Printer Friendly

Clase, pueblo y nacion. Nuevos bloques historicos antisistemicos en la crisis del Estado espanol.

Prieto del Campo, C. (2017): Clase, pueblo y nacion. Nuevos bloques historicos antisistemicos en la crisis del Estado espanol, Madrid, Brumaria. 216 pp.

A pesar de la ubicuidad del soberanismo y de haberse cerrado su redaccion el mismo dia 1 de octubre de 2017, el ensayo de Carlos Prieto del Campo no se cine al proceso soberanista desplegado en Cataluna durante los ultimos meses o a sus repercusiones en el corto plazo sobre la agenda institucional o mediatica espanola. Al igual que otros ensayos de actualidad publicados de manera reciente, tales como Amat (2017) o Mendoza (2017), el autor pretende levantar la vista y abordar mas bien la constatacion y el analisis de un proceso general de (re)nacionalizacion de la politica espanola (y catalana) en la que ambos bloques de partidos (PDCat, ERC y CUP, por una parte, asi como PP, Cs y PSOE en menor medida, por otra) han situado en el primer plano de su discurso y de su accion institucional la llamada "cuestion nacional", lo que incluye la revitalizacion de un campo semantico y politico articulado sobre nociones tales como Estado, pueblo, soberania o representacion.

1. Contexto

Resulta paradojico que este contexto de (re)nacionalizacion de la vida politica espanola se haya levantado en el punto mas debil de los conceptos que pretende ensalzar. En un contexto marcado por la efectividad material de la globalizacion y la notable vitalidad de los mecanismos formales e informales de la Union Europea para realizar una traduccion vertical de sus mandatos a los Gobiernos de los Estados (sea la modificacion del articulo 135 de la Constitucion en 2011 a escala espanola, sean los recortes de gasto del Gobierno Mas desde 2010), reaparece la cuestion nacional, no como una palanca de critica a la gobernabilidad de la Union y a favor de una recuperacion de competencias nacionales, sino a una escala intraestatal y, como senala el autor (p. 17), con el objetivo de dar continuidad a la estrategia de la Union Europea con medios propios. Por lo tanto y desde la perspectiva del ensayo resenado, la recuperacion de la cuestion nacional y su bifurcacion respecto a la cuestion social supone, desde ambos bloques, una determinada respuesta al deterioro de su rol como actores principales de la vida politica, sea en cuanto a su capacidad de ofrecer una respuesta estructurada a los problemas sociales, sea en cuanto a su capacidad de concitar el interes politico de las generaciones postindustriales.

Para desentranar el impacto que el marco nacional tiene sobre la accion politica, el autor recurre a un analisis historico de las relaciones entre las clases trabajadoras y esa constelacion conceptual de lo nacional, que concluye con la Constitucion de 1978, y como esta habria consolidado una larga bifurcacion entre la cuestion nacional y social (p. 83), al ligar la organizacion administrativa y politica del Estado a su concrecion conforme a diversos intereses territoriales por encima del criterio de efectividad de los derechos; en particular, de aquellos mas especificos del constitucionalismo de la epoca, como son los derechos economicos, sociales y culturales. Sin embargo, esta prioridad de lo nacional tampoco ha conseguido acabar, sino mas bien enmaranar en distintos niveles administrativos que dificultan la articulacion politica de los proyectos de transformacion (p. 29), la desigualdad territorial espanola para las clases trabajadoras, que al contrario, se encuentra cronificada y puesta en nuevas relaciones de competencia por la captacion de inversiones, poblaciones y recursos escasos (pp. 167 y ss.).

Ademas de describir este proceso, el autor apuesta por considerar la prevalencia de la cuestion nacional como un problema para las actuales clases populares, en la medida en que, si bien las nociones de "pueblo" y de "nacion" acompanaron su emergencia durante el largo siglo XIX espanol, resultan hoy categorias ineficaces para pensar una politica favorable a estos grupos (p. 19). Al igual que hemos constatado en los procesos de reforma latinoamericanos de la primera decada del siglo XXI, estas nociones no han aportado mayores innovaciones en terminos institucionales, constitucionales, de justicia social, ecologica o de genero, sino que la reificacion de lo politico en un conglomerado identitario evacua las relaciones de poder realmente generadas (p. 20). Ello no implica que deba eliminarse de la politica toda especificidad nacional, en cuanto territorial y subjetiva o identitaria, sino que debe cuestionarse la prioridad que se le esta concediendo para la constitucion de nuestras comunidades politicas (p. 23).

2. Propuesta

Conforme a este analisis, la propuesta del autor no podria ser otra que (des)nacionalizar la politica. Eso implica tomar los marcos estatales solo como puntos de partida para inventar otras formas de atender a las necesidades actuales de las mayorias sociales, desde la premisa de que la aplicacion de los dictados de austeridad del corazon de la Union Europea a traves de las distintas escalas administrativas es inoperativo. Implica tambien religar la cuestion nacional y la social, reconectar la emergencia nacionalista con las nuevas emergencias sociales que la gestion de la crisis de 2008 parece haber consolidado y hacerlo a una escala transnacional, aunque no exclusivamente europea (p. 213). O dicho con otras palabras, alcanzar un:
nuevo pacto social, que ya no sera nacional, aunque nacional sea la
matriz inicial de su restructuracion, como en torno a la dilucidacion y
puesta a punto de los procesos constituyentes especificos que pueden
producir esa novedad institucional, politica y social (p. 54)


Sin embargo conviene destacar que la propuesta de Prieto del Campo no se reduce a un ligero redireccionamiento, sino que propone desestimar el uso de las nociones asociadas a la cuestion nacional en los discursos y proyectos politicos transformadores, en la medida en que conducen de nuevo a la citada (re)nacionalizacion de la vida politica (p. 193). Desde una perspectiva politica, esto supondria una desontologizacion de la cuestion nacional, con sus rasgos de preexistencia o prepoliticidad, naturalizacion de las situaciones o adscripcion ancestral de las identidades, y otorgaria condicion historica y por lo tanto conflictiva y politica a los procesos de formacion nacional durante los siglos anteriores. La desnacionalizacion no implica, sin embargo, que la accion politica descarte la accion respecto a las instituciones del Estado y a partir de las mismas. En este punto se retomaria la relacion ambivalente de las clases trabajadoras con la institucionalidad publica, en la que tambien encontrarian el medio para articular los dispositivos de prevision social que consolidaran sus conquistas.

Desde una perspectiva economico-financiera, esto supone al menos la creacion de sistemas tributarios capaces de realizar transferencias reales de renta entre distintas unidades politicas (y no solo dentro del mismo marco estatal o casi siempre regional), incluido el interior de la Union Europea, cuyo presupuesto tambien podria utilizarse como un medio de planificacion (p. 131). Todo ello con el objetivo de reducir la desigualdad social, fuertemente territorializada a pesar de su invisibilizacion en los conflictos recientes (p. 124). Se trataria de atacar la existencia de estatutos de ciudadania distintos en razon del lugar de residencia, a resultas de la citada subordinacion constitucional de los derechos sociales a la particular organizacion administrativa del Estado espanol (p. 137).

Ahora bien, la principal cuestion que abre esta propuesta es si resulta factible que los sujetos politicos en liza u otros nuevos que puedan incorporarse practiquen una politica desnacionalizada. Desde mi enfoque, el principal inconveniente de esta propuesta es la dificultad de identificar un motor subjetivo de la misma intensidad y sobre todo del mismo alcance que la pertenencia a una comunidad nacional o las apelaciones dentro de este campo semantico. Como bien justifica el autor, su analisis posnacional del campo politico seria capaz de integrar las especificidades territoriales e incluso nacionales, solo que articulandolas con las sociales y de clase conforme a otro orden de prelacion (pp. 118 y 119), pero despierta mas dudas la capacidad de distintos conflictos sociales o de clase para dibujar un mapa de subjetividades y afectos tan caliente y, en tal sentido, tan politico como los que emergen en el marco nacional.

Puede quedar abierta, no obstante, una opcion intermedia dentro de la que desnacionalizar no implique sustituir las apelaciones a determinados marcos nacionales o populares para sustituirlas de un plumazo por las relativas a marcos sociales o de clase, sino inscribir esos temas sociales en la identidad nacional o popular (el pueblo contra las elites en virtud de esos temas) y hacerlos funcionar libres de escala, es decir, sin las constricciones de no poder transcender desde la escala local a la autonomica o la nacional-estatal. El propio contexto de territorializacion de la desigualdad que sufrimos favoreceria ademas esta via, debido a que la igualacion social podria ser el principal agente tractor de una igualacion territorial que contara con las movilizaciones propias de los marcos nacionales, pero sin hacer abstraccion de las relaciones de poder subyacentes. Sea como fuere, no cabe duda de que se trata de un tema que nos va a acompanar en las proximas decadas y en el que la necesidad de innovacion intelectual y politica se hace cada vez mas acuciante.

3. Bibliografia

Amat, J. (2017): La conjura de los irresponsables, Barcelona, Anagrama.

Mendoza, E. (2017): ?Que esta pasando en Cataluna?, Barcelona, Seix Barral.

David Vila-Vinas

Universidad de Zaragoza

dvila@unizar.es

https://dx.doi.org/10.5209/poso.58514
COPYRIGHT 2019 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vila-Vinas, David
Publication:Politica y Sociedad
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2019
Words:1710
Previous Article:Una mirada sindical contracorriente. Clase, territorio y nuevas alianzas.
Next Article:Desposesion: lo performativo en lo politico.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters