Printer Friendly

Bryan MAGEE, Ultimate Questions.

Bryan MAGEE, Ultimate Questions, Princeton: Princeton University Press, 2016, 132 pp., 13 x 20, ISBN 978-06-911-7065-7.

La civilizacion occidental--que a partir de la Revolucion francesa esta percibiendo grandes y rapidos cambios culturales, sociales y politicos--ha desechado la preocupacion por su pervivencia despues de la muerte biologica. El ciudadano europeo ya no siente mucho interes por buscar soluciones a los problemas metafisicos como la muerte, el alma o la existencia de Dios, etc. El horizonte cognoscitivo del hombre se ha reducido a lo terrenal que parece ser el unico espacio donde el hombre puede realizarse en cuanto hombre y alcanzar una cierta plenitud. No de modo diferente piensa Magee que constata: <<within the empirical world all time will be taken away from us, and with it everything we have and are in this world>> (p. 7).

Ademas, el hombre contemporaneo mantiene muchas relaciones interpersonales a traves de la tecnologia, pero paradojicamente experimenta <<una soledad existencial>>; vive dentro de una burbuja ilusoria que no le permite salir hacia un encuentro verdadero y profundo con el projimo. Bryan Magee con ochenta y siete anos, es un autor ingles--<<agnostico y activo>>--que pretende formular y responder las preguntas que cada ser humano deberia plantearse antes de pasar por la puerta de la vida. Y aunque en su nuevo libro no renuncia al materialismo ni al pragmatismo, deja un pequeno espacio a la posibilidad de la Trascendencia.

Bryan Magee es, ademas de filosofo, poeta, politico y divulgador de la filosofia en diversos medios de comunicacion. Es autor de varias publicaciones traducidas a mas de veinte idiomas; algunas de ellas tambien al castellano. En su pensamiento podemos encontrar elementos socraticos (el hilo conductor de este libro es: <<I know that I exist, but I do not know what I am>>), pero tambien encontramos elementos de la filosofia de Locke, Hume, Kant y Schopenhauer.

En el primer capitulo titulado <<Time and Space>>, Magee esboza la posicion contingente del ser humano en el mundo (<<the fundamentals of the human situation>>). La perspectiva cognoscitiva del ser humano esta limitada por su propia limitacion corporal a lo <<now>> y <<here>>. La existencia del hombre, incluso de toda la humanidad es insignificante en comparacion con la edad del universo; estar en el mundo es un <<short period of time>>. Incluso lo que llamamos civilizacion ha sido formada sin preocupacion alguna de muchos seres humanos que pasaron casi inconscientemente por la historia.

Magee admite con ironia: <<It comes as a shock to realice that the whole of civilisation has occurred within the successive lifetimes of sixty people--which is the number of friends I squeeze into my living room when I have a drinks party>> (p. 2).

En el siguiente capitulo (<<Finding Our Bearings>>) admite que el lenguaje marca los limites del conocimiento humano. El ser humano esconde su propia e intima experiencia en el vestido de la palabra, y no se puede comparar con la de otro ser. La palabra describe solo lo fenomenico y no toca lo mas profundo de la realidad. Por tanto, mi propio estar en el mundo es solamente aprehensible por mi mismo y limitado por mis capacidades de <<absorber>> lo dado. En el caso de la religion, la perseverancia despues de la muerte y la subsistencia en otro estado de mi propio ser es algo inaprehensible: <<For most of us the most important question to which we cannot know the answer is: Do we cease to exist when we die? Only a being possessed of higher powers of apprehension than us could know the answer to that, and it would also have to be possible for us to have direct communication with him/it. There are, I know, humans who belive that there are such beings and that we do have such contact, and that throught them we know the answer to the question. This could be true>> (p. 22). Pero tambien reflexiona y llega a la conclusion de que la posibilidad de la existencia de algo transcendental implica la posibilidad de que <<my living room is full of silent, invisible, intangible monkeys>> (p. 22).

A continuacion, el filosofo britanico reflexiona (Cap. III: <<l he human predicament>>) sobre el caracter sociable de cada ser humano. El hombre es un ser sociable que para crecer necesita una comunidad; pero, paradojicamente, dentro de ella puede experimentar la soledad. El fenomeno de la soledad crea una ocasion para salir de la realidad de masas y encontrarse con lo mas autentico y libre de las convenciones: la propia interioridad. Por eso, es tan importante para un individuo conocerse a si mismo y salir de la existencia poco autentica para descubrir su propia identidad, su yo mas intimo.

En el cuarto capitulo (<<Can experience be understood?>>) el autor reconoce que las formas o ideas que tiene el ser humano de las cosas son distintas de los objetos dados en la realidad. Es decir, la realidad no es ni puede ser como las representaciones de las cosas que el ser humano elaboro en el acto de conocer. Segun el, el hombre no tiene conocimiento completo de que las cosas existen independientemente de la experiencia humana. Parece interesante su aportacion sobre lo que los creyentes llaman la <<realidad espiritual>>: <<There have always been many religious people who belived this--who belived that for the duration of our lives in the empirical world we are exiles from the world of real reality, with which we are reunited when we die. There may be some truth in this or there may not. I do not know. But it is a posibility>> (p. 66).

El siguiente capitulo (<<Where such ideas come from?>>) pone de relieve la diferencia entre el concepto y lo real. El concepto sobre el tiempo que tiene el ser humano, no es el tiempo mismo; ni la idea de mesa es la mesa misma (cfr. p. 74). Para aclararlo, el filosofo ingles explica que el hombre no puede conceptualizar el color primario y nuevo. Puede tener algun concepto sobre aquel color, pero no puede imaginarlo sin hacer ninguna referencia a lo que ya conoce: <<The significant having of empirical concepts is always subject to the limitation of experiences>> (p. 75).

El capitulo <<Personal reflections>> revela el lado fenomenologico de la filosofia de Magee que contrapone la realidad exterior aparente y contingente, con la realidad interior que es la verdadera, y forma parte de la esencia de lo real, del propio ser. El filosofo destaca que el ser humano no es solo la <<carne>>, sino que el hombre se constituye tambien por algo inmaterial: <<In our engagement with music, as in our engagement with people, something noumenal "inside" us is directly in contact with something noumenal "outside" us>> (p. 94). Para Magee el arte, y ante todo la musica revela la otra dimension de la realidad. La realidad no es algo estatico, sino un proceso que esconde otras dimensiones que la razon debe comprender.

Magee en el ultimo capitulo (<<Our predicament summarized>>) reflexiona sobre la condicion del hombre en el mundo contemporaneo y su relacion con lo incognoscible. Este pensador--desde una perspectiva agnostica--se distancia de la creencia en un tipo de divinidad, pero su rechazo no tiene nada que ver con la posicion militante del nuevo ateismo. En este capitulo subraya la importancia de las investigaciones cientificas (<<the unexamined life is not worth living>>, p. 121) en el camino del desarrollo no solamente tecnologico, sino tambien personal de cada hombre. Ademas, el autor hace hincapie en que es importante formar una actitud abierta a lo diferente o todavia incognoscible, desenmascarando que la ignorancia es el primer enemigo del conocimiento. Magee declara abiertamente: <<We may not know where we are, but there is a world of difference between being lost in daylight and being lost in the dark>> (p. 121).

Como declara el pensador ingles, el proposito de su libro es analizar la situacion del hombre que vive sumergido en una sociedad muy compleja (p. 69). Para el, <<existence is the unbelievable thing>> (p. 98); el ser humano tiene una posicion privilegiada en el mundo que deberia adiestrar por su propio desarrollo intelectual (<<self-understending>> y <<self-orientatiom>>, p. 121). El hombre no puede rendirse frente al progreso tecnologico o las diversas injusticias del mundo. Ademas, el ser humano nunca deberia satisfacer su hambre de conocer con respuestas sencillas, dogmas o definiciones establecidas: <<A lot of people have unshakeable convictions in these matters, and are sure they know one way or the other, but unshakeable convictions are not knowledge>> (p. 106).

El libro de Magee descubre, desde el punto de vista de un filosofo no creyente, que la existencia es una aventura para conocerse a si mismo y quitar los telones de prejuicios e ignorancias que impiden conocer los misterios de la vida: <<Existence as such, the fact of there being anything at all, is terminally inexplicable>> (p. 98).
COPYRIGHT 2017 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jezka, Adam
Publication:Scripta Theologica
Article Type:Resena de libro
Date:Dec 1, 2017
Words:1566
Previous Article:Noah Yuval HARARI, Homo Deus: Breve historia del manana.
Next Article:Tomas HALIK, Paradojas de la fe en tiempos posoptimistas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters