Printer Friendly

CARLOS BEORLEGUI: Humanos. Entre lo pre-humano y los pos- o transhumano.

CARLOS BEORLEGUI: Humanos. Entre lo pre-humano y los pos- o transhumano, Santander/Madrid, Grupo de Comunicacion Loyola (Sal Terrae/UPCO), 2018, 648 pags.

Una de las caracteristicas esenciales de nuestra especie es la capacidad, y la necesidad, de preguntarse por su propia identidad. Y si, a lo largo del tiempo, tal preocupacion se ha situado, en un primer momento, en un contexto religioso (etapa teocentrica), para posteriormente en un contexto comparativo de culturas (etapa antropocentrica), tras el evolucionismo darwiniano la busqueda de la esencia de lo humano se ha tratado de solventar en el horizonte de la comparacion entre lo humano y el resto de las demas especies vivas (etapa zoocentrica o biocentrica).

Asi, si hasta no hace mucho se aceptaba el supuesto humanista de la diferencia cualitativa entre los humanos y los demas animales, se va extendiendo cada vez mas la pretension de que la especie humana tiene que diluirse entre las demas que componen la biosfera, por lo que se urge a desbancar a los humanos del pedestal de superioridad en que se habian colocado. La pretension de Carlos Beorlegui, en su nuevo libro recientemente publicado, se centra precisamente en examinar los diferentes capitulos comparativos entre humanos y demas animales (sobre todo, los grandes simios, las especies mas cercanas en el ambito evolutivo), para ver en que medida estas pretensiones anti-humanistas tienen o no consistencia.

La primera parte del libro (la mas amplia, con seis capitulos) se halla focalizada en este analisis comparativo en el ambito de la genetica, de las aportaciones de las neurociencias, de los saberes que nos aportan las vicisitudes del proceso evolutivo, y de la emergencia de la cultura humana en dicho proceso, asi como las peculiaridades de la mente humana y de nuestra estructura comportamental. Las conclusiones que Carlos Beorlegui considera se pueden sacar de estos analisis comparativos es que, aunque en el ambito genetico, neurologico y evolutivo (temas de los tres primeros capitulos) no se pueden sacar conclusiones definitivas, en la medida en que las diferencias entre humanos y demas animales solo aportan diferencias cuantitativas, no ocurre lo mismo en el ambito del analisis de la cultura, de las cualidades de nuestra mente (autoconciencia, pensamiento simbolico, lenguaje, etc.), asi como de los rasgos especificos que conforman nuestra estructura comportamental (libertad, capacidad etica y responsabilidad). Es, por tanto, en el ambito de estos tres aspectos donde se situan las bases que nos permiten seguir defendiendo, en opinion de Carlos Beorlegui, las tesis de un humanismo critico y renovado, y advertir las debilidades de las tesis de los diversos reduccionismos biologistas.

En definitiva, frente a las tesis extremas que sobre lo humano se suelen presentar y defender, considerandose a veces como las unicas existentes y alimentandose mutuamente en sus disputas (el reduccionismo naturalista y el dualismo espiritualista), la tesis antropologica que propone Carlos Beorlegui es la denominada emergentismo sistemico, que trata de conjugar en la definicion de lo humano tanto la continuidad evolutiva de nuestra especie respecto a las demas, como tambien la ruptura cualitativa o el salto emergente de un modelo nuevo de vida, la humana, consistente en una nueva estructura mental y comportamental, explicativa y posibilitadora de nuestras especificas cualidades y caracteristicas.

Resultado de estas caracteristicas especificas de lo humano es la capacidad que poseemos de ser conscientes de nuestro especifico lugar en el mundo, de habernos liberado en parte de los constrenimientos biologicos para abrirnos al ambito de la cultura, y de la capacidad de descubrir las leyes que rigen el universo, tanto en el ambito de lo fisico como de lo biologico y mental. Y no solo tenemos capacidad de descubrir las leyes que rigen los diversos ambitos de la realidad (y tambien la nuestra), sino que vamos teniendo tambien capacidad de intervenir en ella, asi como en las estructuras que conforman nuestro genoma. La extraordinaria e inquietante capacidad de las nuevas tecnologias (nanotecnologias, biotecnologias, ciencias cognitivas e Inteligencia Artificial (IA), asi como el manejo de los datos con las capacidades de las maquinas informaticas, los denominados big data) a la hora de intervenir sobre todo en el ambito de nuestra realidad corporea es lo que esta haciendo pensar a muchos intelectuales y cientificos que nos hallamos a las puertas de una nueva etapa de nuestra historia, que denominan post-humana o trans-humana, momento en el que la especie humana habria sido sobrepasada por los ciborgs y las maquinas superinteligentes.

El autor dedica los dos ultimos capitulos de su libro a reflexionar sobre los retos que estas nuevas tecnologias, sobre todo las biotecnologias y la IA, nos estan presentando. La problematica que nos plantean estas nuevas e impresionantes potencialidades humanas no solo se situan en el terreno tecnico (como es el caso de la clonacion humana o de la posibilidad de conseguir la inmortalidad), sino sobre todo en el ambito de la etica y de las consecuencias sociales y politicas. A la hora de presentar y justificar razones de peso que permitan disenar o establecer lineas rojas ante las potencialidades e inercias tecnicas, es necesario plantearse de forma rigurosa si podemos apelar a una naturaleza o esencia humana que no seria licito, desde el punto de vista etico, transgredir ni transformar, asi como quienes serian los encargados, y cual seria el modo de hacerlo, de definir los ingredientes basicos de esa supuesta naturaleza o esencia de lo humano, al mismo tiempo que la forma de evitar que sean las inercias de la mentalidad capitalista individualista las encargadas de resolver estos retos en beneficio de un libre mercado tecnologico que nos depare una sociedad mas injusta y desigual de la que ya vivimos, y en la que solo una parte de la humanidad pueda acceder a las ventajas (y riesgos, claro esta) que estas nuevas tecnologias pueden aportar a la curacion de enfermedades y al mejoramiento de lo humano (tanto en lo fisiologico como en las capacidades cognitivas y morales).

Esta compleja e insoslayable problematica es analizada por Carlos Beorlegui en los dos ultimos capitulos, sin la pretension de presentar formulas y respuestas definitivas (porque no las hay), sino mas bien resaltando la importancia y complejidad de estos retos, y la necesidad de que la opinion publica (no solo los cientificos y demas intelectuales) reflexionen sobre ellos, con una actitud que se distancie tanto de la frivolidad irresponsable como de un alarmismo incontrolado.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Sevilla, Facultad de Filosofia. Campus Ramon y Cajal
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Izarra, Teodoro
Publication:Themata. Revista de Filosofia
Date:Jan 1, 2019
Words:1151
Previous Article:ENRIQUE ANRUBIA, La soledad.
Next Article:LUISA PAZ RODRIGUEZ SUAREZ, JOSE ANGEL GARCIA LANDA (eds.): Corporalidad, Temporalidad, Afectividad. Perspectivas filosofico-antropologicas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters