Printer Friendly

Apoyo social en la maternidad indeseada de estudiantes universitarias ecuatorianas: Analisis desde la perspectiva de genero.

Social Support in unwanted maternity of ecuadorian undergraduate college students: Analysis from a gender perspective

Sumario: 1. Introduccion; 2. Metodologia; 3. Muestra; 3.1. Caracteristicas sociodemograficas de la muestra 4. Resultados; 5. Discusion; 6. Conclusiones; 7. Referencias bibliograficas.

1. Introduccion

La tasa de maternidad en jovenes ecuatorianas lejos de disminuir va en aumento en comparacion con otros paises sudamericanos. Para comprobarlo se ha comparado el porcentaje de madres entre 18 y 19 anos en Ecuador, Colombia, Venezuela, Bolivia, Peru, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina; a partir de los reportes y estadisticas de genero de la CEPAL (sf).

El analisis demuestra que Ecuador registra la tasa de maternidad mas alta del cono sur y es el unico con una tendencia sostenida de incremento de la misma. Si en el ano 1990 el 23,7% de mujeres entre 18 y 19 anos eran madres, en 2010 lo era un 28,6% CEPAL (sf).

A partir del cruce de datos del censo de la poblacion ecuatoriana en 2017 y el registro de nacidos vivos del mismo ano, se encuentra que 31.274 mujeres de ese grupo etario ya son madres, es decir mas de una de cada tres ecuatorianas entre 18 y 19 anos (33,9%) (INEC, sf; 2017). Si se suman los 157 casos de defunciones fetales, la prevalencia llega al 34% (INEC, 2017). Se desconoce el numero de abortos clandestinos practicados, lo que permite sospechar que el porcentaje de embarazos en jovenes es todavia mayor.

El mismo analisis en los paises latinoamericanos mencionados, senala que el porcentaje de maternidad varia en mas de 11 puntos y va desde el 17,3% en Uruguay hasta el 28,6% en Ecuador. La media de la region indica que una de cada cinco mujeres entre 18 a 19 anos es madre (22,1% SD 3,1). Estas cifras contrastan abruptamente con el 3,4% registrado en el mismo grupo poblacional de mujeres en Espana (Observatorio de Igualdad de Genero de America Latina y el Caribe, sf), donde la media de edad para inicio de la maternidad se situa en los 32 anos (INE, 2018).

Desde la perspectiva de Genero se aportan elementos que permiten analizar las formas diferenciadas de socializacion entre hombres y mujeres. En ellas se han exaltado los papeles reproductivos de madre y esposa como los principales roles femeninos. A traves de estos se medira su exito, realizacion y adultez (Puyana-Villamizar y Mosquera-Rosero, 2005).

Ambos roles se sustentan en estereotipos transformados en axiomas que exaltan las practicas tradicionales y definen el modelo de "buena madre" y que por otra parte son el sustrato de las actuales, pero invisibilizadas, presiones sociales ejercidas hacia la mujer (Amantze, 2015; Arvelo, 2004; Pacheco-Carpio, Cabrera-Albert, Mazon-Hernandez, Gonzalez-Lopez y Bosque-Cruz, 2014; Palomar-Verea, 2004; Rodriguez-Otero y Mancinas-Espinoza, 2016).

Este modelo hegemonico, identifica mujer con madre e implica una serie de caracteristicas atribuidas a las mismas: ser sumisa, inferior, debil, asexual, sacrificada, abnegada, dedicada a la casa y a la crianza de los hijos, ser cuidadora y ser para otros (Cristiani et al., 2015; Facio, 2002; Lagarde 1990; Sanchez-Benitez, 2016). Imagen que es reforzada socialmente por instituciones como la familia, la escuela, el grupo de amigos, la comunidad o la religion, entre otros (Ferrer-Perez y Bosch-Fiol, 2013; Garcia-Selgas y Casado-Aparicio, 2010; Maeso-Fernandez et al., 2015; Rodriguez-Otero y Mancinas-Espinoza, 2016).

En Ecuador, comienza a darse la redefinicion de los roles femeninos a partir de la segunda mitad del siglo XX, con la conquista del espacio publico por parte de las mujeres (Mora-Bleda, 2013). Primero con el reconocimiento de sus Derechos Sociales durante la Revolucion Juliana en 1925 (Paz y Cepeda, 2002) o de sus Derechos Civiles en 1948 (Pizani, 2009) y luego con su incorporacion masiva a la educacion y al trabajo. Pero, lo cierto es que la maternidad continua incorporada con mucha fuerza a la identidad femenina en la actual sociedad ecuatoriana del siglo XXI.

Las jovenes ecuatorianas se ven impelidas a responder a ambos roles, el emancipador y el ejercicio tradicional de la maternidad consecuencia en muchos casos de embarazos no planificados ni deseados, pero llevados a termino. En el contexto universitario esta situacion impacta profundamente en la universitaria, su familia, la pareja y sus amigos; e influye por tanto, en las esferas academica, emocional y social (Dominguez-Aguirre, Martinez-Peralta, Herrera-Barragan y Rincon-Aguirre, 2015; Guzman-Gomez, 2017; Texis y Jimenez, 2016). Ademas, en algunos estudios se ha documentado el abandono de las parejas, viendose obligadas a llevar en solitario la crianza (madresolterismo) (Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto, 2009; Zapata-Posada, Castro-Rodelo y Agudelo-Bedoya, 2016).

No obstante, estas consecuencias tienden a variar segun el apoyo social, en adelante AS, que las estudiantes perciben de sus fuentes o redes de apoyo informal (familia, amigos, companeros y vecinos) y formal.

El apoyo social (AS) es un constructo multidimensional que puede entenderse, entre otras, desde dos perspectivas principales: la estructural y la funcional. La primera, quien provee el apoyo, analiza la existencia, estructura y densidad de las potenciales redes de apoyo, siendo estas informales o formales. Las informales hacen referencia a las redes primarias como son la familia, los/as amigos/as, companeros/as de estudio o de trabajo; las formales abarcan las instituciones o entidades conformadas por la sociedad y/o el estado que tienen por finalidad ofrecer algun servicio o atender una demanda o necesidad social (Barron, 1996; Diaz, 1987; Feldman et al., 2008; Hombrados-Mendieta, 2013; Montes de Oca, 2000). La perspectiva funcional estudia a su vez tanto la indole del apoyo (percibido y/o recibido) como los diferentes tipos especificos de AS, que pueden ser de tipo material o instrumental, informacional, emocional o economico (Barrera, 1986; Barron, 1996; Diaz, 1987; Montes de Oca, 2000).

Pero las mujeres pueden recibir apoyo social y no percibirlo. Por ello en esta ocasion se aborda unicamente el "apoyo social percibido".

Algunas investigaciones han hecho ya referencia directa e indirecta a la necesidad de soporte que las universitarias requieren de sus redes sociales para la conciliacion del doble rol. Otros estudios confirman que la posibilidad de encontrar apoyo social es el factor desencadenante que facilita que la nueva condicion de maternidad no se convierta en un obstaculo mayor en su preparacion academica (Castillo-Sanchez, 2015; Dominguez-Aguirre et al., 2015; Lozano-Cabezas, Iglesias-Martinez y Alonso-Sanz, 2016) y que el papel de la abuela es clave en esa conciliacion (Zapata-Posada et al., 2016).

La Red Social proporciona el marco estructural que hace posible a la persona acceder al apoyo aunque, como argumenta Diaz (1987), recibir o no ayuda tambien depende de que la red valore que la persona merece recibir el apoyo que demanda (Diaz, 1987, p. 137).

Varios/as autores/as describieron que la primera red de apoyo informal para estas mujeres era su familia de origen, especialmente la madre quien les proveia diferentes tipos de AS: material, economico, y emocional (Cimino-Sandoval, Duran-Sepulveda, Herbage-Amaro, Palma-Jara, y Roa-Vergara 2014; Dominguez-Aguirre et al., 2015; Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto, 2009; Preciado-Cortes, Acuna-Cepeda y Garcia-Rivera, 2005; Zapata-Posada et al., 2016).

Pareciera entonces que el AS es una variable que contribuye en la conciliacion de ambos roles y que la familia juega un papel decisivo en este tema.

Respecto al apoyo formal, en el ambito universitario, la literatura informa sobre la necesidad de facilitar la conciliacion de ambos roles (universitaria y madre) por medio de programas o acciones institucionales (Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto, 2009; Estupinan-Aponte y Vela, 2012).

Otros estudios indican que el AS que brinda la red de apoyo formal-universidad es percibido como algo negativo por las madres universitarias debido al rechazo hacia ellas, por parte de docentes y companeros de clase, relacionado con la condicion de maternidad de la estudiante y su rendimiento academico (Dominguez-Aguirre et al., 2015; Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto, 2009; Estupinan-Aponte y Vela, 2012).

Siendo una investigacion desde Trabajo Social, interesa conocer si la existencia de Trabajadoras/es Sociales en los departamentos de bienestar universitario, pudieran aportar a dicha conciliacion desde su practica profesional. Dadas las importantes implicaciones de esta doble condicion y el riesgo de abandono de los estudios, el tema recobra especial importancia para el Trabajo Social en el ambito de la educacion superior en Ecuador.

En resumen, esta investigacion transversal de alcance correlacional, pretende dar cuenta del apoyo social desde las perspectivas estructural y funcional (solo en su dimension apoyo percibido) en relacion al ejercicio de la maternidad en estudiantes universitarias ecuatorianas, incorporando al analisis las variables sociodemograficas de la mujer, de su pareja y su condicion socioeconomica.

La perspectiva de genero, retoma los elementos teoricos antes mencionados para identificar que logica subyace y como intersectan dos identidades, el ser madre y el ser estudiante en una poblacion con la mayor prevalencia de embarazos indeseados en America Latina, puesto que pareciera a priori que son proyectos vitales contradictorios.

2. Metodologia

La investigacion fue llevada a cabo en dos etapas. En la primera se realizo una exhaustiva revision bibliografica con los descriptores de busqueda: Apoyo Social, Estudiante, Madre y Ecuador, en las bases de bases de datos de Dialnet, Latindex y Google Academico. Como resultado preliminar, se disena el cuestionario ad hoc de 49 preguntas cerradas y una pregunta abierta que abarcaban las condiciones sociodemograficas tanto de la mujer como de su pareja y el AS estructural y funcional relacionado con el doble rol que desempenan: madre y estudiante.

En una primera fase se aplico una prueba piloto con 11 madres universitarias y se verifico la pertinencia y exhaustividad del instrumento para los fines propuestos.

En la segunda etapa se obtuvo autorizacion del decanato para contactar con las estudiantes madres que conforman la unidad de analisis. En total 80 mujeres que estudian en facultades de Trabajo Social, Comunicacion Social y Derecho, en una universidad de la sierra ecuatoriana, publica y gratuita.

En cada curso se informo sobre el objetivo de la investigacion y se solicito la participacion voluntaria y sin retribucion economica de las estudiantes madres.

El trabajo de campo se realizo durante los meses de abril y mayo de 2018 en horario diurno. El cuestionario ha sido auto-completado por las estudiantes y son ellas quienes informan sobre sus parejas. El analisis de datos se realizo con el programa SPSS V.22 y Microsoft Excel. Todos los contrastes estadisticos se realizan mediante el contraste de chi cuadrado.

En la depuracion de la base de datos, se ha identificado un cuestionario que no ha sido completado en su totalidad, sin embargo, para conservar la mayor cantidad de informacion obtenida, se ha decidido tener en cuenta las respuestas que han sido suministradas. Por tal razon, en algunos analisis de contraste estadistico, la muestra se reduce a 49 informantes mientras que otros contrastes informan de la totalidad de la muestra estudiada.

3. Muestra

La unidad de observacion corresponde a una muestra no probabilistica de 50 mujeres que responden a la doble condicion de ser madres y estudiantes universitarias y que cursan actualmente estudios. La prevalencia global de maternidad (numero de madres estudiantes respecto del total de mujeres estudiantes) para el conjunto de mujeres estudiantes de esa facultad fue del 13,9%. La prevalencia de maternidad por cada carrera, se ha calculado con base en la informacion actualizada a Mayo de 2018 (2). En el caso de Trabajo Social la prevalencia de maternidad es del 21%; en la carrera de Comunicacion Social es del 9,5% y en Derecho del 7,2%. Se ha calculado la tasa de respuesta de la muestra a partir de los datos de madres universitarias de toda la facultad: 62,5%. Respecto a la representatividad por carrera en la muestra, un 84% de mujeres estaban cursando estudios en Trabajo Social, un 12% estudios en Comunicacion Social y un 4% estudiando Derecho. (3)

3.1. Caracteristicas sociodemograficas de la muestra

La edad de las madres de la muestra, esta comprendida entre los 19 y 38 anos, siendo la media 23,9 anos (SD 3,8 anos). El 27,1% tiene 23 anos, seguido del 16,7% con 25 anos. Nueve de cada diez mujeres se autoidentifica como mestiza (91,8%) y el 8,2% como mujer indigena. Una de cada tres proviene de entornos rurales (32,7%) y el 14% ha cambiado su residencia por los estudios.

Dado que la maternidad es sobrevenida durante la universidad, es logico que la gran mayoria tenga solo un hijo/a (85,7%) con pocos anos de vida (46,9% tiene menos de dos anos y otro 32,7% tiene entre 3 y 5 anos). Se registra tambien un 6,1% de segundos embarazos, de los cuales el 33% vuelve a ser un embarazo no planificado.

Sus familias se conforman por un promedio de 4,37 personas/hogar (SD 1,5) y tienen 2,3 hermanos/as (SD 1,6). El 55,1% vive con su familia de origen (32,7% estructura nuclear, 18,4% monomarentales--uniparentales y 4,1% extensa) y el otro 44,9% vive con su familia propia, es decir la que ellas han conformado con sus parejas o solas (30,6% estructura nuclear, 10,2% extensa y 4,1% monomarental).

La cabeza de hogar es masculina en el 55,1% de todas las familias de la muestra y femenina en el 46%. Cuando en la familia de origen de la estudiante vive un solo progenitor, este es mujer, por ello, la madre es la cabeza de hogar en el 88,9% de esos hogares.

En relacion a su estado civil, el 42,9% son solteras y el 57,1% conviven con su pareja (bajo esta categoria se agrupara al 38,8% casadas y el 18,3% de mujeres que conviven en uniones libres). Entre las solteras, el 57,1% informa no mantener relacion sentimental actual; de las solteras que si la mantienen, el 66,7% lo hace con una persona diferente al padre biologico de su hijo/a.

Por otra parte, y en relacion al nivel educativo de la pareja, uno de cada cuatro tiene estudios universitarios sin terminar (24%) y uno de cada tres cursa estudios actualmente (32%); el 18% finalizo la secundaria, el 14% estudios superiores completos, el 8% estudios tecnicos y el 4% posgrado. Es decir, igual o menor nivel de estudios.

Analizando las variables socioeconomicas, el 71,4% % se auto-clasifica dentro del estrato socioeconomico medio y el 28,6% en el estrato mediobajo. Una de cada dos informa de vivienda propia (53,1%); una de cada cinco vive de alquiler (22,4%) y una de cada cuatro en viviendas familiares o prestadas (24,5%). La mayoria habita casas (73,5%), conforme a la estructura urbanistica predominante de la zona. El 6,1% informaron habitar viviendas precarias (cuartos de inquilinatos o casas media agua4 segun clasificacion del INEC, 2017).

Respecto a la situacion laboral de las mujeres, sin discriminar solteras o que conviven en pareja, la gran mayoria de ellas todavia no tienen experiencia laboral (85,7%). Una de cada cuatro esta buscando empleo (24,5%), el 8,2% tienen trabajos ocasionales y solo el 6,1% tiene trabajo formal y de ellas el 66,7% tiene una experiencia de 7-8 anos (son las mujeres con mayor edad).

En cuanto a la informacion laboral de sus parejas y/o padres de sus hijas/ os, las mujeres de la muestra informaron una tendencia inversa. Siete de cada diez hombres trabaja (69,4%). El 12,2% no trabaja y de estos el 6,7% busca empleo actualmente. En el 18,4% de los casos la mujer desconoce la condicion laboral del padre de su hija/o aun estando en pareja.

Entre las parejas que trabajan, uno de cada dos tiene empleo formal asegurado al IESS5 o al ISSPOL (6) (57,6%), uno de cada tres trabaja ocasionalmente (30,3%) y el 9,1% tiene un empleo precario. Siete de cada diez trabaja 40h o mas/semana (69,7%), otro 18,2% menos de 20h/semana y un 12,1% entre 21-30h/semana.

En conclusion, el perfil de la muestra se caracteriza por tener una edad media de 23-24 anos. Se autodenomina como mestiza (9 de cada 10), con mayoria de un hijo/a (85,7%), con mas de la mitad conviviendo en pareja (57,1%) y la otra mitad solteras (42,9%). Mas de la mitad (57,1%) no tiene relacion sentimental con el padre de su hija/o y de ellas, solo el 28,7% tiene relacion con un hombre (diferente al padre biologico). La mayoria se posiciona en el estrato socioeconomico medio (71%). Una de cada cinco vive en alquiler (22,4%). A nivel educativo, las parejas tienen menor formacion que ellas (uno de cada cuatro tiene estudios universitarios sin terminar), pero cuando se describe la situacion laboral, la tendencia es inversa, ya que mientras la mayoria de parejas trabajan (69,4%), de las mujeres universitarias el 85,7% no tiene experiencia laboral.

4. Resultados

Respecto a la alta natalidad de jovenes universitarias de la sierra ecuatoriana, se encuentra que la gran mayoria han sido embarazos no deseados para cuatro de cada cinco universitarias, identica al porcentaje de embarazos no planificados (79,6%). Ademas tres de cada cinco mujeres tuvo miedo de comunicar su embarazo (62%) y una de cada cuatro informo pensamientos de aborto (26%). De aqui se concluye que se trate de maternidades no deseadas.

La condicion de convivencia o no en pareja fue determinante en la formacion de dos grupos con diferencias sociodemograficas, economicas y de AS. El 46,4% del total de la muestra se caso a causa del embarazo, al cruzar este dato con quienes informan convivencia con pareja el porcentaje llega al 92,9% como se muestra en la tabla 1. La relacion matrimonio por embarazo y convivencia actual es estadisticamente significativa mediante contraste chi cuadrado [chi square]=(1 N=49)=9,692, P<0,05.

Por otra parte, cuando se analiza el estado civil de la mujer y quien es la cabeza de hogar, la relacion de ambas variables es estadisticamente significativa mediante contraste chi cuadrado [chi square]=(1 N=50)=7,039, P<0,05. Lo que significa que estar soltera o convivir en pareja se relaciona con el hecho de que el hogar sea dirigido por una mujer o un hombre. En este sentido se encontro que cuando la cabeza de hogar es femenina, la hija universitaria es soltera en mayor proporcion, vive con su familia de origen y tiende a ser un hogar monomarental.

En cuanto a las caracteristicas socioeconomicas de los hogares, como se observa en la tabla 2, el cruce de estrato socioeconomico y tipologia de vivienda revela que solo habitan viviendas precarias quienes se autoclasificaron en el estrato mas bajo, el 21,4% de universitarias. Esta relacion es estadisticamente significativa mediante contraste chi cuadrado [chi square]=(2 N=49)=8,085, P<0,05. y sugiere que la autopercepcion de mayor precariedad economica se evidencia en las condiciones de la vivienda y esta, por tanto, constituye un indicador de este nivel socioeconomico para valorar la potencial provision de apoyos economico.

Como ya se menciono, del cruce de las variables sociodemograficas y un analisis mediante el contraste de chi cuadrado, emergen dos grupos con caracteristicas sociodemograficas diferenciadas. Con este criterio se presenta la siguiente caracterizacion:

4.1 Madres universitarias solteras: Ningun embarazo fue planificado, existio miedo de comunicarlo y pensamientos de aborto. Provienen de mas familias unimarentales con peores condiciones socioeconomicas. Se ven abocadas a asumir el embarazo y la crianza en solitario, solo una de cada tres mujeres es acompanada por su pareja en la crianza hasta la actualidad

Practicamente todas las universitarias solteras iniciaron la maternidad durante el transcurso de sus estudios (95,2%) y tienen un hijo/a unicamente. Ninguna habia planificado su embarazo y cuatro de cada cinco, tenia miedo de comunicarlo (81%). El 28,6% tuvo pensamientos de aborto, lo cual evidencia, como se ha descrito, que la maternidad es una condicion no deseada por estas mujeres.

Se ubican a si mismas en mayor proporcion dentro del estrato medio (85,7% vs. 60,7% unidas), a pesar de ser menos propietarias de vivienda y habitar mas viviendas precarias (4,8%). Dos de cada cinco de ellas proviene de una familia con un unico progenitor (42,9%) donde la cabeza de hogar es femenina en tres de cada cinco hogares (66,7%), y son familias algo mas numerosas respecto a las mujeres que conviven en pareja (4,6 personas/flia).

En relacion a la situacion laboral, casi tres de cada cinco universitarias no tiene experiencia laboral (57,1%), y un 28% esta buscando empleo. El 14,3% ha tenido trabajos ocasionales.

El 38% de universitarias no sabe o no informa acerca de sus exparejas y la ruptura total del vinculo del padre con sus hijo/a se verifica con el analisis de otras variables. Esta condicion impacta en las potenciales redes de apoyo con las que pueden contar las madres universitarias solteras, pues podria significar una menor red a la que poder demandar diferentes tipos de apoyo.

El 23,8% de las exparejas tiene estudios universitarios incompletos, otro 14,3% culmino la universidad y un 4,8% educacion de ciclo medio, el 33,1% continua estudios.

En relacion a la situacion de empleo de los padres de sus hijas/os, dos de cada cinco trabaja (42,9%) y de ellos, uno de cada cinco tiene un empleo formal (23,8% vs. 14,3% trabajo ocasional). El 47% de mujeres desconoce este dato. El 100% de mujeres solteras no recibe apoyo economico del padre de su hijo/a, lo cual revela que la carga economica para la crianza y manutencion es asumida en un porcentaje muy importante por otras personas diferentes al padre.

Solo una de cada tres universitarias de este grupo es acompanada en el proceso de crianza por el padre de su hija/o; por tanto la mayoria asumen un modelo de maternidad diferente al modelo tradicional madre-esposa, denominado por algunas/os autores/as madresolterismo.

4.2 Madres universitarias en convivencia (en pareja): La mayoria tambien fueron embarazos no planificados, provienen mas de familias nucleares y se casan porque se embarazan, aunque una de cada tres continua viviendo con su familia de origen. Sus parejas tienen mayores niveles formativos y la mayoria de ellos trabaja

Para el caso de universitarias que informaron convivencia en pareja, se encontro que casi siete de cada diez iniciaron su maternidad durante el transcurso de estudios (67,9%), producto de embarazos no planificados (64,3%). Ademas dos de cada cinco mujeres tuvo miedo de contarlo (46,4%) y una de cada cinco informo pensamientos de aborto (21,4%). Estos datos sugieren que en este grupo, la maternidad tampoco fue una condicion deseada o planificada para la mayoria de universitarias. La convivencia en pareja inicia despues de conocerse que la mujer se encuentra en estado de embarazo. El emparejamiento con el padre de su futura/o bebe se da sobre todo mediante matrimonio catolico (67,9%) y en mucha menor proporcion mediante convivencia sin reconocimiento legal, es decir la union de hecho (32,1%). El alto porcentaje de matrimonios catolicos se entiende por el fuerte arraigo cultural hacia este tipo de religion y por la idea de que los/ as hijos/as se deben concebir dentro del mismo; supeditando cualquier otro proyecto vital femenino a su nueva condicion de madre-esposa.

La relacion entre matrimonio por embarazo y convivencia actual es estadisticamente significativa mediante contraste chi cuadrado [chi square]=(1 N=49)=9,692, P<0,05. Es decir, en este grupo, las mujeres mas jovenes se casan porque se embarazan, conforme al estereotipo ideal de familia patriarcal.

Ellas se auto-clasifican mas en el estrato medio-bajo respecto a las solteras (39,3% vs. 14,3%) y aunque cabria esperar que todas convivan con sus parejas, resulta que tres de cada diez vive con su familia de origen, (32,1%) donde el cabeza de hogar es mayoritariamente masculino (71,4%).

Sus hogares son menos numerosos respecto a los hogares de las madres universitarias solteras (4,18 personas/flia), lo cual es logico teniendo en cuenta que ellas son en mayor proporcion hijas unicas (10,7% vs 5% solteras).

De acuerdo a la condicion laboral, las madres universitarias de este grupo tienen menor experiencia que las solteras (64,3% vs. 57,1% respectivamente); pero tambien aqui se ubican todas aquellas mujeres que tienen un trabajo formal (10,7%). Esta situacion se entiende porque se trata de las mujeres con mayor edad en la muestra (36 a 38 anos). Ademas, el reporte de trabajo ocasional (3,6%) y busqueda de empleo (21,4%) tambien es inferior respecto las solteras.

En el caso de sus parejas, nueve de cada diez trabaja (89,3%), uno de cada dos tiene empleo formal (50%) y otro 35,7% trabajo precario (ocasional o sin cotizar a la seguridad social). Dos de cada cinco trabaja jornada legal completa (42,9%) y otro 17,9% lo hace mas de 40h/semana. El cruce de variables demuestra que cuando ellos trabajan, ellas tienden mas a abandonar sus estudios. Sus parejas ademas tienen niveles formativos mas altos (desde tecnico hasta posgrado 57,1%) y uno de cada tres continua estudios (32,1%).

4.3 Apoyo Social Percibido: Perspectiva funcional y perspectiva estructural

Respecto a la perspectiva funcional del AS, se indaga acerca de la provision de apoyo de tipo economico (para sufragar gastos de estudios y de crianza), apoyo material (cuidado de hijos/as) y apoyo emocional (acompanamiento en gestacion, puerperio e inicio de maternidad y comprension por la situacion de maternidad).

Se pregunto de que red obtenia los tipos de apoyo mencionados, pudiendo identificar a la red de estructura informal (pareja, familia de origen, familia propia (7), amistades) y/o a la red de estructura formal (guarderias, universidad).

Durante el embarazo, cuatro de cada cinco universitarias percibio apoyo emocional de su pareja (83,7%) y el 16,3% informo abandono del padre del bebe desde el inicio de la gestacion, por lo que no recibio apoyo emocional.

Una de cada cinco mujeres (20,4%) no informa apoyo emocional de su pareja durante el periodo de puerperio e inicio de la maternidad. Otro 16,7% reporto que el acompanamiento duro maximo, el primer ano de vida del hijo/a. Esto significa que llegado el momento de ejercer la paternidad, mas hombres abandonaron a sus hijos/as, abocando a la mujer a asumir en solitario toda la carga de la crianza en condiciones de dependencia economica, como indican los datos relativos a su situacion laboral.

Solo tres de cada cinco universitarias, informaron sentirse acompanadas por el padre de su hijo/a hasta la actualidad (63,3%). Al cruzar ambas variables se encuentra que el 70% de quienes no percibieron apoyo por su pareja durante la gestacion tampoco fueron acompanadas en el periodo de puerperio y maternidad, como se ve en la tabla 3. El contraste chi cuadrado revela que la relacion entre percepcion de apoyo durante el embarazo y el tiempo de acompanamiento de la pareja es estadisticamente significativa [chi square]=(2 N=49)=26,580, P<0,05. Otras fuentes de AS emocional citadas fueron provistas por la familia de origen (36,7%), la dupla familia origen y propia (32,7%), la familia propia (16,3%) y las amistades (14,3%).

En relacion al AS material, la familia de origen es la red que provee este tipo de apoyo para una de cada dos universitarias (53,1%). Una de cada tres mujeres informa apoyarse en la red formal-guarderias (30,6%). En el 10,2% de ocasiones el apoyo material lo provee la dupla familia origenpropia (10,2%). Solo en el 4,1% de casos asume la tarea exclusivamente la familia propia. Hay un 2% de universitarias que busca apoyo material en la red de amigos/as.

Por tanto, el apoyo material, es decir el cuidado del hijo/a de la estudiante, es asumido en gran medida por la red informal y mas concretamente por la familia de origen de ella, especialmente por la abuela, como corroboran los hallazgos obtenidos.

Resulta sorprendente que cuatro de cada cinco informen de apoyo emocional de sus parejas cuando el apoyo material lo brinda la familia de origen. Podria indicar cierta idealizacion de la relacion con su pareja que luego no se concreta en cuestiones practicas y materiales de corresponsabilidad en la crianza o que apoyen la conciliacion de la universidad y la maternidad.

En cuanto a apoyo economico, el 4,1% de madres universitarias generan por si mismas todos los recursos para su subsistencia y la de su hija/o. El 2% cuenta con una beca universitaria de 400 USD/semestre (8). Otro 2% recibe cuota de alimentos de la expareja para el sostenimiento de su hijo/a. La familia de origen provee a una de cada tres madres universitarias todo el apoyo monetario para estudios y maternidad (36,7%) y en identica proporcion lo hace la dupla familia origen y propia (36,7%). La familia propia asume exclusivamente el apoyo economico en el 18,4% de casos.

Aunque las mujeres informan percibir AS de diferentes tipos en porcentajes diferentes segun la estructura de la red que provee apoyo, se ha encontrado evidencia de interrupcion de estudios a causa de la maternidad. Estos hallazgos cambian sustancialmente segun la situacion de convivencia, y vuelven a emerger dos perfiles diferenciados que se describen a continuacion.

1. Madres universitarias solteras: Abandonan menos la universidad a causa de la maternidad pero lo hacen por periodos mas largos. Informan menos estructuras de apoyo y mayores dificultades para obtener AS economico. Utilizan mas la red de apoyo formal (guarderias) para obtener apoyo material (cuidado).

Tres de cada cinco universitarias solteras no abandonaron sus estudios a causa de la maternidad (66,7%) pero entre quienes si suspendieron los estudios, la gran mayoria lo hizo por periodos prolongados superiores a tres semestres (85%). Casi dos de cada cinco asume la crianza en solitario desde la noticia de su embarazo (38,1%), por tanto sin apoyo emocional, material o economico de la pareja.

Entre las solteras que si informan apoyo emocional de la pareja, se percibe un descenso conforme avanza el tiempo del embarazo al periodo de puerperio e inicio de la maternidad. Si tres de cada cinco se sintio acompanada por su pareja durante el embarazo (61,9%), al periodo de puerperio el abandono de la responsabilidad paterna llegaba al 47,6%. El 19% fue acompanada hasta como maximo el primer ano de nacido el/la bebe y solo uno de cada tres parejas acompana en la crianza hasta la actualidad (33,3%).

El AS de tipo emocional en este conjunto de madres universitarias proviene, en seis de cada diez casos, de su familia de origen (61,9%). La pareja actual empata con el porcentaje de apoyo emocional que se identifica en la red informal de amistades: 14,3%.

En el AS de tipo material, es la familia de origen quien cuida a la hija/o de la estudiante en mas de uno de cada dos casos (57,1%) y generalmente lo hace la abuela. La segunda estructura de apoyo informada corresponde a la red formal-guarderia, que provee cuidados en uno de cada tres casos (33,3%).

El AS de tipo economico es percibido (66,7%) de su familia de origen. El 23,8% informan percibir apoyo tanto de su familia de origen como del padre de su hijo/a. (Empata porcentualmente) En este grupo se ubican todas aquellas universitarias que asumen en solitario ademas de la crianza, la manutencion economica del hijo/a y de si mismas (4,8%) y en identico porcentaje se reportan los casos de quienes cuentan con la beca economica proveniente de la red formal-universidad (4,8%).

2. Madres universitarias en convivencia (enpareja): Abandonan mas la universidad a causa de la doble condicion madre-esposa pero lo hacen por periodos mas cortos; informan mas estructuras de apoyo pero la familia de origen sigue siendo la principal estructura que provisiona apoyo funcional. Son mas acompanadas por sus parejas en embarazo y crianza (pero no en todos los casos).

En el grupo de madres universitarias en convivencia en pareja se encuentra mas abandono de los estudios respecto a las solteras. Dos de cada tres si interrumpio su formacion a causa de la maternidad (66,7%). Sin embargo estas mujeres logran reincorporarse a sus estudios en menos tiempo, en comparacion al otro grupo de solteras, pues se incorporan pasado uno, dos o tres semestres en identicas proporciones (33% en cada periodo indicado).

En relacion al AS emocional todas fueron acompanadas por la pareja durante el embarazo, pero al ano de crianza, el 14,3% habian sido abandonadas por su pareja. El analisis detallado de las variables sociales de este grupo, permitio determinar que, en uno de cada tres casos, el matrimonio ha sido una exigencia social que no ha ido acompanado de la corresponsabilidad masculina en la crianza. Otras fuentes que proveen apoyo emocional durante la crianza son la dupla familia de origen-propia (53,6%), la familia de origen (17,9%), la familia propia (14,3%) y las amistades (14,3%).

El AS de tipo material lo suministra la familia de origen a una de cada dos universitarias de este grupo (50%), seguida por la ayuda de la dupla familia origen-propia (14,3%). La familia extensa de la pareja, aporta un 4,8% de este tipo especifico de apoyo. La red formal-guarderia se informo en un 28,6% de los casos. Por tanto la familia de origen y concretamente la abuela, es la principal cuidadora.

En cuanto al AS de tipo economico, la mayor provision de este apoyo es suministrado por la dupla familia de origen-propia (46,4%); en segundo lugar, la familia propia (32,1%) y en un 14,3% solo la familia de origen. El 3,6% de ellas, aporta en exclusiva al sustento financiero de su hogar.

4.4 Percepcion de apoyo social formal desde la universidad.

Lo primero que emerge del estudio es la existencia de indicadores que revelarian falta de apoyo social percibido por las madres estudiantes proveniente de la estructura de apoyo formal-universidad e incluso rechazo/ discriminacion por parte de la institucion y sus agentes. Las situaciones percibidas como discriminatorias dentro de la universidad y a causa de la maternidad, varian en funcion de la interrupcion o no de los estudios, y tambien, segun se pertenezca al grupo de solteras o mujeres en convivencia de pareja, como se presenta en la tabla 4.

En esta dimension, las respuestas obtenidas mediante preguntas abiertas, se agruparon en tres categorias, conforme la revision de la literatura: No percibir apoyo emocional, no facilitar la conciliacion de ambos roles y minusvalorar el rendimiento academico. En la categoria "no percibir apoyo emocional" se han incluido las respuestas relacionadas con bromas o indirectas, comentarios hirientes, incomprension por parte de companeros y docentes del ejercicio del doble rol. La segunda dimension denominada "no facilitar la conciliacion" agrupa la exclusion de actividades academicas, negativas del/a docente de ingreso al aula con su hija/o; humillacion por ingreso a clase con hijos/as, comentarios de que una madre no puede ser estudiante, etc.

Finalmente, la categoria "minusvaloracion del rendimiento academico" agrupa respuestas relativas a que el/a docente consideraba que la estudiante ya no realizaba trabajos con esfuerzo, al trato diferente hacia ella despues de su embarazo y maternidad, a la manifestacion sutil por parte de la/el docente de que la estudiante, quien antes fuera valorada como estudiante sobresaliente, ahora fuera tratada como una estudiante del promedio.

En el grupo de madres universitarias que nunca interrumpieron estudios a causa de la maternidad, se encontro que siete de cada diez (70%) percibio alguna discriminacion en la universidad. Y en el 60% de ocasiones percibio mas de una forma de discriminacion. Respecto a las manifestaciones percibidas de discriminacion, el 44,4% se sintio discriminada por algun/a docente a causa de la maternidad; tambien se identifico la dificultad para conciliar ambos roles y la falta de apoyo emocional en dos de cada cinco casos (40% respectivamente).

Finalmente, dentro del grupo de las universitarias que si abandonaron los estudios a causa de la maternidad, el 68,2% de ellas percibio alguna discriminacion al retornar a la universidad. Pero ellas a cambio del grupo de universitarias que nunca abandono, en su mayoria solo percibieron una unica forma de discriminacion (66,7%). La manifestacion informada con mayor prevalencia fue la dificultad para la conciliacion de ambos roles madre y universitaria (50%). En este grupo el 31,8% de universitarias sintio discriminacion por un/a docente a razon de su maternidad.

5. Discusion

El ejercicio de la maternidad se asume como una situacion devenida y obligada, que impacta de manera profunda en la vida de la mujer y es vivida desde dos extremos: o asumen en solitario la crianza como madres solteras, lo que en el Ecuador conlleva sufrir el fuerte estigma social que le acompana, o se ven abocadas a casarse como consecuencia del embarazo. Pasando asi de ejercer el rol de estudiante al triple rol de universitaria, madre y esposa, con el consiguiente incremento de mayores dificultades de conciliacion, en coincidencia con los hallazgos del estudio colombiano con madres jovenes de Micolta-Leon (2007).

La doble condicion de madre y universitaria, supone una confrontacion entre el imaginario social de la maternidad con las demandas de tiempo, esfuerzo y dedicacion, y las mismas demandas que tambien requiere la universidad. Las jovenes se ven abocadas a intentar conciliar ambos roles, siempre mediadas por el estereotipo buenas-malas madres que impone la presion social (Amantze, 2015; Castaneda-Letelier, 2015; Cimino-Sandoval et al., 2014; Lozano-Cabezas et al., 2016). Varios estudios en diferentes paises han documentado que, como resultado de la maternidad, se produce un cambio en su estilo de vida y un retraso en sus estudios que llega incluso a determinar la desercion escolar. El riesgo de abandono es mayor cuando esta coincide con los primeros semestres tal como se ha probado en la literatura cientifica (Cimino-Sandoval et al., 2014; Dominguez-Aguirre et al., 2015; Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto, 2009; EstupinanAponte y Vela, 2012; Lozano-Cabezas et al., 2016; Miller y Arvizu, 2016).

La situacion de convivencia se convierte en una condicion diferenciadora de la trayectoria vital de las estudiantes. Las solteras perciben sobre todo dificultades para conciliar ambos roles, lo que puede ser consecuencia de su mayor permanencia en el sistema educativo a pesar de la maternidad indeseada y las menores fuentes de apoyo con las que cuentan. Para ellas, el AS constituye uno de los principales factores que facilitan la permanencia en la universidad y se explica en gran medida por el papel que asume la red familiar, sobre todo la madre de la estudiante, en la provision de apoyos especificos que facilitan la conciliacion del doble rol en su condicion de madres solteras. Las universitarias que conviven en pareja son las que mas abandonan la universidad, lo que podria estar hablando de presiones sociales para la prevalencia del rol de madre-esposa; sin embargo, se reinsertan a sus estudios en periodos mas cortos respecto de las solteras, e informan mas fuentes de AS. En uno u otro caso, la conciliacion entre estudios y crianza tiene matices muy diferentes. La maternidad se antepone como rol superior, conforme a las costumbres y practicas tradicionales en ambos casos, siendo este tema coincidente con otra investigacion de Chile, donde las universitarias, tambien supeditaron su formacion a las exigencias de la maternidad (Cimino-Sandoval et al., 2014) y con referencias similares a otros estudios de la region (Dominguez-Aguirre et al., 2015; EstupinanAponte y Rodriguez-Barreto, 2009; Estupinan-Aponte y Vela, 2012; Lozano et al., 2016; Zapata-Posada et al., 2016).

Por otra parte, y en relacion al apoyo emocional de la pareja, la evidencia estadisticamente significativa de que los padres que no estuvieron apoyando durante el embarazo, tampoco lo hicieron durante la crianza, y que el porcentaje de abandonos aumenta conforme avanza el crecimiento de la hija/o, esta en linea con los descubrimientos de Estupinan-Aponte y Rodriguez-Barreto (2009) en otra investigacion similar con universitarias embarazadas en el contexto colombiano.

Entre universitarias solteras, las fuentes de apoyo son menores respecto a quienes conviven en pareja. En las primeras, hay muchos mas hogares que son monoparentales (66,7%), familias mas numerosas, con peores condiciones de vivienda y menor nivel socioeconomico, aspectos que pueden influir en la capacidad de la red para proveer apoyos especificos, lo cual coincide con la necesidad de buscar mas apoyo para el cuidado en otras fuentes, o incluso, carecer de algunos tipos de apoyo, por ejemplo, el economico.

En el caso de las universitarias unidas en pareja, la evidencia estadisticamente significativa entre matrimonio por embarazo y convivencia actual, se relaciona con el cumplimiento del mandato cultural del ideal de madre-esposa, supeditando cualquier proyecto vital al ejercicio del rol superior de "madre", que se hace latente en las mayores cifras de abandono temporal de los estudios. El hallazgo de que las universitarias se casan porque se embarazan, tambien aporta evidencia empirica relacionada con la vigencia y legitimacion de un modelo hegemonico y dominante de familia patriarcal. El descubrimiento coincide con un estudio reciente del Trabajo Social en Mexico, donde se encontraron evidencias de la vigencia de estereotipos de genero en estudiantes universitarias (Rodriguez-Otero y Mancinas-Espinoza, 2016) y otra investigacion en Argentina en la que los roles del ambito domestico incidian en la represion de las ambiciones femeninas (Cristiani et al., 2015).

Sin embargo, resulta curioso que una de cada tres universitarias viva con su familia de origen, aun adquiriendo el estatus social de mujer casada; legitimando culturalmente el nacimiento de su hijo/a conforme los mandatos sociales, pero sin que por ello se incremente la corresponsabilidad masculina esperada en la convivencia en pareja (ya que viven separados y ella con la familia de origen).

Finalmente, las madres universitarias solteras percibieron mas discriminacion en la universidad respecto a las que informaron convivencia en pareja y las manifestaciones fueron diferentes en uno y otro grupo. Los tipos de discriminacion identificados coinciden con los hallazgos de otra investigacion de Colombia (Estupinan-Aponte y Vela, 2012), quienes tambien encontraron referencias relativas a la falta de apoyo emocional y la minusvaloracion del rendimiento academico entre madres universitarias (aunque sin discriminar por tipos de criterio sus hallazgos), diferencias que emergen de este estudio, tal y como aqui se presenta.

6. Conclusiones

Este estudio da cuenta de la condicion de la maternidad indeseada de las mujeres universitarias de la sierra ecuatoriana de cuyo analisis se concluye que:

Es alarmante la prevalencia de embarazos en jovenes ecuatorianas universitarias pues una de cada tres mujeres entre 18 y 19 anos es madre. Este hecho social con una tendencia en incremento, influye en las posibilidades de desarrollo de las mujeres y sus hijos e hijas. Los resultados de esta investigacion encontraron un altisimo porcentaje de embarazos indeseados pero llevados a termino (80%); temor en las mujeres a revelar su condicion (62%) y pensamientos de aborto en uno de cada cinco casos (24,5%); por tanto la maternidad es un suceso repentino que interrumpe el proyecto academico y las posibilidades de desarrollo intelectual y profesional de las mujeres jovenes. Existe evidencia estadisticamente significativa de que las parejas que no estuvieron apoyando durante el embarazo, tampoco lo hicieron durante la crianza, y que el porcentaje de abandonos aumenta conforme avanza el crecimiento de la hija/o.

Las condiciones sociodemograficas condicionan la posibilidad o no interrumpir los estudios universitarios a pesar de quedarse embarazada de forma indeseada. En este sentido emergen dos grupos claramente diferenciados: las solteras que llevan a cabo el proyecto de la maternidad en solitario, y las casadas o unidas en pareja que en general, aunque no en todos los casos, lo llevan en comun con su pareja. Siendo las universitarias que viven con sus parejas quienes mas abandonan sus estudios respecto a las solteras.

La situacion de convivencia en pareja se convierte, como se ha caracterizado, en una condicion diferenciadora de la trayectoria vital de las estudiantes. Sin embargo, en el caso de las solteras, las deserciones son por periodos mucho mas largos, lo que sugiere que en uno u otro caso, la conciliacion entre estudios y crianza tiene matices muy diferentes.

El apoyo social estructural y funcional se evidencia como la variable que permite a las jovenes llevar a termino su embarazo, asi como la terminacion antes o despues de sus estudios.

Desde el Trabajo Social con perspectiva de genero: el altisimo porcentaje de embarazos no planificados y los proyectos de maternidad devenida como madres solteras o como esposas, son dos hallazgos que ponen el acento en:

* La evidencia de un tabu asociado a la planificacion familiar que termina en maternidades indeseadas; es necesario orientar y separar el ejercicio de la sexualidad de la procreacion como opcion elegida.

* El segundo aspecto enfatiza la evidencia empirica encontrada sobre la plena vigencia del modelo de madre-esposa, conforme las expectativas sociales de la cultura patriarcal en la sierra ecuatoriana, con el consecuente incremento de roles domesticos. O en el otro caso, el abandono de las responsabilidades de crianza del padre y por tanto una maternidad asumida en solitario, el madresolterismo, con importantes estigmas sociales que producen discriminacion social.

* El tercer aspecto retoma el profundo impacto que supone en la vida de las mujeres un embarazo indeseado pero llevado a termino y las dificultades posteriores de desarrollo personal y profesional.

* El hecho de que universitarias solteras lleven a termino embarazos no planificados, asuman la crianza en solitario en condiciones de mayor vulnerabilidad socioeconomica y que abandonen menos los estudios por esta causa, hace evidente la necesidad de apoyos especificos que atiendan a las demandas propias de conciliacion del doble rol como una de las estrategias que facilite la permanencia en el sistema de educacion superior.

* La universidad como institucion clave en la mejora de la calidad de vida, empoderamiento y progreso de las mujeres ecuatorianas, tendra como reto disenar conjuntamente con las madres universitarias programas institucionales y estrategias de conciliacion que sean acordes a las necesidades reales que ellas presentan. En este sentido, es menester del Trabajo Social liderar este proceso y atender a una cuestion de genero que impacta en el presente y futuro de estas mujeres con el objetivo de minimizar el riesgo de desercion universitaria y reducir el altisimo indice de embarazos indeseados en la universidad.

* Asumir la crianza del hijo/a siendo una joven en proceso formativo, sin experiencia laboral y con dependencia economica, como revela el perfil mayoritario que emerge de este estudio, hace, por tanto, aun mas dificil la conciliacion del doble rol e incrementa el riesgo de abandono de los estudios.

* En este sentido, las madres universitarias en general y las madres solteras universitarias en particular, constituyen un colectivo preferente para el desarrollo de una politica regional y/o institucional que prevenga la desercion escolar. Esta investigacion demuestra que las madres universitarias abandonan sus estudios por largos periodos, lo que a su reingreso, podria dificultar retomar el ritmo de las actividades academicas, aumentando el riesgo de abandono.

En resumen, y como se menciono anteriormente, esta investigacion da cuenta de la condicion de maternidad indeseada de las mujeres universitarias de la sierra ecuatoriana segun el AS percibido (desde las perspectivas estructural y funcional) y las variables sociodemograficas que las afectan. Se comparo al grupo de mujeres solteras con el grupo de mujeres en convivencia en pareja (casadas o en union libre) al ser esta variable la que emergio como diferenciadora de las desigualdades encontradas. Se recomienda replicar la investigacion en otros contextos ecuatorianos, o latinoamericanos, con muestras mayores y/o en otras areas de conocimiento para identificar posibles diferencias o similitudes con otras poblaciones de madres universitarias y conocer el fenomeno con mayor profundidad.

7. Referencias bibliograficas

Amantze, S. (2015). "Subversivas": Malas madres" y familias "desnaturalizadas". Cuadernospagu, (44), 423-452.

Arvelo, L. (2004). Maternidad y paternidad, genero y psicoanalisis. Otras Miradas, 4(2), 92-98.

Barrera, M. (1986). Distinctions between social support concepts, measures, and models. American Journal of Community Psychology, 14(4), 413-445.

Barron, A. (1996). El apoyo social. Aspectos teoricos y aplicaciones. Torrejon de Ardoz. Madrid: Siglo Veintiuno Editores.

Castaneda-Letelier, M.F. (2015). Ser estudiantes, madres y padres una dualidad cotidiana. (Tesis de pregrado). Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Sociales. Antropologia social. Santiago, Chile.

Castillo-Sanchez, A. (2015). La practica social de la maternidad y de la paternidad en jovenes estudiantes de nivel superior: un acercamiento a las problematicas cotidianas enfrentadas durante la vida academica. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas, 21(2), 103-123.

CEPAL. (sf). Indicador CELPASTAT. Maternidad en adolescentes: Porcentaje de mujeres adolescentes de 15-19 anos de edad que son madres. Pais Ecuador. Anos 1984-2012. Edad 18-19 anos. Recuperado de http://interwp.cepal.org/ sisgen/ConsultaIntegrada.asp?idIndicador=2187&idioma=e.

Cimino-Sandoval, J., Duran-Sepulveda, B., Herbage-Amaro, R., Palma-Jara, M., y Roa-Vergara, J. (2014). Ser madre y estudiante universitaria en la Universidad de Santiago de Chile. Un estudio exploratorio acerca de las implicaciones psicosociales en el enfrentamiento de ambos roles. Revista de estudios cualitativos USACH, 1(1), 23-39.

Cristiani, L.S., Bertolotto, M., Anderson, M., Polinelli, S.N., Collavini M., Seijo, F y Delfino, M. (2015). Significado cultural de la crianza y de los roles materno y paterno. Aportes a la reflexion teorica. En VI Congreso Internacional de Investigacion y Practica Profesional en Psicologia XXI Jornadas de Investigacion Decimo Encuentro de Investigadores en Psicologia del MERCOSUR. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Psicologia. Buenos Aires, Argentina.

Diaz, P. (1987). Evaluacion del apoyo social. En R. Fernandez-Ballesteros (Coord). El Ambiente. Analisis psicologico (pp. 125-149). Madrid: Ediciones Piramide.

Dominguez-Aguirre, G.A., Martinez-Peralta, A., Herrera-Barragan, H y RinconAguirre, M.E. (2015). Impacto personal y escolar del embarazo y maternidad en estudiantes universitarios. Investigacion y practica en psicologia del desarrollo, 1, 167-173.

Estupinan-Aponte, M. y Rodriguez-Barreto, L. (2009). Aspectos psicosociales en universitarias embarazadas. Revista Salud Publica, 11(6), 988-998.

Estupinan-Aponte, M. y Vela, D. (2012). Calidad de vida de madres adolescentes estudiantes universitarias. Revista Colombiana de Psiquiatria, 41(3), 536-549.

Facio, A. (2002). Engenerando nuestras perspectivas. Otras Miradas, 2(2), 49-79.

Feldman, L., Goncalves, L., Chacon-Puignau, G., Zaragoza, J., Bages. N y Pablo, J. de. (2008). Relaciones entre estres academico, apoyo social, salud mental y rendimiento academico en estudiantes universitarios venezolanos, Universitas Psychologica, 7(3), 739-751.

Ferrer-Perez, V, y Bosch-Fiol, E. (2013). Del Amor Romantico a La Violencia de Genero. Para una coeducacion emocional en la Agenda Educativa. Profesorado. Revista de Curriculum y Formacion de Profesorado. 17(1), 105-22.

Garcia-Selgas, F. y Casado-Aparicio, E. (2010). Violencia en la pareja: Genero y vinculo. Madrid: Talasa.

Guzman-Gomez, C. (2017). Las nuevas figuras estudiantiles y los multiples sentidos de los estudios universitarios. Revista de la educacion superior, 46(182), 71-87.

Hombrados-Mendieta, I. (2013). Manual de psicologia comunitaria. Madrid: Ed. Sintesis.

INE. (2018). Indicadores demograficos basicos. Recuperado de http://www.ine. es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736177003& menu=ultiDatos&idp=1254735573002.

INEC. (sf). Proyecciones poblacionales. Proyeccion provincias, sexos y areas 2010-2020. Disponible en: http://www.ecuadorencifras.gob.ec/ proyecciones-poblacionales/.

INEC. (2017). Nacimientos y defunciones. Recuperado de http://www. ecuadorencifras.gob.ec/nacimientos_y_defunciones/.

Lagarde, M. (1990). Identidad Femenina. Recuperado de https://xenero.webs. uvigo.es/profesorado/purificacion_mayobre/identidad.pdf.

Lozano-Cabezas, I., Iglesias-Martinez, M.J. y Alonso-Sanz, A. (2016). Conciliacion estudiantil-familiar: un estudio cualitativo sobre las limitaciones que afectan a madres Universitarias. Arbor, 192(780). doi: 10.3989/arbor.2016.780n4017.

Maeso-Fernandez, M.E., Salamanca-Castro, A.B., Sanchez-Castro, S., GilPascual, J.A., Amezcua- Sanchez, A., y Ayuso-Medina, N. (2015). Nivel de sexismo ambivalente en estudiantes de primer curso de educacion secundaria obligatoria de la ciudad de Madrid. Journal of feminist Gender and Women Studies, (2), 23-31.

Micolta-Leon, A. (2007). Componentes basicos para la atencion psicosocial a padres y madres adolescentes. Prospectiva. Revista de Trabajo Social e intervencion social, (12), 207-224. Doi: 10.25100/prts.v0i12.961.

Miller, D., y Arvizu, V. (2016) Ser madre y estudiante. Una exploracion de las caracteristicas de universitarias con hijos y breves notas para su estudio. Revista de la Educacion Superior, 1(177), 17-42.

Montes de Oca, V (2000). Relaciones Familiares y redes sociales. En V. Montes de Oca (Ed.), Envejecimiento demografico en Mexico: retos y perspectivas (pp.289-326). Mexico: Consejo Nacional de Poblacion.

Mora-Bleda, E. (2013). El paradigma genero y mujeres en la historia del tiempo presente. Revista Historia Autonoma, (2), 143-160.

Observatorio de Igualdad de Genero de America Latina y el Caribe. (sf). Maternidad en adolescentes. America Latina, el Caribe y la Peninsula Iberica (22 paises): Mujeres adolescentes de 15 a 19 anos de edad que son madres, ultimo ano disponible (en porcentajes). Recuperado de https://oig.cepal.org/ es/indicadores/maternidad-adolescentes.

Pacheco-Carpio, C.R., Cabrera-Albert, J.S., Mazon-Hernandez, M., GonzalezLopez, I., y Bosque-Cruz, M. (2014). Estereotipos de Genero Sexistas. Un estudio en jovenes universitarios cubanos de medicina. Revista de Ciencias Medicas, 18(5), 853-867.

Palomar-Verea, C. (2004). "Malas Madres": La construccion social de la maternidad. Debate Feminista, 30, 12-34.

Paz, J.J. y Cepeda, M. (2002). La Revolucion Juliana: nacion, ejercito y bancocracia. Ecuador: Abya-yala.

Pizani, M. (2009). Los derechos humanos de las mujeres en el Ecuador. En Programa Andino de Derechos Humanos, PADH (Comp.) ?Estado constitucional de derechos?: informe sobre derechos humanos Ecuador 2009 (pp. 449-463). Quito: Universidad Andina Simon Bolivar; Abya Yala.

Puyana-Villamizar, Y y Mosquera-Rosero, C.P. (2005). Traer "hijos e hijas al mundo": significados culturales de la paternidad y la maternidad. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Ninez y Juventud, 3(2), 1-21.

Preciado-Cortes, F., Acuna-Cepeda, M.E., y Garcia-Rivera, M.E. (2005). Repercusiones del embarazo y la maternidad en la vida academica de las estudiantes universitarias. Generos, 13(36), 125-132.

Rodriguez-Otero, L.M., y Mancinas-Espinoza, S.E. (2016). Nivel de sexismo y estereotipos de genero en estudiantes de Trabajo Social Regiomontanas. Azarbe. Revista Internacional De Trabajo Social y Bienestar, (5), 17-30.

Sanchez-Benitez, N. (2016). La experiencia de la maternidad en mujeres feministas. Revista Nomadas, (44), 255-267.

Texis, M., y Jimenez, M. (septiembre, 2016). El impacto de los problemas de genero en la trayectoria educativa de las universitarias. En Congreso Internacional de Educacion. Debates en Evaluacion y Curriculum. Universidad Autonoma de Tlaxcala. Tlax, Mexico

Zapata-Posada, J.J., Castro-Rodelo, Y.Y., y Agudelo-Bedoya, M.E. (2016). Abuelas antes de lo esperado: cambios, participacion en la crianza y relaciones intergeneracionales. Prospectiva. Revista de Trabajo Social e intervencion social, (22), 117-140. doi: 10.25100/prts.v0i22.1239.

Johanna Alexandra Reina-Barreto *

Cristina Alexandra Criollo-Espin **

Karina Fernandez-D'Andrea ***

* Trabajadora Social por la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Magister en Trabajo Social Comunitario por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente doctoranda en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid. Correo electronico: joreina@ucm.es.

** Trabajadora Social por la Universidad Tecnica de Ambato. Correo electronico: criscriollo93@gmail.com

*** Trabajadora Social por la Universidad de Buenos Aires (UBA, Argentina). Doctoranda en Trabajo Social en la Universidad Complutense de Madrid. Magister en Terapia Narrativa y Trabajo Comunitario por la Universidad de Extremadura (UEX) y en Intervencion social en las sociedades del conocimiento por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Correo electronico: carinafe@ucm.es.

Universidad del Valle. Recibido: 30/07/2018 Aprobado: 16/10/2018]

ISSN: 0122-1213 ISSN-e: 2389-993X Doi: 10.25100/prts.v0i27.6745

(1) Este articulo de investigacion se deriva de la estancia predoctoral de la primera autora, Financiado por la Beca Erasmus+ Internacional. Movilidad Doctoral 16-17 Universidad Complutense de Madrid--Universidad Tecnica de Ambato. Algunos de sus resultados se presentaron en el HI Congreso Internacional de Trabajo Social CIFETS 2018 BilbaoEspana del 14 al 16 de noviembre de 2018.

(2) Datos facilitados por la secretaria academica

(3) La baja participacion de las madres que cursan estudios en Derecho en la muestra final, se entiende en tanto la jornada de estudio de esta carrera es predominantemente nocturna y los conversatorios se realizaron en horario diurno conforme a la autorizacion conseguida del decanato.

(4) Vivienda de un unico nivel que construye el techo con una caida de aproximadamente 45% de inclinacion, con paredes de adobe, bloque, ladrillo o madera y techos de paja, zinc, asbesto, etc.

(5) IESS: Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social.

(6) ISSPOL: Instituto de Seguridad Social de la Policia Nacional de Ecuador.

(7) Se entendera como familia propia la sumatoria de todos casos en los que ella vive con su pareja, bien sea con una estructura de familia nuclear (pareja e hijos/as), o extensa (pareja, hijas/os y otros familiares de su pareja).

(8) Que solo puede solicitarse a partir del 2 ano de carrera.
Tabla 1. Convivencia actual * Se caso o unio por motivo de
su embarazo tabulacion cruzada

% dentro de Se caso o unio por motivo de su embarazo

                                            Se caso o unio
                                          por motivo de su
                                               embarazo

                                            NO       SI     Total

Convivencia    Sin convivencia actual     55,9%     7,1%    41,7%
   actual             (soltera)

                 Convivencia actual       44,1%    92,9%    58,3%
                (casada o union libre)

               Total (N=50)               100,0%   100,0%   100,0%

Fuente: elaboracion propia.

Tabla 2. Auto identificacion en estrato socioeconomico
* Tipo de vivienda segun INEC--Ecuador tabulacion cruzada

        % dentro de auto-clasificacion en estrato socioeconomico

                                     Tipo de vivienda segun INEC

                                Casa    Departamento   vivienda
                                                        precaria
    Estrato          media      77,1%      22,9%
 socioeconomico    media-baja   64,3%      14,3%         21,4%
           Total (N=50)         73,5%      20,4%          6,1%

% dentro de auto-clasificacion
en estrato socioeconomico

                    Total

    Estrato        100,0%
 socioeconomico    100,0%
  Total (N=50)     100,0%

Fuente: elaboracion propia

Tabla 3. Apoyo emocional pareja durante periodo de gestacion
* Tiempo acompanamiento pareja en periodo de puerperio
y maternidad tabulacion cruzada

      % dentro de Tiempo acompanamiento pareja en periodo de puerperio
                                y maternidad

                                    Tiempo acompanamiento
                                    pareja en periodo de
                                   puerperio y maternidad

                                   No la      Maximo el
                                  acompano    primer ano

  Apoyo emocional pareja     NO     70,0%        12,5%
    durante gestacion        SI     30,0%        87,5%
       Total (N=50)                100,0%       100,0%

 % dentro de Tiempo acompanamiento pareja en periodo
             de puerperio y maternidad

                                Tiempo
                              acompana-
                               miento
                             pareja en
                              periodo
                                 de
                              puerperio
                                 y
                             maternidad

                              Hasta la      Total
                             actualidad

  Apoyo emocional pareja                    16,7%
    durante gestacion          100,0%       83,3%
       Total (N=50)            100,0%      100,0%

Fuente: elaboracion propia

Tabla 4. Interrumpir estudios por maternidad
* Tipos de discriminacion
percibidas en la universidad tabulacion cruzada

         % dentro de Interrumpir estudios por maternidad

                                           Tipos de discriminacion
                                               percibidas en la
                                                 universidad

                                                       No facilitar
                                            No AS      conciliacion
Convivencia actual                        emocional      de ambos
                                                          roles

       Sin            Interrumpir    NO     40,0%         40,0%
convivencia actual   estudios por    SI                   66,7%
    (soltera)         maternidad
                     Total (N=21)           25,0%         50,0%
   Convivencia        Interrumpir    NO     100,0%
 actual (casada o    estudios por    SI     66,7%         33,3%
   union libre)       maternidad
                     Total (N=28)           80,0%         20,0%

   % dentro de Interrumpir estudios por
                maternidad

                        Tipos de
                     discriminacion
                      percibidas en
                     la universidad

                      Minusvalorar
                     su rendimiento
Convivencia actual     academico
                                      Total

       Sin               20,0%        100,0%
convivencia actual       33,3%        100,0%
    (soltera)
                         25,0%        100,0%
   Convivencia                        100,0%
 actual (casada o                     100,0%
   union libre)
   Total (N=28)                       100,0%

Fuente: elaboracion propia
COPYRIGHT 2019 Universidad del Valle
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Reina-Barreto, Johanna Alexandra; Criollo-Espin, Cristina Alexandra; Fernandez-D'Andrea, Karina
Publication:Prospectiva
Date:Jan 1, 2019
Words:10526
Previous Article:El cuidado del familiar dependiente: analisis de genero en la politica social espanola.
Next Article:Prevencion del abandono escolar temprano. Aportaciones desde el Trabajo Social.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters