Printer Friendly

Chocolate: historia de un nahuatlismo.

Investigadora del Instituto de Investigaciones Filologicas de la UNAM. Desde 2007 es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Entre sus obras pueden citarse: "De la palabra hablada a la palabra escrita. Las primeras gramaticas del nahuatl"; y Tepuztlabcuilolli: impresos nahuas, historia y bibliografia.

RESUMEN La palabra chocolate, que designa la bebida mas famosa del Nuevo Mundo, esta rodeada de un enigma. Se discute su etimologia y su origen y no aparece en ningun texto o fuente hasta la decada de 1570. Antes se uso la palabra nahuatl cacahuatl (agua de cacao), para designar la bebida que tomaban los pipiltin. En este trabajo se hace una busqueda de la etimologia, origen y difusion de la palabra chocolate y se hace la propuesta de que se deriva de chocollalt, vocablo que usa el protomedico Francisco Hernandez para nombrar a una de las bebidas que se hacian con el cacao.

PALABRAS CLAVE cacao, cacahuatl, xocoatl, chocolate, molinillo, metate, xicara, chile.

ABSTRACT The word chocolate, which gives name to the most famous beverage of the New World, has been enigmatic. Its etymology and origin have been the subject of discussion and there is no text or source about it until the decade of 1570. Long before, the word cacahuatl was used meaning "cacao water" to name another beverage exclusive of the pipiltin. In this paper, the etymology, origin and diffusion of the word chocolate are investigated. The author proposes it is derived from chocollatl, a word that, according to the proto-physician Francisco Hernandez, referred to the beverages made with cacao.

KEYWORDS cacao, cacahuatl, xocoatl, chocolate, molinillo, metate, xicara, chile.

Chocolate: The Story of a Nahuatlism

INTRODUCCION

La palabra chocolate, que designa la bebida mas famosa del Nuevo Mundo, esta rodeada de un enigma. (1) Se discute su etimologia y origen y no aparece en ningun texto o fuente hasta el final del siglo XVI, concretamente hasta la decada de 1570. Antes siguio usandose el vocablo nahuatl cacahoatl (agua de cacao), a veces en composicion con otras palabras, para definir las muchas clases de bebidas que se hacian con el famoso fruto. Se han dado muchas etimologias, algunas verdaderamente pintorescas y nada convincentes; otras mas acertadas. Entre estas se puede incluir la del Diccionario de la Real Academia Espanola (2001), que es la siguiente: "Chocolate. De etim. obsc; cf. nahua chocoatl, de xococ, amargo y atl, agua. Pasta hecha con cacao y azucar molidos, a la que generalmente se anade canela o vainilla. // 2 bebida que se hace esta pasta desleida y cocida en agua o en leche". Similar es la definicion del reciente Diccionario de americanismos publicado por la Asociacion de Academias de la Lengua Espanola, 2011, que dice asi: "Chocolate. Del nahuatl xocoatl, de xococ, acido y atl, agua". (2)

El primer registro que de ella tenemos se debe al protomedico de las Indias Francisco Hernandez (1517-1587), quien habla de la bebida chocollatl como "de gran provecho para tisicos, consumidos y extenuados". He aqui el primer testimonio de la palabra que antecedio al nahuatlismo chocolate, objeto de este estudio. Hernandez la registra en su Historia natural de la Nueva Espana, obra elaborada cuando Felipe II (1527-1598) le encargo la mision de "ir a hacer las cosas naturales de nuestras Indias". El protomedico viajo por la region central de Mexico durante cinco anos, de 1570 a 1575 y recogio una extensa informacion botanica y zoologica con perspectiva medica y farmacologica, a tal grado que su obra se considera uno de los mayores logros cientificos del Renacimiento. (3)

En este trabajo tratare de explorar el origen y significado de la palabra chocollatl, es decir, de ahondar en su etimologia hasta llegar al etimo, la voz nahuatl xocoatl (agua acida o amarga), de xococ (cosa agra) y atl (agua), segun Alonso de Molina (1510-1571) registra este vocablo en sus Vocabularios de 1555 y 1571. Tratare de probar esta propuesta a partir de la informacion que sobre ella existe en las fuentes historicas, los vocabularios y glosarios del XIX y del XX, y, en menor medida, en los datos contenidos en estudios recientes de linguistica historica y de arqueologia. Mi trabajo, de indole filologica, se centrara en

la descripcion que del cacao y del chocollatl se encuentran en Hernandez y en otras fuentes contemporaneas de el, en particular de los medicos mexicanos de fines del XVI. Asimismo tendre en cuenta el uso del vocablo por los historiadores a partir del jesuita Jose de Acosta (1540-1600). En diacronia, podemos ver en el uso de la palabra chocolatl una tradicion que corre entre los historiadores y cronistas de Indias. Adelantare que esta tradicion se opaco cuando los eruditos del siglo XIX comenzaron a buscar la etimologia de numerosos indigenismos desde una perspectiva linguistica, entre ellos chocolate. Finalmente correspondio a Joaquin Garcia Icazbalceta (1825-1894) recuperar la citada tradicion al recoger la informacion filologica de las fuentes y volver al termino chocolatl. Posiblemente fue el quien remitio a la Real Academia Espanola esta etimologia, y asi aparece en la duodecima edicion del Diccionario (1884).

Ahora bien, antes de que viniera a Mexico Francisco Hernandez, el cacao era ya la bebida mas noble y apreciada de grandes zonas de Mesoamerica y su uso se remonta, segun los arqueologos, a la epoca olmeca. Necesario es hacer una breve recordacion de esta etapa y del esplendor que la bebida alcanzo en la epoca clasica y en el posclasico, en el imperio mexica, cuando se tomaba como cacahuatl (agua de cacao) entre los pipiltin (nobles) y los pochtecas (comerciantes prosperos). Es este precisamente el momento en el que el cacao y su bebida fue dada a conocer en el Viejo Mundo a traves de los impresos de los cronistas de Indias y causo admiracion. Poco despues, a fines del XVI, llega a Espana el chocolate, bebida de cacao y maiz con muchos saborizantes, generada en la Nueva Espana. Al popularizarse el uso del cacao, la bebida fue sometida a un analisis medico riguroso segun la teoria de los humores, del cual salio airosa. Para terminar, aludire a la difusion del chocolate en Europa, a su triunfo en el Viejo Mundo como la bebida del Barroco y a su valor como golosina y encanto en el mundo moderno. Espero que este ensayo pueda dar alguna luz a los interesados en el origen de la palabra chocolate y, de esta manera, enriquecer los estudios linguisticos y lexicograficos sobre el tema con una perspectiva filologica e historica.

LO QUE SABEMOS DE LA PALABRA

Lo que sabemos sobre la palabra esta en las fuentes historicas novohispanas y en los estudios de los siglos XIX y XX. Respecto de las fuentes, la primera y mas importante es, como se ha dicho, la Historia natural de Francisco Hernandez, concretamente el libro sexto, en el cual el protomedico trata del arbol del cacao, el cacahoaquahuitl y de las bebidas que se elaboraban con el fruto de el. Una de ellas es precisamente, el cbocollatl, con granos de cacao y pochotl en igual cantidad y de ella dice que "es muy provechosa para tisicos, consumidos y extenuados". Poco despues aparece ya transformada en chocolate en documentos de Oaxaca, Chiapas y Guatemala y la bebida pasa a ser objeto de estudio de varios medicos, en especial de Juan de Cardenas (1563-1609) en su obra, Problemas y secretos maravillosos de las Indias, 1593. Con este nombre la uso el jesuita Jose de Acosta en su Historia natural y moral de las Indias, publicada en Sevilla en 1590. Acosta dice que "el chocolate "es un brebaje hecho de cacao que es cosa loca lo que en aquella tierra le precian". Y anade: "es la bebida preciada y con que convidan a los que llegan los indios y los espanoles, y mas las espanolas hechas a la tierra, se mueren por el negro chocolate" (libro cuarto, cap. 22).

Con Acosta, la palabra paso a ser un termino presente en la tradicion historiografica. La encontramos en el cronista fray Agustin Davila Padilla (1562-1604), Historia de la fundacion y discurso de la provincia de Santiago de Mexico, 1596, y en fray Juan de Torquemada (1557-1624), Monarquia indiana, 1616. La usa tambien Antonio de Solis (1610-1686) en su Historia de la conquista de Mexico, publicada en Madrid en 1684. En ella, afirma su autor que "al acabar de comer se tomaba ordinariamente un genero de chocolate a su modo en el que iba la substancia del cacao batida con el molinillo hasta llenar la xicara de mas espuma que liquor" (libro 3, cap. 15). Finalmente, Francisco Xavier Clavigero (1731-1787), en su Historia antigua de Mexico (1826), afirma que despues del maiz, el grano mas importante era el cacao, del cual hacian una bebida llamada chocolatl. Reproduce la receta inspirada en Hernandez y afirma que "esta bebida es el origen del famoso chocolate que con el nombre y los instrumentos para su elaboracion han adaptado todas las naciones cultas de Europa". (4)

En estos y otros historiadores se refleja la consolidacion del uso del termino que habia acunado Hernandez al grado que puede decirse que hay una "tradicion historiografica" de uso de la palabra. Prueba de ello es que en el Diccionario de la lengua castellana, conocido como Diccionario de autoridades (1726), se recoge el termino chocolate, y despues de describir los ingredientes y la forma de prepararlo, se dice: "su etymologia es de la palabra india chocollatl. Lat. Potio chocolatica. Balano pbarmacum". Es muy probable que para fijar la etimologia, los redactores del diccionario consultaran la obra de Hernandez en su edicion romana de 1648, lo cual fue muy atinado. (5)

Por lo que concierne a los estudios filologicos y linguisticos de la segunda mitad del siglo XIX, la palabra aparece en los trabajos referentes a nahuatlismos, que no fueron pocos, dentro de un movimiento filologico orientado a elaborar monografias sobre la lengua nahuatl con el espiritu de un "Renacimiento mexicanista". (6) Los filologos de este movimiento dejaron a un lado la tradicion historica y buscaron la etimologia de la palabra en las lenguas nahuatl y maya con los instrumentos linguisticos de su epoca. Entre ellos recordare a Eufemio Mendoza (1840-1876), Apuntes para un catalogo razonado de las palabras mexicanas introducidas al castellano (1872). Mendoza afirma que es muy dificil la etimologia del chocolate y que generalmente se le da el significado de "agua que gime", por el ruido que hace al ser batida, de choca (llorar) y atl (agua). Y anade: "seria mejor para esta composicion hacerla de choca coloa (dar vueltas, rodear), y atl, en cuyo caso quedaria chocolatl (agua que gime al dar vueltas con el molinillo). Sin embargo, duda de estas interpretaciones y propone una mucho mas cercana a la realidad: "conocida la manera que tenian los aztecas de preparar el chocolate, ?no sera nuestro xocolatl (pronunciada shocoatl) lo que Molina traduce como cierta bebida de maiz? [...] En todo caso xocoatl significa 'agua fermentada, acida, picante', de xocoya (acedarse, fermetarse, hacerse picante) y atl (agua) (Mendoza, Apuntes, p. 26)".

Otro autor que ahondo en el tema fue Cecilio Agustin Robelo (18391916) en su Diccionario de aztequismos, o sea, catalogo de las palabras del idioma nahuatl introducidas al idioma castellano bajo diversas formas (1904), el cual la deriva de xoco-atl, de xococ (agrio) y atl (agua), "agua agria", porque dice, "el cacao con agua y sin dulce es muy amargo y asi lo toman los mexicanos, quienes tambien lo llamaban cacauatl atl [...]." (p. 430).

Contemporaneo del Diccionario de Robelo es el libro de Joaquin Garcia Icazbalceta (1825-1894), Vocabulario de mexicanismos, publicado en 1905, aunque elaborado anos antes. (7) En el, el historiador y lexicografo se beneficio de las fuentes historicas y de los estudios filologicos y ofrecio una nueva interpretacion, aunque muestra dudas sobre la etimologia de la voz. Afirma que "el Diccionario la deriva de la mexicana chocolatin Esta no se halla en Molina, Simeon la toma de Clavijero y tambien la trae Hernandez (libro VI, cap. 87)". Piensa el que "dado que sea palabra

mexicana falta saber de que elementos se forma y es aqui donde recuerda al famoso viajero Tomas Gage quien la deriva de atle o ate, 'agua' y de una onomatopeya del ruido que hace el liquido al ser batido con el molinillo, choco, choco". Aduce las opiniones de otros eruditos del XVIII, y la del filologo catalan Pedro Felipe Monlau 1808-1871. Este ultimo la deriva de choco (cacao) y late (agua): "agua de cacao". (9) Aduce tambien la opinion de Eufemio Mendoza de que se deriva de xocoatl, "cierta bebida de mayz", lo cual "no conviene mucho a nuestro chocolate; pero tengase presente que los indios le preparaban de muy diversas maneras pues mezclaban el cacao con cierta semilla de pochotl..." Y termina diciendo: "nada de esto satisface". Las opiniones de Icazbalceta revelan indecision, aunque hay que reconocer que en ellas se recupera la etimologia de la palabra conservada en la tradicion historica y a la vez, acepta la nueva interpretacion de los filologos de su tiempo. Y es importante senalar que fue el quien envio la informacion etimologica que aparece entre parentesis en la duodecima edicion ya comentada en la nota 8.

A todas estas opiniones hay que anadir la de un destacado linguista del siglo XX, Pablo Gonzalez Casanova (1888-1936), quien en su estudio sobre "Aztequismos", publicado en 1923, critica a "nuestros lexicografos por rechazar la etimologia de chocolatl que da Clavigero y buscarla en otras bebidas de maiz como xocoatl" y concluye que "la etimologia permanece obscura" ("Aztequismos", 1977, p. 81). Poco despues otro destacado nahuatlahto, Jose Ignacio Davila Garibi (1888-1981) dedico una monografia al tema, Nuevo y mas amplio estudio etimologico del vocablo chocolate, 1939. Piensa el que la palabra es un nombre compuesto de un mayismo y del nahuatl atl (agua) y, siguiendo a Marcos E. Becerra, aduce que el mayismo esta relacionado con la palabra chakaw (cosa caliente), la cual, en composicion con la palabra ha (agua), forma chocoba (bebida caliente de cacao) en maya moderno.

La verdad es que en esta busqueda se generaron diversas y encontradas opiniones, al grado de que puede hablarse de una polemica en torno a la palabra. Una sintesis de tal polemica se encuentra en el articulo correspondiente a chocolate en el Diccionario de mejicanismos (1959), del tabasqueno Francisco J. Santamaria (1886-1963), quien da como etimologia de la palabra el compuesto maya chokol (caliente) y a (agua) sin mas, es decir sin documentacion ni comentarios linguisticos. Completa su informacion con las propuestas de varios autores, algunos ya citados, como Mendoza y Robelo y otras nuevas como la de Don Joaquin Bastus, "de choco, que en antiguo dialecto mexicano significaba cacao y de late, agua, 'agua de cacao'". Ademas, critica la etimologia que se da en el Diccionario de la Real Academia como "teoria del disparate", que es la siguiente: "de choco, que en antiguo dialecto mexicano significaba cacao y late, agua". Aduce tambien la definicion que aparece en la Enciclopedia del idioma de Martin Alonso y la critica, pues dice que copia servilmente a la Academia, y finalmente alaba la de Jose Aviles Solares publicada en Excelsior en 1952: "de xocolia, acedar o agriar y atl, agua, bebida agriada o fermentada". Completa la informacion con los pasajes de dos autores reconocidos como autoridades en el tema, que son el dominico fray Francisco Ximenez, y el jesuita Francisco Xavier Clavigero, pero solo cita la parte en la que dan a conocer la forma de hacer el chocolate con cacao y semillas de pochotl y no rescata de ellos el vocablo de Hernandez, chocolatl. (10) Como complemento, remite al lector a la etimologia que el mismo da en su Diccionario general de americanismos, que afirma, "esta tomada de la del senor Becerra en Investigaciones Linguisticas, t. II, p. 61". Dicha etimologia es la siguiente: "No viene la voz chocolate del nahoa shokotl, agrio y atl, agua porque [...] esta bebida no tiene nada de agrio. La voz es un mayismo nahuatlizado con la terminacion ti. De cbokol (caliente) y a (agua) que indica una caracteristica de la bebida". (11) Como puede verse, Santamaria estaba empenado en que la palabra fuera de origen maya.

Otro repertorio importante sobre la etimologia de la palabra lo constituye el Diccionario critico-etimologico de la lengua castellana de Joan Corominas, 1954. El famoso lexicografo catalan afirma que chocolate es palabra de origen azteca pero de formacion incierta. Y agrega que, "como las primeras noticias sobre esta bebida se remontan a los antiguos mexicanos, que lo hacian a partes iguales de semilla de pocotl y de kakawatl "quiza provenga de pocotl--kakaiva--atl, bebida de cacao y ceiba abreviada por los espanoles en chocahuatl y alterada por el influjo de otros brevajes mexicanos como pocolatl, bebida de maiz cocido". En su articulo, Corominas informa ampliamente sobre la bebida: por una parte, da noticia de las obras de algunos lexicografos que se ocuparon de la palabra dentro y fuera de Mexico (Robelo, Garcia Icazbalceta, Lenz, Friederici, Loewe); por la otra, reproduce algunas propuestas de etimologia, que dice el, "revelan completo desconocimiento del nahuatl: kakawaatl, bebida de cacao, sokoatl, bebida agria, pocolatl, bebida de maiz cocido, cruce de sokoatl con kakawaatl, o coko-atl, agua que gime. Ninguna de ellas satisface foneticamente", dice, siguiendo la opinion de los alemanes Loewe y Friederici. Con base en Molina, cita los varios nombres de brebajes que se forman con la palabra atl, y resalta que chocolate no esta registrada por fray Alonso en sus Vocabularios. En suma, no encuentra una etimologia aceptable porque dice el, "no es palabra genuina de los indios, sino quiza de los espanoles, ya que la preparacion de la bebida se hacia con ingredientes distintos que el chocolate". Sobre la forma de hacerse sigue la opinion de Francisco Hernandez en la cual se dice que uno de los ingredientes eran las semillas de pochotl (ceiba). Y dado que existian muchas bebidas compuestas de cacao segun Molina presenta en sus Vocabularios, insiste en que "la palabra chocolate puede ser un compuesto de poco--kakawa--atl y que se abreviara en choca(ca)hual". En verdad, no deja de ser muy interesante la propuesta de Corominas en la que entra pochotl (ceiba), pero no explica el cambio morfofonetico de pocboca(ca)huatl hasta llegar a chocolate. Sin duda, Corominas conocio el vocablo de Hernandez pero no ahondo en el termino chocollatl que el protomedico usa.

En esta discusion es relevante la propuesta de Esther Hernandez incluida en el "Glosario de los indigenismos lexicos" de su libro Vocabulario en lengua castellana y mexicana de fray Alonso de Molina, 1996. En el articulo referente a cacao se adentra ella en la busqueda del etimo de la palabra en algunos cronistas de Indias y en los dos Vocabularios de Molina. Analiza las acepciones de la palabra como bebida, fruto y moneda y documenta 15 apariciones en el primer Vocabulario, 1555, y 54 en el segundo, de 1571, de tal forma que afirma "cacao es el aztequismo mas vivo del Vocabulario", (p. 71). Piensa ella que la palabra xocoatl, "cierta beuida de maiz", propuesta como etimo para chocolate y que Molina traduce como "cosa agra", se transformara en chocolate, si ademas de "beuida de maiz", se aplico a otra bebida por los espanoles. Adelantare que la propuesta es bastante acertada como se vera en las paginas que siguen.

Ante tal cumulo de opiniones, puede decirse que el vocablo chocolate ha despertado mucho interes en los modernos filologos y lexicografos. Ofrecen ellos un buen modelo de busqueda y acercan al lector a la reflexion filologica y linguistica que tuvo lugar en los siglos XIX y XX sobre este nahuatlismo, a la vez que tocan fuentes basicas como son Alonso de Molina y Francisco Hernandez. Sin duda, la aportacion de los anteriores investigadores citados es fundamental; y aunque en ellos se distinguen las dos tradiciones citadas--la historica y la linguistica--estas no se anulan entre si sino que se complementan, como aqui se muestra. Es mas, entre las varias propuestas, algunas desatinadas, no faltan las que nos acercan al etimo de la palabra, si bien no llegan a ofrecer claramente una secuencia de su origen y difusion en Mexico y en Europa. En fin, mucho es lo que sabemos de la palabra y hoy podemos saber mas sobre la genesis de la bebida y de su ingrediente principal, el cacao, gracias a linguistas y arqueologos que en los ultimos anos han anadido nuevos conocimientos sobre el Mexico antiguo, sus lenguas y sus culturas.

Tal es el caso de las investigaciones basadas en la linguistica historica. Y dentro de ellas, los trabajos, por una parte de Lyle Campbell y Terrence S. Kaufman, y, por otra, de Karen Dakin y Soren Wichman. Los dos primeros, en un trabajo sobre los olmecas, "A Linguistics look at the Olmecs" (1976), proponen que la palabra cacao es de origen mixe-zoque, mientras que los dos ultimos, en "Cacao and Chocolate" (2000), piensan que cacao y chocolate son de origen nahuatl. (12) En ambos trabajos se utiliza la linguistica historica para buscar en las palabras citadas sus cognadas en lenguas hermanas y llegar a la protolengua. Por lo que se refiere a la segunda propuesta, los autores basan su argumentacion en que cacao proviene de la raiz protonahua *ka-pa (cascara dura) y afirman que los nahuas, cuando entraron en contacto con el cacao, establecieron una similitud con los huevos pequenos, de pajaros, kawa. En cuanto a la palabra chocolate, cokola:--ti (batidor de bebida), afirman ellos que esta presente en varios dialectos del "nahuatl del este" como cikola:tl, palabra que esta compuesta de--atl y la forma cikol--(pequeno batidor), en la que entra la raiz ci--instrumento puntiagudo, "batidor"; por lo tanto, concluyen ellos que esta forma se origino en el "nahuatl del este" y fue difundida por los teotihuacanos en Mesoamerica en el siglo I d. C., lo cual es un dato importante para pensar que aquel pueblo hablaba nahuatl. Cabe anadir que los autores, ademas de la informacion extraida de la linguistica historica, tienen en cuenta datos arqueologicos e historicos de tal manera que presentan su argumentacion en un amplio contexto cultural mesoamericano. En suma, a partir de este articulo de 2000, la polemica siguio y esta viva en la revista Ancient Mesoamerica: en 2007 Terrence Kaufman y John Justensen publicaron "The History of the Word for Cacao in Ancient Mesoamerica" y, en 2011, Karen Dakin contesto con comentarios academicos. A la polemica se han sumado destacados linguistas, lo cual supone un esfuerzo unico de penetrar en diversas lenguas mesoamericanas y en su evolucion historica, todo ello dentro de un amplio contexto cultural y arqueologico. (13)

LOS MILENIOS DEL CACAO

Sabido es que el arbol del cacao vive en tierras humedas y calientes de gran parte de America. Su nombre botanico es Theobroma cacao, alimento de dios, alimento divino, dado por Carlos Linneo (1707-1778) en 1753. El nombre refleja la naturaleza de esta semilla con la que se elabora una bebida unica en la que el sabor amargo conquista nuestro paladar y produce un placer que lleva al deseo repetido, a la seduccion y a la adiccion, quiza por sus efectos terapeuticos. Por su sabor y porque es una planta que no se puede cultivar en gran escala, el cacao es muy apreciado y caro. En realidad, el cacao crece en gran parte de la America tropical y ecuatorial pero sin duda es en Mesoamerica donde se puede documentar como una bebida ya lograda. Los primeros testimonios se encuentran en vasijas olmecas de San Lorenzo (siglo I a. C.) en forma de depositos o sedimentos de teobromina, un alcaloide como la teina y la cocaina (figura l). (14)

Para nosotros, el mundo maya es el espacio y el tiempo en el que el cacao entra como objeto de representacion artistica y forma parte de los grandes momentos de la vida. Abundan toda clase de vasijas para guardarlo, vasos cilindricos para beberlo y vasos estilo codice, en los que se representan ceremonias de la vida cotidiana de los senores con la bebida espumosa y sus recipientes especiales. En algunos de ellos esta presente el glifo de la palabra cacau (kakaw) compuesta de tres signos: el primero es una estilizacion de la aleta del pez y corresponde al valor silabico de ka (pez); el segundo es la representacion de un pez de perfil, con el valor silabico ka; el tercer signo representa el valor silabico de waaj (tortilla, maiz), segun la lectura de David Stuart hecha a partir de un vaso de una tumba del periodo clasico de Rio Azul, Guatemala. (15) Cabe anadir que, a partir de la lectura de Stuart, se han hecho otras lecturas en vasos y recipientes de ceramica. El glifo se encuentra tambien en el Codice de Dresde en forma de doble aleta de pez con el signo correspondiente a tortilla. El valor silabico de la aleta de pez esta presente en el silabario que fray Diego de Landa (1524-1579) incluyo en su cronica, Relacion de las cosas de Yucatan, terminada ca. 1566 (figuras 2, 3 y 4).

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURE 4 OMITIR]

Sin duda, la presencia del cacao en la pintura de los elegantes vasos del clasico maya es testimonio del alto valor que la bebida tenia entre la clase rectora de los pueblos mayas que marcaron nada menos que un periodo historico brillante en el pasado del Nuevo Mundo. Y no hay que olvidar que el cacao adquirio tambien fuerte presencia en otras culturas mesoamericanas. Tanto el fruto como la bebida estan presentes en pinturas de Teotihuacan, y en codices mixteeos y nahuas. En ellos abundan las representaciones de jicaras, tecomates y toda clase de vasijas para preparar la suculenta bebida que se tomaba como el bocado final que hermoseaba las comidas de lujo. (16)

EL CACAO SE HACE CACAHUATL

Conocemos muy bien la presencia del cacao en la cultura de los pueblos nahuas del posclasico gracias a la abundante documentacion existente tanto pictoglifica como alfabetica. El cacao y su bebida el cacahoatl (agua de cacao) eran parte importante en la cultura de estos pueblos, en especial del pueblo mexica convertido en un imperio que llegaba hasta las tierras productoras de cacao, el Soconusco y Tabasco. En el imperio mexica el cacao era uno de los mas importantes tributos y era ademas moneda de mucho valor como lo muestran la Matricula de tributos y el Codice Mendoza. Las varias alusiones al cacao en la Historia verdadera de la Conquista de la Nueva Espana de Bernal Diaz del Castillo (1495-1583) confirman la importancia comercial y social del cacao en la epoca de Moctezuma II. (17) De su valor como elemento inspirador de la poesia y como bebida de sumo placer que acompana a los momentos de gozo en la vida del ser humano tenemos muy buenos ejemplos en la poesia nahuatl contenida en los manuscritos de Cantares mexicanos y Romances de los senores de la Nueva Espana de Juan Bautista Pomar. De los Cantares mexicanos se puede recordar el poema de Xayacamach, senor de Tizatlan, Tlaxcala (segunda mitad del siglo XV):
   En la estera de flores
   en verdad es tu casa
   habla el Xayacamach
   embriaga a su corazon la flor del cacao
   resuena un bello canto
   el entona su canto, Tlapalteuccitzin
   mucho perfuman sus flores
   se esparcen las flores, las flores de cacao. (18)


En los Romances de los senores de la Nueva Espana el cacao es tambien protagonista. Como ejemplo recordare el poema de Tlaltocatzin, senor de Cuauhchinanco (siglo XV), ciudad que pertenecio al senorio de Tezcoco. En el poema se reflexiona sobre la brevedad de la vida con el cacao como la bebida que ayuda en los momentos de soledad y reflexion:
   en la soledad yo canto
   a aquel que es mi dios
   en el lugar de la luz y el calor
   en el lugar del mando
   el florido cacao esta espumoso
   la bebida que con flores embriaga (19)


En suma, muchos eran los valores del cacao en la cultura de los pueblos nahuas y para conocerlos, nada mejor que acercarse a la obra de fray Bernardino de Sahagun. En su Historia general de las cosas de Nueva Espana, la primera enciclopedia antropologica de todos los tiempos, Sahagun registro multiples valores del cacao y de su bebida, el cacahuatl a la que llamo "agua preciosa" (atlaquetzalli). En la Historia, el cacao adquiere presencia como elemento singular de la naturaleza americana, como planta medicinal importante para la curacion del mal de camaras, como producto de venta en los mercados, como moneda, como ingrediente del ritual religioso y como alimento, el postre delicado de la comida de los senores, momento culminante de los banquetes de los pocbtecas donde se ofrecian "cacaos hechos muy delicadamente con maiz, miel de abejas, hueynacaztli". (20) Es mas, al cacahuatl se le llamaba atlaquetzalli (agua preciosa).

Como muestra del valor del cacao y como modelo de la lengua oral que Sahagun recogio en su Historia, reproduzco el texto de fray Bernardino sobre la vendedora de cacao y la traduccion hecha por Miguel Leon-Portilla:

Atlaquetzalnamacac atlaquetzalnamacac, tecini, teatlitiani, teihiiocuitiani cacaoateci, tlaxamania, tlapaiana, tlacuechoa, tlazontequi, tlacentlaca, tlacenquixtia, aciaoa, tlaciaoa, tlaapachoa, tlaamatiuhtia, tlaaicauia, tlaacana, tlatzetzeloa, tlaatzetzeloazuia, aquetza, tlaacana, tlatzotzontlalia, tlapopoconallalia, tlatzotzoncui, tlatetzaoacaquetza, tlatetzaoacaacana, tlaaquechia, tlaatecuinia quinamaca, qualli iectli, ioani, tetonal tecpilatl, tlatocaatl, cuechtic, iamanqui, tlatzotzocuitl, tlatlauhqui, chichic, chilatl, suchio, ueinacazio, teunacazio, tlilsuchio, mecasuchio, quauhnecuio, suchaio.

La que vende el agua preciosa (atlaquetzalli): la que hace la molienda ofrece la bebida que regocija a la gente. La que muele el cacao lo quiebra, machaca, pulveriza, lo selecciona, escoge, separa, lo remoja, hace que se empape, le anade agua con cuidado, lo airea, lo filtra, lo bate, lo levanta para que chorree, lo hace espumar, lo levanta, lo engruesa, lo hace pastoso, le anade agua, lo remueve. Vende buena, excelente bebida preciosa, la que pertenece al destino de los de linaje, agua de los senores, muy bien molido, suave, espumoso, rojizo, amargo, con agua de chile, con flores, con hueynacaztli, con teonacaztle, con tlilxochitl, con mecaxochitl, y tambien con miel de abejas y otras flores aromaticas (Sahagun, Codice florentino, libro x, cap. 26). (21)

La bonita palabra usada por Sahagun, atlaquetzalli, se corresponde con otra igualmente bonita usada por Molina en su Arte de la lengua mexicana (1571). Alli y como ejemplo de diminutivo registra la palabra atzintli, "agua linda o beuida de cacao saludable" (f. 12r). Y es precisamente Molina quien nos ha dejado una buena informacion de las posibilidades del cacao hecho bebida. En su primer Vocabulario, de 1555, que es solo de castellano-mexicano, recoge los siguientes lemas para bebidas de cacao:
   Beuer agua, vino o cacao: natli.
   Beuida de cacao y mayz: cacauatl.
   Beuida de cacao solo: atlanelollo cacaua atl.
   Beuida de cacao con axi: chillo cacauatl. cbilcacauatl.
   Beuida de cacao compuesta con flores: xochiayo cacauatl.
   xochayo cacauatl.


Un dato nos muestra la importancia de la bebida y es la primera entrada, natli (mi agua), en donde beber cacao era como beber agua o vino, en decir que el cacao era bebida de mucho uso en la cultura nahuatl. Otro dato importante es el relativo a la entrada netlanelollo (cacao solo). No aparece en otros textos quiza porque no se bebia mucho, era muy amargo. Cabe anadir que estas mismas entradas se repiten en la parte castellana de su segundo Vocabulario, de 1571, ademas de una nueva que corresponde a cacao, en la que dice: "busca bebida". En la parte mexicana encontramos:
   Cacauaatl. beuida de cacao.
   Cacauacentli. macorca o pina de cacao.
   Cacauachichiua, ni. contrahacer el cacao para enganar.
   Cacauapinolli. beuida de cacao o la harina del.
   Cacauapoconallotl. espuma de cacao.
   Cacauatl. grano de cacao.
   Chillo cacauatl. beuida de cacao con axi.
   Xochiayo cacauatl. beuida de cacao con ciertas flores secas y
      molidas.


Sin duda, entre los dos Vocabularios tenemos una terminologia suficiente para comprender la variedad de las bebidas de cacao y su importancia cultural. A estos datos podemos sumar las entradas contenidas en el Vocabulario del tambien franciscano Maturino Gilberti (1498-1585), quien en 1559 publico el Vocabulario en lengua de Mechuacan, el primero bidireccional de America. En la entrada correspondiente a bebida, Gilberti no registra la palabra cacao en la parte castellana pero si registra cuatro entradas correspondientes a bebidas de cahequa, palabra que designa el cacao en purepecha:
   Cahequa: dedo pulgar o cacao que beuen.
   Beuida de cacao y mayz. Cahequa vrucata itsimaqua.
   Beuida de cacao solo, cahequa hinio itsimaqua,
   Beuida de cacao con axi. cauas huricahequa.
   Beuida de cacao compuesta con flores. Cahequatsitsiquihucari.


Estos son los registros lexicograficos que tenemos para la bebida de cacao en la mitad del siglo XVI en la region central de Mexico. En ellos no esta todavia chocolate. Tal vocablo aparece en los vocabularios de lengua mixteca y mayas de fines de siglo XVI y principios del XVII cuando la palabra se hizo de uso comun, como pronto veremos. Pero antes, importa ver las fuentes en espanol y latin que describen el cacao.

EL CACAO LLEGA AL VIEJO MUNDO

Mucho antes de que Sahagun escribiera su Historia, los espanoles sabian de la existencia del cacao. Se dice que inclusive Colon lo conocio en su cuarto viaje, segun el testimonio de su hijo menor Fernando (14881539) en su escrito Historia del almirante don Cristobal Colon. (22) El encuentro fue en la isla de Guanaja cerca de la costa de Honduras, el dia 15 de agosto de 1502, cuando se topo con una gran canoa, probablemente de comerciantes mayas. Entre las muchas cosas que la canoa llevaba "habia unas almendras a las que en Nueva Espana se les destina a servir de moneda". (23) Poco a poco, los espanoles fueron entrando en contacto con aquellas almendras, sobre todo cuando llegaron a las costas de Mexico. Hernan Cortes habla del cacao y de los cacaguatales en sus Cartas de relacion. (24) Desde entonces, todos o casi todos los cronistas de Indias han dejado testimonio de su admiracion por el cacao, de tal forma que tendria sentido una antologia sobre la impresion que este fruto causo en los que llegaron a la Nueva Espana en el siglo XVI.

Gonzalo Fernandez de Oviedo (1478-1557) fue el primer cronista que describe extensamente el cacao, impresionado por el arbol y el fruto. Su descripcion es en verdad detallada y de mucho interes. Lo encontro cuando llego a Tierra Firme (Castilla del Oro) como "escribano y veedor" de su majestad en 1514 y de aquel encuentro dejo memoria en su Historia natural y general de las Indias, 1535-1557 (libro VIII, cap. 30). Describe el arbol, sus mazorcas, sus almendras y la bebida que con ellas se hace, bebida para los poderosos, tal y como se tomaba en Nicaragua y Nicoya; alli lo mezclaban con bixa (achiote), y afirma que los senores "van con la boca embarrada de lodo semirrojo, y el mas embarrado va muy galan". Una de las muchas cosas que le impresionaron del cacao fue la manteca que de el se extrae, capaz de curar heridas profundas, segun el experimento. Por ello mando hacer manteca de dos arrobas de almendras y llevo una parte a Espana y le regalo una porcion a la emperatriz Isabel de Portugal (1503-1539), esposa de Carlos V. Del aceite dice que es muy bueno para cocinar y que la bebida de cacao es "excelente y sanisima".

Antes de que Oviedo publicara su obra, tenemos la primera descripcion del cacao hecha por un europeo, humanista italiano enraizado en la corte de los reyes catolicos. Me refiero a Pedro Martir de Angleria (1447-1526), el primer cronista de Indias, quien se ocupo de informar en sus cartas y escritos de todas las noticias que llegaban por el "prenante oceano". En sus Decadas del Nuevo Mundo habla del cacao en varios pasajes. De particular interes es el momento en que los enviados de Moctezuma ofrecen a Cortes en Veracruz "un vino que los reyes y proceres beben y es distinto del que consume el pueblo [...] lo obtienen de ciertas almendras que a ellos les sirven de moneda" (Quinta decada, libro II). En esta misma Decada hace una descripcion del cacao en la que alaba doblemente el fruto:

Ya he dicho que la moneda corriente entre ellos es cierto fruto de unos arboles a que les dan el nombre de cacao. Su utilidad es doble, pues ademas de servir para el uso indicado, se fabrica con el una bebida. De por si no es comestible por ser amarguilla, aunque tierna como la almendra mondada, pero triturada se la reserva para dicha fabricacion. Echando en agua un poco de ese polvo y revolviendolo un tanto, resulta un bebida digna de un rey, !Oh feliz moneda que proporcionas al linaje humano tan deliciosa y util pocion y mantienes a sus poseedores libres de la infernal parte de la avaricia, ya que no se te puede enterrar ni conservar mucho tiempo! (Martir de Angleria, Quinta decada, libro IV). (25)

Los ejemplos podrian multiplicarse porque, repetire, todos los cronistas e historiadores de Indias hablan del cacao. No sucede lo mismo en la palabra chocolate que por fin aparece tardiamente, en la decada de 1570.

LA APARICION DE LA PALABRA CHOCOLATE

El primer texto donde aparece la palabra chocollatl antecedente directo de chocolate es, vale repetir, la Historia natural de la Nueva Espana del medico toledano Francisco Hernandez, formado en la Universidad de Alcala de Henares. La obra de Hernandez es la fuente mas rica para conocer la naturaleza y las propiedades de la planta y tambien de las bebidas que con ella se preparan. Y es precisamente al describir una de las bebidas donde aparece la palabra chocollatl, inmediatamente despues de dar a conocer el arbol del cacao, el cacahoaquahuitl (figura 5):

Es el cacahoaquahuitl un arbol de tamano y hojas como de cidro pero mucho mas grandes y anchas con fruto oblongo parecido a un melon grande [...] y lleno de la semilla cacahoatl, la cual sirve de moneda y para hacer una bebida muy agradable. Esta formada de una substancia negruzca dividida en particulas desiguales pero muy bien ajustadas entre si; tierna, de mucho alimento, algo amarga, un poco dulce y de naturaleza templada o un tanto fria y humeda. Hay, que yo conozca, cuatro variedades de este arbol: la primera llamada quauhcacahoatl es la mayor de todas y la que da mas grandes frutos; la segunda es el mecacacahoatl, que es de tamano mediano [...] y con fruto que sigue en tamano al precedente; la tercera, llamada xochicacahoatl, es menor, con menor fruto, y de semilla rojiza [...] la cuarta, que es la menor de todas y llamada por eso tlalcacahoatl o sea chica, da el fruto mas pequeno. Todas las variedades son de la misma naturaleza y sirven para los mismos usos, aunque la ultima sirve mejor para bebidas, en tanto que las otras son mas propias y comodas para moneda (Libro sexto, cap. 87).

[FIGURA 5 OMITIR]

A estas cuatro variedades, Hernandez anade una quinta, el quauhpatlactli, que es un arbol mas grande y con mayores frutos y semillas. De ellas dice que son dulces y pueden comerse como almendras, aunque menos buenas para la bebida. En esta larga cita, el protomedico deja muy claro lo concerniente a la naturaleza y variedades de la planta; pondera tambien las propiedades terapeuticas del fruto para muchas enfermedades, inclusive para la caquexia, es decir el estado avanzado de desnutricion. A esta puntual descripcion botanica y farmacologica anade, y esto es muy importante, una detallada explicacion de las bebidas elaboradas con la almendra divina, unas simples y otras compuestas. Y es precisamente en ella donde se contiene un mayor interes para el tema que aqui nos ocupa, el de la genesis y origen de la palabra chocolate. Veamos las bebidas y sus nombres (figura 6):
   La bebida hecha con la pura semilla, el cacahoatl sin agregarse
   ninguna cosa, suele administrarse para templar el calor y mitigar
   los ardores a los enfermos de gravedad. El uso excesivo del
   cacahoatl obstruye las viceras, descompone el color y ocasiona
   enfermedades incurables. Pero como suelen prepararse bebidas
   simples y compuestas [...] hay que describirlas:

   El primer genero de bebida que se prepara se llama atextli, o sea,
   pasta aguada se hace simple con cien granos de cacahoatl, crudos o
   tostados pero bien molidos y mezclados con la cantidad de grano
   indio que cabe en el hueco de las dos manos juntas. Pero si se
   quiere hacer compuesta se agregan ademas frutos de mecaxochitl, de
   xochinacaztli y de tlilxochitl molidos [...]. La propiedad de la
   bebida compuesta es excitar el apetito venereo. Otro genero de
   bebida se hace con 25 granos de cacao del arbol cacahoapachtli y un
   punado de grano indio; no se le anaden las cosas antedichas que son
   calientes pues solo se busca en esta bebida refrigerio y nutricion.
   (26)


[FIGURA 6 OMITIR]

La tercera especie de bebida llamada chocollatl, se prepara con granos de pochotl y de cacahoatl en igual cantidad y dicen que engorda extraordinariamente si se usa con frecuencia; molidos unos y otros granos se echan en una vasija y se agitan con un batidor de madera hasta que sobrenada la parte grasosa y de naturaleza aerea que separan y ponen aparte, mezclando al resto un punado del dicho grano indio ablandado; cuando ya esta lista la bebida para tomarse, mezclan de nuevo la parte grasosa que habian separado [...]. La administran con gran provecho a los tisicos, consumidos y extenuados.

Otra bebida llamada tzone se prepara con grano indio y cacaboatl tostado en partes iguales y despues cocidos en un poco de grano indio; sirve este como alimento refrescante, no como medicina (Hernandez, Historia, libro sexto, capitulo 87).

Queda claro que los ingredientes del chocollatl son tres: granos de cacao, semilla del pochotl y grano indio. Sobre el pochotl cabe aclarar que se trata del arbol que se designa con un nahuatlismo, pochote, y que se conoce en las fuentes con el nombre antillano de ceiba, en maya, yaxchee. De este arbol, Hernandez trae varias referencias y lo describe con el nombre itzamatl, o papiro de navajas (itztli- amatl, amate de obsidiana). Entre otras cosas senala que da un fruto comestible, lleno de granillos semejantes a los del higo. Y anade "tambien recogi de este arbol, principalmente entre los hoaxtepecenses, el llamado mana por los arabes, muy semejante al nuestro en forma y propiedades, pero un poco mas duro y glutinoso" (Historia, libro segundo, cap. 125).

El registro escrito de la palabra chocollatl nos acerca a su nacimiento, los anos en que Hernandez redacto su Historia natural de Nueva Espana, entre 1570 y 1575, si bien podemos pensar que la palabra ya llevaba un tiempo en boca de los habitantes de Nueva Espana, pues normalmente el uso precede al registro escrito. Ahora bien, una vez que tenemos atrapada la palabra, la pregunta siguiente es de donde surge: ?es una palabra nueva o es una palabra derivada de una voz indigena del centro de la Nueva Espana? Claramente se advierte que chocollatl es una palabra compuesta en la que el morfema--atl es el sustantivo nahuatl "agua". Respecto de choco, podemos esbozar la hipotesis de que derive del mexicano xococ (acido, agrio, amargo), es decir "agua agria o amarga". (27) Y antes de explicar el cambio de xocoatl a chocolate hay que hacer una digresion para explicar que era la bebida xocoatl en el posclasico.

La palabra esta registrada en el primer Vocabulario de Molina (1555), como traduccion al lema de "beuida de maiz hecha en cierta manera , mientras que la bebida de cacao y maiz se registra como cacauatl. En el segundo Vocabulario de este mismo autor (1571), ambas bebidas se registran en la parte castellana igual que en el primer Vocabulario. En la parte mexicana aparecen los dos lemas cacauatl y xocoatl con sus correspondientes vocablos en espanol. La bebida era de uso comun y asi aparece usada en fray Bernardino de Sahagun, en su Historia general, Codice florentino, (28) Pero es Hernandez quien la describe en su citada obra: "Suelen tambien preparar con agua y maiz molido y hecho de masa, dejandolos juntos durante la noche el xocoatl o agua agria que se saca de ahi por la manana y que es admirable para extinguir el dolor de la orina y para templar cualquier calor tomado en cantidad de diez onzas y en ayunas durante algunos dias" (Hernandez, Historia, libro sexto, cap. 46).

Tenemos pues que la bebida, verdaderamente sencilla, era de uso comun en la Nueva Espana. No es extrano que los espanoles nacidos aqui la aceptaran como propia, de la misma manera que aceptaron tantas comidas de la cultura mesoamericana. No tenemos el dato pero es seguro que a fines del siglo XVI, el cacao se abarato por la llegada a la Nueva Espana del proveniente de America Central y de Ecuador y sobre todo porque dejo de usarse como moneda. (29) Al abaratarse la almendra divina, se anadio un poco de cacahuatl al xocoatl y la bebida adquirio un nuevo nombre con la terminacion--atl de aquella otra bebida de los nobles, el cacaboatl. Es decir se creo una bebida nueva, no cara, con la cual los macehuales tuvieron acceso a un ingrediente caro, el cacao de los pilpiltin. Y no solo los macehuales sino tambien los espanoles nacidos en esta tierra.

La nueva bebida, en boca de los espanoles, se transformo de xocoatl en chocolate mediante un cambio de la <x> en <ch>, cambio que no es propio de la lengua mexicana pero si de algunos nahuatlismos. (30) Es decir, la <x>, que tanto en nahuatl como en espanol representaba un fonema sibilante fricativo sordo prepalatal III pronunciado [sh], se palatalizo y se igualo al fonema palatal africado sordo lei pronunciado [ch] de la <ch>.

La palabra ademas sufrio una metatesis de la <1> que se traspuso entre las vocales <e> y <o> y el cambio del sufijo absolutivo en <e>, habitual en el romanceamiento.

El resultado fue el nacimiento de un nahuatlismo de gran exito historico, ya que pronto paso al espanol de Mexico, de Guatemala y de otras partes de America y cruzo el Atlantico en la Armada de Indias, primero a Espana y despues a los demas paises de Europa; cruzo tambien el Pacifico en la Nao de Manila. Hoy dia chocolate es palabra de uso casi universal. Un texto de finales del siglo xvi, 1591, puede darnos luz para entender el nacimiento de la palabra y las condiciones sociolinguisticas en las que se produjo. En el texto, obra del doctor Juan de Cardenas (1563-1609), nacido en Sevilla y formado en la Universidad de Mexico, es la Primera parte de los problemas y secretos marauillosos de las Indias (1591). Despues de describir la bebida, es decir, el cacahoatl, dice asi:

Aunque es verdad que cada dama se precia hazer su nueua inuencion y modo de chocolate, con todo esto el mas vsado generalmente en todas las Indias es el formado en tabletas, el qual tomo origen de las damas guatemaltecas y este es assi mesmo aquel que se deshace con su agua caliente y su puntica de dulce que le da mucha gracia; otro hay que, despues de molida la masa la deshazen y baten en agua fria hasta que leuante spuma y despues le mezclan con esta poleada hecha de maiz, llamada atole, y este es el que de ordinario se gasta y vende por todas esas placas y calles mexicanas (Juan de Cardenas, Primera parte de los problemas y secretos marauillosos de las Indias, 1591, f. 115r).

Como vemos, el chocolate es una bebida sencilla, que se logra con solo anadir un poco de cacao al xocoatl, la poleada o atole de maiz, hasta que levanta espuma, es decir, es un atole achocolatado, lo que hoy se llama champurrado, mucho mas barato que el cacahuatl, si bien en la cita se deja claro que se seguia tomando el cacahoatl. En ella ya no se anade el pochotl del que habla Hernandez pero si algunos saborizantes como se vera en otros pasajes de la obra del propio Cardenas. Pero lo mas importante, el texto nos habla de una bebida popular que se vende en la calle y en ella se revela un cambio social que se manifiesta en una nueva bebida y en una nueva palabra para designarla.
COPYRIGHT 2013 UNAM (Estudios de Cultura Nahuatl)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Hernandez Trivino, Ascension
Publication:Estudios de Cultura Nahuatl
Date:Jul 1, 2013
Words:8742
Previous Article:El nombre nahuatl de la Triple Alianza.
Next Article:Chocolate: historia de un nahuatlismo.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters