Printer Friendly

Cierta voz, de Jose Manuel Mateo.

PENSAMIENTO A FONDO

Hace algunos anos conoci a Jose Manuel Mateo. Me agrado su presencia: delgada, silenciosa y transparente. Ahora he leido su poemario Cierta Voz (Hotel Ambosmundos, Mexico, 2001) y he encontrado la misma presencia: una continuacion del ser que es Mateo en la luminosa carne de sus poemas. Mateo ha sido fiel a si mismo, y su libro, que se despliega pausadamente como deberiamos caminar los seres humanos, posee, a pesar de ser un poemario, una coherencia y una claridad poco frecuente en la poesia que escriben sus contemporaneos. Por ello, Cierta voz no solo es un libro transparente, sino tambien un libro que busca la transparencia. Los versos de Roberto Juarroz, que Mateo eligio como epigrafe, lo dicen maravillosamente: "mis ojos buscan eso/ que nos hace sacarnos los zapatos/ para ver si hay algo mas sosteniendonos debajo".

Como Abraham en el Monte Sinai, delante de la zarza ardiente, se descalza porque se encuentra ante el que Es, Mateo hace lo mismo frente al fulgor del mundo. No contempla a Dios, sino su ser participado en la belleza de dos realidades que recorren la mayor parte de sus poemas, las constelaciones celestes y el misterio femenino: "Tanta mujer me abruma/ tanta mujer y tanta estrella", escribe Mateo, y uno se pregunta, ?por que lo abruman? El poeta no responde, solo describe y celebra el gozo de ese estar abrumado: "Interesa que camines --escribe en la seccion Contra tumores--,/ que una pierna sea/ comparsa de la otra,/ interesa tu pie,/ la sincronia personal,/ el paso que dejas/ y el que sigue/ interesa que borres/ toda imagen,/ que reveles la gracia:// esta es la mujer/ asi camina"; y en el poema "Contemplacion in situ", de la seccion que retoma el supuesto grito de Goethe antes de morir, "Luz, mas Luz" "?hacia donde la noche/ con fiel inteligencia?/ ?hacia donde galaxia,/ tu amante companera?// de ustedes no sabemos sino el viaje,/ el paso de baile hacia todas las distancias".

Sin embargo, detras de esas descripciones y de esa celebracion, uno intuye que Mateo busca algo mas.

Como todos los poetas que a partir de Baudelaire desgajaron la belleza del trascendental y la adoraron por si misma como se adora a una diosa, Mateo esta descalzo frente a ella y se posterga pero al igual que a ellos, esa belleza que captan y develan en sus poemas no termina de saciarnos.

El problema es que al tomar la presencia de la belleza en el mundo como el trascendental es decir, como la Belleza misma --que es uno de los nombres de Dios-- su manifestacion se vuelve fugaz como un "paso de baile hacia todas las distancias". La imagen es real: toda belleza es una incognita en viaje, pero no hacia todas las distancias, sino a la fuente misma que la hace posible. La dedicatoria con la que Mateo tuvo a bien dedicar el ejemplar de mi libro lo dice maravillosamente: "Para Javier (...) de alguien que anda a ciegas, pero busca tambien la presencia."

Detras de la mujer, de las constelaciones celestes, Mateo la busca, y hace bien. El poeta esta llamado no solo a buscar, sino a develar la presencia en lo real del mundo. Lo que no sabe es que tambien la encontro. Ahi, en las bellezas celestes y femeninas: en la belleza de todo lo creado --que Mateo canta en la primera parte de su poemario con una transparencia conmovedora: "el sol quema el corazon/ acaso lo cocina/ acaso nutre su fogon// mira:// el sol que me llamea/ el sol que me calcina/ abre la ventana y me levanta/ como todos los dias/ como cada manana." --se encuentra. No hay forma de conocer lo inefable sino en el misterio ontologico de la criaturas. Ese misterio, ante el que Mateo se descalza para contemplarlo en su profundidad, es la manifestacion misma de la presencia, esa presencia que Mateo cree no conocer, pero que canta maravillosamente en la delicada transparencia de sus versos. Ademas opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andres, liberar a todos los zapatistas presos y evitar que Costco se construya en el Casino de la Selva.

En la dedicatoria con la que encabeza el libro que me dio se encuentra, sin embargo, la respuesta.
COPYRIGHT 2002 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TT: Certain voice, by Jose Manuel Mateo.
Author:Sicilia, Javier
Publication:Siempre!
Article Type:Articulo Breve
Date:Feb 13, 2002
Words:745
Previous Article:La sabia malicia.
Next Article:Abajo el Big Brother.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters