Printer Friendly

Busquemos a los jilatas y a las kullakas que estan escondidos por Tarapaca. Busquemos a nuestros hermanos aymaras que estan en las aulas.

OBJETIVOS

1. Visualizar la situacion de los educandos aymaras a traves de los distintos programas educacionales implantados en la zona andina desde los tiempos coloniales hasta la actualidad.

2. Determinar las caracteristicas del espanol "aymarizado" -- andino - que afectan el desempeno de los educandos aymaras en las clases de Lenguaje y Comunicacion en la educacion media.

3. Despertar conciencia, en la comunidad educativa chilena, de la necesidad de integracion entre las culturas aymara e hispanoamericana, especialmente, en el subsector de Lenguaje y Comunicacion de Educacion Media.

Hipotesis

Para resguardar el derecho a la educacion de los escolares de origen aymara, es absolutamente necesaria la implementacion de politicas educacionales que reconozcan su diversidad cultural y la importancia de la interculturalidad aymara-hispanoamericana: el espanol "aymarizado" que hablan hoy los integrantes de la etnia aymara, impide que los educandos de esta etnia tengan un desempeno academico eficiente cuando ingresan al sistema educacional chileno.

METODOLOGIA

Se hace una revision documental cualitativa de las politicas educacionales para la etnia aymara (zona andina del extremo norte de nuestro pais). A partir de este examen, se determina el proceso de aculturacion que la afecta. Del mismo modo, se hace un registro de las caracteristicas de habla de la mencionada etnia, a partir de estudios de reconocido prestigio. Estos resultados se confrontan con el desempeno escolar deficitario de los educandos aymaras, con el fin de establecer posibles correlaciones entre competencia linguistica y desempeno academico. Dicha correlacion obliga a revisar los conceptos de diversidad, identidad e interculturalidad, con el fin de proponer modos de integrar al escolar aymara a las aulas, sobre todo a las clases de Lenguaje y Comunicacion en la educacion media.

Corpus

Busquemos a los jilatas y a las kullakas que estan escondidos por Tarapaca. Busquemos a nuestros hermanos aymaras que estan en las aulas.
   Nosotros lluq 'alias o waynas [...] (33)
   Nosotros que eramos su semilla,
   Nosotros que veniamos en su mismo rio,
   No podiamos entender el mensaje milenario de aquel anciano.
   "Quena", Pedro Humire.


Vision historica

La primera organizacion educativa, que gesto procesos de transculturacion y sometimiento en el pueblo aymara, aparece por el 1600 en la region. Se llamo "La Doctrina" y pretendia extender, entre los indigenas, la fidelidad al rey y a la teologia hispano-catolica, pero sus intentos, hasta el final de la Colonia, no fueron del todo fructiferos, al menos en lo que respecta a la ensenanza de la lengua espanola, pues persistio la tradicion oral y agrafa de la lengua aymara. Abusando de este hecho, los colonizadores promovieron la integracion pasiva de los aymaras al naciente mundo hispano, validando los documentos legales escritos en espanol para excusar la esclavitud y explotacion del indigena (Rivarola, 1986: 161). Mas tarde, a traves de la Escuela de Letras fundada en Tacna en las ultimas decadas de la Colonia, el Virreynato ensenaba la lengua espanola para "infundir el santo temor de Dios, el amor y la fidelidad al rey" (Gonzalez, 1970: 13).

Durante el siglo XIX, la escuela se dedico a difundir una "fuerte tendencia ideologica del patriotismo y el progreso" entre los andinos (Van Kessel, 1980: 334), debido a la inminente lucha por el territorio en la Guerra del Pacifico. Asi, se sembro el nacionalismo en la conciencia de la identidad cultural y etnica de los indigenas. Luego, cuando Chile se apodera de gran parte de la region altiplanica de Tarapaca, se hacen aun mas patentes estos elementos en la escuela: un avasallador discurso politico evidencia, primero, el racismo del Estado Chileno hacia el pueblo aymara, motivado por "los rasgos culturales 'primitivos', propios de las republicas peruana y boliviana, y ajenos al acervo cultural y genetico de Chile" (Ibid., 1980: 335); y, en segundo lugar, una intencion clara de culturizar "a la chilena" a las comunidades fronterizas por razones geopoliticas de seguridad nacional y economica, a traves de los programas educacionales.

Esta intencion se mantuvo y se acentuo, mucho tiempo despues, con la irrupcion del gobierno militar de 1973, pues este se preocupo de "incorporar a alumnos y habitantes de la zona al espiritu nacional" (Odeplan, 1974: 207), creando internados a los que debian ingresar los hijos de campesinos y pastores aymaras, para intensificar y prolongar la accion "chilenizadora" en ellos. La escuela de concentracion fronteriza, durante esta epoca, semeja un regimiento en que el nino aymara es formado para defender a la patria de los peligros de la frontera. Es a partir de este momento cuando nuestro idioma, el espanol, comienza a jugar un rol fundamental en el proceso de transformacion de la tradicion oral aymara. Los programas de castellano de la epoca dan cuenta de la descontextualizacion con respecto al entorno cultural andino. Gonzalez Miranda (34) afirma que la escuela rural no era mas que una escuela urbana instalada en el campo, pues los textos, los recursos pedagogicos y las actividades hablan sido planificados para los estudiantes de la ciudad. Por ejemplo, se fomentaban la comprension de lectura en lengua espanola y su correcta escritura (MEP, 1968: 80), necesidad que, por cierto, en la escuela urbana es evidente por el traspaso de informacion impersonal a traves de distintos medios, pero que en el mundo andino era practicamente inutil, pues todas las relaciones que establecian el nino y la nina aymaras con su entorno eran interpersonales, por lo tanto, hacian uso de una elocuente expresion verbal en su lengua materna (35). Las competencias comunicativas definidas en el mundo occidental por Hymes, Austin, Lomas y otros han sido siempre utilizadas - con excepcion de la lecto-escritura - por el pueblo aymara que ha interactuado y desarrollado ricamente su discurso a niveles concretos y abstractos para expresar su cosmovision, conservandola de generacion en generacion (36).

A pesar de esto, historicamente, los programas educativos no contemplaron nunca el rescate de la lengua nativa como vehiculo comunicativo, con una pedagogia intercultural bilingue. Es mas, ni siquiera se otorgaron las herramientas necesarias para que los aymaras se desenvolvieran eficazmente hablando un "castellano correcto" o espanol estandar. A esta deficiencia pedagogica hay que unir el hecho de que ya los aymaras perdieron mucho de su cultura, especialmente de su cosmovision, al traspasar ciertos conceptos y creencias de su lengua a una extrana, como lo es el espanol.

Para colmo, el profesor de esta epoca se esforzaba en aplacar todas aquellas expresiones aymaras que sus alumnos manifestaban dentro del aula, pues eran consideradas atrasos en la correcta expresion del castellano. De esta manera, el docente no era mas que una prolongacion del Ministerio de Educacion, silenciando la lengua del nino de la zona andina; convirtiendo en un murmullo su voz aymara. Ademas, para no contagiarse con las costumbres del pueblo, el Estado velaba por la comodidad y aislamiento del docente en el entorno rural: "para evitar que se confunda con el medio; buscando [paradojicamente] de esta manera la mas plena incorporacion de alumnos y habitantes de estas zonas al espiritu nacional" (Odeplan, 1976: 196 en Van Kessel, 1980: 343).

Estas alarmantes politicas educacionales se mantuvieron vigentes en la zona andina hasta 1990, cuando surge la Reforma Educacional que, sobre la base de un incremento en la inversion educativa, prometia mejorar la calidad de la educacion entregada a los ninos y ninas chilenos. Algunas mejoras apuntaron a la formacion docente mas adecuada (y, por lo tanto, con mayores posibilidades de integracion) al entorno cultural; a establecer un dialogo democratico en el aula; a aportaciones tecnologicas e infraestructura escolar; y a la creacion de microcentros de apoyo pedagogico para la adaptacion de los contenidos al mundo andino. Sin embargo, los aportes a la zona andina no fueron suficientes: en las iniciativas aparecen los Programas MECE Rural para Ensenanza Basica, mas en ningun apartado se menciona al estudiante de la zona andina que cursa la Ensenanza Media, que desea continuar sus estudios (37). Hecho que no es menor, si consideramos que los aymaras han comprendido que el derecho a la educacion es un camino para reafirmar su cultura, teniendo las mismas oportunidades que todos los chilenos, conociendo los beneficios que les traen los nuevos tiempos: "En estos dias, grupos importantes de jovenes aymaras migran hacia las zonas urbanas para incorporarse a formas de trabajo o produccion que no tienen antecedentes dentro de su cultura [...] Esta migracion no significa romper con la cultura de proveniencia, aunque si un cambio y la reelaboracion de distintos aspectos en nuevos escenarios y bajo nuevas condiciones (38)".

Hasta la fecha, la puesta en marcha de la Reforma, ha significado la instauracion de metodologias constructivistas en las aulas, y una postura relativamente mas critica de la gestion del Estado en educacion. Las paginas del Mineduc enuncian que la Escuela Rural aun esta inserta en "un sistema educacional que -pese a los principios de libertad de ensenanza y descentralizacion-, aun mantiene rasgos de verticalismo, autoritarismo, discriminacion institucionalizada en la normatividad, gestion e implementacion curricular [...] El Derecho a la educacion aun es debil en la institucionalidad y en su cumplimiento y defensa desde la perspectiva de los ninos y ninas, particularmente, de los sectores mas excluidos y especificamente indigenas." (39)

Aun con el Ministerio de Educacion al tanto del problema, no existen, en el Curriculum de Educacion Media, espacios como el MECE Rural de basica, para integrar al educando aymara en nuestras aulas. De hecho, la palabra "indigena" no aparece en las mas de quinientas cincuenta paginas de la curricula para la educacion secundaria de 1998, mientras que "aymara" tiene una sola aparicion. En contraste, la palabra "competencias" aparece treinta y siete veces, y "comunicacion" doscientas treinta y dos. Solo estos datos, en bruto, dan cuenta de la desatencion que los programas siguen teniendo hacia los aymaras que se interesan por continuar sus estudios secundarios, quienes deben, obligatoriamente, cursarlos en la jach'a marka (40), alejandose de sus tierras.

A partir del ano 2000, el gobierno ha ido haciendo un paulatino reconocimiento de las comunidades indigenas del pais, implementando, entre otras cosas, "113 escuelas focalizadas por el programa Origenes que han logrado aplicar el modelo de Educacion Intercultural Bilingue (EIB)." (41) Aunque continuan siendo todas estas de nivel basico y sin contar con que la mayoria llega hasta cuarto ano. Aun asi, de acuerdo con los nuevos lineamientos que propone el MIDEPLAN, se mejorara gradualmente la calidad de la educacion en los sectores rurales, mediante nuevas tecnologias y la interculturalidad bilingue, si asi se requiriera en la zona. Para esto, se han propuesto Politicas de Nuevo Trato hacia los pueblos indigenas para prontamente reconocerlos en la Constitucion, ratificando el Convenio 169 de la Organizacion Internacional del Trabajo, que se mantiene sin reconocimiento legislativo desde 1989; Politicas Indigenas Urbanas, pues, de acuerdo al CENSO del ano 2002, de los 48.501 aymaras (42) de Tarapaca, el 84,4% se halla en las ciudades; luego, la necesidad de una Ensenanza Media pertinente es obvia, sobre todo porque del total de aymaras, de la zona rural y urbana, el 50% son ninos y adolescentes. De acuerdo con lo anterior, podemos atrevernos a mirar con nuevos ojos las politicas educacionales que se estan configurando para el mundo aymara, ya que son parte de un plan de acercamiento e integracion que el Estado proyecta hacia las comunidades indigenas de Chile.

Caracteristicas del espanol aymarizado

Las estrategias utilizadas para el aprendizaje del espanol en los aymaras fueron ideadas por ellos mismos. En vista de la amenaza que significaba, en un principio, hablar su lengua materna frente a la cultura espanola dominante; la comunidad aymara busco -- y en muchos casos, aun busca - de manera autodidacta el aprendizaje del idioma espanol, pues, como ya se ha mencionado, las metodologias utilizadas por los maestros de Lengua fueron - y son - las mismas que se utilizaban en la ciudad. (43) Hoy en dia, aunque la situacion de represion lia menguado, el esfuerzo de los aymaras por aprender el espanol, se debe a que estan conscientes de los beneficios que les trae, a los ciudadanos chilenos, manifestarse en la lengua oficial, mas nunca en la variante del espanol con la que actuan. (44)

No es de extranarse, entonces, que los aymaras bilingues o monolingues de espanol, posean una competencia linguistica peculiar: "no se trata ya solo de un fenomeno de adstrato, sino que la continuidad historica del bilinguismo ha dado lugar, en zonas actualmente no bilingues, a variedades de castellano materno divergentes de cualquier castellano estandar, las cuales inclusive han sido tipificadas como variedades criollas o cuasi-criollas." (45) Asi es como, de una u otra forma, los aymaras han encontrado la manera de adaptar su lengua para darse a entender en el mundo hispanohablante. El problema surge, sin embargo, cuando este espanol aymarizado no permite a los jovenes aymaras presentarse en igualdad de condiciones al sistema educacional chileno. Es, por lo tanto, vital, que consideremos sus rasgos linguisticos para reivindicar el derecho a la educacion de calidad que todos los estudiantes deben tener en las aulas de Lenguaje (46).

Los rasgos de este espanol aymarizado, tambien llamado andino, han sido descritos y ejemplificados ampliamente por Rivarola, Cerron-Palomino, Escobar, y muchos otros. Los siguientes son los aspectos que mas dificultarian el desempeno de los hablantes de espanol aymarizado, en las aulas de Lenguaje y Comunicacion de nivel basico y, sobre todo, medio:

a. De naturaleza fonica:

* Confusion de vocales /i - e; u- o/: hidiondo por hediondo; cochillo por cuchillo; subreno por sobrino; noybo por nuevo.

* Omision de secuencias vocalicas: almorzo por almuerzo; laguna por "es la una"; tirra por tierra.

* Imprecision acentual: "Le dijo muerto y machucado"; pastorio por pastoreo.

* Firmeza del consonantismo, /b-w, /d -r, /g-w, /f-x: guano por bano; josjoro por fosforo.

b. De naturaleza morfologica:

* Inestabilidad del genero y del numero del sustantivo: "La puma quedo todo hidiondo"; "Encontraron muerto una persona", "Habia una vez tres cerditos muy trabajador"; "Ay lo remito la carta".

c. De naturaleza sintactica:

* Laxitud de la concordancia sintactica: "Y entonces y el condor fui a ver el zorro"; "En el camino encontraron en una apacheta muerto una persona"; "Y si no enteramos nosotros para tantos trabajos ban los alcaldes y principales ni gobernador esta seguros".

En Bolivia existe un espanol aymarizado que se correlaciona con el chileno, es mas, poseen los mismos rasgos que, los autores antes mencionados, han descrito del espanol andino; ejemplificados, en nuestro pais, por Espinosa (1998), con la actuacion linguistica de los ninos aymaras de la Comuna del General Lagos. (47) Asi, en nuestro pais vecino al igual que en el extremo norte de Chile, el espanol aymarizado posee dificultades estructurales y funcionales, debido a "la falta de estrategias metodologicas en la ensenanza de la lengua materna [aymara] y de la segunda lengua [espanol]". (48) Algunos rasgos del espanol aymarizado de Bolivia, son resumidos a continuacion:

* Omision de articulos y de preposiciones. Adjetivacion confusa: "Vaca es mamifero"; "Jueves voy venir"; "Vivo en zona tejar, cementerio, vivo en zona tejar", "Es mi hija yo voy criar"

* Confusion de vocales: / u - o, pono, ponta, orgente por puno, punta y urgente; le - i, enscribirme, descriminacion por inscribirme, discriminacion.

* Discordancia en el uso del genero: "Sera fortalecido la lengua aymara"; "Mi vida es bueno"; "Finalizada es curso preuniversitario."

* Alternancia de pronombres personales o posesivos: "A usted te voy a decir"; "Senora. g quieres comprar leche?"; "Licenciado g vas a venir?".

* Confusion en el uso de lo como pronombre personal o articulo determinante: "No lo toman interes": "No lo realice mi tarea"

* Reiteracion de palabras o frases: "Mi percepcion de mi"; "De otros sitios habran venido ... mis abuelos asi habran venido de otros sitios."

* Confusion de los tiempos verbales: "Sigue esta trabajando" "Ano pasado he comprado".

Frente a tal cantidad de anomalias en la actuacion linguistica de los habitantes de la zona andina, es necesaria la implementacion de la interculturalidad bilingue: conocer la lengua materna para aprender a diferenciarla de la segunda lengua, es decir, lograr, tanto en los hablantes de espanol andino como en los hablantes de aymara, la comprension profunda de la estructura y de la funcionalidad de su lengua "para poder hacer la transferencia de las habilidades linguisticas [escuchar, hablar, leer y escribir] al aprendizaje de la L2." (49) El espanol que hablan aymaras y quechuas es muy similar, de ahi que el siguiente ejemplo (Escobar, 2000:134) - en donde una mujer quechua, hablante de espanol andino, explica por que usa anteojos - nos sirva para resumir la actuacion del hablante aymara:

"No se / porque no se / desde [que] mi [me he] nacido dice que cuando estuve chiquita / no se / dice que me habia pateado el gallo y de ahi no mas me frote / entonces mi mama me habia echado el limon en los dos lados / ... con eso rojo asi habia vuelto mi ojo / entonces yo tambien frotado / como nadies me controlaban / y seguramente me habran dejado / como sera / entonces yo me frote frote / y mi gustaria tambien t se entro adentro / crecio adentro / entonces y lagrimas ya tambien botaba y el sol no veia." (50)

En resumidas cuentas, la actuacion de los hablantes de espanol aymarizado, o andino, es confusa, ambigua y limitada. Las competencias comunicativas que poseian se han perdido en la transcripcion de su lengua a la nuestra. Asi, las que poseen hoy, ya siendo hablantes de esta variedad del espanol, son muy restringidas y avizoran el fracaso escolar si no se toma conciencia de que los educandos provenientes de la zona andina tropiezan linguisticamente con la cultura urbana, hablante de espanol estandar de Chile.

Para Grebe (1986: 43) el castellano hablado por los aymaras de esta zona, varia segun su localizacion: "Son monolingues de castellano los pueblos cordilleranos (costinos), quienes hace tiempo perdieron la lengua aymara. Solo algunas personas de edad avanzada pueden hablarla o comprenderla un poco [...] Solo hay bilinguismo en el altiplano, pero con notorio predominio del castellano": el reconocimiento linguistico y cultural de la etnia aymara, en las aulas de la ciudad, es un derecho que la comunidad educativa chilena historicamente ha transgredido. Hoy quizas sea demasiado tarde para el rescate de una lengua que, con el advenimiento del espanol, solo se hace oir, mustia, en el silencio altiplanico.

Es el predominio del espanol, en la actuacion linguistica de los jovenes aymaras, y el hecho de que este idioma sea ya su lengua materna, lo que los hace, muchas veces, tener la capacidad de hablar adecuadamente: "En algunos casos puede llegar a ser tan fluido como el de un hispanohablante nativo, pero siempre marcado por algunas desviaciones en la pronunciacion y en la estructura gramatical." (51) Esto, sin duda, debido a la mala ensenanza que se les ha otorgado: "Algunas de estas desviaciones estan motivadas por interferencia del aymara, en tanto que otras reflejan simple falta de conocimiento y dominio de la estructura fonologica y gramatical del castellano." (52)

La falta de conocimiento y dominio de ambos idiomas, como consecuencia de los estragos causados a la cultura aymara, es un descuido que debemos remediar a la brevedad, como profesores de Lenguaje y Comunicacion, y como miembros de un sistema educacional que pretende reconocer a los educandos en su diversidad etnica y linguistica, a fin de otorgarles la igualdad de derechos, en pos de un desarrollo integral.

Vision del aymara en el liceo

La educacion media en la ciudad constituye uno de los ambientes de interaccion mas importantes y complejos en la vida de los educandos. Para los estudiantes aymaras el liceo es mucho mas dificil, pues el ambiente urbano, los prejuicios y la discriminacion negativa de quienes los rodean, se suman al hecho de que el liceo tiene un curriculum dirigido a estudiantes citadinos, que son entendedores de las nuevas tecnologias y que poseen metas semejantes. De esta manera, los jovenes aymaras retraen su personalidad y los rasgos de su cultura que los hacen promotores de la diversidad en las aulas.

Es evidente, ademas, que poseen este espanol peculiar, que debilita el rendimiento en las asignaturas, sobre todo en las clases de Lenguaje y Comunicacion. Asignatura que, segun las Orientaciones Didacticas Generales de los Planes y Programas del subsector, busca el desarrollo de competencias comunicativas en los estudiantes que poseen una actuacion en espanol estandar de Chile. Competencia linguistica que, seguramente, los jovenes aymaras no dominan, por lo que se presentan en franca desventaja ante el sistema educacional chileno. Ante este obstaculo, ?como debemos, los profesores de Lenguaje y Comunicacion, enfrentar la situacion linguistica de nuestros educandos aymaras en el liceo?

Dice Carlos Lomas: "El caudal de conocimientos linguisticos, literarios y didacticos adquirido a lo largo de anos de estudio y de ensenanza constituye un capital profesional de enorme valor que debe animarnos a abrir nuestras miradas a otras formas de entender el estudio de la lengua y de los usos comunicativos de las personas." (53) Por lo tanto, debemos fomentar el desarrollo de la competencia comunicativa de los educandos aymaras. Lo que requiere, no solo ensenarles un saber acerca de la lengua, sino, por sobre todo, de un saber hacer cosas con ella: "saber hablar, saber escuchar, saber escribir, saber leer, saber entender." (54) Meta que, por cierto, sera imposible si primero no cambiamos el enfoque homogeneizador de la antigua clase de castellano por el enfoque diversificador e integrador que deben tener las nuevas aulas de Lenguaje y Comunicacion.

"En el ambito escolar es importante que se reconozcan las situaciones de contacto linguistico y cultural, que no se las niegue, que se trabaje a partir de ellas y con ellas. La escuela debe impulsar y valorar el conocimiento de lenguas, desde las mas reconocidas culturalmente hasta las menos, cada una de ellas cumple un rol comunicativo y encierra un patrimonio cultural." (55) Debemos procurar que el espanol aymarizado, como interlengua para trabajar en el aula, sea permeable, dinamico y sistematico; evitando que esta debil competencia linguistica se estanque y fosilice, manteniendo sus singulares rasgos. Para cumplir con esto, la didactica de la lengua y la literatura, plantea la valorizacion del error como instancia para la reflexion y el aprendizaje: las estrategias linguisticas que ensayan los jovenes para llenar los vacios del idioma espanol, pueden ser utiles para trabajar en una competencia linguistica mas completa; y, como se senala al comienzo de este parrafo, la necesaria conexion linguistico-cultural, apreciando el valor sociocultural que conlleva el aprendizaje de una lengua: "Tanto la lengua como la cultura son elementos vivos de nuestro entorno" (Mendoza et al., 1996: 74). !Y cuantas otras formas se aprestan para hacer existir a los educandos aymaras en nuestras aulas!

Es tan necesario que nuestros paises vecinos, Bolivia, Argentina y Peru, estan gestando cambios curriculares significativos que integren definitivamente a los jovenes que habitan en zonas de contacto linguistico. En Chile falta, sin lugar a dudas, mucho camino por recorrer, sin embargo, las condiciones adversas, en que se entregaba la educacion rural, se han reducido en gran medida. El planteamiento de nuevas metas en la zona andina, y para los educandos que de alli provienen, depende fundamentalmente de las decisiones que los profesores, avalados por el sistema educacional, debemos tomar; conociendo la situacion actual de los educandos aymaras, comprometiendonos con ellos, con su identidad y con su historia. Mas concretamente, no es novedad que en la primera region se acreditan los mas bajos resultados en la prueba Simce de Lenguaje y Comunicacion; y, durante anos, las escuelas andinas han sido parte de estos, encontrandose dentro de los puntajes mas insatisfactorios del pais. Con el SIMCE 2006, el Mineduc realizara un analisis apuntando a determinar las competencias que tengan los estudiantes en cada area y seran clasificados en nivel avanzado, intermedio o inicial. Frente a esta nueva realidad, se hace indispensable el compromiso de los docentes de Lengua, de fomentar el desarrollo de competencias comunicativas en nuestra area de Lenguaje y Comunicacion, pues, de no ser asi, contribuiremos a aumentar la brecha que existe entre los educandos aymaras y los de la urbe.

Por ultimo, no hablemos de una inclusion (56) de los estudiantes aymaras, como si nunca hubiesen estado en el liceo. Hablemos de un reconocimiento de la cultura, porque esta presente tanto en el liceo - con los ninos y ninas hablantes de espanol aymarizado- como en nuestras costumbres, en nuestra lengua oficial: guagua, china, pampa, puquio, chuno, poroto, choclo, coca, palta, totora, cancha, condor, puma, Ilama, y en nuestra cotidiana informalidad: challa, luca, yapa, pucho. (57) (Buesa, 1992:191). Los aymaras y su lengua estan en el inconciente colectivo nortino, chileno. Las expresiones que heredamos de ellos, las anatas (58) a la virgen y a la tierra; su lengua perdida, son las reminiscencias de esta cultura que sobrevive a los pachakuti, (59) integrandose y cambiando, para resistir el paso del tiempo que, antes de la llegada del espanol, existia como totalidad, como abundancia, como la espera de lo que deparara la tierra, la Pacha.

CONCLUSIONES

Desde antes de ser una nacion, se practicaban politicas educacionales inapropiadas en la zona andina. Estas han dejado, como consecuencia, el extravio cultural de miles de aymaras chilenos. A raiz de esto, se han configurado rasgos del espanol aymarizado en los educandos, que dificultan su desempeno academico, principalmente en el area de Lenguaje y Comunicacion.

Los estudiantes aymaras presentan limitaciones linguisticas en su espanol "aymarizado" que los vuelve seres opacos en el aula. Por lo tanto, se hace necesaria la identificacion de su diversidad cultural y linguistica, desde las politicas educacionales, que ya han ido reconociendo a las comunidades indigenas de Chile, e implementando un nuevo trato hacia ellas. Al parecer, las nuevas politicas que se manifiestan en el discurso gubernamental indican que el reconocimiento de los pueblos indigenas y la interculturalidad no son inalcanzables. Por consiguiente, los Planes y Programas de Lenguaje y Comunicacion para la Educacion Media, deben reflejar la existencia de nuestros educandos aymaras en el liceo, explicitandola en las Orientaciones Didacticas Generales, Objetivos Fundamentales Transversales y en los Contenidos Minimos Obligatorios.

Esperando, por supuesto, que esto trascienda a todo el Curriculum de Educacion Media. Sin embargo, el actor mas significativo de esta nueva perspectiva intercultural, seremos los docentes: la busqueda del desarrollo integral de todos nuestros educandos lo lograremos creando espacios interculturales, de reconocimiento mutuo y de comprension de la diversidad individual y cultural. Es, por lo tanto, esencialmente necesario reflejar los planes de integracion educacional en una capacitacion intercultural para los docentes de educacion media que reciben en los liceos de la ciudad a los estudiantes aymaras. Todo para que, por fin, despues de cinco siglos de estar al margen de una educacion de calidad, nuestros educandos aymaras brillen por su presencia en las aulas chilenas.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

* Arellano, Jose. "La Reforma Educacional Chilena" en Revista de la CEPAL no 73, 2001, pp. 83-94.

* Buesa, Tomas. "Indoamericanismos Lexicos" en Historia y presente del espanol de America, 1992, pp. 169-200.

* Coello, Carlos. "Origen, motivacion y creacion lexica de los bolivianismos", en Matus Olivier, Alfredo (coord.) La dimension lexica y el problema de las zonas dialectales. II Congreso Internacional de la Lengua Espanola, Valladolid, Espana, 2001. [en linea] Centro Virtual Cervantes [c] Instituto Cervantes, 2007.

* <http://cvc.cervantes.es/obref/congresos/valladolid/ponencias/ unidad_diversidad_del_espanol/2_el_espanol_de_america/coello_c.htm Cruz, Nicolas. SERGIO GONZALEZ MIRANDA Chilenizando a Tunupa. La escuela publica en el Tarapaca Andino 1880-1990. Historia (Santiago), ago. 2003, vol.36, p.466-469. ISSN 0717-7194.

* Escobar, Anna Maria. Contacto social y linguistico: El espanol en contacto con el quechua en el Peru [en linea] Peru: Pontificia Universidad Catolica del Peru. PUCP, 2000.

* <http://www.comunidadandina.org_/bda/docs/PE-LA-0002.pdf>

* Espinosa, Victoria. El espanol hablado por ninos aymaras chilenos. Lit. linguist. [en linea]. 2003, no.14, p.159-171.

* <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext& pid=S07168112003001400010&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0716-5811>

* Grebe, Maria Ester. "Algunos paralelismos en los sistemas de creencias mapuche: los espiritus del agua y la montana". Boletin Museo Regional de la Araucania, No 3, 1988, pp. 71-78.

* Gonzalez, M. La escuela peruana en Tacna, 1793-1907. Talleres Graficos Moreno. Lima: 1970

* Gonzalez, Sergio. Chilenizando a Tunupa. La escuela publica en el Tarapaca andino 1880-1990, Chile, DIBAM, 2002

* Lajo, Javier. Qhapaq Nan ... mas alla de la civilizacion. Grano de Arena. Peru, 2002.

* Lomas, Carlos. "La Educacion Linguistica y el Aprendizaje de la Comunicacion", en Destrezas Comunicativas en la Lengua Espanola, no1, 2001, pag. 26.

* Lucas, Marcela. "Considerar el contacto de lenguas favorece un buen aprendizaje" en Martinez, Angelita (coord.) Hacia una didactica integradora. V Jornadas de la Lengua Espanola, "Lenguas en contacto: lengua materna, segundas lenguas y lenguas extranjeras" [en linea] Argentina: Universidad del Salvador, 2002.

* < http://www.salvador.edu.ar/vrid/publicaciones/revista/lucas.htm>

* Ministerio de Educacion Publica. "Programas de Ensenanza General Basica", en Revista de la Educacion, no 12, 1968, Chile: MEP.

* Mendoza, Antonio; Lopez, Amando y Marcos, Eloy. Didactica de la lengua para la ensenanza primaria y secundaria, Madrid, Akal, 1996.

* Ministerio de Educacion. Educacion Intercultural Bilingue [en linea]. Chile: MINEDUC, 2006.

* <http://www.mineduc.cl/index.php?id_seccion=643&id_portal=28& id_contenido=449>

* Ministerio de Educacion. Nuestro compromiso con la diversidad [en linea]. Chile: MINEDUC, 2006.

* < www.mineduc.cl/biblio/documento/200508261746110.politica-1.pdf>

* Oficina de Planificacion Nacional. Primer Plan Nacional Indicativo de Desarrollo, 1975-1980. Chile: ODEPLAN, 1974.

* Ministerio de Planificacion y Cooperacion. Plan regional de la infancia y la adolescencia. I Region Tarapaca. Chile: MIDEPLAN, 1996.

* Ministerio de Planificacion y Cooperacion. "El mundo rural: desigualdades interregionales e intrarregionales" en Documentos sociales, no 55, 1996, Chile: MIDEPLAN.

* Ministerio de Planificacion. Programa Origenes [en linea]. Chile: MIDEPLAN, 2006

* <www.origenes.cl/images/descargas/Memoria/1.pdf>

* Podesta, Juan y Patricio Arriaza (compiladores). Educacion y saber andino. Sistematizacion de experiencias institucionales. El Jote Errante, Chile, 1991.

* Rivarola, Jose Luis. "Bilinguismo historico y espanol andino" en Actas del IX Congreso de la Asociacion Internacional de Hispanistas [PDF] Frankfurt del Mena: Vervuert, 1986, pp. 153-163.

* <http://cvc.cervantes.es/obref/aih/pdf/09/aih_09_1014.pdf>

* Salas, Adalberto. "El Aymara" [en linea]. Chile: ONG Comunidad Ser Indigena, 2007. <www.serindigena.cl/territorios/recursos/biblioteca/monografias/ lenguas/monografia_lenguas_aymara.htm>

* Silva, Maritza. "La necesidad de la ensenanza del aymara en el area urbana. Las dificultades en el aprendizaje del aymara en la educacion superior de la ciudad de El Alto", en Seminario Taller Nacional: Lenguas andinas y su ensenanza en contextos urbanos [PDF] Bolivia: Universidad Mayor de San Simon, 2005, pp. 55-64.

* Van Kessel, Johannes. Holocausto al Progreso: Los Aymaras de Tarapaca. Amsterdam, CEDLA, 1980.

Ruth Olmos Pizarro

Universidad Arturo Prat

rolmosp@gmail.com
COPYRIGHT 2008 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Olmos Pizarro, Ruth
Publication:Cyber Humanitatis
Date:Jan 1, 2008
Words:5582
Previous Article:Curriculo pedagogico intercultural para el reconocimiento de las culturas andinas en la ensenanza media de zonas de contacto.
Next Article:Perspectiva para un dialogo entre las reflexiones linguisticas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters