Printer Friendly

Carta a los Obispos de la Iglesia Catolica y a los demas Ordinarios y Jerarcas interesados acerca de las modificaciones introducidas en la Carta Apostolica <> Sacramentorum sanctitatis tutela.

A nueve anos de distancia de la promulgacion de la Carta Apostolica Motu Proprio data <<Sacramentorum sanctitatis tutela>>, relativa a las Normae de gravioribus delictis reservados a la Congregacion para la Doctrina de la Fe, este Dieasterio ha considerado necesario proceder a una reforma del texto normativo citado, enmendandolo no integramente, sino solamente en algunas de sus partes, con el fin de mejorar su operatividad concreta.

Despues de un atento y cuidadoso estudio de las reformas propuestas, los Padres de la Congregacion para la Doctrina de la Fe han sometido al Romano Pontifice el resultado de las propias determinaciones, las cuales, con decision del 21 de mayo de 2010, el mismo Sumo Pontifice ha aprobado, autorizando su promulgacion.

Se anexa a la presente Carta una breve Relacion en la que se exponen las enmiendas aportadas al texto de la normativa indicada, con el fin de poder individuar mas facilmente tales enmiendas.

Roma, en la sede de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, 21 de mayo de 2010.

William CARD. LEVADA

Prefecto

Luis F. LADARIA, S.J.

Arzobispo Tit. de Thibica

Secretario

BREVE RELACION SOBRE LOS CAMBIOS INTRODUCIDOS EN LAS NORMAE DE GRAVIORIBUS DELICTIS RESERVADOS A LA CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE

En el nuevo texto de las Normae de gravioribus delictis, modificado por decision del Romano Pontifice Benedicto XVI del 21 de mayo de 2010, se encuentran varios cambios tanto en la parte que concierne a las normas sustanciales como en la que se refiere a las normas procesales.

Las modificaciones introducidas en el texto normativo son las siguientes:

A) Siguiendo la coneesion del Santo Padre Juan Pablo II en favor de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, de algunas facultades, confirmadas despues por su sucesor Benedicto XVI el 6 de mayo de 2005, han sido introducidos:

1. El derecho, previo mandato del Romano Pontifice, de juzgar a los Padres Cardenales, a los Patriarcas, a los Legados de la Sede Apostolica, a los Obispos y a otros personas fisicas a las que se refieren los cc. 1405 [seccion] 3 del CIC y 1061 del CCEO (art. 1 [seccion] 2).

2. La ampliacion del plazo de la prescripcion de la accion criminal, que ha sido llevado a 20 anos, salvando siempre el derecho de la Congregacion para la Doctrina de la Fe de poder derogarlo (art. 7).

3. La facultad de conceder al personal del Tribunal y a los abogados y procuradores la dispensa del requisito del sacerdocio y del requisito del doctorado en derecho canonico (art. 15).

4. La facultad de sanar los actos en caso de violacion de leyes procesales por parte de los tribunales inferiores, salvo el derecho de defensa (art. 18).

5. La facultad de dispensar de la via procesal judicial, es decir, de poder proceder por decreto extra iudicium: en tal caso, la Congregacion para la Doctrina de la Fe, evaluados los hechos, decide caso por caso, ex officio o a instancia del Ordinario o del Jerarca, cuando autorizar el recurso a la via extrajudicial (en todo caso, para imponer una pena expiatoria perpetua es necesario el mandato de la Congregacion para la Doctrina de la Fe) (art. 21 [seccion] 2 n. 1).

6. La facultad de presentar directamente al Santo Padre para la dimissio e statu clericali o para la depositio, una curo dispensatione a lege caelibatus. Entales casos, salvado siempre el derecho de la defensa del acusado, debe resultar manifiesta la comision del delito que se examina (art. 21 [seccion] 2 n. 2).

7. La facultad de recurrir a la instancia superior de juicio, esto es, a la Sesion Ordinaria de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, en caso de recursos contra decisiones administrativas emanadas o aprobadas por las instancias inferiores de la misma Congregacion, concernientes a delitos reservados (art. 27).

B) Se han introducido en el texto otras modificaciones, a saber:

8. Se han introducido los delicta contra fidem, es decir, apostasia, herejia y cisma, en relacion a los cuales, a tenor del derecho, ya estaba prevista la competencia propia del Ordinario para poder proceder judicialmente en primera instancia o extrajudicialmente, incluido el derecho de apelar o de recurrir ante la Congregacion para la Doctrina de la Fe (art. 1 [seccion] 1 y art. 2).

9. Los delitos contra la Eucaristia de <<quien atenta realizar la accion liturgica del Sacrificio Eucaristico>> (can. 1378 [seccion] 2 n. 1 CIC) y la simulacion de la Eucaristia (can. 1379 CIC y el can. 1443 CCEO) (art. 3 [seccion] 1 nn. 2 e 3) no seran considerados unitariamente bajo el mismo numero, sino separadamente.

10. En relacion a los delitos contra la Eucaristia, se han eliminado dos incisos del texto precedentemente en vigor: <<alterius materiae sine altera>>, y <<aut etiam utriusque extra eucharisticam celebrationem>>, sustituidos respectivamente, por: <<unius materiae vel utriusque>> y por: <<aut extra eam>> (art. 3 [seccion] 2).

11. En los delitos contrae el sacramento de la Penitencia, se han introducido los delitos a los que se refiere el can 1378 [seccion] 2 n. 2 del CIC (<<quien, lucra del caso de que se trata en el [seccion] 1, no pudiendo administrar validamente la absolucion sacramental, trata de darla, u oye una confesion sacramental>>) y los cc. 1379 CIC y 1443 CCEO (<<quien simula la administracion de un sacramento>>) (art. 4 [seccion] 1 nn. 2-3).

12. Se han introducido los delitos de la violacion indirecta del sigilo sacramental (art. 4 [seccion] 1 n. 5) y de la captacion o divulgacion maliciosa de las confesion sacramental (Segun el decreto de la Congregacion para la Doctrina de la Fe del 23 de febrero de 1988) (art. 4 [seccion] 2).

13. Se ha introducido como un tipo de delito penal la atentada ordenacion sagrada de una mujer, segun quedo establecido en el decreto de la Congregacion para la Doctrina de la Fe del 19 de diciembre de 2007 (art. 5).

14. En los delitos contra la moral, se ha equiparado al menor la persona adulta que habitualmente posee un uso imperfecto de la razon, con expresa limitacion al numero de que se trata (art. 6 [seccion] 1 n. 1).

15. Se han anadido como delitos la adquisicion, la posesion y la divulgacion por parte de un clerigo, con finalidad libidinosa, en cualquier modo y con cualquier tipo de medio, de imagenes pornograficas de menores de edad inferior a los 14 anos (art. 6 [seccion] 1 n. 2).

16. Se ha aclarado que las labores procesales preliminares pueden, y no necesariamente deben, ser efectuadas o realizadas por la Congregacion para la Doctrina de la Fe (art. 17).

17. Se ha introducido la posibilidad de adoptar las medidas cautelares, a las que se refieren los cc. 1722 del CIC y el 1473 del CCEO, tambien durante la fase de la investigacion previa (art. 19).

Del Palacio del Santo Oficio, 21 de mayo de 2010

Gulielmus CARDINALIS LEVADA

Praefectus

+ Luis E LADARIA, S.J.

Arzobispo tit. de Thibica

Secretario

PARS PRIMA

NORMAE SUBSTANTIALES

Art. 1. [seccion] 1. Congregatio pro Doctrina Fidei, ad normam art. 52 Constitutionis Apostolicae Pastor bonus, cognoscit delicta contra fidem et delicta graviora, tuna contra mores tum in sacramentorum celebratione commissa atque, ubi opus fuerit, ad canonicas sanctiones declarandas aut irrogandas ad normam iuris, sive communis sive proprii, procedit, salva competentia Paenitenuariae Apostolicae et firma manente Agendi ratio in doctrinarum examine.

[seccion] 2. In delictis de quibus in [seccion] 1 Congregationi pro Doctrina Fidei ius est, de mandato Romani Pontificis, iudicandi Patres Cardinales, Patriarchas, Legatos Sedis Apostolicae, Episcopos, necnon alias personas physicas de quibus in can. 1405 [seccion] 3 Codicis Iuris Canonici et in can. 1061 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium.

[seccion] 3. Delicta reservata de quibus in [seccion] 1 Congregatio pro Doctrina Fidei cognoscit ad normam arficulorum qui sequuntur.

Art. 2. [seccion] 1. Delicta contra fidem, de quibus in art. 1, sunt haeresis, apostasia atque schisma, ad normam cann. 751 et 1364 Codicis Iuris Canonici et cann. 1436 [seccion] 1 et 1437 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium.

[seccion] 2. In casibus de quibus in [seccion] 1 Ordinarii vel Hierarchae est, ad normam iuris, excommunicationem latae sententiae, si casus ferat, remittere, processum sive iudicialem in prima instantia sive per decretum extra iudicium agere, salvo iure appellandi seu recurrendi ad Congregationem pro Doctrina Fidei.

Art. 3. [seccion] 1. Delicta graviora contra sanctitatem augustissimi Eucharistiae Sacrificii et sacramenti, Congregationi pro Doctrina Fidei cognoscendo reservata, sunt:

1 abductio vel retentio in sacrilegum finem, aut abiectio consecratarum specierum, de quibus in can. 1367 Codicis Iuris Canonici et in can. 1442 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium;

2 attentatio liturgicae eucharistici Sacrificii actionis, de qua in can. 1378 [seccion] 2 n. 1 Codicis Iuris Canonici;

3 simulatio liturgicae eucharistici Sacrificii actionis, de qua in can. 1379 Codicis Iuris Canonici et in can. 1443 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium;

4 vetita in can. 908 Codicis Iuris Canonici et in can. 702 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium eucharistici Sacrificii concelebratio, de qua in can. 1365 Codicis Iuris Canonici et in can. 1440 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium, una curo ministris communitatum ecclesialium, qui successionem apostolicam non habent nec agnoscunt ordinationis sacerdotalis sacramentalem dignitatem.

[seccion] 2. Congregationi pro Doctrina Fidei reservatur quoque delictum quod consistit in consecratione in sacrilegum tinem unius materiae vel utriusque in eucharistica celebratione, aut extra eam. Qui hoc delictum patraverit, pro gravitate criminis puniatur, non exctusa dimissione vel depositione.

Art. 4. [seccion] 1. Delicta graviora contra sanctitatem sacramenti Paenitentiae, Congregationi pro Doctrina Fidei cognoscendo reservata, sunt:

1 absolutio complicis in peccato contra sextum Decalogi praeceptum, de qua in can. 1378 [seccion] 1 Codicis Iuris Canonici et in can. 1457 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium;

2 attentatio sacramentalis absolutionis vel vetita confessionis auditio de quibus in can. 1378 [seccion] 2 n. 2 Codicis Iuris Canonici; 3 simulatio sacramentalis absolutionis de qua in can. 1379 Codicis Iuris Canonici et in can. 1443 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium;

4 sollicitatio in actu vel occasione vel praetextu confessionis ad peccatum contra sextum Decalogi praeceptum, de qua in can. 1387 Codicis Iuris Canonici et in can. 1458 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium, si ad peccandum cum ipso confessario dirigitur;

5 violatio directa et indirecta sigilli sacramentalis, de qua in can. 1388 [seccion] 1 Codicis Iuris Canonici et in can. 1456 [seccion] 1 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium;

[seccion] 2. Firmo praescripto [seccion] 1 n. 5, Congregationi pro Doctrina Fidei reservatur quoque delictum gravius quod consistit in captione quovis technico instrumento lacta aut in evulgatione communicationis socialis mediis malitiose peracta rerum quae in sacramentali confessione, vera vel ficta, a confessario vela paenitente dicuntur. Qui hoc delictum patraverit, pro gravitate criminis puniatur, non exclusa, si clericus est, dimissione vel depositione.

Art. 5. Congregationi pro Doctrina Fidei reservatur quoque delictum gravius attentatae sacrae ordinationis mulieris:

1 firmo praescripto can. 1378 Codicis Iuris Canonici, tum qui sacrum ordinem conferre attentaverit rum mulier quae sacrum ordinem recipere attenta verit in excommunicationem latae sententiae Sedi Apostolicae reservatam incurtir;

2 si vero qui mulieri sacrum ordinem conferre vel mulier quae sacrum ordinem recipere attentaverit, christifidelis fuerit Codici Canonum Ecclesiarum Orientalium subiectus, firmo praescripto can. 1443 eiusdem Codicis, excommunicatione maiore puniatur, cuius remissio etiam reservatur Sedi Apostolicae;

3 si vero reus sit clericus dimissione vel depositione puniri poterit.

Art. 6. [seccion] 1. Delicta graviora contra mores, Congregationi pro Doctrina Fidei cognoscendo reservata, sunt:

1 delictum contra sextum Decalogi praeceptum cum minore infra aetatem duodeviginti annorum a clerico commissum; in hoc numero minori aequiparatur persona quae imperfecto rationis usu habitu pollet;

2 comparatio vel detentio vel divulgatio imaginum pornographicarum minorum infra aetatem quattuordecim annorum quovis modo et quolibet instrumento a clerico turpe patrata.

[seccion] 2. Clericus qui delicta de quibus in [seccion] 1 patraverit, pro gravitate criminis puniatur, non exclusa dimissione vel depositione.

Art. 7. [seccion] 1. Salvo iure Congregationis pro Doctrina Fidei a praescriptione derogandi pro singulis casibus, actio criminalis de delictis Congregationi pro Doctrina Fidei reservafis praescriptione exsfinguitur spatio viginu annorum.

[seccion] 2. Praescripfio decurrit ad normam can. 1362 [seccion] 2 Codicis Iuris Canonici et can. 1152 [seccion] 3 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium. In delicto autem, de quo in art. 6 [seccion] 1 n. 1, praescriptio decurrere incipit a die quo minor duodevicesimum aetatis annum explevit.

PARS ALTERA

NORMAE PROCESSUALES

Titulus I

De Tribunalis constitutione et competentia

Art. 8. [seccion] 1. Congregatio pro Doctrina Fidei est Supremum Tribunal Apostolicum pro Ecclesia Latina necnon pro Ecclesiis Orientalibus Catholicis ad cognoscenda delicta articulis praecedentibus definita.

[seccion] 2. Hoc Supremum Tribunal cognoscit etiam alia delicta, de quibus reus a Promotore Iustitiae accusatur ratione conexionis personae et complicitatis.

[seccion] 3. Sententiae huius Supremi Tribunalis, latae intra limites propriae competentiae, Summi Pontificis approbationi non subiciuntur.

Art. 9. [seccion] 1. Iudices huius Supremi Tribunalis sunt ipso iure Patres Congregationis pro Doctrina Fidei.

[seccion] 2. Patrum collegio, primus inter pares, praeest Congregationis Praefectus et, munere Praefecti vacante aut ipso Praefecto impedito, eius munera explet Congregationis Secretarius.

[seccion] 3. Praefecti Congregationis est nominare etiam alios iudices stabiles vel deputatos.

Art. 10. Iudices nominati sacerdotes sint oportet, maturae aetatis, laurea doctorali in iure canonico praediti, bonis moribus, prudentia et iuris peritia praeclari, licet munus iudiciale vel consultivum apud aliud Dicasterium Romanae Curiae simul exerceant.

Art. 11. Ad accusationem exhibendam et sustinendam Promotor Iustitiae constituitur, qui sit sacerdos, laurea doctorali in iure canonico praeditus, bonis moribus, prndentia et iuris peritia praeclarus, qui officium suum in onmibus iudicii gradibus expleat.

Art. 12. Ad munera Notarii et Cancellarii, deputantur sacerdotes, sive huius Congregationis Officiales sive externi.

Art. 13. Advocati et Procuratoris munere fungitur sacerdos, laurea doctorali in iure canonico praedims, qui a Praeside collegii adprobatur.

Art. 14. In aliis Tribunalibus vero, pro causis de quibus in his normis, munera Iudicis, Promotoris Iustitiae, Notarii arque Patroni tantummodo sacerdotes valide explere possunt.

Art. 15. Firmo praescripto can. 1421 Codicis Iuris Canonici et can. 1087 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium, Congregationi pro Doctrina Fidei licet dispensationes concedere e requisitis sacerdotii necnon laureae doctoralis in iure canonico.

Art. 16. Quoties Ordinarius vel Hierarcha notitiam saltem verisimilem habeat de delicto graviore, investigatione praevia peracta, eam significet Congregationi pro Doctrina Fidei quae, nisi ob peculiaria rertma adiuncta causam sibi advocet, Ordinarium vel Hierarcham ad ulteriora procedere iubet, firmo tamen, si casus ferat, iure appellandi contra sententiam primi gradus tantummodo ad Supremum Tribunal eiusdem Congregationis.

Art. 17. Si casus ad Congregationem directe deferatur, investigatione praevia haud peracta, munera processui praeliminaria, quae iure communi ad Ordinarium vel Hierarcham spectant, ab ipsa Congregatione adimpleri possunt.

Art. 18. Congregatio pro Doctrina Fidei, in causis ad eam legitime deductis, actus sanare potest, salvo iure defensionis, si leges mere processuales violatae fuerint a Tribunalibus inferioribus ex mandato eiusdem Congregationis vel iuxta art. 16 agentibus.

Art. 19. Firmo iure Ordinarii vel Hierarchae, ab investigatione praevia inchoata, imponendi quae in can. 1722 Codicis Iuris Canonici vel in can. 1473 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium statuuntur, euam Praeses Tribunalis pro Turno, ad instantiam Promotoris Iustiuae, eandem babet potestatem sub iisdem condicionibus Ln ipsis canonibus determinatis.

Art. 20. Supremum Tribunal Congregationis pro Doctrina Fidei iudicat in secunda instantia:

1 causas a Tribunalibus infeftoribus in prima instantia iudicatas;

2 causas ab eodem Supremo Tribunali Apostolico in prima instantia definitas.

Titulus II

De ordine iudiciario

Art. 21. [seccion] 1. Delicta graviora Congregationi pro Doctrina Fidei reservata, in processu iudiciali persequenda sunt.

[seccion] 2. Attamen Congregationi pro Doctrina Fidei licet:

1 in singulis casibus, ex officio seu ex instantia Ordinarii vel Hierarchae, decernere ut per decretum extra iudicium de quo in can. 1720 Codicis Iuris Canonici et in can. 1486 Codicis Canonum Ecclesiarum Orientalium procedatur; ea tamen mente ut poenae expiatoriae perpertuae solummodo de mandato Congregationis pro Doctrina Fidei irrogentur;

2 casus gravissimos, ubi, data reo facultate sese defendendi, de delicto patrato manifeste constar, directe ad decisionem Summi Pontificis quoad dimissionem e statu clericali vel depositionem una cum dispensatione a lege caelibatus deferre.

Art. 22. Praefectus Turnum trium vel quinque iudicum ad causam cognoscendam constituat.

Art. 23. Si in gradu appellationis Promotor Iustitiae accusationem specifice diversam afferat, hoc Supremum Tribunal potest, tamquam in prima instantia, illam admittere et de ea iudicare.

Art. 24. [seccion] 1. In causis ob delicta, de quibus in art. 4 [seccion] 1, Tribunal nomen denuntiantis sive accusato sive etiam eius Patrono significare non potest, nisi denuntians expresse consenserit.

[seccion] 2. Idem Tribunal perpendere debet peculiare momentum circa denuntiantis credibilitatem.

[seccion] 3. Animadvertendum tamen est ut quodvis periculum violandi sigillum sacramentale omnino vitetur.

Art. 25. Si quaestio incidens exoriatur, Collegium per decretum rem expeditissime definiat.

Art. 26. [seccion] 1. Salvo iure ad hoc Supremum Tribunal appellandi, instantia apud aliud Tribunal quovis modo finita, omnia acta cansae ad Congregationem pro Doctrina Fidei ex officio quam primum transmittantur.

[seccion] 2. Promotoris Iustitiae Congregationis ius sententiam impugnandi decurrit a die qua sententia primae instantiae ipsi Promotori nota facta sit.

Art. 27. Adversus actus administrativos singulares in casibus de delictis reservatis, a Congregatione pro Doctrina Fidei latos vel probatos, habetur recursus, intra terminum peremptorium sexaginta dierum utilium interpositus, ad Congregationem Ordinariam eiusdem Dicasterii seu Feriam IV quae videt de merito ac de legitimitate, remoto quovis ulteriore recursu de quo in art. 123 Constitutionis Apostolicae Pastor bonus.

Art. 28. Res iudicata habetur:

1 si sententia in secunda instantia prolata fuerit;

2 si appellatio adversus sententiam non fuerit intra mensem proposita;

3 si, in gradu appellationis, instantia perempta sit vel eidem renuntiatum fuerit;

4 si lata fuerit sententia ad normam art. 20.

Art. 29. [seccion] 1. Expensae iudiciales solvantur prout sententia statuerit.

[seccion] 2. Si reus expensas solvere non valeat, eaedem solvantur ab Ordinario vel Hierarcha causae.

Art. 30. [seccion] 1. Huiusmodi causae secreto pontificio subiectae sunt.

[seccion] 2. Quicumque secretum violaverit, vel ex dolo aut gravi neglegentia, accusato vel testibus aliud damnum intulerit, ad instantiam partis laesae vel etiam ex officio, congruis poenis a Turno superiore puniatur.

Art. 31. Hisce in causis, una cum praescriptis harum normarum, quibus omnia Tribunalia Ecclesiae Latinae et Ecclesiarum Orientalium Catholicarum tenentur, canones quoque de delictis et poenis necnon de processu poenali utriusque Codicis applicandi sunt.

PRIMERA PARTE

NORMAS SUSTANCIALES

Art. 1. [seccion] 1. La Congregacion para la Doctrina de la Fe, a tenor del art. 52 de la Constitucion Apostolica Pastor Bonus, juzga los delitos contra la fe y los delitos mas graves cometidos contra la moral o en la celebracion de los sacramentos y, en caso necesario, procede a declarar o imponer sanciones canonicas a tenor del derecho, tanto comun como propio, sin perjuicio de la competencia de la Penitenciaria Apostolica y sin perjuicio de lo que se prescribe en la Agendi fatio in doctrinarum examine.

[seccion] 2. En los delitos de los que se trata en el [seccion] 1, por mandato del Romano Pontifice, la Congregacion para la Doctrina de la Fe tiene el derecho de juzgar a los Padres Cardenales, a los Patriarcas, a los legados de la Sede Apostolica, a los Obispos y, asimismo, a las otras personas fisicas de que se trata en el can. 1405 [seccion] 3 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1061 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales.

[seccion] 3. La Congregacion para la Doctrina de la Fe juzga los delitos reservados de los que se trata en el [seccion] 1 a tenor de los siguientes articulos.

Art. 2. [seccion] 1. Los delitos contra la fe, de los que se trata en el art. 1, son herejia, cisma y apostasia, a tenor de los cama. 751 y 1364 del Codigo de Derecho Canonico y de los cann. 1436 y 1437 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales.

[seccion] 2. En los casos de que se trata en el [seccion] 1, a tenor del derecho, compete al Ordinario o al Jerarca remitir, en caso necesario, la excomunion latae sententiae, y realizar el proceso judicial de primera instancia o actuar por decreto extra judicial sin perjuicio del derecho de apelar o de presentar recurso a la Congregacion para la Doctrina de la Fe.

Art. 3. [seccion] 1. Los delitos mas graves contra la santidad del augustisimo Sacrificio y sacramento de la Eucaristia reservados al juicio de la Congregacion para la Doctrina de la Fe son:

1 Llevarse o retener con una finalidad sacrilega, o profanar las especies consagradas, de que se trata en el can. 1367 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1442 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales;

2 Atentar la accion liturgica del Sacrificio Eucaristico, de que se trata en el can. 1378 [seccion] 2 n. 1 del Codigo de Derecho Canonico;

3 La simulacion de la accion liturgica del Sacrificio Eucaristico de la que se trata en el can. 1379 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1443 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales;

4 La concelebracion del Sacrificio Eucaristico prohibida por el can. 908 del Codigo de Derecho Canonico y por el can. 702 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, de la que se trata en el can. 1365 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1440 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, con ministros de las comunidades eclesiales que no tienen la sucesion apostolica y no reconocen la dignidad sacramental de la ordenacion sacerdotal.

[seccion] 2. Esta reservado tambien a la Congregacion para la Doctrina de la Fe el delito que consiste en la consagracion con una finalidad sacrilega de una sola materia o de ambas en la celebracion eucaristica o fuera de ella. Quien cometa este delito sea castigado segun la gravedad del crimen, sin excluir la dimision o deposicion.

Art. 4. [seccion] 1. Los delitos mas graves contra la santidad del Sacramento de la Penitencia reservados al juicio de la Congregacion para la Doctrina de la Fe son:

1 La absolucion del complice en un pecado contra el sexto mandamiento del Decalogo del que se trata en el can. 1378 [seccion] 1 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1457 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales;

2 La atentada absolucion sacramental o la escucha prohibida de la confesion de las que se trata en el can. 1378 [seccion] 2, 2 Codigo de Derecho Canonico;

3 La simulacion de la absolucion sacramental de la que se trata en el can. 1379 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1443 Codigo de Canones de las Iglesias Orientales;

4 La solicitacion a un pecado contra el sexto mandamiento del Decalogo durante la confesion o con ocasion o con pretexto de ella, de la que se trata en el can. 1387 del Codigo de Derecho Canonico y en el can. 1458 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, si tal solicitacion se dirige a pecar con el mismo confesor;

5 La violacion directa e indirecta del sigilo sacramental, de la que se trata en el can. 1388 [seccion] 1 del Codigo de Derecho Canonico y en el 1456 [seccion] 1 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales.

[seccion] 2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el [seccion] 1 n. 5, se reserva tambien a la Congregacion para la Doctrina de la Fe el delito mas grave consistente en la grabacion hecha con cualquier medio tecnico, o en la divulgacion con malicia en los medios de comunicacion social, de las cosas dichas por el confesor o por el penitente en la confesion sacramental verdadera o fingida. Quien comete este delito debe ser castigado segun la gravedad del crimen, sin excluir la dimision o la deposicion, si es un clerigo.

Art. 5. A la Congregacion para la Doctrina de la Fe se reserva tambien el delito mas grave de la atentada ordenacion sagrada de una mujer:

1 Quedando a salvo cuanto prescrito por el can. 1378 del Codigo de Derecho Canonico, cualquiera que atente conferir el orden sagrado a una mujer, asi como la mujer que atente recibir el orden sagrado, incurre en la excomunion latae sententiae reservada a la Sede Apostolica;

2 Si quien atentase conferir el orden sagrado a una mujer o la mujer que atentase recibir el orden sagrado fuese un fiel cristiano sujeto al Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, sin perjuicio de lo que se prescribe en el can. 1443 de dicho Codigo, sea castigado con la excomunion mayor, cuya remision se reserva tambien a la Sede Apostolica;

3 Si el reo es un clerigo, puede ser castigado con la dimision o la deposicion.

Art. 6. [seccion] 1. Los delitos mas graves contra la moral, reservados al juicio de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, son:

1 El delito contra el sexto mandamiento del Decalogo cometido por un clerigo con un menor de 18 anos. En este numero se equipara al menor la persona que habitualmente tiene un uso imperfecto de la razon;

2 La adquisicion, retencion o divulgacion, con un fin libidinoso, de imagenes pornograficas de menores, de edad inferior a 14 anos por parte de un clerigo en cualquier forma y con cualquier instrumento.

[seccion] 2. El clerigo que comete los delitos de los que se trata en el [seccion] 1 debe ser castigado segun la gravedad del crimen, sin excluir la dimision o la deposicion.

Art. 7. [seccion] 1. Sin perjuicio del derecho de la Congregacion para la Doctrina de la Fe de derogar la prescripcion para casos singulares la accion criminal relativa a los delitos reservados a la Congregacion para la Doctrina de la Fe se extingue por prescripcion en 20 anos.

[seccion] 2. La prescripcion inicia a tenor del can. 1362 [seccion] 2 del Codigo de Derecho Canonico y del can. 1152 [seccion] 3 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales. Sin embargo, en el delito del que se trata en el art. 6 [seccion] 1 n. 1, la prescripcion comienza a correr desde el dia en que el menor cumple 18 anos.

SEGUNDA PARTE

NORMAS PROCESALES

Titulo I

Constitucion y competencia del tribunal

Art. 8. [seccion] 1. La Congregacion para la Doctrina de la Fe es el supremo tribunal apostolico para la Iglesia latina, asi como tambien para las Iglesias Orientales Catolicas, para juzgar los delitos definidos en los articulos precedentes.

[seccion] 2. Este Supremo Tribunal juzga tambien otros delitos, de los cuales el reo es acusado por el Promotor de Justicia, en razon de la conexion de las personas y de la complicidad.

[seccion] 3. Las sentencias de este Supremo Tribunal, emitidas en los limites de su propia competencia, no son sujetas a la aprobacion del Sumo Pontifice.

Art. 9. [seccion] 1. Los jueces de este supremo tribunal son, por derecho propio, los Padres de la Congregacion para la Doctrina de la Fe.

[seccion] 2. Preside el colegio de los Padres, como primero entre iguales, el Prefecto de la Congregacion y, en caso de que el cargo de Perfecto este vacante o el mismo prefecto este impedido, su oficio lo cumple el Secretario de la Congregacion.

[seccion] 3. Es competencia del Prefecto de la Congregacion nombrar tambien otros jueces estables o delegados.

Art. 10. Es necesario que los jueces nombrados sean sacerdotes de edad madura, con doctorado en derecho canonico, de buenas costumbres y de reconocida prudencia y experiencia juridica, aun en el caso de que ejerciten contemporaneamente el oficio de juez o de consultor de otro dicasterio de la curia romana.

Art. 11. Para presentar y sostener la acusacion se constituye un promotor de justicia que debe ser sacerdote, con doctorado en derecho canonico, de buenas costumbres y de reconocida prudencia y experiencia juridica, que cumpla su oficio en todos los grados del juicio.

Art. 12. Para el cargo de notario y de canciller se pueden designar tanto sacerdotes oficiales de esta Congregacion como externos.

Art. 13. Funge de Abogado y Procurador un sacerdote, doctorado en derecho canonico, aprobado por el Presidente del colegio.

Art. 14. En los otros tribunales, sin embargo, para las causas de las que tratan las presentes normas, pueden desempenar validamente los oficios de Juez, Promotor de Justicia, Notario y Patrono solamente sacerdotes.

Art. 15. Sin perjuicio de lo prescrito por el can. 1421 del Codigo de Derecho Canonico y por el can. 1087 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, la Congregacion para la Doctrina de la Fe puede conceder la dispensa del requisito del sacerdocio y tambien del requisito del doctorado en derecho canonico.

Art. 16. Cada vez que el Ordinario o el Jerarca reciba una noticia al menos verosimil de un delito mas grave hecha la investigacion previa, presentela a la Congregacion de la Doctrina de la Fe, la cual, si no avoca a si misma la causa por circunstancias particulares, ordenara al Ordinario o al Jerarca proceder ulteriormente, sin perjuicio, en su caso, del derecho de apelar contra la sentencia de primer grado solo al Supremo Tribunal de la misma Congregacion.

Art. 17. Si el caso se lleva directamente a la Congregacion sin haberse realizado la investigacion previa, los preliminares del proceso, que por derecho comun competen al ordinario o al Jerarca, pueden ser realizados por la misma Congregacion.

Art. 18. La Congregacion para la Doctrina de la Fe, en los casos legitimamente presentados a ella, puede sanar los actos, salvando el derecho a la defensa, si fueron violadas leyes meramente procesales por parte de Tribunales inferiores que actuan por mandato de la misma Congregacion o segun el art. 16.

Art. 19. Sin perjuicio del derecho del Ordinario o del Jerarca de imponer cuanto se establece en el can. 1722 del Codigo de Derecho Canonico o en el can. 1473 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales, desde el inicio de la investigacion previa, tambien el Presidente de turno del Tribunal a instancia del Promotor de Justicia, posee la misma potestad bajo las mismas condiciones determinadas en dichos canones.

Art. 20. El Supremo Tribunal de la Congregacion para la Doctrina de la Fe juzga en segunda instancia:

1 Las causas juzgadas en primera instancia por los Tribunales inferiores;

2 Las causas definidas en primera instancia por el mismo Supremo Tribunal Apostolico.

Titulo II

El orden judicial

Art. 21. [seccion] 1. Los delitos mas graves reservados a la Congregacion para la Doctrina de la Fe se persiguen en un proceso judicial.

[seccion] 2. No obstante, la Congregacion para la Doctrina de la Fe puede:

1 en ciertos casos, de oficio o a instancia del Ordinario o del Jerarca, decidir que se proceda por decreto extrajudicial del que trata el can. 1720 del Codigo de Derecho Canonico y el can. 1486 del Codigo de Canones de las Iglesias Orientales; esto, sin embargo, con la mente de que las penas expiatorias perpetuas sean irrogadas solamente con mandato de la Congregacion para la Doctrina de la Fe;

2 presentar directamente casos gravisimos a la decision del Sumo Pontifice en vista de la dimision del estado clerical o la deposicion junto con la dispensa de la ley del celibato, siempre que conste de modo manifiesto la comision del delito y despues de que se haya dado al reo la facultad de defenderse.

Art. 22. El Prefecto constituya un Turno de tres o de cinco jueces para juzgar una causa.

Art. 23. Si, en grado de apelacion, el Promotor de Justicia presenta una acusacion especificamente diversa, este Supremo Tribunal puede, como en la primera instancia, admitirla y juzgarla.

Art. 24. [seccion] 1. En las causas por los delitos de los que se trata en el art. 4 [seccion] 1, el Tribunal no puede dar a conocer el nombre del denunciante ni al acusado ni a su Patrono si el denunciante no ha dado expresamente su consentimiento.

[seccion] 2. El mismo Tribunal debe evaluar con particular atencion la credibilidad del denunciante.

[seccion] 3. Sin embargo es necesario advertir que debe evitarse absolutamente cualquier peligro de violacion del sigilo sacramental.

Art. 25. Si surge una cuestion incidental, defina el Colegio la cosa por decreto con la maxima prontitud.

Art. 26. [seccion] 1. Sin perjuicio del derecho de apelar a este Supremo Tribunal, terminada de cualquier forma la instancia en otro Tribunal, todos los actos de la causa sean cuanto antes trasmitidos de oficio a la Congregacion para la Doctrina de la Fe.

[seccion] 2. Para el Promotor de Justicia de la Congregacion, el derecho de impugnar una sentencia comienza a partir del dia en que la sentencia de primera instancia es dada a conocer al mismo Promotor.

Art. 27. Contra los actos administrativos singulares emanados o aprobados por la Congregacion para la Doctrina de la Fe en los casos de delitos reservados, se admite el recurso, presentado en un plazo perentorio de sesenta dias utiles, a la Congregacion Ordinaria del mismo Dicasterio, o Feria IV, la cual juzga la sustancia y la legitimidad, eliminado cualquier recurso ulterior del que se trata en el art. 123 de la Constitucion Apostolica Pastor Bonus.

Art. 28. Se tiene cosa juzgada:

1 si la sentencia ha sido emanada en segunda instancia;

2 si la apelacion contra la sentencia no ha sido interpuesta dentro del plazo de un mes;

3 si, en grado de apelacion, la instancia caduco o se renuncio a ella;

4 si fue emanada una sentencia a tenor del art. 20.

Art. 29. [seccion] 1. Las costas judiciales sean pagadas segun lo establezca la sentencia.

[seccion] 2. Si el reo no puede pagar las costas, estas sean pagadas por el Ordinario o Jerarca de la causa.

Art. 30. [seccion] 1. Las causas de este genero estan sujetas al secreto pontificio.

[seccion] 2. Quien viola el secreto o, por dolo o negligencia grave, provoca otro dano al acusado o a los testigos, a instancia de la parte afectada o de oficio, sea castigado por el Turno Superior con una pena adecuada.

Art. 31. En estas causas junto a las prescripciones de estas normas, a las cuales estan obrigados todos los tribunales de la Iglesia latina y de las Iglesias Orientales Catolicas, se deben aplicar tambien los canones sobre los delitos y las penas, y sobre el proceso penal de uno y de otro Codigo.

CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE

* Textos tomados de <www.vatican.va>.
COPYRIGHT 2010 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:COMENTARIOS
Publication:Ius Canonicum
Date:Jul 1, 2010
Words:6080
Previous Article:Abandono de la Iglesia Catolica por acto formal. Comentario al <> Omnium in mentem.
Next Article:Las nuevas normas sobre los <>.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters