Printer Friendly

Brena en su barricada.

Dice el profesor Brena que no carezco de imaginacion. El, menos aun. Se necesita imaginacion para convertir un intercambio de criticas o una simple polemica en una "guerra entre dos mundos", una "constante e irremediable lucha", un combate entre "dos mundos antagonicos", un encuentro entre posiciones "antipodas". (Esta especie de videojuego como replica a mi texto "Endogamia", Letras Libres 150, de junio de 2011, aparecio en el blog de la revista Nexos, muy apropiadamente, despues de ser rechazado por dos revistas academicas de gran prestigio, Istor e Historia mexicana.)

El delirio es de Brena, no mio. La dualidad entre el mundo academico y el mundo de afuera se desprende de sus textos, no de los mios. Vamos al origen. Yo publique, primero en Letras Libres y mas tarde en mi libro De heroes y mitos, un ensayo sobre un libro conmemorativo de la UNAM, escrito por 55 autores pertenecientes casi todos a diversas instituciones academicas. En ese texto elogie a varios autores (a algunos de manera entusiasta) y critique individualmente a cuatro de ellos. ?Donde esta mi posicion irreductible contra la Academia. Senalar los vicios que aquejan a algunos historiadores teorizantes (el escolasticismo, la prosa criptica, pedante y autorreferencial) es solo eso, una critica, no una negacion integral y mucho menos una declaracion o un acto de "guerra". Como respuesta a su critica a mi libro, senale que el profesor adolece de una distorsion optica: pensar que la Academia, o sea su mundo, es el mundo. Agrego ahora que su replica denota la misma miopia, al grado de desdenar la critica a la historia oficial de bronce porque "... !esa historia no sera superada jamas!". Con ese criterio, seguiriamos leyendo los libros de texto de 1960.

Lo que si celebro muchisimo es el himno a la divulgacion que contiene su articulo. ?Que quiere probar? ?Que la Academia hace divulgacion? Nunca negue que la hiciera. (Dije que habia fallado en publicar obras que recordaran especificamente los aspectos oscuros de la Revolucion: el dolor, el hambre, la guerra, la muerte.)

Pero me encanta que Brena enumere todo lo que hace la Academia para llegar al publico. Cuando pase el tiempo y el profesor --como esperamos-- diga adios a las armas, reconocera quiza el esfuerzo precursor de la Editorial Clio: en veinte anos, gracias al trabajo de muchos historiadores, investigadores, guionistas, iconografos, realizadores, etcetera, ha publicado 150 libros historicos ilustrados de toda indole, y ha producido 350 documentales que semana a semana (por doce anos) han llevado la historia mexicana a cientos de miles de hogares.

Ya en paz, Brena se sorprendera tambien de saber que en programas muy recientes producidos por Clio (Heroes de carne y bueso) participo de manera prominente nada menos que Alfredo Avila, uno de los historiadores cuyo texto (no cuya obra, no cuya persona, no cuya alma, no cuya esencia) critique en aquel ensayo.

Me gustaria dialogar con el profesor Brena sobre el papel de la teoria en la historia. Pero antes lo exhorto a salir de su barricada.

COPYRIGHT 2011 Editorial Vuelta, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Krauze, Enrique
Publication:Letras Libres
Date:Jul 1, 2011
Words:557
Previous Article:I'm still here, De Casey Affleck.
Next Article:Treinta anos del Sida.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters