidad de rentabilizar su gestion, no solo en el ambito economico, sino tambien en esfuerzos y coordinacion.

https://dx.doi.org/10.5209/rgid.64552

5. Referencias bibliograficas

Alvite Diez, M. L. (2009). Interfaces y funcionalidades de bibliotecas digitales. Anales de Documentacion, 12, 7-24.

Avila Garcia, L.; Ortiz-Repiso, V.; Rodriguez Mateos, D. (2015). Herramientas de descubrimiento: ?una ventanilla unica? Revista Espanola de Documentacion Cientifica, 38 (1) [Consulta: 21/02/2019].

Diez Carrera, C. (2013). La biblioteca digital. Gijon: Trea.

Espana. Ley de Patrimonio Historico de Canarias (1999). Boletin Oficial del Estado. Madrid, 9 de abril de 1999, 85, pp. 13278-13299. <www.boe.es/boe/dias/1999/ 04/09/pdfs/A13278-13299.pdf>. [Consulta: 21/02/2019]

Esteban Navarro, M. A. (1996). El marco disciplinar de los lenguajes documentales: la organizacion del conocimiento y las ciencias sociales. Scire: representacion y organizacion del conocimiento, 2(1), 93-107. <www.ibersid.eu/ojs/index.php/scire/ article/view/1051> [Consulta: 21/02/2019]

Gorman, Gary. E.; Clayton, Peter. (2004). Qualitative Research for the Information Professional: A Practical Handbook. Facet Publishing.

Nunez Murillo, M. E.; Ortiz-Repiso, V. (2017). El patrimonio cultural de Canarias en clave digital, en: Rodriguez Ortega, N. (ed.) III Congreso Internacional Humanidades Digitales Hispanicas. Sociedad, politicas y saberes (Libro de resumenes), 392-396. <http://hdh2017.es/wp-content/uploads/2017/10/Actas-HDH2017.pdf> [Consulta: 21/02/2019]

Nunez Murillo, M. E.; Ortiz-Repiso, V. (2018). Caracteristicas y difusion de las colecciones digitales del patrimonio historico y cultural de Canarias: una aproximacion, en: Ramirez-Sanchez, M. y Rodriguez Herrera, G. (eds.) Centros y periferias. Confluencia, empoderamiento e innovacion en Humanidades, 103-122. Vigo: Editorial Academia del Hispanismo. <www.academiaeditorial.com/web/colecciones/ dafne/centros-y-periferias/> [Consulta: 21/02/2019]

Pardo Rodriguez, J. (2009). Las nuevas formas del patrimonio cultural, en: Patrimonio Cultural (Material didactico), 5-58. Barcelona: UOC.

Raya, F. (2008). Are we there yet? Mixed methods research in library and information science. Library & Information Science Research, 4 (30), 265-272.

Red de Humanidades Digitales (2013). <http://humanidadesdigitales.net/evaluacion/>. [Consulta: 21/02/2019]

Robledano Arillo, J. (2012). La digitalizacion y acceso al patrimonio documental. El papel de las bibliotecas digitales interinstitucionales. CLIP. Boletin de SEDIC, 63. <http://clip.sedic.es/article/la-digitalizacion-acceso-al-patrimonio-documental-papellas-bibliotecas-digitales-interinstitucionales/> [Consulta: 21/02/2019]

Ruiz Olabuenaga, J. I. (2012). Metodologia de la investigacion cualitativa. Universidad de Deusto.

Saracevic, T. (2000). Digital Library Evaluation: Toward Evolution of Concepts. Library Trends, 49(3), 350-369. <www.ideals.illinois.edu/bitstream/handle/2142/8343/ librarytrendsv49i2i_opt.pdf>. [Consulta: 21/02/2019]

Sule Duesa, A.; EstivillRius, A.; Gascon Garcia, J. (2011). Interfaces de consulta en las colecciones digitales patrimoniales espanolas. Anales de Documentacion, 2 (14), 1-21.

Tramullas, J. (2003). Analisis preliminar de bibliotecas digitales en las universidades espanolas, en: 8as Jornadas Espanolas de Documentacion, 95-106.

Tramullas, J. (2004). Bibliotecas digitales: una revision de conceptos y tecnicas. Bibliodocencia, 1(2), 26-31.

Recibido: 27 de febrero de 2019 / Aceptado: 25 de mayo de 2019

Maria Esther Nunez (1); Virginia Ortiz Repiso (2)

(1) Universidad Carlos III de Madrid. Departamento de Biblioteconomia y Documentacion E-mail: 100290276@alumnos.uc3m.es

(2) Universidad Carlos III de Madrid. Departamento de Biblioteconomia y Documentacion E-mail: virginia@bib.uc3m.es

(3) Este trabajo que se presenta, completa las aportaciones previas publicadas en las actas de los Congresos AHLIST 2016 y HDH 2017.

(4) En el estudio publicado en el Congreso AHLIST 2016 sobre el analisis de estas colecciones digitales (primera fase del estudio), la muestra fue de 86 colecciones. Posteriormente se ha anadido una nueva biblioteca digital. Tambien se reviso la metodologia y algunos resultados han sido perfilados.

(5) De dos proyectos no se pudo obtener este dato.
Figura 1. Tipologia de las colecciones digitales (elaboracion propia)

Tipos de colecciones digitales N=87

Otros tipos de colecciones digitales    29 (33%)
Bibliotecas digitales y repositorios;   58 (67%)

Nota: Tabla derivada de grafico de segmentado.

Figura 2. Grado de desarrollo de los proyectos (elaboracion propia)

Grado de desarrollo de los proyectos N=58

B. Digitales debiles   27 (47%)
B. Digitales fuertes   31 (53%)

Nota: Tabla derivada de grafico de segmentado.

Figura 3. Proyectos que cumplen los parametros (elaboracion propia)

Numero y porcentaje de proyectos que cumple con los 14
parametros sobre la fortaleza de las bibliotecas digitales
(N=58)

Planifico el proyecto                         36 (62%)
                                              42 (72%)
                                              21 (36%)
Proyecto actualizado y mantenido              47 (81%)
                                              40 (69%)
Catalogacion/descripcion estandarizada        22 (38%)
                                              27 (47%)
Minimo 3 campos de vocabulario controlado     37 (64%)
                                              44 (76%)
Busqueda por tres o mas campos controlados    36 (62%)
                                              24 (41%)
Ordenacion por resultados                     30 (52%)
                                               7 (12%)
Servicios de alerta                           19 (33%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 4. Presencia GLAM (Galleries, Libraries, Archives, and Museums)
(Elaboracion propia)

Presencia GLAM N=58

Otros                      22 (38%)
Archivos                    7 (12%)
Bibliotecas                18 (31%)
Archivo y Biblioteca        6 (10%)
Centros de Documentacion      2 4%
Museos                       3 (5%)

Nota: Tabla derivada de grafico de segmentado.

Figura 5. Evolucion de la publicacion de bibliotecas digitales
(elaboracion propia)

Publicacion de bibliotecas digitales N=58

                 Numero de
                 proyectos

2000                 0
2001                 1
2002                 2
2003                 2
2004                 0
2005                 4
2006                 2
2007                 1
2008                 7
2009                 7
2010                 4
2011                 4
2012                 6
2013                 3
2014                 3
2015                 3
2016                 5
en preparacion       4

Nota: Tabla derivada de grafico lineal.

Figura 6. Perfiles profesionales (elaboracion propia)

Perfiles profesionales             N=58

Archiveros, bibliotecarios, ...   36 (62%)
Informaticos                      24 (41%)
Humanistas                        19 (33%)
Fotografos, digitalizadores        8 (14%)
Disenadores                        3 (5%)
Administrativos                    2 (3%)
Sociologos                         1 (2%)
Economistas                        1 (2%)
No proyectos(%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 7. Tipologia del patrimonio difundido (elaboracion propia)

Tipologia de patrimonio difundido N=58
                                       No y % de Bibliotecas
                                           Digitales y ...

Patrimonio bibliografico y documental     36 (62%)
Patrimonio etnografico                    18 (31%)
Patrimonio inmaterial                     13 (22%)
Patrimonio artistico mueble                8 (14%)
Patrimonio arqueologico                    6 (10%)
Patrimonio arquitectonico                   4 (7%)
Otros: patrimonio subacuatico y paisajes    2 (3%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 8. Uso de normas estandarizadas (elaboracion propia)

Uso de normas y reglas de catalogacion y descripcion
          estandarizadas N=58

                             No de proyectos y %

Sin datos                                  3 (5%)
Tomaron en cuenta reglas estandarizadas   19 (33%)
Usaron reglas estandarizadas              20 (34%)
No usaron reglas estandarizadas           16 (28%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 9. Esquemas de metadatos (elaboracion propia)

                  No de proyectos y %

DUBLIN CORE            24 (41%)
ESE                    12 (21%)
MARC                     3 (5%)
FITS                     3 (5%)
EAD                      2 (3%)
EAC                      2 (3%)
METS                     2 (3%)
MODS                     2 (3%)
EDM                      2 (3%)
PREMIS                   2 (3%)
EMGDE                    1 (2%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 10. Tipologia del software (elaboracion propia)

Uso de tipo de software en ambito publico y privado

                  Comercial    Libre    Desarrollo propio

Privado (N=20)      1 (5%)    13 (65%)      6 (30%)
Publico (N=41)     16 (39%)    9 (22%)     16 (39%)
Total (N=58)       16 (27%)   21 (37%)     21 (37%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 11. La interfaz (elaboracion propia)

Parametros evaluados de la interfaz
            N=58

                             No de proyectos y %

Min. 3 campos controlados       37 (64%)
Exportacion de resultados        7 (12%)
Ordenacion de resultados        30 (52%)
Busqueda en resultados          15 (26%)
Navegacion por entidades        24 (41%)
Busqueda avanzada               44 (76%)
Busqueda sencilla               54 (93%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.

Figura 12. Control de autoridades (elaboracion propia)

Autoridades controladas    N=58

                        No de proyectos y %

Tipo de documentos          15 (26%)
Fechas                      17 (29%)
Lugares                     31 (53%)
Materias                    22 (38%)
Titulo                        5 (9%)
Personas y/o Entidades      29 (50%)

Nota: Tabla derivada de grafico de barra.
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Nunez, Maria Esther; Repiso, Virginia Ortiz
Publication:Revista General de Informacion y Documentacion
Date:Jan 1, 2019
Words:9661
Previous Article:Estado de la preservacion de documentos sonoros y audiovisuales en bibliotecas de institutos y centros de investigacion de la Universidad Nacional...
Next Article:Fondos y archivos de las organizaciones no gubernamentales: retos para la gestion de documentos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters