Printer Friendly

Canales de riego: creacion de un paisaje agricola en el valle del Mayo, Sonora, 1863-1904.

Canales de riego: creacion de un paisaje agricola en el valle del Mayo, Sonora, 1863-1904

Irrigation channels: the creation of an agicultural landscape at the Mayo river, Sonora, 1863-1904

Canais de irrigacao: a criacao de uma paisagem agricola no rio Mayo, Sonora, 1863-1904

Les canaux d'irrigation: la creation d'un paysage agricole a la riviere Mayo, Sonora, 1863-1904

Introduccion

El asunto de la construccion de paisajes por parte de los seres humanos a partir de actividades economicas, no es algo que podamos encontrar en la historiografia que sobre el devenir historico sonorense se ha generado en los ultimos anos, con excepcion de los trabajos de la historiadora estadounidense Cynthia Radding, para los casos de la llamada Pimeria Alta y la Opateria. No esta por demas decir, que hacemos nuestro el planteamiento de la citada investigadora en torno a los paisajes, "entendido como espacios de vida, creados por la actividad humana; los paisajes surgen de procesos ecologicos y culturales dotados de poder para transformar los desiertos, sabanas, bosques y rios con la intervencion del hombre y de la naturaleza" (1).

Asimismo, compartimos lo expresado por Antonio Escobar Ohmstede, de tomar "en cuenta los cambios en el paisaje, vistos como procesos historicos que se desenvuelven en espacios culturales creados y observados por el hombre. Los paisajes, a traves de los cuales percibimos la naturaleza, son en si hechura humana" (2). Esta es la ruta que seguiremos para historiar la alteracion de la naturaleza de una parte de la llanura semidesertica y la construccion social de un paisaje agricola. El periodo bajo estudio esta marcado por el inicio, 1863 y termino, 1904, de la apertura de canales en la parte baja de la cuenca del rio Mayo.

1. El escenario

El valle del Mayo, se ubica en el estado de Sonora en la posicion de 27[grados] 04' 51" latitud norte y 109[grados] 26' 43" longitud oeste. Forma parte de la provincia fisiografica conocida con el nombre de Sierras Sepultadas. Comprende mas del 50 % de la extension del estado de Sonora y se divide en tres subprovincias: Desierto de Sonora, Llanura Costera y Estribaciones de Piemonte. Tiene una extension de 104 491 [Km.sup.2] y abarca la parte occidental de los estados de Sonora, Sinaloa y Nayarit. Limita al norte con el valle de Yuma, Arizona, al oriente con la Sierra Madre Occidental, al sur y al poniente, con el Mar de Cortes y el Oceano Pacifico (3).

La llanura costera en la entidad sonorense tiene varios cientos de kilometros, y comprende desde la parte sur del municipio de Guaymas hasta el municipio de Huatabampo. Dicha extension comprende 9.245.44 [km.sup.2]. En ella se ubican los deltas de los rios Yaqui y Mayo. El territorio esta cubierto por material aluvial. El clima que prevalece en esta region, entendida como una delimitacion geografica, es seco calido con lluvias en verano (4). La temperatura en el verano supera los 40[grados] centigrados. En el invierno, desciende a 19[grados] centigrados.

2. Percepciones sobre el clima y el ambiente

En el ano de 1835, Ignacio Zuniga, comisionado por el gobierno federal para realizar el registro de los recursos naturales existentes en la entidad sonorense, dejo apuntado que el clima entre Alamos y Tucson, era "naturalmente dulce y sano" (5. Por su parte, Jose Agustin de Escudero, mas de una decada despues, dio cuenta que el clima de Sonora y Sinaloa, "a pesar de ser caliente, es por lo general saludable y acomodado" (6).

Otro factor que le es inherente a la entidad sonorense son sus escasas lluvias en verano e invierno. La precipitacion media anual en el estado de Sonora es de 405 mm. En el valle del Mayo alcanza los 555 mm (7). Este fenomeno meteorologico fue registrado por el bachiller Jose Joaquin de Zayas, cura del pueblo de la Natividad de Navojoa, en agosto de 1772, al apuntar que los habitantes, incluidos los mayos del mencionado pueblo y los de San Ignacio, Cohuirimpo, habian perdido sus siembras debido a la exiguidad de las lluvias (8). La agricultura de temporal practicada por los mayos dependia de que se presentaran lluvias abundantes tanto en verano como en invierno. La mencion de las siembras por parte de Zayas, es importante, porque da cuenta de creacion de un paisaje agricola por algunos mayos, en una parte de la llanura semidesertica.

Los paisajes agricolas creados por los hombres tambien tuvieron lugar en las tierras altas de Sonora, conocida como la Cordillera. Cynthia Radding nos dice que "los paisajes agricolas se combinaban con estrechas llanuras aluviales, pequenas parcelas de hortalizas regadas manualmente y plantaciones en laderas que dependian de precipitaciones de temporada" (9). Debido a lo anterior, compartimos la idea expresada por la mencionada historiadora respecto a que "el ambiente no es un mero telon de fondo escenico del drama humano, sino que forma parte del relato humano" (10).

Tanto en el valle del Mayo como en la Cordillera, a los pueblos indios se les sumaron otros actores sociales: los misioneros jesuitas, militares, representantes de estructura de gobierno y colonos, quienes tambien, construyeron paisajes a traves de la congregacion de las rancherias dispersas en pueblos cabecera y pueblos de visita, en el caso de los ignacianos. Los militares por medio de la edificacion de presidios en puntos estrategicos. Los colonos tuvieron como estimulo la presencia de los recursos tierra y agua. Para el acceso a la primera, actuaron en consecuencia con lo establecido en la Real Instruccion de 1754.

Por medio de esta norma, se convoco a los poseedores de tierras realengas a entrar en composicion con la Hacienda real. A los demas, se les invito a denunciar dichos terrenos. Cabe decir, a unos y a otros, se les exigia contar con un buen numero de semovientes de ganado vacuno, caballar y mular (11). Sin duda, la presencia de los hatos en una parte de la ya mencionada llanura semidesertica, es otra muestra de la alteracion de la naturaleza por la actividad ganadera y por ende, la construccion de un paisaje pecuario.

Tenemos por tanto, que en el valle del Mayo y las tierras altas de Sonora, la ganaderia y la agricultura, eran actividades que algunos actores sociales llevaban a cabo. Respecto a la segunda actividad, Nicolas de Lafora, observo que los indios en las margenes de los rios tenian siembras cuyo ciclo estaba en relacion con el uso y aprovechamiento de las avenidas de las corrientes superficiales (12). El subdelegado del Real de Los Alamos, Tomas Pelayo, en los primeros anos del siglo XIX, destaco la disminucion de las cosechas de maiz, trigo, garbanzo y frijol debido a la escasez de las lluvias, durante la temporada de cultivo (13).

Ya en la decada de los anos 60 del mencionado siglo, F. A. Ronstadt, prefecto del distrito de Alamos, reconocio que debido a la exiguidad de las lluvias unicamente la recibia "una pequena parte de los fertiles terrenos" (14).

La practica de agricultura de secano en las margenes del rio Mayo y en las otras corrientes superficiales de Sonora, la regularidad y abundancia de las lluvias, a diferencia de la vegetacion arbustiva: cactaceas arboreas como el cardon pelon o gigante; el cardon espinoso, la pitahaya y el sahuaro, que alcanzan gran tamano. Tienen una antiguedad de mas de 80 millones de anos (15).

Otras especies son el mezquite, la cholla, palo verde y gobernadora. Se caracterizan por su adaptacion a la aridez. Todas forman parte del matorral xerofilo. Una especie que llamo la atencion del misionero jesuita Juan Nentuig, fue la pitahaya, debido a la fruta que daba desde mayo hasta julio. El ignaciano registro el proceso de creacion de la fruta:

"a principios o mediados de mayo unas flores blancas o algo moradas, las cuales se van secando a cosa de 15 dias, y creciendo el boton que esta pegado sin pezon al vastago, el cual queda verde, hasta que ya llegado el tamano de un huevo de gallina coge color y se pone encarnado, senal de que ya esta madura esta fruta, que se da en la mayor parte con tanta abundancia, que los indios hacen cosecha para venderla o guardarla" (16).

Nentuig, con la ultima parte de su registro, destaco la actividad recolectora de frutos de la naturaleza que los indios llevaban a cabo, quizas mas con el segundo proposito que el primero. Tal actividad en el momento del registro del ignaciano no genero ninguna tension entre los actores sociales. ?Por que razon? Los frailes estaban abocados a la explotacion de las tierras de mision y al comercio de sus productos, y los espanoles que llegaron al septentrion novohispano, observaron "una tierra muy seca, con escasas fuentes de agua, con canadas de pastos buenos, pero tambien con muchos montes en donde ni el pasto nace y son intransitables" (17). Tal condicion hidrologica se compensa con los buenos pastos para el pastoreo del ganado de diferentes tipos.

Con la palabra montes, primero los espanoles y despues, los sinaloenses y sonorenses se refirieron a la abundante vegetacion de matorral xerofilo en amplias extensiones de tierra. El registro de lo anterior lo encontramos en las diligencias de denuncios y composiciones de sitios de ganado mayor. En 1762, el juez subdelegado del distrito de Alamos, Jose Alvarez, al terminar las medidas del puesto llamado San Francisco de Bacamocha, apunto lo siguiente: "tenia varios pedazos de consideracion sin ningun uso por tantos montes" (18).

Ya en las postrimerias del dominio espanol, el juez privativo de ventas y composiciones de tierras y aguas de la Intendencia de Arizpe, Jose Juan Lomban, describio las tierras ubicadas en la hoy llamada llanura costera del Pacifico como "yermas, con montes, cerros y llenales inmensos poblados de chollas" (19). Este era el ambiente a modificar por parte de los actores sociales. Mientras tanto, en la decada de los anos 30 del siglo XIX, Luis Urrutia, no pudo medir el puesto Agiabampo por ser "un monte de espinos cerrados" (20).

Lo agreste del ambiente de la citada llanura no minimizo el reconocimiento realizado por misioneros, funcionarios y militares, en torno al fluir de las aguas por las corrientes superficiales y la fertilidad de las vegas de las mismas. Uno de ellos fue el jesuita Andres Perez de Ribas, quien se refirio al rio Mayo en los siguientes terminos: "no era muy caudaloso ya que casi todo el ano se podia pasar, menos en el tiempo de las crecientes que al recoger muchas aguas ensancha su madre, dejando regados y fertilizados algunos valles. Era el mas poblado de gente de todos los de Sinaloa, siendo todos labradores" (21). De nueva cuenta, la referencia al paisaje agricola construido por los seres humanos.

Por su parte, el doctor Pedro Tamaron y Romeral, en su visita que hizo a la provincia de Sinaloa, destaco la descarga de las aguas de los rios llamados Sinaloa, Fuerte y Mayo en el seno californio. El jerarca eclesiastico, destaco la presencia de cultivos de trigo, maiz y otras semillas en las margenes de los arroyos. Al igual, que en el valle del Mayo, se aprovechaban las tierras irrigadas por las avenidas de las corrientes superficiales (22). Antonio de los Reyes, primer obispo de Sonora, apunto que tanto los mayos como las misiones de Camoa, Navojoa y Santa Cruz del Mayo, contaban con buenas tierras en las orillas del rio Mayo, para la practica de la agricultura (23). Alejo Garcia Conde, en su caracter de intendente de Arizpe, destaco que en "Sonora, las vegas de los rios son fertilisimas y hay fuentes y arroyos que contribuyen a la feracidad del pais" (24).

El diputado occidental Carlos Espinosa de los Monteros, tambien puso el acento en la fertilidad de la provincia de Sinaloa: "Era banada por quince caudalosos rios y muchisimos arroyos, los cuales pareciera que habian sido colocados por la naturaleza para regar a poco gasto las inmensas llanuras de la costa, siendo tan fecunda la tierra que cuando se dispone para la siembra, los labradores prefieren estos terrenos a pesar de sus costos para prepararlos" (25).

El secretario de gobierno del Estado de Occidente, Ignacio Lopez, estuvo en sintonia con la idea anterior al decir, que el citado estado tenia "abundancia de terrenos fertiles ubicados en distintos climas y casi todos virgenes conforme los crio el Autor Supremo" (26). Los miembros del Ayuntamiento de Alamos, en el marco del debate de la separacion de Sonora y Sinaloa, se inclinaron por su integracion a la primera por la identificacion con sus costumbres, pero sobre todo, porque "muy cerca se encontraban los valles del Yaqui y Mayo, en cuyas tierras fertiles se podrian alcanzar grandes producciones que algun dia llamarian la atencion del mundo" (27).

Zuniga, adjudico el caracter vivaz, alegre y activo de los yaquis y mayos a "la clara y hermosa atmosfera que respiran, el cielo siempre diafano, y el risueno aspecto de sus campinas y de los rios que las riegan" (28). De lo dicho hasta aqui, hay dos asuntos a destacar. El primero es la idea de que los terrenos fertiles son espacios vacios, por ende sitios a ocupar por parte de otros actores sociales que no son los pueblos indios ni los indios. El segundo, tiene que ver con la construccion social del potencial de la llanura semidesertica a partir del binomio tierra y agua.

La idea de una naturaleza prodiga hacia los occidentales contrasta con la postura de Georges Louis Leclerc, conde de Buffon: "la naturaleza salvaje es horrible y letal, soy yo y unicamente yo quien puede convertirla en grata y habitable" (29). ?Como alcanzar tales atributos por parte de los seres humanos? Desecar las marismas, abrir canales, destruir los bosques viejos por el fuego o el hierro; en su lugar crear pastizales y campos arables para que el buey abra sus surcos, de modo que una nueva naturaleza salga de sus manos (30). Acciones humanas encaminadas a la modificacion de la naturaleza y la creacion de paisajes.

El ministro de Relaciones Interiores y Exteriores, Juan Jose Espinoza de los Monteros, se declaro partidario de uno de esos nuevos paisajes: la agricultura. En su opinion, era una actividad significativa para conseguir el bienestar del pueblo, siempre y cuando, se aprovechara "la verdadera opulencia con que la naturaleza ha enriquecido a la nacion mexicana" (31). Jose Maria Gaxiola, gobernador del Estado Interno de Occidente, deposito en la redaccion de una ley agraria "la prosperidad a que los tenia destinados la naturaleza" (32). Por su parte, Ignacio Zuniga, fue un convencido de que la explotacion de las tierras incultas de los valles del Mayo y Yaqui, significaba sacar provecho de "las grandes ventajas con que invita la naturaleza" (33). En 1854, Manuel Monteverde, al igual que los ya mencionados, deseaba la transformacion de los inmensos terrenos esteriles de Sonora en campos en donde debian brotar "mil veneros de riqueza y felicidad" (34).

La voz de elite sonorense conformada por propietarios de tierras, comerciantes, propietarios de molinos harineros y duenos de minas, se habia expresado: la naturaleza al servicio de los hombres. Por lo tanto, la propuesta de Ignacio Zuniga, de que tanto empresarios nacionales como extranjeros "sangrasen los rios y establecieran plantaciones" (35), tendria que cumplirse o como dijo, Antonio Goycoolea, darle "vida a los terrenos que han estado muertos y nulos para la agricultura" (36).

3. La construccion del paisaje agricola en el valle del Mayo, 1863-1904

Como ya lo observamos, la practica de la agricultura por parte de los mayos se realizaba en las tierras cercanas a las margenes del rio Mayo, cuyas avenidas las irrigaban. Este metodo de cultivo, era de poco impacto respecto a la afectacion de la vegetacion de la llanura semidesertica. Sin embargo, era expresion de un paisaje construido por los mayos. Al margen de dicha practica, en la parte media y baja de la cuenca del rio Mayo, tuvo lugar la ocupacion del espacio por medio de composiciones y denuncios de las tierras realengas a partir de los anos 60 del siglo XVIII.

Los nuevos propietarios de tierras dedicadas al pastoreo de diferentes tipos de ganado, se asentaron al lado de misioneros y pueblos indios, ge nerandose una tension entre los primeros y los ultimos, no en torno a la propiedad, sino sobre el respeto de los "limites" de las mismas (37). Los indios de los pueblos mayos enarbolaron como una de sus demandas, ya en los tiempos de la vida independiente de Mexico, la medida de los fundos legales de sus pueblos y la entrega de un sitio de ganado mayor para el pastoreo de sus animales.

La primera embestida en forma contra la naturaleza de la llanura semidesertica la llevaron a cabo los hermanos Martin, Jose de Jesus y Francisco Salido, socios de la Compania Salido Hermanos. En el ano de 1863, como parte de su plan de negocios acorde con la vision de futuro de los integrantes del Ayuntamiento de Alamos de 1830--en las tierras fertiles de los valles del Yaqui y Mayo, se podrian alcanzar grandes producciones que algun dia llamarian la atencion del mundo--, acordaron invertir parte de su capital en la apertura de un canal de derivacion de las aguas en la margen derecha del rio Mayo. Con dicha obra hidraulica iban a irrigar las tierras de su hacienda Tres Hermanos, ubicada en la parte media de la cuenca del citado rio, al noreste del pueblo de Navojoa.

Estos actores sociales con la accion que emprendieron dieron inicio a la expansion de la frontera agricola en el valle meridional del estado de Sonora. La dilatacion del canal fue de un poco mas de diez kilometros desde la bocatoma de agua ubicada a tres kilometros aguas arriba del cerro llamado Mezcales hasta las labores de riego de la hacienda Tres Hermanos, distante del pueblo mestizo de Navojoa a 25 kilometros y a una altitud de 80 msnm. Los trabajos de desmonte de la vegetacion originaria por parte de algunos mayos y mestizos, alcanzo las 200 hectareas. En la extension ya despejada, los hermanos Salido, cultivaron trigo, maiz y frijol (38). Sin embargo, siguieron dependiendo del volumen de las lluvias de verano e invierno, para mantener en produccion el nuevo paisaje agricola. El trinomio tierra, agua y obras hidraulicas, marcaba el inicio de la agricultura intensiva en el valle del Mayo.

El monto invertido en la mencionada obra hidraulica paso a un segundo plano para los hermanos Salido. Estos, como empresarios innovadores estaban convencidos de la importancia de la misma, ya que en su opinion contribuian a la prosperidad de los habitantes de la entidad sonorense gracias a la produccion agricola. Asimismo, vieron en su accion como "el medio mas eficaz para engendrar el amor al trabajo y por consiguiente el estimulo a la paz entre los mayos que tantos y repetidos males causan al Estado con sus continuas revueltas" (39).

Los hermanos Salido, convocaban a los mayos a integrarse como trabajadores y superar por este camino las diferencias entre los distintos actores sociales asentados en la ya mencionada cuenca. A la agricultura intensiva le otorgaron una mision civilizadora; redimir a los mayos asentados en los pueblos cercanos a su hacienda. Por su parte, el gobernador del estado, Ignacio Pesqueira,--partidario del progreso entendido como una marcha continua hacia algo siempre mejor--, observo en la obra hidraulica de los hermanos Salido, un avance de la sociedad sonorense.

Su entusiasmo lo llevo a violentar lo establecido en el Reglamento economico para la distribucion y conservacion de las aguas en los pueblos de Sonora de 1843, que faculto a los ayuntamientos sonorenses a otorgar concesiones de aguas a los particulares. Al margen de lo establecido en la norma, Pesqueira le encomendo tal tarea al prefecto del distrito de Alamos, Carlos E. Gaxiola (40). Lo anterior nos muestra la tension entre los representantes de los dos niveles de gobierno, por el control politico del recurso agua. El Ayuntamiento de Alamos, no habia perdido sus facultades en la materia. La injerencia del gobierno estatal estaba fuera de lugar. Gaxiola actuo, en consecuencia, con la comision conferida y les concedio a los citados hermanos Salido dos bueyes de agua por segundo con todos los privilegios por haber sido "los primeros en utilizar las aguas del rio Mayo con una obra tan costosa y benefica bajo todos los aspectos" (41). Lo aseverado por Gaxiola, es la expresion del discurso de todo funcionario de gobierno, partidario del progreso y un reconocimiento a la accion realizada por los hermanos Salido.

Sin reparar en lo mas minimo en la afectacion del ambiente--caracterizado por la abundancia de vegetacion arbustiva--, y que se observaba por los propietarios de tierras como un obstaculo para el avance de la frontera agricola, lo reiteramos, dio inicio el desmonte y la agricultura bajo riego. La ruta trazada por los hermanos Salido, la siguieron otros propietarios de tierras asentados en el valle del Mayo.

Uno de esos propietarios fue Antonio Goycoolea, originario y vecino de Alamos, dueno de la hacienda Santa Barbara, ubicada en la margen izquierda del rio Mayo, enfrente de la hacienda Tres Hermanos. Su proyecto hidraulico contemplaba la apertura de un canal principal y tres canales secundarios.

Con dichas obras hidraulicas se iba a mover un molino de trigo, regar las tierras de labor de la hacienda y de la huerta. El canal principal tuvo un desarrollo aproximado de 12 kilometros, desde la bocatoma hasta su comparto, serpenteando entre el rio Mayo y el cerro de Guadalupe. En el comparto, tres canales secundarios conducirian el agua; uno para regar las tierras altas de la labor de 5 a 6 kilometros; otro, de 500 metros con termino en un almacenamiento para su uso en el riego de las tierras del bajio de la labor; y otro, de un kilometro a pasar por el terreno de la casa de la hacienda hasta donde esta la caida de ocho metros serpenteando entre el rio Mayo y el cerro de Guadalupe (42).

Goycoolea, al terminar las obras hidraulicas antes descritas, abrio al cultivo, claro esta despues del desmonte realizado por los trabajadores, 200 hectareas. En dicha prolongacion se cultivaron las mismas semillas que en la hacienda Tres Hermanos y en corta escala, alfalfa (43). Goycoolea, como vecino de los hermanos Salido, conocio el camino utilizado por estos para obtener la concesion de aguas. Por lo tanto, le pidio al prefecto del distrito de Alamos, el uso de sus buenos oficios ante el gobernador Pesqueira, para la entrega del permiso correspondiente, con el animo de "darle vida a los terrenos que han estado muertos y nulos para la agricultura durante una larga y no interrumpida serie de anos sin dar a sus primeros propietarios las ventajas de que son capaces por su naturaleza y buena calidad" (44).

La percepcion de los propietarios de tierras respecto a la naturaleza es que estaba alli a su disposicion. Al igual que los hermanos Salido, Goycoolea fue un convencido de la importancia de su obra porque de manera inmediata daria trabajo a buen numero de individuos. Asi, estos junto con sus familias se convertirian:

"... en el muro de contencion contra las incursiones de yaquis y mayos dedicados al saqueo y se podria rescatar a un numero considerable de individuos de la clase proletaria tan digna de patrocinio y consideracion que por falta de trabajo se ven con frecuencia arrastrados al ejercicio de perniciosas costumbres y de vicios que los convierten en desgracia en una carga pesada para la sociedad" (45).

Goycoolea, por medio de su dicho puso ya en escena a otros actores sociales: los trabajadores de diferente origen etnico, procedentes de diferentes lugares de Sonora y de otros estados de la Republica mexicana, con una tarea por cumplir. Mientras a los mayos los coloco en una condicion degradante. Goycoolea no dejo al margen su interes personal. El capital a invertir en la apertura del canal de derivacion, lo iba a recuperar con los ingresos de la venta de la produccion agricola en el mercado nacional e internacional.

Goycoolea, ante el reconocimiento por parte del gobernador Pesqueira, de la falta cometida al intervenir en el tema de la concesion de aguas de los rios, asunto de la competencia de los ayuntamientos sonorenses, senalada en el Reglamento ya mencionado y ratificada en la fraccion I del articulo 60 de la Ley de Administracion Interior del Estado de Sonora de 14 de mayo de 1863 (46), presento el 21 de agosto del mencionado ano, su solicitud de concesion de aguas ante el presidente del Ayuntamiento de Alamos, Quirino Corbala (47).

En la sesion del 1 de septiembre, el Cabildo dio por admitida la peticion y acordo que el regidor Luis Lopez llevara a cabo una visita in situ al lugar donde Goycoolea pretendia abrir su canal. La medida fue con el fin de comprobar si la obra hidraulica a construir, afectaba o no a la propiedad o intereses de otros actores sociales (48). De la informacion obtenida por el regidor Lopez dependia la decision de la Corporacion en este asunto.

El regidor Lopez, en cumplimiento de la encomienda asignada, se traslado al pueblo de Conicari, con poblacion mayo y mestiza. En este lugar cito a Miguel Ruiz, propietario del rancho Los Mezcales, debido a que el canal pasaria por su propiedad. El ranchero Ruiz, dijo que habia autorizado el paso de la obra--derecho de servidumbre--, por la simple razon que el tambien se beneficiaria con el agua en el riego de su tierra. Cubierto este primer asunto, el integrante del Cabildo alamense convoco a Juan Borquez, Rafael Gomez, Francisco Zazueta y Gregorio Urbalejo, coduenos del puesto llamado Cercos de los Guicos, por ser colindantes de la hacienda Santa Barbara. Todos ellos avalaron con el mismo argumento de Ruiz el proyecto hidraulico de Goycoolea.

Con sustento en la informacion vertida por los individuos lineas arriba mencionados, Luis Lopez concluyo que el interes particular no seria afectado con la obra hidraulica. Al contrario se veria favorecido. El siguiente punto a desahogar fue comprobar que la obra proyectada no seria en perjuicio del interes publico. En este tema, le toco al propio Lopez dar la respuesta en los siguientes terminos: "Obras del tipo que estaba realizando Goycoolea daban trabajo a los pobres, y ponian en movimiento la produccion agricola, actividad que era una de las fuentes de la riqueza publica la cual, por desgracia habia faltado hasta la epoca presente" (49).

En las palabras de Lopez, ademas del lamento esta presente la idea de la construccion del paisaje agricola. El edil de Alamos con sustento en el dictamen de Lopez, fue de la opinion que se debia otorgar la concesion de aguas al solicitante en cantidad suficiente aun en las estaciones secas (50). La ultima palabra en este asunto la tenia el Cabildo. En la sesion del 1 de febrero de 1873, acordaron otorgarle a Goycoolea la concesion por dos bueyes de agua del rio Mayo, para ser usadas en el riego de las tierras de la hacienda Santa Barbara (51). El titulo de la concesion se expidio el 11 de febrero (52).

Otros que participaron en la construccion de paisajes agricolas fueron Jesus Morales, Ignacio Castro y Jesus Ramirez, en representacion de los vecinos del pueblo de Tesia. Este se ubica al norte de Navojoa a una distancia de 12 kilometros y a una altitud de 50 msnm. El nombre que le pusieron al canal fue Los Pobres de Tesia, para destacar de alguna manera su diferencia social con los hermanos Salido y Goycoolea. Con el funcionamiento de la obra hidraulica se iba a irrigar las tierras del citado pueblo, situadas entre las haciendas del Molino, Mochibampo y Bayehue, pertenecientes a Felipe Martinez, Bernardo Garcia y Campoy Hermanos respectivamente. La extension del canal tambien alcanzo los 12 kilometros (53).

Por lo tanto, Morales, Castro y Ramirez, a nombre de los vecinos del citado pueblo solicitaron al Ayuntamiento de Navojoa la concesion de tres bueyes de agua. La Corporacion mencionada en uso de sus facultades otorgadas por la ya mencionada Ley de Administracion Interior del Estado de Sonora de 14 de mayo de 1863, en sesion del dia 20 de enero de 1879 aprobo la concesion por 477 litros de agua para uso agricola (54). La apertura de canales en la cuenca del rio Mayo, era una decision de los actores sociales vinculados con el recurso tierra.

En este avance de la frontera agricola en las tierras de propiedad individual o perteneciente a los pueblos, tambien intervino Angel Almada. Este, era propietario de la hacienda San Pedro, ubicada entre los pueblos de Etchojoa y San Pedro. Ambos pueblos se encuentran en la parte baja de la cuenca del rio Mayo. Almada, al igual, que los hermanos Salido y Goycoolea, no minimizo la importancia de la apertura de un canal de derivacion de las aguas del rio Mayo, por parte de su Compania, ya que otorgaria "trabajo a un gran numero de personas" (55). Los propietarios de tierras, como parte de uno de los grupos de actores sociales, en terminos discursivos, destacaron el papel de mano de obra de los habitantes de los pueblos. Nunca pensaron otorgarles beneficios de otra indole.

Almada, actuando en el marco de la legislacion emitida por la Camara de Diputados federal:
   Ley de 5 de junio de 1888, sobre vias generales de comunicacion y
   la Ley de 6 de junio de 1894, sobre aprovechamientos de aguas
   federales, presento su solicitud de aguas ante Leandro Fernandez,
   secretario de Fomento, Colonizacion, Industria y Comercio. El
   citado funcionario autorizo mediante la firma el 3 de abril de 1902
   del Contrato respectivo la concesion de diez mil litros de agua por
   segundo (56). Almada, con el permiso en sus manos, junto con
   Alberto Ramos, Oscar Ocharan, Lauro y Angel Quiros, Manuel
   Larraguibel e Ignacio Vidaurreta, formaron la Compania Agricola del
   rio Mayo el 22 de julio de 1902, con un capital de cien mil pesos.
   Su proposito era la produccion agricola y los negocios inherentes a
   dicha actividad economica (57).


Aldama, despues del tramite correspondiente ante la autoridad del ramo le transfirio la concesion de aguas a la Compania Agricola del Rio Mayo. Esta, dio inicio a los trabajos de apertura del canal en el punto llamado Tierra Colorada, localizado a unos kilometros al suroeste del pueblo San Ignacio, Cohuirimpo. La cuadrilla de trabajadores fue dirigida por Manuel Y. Valenzuela. La obra hidraulica se termino en julio de 1903, con una extension de quince kilometros desde la bocatoma ubicada en el sitio llamado Tierra Colorada hasta las labores de la hacienda San Pedro (58). Cabe decir que la fuente no registra la cantidad de hectareas bajo riego, pero, por el volumen de agua concesionado nos atrevemos a decir que se dio el desmonte de mas de 2500 hectareas, pertenecientes a los socios de la mencionada Compania. La construccion de paisajes agricolas seguia avanzando.

En sintonia con la idea de explotar el potencial de la llanura semidesertica, los miembros de la familia Salido Moreno, la Sociedad Jose Maria Salido y Compania, al igual que su padre y tios, tuvieron como prioridad dotar de riego a las tierras de la hacienda Rosales, que durante anos habian estado improductivas (59). Para ellos, al igual que en los casos anteriores, era indispensable la apertura de un canal de derivacion de las aguas del rio Mayo. Tal obra tuvo una dilatacion de 12 kilometros. El sitio llamado Penitas fue elegido para la construccion de la bocatoma, aguas arriba del pueblo de Tesia en la margen izquierda del rio Mayo. Tanto el canal, como la compuerta y el vertedor de demasias se terminaron el 27 de marzo de 1904 (60). Ya con la obra hidraulica concluida las cuadrillas de trabajadores entraron en accion para desmontar 600 hectareas a utilizar en la siembra de garbanzo y la construccion de otro paisaje agricola, cuya produccion competia en el mercado internacional.

A manera de conclusion

A traves de las percepciones expresadas por los diferentes actores sociales en torno a los componentes del ambiente tanto de la llanura semidesertica como de otras regiones fisiograficas de Sonora, nos dan la pauta para decir que emergio una construccion social sobre el potencial de las tierras que eran banadas por los desbordamientos de rios y arroyos, dando paso, en un primer momento, a la practica de la agricultura por parte de los pueblos indios asentados a lo largo del curso de aquellos. En este sentido, tambien, mayos, yaquis, seris, opatas, construyeron paisajes agricolas en dichas tierras.

Los propietarios de tierras con el conocimiento de esa experiencia de vida y cultura, se abocaron a la apertura de canales de derivacion de las aguas del rio Mayo, con el proposito de avanzar la frontera agricola mas alla de las margenes de la corriente superficial, cristalizando el anhelo expresado tanto por ellos como por otros individuos residentes en Sonora o de paso, de establecer una agricultura bajo riego, que no es otra cosa, que un paisaje.

Recibido: 25 de julio de 2014

Aprobado: 14 de septiembre de 2014

Modificado: 12 de octubre de 2014

Articulo de investigacion e innovacion

DOI: http://dx.doi.org/10.15648/hc.26.2015.3

GUSTAVO LORENZANA DURAN

Es profesor del Departamento de Historia y Antropologia de la Universidad de Sonora (Mexico). Correo electronico: gloren2ana@sociales.uson.mx. El autor es Doctor en Historia y Estudios Regionales de la Universidad Veracruzana (Mexico). Entre sus capitulos de libros recientes tenemos: en coatoria con Maria del Carmen Bojorquez, "Acequias, molinos y presas: conflictos por el recurso del agua en el distrito de Hermosillo, 1825-1840", en La Palabra, lenguaje, medios y sociedades digitales, eds. Manuel Arana Nava e Irma Perea-Henze (Chihuahua: Universidad Autonoma de Chihuahua-Universidad de Sonora-Instituto Nacional de Historia y Antropologia de Chihuahua, 2014), 355-370 y "Litigios por el uso agricola del agua en el distrito politico-administrativo de Hermosillo, Sonora, 1879-1899", en Escasez y gestion del agua en el Norte de Mexico, eds. Cecilis Sheridan y Hernan Salas (Mexico DF: CIESAS-Instituto de Investigaciones Antropologicas (UNAM), 2013). Su linea de investigacion son los estudios sobre la historia de los usos sociales del agua en Sonora en los anos 1754-1953.

Bibliografia

Archivos

Archivo General de la Nacion AGN.

Archivo General del Estado de Sonora AGES.

Archivo Historico del Agua AHA.

Diario Oficial DO.

Archivo Franciscano--Biblioteca Nacional de Mexico AF-BNM.

Fuentes secundarias

Bojorquez Jusaino, Maria del Carmen. "Del Pitico a distrito de Hermosillo. La colonizacion del espacio, 1744-1852. Una descripcion a traves de la privatizacion de la tierra" (Tesis de Licenciatura, Universidad de Sonora, 2004).

Escobar Ohmstede Antonio. "Cambios en el paisaje hidroagrario ?La Revolucion un detonante? El caso de San Luis Potosi (1910-1940)". Relaciones. Estudios de historia y sociedad Vol. XXXIV, No. 136, (2013).

Escudero, Jose Agustin de. Noticias Estadisticas de Sonora y Sinaloa. Hermosillo: Universidad de Sonora, 1997.

Exposicion sobre el estado actual de la Administracion Publica del Estado Interno de Occidente leida por el gobernador Jose Maria Gaxiola ante la Asamblea Legislativa del mismo Estado el 2 de marzo de 1829. Guadalajara: Imprenta del Supremo Gobierno, 1829.

Jimenez Sierra, Cecilia Leonor. "Las cactaceas mexicanas y los riesgos que enfrentan". Revista Digital Universitaria, Vol. 12, No. 1, (2011). Lafora, Nicolas de. Relacion del viaje que hizo a los presidios internos situados en la frontera de la America Septentrional, perteneciente al Rey de Espana. Mexico: Editorial Pedro Robredo. 1939.

Leclerc, Georges Louis. Obras completas. Espana: Version digitalizada de la Universidad Complutense de Madrid.

Lorenzana Duran, Gustavo. "Tierra, agua y mercado en el distrito de Alamos, Sonora, 1754-1915". (Tesis de Doctorado en, Instituto de Investigaciones Historico-Sociales de la Universidad Veracruzana, 2002).

Memoria del Ministerio de Relaciones Interiores y Exteriores de la Republica Mexicana leida en la Camara de Diputados el 10 y en la de Senadores el 12 de enero de 1827. Mexico: Imprenta del Supremo Gobierno, 1827.

Nentuig, Juan. El Rudo ensayo. Descripcion geografica, natural y curiosa de la provincia de Sonora, 1764. Mexico: INAH, 1977.

Perez de Ribas, Andres. Historia de los Triumphos de nuestra Santa Fe. Mexico: Siglo XXI Editores-DIFOCUR, 1992.

Quijada Hernandez, Armando. Sonora. Genesis de su soberania. Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora, 1981.

Quijada Hernandez, Armando. "Sonora. Genesis de su soberania". En Historia General de Sonora III. Periodo del Mexico independiente 1831-1883, (Coordinador) Juan Ruibal Corella. Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora, 1985.

Radding, Cynthia. Paisajes de poder e identidad: fronteras imperiales en el desierto de Sonora y bosque de la Amazonia. Mexico: CIESAS-UAM-Azcapotzalco-El Colegio de Sonora, 2005.

Tamaron y Romeral, Pedro. Demostracion del vastisimo obispado de la Nueva Vizcaya, 1765. Durango, Sinaloa, Sonora, Arizona, Nuevo Mexico, Chihuahua y porciones de Texas, Coahuila y Zacatecas. Mexico: Antigua Libreria Robredo, 1937.

Velazquez Aguirre, Luis y Anselmo Ordaz Ayala. "Provincias hidrogeologicas de Mexico". En Boletinsgm.igeolcuunam.mx/bsgm/vols/ epoca 03/5201/velazquez- aguirre.pdf http://www.ceasonora.gob. mx/archivos/admin/. (20 de abril de 2013)

www.sonora.sitecproduce.org.mx/Estado/fisiografia#fisiografia. Consultada realizada (20 de abril de 2013)

Zuniga, Ignacio. Rapida ojeada al Estado de Sonora (1835). Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora, 1985.

Para citar este articulo: Lorenzana Duran, Gustavo. "Canales de riego: creacion de un paisaje agricola en el valle del Mayo, Sonora, 1863-1904", Historia Caribe Vol. X No. 26 (Enero-Junio 2015): 53-73.

DOI: http://dx.doi.org/10.15648/hc.26.2015.3

* Este articulo forma parte del proyecto "Tenencia de la tierra e historia ambiental en los pueblos del rio Sonora y pueblos de la Sierra (Antigua Opateria), siglos XIX y XX", financiado por la Direccion de Ciencias Sociales del Departamento de Historia y Antropologia de la Universidad de Sonora (Mexico).

Esta publicacion esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 3.0

(1) Cynthia Radding, Paisajes de poder e identidad: fronteras imperiales en el desierto de Sonora y bosque de la Amazonia (Mexico: CIESAS-UAM-Azcapotzaclo-El Colegio de Sonora, 2005), 24.

(2) Antonio Escobar Ohmstede, "Cambios en el paisaje hidroagrario ?La Revolucion un detonante? El caso de San Luis Potosi (1910-1940)", en Relaciones. Estudios de historia y sociedad, Vol. XXXIV, No. 136, (2013), 267.

(3) Luis Velazquez Aguirre y Anselmo Ordaz Ayala, "Provincias hidrogeologicas de Mexico", en Boletinsgm.igeolcuunam.mx/bsgm/vols/epoca 03/5201/velazquez-aguirre.pdf

(4) Sonora.sitecproduce.org.mx/Estado/fisiografia#fisiografia, pagina consultada 20 de abril de 2013.

(5) Ignacio Zuniga, Rapida ojeada al Estado de Sonora (1835) (Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora, 1985), 57.

(6) Jose Agustin de Escudero, Noticias Estadisticas de Sonora y Sinaloa (Hermosillo: Universidad de Sonora. 1997), 98.

(7) wwwceasonora.gob.mx/archivos/admin/ 22-25, pagina consultada el 20 de abril de 2013.

(8) Archivo General de la Nacion (AGN). Ramo: Provincias Internas, Vol. 17.

(9) Cynthia Radding, Paisajes, 52. 5

(10) Cynthia Radding, 17. Para esta historiadora "naturaleza el ambiente fisico, con sus restricciones topograficas, climaticas, hidrograficas y biologicas, asi como los paisajes creados por el hombre y los significados culturales que conllevan", 16-17.

(11) Gustavo Lorenzana Duran, "Tierra, agua y mercado en el distrito de Alamos, Sonora, 1754-1915", (tesis de Doctorado, Instituto de Investigaciones Historico-Sociales de la Universidad Veracruzana, 2002), 96, 109.

(12) Nicolas Lafora, Relacion del viaje que hizo a los presidios internos situados en la frontera de la America septentrional perteneciente al rey de Espana (Mexico: Editorial Pedro Robredo, 1939), 154.

(13) Archivo Franciscano-Biblioteca Nacional de Mexico (AF-BNM) caja 36, exp., 36/819.4, ff. 17-20.

(14) Pesqueira, Documentos para la historia de Sonora, 1863-1864, primera parte, Tomo I. Mecanoescrito ubicado en la Sala del Noroeste de la Biblioteca Fernando Pesqueira de la Universidad de Sonora.

(15) Cecilia Leonor Jimenez Sierra, "Las cactaceas mexicanas y los riesgos que enfrentan", Revista Digital Universitaria, Vol. 12, No. 1, (2011): 4.

(16) Juan Nentuig, El Rudo ensayo. Descripcion geografica, natural y curiosa de la provincia de Sonora, 1764. (Mexico: INAH, 1977), 57-58.

(17) Archivo General del Estado de Sonora (AGES) Fondo: Titulos Primordiales, t. XVIII, exp., 236.

(18) AGES, Fondo: Titulos Primordiales, t. VI, exp., 61.

(19) Maria del Carmen Bojorquez Jusaino, "Del Pitic a distrito de Hermosillo. La colonizacion del espacio, 1744-1852. Una descripcion a traves de la privatizacion de la tierra" (tesis de pregrado en Licenciatura, Universidad de Sonora, 2004).

(20) AGES, Fondo: Titulos Primordiales, t. I, exp., 18.

(21) Andres Perez de Ribas, Historia de los Triumphos de nuestra Santa Fe (Mexico: Siglo XXI Edito res-DIFOCUR, 1992), 237.

(22) Pedro Tamaron y Romeral, Demostracion del vastisimo obispado de la Nueva Vizcaya, 1765. Durango, Sinaloa, Sonora, Arizona, Nuevo Mexico, Chihuahua y porciones de Texas, Coahuila y Zacatecas. (Mexico: Antigua Libreria Robredo, 1937), 249.

(23) AGN, Ramo: Misiones, Vol., 14, exp., 8

(24) AF-BNM, caja 37/ exp., 37/838.1.

(25) Exposicion que sobre las provincia de Sonora y Sinaloa escribio el diputado Carlos Espinoza de los Monteros (Mexico: Imprenta de Mariano Ontiveros, 1825), 4. Fue diputado ante el Congreso del Estado Interno de Occidente.

(26) Armando Quijada Hernandez, Sonora. Genesis de su soberania (Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora, 1981), 4.

(27) Armando Quijada Hernandez, "Sonora. Genesis de su soberania", en Historia General de Sonora III. Periodo del Mexico independiente 1831-1883, (Coordinador) Juan Antonio Ruibal Corella (Hermosillo: Gobierno del Estado de Sonora), 1985.

(28) Ignacio Zuniga, Rapida, 93.

(29) Georges Louis. Leclerc, Obras completas (Espana: Version digitalizada de la Universidad Complutense de Madrid), 95-96.

(30) Georges Louis, Leclerec, Obras, 96.

(31) Memoria del Ministerio de Relaciones Interiores y Exteriores de la Republica Mexicana leida en la Camara de Diputados el 10 y en la de Senadores el 12 de enero de 1827 (Mexico: Imprenta de Mariano Ontiveros, 1827), 20-21.

(32) Exposicion sobre el estado actual de la Administracion Publica del Estado Interno de Occidente leida por el gobernador Jose Maria Gaxiola ante la Asamblea Legislativa del mismo Estado el 2 de marzo de 1829, 1829, 6.

(33) Ignacio Zuniga, Rapida, 40.

(34) Archivo General Agrario-Grupo Documental Historico de Terrenos Nacionales, Sonora, Asunto: Diversos 1. 29 (22) 247.

(35) Ignacio Zuniga, Rapida, 55.

(36) Archivo Historico del Agua (AHA) Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/exp., 17608/ ff. 24-24v

(37) Gustavo Lorenzana Duran, Tierra, 99, 115.

(38) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 2146/ exp., 32200/ f. 5. Para la explotacion de la tierra desmontada obtuvieron del gobierno estatal 318 litros por segundo. La obra hidraulica entro en operacion en febrero de 1865.

(39) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4599 /expediente 61235/ f. 3.

(40) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4599/ expediente 61235 /f. 3v.

(41) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4599/ expediente 61235/ ff. 4-4v Seguian haciendo uso de una medida antigua en materia de aguas. Un buey de agua equivale a 119 litros.

(42) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1930/ exp. 29032. La mayor parte del canal se excavo en roca y el resto en conglomerado de tierra y boleo.

(43) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1930/ exp. 29032.

(44) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/expediente 17608/ff. 24-24v

(45) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287 /expediente 17608/ ff. 23.

(46) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/expediente 17608 /ff. 24.

(47) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287 /expediente 17608 /f. 18.

(48) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/ expediente 17608/ f. 21.

(49) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/ expediente 17609/ f. 19-19v

(50) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/ expediente 17609/ f. 19-19v

(51) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/ expediente 17609/ f. 20.

(52) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 1287/ expediente 17609/ f. 21.

(53) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4597/ expediente 61192/ f. 13.

(54) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4597/ expediente 61192/ f. 13.

(55) Diario Oficial, 11 de abril de 1902, t. LIX, numero 36, 7-9. 49.

(56) Diario Oficial, 11 de abril de 1902, t. LIX, numero 36, 7-9. 49. Con ambas leyes, el gobierno federal asumio el control de las aguas de los rios, quitandoles a los ayuntamientos para el caso de Sonora, dicha facultad.

(57) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4589/ exp., 61094/ ff. 89-101.

(58) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4589/ expediente 61094/ f. 2.

(59) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4599/ exp. 61235/ f. 1. La citada hacienda se ubicaba a unos cuantos kilometros al norte del pueblo de Navojoa.

(60) AHA, Fondo: Aprovechamientos Superficiales, caja 4599/ expediente 61235/ ff. 82-85.
COPYRIGHT 2015 Universidad del Atlantico (Colombia)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lorenzana Duran, Gustavo
Publication:Historia Caribe
Date:Jan 1, 2015
Words:8015
Previous Article:Riegos historicos y riegos contemporaneos en la Cataluna occidental llana. El agua y el desarrollo economico y cultural (1750-1950).
Next Article:Canales de riego y canales navegables en la cuenca de Mexico: economia, patrimonio y paisaje en el Mexico porfirista.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |