Printer Friendly

CULTURA, IMAGINARIO SOCIAL Y DEMOCRACIA.

PRESENTACION

El siguiente trabajo que se presenta en la Seccion de Ensayo constituye un esfuerzo investigativo elaborado por el Dr. Francisco Febres-Cordero Carrillo, cuyo resultado fue presentado como ponencia en el Foro "Democracia y Justicia", realizado el pasado 16 de junio del presente ano, con motivo de estarse celebrando el primer centenario del nacimiento de dos ilustres y universales trujillanos, los Doctores Marcos Ruben Carrillo y Mario Briceno Perozo, en el Nucleo Universitario "Rafael Rangel" de la Universidad de Los Andes en Trujillo.

I

Quiero comenzar esta intervencion con un pasaje de El Principito de Antoine de Saint-Exupery. Creo que me ayudara a explicar brevemente la metodologia de esta ponencia, y me auxiliara con algunos argumentos de fondo, a contestar las posibles criticas de tan distinguido auditorio.

El texto se situa en los viajes de exploracion que El Principito hace para conocer el universo; especificamente en el sexto planeta que visita el pequeno explorador. Es un planeta inmenso, habitado por un anciano geografo que escribia grandes libros. Cuando ambos personajes se encuentran y despues de las presentaciones y saludos de rigor, surge entre ellos este interesante dialogo:

"--?Que libro es ese tan grande?--Pregunto el Principito--. ?Que hace usted aqui?

--Soy geografo--dijo el anciano.

--?Y que es un geografo?

--Es un sabio que sabe donde estan los mares, los rios, las ciudades, las montanas y los desiertos.

--Eso es muy interesante--dijo el Principito--. !Y es un verdadero oficio!

Dirigio una mirada a su alrededor sobre el planeta del geografo; nunca habia visto un planeta tan majestuoso.

--Es muy hermoso su planeta. ?Hay oceanos aqui?

--No puedo saberlo--dijo el geografo.

--!Ah!, el Principito se sintio decepcionado. ?Y montanas?

--No puedo saberlo--repitio el geografo.

--?Y ciudades, rios y desiertos?

--Tampoco puedo saberlo.

--!Pero usted es geografo!

--Exactamente--dijo el geografo--, pero no soy explorador, ni tengo exploradores que me informen. El geografo no puede estar de aca para alla contando las ciudades, los rios, las montanas, los oceanos y los desiertos; es demasiado importante para deambular por ahi. Se queda en su despacho y alli recibe a los exploradores. Les interroga y toma nota de sus informes. Si los informes de alguno de ellos le parecen interesantes, manda hacer una investigacion sobre la moralidad del explorador." (2)

Se preguntaran el por que de este texto. Muy sencillo. La democracia es un concepto que se entiende mejor, vamos a decir, desde la posicion del explorador. Ya que desde una posicion realista hay que procurar "salir" al mundo para toparse con ella, entenderla y luego ensenarla con toda profundidad. Por la premura con la que escribi esta ponencia, creo que adopto la posicion, quizas comoda, del geografo, que sentado placidamente en su sillon, le pregunta al explorador para escribir y luego, con cierta parafernalia de sabio, disertar sobre cosas que no conoce a profundidad.

Esta es la metodologia que utilice para incoar una conclusion sobre la crisis de la concepcion moderna de la democracia liberal, intentando enmarcarla dentro de un contexto cultural. Es decir, desde la posicion del geografo, pregunto a algunos exploradores de la filosofia, y luego a traves de un brevisimo intento de descripcion fenomenologica de la situacion actual de los conceptos, paso a revisar, desde el personalismo filosofico contemporaneo de algunos autores seleccionados, la posicion aristotelico-tomista del tema que nos ocupa.

Pero quiero desde ya adelantar mi postura sobre lo que entiendo debe ser la democracia. El historiador mexicano Enrique Krauze dice que la democracia no es solo cuestion de votos sino de convivencia civilizada (3). La democracia tiene que ver con la institucionalidad, con la justicia y con el reconocimiento de la naturaleza del hombre. Las instituciones del Estado estan, como se diria en la teoria clasica, para lograr el bien comun. Por su parte la justicia como valor y como virtud tiene que ver, tal como dice el profesor Fernando Vizcaya, con la bondad, la tolerancia, el reconocimiento de los meritos, la proporcionalidad, la solidaridad, el equilibrio, la honestidad, la rectitud y la responsabilidad, en sintesis, con todo lo que tiene que ver con el respeto y el ejercicio de la dignidad humana. Por tanto la democracia hunde sus raices en el reconocimiento integral de lo que es la persona y no en una abstraccion teorica que la convierta en medio e instrumento para alcanzar los fines del poder. Por tanto las instituciones democraticas, y los que ejercen el poder del Estado deben considerar al hombre y a la mujer en concreto. Es decir a ese hombre y a esa mujer que no solo tienen necesidades materiales que satisfacer; sino que tambien tienen aspiraciones personales mas alla de los intereses del propio Estado. Hombres y mujeres que rezan, rien, gozan, lloran, sufren, descansan, se enamoran, conversan, bailan; hombres y mujeres que se educan, trabajan y producen; hombres y mujeres que tienen suenos propios, que quieren superarse, que quieren y deben trascender su propio entorno vital; que tienen iniciativa propia y no las que quiera imponer la ideologia, el partido o el gobernante de turno.

La democracia, en fin, debe reconocer la dignidad del hombre y de la mujer libre que trabajan a la luz del bien comun y del desarrollo humano integral. Una democracia sana, madura y soberana que se asocie con un trabajo bien hecho, y que se desarrolle y despliegue en los limites de una ordenada y oportuna planificacion. Una democracia que se identifique con un sistema normativo adecuado, que se abra a la potencialidad de la sociedad y no la reprima; con una cierta y verdadera seguridad juridica a la hora de administrar y aplicar el derecho; con un serio y verdadero control de la corrupcion; con una fuerte, programada y estructurada inversion en educacion; y con acciones eficientes, que como dice el Papa Francisco, "favorezcan el crecimiento sostenido e integral de la economia, que aliente y estimule la creatividad que intenta abrirse nuevos caminos que faciliten las iniciativas personales y colectivas". (4)

Con estos prolegomenos, que ya de por si son conclusion, paso a mi papel de geografo para tratar de entender un poco mas sobre la crisis del paradigma democratico contemporaneo.

II

Preguntemonos ?Como se entiende hoy a la democracia, como se viven sus postulados y propuestas? ?Cual es el marco cultural en que se desarrolla la institucionalidad democratica? ?Hoy en dia se puede entender a la democracia tal como la entendieron los pensadores griegos y los de la modernidad?

Resulta evidente que no es facil responder a estas preguntas, ya que somos sujetos y agentes de un cambio historico de contenidos muy particulares. Creo que quizas todos tenemos claro de que somos testigos de un cambio de paradigma de las ideas y del imaginario que estructura nuestra relacion con los sistemas politicos, economicos, sociales, laborales, culturales, religiosos y familiares. Son signos de un acontecer cotidiano que no llegamos a comprender en su totalidad, ya que desde nuestra condicion antropologica, vivimos como encorsetados en varias percepciones del tiempo en nuestra experiencia vital. Por un lado estamos como anclados al pasado, que hace que tengamos miedo de las perspectivas de cambio que se imponen ante nuestras seguridades. Y por otro, vivimos el presente con representaciones que muchas veces contravienen los contenidos que hemos aprendido en la historia de las ideas, que las recibimos como herencia cultural, y que le dan forma a nuestras maneras de concebir el pasado como formador de nuestro presente.

Como ha senalado el filosofo espanol Jose Luis Pardo, de alguna manera somos participes y esparcimos una especie de formulas premonitorias que anuncian "el final de Estado-Nacion; el final de la cultura analogica ... en favor de la cultura digital, la desaparicion de la opinion publica de papel y su relevo por las redes sociales; el ocaso de los empleos fijos y para toda la vida en beneficio del trabajo flexible y maleable segun las exigencias de un mercado laboral y profesional en constante evolucion; el crepusculo de las universidades y de sus rigidos esquemas de titulacion y de transmision del saber; la crisis de los partidos politicos ...; la decadencia del cine y de la musica discografica;... y tantos y tantos otros sintomas. "Glosando al profesor espanol Alejandro Llano, podemos afirmar que vivimos el fin de la modernidad, y con esto se cuestionan las tesis que conforman nuestro imaginario nacido en la ilustracion, es decir "la implacable racionalizacion del mundo y la sociedad a traves de la ciencia; el progreso historico indefinido; la democracia liberal como solucion de todos los problemas sociales; y la revolucion como metodo fundamental de liberacion de los pueblos y de los individuos." (5)

A esto se suma, lo que la catedratica de la Universidad de Navarra Lourdes Flamerique ha advertido como "la creciente inquietud por la perdida de peso y significado de las ideas y convicciones que sustentan [...] el proyecto moderno", y con ello el proyecto democratico de Occidente. "En la actualidad-dice Flamerique-se da la siguiente paradoja: por un lado, dependemos de un modelo politico institucional firmemente asentado desde el punto de vista juridico y procedimental, que no deja espacio alguno a la participacion espontanea; y por otro, administramos nuestros intereses, ilusiones y anhelos de modo creciente segun patrones no politicos y adoptamos nuevas formulas de entender y ejercer la accion politica". (6)

Por su parte resulta interesante y sugerente la idea de Vargas Llosa, sobre la relacion que hay entre la politica y la cultura, escrita en su ensayo sobre la cultura contemporanea, que el llama del espectaculo. Permitanme una larga cita:

"En una sociedad abierta, aunque mantenga su independencia de la vida oficial, es inevitable y necesario que la cultura y la politica tengan relacion e intercambios. No solo porque el Estado, sin recortar la libertad de creacion y de critica, debe apoyar y propiciar actividades culturales -en la preservacion y promocion del patrimonio cultural, ante todo-, sino tambien porque la cultura debe ejercitar una influencia sobre la vida politica, sometiendola a una continua evaluacion critica e inculcandole valores y formas que le impidan degradarse. En la civilizacion del espectaculo, por desgracia, la influencia que ejerce la cultura sobre la politica, en vez de exigirle mantener ciertos estandares de excelencia e integridad, contribuye a deteriorarla moral y civicamente, estimulando lo que pueda haber en ella de peor, por ejemplo, la mera mojiganga. Ya hemos visto como, al compas de la cultura imperante, la politica ha ido reemplazando cada vez mas las ideas y los ideales, el debate intelectual y los programas, por la mera publicidad y las apariencias. Consecuentemente, la popularidad y el exito se conquistan no tanto por la inteligencia y la probidad como por la demagogia y el talento histrionico. Asi, se da la curiosa paradoja de que, en tanto que en las sociedades autoritarias es la politica la que corrompe y degrada a la cultura, en las democracias modernas es la cultura--o eso que usurpa su nombre--la que corrompe y degrada a la politica y a los politicos. (7)

Para contestar la pregunta inicial, es importante entender que la democracia no es solo un sistema politico, sino tambien una mentalidad y unos modos de comportamiento, estrechamente vinculados a la historia en la cual se desarrollan los principios democraticos. Por tanto hay que insistir que para definir y entender los postulados y contenidos de la democracia, en primer lugar se tiene que tomar en cuenta el modelo antropologico que explique los conceptos sobre la persona y la libertad en los sistemas politicos. Y en segundo lugar se debera conocer el contenido de las ideas y de las representaciones politicas de un periodo historico en concreto. Voy a detenerme, muy brevemente en cada uno de estos dos supuestos.

Si intentamos hacer una fenomenologia de las representaciones que contornean el imaginario cultural de la antropologia contemporanea y que inciden directamente en la concepcion que se tiene sobre los sistemas politicos, vemos que como ensenan los catedraticos de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz Buckhart y Lopez, desde la ilustracion se ha abierto un proceso de secularizacion que ha introducido en el concepto de libertad la concepcion de una libertad plenamente autonoma, dirigida solo a la propia satisfaccion, sostenida por un antropocentrismo cerrado a la transcendencia; por la razon desvinculada de la fe; una voluntad emancipada de todo vinculo; y una conciencia responsable solo ante si misma. De distintas maneras a la persona se le considerada unicamente como una individualidad absoluta, edificada por si misma y sobre si misma, como si sus caracteristicas propias no dependieran mas que de si misma. Y otras corrientes filosoficas, por su parte, consideran al hombre como una mera celula de un organismo, dispuesto a reconocerle, a lo sumo, un papel funcional dentro de un sistema. (8)

Como bien resena Flamerique, no dejan de pasar inadvertidos los rasgos actuales de la cultura popular en la cual las emociones y los sentimientos priman sobre la comprension racional de lo justo o lo conveniente. Rasgos que definen al hombre desde un individualismo exacerbado que ha logrado desplazar los contenidos de la politica--y por ende de los sistemas politicos-desde la busqueda del bien comun hacia la realizacion de bienes individuales por parte del Estado. O como dice Lipovetsky al referirse al individualismo antropologico contemporaneo como simbolo de "la abolicion de lo tragico de la existencia: [es decir] el repliegue hacia afuera de la esfera privada en que sin ideales, los seres humanos aspiran tan solo a ser felices. Se ha producido el fin del homo politicus y el advenimiento del homo psicologicus que solo cree en su bienestar". (9)

Mas arriba deciamos que para entender a la democracia, habia que tomar en cuenta la historicidad del hombre y sus realizaciones sociales, y conocer las ideas y las representaciones politicas del tiempo historico concreto donde se despliega la democracia. Es evidente que hoy en dia nos conseguimos con tres coordenadas de tiempo que configuran el imaginario colectivo de lo que es o no es democratico. Una primera coordenada es la concepcion griega y originaria de la democracia de las ciudades-estado helenicas y que ha pervivido en el imaginario politico de Occidente, quiza muy idealizado en cuanto su realizacion concreta como sistema politico. La segunda coordenada es la que enmarca el concepto de lo democratico nacido en la ilustracion, desarrollado en el romanticismo/racionalismo/positivismo del siglo XIX y con un intento de aplicacion en el siglo XX. Y por ultimo la coordenada que refiere a la concepcion contemporanea del pensamiento postmoderno, es decir, el del pensamiento debil de construccionista y post estructuralista, manifestada en la crisis de la razon y en la perdida de los ideales democraticos de la modernidad como paradigmas de la resolucion de los asuntos que se refieren a la consecucion del bien comun. Estas tres coordenadas de tiempo nos dificultan entender de manera univoca a la democracia.

Es que para comprender y penetrar el verdadero sentido de lo que actualmente se entiende por democracia hay que admitir que es un concepto polisemico y con multiples sentidos. Para entenderla hay que definirla desde su realidad rica, compleja y dinamica, evitando acercamientos parciales y fragmentarios que corran el riesgo de empobrecer e incluso mutilar sus contenidos. Para el autor italiano Giovanni Sartori, el discurso sobre la democracia de los antiguos griegos es relativamente simple, pero el discurso sobre la democracia en la modernidad se distingue por tres aspectos. En primer lugar, la democracia como un principio de legitimidad que entiende que el poder deriva del pueblo, es decir, que se basa sobre el consenso de los ciudadanos. En segundo lugar, la democracia como un sistema politico llamado a resolver los problemas del ejercicio del poder. Y en tercer lugar, la democracia entendida como un ideal, es decir, entender que la democracia es, ante todo y por encima de todo, un ideal. (10)

En este sentido resulta esclarecedora la ensenanza que aparece en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, cuando sintetiza que la democracia como principio de legitimidad, como sistema politico y como ideal, debera asegurar "la participacion de los ciudadanos en las opciones politicas y garantizar a los gobernados la posibilidad de elegir y controlar a sus propios gobernantes, o bien la de sustituirlos oportunamente de manera pacifica." Entendiendo que "una autentica democracia es posible solamente en un Estado de derecho y sobre la base de una recta concepcion de la persona humana., [requiriendo] que se den las condiciones necesarias para la promocion de las personas concretas, mediante la educacion y la formacion en los verdaderos ideales, asi como de la "subjetividad" de la sociedad mediante la creacion de estructuras de participacion y de corresponsabilidad. Una autentica democracia no es solo el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptacion convencida de los valores que inspiran los procedimientos democraticos: [es decir] la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, y la asuncion del <<bien comun>> como fin y criterio regulador de la vida politica. Si no existe un consenso general sobre estos valores, se pierde el significado de la democracia y se compromete su estabilidad." (11)

Los principios y valores de la democracia no se refieren solamente a la regulacion normativa de unas formas de participacion politica, del ejercicio del sufragio, del aseguramiento de la division de poderes, o del reconocimiento de unos derechos individuales y sociales. Todo esto por demas muy necesario; pero hay que lograr mas. Es decir, los contenidos de la democracia entendida como sistema politico, como una mentalidad y como un modo de comportamiento deberan alcanzar y transformar a todas las dimensiones de la sociedad donde se despliega su materializacion factica, es decir, debera impregnar los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interes, las lineas de pensamiento, las fuentes inspiradores de los movimientos sociales y los modelos de vida de cada uno de los grupos sociales, culturales, religiosos, laborales, economicos, politicos, gremiales, academicos, deportivos, familiares, etc. (12)

En este sentido, a mi entender son varias las realizaciones historicas contemporaneas que confrontan o amenazan al entender holistico de la democracia ya como principio, ya como sistema politico o ya como ideal. Realizaciones que se convierten en retos del quehacer democratico actual. Debido a la naturaleza y extension propia de esta ponencia, me limitare a exponerlas y proponerlas como lineas de investigacion y desarrollo. En primer lugar la trasformacion del espacio publico, en los llamados espacios globales, digitales o ideologicos, o como los llama John Keane, los escenarios transfronterizos. Segundo, la trasmutacion de la historia como relato justificador de los valores democraticos, por las percepciones vitales y los contenidos de la memoria y del olvido como elementos de cohesion, perdon o redencion social. Tercero, el individualismo antropologico vivido a traves de la subjetividad de los sentimientos o de la actitud de la existencia ludica como guias rectoras del discurso politico. Cuarto, la revolucion tecnologica y de los medios de comunicacion digital que inmediatizan el quehacer politico y dificultan una lectura de la realidad con vision de conjunto, creando ademas mecanismos extraparlamentarios examinadores del poder (John Keane). Quinto, la corrupcion. Sexto, la conciencia ecologica en cuanto que absolutiza el medio ambiente otorgandole caracter de sujeto de derecho. Septimo, el proceso de secularizacion que quita la trascendencia del horizonte social y necesariamente impulsa a buscar sucedaneos que logren llenar su ausencia, en realidades como la raza, la lucha de clases, la nacion, el sexo, el poder, la produccion o el dinero. Y por ultimo la crisis del Estado-Nacion, como espacio propicio para la realizacion historica de la democracia.

El reto que se nos presenta para el entendimiento democratico y su aplicacion factica en el Estado es de rangos mayores, y exige un marco conceptual adecuado. Tenemos que estar abiertos a entender los cambios de la dinamica historica de la humanidad, ofreciendo soluciones prospectivas que sepan conciliar las propuestas clasicas con los contenidos del pensamiento contemporaneo. Y en este sentido, creo que hay que insistir en la necesidad de la profundizacion del saber antropologico. Hay que entender a la persona desde sus multiples dimensiones, esto es, desde su unidad; su apertura a la trascendencia, como fundamento de su dignidad; la libertad como don principalisimo del hombre; la igualdad ontologica de los hombres y las mujeres; y por ultimo la sociabilidad, como fundamento del bien comun. Estos aspectos dan una plena comprension de lo que es el Hombre, y son como el sustrato imprescindible para una buena realizacion de la teoria y la filosofia politica en torno a la democracia. Creo ademas que es interesante proponer la actualizacion de "algunas ideas aristotelicas y tomistas, [tales como] la naturaleza social del ser humano, el decisivo papel de las "instituciones intermedias" y los principios de subsidiaridad y solidaridad. Elementos doctrinales que en modo alguno se oponen a los ideales democraticos y liberales. Es mas: solo en una sociedad democratica pueden hoy tener cabal desarrollo. La democracia liberal puede y debe acoger proyectos comunes que se refieran al ideal de la vida buena. Lo contrario equivale a coartar la libertad de los ciudadanos y a privar a la propia democracia de sus fundamentos. En definitiva, urge renovar la idea de bien comun, que en modo alguno ha perdido vigencia, ni puede ser sustituida por la de interes general." (13)

En Venezuela vivimos el tiempo mas agudo de nuestra historia nacional en lo referente a la defensa de la Republica y la democracia. Muchas son las variables que atentan contra la supervivencia del Estado venezolano y su sistema democratico. Hablar de ellos seria ir mas alla de los contenidos que me propuse para esta ponencia. Pero ya para terminar solo me referire brevemente a la relacion de la democracia y la justicia, como aspecto basico para la defensa de nuestra Republica.

Segun la teoria democratica, varios son los requisitos de verificacion de la democracia: entre ellos la separacion de poderes, el estado de derecho y la existencia de una carta magna donde se verifique la proteccion de los derechos fundamentales de las personas. Ninguno de estos requisitos se puede llevar a cabo si no existe justicia, ya que la separacion de poderes se realiza a traves de la justicia; la viabilidad factual del estado de derecho se verifica en la justicia; y la existencia y posibilidad de una norma constitucional que proteja a los derechos humanos solo es posible con justicia, entendiendola en el sentido aristotelico-tomista como la constante y permanente voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde. Es decir, la justicia es un requisito inexcusable y anterior a la democracia.

Por su parte, para la filosofia politica de orientacion aristotelicotomista, la democracia es el mejor de los regimenes porque es el que mejor permite que cada quien haga en la ciudad lo que le corresponde. Esta concepcion sera reafirmada y rescatada por la Doctrina Social de la Iglesia con el tema del desarrollo humano integral y mas en concreto, lo hara Juan Pablo II al decir que la condicion de la paz es la justicia, es decir que para que haya paz debe haber justicia. Se puede concluir por tanto, que si segun Aristoteles la democracia es el mejor de los regimenes, porque cada uno hace lo que le corresponde aportando en favor del bien comun, y ademas favorece un desarrollo humano integral, siendo el regimen de la paz, la justicia es necesariamente condicion sine qua non de la democracia (14).

Permitanme concluir acudiendo a la mitologia griega, contandoles la tragedia de Sisifo. Cuentan que cuando Zeus comenzo a gobernar, su primer acto oficial fue violar a Metis. Un oraculo habia anunciado que el hijo de esta union destronaria al mismo Zeus, por lo que este devoro a Metis que estaba embarazada. Tras nueve meses, Zeus comenzo a sentir fuertes dolores de cabeza y alumbro a Atenea, que debido a su origen y por haber nacido sin madre se convirtio en la diosa de la sabiduria. En sus aventuras amorosas, Zeus se volvio un dios despiadado, y asi, entre sus fechorias rapto y escondio a Egina, la hija del dios de los rios. Sisifo, gobernador de Corinto, le revelo a Asopo donde estaba su hija. Esto hizo que Zeus se enfureciera con Sisifo y lo condenara a empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada, pero antes de que alcanzase la cima de la colina, la piedra siempre rodaba hacia abajo, y Sisifo tenia que empezar de nuevo desde el principio, una y otra vez" por toda la eternidad. (15)

Segun Aristoteles, la democracia siempre degenera en dictadura. Metaforicamente pudieramos decir que la construccion de la democracia es como el mito de Sisifo en cuanto a que cada generacion de ciudadanos libres debe enfrentarse y evitar la degeneracion de la democracia en dictadura. Es decir, el trabajo para lograr la consolidacion de un sistema democratico nunca llegara a ser una tarea lograda, mas bien sera un trabajo in fieri, es decir un trabajo continuado, que esta como en un permanente hacerse, como en un gerundio continuo. La democracia es "una empresa sin reposo" (Robert Dahl), por tanto cada generacion debera trabajar en su actualizacion historica. En esta hora menguada de la Nacion Venezolana, como ciudadanos debemos asumir la tarea que se nos presenta de defender y construir nuestra democracia, y en definitiva nuestra pervivencia como nacion.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. www.vativan.va (consultado el 26-05-2006)

Flamerique Lourdes y Madalena D'Oliveira-Martins, Eds. (2013). Emociones y estilos de vida: radiografia de nuestro tiempo. Madrid, Biblioteca Nueva

Krauze, Enrique. Como se pierden las democracias, en www.letraslibres.com, visitado el 18-02-2013

Landaeta Si, Francisco (Papa Francisco), en www.vativan,va, visitado el 24-05-2015

Llano, Alejandro. Claves filosoficas del actual debate cultural. www. filosofia.mx, visitado el 31-10-2014

Lopez Diaz, Javier y Ernest Burkhart (2011) Vida cotidiana y santidad en la ensenanza de San Josemaria, Madrid, Rialp

Pardo, Jose Luis (2016) Estudios del malestar politico de la autenticidad en las sociedades contemporaneas. Madrid, Anagrama.

Saint Exupery, Antoine. El Principito (Formato PDF, sin datos editoriales)

Sartori, Giovanni. Democracia (en formato PDF, sin datos editoriales)

Francisco Febres-Cordero Carrillo, Rector de la Universidad Monteavila, es abogado de la Universidad Catolica del Tachira, posee una maestria en humanidades y un doctorado en historia de la Universidad de Puerto Rico. E_mail: ffbrescc@gmal.com

(2) Antoine de Saint-Exupery: El principito; edicion en formato pdf, sin datos editoriales.

(3) Cfr. Enrique Krauze:Como se pierden las democracias;publicado en www.letraslibres. com, 18 de febrero del 2013, http://www.letraslibres.com/mexico-espana/como-sepierden-las-democracias.

(4) Cfr. Enrique Krauze:Como se pierden las democracias;publicado en www.letraslibres.com, 18 de febrero del 2013, http://www.letraslibres.com/mexico-espana/comose-pierden-las-democracias.

(5) Cfr. Alejandro Llano: Claves filosoficas del actual debate cultural: publicado en www. filosofia.mx, 31 de octubre de 2014, http://www.filosofia.mx/index.php/portal/archivos/claves_filosoficas_del_actual_debate_cultural. Y Jose Luis Pardo: Estudios del Malestar. Politicas de la autenticidad en las sociedades contemporaneas; Anagrama, Madrid, 2016.

(6) Cfr. Lourdes Flamerique: La relacion politica: de la representacion politica universal a las ciberrevoluciones. En Lourdes Flamerique y Madalena d'Oliveira-Martins (Eds), Emociones y estilos de vida: radiografia de nuestro tiempo; Biblioteca nueva, Madrid, 2013.

(7) Cfr. Mario Vargas Llosa: La cultura del espectaculo; edicion en formato pdf, sin datos editoriales.

(8) Cfr. Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, publicado en www.vativan.va, 26 de mayo de 2006, http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/justpeace/ documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_compendio-dott-soc_sp.html No. 125. Y Javier Lopez Diaz y Ernest Burkhart: Vida cotidiana y santidad en la ensenanza de San Josemaria; Rialp, Madrid, 2011.

(9) Cfr. Lourdes Flamerique, idem.

(10) Cfr. Giovanni Sartori: Democracia;edicion en formato pdf, sin datos editoriales.

(11) Cfr. Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, idem, No. 406-407

(12) Estos espacios son desarrollados en otro contexto por Pablo VI en la Enciclica EvangeliumNuntiandi.

(13) Cfr. Giovanni Sartori: Democracia;edicion en formato pdf, sin datos editoriales.

(14) Ideas de Maria Veronica Torres, en un coloquio sobre la democracia.

(15) Cfr. DietrichSchawantiz; La Cultura, todo lo que hay que saber; Taurus, Bogota, 2002.Y la voz Sisifo, en www.wikipedia.com
COPYRIGHT 2017 Universidad de Los Andes, Venezuela
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Carrillo, Francisco Febres-Cordero
Publication:Revista Agora Trujillo
Date:Jul 1, 2017
Words:5138
Previous Article:DOS CIUDADANOS DE MERITO ENTRE EL DERECHO Y LA HISTORIA.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters