Printer Friendly

Buda historico y buda legendario. Tradiciones hagiograficas de Siddhartha Gautama.

Historical Buddha and Legendary Buddha. Hagiographical Traditions of Siddhartha Gautama

Las leyendas y las hagiografias se nutren tanto de la devocion a la ensenanza como de la pasion por contar y escuchar historias. Cuando se viven e impregnan de significacion lo cotidiano, cuando desencadenan una transformacion personal, las leyendas encarnan, como ningun otro genero, el trasiego entre la literatura y la vida. Ellas reinventan lo ordinario y la experiencia del mundo adquiere una nueva luz. Su impronta no es la del producto (artistico o religioso) sino la del acontecimiento; su ambito, la imaginacion de los que en ella se recrean.

Como en cualquier leyenda que se precie, no es posible el informe exhaustivo de todas las ramificaciones que ha experimentado la leyenda de Buda. Algunas de ellas se han perdido para siempre; otras, se han transformado hasta ser irreconocibles. No obstante, gracias a la plural fabulacion genealogica de las historias, es posible la historia singular. Y sobre el trasfondo de una imaginacion mitica y colectiva, los eruditos han perfilado fuentes y filiaciones, influencias y distorsiones. Y no han faltado mapas de sus diferentes recorridos. (1)

Etienne Lamotte distinguio, en su clasica monografia sobre la historia del budismo, cinco fases en la evolucion de la leyenda: (2) i) la incorporacion de fragmentos biograficos en los nikaya, es decir, en las cinco colecciones de textos que constituyen el Suttapitaka del canon pali: Dighanikaya, Majjhimanikaya, Samyuttanikaya, Anguttaranikaya y Khuddakanikaya; (3) ii) las biografias parciales o completas incluidas en los codigos monasticos de conducta (vinaya); iii) las hagiografias independientes, aunque incompletas, compuestas por diferentes escuelas a principios de nuestra era, en las que incluye el Mahavastu y el Lalitavistara; iv) las vidas completas (desde el descenso del paraiso Tusita hasta los funerales de Sakyamuni), escritas por contemporaneos del rey Kaniska, entre las que destaca el Buddhacarita de Asvaghosa, conservado en sanscrito y tibetano; a esta hay que anadir otras dos que solo se conservan en chino, una compuesta por Samgharaksa a en Gandhara y otra de autor desconocido; y, por ultimo, v) las compilaciones cingalesas, que transmitieron los textos pali que contenian los fragmentos mas antiguos de la vida del maestro. El Mahavagga del Suttanipata contiene algunos sutta que relatan el encuentro con Bimbisara, la batalla con Mara y la profecia de Asita. Lamotte se inclina a ver estos fragmentos como adaptaciones pali de fuentes del norte, probablemente de las vidas escritas en sanscrito. En esta fase se incluye en Nidanakatha, que sirve de introduccion a las jataka pali y el comentario al Buddhavamsa de Buddhadatta, que recoge los hechos de los veinte primeros anos de ministerio de Sakyamuni.

Lamotte sigue aqui a su maestro, Louis de la Vallee Poussin. En el estudio de los origenes del budismo, cuando se comparan las fuentes del norte de India (generalmente en sanscrito) con las del sur (en pali), se suelen considerar los textos pali, aparentemente mas arcaicos y mejor documentados, como las fuentes originales. La Vallee Poussin advirtio, hace ya casi un siglo, de este error comun:
   Lejos de darnos la clave del origen del budismo y permitirnos
   entender su evolucion historica, el examen de las cronicas del
   canon pali unicamente nos informa de una de las escuelas del sur.
   Ademas, estas cronicas solo tienen valor para una epoca
   relativamente tardia en la historia del budismo. Describir los
   avatares de la comunidad, la constitucion de la sangha, la
   formacion de las escrituras y la vida del maestro de acuerdo con
   documentos que datan del siglo primero al siglo cuarto de nuestra
   era es una empresa disparatada. Consagrado por la fe y la piedad,
   orgulloso de la regularidad y de su cuidadosa labor, el canon pali
   se jacta de una autenticidad poco probable. Como si fueran monjes
   de ingenua piedad y faltos de sentido critico, los investigadores
   occidentales se han creido esta autenticidad. (4)


Mahavastu

En el Mahavastu (La gran gesta) se han depositado relatos, fabulas, leyendas, hagiografias y testimonios budistas durante mas de quinientos anos. Los especialistas situan el inicio de su composicion en el siglo II antes de nuestra era y su cierre en el siglo IV de la era comun. Los episodios se narran en prosa y verso, con diferentes estilos y redactados en el llamado sanscrito budista hibrido (una derivacion del sanscrito clasico). El nucleo de la obra es antiguo y, aunque encontramos ideas como la naturaleza ilusoria del mundo, no aparecen algunos de los grandes temas del mahayana. Los materiales fueron organizados de acuerdo con ciertos criterios narrativos, aunque estos a veces no resultan del todo claros. Dado que la obra abarca un periodo tan extenso, sus autores y compiladores han debido ser numerosos. Carece de sentido, por lo tanto, hablar de una unidad estilistica o doctrinal. Lo primero es obvio debido a su naturaleza enciclopedica; lo segundo porque, aunque con frecuencia se ha dicho que la obra fue compuesta por los lokotta ra vadin (una subescuela del mahasamghika mencionada al principio de ella), es muy probable que en su redaccion hayan intervenido otras escuelas. Los lokottaravadin produjeron un cisma en la comunidad budista al sostener que el cuerpo del Buda no era real sino que tenia un caracter supramundano (lokottara) y que lo que veian sus contemporaneos no era mas que una ilusion o aparicion. Pero esa idea se menciona de paso en dos o tres pasajes y no es en absoluto representativa del contenido doctrinal (si es posible precisar alguno) de la obra. El Mahavastu incorpora ademas numerosas jataka y avadana, historias en si mismas, como fragmentos pseudobiograficos de las vidas anteriores de Sakyamuni.

A pesar de su caracter enciclopedico, los compiladores dotaron a la obra de cierta estructura y coherencia internas. Como senala Winternitz, coincide con el Nidanakatha en disponer la vida del buda en tres secciones. La primera se inicia en tiempos del Buda Dipamkara y narra sus vidas previas. La segunda se ocupa de la estancia en el paraiso Tusita, donde el bodhisattva decide renacer en el vientre de la reina Maya, el milagro de su nacimiento, su escapada de palacio, su batalla por el despertar y su victoria sobre Mara bajo el arbol de Gaya. La tercera se ocupa de las primeras conversiones, la creacion de la comunidad monastica y la difusion de la doctrina. (5)

La edicion de la obra sanscrita la realizo Emile Senart para la Societe Asiatique de Paris, entre 1882 y 1897. A pesar de que el propio Senart desaconsejo su traduccion dado el estado del manuscrito, ello no desanimo a J. J. Jones, que acometio la tarea por encargo de la Pali Text Society. Fue publicada en Londres en tres volumenes, entre 1949 y 1956. En el prefacio a su traduccion inglesa, Jones aclara que muchas de las lagunas del manuscrito pueden corregirse cotejando los episodios correspondientes preservados en pali.

La impresion general es que los compiladores decidieron incorporar al texto todos aquellos materiales que consideraron importantes para la difusion de la leyenda de Sakyamuni. Hay cierto paralelismo entre el Mahavastu y los episodios biograficos del Mahavagga del vinaya pali, aunque en el primero destaca lo narrativo sobre lo instructivo. Algunas jataka del Mahavastu tienen su equivalente en el canon pali, mientras que otras proceden de cuentos populares indios. Encontramos tambien narraciones morales, llamados avadana, que fomentan la instruccion y devocion de los laicos, que se interesan en las consecuencias efectivas del karma y evitan las cuestiones tecnicas o doctrinales. Segun algunos investigadores, este genero de historias es una creacion del sarvastivada, una de las dieciocho escuelas del budismo nikaya. Algunos episodios del Mahavastu se narran en prosa y a continuacion en verso; otros se versionan repetidamente en diferentes partes de la obra y en ocasiones uno detras de otro. El nacimiento de Siddhartha aparece cinco veces, relacionado con diversos acontecimientos de la narracion. Esta diversidad de versiones confirma las diferentes fases que experimento la composicion de la obra.

El texto tiene una excepcional importancia, recoge baladas y tradiciones orales, quiza las mas antiguas, sobre algunos episodios clasicos de la leyenda (como la escapada de palacio o la primera instruccion en Benares), asi como algunas joyas de la literatura popular india que de otro modo se hubieran perdido. Mas de la mitad del texto son jataka cuyo estilo recuerda al de los purana. A pesar de ser la mas antigua de las grandes leyendas, la narracion muestra esa predileccion tan caracteristica del mahayana (y que comparte la literatura puranica) por los duendes y los espiritus, por las ilusiones magicas y el caracter aparente e irreal del mundo. Sobre todo en lo referente al nacimiento de los budas y los bodhisattva, que no son engendrados por sus padres, sino que aparecen en el mundo por su propio poder y llevados por el proposito de rescatar a los seres de la ignorancia.

Buddhacarita

El Buddhacarita (Hechos del Buda) es un poema epico compuesto en metrica kavya que cuenta la vida de Sakyamuni desde su nacimiento hasta el reparto de sus reliquias. De sus veintiocho capitulos solo los catorce primeros se conservan en sanscrito, mientras que el resto se encuentra en traducciones chinas y tibetanas. La edicion clasica del texto sanscrito, junto con la traduccion al ingles de la obra, incluidos los capitulos en tibetano, se debe a E. H. Johnston. (6) Recientemente, Patrick Olivelle nos ha ofrecido una nueva traduccion, esta vez en verso, que trata de reproducir en ingles la lirica original. (7)

La obra se atribuye al celebre poeta y dramaturgo Asvaghos a, asociado a la corte del rey Kaniska, lo que nos permite situarla en torno al siglo II. Asvaghosa es tambien autor de otro largo poema titulado Saudarananda (El apuesto Nanda), donde se narra la conversion de Nanda, hermanastro de Siddhartha, y de una obra de teatro, Sariputrakarana, que escenifica la entrada de Sariputra y Maudgalyayana en la comunidad monastica. Segun la tradicion, Asvaghosa, nacido en Saketa (Ayodhya), fue un brahman que se convirtio al budismo. Sus trabajos muestran un profundo conocimiento de la literatura, el ritual, la mitologia y la filosofia brahmanicas. Presumiblemente debio conocer las Leyes de Manu (Manavadharma-sastra, ca. siglo II), como apunta Patrick Olivelle, pues en uno de los episodios de la obra, uno de los consejeros del rey sigue de cerca este tratado en su exposicion de las etapas de la vida. A esto hay que anadir que el poema hace uso del termino moksa en el sentido tecnico dado por Manu: "renunciante errante y mendicante", en lugar del sentido clasico de "liberacion". (8)

Asvaghosa vivio en un periodo dominado por la dinastia kusana, de origen turco que, procedentes de Bactria, habian conquistado el noroeste y norte de India. Los extranjeros se hicieron partidarios del budismo y financiaron sus instituciones, lo que suponia un desafio a las concepciones brahmanicas de la sociedad, como habia ocurrido en el pasado con Asoka, el gran emperador maurya. Recientemente algunos investigadores han considerado que el auge de algunas epicas brahmanicas fue la respuesta a este dominio "extranjero". El Buddhacarita supo ne un episodio mas de dicha contienda, el Buda es aqui la forma visible del dharma, mientras que en las epicas Rama era un rey dharmico (dharmika) y Yudhisthira, el hijo o la encarnacion del dharma. (9)

En el poema de Asvaghosa, Siddhartha desafia la ancestral sabiduria brahmanica coronandola y llevandola a su consumacion. Es importante notar que no se le presenta como un heterodoxo, sino como aquel que ha logrado el cumplimiento de las mas elevadas aspiraciones de una tradicion milenaria. Buda ensena el sad-dharma, el mas excelso de los dharmas, que no es enemigo de los antiguos caminos del espiritu sino que supone su cumplimiento mas perfecto y acabado.

Lalitavistara

La obra narra en prosa y verso sanscrito la vida de Gautama Buda desde su estancia en el paraiso Tusita hasta la primera ensenanza en el Parque de los Ciervos de Benares. Anonimo y de fecha incierta, los expertos consideran que el texto, tal y como nos ha llegado, fue concluido en torno del siglo IV. Edward J. Thomas lo asocia a la escuela sarvastivada, (10) aunque es probable que sus fuentes fueran tradiciones mas antiguas como el Mahavastu. Mediante la insercion de algunos fragmentos, la tradicion mahayana se apropiaria del original sarvastivada, y la obra acabaria formando parte de los vaipulya-sutra o sutras extensos del mahayana. (11) El texto fue posiblemente conocido por los artistas de Borobudur (siglo IX), que esculpieron relieves de algunos de los episodios de la obra; sin embargo, es probable que los artistas trabajaran a partir de tradiciones orales.

El titulo hace referencia al juego entretenido, el ejercicio deportivo y la elegancia (lalita), asi como a la exposicion detallada (vistara). La narracion se mueve en tres niveles. El Buda como ser inmutable y universal, eterno y liberado desde el comienzo de los tiempos; el Buda como ser en evolucion, que pasa de las formas mas elementales de existencia a las mas sofisticadas, y el Buda como simple hombre, nacido en un cierto momento y lugar, que tras un arduo aprendizaje alcanza el despertar y muere a los ochenta anos. Este ultimo aspecto se presenta como aparente: un Buda eterno adquiere la forma humana para instruir a los seres conscientes.

Algunos episodios de la vida de Buda en el Lalitavistara aparecen en los evangelios apocrifos referidos a la vida de Jesus: los arboles se inclinan ante su presencia, los dragones (naga) lo adoran, las estatuas de los templos cobran vida y se postran a sus pies, el maestro se desmaya cuando recita el alfabeto. Otros pasajes, como la anunciacion onirica del nacimiento, los temblores de tierra en momentos decisivos de la vida del maestro o el periodo de reclusion antes de la vida publica, pueden considerarse elementos clasicos comunes a gran parte de la literatura hagiografica, y sometidos, como todas las leyendas, a la ley de las trasposiciones. (12)

Aunque algunos autores consideran el Lalitavistara de gran belleza, elegante e imaginativo, para el lector moderno occidental resultara algo excesivo. Los milagros se repiten con frecuencia y esto suele tener un contraefecto. Lo prodigioso se despoja de su condicion de acontecimiento y lo extraordinario pierde fuerza dramatica y narrativa. Los capitulos se cierran con loas que celebran de forma alegorica la figura de Buda; en ellas se percibe un tono devocional y barroco muy caracteristico del mahayana. Generalmente se evitan las cuestiones doctrinales, prefiriendo lo mitologico a lo filosofico, lo que podria indicarnos que el texto estaba destinado a laicos y no a monjes. No faltan algunos apuntes polemicos, puestos en boca de Siddhartha (al que, siguiendo al Mahavastu, se le llama Sarvarthasiddha), con criticas al rechazo de ciertas escuelas antiguas a este tipo de literatura fantastica, aunque, como veremos, tampoco falta lo prodigioso en las biografias en pali.

La primera traduccion europea completa, a partir del sanscrito y del tibetano, la realizo Edouard Foucaux en 1848 y fue publicada en Paris: Rgya tch'er rol pa; ou. Developpement des jeux; contenant l'histoire du Bouddha Cakya-Mouni. (13) Utilizando la version francesa de Foucaux y la traduccion del sanscrito al tibetano realizada en el siglo VIII por Jinamitra, Danasila, Munivarman y Ye-shes sde, Dharma Publishing lanzo una edicion en ingles, en 1983, en dos volumenes, titulada: The Voice of the Buddha: The Beauty of Compassion. (14)

Udana

El Udana consta de ocho capitulos, en cada uno de los cuales se narran diez episodios relacionados con la vida de Buda. Al final de cada seccion un colofon recoge unos versos que, segun la tradicion, fueron pronunciados por el venturoso (Bhagavant). La palabra udana significa "pronunciacion" o "declamacion". Fernando Tola y Carmen Dragonetti han traducido la obra al espanol bajo el titulo Udana. La palabra de Buda. (15) La obra forma parte del suttapitaka del canon pali: constituye la tercera seccion del Khuddaka-nikaya.

El relato contiene algunos episodios que reivindican el budismo frente al brahmanismo. En uno de ellos, Indra, el dios supremo de los Vedas, se aparece ante Mahakassapa y le da una limosna con el fin de acumular merito y propiciar el logro del despertar. No faltan los prodigios: Ananda encuentra agua clara en un riachuelo de barro, el Buda atraviesa el rio Ganges sin ayuda de embarcacion alguna, viaja junto a Nanda a los cielos y le muestra la belleza de las apsara. Tambien encontramos espiritus de los arboles y de las aguas, asi como los musicos y ninfas celestiales.

Nidanakatha

Siguiendo a Rhys Davids, nidana puede traducirse por "linaje". 16 El Nidanakatha o la Cronica del linaje se organiza en tres periodos. (17) Se inicia con la llamada epoca remota, en la que Sumedha (que con el tiempo habria de convertirse en Siddhartha), hace el voto de alcanzar el despertar ante el Buda Dipamkara. Esta primera parte es un comentario a un libro canonico titulado Saga de los Budas (Buddhavamsa), del que hablaremos a continuacion. Le sigue la epoca media, que narra desde el abandono del paraiso Tusita hasta el logro del despertar. Y, finalmente, la epoca reciente, donde se cuentan los anos de ministerio hasta la donacion del mercader Anathapindika de la arboleda de Jeta a la comunidad budista.

La historia de Dipamkara no aparece en ninguna de las colecciones de sutta, por lo que seguramente se trata de un texto tardio (ca. siglo V) que terminaria formando parte del canon pali. Encontramos imagenes de Dipamkara en Gandhara, pero no en otros lugares, lo que sugiere que la historia tiene origen norteno. Es significativo que el episodio de Dipamkara, narrado minuciosamente en el Mahavastu (tradicion, como se dijo, asociada a los lokottaravada, una rama mahasamghika que florecio en el actual Afganistan) solo aparece brevemente en las fuentes pali.

La epoca remota (durenidana) sigue de cerca el Buddhavamsa y el Cariyapitaka, siendo un mero comentario de estos, de los que se incluyen numerosos extractos. Tras el voto ante Dipam kara, se suceden los renacimientos, destinados a perfeccionar cada una de las diez virtudes excelsas (paramita), hasta la ultima existencia, como Vessantara, en la que gracias a su generosidad y desapego, el bodhisattva renace en el paraiso Tusita.

El Buddhavamsa cuenta la historia de los veinticuatro budas que precedieron a Sakyamuni en las ultimas doce eras del mundo, empezando con Dipamkara. Tras una introduccion, la obra dedica un capitulo para cada uno de los veinticuatro budas.

En todos ellos, salvo diferencias insignificantes, ocurren episodios similares a los de la vida de Sakyamuni. Curiosamente, es el propio Siddhartha el que cuenta la historia, en primera persona, especificando quien era el bajo la egida de cada uno de los budas y en que circunstancias, tras el voto, fue predicho el logro del despertar. El mas imaginativo de todos ellos es la historia de Sumedha.

La epoca media (avidurenidana) se inicia con la solicitud de los dioses de que renazca una vez mas por el bien de los hombres y sigue a las leyendas clasicas en el episodio del elefante blanco que se introduce en el vientre materno, el milagroso nacimiento en Lumbini, las cuatro senales, la fuga de palacio, los anos asceticos, la lucha contra Mara y el logro del despertar.

La tercera seccion se ocupa de las conversiones, siendo la primera la de los mercaderes laicos Trapusa y Bhallika, a los que el Buda otorga una reliquia en forma de cabello. El regreso a Kapilavastu se cuenta en detalle, asi como la donacion de la arboleda de Anathapindika, donde se interrumpe la narracion.

Jataka

El genero jataka fue utilizado por la tradicion budista para incorporar una gran cantidad de leyendas, cuentos y fabulas indias, al tiempo que sirvio como medio para su transmision, conservacion y difusion. En muchos casos, estos relatos existian antes del origen del budismo y sobrevivirian a su desaparicion del continente indio. Las religiones van y vienen, las historias se quedan. Generalmente, el protagonista se identifica con un nacimiento previo de Siddhartha, bajo la forma de hombre, dios o animal. Segun T. W. Rhys Davids, algunas de estas historias habrian sido reproducidas en las celebres fabulas de Esopo. Curiosamente, el genero encuentra su justificacion en un episodio de la propia leyenda: cuando Siddhartha, una vez que ha logrado el despertar, recuerda sus vidas anteriores.

El comentario mas extenso sobre las jataka en pali es el Jatakatthakatha, donde se comentan 537 jataka en prosa y del que solo se consideran canonicos los versos. Muchos de sus contenidos tienen su origen fuera de la tradicion budista: fabulas de animales, relatos de costumbres y tradiciones indias y cuentos de hados y encantamientos. Otra de las antologias pali es una coleccion de treinta y cinco jataka en verso titulada Cariyapit aka, ultimo libro del Khuddaka-nikaya. La obra dedica el primer capitulo a la virtud de la generosidad, y sus versos narran diez episodios en los que el bodhisattva da muestras de una generosidad inigualable. El segundo se dedica a la bondad, y otras tantas historias son ofrecidas de ejemplo. El tercero cuenta quince historias para ilustrar las ocho virtudes restantes.

El ejemplo clasico de este genero en sanscrito es la Guirnalda de Jataka (Jatakamala) del poeta Aryasura, compuesta alrededor del siglo IV, donde los treinta y cuatro relatos se organizan en funcion de las seis virtudes excelsas (paramita) del mahayana. Algunas de sus historias serian recontadas por autores como Haribhatta (siglo V) y Gopadatta (siglo VIII).

En cada una de las vidas que narran las jataka, el bodhisattva nace para perfeccionar y dominar una de las diez virtudes excelsas (paramita): generosidad, bondad, desprendimiento, discernimiento, firmeza, paciencia, veracidad, resolucion, consideracion y ecuanimidad (en la tradicion mahayana la lista se limita a seis). Esas diez virtudes, dice el Nidanakatha, no se encuentran en el cielo ni en la tierra, ni en oriente ni en occidente, ni en el norte ni en el sur, sino que residen en el corazon del ser consciente. En la vida surgen y en la vida crecen, y una sola vida no basta para perfeccionarlas todas. Para la tradicion india, la autentica transformacion moral requiere tiempo, y el ser vivo habra de recorrer incontables existencias para obtener la maduracion ultima. Y en su carrera, el bodhisattva no es una misma persona sino multitud, pero todas ellas forman una misma vocacion. Otro es el que hereda el temple, la generosidad y la ecuanimidad del que le precedio. Se transmite un caracter, no un alma. Asi se va recogiendo el merito necesario que hara posible el despertar. Y esas mismas historias de adquisicion serviran de parabolas o fabulas para ilustrar el camino, al tiempo que ponen de manifiesto un destino comun en todos los seres conscientes.

La historia y las historias

La cronologia es siempre dificil cuando se trata de la antiguedad india. Incluso las fechas del nacimiento y muerte de Siddhartha Gautama siguen siendo hoy en dia objeto de investigacion. Hace ya mas de una decada, en 1998, un congreso celebrado en Gotinga, titulado "The Dating of Historical Buddha", tuvo como proposito central poner fecha al Buda historico. Los ponentes establecieron una cronologia que iba desde el ano 486 a.e.c. (la llamada "corrected long chronology") hasta el 261 a.e.c., pese a que la tradicion theravada situa la muerte de Buda en el ano 544 o 543 a.e.c., 218 anos antes de la subida al trono del emperador Asoka (ca. 300-232 a.e.c., para esta tradicion). Cuando las verdaderas fechas de Asoka fueron conocidas, la mayoria de los investigadores occidentales situaron la muerte de Buda en el ano 487 o 486 a.e.c. Otras tradiciones indias, tibetanas o de Asia oriental manejan diferentes cifras.

Sobre la base de las fuentes disponibles, algunos investigadores han tratado de reconstruir una biografia de Siddhartha Gautama. (18) La reconstruccion historica de la biografia del fundador del budismo, cuya historicidad ya no se cuestiona, requiere recurrir a una variedad de fuentes de muy diversa procedencia, diseminadas en las numerosas tradiciones literarias de Asia. Algunos investigadores de prestigio como Nanamoli consideran que las fuentes en pali, fundamentalmente el vinayapitaka y el suttapitaka, ofrecen una imagen de la vida de Buda mucho mas coherente y consistente que las versiones sanscritas, mas adornadas, del Lalitavistara o del Mahavastu. Otros, como La Vallee Poussin, conceden a las versiones sanscritas una mayor autoridad, por preceder historicamente a las versiones en pali.

Ademas de las fuentes theravada, conservadas integramente en pali, disponemos de otras tradiciones, las de las llamadas 18 escuelas, entre las que se encuentran las tradiciones sarvastivada, mulasarvastivada y dharmaguptaka, cuyos textos se conservan en chino, tibetano o, solo parcialmente, en sanscrito. En ellas se recoge informacion biografica que fue preservada y transmitida durante los primeros siglos despues de la muerte del fundador del budismo, influidas, eso si, por la naturaleza y el caracter de las diversas mitologias locales que las transmitieron. Una multitud de historias legendarias fue gradualmente nutriendo cada una de las versiones de la historia hasta convertirla en leyenda. Tras un periodo, dificil de cuantificar, de transmision oral, el texto se sometio a la ley de las adaptaciones. Cada version de la leyenda se adapto gradualmente a las condiciones ambientales, etnograficas y culturales de la comunidad que la acogia y la transmitia. Cuando finalmente la leyenda se puso por escrito, habian trascurrido varios siglos desde la muerte del biografiado y, como es de suponer, la version original sufrio numerosas interpolaciones, interpretaciones y reordenaciones.

En el presente articulo hemos recogido solo algunas de las fuentes--creemos que las mas importantes--de las hagiografias de Siddhartha Gautama, al tiempo que hemos tratado de ofrecer una perspectiva de su evolucion a traves de las diferentes tradiciones que las preservaron y transmitieron. Terminaremos con un breve comentario final. Algunas investigaciones han tratado de reducir la vida de Buda a su "esencia historica". Actitud legitima que da cuenta de la vieja querella entre la Historia y las historias. La leyenda, ese genero que consiste en una relacion de sucesos que tienen mas de fantasticos que de historicos, se opone por su propia naturaleza a la historia; y, sin embargo, ambas reclaman para si los beneplacitos de lo verdadero. Es bien sabido que las leyendas constituyen los primeros jalones de la historia antigua. La moderna critica historica no puede vivir sin ellas y trabaja afanosamente en su deconstruccion.

Los condicionamientos historicos de un fenomeno como el de la transmision de una leyenda, aunque sean extraordinariamente importantes (todo hecho humano es, en ultima instancia, un hecho historico), no la explican enteramente ni agotan su significado. La historia de un fenomeno religioso de este tipo no puede revelarnos todo lo que este fenomeno, por el simple hecho de su manifestacion, se esfuerza en mostrarnos. Con demasiada frecuencia se pasaran por alto el alcance y la significacion que las leyendas tienen para aquellos que las viven y las transmiten. Los estudios comparativos de los textos antiguos podran reconstruir o reproducir la vida de un personaje historico, pero lo verdaderamente decisivo para la historia del budismo sigue siendo la dimension sociorreligiosa de una figura que dificilmente podra encajar en aquello que habitualmente entendemos por biografia.

Bibliografia

ASVAGHOSA, Life of the Buddha, trad. Patrick Olivelle, Nueva York, New York University Press-JJC Foundation, 2008.

BAREAU, Andre, Recherches sur la biographie du Buddha, dans les Sutrapitaka et les Vinayapitaka anciens : de la quete de l'Eveil a la conversion de Sariputra et Maudgalyayana, 3 vols., Paris, Presses de l'Ecole Francaise d'Extreme-Orient, 1971-1995.

Buddhist Birth-Stories (Jataka Tales), The Commentarial Introduction Entitled Nidanakatha, trad. T. W. Rhys Davids, Londres, Routledge, 1880.

FRAUWALLNER, Erich, "The Historical Data we possess on the Person and Doctrine of the Buddha", East and West, vol. 7, 1956, pp. 309-312.

HOPKIRK, Peter, Foreign Devils on the Silk Road. The Search for the Lost Treasures of Central Asia, Londres, John Murray, 1980.

JOHNSTON, E. H. (ed.), The Buddhacarita or Acts of the Buddha, Nueva Delhi, Motilal Banarsidass, 1971.

LA VALLEE POUSSIN, Louis de, The Way to Nirvana: Ancient Buddhism as a Discipline of Salvation, Cambridge, Cambridge University Press, 1917.

LAMOTTE, Etienne, Histoire du Bouddhisme indien; des origines a l'ere Saka, Louvain, Publications Universitaires, Institut Orientaliste, 1958. [Traduccion inglesa de Sara Boin-Webb: History of Indian Buddhism, from the Origins to the Saka Era, Louvain, Universite du Louvain, 1988.]

Le Lalitavistara, 2 vols., trad. P. E. Foucaux, Paris, Musee Gumet, 1884-1892.

NANAMOLI, Bhikkhu, The Life of the Buddha. According to the Pali Canon, Seattle, BPS Pariyatti Editions, 2001.

The Voice of the Buddha: The Beauty of Compassion, 2 vols., trad. Gwendolyn Bays, Berkeley, Dharma Publishing, 1983.

THOMAS, Edward J., "The Lalitavistara and Sarvastivada", Indian Historical Quarterly, vol. 16, num. 2, 1940, pp. 239-245.

THOMAS, Edward J., The Life of Buddha as Legend and History, Londres, Routledge, 1960.

Udana. La palabra de Buda, trad. Fernando Tola y Carmen Dragonetti, Madrid, Editorial Trotta, 2006.

WINTERNITZ, Moriz, Geschichte der indischen litteratur, Leipzig, C. F. Ameland, 1908. [Traduccion inglesa de Ketkar y Kohn: A History of Indian Literature, vol. II: "Buddhist Literature and Jaina Literature", Nueva Delhi, Munshiram Manoharlal Publishers, 1991.

JUAN ARNAU

Consejo Superior de Investigaciones Cientificas

Direccion institucional del autor:

Consejo Superior de Investigaciones Cientificas

Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia

Plaza Cisneros, 4,

46003, Valencia, Espana

[correo] arnaujuan@gmail.com

Este articulo fue recibido por la direccion de la revista el 22 de marzo de 2011 y aceptado para su publicacion el 14 de agosto de 2011.

(1) A dicho proposito se han dedicado investigadores de la talla de Etienne Lamotte (1903-1983), Andre Bareau (1921-1993), Erich Frauwallner (1898-1974) o Moriz Winternitz (1863-1937): Etienne Lamotte, Histoire du Bouddhisme indien; des origines a l'ereSaka, Louvain, Publications Universitaires, Institut Orientaliste, 1958 [traduccion inglesa de Sara Boin-Webb: History of Indian Buddhism, from the Origins to the Saka Era, Louvain, Universite du Louvain, 1988]; Andre Bareau, Recherches sur la biographie du Buddha, dans les Sutrapitaka et les Vinayapitaka anciens : de la quete de lEveil a la conversion de Sariputra et Maudgalyayana, 3 vols., Paris, Presses de l'Ecole Frangaise d'Extreme-Orient, 1971-1995; Erich Frauwallner, "The Historical Data we possess on the Person and Doctrine of the Buddha", East and West, vol. 7, 1956, pp. 309-312; Moriz Winternitz, Geschichte der indischen litteratur, Leipzig, C. F. Ameland, 1908 [traduccion inglesa de Ketkar y Kohn: A History of Indian Literature, vol. II: "Buddhist Literature and Jaina Literature", Nueva Delhi, Munshiram Manoharlal Publishers, 1991.

(2) Lamotte, Histoire du Bouddhisme indien, op. cit., pp. 712-756.

(3) El termino nikaya hace referencia a las cinco colecciones de textos que constituyen el Suttapitaka del canon pali (Digha, Majjhima, Samyutta, Anguttara y Khuddaka).

(4) Louis de la Vallee Poussin, The Way to Nirvana: Ancient Buddhism as a Discipline of Salvation, Cambridge, Cambridge University Press, 1917.

(5) A pesar de la estructura mencionada, Winternitz (A History of Indian Literature, vol. II, op. cit., p. 240) sugiere que el Mahavastu "puede verse como un laberinto, en el cual el hilo de la narracion de la vida de Buda sera descubierto solo con dificultad, pues la narracion misma se ve continuamente interrumpida por otros asuntos, como las jataka, avadana y episodios doctrinales. No parece haber un principio de ordenamiento de los materiales y a menudo faltan transiciones de un episodio a otro".

(6) E. H. Johnston (ed.), The Buddhacarita or Acts of the Buddha, Nueva Delhi, Motilal Banarsidass, 1971.

(7) Asvaghosa, Life of the Buddha, trad. Patrick Olivelle, Nueva York, New York University Press-Jjc Foundation, 2008.

(8) Ibid., p. xxii.

(9) Ibid., p. xxiv.

(10) Edward J. Thomas, "The Lalitavistara and Sarvastivada", Indian Historical Quarterly, vol. 16, num. 2, 1940, pp. 239-245, y The Life of Buddha as Legend and History, Londres, Routledge, 1960.

(11) Entre los vaipulya-sutra se encuentran algunos de los sutras mas importantes del mahayana: Prajnaparamita, Avatamsaka, Saddharmapundarika, Lankavatara y Ratnakut a.

(12) Al respecto cabe mencionar el descubrimiento, a principios del siglo XX, de manuscritos de los evangelios apocrifos en monasterios budistas del Turkestan chino, concretamente en la biblioteca del Templo de los Mil Budas de Tun-huang, descubierta para los europeos por Aurel Stein. Una apasionante cronica de estas expediciones, llevadas a cabo por arqueologos, orientalistas e historiadores como el mencionado Stein, Sven Hedin, Albert von Le Coq, Paul Pelliot y Langdon Warner puede seguirse en el libro de Peter Hopkirk, Foreign Devils on the Silk Road. The Search for the Lost Treasures of Central Asia, Londres, John Murray, 1980.

(13) Le Lalitavistara, 2 vols., trad. P. E. Foucaux, Paris, Musee Gumet, 1884-1892.

(14) The Voice of the Buddha: The Beauty of Compassion, 2 vols., trad. Gwendolyn Bays, Berkeley, Dharma Publishing, 1983.

(15) Udana. La palabra de Buda, trad. Fernando Tola y Carmen Dragonetti, Madrid, Editorial Trotta, 2006.

(16) De la raiz da ("atar"), nidana es tambien cada uno de los eslabones de la cadena del origen condicionado.

(17) Buddhist Birth-Stories (Jataka Tales), The Commentarial Introduction Entitled Nidanakatha, trad. T. W. Rhys Davids, Londres, Routledge, 1880.

(18) Destaca entre estos intentos el trabajo de Bhikkhu Nanamoli, The Life of the Buddha. According to the Pali Canon, Seattle, BPS Pariyatti Editions, 2001.
COPYRIGHT 2013 El Colegio de Mexico, A.C.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Arnau, Juan
Publication:Estudios de Asia y Africa
Date:Dec 1, 2013
Words:5879
Previous Article:Camboya despues de pol pot y la construccion de una Nueva Stupa.
Next Article:Las mujeres de Hamas: ?silencio subalterno o voz participativa?

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters