Printer Friendly

Carrion, Maria M.: Subject Stages: Marriage, Theater, and the Law in early Modern Spain.

Carrion, Maria M. Subject Stages: Marriage, Theater, and the Law in early Modern Spain. Toronto/ Buffalo/ London: U of Toronto P, 2010. 254pp.

Transitando a traves de los espacios de la corte, el teatro y la ceremonia nupcial, Subject Stages: Marriage, Theater, and the Law in Early Modern Spain, de Maria Mercedes Carrion, entabla una lujosa pasarela que va colocando ante el lector la diversidad de sujetos y discursos contradictorios que rompen los patrones con los cuales la ley civil y canonica intento moldear masivamente la heteronormativa del matrimonio. Mediante un despliegue linguistico y visual, digno de la teatralidad barroca, el libro tiene la virtud de darle la ilusion a los lectores de participacion dinamica, de que estamos viendo espectaculos de posicionamientos de densa significacion mediante los cuales hombres y mujeres resistian, en los escenarios de la corte, el teatro y la casa, los mecanismos de control impuestos por las leyes matrimoniales del Concilio de Trento y la Nueva recopilacion de las leyes destos reynos ... Felipe II ordena esta ultima con el proposito de homogeneizar y ensamblar la diversidad de leyes de los reinos de Espana para que calzaran con el nuevo molde tridentino produciendo, a su vez, una version espanola del imperio: la monarquia catolica. La pareja heterosexual y sus deseados herederos fueron, segun Carrion, emplazamiento emblematico en la reproduccion de valores sobre una fe, una raza y un reino (4). Los escenarios de resistencia de estos sujetos del matrimonio de la temprana modernidad, abren paso a imaginarios que desmantelan creativamente el telar heteronormativo del matrimonio, sobre el que tambien se fabrico el patron homogeneo de nacion que desplego y consumio masivamente la cultura moderna.

Antes de adentrarnos en el tejido textual del libro, quiero destacar la ingeniosidad economica que permite el empleo de la lengua de Shakespeare y que sera la delicia de cualquier experto que se de al reto de traducirlo "cervanteando" o "quevedeando". Desde el titulo mismo, Subject stages, se plantean varios juegos de significado, pues puede referir a etapas, pasos, estados, periodos, fases, estadios o escenarios de sujeto, subdito, objeto, tema, asunto u objeto de estudio. Si anadimos "matrimonio, teatro y ley en la Modernidad temprana de Espana", nos percatamos de que aqui los sujetos podrian ser objetos de estudio en sus posicionamientos o estadios dentro de la ley, el matrimonio y el teatro, o que escenifican, "performando" subjetividades entre todos estos espacios, como sujetos y objetos, individuos y subditos, interpretes o actores individuales de la ley y el matrimonio que los intenta moldear como sujetos, es decir, sujetarlos.

El libro se destaca, ademas, por la gran belleza de representaciones visuales (pinturas de los reyes Felipe II, Felipe III y Felipe IV, de la reina Anna de Austria, del bufon Pablo de Valladolid, una foto de Oscar Wilde en vestido tradicional griego o un dibujo de un teatro de corral) que hacen tangible la riqueza de la materialidad del teatro, el escenario y el vestuario, sugiriendole al lector actual que si de vestido de alto diseno se tratara, los Felipes se adelantaron por varios siglos a la tendencia "escandalosa" de la moda femenina que acorto, en el siglo XX, el largo de las faldas y puso a las mujeres adultas a exhibir las piernas, con los pantalones cortos que entonces solo llevaban los ninos. En fin, que aquello de que las mujeres lleven pantalones, o calzas, no es ninguna nineria, sino virtuoso exhibicionismo que las envisten de poder real. Las imagenes visuales ayudan a recrear los vestuarios del Siglo de Oro, de la Espana de la temprana Modernidad, permitiendonos imaginar las calzas de Dona Juana en Don Gil de las calzas verdes, de Tirso de Molina, a la vez que se proyecta un subtexto visual en el cual se "performa" la flexibilidad "fashionista", construyendo el genero, tal como lo sugirio Judith Buder en Gender Trouble, o modelando la subjetividad, a decir de Stephen Greenblatt.

Como advierte en la introduccion y lo reafirma en la conclusion, finalizado su argumento, al igual que a Anthony Cascardi y George Mariscal (yo anadiria tambien a Sir John Elliott y John Beverley), a Camon la impulsa, inicialmente, el deseo de contestar la premisa de Jose Antonio Maravall de que el teatro del Barroco fuera un arma propagandistica o instrumento operativo que intentaba sujetar a los subditos a los intereses del Estado. Con este dialogo critico tras bastidores en mente, se lanza a proponer desde el principio que el "fin", de matrimonios multiples, con que parecen resolverse los conflictos de alto dramatismo en las comedias del Siglo de Oro no debe cerrar la multiplicidad de contradicciones que evidencian las fisuras de este sistema y la industria con que estos sujetos juegan papeles que violan o le dan la vuelta a leyes canonicas y civiles en sus diversos pasos camino al altar.

En el primer capitulo, "Leyes matrimoniales y orden en la Espana de la temprana Modernidad", va reconstruyendo los "escenarios primordiales" o ficciones fundacionales de la heteronormativa del matrimonio, analizando, como quien hace escrutinio sobre un palimpsesto, la manera en que el Tesoro, de Sebastian de Covarrubias, entreteje, sin citar, conceptos legales de Justiniano y citas patristicas, fundiendo fuentes paganas y eclesiasticas que dan una imagen sagrada y profana del matrimonio, que incluye no solo la union de hombre y mujer en la copula sexual y el poder como asunto patrilineal, sino tambien la nocion de que esta union humana disenada para incorporar a dos sujetos en el ejercicio de poder corporal para la procreacion, asigna la crianza a la madre, bajo la hegemonia del padre, y con la adicion patristica de que esta union conyugal fuera un vinculo indisoluble (16-17). La delegacion de autoridad a las fuentes patristicas sera la estrategia retorica mediante la cual la ley ira consolidando el matrimonio como institucion, y, aunque la analogia del matrimonio como recuerdo de la union entre Cristo y la Iglesia cerrara otras posibilidades de unir cuerpos o incorporar sujetos, sostiene Maria Carrion que ellos compusieron variedad de escenarios para congregarse en rituales, ceremonias matrimoniales y celebraciones que apuntan a otros imaginarios (18-19).

Como Justiniano, diez siglos antes, o Alfonso X, en el Medioevo, Felipe II autorizara, en 1569, la Nueva recopilacion, un conglomerado de leyes civiles que ademas de intentar unificar el derecho, crearan la burocracia necesaria para implementar el matrimonio tridentino controlado por la Iglesia, castigar a los violadores que intenten continuar con la practica, ahora proscrita, del matrimonio secreto, y regular los componentes materiales del matrimonio: arras, dotes, joyas; mujeres casadas y solteras; las licencias que necesitaban de sus maridos; los testamentos y sus ejecutores; el luto; las mejoras de tercio y quinto; los mayorazgos; las herencias y su distribucion; las ganancias entre marido y mujer; las donaciones; las compras y las ventas; y la amortizacion por patrimonio o abolengo (22-23).

Pese a todo este escenario aparatoso de sujecion y direccion controladora de los subditos, Carrion nos presenta otra historia en su tercer capitulo, "El nacimiento de la comedia y la novia en el escenario". Propone no el origen, sino un comienzo, en el sentido de Edward Said, desde el cual contemplar el ritual ceremonioso del viaje de Anna de Austria hacia el altar, con un paso por Burgos, como "performance" que, ademas de situar a la novia y futura reina en el centro de la escena, presenta otra vision alternativa sobre el matrimonio en las tablas de la comedia. En 1570, como parte de la "fiesta publica de los sentidos", que conecto a actores y espectadores, no solo se teatralizo la salida del espacio privado al publico en la ceremonia religiosa institucionalizada del matrimonio, sino que actores y actrices representaron ante la futura esposa del rey Felipe II una version del Amadis en la cual Oriana se niega a contraer nupcias con el emperador Patin, escapandose en una galera, con lo cual toda la ciudad virtual de Londres, construida para la representacion, termina quemada y convertida en cenizas (55, 57).

Segun Carrion, esta representacion decodifica de forma "queer" la estructura jerarquica del matrimonio, senalando que este "show" publico fue un evento en el cual el teatro (y no el hijo legitimo de cristianos viejos deseado por la corona) podia ser su producto (57). Ademas de ver esta representacion "queer" como escenificacion de la "mujer esquiva" (73), Carrion invita a remover las bases culturales que parten de la premisa del matrimonio como conclusion en la cual "la novia camina hacia el altar a convertirse en territorio patriarcal, para un entendimiento distinto de estas mujeres mediante otros extravios en el altar interpretativo" (76).

Estas mujeres esquivas y visiones alternativas del matrimonio aparecen tambien en los "Escenarios matrimoniales de los archivos", discutidos en el segundo capitulo del libro, en el cual se examina la teatralidad (con personajes, props, conflictos, etc.) de casos de "Facultad de mayorazgo", "capitulaciones de matrimonio" y "querellas matrimoniales", de sujetos que resisten las leyes civiles y canonicas del matrimonio: la lucha de la viuda dona Elvira Enriquez de Almansa y Borjas, que se defiende de un pariente que quiere casarse con ella a la fuerza para arrebatarle el poder sobre su propiedad; querellas por razones de adulterio, impotencia, negacion a la copula sexual alegando que las mujeres anteriores del marido estan vivas; o el caso de amancebamiento de Sebastian Botinete, poligamo que solo se diferencia de Donjuan por cohabitar y mantener su relacion con todas y cada una de sus mujeres, son pruebas fehacientes de los posicionamientos heterogeneos de sujetos del matrimonio en el escenario de la corte.

En el cuarto capitulo se asiste al escenario de la "Violencia fundacional y el drama de honor", mediante el analisis de El medico de su honra, de Calderon de la Barca, problematizando el sacramento del matrimonio dentro de una negociacion material secular que impide el consentimiento de los contrayentes, llevando a una mujer fiel al marido impuesto por el padre, a la sospecha de adulterio, imposible de comprobar, con el hombre que amo antes de ser casada. Afirma Camon que el cuerpo de la esposa cubierto en tafeta (en el "discovery zone" del escenario) y suspendida a punto de tragedia, hace evidente que la apariencia de castidad, la inmovilidad, la invisibilidad y el silencio asignados al rol de la perfecta casada en libros de conducta, como el que escribe Vives a Caterina de Aragon, imposibilitan cualquier posible defensa contra el adulterio, llevando al espectador a repudiar la ejecucion de dona Mencia y a escuchar su silencio para encontrar significado o solucion a la violencia (80, 86-87). La ejecucion en el escenario y el cuerpo suspendido en tafeta materializan la violencia del matrimonio.

El quinto capitulo, "Castigar el deseo ilicito", analiza El perro del hortelano, de Lope de Vega, a partir de algunos aspectos de la interpretacion de AiPek sobre el amor cortes como relacion en la cual se teatraliza el masoquismo ante una bella dama sin piedad a la que se le dirige a posicionarse como sujeto sadico. Sin embargo, el prop del bofeton para limpiar la sangre de converso del secretario y amante masoquista, lo saca del regodeo del placer de los obstaculos que cercan a la mujer como hoyo negro u objeto imposible del deseo. Limpiando a bofeton la sangre del judio converso, quien es desflorado y pare por la nariz, la comedia de Lope escenifica la farsa de limpieza de sangre que construye el concepto homogeneo de nacion y que se funda en la pureza heteronormativa del matrimonio cristiano como union entre Cristo y la Iglesia. Este "fin" de comedia, mediante el matrimonio con un conyuge ilicito, depura el matrimonio de tanta homogeneidad y pureza cristiana.

Con reminiscencias de Peter Stallybrass y Ann Rosalind Jones, en Renaissance Clothing and the Materials of Memory, de Gender Trouble, de Judith Butler, y Renaissance Self-Fashioning, de Stephen Greenblatt, el capitulo sexto, "Mujeres calzadas", analiza Don Gil de las calzas verdes, de Tirso de Molina, como un despliegue de modelos de alta costura que rompen con las leyes suntuarias para "performar" diversos posicionamientos de genero que, camino al altar, alteran todas las convenciones heteronormativas del matrimonio. Si la industria le permite a dona Juana remodelarse como varon en calzas verdes para defender su honor obligando a su amante a cumplir la promesa de matrimonio en un "fin" en el cual vence contra la competencia de la apetecible dote de su rival, dona Ines, cada paso hacia el altar va escenificando imaginarios posibles que rompen el patron del matrimonio y sujeto heterosexual. El "fin" no cierra, con la tela de las cortinas, los juegos de vestuario y de genero que permiten el enamoramiento, tanto de dona Ines como de dona Clara, de la dona Juana en disfraz de don Gil de las calzas verdes, o el matrimonio entre dos sujetos vestidos de varon: don Martin, disfrazado de Gil de Albornoz, y dona Juana, vestida de don Gil de las calzas verdes.

En la "Coda" o "Las sillas musicales del divorcio", el analisis como "Tic, tac, toe" de "El juez de los divorcios", de Miguel de Cervantes, juega con la construccion de imaginarios matrimoniales alternativos que surgen de querellas que buscan lo entonces imposible: el divorcio. Estos sujetos se dirigen ante el juez para querellarse por la impotencia de un vejete; un soldado que no es hombre sino un leno; uno que dijo ser medico de pulso y amanecio cirujano que hace ligaduras y es en extremo celoso; y una tercera mujer, Aldonza, de reminiscencia quijotesca, quien no comparece ante el juez, y de quien el marido se quiere divorciar por ser, no el ideal u objeto inalcanzable del deseo, sino igual de mala que todas las demas mujeres. Como apunta Carrion, fuera de adelantar la necesidad del divorcio, este entremes revela juguetonamente deseos que no apuntan hacia el proposito que el derecho civil y canonico asignaba al matrimonio: la procreacion.

Subject Stages ... despliega una pasarela de sujetos que se visten y desvisten, para dar rienda suelta a modelos exclusivos de sujetos que rompen los moldes en serie del matrimonio escritos en las tablas de la ley civil y canonica, resistiendose a cerrar con el "fin" de la representacion, al caer el manto de las cortinas sobre el escenario.

Carmen R. Rabell

Universidad de Puerto Rico

Recinto de Rio Piedras
COPYRIGHT 2014 Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rabell, Carmen R.
Publication:Revista de Estudios Hispanicos
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 1, 2014
Words:2554
Previous Article:Angel Antonio Ruiz Laboy, El tiempo de los escarabajos.
Next Article:Publicaciones recibidas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters