Printer Friendly

Apuntes acerca del Tribunal Internacional del Derecho del Mar: ?Hamburgo v. La Haya?

1. Introduccion

Mucho se ha escrito respecto de la multiplicacion --que algunos llaman acaso con cierto desden proliferacion-- de cortes y tribunales internacionales. (1) Se dice que ello pone en riesgo la uniformidad y coherencia del Derecho internacional. El Tribunal Internacional del Derecho del Mar (en adelante 'el Tribunal'), institucion novel con poco mas de diez anos de vida, ilustra un fenomeno que algunos han llamado <<descentralizacion>> (2) del Derecho internacional. En el presente articulo describiremos el origen de esta nueva institucion, asi como los mecanismos consagrados en la Parte XV (Solucion de Controversias) de la Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (en adelante 'la Convencion'), (3) la competencia del Tribunal y, de forma breve, su jurisprudencia. Todo ello con el fin de demostrar que, lejos de provocar una fragmentacion del Derecho internacional, el Tribunal de Hamburgo contribuye a su unidad a traves de una saludable imitacion (4) y dentro de un marco de <<coexistencia respetuosa>> (5) entre aquel y la Corte Internacional de Justicia (en adelante CIJ).

2. Origen del Tribunal

El Tribunal fue creado a traves de la Convencion, que entro en vigor el 16 de noviembre de 1994. El 1 de agosto de 1996 se llevo a cabo la primera eleccion de sus jueces, quienes sesionaron el 1 de octubre del mismo ano. Sin embargo, el Tribunal fue inaugurado oficialmente solo el 18 de octubre de 1996 en Hamburgo, Alemania, (6) lugar de su sede. Asi, el Tribunal fue establecido, mas de setenta anos despues de la Corte Permanente de Justicia Internacional, (7) hoy CIJ, como una institucion judicial internacional (8) de vocacion universal. Valga senalar que a la creacion del Tribunal por medio de la Convencion, se suma tambien la de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (en adelante AIFM) (9) y de la Comision de Limites de la Plataforma Continental, (10) todas ellas instituciones de importancia capital para el desarrollo del Derecho del Mar.

Asimismo, es importante recordar que la inclusion de un sistema de solucion de controversias en la Convencion no estuvo exenta de polemica en su origen, puesto que la tendencia en la epoca, es decir durante la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1974 y 1982), (11) era ignorar clausulas de solucion de controversias en acuerdos internacionales o restringirlas a la esfera de los denominados protocolos opcionales. (12)

Sin embargo, las circunstancias particulares del momento, sumadas a la dialectica entre paises en desarrollo y desarrollados desecharon dicha tendencia. Asi, aquellos percibian el Derecho internacional como una herramienta de los paises occidentales para salvaguardar sus intereses en sus antiguas colonias (sobre todo en Africa) y a la CIJ en particular como la <<Corte del Primer Mundo>>, especialmente por sus controvertidos pronunciamientos en los casos relativos al Africa Sudoccidental (13) y el caso relativo al Camerun Septentrional. (14) De la misma manera, los paises desarrollados, por diversas razones, tambien se mostraban reacios a aceptar la competencia de la CIJ y estaban en busqueda de nuevos mecanismos de solucion de conflictos mas acordes con los nuevos conceptos y sujetos de Derecho internacional. (15) Fue en estas circunstancias en que se acordo la creacion de un tribunal que abarcara todo el espacio oceanico, (16) como parte del denominado <<package deal>>. (17)

Han pasado mas de 10 anos desde su instauracion (18) y aunque lo visto hasta ahora es relativamente poco, no resulta dificil vaticinar que el Tribunal se ira ganando poco a poco un lugar al lado de la CIJ. Y es que se trata del unico tribunal de vocacion universal cuya competencia, en cierta medida, es asimilable a aquella de la Corte de La Haya. (19) Esto ultimo se desprende del Articulo 287 de la Convencion, segun el cual cualquier Estado parte puede, para los mismos casos, someterse a la CIJ, al Tribunal o a tribunales arbitrales especiales. (20) Ahora bien, hasta la fecha no ha habido ningun caso que haya sido sometido a la CIJ a traves de la activacion de la Parte XV de la Convencion. Ello debido a que desde la entrada en vigor de la Convencion hasta la fecha los Estados partes de un diferendo ante la CIJ o no han sido tambien partes de la Convencion o han establecido un mecanismo de solucion de controversias distinto del establecido por la referida Parte XV. (21) En tal sentido, cuando Espana demando a Canada, este ultimo no habia ratificado la Convencion; (22) Nicaragua tampoco lo habia hecho al iniciar el procedimiento contra Honduras; (23) ni Colombia cuando fue demandada por Nicaragua; (24) en el caso de Rumania y Ucrania, (25) si bien ambos Estados eran partes de la Convencion cuando aquella presento su demanda, la competencia de la Corte de La Haya se establecio sobre la base del Tratado sobre Relaciones de Cooperacion y Buena Vecindad y mas especificamente en el Articulo 4, letra h, del Acuerdo Adicional a dicho Tratado celebrado entre ambas partes en 1997. (26) En otras palabras, en un mecanismo distinto al de la Convencion.

3. Sistema de solucion de controversias establecido por la Convencion (27)

La Parte XV de la Convencion se compone de tres secciones. La Seccion 1 (Disposiciones Generales) resena la obligacion general de todos los Estados partes de resolver sus controversias relativas a la aplicacion o interpretacion de la Convencion a traves de medios pacificos, (28) de conformidad con el parrafo 1 del Articulo 33 de la Carta de las Naciones Unidas. Sin embargo, en caso que la solucion pacifica de una controversia no pueda alcanzarse a traves de los mecanismos previstos en dicha Seccion 1, de conformidad con el Articulo 286 de la Convencion los Estados partes estan obligados a invocar el sistema obligatorio de solucion de controversias establecido por la Seccion 2 (Procedimientos Obligatorios conducentes a Decisiones Obligatorias). Esto ultimo, no obstante, sujeto a las restricciones consagradas en la Seccion 3 (Limitaciones y Excepciones a la Aplicabilidad de la Seccion 2), especialmente a los Articulos 297 y 298 de la Convencion, articulos que, sin embargo, dejan a salvo el derecho de las partes a acordar otro procedimiento para la solucion de su diferencia o diferencias.

Asi, el Articulo 286 se constituye en la piedra angular del sistema de solucion de controversias de la Convencion puesto que establece como regla general la competencia obligatoria, lo que en su momento fue percibido como una de sus contribuciones mas importantes al fortalecimiento del Derecho internacional.

Por su parte, el Articulo 287 de la Convencion establece que cuando una determinada controversia no haya sido resuelta por los medios pacificos prescritos en el parrafo 1 del Articulo 33 de la Carta, ella sera sometida, a peticion de cualquiera de las partes, a uno de los cuatro mecanismos previstos por el referido articulo. Tales mecanismos son: el Tribunal, la Corte Internacional de Justicia y tribunales arbitrales con competencia general (constituidos de conformidad con el Anexo VII de la Convencion) (29) o especializada (constituidos de conformidad con el Anexo VIII de la Convencion, en controversias relativas a pesquerias, medio marino, investigacion cientifica marina y navegacion). (30)

Asi, los Estados partes, segun el mismo Articulo 287, al momento de firmar, ratificar o adherirse a la Convencion, podran hacer una declaracion escrita, en ejecucion de la denominada formula Montreux (31) a traves de la cual elegiran uno o mas de los mecanismos arriba mencionados. Sin embargo, en ausencia de tal declaracion o en caso que los Estados partes del diferendo no hayan aceptado el mismo mecanismo de solucion de controversias, se entendera que el mecanismo aplicable sera el procedimiento arbitral de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. Esta es la denominada eleccion residual o default choice.

Ahora bien, el procedimiento de la Seccion 2 sera aplicable unicamente cuando ninguna solucion haya sido alcanzada a traves de las disposiciones establecidas en la Seccion 1. Aqui nos referimos especialmente a los Articulos 281, 282 y 283 de la Convencion. Sobre el particular, cabe resaltar que el Articulo 282 establece que cuando un acuerdo previo (32) entre los Estados partes en la controversia haya establecido otra forma de dirimir conflictos entre ellos y que ademas conduzca a una decision final vinculante, dicho sistema primara sobre la Parte XV aqui analizada.

4. Competencia del Tribunal (33)

La competencia del Tribunal, si bien en muchos aspectos tributaria del sistema de la CIJ, manifiesta algunas singularidades que a continuacion resenaremos, tanto en lo que respecta al aspecto contencioso como al consultivo.

4.1. Competencia contenciosa del Tribunal

4.1.1. Competencia ratione materiae: El Tribunal, a diferencia de la Corte Internacional de Justicia que tiene una competencia ratione materiae mas amplia, (34) goza de una competencia limitada al campo del Derecho del Mar, aun cuando este haya sido definido de manera lata. (35) En tal sentido, aunque la competencia ratione materiae se limita a dicha disciplina, ella no se circunscribe a la interpretacion y aplicacion de la Convencion del Mar, sino que abarca toda controversia relativa a la interpretacion y aplicacion de un acuerdo internacional que tenga vinculacion con los objetivos de la Convencion.

Asi, de conformidad con el Articulo 288, parrafo 1, de la Convencion, el Tribunal es competente para conocer de cualquier controversia originada de la interpretacion o aplicacion de la Convencion, con sujecion a las limitaciones contenidas en los Articulos 297 y 298.

Asimismo, segun el parrafo 2 del mismo articulo, el Tribunal tambien puede ser competente para conocer cualquier controversia relativa a la interpretacion o aplicacion de un acuerdo internacional que tenga incidencia en los objetivos de la Convencion y que confiera competencia al Tribunal. (36)

En general, una controversia relativa a la interpretacion o aplicacion de la Convencion puede ser sometida al Tribunal a traves de un acuerdo especial entre ambas partes. (37) Sin embargo, a falta de tal acuerdo, una controversia puede ser sometida unilateralmente al Tribunal en los siguientes casos: (38)

-- Cuando ambas partes en la controversia hayan aceptado la competencia del Tribunal a traves de las declaraciones realizadas segun el Articulo 287.

-- Cuando el caso es sometido de conformidad con algun acuerdo internacional que confiera competencia al Tribunal.

-- Cuando la demanda este basada en las disposiciones de la Convencion que atribuyen competencia obligatoria al Tribunal, a saber: solicitudes de medidas provisionales mientras se constituye un tribunal arbitral de conformidad con el Anexo VII (Articulo 290, parrafo 5), demandas de pronta liberacion de buques y de sus tripulaciones (Articulo 292) y demandas relativas a actividades en la Zona que son sometidas a la Sala de Controversias de los Fondos Marinos (Articulo 187).

Ahora bien, es cierto que toda corte o tribunal internacional basa su accionar en el consentimiento previo de los Estados involucrados, pero tambien es cierto que la Convencion establece, por primera vez en el Derecho internacional, una verdadera y exclusiva competencia obligatoria del Tribunal en dos casos concretos, sin perjuicio de la eleccion de los mecanismos establecidos por el Articulo 287. El primer caso es la pronta liberacion de buques y el segundo es el caso de medidas provisionales hasta la constitucion de un tribunal arbitral. (39) A la fecha, estos dos procedimientos han sido los mas recurrentes en el Tribunal. (40)

4.1.2. Competencia ratione personae: Contrariamente a lo establecido en el Articulo 34 del Estatuto de la CIJ, que limita expresamente la competencia ratione personae de la CIJ (41) a los Estados miembros de las Naciones Unidas, la Convencion prescribe tres situaciones en las que el Tribunal ademas de admitir Estados (Articulo 20, parrafo 1 de su Estatuto) puede conocer de causas interpuestas por entidades distintas a un Estado parte.

La primera, prevista en el Articulo 305, parrafo 1, senala que el sistema de solucion de controversias es aplicable para toda entidad que haya consentido regirse por ella. Esta situacion es aplicable a los organismos internacionales, que en la practica, al menos por el momento, se reducen al caso de la Comunidad Europea (en adelante CE) unica entidad, distinta a un Estado, que ha efectivamente ratificado la Convencion y que de hecho ha sido parte en un contencioso ante el Tribunal (ver infra Caso No 7).

La segunda, que se refiere a los procedimientos de solucion de controversias establecidos en la Parte XI (La Zona) de la Convencion, preve que entidades distintas a los Estados partes puedan hacer uso del Tribunal, dichas entidades son: la AIFM, la Empresa (42) y personas naturales o juridicas. En cualquiera de estos casos, no seria el Tribunal en pleno el que conoceria la controversia sino, en virtud del Articulo 187 de la Convencion, su Sala de Controversias de los Fondos Marinos.

La tercera situacion es aquella establecida en el Articulo 21 del Estatuto del Tribunal. Este articulo corresponde al Articulo 36, parrafo 1, del Estatuto de la CIJ, pero es mucho menos restrictivo, puesto que se extiende <<[a] todas las cuestiones expresamente previstas en cualquier otro acuerdo que confiera competencia al Tribunal>>. (43)

4.2. Competencia consultiva del Tribunal

Cierta parte de la doctrina (44) divide este tipo de competencia del Tribunal entre aquella que fue expresamente otorgada por la Convencion y aquella que ha sido producto de la ampliacion realizada por los redactores del Reglamento del Tribunal. (45)

En puridad, el Tribunal en pleno no posee competencia consultiva como tal sino la Sala de Controversias de los Fondos Marinos. En tal sentido, esta competencia, segun el Articulo 191 de la Convencion, esta a priori restringida a ciertas cuestiones relacionadas con la Zona y siempre y cuando el pedido de la opinion provenga de los organos expresamente senalados por la Convencion y que forman parte de la AIFM. Dichos organos, tal como se desprende del Articulo 159, parrafo 10, de la Convencion y los Articulos 130 y ss. del Reglamento del Tribunal, son: la Asamblea y el Consejo. En este sentido, podria ser comparable al sistema restringido de la CIJ, segun el cual solo le pueden solicitar una opinion consultiva la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Articulo 96, parrafo 1, de la Carta) respecto de cualquier cuestion juridica, asi como 5 organos y 16 organismos especializados de las Naciones Unidas, debidamente autorizados por la Asamblea General, respecto de cuestiones juridicas que surjan dentro del ambito de sus actividades (Articulo 96, parrafo 2, de la Carta). Ambas disposiciones son complementadas por los Articulos 65 y ss. del Estatuto de la CIJ. En consecuencia, resulta claro que en el sistema de la CIJ un Estado no puede solicitarle opinion consultiva alguna, hipotesis que si es plausible bajo las normas del Tribunal de Hamburgo.

En efecto, el Tribunal puede tambien emitir una opinion consultiva de conformidad con los Articulos 20 y 21 de su Estatuto. Esta disposicion debe ser leida en concordancia con el Articulo 288, parrafo 2, de la Convencion y el Articulo 138 del Reglamento del Tribunal. Asi, este ultimo articulo preve la posibilidad de emitir una opinion consultiva respecto de una cuestion juridica si un acuerdo internacional relativo a los objetivos de la Convencion establece expresamente la posibilidad de solicitar al Tribunal tal opinion.

Hasta la fecha, este tipo de procedimientos no ha sido utilizado, sin embargo se espera que en el futuro atraiga la atencion de los Estados y otros actores internacionales. Y es que ante la creciente reticencia de parte de los Estados en general de iniciar procesos en contra de otros Estados ante cortes o tribunales internacionales, la posibilidad de recurrir al procedimiento consultivo como mecanismo alternativo que pueda sentar las bases de un proceso de negociacion exitoso en caso de una controversia determinada resulta cada vez mas atractiva. (46)

5. Jurisprudencia del Tribunal (47)

De los quince casos que ha conocido el Tribunal hasta la fecha, solo en dos de ellos hubo un pronunciamiento sobre el fondo de la controversia, mientras que cinco fueron casos de medidas provisionales y nueve relativos a la pronta liberacion de buques. Veamos a continuacion una breve resena de cada uno, sin animo de ser exhaustivos, pues no es este el lugar para desarrollar plenamente la jurisprudencia del Tribunal.

5.1. Caso No 1, relativo al Saiga (San Vicente y las Granadinas c. Guinea), Pronta Liberacion

Con fecha 13 de noviembre de 1997, San Vicente y las Granadinas presento una demanda contra Guinea, a fin de que esta, de conformidad con los Articulos 73, parrafo 2, y 292 de la Convencion, proceda con la pronta liberacion del buque Saiga y de su tripulacion. El buque Saiga, que enarbolaba el pabellon de San Vicente y las Granadinas, habia sido apresado por abastecer de combustible a buques de pesca a lo largo de la costa de Guinea. Con fecha 4 de diciembre de 1997, el Tribunal dicto sentencia y ordeno la liberacion del buque y de su tripulacion previo deposito de una fianza por el valor de su gasoil asi como una garantia financiera de 400 mil dolares de los Estados Unidos de America.

5.2. Caso No 2, relativo al Saiga (San Vicente y las Granadinas c. Guinea), Medidas provisionales y Fondo del asunto

Con fecha 13 de enero de 1998, el Gobierno de San Vicente y las Granadinas presento una solicitud de medidas provisionales, mientras se constituia un tribunal arbitral de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. En virtud del Auto de fecha 11 de marzo de 1998, el Tribunal, habida cuenta de que Guinea habia liberado el buque Saiga y su capitan con fecha 4 de marzo de 1998, prescribio una medida provisional segun la cual Guinea debia abstenerse de adoptar o ejecutar cualquier tipo de medida judicial o administrativa respecto del Saiga y su tripulacion. Asimismo, el Tribunal recomendo a ambas partes no emprender accion alguna que pueda agravar la controversia, senalando finalmente un plazo para que las partes presenten un informe inicial, de conformidad con el Articulo 95, parrafo 1, del Reglamento del Tribunal.

Con fecha 20 de febrero de 1998, los gobiernos de San Vicente y las Granadinas y Guinea acordaron someter el fondo de la controversia relativa al Saiga al Tribunal. Este caso incluyo temas relativos a la jurisdiccion del Estado ribereno en su zona economica exclusiva (ZEE), libertad de navegacion, matriculacion del buque, aplicacion de normas aduaneras, abastecimiento de buques y derecho de persecucion. A traves de su sentencia de 1 de julio de 1999, el Tribunal establecio que Guinea habia violado los derechos de que San Vicente y las Granadinas goza segun la Convencion, al haber apresado al Saiga y detenido a su tripulacion. En consecuencia decidio que Guinea pagaria una indemnizacion a San Vicente y las Granadinas ascendente a poco mas de 2 millones de dolares.

5.3. Casos No 3 y 4, relativos al Atun Meridional de Aleta Azul (Nueva Zelanda c. Japon; Australia c. Japon), Medidas provisionales (48)

Con fecha 30 de julio de 1999, Nueva Zelanda y Australia presentaron sendas solicitudes de medidas provisionales contra Japon, mientras se constituia el tribunal arbitral de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. En tales demandas, Nueva Zelanda y Australia alegaron que Japon no habia cumplido la obligacion de cooperar en la conservacion del stock del atun meridional de aleta azul. El Auto del Tribunal de fecha 27 de agosto de 1999 prescribio que las capturas anuales realizadas por ambas partes no debian exceder las cuotas anuales nacionales establecidas de comun acuerdo por las partes. De igual manera, que las partes debian abstenerse de llevar a cabo cualquier programa de pesca experimental que implique la captura de atun meridional de aleta azul, asi como que debian retomar las negociaciones a la mayor brevedad posible para alcanzar un acuerdo sobre medidas destinadas a la conservacion y ordenacion del atun meridional de aleta azul. Finalmente, el Tribunal decidio que las partes debian presentar un informe inicial, a mas tardar el 6 de octubre de 1999, sobre las medidas que hayan tomado, o cuya ejecucion hayan propuesto, con el fin de asegurar el pronto cumplimiento de las acciones prescritas.

5.4. Caso No 5, relativo al Camouco (Panama c. Francia), Pronta liberacion Con fecha 17 de enero de 2000 Panama presento una demanda contra Francia sobre la pronta liberacion del buque Camuco --que enarbolaba pabellon panameno-- y de su capitan, apresados por una fragata francesa en el interior de la ZEE de las Islas Crozet y detenidos en la Isla de la Reunion. Con fecha 7 de febrero de 2000, el Tribunal expidio su sentencia ordenando a Francia la liberacion del buque y su capitan previo deposito de una fianza equivalente a 8 millones de francos franceses.

5.5. Caso No 6, relativo al Monte Confurco (Islas Seychelles c. Francia), Pronta liberacion

Con fecha 27 de noviembre de 2000, Seychelles presento una demanda contra Francia sobre la pronta liberacion del buque Monte Confurco, que enarbolaba pabellon de Seychelles, apresado por una fragata francesa en la ZEE de las Islas Kerguelen y detenidos en la Isla Reunion. Con fecha 18 de diciembre de 2000, el Tribunal expidio su sentencia ordenando a Francia la liberacion del buque y su capitan previo deposito de una fianza equivalente a 18 millones de francos franceses, de los cuales 9 millones equivalian al importe de las 158 toneladas de pescado incautadas por las autoridades francesas.

5.6. Caso No 7, relativo a la Conservacion y Explotacion Sostenible de las Reservas de Pez Espada en el Oceano Pacifico Sudeste (Chile/Comunidad Europea)

A solicitud de Chile y de la CE, el Tribunal constituyo, con fecha 20 de diciembre de 2000, una Sala Especial para conocer de la controversia que opone a las partes a proposito de la conservacion y la explotacion sostenible de las reservas de pez espada en el Oceano Pacifico Sudeste. Esta sala especial estuvo compuesto por cuatro jueces del Tribunal y de un juez ad hoc elegido por Chile. La controversia consistio en determinar si la CE habia cumplido con las obligaciones establecidas por la Convencion a fin de asegurar la conservacion del pez espada en el area de alta mar adyacente a la ZEE chilena, puesto que ella se veria amenazada por las actividades de pesca emprendidas por buques que enarbolan pabellones de cualquiera de los Estados miembros de la CE. Otros aspectos de la controversia fueron: determinar si el Decreto 598 de Chile que establecio la aplicacion de medidas de conservacion por parte de ese pais dirigidas a las reservas de pez espada en alta mar contravenian o no la Convencion y establecer si el Acuerdo de Galapagos de 14 de agosto de 2000 vulneraba la referida Convencion.

A solicitud de las partes, el proceso ante la Sala fue suspendido y los plazos para presentar excepciones preliminares extendidos por el Presidente de la Sala. En consecuencia este caso no ha sido resuelto.

5.7. Caso No 8, relativo al Grand Prince (Belice c. Francia), Pronta liberacion

Con fecha 21 de marzo de 2001, Belice presento una demanda contra Francia sobre la pronta liberacion del buque Grand Prince, que enarbolaba pabellon de Belice, apresado por una fragata francesa en la ZEE de las Islas Kerguelen y detenidos en la Isla Reunion. Con fecha 20 de abril de 2001, el Tribunal expidio su sentencia senalando que carecia de competencia para admitir la demanda que fue presentada de acuerdo al Articulo 292 de la Convencion. El Tribunal considero que los documentos probatorios aportados por el demandante no permitian establecer que Belice era el Estado de pabellon del buque al momento de interposicion de la demanda.

5.8. Caso No 9, relativo al Caisiri Reefer 2 (Panama c. Yemen), Pronta liberacion

Con fecha 3 de julio de 2001, Panama presento una demanda contra Yemen sobre la pronta liberacion del buque Caisiri Reefer 2, asi como de su tripulacion y carga. El buque habia sido apresado poco despues de abandonar el puerto yemenita de Mukalla, bajo la acusacion de haber violado la legislacion de Yemen en materia de pesca. Con fecha 13 de julio de 2001, habiendo llegado las partes, un dia antes, a un acuerdo por el cual se desistian del procedimiento, el Tribunal, en aplicacion del Articulo 105, parrafo 2, de su Reglamento, emitio un Auto tomando nota de dicho acuerdo y ordenando la eliminacion del caso de su lista.

5.9. Caso No 10, relativo a la Fabrica MOX (Irlanda c. Reino Unido), Medidas provisionales

Con fecha 9 de noviembre de 2001, Irlanda presento una solicitud de prescripcion de medidas provisionales al Tribunal en contra del Reino Unido, mientas se constituia un tribunal arbitral de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. Dicha solicitud fue incoada a proposito del anuncio, por parte del Reino Unido, de la puesta en marcha de la Fabrica MOX (49) en el complejo de Sellafield, la misma que implicaria el traslado de material radioactivo que segun la parte demandante podria poner en riesgo el medio marino del mar de Irlanda.

El gobierno irlandes solicito la suspension inmediata de la autorizacion de fecha 3 de octubre de 2001 concedida a la Fabrica MOX. El Tribunal, por medio del Auto de fecha 3 de diciembre de 2001, prescribio que ambas partes debian cooperar y proceder con prontitud a i) efectuar consultas a fin de intercambiar informaciones suplementarias relativas a las posibles consecuencias, para el mar de Irlanda, de la puesta en marcha de la Fabrica MOX; ii) vigilar los peligros o efectos que podrian derivarse o resultar, para el mar de Irlanda, de las operaciones de la Fabrica MOX; iii) adoptar medidas para prevenir una contaminacion del medio marino que pueda resultar de las operaciones de la Fabrica MOX. El Tribunal tambien establecio que las partes debian presentar un informe inicial, de conformidad con el Articulo 95, parrafo 1, de su Reglamento, a mas tardar el 17 de diciembre de 2001.

5.10. Caso No 11, relativo al Volga (Federacion Rusa c. Australia), Pronta liberacion

Con fecha 2 de diciembre de 2002, la Federacion Rusa presento una demanda contra Australia sobre la pronta liberacion del buque Volga, que enarbolaba pabellon ruso, apresado el 7 de febrero fuera de la ZEE de las islas australianas de Heard y McDonald, y conducido al puerto de Freemantle, en la costa occidental de Australia. La razon del apresamiento fue que el Volga habia pescado merluza negra sin licencia en la ZEE australiana. Con fecha 23 de diciembre de 2002, el Tribunal expidio su sentencia ordenando a Australia que libere el buque previo deposito de una fianza equivalente a 1'920,000 dolares australianos.

5.11. Caso No 12, relativo a los Trabajos de Polderizacion por Singapur en el Interior y en las Proximidades del Estrecho de Johor (Malasia c. Singapur), Medidas provisionales

Con fecha 5 de septiembre de 2003, Malasia presento una solicitud de medidas provisionales contra Singapur, mientras se constituia un tribunal arbitral de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. La controversia giro en torno a los trabajos de polderizacion emprendidos por Singapur en el estrecho de Johor, que separa a Malasia de la Isla de Singapur. Malasia arguye que la polderizacion masiva que pretende Singapur produciria importantes modificaciones en la configuracion general de su costa.

Con fecha 8 de octubre del mismo ano, el Tribunal expidio un Auto en el que considero que tales trabajos podian tener efectos adversos en el medio marino en el interior y en las proximidades del estrecho de Johor. Por ello, el Tribunal prescribio que ambas partes debian cooperar y proceder en el mas breve plazo a realizar consultas con el fin de constituir un grupo de expertos independientes que determinasen el impacto de los trabajos de polderizacion de Singapur. Asimismo, ordeno a Singapur no realizar los trabajos de polderizacion que puedan suponer un perjuicio irreparable para los derechos de Malasia o que causen graves danos al medio marino. Finalmente decidio que las partes debian presentar un informe inicial al Tribunal, de conformidad con el Articulo 95, parrafo 1, de su Reglamento, a mas tardar el 9 de enero de 2004.

5.12. Caso No 13, relativo al Juno Trader (San Vicente y Las Granadinas c. Guinea Bissau), Pronta liberacion

Con fecha 18 de noviembre de 2004, San Vicente y las Granadinas presento una demanda contra Guinea Bissau sobre la pronta liberacion del buque Juno Trader y de su tripulacion. La controversia surgio como consecuencia del apresamiento de dicho buque el 26 de septiembre de 2004 por una patrulla guineana debido a que este habia contravenido la legislacion nacional de pesqueria en las aguas de Guinea Bissau. Con fecha 18 de diciembre de 2004, el Tribunal expidio su sentencia ordenando a Guinea Bissau que libere el buque previo deposito de una fianza equivalente a 300 mil euros.

5.13. Caso NO 14, relativo al Hoshinmaru (Japon c. Federacion Rusa), Pronta liberacion

Con fecha 6 de julio de 2007, Japon presento sendas demandas contra la Federacion Rusa sobre la pronta liberacion del buque Hoshinmaru y de su tripulacion, asi como del buque Tomimaru (ver Caso No 15). En cuanto al caso relativo al Hoshinmaru, el Tribunal fue requerido de determinar si la demanda habia devenido sin objeto cuando el 13 de julio de 2007 las autoridades competentes de la Federacion Rusa establecieron una fianza para el Hoshinmaru. En tal sentido, el Tribunal, lejos de conceder que la demanda carecia de objeto, se centro en la determinacion de la razonabilidad de la fianza. Luego, en su fallo de fecha 6 de agosto de 2007, el Tribunal determino que la fianza de 22 millones de rublos no era razonable y redujo tal fianza al monto de 10 millones de rublos. El Tribunal tambien tuvo ocasion de senalar que la falta cometida por el capitan del Hoshinmaru no debia considerarse como una falta menor, puesto que el control de la captura de peces, que importa reportes exactos de parte de los buques de pesca, es de critica importancia para la preservacion de los recursos vivos en la ZEE, de manera que no sean amenazados por la sobreexplotacion.

5.14. Caso No 15, relativo al Tomimaru (Japon c. Federacion Rusa), Pronta liberacion

Con la presentacion de la demanda de fecha 6 de julio de 2007, Japon solicito al Tribunal que declare que el demandado habia incumplido con el Articulo 73, parrafo 2, de la Convencion, al detener el buque Tomimaru, que enarbolaba pabellon japones, en la ZEE rusa el 31 de octubre de 2006, cuando realizaba faenas de pesca. Sin embargo, la dificultad de este caso, contrariamente al anterior, residia en el hecho que la Corte Suprema de la Federacion Rusa habia confirmado la confiscacion del Tomimaru y que dicha decision habia sido ya ejecutada. Notese tambien que esto fue coadyuvado por el excesivo transcurso del tiempo entre la fecha de apresamiento del buque y la fecha de presentacion de la demanda. En consecuencia, en su fallo de fecha 6 de agosto de 2007, el Tribunal determino que la pretension de Japon habia devenido sin objeto.

6. Conclusion

Luego de analizar el origen, la competencia y la jurisprudencia del Tribunal Internacional del Derecho del Mar, podemos decir que el riesgo de fragmentacion del Derecho internacional ante la multiplicacion de tribunales internacionales en general, y ante el surgimiento del Tribunal de Hamburgo en particular, ha demostrado ser practicamente inexistente. Existe, en palabras del actual Presidente del Tribunal del Mar, una relacion simbiotica y de mutuo respeto entre este y la Corte de La Haya. (50)

Ello queda demostrado, por ejemplo, con el numero de veces en que las decisiones del Tribunal se fundamentan en previas decisiones de la CIJ, contribuyendo asi a una creciente consistencia del Derecho internacional en general, asi como a la armonia entre el Derecho internacional general y el Derecho del Mar.

El Tribunal de Hamburgo no puede ser sino una buena noticia para el desarrollo del Derecho internacional. Sus procedimientos altamente especializados y sumamente expeditivos muestran nuevas pautas de funcionamiento de una instancia internacional, otrora inevitable y necesariamente lenta. Tiene un gran potencial, sobre todo en lo que respecta a su actividad consultiva, hasta ahora inutilizada, asi como a actividades relacionadas a la mineria de los fondos marinos y a cuestiones juridicas relacionadas con la extension de la plataforma continental. Todo ello contribuira al crecimiento y consolidacion del Tribunal de Hamburgo, una institucion bisona en la escena internacional.

(1) Vease entre otros: Abi-Saab, Georges. <<Fragmentation of Unification: Concluding Remarks>>. En: New York University Journal of International Law & Politics, vol. 31, 1999, pp. 919-933; Caflisch, Lucius. <<Cent ans de reglement pacifique des differends interetatiques>>. En: Recueil des cours de l'Academie de Droit International, 2001, pp. 249-467; Dupuy, Pierre-Marie. <<Fragmentation du droit international ou des perceptions qu'on en a?>>. En: Huesa, Rosario y Karel Wellens (eds.). L'influence des sources sur l'unite et la fragmentation du droit international. Bruselas: Bruylant, 2006, pp. v-xxii; Higgins, Rosalyn. <<Respecting Sovereign States and Running a Tight Courtroom>>. En: International & Comparative Law Quarterly, vol. 50, 2001, pp. 121-133; Treves, Tullio. <<Le tribunal international du droit de la mer et la multiplication des juridictions internationales>>. En: Rivista di diritto internazionale, No 3, 2000, pp. 726-746. Por otro lado, la Comision de Derecho Internacional de las Naciones Unidas establecio un grupo de trabajo, bajo la direccion del profesor finlandes Martti Koskenniemi, quien elaboro un Reporte Preliminar en 2004 titulado Fragmentation of International Law: Difficulties Arising from the Diversification and Expansion of International Law, vease: La Comision de Derecho Internacional y su obra, vol. 1, 2005.

(2) Higgins, Rosalyn. Loc. cit., p. 122.

(3) Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, adoptada en Montego Bay, Jamaica, el 10 de diciembre de 1982, vease: United Nations Treaty Series, vol. 1833, p. 397; International Legal Materials, vol. 21, 1982, p. 1261. Para un balance de los 25 anos de la Convencion, vease: Freestone, David. <<Twenty-Five Years of the Law of the Sea Convention, 1982-2007>>. En: The International Journal of Marine and Coastal Law, vol. 22, No 1, 2007, pp. 1-5. Para informacion sobre el estado actual de la Convencion y del Acuerdo de Implementacion de su Parte XI, vease el sitio web de la Division de Asuntos Oceanicos y del Derecho del Mar de la Oficina de Asuntos Juridicos de las Naciones Unidas (Division for Ocean Affairs and the Law of the Sea, conocida por sus siglas en ingles DOALOS), disponible en: <http://www.un.org/Depts/los/convention_agreements/ convention_overview_convention.htm> (consultado el 16 de noviembre de 2007). Como se sabe, el Peru hasta la fecha no ha ratificado la Convencion. Sin embargo, ello no le impediria conferir competencia al Tribunal, previo consentimiento de todas las partes de la controversia. Esto ultimo se desprende del Articulo 20, parrafo 2, del Estatuto del Tribunal, contenido en el Anexo VI de la Convencion.

(4) Discurso de la Presidente de la Corte Internacional de Justicia, Rosalyn Higgins, con ocasion del decimo aniversario del Tribunal Internacional del Derecho del Mar, 29 de septiembre de 2006, disponible en ingles en: <http://www.icj-cij.org/court/index.php?pr=1880&pt=3&p1=1&p2=3&p3=1> (consultado el 16 de noviembre de 2007). Este discurso marco una especie de <<reconciliacion>> entre ambas instituciones, ya que con anterioridad existia entre ellas cierta friccion por los potenciales conflictos de competencia y/o jurisprudencia. Vease, por ejemplo, Treves, Tullio. <<Conflicts Between the International Tribunal for the Law of the Sea and the International Court of Justice>>. En: New York University Journal of International Law & Politics, vol. 31, 1999, pp. 809-821.

(5) Fleischhauer, Carl-August. <<The Relationship between the International Court of Justice and the Newly Created International Tribunal for the Law of the Sea>>. En: Max Planck Yearbook of United Nations Law, vol. 1, 1997, p. 327.

(6) El 21 de agosto de 1981 los representantes de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar eligieron a la ciudad Libre y Hanseatica de Hamburgo como la sede del futuro Tribunal. Vease ademas el Articulo 1, parrafo 2, del Estatuto del Tribunal. Cabe resenar que la Republica Federal de Alemania se adhirio a la Convencion el 14 de octubre de 1994, luego de la adopcion del Acuerdo relativo a la aplicacion de la Parte XI de la Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 10 de diciembre de 1982, de 28 de julio de 1994 (en adelante 'Acuerdo de 1994'). Asimismo, el Acuerdo de Sede entre Alemania y el Tribunal fue firmado el 14 de diciembre de 2004, luego de ocho anos de negociacion. El Tribunal es pues la primera gran institucion del sistema de las Naciones Unidas con sede en Alemania.

(7) La Corte Permanente de Justicia Internacional fue establecida en 1920 bajo los auspicios de la Sociedad de las Naciones. Su sesion inaugural se llevo a cabo en 1922. Esta corte fue finalmente disuelta en 1946. Durante el tiempo en que opero conocio de 29 casos contenciosos y expidio 27 opiniones consultivas. Su sede, al igual que el de su sucesora, la Corte Internacional de Justicia, es La Haya, en los Paises Bajos.

(8) Wasum-Rainer, Susanne y Daniela Schlegel. <<The UNCLOS Dispute Settlement System -- Between Hamburg and The Hague>>. En: German Yearbook of International Law, vol. 48, 2005, p. 189.

(9) La Autoridad Internacional de los Fondos Marinos fue establecida por medio del Articulo 156, parrafo 1, de la Convencion y tiene su sede en Jamaica. La AIFM es la institucion a cuyo traves los Estados partes organizaran y controlaran las actividades en la Zona, con miras a la administracion de sus recursos (Articulo 157, parrafo 1). La Zona es uno de los nuevos espacios creados por la Convencion y abarca los fondos marinos y su subsuelo, incluidos los nodulos polimetalicos, que se encuentran mas alla de las jurisdicciones nacionales, es decir, en principio, mas alla de las 200 millas marinas, medidas desde las lineas de base. La Zona, en virtud del Articulo 136 de la Convencion, asi como sus recursos, constituyen patrimonio comun de la humanidad y como tal ningun Estado puede reivindicar o ejercer soberania o derechos soberanos sobre ellos. Este regimen juridico fue uno de los mas controvertidos de la Convencion, cuyas implicancias solo pudieron ser atenuadas con la negociacion y conclusion del Acuerdo de 1994.

(10) La Comision de Limites de la Plataforma Continental, de conformidad con el Articulo 76, parrafo 8, se establece y reglamenta a traves del Anexo II de la Convencion. Su funcion primordial es la de examinar los datos y otros elementos de informacion presentados por los Estados riberenos respecto de los limites exteriores de la plataforma continental cuando esta se extienda mas alla de 200 millas marinas. Finalmente, de conformidad con sus reglas, emitira una recomendacion a partir de la cual el Estado ribereno debera determinar los limites de su plataforma continental.

(11) Acerca de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, vease entre otros: Amerashinghe, Shirley. <<The Third United Nations Conference on the Law of the Sea>>. En: Myron Nordquist (ed.). United Nations Convention on the Law of the Sea, 1982. A Commentary, vol. 1. La Haya: Martinus Nijhoff, pp. 1-10; Koh, Tommy. <<A Constitution for the Oceans>>. En: Myron Nordquist. Ibid., pp. 11-16; Zuleta, Bernardo. <<Introduction to the United Nations Convention on the Law of the Sea>>. En: Myron Nordquist. Ibid., pp. 17-28.

(12) Wasum-Rainer, Susanne y Daniela Schlegel. Loc. cit., p. 188.

(13) Casos relativos al Africa Sudoccidental, ICJ Reports 1966, p. 6. Esta opinion consultiva, que verso sobre lo que hoy es Namibia, fue severamente criticada y causo el conocido letargo de la Corte por casi una decada.

(14) Caso relativo al Camerun Septentrional, ICJ Reports 1963, p. 15.

(15) Wasum-Rainer, Susanne y Daniela Schlegel. Loc. cit., p. 189.

(16) Garcia, Miguel. El Tribunal Internacional del Derecho del Mar. Origen, organizacion y competencia. Cordoba: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cordoba; Madrid: Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperacion, 2005, p. 43; Acosta, Jose. El Tribunal Internacional del Derecho del Mar. Barcelona: Asociacion para las Naciones Unidas en Espana, 2002, 251 pp.

(17) Aquella fue la expresion que se utilizo durante la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar para significar el metodo de trabajo que se utilizo. Package deal aludia a la manera en que se tomarian acuerdos durante la mencionada conferencia, o se aceptaba todo o no se aceptaba nada, esa era la consigna, vease: Anderson, David. <<The Effective Administration of International Justice -- Early Practice of the International Tribunal for the Law of the Sea>>. En: Jochen Frowein et al. Verhandeln fur den Frieden: Negotiating for Peace. Liber Amicorum Tono Eitel. Berlin: Springer, pp. 529-542.

(18) Para un analisis de los primeros seis anos de actividad del Tribunal, vease entre otros: Rao, Chandrasekhara. <<ITLOS: The First Six Years>>. Max Planck Yearbook of United Nations Law, vol. 6, 2002, pp. 183- 300.

(19) Treves, Tullio. <<Le tribunal international du droit de la mer et la multiplication ...>>, en loc. cit., p. 727.

(20) Hay casos en los que Estados parte de la Convencion han elegido, de conformidad con el Articulo 287 tanto al Tribunal de Hamburgo como a la Corte de la Haya. Para una lista de la eleccion realizada por los Estados partes de la Convencion, vease: <http://www.un.org/Depts/los/settlement_of_disputes/choice_procedure. htm> (consultado el 16 de noviembre de 2007). Veanse ademas infra notas 29 y 30.

(21) Churchill, Robin. <<Dispute Settlement under the UN Convention on the Law of the Sea: Survey for 2004>>. En: The International Journal of Marine and Coastal Law, vol. 21, No 1, 2006, p. 11.

(22) Caso relativo a la Jurisdiccion en Materia de Pesquerias (Espana c. Canada), ICJ Reports, 1998, p. 432.

(23) Caso relativo a la Controversia Territorial y Maritima entre Nicaragua y Honduras en el Mar Caribe (Nicaragua c. Honduras), Fallo del 8 de octubre de 2007, disponible en ingles en: <http://www.icj- cij.org/docket/ files/120/14075.pdf> (consultado el 16 de noviembre de 2007).

(24) Caso relativo a la Delimitacion Maritima entre Nicaragua y Colombia ante la CIJ. Pendiente.

(25) Caso relativo a la Delimitacion Maritima en el Mar Negro entre Rumania y Ucrania ante la CIJ. Pendiente.

(26) Ambos acuerdos entraron en vigor el 22 de octubre de 1997, vease: Aurescu, Bogdan. <<Case concerning Maritime Delimitation in the Black Sea (Romania v. Ukraine)>>. The International Journal of Marine and Coastal Law, vol. 21, No 4, 2006, pp. 535-537.

(27) Vease inter alia: Caminos, Hugo. <<Algunas consideraciones acerca de la Solucion de Controversias en la Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y del Tribunal Internacional del Derecho del Mar>>. En: Cuadernos de Derecho Pesquero, No 2, 2001, pp. 23-34; Klein, Natalie. Dispute Settlement in the UN Convention on the Law of the Sea. Cambridge: Cambridge University Press, 2005; Nordquist, Myron, Rosenne, Shabtai y Louis Sohn. United Nations Convention on the Law of the Sea 1982. A Commentary, Vol. V. Dordrecht: Martinus Nijhoff; Sohn, Louis. <<Settlement of Law of the Sea Disputes>>. En: The International Journal of Marine and Coastal Law, vol. 10, No 2, 1995, pp. 205-217.

(28) Convencion, Articulo 279.

(29) A la fecha, cinco tribunales arbitrales han sido constituidos de conformidad con el Anexo VII de la Convencion. Ellos son: el Caso relativo al Atun Meridional de Aleta Azul (Australia/Nueva Zelanda c. Japon); el Caso relativo a la Fabrica MOX (Irlanda c. Reino Unido); el Caso relativo a los Trabajos de Polderizacion por Singapur en el Interior y en las Proximidades del Estrecho de Johor (Malasia c. Singapur); el Caso relativo a la Delimitacion Maritima entre Barbados y Trinidad y Tobago; y el Caso relativo a la Delimitacion Maritima entre Guyana y Surinam. De los cinco casos resenados, los tres primeros tuvieron como antecedentes a los Casos No 3 y 4, No 10 y No 12 del Tribunal, respectivamente (ver infra apartado 5 de este articulo, sobre la jurisprudencia del Tribunal). De igual manera, salvo el primero que tuvo como marco institucional el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) en Washington, D.C. (disponible en el sitio web del CIADI: <www.worldbank.org/icsid/>), los otros cuatro se sirvieron de la Corte Permanente de Arbitraje en La Haya como institucion anfitriona (informacion disponible en <www.pca-cpa.org>). Para una perspectiva sobre el impacto positivo de este tipo de Arbitraje, vease: Platzoder, Renate. <<Impact of Arbitration established under Annex VII on the Implementation of the Law of the Sea Convention>>. En Davor Vidas y Willy Ostreng (eds.). Order of Oceans at the turn of the century. La Haya: Kluwer Law International, pp. 105-122. Para una perspectiva completamente opuesta, vease: Oellers-Frahm, Karin. <<Arbitration -- A Promising Alternative of Dispute Settlement under the Law of the Sea Convention?>>. En: Max-Planck- Institut fur auslandisches offentliches Recht und Volkerrecht, 1995, pp. 457-478.

(30) Hasta la fecha, no ha habido ningun tribunal arbitral constituido de conformidad con el Anexo VIII de la Convencion.

(31) Formula o compromiso de Montreux, en alusion a la ciudad de la Suiza francesa en las cercanias de Ginebra, en la que se llego a este acuerdo. Tambien se conoce como formula Riphaguen, por el profesor Willem Riphaguen (Paises Bajos) quien fuera su proponente. Esta formula tuvo su origen en los desacuerdos existentes durante la Tercera Conferencia, respecto de cual seria el mejor foro para resolver las potenciales controversias surgidas de la aplicacion o interpretacion de la Convencion. En tal sentido, el profesor Riphaguen propuso que se ofrezca a cada Estado parte la posibilidad de elegir entre las diversas formas de solucion de controversias.

Esta propuesta fue complementada haciendo del arbitraje la forma residual de solucion de controversias; vease: Nordquist, Myron, Shabtai Rosenne y Louis Sohn. Op. cit., vol. V, 1989, p. 8; Rosenne, Shabtai. <<UNCLOS III -- The Montreux (Riphagen) Compromise>>. En: A. Bos y H. Siblesz (eds.). Realism in LawMaking: Essays on International Law in Honour of Willem Riphagen. Dordrecht: Martinus Nijhoff, 1986, p. 169.

(32) Tales acuerdos pueden ser de indole bilateral o multilateral. Los primeros estan consagrados basicamente en los tradicionales Tratados de Amistad, Comercio y Navegacion que ahora han tomado la forma de Tratados Bilaterales de Promocion y Proteccion de Inversiones. Los segundos, son por ejemplo: Tratado Americano sobre Solucion Pacifica de Controversias de 1948 (Pacto de Bogota), el Convenio Europeo para la Solucion Pacifica de Controversias de 1957 y el Protocolo de la Comision de Mediacion, Conciliacion y Arbitraje de 1964 de la Organizacion de la Union Africana.

(33) Vease por ejemplo: De Yturriaga, Jose. Ambitos de Jurisdiccion en la Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Una perspectiva espanola. Madrid: Ministerio de Asuntos Exteriores, 1996, 1004 pp.

(34) Estatuto CIJ, Articulo 36. Para una vision general de la competencia ratione materiae de la CIJ, vease: Rosenne, Shabtai. The Law and Practice of the International Court, 1920-2005, Vol. II. Leiden: Martinus Nijhoff, 2006, pp. 637-699.

(35) Estatuto del Tribunal, Articulo 21 y Convencion, Articulo 288.

(36) Gautier, Philippe. <<The International Tribunal for the Law of the Sea: Activities in 2006>>. En: Chinese Journal of International Law, 2007, pp. 397-400. Entre los acuerdos que confieren competencia al Tribunal, tenemos por ejemplo: Acuerdo destinado a favorecer el respeto por parte de los buques de pesca en alta mar de las medidas internacionales de conservacion y manejo (24 de noviembre de 1993); Acuerdo relativo a la conservacion y manejo de las Especies de Peces Altamente Migratorios (4 de agosto de 1995); Protocolo de 1996 adicional a la Convencion sobre la prevencion de la contaminacion de los mares por la introduccion de desechos (7 de noviembre de 1996); Acuerdo marco sobre la conservacion de los recursos biologicos en el alta mar del Pacifico Sudeste (14 de agosto de 2000); Convencion relativa a la conservacion y manejo de las Especies de Peces Altamente Migratorios del Pacifico Occidental y Central (5 de septiembre de 2000); Convencion sobre la proteccion del patrimonio cultural subacuatico (2 de noviembre de 2001) y Convencion sobre el futuro de la cooperacion multilateral en materia de pesca en el Atlantico Noreste (18 de noviembre de 1980).

(37) Vease supra nota 3, ultima parte.

(38) Gautier, Philippe. Ibid. p. 398.

(39) Vease especialmente: Gautier, Philippe. <<Interim Measures of Protection Before the International Tribunal for the Law of the Sea>>. En: Myron Nordquist y John Norton (eds.). Current Marine Environmental Issues and the International Tribunal for the Law of the Sea. La Haya: Kluwer Law International, pp. 243-254; Treves, Tullio. <<Provisional Measures Granted by an International Tribunal Pending the Constitution of an Arbitral Tribunal>>. En: Studi in onore di Gaetano Arangio-Ruiz. Napoles, pp. 1244-1263. Vease tambien: Wolfrum, Rudiger. <<Provisional Measures of the International Tribunal for the Law of the Sea>>. En: Chandrasekhara Rao y Rahmatullah Khan (eds.). The International Tribunal for the Law of the Sea: Law and Practice. La Haya: Kluwer Law International, pp. 173-186.

(40) Ver infra apartado 5 sobre la jurisprudencia del Tribunal.

(41) Para un estudio general sobre la competencia ratione personae de la CIJ, vease: Rosenne, Shabtai. Op. cit., pp. 587-636.

(42) En virtud del Articulo 170 de la Convencion y del Articulo 1 del Anexo IV (Estatuto de la Empresa) de la Convencion, la Empresa es el organo de la AIFM que realizara las actividades en la Zona directamente en cumplimiento del apartado a) del parrafo 2 del Articulo 153, asi como actividades de transporte, tratamiento y comercializacion de minerales extraidos de la Zona.

(43) Convencion, Articulo 21.

(44) Vease por ejemplo: Garcia, Miguel. Op. cit., pp. 563-574.

(45) El Tribunal adopto su Reglamento el 28 de octubre de 1997, poco mas de un ano despues de su inauguracion y algunos dias antes de que el Caso No 1 le sea presentado. Para un comentario sobre el Reglamento, vease: Eiriksson, Gudmundur. <<The working methods of the International Tribunal of the Law of the Sea>>. En: Myron Nordquist y John Norton (eds.). Oceans Policy: New Institutions, Challenges and Opportunities. La Haya: Martinus Nijhoff, pp. 111-131; Gautier, Philippe. <<La procedure devant le Tribunal international du droit de la mer>>. Espaces et Ressources Maritimes, 1998, No 12, pp. 24-43, pero especialmente pp. 30-32; Treves, Tulio. <<The Rules of the International Tribunal for the Law of the Sea>>. En: The Indian Journal of International Law, vol. 38, 1998, pp. 381-409; y Treves, Tulio. <<Le Reglement du Tribunal international du droit de la mer: entre tradition et innovation>>. En: Annuaire Francais du droit international, vol. 43, 1997, pp. 341-367.

(46) Discurso del Juez Rudiger Wolfrum, Presidente del Tribunal Internacional del Derecho del Mar, ante la Reunion Informal de Consejeros Juridicos de Ministerios de Asuntos Exteriores en Nueva York de fecha 29 de octubre de 2007, disponible en: <www.itlos.org>.

(47) Todas las sentencias y autos del Tribunal se encuentran disponibles en ingles y frances en el sitio web: <www.itlos.org>. Para comentarios sobre las sentencias y autos, vease en castellano: Soroeta, Juan. La Jurisprudencia del Tribunal Internacional del Derecho del Mar (1997-2005). Madrid: Dilex, 2005; Treves, Tullio. <<La Jurisprudencia del Tribunal Internacional del Derecho del Mar>>. En: Cuadernos de Derecho Pesquero, No 2, 2001, pp. 13-21. Para una lista general, no taxativa, en ingles, de casos relativos al Derecho del Mar conocidos por cortes y tribunales internacionales, vease: DOALOS. Digest of International Cases on the Law of the Sea. Nueva York: Publicacion de las Naciones Unidas, 2007.

(48) Estos dos casos, conjuntamente con el Caso No 10 y el Caso No 12, son aquellos en los que el Tribunal ha tratado de asuntos ambientales.

(49) Mezcla de oxido de plutonio y oxido de uranio, denominada MOX.

(50) Discurso del Presidente del Tribunal Internacional del Derecho del Mar, Rudiger Wolfrum, vease supra nota 46.

Angel Horna, La presente investigacion fue llevada a cabo durante el Primer Programa de Entrenamiento en Solucion de Controversias en el marco de la Convencion de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar organizado por el Tribunal Internacional del Derecho del Mar y financiado por la Fundacion Nipon. Sin embargo, lo en ella expresado es de exclusiva responsabilidad del autor y no vincula de modo alguno al Tribunal ni a sus Estados miembros. El autor desea dejar expresa constancia de su agradecimiento a Ximena Hinrichs, Oficial Juridico del Tribunal, por sus opiniones y comentarios respecto de previas versiones de este trabajo.
COPYRIGHT 2007 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Horna, Angel
Publication:Agenda Internacional
Date:Jan 1, 2007
Words:9445
Previous Article:Inmunidades vs. Jus Cogens: ?existe realmente un conflicto entre ambos cuerpos normativos?
Next Article:La nueva ola de la globalizacion a inicios del siglo XXI: ?que desafios implica para el Peru?

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters