Printer Friendly

Andrea Bozzolo, Il rito di Gesu. Temi di teologia sacramentaria.

Andrea BOZZOLO, Il rito di Geso. Temi di teologia sacramentaria, Roma: LAS, 2013, 311 pp., 17 x 24, ISBN 978-88-213-0854-3.

Esta publicacion no quiere ser una sintesis ni un manual; los articulos recopilados, sin embargo, apuntan a una propuesta de teologia sacramentaria general que ha llamado nuestra atencion y en la queremos fijarnos en estas lineas. El primer capitulo presenta la propuesta de Giuseppe Colombo y ya ha sido publicado con anterioridad; la voz mas personal de Bozzolo y la revision de su pensamiento se encuentran a continuacion en los capitulos 2 y 3. El resto del libro corresponde a la sacramentaria especial: tres capitulos -los dos ultimos son ineditos- que abordan el Bautismo, la Eucaristia y el Matrimonio, respectivamente.

Tras el Concilio las publicaciones sobre sacramentaria general son muy variadas en su planteamiento y metodo. La cuestion liturgica que hemos heredado desde los albores del siglo XX, la languidez de la manualistica clasica, las aportaciones de las ciencias humanas, asi como la reforma liturgica del Vaticano II, por no hablar de la busqueda de un dialogo entre fe y cultura en una sociedad secularizada ... plantean preguntas que van mas alla de las sedes academicas: ?que sentido tiene la liturgia para entender -aceptar y vivir- el misterio cristiano? (p. 8). ?De que modo las situaciones comunes de la vida son impregnadas del don de la gracia que los sacramentos nos ofrecen? La respuesta la adelanta el autor en el titulo del libro: II rito di Geso, donde el rito no es una categoria abstracta, ni Jesus una persona lejana, sino una propuesta que asume la dimension celebrativa de la Eucaristia, su alcance hermeneutico para comprender los demas sacramentos, y la dimension salvifica del encuentro real de Cristo con los hombres en la liturgia.

Segun el autor, ni la eclesiologia de Rahner (pp. 16-22) ni la linea antropologica de Schillebeeckx y Chauvet (pp. 23-28) hacen justicia a la conciencia adquirida, en la teologia y en la Iglesia en general, sobre la revelacion y su anclaje en la historia. Aparte de otras criticas habituales sobre su metodo, ambos planteamientos olvidan la reciprocidad originaria entre manifestacion divina y libertad humana propia de la Revelacion (p. 30), y separan la nocion de sacramento del acto historico, dejando la celebracion eclesial sin su raiz: la efectiva historia de Jesus con sus discipulos y el surgir de la praxis ritual donde se alcanza el reconocimiento libre y creyente de la verdad de Jesus (p. 29). La Eucaristia, en cuanto comportamiento que corresponde bien a la singular historicidad del evento cristologico y su intencionalidad original, es el lugar de la traditio ecclesiae desde el que la teologia puede reflexionar sobre los sacramentos. Esta opcion metodologica se apoya en la evidente ordenacion de todos los sacramentos a la Eucaristia, que es -en palabras del A- <<la memoria objetiva de la accion salvifica del Senor y por tanto el lugar de la nueva alianza de donde nace la Iglesia>> (p. 37). Es decir, el lugar privilegiado en el que se establece una relacion viva entre la libertad humana y Cristo, que nos ofrece unimos a su donacion pascual; union donde son sellados los momentos cruciales de la existencia -la enfermedad, la madurez cristiana, o la decision de un estado de vida en el ministerio sacerdotal o como marido y mujer-con la afianza definitiva de la celebracion eucaristica.

El segundo capitulo trata sobre la relacion entre el evento fundador y la accion liturgica. Junto a reconocidos autores como Casel y Rahner, hay otros que, a juicio del A., colman las lagunas de los anteriores y que merecen atencion: Eberhard Jungel y Louis-Marie Chauvet. En rapida sintesis se pasa revista a sus propuestas, para acabar con una confrontacion con la Enciclica Pides et ratio a partir de la cual aparece la propuesta de Bozzolo. El experto en sacramentaria no encontrara novedades en la parte analitica; el aprendiz, tendra delante una presentacion ordenada y suficiente -quiza algo separada de los textos originales- sobre las preguntas clave del debate (el abandono de la estructura hilemorfica y la asuncion de la forma practica del acto ritual, el papel del hombre en la accion liturgica), los conceptos mas relevantes de cada autor (la actio, la presencia misterica y la fe en Casel; el simbolo real de Rahner ...), sus presu puestos teoricos (Heidegger en el caso de Jungel y Chauvet, las derivaciones del pensamiento luterano y Schleiermacher en Jungel, el metodo trascendental en Rahner, la fenomenologia religiosa y el estudio de los Padres con Casel). Sin embargo, es fundamental el apartado <<L"assoluto e il tempo>> (pp. 69-72), pues tras resumir el status quaestionis al que nos hemos referido (pp. 44-69), traza las lineas maestras de su pensamiento. Podriamos resumir asi sus primeras conclusiones: el sacramento debe ser estudiado como accion liturgica, dejando clara la absoluta trascendencia de Dios y la dimension temporal del hombre. La mediacion liturgica no puede ser entendida como la vinculacion entre don de la gracia y una determinada practica de culto por parte de una voluntad divina extrinseca, sino <<como el modo original con el que Jesus realiza en si la concordancia de lo divino y lo humano>> (p. 69). La categoria de simbolo es pertinente, aunque compleja en su interpretacion, ya que requiere un equilibrio que corrija el <<exceso de inmediatez>> de la epifania del misterio (Casel) o de la <<invasividad sacramental>> de la gracia (Rahner). La teologia sacramentaria necesita elaborar una idea de obrar simbolico-ritual que respete la precedencia del misterio divino, al tiempo que no reduzca la forma celebrativa a ornato externo de un contenido eterno, y que respete la particularidad del hombre, sujeto historico y creyente que pueda encontrar <<en la mediacion sacramental la misma estructura simbolica de acceso a la revelacion de Dios que se ha cumplido de una vez para siempre en la historia de Jesus>> (p. 72).

Su propuesta se completa en las siguientes paginas, tomando pie de Fides et ratio n. 13, con la idea de mostrar el nexo entre Revelacion-sacramentos partiendo del signo eucaristico, con su unidad indisoluble entre contenido (la res, la comunion con Dios) y significado (la significatio). En la Eucaristia, <<forma eminente del encuentro entre la libertad del hombre y el misterio de la verdad divina>> (p. 7 5), el creyente se siente interpelado en su fe y en su corporeidad por la verdad que se le revela, y sin caer en una actitud posesiva, sino de reconocimiento de su inagotable riqueza; asimismo, la revelacion no se manifiesta como un hecho del pasado, sino un darse gratuito que exige un tu que lo acoja con agradecimiento y que tome conciencia de que es el origen y el fundamento de su libertad (p. 76). Esta tesis encuentra su confirmacion en la Escritura: conocemos el rostro de Dios si miramos la historia de Abrahan, Moises, los profetas... (p. 77). En ella, junto a las aventuras humanas, el rito emerge como condicion de posibilidad de las acciones de Dios y de la memoria de las mismas en el pueblo elegido. Emblematica en este sentido es la salida de Egipto, donde la liberacion social tiene una doble finalidad: habitar un nuevo pais y dar culto a Dios en el desierto. Siguiendo en parte las intuiciones de Ratzinger en su comentario al Exodo en El espiritu de la liturgia, el A. ejemplifica el nexo entre significatio ritual y res (la Alianza, la vida conforme a la voluntad de Dios): <<en la accion ritual, la dinamica inclusiva que vincula revelacion divina y decision humana esta realmente sintetizada>> (p. 80). El rito no esta a disposicion del hombre y tampoco es algo exterior; en su inutilidad empirica unifica la libertad del hombre en torno a un centro, y hace <<audible>> en la historia la Revelacion de Dios que pide la respuesta del hombre.

En el Nuevo Testamento sucede lo mismo. La peculiar actitud de Jesus frente a la religiosidad de su tiempo (pp. 81-85) muestra no solo las contradicciones del ritual de Israel, sino que le otorga su sentido ultimo, la verdadera y definitiva Pascua. El culmen de este proceso es la institucion de la Eucaristia que, conforme a lo que hemos apuntado, es algo mas que la fundacion de una praxis ritual, es reveladora de una <<Cristologia>> (p. 86). Al contemplar la Ultima Cena se advierte como el gesto de Jesus cumple y supera el rito hebreo. Su Carne y su Sangre ofrecidos son el verdadero Cordero inmolado, que da el acceso a la intimidad de Dios (p. 87); la oblacion de si al Padre que, en un contexto de memoria-bendicion-accion de gracias, cumple el abandono creyente de Israel (p. 88). El rito es entonces <<mediacion efectiva>>. Ante esta accion-oracion-revelacion de Jesus, los discipulos no permanecen pasivos, sino que quedan implicados y comprometidos para siempre en su gesto y en su oracion.

Las conclusiones metodologicas y conceptuales son netas. En primer lugar, la res ofrecida en el gesto eucaristico no puede entenderse desde <<fuera>>; la res exige la implicacion de la libertad y la situacion historica del hombre para <<atravesar la misma Pascua de Jesus>> (p. 89). En segundo lugar, la recuperacion de la valencia teologica de la accion ritual enarbolada por el A. significa reconocer que <<el lugar en que ultimamente la verdad de Dios puede ser reconocida es el acto practico de la relacion con El>> (p. 91). La forma celebrativa, a traves del caracter instituido de sus simbolos y de la acogida libre que en cada caso se requiere, mantiene el equilibrio justo de la relacion con Dios, respetando su trascendencia y reconociendola irreductible a un concepto, a una experiencia emotiva o a un obrar pragmatico. El sacramento ofrece al hombre su salvacion radical (p. 92): la celebracion exige entonces que sean llamadas en causa todas sus dimensiones vitales, y muestra al mismo tiempo que el sentido no se <<fabrica>>, sino que el destino de la libertad es donado y solo puede acogerse con confianza. El sacramento celebrado aparece asi en un con texto de fe, como el lugar paradigmatico de la estructuracion de la misma fe y de su efectivo y peculiar ejercicio (p. 92).

La relacion entre fe y rito compendia el tercer capitulo: ?que significado tiene la mediacion del gesto religioso para la actualizacion de la fe que salva? Una cuestion que exige ir mas alla de la nocion de signo clasica de san Agustin, y de la reduccion de la causalidad a la propia del obrar tecnico, incapaces de dar razon de las realidades divinas y humanas que acontecen (pp. 95-96). El punto de partida debe ser otro: el rito. Una opcion pertinente que se apoya en Sacramentum caritatis n. 34, y que puede beneficiarse de los estudios mistagogicos. Un proyecto radical que supone una revision critica tanto de los modelos clasicos de la ya mencionada manualistica (pp. 99-104), como del nuevo objetivismo del rito por parte de algunos liturgistas -donde rito se convierte en una nocion abstracta que condiciona la reflexion de los sacramentos celebrados in actu--, el personalismo de Schillebeeckx (pp. 104-106), la teologia trascendental de Rahner (pp. 107-111) o las reflexiones de Chauvet (pp. 111-114). Un modelo viable encuentra en el Nuevo Testamento un fundamento solido que, de la mano del biblista Beauchamp y su comentario al capitulo 6 de Juan (pp. 116121), no opone fe y rito, en cuanto claves de acceso a la Eucaristia. Superando el prejuicio de que el acceso al misterio de Dios compete exclusivamente al pensamiento (p. 122), o que la presencia de Dios ante el hombre queda confinada en la inmediatez del lenguaje ritual sin respetar la sobreabundancia de la verdad de Dios (p. 123), la reflexion originaria sobre los sacramentos debe partir del acto mismo de su celebracion, entendida como <<inmediatez mediada>>, que exige la experiencia previa de lo Sacro (pp. 124-127). En efecto, <<sin una inmediatez originaria de Dios respecto al hombre ningun simbolo podria tener ni forma ni fuerza>>; el rito, implicando al hombre por completo <<en sus efectos, pensamientos, gestos e intenciones>>, lo coloca frente al Absoluto y le pide que oriente su deseo innato de intimidad con Dios en una determinada direccion, para establecer una <<relacion orante>>. Entonces el hombre puede reconocer y asumir personalmente que la mediacion sacramental proviene del Tu divino, del que realmente sabe quien es de un modo diverso a la distincion conceptual. Entre fe y rito hay una circularidad: el rito permite al espiritu finito responder a la iniciativa divina que lo constituye y precede desde siempre; la fe es un acto de decision que <<verifica>> el rito, reconociendo en el la llamada de Dios y la manifestacion real de su misterio (p. 128).

Antes de terminar propongo una valoracion sobre esta propuesta de sacramentaria general. Es innegable el conocimiento y la claridad expositiva de los debates contemporaneos, asi como el esfuerzo por descubrir el valor teologico (cristologico-pascual) del rito. Una sacramentalidad difusa acaba en nominalismo. Sus presupuestos de teologia fundamental resultan equilibrados y toman en serio la libertad del hombre frente al Dios que se revela. Sin caer en topicos sobre la sacramentaria clasica, el A. ha sabido expresar su respeto por el servicio que aquella ha prestado a la teologia. El alcance antropologico de su reflexion resalta con acierto la centralidad del sacramento en la vida cristiana y, al mismo tiempo, su radicacion en el deseo de Dios que subyace en el corazon del hombre. Esperabamos un desarrollo mayor de su <<sacramentaria eucaristica>>, de la que solo se apuntan pocas lineas. Seria deseable que el autor desarrollara la dimension escatologica de los sacramentos, la pregustacion de la que somos participes en cuanto a signos profeticos. Por ultimo, aunque se han dado pasos, queda aun por explicar con precision Optatam totius 16 -los misterios de salvacion presentes y operantes en las acciones liturgicas- y, por eso mismo como bien senala Bozzolo, cognoscibles y con capacidad de comprometer y configurar la existencia del cristiano.
COPYRIGHT 2014 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Berlanga, Alfonso
Publication:Scripta Theologica
Article Type:Resena de libro
Date:Apr 1, 2014
Words:2565
Previous Article:Jorge F. Herrera Gabler, Cristo exaltado en la Cruz. Exegesis y teologia contemporaneas.
Next Article:Andre-Marie Jerumanis, In Cristo, con Cristo, per Cristo. Manuale di teologia morale fondamentale. Approccio storico-sistematico.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |