Printer Friendly

Analisis de la huella plantar en escolares de 8 a 10 anos.

Analysis of the footprint in school age of 8-10 years old

Sumario: 1. Introduccion. 2. Objetivos. 3. Material y metodos. 4. Resultados. 5. Discusion. 6. Conclusiones. Bibliografia.

1. INTRODUCCION

El pie es un elemento fundamental para la comprension de los mecanismos del paso formando parte inseparable en la funcion de apoyo, proporcion y sosten del sistema humano. Por su localizacion esta destinado a recibir toda la carga del cuerpo. Sirve de soporte al peso corporal durante el apoyo estatico o en la fase de apoyo de la marcha. No se trata unicamente de una plataforma de apoyo estable y solido, sino que tambien se adapta a la forma y relieve de la superficie (1-4).

Tambien se define como una obra arquitectonica compleja que coordina 107 ligamentos, 19 musculos intrinsecos, con 26 huesos y es esencial para la posicion bipeda humana (5,6).

El empleo de nuevas tecnologias tiene una gran importancia en el estudio del movimiento, tanto en sujetos normales como en personas que sufran diversas patologias o traumatismos y sus capacidades motrices se vean modificadas. Tambien puede aplicarse a la neurologia, rehabilitacion, fabricacion del calzado o campo deportivo (1,7).

El ser humano necesita conseguir una postura estable en bipedestacion antes de iniciar la marcha (1).

La marcha se hace estable en el nino a partir de los 3 o 4 anos, por lo que a partir de esa edad podemos fijarnos con mayor atencion en cualquier alteracion de la marcha, desviaciones, desgaste del calzado, etc., que nos hagan sospechar que algo no funciona correctamente. Entre los 7 y 9 anos, el nino consigue un patron de marcha semejante al adulto (1,8,9).

La hiperlaxitud articular, de mayor prevalencia en ninos que en adultos, ha sido relacionada con la aparicion de dolor musculoesqueletico, aunque esta asociacion se encuentra en discusion en los ninos (10-12).

El peso corporal se ha estudiado como factor de influencia en el desarrollo de los miembros inferiores en los ninos, pues el sobrepeso incrementa los problemas del pie influyendo en las fuerzas verticales principalmente (2,13).

La baropodometria abarca el estudio de las presiones generadas en el pie, facilitando la comprension de los mecanismos mecanicos que influyen en la formacion del pie del nino y su desarrollo (9,14).

El uso de este metodo de evaluacion de la huella plantar tiene ventajas como: bajo coste, facilidad de uso, no es invasivo, es repetible y cuantificable (14,15).

2. OBJETIVOS

2.1. Objetivo General

Comprobar que huella plantar es mas frecuente en ninos de 8 a 10 anos escolarizados en el area de Plasencia.

2.2. Objetivos Especificos

* Comprobar si existe influencia del peso en la huella plantar de cada nino.

* Comprobar si utilizan un buen calzado para las distintas actividades a realizar.

* Ver como presentan el retropie.

* Comprobar que tipo de formula digital es mas frecuente.

* Comprobar si existe relacion entre la huella plantar y Linea de Helbing.

* Averiguar la frecuencia de hiperlaxitud en edad comprendida de 8 a 10 anos.

* Si existe diferencia en cuanto al sexo.

* Comprobar si los sujetos con hiperlaxitud articular presentan dolor musculoesqueletico.

3. MATERIAL Y METODOS

Descripcion de la muestra

La muestra de este trabajo ha estado constituida por 50 ninos, de los cuales 28 eran varones y 22 hembras, con edades comprendidas entre 8 y 10 anos.

Los individuos que han participado en el estudio proceden del colegio Alfonso VIII de 4 de primaria en la localidad de Plasencia.

Los criterios de inclusion de la muestra han sido:

* Previa autorizacion de los padres o tutores legales.

* Tener una edad comprendida entre los 8 y 10 anos.

* Que esten escolarizados.

Procedimiento

En primer lugar se realizo un informe y autorizacion para cada alumno, con el fin de informar a los padres y que dieran su consentimiento.

En el estudio se le realiza a cada nino una serie de mediciones que seran utiles para llevar a cabo los diferentes objetivos (edad, peso, numero de pie).

Sobre el calzado, se recogen datos sobre su numero o medida, el tipo y el desgaste sufrido. Tambien se registra si existe laxitud a traves de los criterios de Beighton.

Una vez recogido los diferentes datos, se les inspecciona en bipedestacion para valorar el retropie trazando la Linea de Helbing en cada sujeto y valorar la formula digital.

Por ultimo, le observamos la huella plantar en estatica.

Las instrucciones a seguir para la plataforma fueron:

1. Posicion anatomica en Cadena Cinetica Cerrada.

2. En angulo y base de sustentacion o stand, tras caminar sobre la plataforma 30 segundos.

3. Permanecer estaticos mientras se van procesando los distintos fotogramas de las huellas.

Equipamiento

* Plataforma de presiones Podoprint de la marca Namrol.

* Bascula.

* Ordenador portatil.

* Camara compact-reflex digital Sony alfa 200/tarjeta de memoria compact flash de 16 GB.

* Cinta metrica.

* Goniometro de Moltgen.

* Sistema operativo Microsoft Word 2013.

* Para datos estadisticos se utiliza el software SPSS V15.

* Para imagenes utilizamos el programa PhotoScape 3.6.5.

4. RESULTADOS

En la poblacion estudiada observamos que la mayor parte de los ninos pesan alrededor de los 30-40 kilos. Excepto 3 casos en los que el peso era superior a 60 kilogramos (Figura 1).

Con referencia a la huella plantar (Tabla 1), obtenemos que la mayor parte de la poblacion estudiada presentan una huella excavada, y que solo el 12% de nuestra poblacion tienen una huella normal (Figura 2).

Al estudiar el tipo de calzado y su sujecion (Tabla 2) pudimos observar que en ninos el calzado mas predominante era la zapatilla deportiva y en ninas las botas. Respecto a la contencion-sexo, llegamos a la conclusion que la mayor parte de la poblacion no tienen un calzado apropiado respecto a contencion (Figura 3).

La formula digital con mayor predominancia (Figura 4) en el estudio, es el pie egipcio con un 40% de los casos. Seguido de un pie cuadrado con el 34% y, finalmente, el pie griego con el 26% de los ninos.

Atendiendo a la Linea de Helbing concluimos que 28 de los 50 ninos estudiados presentan un retropie normal, seguido de 20 usuarios con un retropie valgo y solo 2 casos con un retropie varo (Tabla 3).

Comparando la variable Linea de Helbing & huella plantar (Tabla 4) observamos que gran parte del estudio poseia un retropie normal con una huella excavada (Figura 5).

Al estudiar la laxitud ligamentosa en la poblacion (Tabla 5), comprobamos que solo el 16% de la poblacion tenia dicha caracteristica.

Para comprobar lo que apuntaban otros autores en cuanto a la prevalencia de la laxitud con referencia al sexo, realizamos un estudio comparativo entre los distintos sexos del estudio (Tabla 6). Los datos obtenidos fueron para ninas un 22,7% y para ninos un 10,7%, asi pudimos afirmar que es mas prevalente en el genero femenino (Figura 6).

5. DISCUSION

Al estudiar la formula digital encontramos que el pie egipcio lo presenta el 40% de los escolares, el pie cuadrado un 34% y el pie griego un 26%.

Sin embargo, con la variable "Sexo" la predominancia del pie egipcio varia obteniendose en ninas la maxima frecuencia de pie cuadrado con un 45,4% frente al pie egipcio en ninos en un 42,8%.

En 1960, Villadot realizo un estudio examinando 273 pies en los que el resultado fue un 5,9% de tipo cuadrado, un 72,9% de tipo egipcio y un 21,2% de tipo griego (50).

Otros estudios realizados por Sant y Metres y comparando con diferentes Estados como son: Canada (Cousin), Francia (Lelievre, Dubois y Manet) y Mejico (Calderon) se obtuvieron las siguientes proporciones (50):

Al comparar nuestros resultados con los diferentes estudios realizados podemos comprobar que nuestra estadistica esta mas proxima a las americanas, por lo que no coincidimos con la propuesta de Villadot que decia que: "En las estadisticas europeas, a diferencia de las americanas, se puede observar una coincidencia en la mayor proporcion de pies egipcios, lo que nos lleva a cuestionarnos si existe una diferencia genotipica entre los dos continentes" (50).

Excepto en el pie griego que obtenemos valores mas aproximados a los estudios europeos.

En cuanto al tipo de pie nuestra estadistica muestra que un 72% de la poblacion estudiada muestra una huella excavada seguida de un 16% referida a la huella aplanada y un 12% correspondiente a una huella normal.

Combinada con la variable sexo podemos concluir que las huellas mas frecuentes son las excavadas, siendo mas predominante en el sector ninas con un 81,85% frente a un 64,28% en los ninos.

Para Jose Ramos Galvan, sin embargo, en el estudio llevado a cabo en Sevilla obtuvo que el 31,9% de la poblacion tiene una huella plana frente a un 2,5% con una huella cava y, referido al sexo, los ninos presentaban un 3,3% frente a un 2,4% en las ninas, por lo que no estamos de acuerdo con este estudio (16).

El pie plano es una condicion fisiologica durante los 3 primeros anos de vida43.Un estudio realizado en Asuncion en el ano 2008 muestra la prevalencia del pie plano en un 32,3% y va decreciendo conforme aumenta la edad del nino y esta relacionado con otros autores como son Hernandez Corvo o Espinoza-Navarro (42,51).

R. Wozniacka, A. Bac et al en un reciente estudio aseguran que el pie plano se presenta en menos de 10 casos en la edad de 7 a 11 anos, mientras que el pie cavo es el mas frecuente indicando que presenta una mayor predominancia en las ninas (52).

Nikolaidou, en el estudio realizado en el 2006 dijo que aproximadamente para el 85-88% el pie era normal (53).

Al comparar nuestros resultados con los diferentes estudios realizados a lo largo de los anos, estamos de acuerdo con R.Wozniacka porque el 72% de nuestra muestra presentaba una huella excavada y en las ninas existe un mayor porcentaje.

Segun el estudio realizado por Raquel Sanchez Rodriguez y colaboradores, los pies pronados presentan una asociacion con una mayor presion bajo la 1 cabeza metatarsal frente a los pies supinados que tienen su mayor presion bajo la 5 cabeza (2,26).

Hay que tener en cuenta que las personas con pies cavos son mas propensas a lesionarse (54).

Otros estudios realizados por Revenga y Espinoza, muestran una relacion entre la aparicion de pie plano con un valgo de retropie (24,51).

Sin embargo, segun nuestros resultados obtenidos para la huella excavada existe una mayor predominancia de retropie normal con 21 casos frente al retropie valgo con 16 personas.

En referencia al tipo de calzado muestran que el 56% de la muestra utilizan zapatillas deportivas, seguido del 40% que utilizan botas.

Al combinarlos con el sexo, hay una diferencia entre varones y hembras, ya que las deportivas son utilizadas por el 78,6% de ninos y las botas usadas por el 63,6% habiendo una diferencia de calzado entre ambos.

Ademas, el 56% de la poblacion de estudio no presenta una buena sujecion y, por lo tanto, no tienen un buen calzado fisiologico.

Diferentes estudios, como el realizado por Jose Ramos Galvan, concluyen con que la mayoria de la poblacion (89%) utiliza un calzado deportivo y que tan solo el 8% utiliza un calzado fisiologico (16).

Al estudiar en nuestra poblacion la laxitud ligamentosa obtenemos que un 84% de la muestra no la presentan frente a un 16% que si la padecen.

En cuanto al sexo es mas frecuente en ninas con un 22,8%.

Guma et al la situan entre un 15-25% ya que afecta en mayor medida al genero femenino. Datos similares fueron obtenidos por Van der Giessen et al con un 20,8%, Jonsson con un 27,7% y Gedalia y Press con un 12% (12,55).

Otros autores como De Cunto et al obtuvo el porcentaje de 37,3% y Arroyo y colaboradores un 34%, a lo cual estamos en desacuerdo (12).

En los estudios referidos al sexo, todos los autores estan de acuerdo en que las mujeres tienen una mayor prevalencia a padecer este sindrome (12).

Relacionando la huella plantar con el peso corporal, en nuestro estudio solo habia 2 personas que tenian un peso mayor al de la media (37,3kg).

Por lo que estamos de acuerdo con el estudio realizado por Riddiford-Harland et al quienes hallaron mayores areas plantares en sujetos obesos de 8 a 9 ninos frente a sujetos no obe sos (56).

Tambien el estudio realizado por Mickle et al asocia presentar el pie plano a un mecanismo de sobrecarga continuada en el tiempo influyendo el peso (57).

Con este estudio hemos podido comprobar la influencia de diversos factores, tanto intrinsecos como extrinsecos sobre la cinetica de la marcha (1).

Nos planteamos en un futuro q en nuestro estudio existe la necesidad de realizar un estudio estatico y dinamico de la huella plantar ya que, durante la marcha, un pie patologico puede comportarse como un pie con huella norma (12).

Para mejorar el estudio de la presion plantar, se recomienda en estudios posteriores utilizar la tecnica de 3D con un scanner de estructuras oseas del pie para identificar patologias oseas y plantares de los sujetos de forma mas certera (3).

Para llevar a cabo un estudio mas completo, proponemos implementar una estructura mecanica para el analisis de la estabilidad y de la marcha con los ultimos avances (59,60).

Otra linea de estudio para el futuro seria el realizar un estudio teniendo en cuenta variables como la asimetria de los miembros inferiores en ninos (61) y realizar diferentes mediciones de las presiones plantares, distintos parametros.

6. CONCLUSIONES

Nuestra primera linea de estudio consistio en averiguar que tipo de huella plantar es mas frecuente en ninos de 8 a 10 anos de edad. Tras realizar un minucioso estudio llegamos a la conclusion que la huella plantar mas frecuente en ninos de 8 a 10 anos de edad en el area de Plasencia es la huella excavada con un 72%, seguida de la huella aplanada con un 16% y en ultimo lugar, la huella normal con un 12%.

Despues propusimos una serie de objetivos especificos a los que concluimos de la siguiente manera:

* Que al "Comprobar si existe influencia del peso en la huella plantar de cada nino" hemos llegado a la conclusion que aquellos sujetos que presentaban un mayor peso corporal, al realizarle el estudio en estatica comprobamos que poseian una huella aplanada.

* Que al "Comprobar si utilizan un buen calzado con sujecion para las distintas actividades a realizar" podemos afirmar que el 56% de la muestra no tienen un buen calzado para llevar a cabo distintas actividades.

* Que valorando el tipo de retropie que presentan, obtenemos que el 56% de los ninos tienen un retropie normal, seguido de un retropie valgo perteneciente al 40% y tan solo el 4% de la muestra estudiada presentaba el retropie varo.

* Que al "Comprobar que tipo de formula digital es mas frecuente" encontramos que es el pie egipcio con un 40% seguido de un pie cuadrado con un 34% y un pie griego con un 26%.

* Que al "Comprobar si existe relacion entre la huella plantar y linea de Helbing" llegamos a la conclusion que la mayoria de los ninos estudiados que presentaban una huella excavada tenian un retropie normal, confirmandose asi las frecuencias obtenidas en los estudios individualizados de las variables.

* Que estudiando la "hiperlaxitud articular" podemos decir que la hiperlaxitud articular es una enfermedad que pese a algunos autores, en ninos entre 8 y 10 anos, es frecuente solamente en un 16% frente al 84% que no la padecen.

* Que con respecto al sexo y la hiperlaxitud articular, obtenemos que es mas frecuente en ninas con un 22,7% que en ninos con un 10,8%.

* Que finalmente, los ninos de la muestra con hiperlaxitud articular no referian ningun tipo de dolor musculoesqueletico.

Los autores declaran no tener ningun tipo de interes economico o comercial.

http://dx.doi.org/ 10.5209/rev_RICP.2016.v10.n2.52306

Fecha de recepcion: 9 julio de 2015

Fecha de aceptacion: 14 de octubre de 2015

BIBLIOGRAFIA

(1.) Collado Vazquez S. Analisis de la marcha humana con plataformas dinamometricas. Influencia del transporte de carga (tesis doctoral), Madrid, Universidad Complutense de Madrid, 2002.

(2.) Diaz CA, Torres A, Ramirez JI, Garcia LF, Alvarez N. Descripcion de un sistema para la medicion de las presiones plantares por medio del procesamiento de imagenes Fase I, Revista EIA, 2006; 6:43-55.

(3.) Melgarejo Pinto VM, Moreno Rivera IT, Guzman Sierra AJ, Hoyos Doria DP, Pacheco Tamayo E. Presion plantar: Estudio comparativo en estudiantes universitarios, Revista Actividad Fisica y Desarrollo Humano, 2013; 5(1):127-132.

(4.) Hernandez Guerra RH. Prevalencia del pie plano en ninos y ninas en las edades de 9 a 12 anos. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Fisica y el Deporte. 2006; 6(23):165-172.

(5.) Ebri JR. El pie infantil: crecimiento y desarrollo. Deformidades mas frecuentes: pie doloroso, Pediatr Integral 2002; 6(5):431-452.

(6.) Zurita MF, Cabello MD. Influencia del pie en la estatica, marcha y otras habilidades en escolares de 6 a 12 anos. Lect. Educ. Fis. Deportes, 2002; 8(51).

(7.) Collado Vazquez S. La marcha: Historia de los procedimientos de analisis, Revista de la Facultad de Ciencias de la Salud BIOCIENCIAS, 2004; 2:1-15.

(8.) Henry Osorio J, Hernando Valencia M. Bases para el entendimiento del proceso de la marcha humana, Arch Med, 2013; 13(1):88-96.

(9.) Martin Casas P. Analisis clinico, baropodometrico y neuromadurativo de los ninos con marcha de puntillas idiopatica en edad preescolar (tesis doctoral), Madrid, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. Escuela Universitaria de Enfermeria, Fisioterapia y Podologia, 2012.

(10.) Perucho Pont C, Perez Mesquida ME, Guirao Cano LI, Pleguezuelos Cobo E. Sindrome de hiperlaxitud articular. A proposito de un caso. Rehabilitacion. 2010; 44(2):180-182.

(11.) Martinez Larrarte JP, Suarez Martin R, Menendez Alejo F, Lopez Cabrejas G. El Sindrome de hiperlaxitud articular en la practica clinica diaria, Organo oficial de la Sociedad Cubana de Reumatologia y el Grupo Nacional de Reumatologia, 2013; 15(1).

(12.) De Inocencio Arocena J, Ocana Casas I, Benito Ortiz L. Laxitud articular: prevalencia y relacion con dolor musculosqueletico, An Pediatr. 2004; 61(2):162-166.

(13.) Laguna Nieto M, Alegre LM, Aznar Lain S, Abian Vicen J, Martin Casado L, Aguado Jodar X. ?Afecta el sobrepeso a la huella plantar y al equilibrio de ninos en edad escolar?, Apunts Med Esport. 2010; 45(165):9-16.

(14.) Hurtado Padilla A. Uso de la baropodometria, Ortho-tips, 2006; 2(4):255-261.

(15.) Lara Dieguez S, Lara Sanchez AJ, Zagalaz Sanchez mL, Martinez-Lopez EJ. Analisis de los diferentes metodos de evaluacion de la huella plantar, Retos. Nuevas tendencias en Educacion Fisica, Deporte y Recreacion, 2011; 19: 49-53.

(16.) Ramos Galvan J. Deteccion precoz y confirmacion diagnostica de alteraciones podologicas en poblacion escolar (tesis doctoral), Universidad de Sevilla, Sevilla, 2007.

(17.) Salleras Sanmarti L. Educacion sanitaria: principios, metodos y aplicaciones, 3 ed, Madrid, Diaz de Santos SA, 1990: 13-15.

(18.) Sierra Landines LM, Mosquera Ochoa D. EL CUERPO COMO FUNDAMENTO PARA EL DISENO DE VESTUARIO: Estudio morfologico y anatomico del cuerpo humano a traves de la biomecanica y la ergonomia (tesis doctoral), Universidad Pontificia Bolivariana, Facultad de diseno de Vestuario, Medellin, 2013:19-23.

(19.) Root ML, Orien WP, Weed JH, Huges RJ. Exploracion Biomecanica del pie. Madrid: Ortocen; 1991:1.

(20.) Kirby KA. Biomechanics of the Normal and Abnormal Foot. J Am Podiatr Med Assoc 2000; 90: 30-34.

(21.) Leopoldo F, Yabar E, Daniel O, Garcia R, Cristian Condor C, Emilio Villavicencio Ch. Estudio para el diseno de un Sistema Baropodometrico Electronico, Universidad Tecnologica del Peru, 2008; f0: 1-4.

(22.) Cespedes T, Dorca A. Aprendamos a conocer y a cuidar nuestros pies. Fundacion para la Diabetes. Anuario de la Diabetes 2003.http://www.fundaciondiabetes.org/div/articulos/pie_diabetico/pie_diabetico03.htm [Fecha de consulta: 11/02/2014].

(23.) Goldcher A, Marti VN, Ferrer JMA. Podologia. Paris: Masson; 1992

(24.) Revenga-Giertych C, Bulo-Concellon MP. El pie plano valgo: evolucion de la huella plantar y factores relacionados, Rev Ortop Traumatol. 2005; 49(4):271-280.

(25.) Echarri JJ, Forriol F. Desarrollo de la morfologia de la huella plantar en ninos congolenos y su relacion con el uso de calzado, Rev Ortop Traumatol 2003; 47(6):395-399.

(26.) Sanchez Rodriguez R, Martinez-Nova A, Escamilla-Martinez E, Pedrera-Zamorano JD. Can the Foot Posture Index or their individual criteria predict dynamic plantar pressures?, Gait & Posture, 2012; 36: 591-595.

(27.) Collado-Vazquez S, Carrillo JM. Balzac y el analisis de la marcha humana, Neurologia. 2012.

(28.) Collado Vazquez S. Plataformas dinamometricas. Aplicaciones, Revista de la Facultad de Ciencias de la Salud BIOCIENCIAS, 2005; 3

(29.) Morton D. The human foot. New York: Columbia University Press, 1948.

(30.) Villadot A. Biomecanica: estatica y exploracion. Patologia del antepie.4 ed, Barcelona: Toray. 1998; 29-54.

(31.) Padovani, Villadot Perice R, Alvarez Goenaga F Patologia del pie calzado. Jano, 1995; 49 (129); 98-102.

(32.) Arcan M, Brull MA. A fundamental characteristic of the human body and foot, the footground pressure pattern. Journal of Biomechanics, 1976; 9: 453-457.

(33.) Gedalia A, Press J. Articular symptoms in hypermobile children: A prospective study. J Pediatr 1991; 119:944-6.

(34.) Mikkelsson M, Salminen JJ, Kautiainen H. Joint hypermobility is not a contributing factor to musculoskeletal pain in pre-adolescents. J Rheumatol 1996; 23:1963-7.

(35.) De Cunto CL, Moroldo MB, Liberatore DI, Imach E. Hiperlaxitud articular: estimacion de su prevalencia en ninos en edad escolar. Arch Argent Pediatr 2001; 99:105-10.

(36.) Collazo Vazquez S, Pascual Gomez F, Alvarez Vadillo A, Rodriguez Rodriguez LP. Analisis de la marcha. Factores moduladores, Revista de la Facultad de Ciencias de la Salud, BIOCIENCIAS, 2003; 1:1-22.

(37.) Lopez Olmedo J. Exploracion ortopedica infantil basica, Pediatr Integral 2010; 14(7): 541-547.

(38.) Lopez Olmedo J. Exploracion ortopedica basica, Pediatr Integral 2006; 10(7):475-481.

(39.) Moreno JL. Podologia general y Biomecanica. Barcelona: Masson; 2003.

(40.) Villadot A. Quince lecciones sobre patologia del pie, Springer-Verlag Iberica, 2000; 13.

(41.) Sastre Fernandez S. Fisioterapia del pie. Podologia fisica, Edicions Universitat Barcelona, 1991; 1:39.

(42.) Zarate Barchello A, Pereira Lopez Ma, Ibarrola Zarate J, Kikuchi A, Sanabria L. Prevalencia de pie plano en ninos escolares de Asuncion y Gran Asuncion, en el ano 2008, An. Fac. Cienc. Med, 2009; 42(2):13-18.

(43.) Parra Garcia J, Bueno Sanchez A. El pie plano; las recomendaciones del traumatologo infantil al pediatra, Rev Pediatr Aten Primaria. 2011; 13:113-125.

(44.) Segura EJ. Pie cavo. Rev Esp Podol 2001; 12(4): 234-236.

(45.) Coleccion practico profesional. Profesiones sanitarias: Tratamiento fisioterapico en Pediatria, editorial Eduforma, 2006; 71.

(46.) Maure Ternia F. Tratado de podologia estudio del desequilibrio en el esqueleto: causas y consecuencias, 1 ed, editorial Jims SA, 1997:36-37.

(47.) Instituto Biomecanico de Valencia. El pie calzado: Guia para el asesoramiento en la seleccion del calzado infantil, 1999.

(48.) Lelievre J, Lelievre JF. Patologia del pie .4 ed, Barcelona:Masson; 1982.

(49.) Hidalgo Ruiz S, Alonso Tajes F, Rosende Bautista C, Garcia Blazquez. FM, Martinez Nova A, Sanchez Rodriguez R. Estudio de la altura recomendada del tacon, El Peu 2005; 25(2):73-78.

(50.) Villadot Perice A. Patologia del antepie, 4 ed, Barcelona, 2001; 2-3.

(51.) Espinoza-Navarro O, Olivares UM, Palacios NP, Robles FN. Prevalencia de anomalias de pie en ninos de ensenanza basica de entre 6 a 12 anos, de colegios de la ciudad de Arica-Chile. Int. J. Morphol. 2013; 31(1):162-168.

(52.) Wozniacka R, Bac A, Matusik S, Szczygiel E, Ciszek E. Body weight and the medial longitudinal foot arch:high-arched foot, a hidden problem?, Eur J Pediatr, 2013; 172:683-691.

(53.) Nikolaidou ME, Boudolos KD. A footprint-based approach for the rational classification of foot types in young schoolchildren, The Foot, 2006; 16: 82-90.

(54.) Zurita Ortega F, Martinez Martinez A, Zurita Ortega A. Influencia de la tipologia del pie en la actividad fisico deportiva, fisioterapia, 2007; 29(2):74-79.

(55.) Guma M, Olive A, Holgado S, Casado E, Roca J, Forcada J, et al. Una estimacion de la laxitud articular en la consulta externa. Rev Esp Reumatol. 2001; 28:298-300.

(56.) Riddiford-Harland DL, Steele JR, Storlien LH. Does obesity influence foot structure in prepubescent children? Int J Obes. 2000; 24:541-544.

(57.) Mickle KJ, Steele JR, Munro BJ. The feet of overweight and obese young children: Are they flat or fat? Obesity. 2006; 14:11.

(58.) Elvira JLL, Vera-Garcia F.J, Meana M, Garcia JA. analisis biomecanico del apoyo plantar en la marcha atletica. relacion entre la huella plantar, angulos de la articulacion subastragalina y presiones plantares, Motricidad. European Journal of Human Movement, 2008: 20, 41-60.

(59.) Olivera Oliva R. Diseno de una plataforma dinamometrica para el calculo del centro de presiones utilizando galgas extensiometricas (tesis doctoral),Pontificia Universidad Catolica del Peru, Lima, 2012.

(60.) Berdejo-del-Fresno D, Lara Sanchez AJ, Martinez-Lopez EJ, Cachon Zagalaz J, Lara Dieguez S. Alteraciones de la huella plantar en funcion de la actividad fisica realizada, Rev.int.med.cienc.act.fis. deporte, 2013; 13(49):19-39.

(61.) Diop M, Rahmani A, Belli A, Gautheron V, Geyssant A, Cottalorda J. Influence of speed variation and age on the asymmetry of ground reaction forces and stride parameters of normal gait in children, Journal of Pediatric Orthopaedics B, 2004; 13:308-331.

(62.) Mickle KJ, Steele JR, Munro BJ. The feet of overweight and obese young children: are they flat or fat? Obesity (Silver Spring). 2006; 14: 1949-1953.

(63.) Sperotto F, Balzarin M, Parolin M, Monteforte N, Vittadello F, Zulian F.Joint hypermobility, growing pain and obesity are mutually exclusive as causes of musculoskeletal pain in schoolchildren.Clin Exp Rheumatol. 2014 Jan-Feb; 32 (1): 131-6.

(64.) Jimenez-Ormeno E, Aguado X, Delgado-Abellan L, Mecerreyes L, Alegre LM.Foot morphology in normal-weight, overweight, and obese schoolchildren. Eur J Pediatr. 2013; 172: 645-652.

(65.) Vergara AE, Serrano SRF, Correa PJR, Molano AC, Guevara OA. Prevalence of flatfoot in school between 3 and 10 years. Study of two different populations geographically and socially. Colomb Med. 2012; 43: 141-146.

(66.) Sperotto F, Brachi S, Vittadello F, Zulian F. Musculoskeletal pain in schoolchildren across puberty: 3-year follow-up study. Pediatr Rheumatol Online J. 2015 May 15; 13:16.

Maria Victoria GIRALDO MATEOS [1], Patricia PALOMO LOPEZ [2].

[1] Grado en Podologia por la Universidad de Extremadura.

[2] Doctora en Podologia por la Universidad Rey Juan Carlos. Profesor Colaborador. Universidad de Extremadura. patibiom@unex.es

Correspondencia:

Maria Victoria Giraldo Mateos. Grado en Podologia por la Universidad de Extremadura. C/Vistahermosa. No. 70, 1 izqda. E-06200 Almendralejo (Badajoz).

Correo electronico: mavy_92@hotmail.com

Leyenda: Figura 1. Histograma que refleja el peso de los ninos recogidos en el estudio.

Leyenda: Figura 2. Frecuencia de las distintas huellas plantares.

Leyenda: Figura 3. Representacion grafica de la distribucion de sexo comparado con la sujecion del calzado.

Leyenda: Figura 4. Formulas digitales del estudio.

Leyenda: Figura 5: Grafico comparativo de Linea de Helbing--huella plantar.

Leyenda: Figura 6. Grafico laxitud ligamentosa-sexo.

Leyenda: Figura 7. Huella aplanada de una nina de 9 anos (68,9kg).
Tabla 1. Recuento sobre el tipo de huella plantar existente en los
ninos estudiados.

           Frecuencia   Porcentaje

Aplanada   8            16 %
Excavada   36           72%
Normal     6            12%
Total      50           100%

Tabla 2. Comprobacion de la variante sexo con la sujecion del
calzado.

Pruebas de chi-cuadrado
                                                  Sig. asintotica
                                   Valor     gl     (bilateral)

Chi-cuadrado de Pearson           ,034 (b)    1             ,854
Correccion gor continuidad (a)      ,000     1             1,000
Razon de verosimilitudes            ,034     1              ,854
Estadistico ex a tio de Fisher
N de casos validos                    50

Pruebas de chi-cuadrado
                                  Sig. exacta   Sig. exacta
                                  (bilateral)   (unilateral)

Chi-cuadrado de Pearson
Correccion gor continuidad (a)
Razon de verosimilitudes
Estadistico ex a tio de Fisher         1,000           ,540
N de casos validos

(a) Calculado solo para una tabla de 2x2

(b) 0 casillas (,0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5 La
frecuencia minima esperada es 9.68.

Tabla de contingencia sexo del individuo * Sujecion del calzado

                             Sujecion del calzado

sexo del individuo             SI       NO     Total

nina

Recuento                        10       12       22
% de sexo del individuo      45,5%    54,5%    100,0%
% de Sujecion del calzado    4-5,5%   42,9%    44,0%
% del total                  20,0%    24,0%    44,0%

nino

Recuento                        12       16       28
% de sexo del individuo      42,9%    57,1%    100,0%
% die Sujecion del calzado   54,5%    57,1%    56,0%
% del total                  24,0%    32,0%    56,0%

Total

Recuento                        22       2B       50
% de sexo del individuo      44,0%    56,0%    100,0%
% die Sujecion del calzado   100,0%   100,0%   100,0%
% diel total                 44,0%    56,0%    100,0%

Tabla 3. 28 de los 50 ninos estudiados podemos verificar que
presentan un retropie normal, seguido de 20 usuarios con un retropie
valgo y solo 2 casos con un retropie varo.

Validos   Frecuencia   Porcentaje

Normal        28          56,0
Varo          2           4,0
Valgo         20          40,0
Total         50         100,0

Tabla 4. Comparacion de las variables de huella plantar y Linea de
Helbing.

Tabla de contingencia Linea de Helbing * Huella plantar

                                   Huella plantar

Linea de Helbing        Aplanada   Excavada   Normal   Total

Normal

Recuento                      6         21        1       23
% de Linea de Helbing     21,4%      75,0%     3,6%    100,0%
% de Huella plantar       75,0%      5E,3%    16,7%    56,0%
% del total               12,0%      42,0%     2,0%    56,0%

Varo

Recuento                      0          2        0        2
% de Linea de Helbing       ,0%     100,0%      ,0%    100,0%
% de Huella plantar         ,0%       5,6%      ,0%     4,0%
% del total                 ,0%       4,0%      ,0%     4,0%

Valgo

Recuento                      2         13        5       20
% de Linea de Helbing     10,0%      65,0%    25,0%    100,0%
% de Huella plantar       25,0%      36,1%    83,3%    40,0%
% del total                4,0%      26,0%    10,0%    40,0%

Total

Recuento                      S         36        6       50
% de Linea de Helbing     16,0%      72,0%    12,0%    100,0%
% de Huella plantar      100,0%     100,0%    100,0%   100,0%
% del total               16,0%      72,0%    12,0%    100,0%

Pruebas de chi-cuadrado
                                            Sig. asintotica
                             Valor     gl   (bilateral)

Chi-cuadrado de Pearson    6,389 (a)   4              ,172
Razon de verosimilitudes   6.911       4              ,141
Asociacion lineal por      4,444       1              ,035
lineal
N de casos validas            50

(a.) 7 casillas (77,3%)tienen una frecuencia esperada inferior a 5.
La frecuencia minima esperada es, 24.

Tabla 5. Resultados de la frecuencia de laxitud ligamentosa en el
estudio.

                  Frecuencia   Porcentaje

Validos   NO          42          84,0
          SI          8           16,0
          Total       50         100,0

Tabla 6. Comprobacion de la frecuencia laxitud ligamentosa con
respecto al sexo.

Tabla de contingencia sexo del individuo * Laxitud ligamentosa

                                   Laxitud ligamentosa

sexo del individuo                    NO         SI      Total

nina    Recuento                        17        3       22
        % de sexo del individuo      77,3%      22,7%    100.0%
        % de Laxitud ligamentosa     40,5%      62,5%    44.0%
        % del total                  34,0%      10.0%    44.0%
nino    Recuento                        25          3       23
        % de sexo del individuo      89,3%      10,7%    100.0%
        % de Laxitud ligamentosa     59,5%      37,5%    56,0%
        % del total                  50,0%       6,0%    56,0%
Total   Recuento                        42          3       50
        % de sexo del individuo      84,0%      16,0%    100.0%
        % de Laxitud ligamentosa    100,0%     100,0%    100,0%
        % del total                  34,0%      16,0%    100.0%

Pruebas de chi-cuadrado

                                                   Sig. asintotica
                                    Valor     gl     (bilateral)

Chi-cuadrado tfe Pearson          1,323 (b)   1              ,250
Correccion por continuidad (a)     ,530       1              ,446
Razon ele verosimilitudes         1,317       1              .251
Estadistico exacto de Fisher
N de casos validos                   50

                                  Sig. exacta   Sig. exacta
                                  (bilateral)   (unilateral)

Chi-cuadrado tfe Pearson
Correccion por continuidad (a)
Razon ele verosimilitudes
Estadistico exacto de Fisher            ,277           ,223
N de casos validos

(a.) Calculado solo para una tabla de 2x2.

(b.) 2 casillas (50,0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5.
La frecuencia minima esperada es 3,52.

Tabla 7. Resultados del pie egipcio.

Estadistica canadiense            37%
Estadistica de Villadot           69%
Estadistica de Lelievre et al    64,2%
Estadistica mejicana             42,4%

Tabla 8. Resultados del pie griego.

Estadistica canadiense            40%
Estadistica de Villadot          22,3%
Estadistica de Lelievre          14,8%
Estadistica mejicana             36,4%

Tabla 9. Resultados del pie cuadrado.

Estadistica canadiense            22%
Estadistica de Villadot          8,7%
Estadistica de Lelievre et al     20%
Estadistica mejicana             36,4%
COPYRIGHT 2016 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Giraldo Mateos, Maria Victoria; Palomo Lopez, Patricia
Publication:Revista Internacional de Ciencias Podologicas
Date:Jul 1, 2016
Words:5850
Previous Article:Los diferentes tipos de laser y sus aplicaciones en podologia.
Next Article:El aprendizaje activo de la microbiologia en el Grado de Podologia incrementa el rendimiento academico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters