Printer Friendly

Analisis del ciclo de vida y las politicas de desarrollo de los clusters de empresas.

RESUMEN | En el presente trabajo se analizan dos aspectos muy concretos de las teorias que estudian las aglomeraciones territoriales de empresas o clusters; por una parte los factores que propician su desarrollo, estudiando de manera especial su origen y ciclo de vida y, por otra, aquellas politicas y acciones que pueden llevarse a cabo para potenciarlos.

El trabajo busca obtener una vision de conjunto de los aspectos mencionados, a partir de estudios significativos realizados tanto desde el mundo academico como desde el mundo profesional.

Entre las principales conclusiones del articulo destaca el hecho de que los clusters tienen siempre un ciclo de vida, sobre el cual tienen influencia tanto factores internos como externos al propio cluster. En este sentido se indican aquellos factores que pueden contribuir a que un cluster se mantenga en sus etapas de crecimiento y madurez el mayor tiempo posible, sin entrar en su fase de decadencia.

PALABRAS CLAVE | Desarrollo regional y local, desarrollo territorial, distritos industriales, economia regional, politica regional.

ABSTRACT | In this piece, two very concrete aspects of the theories that deal with territorial agglomerations of companies (or clusters) are analyzed. These are, on the one hand, the factors that cause the development of such clusters, studying their origins and life cycles in a particular way. On the other hand, we look at those policies and actions that can be carried out in order to harness these territorial agglomerations. The work aims to obtain a holistic vision of the aforementioned aspects, drawing from significant studies from both academia and the private sector.

Among the main conclusions of the article, we highlight the fact that clusters always have a stressed life cycle, in which both internal and external factors influence the formation of clusters. In this sense, the factors that cause a cluster to remain in its stages of growth and maturity for as long as possible, without entering into a phase of decay, are indicated.

KEY WORDS | Regional and local development, territorial development, industrial districts, regional economy, regional policy.

Introduccion

Desde hace decadas la localizacion ha resultado un aspecto clave para las empresas, puesto que les proporciona el control sobre los medios de produccion -capital, mano de obra y materiales- y el acceso a los centros de transporte, reduciendo al minimo el coste de trasladar los productos de un lugar a otro. A lo anterior hay que anadir las nuevas relaciones economicas internacionales, la creciente globalizacion de los flujos de mercancias, capitales y servicios tecnologicos, la modificacion y diversificacion en la composicion de la demanda, la reduccion del ciclo de vida de los productos y los nuevos mecanismos de la competencia industrial, todo lo cual ha introducido cambios significativos en las organizaciones industriales. Las empresas establecen relaciones mas intensas con el tejido industrial y economico local para hacer frente a la progresiva globalizacion de los mercados. Los nuevos factores de competitividad requieren de organizaciones mas flexibles, mas especializadas, con un mayor peso del personal cualificado y un mayor acceso a servicios avanzados disponibles en el entorno local donde opera la empresa. De hecho, las redes estan funcionando como nuevas formas de organizacion y articulacion territorial, referente central de las interpretaciones sobre las dinamicas territoriales (Caravaca y Gonzalez, 2009). Las redes son comparadas con las organizaciones mas flexibles en la distribucion de sus recursos (Kruger, 2000).

La posesion de estos recursos conforma lo que se ha denominado "la competitividad del territorio", formada por el conjunto de los factores del entorno socioeconomico local que condicionan de manera decisiva la rentabilidad de las empresas instaladas en el. Una parte considerable de esta competitividad territorial depende de la disponibilidad y la calidad de las infraestructuras economicas, pero tambien son importantes otros factores ambientales de tipo general, como el clima social o el atractivo basado en la calidad de vida o la dotacion de servicios a la poblacion, asi como el concepto de capital social.

Este ultimo concepto es de especial importancia dentro de las teorias de clusters, ya que caracteriza las formas especificas de gestion basadas en las relaciones sociales, en la confianza y en el intercambio de recursos complementarios, las cuales son, precisamente, las habituales en la mayoria de las aglomeraciones territoriales de empresas (Vatne y Taylor, 2000). Las relaciones sociales son consideradas como el canal mas importante a traves del cual fluye la informacion y el conocimiento, facilitando este proceso la proximidad geografica, a traves del establecimiento de redes basadas en la confianza. En particular, se considera decisivo el papel de las redes en los procesos de innovacion, considerados como un proceso interactivo de aprendizaje (Salom y Albertos, 2006).

De hecho, para el establecimiento de relaciones o alianzas interorganizativas exitosas es muy beneficiosa la existencia de los llamados ecosistemas de negocios (Camarinha-Matos, 2002), es decir, de entornos que favorezcan configuraciones en red, a traves de la existencia de practicas y culturas empresariales similares, de confianza entre las empresas y de un sentimiento de comunidad y estabilidad. Estos ecosistemas o entornos favorecedores se pueden encontrar, por ejemplo, en forma de redes de empresas especializadas, localizadas en concentraciones territoriales en gran numero de paises avanzados, formando aglomeraciones territoriales o clusters.

Las investigaciones sobre las aglomeraciones empresariales, que se realizan desde los anos setenta en la linea de Marshall, se han diversificado creando vinculos con el desarrollo local, la gobernanza, el comercio internacional y las especificaciones territoriales. Influyen en los poderes publicos y promueven principalmente los polos tecnologicos y los sistemas productivos locales, constituyendo un fenomeno mundial (Benko, 2006).

Este "redescubrimiento" de las aglomeraciones territoriales o clusters de empresas ha supuesto un nuevo interes por parte de los investigadores por la importancia del nivel regional y local, principalmente por los recursos locales y regionales que permiten estimular la capacidad innovadora y la competitividad de las pequenas y medianas empresas -PYME (OES, 2002). Entre estos recursos a nivel regional o local destacan el conocimiento especifico y propio de la region, las habilidades de aprendizaje, las actitudes emprendedoras, etc. En este sentido, el concepto de las aglomeraciones territoriales de empresas ha impregnado tanto el analisis del desarrollo economico teorico y aplicado como la propia politica industrial (Soler, 2006), lo que ha supuesto un resurgimiento economico relacionado con las caracteristicas locales como elemento para competir en un contexto global (Capo-Vicedo et al., 2007; Molina-Morales y Martinez-Fernandez, 2008; Belussi y Sedita, 2009; Parrilli, 2009; Morales et al., 2010) y en las dinamicas de mejora, como factores determinantes para el crecimiento economico endogeno y la adaptacion de las empresas ai territorio (Malmberg y Maskell, 2002; Bathelt et al., 2004; Giuliani y Bell, 2005; Salom, 2005; Boschma y Ter Wal, 2007, Robinson et al., 2007; Aharonson et al., 2008), siendo los clusters considerados como una de las formas mas apropiadas para competir globalmente (Lagendijk, 2000). No obstante, hay que tener en cuenta que este modelo de desarrollo presenta tambien desventajas (Martin y Sunley, 2003; Pacheco-Vega, 2004; Palazuelos, 2005; Pacheco-Vega, 2010). Estas desventajas pueden venir del incremento de la competencia entre empresas, de la posible saturacion de mercados o de la sobreespecializacion (Pacheco-Vega, 2010).

En este contexto, el principal objetivo de este trabajo es realizar una revision de la amplia literatura existente sobre clusters de empresas, incidiendo en la influencia ejercida por su ciclo de vida, mediante la vinculacion de los clusters con la globalizacion. Para lograrlo se determina como objetivos especificos analizar dos aspectos muy concretos de las teorias de los clusters; por una parte, los factores que propician su desarrollo, haciendo especial hincapie en su origen y ciclo de vida y, por otra, aquellas politicas y acciones que pueden llevar a cabo las administraciones, asi como las propias empresas, para apoyarlos.

Para lograr este objetivo el articulo busca obtener una vision de conjunto de los aspectos mencionados, a partir de estudios significativos realizados tanto desde el mundo academico como desde el mundo profesional (entidades dependientes de administraciones locales o regionales, relacionadas con los estudios de tipo urbano y regional). Con esta primera aproximacion, pretendemos contribuir ai desarrollo contextual de investigaciones futuras sobre dusters de empresas, puesto que la revision de la literatura es un primer paso para evaluar el conocimiento acumulado en un area particular. A pesar del tiempo que consume y los grandes volumenes de datos que se deben tratar, la revision de la literatura puede marcar el progreso de una disciplina, ai mismo tiempo que puede proporcionar la direccion de futuras lineas de investigacion (Williams y Plouffe, 2007). Esto permitira a los investigadores conocer el nivel de desarrollo de los diferentes campos de investigacion que abordan el tema de los clusters territoriales de empresas, permitiendoles detectar los temas que merecen una mayor cantidad de atencion, asi como trabajar en las lineas emergentes.

El trabajo se estructura de la siguiente manera: a continuacion de la presente introduccion, siguen dos grandes apartados que abarcan respectivamente cada uno de los dos aspectos a estudiar comentados en el parrafo anterior, para terminar finalmente con las conclusiones principales del trabajo, sus limitaciones y una propuesta de futuras lineas de investigacion.

Factores que favorecen el desarrollo de las aglomeraciones territoriales de empresas. Origen y ciclo de vida

En este apartado se estudiaran los principales factores que contribuyen a la aparicion y desarrollo de las aglomeraciones territoriales de empresas, asi como el ciclo de vida de las mismas. En este sentido se hara en primer lugar una revision de los principales factores que potencian este desarrollo, para pasar posteriormente a analizar los factores que pueden motivar su aparicion y el ciclo de vida que pueden tener estas aglomeraciones o clusters de empresas.

Revision de los principales factores que afectan al desarrollo de los clusters

La teoria de las redes puede ayudar a entender el funcionamiento de los clusters y su forma de desarrollarse. Un cluster, para mejorar, ha de prestar una atencion explicita a la creacion de relaciones, importante caracteristica de las iniciativas de desarrollo de los mismos. A traves de las redes sociales, las empresas pueden incrementar su amplitud, profundidad y eficiencia en el intercambio mutuo de conocimiento (Lane y Lubatkin, 1998). Asi, las interacciones sociales ejercen una influencia sobre las futuras capacidades de las empresas, de forma que constituyen un factor explicativo de sus resultados (Andersson et al., 2002).

La asociacion positiva entre las redes sociales y la adquisicion de conocimiento es consistente con la idea de que el aprendizaje, y en particular el contenido en la informacion dificil de transmitir, se facilita con intensas y repetidas interacciones. Diversos autores han encontrado evidencia empirica para estas propuestas (entre otros: Lane y Lubatkin, 1998; Tsai y Ghoshal, 1998; Yli Renko et al., 2001).

En los cluster, a traves de una densa red de vinculos redundantes, el conocimiento se esparce rapidamente (McEvily y Zaheer, 1999) asi como con los intercambios cooperativos compartiendo los recursos de conocimiento (Saxenian, 1994). Porter (1998a) indica que el "pegamento social" es el elemento que aglutina el cluster y contribuye al proceso de creacion de valor. Buena parte de las ventajas competitivas de los clusters dependen de que circule libremente la informacion, de que se descubran intercambios que anaden valor, de que haya en los participantes buena disposicion a coordinar intereses y colaborar, y de que el aliciente para mejorar sea fuerte. Las relaciones, las redes y la conciencia de interes comun suelen favorecer estas circunstancias. La estructura social de los clusters adquiere una importancia capital. El examen de la estructura de las redes ha puesto de manifiesto que las relaciones sociales entre las personas -su capital social- facilitan en gran medida el acceso a los recursos y a la informacion.

En este sentido, el Department of the Environment, Transport and the Regions de Londres (DETR, 2000) realizo un informe sobre un conjunto de clusters significativos, en el cual indicaba que los mismos son muy diferentes entre ellos, y que surgen por la confluencia de una serie de factores. En concreto, identifican cuatro grandes grupos de factores: de localizacion y "espaciales", sociales y culturales, economicos y organizativos e institucionales.

De entre ellos, concluyen que los que tienen que ver con la localizacion son criticos en la formacion inicial del cluster; los economicos y organizativos (funcionamiento de la cadena de suministro, por ejemplo) consolidan el cluster; los sociales y culturales constituyen el "pegamento" que hace que el cluster sea operativo, y los institucionales sirven de complemento, especialmente cuando se dan politicas de apoyo efectivas.

De este estudio se deduce que la importancia de cada uno de los factores estudiados (dentro de los cuatro grandes grupos anteriores) depende de las circunstancias de cada cluster en particular. No obstante, algunos de esos factores se repiten como basicos en la mayoria de los casos estudiados, por lo que pueden considerarse como factores clave. A continuacion se reflejan alguno de ellos:

Proximidad al mercado. La importancia de este factor depende de la naturaleza de cada negocio en particular, y de su posicion en la cadena de suministro. Cuanto mas "abajo" de la cadena se encuentre la empresa, mas importante sera la proximidad ai mercado. Tambien depende la importancia de este factor del nicho de mercado en que opere la empresa.

Disponibilidad de mano de obra experimentada. Este es un factor crucial en el atractivo de una region para las empresas. La disponibilidad de mano de obra especializada y experimentada atrae y retiene a las empresas en un cluster.

Proximidada otras empresas. El valor anadido de esta proximidad en un cluster es la potenciacion del establecimiento de redes interorganizativas entre las empresas que lo forman, con las ventajas que esto supone.

Acceso a instalaciones de investigacion. La importancia de este factor depende en gran manera de la naturaleza del cluster, aunque, en mayor o menor grado, es importante para cualquier tipo de empresa.

Imagen y reputacion de la zona. Este factor tiene especial importancia para el establecimiento de nuevas empresas.

Acceso a redes de transporte y comunicacion. Aunque tambien depende de la naturaleza del cluster, es importante que existan buenos enlaces con las redes de comunicacion, para atraer nuevas empresas, para favorecer la movilidad de trabajadores, productos, etc.

Disponibilidad de terrenos. Si no se da este factor, el crecimiento de un determinado cluster esta condicionado.

Politicas de apoyo institucional fuertes. Esto no implica que la administracion deba adoptar necesariamente politicas especificas de desarrollo de clusters, pero si, al menos, no poner trabas a los mismos, e intentar favorecer sus condiciones.

El estudio anterior concluye indicando que cada cluster tiene unas caracteristicas particulares, las cuales deben ser estudiadas en detalle antes de adoptar cualquier actuacion, pero los factores estudiados deben potenciarse en todos los casos.

Rosenfeld (2002), por su parte, identifica una serie de factores que suponen barreras al desarrollo de los clusters, los cuales se dan principalmente en regiones menos favorecidas. Entre ellos destacan los siguientes:

Deficit en infraestructuras fisicas. Este factor puede implicar que una determinada region juegue en desventaja frente a otras, por una mala red de comunicaciones, o incluso por dificultades para la conexion a Internet.

Dificultad de acceso al capital. Los clusters se basan en las capacidades empresariales y de innovacion de las empresas y el personal local. El desarrollo y comercializacion de nuevas ideas requiere recursos y capital. El problema es que las entidades financieras prefieren empresas de la "nueva economia" a aquellas pertenecientes a sectores maduros o de baja tecnologia, lo cual se agrava si estan situadas en regiones remotas. En este sentido, la presencia de entidades financieras locales elimina este problema, ya que estos "entienden" a las empresas del cluster.

Estructuras institucionales de tecnologia debiles. Los clusters necesitan de la presencia de estructuras institucionales que proporcionen servicios a los que las empresas solas no pueden acceder, como la vigilancia tecnologica, la formacion especializada, etc. La ausencia de estas infraestructuras es una barrera importante para el desarrollo de los clusters.

Aislamiento regional. Mientras que el capital social es el medio que favorece el flujo de informacion y conocimiento a traves del cluster, la competitividad depende de la capacidad de importar nuevo conocimiento e ideas de fuera. Si un cluster se encuentra aislado y no tiene contactos lucra puede quedar bloqueado, con lo que se frenara su crecimiento, pudiendo incluso llegar a desaparecer.

Falta de capacidades y de oportunidad para adquirirlas. Las empresas normalmente no se ubican en regiones donde los niveles de conocimiento y de capacidad no son los adecuados y, si lo hacen, solo utilizan a los trabajadores locales en tareas simples, mientras que traen trabajadores especializados de fuera, con lo que puede entrarse en un circulo vicioso, en el cual los trabajadores locales no puedan adquirir nunca las capacidades o competencias necesarias.

Existencia de jerarquias en d cluster. En algunos casos, si existe una gran empresa dominante, por ejemplo, puede darse la situacion en la que las pequenas empresas proveedoras no obtengan los beneficios tipicos de los clusters, por lo que las ventajas derivadas de la proximidad se pierden.

Por otra parte, Moss Kanter (2003) indica que el exito de los clusters se debe principalmente a tres factores: conceptos, conexiones y competencias. En cuanto al primer factor, el de los conceptos, indica que, mientras que el exito de una empresa individual depende de su habilidad para proteger sus propios avances tecnologicos, nuevos productos o disenos, el exito de un cluster depende precisamente de lo contrario, del acceso a la informacion y a las nuevas innovaciones, de la difusion de conocimiento. Esta "porosidad" de los clusters presiona a las empresas pertenecientes a los mismos a continuar innovando y mejorando para mantener sus ventajas respecto a sus competidores. En este sentido, indica que la innovacion, la imitacion y el espiritu empresarial o emprendedor son lo que mueve a los clusters dinamicos. En cuanto a las conexiones, Moss Kanter expone que los clusters de mayor exito tienen establecidos mecanismos que permiten acelerar el movimiento y el flujo de ideas, innovaciones, informacion y conocimiento a nivel interorganizativo en el propio cluster. Indica que un factor clave para la competitividad del cluster es la creacion de valor a traves del capital social, y que esto lo hacen posible los intermediarios o brokers que favorecen y potencian esta creacion de relaciones interorganizativas. Por ultimo, indica esta autora que entre los factores que afectan a las ventajas competitivas de los clusters, el mas importante es el de las competencias del mismo. En concreto, dice que el aprendizaje y la transferencia de conocimiento, asi como la existencia de personal especializado, constituyen los elementos clave en este sentido.

Por ultimo, el Departamento de Comercio e Industria britanico (DTI, 2003), al igual que otros de los trabajos ya comentados, indica que, aunque todos los clusters tienen unas caracteristicas propias, existen una serie de factores comunes que se dan en los clusters de exito. Estos factores van desde el establecimiento de redes interorganizativas y de iniciativas de desarrollo institucional hasta la existencia de infraestructuras fisicas o la presencia de grandes empresas, pasando por elementos mas intangibles como puedan ser el acceso a mercados, a financiacion o a servicios especializados.

En concreto, identifican tres grandes grupos de factores de desarrollo de los clusters; los factores criticos de exito; factores que contribuyen al exito y factores complementarios. Entre los primeros destacan la presencia de redes interorganizativas y de relaciones que "funcionen", una capacidad de innovacion e I+D fuerte, y la existencia de una buena base de capacidades y competencias. Los segundos son aquellos que contribuyen al desarrollo del cluster, pero que no son vitales, como puedan ser una adecuada infraestructura, la presencia de grandes empresas, una cultura empresarial fuerte y el acceso a fuentes de financiacion. Por ultimo, los factores complementarios son aquellos que pueden ayudar a empresas determinadas de clusters concretos.

Por su importancia, vamos a entrar con mas detalle en los denominados "factores criticos de exito":

Presencia de redes interorganizativas y de relaciones colaborativas entre empresas. Las redes generan flujos de informacion y conocimiento a traves del cluster, lo cual permite el acceso al conocimiento tacito existente en el mismo, con lo que se potencia el aprendizaje colectivo. Los clusters de exito tienen establecidas relaciones fuertes entre sus miembros, desarrollandose la confianza y las relaciones interpersonales, con lo que aumenta el capital social del cluster. Estas redes deben estar soportadas por estructuras institucionales fuertes o por valores culturales compartidos y un proposito comun. Si se dan estas circunstancias se pueden crear verdaderas "comunidades de conocimiento" en el interior del cluster, e incluso pueden aparecer "comunidades de practicas", en las cuales se asocien las empresas en funcion de sus intereses particulares. La base de cualquier estrategia de desarrollo de clusters debe ser, precisamente, la potenciacion de las relaciones entre los miembros del cluster.

Existencia de una base de capacidades y competencias fuerte. En la mayoria de clusters que funcionan bien se da este factor; tienen acceso a una bolsa de personal especializado, tanto a nivel directivo, como a nivel de especialistas cualificados. Este es un factor clave para atraer y retener empresas, asi como para contribuir al desarrollo de

las ya existentes en el cluster. En este sentido, es importante que se den las condiciones adecuadas para que exista una retroalimentacion entre las necesidades de las empresas y la oferta educativa (especialmente la de cierto nivel), pudiendo incluso crearse centros especificos de formacion, acordes a las necesidades del cluster.

Capacidad de innovacion y de I+D. El desarrollo de productos y la existencia de estructuras de investigacion en nuevos desarrollos junto a otras formas de innovacion son vitales para los clusters dinamicos. La innovacion mantiene a los clusters en una posicion competitiva, mientras que las actividades de I+D proporcionan las ideas y productos para desarrollos futuros. La promocion de la innovacion y de la I+D son actividades diferentes, aunque interrelacionadas. La innovacion se refiere generalmente a los productos y procesos, mientras que la I+D lo hace al desarrollo de nuevo conocimiento. La innovacion puede ser incremental, modificando productos y servicios ya existentes, o radical, introduciendo nuevos productos. El proceso de innovacion puede mejorarse a traves de la potenciacion de las relaciones interorganizativas y del consecuente intercambio de ideas. Las universidades, grupos de investigacion, etc., pueden actuar como catalizadores de este proceso de innovacion. Deben establecerse relaciones y enlaces fuertes entre los investigadores y las empresas.

Como puede verse, todos los trabajos analizados coinciden en la importancia del establecimiento de relaciones interorganizativas fuertes, asi como del establecimiento de flujos de informacion y conocimiento entre los miembros de un cluster para garantizar su desarrollo. Esto confirma la necesidad de establecer mecanismos que contribuyan a la potenciacion de las redes interorganizativas de los clusters, siempre en un clima de confianza mutua y cooperacion, con lo que se conseguira desarrollar los clusters y todas las ventajas asociadas a los mismos, creando verdaderos "ecosistemas de negocios" (Camarinha-Matos, 2002).

Ciclo de vida de las aglomeraciones territoriales de empresas

Los clusters y los sistemas productivos locales crecen, se saturan y disminuyen sus ventajas competitivas, por lo que cambian y se transforman (Vazquez-Barquero, 2006). En concreto, puede considerarse que, como sistema productivo diferenciado, atraviesan por un ciclo de vida, como analizan diversos autores. En este apartado se hace una breve revision de alguno de los trabajos relativos al ciclo de vida de las aglomeraciones territoriales de empresas, habiendose considerado tanto puntos de vista academicos, como de entes profesionales, para intentar conseguir una vision del problema lo mas amplia posible.

La primera aproximacion tenida en cuenta en el presente trabajo se corresponde con un caso particular de clusters; los distritos industriales italianos, la historia de los cuales evidencia que han seguido caminos evolutivos bastante similares. Las diferencias contrastadas en las diversas etapas de desarrollo del ciclo de vida de un distrito son, a criterio de Carminucci y Casucci (1997), las siguientes:

Etapa inicial de "especializacion de fase productiva". Es la organizacion tipica del distrito marshalliano. En esta fase inicial de formacion del distrito, a la que se llega bien por la descentralizacion productiva promovida por las grandes empresas a la busqueda de la flexibilidad, bien por el desarrollo de un tejido artesanal preexistente con una fuerte especializacion productiva, la caracteristica principal es la elevada parcelacion del proceso productivo, que se combina con una pronunciada especializacion tecnica de las empresas distritales.

Etapa de "area sistema integrada". En esta fase el desarrollo del territorio, que asume caracteristicas de tipo endogeno, esta basado esencialmente en la utilizacion de recursos locales, sin presencia significativa de empresas o instalaciones foraneas al territorio considerado, que pudiesen hacer el papel de lideres. Se asiste en esta fase a la consolidacion del modelo de "especializacion de fase", con un crecimiento de un sistema de interrelaciones, con empresas que desarrollan productos que se posicionan tanto en la gama alta como en la gama baja de la especializacion productiva.

Etapa de "deslocalizacion". En la fase de madurez, el distrito industrial puede asumir caracteristicas diversas, segun las estrategias adoptadas por las empresas instaladas en el. Una de las opciones posibles, al aumentar el nivel de turbulencia en el escenario competitivo, consiste en deslocalizar las instalaciones fabriles o alguna de las fases del proceso productivo fuera del distrito industrial, en areas con costes salariales mas bajos o menos conflictivas. Es un intento de reproducir la logica del distrito industrial sobre una escala territorial mas alargada, buscando, por lo tanto, la optimizacion de la combinacion de los factores productivos sobre un contexto territorial mas amplio que el estrictamente local.

Fase de "jerarquizacion con crecimiento por via interna". Otra estrategia que las empresas distritales pueden emprender, con el fin de responder a un incremento de la turbulencia que se registra sobre los mercados, es volver a integrar en el distrito la ejecucion de alguna fase o funcion, que previamente habia sido extraida al exterior del mismo, en el intento de realizar una mas eficaz coordinacion de las innovaciones, incluso de aquellas mas radicales.

La fase de "concentracion directiva". En el caso de que las empresas lideres del area acaben bajo la propiedad de unos pocos agentes internos o externos al distrito, se va hacia una situacion de concentracion de la direccion de las empresas. Es necesario precisar como una situacion de concentracion directiva puede acontecer aunque sea en presencia de un ciclo productivo que sigue manteniendo unas connotaciones de fuerte fragmentacion del proceso fabril.

La fase de "jerarquizacion con crecimiento por linea externa". El fenomeno de jerarquizacion en el distrito puede manifestarse con una segunda modalidad diferente, como consecuencia de una nueva forma de encaminar las relaciones al interior de la especializacion productiva, entre empresas que, aunque permaneciendo autonomas e independientes, tienden a definir un sistema de acuerdos o contratos estructurados, moviendose sobre la base de un proceso estrategico unitario, como si se tratase de una unica gran empresa.

La fase de "reposicionamiento". Una ultima estrategia que las empresas pueden adoptar en el momento en que tienden a crecer la turbulencia y la presion competitiva en los mercados de referencia, consiste en el abandono del posicionamiento precedente, para ubicarse en nuevos nichos de mercado, en los que el distrito puede mantener su ventaja competitiva.

De forma mas breve, a continuacion se reflejan algunas de las principales aporraciones de autores que estudian el ciclo de vida de los clusters industriales. En priroer lugar, se puede citar a Swann y Prevezer (1998), quienes senalan que hay un ciclo de vida del cluster, compuesto de tres etapas y relacionado con la entrada de empresas en el. A la primera etapa la llaman de "despegue" y en ella la entrada de empresas aumenta rapidamente. En la segunda etapa, el "techo", el cluster alcanza un tamano en el que el ingreso de firmas llega a un tope. En la ultima etapa, "saturacion", la incorporacion de nuevas companias esta casi parada.

Rosenfeld (2002), por su parte, propone un ciclo de vida de los clusters con cuatro etapas, las cuales son las siguientes:

Etapa embrionaria, la cual puede ser generada por innovaciones, inversiones, etc.

Etapa de crecimiento, en la cual los mercados se han desarrollado lo suficiente para atraer imitadores y competidores y para estimular las relaciones empresariales.

Madurez, los procesos y servicios se han convertido en rutinarios, han entrado mas imitadores en el mercado, habiendose convertido los costes en una ventaja competitiva.

Declive, los productos han pasado a ser facilmente reemplazables por otros mas efectivos o de mas bajo coste.

El Observatorio Europeo para las PYME (OES, 2002) propone un modelo de ciclo de vida de los clusters mas complejo, compuesto por seis etapas;

En primer lugar, el nacimiento del cluster puede ser debido a circunstancias historicas, como la disponibilidad de materias primas o de conocimientos especificos, las necesidades especificas de un grupo de empresas, etc. Esta primera etapa incluye muchas veces la aparicion de nuevas empresas.

En segundo lugar, una vez que la aglomeracion de empresas se ha establecido, empiezan a aparecer las primeras economias externas, las cuales suelen incluir la creacion de un conjunto de proveedores y empresas de servicios especializados, muchas veces a partir de la desintegracion vertical de empresas, y la creacion de bolsas de trabajo especializadas. En esta etapa de desarrollo disminuyen los costes de los componentes o materias primas comunes, y tambien los costes productivos.

En una tercera etapa aparecen nuevas organizaciones de servicios al cluster, como pueden ser asociaciones empresariales, centros de formacion especializados, etc. Estas organizaciones favorecen los procesos de colaboracion y aprendizaje en el cluster, asi como los de creacion de conocimiento local.

En cuarto lugar, el desarrollo de economias externas y la aparicion de nuevas organizaciones locales aumenta el prestigio y la atraccion del cluster, lo cual puede derivar en la llegada de nuevas empresas y personas al mismo, favoreciendo esto, a su vez, la aparicion de nuevas empresas locales.

Una quinta etapa es la de madurez, en la cual se produce la creacion de activos relacionales que fomentan la circulacion de informacion y conocimiento a traves de colaboraciones informales. Estos clusters solo "funcionan" en las mismas condiciones en las que se encuentran.

La ultima etapa es la de declive, la cual se da cuando se produce un bloqueo tecnologico, institucional, social y/o cultural en el comportamiento de los negocios. Los clusters pueden caer en una situacion de rigidez, cerrandose a las nuevas ideas, lo cual derivara posiblemente en su desaparicion.

El Departamento de Comercio e Industria britanico (DTI, 2003) indica que los clusters son dinamicos, teniendo un ciclo de vida perfectamente reconocible. Describen este ciclo de vida como un proceso ciclico formado por cuatro etapas:

Clusters embrionarios, que son aquellos que se encuentran en las etapas mas tempranas de crecimiento.

Clusters establecidos, aquellos que todavia tienen opciones de crecimiento.

Clusters maduros, los cuales estan ya estabilizados o aquellos que ya encuentran dificultades para crecer.

Clusters en declive, aquellos que ya han sobrepasado su punto mas alto, y empiezan a "bajar". Estos clusters pueden "reinventarse" a si mismos y volver a entrar en el ciclo.

En este ultimo trabajo se indica tambien que las actuaciones a llevar a cabo en un cluster dependen de la etapa de su ciclo de vida en la que se encuentre; en los clusters embrionarios, la administracion y/o algun agente intermediario pueden ser muy importantes para fomentar la colaboracion, actuando como coordinadores (brokers) de informacion.

En los clusters maduros o en declive las actuaciones clave seran aquellas que busquen potenciar la apertura a nuevas ideas y mercados, asi como la innovacion, la cual sera un factor clave para la "reintroduccion" del cluster en el ciclo.

Finalmente, Pacheco-Vega (2007) indica que se pueden distinguir tres tipos primordiales de clusters: aquellos que estan en etapa de formacion, aquellos que se encuentran "maduros" o consolidados y los que estan en etapa de declive. Es importante destacar que este autor diferencia entre los clusters que se conforman a traves de los anos de manera natural o espontanea, en comparacion con aquellos que son producto de la promocion de una politica industrial fundamentada en los encadenamientos de plantas industriales, denominados por el como clusters "forzados". La tipologia indicada sobre el ciclo de vida se refiere primariamente a aquellos clusters que se han conformado de manera natural a traves de procesos evolutivos historicos. Esto no significa que no se pueda incluir a los clusters forzados en esta tipologia. Sin embargo, al comparar los ciclos de vida de ambos tipos de clusters (forzados y naturales), este autor indica que los clusters forzados tienen un ciclo de vida distinto al de los naturales.

De todo lo visto se desprende la necesidad de estudiar los clusters existentes para conocer en que etapa de su ciclo de vida se encuentran. En base a estos estudios se podran proponer las politicas o actuaciones mas adecuadas para conseguir su mantenimiento, o evitar su entrada en una etapa de declive que pueda acabar en su desaparicion. En este sentido, en apartados posteriores se definiran cuales han de ser las actuaciones o politicas a adoptar por la administracion, o incluso por las propias empresas o asociaciones empresariales para conseguir mantener los clusters en etapas de crecimiento y/o reintroducirlos en el ciclo "activo", si estan inmersos en una etapa de declive. Antes de ello, en el siguiente punto se analizaran brevemente algunas de las razones que pueden conducir a los clusters a entrar en estos procesos de declive o decadencia.

Decadencia de los clusters

Los clusters pueden conservar su vigor como lugares competitivos durante siglos, y la mayoria de los que alcanzan el exito lo mantienen durante decadas, por lo menos, como es el caso de Prato (Italia), el cual constituye un distrito industrial textil (Becattini, 2005). No obstante, de la misma manera que no se puede garantizar el desarrollo de un cluster, tampoco puede garantizarse que vaya a mantener indefinidamente su capacidad de competir.

Las causas de la atrofia y decadencia de un cluster se pueden agrupar en dos categorias generales: endogenas, originarias de la propia ubicacion, y exogenas, debidas a los acontecimientos o cambios del medio exterior (Porter, 1998a; Veray Ganga, 2007).

Las causas internas de decadencia derivan de rigideces internas que disminuyen la productividad y la capacidad de innovacion. La aparicion de reglas sindicales restrictivas o de leyes inflexibles puede frenar la mejora de la productividad. El exceso de fusiones, pactos u otras limitaciones de la competencia pueden socavar la rivalidad local. Las instituciones de ensenanza pueden adolecer tambien de rigidez y pueden dejar de mejorar y evolucionar. Tambien puede darse el fenomeno de la sobreespecializacion (Pacheco-Vega, 2007), derivada de la especializacion de una region en un unico tipo de industria, lo cual puede llevarla al colapso si se dan situaciones adversas continuadas.

Estas rigideces suelen surgir en lugares en los que el Estado es proclive a suspender la competencia o a entrometerse en ella. Cuando se pierde la flexibilidad interna, el ritmo de mejora e innovacion del cluster decae. Los incrementos de costes empiezan a ser superiores a la capacidad de mejora.

Mientras la rivalidad siga siendo suficientemente fuerte, las empresas pueden compensar parcialmente los problemas locales mediante la mundializacion. El aprovisionamiento remoto puede compensar los problemas de suministro, y la produccion en el extranjero puede compensar el aumento de los salarios nacionales por encima de la productividad.

Las amenazas externas pueden ser de varios tipos. La evolucion tecnologica es la mas significativa, porque puede neutralizar simultaneamente varias ventajas del cluster. Puede dejar desfasadas la informacion sobre el mercado, la cualificacion de los empleados, la pericia cientifica y tecnica y la cartera de proveedores. Salvo que se puedan obtener las nuevas tecnologias y los conocimientos necesarios en otras instituciones locales o se puedan desarrollar rapidamente, la ventaja competitiva cambiara de signo.

Un cambio de las necesidades de los compradores que de lugar a una estrategia entre las necesidades locales y las necesidades existentes en otros lugares constituye otra amenaza externa a la productividad y capacidad de innovacion de su cluster. Al igual que ocurre con las amenazas internas a la competitividad, las empresas dinamicas de un lugar pueden, durante un periodo transitorio, recurrir a la mundializacion para compensar los cambios exteriores. Se puede comprar fuera una tecnologia o la licencia para usada, se puede trasladar el desarrollo de productos a otros paises, se pueden adquirir en el extranjero componentes o bienes de equipo. En cualquier caso, como indica Porter, una ubicacion que no acumule una masa critica en una nueva tecnologia importante o que no satisfaga una necesidad nueva trascendente, perdera relevancia como asentamiento de empresas innovadoras.

Un indicador de la vitalidad o decrepitud de un cluster es su ritmo de innovacion. Un cluster que invierte e innova en su lugar de asentamiento tiene muchos menos motivos de preocupacion que uno que mejora su productividad exclusivamente a base de reducir su volumen y subcontratar actividades (Porter, 1998a).

Otro factor que puede influir en la decadencia o no de los clusters es la aplicacion de las nuevas tecnologias (TIC) en los mismos. En este sentido, Eng (2004) indica que su utilizacion no tiene por que eliminar los beneficios de los clusters, sino que incluso los puede complementar, al permitir la participacion de empresas y organizaciones externas al cluster, pudiendo convertirse incluso en un factor clave para el desarrollo de los mismos, al eliminar la posibilidad de que el cluster se bloquee, cerrandose en si mismo.

Las TIC permiten, por un lado, que las empresas del cluster esten comunicadas de forma permanente con otras empresas u organizaciones externas, asi como que reciban informacion que les puede permitir adaptarse y responder a los cambios en el entorno de manera mas rapida y efectiva. Si se consigue, por ejemplo, una herramienta efectiva de busqueda y distribucion de la informacion necesaria para un cluster, pueden reducirse los costes para las empresas, asi como mejorar su rendimiento y aportar nuevas oportunidades de negocio.

Por otra parte, las TIC pueden actuar tambien como un mecanismo de coordinacion entre los miembros del cluster, los cuales pueden beneficiarse de estos sistemas abiertos, como medio de facilitar el aprendizaje colectivo y la adquisicion de nuevos conocimientos, asi como la potenciacion de la innovacion. De hecho, los sistemas abiertos soportados por tecnologias avanzadas de Internet son mas viables en clusters regionales que a nivel nacional (Eng, 2004).

Al mismo tiempo, las TIC pueden ser una buena herramienta para la transmision a nivel local de parte del conocimiento tacito, mediante correo electronico, plataformas multiusuario, etc., dado que la relacion de confianza entre los participantes ya se ha conseguido por las relaciones a nivel local que se dan entre ellos.

En conclusion, aunque el uso de Internet y, en general, de las TIC, pueda verse como una amenaza, si se le "da la vuelta" a los argumentos que van en este sentido, se puede apreciar que las nuevas tecnologias pueden ser, precisamente, un factor clave para la potenciacion y el desarrollo de los clusters. Esto es asi, por las oportunidades que proporcionan a los miembros de un cluster para comunicarse entre ellos de manera rapida, asi como para compartir informacion y conocimiento. Al mismo tiempo se elimina una de las principales causas de la decadencia de los clusters, su bloqueo por un "encerrarse en si mismos", y una falta de vision de lo que ocurre fuera de sus fronteras.

Politicas y acciones de apoyo y desarrollo de los clusters

Aunque la mayoria de trabajos sobre las aglomeraciones territoriales de empresas o clusters coinciden en que estos tienen su origen normalmente en una acumulacion de circunstancias, y que no pueden ser creados "artificialmente", si que es cierto que pueden darse acciones puntuales o politicas planificadas que favorezcan su crecimiento, o incluso que permitan que se den las condiciones necesarias para su desarrollo.

En este sentido, en este apartado se analizaran las politicas y acciones que pueden llevarse a cabo, tanto desde la Administracion, como desde otros organismos o agentes, como puedan ser asociaciones, centros de investigacion, o las propias empresas.

Politicas institucionales. El papel de la Administracion

La gran mayoria de autores coinciden en que la Administracion no puede crear clusters, debiendo centrarse sus actuaciones en su identificacion y potenciacion. La Administracion debe centrarse en crear las condiciones necesarias que favorezcan la formacion y el crecimiento de clusters (DETR, 2000). Estas condiciones "favorecedoras" serian las que se han analizado en el apartado anterior, como potenciadoras del desarrollo de los mismos.

Paradojicamente, aunque la Administracion no puede crear clusters, si puede "destruirlos", o al menos poner muchas trabas a su desarrollo, si no adopta las politicas adecuadas, llevando a los clusters a situaciones de "bloqueo", que pueden derivar en su entrada en la etapa de decadencia vista en el apartado anterior.

Las acciones de la Administracion deben estar dirigidas, pues, a apoyar ventajas competitivas duraderas en las empresas, en tanto que estas son claves para la consecucion de altos niveles de empleo, rentas y vida de un area economica. Este planteamiento puede servir de primer criterio para valorar la accion publica de apoyo a la competitividad empresarial de una determinada politica de cualquier administracion.

Las politicas de apoyo publico han experimentado un giro fundamental durante el final de los ochenta y principios de los noventa en los paises de la OCDE, influidos por la globalizacion de los mercados y por politicas microeconomicas por el lado de la oferta, en sustitucion de politicas de demanda, de caracter macroeconomico.

Al contrario de las politicas estructurales de caracter macroeconomico, como la liberalizacion de todos los sectores economicos, las politicas microeconomicas de competitividad son especificas de cada sector industrial. Es por tanto labor de los analistas economicos identificar, para cada sector, cuales son los elementos criticos que determinan la competitividad de las industrias locales y disenar mecanismos de apoyo publico, semipublico y privado que dejen intactos los incentivos economicos. Es preciso entender cuales son las principales caracteristicas competitivas de una industria, antes de pasar a la elaboracion de medidas de actuacion.

En este sentido, es en el modelo de los clusters donde el papel de la politica de las administraciones publicas puede jugar un papel mas determinante, fomentando y creando las condiciones idoneas para que se generalice la "atmosfera marshalliana", es decir, favoreciendo la difusion de las comunicaciones, el intercambio de relaciones, la cultura de competencia y colaboracion, etc. En concreto, centrandose en la generacion y potenciacion de todos los aspectos de tipo entorno economico, politico, cultural, tecnologico, etc., inherentes a la existencia de economias externas de las empresas enclavadas en el cluster, que redunde directamente en la generacion de ventajas competitivas para las mismas relacionadas con el territorio.

En general, los objetivos de generacion, potenciacion y difusion de las politicas anteriores es responsabilidad de todas las administraciones a cualquier nivel, pero, logicamente, cuanto mas proxima este la administracion al nivel territorial del cluster, y cuanto mas sensible sea a estos planteamientos, mayor sera su responsabilidad y sus posibilidades de actuacion. En especial, son interesantes las actuaciones de las administraciones local y regional frente a las posibilidades que presenta el modelo de clusters, sin olvidar las necesarias actuaciones complementarias que, tambien en este campo, deben presentar las instituciones relacionadas con el mundo de la empresa y la economia, locales y regionales, no dependientes intrinsecamente de la administracion publica, pero que, sin embargo, deben actuar coordinadamente con ella en la definicion, impulsion, concrecion y materializacion de dicha politica de distrito.

Por otra parte, Porter (1998a) indica que el Estado desempena diversas funciones en una economia y que identificar a grandes rasgos estas funciones ayuda a poner en contexto las politicas adecuadas que este puede aplicar en lo relativo a los clusters.

En concreto, Porter afirma que las funciones fundamentales del Estado en la economia son:

--Alcanzar la estabilidad macroeconomica y politica, a traves del establecimiento de unas instituciones politicas estables, una estructura basica economica permanente y una politica macroeconomica solida, en la que cabe destacar unas finanzas publicas prudentes y una inflacion baja.

--Mejorar la capacidad microeconomica general del pais aumentando la eficiencia y la calidad de los factores generales que necesitan las empresas (una mano de obra preparada, una adecuada infraestructura material, una informacion economica exacta y puntual) y unas instituciones que los faciliten.

--Establecer unas reglas e incentivos microeconomicos generales que rijan la competencia y que fomenten el crecimiento de la productividad. Estas reglas e incentivos deben incorporar una politica de competencia que promueva la rivalidad, un sistema fiscal y unas leyes de propiedad industrial e intelectual que fomenten la investigacion, un sistema juridico justo y eficiente, unas leyes que otorguen proteccion a los consumidores, unas normas sobre el gobierno empresarial que establezcan la responsabilidad de los directivos por los resultados y una reglamentacion que promueva la innovacion en vez de preservar la situacion existente.

--Facilitar el desarrollo y la mejora de los clusters: los poderes publicos deberian tratar de reforzar el desarrollo y la modernizacion de todos los clusters, y deberian abstenerse de elegir entre ellos. Aunque el entorno economico general es esencial para la competitividad, las circunstancias de los clusters son cada vez mas importantes para que la economia pase de la etapa de la competencia en los costes de los factores a las siguientes etapas de desarrollo. Las politicas publicas afectan inevitablemente a las oportunidades de mejora de los clusters. Simultaneamente, buena parte de las ventajas de productividad e innovacion de estos se basan en influencias indirectas y efectos externos que implican a los organismos publicos. Estos, ademas de modificar sus propias politicas y practicas, tambien pueden motivar, facilitar y proporcionar incentivos para la accion colectiva por parte del sector privado.

--Desarrollar y ejecutar un programa de actuacion o proceso de cambio positivo, distintivo y a largo plazo, que movilice a la administracion, a las empresas, a las instituciones y a los ciudadanos en pos de la mejora tanto del entorno economico general como del conjunto de clusters nacionales. El progreso economico se ve detenido en igual medida por la inaccion y por el desconocimiento de los pasos que se deben dar. Hay muchas fuerzas que se oponen a la mejora y modernizacion economica, desde las concepciones obsoletas sobre la competitividad hasta los intereses atrincherados cuya prosperidad depende del mantenimiento del status qua. Solamente un proceso a largo plazo, con las correspondientes instituciones, puede contrarrestar estas fuerzas. El proceso debe involucrar a todos los grupos interesados y debe estar por encima de la politica del gobierno de turno. Debe abarcar las condiciones generales que afectan a todos los sectores, asi como a la mejora de los clusters.

Los esfuerzos de desarrollo de un cluster deben perseguir la ventaja competitiva y la especializacion, en vez de tratar de imitar exactamente lo que ya hay en otras ubicaciones. Para ello es necesario potenciar las diferencias y singularidades del lugar, convirtiendolas en sus puntos fuertes. Encontrar areas de especializacion suele resultar mas eficaz que competir frontalmente con zonas rivales solidamente establecidas. La especializacion abre tambien posibilidades de satisfacer nuevas necesidades y de expandir el mercado.

Para mejorar un cluster se debe comenzar por reconocer su presencia y, partiendo de ahi, se debe proceder a remover los obstaculos, rebajar los condicionamientos y eliminar las ineficiencias que obstruyen la productividad y la capacidad de innovacion del cluster, algunas de las cuales ya han sido estudiadas en el apartado anterior. Lo ideal seria minimizar o eliminar todas las politicas que causen costes a las empresas sin conferir ningun valor competitivo a largo plazo que compense aquellos costes. Para mejorar los clusters, por lo tanto, es necesario cambiar las politicas y las instituciones que afectan a concentraciones particulares de empresas y sectores afines.

En este sentido, Rosenfeld (2002) propone seis grandes grupos de acciones, entre las cuales se puede "elegir" en funcion de las caracteristicas y circunstancias particulares de cada cluster (geografia, grado de desarrollo, restricciones de recursos, necesidades sociales, prioridades de los clusters, preferencias locales, etc.). Estos seis grupos de acciones estan especialmente dirigidos a regiones menos favorecidas, y se subdividen a su vez, en acciones mas concretas, como se puede ver a continuacion:

--Acciones para comprender y comparar economias regionales:

--Identificar clusters

--Modelar y establecer mapas de las relaciones sistemicas

--Aplicar tecnicas de benchmarking con los competidores

--Acciones para favorecer el compromiso:

--Reconocer o crear, donde no existan, asociaciones del cluster

--Formalizar los canales de comunicacion

--Potenciar las colaboraciones interorganizacionales

--Acciones para organizar y repartir los servicios

--Organizar y diseminar la informacion en el cluster

--Establecer centros de apoyo a los clusters

--Formar equipos multidisciplinares en el cluster

--Crear organismos publicos especificos para los clusters

--Facilitar las conexiones externas

--Acciones para formar una fuerza de trabajo especializada:

--Cualificar al personal para el empleo

--Utilizar los clusters como un contexto de aprendizaje

--Establecer centros de capacitacion en los clusters

--Establecer alianzas entre instituciones educativas y los clusters

--Potenciar las alianzas regionales de capacidades

--Establecer alianzas entre clusters interregionales

--Acciones para estimular la innovacion y la creacion de nuevas empresas: Invertir en innovacion y en la creacion de nuevos negocios

--Apoyar a incubadoras de empresas en el cluster

--Potenciar las redes de nuevos empresarios

--Establecer redes de innovacion

--Establecer centros de tecnologia basados en el cluster

--Acciones para promocionar una region:

--Centrarse en la inversion interior

--Promocionar los clusters

--Formar redes de exportacion

--Buscar oportunidades para establecer marcas propias de la region

--Acciones para asignar recursos e inversiones:

--Dar incentivos o proporcionar fondos unicamente a proyectos interorganizacionales

--Invertir en la I+D del cluster

--Financiar los factores criticos

Por otra parte, el Observatorio Europeo para las PYME, en su estudio sobre los clusters regionales en Europa (OES, 2002), indica que al final de la decada de los 90 se empezaron a establecer politicas centradas en la potenciacion de los clusters, tras constatar que las politicas tradicionales no daban el resultado esperado. Para algunos paises el desarrollo de los clusters regionales representaba una forma totalmente novedosa de politica industrial. En algunos paises como Dinamarca, Portugal o el Reino Unido se han realizado mapas de los clusters existentes, como un primer paso para el establecimiento de politicas consecuentes. Recientemente en Espana se ha realizado tambien un mapa de los distritos industriales existentes con la intencion de establecer nuevas politicas por parte de la Administracion (Boix y Galetto, 2006).

En el informe de la OES se indica que las "verdaderas politicas de clusters" se caracterizan por las siguientes caracteristicas:

--Implican centrarse en los sistemas locales o regionales de empresas, en lugar de hacerlo en las empresas individuales.

--Implican una menor dependencia en las grandes empresas y un mayor interes en las aglomeraciones de PYME.

--Se concentran en los procesos de crecimiento endogenos en lugar de centrarse en la atraccion de inversiones.

--Estimulan los procesos sociales, favoreciendo los flujos de conocimiento entre los agentes locales.

--Potencian el rol de las administraciones publicas como facilitadores o brokers entre empresas y entre empresas y la infraestructura de conocimiento.

Las politicas de clusters deben estimular a los mismos para formar redes de innovacion, a partir de redes interorganizativas con empresas y otros agentes del cluster. Este argumento se basa en el hecho de que la mejora de la competitividad es un proceso interactivo entre las empresas y su entorno funcional y territorial (OES, 2002). Las politicas de clusters deben, pues, estimular las relaciones entre el entorno de negocio local, a traves del dialogo entre los agentes publicos y privados, la definicion de las necesidades conjuntas de investigacion, los desarrollos conjuntos de nuevos productos, etc.

En este mismo informe aparece como funcion vital de la Administracion la de disminuir las barreras y obstaculos para la formacion de clusters y para la innovacion en los mismos, como ya comentaba tambien Porter.

Por otra parte, Isaksen (2001) indica que pueden darse tres barreras principales a la innovacion en los clusters, por lo que las politicas de la administracion para la potenciacion de los clusters deberian tender a eliminar o, al menos, reducir estas y otras posibles barreras existentes, como las ya comentadas en apartados anteriores:

--Falta de participantes relevantes a nivel local o regional, bien porque exista un numero reducido de empresas, bien por la falta de una estructura de conocimiento que permita el aprendizaje colectivo.

--Existencia de cierto grado de fragmentacion; la proximidad geografica solo implica un potencial para la interaccion, pero no existen relaciones locales densas reales.

--Los sistemas existentes son demasiado cerrados, resultando en una situacion de bloqueo.

Hay que tener en cuenta tambien, que las politicas a adoptar deben adaptarse a las necesidades y particularidades de cada cluster, ya que cada uno es totalmente diferente a los demas. De hecho, cuando se analizan distintos clusters puede observarse que existen diferencias notables entre ellos cuando se consideran caracteristicas especificas de aprendizaje, innovacion y organizacion industrial de los distintos grupos de sectores economicos. Las concentraciones y las cadenas productivas que pertenecen a sectores industriales diferentes tienden a seguir patrones de eficiencia colectiva, modalidades de gobierno y procesos de progreso competitivo igualmente diferentes (Pietrobelli y Rabellotti, 2005).

El rol de la administracion debe ser, pues, el de "animador" del proceso de planificacion estrategica, estableciendo colaboraciones con el sector privado para crear las condiciones necesarias para impulsar el cambio hacia la nueva economia y mejorar la capacidad innovadora regional (OES, 2002).

El nivel de la administracion que es considerado como mas importante es el regional. Estos gobiernos regionales actuan como facilitadores de las politicas de clusters, centrandose en potenciar la colaboracion entre empresas y otros agentes, asi como la inversion en las infraestructuras y servicios necesarios.

Finalmente, Pacheco-Vega (2007) indica que el papel de la administracion depende del tipo de cluster y de la etapa del ciclo de vida en la que este se encuentre; para los clusters "naturales" --surgidos de manera espontanea-- indica que la administracion tiene un papel relevante en aquellos clusters maduros o decadentes, en los cuales puede ser critico que esta intervenga para mantener el cluster; en cambio, para los clusters "forzados"--surgidos directamente de iniciativas por parte de la administracion--, el papel de esta es clave en la etapa de formacion del cluster, mediante apoyos financieros a los mismos.

En el caso particular de America Latina, se observa una brecha notable entre la declaracion de principios, el diseno de las politicas de apoyo a las PYME, y su aplicacion efectiva debido a las restricciones macroeconomicas de la region, tal y como indican Pietrobelli y Rabellotti (2005). Estos autores plantean que la principal debilidad en la forma en que la mayoria de los paises latinoamericanos enfocan las politicas es la falta de una vision integrada y coherente del desarrollo y progreso competitivo de las PYME locales, por lo que las politicas por parte de la administracion deberian estar dirigidas a atender prioridades esenciales (herramientas de diagnostico y analisis de clusters, inversion de recursos financieros, politicas especificas de promocion de organizaciones descentralizadas, etc.).

Todos los autores citados coinciden en que las politicas mas importantes por parte de la administracion se pueden agrupar en cuatro grandes areas; apoyo financiero nanciero a los proyectos de las empresas; apoyo a las infraestructuras, tanto fisicas como de conocimiento; apoyo a los programas de educacion, formacion e investigacion; y el establecimiento de programas de colaboracion y establecimiento de redes interorganizativas.

En conclusion, las politicas mas adecuadas por parte de la administracion seran aquellas dirigidas a eliminar posibles barreras que impidan el desarrollo de los clusters, asi como las destinadas a crear las condiciones que favorezcan el establecimiento de relaciones interorganizativas solidas, que lleven a un aumento de la innovacion y de la generacion de nuevo conocimiento. Con estas politicas se conseguira potenciar realmente el crecimiento y desarrollo de los clusters.

Iniciativas de desarrollo de clusters

Se han emprendido numerosas iniciativas de desarrollo de clusters (organizar a los participantes, evaluar las ventajas y desventajas y catalizar la accion privada y publica), en los niveles nacional, regional y municipal en diversos paises. Tales iniciativas ofrecen una manera nueva de organizar el desarrollo economico, que va mas alla de los esfuerzos tradicionales de reduccion de costes de explotacion, y que mejora el entorno empresarial general. Los proyectos centrados en los clusters son atractivos para las empresas, que se sienten interesadas y se vuelcan en ellos mucho mas que cuando se trata de proyectos generales que afectan a toda la economia y que, por necesidad, gravitan hacia las cuestiones generales como la politica fiscal y la promocion de las exportaciones. El dialogo entre las empresas, el Estado y la universidad suele tener lugar en un plano mucho mas delimitado, que hace posibles acciones concretas. Las iniciativas de los clusters no solo ayudan a centrar los debates en la politica oficial, sino que, ademas, revelan y abordan cuestiones del propio sector privado.

Un ejemplo significativo en esta linea es la Union Europea, la cual esta desarrollando sus fondos estructurales en clave de clusters, destacando el programa RIS (Regional Innovation Strategies), el cual esta financiado por la Fundacion Europea para el Desarrollo Regional (ERDF) y cuyos objetivos son: convertir la promocion de la innovacion en un objetivo clave para las politicas de las administraciones regionales; aumentar el numero de proyectos de innovacion en las empresas; promover las redes interorganizativas; y potenciar el uso de los recursos publicos y privados para la innovacion.

Otra iniciativa digna de mencion es la llevada a cabo por el gobierno britanico, el cual, consciente de la importancia de las economias regionales en general, y de los clusters en particular, ha adoptado unas politicas de claro apoyo a estas estructuras. En concreto, ha establecido una colaboracion entre su Departamento de Comercio e Industria (DTI) y sus Agencias de Desarrollo Regional (RDA) para desarrollar estas politicas. Aunque estas instituciones no pueden crear clusters, como ya ha sido comentado, si pueden ayudar a su desarrollo, reduciendo las barreras con las que se encuentran.

La primera accion que desarrollaron fue la de realizar un estudio base a modo de libro blanco (DTI, 1998), sobre las implicaciones de la nueva economia basada en el conocimiento sobre las empresas britanicas, en el cual ya se destacaba la importancia de los clusters. Posteriormente publicaron el DTIs Cluster Mapping Report (DTI, 2001), el cual constituye el primer intento serio de establecer un estudio de los clusters existentes en el Reino Unido. A partir de esta localizacion de los clusters se empezo ya a estudiar las politicas mas apropiadas para reducir o eliminar los obstaculos que podian condicionar su despliegue, creandose una guia para el desarrollo de clusters (DTI, 2003).

En el caso frances, desde 1998, el gobierno de este pais impulso una politica de apoyo a los Sistemas Productivos Locales--SPL--(Benko, 2006), buscando coordinar instrumentos de apoyo sectoriales. Las actuaciones desarrolladas han conseguido que se den acciones colectivas entre empresas, sobre todo gracias al impulso realizado por entidades locales, tales como las CCI o asociaciones especificas, creando una proximidad organizada en los lugares donde la proximidad geografica ya existe. Sus ejes principales se basan en crear nuevos SPL, promover acciones comunes y la toma de conciencia de las ventajas de estas ultimas en las aglomeraciones empresariales.

Por otra parte, en el informe sobre los clusters europeos (OES, 2002) se cita el caso especifico de los Institutos Tecnologicos Valencianos (Espana), como ejemplo de organizaciones para los clusters. Estos, aunque sean sectoriales, tienen un papel importante dentro de los respectivos clusters en los que se encuentran situados.

Siguiendo con el caso particular espanol, el desarrollo de la innovacion en los distritos industriales constituye uno de los objetivos centrales de la nueva politica industrial espanola, tal y como se recoge en el Plan de Fomento Empresarial de enero de 2006. De hecho, ya en 2004, la Direccion General de Politica para la Pequena y Mediana Empresa elaboro el primer mapa de los distritos industriales de Espana (Boix y Galletto, 2006), buscando poder comparar los distritos industriales espanoles con los distritos italianos, pais caracterizado por los numerosos estudios sobre el tema. Para ello, se ha aplicado la metodologia utilizada por el ISTAT (1996 y 1997), el cual define una metodologia cuantitativa que intenta aproximar la esencia de la definicion del distrito industrial y sus caracteristicas basicas.

A pesar de que la estructura urbana y el sistema industrial espanol e italiano muestran rasgos muy similares, esta metodologia no habia sido aplicada a Espana debido a la falta tanto de datos de movilidad laboral entre municipios para toda Espana como de un censo industrial (Boix y Galletto, 2006).

Esta comparacion se ha realizado con la intencion de aplicar nuevas politicas industriales por parte del Gobierno Espanol, con los siguientes objetivos (Trullen, 2006):

--Resolver las carencias en los procesos de innovacion en el interior de las PYME mediante el uso de centros tecnologicos de soporte, adaptados a las caracteristicas productivas de las diferentes ciudades, regiones o comunidades autonomas.

--Estrechar la relacion entre el sistema de innovacion empresarial localizado y el sistema universitario, en linea con la propuesta de universidad posthumboldtiana.

--Incentivos fiscales (deducciones, subvenciones y creditos).

--Garantizar los derechos de propiedad, al tiempo que se fomentan entornos en los que se maximiza la difusion de la tecnologia y el conocimiento.

Como apunte final, indicar que, en economias emergentes como las de America Latina, aunque existen algunas politicas de apoyo gubernamental para la formacion y desarrollo de clusters industriales, estas todavia no logran el impacto deseado y los procesos de innovacion dentro de estas agrupaciones siguen siendo escasos. Algunos de los factores que inhiben los procesos de innovacion en las aglomeraciones industriales de paises emergentes son: la falta de cooperacion, explicada por la actitud individualista de los empresarios, el egoismo, la falta de confianza y la existencia de simetria entre competidores; la vision cortoplacista, el bajo nivel de formacion de los gestores de las organizaciones, la falta de apoyo gubernamental, la escasa relacion con la academia y sectores de apoyo y la debil estructura financiera de las empresas que limita el acceso a recursos tecnologicos, asi como tambien el desarrollo de programas formales de investigacion y desarrollo (Pietrobelli y Rabellotti, 2005; Morales et al., 2010).

En este sentido, a pesar de que en America Latina se han generado politicas para incentivar el desarrollo regional sustentado en la creacion de clusters, en muchos casos estos procesos han dado origen a clusters forzados (Pacheco-Vega, 2007) que no han estado precedidos de inversiones sustanciales en infraestructura, disponibilidad de capital humano de alto nivel, una base institucional consolidada, procesos de sensibilizacion y capacitacion que permitan la creacion de relaciones de cooperacion de largo plazo que faciliten los procesos de transferencia de conocimiento, tecnologia e innovacion. A esto se suma que los paises de la region invierten cantidades muy bajas en investigacion y desarrollo, lo cual reduce el potencial innovador de estas economias (Morales et al., 2010).

Conclusiones

El entorno economico actual se caracteriza principalmente por una competencia global, rapidos desarrollos tecnologicos, ciclos de vida del producto cada vez mas cortos, consumidores cada dia mas exigentes y cambios en las estructuras organizativas de las empresas. Estos cambios implican modificaciones en la forma en que las empresas compiten, asi como en la forma en que se organizan, siendo cada vez mayor la importancia de la innovacion, de los desarrollos tecnologicos, de la gestion del conocimiento y del capital humano.

Todo ello lleva a que las economias avanzadas esten convirtiendose en las llamadas "economias del conocimiento". Sin embargo, en muchos casos (Espana y Latinoamerica, por ejemplo) la existencia de sistemas economicos basados en PYME representa una barrera muy importante para que se produzca la transicion desde las economias tradicionales a las basadas en el conocimiento. Esto es debido, fundamentalmente, a la falta de recursos y a la falta de una estrategia empresarial de tipo proactiva, bien definida a medio y largo plazo.

En estos casos es de especial importancia que se establezcan los mecanismos necesarios para adquirir competencias y conocimientos que no se poseen, a traves de fuentes externas. Estas fuentes incluyen desde la busqueda de personal, hasta la interaccion con otros agentes como asesores o consultores, clientes y proveedores, otras empresas, universidades o centros de investigacion, centros de formacion, entidades bancarias o la propia administracion. En este sentido, las empresas estan comprobando que pueden sacar mas partido de su conocimiento organizacional, aumentando incluso sus competencias, si se encuentran localizadas en concentraciones de empresas--clusters--, entre las cuales se produce una interaccion social, asi como otros tipos de colaboraciones informales, tal y como se ha visto a lo largo del presente trabajo.

En el estudio realizado de las caracteristicas principales que definen los clusters de empresas, las ventajas que estas suponen, los factores que pueden propiciar su aparicion y desarrollo, asi como las diferentes etapas de su ciclo de vida, se ha puesto de manifiesto la importancia de las estrechas relaciones existentes entre los agentes economicos de un cluster y la competitividad de las empresas establecidas en el. De hecho, el interes del comportamiento de los agentes economicos de un cluster se centra en el hecho de obtener ventajas competitivas debido a su especializacion y a su proximidad geografica, a partir de la generacion de economias externas, de las que se aprovechan todos los agentes del mismo, en mayor o menor medida, al compartir un conocimiento especializado.

Otro factor importante en este tipo de colaboraciones es el hecho de que, aunque resulte paradojico, la localizacion conjunta de las empresas tiene una gran importancia, a pesar de los avances en las TIC y la globalizacion de los mercados, ya que la correcta asimilacion del conocimiento tacito y de la innovacion requiere de unas condiciones de colaboracion y confianza mutua, que son mas facilmente alcanzables en estos contextos. De hecho, la globalizacion del comercio y de las actividades economicas esta poniendo a prueba cada vez mas la capacidad que poseen las economias regionales para adaptarse y explotar o mantener su poder competitivo. Nos encontramos con una tendencia segun la cual las desigualdades de rendimiento entre las regiones se amplifican y el coste de mantener la cohesion se hace mayor. Por otro lado, aunque los rapidos cambios tecnologicos, la extension de los mercados y el mejor aprovechamiento de los conocimientos estan ofreciendo nuevas oportunidades para el desarrollo local y regional, estos suponen una mayor inversion por parte de las empresas, una reorganizacion del trabajo y de la produccion, un perfeccionamiento de la mano de obra y mejoras en el entorno local.

En medio de este proceso de cambio, las regiones continuan siguiendo caminos muy diferentes; algunas salen bien paradas en la actual fase de ciclo de crecimiento y logran progreso, mientras que otras obtienen menos exito en la conquista de mercados y actividades economicas complementarias. Muchos territorios con acceso escaso a las fuentes de prosperidad, aquejados de migracion, sobre todo de poblaciones jovenes, y atrasados en infraestructuras e inversiones privadas encuentran muy dificil seguir la tendencia general. Para intentar superar estos problemas, los gobiernos regionales estan adquiriendo un gran protagonismo en esta nueva economia, donde la concentracion territorial y el desarrollo local o regional se convierten en factores clave para la competitividad. Tal y como se ha visto a lo largo del trabajo, en el area del desarrollo economico territorial estan surgiendo en los ultimos anos nuevas iniciativas en muchos paises" los investigadores en politicas industriales y economicas, los planificadores y los gestores se integran cada vez mas en la construccion de redes de negocio locales. Dado que las PYME suelen ser componentes muy importantes de la base economica de cualquier region o pais, es necesario reconocer su papel como conductores del proceso de desarrollo economico regional, especialmente en aquellos territorios en los que no existe ninguna gran empresa o corporacion.

Para superar los obstaculos estructurales inherentes a la naturaleza de las PYME, diversos gobiernos de paises industrializados o en vias de industrializacion, han iniciado la creacion o potenciacion de clusters, siguiendo los modelos europeos de mayor exito, en especial los de la "Tercera Italia" y Dinamarca, tal y como se ha visto en el apartado de iniciativas de desarrollo de cluslers del trabajo. Estas administraciones estan desarrollando servicios de extension industrial para asistir o apoyar a estas redes locales de empresas, mientras que otros tratan de aunar los esfuerzos de estas PYME con los de asociaciones de empresas, escuelas tecnicas, colegios profesionales y universidades. En este tipo de iniciativas, un elemento clave del proceso es el desarrollo regional de la necesaria confianza entre las empresas generalmente pequenas del cluster. Esto debe ser asi, puesto que los propietarios de pequenos negocios son, generalmente, muy poco solidarios e independientes. Los que hasta ahora eran vecinos competidores diversificados se deberian convertir, con la ayuda adecuada, en un grupo de asociados o relacionados con intereses particulares, que podrian acceder incluso a las condiciones de accionistas comunes de la misma sociedad.

En este sentido, en los trabajos analizados destaca el papel crucial de la administracion en el refuerzo y/o en la creacion de las condiciones que facilitan la cooperacion entre empresas y regiones. Los gobiernos locales o regionales pueden proporcionar espacios fisicos para las nuevas empresas--incubadoras de empresas--, servicios administrativos e informaticos conjuntos, informacion sobre tecnologia y oportunidades de negocio, asi como asistencia tecnica y empresarial de calidad, es decir, lo que los autores italianos llaman servicios "reales" para distinguirlos de la simple ayuda financiera. Las administraciones tienen un papel importante en este sentido, pudiendo, e incluso debiendo, actuar como brakers, favoreciendo mayores colaboraciones entre las empresas y entre las empresas y otros agentes, como las universidades. En concreto, tiene especial importancia la potenciacion de estas colaboraciones a nivel local o regional, potenciando los clusters en su conjunto. El exito de los clusters mas dinamicos se asocia, precisamente, a la forma en que se gestiona el conocimiento entre los principales agentes economicos de los mismos. Es decir, al proceso de creacion, almacenamiento, estructuracion y difusion de la informacion y del conocimiento, a partir de unas actitudes proactivas de cooperacion empresarial e institucional.

En conclusion, las fuentes de ventaja competitiva mas importantes siguen siendo locales, a pesar de la globalizacion de la economia. Estas fuentes residen en la masa critica de cualificaciones muy especializadas e interconectadas, de tecnologias aplicadas, de empresas, proveedores e instituciones que coinciden en ubicaciones determinadas. Mientras que las ventajas de las ubicaciones para la competencia en costes pueden ser aprovechadas facilmente mediante redes mundiales, las ventajas ofrecidas por una ubicacion para competir en productividad requieren proximidad. Cualquier cosa que se pueda obtener a distancia o mediante una red mundial es accesible para los rivales y deja de ser una fuente de ventaja competitiva. Las ventajas mas importantes radican en elementos locales--conocimientos, relaciones, motivacion--, que los rivales distantes no pueden igualar.

El analisis realizado puede sugerir implicaciones de politica y de estrategia, tanto en la administracion como en las empresas, a la hora de llevar a cabo acciones conjuntas para el desarrollo economico y la capacidad de innovar de las regiones, principalmente en aquellas con sectores tradicionales. En este sentido, el presente trabajo contribuye a la investigacion dentro del campo de los clusters y el capital social de diferentes maneras, pudiendose presentar algunas recomendaciones: 1) Las empresas deben interactuar con las instituciones locales y con otros agentes del cluster para mejorar las condiciones del entorno local. Las dinamicas entre la formacion de conocimiento tacito y codificado y otros elementos de los procesos de innovacion, necesitan un replanteamiento de los acuerdos institucionales; 2) Las empresas pueden adquirir diferentes estrategias para la busqueda de conocimiento y habilidades. Estas incluyen, entre otras, alianzas estrategicas con las instituciones locales clave para influir sobre la educacion y la formacion de futuros investigadores, investigaciones en colaboracion con investigadores individuales o departamentos de universidades para tener un acceso privilegiado a la investigacion, o finalmente, la creacion de organizaciones hibridas entre las empresas y las instituciones, para desarrollar programas de investigacion comunes.

Finalmente, la investigacion realizada ha generado nuevas cuestiones a investigar. De hecho, estas cuestiones pueden ser vistas como posibles limitaciones del trabajo: (I) Indagar con mayor profundidad la dinamica de como las redes de las empresas evolucionan y cambian como respuesta a oportunidades y retos externos. En otras palabras, en que medida la inercia limita la habilidad de las empresas de un cluster para reconfigurar su red de vinculos. (2) Por otra parte, los procesos de competencia cooperativa en los clusters pueden beneficiarse de un analisis mas detallado de la combinacion de cooperacion y competencia en las redes. (3) Una tercera cuestion que puede plantearse se refiere a la diversidad de instituciones locales, ya que la mayoria de ellas provienen de la misma industria, por lo que la informacion a la que pueden acceder las empresas locales puede ser menos diversa. Por lo tanto, se requiere un analisis mas profundo sobre como las instituciones locales pueden variar en terminos del alcance de las actividades que estas llevan a cabo. (4) Una ultima linea de investigacion a plantear seria el analisis de las diferencias existentes entre los clusters en paises desarrollados y los existentes en paises en vias de desarrollo, incidiendo especialmente en el caso latinoamericano, donde cada vez mas se estan dando estos fenomenos empresariales. Se necesitaria de un adecuado analisis de las diferencias en cuanto a etapas de su ciclo de vida, el papel de la administracion y de las instituciones locales, la posible existencia de empresas lideres y el rol jugado por las mismas, asi como las posibles diferencias derivadas del caracter mas o menos innovador o de contenido tecnologico de cada cluster, diferenciando especificamente entre clusters de sectores tradicionales o low-tech y dusters de sectores mas innovadores o high-tech.

Referencias bibliograficas

Aharonson, B.S.; Baum, J.A.C. & Plunket, A. (2008). Inventive and uninventive clusters: The case of Canadian biotechnology. Research Policy, Vol. 37, No. 6-7, pp. 1108-1131.

Bathelt, H.; Malmberg, A. & Maskell, P. (2004). Clusters and knowledge: local buzz, global pipelines and the process of knowledge creation. Progress in Human Geography, No. 28, pp. 31-56.

Becattini, G. (2005). La oruga y la mariposa. Un caso ejemplar de desarrollo en la Italia de los distritos industriales: Prato. Valladolid: Universidad de Valladolid.

Belussi, F.; Sedita, S.R. (2009). Life cycle vs. multiple path dependency in industrial districts. European Planning Studies, Vol. 17, No. 4, pp. 505-528.

Benko, G. (2006). Distritos Industriales y Gobernanza de las economias locales. EI caso de Francia. Economia Industrial, No. 359, pp. 113-125.

Boix, R. & V. Galletto (2006). Sistemas locales de trabajo y distritos industriales marshallianos en Espana. Economia Industrial, No. 359, pp. 165-184.

Boschma, R.A. & Ter Wal, A.L.J. (2007). Knowledge networks and innovative performance in an industrial district: The case of a footwear district in the south of Italy. Industry and Innovation, No. 14, pp. 177-199.

Camarinha-Matos, L.M. (2002). Collaborative Business Ecosystems and Virtual Enterprises. IFIP TC5 / WG 5.5. (PRO-VE'02). Portugal: Kluwer Academic Publishers.

Capo-Vicedo, J.; Exposito-Langa, M. & Masia-Buades, E. (2007). La importancia de los clusters para la competitividad de las PYME en una economia global. Revista EURE, Vol. XXXIII, No. 98, pp. 119-133.

Caravaca, I. & Gonzalez, G. (2009). Las redes de colaboracion como base del desarrollo territorial. Scripta Nova. Revista Electronica de Geografia y Ciencias Sociales, Vol. XII, No. 289. <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-289.htm>. [ISSN: 1138-9788].

Carminucci, C. & Casucci, S. (1997). Il ciclo di vira dei distretti industriali: ipotesi teoriche ed evidenze empiriche. L'industria, Vol. 18, No. 2, pp. 283-315.

DETR (2000). Planning for Clusters. A Research Report. London: Department of the Environment, Transport and the Regions.

DTI (1998). Our Competitive Future--Building a Knowledge Drive Economy. DTI Innovation Report.

DTI (2001). Business Clusters in the UK--A First Assessment. Department of Trade & Industry, London.

DTI (2003). A practical Guide to Cluster development. DTI Innovation Report.

Eng, T.Y. (2004). Implications of the Internet for Knowledge Creation and Dissemination in Clusters of Hi-tech Firms. European Management Journal, Vol. 22, No. 1, pp. 87-98.

Giuliani. E. & Bell, M. (2005). The micro-determinants of meso-level learning and innovation: evidence from a Chilean wini cluster. Research Policy, Vol. 34, No. 1, pp. 47-68.

Isaksen, A. (2001). Building Regional Innovation Systems: Is Endogenous Industrial Development Possible in the Global Economy?. Canadian Journal of Regional Science, 22, Spring No. 1, pp. 101-120.

Kruger, K. (2000). Proceso de innovacion y difusion de conocimientos en empresas. Scripta Nova. Revista electronica de geografia y ciencias sociales, Vol. IV, No. 69. <http://www.ub.es/geocrit/ sn/sn-69.htm> [ISSN: 1138-9788]

Lagendijk, A. (2000). Learning in Non-core Regions: Towards Intelligent Clusters; Addressing Business and Regional Needs. En F. Boekema, K. Morgan, S. Bakkers y R. Rutten (Eds.). Knowledge, Innovation and Economic Growth. The Theory and Practice of Learning Regions. Cheltenham: Edward Elgar.

Lane, P.J. & Lubatkin, M. (1998): Relative absorptive capacity and interorganizational learning. Strategic Management Journal, No. 19, pp. 461-477.

Malmberg, A. & Maskell, P. (2002). The elusive concept of localization economies: towards a knowledge-based theory of spatial clustering. Environment and Planning A, No. 34, pp. 429-449.

Martin, R. & Sunley, P. (2003). Deconstructing Clusters: Chaotic Concept or Policy Panacea?. Journal of Economic Geography, Vol. 3, No. 1, pp. 5-35.

McEvily, B. & Zaheer, A. (1999). Bridging ties: A source of firm heterogeneity in competitive capabilities. Strategic Management Journal, Vol. 20, No. 12, pp. 1133-1156.

Molina-Morales, F.X. & Martinez-Fernandez, M.T. (2008): Shared resources in industrial districts: information, know-how and institutions in the Spanish Tile Industry. International Regional Science Review, Vol. 31, No. 1, pp. 35-61.

Morales, M.E.; Sanabria, S.E.; Arias, M.A. (2010). "Acumulacion de conocimiento, innovacion y competitividad en aglomeraciones empresariales: Revista Facultad de Ciencias Economicas, Vol. XVIII, No. 2, pp. 19-53.

Moss Kanter, R. (2003). Prosperar localmente en la economia global. Harvard Deusto Business Review, No. 119. Diciembre.

OES (2002). Regional clusters in Europe. Observatory of European SMESs 2002, No. 3.

Pacheco-Vega, R. (2004). Historia de dos ciudades: un analisis comparativo de los distritos industriales del cuero y calzado en Leon y Guadalajara. Meeting of the Latin American Studies Association, Las Vegas, Nevada.

Pacheco-Vega, R. (2007). Una critica al paradigma de desarrollo regional mediante clusters industriales forzados. Estudios Sociologicos, Vol. XXV, No. 3, pp. 683-707.

Palazuelos, M. (2005). Clusters: Myth or Realistic Ambition for Policy- makers? Local Economy, Vol. 20, No 2, pp. 131-140.

Parrilli, M.D. (2009). Collective efficiency, policy inducement and social embeddedness: Drivers for the development of industrial districts. Entrepreneurship & Regional Development, Vol. 21, No. 1, pp. 1-24.

Pietrobelli, C & Rabellotti, R. (2005). Mejora de la Competitividad en Clusters y Cadenas Productivas en America Latina. El papel de las Politicas. Banco Interamericano de Desarrollo.

Porter, M.E. (1998a). On Competition. Cambridge: Harvard Business School Press.

Porter, M.E. (1998b). Clusters and the new economics competition. Harvard Business Review, nov/dec.

Robinson, K.R.; Rip, A. & Mangematin, V. (2007): Technological agglomeration and the emergence of clusters and networks in nanotechnology. Research Policy, No. 36, pp. 871-879.

Rosenfeld, S.A. (2002). Just Clusters. Economic development strategies that reach more people and places. A Synthesis of Experiences. Supported by a grant from the Ford Foundation. Regional Technology Strategies, Inc. Carrboro, North Carolina. www.rtsinc.org

Salom, J. (2005). El papel de los geografos en el desarrollo de los estudios regionales en Espana. Investigaciones Regionales, No. 6, pp. 153-174.

Salom, J. & Albertos, J. R. (2006). Redes institucionales y servicios a las empresas en el cluster ceramico de Castellon. Scripta Nova. Revista electronica de geografia y ciencias sociales, Vol. X, No. 213. <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-213.htm> [ISSN: 1138-9788]

Saxenian, A. (1994). Regional advantage: Culture and competition in Silicon Valley and Route 128. Cambridge: Harvard University Press.

Soler, V. (2006). Nuevas tecnicas para la medicion del "Efecto Distrito" en las aglomeraciones industriales. Economia Industrial, Vol. 1, No. 359, pp. 81-87.

Swann, G.M.P. & Prevezer, M. (1998). Introduction. En G.M.P. Swann, M. Prevezer, y D. Stout (Eds.). The Dynamics of Industrial Clustering. International Comparisons in Computing and Biotechnology. Oxford: Oxford University Press.

Tsai, W. & Ghoshal, S. (1998). Social capital and value creation: The role of intrafirm networks. Academy of Management Journal, Vol. 41, No. 4, pp. 464-478.

Trullen, J. (2006). Distritos Industriales marshallianos y sistemas locales de gran empresa en el diseno de una nueva estrategia territorial para el crecimiento de la productividad en la economia espanola. Economia Industrial, No. 359, pp. 95-112.

Vatne, E. & Taylor, M. (2000). Small Firms, Networked Firms and Innovation Systems: An introduction. En E. Vatne y M. Taylor (Eds.). The Networked Firm in a Global World. Small firms in new environments. Aldershot: Ashgate.

Vazquez-Barquero, A. (2006). Surgimiento y transformacion de clusters y milieus en los procesos de desarrollo. EURE Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos Regionales, Vol. 32, No. 95, pp. 72-94.

Vera Garnica, J.R.; Ganga Contreras, F.A. (2007). Los cluster industriales: precision conceptual y desarrollo teorico. Cuadernos de Administracion, Vol. 20, No. 33, pp. 303-322.

Williams, B. & Plouffe, C. (2007). Assessing the evolution of sales knowledge: A 20-year content analysis. Industrial Marketing Management, No. 36, pp. 408-419.

Yli_Renko, H.; Autio, E. & Sapienza, J.H. (2001). Social Capital, Knowledge Acquisition, and Knowledge Exploitation in Young Technology-Based Firms. Strategic Management Journal, No. 22, pp. 587-613.

Josep Capo-Vicedo Grupo de Investigacion AERT, Universitat Politecnica de Valencia.

Recibido el 25 de junio de 2010, aprobado el 28 de diciembre de 2010.

Este trabajo se ha desarrollado dentro del proyecto "La transformacion de los distritos industriales: heterogeneidad, terciarizacion y relocalizacion" financiado por el "Programa de Apoyo a la I+D 2008" de la Universitat Politecnica de Valencia (Espana).

Correspondencia: Plaza Ferrandiz y Carbonell, 3. Alcoy (Alicante). 03801, Espana. Telefobo +34 966528466. E-mail: pepcapo@doe.upv.es
COPYRIGHT 2011 Pontificia Universidad Catolica de Chile, Instituto de Investigacion y Posgrado
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Capo-Vicedo, Josep
Publication:EURE-Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos Regionales
Date:Apr 1, 2011
Words:14555
Previous Article:La economia politica institucional del desarrollo local: dos cuentos de turismo en Brasil.
Next Article:Cambios en la estructura territorial debidos a nuevas conexiones de alta velocidad en territorios aislados: la provincia de Ciudad Real en Espana.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters