Printer Friendly

Carceleras encarceladas. La depuracion franquista de las funcionarias de Prisiones de la Segunda Republica.

Jailed jailers. Pro-franco purge of women prison officers from the Second Republic

1. Las primeras funcionarias de prisiones El 11 de mayo de 1932 fueron nombradas oficialmente las treinta y cuatro mujeres que constituyeron la primera seccion femenina del Cuerpo de Prisiones de la historia de Espana, entre jefes y oficiales. Por primera vez se trataba de funcionarias al servicio del Estado, y no monjas--Hijas de la Caridad--que eran las que tradicionalmente hasta entonces se habian venido encargando de la asistencia y vigilancia de las reclusas (1).

La nueva Seccion Auxiliar Femenina del Cuerpo de Prisiones habia sido un proyecto personal de Victoria Kent--primera directora general del referido cuerpo --en el que habia puesto particular empeno, en el marco de un discurso correccionalista mas a tono con las corrientes europeas en boga. Que Victoria hubiera sido discipula de su mas destacado representante, el abogado socialista Luis Jimenez de Asua, no era pues una casualidad: la influencia del profesor se traslucia en el impulso reformador de la abogaba penalista, que ya en 1924 se habia doctorado con una tesis sobre <<La Reforma de las Prisiones>>. La llegada de la Segunda Republica parecia haber creado las condiciones ambientales necesarias para la implantacion de un sistema penitenciario moderno, y para ello tanto o mas necesaria que la reforma de leyes y reglamentos era la de las carceles y su personal, <<con presidios anacronicos y empleados ayunos de vocacion y de formacion >> (2).

En el pensamiento de Victoria Kent, el correccionalismo se anudaba estrechamente con un acendrado humanismo fruto de su formacion institucionista. Pedagogia frente a castigo y caracter educador y reformador, que no aflictivo, de la pena: esos eran los presupuestos de la nueva directora, que solia salpicar sus declaraciones con citas de su otro gran mentor, Manuel Bartolome Cossio, sucesor de Giner de los Rios al frente de la Institucion Libre de Ensenanza:

Vayamos a la carcel como va el maestro a la escuela: con el deseo de volcar nuestro espiritu, con el proposito de despertar las almas, llevando por lema las palabras de Cossio: <<para la educacion del peor, los mejores>>; a ello iremos (3).

Dentro de este tono de preocupacion general por la situacion de los reclusos, la nueva directora general se mostro singularmente sensible a la dramatica situacion de las carceles de mujeres:
      La mujer, en general, delinque poco, pero sufre un castigo mil
   veces mas duro que el hombre. Yo he visto algunas carceles de
   mujeres, y son un espectaculo que llena de horror. (...) Tratare, lo
   primero, de arreglar las carceles de mujeres, no por ser mujeres,
   sino por ser mas urgente (4).


No es por ello extrano que una de sus prioridades fuera la de la creacion de un cuerpo especializado que sustituyera a las ordenes religiosas femeninas no solo en la vigilancia de las presas sino, sobre todo, en su instruccion y reeducacion. A dicha tarea se dedico con el mismo empeno con que proyecto una Carcel Moderna y modelica de mujeres en Madrid--sustituyendo a la antigua prision de la calle Quinones, regida por las Hijas de la Caridad--que seria finalmente inaugurada en 1933: la prision de Ventas. Las treinta y cuatro plazas ofertadas-cinco de jefes de servicio y veintinueve de auxiliares--tenian como destino la Prision Central de Alcala de Henares, el Reformatorio de mujeres de Segovia y las prisiones provinciales de mujeres de Madrid, Barcelona y Valencia. El procedimiento de ingreso decidido fue el de concurso publico, abierto a mujeres de entre veintisiete y cuarenta y cinco anos, siendo preferidas las que presentasen algun titulo facultativo o acreditasen el conocimiento de <<algun oficio de especial aplicacion a las actividades de la mujer>> (5).

Eran mujeres de clase media, cultas, bien cualificadas: las mejores para la educacion de las peores, parafraseando a Cossio. Aurea Rubio Villanueva, que figuraba en la lista de aprobadas con el numero doce, era maestra superior, con titulo de matrona y certificado de puericultora (6). Julia Trigo Seco, hija del famoso escritor Felipe Trigo, de profesion odontologa, consiguio el numero dos en la lista de aprobadas a jefes de servicio (7). Y Dolores Freixa Batlle, por citar unos pocos ejemplos, habia figurado en la lista de profesoras del famoso Instituto-Escuela de la calle Pinar, emblema fisico y simbolico del discurso institucionista (8).

Las aspirantes al concurso convocado el 26 de octubre de 1931 (9) que no aportaron ningun titulo hubieron de someterse a un examen de cultura general. Una vez admitidas, todas ellas realizaron un <<cursillo especial de conocimientos penitenciarios >> en los locales de la Escuela de Criminologia, en la Prision Celular de Madrid, que dio comienzo el 14 de enero de 1932, a cargo de un grupo de profesores encabezados por el propio Jimenez de Asua (10). Antes del comienzo del cursillo, las solicitantes realizaron una prueba escrita sobre <<cuestiones de indole penal y pedagogica>> (11). Los temas a desarrollar--<<sobre la influencia de la intervencion femenina en el regimen penitenciario>>, <<el trabajo en las prisiones>> o <<Concepcion Arenal. Su obra y trascendencia de la misma en la historia penitenciaria >>--reflejaban de manera bastante precisa las inquietudes que animaban el pensamiento reformador de Victoria Kent (12).

Las practicas del cursillo comenzaron el 11 de abril y se desarrollaron en la prision provincial de Madrid--en el antiguo caseron de la calle Quinones--y en la central de Alcala de Henares (13). El nombramiento de las nuevas funcionarias coincidio con la sorpresiva dimision de la Directora General de Prisiones, anunciada formalmente el 4 de junio, en medio de una fuerte polemica generada por las numerosas fugas de presos politicos y la contestacion a su gestion por parte de la antigua casta de funcionarios y directivos (14). La nueva seccion, sin embargo, ya estaba creada, con sus funcionarias auxiliares--denominadas <<oficiales>> a partir de septiembre (15)--trabajando en las carceles mas arriba mencionadas.

Durante el periodo republicano, y a falta de la documentacion correspondiente, varios libros de memorias de presas politicas de distinta ideologia nos informan de la presencia y labor de estas funcionarias concretamente en la prision madrilena de Quinones, en visperas de la inauguracion de la nueva carcel de Ventas. En las memorias de Dolores Ibarruri, que coincidio con las nuevas funcionarias durante su segundo encarcelamiento en Quinones--entre finales de marzo y primeros de noviembre de 1932--se advierte una relacion ambivalente con las mismas, reflejo de la actitud del Partido Comunista hacia la naciente Republica. Si por un lado las califica de <<pequeno-burguesas>>, no oculta por otra parte que aquellas <<mujeres acostumbradas a ganarse la vida>>, socialistas y republicanas, <<no trataban mal a las reclusas, sobre todo en los primeros tiempos, cuando necesitaban abrirse camino, en sustitucion de las monjas>> (16). Y refiere, por ejemplo, que en ocasion de la sublevacion de Sanjurjo de agosto de 1932, la jefe de servicios Maria Masso ordeno izar la bandera republicana en el patio de la carcel contra la voluntad del director, el monarquico Luis Guzman Palanca (17).

Curiosamente, tambien podemos asomarnos a la carcel de Quinones a traves del testimonio de una presa de ideologia opuesta, con la que La Pasionaria no tuvo pocos enfrentamientos a causa del trato de favor que recibia del director. Dolores menciona a <<dos damas monarquicas>> que dispusieron de un regimen politico diferenciado--al contrario que ocurria con las presas comunistas--al serles asignada una pieza aparte con diversas comodidades. Una de ellas era Carmen Fernandez de Lara, directora de la revista Aspiraciones, encarcelada a la sazon por haber organizado una campana de solidaridad con los encausados del golpe fallido de Sanjurjo. En el libro que publico al poco de ser liberada, senalaba que la destinaron a un cuarto con dos camas--al que se resistia en llamar <<celda>>, dadas sus condiciones de comodidad--que compartia con una companera, tambien de derechas, donde incluso llego a disponer de una maquina de escribir, un privilegio inusitado en el lobrego y vetusto caseron de Quinones. Merced a las atenciones del director, en vez de salir al patio comun--para no mezclarse con las comunistas--salian al transpatio utilizado por <<las senoritas>>, esto es, las funcionarias, descritas con tintes nada sombrios en el relato. Recogiendo las versiones de las presas comunes, la propia autora se veia obligada a reconocer que la sustitucion de las monjas fue un cambio a mejor:
      (...) A los pocos dias las presas se encontraron <<en la gloria>>,
   segun nos refieren. Se abolieron los rezos y las platicas; se abrio
   bastante la mano; se reformo el reglamento y se les permitieron
   muchas cosas que antes ni por pienso se les hubieran permitido
   (18).


Dejando aparte su descreimiento en materia religiosa, no podia menos que admitir que
      Las senoritas encargadas son en general bastante simpaticas;
   amables y complacientes y nada rigidas. A los chiquillos [hijos de
   las presas] les demuestran gran carino y hasta ahora todo va bien
   (...). Conmigo en general son bastante amables, aunque como es logico
   no comparten mis ideas. Somos enemigas politicamente. Ellas son
   radicales, socialistas o republicanas; todo lo contrario que yo; en
   medio de todo eso es logico que sea asi, ya que a la republica le
   deben el puesto; esto demuestra que a lo menos son agra decidas. Yo
   charlo con casi todas; la Directora o Jefe [la jefe de servicios
   (19)] muy educada y agradable; pocas veces hablamos ella y yo de
   politica. ?Para que? Ni ella me va a convencer a mi ni yo a ella
   (...). (20)


Y cerraba el capitulo con una sentencia que, teniendo en perspectiva lo sucedido durante los anos siguientes--apenas una decada--no deja de causar escalofrios:
      El tiempo sera el mejor juez; el, sin duda, dara la razon al que
   la tenga. Y por encima de todas estas ruindades y pasiones, como
   juez supremo y justiciero, esta Dios. El sabra lo que hace de
   nosotros y de Espana, mientras tanto... paciencia (21).


Los acontecimientos posteriores, acelerados con el estallido de la guerra, llegarian a trastornar y dividir tanto al pequeno colectivo de las nuevas funcionarias de Prisiones, que relatos como los de Dolores Ibarruri y Carmen Fernandez de Lara nos sugieren por contraste la imagen de un mundo casi idilico--aunque conflictivo--que desapareceria para siempre.

2. Los trastornos de la guerra

El examen de las fichas y expedientes funcionariales conservados nos informa en primer lugar de la mortandad causada por la guerra en los centros urbanos de la retaguardia y en otros, como Madrid, que constituian en realidad frente de combate. Esa mortandad se cobro tambien su parte en el pequeno colectivo de la Seccion Femenina Auxiliar del Cuerpo de Prisiones, ya que es posible constatar al menos cuatro fallecimientos durante el periodo belico: una de ellas, la jefe de servicios Maria Masso, destinada en Ventas, figuro como <<desaparecida>> con fecha 6 de diciembre de 1936 (22), mientras que el expediente de Isabel Sala, destinada en la prision de mujeres de Valencia, senalaba que fallecio de resultas de un bombardeo en fecha indeterminada (23). Al margen de estas muertes, la polarizacion politica propia del conflicto se reflejo asimismo en el colectivo de funcionarias, toda vez que la mayoria de ellas estuvieron destinadas en ciudades que no cayeron bajo el poder de los sublevados hasta el final de la guerra: Barcelona, Madrid y Valencia, junto con la prision valenciana de Alacuas y la murciana de Cehegin, a donde fueron trasladadas grupos de presas politicas desde la capital.

El colectivo mas numeroso, el de la plantilla de Ventas, hubo de sufrir los dramaticos momentos del golpe militar, la represion republicana del enemigo interior--por utilizar la terminologia militarista al uso--la cercania del frente de combate y el constante asedio de las tropas sublevadas a la capital, que motivaria los diversos traslados de presas y funcionarias. El primero de ellos tuvo lugar una semana despues del golpe--el 24 de julio de 1936--y respondio a la decision de utilizar las instalaciones del edificio de Ventas para encerrar a los presos varones teoricamente desafectos a la Republica. Alli serian hacinados miles de ellos a manera de nefasto precedente de lo que ocurriria despues con las mujeres durante la represion franquista (24). El primer destino de la plantilla y de las reclusas de Ventas fue una prision habilitada en la plaza del Conde de Toreno, detras de la Plaza de Espana, entre la fecha mencionada y el 18 de noviembre de 1936. La fecha del segundo traslado, esta vez al Asilo de San Rafael, obedecio en cambio al peligro que entranaba la cercania al frente de combate tras el comienzo de la fortisima ofensiva del dia 7 de aquel mes.

La oficial Matilde Cantos, socialista, colaboradora de Victoria Kent y miembro del Comite Nacional de Mujeres Antifascistas en 1937, fue quien se hizo cargo como subdirectora y administradora de la carcel de Toreno, manteniendose en el puesto tras el relevo de Vidal de las Pozas por Domingo Sanson como director (25). Los datos de su pertenencia al Comite de Depuracion de Prisiones durante la guerra y su labor como Inspectora la significaron como un firme elemento republicano perseguido posteriormente por el regimen franquista (26). En Toreno debieron de ingresar numerosas mujeres por desafeccion a la Republica, en condiciones sumamente tensas (27): a principios de agosto habian comenzado los bombardeos aereos sobre la capital, y el 22 de ese mismo mes se produjo el asalto e incendio de la Carcel Modelo, donde fueron asesinados unos treinta presos politicos derechistas. Mientras tanto, el avance de las tropas nacionales continuaba imparable: pocos dias despues de la evacuacion del gobierno a Valencia--el 6 de noviembre--el ejercito rebelde penetraba ya en la Ciudad Universitaria.

Segun declararia anos despues la jefe de servicios Julia Trigo en el expediente de depuracion al que la sometieron las autoridades franquistas en abril de 1939, el mismo dia del traslado de Ventas a Toreno--24 de julio de 1936--salvo la vida de su companera, la oficial Maria Irigaray, al sacarla de la carcel de noche en un vehiculo de la Direccion General de Seguridad <<como si fuese una prisionera que tenia que trasladar>>. El peligro derivaba al parecer del ambiente de linchamiento que rodeaba la prision, y que tambien se proyectaria sobre las monjas excarceladas--siempre segun la version de Trigo--que afirmo haberlas defendido y ofrecido apoyo durante todo el mes siguiente que se mantuvo trabajando en Toreno (28). El presunto acoso a Maria Irigaray no podia menos que ponerse en relacion con su condicion de esposa del funcionario Eugenio Vargas, cesado por su reconocida participacion en la sonada fuga del magnate Juan March de la prision reformatorio de Alcala de Henares en 1933 (29). En su declaracion, Julia Trigo afirmaria haber sufrido una <<campana periodistica y mitinesca>> ya desde antes del levantamiento del 18 de julio, en abril de 1936, <<por oficiales de mi misma prision [Ventas], tanto en Prensa Marxista como en la Casa del Pueblo>>. El enfrentamiento con Matilde Cantos debio de estar servido, ya que su nombre figuraba el primero en la relacion de companeras que denuncio en su expediente de depurada (30).

Es muy posible que el cese de Julia Trigo como funcionaria, el 23 de agosto de 1936 (31), tuviera que ver con la actuacion de la socialista Matilde Cantos como superior suya en la carcel de Toreno y delegada del Comite de Depuracion del Cuerpo de Prisiones: el gobierno republicano habia dado comienzo al proceso de depuraciones el 21 de julio, y de manera paralela organos socialistas como Claridad llamaban a formar Comites de Frente Popular en los diversos organismos publicos (32). Sin embargo, su defenestracion no debio de ser nada extremada, toda vez que en febrero de 1938 le fue ofrecido y acepto un cargo al servicio del gobierno en Barcelona, que por cierto le acarrearia no pocos problemas en el expediente de depuracion franquista (33).

Pero la carcel de Toreno fue tambien escenario de actuaciones aun mas destacadas a favor de la causa de los sublevados, o al menos asi se harian valer posteriormente por sus autoras ante las nuevas autoridades franquistas. Es el caso de la maestra--que no oficial--Carmen Castro Cardus, que una vez ocupada Madrid por las tropas nacionales, desempenaria durante algun tiempo el cargo de directora de la prision de Ventas (34). Aprobada la oposicion al Cuerpo de Prisiones en junio de 1935 (35), tomo posesion de su plaza de profesora de Instruccion Primaria en la carcel de Ventas el 12 de ese mismo mes. Un certificado de Felix Schlayer (36) --consul y encargado de negocios de Noruega--fechado el 26 de enero de 1942 e incorporado en fotografia a su expediente, informaba de que estuvo prestando servicios con su mediacion entre el 20 de julio de 1936 y el 27 de julio del ano siguiente, cuando paso a la <<zona nacional>>. Y entre esos servicios, destacaba ...
      (...) el haber impedido que se efectuase en la Prision del Conde
   de Toreno, una <<saca>> para fusilar a un grupo de damas de Espana
   entre las que se encontraba la Duquesa de Vitoria, y Maria Millan
   Astray, etc ... Tanto este delicado servicio como otros muchos de
   esa indole que realizo posteriormente, lo fueron con gran
   exposicion de su vida.


Carmen Castro desempeno su actividad a favor del bando sublevado con gran eficacia y disimulo, no solamente en Toreno, sino tambien en el Asilo de San Rafael, en Chamartin de la Rosa, a donde fueron evacuadas las presas debido a la contiguidad--mas que cercania--al frente de combate del antiguo caseron situado detras de la Plaza de Espana. Este segundo traslado, realizado el 18 de noviembre, se prolongaria hasta el 26 de marzo de 1937, fecha en que funcionarias y presas retornarian al edificio de Ventas, vaciado a la sazon de reclusos varones.

Frente a lo aseverado por el consul noruego, el expediente penitenciario de Maria Millan Astray--una de las hermanas del fundador de la Legion--describe no tanto una situacion de maltrato o castigo en la carcel como de privilegio y excepcionalidad, al tratarse de una importante rehen destinada al canje de prisioneros con la otra zona, como asi termino ocurriendo (37). La prision constituyo en realidad la mejor garantia de proteccion para la dama de Espana frente a las actividades de los incontrolados. Por lo demas, resulta dudoso que el respeto a las normas y al reglamento carcelario respecto a una medida tan irregular y arbitraria como la entrega a un grupo de milicianos para realizar una <<saca>> fuera patrimonio de una simple maestra del cuerpo de Prisiones y no de las autoridades del centro (38). Por cierto que durante su estancia en Madrid y antes de su traslado a la prision valenciana de Alacuas a finales de 1937, Maria Millan Astray estuvo involucrada en un suceso que revelaria su importancia una vez acabada la guerra. El episodio no fue otro que su enfrentamiento con la jefe de servicios Matilde Revaque y la oficial Isabel Huelgas de Pablo a proposito de una comunicacion con un diplomatico estadounidense, debido al empeno de la reclusa en hablar con su visitante en ingles, idioma que ambas funcionarias desconocian. El reglamento prohibia las comunicaciones en un idioma que desconociera la funcionaria de servicio--con mayor motivo en tiempo de guerra--y Matilde prohibio la entrevista, dado que la reclusa se habia negado a hablar en castellano (39). Esa misma fidelidad al reglamento terminaria costandole muy cara cuando, una vez terminada la guerra y cambiadas las tornas, tuviera que enfrentarse al rencor y a la venganza de las damas de Espana.

Volviendo a Carmen Castro, su paso por Toreno, San Rafael y Ventas, con una breve estancia en la prision de mujeres de Valencia en mayo y junio de 1937, se veria coronado a finales de ese mismo ano con su huida a la zona nacional. Depurada con resultado favorable el 7 de diciembre, pasaria a trabajar inmediatamente en las prisiones de San Sebastian, Saturraran (Vizcaya) y Santander durante todo 1938 y parte de 1939. Su conocimiento del mundo interno de las prisiones republicanas durante un periodo tan prolongado--mucho mas que el de la jefe Julia Trigo, por ejemplo--debio de resultar de gran aprovechamiento al nuevo regimen a la hora de identificar y reprimir debidamente a las funcionarias de la Seccion Auxiliar que se significaron demasiado con la defensa de la Republica. Uno de los mayores premios que obtuvo fue el nombramiento firmado en Vitoria, el 16 de marzo de 1939--poco mas una semana antes de la caida de la capital madrilena--por el general Maximo Cuervo, Jefe del Servicio Nacional de Prisiones, como directora de la prision de Ventas (40).

Carmen Castro regreso a Madrid con las tropas vencedoras para asumir la direccion de la misma prision en la que habia entrado a trabajar como maestra en 1935. En pocos meses, Ventas llegaria a convertirse en la carcel femenina mas poblada de la historia de Espana, con miles de reclusas malviviendo en condiciones infrahumanas: modelo justamente opuesto al del proyecto perseguido por Victoria Kent como directora general de Prisiones.

Otra funcionaria que se destaco por sus actividades quintacolumnistas fue Natividad Brunete Gomez, de la que sabemos bastante mas gracias a la documentacion conservada en su expediente de depuracion. Aprobada con el numero mas bajo en el concurso oposicion de 1931--el 39-, llego a la prision de Toreno el 15 de septiembre de 1936 procedente de la de Barcelona, de donde salio--segun su testimonio--<<perseguida por la FAI a causa de una denuncia de la jefe Soledad Malo>> (41). La denuncia debia de estar justificada a ojos del regimen republicano, ya que Natividad Brunete pertenecia desde 1935 a Renovacion Espanola, que a su vez se fusionaria con Falange, organizacion prohibida el 14 de marzo del ano siguiente. En Toreno tendria ocasion de ayudar a Maria Millan Astray y en general a todas las presas politicas de derechas. Tras su paso por San Rafael y el retorno a Ventas, en febrero de 1938 seria detenida y trasladada a la prision barcelonesa de Les Corts, de donde seria liberada el 26 de enero de 1939 (42), con la toma de la capital catalana por las tropas sublevadas. Al igual que Carmen Castro, Natividad Brunete seria recompensada con altos puestos de responsabilidad en el nuevo sistema penitenciario franquista, como la direccion de la prision de mujeres de Valencia a finales de los cuarenta o su labor como organizadora de las prisiones especiales de mujeres de Oropesa y Gerona en 1941 y 1942, consagradas a la <<regeneracion>> de prostitutas o mujeres caidas.

Precisamente gracias a la detencion de Natividad Brunete en febrero de 1938 en Madrid, es posible conocer con minucioso detalle la naturaleza de sus actividades de apoyo a las presas politicas en las carceles de Toreno, San Rafael y Ventas. En marzo de 1939, el juzgado instructor de la depuracion de funcionarios de Prisiones se hacia eco de un informe del Servicio Nacional que proyectaba algunas sombras sobre la readmitida, ya que durante su detencion en Madrid habia cometido la debilidad de denunciar a su companera la jefe de servicios Maria Luisa Blanco y Caro Belmonte, que resulto detenida y encarcelada. Que la sugerencia de aquella <<debilidad>> revistiera tanto peso en el expediente de depuracion-que al final se resolvio con readmision sin sancion--de una militante falangista y antigua cautiva como Natividad Brunete describe bien el extremado celo depurador de las nuevas autoridades. En su descargo, la oficial de Prisiones aporto cerca de treinta testimonios sobre las bondades de su actuacion, que abarcaron desde la entrega irregular de paquetes y cartas a presas y familiares de las mismas, hasta el espionaje de las funcionarias fieles a la defensa de la Republica.

Segun estas declaraciones, siempre que pudo intento evitar traslados que separaran a familiares encarcelados, en ocasiones manipulando documentos (43). Su testimonio nos revela asimismo el trato excepcional con que contaron presas tan significadas como Maria Millan Astray, que recibia toda clase de viandas diariamente, o la madre y la hermana del general Aranda. Todo ello gracias a su puesto en la cocina, a donde destino a varias presas de la misma ideologia con el fin de mejorar la dieta del colectivo. El dato lo confirmaron las antiguas reclusas Asuncion Almodovar y Victoria Rey de las Heras, destinadas en cocinas gracias a su mediacion, que tras resaltar que <<facilitaba comunicaciones extraordinarias y especiales, aun en epocas en que estaban muy limitadas o en suspenso>>, anadian que no solo se ocupaba de...
      (...) las [necesidades] de las reclusas que las precisaran de la
   Cocina y aun de dinero y ropas que con tal fin ella recibia, sino
   que atendia tambien a las de los familiares desamparados y
   perseguidos y asi fueron muchas, particularmente las que estabamos
   en Cocina, que pudimos comprar viveres para los suyos que en
   paquetes y bolsas eran sacados de la Carcel con la consiguiente
   exposicion y responsabilidad, adquisicion de viveres que permitia
   continuar cerca de los abastecedores de la Carcel a los que lo
   recomendaba aun despues haber sido puestas en libertad las
   reclusas.


Es decir que Brunete no solamente conseguia un trato privilegiado para las presas politicas, sino que detraia los recursos de la prision para favorecer a determinadas familias del exterior, en connivencia con los abastecedores, ya que estando autorizada...
      (...) a repartir entre los pobres el rancho sobrante, disponia
   se cocinara mayor cantidad de comida para facilitarla a las
   familias de las reclusas que la precisaban y a quienes ella misma
   se encargaba de avisar (44).


Dudosa etica esta que priorizaba los favoritismos particulares a la atencion social a los mas desvalidos. En cualquier caso, de los testimonios recabados a su favor se deduce que los desvelos de Brunete hacia las presas de derechas registraron un fuerte componente politico e ideologico. Lo demuestra la realizacion de actividades que trascendian el caracter puramente humanitario, como las resenadas por las dos antiguas reclusas mencionadas:
      Era la encargada de traer y facilitar imagenes, estampas,
   medallas, rosarios, devocionarios, etc. para toda la que lo
   solicitaba, poniendo ademas de manifiesto sus sentimientos
   religiosos y sus anhelos y fe en el triunfo del Caudillo, con la
   practica en comun por las reclusas que trabajabamos en la Cocina y
   dirigidas por ella, del rezo diariamente por las noches del Santo
   Rosario y con muchisima frecuencia de Novenarios particularmente
   cuando habia empenadas grandes y dificiles batallas cuyo resultado,
   que conocia por las Radios nacionales, se complacia en comunicarnos
   rapidamente y comentar para levantar nuestro espiritu decaido en
   algunas ocasiones por tanto sufrimiento, recordando sobre el
   particular el dia que cayo en poder de nuestro Glorioso Ejercito la
   capital de Santander, no obstante estar dicha tarde libre de
   servicio, vino a la Carcel a las 10 de la noche con el exclusivo
   objeto de participarnos tan grata nueva. Diariamente nos comunicaba
   el Parte de guerra y novedades dadas por la Radio Nacional, que
   nosotros nos encargabamos de propagar por todas las Galerias de la
   Carcel.


Brunete estuvo destinada en Ventas desde el retorno del Asilo de San Rafael-el 26 de marzo de 1937--hasta su detencion en febrero de 1938, pero durante el verano de 1937 la plantilla de funcionarias madrilena se dividio a consecuencia de la evacuacion a Valencia de las reclusas mas significadas, muchas de ellas con vistas a ser canjeadas, como se veia mas arriba con el caso de Maria Millan Astray. La jefe de servicios Matilde Revaque fue una de las funcionarias desplazadas que desempenaron sus servicios primero en la prision provincial de mujeres de Valencia y despues en el Campamento de Prisioneras de Guerra de Alacuas y en el Penal de la <<Casa de Reforma>> de Cehegin, Murcia, ultimo destino ante el avance de las tropas nacionales (45). El escrupuloso respeto al reglamento de la socialista Matilde, que ya se habia ganado la enemistad de Maria Millan Astray en Madrid, generaria el mismo efecto en otras damas de Espana como su hermana Pilar--que tras su liberacion le dedicaria un injurioso poema en su obra Cautivas (46). Y eso que testimonios tan poco sospechosos de izquierdismo como el de Rosario Queipo de Llano--hermana del general--encerrada en Valencia y Alacuas, describieron la prision de Alacuas con tintes nada sombrios, dado el destino reservado a sus presas--el canje--y la frecuencia a la que estaba expuesta de visitas de politicos, periodistas extranjeros y delegados del Comite Internacional de la Cruz Roja (47). Por el contrario, otras funcionarias de la promocion de 1931, como Maria Luisa Contesti durante su servicio en Cehegin (48), verian tambien premiada su labor de ayuda clandestina a las reclusas, como habia sido el caso de Carmen Castro o la propia Natividad Brunete.

3. La represion franquista

La foto fija de la polarizacion politica de las funcionarias de la Seccion Femenina Auxiliar del Cuerpo de Prisiones durante la guerra derivo, tras el triunfo de los sublevados, en una represion sin parangon posible con la previa sufrida por las jefes y oficiales desafectos a la Republica. La suerte de Julia Trigo en 1936 o la de Natividad Brunete en 1938 nada tuvo que ver con la de Matilde Revaque, encarcelada el 18 de abril de 1939 en la nueva Ventas franquista--dirigida a la sazon por Carmen Castro--y fusilada el 13 de agosto del ano siguiente (49). O con la de Isabel Huelgas de Pablo, maestra auxiliar de taller--la funcionaria de servicio que en 1937 se habia enfrentado con Maria Millan Astray-encarcelada el 10 de mayo de 1939 en Ventas y ejecutada el 31 de julio del mismo ano (50). La lista no acaba aqui. Consciente de que su permanencia en Espana le costaria la vida, Matilde Cantos escapo a Francia y fue separada definitivamente del servicio en marzo de 1939 (51). Purificacion de la Aldea fue condenada a treinta anos de prision. Tras haber permanecido en su puesto de jefe de servicios de Ventas durante toda la guerra, incluso durante el periodo de Casado, continuo en ella como presa y se afilio al partido comunista. Tras su liberacion, volveria a ser detenida en 1958 por su militancia clandestina (52). Dolores Freixa, de servicio en Madrid durante toda la guerra, tambien seria encarcelada y separada definitivamente del servicio en septiembre de 1939 (53).

El expediente conservado de depuracion de Aurea Rubio, socialista, oficial de la prision provincial de Valencia al final de la guerra, nos aporta una mirada de aumento sobre este perfil de separacion fulminante del servicio con causa judicial y encarcelamiento incluidos. Su declaracion con fecha 7 de abril de 1939 revela una conmovedora sinceridad, cuando reconoce no haber <<prestado adhesion al Glorioso Movimiento Nacional>> y si haberla prestado al <<Consejo Nacional [Junta de Casado] protestando de la sublevacion comunista>>. Que en su relacion de los servicios prestados durante la guerra mencionara una breve estancia en la prision de Alacuas debio de contar seriamente en su contra, pese a su afirmacion de haber ayudado a <<personas afectas al Glorioso Movimiento Nacional, con evidente responsabilidad para mi>>. Sin caer en una labor de quintacolumnista como la de Natividad Brunete, es perfectamente comprensible que menudearan ese tipo de ayudas aun por parte de personal de ideologia izquierdista, sobre todo a la vista de la evolucion de la guerra, cada vez mas desfavorable para la Republica. Sin embargo, poco pesaron esas alegaciones frente a los informes acusadores de Falange y de Comisaria, y sobre todo los de sus propias companeros de trabajo. Josefa Rojas Goni, por ejemplo, tambien oficial, ya se encargo de informar a las autoridades de que <<no era afecta al G.M. pues era socialista antes del Movimiento>> (54). Separada del servicio el 27 de julio de 1939, Aurea Rubio terminaria exilandose en Mexico, donde falleceria en 1979.

El cuadro de las respectivas trayectorias de las jefes y oficiales de la plantilla de la Seccion Femenina Auxiliar del escalafon de 1935 (55), insertado al final de este articulo, nos proporciona una vision general de lo ocurrido con estas funcionarias durante la guerra y la represion franquista. Su elaboracion se nutre de dos fuentes principales: el listado del escalafon de 1935 y el de 1943, correspondiente a la nueva Seccion Femenina del Cuerpo de Prisiones en sus escalas tecnicodirectiva y tecnico-auxiliar, una vez abolida la primera, la creada por Victoria Kent (56).

A la hora de evaluar el porcentaje de un 14% de trayectorias desconocidas, es necesario tener presente que casi con toda seguridad ninguna de ellas responde al perfil de readmitidas en 1939 o en anos posteriores--ni siquiera de excedentes --debido a su ausencia en el escalafon publicado en el B.O. de la D.G. de Prisiones de 4 de febrero de 1943 (57).

Una segunda observacion se refiere a las funcionarias declaradas excedentes. El decreto de supresion de la antigua Seccion Femenina republicana y su sustitucion por la nueva de cuno franquista establecia tres categorias: la tecnico-directiva, la tecnico-auxiliar y la subalterna, de Guardianas. La primera escala se cubria con las funcionarias de la antigua seccion que hubieran quedado en activo, despues de haber aprobado el correspondiente expediente de depuracion con resultado favorable. La segunda venia a nutrirse de las restantes funcionarias de la antigua seccion, y despues de ellas por las oficiales interinas nombradas por el Servicio de Prisiones, siempre en el marco de la Ley de 25 de agosto de 1939, que establecia las cuotas que en los puestos publicos debian de corresponder, entre otros colectivos, a los <<ex-cautivos por la Causa Nacional>> (58). Sin embargo, y despues de haber efectuado el proceso de depuracion, el regimen se guardaba todavia una carta en la manga: la prerrogativa de declarar excedente forzoso a cualquiera de las funcionarias de la antigua seccion republicana que ocuparan plaza en la nueva, a propuesta del Director General de Prisiones. Venia pues a funcionar como una suerte de segundo filtrado o criba, a la que no escaparon ni siquiera oficiales que habian demostrado sobradamente su adhesion al regimen, como fue el caso de Julia Trigo (59).

La tercera observacion tiene que ver con este ultimo hecho: el extremado impulso depurador de las separaciones de los primeros anos de posguerra, que escrutaba hasta el ultimo detalle de cada funcionaria, como le ocurrio a la falangista y ex-cautiva Natividad Brunete cuya <<debilidad>>, segun se ha visto mas arriba, a punto estuvo de costarle el puesto. Sin embargo, y debido seguramente a la necesidad de efectivos, este impulso se relajaria tanto durante la segunda mitad de los cuarenta, cuando un cierto numero de funcionarias fueron readmitidas: algunas de las cuales, por cierto, habian sido delatadas por companeras suyas en los expedientes de depuracion de 1939 (60). Una de estas denunciadas, Guadalupe Sanchez Ucar, se incorporaria en una fecha tan tardia como 1949 y con sancion de inhabilitacion para todo puesto de mando o confianza durante cuatro anos (61).

En cuarto lugar, este excesivo celo en las depuraciones trajo como inmediata consecuencia un grave problema de efectivos cualificados del que fue bien consciente el regimen. En este sentido, lo ocurrido con la Seccion Femenina no fue mas que el reflejo de una situacion generalizada en todo el Cuerpo de Prisiones. El problema era reconocido abiertamente, como rezaba la justificacion de la Orden de 16 de mayo de 1939 convocando oposiciones para el cuerpo de Prisiones, que no tenia empacho en afirmar que los cuadros de personal habian perdido el cincuenta por ciento de sus efectivos como consecuencia de la guerra, de la depuracion de conductas y de la sostenida labor realizada para la moralizacion administrativa>> (62).

No era una exageracion. Para el caso concreto que nos ocupa, sumando el porcentaje de funcionarias separadas en 1939--algunas de las cuales serian readmitidas con los anos--al de fallecimientos durante la guerra, el total de bajas rebasaba el cuarenta por ciento de los efectivos originales en 1935, porcentaje por cierto susceptible de ampliacion con parte del de trayectorias desconocidas. Semejante criba tuvo el efecto de dejar vacantes las quince plazas de la escala media o tecnico-auxiliar de la nueva Seccion Femenina creada en noviembre de 1940, y que teoricamente habrian debido ser cubiertas con las funcionarias de la antigua. Apenas un mes despues, una Orden confirmaba el hecho, constatando que la escala se habia quedado vacia debido a que las pocas funcionarias que habian superado el proceso de depuracion se habian incorporado a la escala tecnico-directiva (63). Las plazas, pues, tuvieron que llenarse de manera provisional con Oficiales interinas, esto es, nombradas por la Jefatura del Servicio Nacional de Prisiones, respetando el sistema de cuotas establecido en la Ley de 25 de agosto de 1939.

Un vistazo al escalafon de 1943 nos descubre los nombres de aquellas funcionarias de la Seccion Femenina republicana que se vieron ascendidas de categoria con el nuevo regimen. En el grupo solamente figuraba una antigua jefe de servicios, Maria Luisa Blanco Caro: el resto eran antiguas oficiales como Florinda Sanchez Moya, Josefa Rojas Goni y Maria Irigaray. Y algunas de ellas con una posicion muy baja en el escalafon de 1935, como Natividad Brunete--la ultima de su promocion--que pese a su escasa cualificacion pasaria a dirigir diversas prisiones de mujeres. Lo cual no puede menos que sugerir una ultima reflexion que tiene mucho que ver con la brecha que se abrio en el antiguo colectivo republicano, donde la frontera entre depuradas con resultado favorable o desfavorable no pudo ser mas tajante y violenta. A un lado, defenestracion profesional mas exilio, carcel o incluso fusilamiento, como fueron los casos de Matilde Revaque e Isabel Huelgas de Pablo. Al otro, promocion profesional o continuacion en el puesto bajo vigilancia, siempre con la amenaza de la excedencia forzosa. Una fractura radical que revistio tintes dramaticos toda vez que en la apertura e informacion de expedientes desempenaron un papel nada desdenable las delaciones de las propias companeras, como sucedio en el caso de Julia Trigo. Al respecto, lo ocurrido a partir de abril de 1939 con la plantilla de funcionarias de la prision de Ventas, emblema del proyecto reformista de Victoria Kent, describe de manera simbolica la escision vivida por aquel primer colectivo de mujeres en su mayoria socialistas o republicanas, o simplemente progresistas. De las jefes de servicios presentes en 1935 (64), una de ellas--Matilde Revaque--seria fusilada en 1940. En cuanto a las nueve oficiales del centro, cinco serian separadas de sus puestos: entre ellas, Matilde Cantos se exilaria en 1939 e Isabel Huelgas de Pablo seria ejecutada ese mismo ano. Gran parte de ellas fueron delatadas por sus propias companeras como una forma de promocionarse o, al menos, de sobrevivir en una epoca marcada por el miedo como principal instrumento de control social.

Fernando HERNANDEZ HOLGADO

Licenciado en Geografia e Historia

horto@jazzfree.com

(1) Funciones sancionadas en el Reglamento de Prisiones de 1930, pero desempenadas desde mucho tiempo atras. Ordenes religiosas como las Adoratrices o las Oblatas ya gestionaban en 1866 <<galeras>> o <<casas de correccion>> para <<delincuentes, pordioseras o prostitutas>> (ALMEDA, Elisabet: Corregir y castigar. El ayer y hoy de las carceles de mujeres, Barcelona, Edicions Bellaterra, 2002, p. 79), que entre otras muchas serian recuperadas por las autoridades franquistas mediante la Orden de 30 de agosto de 1938, que autorizaba su contratacion <<para intensificar valores morales en los establecimientos penitenciarios>> (B.O. 5 de septiembre de 1938).

(2) Declaraciones de Luis Jimenez de Asua de 1926 citadas en GARCIA VALDES, Carlos: Regimen penitenciario en Espana (investigacion historica y sistematica), Madrid, Publicaciones del Instituto de Criminologia, 1975, p. 38.

(3) KENT, Victoria: <<Hombres y prisiones>>, La Voz, Madrid (10 de agosto de 1931).

(4) CARABIAS, Josefina: <<Victoria Kent, director general de Prisiones>>, Estampa, Madrid (25IV-1931).

(5) La Gaceta de Madrid, 24 de octubre de 1931.

(6) Expediente funcionarial de Aurea Rubio Villanueva. Fichero de la Seccion de Personal de la Direccion General de Instituciones Penitenciarias (FSPDGIP).

(7) Expediente funcionarial de Julia Trigo Seco, Archivo General del Ministerio del Interior. Fondo de la Direccion General de Instituciones Penitenciarias (AGMI.FDGIP).

(8) Aparece como profesora de la seccion preparatoria en un listado del periodo 1918-1936 reproducido en PALACIOS BANUELOS, Luis: Instituto-Escuela. Historia de una renovacion educativa, Madrid, Ministerio de Educacion y Ciencia, 1988.

(9) La lista de aspirantes aparecio publicada en La Gaceta de Madrid, 16 de noviembre de 1931. La Orden convocatoria del concurso, del 26 de octubre, en La Gaceta del dia siguiente.

(10) La Gaceta de Madrid, 23 de noviembre de 1931.

(11) Orden reglamentaria para los concursos, en La Gaceta de Madrid 13 de noviembre de 1931.

(12) Los examenes suelen aparecer incorporados a los expedientes de funcionarias (AGMI.FDGIP).

(13) La Gaceta de Madrid, 6 de abril de 1932.

(14) Sobre los motivos de la dimision, TELO NUNEZ, Maria: Concepcion Arenal y Victoria Kent: las prisiones, vida y obra, Madrid, Instituto de la Mujer, 1995, pp. 66-70; GUTIERREZ VEGA, Zenaida: Victoria Kent: una vida al servicio del humanismo liberal, Malaga, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Malaga, 2001, pp. 107-108, y HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas. La prision de Ventas: de la Republica al franquismo (1931-1941), Madrid, Marcial Pons, 2003, pp. 73-80.

(15) La categoria inicial de <<auxiliar>> fue cambiada por la de <<oficial>> en una Orden de 16 de septiembre de 1932, en contestacion a una instancia presentada por varias funcionarias y encabezada por Aurea Rubio, que defendian esta ultima denominacion <<como mas apropiada a su funcion, equivalente a la de los Oficiales del Cuerpo de Prisiones en los Establecimientos de reclusion de hombres>>. (La Gaceta de Madrid, 17 de septiembre de 1932).

(16) IBARRURI, Dolores: El unico camino. Memorias de la Pasionaria, Mexico, Ediciones Era, 1963, pp. 134 y 138.

(17) Sobre la larga trayectoria de este funcionario de viejo cuno, recuperado posteriormente por el sistema penitenciario franquista, ver HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., p. 59.

(18) FERNANDEZ DE LARA, Carmen: Quince dias de carcel (Relato veridico de quince dias de carcel), Madrid, Aspiraciones, 1932, p. 48.

(19) Por aquellas fechas la jefe de servicios era Maria Masso, pero tambien se hallaba en Quinones Julia Trigo, debido al cierre de la Prision Reformatorio de Mujeres de Segovia (Expediente de Julia Trigo, AGMI.FDGIP). La Pasionaria la recuerda asimismo de su encarcelamiento en Quinones (IBARRURI, Dolores: El unico camino ..., op. cit., pp. 138-139).

(20) FERNANDEZ DE LARA, Carmen: Quince dias de carcel ..., op. cit., pp. 48-49.

(21) Ibidem.

(22) Ficha de Maria Masso i Aguilo, FSPDGIP.

(23) Expediente de Isabel Sala Lopez, AGMI.FDGIP.

(24) HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 86-89. Sobre las sacas republicanas, ver CERVERA, Javier: Madrid en guerra. La ciudad clandestina, 1936-1939, Madrid, Alianza Editorial, 1999, pp. 84-103.

(25) Sobre la trayectoria vital y profesional de Matilde Cantos, ver RODRIGO, Antonina: Mujer y exilio 1939, Barcelona, Flor del Viento Ediciones, 2003, pp. 243-260. Acerca de su labor en el Cuerpo de Prisiones, ver tambien HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 91-92. Sobre su actividad en el exilio, DOMINGUEZ PRATS, Pilar: Voces del exilio. Mujeres espanolas en Mexico 1939-1950, Madrid, Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid, 1994, p. 51.

(26) Segun el expediente de responsabilidades politicas incoado contra ella en 1941, a partir de una denuncia suscrita por funcionarios del Cuerpo de Prisiones, citado en RODRIGO, Antonina: Mujer y exilio ..., op. cit., p. 258. Segun obra en su ficha funcionarial, el 8 de julio de 1936 fue asignada a la Direccion General de Prisiones y el 3 de octubre nombrada subdirectora y administradora de la prision de Madrid, cuando la carcel de mujeres se habia trasladado al edificio de la Plaza de Toreno. El 19 de noviembre de 1936 salio destinada a Valencia, un dia despues del traslado de Toreno al Asilo de San Rafael (FSPDGIP).

(27) HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., p. 90, n. 16.

(28) Expediente de depuracion incorporado al expediente funcionarial de Julia Trigo Seco, AGMI.FDGIP.

(29) Sobre la trayectoria profesional del oficial Vargas durante la II Republica y el franquismo, HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 208-213.

(30) Preguntada por los <<elementos mas izquierdistas de su departamento>>, su respuesta desgrana los nombres de Matilde Cantos, Guadalupe Sanchez Ucar, Teresa Munoz, Clementina Gomez, Carmen Bernedo, Pura de la Aldea y Carmen Trapero (Ibidem).

(31) En su declaracion jurada afirmo haber sido <<cesada como enemiga del Regimen por O. de La Gaceta de 23 de agosto de 1936>>. Su expediente recoge su baja en el escalafon con fecha 26 de agosto de 1936, en aplicacion del Decreto del dia 25 del mismo mes (Ibidem).

(32) VAZQUEZ, Matilde y VALERO, Javier: La guerra civil en Madrid, Madrid, Tebas, 1978, pp. 74-76.

(33) El cargo era un puesto de censura de Revistas-Seccion Civil. Si hemos de hacer caso a la declaracion de un falangista amigo suyo, en el domicilio de Julia Trigo se reunieron elementos de Falange y <<desde su puesto de trabajo colaboraba con nosotros facilitandonos noticias e impresiones del exterior y de los medios oficiales>> (Aval de Ismael Roso de Luna y Roman, Madrid, con fecha 20 de junio de 1939 incorporado al expediente de Julia Trigo Seco, AGMI.FDGIP).

(34) Sobre Carmen Castro, ver FONSECA, Carlos: Trece Rosas Rojas, Madrid, Temas de Hoy, 2004, pp. 169-172 y HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 197200. Los datos del presente articulo proceden de su expediente funcionarial, AGMI.FDGIP.

(35) Fueron convocadas siete plazas de maestros y otras tantas de aspirantes, con fecha 11 de junio.

(36) Sobre la actividad protectora de Felix Schlayer Gratwold para con los refugiados y sus contactos con los quintacolumnistas en Madrid, ver CERVERA, Javier: Madrid en guerra ..., op. cit., p. 232. En mayo de 1937 fue desposeido de su representacion diplomatica.

(37) Expediente de Maria Millan Astray, Legajo 1936-1939, Letra M, ACPVK.

(38) Aunque Carmen Castro debio de desempenarse en algun momento como jefe de servicios, ya que en el expediente de Concepcion Herreros de Tejada aparece una anotacion con fecha 24 de noviembre de 1936--ya en San Rafael--en la que firma como tal (Legajo <<Prision Provincial de Mujeres, varios documentos relativos a detenidos>>, Letras H-I-J-K, ACPVK).

(39) El episodio, relatado por una reclusa de la Ventas franquista--Josefina Amalia Villa--que lo escucho de labios de la propia Matilde Revaque en 1939, en HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 99-100. Cabe hacer una unica correccion a esta fuente, y es que, contrariamente a lo mencionado, el incidente tuvo que producirse por fuerza antes del verano de 1937, cuando Matilde Revaque fue trasladada a la prision provincial de Valencia y al campamento de prisioneros de guerra de Alacuas, segun su ficha funcionarial (FSPDGIP). Rosario Queipo de Llano, hermana del general, menciona a la jefe de servicios <<Matilde>> en sus memorias sobre su encierro en las prisiones de Valencia y Alacuas (QUEIPO DE LLANO, Rosario: De la cheka de Atadell a la prision de Alacuas. Impresiones, estampas y... recuerdos de los rojos, Valladolid, Libreria Santaren, 1939, p. 165).

(40) Oficio incorporado al expediente funcionarial de Carmen Castro Cardus, AGMI.FDGIP.

(41) Declaracion jurada del expediente de depuracion incorporado al expediente funcionarial de Natividad Brunete Gomez, AGMI.FDGIP.

(42) Certificado de Magdalena Larrondo Ojendo, jefe de servicios de la prision provincial de mujeres de Barcelona, dado en Madrid a 8 de abril de 1942, incorporado al expediente de Natividad Brunete Gomez. Sabemos que Magdalena Larrondo, companera de promocion de Natividad Brunete, ingreso como presa en la carcel de Les Corts el dia 17 de febrero de 1939, saliendo en libertad el 4 del mes siguiente. Teniendo en cuenta su confirmacion posterior como jefe de servicios, el dato da idea del teson depurador del regimen, con caracter preventivo. Mas elocuente es quiza el hecho de que junto con ella ingresaron aquel mismo dia en Les Corts veintiun funcionarias de la epoca republicana, entre oficialas y vigilantes, segun el Libro de Entradas de 1939 (U.I. 246. Arxiu Nacional de Catalunya, ANC). La trayectoria posterior de Magdalena Larrondo durante el regimen franquista aparece descrita en GINARD I FERON, David: Matilde Landa. De la Institucion Libre de Ensenanza a las prisiones franquistas, Barcelona, Flor del Viento Ediciones, 2005, p. 200.

(43) Como cuando borro a Isabel Pardo de <<una lista hecha por las milicianas>>, segun consta en su declaracion del 1 de junio de 1939, incorporada al expediente.

(44) La declaracion de Asuncion Almodovar y Victoria Rey de las Heras, fechada el 29 de mayo de 1939, esta firmada por cuatro ex-presas mas. Antes de su detencion en febrero de 1938, Brunete llego incluso a compartir domicilio con excarceladas como la propia Victoria Rey, liberada el 2 de mayo de 1937 (Expediente de Victoria Rey de las Heras, Legajo 2766-2940, anos 1937-1938, Letra R, ACPVK).

(45) Segun su ficha funcionarial, los nombramientos en Alacuas y Cehegin estan fechados el 7 de julio de 1937 y el 3 de julio de 1938, respectivamente (FSPDGIP).

(46) Los prejuicios clasistas de sus poemas sobre las funcionarias de Prisiones llaman casi tanto la atencion como su agresividad. En su poema <<Nuestras Senoritas>>, dedicado a <<las infames carceleras rojas>>, las califica de antiguas <<criadas, coristas o rameras>> y <<fregonas, tanquistas o traperas>> (MILLAN ASTRAY, Pilar: Cautivas. 32 meses en las prisiones rojas, San Sebastian, Ediciones Saturnino Calleja, 1939, p. 99). Sobre Matilde Revaque escribio el no menos infamante de <<La jefaza>> (Ibidem: 114).

(47) Ver QUEIPO DE LLANO, Rosario: De la cheka de Atadell ..., op. cit., pp. 135-137.

(48) Algunos testimonios la recuerdan facilitando la entrada de hostias consagradas en la prision (ECIJA RIOJA, Miguel: <<Casa de Reforma de Cehegin>>, Alquipir. Revista de Historia, 11 (2001), p. 110. Entre otros muchos destinos, en 1942 llegaria a dirigir la prision de mujeres de Sta. Cruz de Tenerife (FSPDGIP).

(49) Expediente penitenciario de Teresa Matilde Revaque, Legajo Varios Anos, ACPVK. Segun su ficha funcionarial, fue dada de baja por separacion el 2 de noviembre de 1939, cuando ya llevaba mas de siete meses encarcelada (FSPDGIP).

(50) Expediente de Isabel Huelgas de Pablo, Legajo Fallecidas D-L, ACPVK. Sobre su encierro en la Ventas franquista, ver HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 192-193.

(51) Baja definitiva por separacion del 2 de marzo de 1939 (BOE de 7 de marzo de 1939).

(52) Sobre su labor en la Ventas republicana y su encierro en la franquista, ver CUEVAS GUTIERREZ, Tomasa: Testimonios de mujeres en las carceles franquistas, Huesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 2004, pp. 507-508 y HERNANDEZ HOLGADO, Fernando: Mujeres encarceladas ..., op. cit., pp. 102-104 y 193-194.

(53) BOE 29 de septiembre de 1939.

(54) Declaracion que aparece junto a la de Juan Sanchez Triguero, que la califica de <<elemento destacadisimo de izquierdas>>, ambas recogidas en el expediente de depuracion de Aurea Rubio (FSPDGP).

(55) Exceptuando a las celadoras de primera y segunda, con lo que la cifra de funcionarias asciende a noventa. La lista esta basada en la aportada por FRANCO RUBIO, Gloria Angeles: La incorporacion de la mujer a la administracion del Estado, Municipios y Diputaciones 1918-1936, Madrid, Subdireccion General de Estudios e Investigaciones, 1981, pp. 179-181, con algunas correcciones a partir del examen de fichas y expedientes.

(56) El decreto de 2 de noviembre de 1940 suprimio la Seccion Femenina del Cuerpo de Prisiones creada el 23 de octubre de 1931.

(57) Lo mas logico seria, pues, atribuir esas trayectorias a bajas por separacion durante el periodo republicano y franquista, o incluso fallecimientos durante la guerra. La observacion es pertinente, ya que si la relacion de readmitidas no ofrece dudas, muy probablemente la de separaciones deba revisarse al alza.

(58) BOE, 1 de septiembre de 1939.

(59) De excedente voluntaria paso a forzosa en 1940. La razon debio de tener algo que ver con su resistencia a incorporarse al servicio activo--su primer y unico destino fue la prision de Bande, Orenseargumentando motivos de salud (Expediente funcionarial de Julia Trigo Seco AGMI.FDGIP).

(60) Guadalupe Sanchez Ucar y Clementina Gomez, delatadas por la propia Julia Trigo, tal y como figura en el expediente de esta ultima.

(61) Expediente de Guadalupe Sanchez Ucar, AGMI.FDGIP.

(62) BOE 20 de mayo de 1939.

(63) Orden 9 de diciembre de 1940, BOE 19 de diciembre de 1940.

(64) Para identificar la plantilla de Ventas a 15 de marzo de 1935, me he apoyado en un documento que incluye las firmas de las funcionarias siguientes: las jefes Maria Masso, Luisa Teran y Matilde Revaque; las oficiales Matilde Cantos, Rosario Delgado, M.* Luisa Fdez. de Mendia, Consuelo Frutos, Teresa Munoz, Celia Oarrichena, Aurea Rubio y Guadalupe Sanchez Ucar, ademas de la maestra Isabel Huelgas (Legajo DEF, etiqueta <<Prision Provincial de Mujeres, varios documentos relativos a detenidos >>, ano 1935, ACPVK). La etiqueta del legajo, incongruente con el contenido del documento, parece indicar que se trataba de documentacion intervenida y clasificada con fines represivos.
Cuadro: Evolucion de la plantilla original del escalafon de
funcionarias de Prisiones-jefes y oficiales- de 1935 (1935-1949)

Na              Apellidos y nombre
de escalafon

1               Masso y Aguilo, Maria (1)

2               Trigo Seco, Julia

3               Blanco y Caro, Maria Luisa

4               Revaque Garea, Teresa Matilde

5               Teran Faura, Luisa

6               Malo Ordonez, Soledad (2)

1               Fernandez de Mendia, Luisa

2               Guerra Redondo, Asuncion

3               Sanchez Bernedo, Ma del Carmen

4               Irigaray Rincon, Maria

5               De la Aldea y Ruiz de Castaneda, Purificacion

6               Rubio Villanueva, Aurea (3)

7               Hernandez Rodriguez, Maria

8               Cenzano Cubillas, Luisa

9               Sanchez Moya de la Torre, Florinda

10              Sanchez Ucar, Guadalupe

11              Rodriguez Ruiz, Cecilia

12              Cantos Fernandez, Matilde

13              Gomez Calvo, Clementina

14              San Jose Trigo, Esther

15              Sala Lopez, Isabel (4)

16              Sanchez Garcia, Manuela

17              Frutos Galan, Consuelo

18              Jurado Barrio, Amelia

19              Rojas Goni, Josefa

20              Perez Bernal, Consuelo

21              Oarrichena Gonzalez, Celia

22              Frutos Villa, Milagros

23              Izquierdo Marquina, Aurelia

24              Garcia, Purificacion

25              Vela Aguilera, Maria

26              Juan Gil, Teresa

27              Contesti McDonald, Ma Luisa

28              Mateo Garcia, Pilar

29              Villasuso Garcia, Purificacion

30              Larrondo Oquendo, Magdalena

31              Munoz Blanquer, Teresa

32              Delgado Hierro, Rosario

33              Brunete Gonzalez, Natividad
                Martinez Arenzana, Natividad
                Mayoral Arroyo, Catalina (5)
                Barrios Sancho, Teresa
                Freixa Batlle, Dolores
                Arriaga Arroyo, Gloria (6)

Na              J: jefe        Fecha nacimiento   Destino en 1935
de escalafon    O: oficial
                A: aspirante

1               J              24/02/1896         Madrid

2               J              18/07/1888         Madrid

3               J              19/10/03           Excedente

4               J              17/08/1897         Valencia

5               J              30/03/04           Madrid

6               J              26/06/1890         Barcelona

1               O              21/5/1894          Madrid

2               O              26/11/03           Excedente

3               O              31/5/1892          Madrid

4               O              22/02/1892         Madrid

5               O              10/08/1889         Madrid

6               O              14/07/1895         Madrid

7               O              06/08/1891         Madrid

8               O              14/07/02           Madrid

9               O              18/06/02           Madrid

10              O              02/10/1890         Madrid

11              O              29/03/03           Madrid

12              O              29/09/1898         Madrid

13              O              14/11/01           Madrid

14              O              01/10/1894         Madrid

15              O              13/01/02           Valencia

16              O              14/12/02           Madrid

17              O              24/04/00           Madrid

18              O              23/8/1890          Excedente

19              O              31/07/1891         Madrid

20              O              03/05/1889         Barcelona

21              O              04/05/1899         Madrid

22              O              18/03/1887         Madrid

23              O              14/04/14           Excedente

24              O              02/02/00           Barcelona

25              O              28/02/1891         Madrid

26              O              28/07/01           Barcelona

27              O              25/08/04           Barcelona

28              O              26/09/04           Excedente

29              O              08/04/01           Toledo

30              O              17/08/1897         Barcelona

31              O              11/12/1896         Madrid

32              O              26/1/1897          Madrid

33              O              7/9/1889           Barcelona
                A
                A
                A
                A              18/1/1897
                A

Na              B: baja periodo   R: reposicion   R: readmision
de escalafon    republicano       S: separacion
                F: fallecida      E: excedente    posterior

1               F 1936

2               B 1936            R 1939
                                  E 1940
3               B 1938            R 1939

4                                 S 1939

5               B 1936            R 1939

6                                 S

1

2                                 S 1940          R 1946

3                                 S 1939

4               B 1936            R 1939

5                                 S 1939

6               B                 S 1939

7               F 1938

8               F 1936

9                                 R 1939

10                                S 1939          R 1949

11                                S 1939          R 1947

12                                S 1939

13                                S 1939          R 1948

14                                S 1939          R 1948

15              F 193?

16                                R 1939

17                                R 1940

18                                S 1940

19              B 1937            R 1938

20

21                                R 1939

22              B 1936            R 1939

23

24

25                                R 1939

26                                E 1943

27                                R 19?

28                                S 1940

29                                S 1940

30                                R 1939

31                                S 1939

32                                R 1939

33              B 1938            R 1939
                ?
                                  S
                ?
                                  S 1939
                                  R 1939

1 Figura en fichero como "desaparecida" con fecha 6/12/36.

2 En su ficha solamente aparece la palabra "baja".

3 Baja (29/1/37) y readmitida (3/7/37).

4 Figura en expediente como "fallecida en Valencia en bombardeo".

5 Nos consta que estuvo encarcelada en Ventas gracias al
testimonio de la conversa Regina Garcia, que la menciona como
comunista "infiltrada " en la enfermeria de partos a su ingreso en
1939 y hasta su salida en diciembre de 1940 (GARCIA GARCIA, Regina:
Yo he sido marxista. El como y el por que de una conversion, Madrid,
Editora Nacional, 1952, p. 354). Tambien la recuerda--esta vez con
carino--su companera de partido Trinidad Gallego, que coincidio con
ella en Ventas pero en una fecha posterior, a principios de la
decada de los cuarenta, y que elogio su labor como matrona--aunque
no era profesional--atendiendo a las presas madres y a los ninos
(CUEVAS GUTIERREZ, Tomasa: Testimonios de mujeres ..., op. cit.,
p. 759).

(6) Nombrada oficial (25/9/35).

                                      Numero    Porcentaje del total

Separaciones regimen franquista           11                    25%

Fallecimientos durante la guerra           4                     9%

Trayectoria desconocida                    6                    14%

Separaciones regimen franquista con

readmision tardia (hasta 1949)             5                    11%

Readmisiones regimen franquista           18                    41%

Total funcionarias                        44

Fuente: elaboracion propia a partir de: Franco Rubio (1981).
Fichero  de funcionarias(FSPDGIP). Expedientes de funcionarias
(AGMI.FDGIP). B.O. de la D.G. de Prisiones.
COPYRIGHT 2005 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Hernandez Holgado, Fernando
Publication:Cuadernos de Historia Contemporanea
Date:Jan 1, 2005
Words:10489
Previous Article:El Gupo Femenino Socialista de Madrid (1906-1914): pioneras en la accion colectiva femenina.
Next Article:Algunos apuntes sobre la trayectoria del departamento de historia contemporanea con motivo de la jubilacion de la profesora Menchen.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters