Printer Friendly

Calidad de vida en pacientes con paralisis de Bell.

Quality of life in Bell's palsy patients

Qualidade de vida em pacientes com paralisia de Bell

El concepto de calidad de vida (CDV) se constituye en un area de creciente interes en diferentes campos, tales como los de la educacion, los servicios sociales y la salud (Schalock & Verdugo, 2003). En el campo de la salud, el enfoque de CDV esta relacionado principalmente con la enfermedad en si o con los efectos del tratamiento (Velarde-Jurado & Avila-Figueroa, 2002). En este contexto, tal concepto ha ayudado a entender la evaluacion que los pacientes hacen de las consecuencias de una enfermedad (Juarez, Cardenas & Martinez, 2006).

La CDV, evaluada mediante la encuesta de salud Forma Corta de 36 reactivos (SF-36), se ha estudiado en pacientes con alteraciones tales como fibromialgia y artritis reumatoidea (Trovato, Pace, Salerno, Trovato & Catalano, 2010; Wallenius et al., 2009), schwannoma vestibular (Timmer et al., 2010), neuroma acustico (Lin, Jacobson, Dorion, Chen & Nedzelski, 2009) y dolor neuropatico (Manca, Eldabe, Buchser, Kumar & Taylor, 2010), entre otras.

Adicionalmente, este instrumento ha sido utilizado para estudiar la CDV en personas con lesion del nervio facial. Una de las manifestaciones de tal lesion se conoce como paralisis de Bell. En ella se presenta una debilidad facial asociada a una alteracion idiopatica del nervio facial (Aminoff, Greenberg & Simon, 1998). Aunque su etiologia no esta bien definida, existe evidencia de participacion viral, especialmente el virus herpes simple (Noya & Pardo, 1997; Furuta et al., 1998; Lazarini, Vianna, Alcantara, Scalia & Caiaffa Filho, 2006; Perez et al., 2004; Vasquez, Sanchez, Calvo & Perna, 2008; Vrabec & Payne, 2001). Puede haber otras causas relacionadas como la neuropatia isquemica y reacciones autoinmunes (Apostolides & Carr, 2000; Regueiro & Soriano, 1999). El lugar especifico de la lesion, y algunos signos asociados, han servido como base para determinar la causa en el contexto del diagnostico clinico (Bateman, 1992).

Se estima que la incidencia es de 20 a 30 pacientes por cada 100.000 habitantes (Apostolides & Carr, 2000; Cauas, Valenca, Andrade, Martins & Valenca, 2004; Perez et al., 2004; Vasquez et al., 2008) aunque, dependiendo del pais, se pueden encontrar valores desde 8 hasta 240 casos por cada 100.000 habitantes (De Diego-Sastre, Prim-Espada & Fernandez-Garcia, 2005). Se presenta una prevalencia ligeramente mayor en las mujeres (Cauas et al., 2004; De Diego, Prim, Madero & Gavilan, 1999) y en pacientes diabeticos e hipertensos con respecto a la poblacion normal (Dominguez-Carrillo, 2002; Gonzalez et al., 2001). El rango de edad en el que se han observado la mayoria de casos esta entre 15 y 45 anos (Peitersen, 2002).

El tiempo de recuperacion depende del nivel de lesion del nervio facial (Yetiser et al., 2003) y puede estar entre dos y seis semanas, aunque en algunos casos puede ser de cuatro anos (Perez et al., 2004), algunas veces sin mediar un tratamiento especifico (Vasquez et al., 2008). Sin embargo, cerca del 30% de los pacientes pueden permanecer con alteracion de la morfologia facial, dificultades psicologicas y, ocasionalmente, dolor facial en un periodo de tiempo mayor (Hernandez, Sullivan, Donnan, Swan & Vale, 2009). El cambio de dicha morfologia facial, la cual es un elemento basico en la comunicacion, puede afectar el entorno social, laboral y psicologico de los pacientes (Noya & Pardo, 1997; Porta-Etessam & Escribano-Gascon, 2007). Asimismo, otras caracteristicas clinicas asociadas pueden reducir la CDV de estos pacientes (Komori, Yanagihara & Kashiba, 2009; Melvin & Limb, 2008).

Algunos estudios, como el de Caldera (2008), han encontrado que el lado mas afectado es el derecho y que los grados de severidad mas frecuentes al hacer la consulta, segun la escala House Brackmann (HB), son los grados III y IV. Sin embargo, en algunas ocasiones la paralisis se puede manifestar de modo bilateral (Komori, Yanagihara & Kashiba, 2009). Algunas caracteristicas adicionales a las manifestaciones unilaterales y bilaterales de esta paralisis incluyen la disgeusia, la algiacusia y las alteraciones del lagrimeo (Perez et al., 2004).

En lo que se refiere a la evaluacion de la CDV en este tipo de pacientes, se han realizado algunos estudios con instrumentos tales como el Health Utilities Index Mark 3 (HUI3), evaluando los puntajes alli obtenidos de acuerdo con el tratamiento farmacologico realizado y el tiempo de evolucion; alli se pudieron ver algunos cambios en los pacientes tratados con prednisolona con nueve meses de evolucion, con respecto a aquellos con el mismo tratamiento pero con menor tiempo de evolucion (Sullivan et al., 2009). Algunos estudios complementarios acerca del tratamiento farmacologico y el tiempo de evolucion han utilizado el Quality Adjusted Life Years (QALY) como medida de la efectividad de tales medicamentos (Hernandez et al., 2009).

Con respecto a los estudios a traves del SF-36, Guntinas-Lichius, Straesser y Streppel (2007) evaluaron el efecto del tratamiento quirurgico sobre la CDV en personas con lesion del nervio facial y observaron resultados satisfactorios en la recuperacion de la funcion facial. A pesar de lo anterior, constataron una disminucion en las dimensiones de funcionamiento social, limitaciones en el rol (problemas emocionales), salud mental general y vitalidad, comparativamente con personas sanas; asimismo, la CDV presento variaciones de acuerdo con el genero y la edad, dandose una disminucion significativa en edades mayores y en el genero femenino. Por otra parte, Coulson, O'Dwyer, Adams y Croxson (2004) encontraron puntajes menores en la escala de funcionamiento social en pacientes con mayor tiempo de evolucion, lo cual, de acuerdo con el mismo estudio, puede relacionarse con la menor capacidad para la expresion facial de emociones.

Este estudio pretende, precisamente, de manera complementaria, estimar si se presentan cambios en las puntuaciones del SF-36 asociados a la paralisis y a caracteristicas demograficas en una poblacion de pacientes y controles pareados sanos en Colombia. Asi, podria observarse si en esta poblacion se presentarian puntajes similares a los obtenidos por Guntinas-Lichius et al. (2007) en las dimensiones de la CDV mencionadas, asi como la relacion entre tales puntajes y las caracteristicas de genero y edad. Adicionalmente, sera estimada la influencia de caracteristicas clinicas de esta patologia tales como el tiempo de evolucion, el lado afectado y la severidad de la paralisis. De tal manera, en esta poblacion se observara la relacion sugerida por Coulson et al. (2004) entre la dimension de funcionamiento social y el tiempo de evolucion.

A su vez, una medida como la HB, que evalua el nivel de severidad de la paralisis en personas con lesion del nervio facial, es ampliamente recomendable para el control de la evolucion del paciente, al mismo tiempo que sirve como criterio para la toma de decisiones (Perez et al., 2004). Tal instrumento define el grado de lesion del nervio facial en una escala que va de I a VI (House & Brackmann, 1985), valorando la postura facial en reposo y durante el movimiento voluntario, asi como la presencia de movimientos anormales durante el movimiento voluntario. Esta escala es utilizada de manera frecuente en pacientes con paralisis facial producto de diferentes tipos de etiologias (Dutt, Mirza, Irving & Donaldson, 2000; Shim, Jung, Park, Lee & Yeo, 2011; Sullivan et al., 2009).

Dados los resultados observados en estudios que han indagado acerca de la CDV en estos pacientes, asi como la utilidad que ha representado el uso de la HB para la estimacion del nivel de severidad de la paralisis, el presente estudio intenta responder a la siguiente pregunta de investigacion: ?existen diferencias en la CDV evaluada a traves del SF-36 entre pacientes con paralisis de Bell y personas sin paralisis?

Adicionalmente, el estudio busca determinar la relacion entre la CDV y caracteristicas demograficas (edad y genero) y clinicas (lado afectado, tiempo de evolucion y severidad de la paralisis) de los pacientes. La informacion derivada de estos analisis podra tenerse en cuenta en el diseno e implementacion de los correspondientes programas de rehabilitacion en Colombia.

Metodo

Diseno

El estudio corresponde a un diseno correlacional comparativo entre grupos.

Muestra

Participaron 30 pacientes con paralisis facial periferica admitidos en un servicio de fisioterapia en la ciudad de Bogota, entre noviembre de 2009 y noviembre de 2010. La edad promedio de los pacientes fue de 46.27 anos (DE = 16.36), 17 de ellos mujeres y 13 hombres. De tales pacientes 17 presentaron el lado izquierdo afectado y 13 el derecho. Con respecto al tiempo de evolucion, tres pacientes (10%) estaban entre cero y seis semanas, cinco (16.67%) entre seis semanas y un ano, siete (23.33%) entre uno y cuatro anos y 15 (50%) con mas de cuatro anos posteriores al inicio de los sintomas.

La estimacion de la severidad de la paralisis, de acuerdo con la HB, mostro que 11 pacientes (36.67%) presentaban nivel 2, 11 (36.67%) estaban en nivel 3 y 8 (26.67%) se encontraban en nivel 4. Asimismo, fueron evaluados 30 controles sanos pareados por edad y genero. La edad promedio de estos fue de 44.83 anos (DE = 16.56) (ver tabla 3). La diferencia en la media de la edad de los pacientes y los controles se debe a que el pareamiento se realizo por grupos etareos con un rango aproximado de cinco anos, entre los 15 y los 76 anos en cada una de estas dos poblaciones. De esta manera, se ha realizado un muestreo no probabilistico de conveniencia.

Instrumentos

Para evaluar la CDV, se utilizo el SF-36, el cual consta de 36 preguntas que abordan ocho dimensiones (Alonso, Prieto & Anto, 1995), a saber: funcion fisica, limitaciones en el rol: problemas fisicos, limitaciones en el rol: problemas emocionales, dolor corporal, funcionamiento social, salud general, salud mental y vitalidad; de manera adicional, contiene un reactivo que busca comprobar el estado de salud actual con el de hace un ano.

Segun Patrick y Erickson (1993), las escalas de funcionamiento fisico, social y de limitaciones del rol evaluan la disfuncion del comportamiento causada por problemas de salud, mientras que la evaluacion de la energia, vitalidad y dolor corporal mide la apreciacion subjetiva del bienestar, que tambien incluye la salud mental. La dimension de cambio de salud en el tiempo, evaluada a traves de un solo item, se puntua de manera independiente a las otras escalas (Regidor et al., 1999). La puntuacion directa de cada una de estas dimensiones se transforma a una escala de 0 a 100, en la cual a mayor puntaje mejor es la CDV percibida. En la tabla 1 se puede ver una breve descripcion del significado de las puntuaciones altas y bajas, de acuerdo con Vilagut et al. (2005).

El instrumento ha sido desarrollado a traves del estudio de resultados medicos (Ware & Sherbourne, 1992) y cuenta con un alfa de Cronbach mayor a .85, confiabilidad mayor a .75 y validez convergente y discriminante adecuadas (Brazier et al., 1992). Para este estudio fue utilizada la version 1.2 en espanol para Colombia, elaborada y distribuida por el proyecto de Evaluacion Internacional de la Calidad de Vida (IQOLA, por su abreviatura en ingles).

El nivel de severidad de la paralisis fue estimado mediante la HB. Esta escala define el grado de lesion del nervio facial de acuerdo con la presentacion clinica, en una escala que va de I a VI, y se constituye como un instrumento de control de la evolucion del paciente (Perez et al., 2004). Segun los mismos autores, este instrumento valora la postura facial en reposo y durante el movimiento voluntario, asi como la presencia de movimientos anormales durante el movimiento voluntario; adicional a lo anterior, la escala tiene en cuenta el funcionamiento global de la cara, con especial enfasis en la oclusion palpebral y boca, razon por la cual se recomienda para controles subsecuentes y toma de decisiones. En la tabla 2 se puede observar el significado de cada uno de los grados de lesion.

Adicionalmente, se aplico una encuesta de caracteristicas demograficas y clinicas que incluye las caracteristicas de edad, genero, lado de la cara afectado y tiempo de evolucion. Tales caracteristicas han sido tenidas en cuenta en otros estudios con este tipo de pacientes (Caldera, 1999; Cauas et al., 2004; De Diego, Prim, Madero & Gavilan, 1999; Guntinas-Lichius, Straesser & Streppel, 2007; Peitersen, 2002;).

Procedimiento

Mediante la revision de las historias clinicas se seleccionaron aquellos pacientes que tenian un diagnostico de paralisis de Bell. En primer lugar, se aplico la encuesta de variables demograficas y clinicas. Luego, el nivel de severidad de la paralisis fue estimado mediante la HB; dicha evaluacion fue realizada por el fisioterapeuta a cargo. A continuacion, se aplico el SF-36; tanto este como la encuesta de caracteristicas demograficas y clinicas fueron leidos por los investigadores. Posteriormente, se contactaron personas sanas, mediante un muestreo aleatorio estratificado, en un contexto universitario, segun la edad y el genero de los pacientes.

Vale la pena aclarar que en el primer contacto con los pacientes y los controles, los investigadores se presentaron con sus nombres, indicaron los objetivos de la evaluacion y solicitaron el permiso para la participacion voluntaria, segun lo acordado en el consentimiento informado disenado para este estudio; en este consentimiento se ha garantizado la confidencialidad de los participantes, asi como su acceso a los resultados. La investigacion se ha ajustado a lo estipulado por el Comite de Etica de la Direccion de Investigacion de la Universidad de la Sabana, asi como a las Normas Cientificas, Tecnicas y Administrativas para la Investigacion en Salud establecidas en la Resolucion 008430 de 1993 del Ministerio de Salud de la Republica de Colombia, clasificandose segun la mencionada resolucion como investigacion con riesgo minimo.

Resultados

Treinta pacientes y treinta controles sanos, pareados por edad y genero, participaron en el estudio. En la tabla 3, a continuacion, se muestran las caracteristicas demograficas y clinicas de los participantes.

La evaluacion de la diferencia en las puntuaciones de la CDV entre los pacientes y los controles sanos se realizo mediante la prueba de rangos senalados de Wilcoxon. La eleccion de esta prueba no parametrica responde a que los puntajes en las dimensiones de CDV no han tenido una distribucion normal segun la prueba Kolmogorov Smirnov. En la tabla 4 se muestran la media y la desviacion estandar de cada uno de los grupos en las dimensiones del SF-36, asi como los resultados de este analisis. Alli se puede observar que las dimensiones que presentaron diferencias significativas fueron las de rol fisico (p = .002) y funcionamiento social (p = .002).

Mediante el coeficiente de correlacion de Spearman se determino el nivel de relacion entre las dimensiones de la CDV y la severidad de la paralisis. Teniendo en cuenta que tanto los puntajes de CDV como los de la severidad de la paralisis no han tenido una distribucion normal de acuerdo con la prueba Kolmogorov Smirnov, se ha hecho uso de tal prueba no parametrica. El analisis permitio observar un nivel de correlacion significativo entre las dimensiones de limitaciones en el rol: problemas fisicos (p = .000) y funcionamiento social (p = .003), y la severidad de la paralisis. Estos resultados pueden verse en la tabla 5.

Para evaluar las diferencias en la CDV de los pacientes de acuerdo con la edad, se establecieron grupos etareos entre los 15 y los 76 anos, con un rango aproximado de 10 anos cada uno; se analizaron las posibles diferencias en las dimensiones del SF-36 entre los grupos mediante la prueba Kruskal Wallis, con el nivel de significacion exacta de Monte Carlo. En cuanto al tiempo de evolucion, se realizo una comparacion similar, a traves de la misma prueba, estableciendo cuatro grupos, asi: entre cero y seis semanas, entre seis semanas y un ano, entre uno y cuatro anos, y mas de cuatro anos transcurridos desde el inicio de la sintomatologia. No se presentaron cambios en ninguna de las dimensiones de la CDV segun estas variables.

Mediante la prueba de Mann Whitney se estimo la existencia de diferencias en las dimensiones de CDV, de acuerdo con el lado afectado y el genero, en los pacientes con paralisis facial. Los resultados obtenidos de la comparacion segun el lado afectado se muestran en la tabla 6; estos permiten observar un puntaje significativamente inferior en la salud general de los pacientes con el lado derecho de su cara afectado (p = .024). Es importante aclarar que, previamente, segun la misma prueba, no se mostraron diferencias significativas entre el lado afectado y el no afectado de los pacientes en la severidad de la paralisis (p=.592) y el tiempo de evolucion (p = .804). Tal analisis permite establecer con mayor seguridad las diferencias mencionadas en la dimension de salud general. No se presentaron diferencias en ninguna de las dimensiones entre los generos masculino y femenino.

Discusion

El presente estudio abordo las diferencias en la CDV entre pacientes con paralisis de Bell y controles sanos, asi como las diferencias en esta medida de acuerdo con las variables de nivel de severidad de la paralisis, tiempo de evolucion, genero, lado afectado y edad, en dichos pacientes. En la muestra obtenida de pacientes, la media de la edad fue de 46.27 anos, mientras que la de los controles sanos fue 44.83 anos; 17 mujeres y 13 hombres conformaron cada uno de estos dos grupos. Como parte de las caracteristicas clinicas de los pacientes, el lado afectado en la mayoria de los casos fue el izquierdo (56.67%), el nivel de severidad de la paralisis se situo entre los grados II y IV de la HB, y el 50% de los pacientes tuvieron un tiempo de evolucion mayor a cuatro anos. La tabla 3 muestra con mayor detalle tales caracteristicas demograficas y clinicas.

En relacion con la CDV, se observaron puntajes significativamente menores en las dimensiones de funcionamiento social y limitaciones en el rol: problemas fisicos en los pacientes con respecto a los controles sanos. Adicionalmente, se observo un nivel de correlacion significativo entre las mismas dimensiones de la CDV y la severidad de la paralisis. De esta manera, mediante la prueba de Spearman se pudo observar que a medida que disminuye la severidad de la paralisis, aumenta el puntaje de la CDV para estas dos dimensiones.

Resultados similares han sido obtenidos por Godefroy, Malessy, Tromp y van der Mey (2007), quienes evaluaron los cambios en la severidad de la paralisis mediante la Escala House Brackmann, y las variaciones en la CDV, medidas a traves del Facial Disability Index, asociadas a una intervencion quirurgica del nervio facial (especificamente, una transferencia intratemporal del nervio). Los datos obtenidos permitieron concluir que esta intervencion permitio, por una parte, una alta recuperacion funcional, y por otra, un aumento significativo en las dimensiones de funcionamiento fisico y funcionamiento social. Asi, se ha podido ver que en estos pacientes se presentan cambios en dichas dimensiones, asociados a la paralisis facial.

Asimismo, estos resultados podrian estar relacionados con la disminucion de la simetria facial; esto debido a lo observado por Salles, Toledo y Ferreira (2009), quienes encontraron un mejoramiento en el nivel de simetria de pacientes con paralisis facial de amplio tiempo de evolucion, mediante un tratamiento farmacologico con toxina botulinica. Tal recuperacion fisica se ha correlacionado con un aumento en las mismas dimensiones de funcionamiento fisico y social, medidas a traves del Facial Disability Index. De hecho, pacientes que han experimentado una mejoria en la simetria, en particular al mover los musculos de la cara, han reportado tener una mejor CDV y una mayor habilidad para desempenarse en publico (Beurskens & Heymans, 2004; Bulstrode & Harrison, 2005; Ferreira, 2002).

Los cambios en la dimension de rol fisico son coherentes con las recomendaciones que hacen Perez et al. (2004), relacionadas con los criterios de prescripcion de incapacidad laboral. Estos autores destacan la necesidad de dicha prescripcion en casos en los que se presente inoclusion palpebral incompleta, algiacusia y lagrimeo de moderado a severo, las cuales son manifestaciones clinicas presentadas por 19 de los 30 pacientes (grados III y IV de la HB); asi, es probable que estas personas hayan tenido incapacidad laboral y, por lo consiguiente, menores puntajes en la mencionada dimension.

Los hallazgos en el funcionamiento social son coherentes con los resultados de Pacheco Ruiz y Chaurand Lara (2011), quienes observaron una marcada disminucion en la interaccion social de pacientes con paralisis facial causada por osteotomia bilateral para retroceso de la mandibula. Adicionalmente, Guntinas-Lichius, Straesser y Streppel (2007) detectaron puntajes significativamente inferiores en la dimension de funcionamiento social y en las dimensiones adicionales de limitaciones en el rol: problemas emocionales, salud mental y vitalidad de pacientes con paralisis facial con respecto a controles sanos; no obstante, no encontraron diferencias en el rol fisico. Sin embargo, a pesar de que los pacientes presentaron un alto nivel de recuperacion fisica mediante una intervencion quirurgica del nervio facial, no se dieron cambios en la CDV asociados a tal intervencion.

Con respecto a esta misma dimension de funcionamiento social, Mehta y Hadlock (2008) observaron un mejoramiento en los puntajes en esta dimension asociado a un tratamiento con toxina botulinica. Esta mejoria estuvo acompanada de una recuperacion fisica en el movimiento facial, la funcion oral y el control lacrimal, los cuales van a constituirse en factores fisicos adicionales que podrian explicar el cambio en esta dimension de la CDV. Al mismo tiempo, la disminucion en tal dimension observada en este estudio podria estar relacionada con la dificultad que presentan estos pacientes para expresar emociones tales como alegria, disgusto, sorpresa, ira, tristeza o miedo (Coulson et al., 2004).

Otro resultado interesante de este estudio ha sido el de las diferencias significativas en la dimension de salud general de acuerdo con el lado afectado; asi, se ha observado que las personas con el lado izquierdo afectado han tenido mayores puntajes. Este hallazgo podria estar relacionado con el estudio realizado por Powell y Schirillo (2009); en tal estudio, se ha planteado que el lado izquierdo de la cara se relaciona con la expresion de emociones negativas, mientras que el lado derecho tiene que ver con la manifestacion de emociones positivas. Si se tiene en cuenta la clasica vision de James-Lange acerca de las emociones, segun la cual la reaccion fisiologica es la que antecede a la experiencia emocional (Reeve, 2003), es posible que la dificultad para realizar movimientos faciales en el lado izquierdo impida hasta cierto punto la vivencia de algunas emociones negativas por parte del paciente, lo cual, en ultimas, lo llevaria a tener una vision mas optimista de su salud general. Sin embargo, es necesario realizar analisis adicionales que den soporte empirico a esta posible explicacion.

No se han presentado cambios en la CDV asociados al tiempo de evolucion, la edad y el genero, lo cual coincide con los resultados obtenidos por Lee, Fung, Lownie y Parnes (2007) en pacientes con paralisis facial por schwannoma vestibular. Sin embargo, los hallazgos de edad y genero contradicen lo observado por Guntinas-Lichius, Straesser y Streppel (2007), quienes encontraron puntajes significativamente menores en el genero femenino y en edades mayores. Asi, se sugiere poner un especial enfasis en el analisis de la relacion entre la CDV y las variables de edad y genero en las futuras investigaciones que aborden esta tematica.

Como se ha podido ver hasta aqui, se han presentado diferencias en las dimensiones de limitaciones en el rol: problemas fisicos y de funcionamiento social entre los pacientes y los controles sanos; asimismo, se ha observado un nivel de correlacion significativo entre tales dimensiones y el grado de severidad de la paralisis. Tales hallazgos pueden estar relacionados con la incapacidad para expresar emociones y realizar actividades laborales por parte de los pacientes, asi como por la disminucion de la simetria facial; sin embargo, estudios complementarios permitiran establecer la existencia de dimensiones adicionales de la CDV afectadas, asi como algunos factores explicativos adicionales. Algunas limitaciones del estudio pueden deberse a la dificultad para tener una muestra mas amplia de pacientes, lo cual limita el alcance de generalizacion de los resultados obtenidos. Una limitacion adicional puede radicar en la critica que han hecho algunos autores al uso de instrumentos para evaluar la CDV, indicando que estos no suministran informacion referente a alteraciones especificas de la salud (Regidor et al., 1999).

Sin embargo, los hallazgos obtenidos pueden sugerir poner un especial enfasis en las dimensiones de rol fisico y funcionamiento social de la CDV, como parte de los programas de intervencion dirigidos a personas con paralisis de Bell. En este contexto, y en coherencia con lo planteado por Perez et al. (2004), una oportuna orientacion a los equipos multidisciplinarios encargados de la atencion temprana y el tratamiento, asi como una adecuada comunicacion entre medicina familiar y los servicios de rehabilitacion, podrian ayudar a una pronta reincorporacion social y laboral de estas personas.

Agradecimientos

Los autores desean expresar su gratitud al Fondo Financiero de Investigacion de la Universidad de la Sabana, a Patricia Otero Samudio, Leonor Cordoba Andrade, Diana Paola Arias, Viviana Lucia Aya Gomez y Ana Maria Camargo Reyes.

Fecha de recepcion: 9 mayo de 2011

Fecha de aprobacion: 1[degrees] de marzo de 2012

Referencias

Alonso J., Prieto L. & Anto J. M. (1995). La version espanola del SF-36 Health Survey (Cuestionario de salud SF-36): un instrumento para la medida de los resultados clinicos. Medicina Clinica, 104, 771-776.

Aminoff, M., Greenberg, D. & Simon, R. (1998). Neurologia clinica. Ciudad de Mexico, Mexico: Manual Moderno.

Apostolides, C. & Carr, M. (2000). Assessment and management of idiophatic facial (Bell's) palsy: comparison of nova scotia family physicians and otolaryngologists. The Journal of Otolaryngology, 29 (1), 17-22.

Bateman, D. E. (1992). Facial palsy. British Journal of Hospital Medicine, 47 (6), 430-431.

Beurskens, C. H. G. & Heymans, P. G. (2004). Physiotherapy in patients with facial nerve paresis: Description of outcomes. American Journal of Otolaryngology, 25 (6), 394-400.

Brazier, J. E., Harper, R., Jones, N. M., O'Cathain, A., Thomas, K. J., Usherwood, T. & Westlake, L. (1992). Validating the SF-36 questionnaire: New outcome measure for primary care. British Medical Journal, 305 (6846), 160-164.

Bulstrode, N. W. & Harrison, D. H. (2005). The phenomenon of the late recovered Bell's palsy: Treatment options to improve facial symmetry. Plastic and Reconstructive Surgery, 115 (6), 1466-1471.

Caldera, M. (2008). Clasificacion de la paralisis facial idiopatica segun la escala House-Brackmann y rehabilitacion de los pacientes que acuden a la consulta externa del Hospital de Rehabilitacion Aldo Chavarria en el periodo de julio 2006 a diciembre 2007. Tesis para obtener el grado de especialista, no publicada, Universidad Nacional Autonoma de Nicaragua, Nicaragua.

Cauas, M., Valenca, L., Andrade, A., Martins, C. & Valenca, M. (2004). Paralisia facial periferica recorrente. Revista de Cirurgia e Traumatologia Buco-Maxilo-Facial, 4 (1), 63-68.

Coulson, S. E., O'Dwyer, N. J., Adams, R. D. & Croxson, G. R. (2004). Expression of emotion and quality of life after facial nerve paralysis. Otology andNeurotology, 25 (6), 1014-1019.

De Diego, J. I., Prim, M. P., Madero, R. & Gavilan, J. (1999). Seasonal patterns of idiopathic facial paralysis: a 16-year study. Otolaryngology, Head and Neck Surgery: Official Journal of American Academy of Otolaryngology, Head and Neck Surgery, 120 (2), 269-271.

De Diego-Sastre, J. I., Prim-Espada, M. P. & Fernandez-Garcia, F. (2005). The epidemiology of bell's palsy [Epidemiologia de la paralisis facial de Bell]. Revista De Neurologia, 41 (5), 2872-90.

Dominguez-Carrillo, L. G. (2002). Zonas anatomicas de lesion en paralisis facial periferica y su relacion etiologica. Experiencia de 780 casos. Cirugia y Cirujanos, 70, 4, 239-245.

Dutt, S. N., Mirza, S., Irving, R. M. & Donaldson, I. (2000). Total decompression of facial nerve for melkersson-rosenthal syndrome. Journal of Laryngology and Otology, 114 (11), 870-873.

Ferreira, M. C. (2002). Aesthetic considerations in facial reanimation. Clinics in Plastic Surgery, 29 (4), 523-+.

Furuta, Y., Fukuda, S., Chida, E., Takasu, T., Ohtani, F., Inuyama, Y. & Nagashima, K. (1998). Reactivation of herpes simplex virus type 1 in patients with Bell's palsy. Journal of Medical Virology, 54 (3) , 162-166.

Godefroy, W. P., Malessy, M. J. A., Tromp, A. A. M. & van der Mey, A. G. L. (2007). Intratemporal facial nerve transfer with direct coaptation to the hypoglossal nerve. Otology and Neurotology, 28 (4) , 546-550.

Gonzalez, J. M., Molina, M., Cedillo, M., Sakkal, A., Hernandez, D., Ruggeri, J., Vegas, T. & Sakkal, R. (2001). Paralisis de Bell (paralisis facial idiopatica). Acta Odontologica Venezolana, 39 (1), 66-69.

Guntinas-Lichius, O., Straesser, A. & Streppel, M. (2007). Quality of life after facial nerve repair. Laryngoscope, 117 (3), 421-426.

Hernandez, R. A., Sullivan, F., Donnan, P., Swan, I. & Vale, L. (2009). Economic evaluation of early administration of prednisolone and/or aciclovir for the treatment of bell's palsy. Family Practice, 26 (2), 137-144.

House, J. W. & Brackmann, D. E. (1985). Facial nerve grading system. Otolaryngology - Head and Neck Surgery, 93 (2), 146-147.

Juarez, F., Cardenas, C. & Martinez, C. (2006). Calidad de vida en las fases de la hemiplejia. Revista Mexicana de Psicologia, 23 (2), 267-276.

Komori M, Yanagihara N, Kashiba K. (2009). Mouth movement disturbance as a sequela of bilateral Bell's palsy. Otology & Neurotology, 30 (6), 847-850

Lazarini, P. R., Vianna, M. F., Alcantara, M. P., Scalia, R. A. & Caiaffa Filho, H. H. (2006). Herpes simplex virus in the saliva of peripheral Bell's palsy patients. Revista Brasileira de Otorrinolaringologia, 72 (1), 7-11.

Lee, J., Fung, K., Lownie, S. P. & Parnes, L. S. (2007). Assessing impairment and disability of facial paralysis in patients with vestibular schwannoma. Archives of Otolaryngology-Heady Neck Surgery, 133 (1), 56-60.

Lin, V., Jacobson, M., Dorion, J., Chen, J. & Nedzelski, J. (2009). Global assessment of outcomes after varying reinnervation techniques for patients with facial paralysis subsequent to acoustic neuroma excision. Otology and Neurotology, 30 (3), 408-413.

Manca, A., Eldabe, S., Buchser, E., Kumar, K. & Taylor, R. S. (2010). Relationship between health-related quality of life, pain, and functional disability in neuropathic pain patients with failed back surgery syndrome. Value in Health, 13 (1), 95-102.

Mehta, R. P. & Hadlock, T. A. (2008). Botulinum toxin and quality of life in patients with facial paralysis. Archives of Facial Plastic Surgery, 10 (2), 84-87.

Melvin, T. N. & Limb, C. J. (2008). Overview of facial paralysis: Current concepts. Facial Plastic Surgery, 24 (2), 155-163.

Noya, M. & Pardo, J. (1997). Diagnostico y tratamiento de la paralisis facial. Neurologia, 12 (1), 23-30.

Pacheco Ruiz, L. & Chaurand Lara, J. (2011). Facial nerve palsy following bilateral sagittal split ramus osteotomy for setback of the mandible. International Journal of Oral and Maxillofacial Surgery, 40 (8), 884-886.

Patrick, D. & Erickson, P. (1993). Health status and health policy. Allocating resources to health care. Nueva York, Estados Unidos: Oxford University Press.

Peitersen E. (2002). Bell's palsy: the spontaneous course of 2500 peripheral facial nerve palsies of different etiologies. Acta Otolaryngology, 549, 4-30.

Perez, E., Gamez, C., Guzman, J., Escobar, D., Lopez, V, Montes, R., Mora, M. & Corchado, J. (2004). Guia clinica para la rehabilitacion del paciente con paralisis facial periferica. Revista Medica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 42 (5), 425-436.

Porta-Etessam, J. & Escribano-Gascon, A. (2007). Nervio facial I: embriologia, anatomia, exploracion y localizacion. Neurologia. Suplementos, 3 (8), 49-54.

Powell, W. R. & Schirillo, J. A. (2009). Asymmetrical facial expressions in portraits and hemispheric laterality: A literature review. Laterality, 14 (6), 545-572.

Reeve, J. (2003). Motivacion y emocion. Mexico: Mc Graw-Hill Interamericana.

Regidor, E., Barrio, G., De La Fuente, L., Domingo, A., Rodriguez, C. & Alonso, J. (1999). Association between educational level and health related quality of life in spanish adults. Journal of Epidemiology and Community Health, 53 (2), 75-82.

Regueiro, A. & Soriano, E. (1999). Paralisis facial a Frigore. Evidencia Actualizacion en la Practica Ambulatoria, 2, 4.

Republica de Colombia, Ministerio de Salud (1993). Resolucion No. 008430 de 1993 (4 de octubre de 1993). Recuperado el 8 de marzo de 2011 de http:// www.hospitalraulorejuelabuenoese.gov.co/SOPORTE_MAGNETICO_DE_NORMAS_2009/ SUBDIRECCIONCIENTIFICA/Resolucion 8430de1993.pdf

Salles, A. G., Toledo, P. N. & Ferreira, M. C. (2009). Botulinum toxin injection in long-standing facial paralysis patients: improvement of facial symmetry observed up to 6 months. Aesthetic Plastic Surgery, 33 (4), 582-590.

Schalock, R. L. & Verdugo, M. A. (2003). Calidad de vida. Manual para profesionales de la educacion, salud y servicios sociales. Madrid: Alianza Editorial.

Shim, H. J., Jung, H., Park, D. C., Lee, J. H. & Yeo, S. G. (2011). Ramsay hunt syndrome with multicranial nerve involvement. Acta Oto-Laryngologica, 131 (2), 210-215.

Sullivan, F. M., Swan, I. R. C., Donnan, P. T., Morrison, J. M., Smith, B. H., McKinstry, B., et al. (2009). A randomized controlled trial of the use of aciclovir and/or prednisolone for the early treatment of bell's palsy: The BELLS study. Health Technology Assessment, 13 (47).

Timmer, F. C. A., Van Haren, A. E. P., Mulder, J. J. S., Hanssens, P. E. J., Van Overbeeke, J. J., Cremers, C. W. R. J., et al. (2010). Quality of life after gamma knife radiosurgery treatment in patients with a vestibular schwannoma: The patient's perspective. European Archives of Oto-Rhino-Laryngology, 267 (6), 867-873.

Trovato, G. M., Pace, P., Salerno, S., Trovato, F. M. & Catalano, D. (2010). Pain assessment in fibromyalgia and rheumatoid arthritis: Influence of physical activity and illness perception. Clinica Terapeutica, 161 (4), 335-339.

Vasquez, M., Sanchez, N., Calvo, J. & Perna, A. (2008). Eficacia de los antivirales en la paralisis de Bell. Revista Medica del Uruguay, 24 (3), 167-174.

Velarde-Jurado, E. & Avila-Figueroa, C. (2002). Evaluacion de la calidad de vida. Salud Publica de Mexico, 4 (4), 349-361.

Vilagut, G., Ferrer, M., Rajmil, L., Rebollo, P., Permanyer-Miralda, G., Quintana, J., Santed, R., Valderas, J., Ribera, A., Domingo-Salvany, A. & Alonso, J. (2005). El Cuestionario de Salud SF-36 espanol: una decada de experiencia y nuevos desarrollos. Gaceta Sanitaria, 19 (2), 135-150.

Vrabec, J. & Payne, D. (2001). The prevalence of herpesviruses in cranial nerve ganglia. Acta Otolaryngologica, 121, 7, 831-835.

Wallenius, M., Skomsvoll, J. F., Koldingsnes, W., Rodevand, E., Mikkelsen, K., Kaufmann, C., et al. (2009). Comparison of work disability and healthrelated quality of life between males and females with rheumatoid arthritis below the age of 45 years. Scandinavian Journal of Rheumatology, 38 (3), 178-183.

Ware, J. E. & Sherbourne, C. D. (1992). The MOS 36-item-short-form health survey (SF-36): I. Conceptual framework and item selection. Medical Care, 30 (6), 473-483.

Yetiser, S., Kazkayas, M., Altinok, D. & Karadeniz, Y. (2003). Magnetic resonance imaging of the intratemporal facial nerve in idiopathic peripheral facial palsy. Clinical Imaging, 27 (2), 77-81.

CARLOS ANDRES CARDENAS PALACIO **

MARIA FERNANDA QUIROZ PADILLA ***

Laboratorio de Psicologia Basica y Aplicada, Facultad de Psicologia, Universidad de La Sabana, Chia, Colombia

DEISY VIVIANA CANON CARO ****

* La correspondencia puede ser enviada a Carlos Andres Cardenas Palacio, al Campus Universitario del Puente del Comun, Km. 7, Autopista Norte de Bogota, Chia, Cundinamarca. Colombia. Telefono: 0057 (1) 861 5555 / 861 6666 Ext. 2718 Fax. 2721 Correo electronico: carlos. cardenas@unisabana.edu.co

** Magister en Fisiologia, Universidad Nacional de Colombia. Psicologo, Universidad El Bosque. Correo electronico: carlos.cardenas@unisabana.edu.co

*** Doctorado en Neurociencias con enfasis en Psicobiologia, Universidad Autonoma de Barcelona. Psicologa, Universidad Pontificia Bolivariana, Sede Bucaramanga. Correo electronico: maria.quiroz@unisabana.edu.co

**** Fisioterapeuta con enfasis en terapia ocupacional, Universidad Manuela Beltran. Correo electronico: ftdeisy@gmail.com
Tabla 1.
Significado de las puntuaciones en las dimensiones del SF-36

Dimension         No.          "Peor"            "Mejor
                  items        puntuacion        puntuacion"
                               (0)               (100)

Funcionamiento    10           Muy limitado      Llevar a cabo
fisico                         para llevar a     todo tipo de
                               cabo todas las    actividades
                               actividades       fisicas,
                               fisicas,          incluidas las
                               incluyendo        mas vigorosas,
                               banarse o         sin ninguna
                               ducharse,         limitacion
                               debido a la       debido a la
                               salud.            salud.

Limitaciones      4            Problemas con     Ningun problema
en el rol:                     el trabajo u      con el trabajo
problemas                      otras             u otras
fisicos                        actividades       actividades
                               diarias debido    diarias debido
                               a la salud        a la salud
                               fisica.           fisica.

Dolor             2            Dolor muy         Ningun dolor ni
corporal                       intenso y         limitaciones
                               extremadamente    debidas a el.
                               limitante

Salud             5            Evalua como       Evalua la
general                        mala la propia    propia salud
                               salud y cree      como excelente.
                               posible que
                               empeore.

Vitalidad         4            Se siente         Se siente muy
                               cansado y         dinamico y
                               exhausto todo     lleno de
                               el tiempo.        energia todo el
                                                 tiempo.

Funcionamiento                 Interferencia     Lleva a cabo
social            2            extrema y muy     actividades
                               frecuente con     sociales
                               las actividades   normales sin
                               sociales          ninguna
                               normales,         interferencia
                               debido a          debido a
                               problemas         problemas
                               fisicos o         fisicos o
                               emocionales.      emocionales.

Limitaciones      3            Problemas con     Ningun problema
en el rol:                     el trabajo u      con el trabajo
problemas                      otras             u otras
emocionales                    actividades       actividades
                               diarias debido    diarias debido
                               a problemas       a problemas
                               emocionales.      emocionales.

Salud             5            Sentimiento de    Sentimiento de
mental                         angustia y        felicidad,
                               depresion         tranquilidad y
                               durante todo el   calma durante
                               tiempo.           todo el tiempo.

Cambio de         1            Cree que su       Cree que su
salud en                       salud es mucho    salud general
el tiempo                      peor ahora que    es mucho mejor
                               hace un ano.      ahora que hace
                                                 un ano.

Fuente: Vilagut, G. et al. (2005)

Tabla 2.
Clasificacion de House Brackmann para
la paralisis facial

Grado   Descripcion

I       Funcion normal en todos
          los territorios
II      Disfuncion leve
III     Disfuncion leve a moderada
IV      Disfuncion moderada a severa
V       Disfuncion severa
VI      Paralisis total

Fuente: Perez et al. (2004)

Tabla 3.
Caracteristicas sociodemograficas y clinicas de los
participantes

                              M      DE     Min.    Frec.     %
                                            Max.
PACIENTES

Edad                        46.27   16.36   15-76
Genero
               Femenino                              17     56.67
              Masculino                              13     43.33
Lado
afectado
              Izquierdo                              17     56.67
               Derecho                               13     43.33
Tiempo de
evolucion
              Entre 0 y                               3      10
              6 semanas

               Entre 6                                5     16.67
               semanas
               y 1 ano

               Entre 1                                7     23.33
               y 4 anos

               Mas de                                15      50
                4 anos

Severidad
de
paralisis
                  1                                   0       0
                  2                                  11     36.67
                  3                                  11     36.67
                  4                                   8     26.67
                  5                                   0       0
                  6                                   0       0

Edad                        44.83   16.56   15-78
Genero
               Femenino                              17     56.67
                                                     13     43.33

Tabla 4.
Comparacion de la CDV entre los pacientes y los
controles sanos

Dimensiones de         Pacientes        Controles     Z       p
la CDV
                      M      DE       M      DE

Funcion fisica      74.33   27.75   82.83   14.48   -1.20   .232
Limitaciones en     48.33   44.01   89.17   28.38   -3.17   .002 *
el rol: problemas
fisicos

Limitaciones en     68.89   45.43   78.89   38.64   -1.00   .315
el rol: problemas
emocionales
Dolor corporal      56.00   30.58   67.50   24.07   -1.20   .230
Funcionamiento      65.00   29.07   87.50   18.57   -3.16   .002 *
social
Salud general       62.37   24.61   66.77   22.34   -0.62   .539
Salud mental        66.27   22.25   76.13   17.69   -1.63   .103
Vitalidad           57.50   24.80   63.57   21.77   -0.66   .508

Nota: * = p [less than or equal to] .05

Tabla 5.
Correlacion entre las dimensiones de la CDV y
la severidad de la paralisis

Dimensiones de la CDV          R         p

Funcion fisica              -.093     .482

Limitaciones en el rol:     -.486     .000 *
problemas fisicos

Limitaciones en el rol:     -.018     .891
problemas emocionales
Dolor corporal              -.150     .252

Funcionamiento social       -.381     .003 *

Salud general               -.116     .377

Salud mental                -.185     .158

Vitalidad                   -.042     .750

Nota: * = p [less than or equal to] 01

Tabla 6.
Comparacion de la CDV de acuerdo al lado afectado

                             Lado afectado

Dimensiones          Izquierdo          Derecho         U        p
de la CDV
                    M        DE       M        DE

Funcion fisica    79.70    22.88    67.30    32.70      94      .486

Limitaciones        50     45.93    46.15    43.11    104.5     .792
en el rol:
problemas
fisicos

Limitaciones      78.41    40.75    56.38    49.80     84.5     .189
en el rol:
problemas
emocionales

Dolor corporal    63.06    33.44    46.77    24.60     79.5     .190

Funcionamiento    67.05    33.84    62.62    22.29      94      .479
social

Salud general     71.41    23.66    50.54    21.22     56.5     .024 *

Salud mental      70.12    22.63    61.23    21.56     79.5     .193

Vitalidad         61.76    27.10    51.92    21.17      80      .213

Nota: * = p [less than or equal to] 05
COPYRIGHT 2012 Universidad del Rosario
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cardenas Palacio, Carlos Andres; Quiroz Padilla, Maria Fernanda; Canon Caro, Deisy Viviana
Publication:Avances en Psicologia Latinoamericana
Date:Jun 1, 2012
Words:7086
Previous Article:La genesis de las parafilias sexuales y la homosexualidad egodistonica: el modelo de los Mecanismos Tensionales.
Next Article:La naturaleza no lineal de los funcionamientos inferenciales: un estudio empirico con base en el humor grafico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters