Printer Friendly

CONTEXTOS CERAMICOS TARDOANTIGUOS PROCEDENTES DEL EDIFICIO PALACIAL DE SANTA MARIA DE ABAJO DE CARRANQUE (TOLEDO).

Late Antiquity ceramic contexts from the Palatial Building of Santa Maria de Abajo of Carranque (Toledo)

1. Introduccion

El yacimiento arqueologico de Santa Maria de Abajo se encuentra situado en el termino municipal de Carranque (Toledo), de cuyo centro urbano dista 5 km (Fig. 1). El yacimiento, que ocupa una extension de 18 ha, esta enclavado en una terraza fluvial en la margen derecha del rio Guadarrama en la que se distribuyen edificios y estructuras exhumadas a lo largo de tres decadas desde el descubrimiento fortuito del yacimiento en 1983 (Fig. 2). La investigacion arqueologica (1) que venimos desarrollando desde 2004 se ha centrado principalmente en la resolucion de cuestiones interpretativas sobre los edificios excavados entre 1985 y 2003 y en la obtencion de una secuencia estratigrafica a partir de la excavacion selectiva de sectores concretos del yacimiento que ya habian sido intervenidos por el equipo anterior (2). En este marco se encuadran las intervenciones desarrolladas entre 2009 y 2011 en el espacio del palacio tardorromano que se situa en el extremo norte del yacimiento. Estos trabajos nos han permitido conocer una larga secuencia en la que hemos identificado nueve fases (Fig. 3) que abarcan una ocupacion iniciada en epoca romana y que culmina en los primeros anos del s. XX con la destruccion de la parte del edificio tardorromano que aun se mantenia en pie (Garcia-Entero et al., 2014 y 2017) (3). En las paginas que siguen presentamos el estudio del material ceramico procedente de los contextos tardoantiguos localizados en las intervenciones arqueologicas llevadas a cabo entre 2009 y 2011 en el espacio ocupado por el edificio palacial tardorromano.

2. La secuencia ocupacional

De manera muy sintetica, y antes de abordar el analisis ceramico objeto de este estudio, queremos exponer brevemente la secuencia de ocupacion (Fig. 3) identificada en el solar ocupado por el palacio tardorromano, haciendo hincapie en el hecho de que el avance en el estudio ahora presentado--frente a un trabajo preliminar previo (Garcia-Entero et al., 2014)--nos ha permitido matizar algunas cuestiones relativas a los horizontes tardoantiguo--objeto de este trabajo--y emiral (Garcia-Entero et al., 2017). No podemos dejar de apuntar que nuestras intervenciones de 2009 a 2011 se realizaron en un sector que habia sido objeto de una intensa actuacion arqueologica previa entre 1988 y 2003, de tal manera que la planta completa del edificio palacial tardorromano estaba ya completamente exhumada y practicamente desaparecidos los niveles de ocupacion no solo de la epoca tardorromana, sino tambien de las fases posteriores. La secuencia ocupacional que se indica a continuacion es fruto de la realizacion de intervenciones puntuales llevadas a cabo en estratos no excavados con anterioridad y que aun conservaban informacion cronoestratigrafica valida, aunque en la mayoria de los casos las unidades intervenidas se encontraban aisladas, desde el punto de vista estratigrafico, por la excavacion precedente (4).

* Fase 0: hemos documentado una primera fase constructiva identificada unicamente en el costado occidental del edificio palacial y a la que se asocian dos cimentaciones murarias, una zanja y niveles de frecuentacion que han aportado escasos materiales ceramicos de cronologia altoimperial. Estas estructuras resultaron amortizadas en la Fase 1b por la construccion del cuerpo occidental anadido a la planta original del edificio palacial.

* Fase 1: en la terraza mas proxima al rio Guadarrama y en el sector norte del yacimiento se levanto un gran edificio civil de representacion, de mas de 2000 [m.sup.2], disenado con un eje axial N-S y levantado sobre una potente cimentacion de opus caementicium. La construccion ahora erigida es un gran edificio de representacion en el que, siguiendo modelos arquitectonicos propios de la arquitectura palatina definida a partir de epoca tetrarquica, la mayor parte de los espacios estan concebidos para dar cobijo a toda una serie de ceremonias encaminadas a poner de manifiesto el poder y estatus del propietario del complejo (5). En funcion de los datos estratigraficos disponibles, carecemos de materiales que nos permitan determinar la fecha de construccion del complejo palacial, que sabemos que perdio su funcion original en torno a mediados del s. V d. C. El estudio realizado sobre las estructuras murarias nos ha permitido identificar dos momentos constructivos que pertenecen a una misma planificacion edilicia. En la fase designada como 1a, se engloba la construccion del cuerpo central del edificio palacial, quedando marcados los muros de conexion con el ala occidental. En la llamada fase 1b, se construyo el cuerpo occidental del edificio palacial que presenta, como unica diferencia constructiva respecto a la fase 1a, la ausencia de sillares de granito que sirven de asiento al alzado de mamposteria y ladrillo del resto del edificio.

* Fase 2: ocupacion habitacional tardoantigua del edificio palacial. Las actuaciones adscribibles a esta fase afectaron principalmente al sector occidental del complejo, si bien hay que destacar que los limites impuestos por la excavacion y puesta en valor del palacio tardorromano impiden conocer la extension de la ocupacion de este momento. Detectamos la presencia de una serie de estructuras negativas junto con dos elementos de combustion concentrados en la mitad occidental del espacio. Tambien hemos identificado la creacion de una estancia cuadrangular en el exterior oriental del conjunto palacial para cuya construccion se reaprovecho parte de los muros de la fachada del complejo a los que se sumaron dos potentes tramos murarios en los que ya se evidencia la reutilizacion de material constructivo de parte del edificio palacial. La nueva sala, de 12 [m.sup.2], fue pavimentada por un suelo de opus signinum de gran calidad que aparece cortado por inhumaciones de la necropolis de epoca visigoda (Fase 3). Esta misma secuencia la hemos detectado en el relleno de alguna de las fosas de esta fase que aparecen cortados por tumbas de esta necropolis.

* Fase 3: la necropolis de epoca visigoda. En este momento asistimos a la clara transformacion funcional del espacio que asume ahora una funcion funeraria con la instalacion de una amplia necropolis formada por mas de un centenar de tumbas (Garcia-Entero y Vidal, 2012) (6). La necropolis parece surgir en torno a un edificio de culto cristiano a cuya decoracion arquitectonica es posible vincular toda una serie de elementos escultoricos entre los que se encuentran placas de cancel, cimacios, molduras y fragmentos de capitel, todos ellos datables en el s. VII d. C. y obrados en caliza en un taller toledano. No obstante, por el momento desconocemos el lugar en el que se instalo dicha iglesia, que bien pudo estar ubicada, o bien fuera del espacio excavado, o bien construida sobre la ruina del edificio palacial tardorromano, fue desmantelada por las ocupaciones sucesivas posteriores (7).

* Fase 4: ocupacion emiral. En epoca emiral se produjo una intensa ocupacion del solar del antiguo edificio palacial tardorromano y del area inmediatamente circundante. A esta fase es posible asociar varias decenas de estructuras de almacenaje en silos, diversas fosas de extraccion de gran tamano identificadas especialmente en el costado oriental del edificio palacial, y un pozo de mas de 3 m de profundidad que aprovechaba el agua del nivel freatico. El edificio palacial continuaba en buena medida aun en pie en este momento, como asi pone de relieve la presencia de una inscripcion realizada sobre uno de los fustes de columna del complejo tardorromano (8). La necropolis de epoca visigoda resulto amortizada en este momento, como demuestra la instalacion de silos sobre algunas de las inhumaciones. El estudio de los materiales ceramicos emirales asociados a este horizonte ha sido abordado de manera monografica en un trabajo reciente (Garcia-Entero et al., 2017).

* Fase 5: abandono temporal de la ocupacion. Durante un amplio periodo de tiempo que podemos situar cronologicamente entre un momento indeterminado del s. X y las primeras decadas del XII, el solar parece objeto de un abandono generalizado que arqueologicamente se manifiesta en la ruina parcial de las estructuras y en la ausencia de contextos fechables en esta cronologia.

* Fase 6: la ocupacion medieval cristiana con la iglesia y el monasterio de Santa Maria de Batres. A partir de este momento, para la reconstruccion historica de lo ocurrido en el solar del antiguo edificio palacial de Carranque, a la documentacion arqueologica se suma tambien la documentacion textual, que permite identificar la creacion de la iglesia de Santa Maria de Batres atestiguada desde, al menos, el ano 1136, momento en el que el rey Alfonso VII dona el castillo de Calatalifa, entre cuyas tierras se halla la iglesia de Santa Maria de Batres, a la iglesia de Segovia. Arqueologicamente, esta iglesia podemos ubicarla en el sector norte del antiguo edificio palacial que en este momento se mantiene aun en pie. En torno a esta iglesia de Santa Maria de Batres surgio una necropolis que se extendio alrededor de la cabecera del antiguo edificio, en su extremo norte. A estas evidencias arqueologicas de la fase 6, cabe anadir una serie de estructuras murarias de gran solidez constructiva que parecen configurar una amplia zona de habitacion anexa al lugar de culto. La existencia del monasterio vinculado a la iglesia de Santa Maria de Batres, atestiguado en 1152, podria explicar la existencia de dichas estructuras de habitacion.

* Fase 7: la ocupacion de epoca moderna. Ermita rural de Santa Maria de Batres. En una fase posterior que podemos situar en epoca moderna, la necropolis medieval resulto amortizada, como asi evidencian una serie de estructuras erigidas al O y E de la iglesia de Santa Maria de Batres que, sin embargo, mantiene su funcion cultual, ahora como ermita rural, tal y como aparece relatado en las Relaciones Topograficas de Felipe II de 1576 (9) donde se hace referencia a una ermita junto al rio Guadarrama de la que apenas se conserva una capilla de boveda de piedra y ladrillo. Esta ermita estuvo en funcionamiento hasta mediados del s. XIX, momento el que, cesado ya el culto, comenzo su abandono y ruina.

* Fase 8: la ocupacion marginal de epoca contemporanea. La ultima fase arqueologicamente identificada en el complejo ocupado por el antiguo edificio palacial tardorromano se corresponde con una ocupacion contemporanea producida tras el abandono de la ermita que puede datarse a mediados del s. XIX. Con gran parte del edificio ya arruinado, al menos una de las habitaciones de la antigua ermita resulto cobijo para una serie de ocupaciones marginales de diversa indole.

3. Metodologia del estudio realizado

En este trabajo presentamos el analisis pormenorizado del material ceramico de un conjunto de unidades estratigraficas seleccionadas atendiendo a criterios estratigraficos y de representatividad del material asociado. Se trata del estudio de la ceramica asociada a diez contextos de epoca tardoantigua (Figs. 4 y 5), con un total de 929 fragmentos que se corresponden con un numero minimo de individuos de 76 (10). De esta forma, presentamos aqui el estudio de los materiales ceramicos pertenecientes a las Fases 2 y 3 de edificio palacial, que se corresponden respectivamente, como hemos visto, con un momento de ocupacion habitacional y con una fase de necropolis.

Asi, estudiamos aqui los materiales ceramicos vinculados a los rellenos UUEE 10317, 10205, 10319/10321 y 10324 correspondientes a fosas localizadas en el ala occidental del edificio palacial. Asimismo, hemos estudiado los rellenos de las UUEE 10740 y 10784 correspondientes a silos localizados en el mismo sector. Asociados a este mismo horizonte hemos analizado los materiales de las UUEE 10312 y 10658 correspondientes a niveles de uso vinculados a estructuras de combustion. Todas estas unidades se vinculan con la Fase 2 del edificio palacial. Incluimos tambien en el estudio el analisis del relleno de la UE 10288 perteneciente a la tumba 154 y el ajuar ceramico--UE 10226--de la tumba 1, ambas unidades asociadas a la necropolis de epoca visigoda (Fase 3) instalada en este espacio (11).

Hemos detectado la presencia de siete grupos tecnologicos ceramicos pertenecientes al horizonte de ocupacion tardoantigua, algunos de ellos de clara tradicion tardorromana y ya identificados con anterioridad en otras zonas del yacimiento (12). Nos referimos a los grupos ceramicos A1, A2, A3, A6 y A8, ademas de fragmentos de TSHT y TSA. Junto a estos grupos, el estudio llevado a cabo en el edificio palacial ha permitido identificar y caracterizar dos nuevos grupos tecnologicos--A10 y A11--asociados exclusivamente a los horizontes tardoantiguos y hasta ahora no identificados en otras areas del yacimiento de Santa Maria de Abajo.

4. Contextos ceramicos tardoantiguos: grupos ceramicos identificados

Como hemos indicado, presentamos el estudio ceramico de diez UUEE vinculadas con el horizonte tardoantiguo (13) (Fig. 4). Por razones de claridad expositiva, se presentan ahora las caracteristicas formales y tecnologicas de los grupos ceramicos identificados en este horizonte para abordar a continuacion las caracteristicas de las unidades estratigraficas objeto de analisis (14).

4.1. Grupos tecnologicos ceramicos

--Grupo A1: ceramica comun de mesa realizada a torno, de coccion oxidante. Pastas de color naranja y amarillentas de dureza media, muy decantadas o decantadas con desgrasantes finos y, ocasionalmente, medios, micaceos y cuarciticos (15). Aunque mayoritariamente no se conservan evidencias de acabado al exterior--es posible que sea por el estado de conservacion de los fragmentos--, hay piezas que muestran un acabado exterior alisado. Desde el punto de vista formal, es posible identificar formas cerradas de tendencia globular --tipo jarra o jarro--, platos o fuentes, cuencos y cubiletes-vasos. En relacion con la cronologia atribuible a este grupo, se trata de piezas tecnologica y formalmente de clara tradicion romana que no presentan, per se, elementos que permitan establecer precisiones cronologicas.

--Grupo A2: ceramica comun de mesa realizada a torno de coccion reductora. Pastas de dureza media/dura, muy decantadas con desgrasantes muy finos y micaceos. Presenta las superficies exterior e interior alisadas, generalmente con engobes intensos de color negro. Desde el punto de vista formal, detectamos la presencia de cuencos, cubiletes y jarras/jarros. Del mismo modo que se ha comentado para el grupo A1, se trata de piezas tecnologica y formalmente de clara tradicion romana que no presentan, per se, elementos que permitan establecer precisiones cronologicas.

--Grupo A3: ceramica comun de mesa realizada a torno de coccion oxidante. Pastas duras de color rosaceo, poco depuradas con desgrasantes medianos y gruesos de tipo cuarcitico y micaceo. Presenta un acabado exterior a base de una aguada blanquecina. Su presencia es muy reducida en los contextos ahora analizados y el estado fragmentado de las piezas impide caracterizar las formas.

--Grupo A6: ceramica comun de cocina realizada a torno, de coccion oxidante de poca calidad que, en algunas piezas, puede dar a la pasta un aspecto mixto en algunos sectores. Se utilizan desgrasantes calizos de tamano grueso--mas de 1 mm--y medio--hasta 1 mm--y pequenos desgrasantes micaceos. No presenta acabado exterior ni interior aunque puede llevar decoracion incisa en algunas partes de la pieza. Desde el punto de vista formal, hemos identificado la presencia mayoritaria de recipientes para la coccion y/o preparacion de alimentos, esencialmente ollas junto con orzas y cazuelas. Se aprecian tambien cantaros con asa de cinta, jarros/jarras, botellas y tapaderas. Un buen numero de los fragmentos documentados pertenecientes a este grupo presentan evidencias de fuego por uso. Tampoco en este caso las piezas englobables en este grupo permiten, en funcion de sus rasgos formales y tecnologicos, establecer precisiones cronologicas.

--Grupo A8: ceramica comun de almacenaje de coccion oxidante realizada a torno. Pastas duras de color marron--claros y oscuros--poco decantadas con desgrasantes gruesos y muy gruesos de caracter cuarcitico. Desde el punto de vista formal, se trata, en general, de grandes contenedores, tipo dolium, de formas ovoides y labios exvasados. En relacion con la cronologia atribuible a este grupo, se trata de piezas tecnologica y formalmente de clara tradicion romana que no presentan, per se, elementos que permitan establecer precisiones cronologicas.

--Grupo A10: ceramica realizada a mano y a torneta de coccion oxidante o mixta, con desgrasantes muy gruesos de cuarzos y micas abundantes. Se trata de ejemplares de cocina/almacenamiento similares formalmente a los englobados en el grupo A6. Entre las formas atestiguadas, hemos detectado la presencia de ollas de perfil en "s" y botellas. Destaca un ejemplar de contenedor realizado a mano con una coccion baja y de pasta de color anaranjado practicamente no depurada -10740/11-. Este grupo ceramico esta presente tan solo en las UUEE 10288, 10319/10321, 10658 y 10740-cf. infra-.

En relacion con estas piezas, queremos subrayar que el porcentaje de ceramicas realizadas a torneta y a mano que hemos detectado en el yacimiento de Carranque (16) es claramente inferior--el 2%--a los porcentajes documentados en otros yacimientos de la Meseta Sur, no permitiendonos extraer las conclusiones cronologicas derivadas de los trabajos realizados por Vigil-Escalera (17). En Carranque, al igual que en el Horizonte i del Tolmo de Minateda fechado entre los ss. VII y primer cuarto del VIII, la ceramica a mano y a torneta es escasa (Gutierrez Lloret et al., 2003: 134; Amoros, 2013), como tambien sucede en Recopolis a lo largo de toda su secuencia de ocupacion (Olmo y Castro, 2008), en Merida (Alba y Feijoo, 2003) y en la Vega Baja de Toledo (Gomez Laguna y Rojas, 2009; Gallego, 2010: 323; Aranda, 2013). Por otro lado, la presencia de ceramica mayoritariamente a torno en el caso de Carranque dificulta la division tradicional entre contextos urbanos y rurales para explicar los distintos porcentajes de ceramicas a torno o a torneta y a mano en los yacimientos estudiados. Igual sucede en aldeas altomedievales de la Cuenca del Duero, donde las producciones ceramicas de este periodo son tambien mayoritariamente a torno (Larren et al., 2003). Asi, en los yacimientos de Canto Blanco (Calzada del Coto/Sahagun, Leon), Ladera de los Prados (Aguasal, Valladolid), Navamboal (Iscar, Valladolid) y La Mata del Palomar (Nieva, Segovia), se constatan conjuntos ceramicos realizados a torno, con una proporcion muy baja de torneta no superior al 2%, fechables en epoca visigoda avanzada (Strato, 2013a: 75-76; 2013b: 93-94; 2013c: 130-132 y 2013d: 148-154). Esta tendencia a la elaboracion a torno de las producciones de ceramica comun tardoantiguas y altomedievales se detecta tambien en la zona de la actual provincia de Salamanca (Dahi, 2012; Arino y Dahi, 2012 y Arino et al., 2015).

--Grupo A11: ceramica comun de cocina/almacenamiento realizada a torno de coccion mixta, con desgrasantes de tamano medio-grande de cuarcitas y micas plateadas y doradas. Presentan un acabado alisado al exterior e interior de la pieza con engobe de color marron-rojizo. El mayor numero de piezas documentadas pertenecen a ollas de secciones netamente tardorromanas; detectamos tambien una posible jarra de cocina-10321/3-, siendo abundantes las orzas -10319/15, 10784/1 y 10205/22, 23, 30-de perfiles igualmente de tradicion tardorromana. Documentamos ejemplares con decoracion incisa de ondas-10784/1, 10321/66-. Estas ceramicas caracterizadas por sus acabados engobados estan presentes en todos los contextos tardoantiguos analizados a excepcion de en los rellenos UUEE 10312, 10317 y 10658.

--TSHT: esta produccion se documenta exclusivamente en las UUEE 10205 y 10317--cf. infra--y, como material residual, en las UUEE 10312 y 10319/10321.

--TSA D: esta produccion se documenta exclusivamente en las UUEE 10205 y 10317--cf. infra--.

4.2. Estudio ceramico por unidades estratigraficas (Fig. 5)

5. Estudio de los contextos ceramicos de la Fase 2. El habitat tardoantiguo

--UE 10205 (Figs. 6-7): relleno de la fosa UE 10300, localizada en el interior del espacio P1023. Esta fosa se amolda a los limites de los muros de opus caementicium del edificio palacial y su relleno sirve como cimentacion a una serie de estructuras murarias pertenecientes a una fase posterior. Los materiales ceramicos presentes en el relleno de esta fosa son de tradicion romana con presencia significativa de terra sigillata, principalmente TSHT formas 74/Palol4-10205/57 y 61-y Rit. 8 -10205/63-, ademas de fragmentos de galbos con decoracion de series de circulos concentricos tangentes con baquetones longitudinales -10205/55 y 64-, con decoracion de serie de circulos concentricos con lunulas-10205/56-, con decoracion estampillada de bastones segmentados rectilineos y motivos florales esquematicos -10205/54-y un fragmento con decoracion de serie de grandes circulos-10205/65-. Estan tambien presentes las producciones africanas de terra sigillata--produccion d--, entre las que destaca un fragmento con decoracion estampillada con flor de ocho petalos y palmeta con nervadura central-10205/80-(18). Junto con estas producciones, estan tambien presentes ceramicas de mesa del grupo A1 y A3, de almacenamiento del grupo A8 y de cocina del grupo A6, todos ellos grupos ya identificados en el estudio ceramologico realizado en el torcularium de nuestro yacimiento (19). En este sentido, queremos destacar la presencia de ollas de perfil en "s" y un jarro con pitorro vertedor--gutus--del grupo A6 -10205/9-, formas que no habian sido detectadas en contextos tardorromanos de Carranque. En esta misma unidad estan presentes ceramicas del grupo A11, caracterizado, como se ha visto, por el uso de engobes marrones y que tampoco habia sido identificado en el estudio ceramico realizado en el torcularium.

La formacion de este relleno coincide con el abandono de la funcion original del edificio palacial; asi, la abundante presencia de material lapideo en el relleno parece confirmar que la construccion estaria, al menos parcialmente, desmantelandose en este momento. En este sentido, queremos destacar que entre el material lapideo documentado en esta se halla un fragmento de fuste de columna de pavonazzetto perteneciente a la galeria porticada del patio.

La presencia de un conjunto resenable de TSHT fechable en la primera mitad del s. V d. C., junto con los fragmentos identificados de TSA D y la aparicion de piezas engobadas del grupo A11 ineditas hasta el momento en los contextos tardorromanos del yacimiento, nos llevan a plantear una cronologia en torno a mediados del s. V d. C. para la formacion de este relleno.

--UE 10312 (Fig. 8): unidad sedimentaria formada esencialmente por ceniza que asociamos al uso de las estructuras de combustion localizadas en la zona meridional del edificio palacial. Estas estructuras estan formadas por fragmentos de material latericio colocados en el terreno formando una pequena cuenca que aparecieron cubiertas por este nivel ceniciento. El material ceramico es muy escaso, tan solo algunos fragmentos de ceramica de mesa-A1-y ceramica de cocina y almacenamiento de los grupos A6 y A8 tipicamente romanas--ollas de borde exvasado de labio redondeado y cuencos de paredes rectas--. Se localiza tambien un fragmento de borde de TSHT, que se corresponde con una Forma 71/Palol 2/Paz 83.B que este ultimo investigador fecha en un momento post quem a c. 420-430 (Paz, 2008: 507).

--UE 10317 (Fig. 8): se trata del relleno de la fosa UE 10352, localizada en la P1024. El material ceramico asociado a este relleno es escaso destacando algunos fragmentos de ceramica de mesa de los grupos A1-A3, junto a ceramica de cocina del grupo A6 en mayor numero, en ambos casos sin rasgos morfologicos resenables. Cabe destacar dos fragmentos de TSHT (10317/6 y 7) Forma 6/Palol 8/Paz 6.4 que no ofrecen una cronologia precisa (Juan Tovar, 2000: 92; Paz Peralta, 2008: 525) y un tercer fragmento de TSA D, forma Hayes 59B (10317/11) que Hayes fecha en un momento entre 320 y 420 d. C. (Hayes, 1972: 96-100) y que en la Peninsula Iberica se asocia a contextos de finales del s. IV a mediados del V d. C. (Fernandez Fernandez, 2014: 156-158). Al igual que ocurre con el relleno 10205, la formacion de este estrato coincide con el abandono de la funcion original del edificio palacial que estaria desmantelandose, como asi pone de relieve el abundante material lapideo localizado, entre el que destacamos varios fragmentos de sillares de granito pertenecientes, en origen, al zocalo del edificio.

--UE 10319/10321 (Figs. 9 y 10): se trata del relleno de la fosa UE 10353, localizada en el interior de la habitacion P1022. Esta fosa y su relleno se amoldan a los limites de uno de los muros de opus caementicium del edificio palacial y aparecen cubiertos por muros pertenecientes a una fase posterior. Desde el punto de vista estratigrafico, debemos subrayar que tanto este relleno como la fosa que lo acoge fueron cortados por la fosa 10355. Asimismo, hemos localizado la presencia de la tumba 1/1996 perteneciente a la necropolis de epoca visigoda, excavada en este relleno (20). Aparecen ceramicas de mesa--cuencos y botellas del grupo A1-y cocina, tanto de tradicion tardorromana--esencialmente ollas de fondo plano y orzas del grupo A6-, como tardoantigua, con piezas con engobe marron--orzas, ollas y lebrillos del grupo A11-, en algunos casos con decoracion incisa a peine-10321/66-, y tambien una botella del grupo A10 realizada a torneta/mano-10319/2-. Estan tambien presentes de forma muy residual fragmentos de TSH, TSHB y TSHT. Queremos destacar la abundancia de ollas con perfil en "S" del grupo A6 y la ausencia de bases convexas.

--UE 10324 (Fig. 11): relleno de la fosa UE 10355, localizada en el interior de la habitacion P1022. Esta fosa y su relleno se amoldan a los limites de los muros de opus caementicium del edificio palacial y aparece cubierta por muros pertenecientes a una fase posterior. Como se ha mencionado, la fosa 10355 corto la fosa 10353 y su relleno 10319/10321. Se localiza esencialmente material ceramico de cocina tanto del grupo A6 como del grupo A11, con presencia muy residual de terra sigillata. Destaca una pieza del grupo A11 con pico vertedor-10324/9-destinada posiblemente a la decantacion de liquidos, de acabado engobado marron tanto al exterior como al interior. En este relleno estan presentes bases convexas.

--UE 10658 (Fig. 12): unidad sedimentaria situada por debajo de una estructura de combustion y del nivel de uso generado por esta localizada en el corredor P1009. A pesar del escaso material ceramico asociado a esta unidad, queremos destacar la presencia de fragmentos de ollas pertenecientes al grupo A6 con formas de tradicion tardorromana y bases planas. Al igual que ocurre con los materiales de la UE 10312, estan ausentes de este contexto las producciones de los grupos A10 y A11, asi como las formas de perfil en "s" que creemos indicadores cronologicos claros de contextos tardoantiguos mas avanzados.

--UE 10740 (Fig. 12): relleno inferior del silo UE 10397, localizado en el exterior occidental del edificio palacial. Destaca la escasa presencia de material ceramico, casi exclusivamente ceramica de cocina-A6 y A10-con ollas de perfil en "s" con bases planas y tambien bases ligeramente convexas con rebaba. Destaca la presencia de la parte inferior de un recipiente del grupo A10 de forma globular y base plana, realizado a mano y cocido a baja temperatura con la pasta escasamente decantada-10740/11-. Como ya se ha indicado a proposito de las UUEE 10226 y 10288, la presencia de bases convexas parece configurarse como indicativo cronologico de un momento visigodo avanzado. Tambien corrobora esta afirmacion el acentuado perfil en "S" de algunas de las piezas de este contexto. Desde el punto de vista estratigrafico apenas se puede apuntar que este silo corta tanto el nivel geologico como una pequena zanja fechada con anterioridad a la construccion del edificio palacial.

--UE 10784 (Fig. 12): relleno del silo-UE 10783-localizado en la habitacion P1021, situada en el lateral occidental del edificio palacial. Apenas se localiza una pieza incompleta de una orza con engobe marron y decoracion incisa de ondas perteneciente al grupo A11. Desde el punto de vista estratigrafico, podemos mencionar que la estructura negativa rompio elementos asociados a las fases 0 y 1.

6. Estudio de los contextos ceramicos de la Fase 3. La necropolis

--UE 10226 (Fig. 13): corresponde a la inhumacion de la Tumba 1 localizada en la habitacion P1019 del edificio palacial (21). Se trata de una inhumacion individual que presenta como ajuar una botella-10226/1-perteneciente al grupo A1, de perfil piriforme, base ligeramente convexa, con dos asas de seccion oval y gollete con borde exvasado y labio redondeado. Esta pieza coincide con el tipo 9 de Roman (2007, 115-116), el 12A de Izquierdo (1977: 850-851) y el tipo 1b, formas piriformes y base convexa, de Barragan (2012: 258-261). Se trata de una forma muy habitual en contextos funerarios de epoca visigoda (22) sin que, hasta el momento, se haya podido concretar su cronologia, fechandose de forma generica en los ss. VI-VII. En Carranque sabemos que la necropolis se formo con certeza, al menos, a mediados del s. VI d. C. y encontramos la presencia de bases convexas en el relleno de la tumba 154 cuyo periodo de uso se fecha por radiocarbono entre 550-660 d. C. (vid. infra).

--UE 10288 (Fig. 13): se trata del relleno de la tumba 154, perteneciente a la necropolis de epoca visigoda y localizada en el patio central -P1008-del edificio palacial (23). Debemos senalar que se trata de una tumba que albergo un minimo de 5 individuos depositados en, al menos, tres momentos en un arco temporal que los estudios de carbono 14 realizados situan entre el 550 y el 660 d. C. (24). Este relleno se dispone, por tanto, coincidiendo con la ultima de las inhumaciones de la tumba-UE 10650-fechada por radiocarbono entre 600 y 660 d. C. y presenta escaso material ceramico entre el que destacan fragmentos de ceramica de cocina de los grupos A6 y A11, con ollas de perfil en "S" y bases ligeramente convexas con rebaba. Como hemos indicado para el material de la UE 10226, la presencia de bases convexas parece constituir un indicativo cronologico de su adscripcion a epoca visigoda avanzada (25).

7. Conclusiones

El estudio de los diez contextos ceramicos seleccionados del horizonte tardoantiguo del yacimiento de Carranque procedentes del espacio ocupado por el edificio palacial tardorromano nos ha permitido tumba. Asociada a la inhumacion superior (UE 10650), en la zona de la pelvis se ha recuperado una hebilla de cinturon rectangular -sin aguja- de hierro. Por otra parte, vinculado con alguna de las reducciones situadas en la parte baja de la tumba (UE 10652), se ha recuperado un anillo de plata con inscripcion incisa. Cf. tambien Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3. identificar siete grupos tecnologicos. Algunos de ellos -A1-A3, A6, A8-clara tradicion tardorromana, ademas de fragmentos de TSHT y TSA, ya habian sido localizados en investigaciones previas en otro sector del yacimiento; junto a ellos, la aparicion de dos nuevos grupos ceramicos-A10 y A11-, que a tenor del estudio llevado a cabo podemos vincular con el horizonte tardoantiguo, nos permite comenzar a caracterizar los ritmos de la ocupacion tardoantigua en este solar (Fig. 14). Tres de los grupos identificados --al margen de las producciones de sigillata mencionadas--estan dedicados al servicio de mesa -A1-A3-compuesto por jarras/jarros, platos/fuentes, cuencos, cubiletes y vasos con formas de tradicion tardorromana y acabados alisados al exterior, siendo destacables los acabados de engobes negros del grupo A2. Tres de los grupos identificados estuvieron destinados a la coccion y preparacion de alimentos -A6, A10 y A11-, siendo las formas mas habituales las ollas, orzas, cazuelas junto a botellas, jarros/jarras y tapaderas. En este caso, cabe destacar el grupo A10 que, aunque muy similar formalmente al grupo A6, se caracteriza por su elaboracion a torno lento o torneta. Por su parte, destacan los acabados de engobado rojizo del grupo A11. Los grandes contenedores de almacenaje se engloban en el grupo A8. Como se ha visto, los fragmentos identificables de TSHT se corresponden con las Formas 74/Palol 4, 71/Palol 2, 6/Palol 8 y Ritt. 8 ademas de fragmentos decorados fechables, todos ellos, en la primera mitad del s. V d. C. Por su parte, los dos fragmentos de TSA D identificados se corresponden con la Forma Hayes 59B-10317/11-y Hayes 59, 61 o 67, cuya cronologia puede situarse entre fines del s. IV y mediados del V d. C.

A la luz del estudio de los 10 contextos ceramicos y de su posicion estratigrafica podemos identificar tres momentos cronologicos pertenecientes al horizonte tardoantiguo desarrollado sobre el espacio del edificio palacial del yacimiento de Carranque. Los dos primeros se encuentran vinculados a la segunda fase de ocupacion del edificio palacial, que coincide con estructuras de habitat; el tercero se asocia a la necropolis que se conforma en la Fase 3. Detectamos, asi, la presencia de una primera fase de ocupacion -Fase 2-, a la que asociamos dos niveles de uso -UUEE 10312 y 10658-vinculados a estructuras de combustion, junto a los rellenos--UUEE 10205 y 10317--. La presencia de TSHT y TSA D permiten datar la formacion de estos contextos en torno a mediados del s. V d. C., momento en el que el edificio palacial estaria ya abandonado como tal y sometido a un proceso de expolio de su material constructivo. Estas ceramicas aparecen acompanadas de producciones de ceramica comun con formas de clara tradicion tardorromana, si bien detectamos ya la presencia de los acabados engobados del grupo A11 y la aparicion de las ollas con perfil en "S".

Hemos documentado un segundo momento de habitat tardoantiguo-Fase 2-a partir del estudio de los rellenos 10319/10321, 10324 (26), 10740 y 10784. En este caso contamos ya con abundante presencia de ollas con perfil en "S" muy marcado y con la aparicion de piezas elaboradas a mano y a torneta del grupo A10, asi como de bases convexas. Destacamos tambien la ausencia de producciones de sigillata en estos contextos. Como hemos indicado, las bases convexas aparecen asociadas a un momento avanzado de epoca tardoantigua; en nuestro caso podemos ofrecer una datacion de radiocarbono (600-660 d. C.) para la primera presencia de este tipo de base en el yacimiento de Santa Maria de Abajo de Carranque (27). En este sentido queremos destacar que la presencia de la tumba 1/1996 sobre el relleno 10319/10321 indica que este habitat tardoantiguo seria, al menos parcialmente, amortizado por la necropolis.

El tercer momento de ocupacion tardoantigua atestiguado se corresponde con la instalacion de una amplia necropolis--Fase 3--que parece surgir en torno a un edificio de culto y que ha sido objeto de un reciente estudio (28). En el presente trabajo, hemos analizado los materiales del relleno de la tumba 154--UE 10288--y del ajuar de la tumba 1--UE 10226--. En ambos casos destaca la presencia de bases convexas junto a ollas con marcado perfil en "S" en el caso de la UE 10288. La datacion radiocarbonica del ultimo de los individuos inhumados en la tumba 154 (600-660 d. C.) nos permite otorgar esta cronologia, con la prudencia con la que deben ser tomadas las fechas radiocarbonicas, al relleno UE 10288. La continuidad de los trabajos arqueologicos mas alla de los limites impuestos por la adecuacion para la visita de este sector del Parque Arqueologico permitiran avanzar en el conocimiento del habitat tardoantiguo instalado en el yacimiento de Santa Maria de Abajo de Carranque.

DOI: http://dx.doi.org/10.14201/zephyrus201780147172

Bibliografia

Alba, M. y Feijoo, S. (2003): "Pautas evolutivas de la ceramica comun de Merida en epocas visigoda y emiral". En Caballero, L.; Mateos, P. y Retuerce, M. (eds.): Ceramicas tardorromanas y altomedievales en la Peninsula Iberica. Ruptura y continuidad (II Simposio de Arqueologia. Merida, 2001). Madrid: CSIC, pp. 483-504.

Amoros, V. (2013): "Tendencias tecnologicas de la ceramica altomedieval del Tolmo de Minateda", Mansio, 1, pp. 7-25.

Amoros, V.; Canavate, V.; Gutierrez Lloret, S. y Sarabia, J. (2012): "Ceramica altomedieval en el Tolmo de Minateda (Hellin, Albacete, Espana)". En Gelichi, S. (a cura di): Atti ix Congresso Internazionale sulla Ceramica Medievale nel Mediterraneo (Venezia, 2009). Firenze: All'Insegna del Giglio, pp. 246-257.

Aranda, R. (2013): "Una aportacion al conocimiento de las producciones ceramicas de epoca visigoda. El conjunto ceramico de la Parcela R3 de la Vega Baja de Toledo", Espacio Tiempo y Forma, Serie i. Prehistoria y Arqueologia, nueva epoca 6, pp. 377-446.

Aranda, R. (2014): "Ceramica de epoca visigoda: una historia de la investigacion", AnMurcia 30, pp. 71-95.

Arino, E. y Dahi, S. (2012): "La ceramica de los yacimientos rurales de la provincia de Salamanca (Espana) entre la Antiguedad Tardia y la alta Edad Media (350-700)", Archeologia medievale, 39, pp. 371-383.

Arino, E.; Suarez, M. y Sanchez Santos, J. M. (2015): "La ceramica del yacimiento de epoca visigoda de El Cuquero (Villanueva del Conde, Salamanca, Espana): estudio arqueometrico", Salduie 15, pp. 181-196.

Baldini, I. (2002): La domus tardoantica. Forme e rappresentazioni dello spazio domestico nelle citta del Mediterraneo. Bologna: UPB.

Balmelle, C. (2001): Les demeures aristocratiques d'Aquitaine. Societe et culture de l'Antiquite tardive dans le Sud-Ouest de la Gaule. Aquitania, Suppl., 10. Bordeaux-Paris.

Barragan, Ma. C. (2012): "Un conjunto de ceramica tardoantigua procedente de la Atalaya de la Moranilla (Ecija, Sevilla)", Romula, 11, pp. 249-272.

Barroso, R. y Morin de Pablos, J. (coords.) (2007): Excavaciones arqueologicas en Azutan (Toledo). Un modelo de evolucion en el poblamiento entre los periodos visigodo y emiral. Madrid: MArqAudema.

Caballero, L. y Moreno Martin, F. J. (2013): "Balatalmelc, Santa Maria de Melque. Un monasterio del siglo VIII en territorio toledano". En Ballestin, X. y Pastor, E. (eds.): Lo que vino de Oriente. Horizontes, praxis y dimension material de los sistemas de dominacion fiscal en Al-Andalus (ss. VII-IX). BAR, 2525. Oxford: Archaeopress, pp. 182-204.

Carmona, S. (1998): Mundo funerario rural en la Andalucia tardoantigua y de epoca visigoda. La necropolis de El Ruedo (Almedinilla, Cordoba). Cordoba. Diputacion de Cordoba.

Chavarria, A.; Arce, J. y Brogiolo, G. P. (eds.) (2006): Villas tardoantiguas en el Mediterraneo occidental. Anejos de Archivo Espanol de Arqueologia, XXXIX. Madrid: CSIC.

Dahi, S. (2012): Contextos ceramicos de la Antiguedad Tardia y Alta Edad Media (siglos IV-VIII d. C.) en los asentamientos rurales de la Lusitania septentrional (provincia de Salamanca, Espana). BAR, Intern. Ser., 2401. Oxford: Archaeopress.

Ellis, S. P. (1984): An Archaeological Study of Urban Domestic Housing on the Mediterranean ad 400-700. Oxford.

Ellis, S. P. (1991): "Power, Architecture and Decor: How the Late Roman Aristocrat appeared to his guests". En Gazda, E. K. (ed.): Roman Art in private sphere. Michigan, pp. 117-134.

Fernandez Fernandez, A. (2014): El comercio tardoantiguo (ss. IV-VI) en el noroeste peninsular a traves del registro ceramico de la Ria de Vigo. Oxford: Archaeopress.

Fernandez Ochoa, C.; Garcia-Entero, V. y Pena, Y. (2012): "Evidencias del edificio termal de la villa de Carranque (Toledo) en el marco de su evolucion arquitectonica". En Fernandez Ibanez, C. y Bohigas, R. (eds.): In Durii Regione Romanitas. Estudios sobre la romanizacion del Valle del Duero en Homenaje a J. Cortes Alvarez de Miranda. Santander, pp. 389-396.

Florchinger, A. (1998): Romanische Graber in Sudspanien. Beigaben--und Bestattungssitte in westgotenzeitlichen Kirchennekropolen. Marburger Studien zur Vor--und Fruhgeschichte, 19. Leidorf: Rahden/Westf.

Fuentes, A. (1989): La necropolis tardorromana de Albalate de las Nogueras (Cuenca) y el problema de las denominadas "necropolis del Duero". Cuenca: Diput. Prov. de Cuenca.

Gallego Garcia, Ma. M. (2010): "La secuencia ceramica de epoca visigoda de la Vega Baja. Una primera aproximacion". En Garcia, A. (coord.): Espacios urbanos en el occidente mediterraneo (ss. VI-VIII). Toletum Visogodo. Toledo, pp. 315-326.

Garcia-Entero, V.; Fernandez Ochoa, C.; Pena, Y. y Zarco, E. (2014): "La evolucion arquitectonica del edificio palacial de Carranque (Toledo, Espana). Primeros avances". En Pensabene, P. y Sfameni, C. (a cura di): La villa restaurata e i nuovi studi sull'edilizia residenziale tardoantica. Atti Convegno Internazionale del CISEM (Piazza Armerina, 2012). Bari: Edipuglia, pp. 477-486.

Garcia-Entero, V.; Pena, Y.; Zarco, E. y Aranda, R. (2017): "Contextos ceramicos emirales del yacimiento de Carranque (Toledo)", Archivo Espanol de Arqueologia, 90, pp. 97-124.

Garcia-Entero, V. y Vidal, S. (2007): "Marmora from the Roman site of Carranque (Toledo, Spain)", marmora. An International Journal for Archaeology, History and Archaeometry of Marbles and Stones, 3, pp. 53-69.

Garcia-Entero, V. y Vidal, S. (2012): "El uso del marmor en el yacimiento de Carranque (Toledo)". En Garcia-Entero, V. (ed.): El marmor en Hispania: explotacion, uso y difusion en epoca romana. Madrid: UNED, pp. 135-153.

Gimeno, H. y Sastre, I. (2009): "Jarritas y recipientes de uso funerario y el culto a los martires en la Antiguedad tardia". En Espacios, usos y formas de la epigrafia hispana en epoca antigua y tardoantigua. Homenaje al Dr. A. U. Stylow. Anejos de Archivo Espanol de Arqueologia, XLVIII. Madrid: CSIC, pp. 167-176.

Gomez Laguna, A. J. y Rojas, J. M. (2009): "El yacimiento de la Vega Baja de Toledo. Avance sobre las ceramicas de la fase emiral". En Actas VIII Congreso Internacional de Ceramica medieval (Ciudad Real-Almagro, 2006). Ciudad Real, t. II, pp. 785-804.

Gutierrez Lloret, S. (1996): La cora de Tudmir: de la Antiguedad tardia al mundo islamico: poblamiento y cultura material. Coll. Casa de Velazquez, 57. Madrid.

Gutierrez Lloret, S.; Gamo, B. y Amoros, V. (2003): "Los contextos ceramicos altomedievales del Tolmo de Minateda y la ceramica altomedieval en el Sudeste de la Peninsula Iberica". En Caballero, L.; Mateos, P. y Retuerce, M. (eds.): Ceramicas tardorromanas y altomedievales en la Peninsula Iberica. Ruptura y continuidad. Anejos de Archivo Espanol de Arqueologia, XXVIII. Madrid: CSIC, pp. 119-168.

Hayes, J. W. (1972): Late Roman Pottery. A catalogue of Roman Fine Wares. London: BSR.

Hayes, J. W. (1980): A Supplement to Late Roman Pottery. London: BSR.

Izquierdo, R. (1977): "Ensayo de una sistematizacion tipologica de la ceramica de necropolis de epoca visigoda", RABM, LXXX (4), pp. 837-865.

Juan Tovar, L. C. (2000): "La terra sigillata de Quintanilla de la Cueza". En Garcia Guinea, M. A. (coord.): La villa romana de Quintanilla de la Cueza (Palencia). Memoria de las excavaciones 1970-1981. Salamanca: JCYL, pp.45-122.

Larren, H.; Blanco, J. F.; Villanueva, O.; Caballero, J.; Dominguez, A.; Nuno, J.; Sanz, F. J.; Marcos, G. J.; Martin, M. A. y Misiego, J. (2003): "Ensayo de sistematizacion de la ceramica tardoantigua en la Cuenca del Duero". En Caballero, L.; Mateos, P. y Retuerce, M. (eds.): Ceramicas tardorromanas y altomedievales en la Peninsula Iberica. Ruptura y continuidad. Anejos de Archivo Espanol de Arqueologia, XXVIII. Madrid: CSIC, pp. 273-306.

Lavin, I. (1962): "The House of the Lord. Aspects of the Role of Palace-Triclinia in the Architecture of Late Antiquity and the Early Middle Ages", The Art Bulletin, 44, pp. 1-27.

Lopez Lancha, R. (2001):"Inscripcion arabe en la basilica". En AA. VV.: Carranque. Centro de Hispania romana. Guadalajara: AACHE eds., pp. 137-138.

Mar, R. y Verde, G. (2008): "Las villas tardoantiguas: cuestiones de tipologia arquitectonica". En Fernandez Ochoa C.; Garcia-Entero V. y Gil Sendino, F. (eds.): Las villae tardorromanas en el Occidente del Imperio: Arquitectura y funcion (iv Coloquio Internacional de Arqueologia en Gijon, 2006). Gijon: Trea, pp. 49-83.

Matthews, W. (1975): Western Aristocracies and Imperial Court, AD 364-425. Oxford: Clarendon Press.

Olmo, L. y Castro, M. (2008): "La ceramica de epoca visigoda de Recopolis: apuntes tipologicos desde un analisis estratigrafico". En Olmo, L. (ed.): Recopolis y la ciudad en epoca visigoda. Zona Arqueologica, 9. Madrid: MAR, pp. 88-97.

Paz Peralta, J. A. (1991): Ceramica de mesa romana de los siglos III al VI d.C. en la provincia de Zaragoza. Zaragoza.

Paz Peralta, J. A. (2008): "Las producciones de terra sigillata hispanica intermedia y tardia". En Bernal, D. y Ribera I Lacomba, A. (eds.): Ceramicas hispanorromanas. Un estado de la cuestion. Cadiz: UCA, pp. 497-439.

Pensabene, P. y Sfameni, C. (a cura di) (2014): La villa restaurata e i nuovi studi sull'edilizia residenzial e tardoantica. Atti del Convegno Internazionale del CISEM (Piazza Armerina, 2012). Bari: Edipuglia.

Reynolds, P. (1993): Settlement and Pottery in the Vinalopo Valley (Alicante, Spain), AD 400-700. BAR Intern. Ser., 588. Oxford: Archaeopress.

Rodriguez Morales, J. y Viguera, Ma. J. (2014): "La columna inscrita de Santa Maria de Abajo-Carranque. Nueva lectura". En Actas decimas Jornadas de Patrimonio Arqueologico en la Comunidad de Madrid. Madrid, p. 373.

Roman, J. M. (2007): "Jarritos funerarios en las necropolis rurales tardoantiguas (s. IV-VIII d. C.) de la provincia de Granada", CVDAS: Revista de Arqueologia e Historia, 3-4, pp. 103-118.

Sfameni, C. (2006): Ville residenziali nell'Italia tardoantica. Bari: Edipuglia.

Strato (2013a): "Canto Blanco". En Quiros, J. A. (coord.): El poblamiento rural de epoca visigoda en Hispania: arqueologia del campesinado en el interior peninsular. Bilbao: UPV, pp. 67-84.

Strato (2013b): "Ladera de los Prados". En Quiros, J. A. (coord.): El poblamiento rural de epoca visigoda en Hispania: arqueologia del campesinado en el interior peninsular. Bilbao: UPV, pp. 85-100.

Strato (2013c): "Navamboal". En Quiros, J. A. (coord.): El poblamiento rural de epoca visigoda en Hispania: arqueologia del campesinado en el interior peninsular. Bilbao: UPV, pp. 116-133.

Strato (2013d): "Mata del Palomar". En Quiros, J. A. (coord.): El poblamiento rural de epoca visigoda en Hispania: arqueologia del campesinado en el interior peninsular. Bilbao: UPV, pp. 134-154.

Vigil-Escalera, A. (1999): "Evolucion de los morfotipos de ceramica comun de un asentamiento rural visigodo de la meseta (Gozquez de Arriba, San Martin de la Vega, Madrid)", Revista Arqueohispania, 0, S/P.

Vigil-Escalera, A. (2003): "Ceramicas tardorromanas y altomedievales de Madrid". En Caballero, L.; Mateos, P. y Retuerce, M. (eds.): Ceramicas tardorromanas y altomedievales en la Peninsula Iberica. Ruptura y continuidad. Madrid: CSIC, pp. 371-387.

Vigil-Escalera, A. (2007a): "Granjas y aldeas tardoantiguas y altomedievales de la Meseta. Configuracion espacial, socioeconomica y politica de un territorio rural al norte de Toledo (ss. V-X d. C.)", Archivo Espanol de Arqueologia, 80, pp. 239-284.

Vigil-Escalera, A. (2007b): "Algunas observaciones sobre las ceramicas 'de epoca visigoda' (ss. V-IX d. C.) de la region de Madrid". En Malpica, A. y Carvajal, J. C. (eds.): Estudios de ceramica tardorromana y altomedieval. Salobrena: Alhulia, 357-382.

Vigil-Escalera, A. (2009a): "El poblamiento rural del sur de Madrid y las arquitecturas del siglo VII". En Caballero, L.; Mateos, P. y Utrero, Ma. A. (coords.): El siglo VII frente al siglo VII. Arquitectura. Visigodos y omeyas, 4. Madrid: CSIC, pp. 205-230.

Vigil-Escalera, A. (2009b): "Sepulturas, huertos y radiocarbono (siglos VIII-XIII d. C.): El proceso de islamizacion en el medio rural del centro peninsular y otras cuestiones", Studia Historica. Historia Medieval, 27, pp. 97-118.

Vigil-Escalera, A. (2015): Los primeros paisajes altomedievales en el interior de Hispania. Registros campesinos del siglo quinto d. C. Documentos de Arqueologia Medieval, 7. Bilbao: UPV.

Vinas, C. y Paz, R. (1951-1963): Relaciones de los pueblos de Espana hechas por iniciativa de Felipe II. Reino de Toledo. Madrid: CSIC.

Wilson, R. J. A. (2011): "The fourth-century villa at Piazza Armerina (Sicily) in its wider imperial context: a review of some aspects of recent research". En Bulow, G. y Zabehlicky, H. (eds.): Ruckneudorf und Gamzigrad. Spatantike Palaste und Grossvillenim Donau-Balkan-Raum. Akten des Internationalen Kolloquiums in Bruckneudorf (Wien, 2008). Bonn: Romisch- Germanische Kommission, pp. 55-87.

Virginia Garcia Entero *, Yolanda Pena Cervantes *, Eva Zarco Martinez ** y Raul Aranda Gonzalez ***

* Dpto. de Prehistoria y Arqueologia. Facultad de Geografia e Historia-UNED. C/ Senda del Rey, 7. 28040 Madrid. Correo-e: vgarciaentero@geo.uned.es; yolandapcervantes@geo.uned.es

** Equipo de Investigacion de Carranque. Correo-e: eva.zarco.m@gmail.com

*** Instituto Catalan de Arqueologia Clasica (ICAC). Placa d'en Rovellat, s/n. 43003 Tarragona. Correo-e: raranda@icac.cat

Recepcion: 17/09/2016; Revision: 20/02/2017; Aceptacion: 3/07/2017

(1) Este trabajo se inscribe en el marco de los proyectos de investigacion Estudio del material arqueologico procedente de las campanas 2009-2011. Yacimiento arqueologico de Carranque (Toledo) 2014, dirigido por C. Fernandez Ochoa y V. Garcia-Entero, y Proyecto de investigacion en el yacimiento de Carranque (Toledo) 2015, dirigido por C. Fernandez Ochoa, V. Garcia-Entero, Y. Pena Cervantes y E. Zarco Martinez, subvencionados por la Direccion General de Cultura de la Consejeria de Educacion, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en las convocatorias de 2014 y 2015, respectivamente, y cofinanciados por la Facultad de Geografia e Historia de la UNED. El trabajo se enmarca, asimismo, en las actividades del proyecto de I + D + I del Plan Nacional de Investigacion Marmora Hispaniae. Explotacion, uso y difusion de la caliza de Espejon en la Hispania romana y tardoantigua (har 2013-44971-p) dirigido por V. Garcia-Entero, y del Grupo de Investigacion consolidado de la UNED 454 Paisajes, arquitecturas y cultura material en la Iberia antigua.

(2) Cf. Fernandez Ochoa et al., 2012 y Garcia-Entero et al., 2014 con la bibliografia de referencia.

(3) Garcia-Entero, V.; Pena, Y.; Zarco, E.; Elvira, A. y Vidal, S.: "La necropolis de epoca visigoda de Santa Maria de Abajo (Carranque, Toledo)". En La Meseta Sur entre la Tardia Antiguedad y la Alta Edad Media. Reunion Cientifica (Almaden, 2015). Toledo, en prensa.

(4) Este sector del yacimiento en el que se encuentra el edificio palacial tardorromano--identificado por sus primeros excavadores como basilica cristiana--fue excavado durante los anos 1988, 1989, 1992 y 1995 a 2003 bajo la direccion de D. Fernandez Galiano y B. Paton Lorca, quedando exhumada una superficie de c. 4000 [m.sup.2] en la que se rebajo una potencia sedimentaria de c. de 1,5 m. La documentacion disponible sobre esta intervencion es escasa y adolece de la ausencia de metodologia estratigrafica durante el proceso de exhumacion, lo que ha dificultado el estudio que hemos realizado condicionando la seleccion de unidades estratigraficas -UUEE en adelante- sobre las que hemos intervenido arqueologicamente.

(5) Cf., entre otros, los ya clasicos estudios de Lavin, 1962; Matthews, 1975, o Ellis, 1984 y 1991, a los que cabe sumar Balmelle, 2001; Baldini Lippolis, 2002; Sfameni, 2006; Chavarria et al., 2006; Mar y Verde, 2008, y Wilson, 2011; asimismo Pensabene y Sfameni, 2014. Sobre la polemica vinculacion del complejo de Carranque con el circulo de poder teodosiano propuesta por D. Fernandez-Galiano y fuertemente rebatida, remitimos a la bibliografia citada en la nota 6. La decoracion marmorea de este edificio ha sido objeto de especial atencion en los ultimos anos. Veanse principalmente Garcia-Entero y Vidal, 2007 y 2012.

(6) Tambien cf. Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3.

(7) Se trata de varias piezas y fragmentos de piezas documentados durante las intervenciones llevadas a cabo entre 1988 y 2003; este material escultorico esta siendo estudiado por S. Vidal Alvarez.

(8) A pesar de una primera interpretacion de la inscripcion como coranica (Lopez Lancha, 2001), recientemente se ha propuesto una nueva lectura segun la cual la inscripcion aludiria a la propiedad de los materiales lapideos del edificio palacial para su expolio en epoca andalusi (Rodriguez Morales y Viguera, 2014).

(9) "... Hay una ermita que se intitula Santa Maria de Batres, al Oriente una legua desta villa, junto al rio de Guadarrama desta parte, donde no hay mas que una capilla de boveda de piedra y ladrillo, que es muy antigua, dicese haber sido monasterio y abadia de templarios y lo demas de la dicha iglesia esta puesto por el suelo, esta ermita tiene termino de algunas tierras que comienzan desta parte del dicho rio y pasa de la otra parte, y esta anexado al monasterio de monjas de la villa de Grinon ..." (Vinas Mey y Paz, 1951-1963: 237).

(10) Para esta cifra se han contabilizado exclusivamente los bordes. El estudio ahora presentado se ha realizado de forma conjunta con los materiales ceramicos asociados a la fase emiral del yacimiento. Buena parte del material ceramico de los rellenos estudiados no presentan rasgos morfologicos que nos permitan determinar con certeza su pertenencia a un horizonte tardoantiguo o emiral. Por motivos de espacio presentamos aqui unicamente los contextos ceramicos tardoantiguos; los contextos emirales han sido publicados en Garcia-Entero et al., 2017.

(11) Cf. Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3.

(12) Fernandez Ochoa, C.; Garcia-Entero, V.; Pena, Y.; Zarco, E. y Elvira, A. (2013): El complejo productivo de la villa romana de Carranque (Toledo). Memoria inedita depositada en la Consejeria de Educacion, Cultura y Deportes de la junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Toledo. La identificacion de los grupos ceramicos del yacimiento se ha realizado a partir de la revision y estudio de todos los contextos estratigraficos excavados por nuestro equipo. El lector observara que no se alude ahora a alguno de los grupos tecnologicos que fueron detectados en el area del torcularium -A4, A5 y A7- dado que no han sido localizados en los contextos ceramicos ahora analizados.

(13) Junto con estos grupos ceramicos se han localizado tambien fragmentos muy rodados de producciones de mesa de cronologia altoimperial, tanto TS indeterminada, como TSH y fragmentos de ceramicas pintadas tipo Meseta Sur. Estos fragmentos ceramicos han sido englobados en la categoria de "materiales residuales" expresada en la Fig. 5. Queremos apuntar que junto con la ceramica presente en todas las UUEE y que constituye el objeto de este estudio, formaron tambien parte del registro arqueologico de las UUEE 10312, 10658, 10205, 10317, 10319/10321, 10324 10740 y 10784 restos faunisticos. Asimismo, en las UUEE 10312, 10205, 10317, 10319/10321, 10324 y 10784 se hallaron fragmentos varios de marmora procedentes del desmantelamiento de la decoracion del edificio palacial. En las UUEE 10658, 10205, 10317, 10319/10321 y 10324 se recuperaron fragmentos informes de hierro, siendo posible identificar clavos en las UUEE 10205 y 10319/10321. En las UUEE 10205 y 10317 hay ademas elementos informes de bronce; en esta ultima tambien un fragmento de plomo. Escorias de metal o vidrio estan presentes en las UUEE 10312, 10205 y 10319/10321 y fragmentos informes de vidrio cuyas formas, dado el estado de fragmentacion, no pueden ser determinadas, estan presentes en las UUEE 10205, 10317 y 10319/10321.

(14) Para la cuantificacion de los fragmentos de cada uno de los grupos identificados dentro de cada UE cf. Fig. 5.

(15) El estudio de los materiales ceramicos se ha realizado a traves del analisis macroscopico. Queda pendiente la caracterizacion arqueometrica de las pastas para esclarecer detalles sobre el origen de la materia prima y los metodos de produccion.

(16) Este porcentaje se ha establecido exclusivamente a partir del estudio del material que presentaba evidencias tecnologicas claras, asumiendo la gran dificultad de detectar el uso del torno lento ya expresada con claridad por S. Gutierrez Lloret (1996: 16-18).

(17) Segun este autor, la ceramica a torneta ira implantandose en los yacimientos rurales del centro peninsular a partir de mediados del s. VI. A partir de finales del s. VI y a lo largo del VII la ceramica hallada en estos enclaves esta, siempre segun Vigil-Escalera (1999, 2003, 2007b, 2009b y 2015), realizada mayoritariamente a torneta/mano.

(18) Esta decoracion en el fondo de la pieza es tipica de platos Hayes 59, 61 y 67. Este tipo de roseta no aparece con anterioridad a la segunda mitad del s. IV d. C. (Hayes, 1972). Queremos agradecer a A. Fernandez sus comentarios sobre las piezas de TSA.

(19) Fernandez Ochoa et al., op. cit. n. 9. Las ceramicas mas tardias detectadas en el estudio realizado en este sector del yacimiento se datan a finales del s. IV d. C.

(20) Cf. Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3.

(21) Ocupando por completo la exedra norte de la sala tetralobulada--P1019--, se halla un enterramiento sellado por una losa de yeso, localizado en las intervenciones antiguas y excavado en 2009. Se trata de una inhumacion individual en posicion primaria decubito supino, en direccion o-e, que presenta, como ajuar, una botella de ceramica localizada en el angulo no del enterramiento, a la altura de la cabeza del difunto. El estado de conservacion de los restos oseos era pesimo, lo que ha impedido tomar una muestra para la realizacion de analisis radiocarbonicos. Cf. tambien Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3.

(22) Sobre las posibles interpretaciones rituales de estas piezas de ceramica, habituales como ajuar en las necropolis de epoca tardoantigua en la peninsula Iberica, remitimos a los trabajos de Fuentes, 1989; Carmona, 1998; Florchinger, 1998; Roman, 2007 y Gimeno y Sastre, 2009.

(23) Localizada en el lateral occidental del patio (P1008), la tumba fue identificada y excavada en 2010. Con orientacion O-E, presenta, al menos, cinco inhumaciones. El relleno excavado (UE 10288) esta formado esencialmente por material constructivo, posiblemente perteneciente en origen a las sucesivas cubiertas que tuvo la estructura. Tambien se documentan restos de madera que pudieron haber pertenecido al ataud de alguna de las inhumaciones realizadas en esta

(24) Se han realizado analisis radiocarbonicos a los restos oseos de las unidades 10650 (ultimo individuo inhumado) y 10652 (correspondiente a los restos de uno de los individuos localizados en la reduccion). Los analisis se han llevado a cabo en el laboratorio beta AnalyticInc por M. A. Tamers y D. G. Hood referenciados a la base de datos INTCAL13. Los resultados son:

--UE 10652 (Beta-421969, hueso humano): calibratedResult (2[sigma]/95% probability): Cal AD 550-650 ([sup.14]C BP 1460 [+ o -] 30).

--UE 10650 (Beta-421970, hueso humano): calibratedResult (2[sigma]/95% probability): Cal AD 600-660 ([sup.14]C BP 1410 [+ o -] 30).

(25) En la fase IA de Melque, fechada en el s. VII avanzado, se localizan bases convexas y planas (Caballero et al., 2013), al igual que en el Horizonte I (s. VII y primer cuarto del VIII) del Tolmo de Minateda (Gutierrez et al., 2003: 134; Amoros, 2013).

(26) Como se ha apuntado lineas arriba, hemos podido documentar a traves de relacion estratigrafica en el segundo momento de la fase 2 una sucesion de fosas--UUEE 10353 y 10355--sin que los materiales del relleno de las mismas -10319/10321 y 10324 respectivamente--permitan establecer una diferencia cronologica entre ellas. A tenor del estudio ceramico realizado, podemos inferir que la colmatacion de estas fosas parece ser posterior a la de las fosas adscritas al primer momento de la Fase 2--UUEE 10205 y 10317--.

(27) Cf. n. 24.

(28) Cf. Garcia-Entero et al., op. cit. n. 3.

Leyenda: Fig. 1. Localizacion del yacimiento de Carranque (Toledo).

Leyenda: Fig. 2. Planta general del yacimiento de Carranque (Toledo).

Leyenda: Fig. 3. Fases de ocupacion detectadas en el yacimiento de Carranque (Toledo).

Leyenda: Fig. 4. Localizacion de las UUEE tardoantiguas estudiadas.

Leyenda: Fig. 6. Ceramica asociada a la UE 10205.

Leyenda: Fig. 7. Ceramica asociada a la UE 10205.

Leyenda: Fig. 8. Ceramica asociada a las UUEE 10312 y 10317.

Leyenda: Fig. 9. Ceramica asociada a la UE 10319/10321.

Leyenda: Fig. 10. Ceramica asociada a la UE 10319/10321.

Leyenda: Fig. 11. Ceramica asociada a la UE 10324.

Leyenda: Fig. 12. Ceramica asociada a las UUEE 10658, 10740 y 10784.

Leyenda: Fig. 13. Ceramica asociada a las UUEE 10226 y 10288.

Leyenda: Fig. 14. Tabla cronotipologica de los materiales analizados.
Fig. 5. Tabla con cuantificacion de los fragmentos analizados.

                         Fase 2: Habitat

            UE      UE      UE      UE      UE      UE
           10205   10312   10317   10319   10321   10324

a1          62       1      11      22      66      18
a2           0       3       1       0       0       0
a3          12       0       2       0       4       0
a4           0       0       0       0       0       0
a5           0       0       0       0       0       0
a6          184      6      22      61      237     38
a7           0       0       0       0       0       0
a8           1       1       0       0       2       2
a10          0       0       0       1       0       0
a11          9       0       0       1       5       4
residual     5       6       3       2      21       4
Total/UE    273     17      39      87      335     66

              Fase 2: Habitat       Fase 3: Necropolis

            UE      UE      UE      UE      UE     Total/
           10658   10740   10784   10226   10288   Grupo

a1           8       0       0       1       6      195
a2           0       0       0       0       0       4
a3           0       0       0       0       0       18
a4           0       0       0       0       0       0
a5           0       0       0       0       0       0
a6          24      19       0       0      12      603
a7           0       0       0       0       0       0
a8           1       0       0       0       0       7
a10          5       6       0       0       2       14
a11          0       3      10       0       1       33
residual     2       9       1       0       2       55
Total/UE    40      37      11       1      23      929
COPYRIGHT 2017 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Garcia Entero, Virginia; Pena Cervantes, Yolanda; Zarco Martinez, Eva; Aranda Gonzalez, Raul
Publication:Zephyrus
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2017
Words:10694
Previous Article:Los foros de Conimbriga y de Aeminium: comparacion y sintesis del estado de la cuestion.
Next Article:LA TESSERA LUSORIA DEL PUIG DEL CASTELL DE SAMALUS (BARCELONA): ?MAS QUE FICHAS DE JUEGO?
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters