Printer Friendly

Autoeficacia e intencion conductual del consumo de tabaco en adolescentes: validez factorial y relacion estructural.

El consumo de sustancias adictivas es un comportamiento que adquiere especial importancia en la adolescencia y la juventud (Ortiz, Soriano, Galvan y Meza, 2005). El Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica (INEGI) en el ano 2005 senalo que el tabaquismo se asocia estrechamente con los principales indicadores de morbilidad y mortalidad en Mexico, por lo que constituye un importante problema de salud publica. Se estima que alrededor de 122 personas mueren diariamente en Mexico por causas asociadas con el tabaco. Asimismo, las enfermedades cardiovasculares, broncopulmonares y diversos tipos de cancer entre los que se encuentra el cancer de pulmon, constituyen las principales causas de mortalidad.

En nuestro pais, en el 2002 la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) senalo que la prevalencia de fumadores entre los adolescentes de 12 a 17 anos de zonas urbanas equivale a casi un millon de individuos, con una mayor proporcion de hombres (15.4%) que de mujeres (4.8%), es decir, 3 varones por cada mujer.

Por otra parte, la investigacion senala que existen una serie de teorias y modelos que se utilizan para explicar el consumo de tabaco por la complejidad que tiene este comportamiento y su naturaleza multicausal, dentro de estas explicaciones se encuentran la Teoria de Accion Razonada (Fishbein, 1990) y de la Conducta Planeada (Ajzen, 1991), el Modelo Transteorico del cambio (Prochaska y DiClemente, 1983), la Teoria del la Influencia Triadica (Flay y Petraitis, 1994) y la Teoria Sociocognitiva de Bandura (1977, 1987).

La Teoria Social Cognitiva desarrollada por Bandura (1977, 1987, 1997) es una de las teorias mas utilizadas dentro del campo de las conductas adictivas, y un elemento importante dentro de esta teoria es el constructo de autoeficacia, de los cuales distingue dos tipos de expectativas, las expectativas de resultado y las expectativas de eficacia (autoeficacia). La autoeficacia se define como la capacidad o conviccion personal que tiene el sujeto de poder ejecutar exitosamente la conducta requerida para actuar o producir un resultado en una situacion, actividad o dominio (Bandura, 1997).

La autoeficacia tiene como elemento central las percepciones que tienen los individuos de su capacidad de actuar. Desde la perspectiva de la teoria social cognitiva, la autoeficacia percibida afecta los propios niveles de motivacion y ejecucion del individuo, a traves de su capacidad para afrontar los cambios. Un postulado importante de la teoria de la autoeficacia (1977, 1997) senala que las percepciones de eficacia varian de modo significativo entre las distintas situaciones y tareas, de esta manera la autoeficacia se centra en los pensamientos que los individuos tienen acerca de su capacidad para actuar.

Cuando se habla de autoeficacia se hace en un sentido amplio, es decir, se hace referencia a la capacidad para manejar adecuadamente una amplia gama de situaciones de la vida cotidiana y por lo regular su medicion se realiza de forma general (Perez, Bermudez y Sanjuan, 2000), tambien la autoeficacia se ha medido a traves de su relacion con conductas en especifico para determinar de manera mas precisa su influencia en el dominio de interes. Sin embargo, a pesar de que se cuenta con medidas de autoeficacia para evitar conductas adictivas (Dijkstra y De Vries, 2000; Fagan, Eisenberg, Frazier, Stoddard, Avrunin, y Sorensen, 2003; Gwaltney, Shiffman, Norman, Paty, Kassel, Gnys, Hickcox y Balanbis, 2001; Martin, Wilkinson y Poulos, 1995) en pocas ocasiones se muestran las propiedades psicometricas de estas escalas en adolescentes. Ademas la evidencia de validez factorial para medir autoeficacia ante el consumo de tabaco o su intencion, la mayoria de las veces se hace con personas que han intentado dejar de fumar o en poblacion adulta. Adicionalmente los items de las escalas que intentan operacionalizar la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco lo realizan en situaciones concretas o con variables situacionales especificas.

De acuerdo con los resultados obtenidos con los diferentes autores, considero que la medicion de la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco implica contextos, situaciones y conductas especificas, es decir, una conducta (fumar) se puede presentar de una forma particular, por ejemplo, con los amigos, en la escuela, en una fiesta, etc., de manera que los cambios asociados con esta variedad de situaciones, sugiere en el adolescente la habilidad y capacidad necesaria para evitar involucrarse en conductas que ponen en riesgo su salud en varias situaciones o contextos en el cual se encuentra constantemente.

Por otra parte, los mecanismos por los cuales la autoeficacia influye a la intencion y la conducta de fumar en adolescentes fumadores ha sido poco estudiada. Algunos estudios (Calleja, 1998; Carvajal y Granillo, 2006; Carvajal, Hanson, Downing, Coyle y Pederson, 2004; Flay et al, 1994) han demostrado que las dimensiones cognoscitivas afectan una determinada conducta y la adopcion de un curso de accion en particular. Especificamente se ha encontrado que la autoeficacia es un determinante de la conducta, ya que a partir de la misma es posible predecir la conducta, en este sentido la autoeficacia se ha puesto a prueba para predecir el consumo de sustancias adictivas. Por ejemplo, si un adolescente no se siente capaz de resistir la tentacion de consumir tabaco (baja autoeficacia percibida), tendra mayor probabilidad de fumar o de actuar bajo la influencia social (Carvajal et al, 2004; Carvajal et al, 2006). La autoeficacia percibida afecta el consumo de substancias adictivas, las personas con alta autoeficacia son mas resistentes al consumo de substancias adictivas que quienes no tienen un fuerte control personal. La experiencia que se tenga con el consumo de tabaco afecta el nivel de eficacia, de manera que un menor nivel de autoeficacia se relaciona con el consumo de tabaco. Por lo tanto, la baja eficacia percibida para evitar el consumo contribuye en la prediccion del abuso de substancias (Bandura, 1999; Schonfield, Pattison, Hill y Borland, 2003).

Fagan, Eisenberg, Frazier, Stoddard, Avrunin y Sorensen (2003) encontraron que quienes fuman a diario tuvieron menos autoeficacia para evitar fumar, en comparacion con los que fuman con menos frecuencia. Los adolescentes que han intentado fumar tuvieron una menor puntuacion en autoeficacia que quienes no intentaron fumar. Para Landrum, Diamond, Dolan, Pallonen, Ford y McAlister (2007) la autoeficacia para evitar fumar tiene una influencia pequena pero no significativa en la intencion de fumar. Considerado los resultados obtenidos, los autores realizaron modificaciones al modelo conseguido, obteniendo que la autoeficacia tiene un efecto indirecto sobre la intencion de fumar a traves de creencias relacionadas con el consumo.

La intencion de fumar se ha identificado como un predictor del consumo en jovenes (Calleja y Aguilar, 2008; Carvajal et al, 2004; Carvajal et al, 2006; Schonfield et al, 2003), sin embargo, pocos estudios han demostrado la direccion y magnitud a traves del cual constructos como la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco inciden en la intencion conductual para fumar y como ambos influyen en la consumo de tabaco en jovenes.

Considerando lo antes planteado, el modelo conceptual que se pretende estimar se encuentra derivado de una combinacion de constructos de teorias de cambio conductual (Fishbein, 2000) y de la teoria social cognitiva (Bandura 1977, 1987). El modelo plantea que la conducta de fumar probablemente se presente si no se cuenta con las capacidades necesarias para evitar o rechazar la conducta. La intencion conductual de fumar esta influida por la eficacia con respecto a la conducta. El modelo hipotetiza que la autoeficacia relacionada con el tabaco tiene un efecto directo sobre la intencion y conducta de fumar e indirecto a traves de la intencion conductual para fumar.

Evaluar el modelo planteado en adolescentes que fuman puede otorgar evidencia de como aspectos cognitivo-conductuales pueden ser utilizados tanto en la prevencion como en el pronostico de consumo en los jovenes. Derivado del planteamiento presentado hasta el momento, el objetivo de la presente investigacion fue obtener en un modelo de ecuaciones estructurales, la validez factorial de la autoeficacia ante el consumo de tabaco, asi como su relacion estructural con la conducta e intencion tabaquica en una muestra de adolescentes mexicanos.

METODO

Participantes

Se selecciono una muestra no probabilistica de 1012 jovenes, 531 hombres y 481 mujeres, con un rango de edad entre 14 y 22 anos y una media de 16.75 (DE = 1.2) anos. Participaron 326 jovenes del primer ano, 246 del segundo ano y 440 del tercer ano, estudiantes de dos escuelas de educacion media superior del Distrito Federal de la Ciudad de Mexico, de ambos turnos, 528 del turno matutino y 484 del vespertino. Su participacion fue voluntaria y se les garantizo el anonimato en sus respuestas.

Instrumentos

La conducta de fumar se midio considerando la edad de inicio del consumo de tabaco, la frecuencia y la cantidad de consumo en el ultimo ano. Para medir la intencion conductual de fumar, se les pregunto la probabilidad de fumar cigarros en los proximos 6 meses.

Para medir la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco se desarrollo un instrumento especifico que mide la autoeficacia para evitar o rechazar consumir cigarros partiendo de items similares de otras escalas que miden autoeficacia para evitar fumar (Dijkstra et al, 2000; Fagan et al 2003; Gwaltney et al, 2001), asi como la redaccion de items ex profeso para esta investigacion. Esta nueva medida indica el nivel de confianza o capacidad que los adolescentes tienen para evitar fumar (consumir tabaco) en diferentes lugares, contextos, actividades o situaciones en los cuales se consume tabaco regularmente, asi como items que reflejan la presencia de amigos que consumen tabaco sin que el propio adolescente lleve acabo la conducta, utilizando acciones dirigidas para negarse a consumir (p.ej., Me siento capaz de negarme a fumar cigarros si me los ofrecen). Es una escala tipo Likert con un rango de respuestas de cuatro niveles que van de nunca a siempre. Las respuestas pueden ser sumadas para obtener un indice de autoeficacia, el resultado de la puntuacion (altos valores) indica una elevada autoeficacia para evitar consumir tabaco.

RESULTADOS

De los 1012 adolescentes que participaron en este estudio, el 68.3% ha consumido tabaco alguna vez en la vida, de estos el 17% fuman una vez al mes o menos, el 18.7% solo lo ha hecho una vez y el 14.4% fuma diario o casi diario, con un promedio de 2 cigarros (DE= 2; rango= 1 a 25) diarios. La edad promedio de inicio del consumo es a los 14 (DE= 1.9; rango= 5 a 20) anos de edad para hombres y mujeres.

No se encontraron diferencias en el consumo de tabaco entre hombres y mujeres (frecuencia de consumo [hombres M= 3.29, DE= 2.24; mujeres M= 3.06, DE= 2.1; rango= 1 a 7; t= 1.61, p > .05], cantidad de cigarros [hombres M= 2.23, DE= 2.5; mujeres M= 1.92, DE= 1.8; rango= 1 a 25; t= 1.86, p > .05], edad de inicio [hombres M= 14, DE= 2; mujeres M = 14, DE= 2; rango= 5 a 20; t= .14, p > .05]). Con el proposito de obtener la equivalencia metrica de los indicadores del consumo de tabaco (frecuencia, cantidad y edad de inicio), cada indicador se transformo a puntuaciones estandarizadas para obtener su distribucion normal y asi poderlos sumar en un indicador global de consumo de tabaco.

Por otra parte, se realizo un analisis factorial confirmatorio (AFC) para establecer la validez factorial de la medida de autoeficacia relacionada al tabaco en esta muestra (Tabla 1). Los analisis realizados con el AFC en los adolescentes consumidores de tabaco mostro que sin ser necesariamente el optimo, este se ajusta a los datos, proporcionando validez factorial a la medida desarrollada. Los indicadores de bondad de ajuste absoluto [[X.sup.2](5, N= 1012)= 66.05, p<.001; GFI = .97; RMSEA= .08; p- Close= 0.00]; de ajuste incremental (TLI= .95; RFI= .94; IFI= .97, CFI= .97) y de ajuste de parsimonia (AGFI = .92, NFI= .97) mostraron ser adecuados.

Para obtener la fiabilidad de los items se calculo el indice de consistencia interna (coeficiente alpha de Cronbach) para el total del instrumento, obteniendo un indice de .92 (IC95% = .91 - .92). Los resultados sugieren niveles de fiabilidad satisfactorios, lo que indica una homogeneidad en los items que componen la medida de autoeficacia.

Un modelo de ecuaciones estructurales fue especificado para estimar empiricamente el modelo conceptual planteado en la presente investigacion entre la autoeficacia y la intencion y conducta de fumar. El modelo hipotetizado fue estructuralmente consistente con los datos. El analisis del modelamiento estructural de ecuaciones sugiere que la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco tiene un efecto directo (coeficiente estructural de -.65) sobre la intencion y conducta de fumar (coeficiente estructural de -.40). El modelo tambien sugiere que la autoeficacia tiene un efecto indirecto hacia la conducta a traves de la intencion (coeficiente estructural de .49), es decir, los jovenes que tienen una menor capacidad para evitar consumir tabaco tendran una mayor intencion y conducta de fumar, ademas la intencion futura de fumar predice el consumo en los adolescentes.

[FIGURA 1 OMITIR]

El modelo presenta un coeficiente de determinacion multiple R2 en la estimacion de la conducta de fumar de .66, lo que significa que en este modelo, la autoeficacia relacionada con el consumo de tabaco y la intencion conductual de fumar explican el 66% de la variabilidad del consumo de tabaco en jovenes mexicanos. Ademas la intencion conductual se encuentra explicada en un 41% de la varianza por la autoeficacia para rechazar el consumo de cigarros.

Los indicadores de bondad de ajuste absoluto, [[X.sup.2](25, N = 1012)= 113.319, p<.001; [X.sup.2] / gl= 4.53; GFI= .95; RMSEA= .05; p- Close= 0.08]; de ajuste incremental (TLI= .99; RFI = .98; IFI = .99, CFI= .99) y de ajuste de parsimonia (AGFI= .94, NFI= .99) fueron favorables, lo que permite afirmar que el modelo teorico postulado y sus relaciones esta respaldado por los datos, con un ajuste adecuado a los mismos. La Figura 1 muestra los resultados y los parametros estandarizados obtenidos del modelo estructural. Las abreviaturas utilizadas en el modelo se refieren a la Frecuencia= Frec, la Cantidad= Cant, y la Edad de inicio en el consumo de tabaco: Edad.

DISCUSION

Los resultados obtenidos respecto a la prevalencia del consumo de tabaco es similar con la ENA (2002), la diferencia estadistica mostro que hombres y mujeres consumen la misma cantidad de tabaco. El hecho de que hombres y mujeres fumen de igual forma indica que en anos futuros los jovenes de ambos sexos presentaran problemas de salud, duplicando el costo para las instituciones de salud que tengan que cubrir los danos ocasionados por el cigarro. Al analizar la edad promedio del inicio del consumo de tabaco, asi como el valor observado por la desviacion estandar, muestra que este se llevo a cabo mientras los adolescentes cursaban la ensenanza secundaria; por lo que este nivel educativo se considera un sector propicio para la prevencion de la conducta tabaquica, ademas de que los ultimos anos de ensenanza primaria, resultan ser poblaciones idoneas para iniciar los programas de prevencion, asi como, para promover una educacion para la salud.

La evidencia encontrada provee apoyo a la validez factorial de la autoeficacia relacionada al consumo de tabaco. Consistente con la teoria social cognitiva y con la autoeficacia (Bandura, 1977, 1987, 1997), los resultados obtenidos indican que los adolescentes pueden evitar involucrarse en conductas de riesgo a traves de diferentes situaciones o contextos, medidos por medio de cinco items. Los items fueron desarrollados para medir la autoeficacia ante el consumo de tabaco y estuvieron disenados para incluir una serie de situaciones o contextos bajo los cuales los adolescentes se pueden encontrar cuando se realizan estos comportamientos.

La evaluacion factorial obtenida en este estudio refleja el contenido para medir autoeficacia relacionado al consumo de tabaco (Dijkstra et al, 2000; Fagan et al 2003; Gwaltney et al, 2001) pero a traves de varios contextos o situaciones. La evidencia de las propiedades psicometricas de validez y fiabilidad, muestra congruencia conceptual entre los items, reafirmando la validez factorial de los items tal y como han sido evaluados en el presente estudio.

Los hallazgos encontrados en el modelo estructural sugieren que la autoeficacia ante el consumo de tabaco tiene un efecto directo sobre la conducta e intencion de fumar, contrario a los resultados obtenidos por Landrum et al (2007) quienes senalan un efecto indirecto mediado por las creencias de fumar. Lo encontrado en esta investigacion esta apoyado teorica (Ajzen, 1991; Bandura 1977, 1983, 1997; Fishbein, 1990; Fishbein, 2000) y empiricamente (Calleja et al, 2008; Carvajal et al, 2006; Fagan et al, 2003) de manera que el efecto de la autoeficacia sobre la conducta e intencion de fumar apoya lo encontrado por otros estudios (Carvajal et al, 2004; Carvajal et al, 2006; Fagan et al, 2003; Schonfield et al, 2003).

La aportacion de este estudio fue obtener la validez factorial de items para medir la autoeficacia ante el consumo de tabaco de una manera valida, fiable y culturalmente sensible para medir este tipo de autoeficacia en adolescentes mexicanos al incorporar situaciones o contextos especificos bajo los cuales se pueden realizar estas conductas. Una segunda aportacion fue estimar empiricamente el modelo planteado con la finalidad de conocer la direccion y magnitud que tiene la autoeficacia sobre la conducta e intencion de fumar cigarros. De estos resultados se derivan implicaciones clinicas debido a que la escala obtenida puede ser util para la elaboracion y evaluacion de personas que consumen tabaco o quienes se encuentran bajo tratamiento para dejar de consumir alguna sustancia adictiva, ya que se observa que los consumidores de tabaco tienen menos confianza en su habilidad para resistir o abstenerse de consumir sustancias adictivas (Gwaltney et al, 2001).

Las consecuencias del consumo de sustancias abarcan desde ambitos individuales, sociales y sanitarios como familiares y economicos, etc. Ante este hecho uno de los modos que parece idoneo para abordar esta problematica es mediante la prevencion del consumo de sustancias adictivas (Becona, 2006). Los programas realizados para tal fin deberan contemplar aspectos cognitivo-conductuales como los planteados en este estudio, si se pretende obtener efectos positivos a traves de las intervenciones realizadas a lo largo del tiempo.

Por ultimo se debe tener en cuenta que estos resultados no se pueden generalizar a toda la poblacion adolescente, sino que reflejan lo que esta pasando con una muestra de jovenes de educacion media superior y que para corroborar los resultados obtenidos se deberia replicar el estudio en otras muestras.

recibido: Enero 2010

aceptado: Junio 2010

REFERENCIAS

Ajzen, I. (1991). The theory of planned behavior. Organizational Behavior and Human Decisions Processes, 50, 179-211.

Bandura, A. (1977). Self-efficacy: Toward a unifying theory of behavioral change. Psychological Review, 84, 191- 215.

Bandura, A. (1987). Pensamiento y accion: fundamentos sociales. Barcelona: Martinez Roca.

Bandura, A. (1997). Self-efficacy: the exercise of control. New York: W.H. Freeman.

Bandura, A. (1999). A sociocognitive analysis of substance abuse: An agentic perspective. Psychological Science, 10, 214- 217.

Becona, E. (2006). Tabaco. Prevencion y tratamiento. Madrid: Piramide. Calleja, B. N. (1998). Creencias sobre las consecuencias del tabaco. La Psicologia Social en Mexico, 7, 254- 259.

Calleja, B. N. y Aguilar, J. (2008). Por que fuman las adolescentes: Un modelo estructural de la intencion de fumar. Adicciones, 20, 387- 394.

Carvajal, S. C. y Granillo, T. M. (2006). A prospective test of distal and proximal determinants of smoking initiation in early adolescents. Addictive Behaviors, 31, 649- 660.

Carvajal, S. C., Hanson, C., Downing, R. A., Coyle, K. y Pederson, L. (2004). Theory-based determinants of youth smoking: A multiple influence approach. Journal of Applied Social Psychology, 34, 59- 84.

Dijkstra, A. y De Vries, H. (2000). Clusters of precontemplating smokers defined by the perceptions of the pros, cons and self-efficacy. Addictive Behaviors, 25, 373- 385.

Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) (2002). Tabaco. Secretaria de Salud, Consejo Nacional contra las Adicciones, Instituto Nacional de Psiquiatria, Direccion General de Epidemiologia, Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica.

Fagan, P., Eisenberg, M., Frazier, L., Stoddard, A. M. Avrunin, J. y Sorensen, G. (2003). Employed adolescents and beliefs about self-efficacy to avoid smoking. Addictive Behaviors, 28, 613- 626.

Fishbein, M. (1990). Factores que influyen en la intencion de estudiantes en decir a sus parejas que utilicen condon. Revista de Psicologia Social y Personalidad, 6, 1-16.

Fishbein, M. (2000). The role of theory in HIV prevention. Aids Care, 12, 273- 278.

Flay, B. R. y Petraitis, J. (1994). The theory of triadic influence: A new theory of health behavior with implications for preventive interventions. Advances in Medical Sociology, 4, 19-44.

Gwaltney, C., Shiffman, S., Norman, G., Paty, Kassel, J., Gnys, M., Hickcox, M. y Balanbis, M. (2001). Does smoking abstinence self efficacy vary across situations? Identifying context- specificity with the relapse situation efficacy questionnaire. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 66, 516- 527.

Landrum, S. K., Diamond, P. M., Dolan, M. P., Pallonen, U., Ford, K. H. y McAlister, A. L. (2007). Smoking- related self-efficacy, beliefs, and intention: Assessing factorial validity and structural relationships in 9th-12th grade current smokers. Addictive Behaviors, 32, 1863-1876.

Martin, G., Wilkinson, G. A. y Poulos, C. X. (1995). The drug avoidance self-efficacy scale. Journal of Substance Abuse, 7, 151-163.

Perez G. A., Bermudez, M. J. y Sanjuan S. P. (2000). Escala de autoeficacia general: datos psicometricos de la adaptacion para poblacion espanola Psicothema, 12 (Supl. 2), 509-513.

Prochaska, J. O. y DiClemente, C. C. (1983). Stages and processes of self-change of smoking: Toward an integrative model of change. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 51, 390-395.

Ortiz, A., Soriano, A., Galvan, J. y Meza, D. (2005). Tendencias y uso de cocaina en adolescentes y jovenes de la ciudad de Mexico. Sistema de reporte de informacion en drogas. Salud Mental, 28, 91- 97.

Schonfield, P., Pattison, P. E., Hill, D. J. y Borland, R. (2003). Youth culture and smoking: Integrating social group processes and individual cognitive processes in a model of health-related behaviors. Journal of Health Psychology, 8, 291- 306.

Enviar correspondencia a:

Jorge Raul Palacios Delgado. Centro de Investigacion e Innovacion

Biopsicosocial. Jose J. Reynoso # 135, Colonia: Constitucion de 1917,

Delegacion Iztapalapa, C.P 09260, Mexico D.F.

E-mail: kobuj@yahoo.com.mx.

JORGE RAUL PALACIOS DELGADO

Facultad de Psicologia. Universidad Nacional Autonoma de Mexico
Tabla 1. Carga factorial, media, desviacion estandar y varianza
explicada de los items de la medida de autoeficacia ante el
consumo de tabaco.

Items   Media   Desviacion     Carga     R2
                 Estandar    Factorial

R24     2.93       1.1          .71      .51
R151    3.28       1.0          .74      .55
R28     2.97       1.1          .74      .55
R75     3.15       1.1          .83      .69
R59     3.03       1.1          .79      .63
COPYRIGHT 2010 Socidrogalcohol
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Palacios Delgado, Jorge Raul
Publication:Adicciones
Article Type:Report
Date:Dec 1, 2010
Words:3965
Previous Article:Evolucion de la ansiedad en el proceso de dejar de fumar en fumadores que acuden a una Unidad de Tabaquismo.
Next Article:Consumo de drogas en menores residentes en un area urbana pequena.
Topics:

Terms of use | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters