Printer Friendly

Capital humano e ingresos en la manufactura de Tijuana y Mexicali, 1994-2001.

Introduccion

La fragmentacion de la linea de produccion para relocalizar procesos productivos donde se pueden minimizar costos es una de las explicaciones de la aglomeracion industrial en Baja California, por las externalidades que genera. Esto ha permitido que en el mercado de trabajo local se favorezca la generacion de empleo y la oportunidad de aprendizaje empresarial, especializandose en actividades de productos metalicos, maquinaria y equipo y alimentos, bebidas y tabaco.

Esto ha aumentado las expectativas de bienestar social, debido a que la dinamica del empleo significa la posibilidad de acceder a ingresos y con ello a condiciones de desarrollo personal. En este sentido, el proposito de este trabajo es analizar que tanto variables de capital humano como el grado de escolaridad, la experiencia laboral y la especializacion del personal ocupado, han sido relevantes en la determinacion de los ingresos promedios de los trabajadores de la industria manufacturera de las ciudades de Tijuana y Mexicali, Baja California.

Trabajos cuyas contribuciones son un referente esencial como el de Zepeda y Ghiara (1999), analizan la determinacion de los salarios en Mexico desde una perspectiva de capital humano para el periodo 1987-1993, y encuentran que la dispersion salarial es significativa entre y al interior de las diversas ocupaciones laborales de la industria manufacturera, aun cuando los niveles de escolaridad se homogeneizan. Desde una perspectiva analoga, Cortez (2005) estima una ecuacion minceriana para el periodo 1984-2000 e introduce la edad y un conjunto de variables dicotomicas explicativas de los salarios que capturan diferencias interestatales, genero, sindicalizacion, tipo de ocupacion y sector de pertenencia. Encuentra que las diferencias salariales interestatales por nivel educativo han sido muy marcadas y estables en el tiempo y concluye que dichas diferencias solo se han reducido en el caso de los trabajadores que registran niveles de educacion superior. Este efecto diferenciado se asocia al proceso de liberalizacion economica y la exigencia de fuerza de trabajo mas especializada en el periodo analizado. Urciaga (2002) estima una ecuacion minceriana en donde se especifican los ingresos laborales por hora en funcion de la edad y distintos niveles de escolaridad como primaria, secundaria, preparatoria y superior. Con base en informacion de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares Mexicanos correspondiente a 1998, concluye que en Mexico los ingresos dependen en mayor magnitud del grado de escolaridad asociado a la educacion superior y en menor medida del nivel medio superior. Mendoza (2002) esboza que la educacion formal es el factor mas relevante en la determinacion del ingreso de los trabajadores de la ciudad de Tijuana y Ciudad Juarez y puntualiza que la experiencia laboral tiene un efecto positivo pero menos significativo que la escolaridad. En esta misma vertiente, Ampudia (2007) encuentra que entre 1987 y 1998 los salarios de los trabajadores de Ciudad Juarez se explican de manera importante por los mayores niveles de educacion. El hecho de que muchos jovenes se incorporen al mercado de trabajo antes de concluir los estudios formales significa que van acumulando experiencia laboral. Por su parte, Burgos (2005) afirma que entre 1994 y 2002 el incremento en la dispersion de los sueldos fue mayor que en la de los salarios, lo que significa que la demanda de trabajo se oriento a favor de los trabajadores con mayor nivel de educacion.

Conviene destacar que la gran mayoria de los trabajos realizan estimaciones con base en informacion de corte transversal y utilizan el metodo de minimos cuadrados ordinarios. El trabajo de Barceinas (2001) se caracteriza por efectuar estimaciones con base en un modelo de eleccion discreta-Probit, concluyendo que la inversion en capital humano mediante la educacion puede ser considerada una actividad rentable tanto individual como socialmente. Dentro de esta discusion es muy limitada la literatura que aborda la experiencia mexicana considerando datos de panel. En Huesca (2004) se estima una ecuacion de ingresos a partir de una base de datos de panel que contempla los anos de 1984, 1989, 1992, 1994, 1996, 1998 y 2000 referentes a informacion de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares. En un primer modelo determina que la escolaridad tiene un impacto mayor en los salarios de los jefes de familia que la experiencia laboral, mientras que en el modelo extendido en donde desagrega la escolaridad encuentra que los rendimientos mas elevados estan vinculados con la formacion profesional.

El presente trabajo parte de la perspectiva de la teoria del capital humano que postula la hipotesis del predominio de los factores de oferta del mercado de trabajo en la explicacion de las diferencias salariales. En esta vision el modelo estandar del mercado de trabajo plantea que el salario depende de la productividad laboral, la cual esta determinada por la dotacion de capital humano, es decir, por el grado de escolaridad y la experiencia laboral (Palacio y Simon, 2002 y 2004). A partir de este enfoque se estiman tres modelos uniecuacionales para el caso de Tijuana y Mexicali considerando las ramas de la industria manufactura. Las variables explicativas de los niveles de ingreso son la escolaridad, la experiencia y su cuadrado. Tanto para el caso de Tijuana como de Mexicali se constata que la escolaridad es un determinante mas relevante que la experiencia laboral. Esto sugiere que en ambas ciudades los ingreso promedio de los trabajadores de la industria manufacturera estan estrechamente relacionados con los anos de escolaridad de los jefes de familia de los hogares. En consecuencia, se puede afirmar que las capacidades y habilidades de la fuerza de trabajo estan estrechamente relacionadas con una mayor formacion profesional.

El trabajo se divide en cuatro secciones. En la primera se describen aspectos relacionados con el entorno fronterizo de Baja California asi como con los ingresos manufactureros y los niveles de escolaridad de Tijuana y Mexicali; en la segunda se especifica un modelo econometrico de capital humano considerando datos de panel con efectos fijos. En la tercera se analizan algunos estadisticos descriptivos de las variables y los resultados de estimacion. Finalmente, en la cuarta seccion, se plantean algunas conclusiones generales.

Capital humano e ingresos laborales en la industria manufacturera de Baja California

La aglomeracion industrial producida por el establecimiento de un creciente numero de empresas en la zona fronteriza de Baja California ha impulsado una creciente especializacion en los procesos productivos de actividades industriales manufactureras asociadas al subsector de metal mecanica, maquinaria y equipo y el de alimentos, bebidas y tabaco. Entre los principales determinantes de esta concentracion se encuentra la vinculacion de estas hacia atras y hacia delante buscando economias de escala, inducido por la busqueda de externalidades intra e interindustriales a escala regional. Esto ha generado condiciones de aprendizaje e innovacion empresarial con efectos favorables en el empleo y la productividad.

Las ciudades adyacentes a la frontera Mexico-Estados Unidos forman pares binacionales con intensos procesos transfronterizos. Se puede afirmar que el crecimiento economico y poblacional de las ciudades fronterizas mexicanas esta relacionado con las crecientes diferencias estructurales entre ambos paises, que incentivan los flujos migratorios y la expansion del mercado local de trabajo. Alegria (1992) sostiene que la trasmigracion materializa la relacion interurbana de cada par de ciudades adyacentes, producto de la contiguidad geografica de diferentes salarios y precios, que genera una oferta para una demanda de trabajo en un mercado laboral binacional. Para las ciudades fronterizas de Estados Unidos, la trasmigracion representa el uso de un recurso localizado, abundante mano de obra con poca paga y bajo potencial de sindicalizacion y la posibilidad de disminucion del salario medio en algunos sectores.

En el contexto fronterizo Mexico-Estados Unidos se desarrollan procesos de innovacion y aprendizaje empresarial que fortalecen el desempeno competitivo de la estructura industrial local. De acuerdo con Villavicencio (2002), la innovacion implica adquirir conocimiento externo y difundirlo a las unidades productivas y organizativas de la empresa, capitalizar experiencias pasadas de resolucion de problemas, crear vinculos estrategicos con instituciones generadoras de conocimiento y mejorar los procesos productivos. La innovacion se origina en las redes de cooperacion regional enfocadas a la mejora de la gestion tecnico-empresarial para competir y generar empleos. A la vez que impulsan el desarrollo de la competitividad, estas redes detectan las necesidades comunes de formacion, educacion e infraestructura que favorecen el desarrollo empresarial. Las asociaciones y camaras empresariales tambien constituyen un importante impulso a las redes de conocimiento, al igual que las asociaciones de productores relacionadas con un producto o proceso en particular (Mungaray, 2001).

Un enfoque de clusters puede dimensionar el desarrollo empresarial regional con diferentes resultados. En una dimension horizontal, los agrupamientos de empresas similares produciendo bienes similares, se encuentran localizados unos junto a otros. En el vertical, los agrupamientos pueden ser explicados porque el producto de una empresa sirve como insumo de otra, de acuerdo con un encadenamiento productivo. Backstrom y Karlsson (1999) y Howells (1999) afirman que el agrupamiento no solo se refiere a empresas o industrias, sino que considera instituciones de educacion superior o agencias publicas o privadas de servicios legales o administrativos.

Para el caso de una region economica como la conformada por las economias de Baja California y California, donde se da una fuerte interaccion en los mercados laborales y de insumos de las empresas norteamericanas, asiaticas y mexicanas, la perspectiva de afinidad parece muy adecuada para explicar la fuerza de la relacion regional y binacional que se desarrolla entre la homogeneidad de intereses locales y la heterogeneidad de las diferentes redes empresariales (Westlund, 1999). Los niveles de especializacion industrial de Baja California darian lugar a la idea de que las empresas con mayor poder de mercado no tratan de expulsar a otras con menor poder para optimizar sus funciones de produccion y de beneficio, no solo porque sus mercados son diferentes, sino por la incertidumbre de poder emplear en el largo plazo la capacidad instalada plenamente. Por lo tanto, buscarian controlar los nichos de demanda final y subcontratar, primero, a sus proveedores de San Diego y luego a los que fuera posible reclutar entre las micro y pequenas empresas (Mypes) locales con criterios de calidad para evitar inversiones riesgosas (Mungaray, 1997). En esta logica se realiza el ajuste regional de los salarios en la manufactura, ya que al ser desplazados los procesos intensivos en trabajo hacia la frontera norte mexicana por parte de las empresas transnacionales, estas a su vez se especializan en procesos de alta tecnologia, investigacion y desarrollo del lado de Estados Unidos. Por tanto, la especializacion industrial promueve la calificacion de la fuerza de trabajo que se incrementa en ambos lados de la frontera, lo que hace aumentar la demanda de trabajo calificado a la vez que sus respectivas remuneraciones (Feenstra y Gordon, 1995). Se esperaria una tendencia general al incremento de la demanda de personal capacitado de la mano del desarrollo, como resultado tanto de la acumulacion de capital como del cambio tecnologico (Mincer, 1995). Al incrementarse la proporcion de ingresos por persona es probable que los niveles educativos y los salarios relativos del personal capacitado aumenten (Meza, 1999). Si bien es cierto que el acervo de capital humano influye positivamente el crecimiento economico y principalmente al capital fisico al ser ambos complementarios, tambien lo es que mantiene influencia directa sobre el ingreso per capita (Barro, 1994).

En el caso de la region fronteriza de Baja California, el objetivo de la subcontratacion en las empresas transnacionales (en su mayoria japonesas y estadounidenses) es el aprovechamiento de las ventajas que ofrece la region respecto a localizacion, especializacion, calificacion de la mano de obra, externalidades y diferenciales salariales. La importancia de la educacion, tanto por su calidad y disponibilidad, ha permitido mantener una estructura productiva de costos laborales bajos y una fuerza de trabajo con gran capacidad de aprendizaje y alta productividad. La creacion de esta ventaja competitiva ha impulsado el asentamiento y la consolidacion productiva de empresas internacionales con diversos niveles de desarrollo tecnologico. La complementariedad de estos factores estimula el desarrollo de proveedores de insumos industriales en el lado de California y con ello el crecimiento industrial y de los servicios profesionales en el area de San Diego y sur de California (Mungaray et al., 2001).

Las diferencias en vocaciones industriales manufactureras, en aspectos educativos y experiencia laboral en las ciudades fronterizas del norte de Mexico, dan a conocer que la apertura economica ha afectado la dispersion salarial debido a los diferenciados efectos de la experiencia laboral y de la educacion. Para Carrillo y Hualde (1998), en las ciudades fronterizas de Baja California algunas plantas industriales se han especializado en fases concretas de procesos industriales que consideran mayor calificacion de la mano de obra, lo que influye fuertemente en el crecimiento de la produccion. El entorno de apertura economica propiciado por el Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) ha fortalecido el proceso de integracion economica regional. Ello ha impulsado mayores movimientos en los flujos de inversion extranjera directa y de bienes y servicios en ambos lados de la frontera norte. En este escenario la fortaleza economica de Baja California ha radicado en el desarrollo de su condicion de frontera con la economia mas grande del mundo. A su natural disponibilidad de capital humano, se han agregado los flujos migratorios de otras entidades del pais en busca de una mejor oportunidad de empleo. La idea de acumular una mayor dotacion de capital humano contribuye a un mejoramiento de la productividad, lo cual puede incrementar el valor agregado en las actividades economicas, con efectos favorables en los ingresos salariales y el bienestar.

Metodologia

El proposito de este trabajo es analizar si variables proxy de capital humano como el grado de escolaridad, la experiencia laboral y la especializacion del personal ocupado han sido relevantes en la determinacion de los ingresos promedios de los trabajadores de la industria manufacturera de las ciudades de Tijuana y Mexicali, Baja California (Cabrera, 2007). Para ello se estima una ecuacion de ingresos semilogaritmica minceriana (Mincer, 1974) de la siguiente forma:

[EXPRESION MATEMATICA IRREPRODUCIBLE EN ASCII] [1]

donde

Y/[L.sub.it] = ingresos promedios del trabajador manufacturero

[AE.sub.it] = anos de escolaridad formal. (1)

[EX.sub.it] = anos de experiencia.

[EX.sub.it.sup.2] = anos de experiencia al cuadrado.

[ES.sub.it] = indice de especializacion del personal ocupado.

El subindice i denota la rama economica y t el horizonte temporal. La ecuacion esta fundamentada en la teoria del capital humano y de acuerdo con Zepeda y Ghiara (1999) representa un intento pragmatico que modela la relacion funcional del ciclo de vida de los ingresos, la educacion y el entrenamiento. Especificamente, [d.sub.i] y [d.sub.t] son matrices que agrupan vectores de variables dummy que capturan en el modelo el efecto de los cortes trasversales (i-ramas) y periodos de tiempo (tanos) en la ecuacion de regresion. Cabe precisar que los estimadores [lambda] y [psi] agrupan los parametros asociados a los efectos fijos de cada industria y cada periodo de tiempo, pues la estimacion que se realiza corresponde a una estructura de datos en panel.

La hipotesis que se evalua con el estadistico F es {[H.sub.o]: [[alfa].sub.i] = [alfa]}, que establece que el modelo tiene un intercepto comun para todas las ramas analizadas. El termino (n-1, nT-n-k) denota los grados de libertad en el numerador y denominador y el contraste se efectua considerando un nivel de 95% de significancia estadistica. De acuerdo con Wooldridge (2001), la aceptacion de esta hipotesis descarta una estimacion con efectos fijos, lo que significa que se procede unicamente a estimar una regresion agrupada con NT observaciones en donde solo se incorporan a la ecuacion de regresion las variables de capital humano y no los vectores de variables dicotomicas. Tanto para Tijuana como para Mexicali se plantean tres versiones distintas de un modelo con efectos individuales de la forma:

[y.sub.it] = [x'.sub.it][beta] + [[eta].sub.i] + [v.sub.it] (i = 1,..... N; t = 1,....., T) [2]

En donde [x.sub.it] es un vector k*1 de variables explicativas, [beta] es el vector de parametros a estimar, [[eta].sub.i] es un efecto individual y [v.sub.it] un termino de perturbacion. Como bien apuntan Arrellano y Bover (1990), si el modelo incluye efectos temporales, se suponen incluidos en [beta] en cuyo caso [x.sub.it] contiene las correspondientes variables ficticias en el tiempo. En el modelo de efectos fijos, los [[eta].sub.i] son tratados como un conjunto de N coeficientes adicionales que se pueden estimar junto con [beta]. En el caso del modelo de efectos aleatorios (2) se parte de que [[eta].sub.i] es una variable aleatoria inobservable independiente de [x.sub.it] que forma parte del termino de perturbacion compuesto: (3)

[[mu].sub.it] = [[eta].sub.i] + [v.sub.it] [3]

Los tres modelos que se estiman son los siguientes. (4)

[EXPRESION MATEMATICA IRREPRODUCIBLE EN ASCII] [1.1]

[EXPRESION MATEMATICA IRREPRODUCIBLE EN ASCII] [1.2]

[EXPRESION MATEMATICA IRREPRODUCIBLE EN ASCII] [1.3]

La elaboracion de la base de datos sobre la industria manufacturera de Tijuana y Mexicali se realizo integrando informacion por ciudad, de acuerdo a la clasificacion por areas metropolitanas obtenida de la Encuesta Nacional de Empleo Urbano (ENEU) del Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica (INEGI). En la integracion de los datos se consideraron para Tijuana 23 ramas y para Mexicali 28. En el primer caso el periodo de estudio comprende desde el primer trimestre de 1994 hasta el ultimo trimestre de 2001, y para Mexicali desde el primer trimestre de 1998 hasta el cuarto trimestre de 2001. Los datos de ingresos se convirtieron de precios corrientes a precios constantes. Cabe precisar que en las estimaciones se utilizaron promedios trimestrales para disponer de una base de datos con frecuencia anual. La razon fundamental por la cual se integra informacion agregada es porque ayudo a mejorar el ajuste de las estimaciones asi como estadisticos de prueba como la t y F. La muestra para Tijuana es de 184 observaciones y para Mexicali de 112. Por otra parte, conviene insistir en que el modelo que se estima corresponde a una especificacion no extendida a una desagregacion de la escolaridad por niveles. Esto en razon de que los datos de la Encuesta Nacional de Empleo Urbano en su version impresa, no reportan tabulados que permitan obtener cifras referentes a los folios de los jefes del hogar. La disponibilidad de este tipo de informacion va mas alla de los alcances de esta investigacion, no obstante se visualiza como un esfuerzo de investigacion posterior. La idea de contemplar el periodo de estudio 1994-2001 obedece a la necesidad de construir una primera base de datos de un periodo mucho mas largo que a futuro se esta considerando integrar con informacion tanto de la Encuesta Nacional de Empleo Urbano (ENEU) como de la Encuesta Nacional de Empleo (ENE) y la Encuesta Nacional de Ocupacion y Empleo (ENOE). Cabe agregar que la informacion de los ingresos esta relacionada unicamente con el segmento de trabajadores asalariados y la experiencia se calculo de acuerdo con lo establecido en la nota numero 1.

Analisis de resultados

La informacion sobre los ingresos de los trabajadores de Tijuana indica una tendencia creciente a la par con el numero de anos de educacion. Para 1998-1, los trabajadores con un nivel educativo de 0 a 6 anos (primaria) y de 7 a 9 anos (secundaria) tuvieron ingresos promedio de 2,655 y 2,675 pesos respectivamente. Los trabajadores con preparatoria y carreras tecnicas (10 a 12 anos) obtuvieron los mayores ingresos promedio con 2,748 pesos pero con una gran dispersion salarial reflejada en una desviacion estandar de 4,375 pesos. Los trabajadores con licenciatura y mas (13 anos y mas) presentaron menores ingresos a los anteriores. Para 1999-4 los trabajadores que mas ingresos tuvieron fueron los de licenciatura y en 2001-4 los trabajadores con licenciatura y mas despuntan con mayores ingresos y amplia diferencia respecto al nivel preparatoria, con ingresos promedio de 5,492 pesos. En Mexicali, para 1998-1 los trabajadores que mas ingresos obtuvieron fueron los de nivel preparatoria, con 4,047 pesos y una amplia dispersion salarial. Para 1999-4, de nuevo los trabajadores de nivel preparatoria obtuvieron los mayores ingresos con 5,491 pesos, si bien para 2001-4 los trabajadores de nivel licenciatura tuvieron las mejores remuneraciones promedio. En ambos municipios destaca que es hasta el cuarto trimestre del 2001 cuando los trabajadores de nivel licenciatura y mas logran los mayores ingresos, lo cual es acorde con el mayor numero de anos de educacion. La dispersion salarial de mayor a menor indica una evolucion de mayor diversidad a mas homogeneidad en los empleos y remuneraciones para este grupo de trabajadores en el sector manufacturero, lo que en la estructura del mercado laboral refleja la movilidad de la fuerza de trabajo al pasar de unos sectores a otros.

En 1998-1 las industrias de alimentos y bebidas, de la madera, maquinaria y productos metalicos de Tijuana, experimentaron los mayores ingresos medios laborales con 2,823, 2,790 y 2,810 pesos, respectivamente. Para 1999-4, industrias de la madera, productos minerales no metalicos y productos metalicos obtuvieron los mayores ingresos con 3,883, 3,641 y 3,792 pesos, respectivamente, y en el 2001-4 destacan alimentos y bebidas, de la madera e imprentas y editoriales con 4,231, 4,106 y 3,965 pesos respectivamente. En Mexicali, para 1998-1 sobresalen las industrias de la madera, productos minerales no metalicos y productos metalicos con ingresos de 3,129, 3,317 y 5,006 pesos respectivamente. Para 1999-4, destacan la madera, productos minerales no metalicos y maquinaria y productos metalicos con ingresos de 4,292, 4,583 y 3,813 pesos, respectivamente. Para 2001, las industrias de la madera y alimentos y bebidas reciben los mayores ingresos. En suma, la mayoria de las industrias con mayores ingresos coinciden con mayores niveles de anos de educacion en la manufactura para ambos municipios.

Para el conjunto de los trabajadores manufactureros, en 2001-4 los ingresos medios mas altos y mayores niveles de educacion correspondieron a Mexicali con 4,819 pesos y 8.7 anos, frente a Tijuana con 4,761 pesos y 7.4 anos respectivamente.

De acuerdo con los censos de poblacion de INEGI (2000), se observa como Mexicali mantiene un nivel de escolaridad mayor de su poblacion en comparacion con Tijuana, tanto en secundaria como en profesional, con 64.8% contra 61.3% y 1.6% contra 0.9%, respectivamente.

Si bien el entorno del TLCAN y la creciente entrada de inversion extranjera directa (IED) a Baja California favorecen la economia y el empleo en Mexicali y Tijuana desde 1994, tambien el crecimiento demografico y los movimientos de poblacion en las ciudades fronterizas de Mexico y Estados Unidos han favorecido el desarrollo de mercados regionales de bienes y servicios en ambos lados de la frontera, impulsando la demanda de trabajo relativamente calificado. Para 2001, tanto para Mexicali como para Tijuana se experimentaron mayores indices de especializacion en la industria electronica, productos de madera, vestido, plastico y estructuras metalicas. Esto es indicador de la vocacion industrial y fuente de empleos y bienestar en la region fronteriza de Baja California. Por otra parte, las industrias que registraron niveles de especializacion mas bajos en Mexicali fueron la industria de preparados de frutas y legumbres, otras industrias textiles, maquinaria, equipos y aparatos electricos con ingresos promedio por hora de 18.9, 18.7 y 19.3 pesos. En el caso de Tijuana, las industrias menos especializadas son: productos alimenticios, industria del hierro y del acero, y equipo de transporte con participaciones e ingresos de 20.9, 18.8 y 20.1 pesos por hora respectivamente.

El modelo [1.1] es una version no restringida en donde los coeficientes de las pendientes son constantes pero la interseccion varia conforme las ramas economicas y el tiempo. Por su parte, el modelo [1.2] se caracteriza porque los coeficientes de las pendientes son tambien constantes pero la interseccion varia para cada rama economica. En este caso particular, aun cuando la interseccion varia para cada rama economica, cada interseccion es invariante en el tiempo y recoge el efecto individual de cada rama. La especificacion [1.3] permite capturar ademas de las variables de capital humano el efecto del tiempo en la funcion de ingresos promedios. La prueba F para el caso de Tijuana que aisla los efectos de las ramas economicas de los efectos de los periodos de tiempo, arroja un valor calculado de 5.01 que excede el valor critico de 2.6, determinando que hay efectos diferenciados en las industrias analizadas sobre los ingresos promedio. En el caso de Mexicali tambien se obtiene un resultado en la misma direccion, pues el valor calculado de 3.01 es mayor al valor critico. Es importante anotar que a reserva de estos resultados, se estiman las tres versiones especificadas con el interes de evaluar lo resultados de forma comparativa (veanse los cuadros 3, 4 y 5).

Las distintas formas funcionales corresponden a una ecuacion semilogaritmica tipo Mincer (1974). Esto significa que los coeficientes obtenidos de las variables explicativas A[E.sub.it], E[X.sub.it] y A[E.sup.2.sub.it], representan semielasticidades. Un aspecto importante es que la epecializacion del personal ocupado E[S.sub.ir] resulto ser una variable no significativa y por ello no se incorpora en ningun modelo. Por otro lado, cabe senalar que las estimaciones se efectuaron utilizando el metodo de White que produce errores estandar robustos ante la presencia de heterocedasticidad. (5)

En lo que respecta al caso de Tijuana, los resultados indican que el modelo [1.3] es el que mejor ajuste produce, pues se puede constatar que las tres variables de capital humano son estadisticamente significativas. Ello contrasta con el modelo [1.2], en donde los anos de escolaridad no son determinantes de los ingresos. El efecto tiempo introducido en [1.3] y que se captura a traves de [8.suma de (t=1)] [d.sub.t] sugiere que la funcion de ingresos puede desplazarse en el tiempo, pues los coeficientes asociados a las variables dicotomicas asi lo confirman.

Considerando esta ultima especificacion, es claro que los anos de escolaridad son mas importantes que la experiencia laboral, aun cuando esta tambien es muy significativa. Hay que advertir que habra ramas en donde los niveles de ingreso de los trabajadores se ubican por arriba o por debajo de la media del conjunto de las 23 ramas consideradas, por lo que el impacto individual pudiera variar. En el caso de Tijuana se puede decir que los resultados relacionados con la escolaridad y la experiencia laboral son consistentes con el tipo de relacion esperada.

Para Mexicali tambien se descarta la estimacion de un modelo restringido con intercepto comun. En este sentido la especificacion que solo incorpora [28.suma de (i=1)] [d.sub.i] omite los efectos temporales, es el modelo que mejor resultados arroja en cuanto a significancia estadistica. Al igual que en el caso de Tijuana, se comprueba que la variable que mas peso tiene en la determinacion de los ingresos promedio es la escolaridad y en menor medida la experiencia laboral. En ambos casos la relacion observada es positiva y en lo referente a la experiencia laboral al cuadrado el signo es negativo tal y como se esperaria. Si se considera que el modelo de panel mas robusto para Tijuana contempla [8.suma de (t=1)] [d.sub.t] y para Mexicali [8.suma de (t=1)] [d.sub.t], entonces se puede argumentar razonablemente que en este ultimo caso, las caracteristicas particulares de cada rama son relevantes en la determinacion de los ingresos promedio por los efectos fijos que tienen.

Conclusiones

A partir de los resultados obtenidos se puede concluir que la especializacion del personal ocupado no es una variable relevante en la determinacion del ingreso promedio de los trabajadores de la industria manufacturera de Tijuana y Mexicali. Si bien es cierto que la especializacion constituye una variable representativa de las economias de aglomeracion de naturaleza intraindustrial que pueden desencadenar efectos favorables sobre los niveles de empleo en los mercados laborales locales, tambien lo es que esta estrechamente relacionada con los procesos de innovacion y dotacion de capital humano. No es fortuito que en las especificaciones econometricas no sea significativa, pues en las ecuaciones de ingreso tipo minceriana normalmente no figura explicitamente como variable independiente.

El hecho de que la escolaridad sea la variable de capital humano mas importante en las estimaciones realizadas para Tijuana, significa que en el mercado de trabajo local el nivel de educacion se convierte en un criterio fundamental de la negociacion salarial. Tambien puede estar indicando que es un mercado de trabajo especializado en donde la escolaridad se asocia con un desarrollo de habilidades, destrezas y capacidades de la fuerza de trabajo. En el caso de Mexicali se presenta el mismo fenomeno, aun cuando el numero de ramas estudiadas es mayor que las consideradas en Tijuana.

La estrecha relacion positiva entre ingresos y anos de escolaridad supone una elevada exigencia del mercado de trabajo local en materia de educacion, que plantea la necesidad de fortalecer constantemente el vinculo entre los centros de produccion y de educacion basica, media y superior, con el proposito de adecuar los procesos de ensenanza-aprendizaje a las necesidades que plantea el desarrollo empresarial de ambas ciudades fronterizas. La implicacion de politica educativa que se deriva del trabajo empirico, es que en lo que respecta a la educacion media tecnica y superior, se deben adoptar medidas institucionales que garanticen un adecuado diseno y reestructuracion de los programas de estudio y sus perfiles de egreso, de forma que las competencias tecnicas y profesionales esten ligadas con la vision empresarial de largo plazo.

Los resultados sugieren que la experiencia laboral tambien es una variable importante en la determinacion de los ingresos. Se entiende que al representar habilidades y capacidades acumuladas adquiridas en los distintos centros de trabajo, contribuye a eficientizar el proceso de produccion y con ello a elevar los niveles de productividad laboral. En este sentido el vinculo positivo entre experiencia laboral e ingresos puede significar que las remuneraciones esten ajustadas a criterios de productividad y eficiencia, en cuyo caso predominaria un esquema de negociacion salarial bilateral sobre uno de negociacion colectiva. No obstante, hay que advertir que esto dependeria de las caracteristicas particulares de cada rama o industria, de donde se concluye que las ramas con mayor desarrollo tecnologico absorberian fuerza de trabajo mas especializada, con altos niveles de escolaridad y basta experiencia laboral.

Recibido en febrero de 2008 Segunda version recibida en junio de 2008 Aprobado en septiembre de 2008

Bibliografia

Arellano, M. y O. Bover (1990), "La econometria de datos de panel", Investigaciones Economicas, vol. XIV, num. 1, pp. 5-44.

Alegria, O. Tito (1992), Desarrollo urbano en la frontera Mexico-US, Mexico, Conaculta.

Ampudia R., Lourdes (2007), "Analisis del mercado de trabajo: comportamiento salarial y su rendimiento de acuerdo al nivel educativo en Ciudad Juarez 1987-1998", Aportes, ano XII, num. 35, mayo-agosto, pp. 117-130.

Barro, Robert (1994), "Economic Growth in a Cross Section of Countries", Quarterly Journal of Economics, vol. CVI, pp. 363-394.

Backstrom, M. y C. Karlsson (1999), Specialisation and Clustering in an Industrial District. The Case of the County of Jonkoping, Jonkoping International Business School, documento de trabajo.

Barceinas P., Fernando (2001), Capital humano y rendimientos de la educacion en Mexico, tesis doctoral, Barcelona, Espana, Universidad Autonoma de Barcelona.

Burgos, B. (2005), Efectos de la apertura externa sobre el mercado laboral de la region noroeste de Mexico, tesis de doctorado en Ciencias Economicas, Tijuana, UABC.

Cabrera, C. (2007), Especializacion industrial, calificacion laboral e ingresos del trabajo en la manufactura en Baja California, tesis de doctorado en Ciencias Economicas, Tijuana, UABC.

Carrillo, J. y A. Hualde (1998), "Third Generation Maquiladoras? The Delphi-General Motors Case", Journal of Borderlands Studies, vol. XIII, num. 1.

Cortez, W. W. (2005), "Dispersion y estabilidad de las diferencias salariales interestatales en Mexico, 1984-2000", Investigacion Economica, vol. LXIV, num. 253, jul-sep, pp. 123-158.

Feenstra, R. C. y H. H. Gordon (1995), Foreign investment, Outsourcing and Relative Wages, documento de trabajo del NBER, num. 5121.

Hueca Reynos, Luis (1994), "La rentabilidad de la escolaridad en los hogares asalariados de Mexico durante 1984-2000", Problemas del Desarrollo, vol. 35, num. 138, julio-septiembre, pp. 125-154.

Howells, J. (1999),"Regional Systems of Innovation", en D. Archibugi, J. Howells y J. Michie (eds.), Innovation Policy in a Global Economy, Cambridge University Press.

INEGI (1994 y 1999), Censos Economicos de Baja California, Mexico.

Mendoza, J. E. (2002), "Educacion, experiencia y especializacion manufacturera en la frontera norte de Mexico", Comercio Exterior, vol. 52 (4), pp. 300-308.

Meza, L. (1999), "Cambios en la estructura salarial de Mexico en el periodo 1988-1993 y el aumento en el rendimiento de la educacion superior", El Trimestre Economico, vol. LXVI (2), num. 262, abril-junio, pp. 189-226.

Mincer, J. (1974), Schooling Experience and Earnings, Nueva York, NBER.

-- (1995), "Economic Development, Growth of Human Capital, and the Dynamics of the Wage Structure", Journal of Economic Growth, num. 1, pp. 29-48.

Mungaray, A. (1997), Organizacion industrial de redes de subcontratacion para pequenas empresas en la frontera norte de Mexico, Mexico, NAFIN.

-- (2001), "Especializacion economica y promocion empresarial en Baja California", El Mercado de Valores, vol. 11 (10), pp. 1-27.

--, P. Moctezuma y R. Varela (2001), "Higher Education and Economic Growth in the California-Baja California Region", en J.W. Wilkie, E. Aleman y J.G. Ortega (eds.), Statistical Abstract of Latin America, vol. 37, pp. 1035-1043.

Palacio, J. I. y J. H. Simon (2002), "Dispersion salarial y negociacion colectiva en Espana", Cuadernos de Relaciones Laborales, vol. 20, num 1. pp. 169-187.

-- (2004), "Dispersion salarial entre establecimientos y desiguladad salarial", Revista de Economia Aplicada, vol. XII, num 36, pp. 47-81.

Urciaga, J. (2002), "Los rendimientos privados de la escolaridad formal en Mexico", Comercio Exterior, vol. 52 (4), pp. 324-330.

Villavicencio, D. (2002), "La gestion del conocimiento productivo: las normas ISO y los sistemas de aseguramiento de calidad", Comercio Exterior, vol. 52 (6), pp. 508-520.

Westlund, H. (1999), "An Interaction-cost Perspective on Networks and Territory", Annals of Regional Science, num. 33, pp. 93-121.

Wooldridge, M. J. (2001), Econometric Analysis of Cross Section and Panel Data, MIT Press.

Zepeda, M. E. y R. Ghiara (1999), "Determinacion del salario y capital humano en Mexico: 1987-1993", Economia, Sociedad y Territorio, vol. II (5), pp. 67-116.

(1) AE, se calculo considerando los anos de instruccion formal, EX como [edad-escolaridad-6] y la especializacion de la fuerza de trabajo con base en I[E(x).sub.ir] = [([x.sub.ir]/[x.sub.r])/([x.sub.in]/[x.sub.n])] donde x es el personal ocupado, i es la rama economica, r, la ciudad y n el estado.

(2) No se estiman efectos aleatorios para probar Ho: [[sigma].sub.[mu].sup.2]] = 0 en virtud de que los resultados son menos robustos.

(3) Por ello es comun que a estos modelos se les conozca en la literatura como modelos con errores compuestos (error components).

(4) Al introducir las variables binarias, se omite el intercepto para evitar el problema de la trampa de la variable dicotoma que deriva en una situacion de colinealidad perfecta o una relacion exacta entre las variables.

(5) El metodo implica que para cualquier coeficiente de regresion parcial [[beta].sub.j], var ([[??].sub.j]) = [suma] [[??].sub.ji] [[??].sup.2.sub.i]/[([suma] [[??].sup.2.sub.ij]).sup.2] donde [[??].sub.i] son los residuos obtenidos de la regresion original y [[??].sub.j] son los residuos proporcionados por la regresion auxiliar de [X.sub.j] sobre las regresoras restantes.

Claudio Cabrera, Alejandro Mungaray, Rogelio Varela y Emilio Hernandez *

* Cabrera es profesor de tiempo completo en la Escuela de Ingenieria y Negocios de San Quintin de la UABC; Mungaray, Varela y Hernandez son profesores de tiempo completo en la FERI-UABC y miembros del Sistema Nacional de Investigadores.
Cuadro 1. Ingresos, educacion y experiencia en el sector
manufacturero en Mexicali y Tijuana en 2001-04

Municipal            Edad      Ingreso     Anos de       Anos de
                               mensual *   estudio     experiencia

Mexicali
Promedio             32.4       4819.6       8.7          17.9
Desv. estandar       9.9        2026.2       3.0          11.0
Tijuana
Promedio             33.1       4761.6       7.4          19.4
Desv. estandar       9.9        2138.4       2.8          10.2

Fuente: Elaboracion propia con datos de la Encuesta Nacional de Empleo
Urbano, ENEU, 2001-04, INEGI. * Pesos corrientes.

Cuadro 2. Niveles de escolaridad de la poblacion total (2000)

Municipio     Primaria     Secundaria    Profesional

Tijuana        89.9%         61.3%          0.9%
Mexicali        89.7         64.8%          1.6%

Fuente: Elaboracion propia con datos de los censos de poblacion,
INEGI.

Cuadro 3. Resultados de estimacion del modelo [1.1]

                                  Tijuana
                              1994T1-2001T4

                       Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.16              3.27
E[X.sub.it]               0.14              3.00
E[X.sup.2.sub.it]        -0.00             -1.81
[R.sup.2] ajustado                 0.58
Tijuana NT                         184

                                 Mexicali
                               1998T1-2001T4

                       Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.20              5.43
E[X.sub.it]               0.10              3.08
E[X.sup.2.sub.it]        -0.00             -1.82
[R.sup.2] ajustado                0.55
Tijuana NT                        112

Cuadro 4. Resultados de estimacion del modelo [1.2]

                                 Tijuana
                             1994T1-2001T4

                      Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.03             0.65
E[X.sub.it]               0.27             5.92
E[X.sup.2.sub.it]        -0.01            -3.91
[R.sup.2] ajustado                0.34
Tijuana NT                         184

                                Mexicali
                            1998T1-2001T4

                      Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.18             4.99
E[X.sub.it]               0.11             3.34
E[X.sup.2.sub.it]         0.00            -1.94
[R.sup.2] ajustado                0.52
Tijuana NT                        112

Cuadro 5. Resultados de estimacion del modelo [1.3]

                                Tijuana
                             1994T1-2001T4

                      Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.19             6.93
E[X.sub.it]               0.12             4.23
E[X.sup.2.sub.it]         0.00            -2.26
[R.sup.2] ajustado               0.67
Tijuana NT                       184

                                Mexicali
                             1998T1-2001T4

                      Coeficiente     t-estadistico

A[E.sub.it]               0.25            10.95
E[X.sub.it]               0.07             2.97
E[X.sup.2.sub.it]        -0.01            -1.10
[R.sup.2] ajustado               0.34
Tijuana NT                       112
COPYRIGHT 2008 Universidad Autonoma de Baja California
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cabrera, Claudio; Mungaray, Alejandro; Varela, Rogelio; Hernandez, Emilio
Publication:Estudios Fronterizos
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2008
Words:6815
Previous Article:El Programa de Apoyo Financiero a Organismos de la Sociedad Civil en Tijuana: la construccion de la relacion entre la sociedad civil y el gobierno...
Next Article:Articulos de investigacion sobre comunicacion y cultura en torno a Baja California, 1976-2007. Un compendio razonado.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |