Printer Friendly

Campanas de Navidad.

[ILUSTRACION OMITIR]

Lo anuncia, humilde y magico, nostalgico y tierno, el santo olor de los tejocotes, las limas y las colaciones; lo dice, en villancicos ingenuos y azules el coro de ninos, la catarata de colores que se revienta en esferas, pinatas, farolitos y portalitos, peregrinos, luces de bengala y foquitos por toda la mancha de cemento y chapopote; lo grita, desafiando al cielo, la alegoria multicolor del Zocalo:

--?No me da mi Navida?

Y la luchita, que-le-va-uno-a-hacer, se viste de Santa Claus con una almohada por panza y cabello de angel por barbas, para lanzar a volar los suenos en trineos repletos de cajas vacias envueltas para regalo: bendita sea la Polaroid; gracias senor virrey de Iturrigaray, por habernos regalado la Alameda. Y doy gracias a san Juditas Tadeo por habernos concedido el milagro de llenar los mercados de risas que compran la letania de las 9 posadas, y el palo para romper la pinata. Ahhh, como huelen a gringo los arbolitos de Navidad, pero que gusto es olerlos. ?Cuanto le doy de heno, mi joven? El musgo es gratis, mi senito ...

Temprano, muy temprano, al alba de diciembre, cuando el frio amanece con un cafecito bien cargado, la economia subterranea tiende su alfombra por toda la ciudad que alguna vez fue de los palacios. Asi la Portales, como Peralvillo; asi Coyoacan como San Cosme, asi la Pro Hogar como la San Felipe; asi la Aragon como la Estrella. Y el rio se desborda de estrellas escarchadas de plastico y focos multicolores, con etiquetas Made in China, o Made in Taiwan. Y sin el presuntuoso Made in Ocumicho o Made in Tlaquepaque, llegan los gallardos pastores; las muias que doblan los cuartos delanteros en humilde reverencia; los 3 reyes magos con sus regalos de oro, incienso y mirra; las gallinitas de patas chuecas y los pollitos de una pieza y los pececitos naufragos: todo del mejor barro, senito.

Y aprovechando la noche, aprovechando el frio, aprovechando que se escoge el portalito para el Nino Dios, o la maceta de flores de Nochebuena para adornar la mesa, o las canas, guayabas y tejocotes para hacer el ponche, ahi le tengo sus pellizcadas con salsa verde; sus gorditas de la Villa; su champurrado bien espesito, con sus tamales; su pozole con bastante trompa; sus tostadas de tinga; sus quesadillas de sesos, flor de calabaza, cuitlacoche, carne deshebrada, papa y rajas con queso, o su docena de castanas asadas a solo 20 varitos: "Asi esta todo de caro mi alma, que le vamos a hacer".

Se acerca la noche de paz, la noche de amor, la noche en que Santa Claus trae Santa Clauses de pilas que mueven el brazo derecho tocando una campanita; y el Nino Dios le trae zapatos a los ninos del oriente de la ciudad, que truenan cohetes, prenden luces, venden juguetes y van corriendo a las rigurosas 9 posadas de la iglesia, por su bolsita de fruta, su vela para colmar de granos de cera las palmas de las manos; su luz de bengala y su librito de oraciones.

[ILUSTRACION OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

AQUEL ENTONCES ...

Habia una vez una ciudad, dice don Antonio Garcia Cubas en El libro de mis recuerdos, en que la plaza de la Constitucion era, los dias de posadas: "Una Babel, en donde las voces de los que ofrecian sus mercancias y las de los compradores, los gorjeos mal imitados que producian los muchachos soplando sin cesar sus flautillas de carrizo y pitos de hoja de lata, llenos de agua, y el murmullo de la multitud, producian una confusion inexplicable.

Por aqui veianse montones de grandes ramas de oloroso pino, pacas de heno y flores de Nochebuena, por alli las mesas con sus sombrajos y tiendas improvisadas en que se vendian juguetes muy variados en sus formas y tamanos, hechos de diversas materias y destinados a repartir en ellos la colacion durante la noche de las posadas, asi como esculturas de barro o cera, ya agrupadas, representando a la Virgen y a San Jose o sean los Santos Peregrinos que caminan por detras de una muia; conducida por un angel ...

"... y, aisladas, figurando pastores y pastoras, muias y bueyes echados, borregos y camellos sin que faltase en los mismos puestos el tradicional portal de Belen con su establo, formado aquel de madera pintada y revestido de algodon y talco; estrellas y cometas de antano; fuentecillas que echaban agua; arbolitos y pinos; casas de campo, chozas y capillas de madera, de carton o de papel con labrados de popote, y en fin, todo cuanto podria ser util para los nacimientos".

La costumbre de poner nacimientos la inicio en 1223 san Francisco de Asis, quien estando en la aldea de Greccio, Italia, se le ocurrio representar, en vivo, el nacimiento del Nino Jesus, en una cueva. La costumbre de hacer del Portal de Mercaderes de la plaza principal, frente al mercado del Parian, el tianguis mayor de la ciudad en materia de infraestructura navidena, termino en 1843.

AY, LAS POSADAS ...

Pero la ciudad vivio mejores dias. Hace 20 anos todavia se quebraban pinatas de verdad en la colonia Doctores, en San Rafael, en Santa Maria la Ribera, en la Guerrero, en la Bondojito, en la Martin Carrera, y ay de aquel chamaco que se hiciera guaje con la letania, le chamuscara los cabellos a la nena del 12, o dijera cuernos cuando era cuernos lo que le mostraba la mano tras la oscuridad de la panoleta y las 3 vueltas reglamentarias, antes de emprenderla a palos contra la ollota de barro retacada de fruta y vestida a golpe de engrudo con papel de china enchinado. Y ese del 7 es re'perrote, se gano toda la pinata ...

[ILUSTRACION OMITIR]

Ahora que sobraba fruta para los que no ganaron nada. Y luego, entre el sabroso riacatan-tan-tan del danzon Si Juarez no hubiera muerto o Masacre, que se baila sobre un ladrillo, llegaba, bendita sea usted dona Chole, el oloroso ponche con piquete, es decir, un poco de ron o tequila. Y las cascaras de cacahuates tronaban espantosamente con la cruda. Pero ora si se me hizo con la guera. Y pa' otra vez vamos a La Merced, ahi se compra por gruesa la naranja y por metro la cana y nada que la colacion es importada ... y viera uste, mi Chente, que bonitas canastitas venden en el mercado de Sonora ... si, el de las brujas.

SANTA LOCO

Cuando los dias eran azules y blancas las noches, la ciudad se metia en bufandas, guantes y pasamontanas de estambre de esos que hizo moda el subcomandante Marcos, para ir a ver al colosal Santa Claus que reia, loco, incontenible, tras los cristales gigantes de Sears Insurgentes. Y en Avenida Juarez la compania H. Steele ponia sus munecos que bailaban la Navidad entre el asombro que se hacia tumulto. Y que me dice usted del elegantisimo aparador de DM Nacional de Reforma: la pinatota, la posada al estilo Diego Rivera, la canastota de colacion ... Y en Donceles 54, donde estaba la muebleria de don Celestino Fernandez, se ponia un magno nacimiento tan meticuloso, que del pocito se sacaba agua, y el agua del rio corria, y los patitos nadaban en el laguito, y a las figuritas de barro solo les faltaba hablar. El revoltijo, digame si estoy mintiendo, tenia tortas de camaron seco; la ensalada de Nochebuena llevaba jicama, cacahuates y betabel; el bacalao noruego era bacalao y era noruego, y hasta la mesa mas triste tenia su guajolote relleno de papas, picadillo, pasitas y castanas. Y se brindaba con sidra, y el 31 se recitaba El brindis del bohemio, y se comian las reglamentarias 12 uvas, luego de apagar las 12 velas.

[ILUSTRACION OMITIR]

Y habia que estrenar el traje y los zapatos para ir a la misa de gallo, en la que el cura arrullaba al nino Dios, y el coro de ninos cantaba villancicos: Noche de Paz/Noche de amor/ Todo duerme en derredor/ Entre los arboles esparce su luz/ Brilla la estrella de paz/ Brilla la estrella de amor.

Y el sermon era de pastorela, aunque a veces el diablo se escapaba para hacer bostezar a la abuela, o picar con su trinche al sacristan que se clavaba las limosnas ...

GIRONES DE TRADICION

Por fortuna no todo se fue.

Aunque ahora las pinatas se hacen solo de carton, y solo del dinosaurio Barney, el Mario Bros, escapado del Nintendo; el Hombre Arana, Wolverine, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, o los legendarios juguetes de la historia, Buzz y Woody, aunque ya ni quien se acuerde de hacer posada, cantar la letania, rezar la novena, llevar los peregrinos en una tablita, cubiertos de heno, gritarle a la bola: Yo no quiero oro/ ni quiero plata/ yo lo que quiero/ es romper la pinata, aunque ya pocos pongan nacimientos como Dios manda, es decir, cuidando que los borregos no sean mas grandes que los bueyes o los pastores mas pequenos que las gallinas; aunque los romeritos se vendan a precio de orquideas negras; aunque los santacloses de la Alameda esten muy flacos y muy ojerosos, y ya nadie ponga faroles de papel en sus puertas, quedan aun las pastorelas, con todo y Diablo. Las hay en el ex convento de Churubusco, en Coyoacan, en Narvarte: ?Cuantas le damos, jefa?

Y aunque ya casi no hay aquellos aparadores que hacian magicos los suenos, queda aun el espiritu de asombro ante la nena que hace larga la cola para arrendarle al Santa Claus de la tienda todos sus suenos; el que ensaya toda la noche su papel de angel en la pastorela; la viejita que se sabe de memoria la letania completa de la procesion de las posadas, en latin o en espanol, o la familia que alarga la Navidad hasta el 2 de febrero, en que se levanta el Nino Dios, se le viste de san Martin de Porres, de Nino de Atocha, de obispo o de san Francisco de Asis, y se lleva a bendecir en una charola salpicada de flores ...

Y aunque ya no salga la senora de la casa [Andale Petra/ no te dilates/ con la canasta de los cacahuates/ Andale Juan/ sal del balcon/ con la canasta de la colacion) con su charola de canastitas de colores, pinones cubiertos y cacahuates confitados, nos quedo el gusto por el olor del heno, del musgo, de los tejocotes, de las limas, de las canas y de la nostalgia.

--?No me da mi Navida?

http://contenido, com.mx/author/

albertobarrancochavarria/

www.Contenido.mx
COPYRIGHT 2014 Editorial Contenido, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Barranco, Alberto
Publication:Contenido
Article Type:Cuento corto
Date:Jan 1, 2014
Words:1902
Previous Article:Daniel Ortega: de Guerrillero a monarca absoluto: el intento de reformar la constitucion de Nicaragua para perpetuarse en el poder y acabar con la...
Next Article:Paisajes europeos en Museo Soumaya.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters