Printer Friendly

CONTRA FRANCO EN NACIONES UNIDAS: MEXICO, ALTAVOZ DE LA REPUBLICA ESPANOLA.

AGAINST FRANCO IN THE UNITED NATIONS: THE MEXICAN VOICE OF THE SPANISH REPUBLIC

CONTRE FRANCO AUX NATIONS UNIES: LE MEXIQUE, VOIX DE LA REPUBLIQUE ESPAGNOLE

Desde la Asamblea de la Sociedad de Naciones celebrada en el mes de septiembre de 1936, Mexico se convirtio en el mas firme defensor del gobierno de la Republica Espanola en la arena diplomatica internacional. Tras el golpe de Estado perpetrado en el mes de julio de aquel ano y apoyado decisivamente para su exito por la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini, se impuso entre las democracias la politica de no intervencion en torno a la equivocamente denominada 'cuestion espanola'. Sin embargo, el gobierno de Lazaro Cardenas fue consciente desde un primer momento de la injusticia--ya no en terminos eticos o morales, sino estrictamente juridicos que implicaba tal postura, asi como de la absoluta ineficacia de la misma, que la convertia en una farsa de consecuencias dramaticas para la democracia encarnada por el regimen republicano. Por ello, y dado que la iniciativa franco-britanica del Comite de No Intervencion solo admitia en su seno a Estados europeos, Mexico aprovecho el unico foro internacional al que tenia acceso para denunciar la violacion de la soberania de Espana por parte de Italia y Alemania, asi como la falta de fidelidad al Pacto de la Sociedad de Naciones. Vaticinaba asi, en Ginebra, el definitivo desplome de las relaciones internacionales de la epoca con las dramaticas consecuencias que ello entranaba. Los discursos de los delegados mexicanos Narciso Bassols, Isidro Fabela y Primo Villa Michel en el Palais des Nations llegaron a ser incluso mas directos y criticos que los de Julio Alvarez del Vayo o Juan Negrin-ministro de Estado y presidente del Gobierno de la Republica, respectivamente-, dado que los espanoles apostaron por encauzar sus denuncias a traves de un tono conciliador que dejase la puerta abierta a un hipotetico cambio de postura por parte de las democracias occidentales, en el remoto caso de que estas se atreviesen a apearse de su autoengano. (1)

Si la Republica habia impulsado en su dia la entrada de Mexico en la Sociedad de Naciones (1931), en los momentos criticos que se estaban viviendo en Espana, el apoyo mexicano nunca falto dentro de una coyuntura internacional absolutamente desfavorable para el regimen legal espanol. Este respaldo no solo fue diplomatico, tambien consistio en la venta de armamento, tanto propio--ya fuese directamente o a traves de terceros paises como Francia--como adquirido ex profeso para ser reenviado hacia Espana, labor que desempeno el embajador republicano Felix Gordon Ordas en los Estados Unidos. Y es que ante la practicamente inamovible actitud franco-britanica, el gobierno Cardenas no tuvo mayores reparos en actuar como intermediario para la adquisicion de aviones y material de guerra diverso.

Lo acertado del diagnostico mexicano con respecto tanto al caso espanol como a la situacion mundial general, no logro alterar la retraccion de las democracias europeas. Asi lo resumiria mucho tiempo despues el entonces secretario general de la delegacion mexicana, Manuel Tello: "De nada sirvio que todos nuestros delegados--inclusive el autor de estas lineas--senalasen el peligro que para la paz del mundo significaba el caso de Espana. Como si los dioses se hubieran propuesto perder a las democracias europeas, no se quiso reconocer que el conflicto era el prologo de la Segunda Guerra Mundial, o mejor dicho el primer incidente de ella". (2)

La combativa defensa de la causa republicana en la Sociedad de Naciones por parte de los diferentes delegados enviados por el gobierno Cardenas, directamente instruidos por el propio presidente, dignifico la diplomacia y la lucha por la seguridad colectiva, un sistema de convivencia mundial cuyo maximo garante no debia ser otro que el organismo de Ginebra. Ello en medio de un contexto internacional marcado decisivamente por la politica de appeasement, puesta en practica por Londres y triunfante ante los prejuicios, egoismos y miedos colectivos. Tras el fin de la contienda en Espana y su extension por Europa, los ya mencionados Fabela y Bassols, asi como el tambien diplomatico Luis Inigo Rodriguez, continuaron sirviendo a los republicanos espanoles en el ambito humanitario desde las legaciones diplomaticas mexicanas en Francia. (3) Villa Michel, casi siempre olvidado en los abundantes trabajos evocadores del humanitarismo de los diplomaticos de la epoca, contribuyo no solo a la salvacion de republicanos espanoles, sino tambien a la de refugiados judios, labor en la cual se diferencio de ciertos companeros de profesion que no estaban muy por la labor de su acogida en suelo mexicano. (4) Mostro una sensibilidad especial hacia aquellos que se veian forzados a abandonar sus paises, ya fuesen republicanos espanoles, judios o, anos despues, guatemaltecos; y se detuvo en sensibilizar a su vez a la Secretaria de Relaciones Exteriores de cara a mantener la tradicional politica de Mexico como pais de asilo y favorecer la acogida de refugiados, recordando las diferencias entre alguien que "a lo mejor vino a Mexico por trabajo, o vino porque se caso, o vino porque le gustaba Mexico" y un exiliado, que "vino obligado", por lo que "esa es una diferencia entre un extranjero y un exiliado, aunque los dos sean extranjeros". (5)

Al igual que otros compatriotas, Villa Michel las vivio de primera mano y puso su grano de arena para humanizar aquellas situaciones en las que podia tener influencia en virtud de su rango diplomatico. En San Francisco, a traves de la que pasaria a ser conocida como la 'mocion Quintanilla', Mexico se opuso firmemente al ingreso de la Espana de Franco en las nuevas Naciones Unidas. El pais que habia luchado por dignificar la Sociedad de Naciones hasta su muerte evitaba que el organismo sucesor --y en gran medida derivado--iniciase su trayectoria historica con manchas de tolerancia fascista. El argumento era aplastante: el general Franco habia alcanzado el poder en virtud de la ayuda prestada por Hitler y Mussolini durante la contienda desencadenada por los propios sublevados contra la democracia espanola. En virtud de ello, el caracter del regimen franquista se hacia incompatible con los valores bautismales de las propias Naciones Unidas.

Pero, antes de ello, y durante los seis anos que duro la guerra a escala mundial, los exiliados espanoles temieron un cambio de perspectiva por parte de las autoridades mexicanas con la salida de Cardenas de Los Pinos. La campana presidencial dirimida entre los generales Juan Andreu Almazan y Manuel Avila Camacho se decanto a favor del segundo, lo que termino dando continuidad a la solidaridad hacia los espanoles. Algo que hubiese sido puesto en entredicho en el caso de haber logrado la victoria Almazan, encuadrado ideologicamente en la derecha del Mexico posrevolucionario, y quien contemplaba con bastante recelo la presencia y actividades de los republicanos en el pais. No obstante, estos ultimos no llegaron a sentirse completamente a salvo hasta que el signo de la contienda se decanto claramente hacia el lado de los Aliados. (6)

Lo cierto es que con la llegada de Avila Camacho a la presidencia, en el mes de diciembre de 1940, la actitud del gobierno mexicano parecio dar paso inicialmente a una postura mas ambigua con relacion a Espana, y no cabe descartar que se llegase incluso a la tentacion de reconocer oficialmente al regimen de Franco. La deriva de la situacion internacional, con la entrada de Mexico en guerra al lado de los Estados Unidos y el cambio de rumbo del conflicto, recondujo las cosas a favor de la causa republicana. (7) La solidaridad prevalecio, pues, con independencia de los vaivenes politicos del interior del pais, asi como inhibiendose de las tristes disputas entre los distintos grupos de exiliados, agrupados unos (los partidarios de Juan Negrin) en torno al SERE (8) y otros (los de Indalecio Prieto) en torno a la JARE. (9) Tal compromiso condujo ademas al Gobierno Avila Camacho hacia el reconocimiento del gobierno de la Republica en el Exilio, presidido por el doctor Giral. Pero para que esto sucediese fue clave un hecho historico que tuvo lugar entre medias.

Entre el 24 de abril y el 26 de junio de 1945 se celebro, con amplia repercusion mediatica a lo largo de todo el mundo, la Conferencia de San Francisco, en la cual se sentaron las bases de la nueva Organizacion de las Naciones Unidas (ONU). En ella estuvieron presentes, en calidad de representantes oficiosos, los republicanos Felix Gordon Ordas--embajador en Mexico durante la Guerra de Espana--y Antonio Maria Sbert. La llamada Junta Espanola de Liberacion (JEL), constituida en 1943 con vistas al posible desembarco de los Aliados en Espana y siguiendo el ejemplo del comite frances encabezado por el general De Gaulle, (10) habia pasado a cooperar de forma privada con la delegacion mexicana que asistiria a la conferencia, y fruto de ello se gestiono ante el gobierno de Avila Camacho la posibilidad de que se presentase una mocion al Articulo 1 del proyecto de Dumbarton Oaks, en virtud del cual se creaba la nueva organizacion internacional, y al que se anadiria la parte que sigue en cursiva: "El organismo estara abierto al ingreso de todos los paises amantes de la paz, cuyo regimen no se hubiera establecido con la cooperacion militar de Estados que combatieron a las Naciones Unidas". (11) Ello implicaria que la Espana del general Franco, unico regimen al que podia aplicarsele tal clausula en aquel momento--a excepcion del de Puyi en el Manchukuo, titere de un Japon todavia no derrotado en armas--, no fuese aceptada dentro de la nueva organizacion mundial. Tales gestiones tuvieron una gran repercusion, tanto entre las delegaciones presentes en California como en el propio territorio espanol. (12)

La posibilidad de presentar la mocion habia partido de Gordon Ordas, quien como miembro de la JEL--al igual que Indalecio Prieto, Alvaro de Albornoz o Antonio Maria Sbert, quienes tambien acudieron a San Francisco en los primeros dias de la conferencia, si bien solo Sbert permanecio junto a Gordon asistiendo a las sesiones--, (13) habia instado al ministro de Relaciones Exteriores y jefe de la delegacion de Mexico, Ezequiel Padilla Nervo, (14) a hacer propia una propuesta por la cual no fuese admitido en la ONU un pais "cuyo regimen se hubiera establecido con la cooperacion militar de Estados extranjeros". Para ello, la jel habia elaborado un memorandum, (15) en sus respectivas versiones en ingles, frances y castellano, para que fuese repartido entre las diferentes delegaciones y orientar asi la accion de aquellas que quisiesen contribuir a la causa republicana. (16) En el documento en cuestion, fechado el 2 de abril de 1945 y dirigido al secretario Padilla, se describian "las caracteristicas del regimen politico de nuestra patria que lo definen como totalitario y los vergonzosos antecedentes del mismo, puesto que su advenimiento solo fue posible mediante el descaradisimo auxilio militar de Italia y Alemania", y se abogaba por que "la firme actitud del Gobierno de Mexico en el caso de Espana, durante nuestra guerra y despues de ella, nos suscite la esperanza de contar con su decidido apoyo en la Asamblea de Naciones Unidas, apoyo que puede ser decisivo si lo dirige la clarisima inteligencia de usted y, ademas, lo aureola el prestigio internacional que usted ha alcanzado en el desempeno de la Secretaria de Relaciones Exteriores". (17)

Los puntos en torno a los cuales se estructuro el memorandum de la JEL fueron los siguientes:

1. La guerra de Espana iniciada y sostenida por Hitler y Mussolini.

2. Propositos de colaboracion permanente con Italia y Alemania.

3. Cooperacion de Franco con el Eje durante la guerra mundial.

4. Actos de la Espana fascista en pro del Eje.

5. Formulas hipocritas de una beligerancia encubierta.

6. Francisco Franco considera fascista el regimen que preside.

7. Similitud del Estado falangista con otros Estados totalitarios.

8. La mayor parte de los espanoles declarados fuera de la ley.

9. El regimen espanol definido por un embajador de EE. UU.

Punto en el que se incluia una referencia en carta de 1943 por parte del embajador en Madrid, Carlton J. H. Hayes, al ministro espanol de Asuntos Exteriores, Francisco Gomez-Jordana, donde acusaba al regimen franquista de tener un "notable parecido con la organizacion de los regimenes nazi y fascista".

10. Postulados de las Naciones Unidas sobre libertad mundial.

11. Peligro de irradiaciones falangistas en America

Durante los dias previos a la sesion inaugural de la Conferencia de San Francisco, Prieto declaro a la prensa que su presencia en la ciudad californiana tenia por objetivo recordar a las naciones presentes "el caso de Espana, quien deseando ardientemente figurar en la organizacion mundial que como base de una paz permanente va a trazarse en San Francisco, se encuentra imposibilitada de lograrlo a traves de un regimen que no representa la voluntad nacional y que le fue impuesto mediante el auxilio militar de Hitler y Mussolini". (18)

En una reunion privada mantenida antes de partir hacia San Francisco, el presidente Avila Camacho garantizo a Gordon Ordas que Mexico consideraba "un honor poderles prestar su voz oficial donde no puede resonar la de ustedes". Sin embargo, debido a los titubeos de un Padilla temeroso ante un posible fracaso mexicano en San Francisco por defender una causa para la cual no albergaba muchas esperanzas de exito, el representante espanol le advirtio que, si no le daba plenas garantias de que la delegacion encabezada por el haria suyo el proyecto presentado por los miembros de la JEL, se veria obligado a comunicarle tal actitud a su presidente para que actuase al respecto, ante lo que el delegado termino accediendo y dando plenas garantias. (19) Ciertamente, la respuesta de Padilla al memorandum enviado por la JEL habia sido bastante escueta, limitandose a complacerse "en manifestarles que lo tendre muy en cuenta en el caso de que llegue a discutirse en la Conferencia el asunto a que el mismo se refiere". (20)

Aparte de la accion por parte de la JEL, al secretario de Relaciones Exteriores mexicano le llovieron durante aquellos dias peticiones varias y memorandums relativos al caso espanol. Otro memorandum titulado "The Case Against the Admission of Franco Spain to the World Security Organization" fue dirigido, el 24 de abril, desde el Palace Hotel de San Francisco, por la prestigiosa periodista estadounidense y editora del semanario The Nation, Freda Kirchwey, en calidad de presidenta del organismo The Friends of the Spanish Republic. (21) Por otro lado, el 5 de mayo, Julio Alvarez del Vayo, quien fuera embajador en Mexico durante el primer bienio republicano y posteriormente rostro exterior de la Republica durante los anos de la Guerra de Espana, le escribio tambien desde el Palace Hotel reenviandole una nota dirigida previamente a los cuatro presidentes de la Conferencia de las Naciones Unidas (Stettinius, Molotov, Eden y Soong), el 28 de abril anterior. En la misiva recordaba "el hecho de que entre las potencias que mantienen relaciones con el regimen de fuerza establecido en Espana no se cuenta ciertamente Mexico", y reiteraba "nuestra gratitud por la consecuente firmeza con que su pais ha venido defendiendo en el caso de Espana la ley internacional y los derechos del pueblo espanol". En el escrito en cuestion, en el que Alvarez del Vayo se presentaba como "Ministro del Gobierno Constitucional de Espana", se mostraba "la reserva mas categorica sobre la decision de considerar a Espana como pais neutral en la presente guerra, impidiendo asi su presencia en la Conferencia de San Francisco". Se referia, naturalmente, no al regimen franquista, sino a lo que consideraba una justa presencia de las autoridades republicanas en el exilio en el evento. Y lamentaba: "Tal determinacion ignora que durante tres anos y antes que ningun otro pueblo europeo, lucho solo el pueblo espanol contra el totalitarismo germano-italiano en defensa de su independencia y de sus instituciones democraticas; como ignora tambien que el pueblo espanol ni su legitima representacion, nunca se han rendido ni han cejado en la lucha", y denunciaba el hecho de que "dos de las potencias invitantes"--en referencia a Gran Bretana y los Estados Unidos--mantuviesen "relaciones con el regimen de fuerza establecido en nuestro pais por los facciosos gracias a una agresion interior provocada por Mussolini y Hitler, en identica forma y condiciones que luego lo ha hecho el fascismo en otros paises del mundo". (22)

El exministro espanol, periodista de profesion--habia sido corresponsal durante la Primera Guerra Mundial--, estaba acreditado en San Francisco en calidad de corresponsal de The Nation. Muy respetado en los Estados Unidos y proximo a periodistas como Barbara W. Tuchman o la propia Kirchwey, mantuvo un perfil alto en norteamerica durante todos aquellos anos belicos. De hecho, se trato del hipotetico ministro fijo dentro de los diversos proyectos elaborados en los paises anglosajones con relacion a posibles gobiernos republicanos en Espana, en caso de optarse por el derrocamiento de Franco. (23) Nueve dias mas tarde, Garcia Robles respondia a Alvarez del Vayo confirmandole que Padilla "se ha enterado con todo interes del contenido de dicho documento y me encarga le reitere sus simpatias para la causa de la Espana Republicana". (24)

En visperas de la Conferencia de San Francisco, Padilla era visto por algunos como lider de la diplomacia latinoamericana y, como tal, se esperaba que liderase la actuacion del bloque latinoamericano en el encuentro internacional. (25) Previamente, habia aspirado incluso a la presidencia del pais en un intento por capitalizar los exitos diplomaticos mexicanos durante la Segunda Guerra Mundial. Lo cierto era que Padilla, ubicado ideologicamente en la derecha del Mexico posrevolucionario, no albergaba simpatias para con la causa de los exiliados republicanos y sus tareas en suelo mexicano. Su impresion era la de que tal compromiso solo podria acarrear divisiones internas y complicaciones internacionales. En abril de 1945, y tratando de alejar discretamente a su pais de compromiso alguno, habia declarado a la prensa que "el problema espanol" probablemente no seria abordado en la Conferencia de San Francisco. Tal posicion era apoyada por los escasos pero acaudalados mexicanos residentes en la Espana de Franco, a la par que criticada por la Federacion de Organismos de Ayuda a la Republica Espanola (FOARE), organismo que replico afirmando que la postura de Padilla no era coincidente "con el pensamiento general del Pueblo de Mexico". Y anadio que el pais debia "renovar su firme posicion antifranquista, respondiendo asi a las tenebrosas maniobras que realiza la Falange de acuerdo con el nazifascismo en derrota, que trata de salvarse y se prepara para sacar ventajas de la paz". (26)

Sin embargo, el presidente Avila Camacho era un viejo defensor de la causa republicana y durante la Guerra de Espana habia llegado implicarse hasta el punto de ofrecerse al propio Gordon Ordas, por aquel entonces embajador en Mexico, para alistarse en las filas del Ejercito Popular de la Republica en su condicion de general de division. Y, pese a cierta ambiguedad en torno a la posibilidad de restablecer relaciones diplomaticas con Espana, no se dejo de apoyar a los exiliados y, una vez entrado Mexico en la Segunda Guerra Mundial, se revigorizo su denuncia del regimen franquista. (27)

La JEL solicito asimismo a los Estados Unidos, en concreto al secretario de Estado Edward R. Stettinius, mediante una carta firmada por Alvaro de Albornoz--en calidad de presidente de la junta--e Indalecio Prieto--como secretario--y fechada el 27 de febrero de 1945, la admision de una representacion de la Republica en la conferencia que iba a tener lugar en California, en la cual se sentarian las bases del nacimiento del nuevo foro multilateral que tomaria el relevo de la Sociedad de Naciones. (28) El presidente Franklin D. Roosevelt--quien falleceria muy poco despues, en el mes de abril--acepto la presencia espanola, a pesar de que a Stettinius le resultaba un tanto incomoda, al contrario de lo que ocurria con otros miembros de la delegacion estadounidense, y en particular con un Nelson Rockefeller especialmente proclive a la causa republicana. (29)

Finalmente, un miembro de la delegacion mexicana, Luis Quintanilla, presento el 19 de junio la que pasaria a ser conocida como la mocion Quintanilla, ante un Teatro de la Opera abarrotado de publico con motivo de la expectacion que causaba la cuestion de que Espana fuese excluida de la ONU en tanto que el general Franco ostentase el poder. La multitudinaria asistencia contrasto con el predominio de sillas vacias en las sesiones anteriores. Previniendose contra posibles acusaciones de incumplimiento de la Doctrina Estrada de no injerencia en los asuntos internos de otros paises, principio fundamental e incuestionable en la politica exterior mexicana, Quintanilla-quien junto al embajador en Washington, Francisco Castillo Najera, (30) era el mas comprometido con la causa republicana entre la delegacion-argumento de forma irrebatible que resultaria "ironico que la derrota de Hitler y Mussolini afirme la posicion de Franco en el mundo de la posguerra", y anadio que la ayuda de Alemania e Italia al bando franquista habia constituido:
   Una flagrante y criminal violacion del principio de no
   intervencion, que es tan esencialmente importante para Mexico y
   para todos los paises pequenos del mundo [...] juzgamos que si
   hacemos una sola excepcion, toda la estructura de la seguridad
   colectiva y del Derecho Internacional quedarian en grave peligro.
   Seriamos los ultimos en tratar de buscar la intervencion en los
   asuntos interiores de Espana. Pero demandamos que aquellos grupos
   que fueron beneficiados por la intervencion militar de las
   potencias del Eje, no sean tomados en cuenta en las reuniones de
   las Naciones Unidas. Mussolini y Hitler, protectores militares de
   Franco, han dejado de existir. Pero suponemos que su desaparicion
   no puede, ni automatica ni retrospectivamente, borrar los pecados
   del hombre a quien ayudaron a subir al poder. Senor Presidente:
   Espana fue una de las primeras victimas del fascismo internacional.
   Centenares de millares de heroes, que lucharon y combatieron alli
   por la causa de la democracia, fueron, en realidad, los primeros
   aliados de las Naciones Unidas. Millones de personas que quedan en
   pie, tienen el derecho de compartir nuestra victoria; la victoria
   que tambien es suya.


Termino su discurso citando alabanzas con las que Franco habia obsequiado en su momento a Hitler, y anadio: "Senor Presidente: La delegacion mexicana opina que la voz que pronuncio estas palabras no debe ser escuchada jamas en la agrupacion internacional que ustedes, caballeros, estan creando aqui". El representante mexicano fue sonoramente ovacionado por unos asistentes emocionados en su gran mayoria, e incluso abrazado por muchos de estos al termino de sus palabras en defensa de la Republica. (31) Quintanilla recogia, de tal manera, el noble testigo de sus antecesores en la Sociedad de Naciones durante la Guerra de Espana, dejando a la diplomacia mexicana ligada historicamente a la democracia espanola.

A las palabras de Quintanilla siguieron las de otros delegados proclives a la Republica espanola, entre los que destaco muy especialmente el frances Joseph Paul-Boncour, quien en su dia ya habia tratado de luchar en Ginebra a favor de la Republica durante la Guerra de Espana, dentro de sus limitadas posibilidades como efimero responsable del Quai d'Orsay, en el segundo gabinete presidido por Leon Blum--que no llego a alcanzar el mes de vida--.

Como ya se ha adelantado, la division de pareceres entre la representacion estadounidense en San Francisco era un hecho. Entre sus miembros menos proclives a la causa republicana destacaba un asistente del secretario de Estado, James C. Dunn, que enuncio la intervencion mas escueta sobre el caso espanol ("los Estados Unidos estan en completo acuerdo con Mexico, y se asocian con esta declaracion"), tras las entusiastas denuncias a Franco por parte de las delegaciones francesa y sovietica. Dunn era partidario de una linea de appeasement hacia Franco. (32)

La delegacion que se mostro mas benevola hacia el regimen franquista fue sin duda la argentina. El comisario de asuntos exteriores sovietico, Vyacheslav Molotov, cargo contra dicho pais: "En la presente guerra, [Argentina] ha estado asistiendo a los fascistas, que son nuestros enemigos. [...] Argentina ha estado ayudando a nuestro comun enemigo a lo largo de esta guerra". (33) Previamente, en Yalta, Stalin ya le habia dado un serio aviso a Argentina, poniendo en duda ante Roosevelt la conveniencia de su presencia en las futuras Naciones Unidas. (34)

Los gobiernos de los paises Aliados, vencedores en una contienda mundial que daba sus ultimos coletazos en el frente del Pacifico, se decidieron en esa misma direccion: Espana quedaria excluida de la nueva organizacion en tanto que no cambiara de regimen.

La JEL, puesta en marcha en su dia por Indalecio Prieto y Diego Martinez Barrio, principalmente, habia trabajado con cierta eficacia cerca de varios gobiernos de cara al restablecimiento de la democracia en Espana, (35) aprovechando el cambio de la dinamica de la contienda mundial a favor de los Aliados. Sin embargo, la necesaria unidad republicana se hallaba fragmentada entre los numerosos y variados seguidores del mencionado Prieto y los mas exiguos del exprimer ministro Juan Negrin, quien durante la etapa final de la Guerra de Espana se termino quedando en la unica compania de los comunistas y de un reducido nucleo de fieles puramente republicanos o socialistas de diversas tendencias. El episodio del Vita, embarcacion de cuyos recursos se adueno Indalecio Prieto--tras adelantarse su partidario Enrique Puente, jefe de su seguridad personal desde antes de la Guerra de Espana, al representante de Negrin, Jose Puche, en su llegada al puerto de Tampico--, (36) unido al hecho de que los principales representantes de dicha tendencia estuviesen fisicamente en Europa durante los anos de la Segunda Guerra Mundial (caso del propio Negrin y de Pablo de Azcarate, en Londres, asi como del grueso de los cuadros del pce, repartidos entre Francia y la Union Sovietica) (37) tuvieron como consecuencia la debilidad del exilio negrinista en Mexico, (38) en detrimento de la tendencia prietista. Todo ello pese a que sucesivamente irian instalandose en el pais norteamericano personalidades afines a Negrin, como el mencionado doctor Puche, el tambien doctor Rafael Mendez, Francisco Mendez Aspe, Bibiano Fernandez Osorio y Tafall, Ramon Gonzalez Pena, Amaro del Rosal, Ramon Lamoneda o Max Aub.

El mismo expresidente Lazaro Cardenas, quien conservaba una buena relacion personal con ambos lideres espanoles, con independencia de las fuertes y amargas diferencias entre ellos, trato de propiciar, a finales de julio de 1945, la reconciliacion mediante un encuentro entre Negrin, Alvarez de Vayo, Prieto y Martinez Barrio, el cual estaria presidido por el mismo. La ocasion se debia al viaje programado por los dos primeros al Distrito Federal con el objetivo de aunar esfuerzos y llegar a un acuerdo de cara al establecimiento de las autoridades republicanas en el exilio. (39) Sin embargo, Prieto rechazo tajantemente la propuesta y la tan necesaria unidad republicana en el exilio de cara a sus credenciales en el exterior quedo obstruida. (40)

En cambio, si se avino Prieto a negociaciones con el que fuera lider de masas al frente de la ceda, Jose Maria Gil-Robles, de cara a acercar posturas con los monarquicos agrupados en torno a la figura de don Juan de Borbon. El heredero al trono se embarcaba mientras tanto con Franco y pactaba el envio de su hijo, Juan Carlos, a Espana, bajo el pretexto de que fuese educado en el que debia ser su pais y con el objetivo de que la Corona lograra hacerse un hueco, de una u otra forma, en el futuro del pais. "Me han puesto unos cuernos que no me permiten salir por esa puerta", lamento resignado el lider socialista nada mas conocer el mencionado encuentro en el yate Azor, segun ha senalado Santiago Carrillo, para quien aquel fue "el canto del cisne de Prieto en politica". (41) Habria que esperar a la muerte de Negrin, en 1956, para que su antiguo amigo, correligionario e incluso estimulador de su salto al mundo de la politica, se arrepintiese de su actitud hacia el, tan irracional como negativa para la causa republicana en el exilio, lamentando "no haber dado a Negrin el abrazo que tan insistentemente me pidio". (42) No puede considerarse, pues, precisamente acertado el discurrir politico de Prieto por el exilio. Ningun don Juan, ni Borbon ni Negrin, regreso jamas triunfante a Espana. Y tampoco lo hizo la democracia durante la vida de Prieto, quien no volvio a pisar su tan querido pais. Su actitud contribuyo en gran manera a ello.

Entretanto, Mexico, pese a los tanteos de aproximacion procedentes de Madrid, no reconocio a las autoridades franquistas y, en aquel mismo verano, si lo hizo con respecto al Gobierno de la Republica en el Exilio nada mas constituirse este bajo la presidencia de Jose Giral, quien sustituyo a un Negrin con importantes contactos internacionales, pero aislado en el escenario del exilio en si. (43) Tal reconocimiento tuvo lugar a finales de agosto de 1945, (44) siendo considerado como unico interlocutor legitimo de Espana en el pais. (45) Se concedio a las autoridades republicanas el derecho de extraterritorialidad y se les otorgo inmunidad diplomatica. Incluso se organizo un desfile en honor a Diego Martinez Barrio como nuevo jefe de Estado provisional. No faltaron las descalificaciones desde Espana ni las duras criticas vertidas por los conservadores mexicanos contra la actitud de su gobierno. Se trataba de una cuestion de principios, en una linea de continuidad por parte del gobierno presidido por Avila Camacho con el compromiso adquirido con la democracia espanola durante la guerra de 1936-1939. Compromiso que se habia plasmado no solo en una limitada ayuda material e ilimitada defensa diplomatica ante la Sociedad de Naciones en Ginebra, sino que el entonces presidente, el general Lazaro Cardenas, habia autorizado la entrada a Mexico de un numero indeterminado de exiliados republicanos, entre los que ademas de grandes personalidades politicas se hallaban tambien algunos de los mejores academicos e intelectuales espanoles. (46) Todos ellos habian sido precedidos en su llegada por los 456 denominados ninos de Morelia. (47)

En febrero de 1946, en el marco de la I Asamblea General de las Naciones Unidas, la delegacion panamena en la ONU abogo porque los paises miembros reajustasen sus relaciones con la Espana de Franco con base en lo dispuesto en San Francisco y Potsdam. (48) A propuesta del delegado mexicano, declaro no reconocer al regimen de Franco como representante legitimo del pueblo espanol al haber alcanzado el poder en virtud de la ayuda prestada por parte de las potencias del Eje durante la Guerra de Espana. Un ano atras, en Yalta, las tres potencias aliadas vencedoras (la Union Sovietica, los Estados Unidos y Gran Bretana) tambien se habian comprometido a no admitir en el seno de la nueva organizacion multilateral a aquellos regimenes que hubiesen sido encumbrados con ayuda de Hitler o Mussolini. En la Conferencia de Potsdam, celebrada en el verano de 1945, se habia ratificado el total rechazo a Franco, y Stalin llego incluso a sacar a la palestra la posibilidad de restablecer "las fuerzas democraticas de Espana", (49) pero se encontro con la oposicion de un Churchill que, aunque afirmaba no albergar simpatias para con el regimen espanol, consideraba que la situacion al sur de los Pirineos no valia una nueva guerra. Si a tal actitud se suma la mostrada durante la mayor parte de la Guerra de Espana, durante la cual llego a afirmar que ambos bandos contendientes--el gubernamental y el golpista--venian a ser lo mismo, no se concluye precisamente que la democracia espanola pudiera haber contraido algun tipo de deuda con el lider britanico.

A lo largo del ano 1946 destacaron particularmente en la ONU las delegaciones de Francia, la Union Sovietica, Mexico y Polonia por su insistencia en la adopcion de medidas coercitivas contra el regimen de Franco, considerado como una amenaza para la paz y la seguridad de los Estados. (50) El ultimo de los paises mencionados, que precisamente habia sido una de las bestias negras de la Republica en la Sociedad de Naciones durante los anos de la Guerra de Espana, (51) llamo la atencion del organismo multilateral en el mes de abril acusando a las autoridades franquistas de dar asilo a criminales de guerra nazis--algo que, por razones evidentes, machacaba la fibra sensible no solo nacional, sino de una sociedad internacional traumatizada por la experiencia de la Shoah--y que estaba permitiendo la investigacion en el pais por parte de cientificos alemanes de cara a nada menos que desarrollar instrumentos de guerra atomica. Mexico apoyo con firmeza la propuesta polaca. Las unicas objeciones destacadas a tales denuncias procedieron de la delegacion britanica, que considero exagerada la acusacion polaca y contraproducente la ruptura de relaciones con el regimen franquista, alegando ademas que ello obstaculizaria el control de las actividades alemanas en el pais y que seria el propio pueblo espanol el que terminaria por pagar las consecuencias. El 17 de junio, ya aprobada tal ruptura de relaciones por 46 votos a favor y tan solo 2 en contra, Gran Bretana seguia considerando que, pese a que el gobierno espanol no fuese nada parecido a una democracia, no se podia elevar a la Asamblea una decision en tal sentido desde el Consejo de Seguridad. (52)

Por otro lado, y tambien en el marco de las Naciones Unidas, el delegado mexicano, Padilla Nervo, se enzarzo dialecticamente con los representantes de Argentina, Ecuador y El Salvador cuando estos, contrarios a imponer sanciones al regimen espanol, acusaron a Mexico de contradecir sus propios principios de politica exterior, expuestos en la Doctrina Estrada, en virtud de la cual se determinaba la no injerencia en los asuntos internos de otros paises. Padilla Nervo argumento lo absurdo de tal acusacion, cuando precisamente el general Franco habia llegado al poder gracias a la intervencion de Alemania e Italia a su favor en la Guerra de Espana, lo cual deslegitimaba al regimen desde sus raices mismas. (53) El secretario mexicano realizo la siguiente declaracion de principios ante la Asamblea General:
   Aunque Mexico experimenta una gran aversion a la intervencion en
   los asuntos internos de un Estado, considera, sin embargo, que
   habiendose condenado por unanimidad en San Francisco al regimen de
   Franco, las medidas que proponen las Naciones Unidas en contra de
   ese regimen no constituyen de ninguna manera una intervencion en
   los asuntos internos de un Estado [...] Mexico no propone una
   resolucion mas severa que la del ano anterior para no aumentar el
   desacuerdo entre las Naciones Unidas. (54)


Entre diciembre de 1945 y marzo de 1946, la Francia del general De Gaulle--estimulado este por sus conversaciones con Negrin--(55) se habia dirigido hasta en tres ocasiones a Washington y Londres con el fin de tomar una postura activa contra Franco, obteniendo sucesivas respuestas negativas con base en que ninguno de los dos paises consideraba a Espana como una amenaza para la paz y seguridad internacionales. (56) El primer dia de ese ultimo mes, las tensiones estallaron definitivamente con motivo del reciente fusilamiento en Madrid de un grupo de guerrilleros comandados por el comunista Cristino Garcia, heroe de la Resistencia en Francia frente a la invasion nazi, y llevaron a Paris a cerrar la frontera pirenaica. Al mes siguiente, Australia propuso en la ONU la creacion de una subcomision que analizase el caso espanol, que estaria integrada por Francia, Polonia, Brasil, China y la propia Australia. El informe resultante se hizo publico en el mes de junio y su valoracion negativa implico la determinacion de la organizacion en cuanto a que los paises miembros rompiesen sus relaciones con la Espana franquista.

Durante el mediodia del 9 de diciembre de 1946, Franco se asomo al balcon del Palacio Real, frente a una plaza de Oriente rebosando en soflamas contra Giral--entonces presidente del Gobierno de la Republica en el Exilio--, (57) el comunismo ... y la onu. Sobre la multitud se podian leer pancartas que clamaban cosas como La onu contra el 18 de julio, Contra la injerencia extranjera, Giral tiene una ulcera. Pobre ulcera o, incluso, horcas de las que colgaban retratos del propio Giral o de Stalin. (58) La concentracion habia sido organizada bajo el lema Franco si, comunismo no, por los eminentes ministros falangistas Jose Antonio Giron de Velasco y Raimundo Fernandez Cuesta, quienes conscientes de la inminencia de la condena por parte de la ONU trataban de adelantarse a los acontecimientos. (59) La presentacion del pais como victima, llevado a su maxima expresion en clave patriotica, motivo la adhesion de no poca gente a una nueva oleada de exaltacion nacionalista. El Caudillo proclamo ante alrededor de unos 700 000 enfervorizados fieles:
   Combatientes, ex cautivos y espanoles todos: necesitariamos el
   solar de toda Espana para esta inmensa manifestacion de entusiasmo,
   de unidad y de firmeza que da la mas expresiva y rotunda respuesta
   a quienes en el exterior especulan torpemente con nuestra lealtad y
   con nuestra paz interna. Los que en la impunidad intentan
   injuriarnos, queriendo quitar a los espanoles la gloria de su
   victoria y el merito de sus sacrificios [...] echan sobre si mismos
   un baldon de ignominia.

      Lo que ocurre en la ONU no puede a los espanoles extranarnos,
   cuando una ola de terror comunista asola Europa, y las violaciones,
   los crimenes y las persecuciones del mismo orden que muchas de las
   que vosotros presenciasteis o sufristeis presiden la vida de doce
   naciones, ayer independientes [...] no deben extranarnos que los
   hijos de Giral y de la Pasionaria encuentren [...] apoyo en los
   representantes oficiales de aquellos desgraciados pueblos. Mas una
   cosa es licencia con la que se pronuncian algunos delegados y otra
   muy distinta la voluntad serena de sus naciones.

      Mientras el concierto de las naciones del universo siga
   descansando sobre el respeto a la soberania de cada pueblo, sin un
   fascismo internacional que los dicte y unifique, nadie tiene
   derecho a mezclarse en lo que es privativo de cada nacion.

      El espiritu pacifico de Espana esta suficientemente demostrado.
   Sus intereses no estan en pugna con los honrados de otros paises.
   Nuestra paz les viene sirviendo tanto como a nosotros mismos. Si
   nuestra libertad y nuestra soberania peligrasen, nos convertiriamos
   en la verdadera manzana de la discordia. Lo mismo que ellos
   defienden y administran su paz, administramos y defendemos nuestra
   victoria.

      La situacion del mundo y sus verguenzas llenan una vez mas de
   contenido a nuestra gloriosa Cruzada. Hay que pensar lo que hubiera
   sido sin ella en estos tiempos calamitosos de Europa. [...]

      Prueba de nuestro resurgimiento es llevar el mundo colgado de los
   pies. Senal inequivoca de que en Espana empieza a amanecer. (60)


La radio y los periodicos exaltaron ad infinitum el acontecimiento y la grandiosidad de la figura del caudillo, en lo que parecia ir adquiriendo tintes de resistencia numantina frente a la incomprensiva barbarie exterior, que habia llegado al cruel extremo de imponer un bloqueo economico a una Espana que habia quedado verdaderamente empobrecida tras su casi tres anos de guerra. Se omitia, naturalmente, que las penurias hasta aquel momento se debian fundamentalmente al sistema de autarquia con el que el general Franco pretendia levantar el pais tras la guerra y sin dependencia de un exterior del que siempre cabia desconfiar (salvo que se tratase, claro, de los viejos aliados nazi y fascista, ya fuera de combate), asi como a las corruptelas de los privilegiados del regimen, empezando por la propia familia Franco. (61)

Tres dias mas tarde de la concentracion madrilena, y pese a las contadas oposiciones--todas ellas por parte de paises latinoamericanos--, la ONU adopto en su reunion en Flushing Meadows, Nueva York, la resolucion 39 (i) en la que se condenaba sin paliativos al regimen de Franco. (62) Incluso la delegacion britanica, que durante las discusiones previas se habia mostrado reacia a la ruptura de relaciones, tanto diplomaticas como economicas y comerciales --en lo que ya se podia empezar a interpretar como un tira y afloja propio de los tiempos de la Guerra Fria que empezaba a aflorar, al tratar de ejercer un contrapeso frente a las presiones sovieticas y polacas a la hora de actuar de forma contundente contra Franco--, termino votando tambien --tras ser convencida en tal sentido por la representacion estadounidense, con Cordell Hull y Nelson Rockefeller a la cabeza--a favor de la condena a un regimen que fue calificado abiertamente como "fascista". Se llamo a la retirada de embajadores y demas representacion diplomatica por parte de todos los paises miembros del naciente organismo, asi como a la exclusion de suelo espanol de todos los organismos dependientes de la propia ONU, y se dejaba asimismo la puerta abierta a la adopcion de nuevas medidas en el caso de que las adoptadas resultasen insuficientes en la presion a Franco. No obstante, la condena no trajo una ruptura de relaciones diplomaticas stricto sensu. (63)

En cualquier caso, a los problemas economicos que se cernian sobre la Espana de la postguerra se unio, de este modo, un aislamiento internacional que puso en jaque la politica exterior en la etapa del llamado 'ministro del cerco', Alberto Martin Artajo. Desde el Palacio de Santa Cruz se emitio la siguiente nota oficial: "Este Ministerio no tiene nada que alegar ante la proposicion presentada a la Conferencia segun la cual seran excluidos de la Organizacion mundial de la paz los Gobiernos creados con ayuda del Eje, lo que para nada afecta a nuestro pais". (64) De poco habia servido el maquillaje de la postura del regimen franquista durante la Segunda Guerra Mundial, basado en un medido y progresivo desmarque de Alemania e Italia a la par que de timidos intentos de aproximacion a las democracias occidentales, desde que las cosas se le empezaron a torcer al Eje en el campo de batalla, entre 1942 y 1943. De todos modos, Franco aparentemente imperturbable, se permitio asegurar en el siguiente consejo de ministros que las Naciones Unidas estaban heridas de muerte. (65) A partir de entonces, la prensa espanola, particularmente el diario falangista Arriba, se dedico a propagar que los funcionarios de la ONU no eran sino masones que servian a Moscu, actuando en connivencia con los exiliados republicanos. (66) Precisamente estos, al igual que los tambien exiliados monarquicos partidarios de don Juan de Borbon, aranaron por aquellos tiempos unas esperanzas de derrocamiento del regimen franquista que el tiempo se encargo de catalogar como meros espejismos.

El presidente de los Estados Unidos durante la Guerra de Espana y la practica totalidad de la contienda mundial, Franklin D. Roosevelt, sentia una fuerte animadversion hacia Franco que no se esforzaba en disimular. Lo mismo le ocurria a su secretario de Estado, Cordell Hull, figura de una extraordinaria valia y materia gris de grandes decisiones de la Administracion Roosevelt. La Sociedad de Naciones habia muerto. Su funeral tuvo lugar tras el termino de la guerra mundial en 1945, aunque no fue disuelta de forma oficial hasta el 20 de abril de 1946--al dia siguiente de haberse celebrado la XXI y ultima sesion de la Asamblea--, lo que tuvo lugar sin mayores traumas con el fin de dar paso a la Organizacion de las Naciones Unidas. La onu significaba un nuevo intento de convivencia basada en el multilateralismo y cuyo proyecto se habia ido poniendo en pie con anterioridad por medio de documentos como la Carta Atlantica y la Declaracion de las Naciones Unidas, todo lo cual se concreto finalmente en la Conferencia de San Francisco. Roosevelt habia recordado previamente a Norman Armour, su embajador destinado en Madrid: "Los cambios de ultima hora que se produzcan en la politica espanola no podran borrar el recuerdo de la conducta de Franco en la guerra, ni tampoco las actividades de Falange [...] Armour, nadie se llame a engano: yo no veo sitio en la Sociedad de Naciones para gobiernos basados en principios fascistas". (67) Recordemos que Roosevelt ya se habia arrepentido, en febrero de 1939, del aislacionismo estadounidense en relacion con las agresiones que se sucedian impunemente en la esfera internacional. (68) No obstante, tampoco Franco albergaba por entonces intenciones de ver a su Espana dentro de marco multilateral alguno: el 8 de mayo de 1939 ya habia notificado oficialmente la salida del pais de la Sociedad de Naciones, para seguir de este modo los pasos de Alemania e Italia, (69) paises que ya no formaban parte del foro de Ginebra.

Con el fallecimiento de Roosevelt, acontecido el 12 de abril de 1945, Harry S. Truman tomo las riendas de la Casa Blanca. La horrorosa percepcion que hacia el jefe del Estado espanol y su regimen afirmaba tener el nuevo presidente estadounidense (70) no significo, sin embargo, un empeoramiento de la vision de Washington hacia Madrid, sino mas bien lo contrario. La firmeza que habia mostrado Roosevelt hacia Franco resulto superior a la de un Truman que pronto transigio con base en el incipiente contexto internacional, pronto bautizado como Guerra Fria, para el que cualquier tipo de cruzada contra el comunismo podia ser de utilidad. A ello se unio siempre un manto de respetabilidad catolica que resulto fundamental para que el regimen franquista no se viese abordado desde el exterior y que contribuyo a marginar discretamente a los sectores falangistas y distanciar asi, de forma progresiva, el recuerdo de las simpatias de Franco hacia Hitler y Mussolini.

A pesar de todo, a la condena por parte de la ONU se habia unido, en aquel mismo ano 1946, la exclusion de Espana del Plan Marshall de ayuda para estimular el crecimiento y la reconstruccion del continente europeo tras la Segunda Guerra Mundial. Las repercusiones de este segundo rechazo fueron de una magnitud y con repercusiones visibles mucho mayores que las medidas diplomaticas. Era el inicio de la puesta en marcha de las 'politicas de sustitucion', centradas en America Latina--muy especialmente en las importaciones de trigo y maiz desde la Argentina de Peron, con quien Madrid firmo un tratado comercial en octubre de 1946--(71) y en el mundo arabe--que, al no contar con instituciones democraticas, solia abstenerse en las votaciones de la ONU--, (72) y que permitieron al regimen de Franco subsistir economicamente hasta el ano 1953, con la llegada del famoso abrazo sin mayores escrupulos por parte de Eisenhower y la firma del Concordato con la Santa Sede. El nuevo contexto internacional, con la inquietante tension de la Guerra Fria, aplaco la presion internacional que tanto Mexico como, en diferente medida, los Aliados victoriosos en la contienda mundial habian puesto en marcha con el fin de terminar con el franquismo.

No obstante, y pese a lo acordado en San Francisco, unicamente los gobiernos de Guatemala, Panama y Venezuela rompieron por completo sus relaciones con la Espana de Franco. Mexico, la Union Sovietica y los demas paises de la orbita comunista no llegaron tan siquiera a establecer relacion alguna. Sin embargo, el resto de paises ignoraron en la practica el compromiso que habian manifestado mediante votacion en la conferencia inaugural de la ONU. Las esperanzas iluminadas aquel 19 de junio en el Teatro de la Opera de San Francisco con la calurosa acogida a la 'mocion Quintanilla', que entreabria la puerta a la restauracion de las instituciones republicanas en Espana, quedaron simplemente en una ilusion que pronto se fue impregnando de sabor amargo. En 1955, y dentro de un paquete de concesiones mutuas entre Washington y Moscu, Espana fue finalmente admitida en las Naciones Unidas ante la, cuanto menos, aparente indiferencia de un general Franco que reconocia no tener "demasiada fe en la labor de la ONU", si bien matizando que, "de todas formas, es un bien que las naciones se reunan para discutir los asuntos en que discrepan entre si". (73) Una vision un tanto alejada de la autosuficiencia de aquel mediodia del 9 de diciembre de 1946 frente a una Plaza de Oriente abarrotada de fanaticos seguidores.

Pese al ingreso en la ONU, al progresivo olvido hacia la cuestion espanola en la escena internacional y al giro generalizado en America Latina hacia una profundizacion de las relaciones con la Espana de Franco, (74) Mexico continuo como el unico pais no integrado en el bloque socialista que seguiria sin reconocer al regimen franquista. Como indico en 1947 el entonces presidente, Miguel Aleman, el criterio de Mexico estaba "bien determinado". (75) Y tal determinacion se prolongaria nada menos que por tres decadas mas, hasta que el regreso de la democracia a Espana permitio establecer nuevas relaciones oficiales entre ambos paises.

Antes de ello, durante los ultimos dias del franquismo, las tensiones entre Mexico y el regimen espanol no hicieron sino aumentar a traves del escenario internacional que representaban las Naciones Unidas. Tras los que a la postre serian los ultimos fusilamientos de Franco, en septiembre de 1975, el presidente mexicano Luis Echeverria fue un paso mas alla en la tradicional hostilidad mexicana e insto, ante la Asamblea General de la ONU, a la expulsion de Espana del organismo internacional:
   Mexico une, vehementemente, su conviccion y voz a la comunidad
   internacional en su condena por las graves y repetidas violaciones
   a los derechos humanos que ha cometido el regimen dictatorial que,
   desde la destruccion de la Republica, ofende al pueblo espanol.
   (76)


En el canto del cisne franquista, Mexico dio un ultimo golpe a la dictadura en Espana. Cierto es que si siempre se trato de una posicion no exenta de consideraciones nacionales--legitimacion en politica interna con prestigio en politica exterior--, en el caso de Echeverria se acentuo mas. No puede obviarse el hecho de que el entonces presidente venia siendo fuertemente cuestionado por la izquierda mexicana desde los acontecimientos de 1968 en Tlatelolco. Poco mas de un ano mas tarde de aquella denuncia ante la ONU se iniciaria una nueva fase en la larga e intensa historia compartida entre Mexico y Espana. Se cerraba asi el ciclo de coherencia y solidaridad mexicana hacia la causa republicana espanola.

Fecha de recepcion: 30 de noviembre de 2016

Fecha de aprobacion: 3 de abril de 2017

David Jorge * Universidad del Mar

Instituto de Estudios Internacionales "Isidro Fabela"

Correo electronico: davidjorgepenado@hotmail.com

(1) Para el papel tanto de Mexico como de Espana ante la Sociedad de Naciones durante la decada de 1930, vease: JORGE, David, Inseguridad colectiva: La Sociedad de Naciones, la Guerra de Espana y el fin de la paz mundial, Valencia, Tirant Humanidades, 2016.

(2) TELLO, Manuel, "Algunos aspectos de la participacion de Mexico en la Sociedad de Naciones", Foro Internacional, vol. 6, no. 2/3 (22-23), La politica exterior de Mexico, Mexico, D.F., El Colegio de Mexico, 1966, p. 377.

(3) Vease al respecto la siguiente obra de compilacion: Fabela, Isidro y Luis I. RODRIGUEZ, Diplomaticos de Cardenas: Una trinchera mexicana en la Guerra Civil, Madrid, Trama, 2007. A finales del ano 2012, el diario espanol El Pais publico sucesivos episodios que rescataban la solidaridad mexicana con los republicanos espanoles, labor iniciada desde el ambito diplomatico.

(4) GLEIZER, Daniela, Mexico frente a la inmigracion de refugiados judios, 1934-1940, Mexico, D.F., Instituto Nacional de Antropologia e Historia-Fundacion Cultural Eduardo Cohen, 2000, pp. 116-117; y JORGE, David, "Primo Villa Michel: Historia olvidada entre la parcialidad de la memoria", Carlos SOLA AYAPE (coordinador), Los diplomaticos mexicanos y la Segunda Republica Espanola (1936-1977), Madrid, Fondo de Cultura Economica, 2016.

(5) Archivo Historico 'Genaro Estrada' de la Secretaria de Relaciones Exteriores (en adelante AHGE-SRE), III-5527-3, Informe del 6 de julio de 1954.

(6) El grupo de exiliados espanoles agrupado en torno a la Junta de Auxilio a los Refugiados Espanoles (JARE) desconfiaba incluso de que, en caso de victoria de Avila Camacho, este fuese a proseguir una politica benevolente como la de Cardenas. Vease: MATEOS, Abdon, De la guerra civil al exilio: Los republicanos espanoles y Mexico. Indalecio Prieto y Lazaro Cardenas, Madrid, Biblioteca Nueva-Fundacion Indalecio Prieto, 2005, pp. 149-158.

(7) MATEOS, Abdon, La batalla de Mexico: Final de la Guerra Civil y ayuda a los refugiados, 1939-1945, Madrid, Alianza, 2009, p. 20

(8) Servicio de Evacuacion de los Refugiados Espanoles.

(9) La JARE fue creada en una suerte de contraposicion al SERE, Servicio de Evacuacion de Republicanos Espanoles, a partir de la adquisicion del contenido del famoso Vita por parte de emisarios-sin ningun rango oficial-de Indalecio Prieto, que se anticiparon en el puerto a la llegada del doctor Jose Puche, representante de Negrin encargado de supervisar la llegada. Dicha embarcacion transporto a Mexico buena parte de los bienes republicanos destinados a afrontar los gastos de emigracion y las actividades politicas desde el exilio. Prieto, presente en Mexico desde febrero de 1939, se aprovecho de su condicion de interlocutor privilegiado-identificado como uno de los hombres que mejor encarnaba la Republica Espanola con las autoridades mexicanas, y paso a suplantar de facto al embajador Gordon Ordas en numerosas ocasiones. El diplomatico Narciso Bassols, que tan digna labor habia llevado a cabo en septiembre de 1936 en defensa de la Republica ante la Sociedad de Naciones, constituyo la excepcion entre la inhibicion de su pais en las disputas internas espanolas y se opuso tenazmente a colaborar con la JARE, como muestra de fidelidad a Negrin, a su viejo amigo Julio Alvarez del Vayo y al poder que estos legitimaban, lo cual le valio la ira de Prieto e incluso la repulsa del mismo Manuel Azana. MATEOS, La batalla de Mexico, pp. 222-223.Por tal motivo, Bassols fue reemplazado por el presidente Cardenas al frente de la legacion mexicana de Francia, siendo sustituido por Luis Inigo Rodriguez, si bien Bassols siguio colaborando con gran generosidad con los republicanos espanoles que atravesaban la frontera pirenaica rumbo al exilio.

(10) Testimonio de Antonio Maria Sbert, recogido en HERNANDEZ DE LEON-PORTILLA, Ascension, Espana desde Mexico: Vida y testimonio de transterrados, Madrid, Algaba, 2003, pp. 388-389.

(11) GORDON ORDAS, Felix, Mi politica fuera de Espana (Tomo segundo), Mexico, D.F., Talleres Graficos Victoria, 1967, p. 732.

(12) Vease: CORDERO DEL CAMPILLO, Miguel, Felix Gordon Ordas (1885-1973), Leon, Diputacion Provincial de Leon-Instituto Leones de Cultura, 2004, p. 102. La prensa franquista se cebo en la persona de Gordon Ordas, vertiendo innumerables falsedades sobre su personalidad y trayectoria.

(13) Prieto estuvo solamente presente en la sesion inaugural, celebrada el 25 de abril.

(14) Ezequiel Padilla Nervo fue designado presidente de la delegacion mexicana, en tanto que a Alfonso Garcia Robles se le nombro secretario general de la misma. AHGE-SRE, 111-2491-2/N-30 y N-31.

(15) Segun Cabezas, dicho memorandum parece haber sido obra casi exclusiva del antiguo magistrado del Tribunal Supremo y entonces secretario general del consejo tecnico de la JEL, Mariano Granados. CABEZAS, Octavio, Indalecio Prieto: Socialista y espanol, Madrid, Algaba, 2005, p. 509.

(16) Vease el memorandum en cuestion en: GORDON ORDAS, Mi politica, pp. 693-716.

(17) AHGE-SRE, 111-1065-2/54438.

(18) CABEZAS, Indalecio, p. 510.

(19) GORDON ORDAS, Mi politica, pp. 732-733.

(20) AHGE-SRE, 111-1065-2/54438.

(21) AHGE-SRE, 111-1068-3/1/0-3.

(22) AHGE-SRE, 111-1068-3/1/0-81.

(23) Archivo de la Fundacion Pablo Iglesias (en adelante AFPI), AJAV-946-15, Documentacion personal; tambien en: Jorge, Inseguridad, p. 740.

(24) AHGE-SRE, 111-1068-3/1/0-81.

(25) AHGE-SRE, 111-1065-3; ii/55751, Recorte del diario The Herald, 13 de abril de 1945.

(26) MATEOS, La batalla, p. 250.

(27) SANCHEZ ANDRES, Agustin y Fabian HERRERA LEON, "La Administracion de Manuel Avila Camacho y el reconocimiento del Gobierno de la Republica en el Exilio", Mari Carmen SERRA PUCHE, Jose Francisco MEJI'A FLORES Y CARLOS SOLA AYAPE (editores), 1945, entre la euforia y la esperanza: El Mexico posrevolucionario y el exilio republicano espanol, Mexico, D.F., Fondo de Cultura Economica, 2014, pp. 161-184.

(28) La carta en cuestion se reproduce en GORDON ORDAS, Mi politica, pp. 689-690.

(29) GORDON ORDAS, Mi politica, pp. 689-690, p. 736 y p. 740.

(30) Castillo Najera tuvo tambien que enfrentarse al delegado brasileno en el Consejo de Seguridad de la ONU, Leao Velloso, cuando este pretendio reducir la consideracion del regimen espanol a un "asunto domestico", a lo que el representante mexicano contesto afirmando que el general Franco no era sino "producto de la intervencion armada nazifascista". MATEOS, De la guerra, p. 201.

(31) GORDON ORDAS, Mi politica, pp. 736-739.

(32) AHGE-SRE, 111/1065-3/111/73-0/360 (7:8)/8, Recorte de The Christian Science Monitor, Boston, 20 de junio de 1945.

(33) AHGE-SRE, III/1065-3/III/73-0/360 (7:8)/8, Recorte de The Christian Science Monitor, Boston, 20 de junio de 1945.

(34) Veanse las conversaciones mantenidas entre Roosevelt y Stalin en Yalta acerca de Argentina: http://constitucionweb.blogspot.mx/2009/11/conferencia-de-yalta-cuando-argentina.html

(35) GIL PECHARROMAN, Julio, La politica exterior del franquismo: Entre Hendaya y El Aaiun, Barcelona, Flor del Viento, 2008, p. 143.

(36) El presidente Cardenas, quien estaba al margen de la disputa personal entre Negrin y Prieto, autorizo a este ultimo a hacerse cargo de los recursos del Vita en calidad de autoridad del gobierno republicano espanol.

(37) La excepcion, dentro de las figuras mas insignes del sector negrinista, fue Julio Alvarez del Vayo, quien se instalo en Nueva York, desde donde trato de incidir en la politica estadounidense hacia Espana a traves de sus influyentes contactos en el pais, asi como de sus articulos publicados en The Nation.

(38) Un exilio, el negrinista, que al igual que el comunista espanol en Mexico, ha sido marginado en una historiografia hegemonicamente prietista. Cabe senalar, no obstante, una reciente y notable excepcion: HOYOS PUENTE, Jorge de, La utopia del regreso: Proyectos de Estado y suenos de nacion en el exilio republicano en Mexico, Mexico, D.F./Santander, El Colegio de Mexico/Universidad de Cantabria, 2012.

(39) OJEDA REVAH, Mario, Mexico y la Guerra Civil Espanola, Madrid, Turner, 2010, p. 284.

(40) MATEOS, De la guerra, p. 192.

(41) CARRILLO, Santiago, Juez y parte: 15 retratos espanoles, Barcelona, Plaza & Janes, 1998, p. 75.

(42) AFPI, AAVV-AEJM, Escrito de Indalecio Prieto con motivo del fallecimiento de Juan Negrin en Paris, 1956.

(43) Para un analisis de lo que fue el exilio de Negrin en los anos de la Segunda Guerra Mundial, vease: AZCARATE, Pablo de, En defensa de la Republica: Con Negrin en el exilio (edicion, estudio preliminar y notas de Angel Vinas), Barcelona, Critica, 2010.

(44) Tras el reconocimiento del Gobierno de la Republica en el Exilio se disolvio la JEL.

(45) SANCHEZ ANDRES, Agustin y Fabian HERRERA LEON, Contra todo y contra todos: La diplomacia mexicana y la cuestion espanola en la Sociedad de Naciones, 1936-1939, Santa Cruz de Tenerife, Ediciones Idea, 2011, pp. 333-334.

(46) Sobre el exilio espanol en Mexico, veanse los imprescindibles estudios de Clara E. Lida. Entre otros, cabe destacar: LIDA, Clara E., Una inmigracion privilegiada: Comerciantes, empresarios y profesionales espanoles en Mexico en los siglos XIX y XX, Madrid, Alianza, 1994; LIDA, Clara E., Inmigracion y exilio: Reflexiones sobre el caso espanol, Mexico, D.F., Siglo Veintiuno, 1997; LIDA, Clara E., Caleidoscopio del exilio: Actores, memoria, identidades, Mexico, D.F., El Colegio de Mexico, 2009.

(47) Sobre los 'ninos de Morelia, vease la siguiente obra de referencia: PLA BRUGAT, Dolores, Los ninos de Morelia: Un estudio sobre los primeros refugiados espanoles en Mexico, Mexico, D.F., INAH, 1980.

(48) TUSELL, Javier, Dictadura franquista y democracia, 1939-2004, Barcelona, Critica, 2005, p. 85.

(49) PRESTON, Paul, El gran manipulador: La mentira cotidiana de Franco, Barcelona, Ediciones B, 2008, p. 209.

(50) HUGUET, Montserrat, "La politica exterior del franquismo (1939-1975)", Juan Carlos PEREIRA (coordinador), La politica exterior de Espana: De 1800 hasta hoy (2a ed.), Barcelona, Planeta, 2010, p. 640.

(51) JORGE, Inseguridad, p. 437.

(52) VINAS, Angel, En las garras del aguila: Los pactos con Estados Unidos, de Francisco Franco a Felipe Gonzalez (1945-1995), Barcelona, Critica, 2003, pp. 36-37.

(53) SANCHEZ ANDRES y HERRERA LEON, Contra todo y contra todos, p. 335.

(54) LLEONART, A. J., Espana y ONU-II (1947), Madrid, CSIC, 1978, p. 250.

(55) Veanse las gestiones de Negrin con Charles De Gaulle y otros dirigentes internacionales en AZCARATE, En defensa.

(56) SANCHEZ ANDRES y HERRERA Leon, Contra todo y contra todos, p. 36.

(57) La figura de Jose Giral, primer ministro del primer gobierno republicano durante la Guerra Civil Espanola (19 de julio-4 de septiembre de 1936) y de reconocido talante moderado, fue manipulada hasta el extremo, llegando a publicarse panfletos en los que se le presentaba, sin la menor constatacion o indicio creible, como un sanguinario. El almirante Carrero Blanco, bajo el pseudonimo de Juan de la Cosa, resentido por el hecho de que Giral como ministro de Marina impidiese la adhesion de esta a los sublevados el 18 de julio, llego a compararle con Stalin y le acuso de traidor a la patria y de nada menos que de estar preparando la invasion del pais. Vease: PUERTO, Javier, Giral: El domador de tormentas, Madrid, Corona Borealis, 2003, p. 213. Algo parecido sucedio con la figura de Felix Gordon Ordas, bestia negra del franquismo en la Conferencia de San Francisco y presidente del Gobierno en el Exilio tras Giral, entre 1951 y 1960, ano en el que las autoridades republicanas dejaron ya de tener peso efectivo como oposicion al regimen franquista. Por entonces, cuando Santiago Carrillo paso a ser secretario general del Partido Comunista de Espana, que se habia quedado en solitario como la gran oposicion politica organizada, el demonio cambio una vez mas de cuerpo para la propaganda franquista, siempre veloz en la adaptacion a nuevos contextos de cara a su salvacion y legitimacion. Huelga decir que la atmosfera de la Guerra Fria constituyo el mejor de los escenarios para la tranquilidad de Franco en relacion al exterior.

(58) PUERTO, Giral, p. 214.

(59) Abella, Rafael y Gabriel Cardona, Los anos del Nodo: El mundo entero al alcance de todos los espanoles, Barcelona, Destino, 2010, p. 43.

(60) Discurso reproducido parcialmente en: Sanchez, Antonio y Pilar HUERTAS, La posguerra espanola: Cronica de una sociedad rota, Alcobendas, LIBSA, 2006, p. 92.

(61) Como fue el caso de la fortuna que la familia Franco hizo con el contrabando masivo de cafe donado por el dictador brasileno Getulio Vargas, la operacion cafe, desentranada por Angel Vinas con la colaboracion de quien esto escribe. Vease: Vinas, Angel, La otra cara del Caudillo: Mitos y realidades en la biografia de Franco, Barcelona, Critica, 2015.

(62) La condena quedo aprobada tras una votacion con 34 votos favorables de los 53 emitidos. Aquellos paises opuestos a tal condena eran latinoamericanos en su totalidad: Argentina, Peru, Ecuador, Costa Rica, El Salvador y Republica Dominicana. Los trece votos restantes fueron abstenciones.

(63) VINAS, En las garras, p. 38.

(64) GIL PECHARROMAN, La politica exterior, p. 145.

(65) ABELLA y CARDONA, Los anos del Nodo, p. 44.

(66) PRESTON, El gran, p. 216.

(67) URBANO, Pilar, El precio del trono, Barcelona, Planeta, 2011, p. 79.

(68) BOSCH, Aurora, Miedo a la democracia. Estados Unidos ante la Segunda Republica y la guerra civil espanola, Barcelona, Critica, 2012, p. 8.

(69) PRESTON, Paul, Franco: Caudillo de Espana, Barcelona, Grijalbo, 1994, p. 674.

(70) "Al nuevo presidente, que tenia fama de hablar claro y sin tapujos, le horrorizaban las sutilezas de Franco, su regimen represivo, su fanatismo religioso y sus diatribas contra la masoneria, el liberalismo y la democracia". Preston, El gran, p. 206.

(71) El general Peron definio sus acuerdos con la Espana franquista como un "pequeno Plan Marshall a la criolla". En junio de 1947, Eva Peron realizo un significativo viaje a Madrid que la propaganda del regimen espanol exalto como muestra de que el franquismo no carecia de apoyos internacionales. En ese ano, Argentina concedio a Espana un credito por 350 millones de pesos, que fue suspendido en diciembre de 1949 debido a la crisis economica argentina, que llevo al regimen peronista a exigir la garantia, en oro o en divisas, del credito concedido, algo que la Espana de entonces no podia asegurar. ARENAL, Celestino del, La politica exterior de Espana hacia Iberoamerica, Madrid, Editorial Complutense, 1994, p. 41.

(72) Tusell, Dictadura, p. 90.

(73) FRANCO SALGADO-ARAUJO, Teniente general Francisco, Mis conversaciones privadas con Franco, Barcelona, Planeta, 1976, p. 153.

(74) Vinas, Angel, Al servicio de Europa: Innovacion y Crisis en la Comision Europea, Madrid, Editorial Complutense, 2005, p. 8.

(75) MATEOS, De la guerra, p. 209.

(76) AGUAYO, Sergio, La transicion en Mexico: Una historia documental, 1910-2010, Mexico, D.F., El Colegio de Mexico-Fondo de Cultura Economica, 2010, p. 241.
COPYRIGHT 2017 Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo. Instituto de Investigaciones Historicas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jorge, David
Publication:Tzintzun: Revista de Estudios Historicos
Date:Jul 1, 2017
Words:11815
Previous Article:EL EXILIO ESPANOL A MEXICO Y EL TERROR FRANQUISTA. UNA SINTESIS DEL INICIO DEL PASADO TRAUMATICO ESPANOL.
Next Article:ENTRE LA NIEBLA DEL VALLE Y LAS BRUMAS DE LA LOCURA EL CAMINO MILITAR MEXICO-PUEBLA Y SU CONSTRUCTOR, EL INGENIERO VALENTIN DE AMPUDIA GRIMAREST.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters