Printer Friendly

Bandidos. Por el Camino Real de Colima.

Los caminos reales, construidos por el cuerpo de ingenieros espanoles, marcan el origen de la red moderna de carreteras. En territorio americano fueron las rutas principales de transporte para la comunicacion, el cambio cultural y el comercio (Carrillo, 2003).

Introduccion

Los bandidos encontraron en el Camino Real de Colima una ruta donde podian operar con distintos fines, de rebelion a bandidaje. Este fenomeno social se considera un sintoma de una sociedad en crisis o tension, sobre todo en los momentos de transformacion historica, como la transicion del Mexico independiente a la concrecion del Estado mexicano. El presente documento se limita a unos meses del ano 1861 posteriores a la guerra de Reforma--del 17 de diciembre de 1857 al 1 de enero de 1861--y se enmarca en una region caracterizada por una recien adquirida categoria estatal--1857--y por el vacio de poder que dejo la muerte del general Manuel Alvarez. (2) La mirada se enfoca al "bandido", analizando el discurso y no sus hechos delictivos, o al salteador de caminos que estaba sentenciado de antemano, pues la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos de 1857, en el articulo 23, contemplaba la pena de muerte para el salteador de caminos, al igual que la de 1917 antes de la reforma de 2008.

Metodologicamente se considera el analisis del discurso, ya que pone especial atencion al contexto social donde se plantea este, pues las instituciones sociales y politicas, asi como las practicas discursivas, se constituyen mutuamente, ya que toda practica discursiva esta incorporada en los procesos tecnicos, en las instituciones, en las pautas de comportamiento general, en las formas de transmision y de difusion y en formas pedagogicas que la imponen y la mantienen (Foucault, 1980).

El analisis del discurso permite develar las practicas socio-historicas, culturales y politicas que operan en una sociedad, y se extiende a los procesos e interacciones comunicativas que se constituyen por la produccion, circulacion y reproduccion de los discursos. Durante un curso impartido en la Universidad de Colima, Julieta Haidar (1998) explicaba que el analisis del discurso permite entender el que, el por que y el como se dice, reflexionando desde la perspectiva de quien lo dice y a quien se lo dice; esto es necesario para establecer la unidad analitica, que permite relacionar la categoria de discurso con la de lenguaje del habla y del texto para llegar a una definicion integradora; en este caso es importante referirnos al lenguaje politico y juridico sobre todo.

Asimismo, es preciso considerar que, durante ese periodo de construccion espacial y politica de la nacion, las pugnas entre liberales y conservadores los enredaron en luchas fratricidas desatadas por las concepciones que, como "actor social", (3) tenian acerca de lo que deberia ser la Nacion; el enfrentamiento se salia de los estrictos limites de una lucha ideologica por el control del "campo historico" ante una divergente vision del Estado. En estos estudios es necesario "introducirse en la conciencia de los actores [...] situar y explicar las conductas a partir de una situacion y de su evolucion" (Touraine, 1978; 184), y tomar en cuenta la identidad y oposicion de cada actor social para tratar de entender el juego entre los adversarios y los movimientos sociales que pueden escalar a una guerra armada.

De lo anterior surge la necesidad de, ademas de considerar el analisis del discurso, tomar en cuenta las teorias acerca de la diferenciacion entre las estructuras de Estado y las estructuras de Gobierno. (4) Las primeras toman en consideracion la distribucion espacial del poder y, en consecuencia, del territorio y los pueblos que lo habitan, siendo uno entre la infinidad de problemas que surgen durante la construccion espacial y politica de una nacion el hecho de que las estructuras de Estado pueden o no ser respetadas por el Gobierno, cuyas estructuras se refieren a la distribucion funcional del poder asi como a la consolidacion de este.

Se concibe el Estado como la institucionalizacion del poder social en orden a los fines inmanentes de la comunidad politica y del sistema politico, como la estructuracion de las relaciones que se establecen; dichos sistemas incluyen diversos factores cuyo sustento es ideologico, como la educacion o la comunicacion. En cuanto al Estado, en sus estructuras tiene cabida lo valorativo: legitimidad, bien comun, justicia.

No se pueden confundir ambos tipos de estructuras en lo que respecta al Estado, entendido este como la totalidad de la comunidad politica, es decir, personas e instituciones que conforman la sociedad juridicamente organizada sobre un determinado territorio, en tanto que el Gobierno es la organizacion del poder constituido al servicio del Estado con el proposito de realizar y desarrollar aquellas normas de conducta necesarias para la vida humana en condicion social. Sin embargo, comunmente suelen confundirse las estructuras de Estado con las estructuras de Gobierno; es importante diferenciarlas pues significan cosas totalmente distintas. Si bien el interes publico es el fundamento de toda organizacion publica, el Gobierno es el encargado de la ejecucion de las leyes y de la direccion del Estado (Bonnin, 1812).

Lo anterior viene al caso que nos ocupa porque en ese momento historico el Gobierno, al normar al Estado, estaba golpeando literalmente las estructuras de Estado, por lo que las estructuras de Gobierno incurrian en acciones que provocaban el descontento de la poblacion de ciertas regiones, especialmente en una importante zona geografica del territorio nacional, la region centro-occidente del pais. (5) El Congreso mexicano, a traves de su estructura de Gobierno, la Camara de Diputados, legislo y decreto una serie de leyes que se contraponian a las estructuras de Estado; por tanto, fueron sentidas como opuestas a las formas de vida, sobre todo en la sociedad mexicana de mediados del siglo XIX que habitaba esa region mexicana, caracterizada por ser conservadora y fiel a las tradiciones. Este hecho se subraya en pleno siglo XXi con la venida de los papas: no se puede olvidar que Juan Pablo II declaro a "Mexico siempre fiel". El problema de mediados del siglo XIX queda mas claro si damos un breve repaso a algunos de los decretos y leyes de Reforma que provocaron sublevaciones y la guerra de tres anos ya mencionada al inicio. Leyes:

* Ley Lerdo, Desamortizacion de Fincas Rusticas y Urbanas Propiedad de Corporaciones Civiles y Eclesiasticas; obligaba a las corporaciones civiles y eclesiasticas a vender casas y terrenos (25/06/1856), los cuales, de acuerdo con la Ley de Nacionalizacion de Bienes Eclesiasticos, ya no pasarian a manos de los rentistas (12/07/1859).

* Ley La Fragua, del Registro del Estado Civil (27/01/1857), complementada por dos leyes: Ley de Matrimonio Civil, que establece al matrimonio como un contrato civil del Estado y senala que el matrimonio religioso no tiene validez oficial; con esto se eliminaba la intervencion de sacerdotes y los cobros en los templos (23/07/1859).

* Ley Organica de Registro Civil, nacimientos y defunciones se declaran civiles, por lo que corresponde su registro al Estado y no a la Iglesia (28/07/1859).

* Ley Iglesias, prohibe el cobro de derechos y obvenciones parroquiales y diezmo a las clases pobres (11/04/1857).

* Ley sobre libertad de cultos, abrio las puertas a otros cultos, por lo que la religion catolica dejo se ser la unica permitida por el Estado (04/12/1860).

Decretos:

* Suprimen la coaccion civil de los votos religiosos (26/04/1856); la Compania de Jesus en Mexico (05/06/1856); las festividades religiosas (11/08/1859).

* Secularizan los cementerios; se decreta el cese de toda intervencion del clero en cementerios y camposantos (31/07/1859), asi como en los hospitales y establecimientos de beneficencia (02/02/1861).

* Exclaustracion de monjas y frailes, con lo que se extinguieron claustros y conventos a excepcion del de las Hermanas de la Caridad.

Estas leyes y decretos no concordaban con las estructuras de Estado que se habian construido en la region antes mencionada y que caracterizaron a ese pueblo y territorio, pues habian sido dictadas por el Gobierno liberal. Esto es algo complicado, pues teoricamente el constituyente esta formado por representantes del pueblo; sin embargo, en la practica se aleja del pueblo cuando dicta una Constitucion que sirve de cimiento para un Estado que esta en proceso de construccion politica y aun espacial. Si pensamos en las intervenciones extranjeras que sufre la nacion mexicana durante el siglo XIX, desde esta perspectiva se puede entender la guerra de Reforma.

En general, el liberalismo del siglo XIX se ha tratado como una ideologia ajena al ambito cultural latinoamericano que choco con la tradicion patrimonial o absolutista del poder que Latinoamerica heredo del Imperio espanol; asimismo, se piensa como una ideologia usada como mascara para el autoritarismo y la influencia de paises como Estados Unidos y Francia; en cualquier caso, el liberalismo proviene de una hegemonia que es causa de guerras e inestabilidad politica en esta region, sobre todo por los conflictos de poder politico entre los caudillos regionales y sus intereses economicos. Pese a lo complicado de delimitar estos conflictos, en el discurso de ese periodo se identificaba lo que no era liberal como reaccionario, conservador u otros adjetivos que descalificaban al oponente.

El objetivo en este trabajo nos obliga a detenernos en este breve analisis teorico para centrarnos en las personas cuyo descontento las llevo a levantarse en armas para luchar en contra de la imposicion de las leyes liberales; una vez firmada la paz, no todos los vencidos aceptaron la rendicion, sea porque dichas leyes afectaban sus intereses o bien por lealtad a sus principios; sin embargo, para el vencedor sus actos seran tenidos por criminales.

Se trata de ese punto critico en el cual los hechos delictivos se entienden como un sintoma del malestar social, aspecto que ha sido discutido por teoricos de la historia social. Hobsbawm (1976) utiliza el termino "bandido" como categoria de analisis para identificar al luchador social; este trasgrede esa delgada linea impulsado por la sed de justicia y se transforma en vengador o lider de otros que participan de esos sentimientos. El bandido despierta la admiracion en el medio rural--Robin Hood--o en el urbano--Chucho, El Roto--, espacios en donde se nutren sus gavillas.

Antecedentes

La apertura del puerto de Manzanillo en 1848 propicio una actividad que favorecio la economia colimense y la conformacion de un bloque de poder integrado por comerciantes e industriales extranjeros y por algunos miembros de la oligarquia regional. El Camino Real de Colima se transformo en un corredor comercial de Manzanillo a Guadalajara, pasando por Colima y Zapotlan--hoy Ciudad Guzman--. Este desarrollo se veria afectado por la inestabilidad politica que obligo a tomar partido de acuerdo a intereses e ideas politicas.

Desde la epoca novohispana, el Camino Real de Colima fue la principal via de comunicacion del estado de Colima con el interior de la Republica mexicana. A mediados del siglo XIX, se llego a estimar un movimiento anual de mil cargas, en su mayoria procedentes del puerto de Manzanillo. Su trazo casi coincide con la actual carretera federal por via corta. El camino pasaba por los siguientes poblados: El Trapiche, Cuauhtemoc, Alcaraces, Queseria, Tonila, San Marcos, Las Barrancas de Beltran y Atenquique, llegando a funcionar diligencias con excepcion del tramo de Las Barrancas. Tambien se construyeron los ramales del Camino Real, brechas para carretas tiradas por bueyes con el fin de llevar cargas mas pesadas en los ingenios y a cortas distancias, pero el medio mas usual fueron las recuas o atajos de mulas manejados por los arrieros.

La inseguridad social se refleja en la formacion de grupos con distintas intenciones, desde la identidad u oposicion del actor social en la lucha politica, hasta el pillaje. Las gavillas actuaron en zonas propicias para el bandolerismo, como lugares abruptos de montana y bosque, surcados por rios e incomunicados que ofrecen refugio seguro, pero cercanos a las rutas comerciales y los limites territoriales, donde la administracion se complica y a pocas jornadas quedan fuera del alcance de la autoridad competente.

Esto describe la region colimense, en aquellos anos mal comunicada, poco poblada (6) y colindante con dos entidades federativas. En Colima, la inestabilidad politica tuvo como efecto el aumento del bandidaje, pues el numero de gavillas disminuyo de modo considerable al recobrarse la tranquilidad (Salazar, 1991) en la region, y al pasar el tiempo belico se recobro el equilibrio politico y el consiguiente desarrollo socio-economico (Taylor, 1997). "La epoca de oro del bandolerismo se dio durante la Reforma y el Imperio, amparado por las guerras civiles y la intervencion extranjera" (Salazar, 1991: 82); entre 1857 y 1863, una gran cantidad de gavillas se dedican al asalto de caminos y rancherias (aggec, 1863). Janos Xantus, en ese tiempo agente consular de Estados Unidos, informo que nueve decimos de la poblacion de Manzanillo se componia de ladrones y asesinos que despojaban a los viajeros de sus bienes y hasta de la vida (Ortoll, 1988).

Ahora bien, haciendo uso de la imaginacion podemos trasladarnos al siglo XIX, anos previos al tiempo cuando los ramales ferrocarrileros se extendieran por algunas regiones de Mexico y llegaban a Colima y Manzanillo en los primeros anos del siglo XX; entonces, los caminantes de a pie o a lomo de bestia se encontraban con una enorme falta de seguridad y con la pesadilla de los asaltos; las peligrosas escenas han sido recogidas por la pluma de viajeros, historiadores y novelistas.

En los cuadernos de viaje del coronel norteamericano Albert S. Evans (1831-1872), periodista nacido en California que fue corresponsal del New York Tribune y del Chicago Tribune, habla de la aventura que significaba recorrer la tierra de los aztecas, "nuestra hermana Republica"--como la nombra en su narracion de un viaje a traves de la Republica mexicana del Pacifico al Golfo de Mexico en diciembre de 1873 y enero de 1874--, y alude de modo pintoresco a Colima, donde paso una manana y una tarde. Por su parte, la inglesa Rose Georgina Kingsley (1874) y el comerciante londinense John Lewis Geiger (1874) describen el Camino Real de Colima y se refieren a las multiples peripecias vividas en los anos 1869 y 1873, cuando la Republica estaba de nuevo en una situacion delicada tras la intervencion francesa.

El general Palmer fue invitado en 1872 para examinar posibles rutas que enlazaran el ferrocarril desde Texas hasta Manzanillo. Palmer invito a Rose Kingsley a viajar junto con su esposa Queen Palmer, el general William Rosencrans y el senor Duncan Cameron; el grupo llego a Manzanillo, lugar desde donde emprendio el retorno via Colima y Guadalajara, por el norte del Lago de Chapala y de ahi hacia Guanajuato, Queretaro y la Ciudad de Mexico; Kingsley (1874) describe ese largo viaje en el capitulo XVII de su libro y habla del ansia de paz de un pueblo golpeado por mas de sesenta anos en pie de guerra.

El grito que se escucha ahora a lo largo y ancho del pais es: Danos la paz y ferrocarriles, primero la paz con la que ganariamos seguridad para el desarrollo de nuestro noble pais, pero tambien la paz que lo haria mas seguro; la paz y el ferrocarril aumentarian su fuerza y abriria un mercado listo para el aumento de la produccion de nuestra tierra (Kingsley, 1874: 411).

Sin embargo, no solo el Camino Real de Colima era inseguro. Se puede leer acerca de las dificultades que soportaban los viajeros durante aquellos tiempos tanto en la obra de Frances Erskine Inglis, mas conocida como marquesa Calderon de la Barca (1970), como en la de Ignacio Manuel Altamirano, quien con Ignacio Ramirez y Guillermo Prieto funda El Correo de Mexico y El Renacimiento, donde exponen y defienden su ideario romantico y liberal. Ambos nos dejan referencias de los bandoleros de los caminos reales. Altamirano narra las aventuras de un bandido de ojos azules, lider de la banda Los Plateados, en la novela El Zarco publicada en 1901, rica en matices expresivos, giros idiomaticos y descripciones del paisaje.

Como ellos, otros han escrito acerca de las penalidades en los caminos del siglo XIX, los cuales en muchos casos eran intransitables por su mal estado, sobre todo en las epocas de lluvias; esto sirvio de inspiracion para muchos escritores, como el historiador y sacerdote Roberto Ursua (2008), quien nos introduce en el tema de los arrieros que conocian a fondo este camino, el cual hoy dia recorren los camiones y traileres por la moderna autopista, que entrana otros peligros generados por los bandidos de hoy, aun cuando la comunicacion se haya acelerado; el colimense Jose Lepe Preciado habla de lo aventurado de esos caminos, siguiendo el ejemplo de Manuel Payno en Los bandidos de Rio Frio, donde los bandidos aprovechaban los bosques umbrios de la sierra de Puebla para cometer sus fechorias; Mariano Azuela, en Mala yerba, describe el caso de unos terratenientes de Jalisco que compraron su hacienda con el oro robado a unos espanoles a quienes habian asesinado.

La accion de El Zarco, obra de Ignacio Manuel Altamirano, transcurre precisamente durante la guerra de Reforma entre 1861 y 1863, anos que, de acuerdo con esa novela, se estiman como los mas felices para los bandidos que en medio de la guerra civil asolaban los pueblos de Tierra Caliente en el actual estado de Morelos, Mexico.

Estos bandidos se aliaron unos a los conservadores y otros al bando liberal; algunos eran mercenarios, pero otros participaban en la guerra combatiendo a sus enemigos. Altamirano senala que los salteadores y bandidos eran habituales, y que por los lugares donde operaban se les reconocia por las caracteristicas de su atuendo. Ello tambien es senalado por un argentino enrolado en el bando liberal; refiriendose a esos hombres desarraigados por la leva y acostumbrados a la violencia que luego se convertian en bandoleros, escribio:

Muchos sirvieron a la causa que defendian, aunque a veces solian salirse de los limites prescritos por la jjusticia y la civilizacion [...] Siempre andaban bien montados, pues poco les costaba proporcionarse excelentes caballos; sus armas eran de las mejores, usando carabina, revolver y un sable corto y pesado llamado machete por ellos, y de buen acero y bien templado [...] No llevaban uniforme, usando con mas o menos lujo el pintoresco traje del ranchero mexicano (Mayer, citado por Carbo, 1988: 94).

Horacio Archundia Guevara (2012), titular del Archivo Historico del Municipio de Manzanillo y cronista del puerto, comento que el antiguo Camino Real pasaba por tramos que hoy se recorren por la comoda y pavimentada carretera de cuatro carriles que comunica la ciudad de Colima con la de Guadalajara, Jalisco, agregando que, si antes habia bandoleros o gavillas, ahora encontramos sicarios y narcotraficantes; las casetas de cobro suplen a las garitas donde se pagaban las alcabalas, y las carretas jaladas por burritas se han transformado en traileres o camiones pesados de carga, con doble remolque, pero igual de accidentados.

Poco antes de iniciar la guerra de Reforma el 17 de diciembre de 1857, el gobernador Ricardo Palacio (7) ordeno el 10 de junio de 1858 que los habitantes portasen armas para defender la ciudad y que se pusieran a disposicion de la autoridad politica, "castigados con multa o arresto al que se negare", por encontrarse "amagada la seguridad publica por los muchos malhechores fugados de las prisiones del estado de Jalisco" (Aguayo, 1973: 127).

Se documentan mas de nueve gavillas en ese periodo, entre otras: la de Ramon Solano, integrada por 112 hombres, que operaba cerca de Tepames, hacia Pihuamo y fue desbandada en julio de 1858; la de Los Roa, la cual tenia mas de 40 miembros y de la que en esa misma fecha capturaron y condenaron a doce de sus integrantes; la de Ignacio Aguilar, Trinidad Marin y Margarito Sandoval, de la que capturaron dos miembros en octubre de 1863; la de Benito Ortiz, que ataco Manzanillo en noviembre de 1863; la de Alberto Ortiz, que se trata de un caso diferente, pues el y 15 individuos, al ser capturados, declaran ser jornaleros de El Pueblito, Michoacan, y a quienes la necesidad hizo robar cuando iban en busca de trabajo (aggec, 1861 a 1863; Salazar, 1991).

La mayoria de los integrantes de estas gavillas tenia antecedentes penales; unos eran reclamados por robo, asesinato, contrabando o habian escapado de prision, mientras que otros eran desertores y unos pocos habian sido expulsados de sus pueblos. Otros, como "el faccioso" Hermenegildo Gonzalez que suponian preso en Colima, fueron acusados del delito de conspiracion (aggec, exp. s. n., documento de Autlan, Jalisco, 24 de julio de 1861). A Gonzalez se le puede considerar un bandido pues es acusado de "hacer armas contra el Supremo Gobierno" y de ser uno de los cabecillas de un motin que iba a estallar en el pueblo de Ejutla. En el documento antes citado lo catalogan como "un hombre que ha causado muchos males a estos pueblos", pues continuo en pie de guerra, aunque al parecer ya habia "protestado obediencia al Supremo Gobierno y asegurado su conducta bajo una fianza [...] por cuyo motivo de ser considerado dicho sea como Residente" (aggec, exp. correspondencia de Colima, 1 de agosto de 1861).

Al no tener mas datos, se podria concluir con un borrador en el mismo expediente, "Al C. Comandante Felipe Rodriguez, fiscal en la causa seguida contra Hermenegildo Gonzalez por el delito de conspiracion", adjunto a un oficio que provenia de la Seccion de Guerra del gobierno de Jalisco fechado el 6 de septiembre de 1861, donde se transmitia la "informacion, practicada en Tecolotlan sobre la conducta del reaccionario" Hermenegildo Gonzalez, quien finalmente se sometio al Gobierno constitucional y recobro su libertad.

En otros documentos se solicitan informes sobre otros reaccionarios de los que anotamos dos: Guadalupe Michel--22 de agosto de 1861--, vecino de Autlan, "uno de los principales promovedores de la conspiracion que se tramaba en el pueblo de Ejutla, se ha largado con direccion a ese Estado [Colima]"; asi como el capitan don German Godines--18 de agosto de 1861--, quien "se ha largado de esta Capital en direccion a su cargo, [...] es desertor y esta iniciado en la ultima conspiracion que fue descubierta en esta Capital [Guadalajara]", por lo que solicitan sea aprendido en caso de que llegase a Colima. En ese ambiente de reaccionarios, conspiradores y desertores, se retoma aqui a uno de estos hombres, Benito Ortiz Ocaranza.

Benito Ortiz, el bandido

A estas gavillas y sus cabecillas se les califica de malhechores, pero el analisis del discurso en los documentos permite vislumbrar otra realidad. En la vieja y delicada hoja de un expediente aparecio el nombre de Benito Ortiz como si tuviese vida propia (aggec, 1861). Ahi se encontraron cinco legajos.

Primer legajo. Lo forman varios oficios que se cruzaron autoridades de Jalisco y Colima entre el 24 de septiembre de 1861 y el 10 de octubre de 1861. Estos permiten ver las dificultades administrativas y ubican a Benito Ortiz corriendo de un lado a otro del Camino Real de Colima. De Jalisco, el "Comte. militar de Pihuamo", pide auxilio al "Exmo. Sr. Gobernador de Colima [.. J para exterminar una gavilla de bandidos que se encuentran en las cercanias de Auijillo (8) [sic]"; el gobernador Urbano Gomez transcribe la solicitud al "Gobierno supremo de Jalisco, seccion de Guerra", donde se le autoriza para que "mande las fuerzas que quiera del de su digno cargo, esperando se sirva dar aviso, cuando llegue el caso, a la Jefatura politica del 9 Canton" [Zapoltan ... firma] Dios, Libertad y Reforma." Luego, U. Gomez
   ... da cuenta" al 9 Canton y al alcalde de Tonila de [...] las
   noticias que hubo de una gavilla de bandidos que se movia por el
   punto de los Negros, capitaneada por el bandido Ortiz. En el acto
   movi las acordadas (9) [...] y se libero orden de Juez de acordada
   de los Negros [...] para que diera aviso a las demas acordadas del
   Alo y otros puntos del Serro [sic] a fin de perseguir la gabilla
   [sic] hasta su aprehension.


Este juez informa sobre la aprehension del "bandidoJose Maria Cabadas, companero de Ortiz [...] lo traian preso para presentarlo a este Juzgado, pero que habiendoseles fugado, lo mataron en el avance y presentaron un sable, un mosqueton y un caballo ensillado que eran de Cabadas." El juez lamenta la fuga de Cenobio N., pero agrega que los de la acordada "recuperan un mosquete, una cartuchera con seis cartuchos y un fusil que segun supo era de Ortiz y que este con mucha anticipacion se habia ido."

Segundo legajo. En un borrador del oficio enviado de Colima al jefe politico del noveno Canton de Jalisco, de fecha 6 de octubre de 1861, se dice que:
   Teniendo noticia este Gobierno de que en el canton del mando de Vs.
   ha sido aprehendido el famoso ladron de este estado Benito Ortiz,
   le recomiendo que baj'o mi responsabilidad y previa identificacion
   de la persona, lo mande pasar por las armas y en caso de que no
   pueda hacerlo, espero se sirva entregarlo a la fuerza que ha
   llevado los efectos de guerra para el C. Gobernador del Estado de
   Jalisco, a fin de que sea conducido a esta Capital.


Incluye la filiacion de Ortiz, por lo que ya se puede hacer el retrato hablado del bandido:
   Hijo de Gabriel Ortiz y de Maria Ocaranza -soltero, -vecino de los
   Martinez [Villa de Alvarez, Col.] de este estado, -edad, cosa de 35
   anos, -color blanco colorado, -pelo guero y crespo, -ojjos garzos,
   -nariz regular, -boca regular, -frente grande, -barba poca,
   -estatura regular, -senas particulares, una cicatriz redonda cerca
   de la ceja y amputado el brazo izquierdo.


Los de Zapotlan aseguran que, de tomarlo prisionero, el bandido "sera pasado por las armas sin mas formalidades que la identidad de la persona; pues esta Jefatura tiene la firme conviccion, que mientras no se castigue con rigor a los enemigos jurados de la Nacion, la guerra sera interminable." En tanto, el alcalde de Tecatitlan --22 de septiembre de 1861--recibe noticias del comisario del rancho del Alo acerca del "inminente ataque" a esa poblacion del "bandido Benito Ortiz con una gavilla que trae con el caracter de Reaccionario."

Benito Ortiz, el criminal comun, desaparece y empieza a emerger el "bandido", pues el "reaccionario" adquiere esa categoria al ser un "enemigo jurado de la Nacion"; sus actos se podrian interpretar como de un conservador que no se ha rendido, y se comprende el interes del Gobierno liberal de poner fin a la "interminable" guerra.

Tercer legajo. Archiva ordenes de aprehension y encarcelacion contra Isidoro Medina, Francisco Coyote y Benito Ortiz, posiblemente cabecillas de distintas gavillas, ya que esta adjunto un comunicado de Pihuamo: "se tiene conocimiento que hay una reunion de bandidos que tratan de alterar el orden en las inmediaciones, desde Ahuijillo hasta Pihuamo." Agregan que reunirian "una fuerza para marchar sobre ellos hasta exterminarlos." Eso no fue posible.

Cuarto legajo. La "Capitania de Puerto de Manzanillo"--19 de septiembre de 1861--informaba: "A las ocho de hoy he sabido que el bandido Hipolito Cepeda se encuentra desde hace cuatro dias en el pueblo de Sihuatlan [sic], disponiendose a marchar sobre este puerto." La gavilla se componia de 50 hombres armados y habia "cometido mil desordenes"; en Cihuatlan fusilaron a unas personas y temian que hubiesen fusilado a don Luis Lauran, aprehendido en Pueblo Nuevo. En Manzanillo tenian "armas y gentes, mas, faltan capsulas y balas para la defensa" en caso de que los atacasen. De Colima les enviaron mil capsulas e igual numero de balas, advirtiendoles de que tuvieran "lista la matricula del Puerto ... para el caso de que fueran invadidos por los reaccionarios," les ordenan resistir y dar parte al Gobierno "para mandarle el auxilio correspondiente."

Dentro del mismo legajo se encuentra una hoja azul palido, lacrada y dirigida al gobernador U. Gomez con la leyenda "Urgente". La letra es buena y la ortografia pesima. En ella, los de Miraflores aseguran "asciencsia sierta" que de Tequesquitlan a "siguatlan" se encuentra una "gabilla" de bandidos, que "con el nombre de pronunsiados, an ocasionado muchos males"; informan que son 121 hombres y que Benito Ortiz "se llevo a dos Senores que se conosian mas afectos al partido constitucional [...] en Tequesquitlan colgaron al Juez de acordada"; tambien, saben que el objeto de los bandidos es asaltar Colima "en los proximos dias," pero ignoraban si llevarian el camino de Miraflores o de Manzanillo. Ademas, reconocieron a Toribio "Sepeda", y...
   entre esos anda Benito Ortiz: lo espuesto es positivo y Vs. se
   digne despues de tomar las medidas que el caso requiere, guardarnos
   el secreto, pues Vs. debe conocer que estamos en este punto sin
   auxilio para defendernos y espuestos a perder la vida como le
   sucedio al Jues de Tequestuitan; Dios, Libertad y reforma.
   Miraflorez, Dbre. 24 de 1861. Firman, Francisco Virgen y Miguel
   Carrillo.


Es preciso resaltar una guerra inconclusa y el bandido "pronunciado" que ataca constitucionalistas y autoridades liberales, que toma prisioneros y fusila. Asimismo, destaca la movilidad de Benito Ortiz y su gavilla entre la zona de C. Guzman y la costa de Colima, una distancia de mas de 200 kilometros, entre septiembre y diciembre de 1861, casi un ano despues de concluir la guerra de Reforma--1 de enero de 1861--.

Quinto legajo. Las ultimas noticias acerca del bandido se reciben desde la sierra de Alica--23 de septiembre de 1861--, donde Benito Ortiz se encontraba con la intencion de "unirse a la gavilla del criminal Manuel Lozada y continuar la guerra de exterminio que tantos males ha causado y seguira causando a la Nacion." En este comunicado incitan al gobernador de Colima para que "se prepare y aliste con las fuerzas a su mando no solo para resistir una invasion, sino para tomar la iniciativa en contra de los bandidos, ofreciendole [...] auxiliarle con tropas a mi mando, siempre que ese Estado sea el invadido;" de Colima--29 de septiembre de 1861--responden que consideran indispensable "exterminar a esa plaga de la sociedad que tantos males ha causado."

En el expediente mencionado se encuentran otros dos documentos que no se refieren a Benito Ortiz, pero que conviene mencionar porque sirven para estimar las distancias que recorrian estas "gavillas" asi como la comunicacion que existia entre las mismas, si bien esto seria tema de otro trabajo. En el primero, de Sinaloa--12 de julio de 1861--, solicitan que confirmen haber recibido a dos presos, "el comandante don Jose Gregorio Ceballos y dona Soledad Cuevas", acusados de crimenes de rebelion y de ser conservadores "irredentos". Aparentemente habian sido hechos prisioneros en aquella entidad y eran remitidos a Colima, pero la respuesta fue: "a la fecha no se han recibido los reos de que se ha hecho merito, ignorando el conducto por el cual han sido remitidos." Se podria especular al respecto, pero al no haber datos todo queda a la imaginacion.

En el segundo documento, en un oficio recibido de Jalisco--23 de septiembre de 1861--se dice que, "Segun las ultimas noticias que se han recibido [...] el asesino Marquez con el resto de bandidos, se dirige a la sierra de Alica con objeto de unirse a la gavilla del criminal Manuel Lozada", (10) al igual que Benito Ortiz, Marquez buscaba alianza o proteccion con el rebelde de Nayarit, el fiero Tigre de Alica, que tuvo en jaque al Gobierno durante 23 anos--1850-1873--y que tenia seguidores en la region de Jalisco y Colima.

Conclusion

Benito Ortiz es un bandido que cruza el Camino Real de Colima de un extremo al otro, vive un momento coyuntural en la historia de Mexico y se caracteriza por ser conservador o reaccionario; entonces, se trata de un bandido que lucha desde su perspectiva ideologica y que ataca a los que para el son enemigos: los constitucionalistas, liberales o quienes lo catalogan de malhechor y plaga social.

Del uso del lenguaje utilizado por las autoridades politicas y militares que signaron o escribieron los documentos citados, se deduce que estas gavillas les preocupaban y que las consideraban enemigos politicos, mas que malhechores, aun cuando algunos terminos parecieran demostrar esa calidad. Solo un documento fue escrito por civiles y este confirma la apreciacion de que Benito Ortiz es un bandido, pues a el y a su gavilla se les denomina "pronunciados", traducible como rebeldes.

Por otra parte, se carece de la voz del bandido, asi como de otros miembros de la sociedad que concordaran con las ideas conservadoras, pues no se aclara una cuestion ineludible: ?como era posible que se moviera de un lado a otro sin tener algun tipo de apoyo entre la poblacion? Mas aun, sabiendo que la region era conservadora, de los mismos documentos se desprende que no atacaba sino a las autoridades o a reconocidos liberales. Por esto, y al no encontrar referencia al bandido generoso que ayuda a los pobres, se puede dudar en afirmar que Benito Ortiz es el "bandido" (Hobsbawm, 1976). No obstante, se termina por incluirlo en la categoria de "bandido" desde el punto de vista de su rebeldia ante el cambio social.

Benito Ortiz forma parte del grupo de perdedores en la guerra de Reforma, aquellos que no pudieron o no quisieron integrarse en una sociedad contraria a su vision del mundo (Wallerstein) y a quienes las estructuras de Gobierno acabaron por confinar en la carcel, en los montes o destinar al bandolerismo.

El bandido Benito Ortiz Ocaranza no acepto la derrota, nunca fue capturado y, pese a faltarle un brazo, evadio a sus perseguidores y se unio a las fuerzas del Tigre de Alica para seguir luchando en contra del regimen liberal. Esto lo convierte en un hombre fuera de la ley, pero tambien en un bandido.

Bibliografia

Archivo General del Gobierno del Estado de Colima (AGGEC) (1861), Sec. Criminal, vol. 157, exp. 1860/1861, "Aprehension de reos y persecucion de malhechores", Colima: AGGEC.

Archivo General del Gobierno del Estado de Colima (AGGEC) (1863), Sec. Criminal, vol. 55, exp. 14/1863.

Aguayo Figueroa, Ismael (1973), Colima en la historia de Mexico, tomo V. La Reforma, Colima: s.e.

Archundia Guevara, Horacio (2012), presentacion del libro Historias del Camino Real de Colima, Memoria del primer Coloquio Regional de Cronica, Historia y Narrativa, 20 de enero de 2012, Colima: Asociacion de Cronistas de pueblos y ciudades del estado de Colima,

A.C./Archivo Historico Municipal de Zapotlan El Grande. Bonnin Charles, Jean (2004), Principios de administracion publica, Mexico: FCE.

Calderon de la Barca (Frances Erskine Inglis, Madame) (1970), La vida en Mexico durante una residencia de dos anos en ese pais, Mexico: Porrua.

Carbo, Margarita (1988), "La Reforma y la Intervencion: El campo en llamas", en Semo, Enrique (coord.), Historia de la cuestion agraria mexicana, la tierra y el poder, 1810-1910, tomo 2. Mexico: Siglo XXI/CEHAM, pp. 82- 174,

Carrillo de Albornoz y Galbeno, Juan (2003), "Milicia y Sociedad Ilustrada en Espana y America (1750-1800)", en tomo II, XI Jornadas nacionales de historia militar. Sevilla, 11-15 de noviembre de 2002, Madrid: Deimos, pp. 315-335, en <http://www.ingenierosdelrey. com/articulos/caminos/caminos_reales.htm>.

Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos de 1857, en <http://www.juridicas.UNAM.mx/infjur/leg/conshist/pdf/1857.pdf> [consulta: 20 de agosto de 2011].

Evans, Albert S. (1870), "Una manana y una tarde en Colima", en Overland y Out West, vol.5, num. 1, julio de 1870, San Francisco, California: Universidad de Michigan, pp. 26-30.

Evans, Albert S. (1873), Nuestra hermana republica: un viaje a traves de gala tropical en Mexico 1869-1870: la aventura y hacer turismo en la tierra de los aztecas, Toledo, Ohio: Hartford, Columbian Book Co.

Haidar, Julieta (1998), "Analisis del discurso", en Galindo Caceres, Luis Jesus (coord.), Tecnicas de investigacion en sociedad, cultura y comunicacion, Mexico, Pearson, pp. 117-168.

Hobsbawm, Eric John (1976, 2003 2- ed.), Bandidos, Barcelona: Ariel.

Foucault, Michel (1980), Languuage counter-memory, practice, Ithaca, Nueva York: University Press.

Kingsley, Rose G. (1874), South by West: Or Winter in the Rocky Mountains and Spring in Mexico, Londres: W. Isbister & Co.

Kingsley, Rose G. (2007), South by West: Or Winter in the Rocky Mountains and Spring in Mexico, Whitefish, MT: Kessinger Publishing.

Lewis Geiger, John (1874), A peep at Mexico, Londres: Trubner & Co.

Ortoll, Servando (1988), "Janos Xantus y sus primeras impresiones en Colima", en Colima, textos de su historia, Mexico: Instituto Mora.

Romero-Perez, Jorge Enrique (2008), "Estado: estructura y funciones", en Revista de Ciencias Juridicas, num. 116, mayo-agosto, Costa Rica: Instituto de Investigaciones Juridicas Facultad de Derecho-Universidad de Costa, pp. 111-138.

Salazar Gonzalez, Cecilia (1991), Una sociedad agraria regional. Inestabilidady bandidaje en Colima (1857-1933), tesis de licenciatura en historia, Guadalajara, Jalisco: UAG-Escuela de Filosofia y Letras,.

Taylor, William B. (1987), "Bandolerismo e insurgencia", en Jalisco en la conciencia nacional. De la autonomia a la independencia, Mexico: Instituto Mora/Gobierno del Estado de Jalisco.

Touraine, Alain (1978), La voix et le regard, Paris: Editions du Seuil.

Urzua Orozco, Roberto (2008), El Camino Real de Colima, Colima: Edicion Tierra de Letras/Archivo Historico del Municipio de Colima/Archivo Historico Municipal de Zapotlan el Grande.

Weber, Max (1977), Estructuras de poder, Buenos Aires: La Pleyade.

Mirtea Elizabeth Acuna Cepeda (1)

(1) Mirtea Elizabeth Acuna Cepeda, Universidad de Colima, profesora. Investigadora, asociada al CAUCol62.

(2) El general Alvarez (gobernador del 19 de julio de 1857 al 26 de agosto de 1857) fue asesinado durante un motin conservado, encabezado por el general Ponce de Leon y el coronel Mendoza, a quienes se sumaron los capitanes Mariano Vejar y Jose G. Rubio, al grito de "religion y fueros".

(3) Actor social se entiende como una agrupacion de individuos que se identifican por una concepcion del mundo y luchan por mantenerla o cambiarla; esta categoria de analisis trata de comprender la "identidad" del actor dominante y la del actor en la oposicion. "Los actores sociales dominantes y dominados se enfrentan en el mismo campo cultural, luchando por el control del campo por el control de su historicidad" (Touraine, 1978: 52)

(4) Estructura se comprende como un conjunto de elementos interrelacionados dentro de la totalidad. Una estructura (structura) es la disposicion y orden de las partes dentro de un todo, las cuales forman un sistema por oposicion, lo cual crea tensiones entre sus funciones (estructuralismo-funcionalismo) que se vinculan de modo solidario, dependiente y racional, no por simple adicion (estructuralismo-atomismo) y se constituyen de modo cerrado, detenido y finito (estructuralismo-infinitismo). Estas tensiones no son excluyentes entre si.

(5) Region donde se ubica la Ciudad de Mexico y los estados de Queretaro, Guanajuato, Morelia, Jalisco, Nayarit, Colima y otros, que fueron el principal escenario de las guerras de Independencia y Reforma, y mas tarde la Cristiada, donde la identidad conservadora, que se vio golpeada por la estructura liberal del Gobierno nacional, se deja sentir aun hoy en dia.

(6) De los 33,894 habitantes del estado, el 48.5% de la poblacion vivia en la ciudad de Colima (16,420) y el resto (17,474), estaba distribuido en pequenos asentamientos por toda la entidad.

(7) Ricardo Palacio llega a Colima con las fuerzas del general Ignacio Comonfort (1855). Fue gobernador del 6 de enero de 1858 al 7 de agosto de 1859 y combatio al lado del general Ramon Corona en Sinaloa. Regreso a Colima y fue administrador de aduana hasta su muerte, el 25 de octubre de 1880.

(8) Ahuijillo, en el municipio de Tepatitlan del estado de Jalisco.

(9) Cuerpo policial establecido en Mexico en el siglo XVIII para aprehender y juzgar a los salteadores.

(10) El general Manuel Lozada, el Tigre de Alica (1828-1873), mestizo cora, hijo de Norberto Garcia y Cecilia Gonzalez, se levanto en demanda por las tierras de los indigenas. Como conservador, se puso al servicio del emperador Maximiliano I, quien lo retribuyo creando la provincia de San Jose de Nayarit con capital Tepic y otorgandole el grado de general. En 1873, Lozada fue fusilado por el general Ramon Corona. Manuel Lozada es considerado un precursor del agrarismo en Mexico y en Nayarit se le honra por la creacion de este estado.
COPYRIGHT 2011 Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Acuna Cepeda, Mirtea Elizabeth
Publication:Anuario del Centro de Estudios Superiores de Mexico and Centro America
Date:Jan 1, 2011
Words:7146
Previous Article:De Espana a Mexico: un viaje incierto. Refugiados espanoles en Chiapas.
Next Article:Erasto urbina y el primer despertar indigena del siglo XX.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters