Printer Friendly

Carne de Dios: Homero Aridjis.

Los hongos alucinogenos son llamados "Carne de Dios" cuando se comen para adquirir sabiduria y desarrollar el poder de curar enfermedades. En Huautla, Oaxaca, los mazatecos, tarahumaras, huicholes, los consumen en practicas de iniciacion al extasis para obtener el conocimiento espiritual entre el universo y el ser humano. Homero Aridjis en su libro Carne de Dios (Alfaguara, 2015, 223 pp.) nos cuenta que la poeta de tradicion oral, Maria Sabina, es una visionaria del siglo XX que repercute en el mundo de la antropologia y de la literatura. Ademas, el autor presenta a Sabina como una mujer enigmatica, en cuanto que la describe en terminos oscuros: "para salir a la calle se envolvia en un rebozo suficientemente ancho como para acomodar a un nino de crianza o para cargar los hongos recolectados bajo la luna tierna". Y tambien la presenta como una mujer que todos conocen en Huautla, Oaxaca, de oidas, pero que son muy pocas las oportunidades para verla y recibir un contacto espiritual a traves de los hongos alucinogenos que provocan una experiencia de trascendencia en el aspecto terrenal, espiritual. Y nos cuenta que la fama de Maria Sabina de poeta y sabia empieza en el ano de 1957 y se extiende hasta Estados Unidos, y como consecuencia llegan al poblado de Huautla antropologos, etnobotanicos, y protagonistas de la contracultura de los anos sesenta: John Lennon, los beatniks Jack Kerouac, Allen Ginsberg, William S. Burroughs, Philip Lamantia. Jodos personajes miticos marcados por la predileccion por lo grotesco y la descripcion de la marginalidad, asi podemos ver a William S. Burroughs perdido entre las drogas sinteticas y las aberraciones homosexuales con ninos de Huautla, que aprendieron a vender su cuerpo por unos dolares y a una Sabina escurridiza, casi casi fantasma para los gringos que ansiaban formar parte de un rito que "parecia suceder no solo en el espacio, sino en el pasado remoto". Y el autor de Carne de Dios, tambien nos cuenta que a traves del consumo de los hongos, Maria Sabina, en los delirios, su memoria empieza a inventar recuerdos para justificar su presente que se vuelve incierto porque no sabe por que recuerda lo que nunca ha vivido. Y cree fervientemente que ha vivido otras vidas, una especie de reencarnacion, que se vuelve muy atractiva para la fantasia y la busqueda de lo sagrado. Se convence que ella es una sacerdotisa de los teonanacatl, los hongos alucinantes, porque llegaron a su vida sin buscarlos, simplemente los comio para "quitarse el hambre", y descubrio tambien "que se quitaba el frio". En torno a la vida de Maria Sabina, ya conocida como sacerdotisa de los teonanacatl, surgen historias entrelazadas de personajes ficticios y reales que cimbran al lector por el drama y el humor negro de la narrativa de Homero Aridjis. Y al final podemos leer: "Asi que la ultima vez que la vi, Maria Sabina parecia una criatura tan inerme y tan leve que andando iba a emprender el vuelo. Lo emprendio en 1985. Descanse en paz con sus 'ninos santos', los hongos alucinantes, con los cuales ella volo e hizo volar a otros. Sus cantos de iniciacion al extasis, su herencia, su legado".

La Cultura en Mexico Director: Ignacio Solares Jefe de redaccion: Jose Gordon Coordinacion: Ricardo Munoz Munguia Correspondencia: laculturaenmexico@yahoo.com.nix No. 3319 22 de enero de 2017

COPYRIGHT 2017 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Albores Tellez, Jaime Luis
Publication:Siempre!
Article Type:Resena de libro
Date:Jan 22, 2017
Words:605
Previous Article:La nueva era.
Next Article:Omar Fayad compromete un gobierno digital ante notarios hidalguenses.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters