Printer Friendly

Carmen Resino y Sabina Berman: dialogos sobre la inquisicion espanola.

Carmen Resino and Sabina Berman: Dialogues on the Spanish Inquisition

El tema de la Inquisicion ha sido, por antonomasia, un invitado especial en el ambito de la pintura y la literatura, en donde ha fundado toda una leyenda en la que sobresalen las arbitrariedades de la institucion, su extrema perversion y los infinitos y a cual mas horrorosos metodos para "confesar" a quienes se sospechaba de herejes, judios, marranos y moros. En casi todas las historias sobre la Inquisicion, pareciera ser que es imposible ser algo mas que una victima, que la Inquisicion es una especie de destino implacable. Podemos verlo por ejemplo en El santo oficio (Peregrinacion a la fuente de San Isidro) y Auto de fe de la Inquisicion, de Goya. En el primer caso, el Inquisidor contrasta con los personajes grotescos que asemejan a monjas y brujas, no solo porque esta en un primer plano, sino porque pareciera ser que sus victimas no tienen otra opcion mas que seguirlo. Y ni que decir de Auto de fe de la Inquisicion, en donde todo el primer plano esta acaparado por dominicos, franciscanos y por supuesto, el Inquisidor, que se encuentra en el centro de la escena, con su cruz al pecho y en una actitud de desprecio hacia los pecadores herejes. Las victimas no tienen ninguna posibilidad de escape, de hacer nada en contra de este sino terrible, en donde el ambiente sombrio, desequilibrado, el miedo y el horror prevalecen.

En lo que toca a la narrativa en prosa, la situacion no cambia mucho, principalmente porque lo que garantiza un best seller es sin duda escribir sobre las atrocidades propias de la Inquisicion, sobre todo de la espanola, como parte de la campana de la leyenda negra, y ya desde el siglo XVII habia suficiente tela de la que cortar, como para alimentar la imaginacion de escritores antihispanicos. En el siglo XVIII, empapados por las rabiosas acusaciones de los ilustrados franceses, encontramos varias obras en las que la Inquisicion protagoniza esa fuerza bestial e inmoral contra la cual nada puede hacerse, y El monje de Matthew Lewis (1775-1818) es una de ellas. Pero aqui, de hecho todo lo relacionado con la iglesia espanola es terrible y el autor no pierde la oportunidad de hablarnos de corrupcion, secuestro, violacion y asesinato perpetrados por un monje espanol de nombre Ambrosio, quien finalmente es juzgado por la Inquisicion. Lewis nos detalla con gran precision los horrores de las torturas de las que es victima el igualmente horrible monje. De acuerdo con esta novela, todo lo negativo achacable a la Iglesia catolica se resume en la Inquisicion, un poder contra el cual nadie ni nada se salva. La presencia de autoras femeninas no espanolas en el ambito de la narrativa "inquisitorial," por llamarla de alguna manera, no es mayoritaria, por supuesto, pero podemos encontrar algunas autoras "goticas" que incorporan los horrores de la Inquisicion, como Anne Radcliffe (1764-1823), autora de El italiano (1797), o Grace Aguilar, escritora inglesa de origen sefardita, autora de La martir (1850). En esta novela, la protagonista Marie es victima de un juicio convocado por el gran tribunal de una sociedad secreta, increiblemente similar a la Inquisicion. Pero la obra es importante porque es la primera que trata el tema desde la perspectiva judia. En la primera mitad del siglo XIX, segun apunta Daniel Munoz Sempere, se desarrolla en Espana una literatura contraria al Santo Oficio, influida claramente por las ideas ilustradas, y se continua alimentando el mito, siempre con un fin ulterior, muchas veces politico (Munoz 1-2). Es tal la relacion entre historia, literatura y mito que en la opinion de Edward Peters, es casi imposible desasociar lo historico de lo mitico en lo que concierne a la Inquisicion, "Myth stubbornly haunts the assertions of history, and history continuously challenges the veracity of myth. From the sixteenth century to the present the western tradition has consisted of both, with myth continuing to shape conceptualization and belief and an autonomous discipline of history asserting to which myth should lose its legitimacy" (Peters 263).

En el ambito teatral podemos decir que ha sucedido lo mismo que en el de la narrativa, aunque probablemente de un modo menos popular. La inherente y casi esencial naturaleza oprobiosa propia de la Inquisicion ha servido tambien a propositos dramaticos, como podemos verlo en Dialogos de la herejia de Agustin Gomez, El Inquisidor de Francisco Ruiz Ramon o Humo de beleno de Maribel Lazaro, solo por mencionar a algunos. Al igual que en la prosa, el teatro reproduce fielmente la dicotomia casi necesaria en torno a la presencia de la Inquisicion. Es por ello que en el caso de las obras que nos ocupan, resulta muy interesante descubrir que, sin negar la esencia controladora y perversa de la Inquisicion, tanto la espanola Carmen Resino en Bajo sospecha, como la mexicana Sabina Berman en En el nombre de Dios intentan alejarse de la consabida maldad inquisitorial y para variar, profundizan en las posibles o reales victimas para ofrecernos una vision mucho mas humana, alejada del maniqueismo tipico de las leyendas, en la que como lectores/espectadores, podremos decidir hasta que punto es posible escapar o al menos resistirse a los sinos totalitarios y dominadores.

Bajo sospecha (Tiempo de gracia), de Carmen Resino (1941), es un drama comico inspirado en la Espana barroca del siglo XVII, en donde los personajes se ven en peligro de ser juzgados y condenados por el Santo Oficio. Y sin embargo, la autora inteligentemente nos advierte, despues de presentarnos a los personajes:

Que nadie busque en mi obra precisiones de tiempo, lugar o vestimenta. Tampoco exactitudes en los tratamientos o usos del lenguaje. Si la investigacion historica o la adecuacion a un momento determinado hubieran prevalecido en mi, habria hecho posiblemente otra cosa de lo que he pretendido. Me he remitido a unos datos y referencias, eso si, y he jugado con un tiempo pasado, pero mi obra puede ser cualquier cosa, menos una obra historica. (29)

Por su parte Sabina Berman (1955), al otro lado del Atlantico, escribe Herejia en 1985, con sus consecuentes reescrituras en 1992 y 2002, para las cuales escoge el titulo de En el nombre de Dios. (1) Se trata de una tragedia inspirada en la historia de una familia criptojudia del siglo XVI, los Carvajal, cristianos nuevos que logran obtener un permiso especial para conquistar tierras en el norte-este de la Nueva Espana, en donde Luis de Carvajal y de la Cueva fundo el Nuevo Reino de Leon, asi como la ciudad de Monterrey. Luis de Carvajal y de la Cueva logra un poder economico y politico lo suficientemente importante para que la Inquisicion haga caso de los rumores que rodean a algunos miembros de su familia, de seguir practicas judaizantes. Aparentemente, algunos de los miembros de la familia Carvajal continuaron practicando secretamente su antigua religion, por lo que el Tribunal del Santo Oficio los juzga culpables. Luis de Carvajal muere en la prision debido a las torturas recibidas y su familia es ejecutada en un auto de fe que se celebro en Ciudad de Mexico el 8 de diciembre de 1596, de acuerdo con la Jewish Encyclopedia.

En Bajo sospecha, la trama nos presenta la historia de unos personajes que comparten un viejo y abandonado convento, en alguna parte de la Espana del Siglo de Oro, y de como logran sobrevivir a una visita de la Inquisicion. Toda la historia sucede en un pequeno refectorio "de aspecto desmantelado, como si el convento hubiera sido abandonado o transformado en algo que ni es religioso ni claramente laico" (Resino 31). Fray Filipo es el responsable de cuidar y administrar el convento, lo que hace a pesar de Fray Bartolome, que es el prior del convento, para quien Fray Filipo sirve. Fray Bartolome tiene como invitado a Don Alvaro, un aristocrata venido a menos que se resiste a aceptar su pobreza viviendo de la riqueza de otros, asi como a dos mujeres, la sirvienta Maria que es ademas la amante del insaciable Don Alvaro, y Anunziatta, una prostituta/comica, que es la amante de Fray Bartolome. El sexto personaje de esta obra es Angelillo, un mozo muy joven (su edad no esta especificada en la obra pero facilmente podemos detectar que se trata de un adolescente), homosexual, cuya pareja sexual es Fray Filipo. Los interminables reproches de Fray Filipo nos dicen que todos han vivido a lo grande, de vender las riquezas que tenia el convento (cuadros, cristaleria, lamparas, el oro del altar de la capilla), asi como de las limosnas que los piadosos dejan despues de las misas que celebra Fray Bartolome. El ambiente al cual el lector/espectador se enfrenta en el primer acto es uno de excesos y desverguenza, de extrema mundanidad y una clara pasion por disfrutar de los placeres de la carne, sobre todo si se hace a costillas de los demas. En esta historia nadie esconde nada, excepto Fray Filipo, quien intenta guardar con celo las pocas provisiones que aun quedan, resguardandolas de la gula de Don Alvaro. Asimismo, el buen fraile esconde tambien, aunque con poco exito, su relacion sentimental y sexual con Angelillo. En el primer acto vemos como todos los personajes parecen vivir en un ambiente de libertad extrema para hacer y decir lo que les viene en gana, situacion que por supuesto choca con la idea que se tiene de la vida en un convento, sobre todo en la epoca inquisitorial. El cuestionamiento ironico de la hipocresia y el cinismo de los personajes del clerigo y de la nobleza esta a cargo de Maria, la sirvienta del convento, que por ser amante de Don Alvaro lucha por tener una mejor posicion en el grupo. La relacion entre las dos mujeres de la historia es mala y me atreveria a decir que incluso estereotipada: ambas se odian y se envidian, probablemente porque Anunziatta siente que tiene un mejor partido que Maria. Ambas mujeres desprecian a Angelillo por homosexual, lo que no deja de ser interesante.

El espectador/lector no puede dejar de notar la importancia de las contradicciones en la primera parte de esta historia, lo que sin duda ayuda a abrir nuestra mente a la posibilidad de que no todo lo que luce es oro. Los dobles sentidos que desde el inicio definen los dialogos, asi como las alusiones claramente sexuales que se intercambian entre las mujeres y sus parejas no nos permiten errar. Esta claro que protegidos por las paredes de un convento que habla de espiritualidad, oracion y sacrificio, sus habitantes se dedican a vivir una vida casi orgiastica y estan felices de hacerlo. Su unica preocupacion real es que hacer para seguir teniendo la riqueza necesaria para continuar con un tren de vida disipado y deshonesto. Sin embargo, el conflicto se introduce al final de primer acto, cuando Angelillo aparece por primera vez llevando las ropas y joyas que Anunziatta tan desesperadamente esta buscando, como si se tratase de un travesti, para informar de la inminente llegada de dos familiares (2) del Santo Oficio, quienes vienen a pedir cuentas del status del convento. Ante la noticia, todos los habitantes del convento entran en panico, excepto Fray Bartolome, el prior del convento y el eclesiastico con mayor jerarquia, quien inmediatamente toma las riendas del caso y planea la estrategia para recibir exitosamente a los enviados de la Inquisicion y salvarse de un seguro y terrible castigo:

FRAY BARTOLOME.--!Vamos! ?Que haceis ahi parados? !Hay que prepararse para recibir a esos familiares como se merecen! El convento de los mas encanallados corruptos abre sus puertas al Santo Tribunal, y dejara caer sobre sus rigores el refrescante y tentador cuerno de la abundancia! (65)

Las razones que Fray Bartolome ofrece a sus incredulos companeros de excesos resultan refrescantes y translucen una inteligencia clara: hay que hacer complices a los familiares, quienes de hecho lo que estan buscando es riqueza, no santidad, y en lugar de ocultar las cosas, que es lo que los visitantes del Santo Oficio estan esperando, hay que "ser temerarios hasta la locura, y sobre todo, prodigos," ya que los que los familiares estan esperando encontrar son personas asustadizas, temerosas de que algun pecado cometido los inculpe de alguna manera, "pero no estan acostumbrados a los temerarios." Asimismo y como el ultimo recurso para salvar el pellejo, no solo diran la mas descarada verdad, sino que despues se acogeran al Edicto de Gracia, segun el cual los pecadores que libremente aceptan sus pecados, pueden recibir el perdon:

FRAY FILIPO.--(A ANUNZIATTA y quitandole a FRAY BARTOLOME la palabra.) Tiempo atras, cuando un Tribunal del Santo Oficio llegaba a un lugar, lo primero que hacia era convocar un Edicto de Gracia al que los pecadores pudieran acogerse, siempre y cuando confesaran sus culpas. (61)

Por supuesto, los planes de Fray Bartolome tienen un exito apabullante y esperado, pero lo importante del segundo y ultimo acto no es el final feliz, sino todas las implicaciones que se derivan de una institucion que intentaba controlarlo todo y de las estrategias que la sociedad, o al menos algunos de sus miembros, encontraron para resistirse a ese control. Los familiares no solo se niegan a creer las culpas que cada uno de sus huespedes confiesa, sino que ciegos por la riqueza que imaginan y por una nobleza que todos aparentan, lo que esos burocratas persiguen es la posibilidad de irse con la mayor ganancia posible. Sin ningun signo de verguenza beben y comen las delicias que sus huespedes les tienen preparadas, tienen sexo con sus mujeres y se llevan una parte del oro que Fray Filipo tiene escondido detras del cuadro que engalana el refectorio. La ultima sentencia de Fray Bartolome sintetiza la tesis de la obra:

FRAY BARTOLOME.--(Que ha permanecido en todo momento tranquilo.) !Que equivocados estais y que poco conoceis el mundo! La santidad, por mucho que se empene la Iglesia y los tribunales eclesiasticos, no es moneda de uso en los tiempos que corren. !Pagar en oro, y olvidaros de la santidad! [...]

!No somos ni seremos objeto de sospecha en este mundo ciego, pese a estar escupiendo a los ojos de todos! !Dije la verdad y nadie quiso oirla! (Sujetando a ANGELILLO que parece dispuesto a desmoronarse.) Angelillo, bebe (Le ayuda a empinar la copa), y olvidate de tus temores. (107-110).

La transformacion de la que somos testigos como espectadores/lectores es sorprendente; aquel grupo de individuos insolidarios que continuamente se atacaban en el primer acto, aunque fuera a traves del insulto y la burla, en el segundo acto se vuelve un grupo unido contra la posibilidad de morir en manos de la Inquisicion. La solidaridad aparece como un elemento estrategico y eficaz de resistencia, pero sobre todo prueba ser una actitud mucho mas interesante que la individualidad egoista que cada uno de los miembros de esta historia presentaba al inicio. Todos los personajes de esta historia sabian a la perfeccion de las posibles consecuencias de actuar desmedidamente, pero esas nefarias consecuencias no les impidieron vivir como mejor podian. En el segundo acto encontramos tambien un intento de desmitificacion de la Inquisicion, al enfrentarnos con una institucion claramente politica y mundana, mucho mas preocupada por los bienes terrenales y por su gozo, que por la bondad, la salvacion del alma y la posibilidad de una vida eterna. Y como toda institucion politica, es susceptible de ser comprada y corrompida.

Desde el punto de vista literario, la transformacion se da a partir de un ejercicio metateatral singular, en el que los personajes se actuan a si mismos, o a lo que aspiran a ser. Todo el segundo acto es, como apunta Robert L. Nicholas en la introduccion a la obra, "puro teatro; en el, los habitantes del convento logran ser mucho mas de lo que son en el primer acto" (Nicholas 16). Como ya hemos mencionado antes, la obra tambien nos ofrece reminiscencias del quehacer picaresco, ya que trata temas muy serios con humor, sobre todo en el segundo acto en el que, como senala Nicholas, "los familiares comen a veces gracias a la muerte ajena, como el clerigo en Lazarillo de Tormes" (17). Pero lo picaresco se revela sobre todo en la actitud inmoral y cinica con la que todos los personajes de la historia enfrentan la vida, sin tomarla muy en serio y sobre todo, tratando de medrar, de mejorar, de tener una mejor vida con el menor esfuerzo posible. Por otro lado, la insistencia en la apariencia, en la simulacion como esencia de vida, sin duda ayuda a darle a la historia el aire barroco que exuda, amen de que por supuesto podria remitirnos a alguna influencia quijotesca.

En el nombre de Dios la mayoria de los personajes fueron tomados de una familia que realmente existio, lo que de entrada le inyecta una fuerza diferente a la obra: sabemos que en la vida real si hubo un Don Luis de Carvajal y de la Cueva que fue torturado y procesado por la Inquisicion en la Nueva Espana, al igual que muchos miembros de su familia, por lo que la posibilidad de escapar a los efectos de la leyenda negra se contempla mas dificil. Y sin embargo, Berman esta resuelta a minimizar a toda costa el halo brutal que emana el Santo Oficio, para darle espacio a los personajes y sus vidas. La historia empieza cuando Don Luis el Viejo esta presentando su caso frente al Tribunal de la Santa Inquisicion en la Ciudad de Mexico: el no es judio ni marrano, nunca lo ha sido y ha sido enganado por su hermana y su familia, quienes han viajado con el a la Nueva Espana y han gozado de sus victorias como colonizador, jurando ser catolicos aunque en realidad siguen practicando y creyendo en la religion judia. A lo largo de la historia descubrimos que Don Luis es catolico porque eso es lo que se debe ser si se es espanol en la epoca de Felipe II y se quiere ser un hombre de exito. Ser catolico responde a una cuestion meramente pragmatica en la medida que le permite al hijo de conversos controlar su propia vida e intereses, o al menos intentarlo, pero no implica ningun tipo de celo religioso.

Contrariamente a Don Luis el Viejo, el resto de los familiares que viajan con el son muy religiosos o al menos aparentan aceptar que la religion catolica forma parte de su identidad: publicamente asisten a todas las misas y fiestas religiosas, rezan y se persignan. Incluso uno de los sobrinos de Don Luis el Viejo, el primogenito de su hermana, es un fraile dominico que trabaja con los indios en Jojutla (esto deberia funcionar como una prueba fehaciente de su catolicismo). Sin embargo, las mujeres no tienen esclavos ni sirvientes, y en privado rezan, leen la biblia judia y reproducen los rituales judaicos como el Sabbath. Los hombres estan circuncidados y participan de los rituales judaicos con las mujeres de la familia, a espaldas del patriarca.

Es claro que Berman no puede alterar los hechos historicos que han inspirado su fabula, pero si puede decidir que modalidad dramatica escoger para hablar de la fuerza de la Inquisicion. El zapateo (que inmediatamente nos hace pensar en otro grupo minoritario que tambien ha sufrido persecuciones, a saber los Roma) se convierte en el lenguaje con el cual Berman habla de la violencia y la tortura inquisitoriales, acompanado a veces por el sonido de latigazos. Esta estrategia dramatica nos permite sentir pero no ver el horror y este recurso acompanara todas las escenas en las que alguno de los personajes esta frente al tribunal inquisitorial; asimismo, le anade a toda la historia un toque pagano/gitano que resulta muy interesante en terminos narrativos, porque no distrae nuestra atencion de lo importante: la vida y las acciones de los personajes de esta historia.

Felipe Nunez es un personaje clave en esta historia porque desde el principio esta muy cerca de Don Luis el Viejo, a quien quiere como un padre y en el fondo, espera que Don Luis, que no tiene hijos, le herede su titulo y su poder.

FELIPE NUNEZ: Desde mis diez anos ... desde mis diez anos cuando quedandome huerfano entre al servicio de Don Luis. Cuanto se y poseo a el se lo debo. Y nada ilicito se ni poseo. Estuve con el en las malas y luego en las buenas.

Cuando era nadie y cuando se le llamo heroe y su rango de alcalde de Tampico nos permitio ciertos lujos.

[***]

DON LUIS: Y pedirle colonos [al rey] para poblar este reino.

FELIPE NUNEZ: Claro.

DON LUIS: Gente mia. Que se deba a mi. Y que se me otorgue el titulo con caracter de vitalicio. Y hereditario. Que pueda yo nombrar a un hijo. o a falta de hijo, a una persona de mi sangre, como sucesor. Porque la joda que sera pacificar este nido de chichimecas no me la pagan ni con jauja por el resto de mis dias.

Felipe gira el rostro como si le hubieran abofeteado.

FELIPE NUNEZ (al publico): Tenia que ser. A una persona de su sangre. (333-34)

Sin embargo, eso no sucede ya que Don Luis decide dejarle todo al segundo hijo de su hermana Dona Francisca, Don Luis el Mozo. Hay sin duda desilusion pero la lealtad de Felipe hacia Don Luis el Viejo es fuerte y se pone a prueba cuando un abogado de la Inquisicion intenta sobornarlo para que inculpe a Don Luis el Viejo, a lo que Felipe se niega.

ABOGADO: Ah, bueno, ya encontramos nuestro idioma Felipe: hablamos de riqueza y titulos: de ganancia propia.

FELIPE NUNEZ: Dejeme contarle algo, senor abogado. Yo era un huerfano lleno de piojos cuando Don Luis me tomo de criado. Veinte anos despues, tengo una hacienda, una mujer y un hijo recien nacido. Un hijo que come diario y huele a jabon. Cuando abro los ojos cada manana, de eso me acuerdo, eso veo. (357)

Cuando finalmente Don Luis tiene toda la evidencia de que su familia lo ha enganado y ha puesto en riesgo su vida y su riqueza, es con Felipe con quien habla y al que le pide que traiga de regreso a Luis el Mozo, para confrontarlo en cuanto a su catolicismo y, de ser culpable tambien, ir a denunciarlos ante la Inquisicion. Pero no sera Don Luis el que tome esta decision, sino el propio Felipe, quien movido por su lealtad hacia el patriarca y por una ingenuidad un poco absurda, hace un pacto con el Tribunal del Santo Oficio, para "proteger" a su amigo. Por supuesto, el pacto no se respeta y todos terminan en los calabozos, incluyendo Luis el Viejo, quien ya ha pasado por una sesion de tortura cuando Felipe lo visita en su celda y le da la daga que siempre esconde entre sus ropas, para que se suicide.

En el nombre de Dios es una obra que nos habla de deslealtades y enganos familiares, que finalmente le cuestan la vida a un hombre justo, e inocente de lo que se le acusa. Nos habla de gratitud y lealtad, personificada en Felipe Nunez, quien a pesar de saber que nunca podra formar parte de la familia de su amigo Luis, lo apoya incondicionalmente. Es tambien una historia que nos invita a reflexionar sobre los fundamentalismos que inevitablemente se asocian con el mundo religioso, fundamentalismos que presuponen discriminacion e intolerancia, tanto por parte de catolicos como por parte de judios, como podemos verlo en Isabel, la sobrina de Luis el Viejo, quien nunca aceptara casarse con Felipe Nunez, porque el no es como ellos. Es interesante que Berman nos plantee su propuesta de tolerancia precisamente a traves de Felipe Nunez, posiblemente el unico personaje que no es historicamente verdadero:

FELIPE NUNEZ: Le digo que: vea a los ingleses: dejan a sus colonos rezar como les venga en gana, en latin, en hebreo, con curas, sin curas, saltando, muy quietos; mientras enriquezcan al reino, los dejan. Igual que dejan a sus piratas robar a los espanoles, y luego les dan titulos de nobleza como premios. (357)

Una vez mas la importancia de lo economico sale a relucir en una historia de la Inquisicion, lo que sin duda abre un espacio para otro tipo de reflexiones. La familia de Luis de Carvajal era una familia con muchas riquezas, basicamente producto del comercio y de haber conquistado para la corona espanola tierras que ni siquiera aparecian en los mapas de aquella epoca. La posibilidad de quitarles toda la riqueza fue, aparentemente, una de las causas mas importantes de su persecucion, como tambien lo fue en otras persecuciones anteriores en Espana. La riqueza material y el poder que de ella se deriva son dos aspectos que sin duda definen a Luis el Viejo, y no la religion que profese, como le replica a su sobrina Isabel:

DON LUIS: Naci humano. Hasta ahi se de cierto. Lo demas me lo adjudicaron otros. Naci como cualquiera, con manos y pies y deseos de engrandecerme. Y si para que me lo permitan he de rezarle a Jesus, a Jesus le rezo y si el diablo fuera el dios que los gobiernos ordenaran, le rezaba al diablo. Al final, en mis actos soy generoso y valiente y esta vida es la que conozco y me importa. ?O no he sido generoso, Isabel?

DONA ISABEL: Pero su alma, tio. Dese cuenta de que usted no reza ni a Dios ni al Diablo, porque perdio su alma.

[?**]

DON LUIS: Despierta, Isabel. No hay salida para un judio. Desde que fue corrido de Jerusalen la antigua, un judio no tiene un lugar que llamar Patria, ni rey que lo proteja, ni un Dios que baje la mano y diga: "Este es mi hijo." Ser judio es una terquedad muy arida. Es ser extranjero en todo sitio, si no enemigo de todos, como sucede en estos tiempos.

Vemos entonces que el personaje central de esta historia se nos revela como un hombre mas pragmatico que religioso, acostumbrado a trabajar y luchar por lo que quiere. Ironicamente, los judios en esta historia mas que victimas inocentes, representan la causa de la muerte del protagonista, lo que sin duda resulta novedoso. Los Carvajal han enganado a su patriarca y lo han llevado a las puertas de la muerte. Sin disminuir un apice la brutalidad propia del Santo Oficio como institucion represora, Berman se atreve a cuestionar otro mito, tan fuerte como el de la leyenda negra: la incuestionable victimizacion de los judios en la Historia. El papel que la faccion judia de la familia Carvajal ha jugado en esta tragedia es evidente; todos ellos estan conscientes de que para poder gozar de una vida llena de privilegios sin renunciar a su fanatismo religioso, tienen que enganar a Don Luis el Viejo. Don Luis el Mozo incluso acepta cambiar su apellido al de su tio, porque eso le permitira heredar el poder y la riqueza a la que esta acostumbrado.

Para concluir, es claro que tanto Resino como Berman pretenden alejar nuestra mirada del que sin duda hubiera podido ser el personaje principal de sus historias, para concentrarlas en las personas de carne y hueso, en sus deseos y decisiones y en las posibilidades que cada una de ellas puede tener de escribir su propio destino. En Bajo sospecha, el gran conocimiento que Fray Bartolome tiene de la condicion humana en general y de la Inquisicion en particular le permite elaborar un plan que los salva de un final terrible; en En el nombre de Dios, la ambicion por tenerlo todo y la hipocresia ciegan a la familia de Don Luis el Viejo y determinan su muerte en un proceso inquisitorial.

Rossana Fialdini Zambrano

Kansas State University

NOTAS

(1) La version sobre la que se basa este analisis es En el nombre de Dios que aparece en Puro teatro de 2002.

(2) Los familiares segun la RAE fueron ministros del antiguo Tribunal eclesiastico de la Inquisicion, cuya funcion era asistir a las prisiones y realizar otros encargos.

BIBLIOGRAFIA CITADA

BERMAN, Sabina. "En el nombre de Dios." En Puro teatro. Mexico: 2004. 327-382. De Carbajal y Cueva, Luis. http://jewishencydopedia.com/artides/4015-carabajal Nov. 28, 2014.

MUNOZ SEMPERE, Daniel. La Inquisicion espanola como tema literario. Politica, historia y ficcion en la crisis del antiguo regimen. Woodbridge: Tamesis, 2008.

PETERS, Edward. Inquisition. New York: The Free Press, 1988. RESINO, Carmen. Bajo sospecha (Tiempo de Gracia). Murcia: Servicio de Publicaciones, Universidad, 1995.
COPYRIGHT 2015 Universitas Castellae
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Resino, Carmen, dramaturga y escritora espanola; Berman, Sabina, escritora y periodista mexicana
Author:Fialdini Zambrano, Rossana
Publication:Hecho Teatral
Article Type:Ensayo critico
Date:Jan 1, 2015
Words:5079
Previous Article:No hay nada de salvaje desnudez." Pardo Bazan y La Malinche (esbozo de un drama).
Next Article:Maternidad y patria en Eva y Victoria: comedia patriotica en tres actos de Monica Ottino.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters